Está en la página 1de 5

LOS PRINCIPIOS RECTORES DEL ECODESARROLLO

Los aportes de Sachs desde su perspectiva de Desarrollo Sostenible radican


fundamentalmente en que proponen un proyecto de civilización en el que la dimensión
cultural ocupa un lugar esencial como motor de las transformaciones necesarias, con
una estrecha interrelación entre la potencialidad del ambiente y el control de las
demandas de la sociedad. Presenta al Desarrollo Sostenible basad en “cinco
dimensiones de sustentabilidad”: sustentabilidad social, económica, ecológica,
espacial y sustentabilidad cultural.

 Sustentabilidad social: es el proceso destinado a reducir gradualmente las


diferencias sociales y tomando al ecodesarrollo abarcando todo el espectro de
necesidades materiales y culturales de la sociedad.

 Sustentabilidad económica: está dada por una inversión y gestión adecuada


de recursos por parte del sector público o privado y su eficiencia debe ser
medida en términos de rendimientos macrosociales.

 Sustentabilidad ecológica: se refiere al uso de los recursos naturales que sea


compatible con el menor deterioro del ambiente, permitiendo que la naturaleza
encuentre nuevos equilibrios como consecuencia del manejo ambiental.
Propone también preservar las fuentes de recursos naturales y energéticos.

 Sustentabilidad geográfica: propone evitar la aglomeración urbana en


sitios pequeños y lograr una relación más equilibrada entre las superficies de
ambientes rurales y urbanos.

 Sustentabilidad cultural: significa traducir el ecodesarrollo en una pluralidad


de soluciones particulares que respeten las peculiaridades de cada
ecosistema, de cada cultura y de cada región.

Si bien el ecodesarrollo tenía una propuesta integral y transformadora, no llegó a


aplicarse en la práctica por varios motivos, entre los que pueden citarse: la necesidad
de aplicar recursos externos en un flujo inicial alto y mantener flujos menores en el
tiempo; y los conflictos entre el uso de los ecosistemas con bajo nivel de deterioro y la
obtención de rendimientos económicos suficientes.

En la década del ´80 no se veía un cambio sustancial a pesar de los postulados del
ecodesarrollo. En 1986, se reúne en Otawa (Canadá) la Convención de la
Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza en la conferencia mundial
sobre conservación y ecodesarrollo. Allí surgió un nuevo paradigma: el Desarrollo
Sustentable basado en:

 Integración de la conservación de la naturaleza y el desarrollo;

 Satisfacción de las necesidades humanas fundamentales;

 Logro de la equidad y justicia social;

 Búsqueda de la autodeterminación social y el respeto a la diversidad cultural;

 Mantenimiento de la integridad ecológica.

2
En realidad, este nuevo paradigma no es muy diferente de la proposición de Sachs y
es por eso que no representó una transformación sustancial, mayor que la lograda por
el ecodesarrollo.

Ambas proposiciones prometen mejorar la calidad de vida de la gente, pero a la vez,


señalan la necesidad de evitar el deterioro de la naturaleza (cosa difícil de lograr
desde que el primer hombre formó sus sociedades). Al mismo tiempo proponen
mantener la identidad cultural y la equidad social, pero un cambio en la economía y en
los recursos ecosistémicos conllevan esta modificación y difícilmente pueda lograr la
justicia social. De hecho, ambas concepciones presentan la necesidad de inversiones
económicas para lograr el objetivo, lo que acota demasiado la “sustentabilidad” en el
mediano y largo término.

En todo caso, de superar estos problemas, mediante un proceso de armonización de


variables, se podría lograr a escala geográfica local o regional que, a su vez, serán
escasamente auto-sustentables.

REFERENCIAS

 ALLEN, R. 1980. How to save the world. Barnes & Noble Books. Totowa. New
Jersey.

 ANDREWARTHA, H.G. 1961 Introduction to the Study of Animal Populations:


London, Methuen, 281 p.

 BARBIER, E.B. 1987. The Concept of Sustainable


Development.EnvironmentalConservation. 14(2):101-110.

 BEGON, M.J., L. HARPER & C.R. TOWNSEND. 1986. Ecology: individuals,


populations and communities. Blackwell Scientific Publications, Oxford, London.

 CAMP, W.G. y T.B. DAUGHERTY. 2005. Manejo de nuestros recursos naturales.


Thomson, Madrid.

 CALVODiodora; MOLINA Ma. Teresa y SALVACHÚA, Joaquín (1997) “Ciencias de


la tierra y del medio ambiente”. Ed. McGraw Hill. Madrid.

 CLARK, C.W. and MUNN, R.E. 1986. Sustainable Development of the Biosphere.
Cambridge University Press.

 DALY, H.E. 1986. The economic growth debate: what some economists have
learned but many have not. Journal of EnvironmentalEconomics and
Management, 14(4): 323-336.DALY, H.E. 1987. The Economic Growth Debate:
What some economists have learned but many have not.J. Env. Econ. Manag. 14:
323-336.

 DINERSTEIN; E.; OLSON, D.M.; GRAHAM, D.J.; WEBSTER, A.L.; PRIMM, S.A.;
BOOKBINDER, M.P; Y G. LEDEC. 1995. Una Evaluación del Estado de

3
Conservación de las Ecorregiones de América Latina y el Caribe. Publ. Banco
Mundial- Fondo Mundial para la Naturaleza. 135 p. y mapas. Washington D.C.

 DI PACE, M. (et al.) 2004. Ecología de la ciudad. Universidad Nacional de General


Sarmiento. Libros Prometeo. Buenos Aires, Argentina.

 ELTON, C. 1927. Animal Ecology. Sidgwick and Jackson. London, England.

 ENKERLIN, E.C., G. CANO, R.A. GARZA, E. VOGEL. 1997. Ciencia ambiental y


Desarrollo Sostenible. International Thomson Editores. México, 666 p.

 FLORES, Raúl C.; REYES HERRERA, L.; y HERNÁNDEZ GUZMÁN, V. (2006).


“Ecología y medio ambiente”. Ed. Thomson. México.

 GALLOPÍN, G. et al. (comps.). 1991. El futuro ecológico de un continente. Una visión


prospectiva de la América Latina. Fondo de Cultura Económica, México. pp. 21-
100.

 GRINNELL, J. 1917.The niche-relationship of the California Thrasher. Auk 34:427-


433.

 GRINNELL, J. 1928. Presence and absence of animals. Univ. Calif. Chron., 30:429-
450.

 HUTCHINSON, G.E. 1957. Concluding remarks. Cold Springs Harbor Symposia on


Quantitative Biology22:415-427.

 KREBS, J. Charles. 1985. Ecología. Estudio de la Distribución y la Abundancia. 2ª.


Edición. Editorial Harla. México.

 McKinney, M; Schoch, R,;Yonavjak, L. (2007). EnvironmentalSciences.


JonasansBartlettpublishers: Boston.

 MEINARDI, E.A., REVEL CHION Y E. GONZÁLEZ URDA. 1998. Teoría y práctica de


la educación ambiental. Ed. Aique, Bs. As. 159 p.

 MONTIBELLER FILHO, G. 2004. O mito do desenvolvimento sustentável. Editora da


UFSC, Brasil, 2da. Ed. 1-306

 NEIFF, J.J. 1996. Ecosistemas de América Latina y sus potencialidades de


producción. Simposio sobre Ecosistemas Naturais do Mercosur. Santa Maria,
Brasil, p.1 – 12.

 NOVO, M. 1988. Juegos de Educación Ambiental. Ed. ICONA.

 ODUM, H.T. 1962. Ecological tools and their use: man and the ecosystem. pp. 57-75,
In: Proceedings of the Lockwood Conference on the Suburban Forest and
Ecology, ed. by P.E. Waggoner and J.D. Ovington. The Connecticut
AgriculturalExperimentStationBulletin 652, Oct. 1962, 105 pp.

 ODUM, E. 1985. Trends expected in stressed ecosystems. BioScience 35(7): 419-


421.

4
 PEARCE, D., 1987. Foundations of an ecological economics.Ecological Modelling,
38: 9-18.

 PEARCE, D. 1988 a. Optimal prices for sustainable development. In Collard, D.,


Pearce, D. and Ulph, D. (eds.): Economics, Growth and Sustainable
Environments. StMartin’s Press, New York.

 PEARCE, D. 1988 b. The sustainable use of natural resources in developing


countries. In Turner, R.K. (ed). Sustainable Environmental Management:
Principles and Practice. Belhaven Press, London.

 PEARCE, D. W.; E. Barbier and A. Markandya, 1988. Sustainable development and


cost benefit analysis. LEEC Paper 88-03. London EnvironmentalEconomics
Centre, University College London.

 REPETTO, R. 1986. World Enough and Time-Successful Strategies for Resource


Management. Yale University Press, New Haven.

 REPETTO, R., 1985. The Global Possible-Resources, Development and the New
Century. Yale University Press, New Haven.

 SACHS, I. Ecodesarrollo: concepto, aplicación, beneficios y riesgos. Agricultura y


sociedad, ISSN 0211-8394, Nº 18, 1981, pp. 9-32 (Fecha de consulta: 11-03-09).

 VALVERDE, T.; CANO SANTANA, Z.; MEAVE, J. y CARABIAS, J. (2005) “Ecología


y medio ambiente”. PEARSON. México.

I)

También podría gustarte