Está en la página 1de 2

CÓMO ORAR EN TIEMPOS DE CRISIS

Habacuc 3:2 3. HUMILLE SU CORAZÓN ANTE DIOS


“Señor, he sabido de tu fama; tus obras, Señor, me dejan pasmado. Realízalas de “Tus obras, Señor, me dejan pasmado.”
nuevo en nuestros días, dalas a conocer en nuestro tiempo; en tu ira, ten presente Habacuc se queda pasmado ante las respuestas que Dios le había dado s sus
tu misericordia.” quejas. Pero al considerar el pasado en la historia de la redención, Habacuc queda
Presidentes y líderes políticos han usado el recurso de la oración como un medio asombrado y expectante por este Dios maravilloso, terrible y celoso. Habacuc hace
para traer paz y esperanza a sus naciones. El Presidente de Paraguay pidió un recuento de las maravillas del éxodo y de la conquista de Canaán. Los recursos
oración citando Is. 41:10; el de Colombia pidió oración e hizo notar que la humanos, propios y de los enemigos de Dios, quedan reducidos a escombros.
cuarentena coincide con la Semana Santa y que es propicio pensar en la fe y en Nada puede oponerse a los propósitos del reino y de la redención de Dios. Las
Dios; el de República Dominicana pidió oración citando 2 Cr. 7:14; el de Guatemala plagas mortales no son más que instrumentos en los propósitos del Dios de la
pidió ayuno y oración el pasado 21 de marzo; el de Panamá pidió oración gloria.
reconociendo que sólo Dios podía salvar a su nación; el Primer Ministro de Italia Habacuc queda humillado, quebrantado y rendido a Dios en adoración. No hay
declaró haber perdido la batalla contra el coronavirus y reconoció que sólo Dios les más razón para reclamarle a Dios, ni para temer por el futuro, Dios está en el
podía ayudar; el presidente de El Salvador invitó a todo su gabinete a unirse con él control de las fuerzas que se oponen a su reino universal.
en oración; el presidente Trump declaró el 15 de marzo como Día Nacional de
Oración. 4. INVOQUE LA INTERVENCIÓN DE DIOS
Habacuc hace una ejemplar oración cuando le es revelada la inminente invasión “Realízalas de nuevo en nuestros días.”
de los caldeos que destruirían la ciudad de Jerusalén y se llevarían cautivos a los La mayoría de los sermones basados en este texto hablan del avivamiento de la
judíos a Babilonia. Su oración nos enseña a orar en tiempos de crisis. iglesia, pero el profeta clama por el avivamiento de las obras de Dios en nuestros
días. Habacuc conoció la fama de Dios en el pasado, sus imponentes obras de
1. CENTRE SU ORACIÓN EN DIOS redención en el valle de Sinar, en Egipto, en el desierto de Sin, en Canaán y lo que
“Señor, he sabido de tu fama…” ahora estaba por venir sobre Judá. Cuando los tiempos que se avecinan pintan un
Esta instrucción parece innecesaria, pero en las crisis suelen cobrar importancia escenario muy oscuro y catastrófico, y las posibilidades humanas son escasas, se
la crisis misma, los recursos inmediatos, la gente o los efectos de la crisis. Uno hace imprescindible que Dios avive su obra en nuestro tiempo.
centra la oración en el dolor, en las necesidades, o en el mundo. No basta con orar, China, España, Italia, EEUU y México serán testigos de las obras maravillosas
hay que centrarse en el Dios que escucha nuestra oración. de Dios en pleno siglo XXI, porque el Dios de Habacuc, de Daniel, de Esther, de
Habacuc se dirige a Jehová, el Dios del génesis, el Dios del éxodo, el Dios de la Moisés, de Josué y de Elías, es el mismo de nosotros hoy.
tierra que entregó Canaán a su pueblo. El Creador, el Dios del pacto, el Soberano
de la tierra, el Juez de las naciones, el Santo de Israel, el guerrero que hace 5. PIDA POR LA CONVERSIÓN DEL MUNDO
milagros por instalar su reino en la tierra. Un Dios Todopoderoso que es fiel a su “Dalas a conocer en nuestro tiempo.”
pueblo. En un principio Habacuc esperaba el castigo divino para los culpables de la
Es el Dios al que adoró Job en su desgracia, al que adoró David en su corrupción y de la idolatría. Su celo religioso le exigía invocar la justicia sobre los
desolación, al que recurrió Noemí para resolver su vacío, al que clamó Jesús en la líderes y sobre el pueblo de Israel, pero Dios había cambiado su corazón y ahora
cruz. hace lo que hizo Jesús por sus enemigos: ora por su conversión.
El coronavirus ha hecho que los odios por causa de la historia, de la raza y de los
2. FUNDAMENTE SU ORACIÓN EN LA PALABRA intereses se hagan a un lado y se busque el bien global. Pero el creyente no centra
“He sabido de tu fama…” su atención en le supervivencia en la tierra, sino que el mundo encuentre la vida
Los pastores mediáticos se han volcado en sus sermones sobre el tema del terna en Cristo. Esa fue la razón de la tragedia más grande de la historia, cuando
coronavirus, pero lamentablemente algunos predican un dios muy humano y se un inocente murió por causa del pecado humano. Cristo no murió para darnos una
elevan casi a la altura de Dios. Basan sus oraciones en sus prejuicios y deseos larga existencia en la tierra, o para darnos una vida saludable y confortable. Murió
más que en la Palabra de Dios. Habacuc recién había aprendido la lección de para el perdón de nuestras faltas y eso pidió para sus verdugos.
acercarse a Dios con una actitud equivocada y ahora reconocía la majestad,
sabiduría, y la supremacía de Dios. Su atrevimiento de desafiar a Dios, y su miedo 6. SUPLIQUE POR LA GRACIA DE DIOS
por la tragedia del salvaje ataque que se avecinaba por parte de los caldeos, se “En tu ira, ten presente tu misericordia.”
convirtió en alabanza y alegría por la seguridad del futuro de Israel en manos de Habacuc inició su diálogo con Dios pidiendo justicia, ahora termina postrado
Jehová. suplicando por misericordia. Los tratos no son con la muerte, ni con el diablo ni con
Los siguientes versículos del 3 al 15, narran las extraordinarias hazañas de Dios el virus. Es con Dios quien ejecuta sus justos juicios a causa de nuestro pecado.
por salvar a su pueblo juzgando a sus enemigos. Dios cumple su plan redentor.
Todos los hombres de Dios que atravesaron por grandes catástrofes acudieron a
Dios para buscar la misericordia de Dios a favor del pueblo. Piense en Esdras, en
Nehemías, en Job, en Jeremías, en Pablo o en Jesús. Los grandes males son
oportunidades para interceder a favor de la salvación eterna de los hombres.
Pastor Moisés Brito / 29-Mar-2020

También podría gustarte