Está en la página 1de 3

Planificación de contenido de clase: Reacciones químicas

Propósito.
Se pretende prestar una facilitación al grupo de estudiantes de 6to grado
del colegio seleccionado Martin Luther King para introducirlos en temas de
interés en ciencias naturales tales como los cambios en la materia, las
reacciones químicas y una básica introducción hacia los conceptos de
ácidos y bases. Con esto se busca lograr crear en ellos un interés por la
química y en las grandes cosas que ocurren de forma imperceptible en la
naturaleza. Ilustrar estos efectos con la realización de un experimento
casero y por último registrar el nivel de éxito de los objetivos alcanzados a
través de una herramienta de evaluación.

Objetivos.
 Realizar una introducción explicando que es la materia.
 Entender cuáles son los tipos de cambios de la materia.
 Explicar los conceptos de ácidos y bases.
 Identificar las diferencias entre ácidos y bases.
 Explicar el concepto y mostrar la importancia de las reacciones
químicas
 Ilustrar lo anteriormente explicado a través del experimento, con la
reacción química entre dos sustancias y lo que da como resultado.
 Monitoreo del logro de los objetivos a través de tareas evaluativas.
Contenido.
 La materia.
 Los estados de la materia.
 Ácidos y bases.
 Reacciones químicas.
 Experimento
INICIO

1. La materia: es todo lo que ocupa un espacio y tiene masa, forma, peso y


volumen, por lo tanto, se puede observar y medir. También se refiere al
material, sustancia o producto del que está hecho una cosa.

2. Los estados de la materia: La materia se presenta en tres estados o


formas de agregación: sólido, líquido y gaseoso.
En la naturaleza, sólo algunas sustancias pueden hallarse de modo natural
en los tres estados, como es el caso del agua. Sin embargo, la mayoría de
las sustancias se presentan en un estado concreto. Los metales o los
minerales se encuentran en estado sólido y el oxígeno o el CO2 (dióxido
de carbono) en estado gaseoso.

Características
 Sólido: forma y volumen constante, no cambian. Ej.: una piedra, un
trozo de hierro.
 Líquido: tiene un volumen constante pero la forma cambia
dependiendo del recipiente que lo contenga. Ej.: agua, alcohol.
 Gaseoso: no tiene ni forma ni volumen constante. Dentro de un
recipiente ocupa todo el espacio y afuera de él se expande. Ej.:
oxígeno, vapor.

3. Ácidos y bases: En química se llaman ácidos y bases a dos tipos


diferentes de sustancias opuestas entre sí. Cada una de estas sustancias
reúne propiedades específicas que modifican el comportamiento de las
soluciones químicas. Tanto ácidos como bases pueden encontrarse en
estado líquido, gaseoso y sólido (el polvo).

Al juntarse ácidos y bases en una solución, se produce una reacción


exotérmica, es decir, se produce calor. Esta reacción se conoce como
neutralización.

Las características de los ácidos y las bases se resumen en el siguiente


cuadro:

Ácidos Bases
Tienen sabor agrio (ácido). Tienen sabor amargo.
Reaccionan con ciertos metales, como Zn, Reaccionan con las grasas para dar
Mg o Fe, para dar hidrógeno. jabones.
Reaccionan con las bases para dar sales Reaccionan con los ácidos para dar sales.

4. Reacciones químicas: Estamos rodeados por reacciones químicas; tienen


lugar en laboratorios, pero también en fábricas, automóviles, centrales
térmicas, cocinas, atmósfera, interior de la Tierra... incluso en nuestro
cuerpo ocurren miles de reacciones químicas en cada instante, que
determinan lo que hacemos y pensamos.

En una reacción química participan dos tipos de sustancias: los reactivos,


que reaccionan entre sí; y los productos, que salen al final de la reacción.
5. Experimento: Demostración práctica de lo que sucede al mezclar un ácido
(vinagre) con una base (bicarbonato de sodio). Se busca que al mezclar
estos componentes dentro de una botella de plástico su reacción infle un
globo de fiesta.

Explicación: Lo que sucede aquí es una reacción química ácido-base. Se


diferencian entre sí por su pH. Cuando juntamos estos dos reactivos, se
produce una reacción química que los transforma en los siguientes
productos: agua, acetato de sodio (una sal) y dióxido de carbono (un gas).

El dióxido de carbono que sale en la reacción es el que inflará el globo. De


esta forma tan curiosa, podemos inflar un globo sin tener que usar nuestros
pulmones.

También podría gustarte