Está en la página 1de 7

¡El Dióxido de Cloro es el eliminador Número Uno de Patógenos!

El “MMS” es el nombre popular dado al Cloríto Sódico activado.

Cuando se mezcla el Clorito Sódico con un ácido, normalmente Ácido


Clorhídrico, se activa y genera el gas Dióxido de Cloro.

Dicho gas se captura mediante un proceso de fabricación en agua para generar la


Solución de Dióxido de Cloro, o “CDS”.

El ácido clorhídrico usado (el mismo que tenemos en nuestro estómago para
digerir comida) es de baja concentración de un 4%

El Dióxido de Cloro es uno de los asesinos más eficaces de agentes patógenos


tales como bacterias, mohos, hongos, virus, bio-película y otros microrganismos
causantes de enfermedades, un alivio total para el sistema inmunológico por que
ayuda a atacar patógenos que normalmente no puede vencer, esto lo consigue a
través de la interrupción de la síntesis proteínica rompiendo la pared celular del
patógeno como si fuera la explosión de una granada, el CDS o MMS también
crea apoptósis o muerte celular en células cancerígenas, además de activar las
mitocondrias en células sanas, siendo un coadyuvante que brinda oxígeno al
organismo.

La fórmula química del Dióxido de Cloro es ClO2, esta fórmula muestra que hay
un átomo de cloro (Cl) y 2 átomos de oxígeno (O2) en una molécula de Dióxido
de Cloro. Estos 3 átomos se mantienen unidos por electrones para formar la
molécula de Dióxido de Cloro, este gas se puede utilizar en forma de un saturado
en agua destilada y se puede beber o aplicar directamente sobre la piel, o incluso
en la boca, esta saturación del gas en agua destilada se le llama CDS.

DMSO
El dimetilsulfóxido es un líquido orgánico incoloro de fórmula química
CH₃SOCH₃ que contiene sulfóxido, usado como disolvente orgánico industrial
a partir de 1940, como criopreservante a partir de 1961 el DMSO sirve
también como acarreador de drogas o venenos.

DMSO SOLUCION

Antinflamatorio y analgésico
 
Composición:
Dimetilsulfóxido (DMSO) 90,0 ml
Excipientes c.s.p. 100,0 ml
 
Indicaciones:
Antiinflamatorio, analgésico de uso tópico.
Para el tratamiento de procesos inflamatorios de músculos, tendones,
articulaciones, ligamentos, bursitis, miositis; traumatismos diversos ocasionados
por causas de origen deportivo, alivio del dolor muscular, luxaciones, contusiones;
tratamiento de hematomas, edemas y seromas.
Por su particularidad de penetración, como transportador o vehículo de sustancias,
antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), antiinflamatorios esteroideos (AIEs) y
antibióticos.         Posee asimismo un leve efecto diurético.
 
Especies animales a las que se destina:
Equinos, caninos y felinos.
 
Periodo de carencia y precauciones:
No administrar en animales destinados para consumo humano.
No administrar en animales preñados.
 
Vía de administración:
Tópica. Colocar sobre la zona afectada limpia, con un pincel o hisopo de algodón
limpios.
No aplicar sobre heridas abiertas, a menos que se pretenda usar su capacidad de
solubilizar el colágeno para reblandecer costras y evitar la formación de Queloides.
Se recomienda el uso de guantes de goma para la aplicación.
De ser necesario se puede repetir 2 a 3 veces diarias, quedando a criterio del
profesional actuante.

El DMSO o dimetil sulfóxido es una sustancia que se obtiene como subproducto de la


pulpa de madera. Para algunos es una droga que cura muchos males, para otros no hay
nada demostrado. De hecho cada día se usa más como linimento para desgarros
musculares, torceduras, contusiones y para aliviar el dolor de hinchazones de la gota y
artritis. La droga aún puesta en la superficie de la piel, rápidamente alcanza la sangre,
pues tiene una propiedad de absorción. Tiene un pequeño problema: tan pronto como se
absorbe, inmediatamente se siente olor a ajo en el aliento. Ello es debido a que al
metabolizarse, se produce un compuesto similar al allicin, que es la esencia del ajo.

Rigor en el permiso

Para algunos el DM50 (demso) es una droga superior a la aspirina. Para Otros, como el Dr.
Frederick McDuffie, de la Fundación de Artritis de los Estados Unidos, no hay nada
científicamente demostrado.

El Food and Drug Administration (encargado del control de Drogas en EE.UU., ha


rechazado hasta ahora su autorización. Sólo ha aprobado su uso para una rara
enfermedad: ``la cistitis intersticial``. A pesar de ello la droga está a la venta, como
solvente, pero no como medicina. Con todo, en seis Estados de los EE.UU. se han dictado
leyes especiales para permitir su venta como droga médica (Oregón, Florida, Louisiana,
Texas y Oklahoma).

El DMS0 comenzó a usarse en Estados Unidos por allá por 1960, cuando Herschler y
Jacob, de la Universidad de Oregón, se interesaron en ella, por su extraña propiedad de
penetrar en la piel. Los investigadores pensaron que podría utilizarse como vehículo para
que otros medicamentos pasarán rápidamente a la sangre a través de la piel. Ellos
pensaban que así se podrían evitar las inyecciones. Pero a poco de andar se dieron cuenta
que la droga aliviaba el dolor, las hinchazones y era anestésica en las quemaduras.Desde
allí se extendió rápidamente su uso y también se inició la controversia.

Jacob, profesor en el Departamento de Ciencias de la Salud de la Universidad de Oregón,


ha tratado más de 200 enfermos desde artritis a parálisis por trauma de la columna.
Personalmente ha iniciado una gran campaña contra el Food and Drug Administration,
porque le niega la autorización para su venta como droga médica.
Diurético

La droga se está estudiando en otras partes y se han confirmado muchos de los


beneficios atribuidos a ella. Puede aliviar dolores localizados cuando se aplica en el sitio
del trauma. Se ha descrito también que es un poderoso diurético (aumenta la orina). Si se
inyecta por vía intravenosa incrementa diuresis diez veces. Su capacidad para absorber
agua sea, tal vez sea lo que explique su efecto favorable en las hinchazones. En animales,
se ha demostrado que limita los efectos del traumatismo de los nervios, deprime la
respuesta inmunológica y en células "in vitro" previene el daño de las radiaciones.

Se ha demostrado útil en el tratamiento de la "esclerodermia`` una enfermedad que


produce falta de elasticidad del tejido conjuntivo y engrosamiento de la piel. El Dr. John
Ward, de la Universidad de Utah, dice haber tenido muy buenos resultados en el
tratamiento de úlceras de los dedos de pacientes con esclerodermia.

El Dr. Alan Pestronk y Daniel Drackman, de la Universidad de John Hopkins (EE.UU.) están
estudiando los efectos que la droga tiene sobre el sistema inmunológico. Ellos la inyectan
a ratas, a las que les han producido experimentalmente "Miastemia gravis`` (la
enfermedad que tuvo Aristóteles (Onassis). Esta dolencia tiene por causa una alteración
del sistema inmunológico donde se produce una cantidad anormal de anticuerpos que
impide a las células musculares responder a los estímulos nerviosos. En las ratas con
"Miastemia gravis", al recibir la droga se produce un 70% de disminución en la producción
de esos anticuerpos, sin afectar la eliminación de los demás anticuerpos que son
necesarios para defenderse de las infecciones.

Cerebro

Entre los más dramáticos efectos de la droga, está su capacidad de proteger el cerebro
durante los procesos quirúrgicos o después de traumatismos encefalocraneanos. El Dr.
Maurice Albin, de la Universidad de Texas (Departamento de Ciencias de Salud) describió
estos efectos en perros, al demostrar que la inyección de DM50 protege el cerebro contra
el daño de traumatismos. Albin piensa que la droga atrapa sustancias que liberan las
células traumatizadas y que podrían dañar células vecinas. El Dr. Harold Paxton y
asociados (Instituto Whitman de Neurociencia en Walla Walla, Washington) afirma que el
DM50 reduce la presión intracraneana. Ellos piensan que se produce una relajación de los
vasos sanguíneos del cerebro lo que facilita el drenaje de exceso de líquido. Esto
combinado con sus fuertes propiedades diuréticas, contribuye a disminuir la presión
intracraneana

Los investigadores de cáncer también están interesados en la droga. David Housman y


Robert Levenson del MIT (Massachusetts Institute of Technology), han encontrado que en
tubos de ensayo, el DMSO revierte células malignas y las transforma en normales. Este
hallazgo, dicen ellos, no tiene una aplicación inmediata en el tratamiento del cáncer, pero
puede ayudar a los investigadores a entender mejor el desarrollo de la enfermedad.

Molécula hidrófila

¿Cómo puede una sustancia ejercer tantos electos diferentes?. Por ahora, hay sólo
hipótesis atrae poderosamente las moléculas de agua. Donde quiera que esté el agua, el
DMS0 la sigue y algunas veces reemplaza las moléculas de agua en las estructuras
biológicas. No hay que olvidar que en el cuerpo humano el 70% es agua. Según Harry
Szman, de la Universidad de Detroit, no hay otra sustancia conocida que pueda tener la
capacidad de penetración al interior de los tejidos, como la tiene el DMS0".

De acuerdo a Albin, el DMSO empapa las sustancias químicas y parece cambiar la


permeabilidad de las membranas celulares.

El DMSO tiene una característica única de atravesar la piel y pasar el torrente circulatorio.
Casi no existen sustancia que el DMSO no disuelva y por ello puede ser peligroso al hacer
pasar a través de la piel sustancias tóxicas o venenosas. Kent Stenzel, del Colegio Médico
de Cornell, sugiere que podría ayudar a pasar, a través de la piel, sustancias
contaminantes del ambiente. Hay que tener especial cuidado de no usar DMS0 que no
haya sido perfectamente purificado. El DMS0 industrial irrita la piel.

Porque el DMSO es muy buen vehículo, no hay que usarlo combinado con otras sustancias
como insulina digital. Las mujeres embarazadas no deben usarlo, porque en animales de
experimentación ha provocado malformaciones fetales. Dosis excesivas de DMS0
destruyen los glóbulos rojos y aumenta el tiempo de sangramiento. Se ha reportado
también que produce lesiones en los ojos.

Tal vez por todo esto, el Food and Drug Administration, no le ha concedido el visto bueno.
Más aún, prohíbe el uso de la droga en la investigación en humanos y advierte que quién la
esté usando, está corriendo un riesgo. A pesar de ello, no se han descrito casos en que
haya sido realmente dañina.

La controversia continúa. Recientemente se ha escrito un libro sobre ella; "La droga


perseguida: historia del DM50". En Búffalo, el Food and Drug Administration está
retirándola del comercio e incluso ha requisado el libro, justificando así su
"Demsoaversión"

También podría gustarte