Está en la página 1de 4

La obra de Ángel. F.

Rojas, el “Éxodo de Yangana”, es considerada como un texto histórico,

pues narra la trágica historia de la migración del pueblo lojano. LA migración hace alusión

aun grupo de habitantes de un espacio, que se desplazan a otro indefinidamente. Por otra

parte el éxodo hace referencia a salida en masa de un grupo de habitantes de un territorio

hacia otro, el carácter colectivo del éxodo marca la diferencia con la migración. El motivo de

los desplazamientos de las poblaciones está relacionado directamente con la historia y el

desarrollo humano, esto implica los cambios dentro de las sociedades; políticos, económicos,

sociales. Se puede recordar como los celtas, según la Biblia fueron los primeros migrantes,

seguidos de los barbaros y el imperio Romano.

En las eras posteriores, la migración de 1942 que dio paso al “descubrimiento de América, en

donde miles de europeos viajaron a explotar las tierras de los incas en los procesos de

conquista y colonización. Asimismo las movilizaciones humanas, se dieron en el siglo XX

con el despegue de la industrialización así, como también el desplazamiento de las

poblaciones judías después de la Segunda Guerra mundial.

En tercera década de la hegemonía del capitalinos (siglo XX), con el desarrollo de la

industrialización, varios campesinos se vieron obligados a viajar, provocando un

inminentemente un éxodo rural, que provoco un proceso caótico de urbanidad, obviamente la

decadencia económica, política y social crecento. En Ecuador la mal llamada reforma

agraria, que en resumen significaba la expropiación de la tierra comunal, obligo a muchos

campesinos a abandonar sus tierras.

En consecuencia de este fenómeno sociológico, la literatura ha recreado en varias novelas en

torno a esta problemática. En el ecuador, la movilidad humana, y sobre todo el éxodo rural,

ha sido fuente inspiración, para los escritores en novelas como : Cumandá de Juan León

Mera, en donde el grupo de indígenas de la sierra, huyen a la amazonia, tras sublevarse del
yugo del hacendado; asimismo “A la costa” de Luis Martínez, en donde el protagonista,

migra de la sierra a costa en busca de sustento económico. Igualmente Ángel, F Rojas en su

novela “El Éxodo de Yangana, hace alusión al éxodo de los comuneros de la ciudad de

Yangana, poniendo en evidencia las causas de la movilización de ese entonces.

En la obra de Rojas, se describe las causas del éxodo, en donde la razón principal para la

migración era la ilegalidad de la tierra y la apropiación de algunos terrenos considerados

comunales. Pues el “haragán” había trabajado la tierra regalada por Quizhpe, hasta que se

convertiría en una hacienda, la misma que fue convertida en propiedad privada, gracias a las

artimañas del hijo del haragán (Ignacio Gurumendi), de ahí que empiezan los conflictos con

los comuneros, puesto que esas tierras eran consideradas propiedad de Yangana, y a esto los

comuneros expresan: “pero no puede cerrar el bebedero. Eso si no puede hacer. No lo

consentirá el pueblo nunca”. Ante las oposiciones de los yanganenses, Don Vicente,

considerado el hombre más sabio del pueblo, intentan resolver de manera pacifica el

conflicto; sin embargo su reclamo es olvidado y la ira del pueblo se manifiesta en la voz del

comunero Ocampo” Entonces fue que comenzamos a romper las cercas durante la noche…)

(Rojas, p.222).

Otra de las causas del éxodo, fueron todos los abusos de los latifunderos, lo mismos que

fueron denunciados en espacios ejecutivos y se fueron a favor de los hacendados, cuyo logro

solo fue a base de artimañas arbitrarias e ilegales, en donde la opulencia y la corrupción

metieron mano para despojar a los comuneros de Yangana. Rojas lo menciona así: “ estos, no

tiene títulos legales, sino que han ocupado arbitrariamente los terrenos de la comunidad (rojas

.p177).

Asimismo, una causal para la migración, fue la lenta solución a los conflictos de las tierras y

el agua, en donde los yanganenses deciden hacer una obra, “ Guárdate agua mansa” , para
poner en manifiesto el rechazo a las arbitrariedades con las tierras y el asesinato de sus

animales. En dicha obra los comuneros declaran lo siguiente: “que vayan entendiendo los

patrones el riesgo en que andan metidos si porfían en fastidiar al pueblo como lo están

haciendo” (Rojas 253). Esta comedia enfureció a los latifundistas en especial a Ignacio

Gurumendi, y se produce una riña en donde, el mismo Ignacio muere. La inminente represión

del ejercicito, ante la muerte del hacendado, empuja al pueblo yanganense ha solidarizarse

entre ellos, y asumen el crimen de muerte como un acto colectivo y deciden el abandono de la

tierra en cenizas de Yangana, y es así que emprenden su partida “ montaña adentro, al

oriente, en busca de tierras incultas para hacerlas nuestras” (Rojas p. 276), “para el lado de

Palanda, en donde están las grandes vegas y el rio, y en donde nadie ira a molestarnos, porque

esa montana desconocida no se acentuará a ningún pelotón armado” (Rojas 1985. Pág. 323).

La movilización del pueblo de Yangana, en la narrativa de Rojas, resulta ser un viaje

agotador, tedioso y cansado; “En nueve días de marchas, de sobresaltos y tensas vigilias, el

maltrato ha hecho estragos en los hombres y en los animales” (Rojas 1949. Pág. 15). La

colectividad de los yanganenses, le da el carácter de éxodo, a este viaje en grupo, en donde

todo el pueblo se movilizo a tierras nuevas y desconocidas “ Tal vez lleguen a ciento setenta

las familias en marcha (…) mas de seiscientas voluntades constituyen la fuerza de tracción”

(Rojas, pág. 15-16). En las citas se evidencia, como el proceso de movilidad conlleva el

desgaste no solo físico sino a su vez emocional. Y es que la migración como todo proceso

sociológico esta construido por dos fuerzas opuestas; una que empuja y llena de valor “ a sus

espaldas acaban de dejar algo tremendo, por lo cual se ha despedido cruelmente ( Rojas pág.

15), por otro lado, la idea esperanzadora de emprender un nuevo comienzo en un espacio no

antes conocido.

El arribo de los comuneros de Yangana la tierra nueva. Palanda. Nueva tierra distinta a la

geografía andina, llena de amazonia y un clima subtropical, que permitieron a los del éxodo
demostrar su alegría por abandonar su antigua tierra; “ la gente del éxodo al divisar la tierra

prometida(…)dejaron escapar, (…)un alarido de alegría salvaje” (Rojas ߁. Pag 98). Las citas

permiten apreciar como el proceso de migración es un proceso largo, lleno de rupturas

emocionales, y dificultades; no obstante, la llegada a un espacio nuevo, poco conocido, y con

gente familiarizada, es donde, se empiezan a generar cambios significativos en aspectos

culturales, políticos y económicos. Por otra parte no se puede manifestar que el asentamiento

en lugar de destino sea precisamente la culminación del proceso migratorio, sin embargo

Rojas evidencia los pensamientos y palabras de los yanganenses, podrían ser un tanto

utópicas, puesto que, deslumbrar el propio deseo esperanzador de Ángel Felicísimos Rojas.

También podría gustarte