Está en la página 1de 6

ENTREVISTA A DANIEL OCAMPO “CHAMO”

Fotógrafo Free Lance

Mi formación fotográfica comenzó en mi niñez cuando mi madre una mujer


apasionada por la fotografía me cultivó el gusto que ella tenía por la imagen fija,
ella me prestaba su cámara y dejaba en mi poder el aparato, de ahí me fui
convirtiendo en el fotógrafo oficial de la familia; más adelante en la universidad vi
en dos semestres materias de fotografía, la primera era conceptos básicos de
fotografía fija, las bases; en el otro semestre ya era más aplicado a la reportería
gráfica y la fotografía documental. Todo esto hizo que me interesara de una
manera más seria y responsable por una línea audiovisual y fotográfica y la
escogiera como un medio de sustento económico y profesional.

Seguí practicando y leyendo varios autores teóricos al igual que analizaba e


indagaba los trabajos de varios fotógrafos muy talentosos y que siempre he
admirado, seguí trabajando en mis fotografías y haciendo una especie de
portafolio personal, el cual contenía varios tipos de fotografía, este lo iba forjando
dependiendo de los viajes y experiencias que iba teniendo, por ejemplo, si estaba
en un estudio cerrado de fotografía o televisión con luces artificiales y demás,
ponía en práctica la fotografía conceptual y artística, explorando diferentes tipos
de exposición y de juegos con la sensibilidad de la película fotográfica, con
diferentes tipos de luz filtrada. Si estaba en el campo o en pueblos o recorriendo la
geografía colombiana, trataba de hacer reportajes gráficos de las poblaciones
humanas, o documentaba diferentes formas de vida vegetal o animal.

Luego fui invitado a realizar un diplomado con una intensidad de 70 horas con una
ONG de Alemania llamada "la gtz" allí tuve la oportunidad de conocer y compartir
conceptos con dos grandes fotógrafos, uno de ellos, Tephen Ferry Fotógrafo de
NAT GEO (USA). Y el otro, Mika Schmidt, reportero de guerra en África (GER). En
general, todo el proceso ha sido de experiencias empíricas con algo de academia
pero en particular creo que ha sido un constante aprendizaje al lado de las
personas y experiencias que se topan y pasan en mi vida, teniendo gran
protagonismo o mayor relevancia, el proceso creativo independiente y personal, es
decir, para mí un fotógrafo define su estilo con un constante aprendizaje empírico;
ya que cada día que sales a realizar algún trabajo, o a ejercer, aprendes cosas
nuevas. Y de eso se trata este cuento, aprender por medio de la experiencia,
porque una cosa es la academia o un aula y otra muy diferente es encontrarse con
la parte tangible, con el que hacer, con el ejercer y enfrentarse a una realidad,
creo que ahí es donde comienza el verdadero trabajo y el reto de un fotógrafo.

Actualmente trabajo para una agencia de turismo de aventura y me desempeño


como fotógrafo free lance, he sido fotógrafo oficial de algunos eventos de talla
internacional, sigo aprendiendo mucho y ejerciendo este oficio, este arte, esta
pasión.

Sobre la historia de la fotografía en Manizales

Para ser sincero, no sé mucho. Sé que Manizales tuvo un auge económico muy
fructuoso por esto del café. Manizales fue una ciudad con mucha influencia
europea y sus empresarios o agricultores se podían dar el lujo de traer diferentes
elementos novedosos de la alta sociedad que vivía en Europa, como radios,
televisores, pianos, cámaras, ropa y demás que se veían en nuestra ciudad. Sé
que hay archivos fotográficos muy antiguos de la cuidad.

Sé que hay algunos coterráneos que han hecho grandes trabajos a nivel
internacional, y personalmente creo que la fotografía en Manizales aún no está
muy nivelada con lo que está sucediendo en el mundo o en algunas ciudades del
país, aún este ejercicio se ve en muchas ocasiones menospreciado y no se le ha
dado en realidad la importancia que debería tener.
Creación de la obra

El proceso varía dependiendo del tipo de fotografía que voy a realizar. En este
caso es fotografía artística, pero no sé si para algún cliente o si es independiente.
Trataré de responder lo que hago en general claro está dependiendo de muchos
factores puede variar ligeramente.

Primero, trato de hacer una especie de pre producción, es decir, una indagación o
una investigación de los elementos que necesito para realizar la obra, el contexto
de la foto, las esferas físicas y psicológicas de los modelos o los personajes que
aparecerán en la imagen (si es que la imagen lleva modelos o personajes) una vez
conozca estos aspectos ya me hago una idea de cómo sería el aspecto del
vestuario y las expresiones de los modelos o elementos que estarán en mi
encuadre. De ahí miro el tipo de iluminación y elementos de utilería o arte que
debo conseguir para el momento de realizar la fotografía y conseguir todo lo que
voy a necesitar para el día en que voy hacer la imagen, luego paso a la parte de la
realización de la foto. La producción: este momento es en el cual todo esta listo y
se adecua la locación para hacer la imagen, se acomodan luces, escenografía,
modelos, pinturas, equipos… todo lo que se requiera y de en esa misma
producción se produce la imagen o la fotografía.

Culminando ese punto, paso a un proceso de post producción en el cual está


involucrado la parte del soporte donde irá la imagen, también hay un proceso de
revelado ya sea análogo o digital. Por último, está el resultado final de la imagen,
el producto.

Elementos que necesito: (depende de la imagen un poco compleja para una


campaña digamos de publicidad): Cámara fotográfica, Flex, luces constantes o en
algunas ocasiones flashes esclavos, lentes: un buen lente 50mm fijo, también un
Tele, vestuario, memoria SD, superficie blanca, paneles para generar sombras…
y, pues, infinidad de elementos que se pueden requerir en algún momento tales
como filtros o elementos creativos que cada fotógrafo puede utilizar dependiendo
de los requerimientos de la foto.

Aprovisionamiento de los elementos

Los elementos, algunos los he traído por internet en tiendas internacionales. Otros
se pueden conseguir en tiendas sobre todo, y más por economía, tiendas que se
encuentran en Pereira o en Medellín. Algunos otros elementos uno mismo los
puede fabricar con objetos que se encuentran en papelerías y cacharrerías.

El mantenimiento es muy necesario para los equipos, lo que yo hago es que


regularmente limpio con productos especializados. Limpiamos lentes, los
bombillos, aspiramos el polvo y los equipos requieren de un gran cuidado, siempre
probar luego de cada producción que todo esté en orden, otros elementos pueden
ser desechados.

Distribución, exhibición y difusión

En realidad no he sido muy ansioso o me ha interesado difundir mis obras en


concursos o exposiciones. La verdad sé que es necesario hacerlo para mi carrera
pero no sé cuándo lo haré por ahora. Lo que ha sucedido es que me han
contactado de algunos diarios o periódicos del país y pues allí se han dado a
conocer algunos reportajes gráficos que he realizado, y básicamente lo que hago
es subir las obras en mi sitio web que es un portal para fotógrafos llamado flickr
http://www.flickr.com/photos/daniel_ocampo_rincn/ también algunas personas han
comprado mis fotos, así que están en constante exposición en sus hogares, eso
me llena de orgullo y felicidad jejeje. En otras oportunidades las obras son para
ciertos clientes o empresas, así que ellos se encargan de difundirlas pero no tengo
conocimiento de ello.
Otros distribuidores: hay curadores o personas que representan fotógrafos y ellos
se encargan de hacer toda la parte de difusión en diferentes museos o lugares
especializados, infinidad de concursos nacionales e internacionales, hay
intervenciones urbanas o exposiciones en la calle. Ahora las redes sociales
también puede ser una ventana para que el mundo conozca las obras, también
almacenes. etc.

Particularmente en Manizales es un poco difícil, si hay muchas entidades que


promueven y constantemente están incentivando y propiciando espacios para este
tipo de fotografías pero en el momento de representar un ingreso económico o un
medio de subsistencia, nada de nada. Así que en la ciudad, más bien, es como en
piezas de publicidad que se vendan a empresas locales o a personas naturales
que se conozca y se sepa que tienen cierta afinidad y sensibilidad para pagar por
tus obras y por supuesto que tengan un gusto por tu estilo, son pocas personas,
pero si las hay. Particularmente en esta parte la mayoría de clientes o fotografías
que yo he vendido han sido a personas extranjeras que se comunican conmigo
por medio de correos. Así he vendido algunas fotos pero no son muchas y
curiosamente ha sido sólo a extranjeros.

Públicos de la fotografía

Me atrevería a decir que no ya que nunca he visto que hagan alguna encuesta o
algo por el estilo. Sé que en muchos museos o salas de exposiciones hay un libro
de registro pero es algo normal no muy especializado como para identificar
correctamente un público. Creo que los principales consumidores de este tipo de
imágenes son personas educadas, sensibles, con cierto nivel de educación.
En cuanto a rangos de edad, considero que pueden ser jóvenes maduros, de unos
25 años en adelante, hasta personas de mucha edad, algo cosmopolitas también
importante con un nivel cómodo de adquisición, es decir, tienen el lujo de invertir
en arte y estética sin sacrificar su supervivencia, claro que hay excepciones.
Aclaro, estoy especulando un poco.

Fuentes de financiación y venta

En un comienzo la financiación es uno mismo y los esfuerzos de estudiante que


son depositados en la alcancía hasta que te puedas comprar un equipo. De ahí en
adelante es mucho trabajo, en gran medida regalado o independiente, para
hacerse a un nombre o a un estilo. De ahí depende de cómo se relacione, o los
caminos que se abra cada fotógrafo; pueden ser muchos, ya sea que trabajes
para una agencia que ya tenga clientes y te paguen un sueldo, personas
naturales, o proyectos puntuales de algunas empresas. La gestión es en proyectos
que uno plantee y saber vender la idea, todo varía mucho.

Una producción fotográfica es tan costosa como los aspectos técnicos o el


concepto lo requiera, tengamos en cuenta que los equipos tienen un costo, el
tiempo y el conocimiento del fotógrafo tienen un precio, las locaciones en
ocasiones tienen un precio, los modelos, tienen un precio, elementos de arte o
escenografía, también los asistentes; son un conjunto de requerimientos que
hacen que una imagen sea posible, en esta ciudad a la mayoría de la gente no les
cabe en la cabeza los precios que alcanzan a tener estas imágenes en el resto del
mundo pero creo que es un proceso y en un futuro se podrá valorar. Igual,
tenemos que tener en cuenta el contexto cultural y económico en que nos
encontramos para entender este fenómeno, pero estas obras pueden tener un
precio entre 500 mil y un millón, en ocasiones mucho menos, pero tengo amigos
que han vendido fotografías en Bucaramanga, Bogotá o Medellín, por precios que
oscilan entre los 7 millones de pesos y los diez millones de pesos, y he conocido
imágenes en el mundo que alcanzan precios que superan los 46 mil dólares.

También podría gustarte