Está en la página 1de 52

MONOG

PRESENTACION:
RAFIA

“Año de la diversificación productiva y el fortalecimiento de la educación”

 AREA: Historia Geografía y Economía

 TEMA: Áreas naturales Protegidas del Perú

 DOCENTE: Zulita Rosas Cancino

 ALUMNA: Roció Del Carmen Paredes Zambrano

2015
Quiero dedicarle este trabajo
A Dios que me ha dado la vida y fortaleza
Para terminar este proyecto de investigación,
A mis Padres por estar ahí cuando más los necesité;
Y a mis profesores por ser la luz que guía mis pasos hacia
el futuro
Agradezco a mis profesores por ser mi constante
modelo a seguir
A mis compañeros de clase por su amistad y apoyo
Y a todas las personas que me ayudaron a culminar
este trabajo de investigación
INTRODUCCION

La presente investigación tiene como objetivo fundamental dar a


conocer a los lectores las áreas protegidas en el Perú para poder así
concientizar a nuestros pobladores acerca de la importancia que tienen
estos lugares y de la necesidad de conservarlos y protegerlos así como
también la importancia que tiene que sean visitados y conocidos

Tenemos como objetivo además responder las preguntas típicas que se


hace el público acerca de las A.N.P.:
¿Que son las A.N.P.?, ¿Cuáles son?, ¿Dónde están ubicadas?, ¿para qué
sirven?, ¿Quiénes trabajan en ellas?, Etc.
Áreas naturales protegidas del Perú

ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS


Son espacios continentales y/o marinos del territorio nacional reconocidos,
establecidos y protegidos legalmente por el Estado como tales, debido a su
importancia para la conservación de la diversidad biológica y demás valores
asociados de interés cultural, paisajístico y científico, así como por su
contribución al desarrollo sostenible del país.

Según el Artículo 68° de la Constitución Política del Perú “El Estado está
obligado a promover la conservación de la diversidad biológica y de las Áreas
Naturales Protegidas”.

Características principales:

Es un área geográficamente definida: lo que indica que su ubicación, límites y


extensión están claramente establecidos a través de un instrumento legal, y
demarcados en el terreno.

Designada y manejada: establecida para un uso controlado a través de


planes de manejo.

Con el fin de alcanzar objetivos específicos de conservación: para conseguir


la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos
y sus valores culturales asociados. El Convenio sobre la Diversidad Biológica
(CBD) define un área protegida como “un área geográficamente definida que
está designada o regulada y gestionada para lograr específicos objetivos de
conservación.
Mantiene muestras de los distintos tipos de comunidad natural, paisajes y
formas fisiográficas, en especial de aquellos que representan la diversidad
única y distintiva del país

En el Perú se han establecido:

76 ANP de administración nacional, que conforman el Sistema Nacional de


Áreas Naturales Protegidas por el Estado - SINANPE.

17 ANP de conservación regional.

83 ANP de conservación privada.

Las áreas protegidas del Perú pueden clasificarse de acuerdo a quien las
administra en tres grupos:

• Las ANP's que pertenecen al «Sistema Nacional de Áreas Naturales


Protegidas por el Estado» (SINANPE), administradas por el gobierno nacional;

• Las áreas de conservación regionales (ACR), administradas por los


Gobiernos Regionales; y

• Las áreas de conservación privadas (ACP), administradas por personas


particulares

AREAS NATURALES PROTEGIDAS DE ADMINISTRACION NACIONAL

El establecimiento de una categoría definitiva es a perpetuidad, está dada


por Decreto Supremo con voto aprobatorio del Consejo de Ministros, estas
áreas se pueden establecer bajo las siguientes categorías: Parques
Nacionales, Santuarios Nacionales, Santuarios Históricos, Reservas
Nacionales, Reservas Comunales, Reservas Paisajísticas, Bosques de
Protección, Refugios de Vida Silvestre y Cotos de Caza que conforman el
Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado - SINANPE y
están bajo la administración del  Servicio Nacional de Áreas Naturales
Protegidas por el Estado – SERNANP.

El proceso de establecimiento puede pasar por una Zona Reservada de


carácter transitorio, las Zona Reservadas son aquellas áreas que reuniendo
las condiciones para ser consideradas como Áreas Naturales Protegidas,
requieren de la realización de estudios complementarios para determinar,
entre otras, la extensión y categoría que les corresponda como tales, así
como la viabilidad de su gestión.

En ese sentido, cabe precisar que diferencia de las Áreas Naturales


Protegidas de carácter definitivo, las Zonas Reservadas, no son establecidas a
perpetuidad y eventualmente podrían ser desafectadas, si en el proceso de
categorización se determina que no califica a ninguna categoría de ANP. El
establecimiento de una Zona Reservada a través del Decreto Supremo con el
voto aprobatorio del consejo de Ministros.

AREAS DE CONSERVACION REGIONAL

Estas áreas son establecidas también mediante Decreto Supremo a


perpetuidad, sobre áreas que teniendo una importancia ecológica
significativa, no califican para ser declaradas como áreas del  Sistema
nacional. Correspondiendo al Gobierno Regional presentar al SERNANP la
propuesta para que el ámbito de un área de interés regional se establezca
como un Área de Conservación Regional, debiendo para ello cumplir con los
requisitos normados en la Resolución Presidencial N° 205-2010-SERNANP, 
que aprueba la Directiva para la evaluación de las propuestas para el
establecimiento de las Áreas de Conservación Regional.

AREAS DE CONSERVACION PRIVADA

Son predios de propiedad privada, de personas naturales o jurídicas, que a su


interior presentan muestras representativas de ecosistemas que guardan
características propias, y que a iniciativa de sus titulares presentan su
solicitud ante la autoridad en áreas naturales protegidas – SERNANP, la cual
conlleva al reconocimiento del ACP por parte del Ministerio del Ambiente.

Al respecto, son áreas naturales que complementan al SINANPE, cuyo


periodo de vigencia tiene una temporalidad definida, cuya administración y
financiamiento están a cargo del titular (s) proponente (s).

CATEGORIAS DE LAS ANP SEGÚN SUS OBJETIVOS DE MANEJO

Áreas de uso indirecto:

Usos ancestrales de recursos naturales (flora y fauna silvestre), investigación,


recreación y turismo.

-Parque Nacionales,

-Santuarios Nacionales, y

-Santuarios Históricos

Áreas de uso directo:

Aprovechamiento o extracción de recursos, prioritariamente por las

poblaciones locales, en aquellas zonas y lugares y para aquellos recursos

definidos por un plan de manejo, el mismo que es elaborado y aplicado

conjuntamente con los pobladores. Investigación, recreación y turismo.

-Reservas Nacionales,

-Reservas Paisajísticas,

-Refugios de Vida Silvestre,

-Reservas Comunales,

-Bosques de Protección, y cotos de caza


I. PARQUES NACIONALES
Los Parques Nacionales son áreas que constituyen muestras representativas
de la diversidad natural del país y de sus grandes unidades ecológicas.

En ellos se protege con carácter intangible la integridad ecológica de uno o


más ecosistemas, las asociaciones de la flora y fauna silvestre y los procesos
sucesionales y evolutivos, así como otras características paisajísticas y
culturales que resulten asociadas.

En ellos no se pueden desarrollar actividades cinegéticas, ganaderas,


pastoriles, madereras o mineras, o en general todas aquéllas que supongan la
explotación de los recursos naturales

En los Parques Nacionales está prohibido todo aprovechamiento directo de


los recursos naturales con fines comerciales y el asentamiento de grupos
humanos que no hayan ocupado ancestralmente estos territorios.

En estas unidades se permite, bajo condiciones especiales, la entrada de


visitantes con fines científicos, educativos, recreativos y culturales.

Hoy en día el país cuenta con Parques Nacionales que ocupan un área de
2.918.179,25 hectáreas, lo que representa el 2,27% del territorio nacional

CARACTERÍSTICAS

• Varios ecosistemas. Diversidad biológica relevante.

• Procesos sucesionales, ecológicos y evolutivos.

• Características estéticas y paisajísticas relevantes.

• Usos indirectos: investigación, educación, turismo y recreación.

• No intervenido.
PARQUES NACIONALES

1. De Cutervo

2. Tingo María

3. Del Manu

4. Huascarán

5. Cerros de Amotape

6. Del Río Abiseo

7. Yanachaga Chemillén

8. Bahuaja Sonene

9. Cordillera Azul

10. Otishi

11. Alto Purús

12. Ichigkat Muja - Cordillera del Cóndor

13. Güeppi-Sekime

14. Sierra del Divisor

1. PARQUE NACIONAL DE CUTERVO

El Parque Nacional Cutervo (PNC) es la primera área natural de esta categoría


establecida por el Estado Peruano, el 8 de setiembre de 1961. El PNC está
ubicado en el distrito de San Andrés de Cutervo, en la provincia del mismo
nombre en el departamento de Cajamarca. Tiene una extensión de 8214.23
hectáreas.
Su atractivo principal es la cueva de los Guácharos, ubicada a una hora de
caminata desde la localidad de San Andrés. En esta cueva habita la colonia de
una especie de ave nocturna llamada guácharo y en el riachuelo que recorre
estas cavernas vive el bagre de las cavernas. El Parque también alberga
especies amenazadas de fauna silvestre, como el jaguar, el tigrillo, el oso de
anteojos, la nutria, el gato silvestre, el tapir de altura, el pilco o quetzal de
cabeza dorada y el gallito de las rocas. El objetivo principal del PNC es la
protección de su flora y fauna, así como la conservación de la belleza
escénica de la Cordillera de los Tarros.

La zona es considerada como zona prioritaria para la conservación de la


diversidad biológica del Perú y como zona prioritaria para la conservación de
mamíferos. Se encuentra al extremo sur de los páramos tropicales,
protegiendo las nacientes más altas de la cuenca del Marañón en la Región
Cajamarca.

En Cutervo se encuentra desde impenetrables bosques de neblina hasta fríos


páramos andinos, que a su vez son los últimos conservados en la región de
Cajamarca (además de ser el hábitat del oso de anteojos). Adicionalmente, su
presencia permite proteger las nacientes de las siete cabeceras de cuencas,
principalmente en la Cordillera de Tarros, fundamentales para la
conservación de las zonas baja

2. PARQUE NACIONAL TINGO MARÍA

El Parque Nacional Tingo María (PNT) es una de las áreas naturales


protegidas (ANP) más antiguas del Perú (fue establecido el 14 de Mayo de
1965) y alberga una diversidad biológica propia de la región de selva alta,
además de una belleza paisajística muy particular. Uno de las características
geográficas que distingue al parque es la presencia de una cadena
montañosa que se asemeja a una mujer acostada y que es conocida como “La
Bella Durmiente”.
El PNT tiene una superficie de 4,777.80 hectáreas y ocupa terrenos de los
distritos de Rupa Rupa y Mariano Dámaso Beraún, en la provincia de Leoncio
Prado, departamento de Huánuco. Limita al oeste con el río Huallaga y al
norte con el río Monzón, por el occidente con Cerro Blanco y con la quebrada
del río Oro, y por el sur con el valle del río Santa.

Otra de las formaciones geológicas características del parque es la Cueva de


las Lechuzas, la cual es un punto magnético para los turistas. En el parque se
protege ecosistemas que aseguran la presencia del agua en la zona y que
permiten realizar investigaciones científicas.

Desde Lima se puede llegar al parque a través de un vuelo a Tingo María o


por vía terrestre. Una vez en esta ciudad se debe tomar la ruta hacia Bella en
un recorrido de 6.5 Km.

3. PARQUE NACIONAL DEL MANU

El Parque Nacional del Manu (PNM) está ubicado en las provincias de


Paucartambo en el Cusco y Manú en Madre de Dios. Su extensión es de
1716295.22 hectáreas. Su establecimiento busca proteger una muestra
representativa de la diversidad biológica, así como de los paisajes de la selva
baja, de ceja de selva y de los Andes del suroriente peruano. Asimismo, en él
se pretende fomentar el turismo sustentado en criterios ecológicos y
culturalmente compatibles.

Por otro lado, el PNM busca también promover y facilitar la investigación,


educación y recreación, así como contribuir a la preservación del patrimonio
arqueológico. Su presencia contribuye al reconocimiento y protección de la
diversidad cultural, así como a la autodeterminación de los pueblos
indígenas del área.

El PNM protege una de las zonas más importantes del planeta en cuanto a la
mega diversidad de especies biológicas. Su gran extensión atraviesa frígidas
punas —que sobrepasan los 4,000 m.s.n.m—; agrestes montañas boscosas
que dan origen a una multitud de pequeñas quebradas y valles; bosques
nublados de selva alta y finalmente el llano amazónico. Este magnifico y
único escenario incluye un amplio y complejo sistema hidrográfico y
garantiza la presencia de una diversidad de ecosistemas poco intervenidos
por el hombre.

En dichas circunstancias la diversidad biológica que alberga el PNM se


manifiesta en todo su potencial en un paisaje único en el planeta. Los
bosques tropicales del Manu han permitido que los procesos ecológicos y
evolutivos se realicen casi sin la presencia del hombre, no obstante, en la
zona existe también una enorme riqueza cultural, representada por las
actuales poblaciones indígenas en diferentes niveles de contacto con el
exterior, y un patrimonio arqueológico aún no revelado en toda su magnitud.

Desde 1977 el PNM ostenta el estatus de Reserva de Biosfera, el cual fue


otorgado por UNESCO. En sus fronteras se encuentra la Reserva Territorial de
los grupos étnicos Kugapakori y Nahua, el Santuario Nacional Megantoni y la
Reserva Comunal Amarakaeri. A su vez, en 1987 fue declarado Patrimonio
Natural de la Humanidad.

Gran parte del PNM es territorio indígena. Las comunidades de los Yora,
Mashko-Piro, Matsiguenka, Harakmbut, Wachipaeri y Yine habitan
ancestralmente entre los bosques y ríos de estas selvas. Las comunidades
nativas de Tayakome y Yomibato son reconocidas dentro del área. Ambas se
ubican en la zona alta del río Manu. En el sector suroeste existe una
asociación de agricultores conocida como Callanga. Además, en el sector
noroeste adyacente al PNM (y en el interior) existe un número no
determinado de poblaciones indígenas en aislamiento voluntario.

Su visita es altamente recomendable, por no decir obligatoria.

4. PARQUE NACIONAL HUASCARÁN

El Parque Nacional Huascarán (PNH) está localizado en la zona norte – centro


del país ocupando parte de las provincias de Huaylas, Yungay, Carhuaz,
Huaraz, Recuay, Bolognesi, Huari, Asunción, Mariscal Luzuriaga y
Pomabamba en el departamento de Ancash, y tiene una extensión de
340,000 hectáreas. El PNH es uno de los más emblemáticos del país puesto
que protege una de las zonas con la mayor diversidad biológica y cultural que
tiene el Perú.

En su interior protege la ecorregión de la Puna Húmeda de los Andes


Centrales. Fue creado en 1975 y en 1977 fue declarado Reserva de Biosfera
por la UNESCO; y en 1985 fue incluido en la lista de Patrimonio Natural de la
Humanidad de la UNESCO. El territorio del PNH es accidentado y comprende
el flanco oriental de la Cordillera Blanca en la zona del callejón de Conchucos
y el occidental en la zona del callejón de Huaylas. Presenta cumbres nevadas
con altitudes que oscilan entre los 5,000 m.s.n.m. y 6,768 m.s.n.m.
(Huascarán); quebradas profundamente encajonadas como resultado de la
erosión fluvio glaciar; y un gran número de lagunas.

El PNH se encuentra ubicado en una zona eminentemente tropical,


albergando los nevados más altos del mundo en esta región geográfica.
Dentro de sus límites existe cerca de 660 glaciares y 300 lagunas de origen
glaciar. Es por eso que la importancia del PNH también se refleja en el
potencial hidrológico pues sus nevados alimentan la cuenca de los ríos Santa,
Marañón y Pativilca.

El carácter prístino del paisaje es impresionante y es el atractivo central del


PNH. Así, el buen estado de conservación de sus ecosistemas es el eje
principal de activación de la economía local. Visitar este gran espacio
protegido es casi una obligación. Recorrer este lugar es un viaje por la
historia del Perú y por la imponencia de nuestra geografía.

5. PARQUE NACIONAL CERROS DE AMOTAPE

El Parque Nacional Cerros de Amotape (PNCA) es un espectacular y


fascinante oasis de vida en la costa peruana que se extiende sobre las
estribaciones del macizo de los Amotapes. Es un área natural protegida (ANP)
que presenta características únicas en todo el país y que ocupa la porción
más importante de la fisiografía más accidentada de la Reserva de Biosfera
del Noroeste (conformada por el PNCA, la Reserva Nacional de Tumbes y el
Coto de Caza el Angolo).

El PNCA se ubica en las provincias de Tumbes y de Contralmirante Villar en el


departamento de Tumbes y en la provincia de Sullana en Piura. Tiene una
extensión de 151561.27 hectáreas. Es atravesado en gran parte por el río
Tumbes (el único río navegable de la costa), presentando a la margen
derecha (lado este) el Bosque Tropical del Pacífico con toda su frondosa
selva, la cual se asemeja a los bosques amazónicos. En su margen izquierda
se encuentra el Bosque Seco Ecuatorial con su paisaje enigmático y
sobrecogedor.

Los bosque del PNCA reciben la influencia de la cordillera de los Amotapes


por lo que han desarrollado una flora y fauna con características únicas. Así,
en ellos se encuentra la mayor diversidad biológica endémica del bosque
seco del norte peruano. Debido a ello, es considerado como un Centro
Mundial de la diversidad de plantas y un área de importancia mundial de
aves.

En una expedición reciente de la Universidad de Louisiana, se han registrado


diez registros nuevos de aves para el PNCA. Esto hace mucho más atractivo al
parque debido a su importancia biológica como lugar de protección de
especies típicas de la Región Tumbesina. Además, su cercanía a la ciudad de
Tumbes y sus maravillosos lugares, hacen que el visitante pueda comprender
porque se dice que en la zona, los bosques se unen al mar. Visitar este
acogedor rincón del país garantiza una experiencia única.

6. PARQUE NACIONAL DEL RÍO ABISEO

El Parque Nacional Río Abiseo (PNRA) está ubicado en la ladera amazónica de


la cordillera Oriental de los Andes, al oeste de la localidad de Huicungo, en el
departamento de San Martín. Consta de una extensión de 274,520 hectáreas.
Su principal objetivo es proteger una muestra representativa de los bosques
nublados de la ceja de selva y selva alta, que incluye diversas zonas de
endemismo.

Su presencia busca además preservar las especies de flora y fauna y


asociaciones en su estado natural, particularmente aquellas que se
encuentran en situación vulnerable o en vías de extinción. Así también, el
PNRA busca mantener el equilibrio ecológico de los bosques nublados, con la
finalidad de asegurar la estabilidad hidrológica de las cuencas de los ríos
Abiseo, Túmac y Montecristo.
Este lugar es una excelente plataforma para apoyar y fomentar la
investigación de nuestros recursos naturales y culturales. En su interior se
conservan recursos culturales y bellezas paisajísticas, donde sobresale el
complejo arqueológico del Gran Pajatén y Los Pinchudos

7. PARQUE NACIONAL YANACHAGA CHEMILLEN

El Parque Nacional Yanachaga – Chemillen (PNYCH) está ubicado en


parte de los distritos de Oxapampa, Huancabamba, Pozuzo, Villa Rica y
Palcazú, pertenecientes a la provincia de Oxapampa, departamento de Pasco,
en plena selva central.

Su superficie es de 122,000 hectáreas y se extiende sobre la cordillera


del Yanachaga, la misma que pertenece a la vertiente oriental andina. El
paisaje dominante son las montañas cubiertas por bosques surcadas por
profundos cañones. En general, su relieve es muy accidentado,
predominando las laderas rocosas cubiertas por bosques con pronunciadas
pendientes que puede observarse, tanto al este como al oeste del río
Palcazu. Su variación altitudinal es notable y va desde los 460 hasta los 3,643
m.s.n.m.

Esta característica geográfica, sumada a su variedad climática, genera


una alta variedad de formaciones ecológicas en un espacio geográfico
relativamente pequeño, con una consecuente alta diversidad biológica.
Además, el área que ocupa el PNYCH es considerada como un “refugio del
Pleistoceno”, es decir, un lugar que alberga relictos boscosos, producto de
un aislamiento geográfico cuando, en un período de la historia geológica
relativamente reciente y que duró varios cientos de miles de años, la mayor
parte de las áreas hoy ocupadas por bosques amazónicos fueron ocupadas
por ecosistemas herbáceos como consecuencia de severos cambios
climáticos. La teoría de los refugios del Pleistoceno explica porque algunos
bosques amazónicos presentan una muy alta diversidad biológica.

Desde el punto de vista de la diversidad cultural, entre la población


asentada en la zona de amortiguamiento del parque nacional puede
distinguirse tres grandes grupos humanos: los indígenas de la etnia Yanesha;
los colonos de origen europeo (en especial, germánico) y los inmigrantes
andinos de la sierra central del país. Los primeros se encuentran ubicados en
el flanco oriental de la cordillera de Yanachaga, en la cuenca del Palcazú,
mientras que los otros dos grupos se localizan mayormente en el flanco
occidental de la misma cordillera, en el valle de Oxapampa – Pozuzo.

Este lugar debe ser visitado de todas maneras. Recorrer esta puerta de
entrada a la Amazonía es una experiencia única que nos muestra cómo
nuestra accidentada geografía en conjunción con diversos factores nos
otorga una diversidad biológica única. Para entender cómo la vida silvestre se
abre paso en espacios tan reducidos y agrestes, la visita al PNYCH es
indispensable.

8. PARQUE NACIONAL BAHUAJA SONENE


El Parque Nacional Bahuaja Sonene (PNBS) está ubicado en las
provincias de Tambopata, Carabaya y Sandia, en los departamentos de
Madre de Dios y Puno respectivamente. Su extensión es de 1’091,416
hectáreas. Su presencia busca conservar un mosaico de hábitats que alberga
una gran diversidad de flora y fauna, representada por elementos tanto del
sur como del norte amazónico. El PNBS protege elementos únicos en el Perú,
como la sabana húmeda tropical (Pampas del Heath), hábitat de especies
como el ciervo de los pantanos y el lobo de crin, y las formaciones del valle
del Candamo.

En su interior se protege también los procesos culturales de la cultura


Ese’eja, etnia originaria y ancestralmente vinculada a estos territorios.
Asimismo, su establecimiento contribuye al desarrollo sostenible de las
regiones Madre de Dios y Puno.

El PNBS se ubica en la ecorregión del bosque húmedo de la Amazonía


suroccidental y presenta hábitats típicos de este bosque y del bosque
húmedo premontano tropical. El área presenta lagos o cochas, pantanos de
palmeras y zonas estacionalmente inundables. Entre los hábitats que
destacan están las Pampas del Heath, las cuales motivaron la creación de un
santuario en 1983 para su conservación.

Esta gran planicie cubierta de pastizales de hasta 2 m de altura tiene


pequeñas aglomeraciones de palmeras que se convierten en islas cuando las
pampas se inundan completamente entre diciembre y abril. Además su
presencia determina el límite sur de los bosques tropicales del continente,
que a partir de aquí se transforman en las vastas sabanas benianas.
El área ocupada por el PNBS es territorio ancestral de la etnia Ese’eja,
perteneciente a la familia lingüística Tacana, quienes hoy se concentran en
las áreas de propiedad comunal de Infierno, Palma Real y Sonene,
colindantes al Parque. Una cuarta comunidad nativa vecina, Kotsimba,
corresponde a la etnia Pukirieri, de la familia Harakmbut.

El PNBS es el eslabón que conecta las áreas naturales protegidas del


Perú con las de Bolivia (colinda con el Parque Nacional Madidi), en el
propuesto Corredor de Conservación Vilcabamba Amboró. Visitar este rincón
del país le ofrece a cualquiera las razones para preservar nuestra diversidad
biológica y cultural. Conocer este y otros lugares de nuestra amazonía nos
hace ver como pequeños elementos dentro de todo un sistema tan complejo
que siempre ha funcionado a la perfección y que nos deslumbra con su
belleza.

9. PARQUE NACIONAL CORDILLERA AZUL

El Parque Nacional Cordillera Azul (PNCAZ) está ubicado entre los ríos
Huallaga y Ucayali, en los departamentos de San Martín, Loreto, Ucayali y
Huanuco con una extensión de 1’353,190.85 hectáreas. Su principal objetivo
es proteger una serie única de especies, comunidades biológicas y
formaciones geológicas típicas del bosque montano y premontano de la
Cordillera Azul. Asimismo, su presencia resguarda las cabeceras de cuenca
que brindan agua a toda la zona adyacente.

El PNCAZ protege la mayor cantidad de selva alta intacta en el país y es


hogar de plantas y animales únicos en el mundo. Su impresionante belleza se
debe en parte a sus particulares características geográficas. Su pronunciada
gradiente altitudinal, desde la selva alta hasta el llano amazónico, alberga
diversos tipos de ecosistemas con una riqueza biológica de valor global. Esto
permite la concentración de una diversidad de flora y fauna única donde
también se encuentra un alto número de especies endémicas de la región.

Este gran paraíso es un lugar excepcional que ofrece un impactante


recorrido por la selva alta hasta llegar a la llanura amazónica a fin de
comprender la dinámica de nuestros complejos ecosistemas y reconocer su
fragilidad. Visitar esta zona es una de las mejores clases sobre geografía,
ecología y sobre la realidad en nuestro país.

10. PARQUE NACIONAL OTISHI

El Parque Nacional Otishi (PNO) está ubicado en los distritos de Río


Tambo y de Echarate pertenecientes a las provincias de Satipo y La
Convención y a los departamentos de Junín y Cuzco respectivamente. Tiene
una extensión de 305,973.05 hectáreas y busca proteger la Cordillera de
Vilcabamba, a fin de conservar las cuencas de los ríos Ene, Tambo y
Urubamba. Posee una gran belleza paisajística con singulares formaciones
geológicas y una alta diversidad biológica.

El PNO presenta un rango altitudinal que va desde los 750 hasta los
4,185 m.s.n.m., lo que explica la gran cantidad de ecosistemas y microclimas
presentes en este espacio. Por otro lado, dentro del parque nacional viven
algunos grupos de familias nativas en aislamiento voluntario, de las cuales,
solo algunas de ellas se contactan esporádicamente con las comunidades
más cercanas al PNO. Existen también grupos familiares que no han tenido
contacto alguno con otros grupos.
Se ha podido determinar que la cantidad de área, al interior del
parque, utilizada por estos grupos de familias suma alrededor de 16
hectáreas. Es decir, más del 99% de la superficie total del PNO, se encuentra
en situación natural.

En el parque se puede apreciar quebradas profundas y húmedas hasta


pajonales de altura. También se encuentra una sobreposición de riqueza de
especies vegetales entre los diferentes hábitats de una misma elevación, lo
cual es un indicador claro de la inmensa diversidad de un área con una
geología y topografía tan variada como la Cordillera de Vilcabamba.

Los beneficios que brinda el PNO a la población que vive alrededor del
parque (cerca de 37 comunidades nativas de las etnias Asháninka,
Machiguenga, Yine Yami y Kakinte) son múltiples. Así, la presencia del PNO
permite resguardar el agua para consumo humano; conservar la cobertura
vegetal que evita el deslizamiento de las laderas, protege la zona de la
erosión y permite la conservación de suelos. Su presencia contribuye a
conservar el ambiente natural donde los diversos grupos étnicos ubicados en
Vilcabamba tienen sus raíces ancestrales.

A su vez, el PNO es parte de un importante corredor de alta diversidad


biológica denominado Corredor de Conservación Vilcabamba-Amboró
(CCVA). En el Perú, los Parques Nacionales Otishi, Manu, Alto Purus, Bahuaja-
Sonene forman parte de este corredor. El CCVA forma parte del Hotspot de
Andes Tropicales y tiene más de 30 millones de hectáreas desde la Cordillera
de Vilcabamba hasta el Parque Nacional Amboró en Bolivia; y conforma una
cadena de 19 áreas naturales protegidas, con lo que se busca garantizar una
conectividad ecológica de bosques montañosos y llanuras tropicales para
salvaguardar la supervivencia de miles de especies de flora y fauna.
11. PARQUE NACIONAL ALTO PURÚS

El Parque Nacional Alto Purús (PNAP) está ubicado en la parte de la


provincia de Purús, departamento de Ucayali y provincia de Tahuamanu
perteneciente al departamento de Madre de Dios. Es el área natural
protegida con la mayor extensión dentro del Sistema Nacional de Áreas
Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE). Su extensión es de 2
´510,694.41 hectáreas (equivalente casi al área del departamento de La
Libertad).

El territorio del PNAP comprende principalmente la cuenca del río


Purús y sus afluentes, los ríos Cújar, Curiuja y Curanja en la región Ucayali; en
la zona este las cabeceras de los ríos Yaco, Chandless, Acre y Tahuamanu; y
en la zona sur las cabeceras de los ríos Las Piedras y Lidia. En su interior se
encuentra dos grandes paisajes: la llanura aluvional, constituida por la
deposición de los materiales acarreados por los ríos y ubicadas en sus
márgenes; y el paisaje de colinas, mayormente formado por sedimentos
arcillosos del terciario continental, de topografía compleja, accidentada,
erosionada y con alturas respecto a la base local menores a los 100 m.

Dado que el origen de esta cuenca no es andino, existen ecosistemas


especiales dentro del PNAP con estructura y suelos diferentes al resto de la
Amazonía que aún no han sido estudiados. Por sus grandes dimensiones y
por la gran cantidad de bosques tropicales inalterados en su interior, el PNAP
es una de las áreas prioritarias para la conservación en el Perú.
Su presencia garantiza la protección de numerosas especies en
situación de riesgo en otras zonas, así como del territorio ancestral de
numerosas comunidades nativas vecinas y de algunos grupos en aislamiento
voluntario al interior del parque nacional.

Dentro de los objetivos del PNAP se encuentra el de conservar una


muestra representativa del bosque húmedo tropical y sus zonas de vida
transicionales, los procesos evolutivos que en ellas se desarrollan, así como
especies de flora y fauna endémicas y amenazadas. Estas son: el lobo de río
(Pteronura brasiliensis), la charapa (Podocnemis expansa), el águila arpía
(Harpia harpyja) y el guacamayo verde cabeza celeste (Primolius couloni).
Igualmente, se busca proteger una diversidad de especies de flora silvestre
como la caoba (Swietenia macrophylla), el cedro (Cedrela odorata) y
numerosas especies de importancia para la industria, medicina y la
alimentación.

12. PARQUE NACIONAL ICHIGKAT MUJA-CORDILLERA DEL CÓNDOR

El Parque Nacional Ichigkat Muja - Cordillera del Condor (PNICC) está


ubicado en los distritos de Río Santiago y El Cenepa, provincia de
Condorcanqui en el departamento de Amazonas. Tiene una extensión de
88,477 hectáreas. Dentro de los objetivos del PNICC se encuentra la
conservación de la única muestra de la Ecorregión de los Bosques Montanos
de la Cordillera Real Oriental, así como la conservación de la diversidad
biológica y los procesos de la Cordillera del Cóndor y la protección de las
cabeceras de cuenca de dicha cordillera a fin de garantizar la calidad y
cantidad de agua para las comunidades ubicadas en su entorno.

La Cordillera Real Oriental se extiende desde el norte del Perú hasta el


sur de Colombia y atraviesa Ecuador. Se caracteriza por ser un hábitat
premontano escarpado, cuya vegetación dominante varía dramáticamente
con las gradientes altitudinales en un espacio relativamente pequeño.
Además, es considerado como un bosque tropical estacional siempre verde
donde predominan las especies vegetales de hoja ancha. En las áreas de
menor elevación, llamadas localmente ceja de montaña, los bosques son
cerrados y exuberantes. Conforme se incrementa la altitud los bosques
disminuyen su estatura y en altitudes elevadas se convierten en bosques de
nubes y finalmente en bosques enanos.

Estos bosques húmedos montanos están naturalmente aislados y han


sido fragmentados por la actividad humana, considerándose que gran parte
ha sido reemplazada por sistemas agrícolas o pastizales. La importancia de
esta área natural protegida se debe a que es el refugio de las especies de
flora y fauna de tan singular ecorregión y por poseer áreas de importancia
cultural y mística de una de las culturas más singulares de América, los
jíbaros, famosos por su antigua práctica de reducción de cabezas

13. PARQUE NACIONAL GÜEPPÍ – SEKIME

Una gran noticia para la conservación de nuestro patrimonio natural y


es que con el Decreto Supremo N° 006-2012-MINAM, publicado en el Boletín
de Normas Legales del diario oficial El Peruano, se aprobó la categorización
de la Zona Reservada de Güeppí en el Parque Nacional Güeppí-Sekime y las
Reservas Comunales Huimeki y Airo Pai, constituyéndose en tres nuevas
Áreas Naturales Protegidas-ANP por el Estado peruano que preservarán
zonas prístinas con un alto grado de conservación y bajo impacto antrópico.

Sobre una superficie de más de 203 628,51 hectáreas asentadas en la


frontera con Ecuador (en los distritos de Teniente Manuel Clavero y Torres
Causana de la provincia de Maynas), el nuevo Parque Nacional Güeppí-
Sekime protegerá la diversidad de paisajes y ecosistemas de las ecorregiones
de Napo y Japurá-Negro y las especies que estas albergan, en especial
aquellas amenazadas y endémicas.

Gracias a su ubicación en las llanuras de inundación, colinas y terrazas


altas, alberga una amplia diversidad de flora silvestre amenazada como el
palo rosa, el cedro blanco y colorado. Y en cuanto a su fauna, es hábitat de
especies como el emblemático manatí, lobo de río, águila arpía, el armadillo
gigante, el oso hormiguero, paiche, jaguares, primates y aves endémicas.

Todo ello, sumado a sus hermosos paisajes, posicionan al Parque como


un potencial destino ecoturístico, que beneficiaría directamente al desarrollo
económico sostenible de la población local.

14. SIERRA DEL DIVISOR

Es el tercer parque nacional más grande del país El territorio abarca


1.354.485 hectáreas que el Estado consideró en 1991 “zonas de vida y
ecosistemas muy amenazados y poco representados en el resto de unidades
de conservación”. Se trata del tercer parque nacional más grande del país,
rodeado de concesiones forestales y mineras, y lotes petroleros, ocupa el
territorio ancestral de un pueblo indígena en aislamiento: los isconahuas.

Es una cordillerita aislada, una parte es volcánica y otra tectónica,


producto de un movimiento de tierras.

Según el inventario biológico realizado en 2006 por el Field Museum de


Chicago, la Sierra del Divisor es el único hábitat protegido nacionalmente del
huapo colorado, un mono con rostro rojo. Los botánicos registraron entonces
más de 1.000 especies de plantas, seis de ellas nuevas para la ciencia, y una
nueva variedad para el Perú, el ficus acreana, pero también reportaron a un
grupo de madereros ilegales viajando por un río.

II. SANTUARIOS NACIONALES

Áreas donde se protege el hábitat de una especie o una comunidad de


flora y fauna, así como formaciones naturales de interés científico y
paisajístico y de importancia nacional. En el Perú tenemos hoy en día
Santuarios Nacionales, que abarcan un área total de 48 113,10 hectáreas, lo
que representa el 0,037% del territorio nacional

CARACTERÍSTICAS

• Una o varias comunidades bióticas. Diversidad biológica relevante.

• Especies endémicas, varias o de distribución restringida.

• Formaciones geológicas, naturales únicas (interés científico o


paisajístico).

• Usos indirectos: investigación, educación, turismo y recreación.

• No intervenido o mínimamente.

SANTUARIOS NACIONALES

1. De Huayllay

2. De Calipuy

3. Lagunas de Mejía

4. De Ampay

5. Los Manglares de Tumbes

6. Megantoni

7. Pampa Hermosa

8. Tabaconas Namballe

9. Cordillera de Colán
1. SANTUARIO NACIONAL DE HUAYLLAY

El Santuario Nacional de Huayllay (SNH) se encuentra ubicado en el


distrito de Huayllay, en la provincia y departamento de Pasco a una altitud
entre 4,100 y 4,600 m.s.n.m. Su extensión es de 6,815 hectáreas. El 90% de
las formaciones rocosas que se encuentra en el lugar es de origen volcánico y
forman un “bosque de rocas” de gran belleza y singularidad. Entre las
imponentes rocas se encuentran bofedales y puquiales que garantizan la
presencia de una fauna única en el lugar.

La principal atracción es la forma de animales que tienen varias de las


rocas en el lugar. Así, se encuentran figuras como la de la cobra, el elefante,
el oso, el pez, el caracol, la tortuga, la alpaca pastando y otras.

Este conjunto de formaciones de piedra (de todos los tamaños) se


encuentran en medio de la planicie más alta del país, la meseta de Bombón.
La zona posee además numerosos vestigios arqueológicos, como las pinturas
rupestres diseminadas en toda el área, las cuales suman más de 500 y dan
cuenta de una antigua relación entre el hombre y este singular ecosistema.
Enriquecen el paisaje varias hermosas lagunas y fuentes de aguas termales.

Huayllay tiene un movimiento turístico importante, principalmente de


origen nacional, reforzado por una fiesta anual, el Ruraltur, realizada cada
setiembre y enfocada al turismo de aventura y naturaleza.
Es una de los mejores museos geológicos del mundo. Por su extensión
y tipo de formación es tan interesante como el Jardín de los Dioses, en los
Estados Unidos o el Bosque de Piedras de Shilin, en la República Popular
China. En medio del bosque de piedra existe una hermosa fuente de agua
termal con propiedades curativas, que llega a más de 60º C de temperatura y
se ubica a 4,000 m.s.n.m.

El SNH se creó junto con las áreas naturales protegidas del altiplano de
Bombón, como son la Reserva Nacional de Junín y el Santuario Histórico de
Chacamarca, a propuesta de las autoridades políticas y comunales de Junín.

2. SANTUARIO NACIONAL DE CALIPUY

El Santuario Nacional de Calipuy (SNC) está ubicado en el distrito de


Santiago de Chuco, provincia de Santiago de Chuco, departamento de La
Libertad. Tiene una extensión de 4,500 hectáreas. Su establecimiento busca
proteger el rodal más extenso de puyas Raimondi (Puya raimondii), el cual
constituye un valioso potencial biótico de la especie. También pretende
mantener y manejar las condiciones funcionales de las cuencas hidrográficas
de los ríos Huamanzaña y Chorobal.

Finalmente, busca fomentar las actividades educativas, de


investigación y monitoreo del ambiente, y propiciar medios y oportunidades
para la recreación y el esparcimiento al aire libre, así como el desarrollo del
turismo. El SNC se ubica entre los 3,450 a 4,300 m.s.n.m. y alberga una
vegetación típica de la región altoandina del Perú.

El principal objeto de conservación es la puya Raimondi que vive entre


40 y 100 años para florecer tan solo durante tres meses antes de morir. Cada
una de ellas produce más de seis millones de semillas aladas que aprovechan
el viento para diseminarse.

3. SANTUARIO NACIONAL LAGUNAS DE MEJÍA

El Santuario Nacional Lagunas de Mejía (SNLM) está ubicado en la


provincia de Islay en el departamento de Arequipa a escasos metros del mar.
Su extensión es de 690.6 hectáreas e incluye varios tipos de hábitats:
totorales, pantanos, monte ribereño, gramadales y playas arenosas. Es
considerado como uno de los humedales más importantes de la costa
peruana. Además fue designado como un Sitio Ramsar en 1992 y junto con el
río Tambo, como un Área Importante para Aves por BirdLife International.

La presencia de estos humedales tiene mucha importancia debido a


que cumplen una función valiosa para las aves migratorias como sitio de
descanso y alimentación. Las Lagunas de Mejía se constituyen como el único
hábitat en casi 2000 kilómetros de costa con condiciones ambientales
óptimas para el normal desarrollo de las poblaciones de aves residentes y
migratorias.

Visitar estos humedales es una experiencia sumamente valiosa.


Además su fácil acceso y facilidades para recorrerlos garantizan un encuentro
perfecto con la naturaleza.

4. SANTUARIO NACIONAL DE AMPAY

El Santuario Nacional de Ampay (SNA) está ubicado en el distrito de


Tamburco, en la provincia de Abancay, en el departamento de Apurimac. Su
extensión es de 3,635.50 hectáreas y está encalvado en medio de los Andes
conformando una especie de “isla biológica”. Además, forma parte del
concatenamiento de los picos nevados de la Cordillera de Vilcabamba y de
los Andes del sur. En el SNA se tiene un rango altitudinal que va desde los
2,900 a los 5,235 m.s.n.m.

Para acceder al santuario se debe tomar, desde Lima, la carretera en


dirección Nazca – Puquio Abancay en un recorrido de 940 Km.
aproximadamente. Otra ruta de acceso se tiene desde Cusco en dirección a
Abancay, donde se recorren cerca de 200 Km. En su interior se contempla
una enorme diversidad de riachuelos y manantiales que le confieren una
belleza e importancia única al lugar.

El área del santuario es prácticamente toda una escarpada pendiente,


en las faldas del nevado Ampay, con escasas zonas planas donde aparecen
algunas bellas lagunas que forman un paisaje espectacular. En la sección sur y
más baja del área se encuentra el majestuoso bosque de intimpas, objeto de
conservación principal del SNA. Ubicado a pocos kilómetros de Abancay y de
la importante ruta entre Cusco y la costa, este lugar es muy accesible y es un
punto atractivo para el turismo de naturaleza.

5. SANTUARIO NACIONAL LOS MANGLARES DE TUMBES

El Santuario Nacional Los Manglares de Tumbes (SNLMT) está ubicado


en la provincia de Zarumilla,en el departamento de Tumbes. Tiene una
extensión de 2,972 hectáreas. Este espectacular lugar ubicado en la costa
fronteriza con Ecuador es un lugar único pues alberga la mayor extensión de
manglares del país. Es por eso que el valor de este ecosistema no solo se
debe a su diversidad biológica, sino también a que muchas poblaciones
humanas obtienen beneficios directos a través de la extracción,
comercialización y consumo de los productos hidrobiológicos que obtienen.

Además, los manglares son potenciales e importantes áreas para el


turismo, la investigación científica, el desarrollo de campañas de
sensibilización pública y la educación ambiental. Cuando uno visita el
extremo costero norte del Perú, es inevitable relacionar esta tierra fértil con
sus delicias culinarias. Es por eso que salta casi inmediatamente un cebiche
de conchas negras, de langostinos o algún plato con cangrejos.

Y son justamente estos productos los que se encuentran en este


recinto y que son manejados por los pobladores locales para satisfacer sus
demandas básicas. Tanto el cangrejo del manglar (Ucides occidentalis), los
langostinos (Penaeus spp.), así como la concha negra (Anadara tuberculosa)
encuentran protección en el SNLMT.

El Santuario custodia el majestuoso bosque de manglar y protege una


alta diversidad biológica, además de incentivar la recreación y aumentar las
corrientes turísticas en los lugares aledaños. El manglar es un tipo de
ecosistema de zonas tropicales que toma su nombre del mangle, un árbol
adaptado fisiológica y anatómicamente a las aguas con mucha salinidad y que
crece solo en lugares inundados alternadamente por el mar y la
desembocadura de alguna fuente de agua dulce. En Tumbes se encuentra
desde el delta que forma la desembocadura del río Tumbes hasta la Punta
Capones, en la frontera con el Ecuador.
6. SANTUARIO NACIONAL MEGANTONI

El Santuario Nacional Megantoni (SNM) está ubicado en los territorios del


distrito de Echarate, provincia de La Convención en el departamento de
Cuzco y tiene una extensión de 215,868.96 hectáreas. Su objetivo principal es
conservar de manera intangible los ecosistemas que se desarrollan en las
montañas de Megantoni, manteniendo intactos sus bosques y fuentes de
agua (cabeceras de los ríos Timpía y Ticumpinia), así como los valores
culturales y biológicos como el Pongo de Mainique, lugar sagrado para el
pueblo Machiguenga.

Por otro lado, este importante Santuario Nacional protege diversas especies
en vía de extinción, especies de distribución restringida y especies nuevas
para la ciencia, manteniendo intacto el importante corredor entre el Parque
Nacional Manu y el complejo de áreas naturales protegidas de Vilcabamba.

Su ubicación en las últimas estribaciones de la cordillera oriental de


Ausangate —la más baja, discontinua y selvática de los Andes centrales—
genera que el SNM forme una especie de “puente de protección” entre el
Parque Nacional del Manu y la Reserva Comunal Machiguenga. Su territorio
ocupa una zona de diversos relieves que incluye desde hondos y húmedos
cañones a poca altura, hasta los altos pajonales de puna que bordean los
4,000 m.s.n.m.

Dicha situación genera una gran variedad de climas y a su vez la presencia de


diez zonas de vida, lo que explica en parte su gran diversidad biológica y su
extraordinaria belleza paisajística. Sin embargo, el punto magnético del
santuario nacional es el pongo de Mainique, un cañón largo y estrecho que el
río Urubamba a lo largo de los años produjo en la cadena de montañas,
abriéndose paso hacia la planicie amazónica.

Este accidente geográfico tan especial ha sido considerado desde siempre


como la puerta entre el mundo andino y el amazónico. Recorrer este lugar
permite contemplar numerosas cascadas que se precipitan directamente al
río, como si una fuerza misteriosa hubiera perturbado de pronto su cauce
tranquilo y natural.

En las inmediaciones del SNM existen numerosos habitantes, tanto


Machiguenga como colonos del Ande —sobre todo al sur— y en su interior,
en el alto Timpía, están asentados algunos pueblos indígenas en aislamiento
voluntario, como los Nanty/Kugapakori y otros.

7. SANTUARIO NACIONAL PAMPA HERMOSA

El Santuario Nacional Pampa Hermosa (SNPH) está ubicada en los distritos de


Huasahuasi y Chanchamayo en las provincias de Tarma y Chanchamayo
respectivamente, en el departamento de Junín. Su extensión es de 11,543.74
hectáreas. Su objetivo principal es conservar una muestra representativa
única de los bosques montanos tropicales remanentes en la selva central, la
misma que incluye altos valores de diversidad biológica, resaltando especies
endémicas o de distribución restringida y grupos taxonómicos relevantes
para la ciencia.

En sus dominios se protege una serie única de especies y comunidades


biológicas, en donde destaca una comunidad relicto de cedros de altura
(Cedrela lilloi). Sus territorios también protegen las cabeceras de cuenca de
los ríos Cascas y Ulcumayo, importantes tributarios del río Oxabamba. Esto
garantiza la estabilidad de los suelos y el aprovisionamiento, en cantidad
suficiente, de agua de calidad a las poblaciones aledañas que permita el
desarrollo de un manejo integrado y sostenible de los recursos naturales.

El SNPH posee bosques premontanos y montanos que a nivel nacional están


siendo fuertemente fragmentados y amenazados por la migración y el
cambio de uso del suelo. Adicionalmente, el santuario nacional es uno de los
pocos lugares de los Andes orientales tropicales que se encuentra poco
intervenido. Su protección significa garantizar la existencia de un área clave
para el tránsito de fauna y la conservación de los ecosistemas característicos
de esta zona.

Para acceder al SNPH desde Lima se debe tomar la Carretera Central hasta
San Ramón desde donde se debe continuar a través de una trocha carrozable
de 24 Km. atravesando el puente Victoria y Lourdes hasta el poblado de
Nueva Italia. El Lodge Pampa Hermosa es el final de la ruta, a 2 km de este
último, e inicio de algunas rutas a pie para ingresar al Santuario.

8. SANTUARIO NACIONAL TABACONAS NAMBALLE


El Santuario Nacional Tabaconas Namballe (SNTN) está ubicado en los
distritos de Tabaconas y Namballe en la provincia de San Ignacio en el
departamento de Cajamarca. Su extensión es de 32124.87 hectáreas y
conserva un ecosistema único y poco frecuente en el Perú: el páramo.

Además busca proteger a dos especies seriamente amenazadas en el ámbito


nacional: el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) categorizado en peligro y el
tapir de altura (Tapirus pinchaque) categorizado en peligro crítico; y las
cuencas de los ríos Tabaconas, Miraflores y Blanco.

El SNTN protege el páramo más austral de los Andes, el cual se diferencia de


la puna por contener pajonales y matorrales muy húmedos y cubiertos casi
permanentemente por neblinas. Asimismo, el páramo también se diferencia
de la puna por su fauna de origen amazónico y no andino-patagónico como el
resto.

El relieve del Santuario Nacional es predominantemente montañoso. En las


partes altas se observan afloramientos rocosos desnudos y laderas
sumamente escarpadas, sin embargo, también existen zonas onduladas y
planas. A partir de los 1,300 m.s.n.m. las pendientes van de moderadamente
inclinadas a empinadas. Arriba de los 2,000 m.s.n.m. se encuentra altas
pendientes fusionadas con bruscas extensiones de peñas y muros
escarpados.

Además de sus características ecológicas singulares, el SNTN protege una alta


diversidad biológica y una zona con una belleza paisajística excepcional. Los
páramos son un ecosistema especial y complejo ubicado altitudinalmente
entre el bosque montano y las nieves perpetuas con un clima de cambios
bruscos diarios. Están presentes, en forma discontinua, desde Venezuela
hasta el norte del Perú. En el SNTN se protege también tres especies
principales de la familia de las podocarpáceas que son las únicas coníferas de
Sudamérica.

9. SANTUARIO NACIONAL CORDILLERA DE COLÁN

El Santuario Nacional Cordillera de Colán (SNCC) está ubicado en los distritos


de Aramango y Copalín en la provincia de Bagua y en el distrito de Cajaruro
en la provincia de Utcubamba, ambas provincias pertenecientes al
departamento de Amazonas. Tiene una extensión de 39,215.80 hectáreas y
comprende una muestra de los bosques montanos o yungas del norte del
Perú, en sus tres pisos altitudinales: premontano, montano bajo y montano.

Como resultado de una combinación de aspectos climáticos y


geomorfológicos locales, gran parte de estos bosques corresponden al bioma
de bosques de neblina o Ceja de Selva. Esta zona es de gran importancia por
ser un lugar prioritario para la conservación y por tener una alta capacidad
generadora y reguladora de agua de los bosques de neblina.

La Cordillera de Colán comprende la cuenca alta del río Shushug, principal


afluente del Río Chiriaco, que abastece de agua a las poblaciones de Sukutín,
Betel Jayais y Shushug entre otras. La calidad de sus aguas favorece una
ictiofauna medianamente abundante que es aprovechada por los pobladores
aguarunas.
En ella también se originan la gran mayoría de afluentes de la margen
derecha del río Utcubamba, de los cuales dependen un sinnúmero de centros
poblados y unidades agropecuarias (especialmente de arroz) de los distritos
de La Peca, Copallín, Aramango, Cajaruro, Shipasbamba, La Florida,
Yambrasbamba, Bagua.

Esta parte del país tiene una importancia biológica única, puesto que se ha
determinado que en ella se protege especies biológicas únicas. Es por eso
que el lugar ha sido catalogado como un sitio prioritario de conservación.
Visitar este paraíso permite conocer espacios naturales únicos en buen
estado de conservación. Si bien en el SNCC no se han implementado aún
rutas para el turismo y las zonas aledañas no presentan la infraestructura
adecuada para esta actividad, se espera que con su reciente categorización
como santuario nacional se impulsen actividades para mejorar este aspecto.

REFUGIOS DE VIDA SILVESTRE

Áreas que requieren intervención activa para garantizar el mantenimiento y


recuperación de hábitats y poblaciones de determinadas especies. Se
excluyen el aprovechamiento comercial de recursos naturales que puedan
provocar alteraciones significativas del hábitat.

CARACTERÍSTICAS

• Una o varias comunidades bióticas.

• Hábitat de especies importantes, amenazadas, raras, migratorias, recursos


genéticos.

• Mantenimiento o recuperación de especies y/o del hábitat.

• Uso directo: turismo, recreación, investigación y educación.

• Intervención para el manejo del hábitat o de especies.

REFUGIOS DE VIDA SILVESTRE

1. Laquipampa

2. Los Pantanos de Villa

3. Bosques Nublados de Udima

1. REFUGIO DE VIDA SILVESTRE LAQUIPAMPA

El Refugio de Vida Silvestre Laquipampa (RVSL) está ubicado en el distrito de


Incahuasi, provincia de Ferreñafe, en el departamento de Lambayeque, al
cual siempre se asocia principalmente con la cálida costa, las playas
apacibles, con el contagioso tondero y con suculentos platos típicos de su
litoral. Sin embargo, en la sierra poco conocida de la provincia de Ferreñafe
se encuentra esta importante área natural protegida. Laquipampa significa
en quechua: pampa de los llantos.

El RVSL se extiende desde el valle del río La Leche (200 m.s.n.mm) hasta los
2,500 m.s.n.m. y es el sitio ideal para observar a la pava aliblanca (Penelope
albipennis), así como al oso de anteojos (Tremarctos ornatus) en su hábitat
silvestre. Con una extensión de 8,328.64 hectáreas el RVSL alberga una gran
diversidad biológica que se mantiene en un buen estado de conservación.

Para visitar este magnifico lugar se debe tomar la carretera asfaltada que
parte de Chiclayo, atraviesa Ferreñafe, Pítipo y finaliza en Batán Grande.
Luego, se debe escoger el camino afirmado a la mano izquierda (si se sigue
de frente se llega a Chongoyape) para atravesar el valle del río La Leche. En el
trayecto se recorre diversos poblados hasta llegar a la comunidad de San
Antonio de Laquipampa, donde se encuentra el centro de interpretación del
refugio. El viaje dura aproximadamente tres horas. Entre Pítipo y Batán
Grande se bordea el Santuario Histórico Bosque de Pómac, cuna de la cultura
Sicán, donde confluye la historia y la naturaleza en un importante bosque de
algarrobos.

Durante el camino se puede contemplar cómo el valle se va volviendo más


estrecho ante la presencia de cerros que lo pueblan todo. También se puede
presenciar el nacimiento del río La Leche, tras la unión del río Moyán —que
atraviesa el refugio— y del río Sangana, proveniente del vecino
departamento de Cajamarca.
Tras dejar extensas zonas agrícolas que, junto con el bosque seco, los
matorrales desérticos y el monte ribereño, forman parte del refugio, se llega
hasta el punto en donde dos enormes colosos de piedra repletos de
Bromelias (Achupallas para los locales y que son parte de la dieta del oso de
anteojos) dejan entrever un espacio estrecho para permitir que el camino
transcurra.

Para muchos expertos, el RVSL es un excelente sitio para la observación de


aves y para conocer plenamente el bosque seco. Además, mantiene aún
inalterada una sucesión vegetal de bosque seco a bosque húmedo desde los
200 hasta los 2,500 m.s.n.m., la cual es muy difícil de encontrar actualmente
en otras zonas del país, en especial en la costa norte.

2. REFUGIO DE VIDA SILVESTRE LOS PANTANOS DE VILLA


El Refugio de Vida Silvestre los Pantanos de Villa (RVSPV) está ubicado en
plena ciudad de Lima, específicamente en el distrito de Chorrillos. Este oasis
natural alberga una gran cantidad de especies de flora y fauna. Su extensión
es de 263.27 hectáreas y es considerado como un humedal de importancia
internacional Ramsar. En este espacio protegido se puede encontrar diversos
atractivos turísticos que incluye, dentro de los 5 espejos de agua, a cerca de
210 especies de aves, 13 de peces, 5 de anfibios y reptiles, entre otros.

Durante los meses de noviembre y diciembre se puede observar extensas


bandadas de aves, entre 15,000 y 20,000, que llegan del hemisferio norte
para quedarse en el RVSPV o para hacer una parada con el fin de proseguir su
trayectoria hacia el sur del país.

Las lagunas de Villa son salobres y están ubicadas en la margen izquierda de


la parte baja del valle del río Rímac. Estas forman parte del sistema
hidrológico del ramal Ate-Surco-Chorrillos y son alimentadas por la filtración
de aguas procedentes de las partes más bajas del valle. Además, se
encuentran a 35 metros debajo del nivel de la planicie de Chorrillos lo que
facilita que diversos canales subterráneos de agua desemboquen allí.

El objetivo principal del RVSPV es conservar una muestra representativa de


los pantanos del Desierto Pacífico Subtropical, incluyendo muestras vegetales
representativas de los pantanos costeros, así como la avifauna migratoria y
residente con algún grado de amenaza. Además, este Sitio Ramsar busca
proveer las condiciones logísticas para fomentar la investigación de la
diversidad biológica y mantener el paisaje con el fin de incentivar las
actividades educativas y turísticas. Por otro lado, esta zona protegida por el
Estado busca también conservar la belleza paisajística y los cuerpos de agua.
Su visita es casi una obligación para todos los limeños pues dada su cercanía
y su importancia es primordial conocer cómo se dan ciertos ciclos biológicos
tan cerca de nosotros. Los pantanos de Villa son también un lugar preciado
para los observadores de aves, en especial en los meses de verano.

3. REFUGIO DE VIDA SILVESTRE BOSQUES NUBLADOS DE UDIMA

La Reserva de Vida Silvestre Bosques Nublados de Udima tiene una extensión


de 12,183.20 ha, y esta ubicada entre los distritos de Catache, San Miguel y
La Florida, en la provincia de Santa Cruz, departamento de Cajamarca; y la
provincia de Oyotún en la región Lambayeque.

Los bosques de neblina se presentan principalmente entre 2,000 y 3,000


metros de altitud, por lo que las temperaturas medias anuales en esta zona
fluctúan aproximadamente entre 22°C a 500m, 18°C a 1,500m, 12°C a
2,500m y 8°C a 3,500m.

La importancia de estos bosques no solo radica en su riqueza biológica y


cultural, presente a lo largo de toda su gradiente altitudinal, sino que
también juegan un papel primordial en el abastecimiento de agua limpia a
todo el valle, que incluso tiene influencia sobre grandes ciudades como
Chiclayo, cuyas aguas para consumo humano, agricultura e industria, se
originan en estos bosques.

Una característica interesante de estos ecosistemas es que al ser un relicto


de bosque, único y aislado en esta parte de los andes, funciona como refugio
de especies de flora y fauna restringida, incluso de algunas nuevas especies
aún no determinadas de anfibios y lepidópteros.

Además esta área natural protegida alberga a diversas especies que se


encuentran amenazadas o son endémicas de la región. Es así que tenemos 41
especies endémicas de plantas, 11 de aves, 3 de mamíferos, 2 de anfibios y 2
de peces. Asimismo, 20 especies de fauna que se encuentran en alguna
categoría de amenaza, 5 de ellos en peligro de extinción; y 21 especies de
flora en alguna categoría de amenaza, 6 de ellos en estado crítico.

La conservación de esta Reserva de Vida Silvestre es importante también por


los diversos sitios arqueológicos de más de un periodo histórico, una de ellas
perteneciente a una cultura preinca regional, que se encuentran ubicados
estrategicamente en las partes altas de las cuencas del río Chancay y Zaña.

Objetivo

Conservar una muestra representativa de los bosques nublados de la


vertiente occidental de los andes peruanos y sus ecosistemas asociados; el
bosque seco y la jalca. Así como a las especies endémicas, raras y
amenazadas registradas, así como su legado arqueológico existente en el
interior del área y su zona de amortiguamiento.

CONCLUSIONES
Las Áreas Naturales Protegidas por el Estado (ANP) generan beneficios
ambientales, sociales y económicos de índole local y nacional, diversificando
las posibilidades de uso de los espacios naturales protegidos sin
comprometer su fin fundamental, que es

el de conservar la diversidad biológica y los recursos naturales y culturales


asociados, como legados para las generaciones presentes y futuras.

La legislación peruana considera el establecimiento de reservas de tierras


para la conservación de la naturaleza en regiones donde los valores naturales
o culturales son particularmente importantes (desde el punto de vista
económico-social y/o científico-biológico), por lo que desde la década del 40
se han establecido áreas protegidas, las mismas que en conjunto forman el
sistema peruano de áreas naturales protegidas por el Estado

Esta voluntad de la sociedad peruana se refleja claramente en el


establecimiento del Sistema Nacional de Áreas Protegidas cuya misión es
conservar muestras representativas de nuestro patrimonio natural, para que
esta riqueza se mantenga y de frutos en beneficio de los peruanos de hoy y
de las generaciones futuras, lo que implica no solamente conservar las
maravillas del paisaje o la protección de especies en peligro de extinción, sino
que involucra aspectos económicos estratégicos para el desarrollo del país.

INDICE

AREAS NATURALES PROTEGIDAS DEL PERU


DEDICATORIA……………..

AGRADECIMIENTOS……

INTRODUCCION………….

I.PARQUES NACIONALES
1.1PARQUE NACIONAL DE CUTERVO

1.2PARQUE NACIONAL TINGO MARÍA

1.3PARQUE NACIONAL DEL MANU

1.4PARQUE NACIONAL HUASCARÁN

1.5PARQUE NACIONAL CERROS DE AMOTAPE

1.6PARQUE NACIONAL DEL RÍO ABISEO

1.7PARQUE NACIONAL YANACHAGA CHEMILLEN

1.8PARQUE NACIONAL BAHUAJA SONENE

1.9PARQUE NACIONAL CORDILLERA AZUL

1.10PARQUE NACIONAL OTISHI

1.11PARQUE NACIONAL ALTO PURÚS

1.12PARQUE NACIONAL ICHIGKAT MUJA-CORDILLERA DEL CÓNDOR

1.13PARQUE NACIONAL GÜEPPÍ – SEKIME

1.14SIERRA DEL DIVISOR

II.SANTUARIOS NACIONALES
2.1SANTUARIO NACIONAL DE HUAYLLAY

2.2SANTUARIO NACIONAL DE CALIPUY

2.3SANTUARIO NACIONAL LAGUNAS DE MEJIA

2.4SANTUARIO NACIONAL DE AMPAY

2.5SANTUARIO NACIONAL LOS MANGLARES DE TUMBES

2.6SANTUARIO NACIONAL MEGANTONI

2.7SANTUARIO NACIONAL PAMPA HERMOSA

2.8SANTUARIO NACIONAL TABACONAS MANBALLE

2.9SANTUARIO NACIONAL CORDILLERA DE COLAN


III REFUGIOSDE VIDA SILVESTRE
3.1LAQQUIPAMPA

3.2LOS PANTANOS DE VILLA

3.3BOSQUES NUBLADOS DE UDIMA

CONCLUSIONES………………….

ANEXOS………………………………

ANEXOS
ÁREAS NATURALES PROTEGIDAS Miles de ha.
Nacionales (76) 19 456 554.91
Áreas de Conservación Regional (16) 2799 006.36
Áreas de Conservación Privada (83) 280 199.37
Total 22 510 752.26
% Respecto de la superficie del Perú 17.25*

Categoría Nº Extensión (ha) %
PARQUE  NACIONAL 14 9 525 232.64 6.20
SANTUARIO NACIONAL 9 317 366.47 0.25
SANTUARIO HISTÓRICO 4 41 279.38 0.03
RESERVA NACIONAL 15 4 652 449.16 3.62
REFUGIO DE VIDA
3 20775.11 0.02
SILVESTRE
BOSQUE DE PROTECCIÓN 6 389 986.99 0.30
RESERVA PAISAJÍSTICA 2 711 818.48 0.55
RESERVA COMUNAL 10 2 166 588.44 1.38
COTO DE CAZA 2 124 735.00 0.10
 
ZONA RESERVADA 11 2.74
1 505 920.77
TOTAL 76 19 456 554.91

PARQUE NACIONAL DE CUTERVO


PARQUE NACIONAL TINGO MARÍA

PARQUE NACIONAL DEL MANU

PARQUE NACIONAL HUASCARÁN


PARQUE NACIONAL CERROS DE AMOTAPE

PARQUE NACIONAL DEL RÍO ABISEO

También podría gustarte