Está en la página 1de 20

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN


UNIVERSITARIA
CÁTEDRA: GERENCIA ESTRATEGICA
PROFESOR:

LOS SEIS SOMBREROS DE EDWARD BONO

Caracas, Febrero 2021

LOS SEIS SOMBREROS DE EDWARD BONO


Una de las técnicas más creativas para la toma de decisiones grupales es la de los
“seis sombreros para pensar“. Cuando tenemos que tomar una decisión, nuestra mente
contempla las razones y emociones que nos harán decidirnos por una u otra alternativa.
Este proceso se vuelve todavía más complejo cuando la decisión se ha de tomar en grupo.

La técnica de los seis sombreros para pensar fue creada por el genial psicólogo


Edward de Bono (nacido en 1933) y publicada en su libro Six Thinking Hats, en 1985. De
Bono es un referente en el marco de la creatividad y padre del término pensamiento lateral,
otra técnica creativa de resolución de problemas de forma no habitual.

La técnica de los “Seis Sombreros Para Pensar” es una herramienta de comunicación


que facilita la resolución y análisis de problemas desde diferentes perspectivas. Mediante
este método lo que se consigue es reproducir, con sencillez, lo que sucede en nuestra mente
cuando tomamos una decisión, convirtiéndolo en algo sistemática y público. De esta forma,
se organizan las ideas y puntos de vista diferentes de las personas que han de tomar la
decisión simplificando el pensamiento, atendiendo a las cosas una por una. Los
participantes se concentrarán en la idea que está siendo estudiada de forma coordinada y
esto facilitará los cambios de actitudes, representadas por el cambio de sombrero.

SOMBRERO BLANCO

Importancia

Su importancia radica en que es el que mejor para proporcionar información sobre


hecho o cifras, gracias a su postura neutral y objetiva.

Objetivo: Recabar toda la información que se crea necesaria para el tema en


cuestión. Dicha información debe de ser lo más objetiva posible. Debe de estar basada en
cifras y  hechos observables. Se deben de evitar juicios y creencias.

Si no se puede evitar incluir datos subjetivos, estos deben de expresarse de la


siguiente manera: “desde mi punto de vista…”, “yo creo…”, “Juan piensa que…”, “desde
mi forma de ver este asunto…

2
Características

Se caracteriza por ser neutral, la solución que brinda podría ser efectiva, sin embargo
se debe replantear posibles planteamientos. El color transmite neutralidad y nos pone en la
perspectiva del pensamiento objetivo, donde no entran en juego las emociones ni las
opiniones, solo los datos, hechos y cifras comprobables.

 El sombrero blanco busca hechos concretos.


 No interpreta ni da opiniones.
 Se mantiene neutro.
 Toma distancia.

Causas

El blanco es el sombrero de los datos y las cifras. Utilizarlo consiste en dejar de lado
las interpretaciones subjetivas y centrarse únicamente en los datos contrastados.
Probablemente se trate del sombrero que resulta más difícil utilizar ya que, como seres
humanos, es común hacer uso de las emociones para tomar decisiones.

La ausencia de color sugiere neutralidad. Este sombrero tiene que ver con la
información pura. Es como un ordenador: no tiene emociones y, cuando lo utilizamos,
esperamos que nos arroje hechos y cifras, no que discuta con nosotros. El sombrero blanco
informa sobre el mundo, es neutro, es objetivo. Con él, la atención se concentra
exclusivamente en la información disponible, que abarca todos los hechos y cifras
comprobables. La energía se concentra en buscar y plantear información, en tratar de
obtener datos puros y en escindir las extrapolaciones o interpretaciones que muchas veces
suelen enredarse entre ellos. Por eso, este es, quizás, el sombrero que más habilidad exige,
pues separar los hechos objetivos de las derivaciones subjetivas que suelen llevar
aparejadas es una disciplina de mucho rigor

Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

3
Cuando se utiliza el sombrero blanco en una reunión, se corre el riesgo de desatar una
avalancha de información, pues es posible desplegar una lista interminable de datos, hechos
y cifras sobre casi cualquier asunto. Para evitar esto, es necesario hacer peticiones concretas
de información, tal como hace un abogado cuando interroga a sus testigos, y de esta manera
evitar que la pesquisa, por ser muy vaga, dé cabida a un raudal inabarcable de información.

Por lo general, el pensamiento de sombrero blanco suele utilizarse al inicio de la


reunión, como telón de fondo para el ejercicio de pensar que viene, y, a lo largo de la
reunión, vuelve a acudirse a él para definir la información necesaria que hace falta. Es
obvio que este sombrero excluye cosas esenciales, pero su propósito es muy concreto:
proporcionar información, mera información.

El pensamiento de sombrero blanco puede incluir datos subjetivos (como las


opiniones o sentimientos de otra persona) siempre y cuando se planteen como tales: “Juan
piensa que eso no se venderá”, “María odia trabajar en esa área”. Asimismo, puede incluir
hechos creídos, pero, en tal caso, se debe dejar claro que son hechos de segunda clase: “una
vez leí que…”, “creo tener razón al decir que…”. Permitir la referencia a hechos que no
están comprobados no significa que el sombrero blanco abra el camino a especulaciones,
rumores y habladurías, en la medida en que esos datos tienen una función limitada de
hipótesis provisionales y únicamente podrán utilizarse como base para una decisión cuando
hayan sido previamente corroborados.

El neutral, este sombrero es objetivo y basado en hechos y evidencia. Quien se lo


coloca, debe evitar a toda costa pensamientos subjetivos o guiados por emociones, contrario
a eso debe formar juicios, conclusiones y análisis objetivos.

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

Como la veridicidad de la información aportada es algo difícil de comprobar, este


sombrero de naturaleza netamente práctica permite que se plantee toda la información
disponible, si bien exige que, en cada caso, se formule adecuadamente el grado de certeza o

4
de incertidumbre que acompaña a cada hecho. No se trata entonces de expresar opiniones o
deseos, sino de plantear todo lo que puede ser cierto y comprobable, dejando claro el nivel
de certidumbre que envuelve cada hecho. El arte de este sombrero radica en saber moverse
en ese espectro, manifestando correctamente la probabilidad de cada hecho. El pensador de
sombrero blanco es objetivo: como el cartógrafo, se limita a trazar un mapa tan fidedigno
como le sea posible. Por el momento, ignora el uso que tendrá esa información.

En este sentido, lo que acontece en este tipo de reuniones es similar a lo que sucede
en las reuniones japonesas, a las que los participantes no llegan con una idea prefijada de lo
que va a decidirse. El propósito de dichas reuniones es escuchar y ofrecer información que,
al ser organizada sistemáticamente, tomará forma y logrará convertirse en una idea. El
pensamiento de sombrero blanco se inspira en ese modelo. Los hechos se encuentran en la
base. En lugar de partir de conclusiones y pelear por ellas, los hechos son el punto de
partida, que permitirán trazar el mapa y elegir la ruta. Siendo esto muy positivo para la
organización porque se va al punto, pero por otra parte puede ser negativo ya que no
permite una apertura a otro tipo de temas que podría ser importantes para la organización.

Este sombrero nos enseñará a ver las cosas desde un punto de vista objetivo, neutro y
vacío de sesgos. El estilo de pensamiento que aplicaremos se basará en el análisis de los
datos, en el contraste de la información proporcionada sin emitir juicios de valor.

Este enfoque nos permitirá no involucrarnos emocionalmente ante una decisión y


alejarnos. De esta forma la podemos ver de forma más clara y nítida sin distorsiones
emocionales. Tomar distancia es algo importante y fundamental para tomar una buena
decisión, así que con este sombrero nos alejaríamos lo necesario para alcanzar un punto de
vista objetivo.

El sombrero blanco afecta de forma positiva ya que este indica la necesidad de


centrarse totalmente en la información. ¿Cuál se necesita? ¿Cuál está ausente? ¿Cómo
vamos a obtener la que nos haga falta? La información se presentará de la manera más
neutral y paralela posible.

SOMBRERO ROJO

5
Importancia

El portador del sombrero rojo puede expresar sus sentimientos y emociones de


manera, incluso, irracional. Representa las emociones, nuestros instintos y sentimientos
viscerales.

Objetivo: Expresar emociones, intuiciones y sentimientos relativos al contexto de


trabajo. Legitimar y dar visibilidad a los aspectos más irracionales sin necesidad de
justificarlos.

Buscamos tener en cuenta las emociones que suscita un determinado contexto en la


toma de decisiones. Identificar la intención positiva de la emoción y recabar la información
que subyace detrás de la misma.

Características

Se caracteriza por ser emocional, la solución podría discriminar a ciertas personas que
no utilicen esta tecnología dañándolas emocionalmente.

Se utiliza para aportar una visión emocional. Observamos los problemas utilizando la
intuición, los sentimientos y las emociones. El participante expone sus sentimientos sin
tener que justificarlos. También para dar voz a las emociones y sentimientos de los líderes.

Su función dentro de la técnica de los 6 sombreros es:

 Abordar el problema desde la emotividad.


 Plantear una opinión desde los sentimientos más sinceros y pasionales.
 Expresar lo que realmente se desea.

Causas

Las emociones, la intuición y los instintos son la base del pensamiento del sombrero
rojo. Al contrario que en el blanco, donde la objetividad era lo más importante, en este
caso se hace hueco a las emociones y se deja de lado la neutralidad lógica.

6
El color rojo es símbolo de pasión, fuego, calor… y esto hace que sea el color
perfecto para el sombrero de las emociones. Este sombrero se centra únicamente en los
aspectos del pensamiento que no son racionales. Por lo tanto, se debe eliminar todo
resquicio de lógica con este sombrero, haciendo uso únicamente de lo que se siente.

Utilizando este sombrero, surge la posibilidad de expresar los sentimientos, las


emociones y las sensaciones que produce el problema de forma abierta. Por lo tanto, no hay
necesidad, durante el uso del sombrero rojo, de explicar o justificar esos sentimientos.

Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

Esto no resulta muy habitual en las reuniones de negocios, en las que se trata de dejar
de lado las emociones. Sin embargo, para tomar una decisión acertada, no se puede dejar de
lado algo que forma parte tan intrínseca del ser humano como son las intuiciones y los
sentimientos.

Algunas preguntas que pueden ser prácticas al utilizar este sombrero son: ¿qué es lo
que gusta y lo que no de esta situación? o ¿qué sentimientos provoca en quien tiene el
sombrero?

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

 El sombrero rojo es pasional, es emotivo y siente la vida desde el corazón y el


universo emocional. 
 Mientras que el sombrero blanco nos permitía hacer uso de la lógica más neutra,
cuidada y objetiva, el rojo nos lanzará al vacío para abrazarnos a ese mundo
habitado por las subjetividades más palpitantes a la vez que libres.

 En este caso, y al ponernos este sombrero, tendremos la oportunidad de decir en voz


alta qué nos apasiona, qué nos inquieta o que dice nuestra intuición al respecto de

7
la información que tenemos. Asimismo, también nos permitirá entender las
emociones de los demás, las necesidades ajenas.
 Cuando la decisión se centra en las emociones puede afectar negativamente ya que
puede dejar de ser objetivos y pasar a ser subjetivos.
 Por otra parte puede afectar de forma positiva, tomando en cuenta que el sombrero
rojo permite la expresión de los presentimientos, las intuiciones y las emociones
de los miembros sin necesidad de justificación. Permite que todo fluya con mayor
facilidad.
 El pasional e injustificado. Quien toma este sombrero debe dejar ir todos los
sentimientos, emociones, intuiciones, percepciones en torno al tema. Esto incluye
enojo, miedos, tristezas y corazonadas, todo sin necesidad de justificación alguna
por parte de los asistentes y de quien usa el sombrero.

SOMBRERO NEGRO

Importancia

Quien encarne el sombrero negro representará al lógico negativo. Este nos muestra
una visión más racional de una posible decisión, lo que nos permitirá tener una visión
realista del tema

El sombrero de la oscuridad, la prevención y la cautela es, quizás, el que más


utilizamos en la vida cotidiana, el más arraigado en la tradición occidental y el más
importante en el pensamiento, porque nos ayuda a ser precavidos, nos aleja de los peligros
y nos permite, en última instancia, sobrevivir. Si algo no encaja en nosotros, porque no se
ajusta a nuestros recursos, a nuestros valores, a nuestra política o a nuestras características
personales, el sombrero negro es el espacio para señalarlo. Y tal vez por eso mismo suele
ser muy fácil de usar, pues termina siendo una vía para expresar algo que ocurre de modo
natural en nuestros cerebros: la tendencia a sentirnos incómodos ante la “inadecuación” y a
evitar las cosas que no encajan en nosotros.

Características

8
Se caracteriza por ser negativo. La solución podría generar otras problemáticas con
un alto costo por equipos, vulnerabilidad a robos y alto grado de daño debido a la
delicadeza de los mismos.

Es el color de la oscuridad y nos sitúa en un punto de vista crítico y de cautela hacia


un planteamiento. Este es quizás el punto de vista que más solemos utilizar en nuestro día a
día ya que, al fin y al cabo, se trata de identificar peligros, posibles problemas, en una
palabra sobrevivir. Las principales funciones del sombrero negro son:

 Exhibir un juicio negativo constructivo.


 Identificar claramente las barreras, peligros, riesgos y otras connotaciones negativas
necesarias que se deben abordar al momento de tomar una decisión.
 Tener un pensamiento crítico, pero sin querer llegar a la confrontación.
 Su intención será mostrar la realidad negativa de manera conciliatoria.

Causas

Al vestir este sombrero, los integrantes del grupo han de identificar los peligros
actuales de la situación, las barreras a las que los enfrenta, los obstáculos a sortear, los
riesgos de que perdure en el tiempo y cualquier otra característica de connotación negativa.
Es importante tener presente que la intención de este sombrero es la de presentar una crítica
constructiva, ya que pone en relieve los puntos débiles del plan. Buenas preguntas que
hacerse en este momento son: ¿Por qué es tan mala esta situación? ¿Qué tan graves son los
riesgos? ¿Cuáles son los principales impedimentos para alcanzar una solución?

9
Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

Es el opuesto al sombrero amarillo. ¿Qué puede salir mal? Este es el sombrero


encargado de decirlo. Quien se lo coloca debe buscar el punto negativo y pesimista de todo
lo que se mencione en la sesión, por lo tanto debe mostrarse pendiente para detectar el peor
escenario posible de cada idea, alternativa y pensamiento. Normalmente siempre hay
choque con la persona que lleva este sombrero, ya que no es bien vista ni aceptada porque
es el que dice lo que no se quiere escuchar.

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

 El sombrero negro representa lo lógico-negativo y nos enseña a comprender por qué


ciertas cosas pueden salir mal, no funcionar o no acontecer de la forma que
nosotros pensamos.
 Está técnica de los seis sombreros nos ayuda también a ser críticos y a ver la parte
negativa de las cosas para ser más realistas.
 En ocasiones, es necesario ser conscientes de los hechos adversos o complejos, esos
muros sin salida que hay que aceptar para hallar salidas más válidas.
 Asimismo, este tipo de pensamiento se nutre también de nuestra experiencia pasada,
esa que nos recuerda los errores del ayer, esa que nos dice que es mejor intentar
cosas nuevas antes de caer de nuevo en las mismas trampas.
 Afecta de forma positiva ya que permite ver de forma objetiva los problemas o
situaciones que se presenta, se expresa claramente lo negativo que nadie se atreve
a verlo ni menos comunicarlo, de forma constructiva y aportando seguras
soluciones.
 El sombrero negro es utilizado para alertar del riesgo. Es el color más crítico. Aquí
se ajustan las ideas a la estrategia.

10
SOMBRERO AMARILLO

Importancia

Contrario al sombrero negro, nos muestra el lógico positivo de una determinada


situación, permitiéndonos ver las oportunidades, pero desde la realidad.

Objetivo. Identificar los beneficios, fortalezas, ventajas o ganancias del contexto de


trabajo, una idea o un objetivo.

 La idea debe de suponerse desde el mejor escenario posible valorando su máximo


beneficio de cada una de las ideas que se han aportado en la fase del sombrero
verde.

 Si los beneficios no son lo suficientemente atractivos es posible que sea mejor


rechazar la idea e ir a por otra.

Características

Se caracteriza por ser positivo. Las ideas son geniales y siempre serán imitadas por
otras empresas del sector.

El sombrero de pensar amarillo destaca los aspectos positivos, las ventajas, los
beneficios y la viabilidad del proyecto que se está valorando. Es optimista, pero es un
optimismo que no se queda en el simple ímpetu positivo, sino que provoca para que surjan
propuestas y planes de acción

El portador del sombrero amarillo podrá:

 Exponer un juicio positivo, pero lógico.


 Plantear su opinión desde una óptica analítica.
 Presentar argumentos válidos a favor, pero sin caer en el optimismo ciego.

11
Causas

Míster positivo, un mundo color de rosas es la visión de este sombrero. Quien lo usa,
debe ser el optimista y positiva del grupo encontrando siempre ventajas y beneficios de las
cosas en torno al tema y también a lo mencionado por otros sombreros. No obstante, todo lo
que mencione debe ser racional y justificado.

Este sombrero ayuda a pensar positivamente, viendo desde un punto de vista


optimista los beneficios de una idea o situación, sin caer en el optimismo ciego sino más
bien realizando un proceso analítico que busca crear argumentos que justifiquen la
decisión. “¿Qué está yendo bien?” y “¿Cuáles son los beneficios a corto y largo plazo de
esta situación?” son buenas preguntas para hacerse al llevar el sombrero amarillo

Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

Pensar en el sol, en sus rayos y en su luz. El sombrero amarillo son esos destellos de
esperanza que emanan de mirar las cosas con optimismo. Con él, el pensador escudriña los
posibles beneficios de una idea e intenta ver las ventajas de ponerla en práctica. Es un
sombrero de pensamiento constructivo, con el cual se plantean propuestas para propiciar
cambios positivos: solucionar un problema, introducir una mejora o aprovechar una
oportunidad. Este sombrero se relaciona con la eficacia, con hacer que las cosas sucedan.

Es la contracara del sombrero negro, pero es mucho más difícil de utilizar que
aquel, porque, si bien nuestro cerebro tiene incorporado un mecanismo de defensa que nos
lleva a evitar los peligros, no existe un sistema equivalente que nos haga sensibles hacia el
valor de las cosas y las ideas. Y tal como sucede con el sombrero negro, en este caso tiene
que existir alguna razón lógica para valorar las cosas. Si se tratara de una simple
especulación fantasiosa, estaríamos en el territorio del sombrero rojo, bajo la forma de
sentimientos, corazonadas o intuiciones. El pensamiento del sombrero amarillo debe ir más
allá y estar fundado en un esfuerzo consciente por encontrar una base lógica que apoye y

12
refuerce el optimismo planteado, sin que eso signifique que cada punto requiera una
justificación completa y exhaustiva.

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

Mientras el sombrero negro nos ofrecía ese enfoque lógico-negativo tan útil para ser
más realistas en nuestro día a día, el sombrero amarillo nos enseña a aplicar un enfoque de
pensamiento lógico-positivo.

 Podremos ver posibilidades donde otros ven puertas cerradas. Que otras personas
vean pocas o ninguna posibilidad detrás de una puerta, no significa que sea
necesariamente así. Por lo que con este sombrero, siempre siendo realistas, nos da
un enfoque más optimista sobre la realidad y nos anima a ver nuevos retos.
 Desarrollaremos un enfoque constructivo y optimista.

 Ahora bien, esa positividad, esa apertura, estará caracterizada en todo momento por
la lógica. En caso de no mantener esta línea y dejarnos llevar por la fantasía o esa
pasión a veces irracional, estaremos usando el sombrero rojo y no el amarillo.
 Es importante mantener los pies en el suelo.
 En ocasiones, este sombrero depara grandes sorpresas. Algo que parecía inútil
puede adquirir un gran valor cuando nos esforzamos en buscárselo. En la vida
cotidiana, la gente suele verse obligada a resolver problemas, pero rara vez se ve
forzada a buscar oportunidades. Este sombrero proporciona esa oportunidad, pues
el pensamiento que promueve se compone de una mezcla de curiosidad, placer,
avaricia y deseo de “hacer que las cosas ocurran”. Todo eso se traduce en una
actitud: en la disposición a avanzar con esperanza positiva respecto de una
situación. En última instancia, ser positivo no es más que una elección.
 Al someter una idea a esta vía de pensamiento, se debe comenzar con la suposición
del mejor escenario posible, de manera que se pueda valorar el máximo beneficio de
tal idea. Si dichos beneficios son atractivos, hay que estimar las probabilidades de
que ese escenario se dé, pero si en ese plano ideal los beneficios no parecen

13
interesantes, lo mejor es descartar inmediatamente la propuesta. El pensador de
sombrero amarillo actúa de forma semejante a un vendedor, que logra grandes
ventas cuando plantea una visión maravillosa que el cliente (en este caso él mismo)
puede compartir.
 Por lo general, las personas ven el lado positivo de las ideas cuando sienten que se
pueden beneficiar de ellas. El interés personal suele ser el motor fundamental del
pensamiento positivo. Pero el sombrero amarillo no requiere tal motivación. De
hecho, es anterior a ella. El pensador que decide utilizarlo asume una mirada
positiva y optimista, aun antes de encontrar algún beneficio posible en aquello sobre
lo que está pensando.
 Los emprendedores saben bien que hay aspectos muy positivos que no resultan
obvios a primera vista. Ven valor donde todos ven miseria. Y esto no significa que
el sombrero amarillo sea un asunto de grandes expertos o patrimonio exclusivo de
los mayores innovadores. Las propuestas que surjan desde aquí no tienen que ser
excepcionales ni tremendamente ingeniosas. Muchas veces basta con pensar en
métodos que hayan funcionado en otros campos, o con abordar modos rutinarios de
tratar esos temas. Si el sombrero amarillo dirige plenamente el pensamiento hacia la
búsqueda de propuestas, estas nunca serán difíciles de hallar.
 Hay personas ingenuas que llevan su optimismo hasta la insensatez y hacen, por
ejemplo, que su vida gire en torno a la remota expectativa de ganar una lotería. Pero
eso no significa que el optimismo tenga un límite preciso. Por el contrario, la
historia está llena de visiones y sueños poco prácticos que terminaron haciéndose
realidad. Más que ponerle límites a la imaginación, la mejor forma de evitar el
optimismo insensato consiste en preguntarse cuál es la acción que sigue al
optimismo y abandonar la fantasía cuando dicha acción no sea otra que esperar
pasivamente un milagro.
 El sombrero amarillo representa la visión más optimista. Se buscan los aspectos más
positivos de cada propuesta.

14
SOMBRERO VERDE

Importancia

Este es el sombrero más atrevido de todos, puesto que abre las posibilidades
creativas. Está asociado con su idea de pensamiento lateral o divergente.

Objetivo. Elaborar el plan de acción con toda la información recabada.

Es la hora de la estrategia. Ahora debemos definir y elaborar el plan de acción de las


ideas seleccionadas. Debemos de contemplar aspectos como:

 Definir el objetivo principal (formular mediante la herramienta Smart)


 Dividir en pasos el objetivo principal.
 Temporizar y agendar cada uno de los sub-objetivos
 Definir acciones concretas para cada uno de los sub-objetivos
 Asignar roles, tareas y responsabilidades a cada miembro del equipo.
 Definir acciones de control y seguimiento. Agendarlas.
 Identificar recursos necesarios para cada una de las tareas. Si el recurso no se
tiene, definir un plan de acción para conseguir dicho recurso.

Una vez terminada la reunión, se debe recoger en un acta los aspectos tratados en las
diferentes fases. Además, debe de contemplar la hoja de ruta donde se especificará
claramente: Tareas a desarrollar, responsables de cada tarea, recursos necesarios y la
temporización de cada una de las tareas.

Y después… ponerse en acción. Sin acción no hay resultados

Características

Se caracteriza por ser creativo. Las ideas son innovadoras y únicas.

 Es retórico.
 Asume riesgos.

15
 Confronta al lógico negativo (sombrero negro), para buscar alternativas aleatorias
para los posibles riesgos.
 Tiene una postura creativa e ingeniosa.

Causas

El creativo, este sombrero es curioso, imaginativo, soñador. Quien lo usa, aportará


ideas e iniciativas sobre el tema tratado y lo ya mencionado, abriendo nuevas posibilidades
para tomar las decisiones. Se puede basar incluso en otras técnicas como lluvia de ideas.

El sombrero verde representa el momento en el que se desarrollan soluciones


creativas a un problema, analizando posibilidades y alternativas y dejando fluir el
pensamiento libre sin dejar lugar a críticas. El participante que vista el sombrero verde ha
de preguntarse ¿Qué nuevas ideas pueden surgir de esta situación? ¿Qué puedo aportar?
¿Puedo crear algo nuevo con las herramientas de las que dispongo?

Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

El creativo, este sombrero es curioso, imaginativo, soñador. Quien lo usa, aportará


ideas e iniciativas sobre el tema tratado y lo ya mencionado, abriendo nuevas posibilidades
para tomar las decisiones. Se puede basar incluso en otras técnicas como lluvia de ideas.

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

El primero en intervenir en la técnica de los seis sombreros para pensar será el


sombrero azul. Este explicará cuál es el tema en discusión, establecerá las normas del
debate y dará inicio a la dinámica.

 El sombrero verde exige originalidad, creatividad, cruzar fronteras, hacer posible lo


imposible.
 Es en este sombrero donde se contiene el pensamiento lateral, ese que nos invita a
ser provocativos y no tan conservadores, a usar el movimiento novedoso antes que
el juicio restrictivo.

16
 Este tipo de pensamiento nos recuerda a su vez que no es bueno sentirse satisfecho
rápidamente, que hay que encontrar más rutas, más alternativas, generar más
propuestas.
 Es importante en este sombrero librarnos de juicios y condicionamientos externos e
internos y dejar que fluya la imaginación.

SOMBRERO AZUL

Importancia

Este sombrero es el encargado de controlar al resto de los sombreros en cuanto al


tiempo y orden de intervención durante el debate. La persona que encarne el sombrero azul
debe tener competencias de carácter resolutivo o talento en la resolución de conflictos. En
su postura de moderador, el encargado del sombrero azul tendrá la responsabilidad de:

 Dirigir el principio y fin de cada sesión de pensamiento.


 Tener la potestad para situar objetivos.
 Definir la ruta para llevar los objetivos a cabo.
 Realizar preguntas cuando lo considera necesario.
 Mantener al grupo focalizado en el objetivo.
 Evaluar lo que se tiene y hacia dónde se dirige.

Características

Se caracteriza por el control. Se encuentra la solución que brinda un beneficio


esperado. Está representado por el color cielo, está por encima de todo. Se ocupa del
control y orden del pensamiento. Se destaca por llevar el liderazgo de un grupo, por seguir
pistas y un pensamiento autoritario para llegar al final. Se relaciona con el sombrero verde.

17
Causas

Este es el sombrero que han de usar los que presiden o moderan las reuniones, ya que
define objetivos y la ruta para alcanzarlos, evalúan ventajas y desventajas, y ayudan a que
el grupo permanezca enfocado en su labor, preguntando ¿Qué pensamiento necesitamos
poner en práctica para enfrentar esta situación de la manera más eficaz posible? ¿Cómo
organizar el proceso? ¿Cómo planear una estrategia de respuesta?

Consecuencias de tener este tipo de personaje dentro de la empresa

Control y gestión son las palabras que definen este sombrero. Es el juez de la sesión,
es un moderador encargado de controlar el orden de las intervenciones y los tiempos. Por lo
general suele cerrar la sesión por quien lo lleva, -un moderador- pero también es útil que
los participantes se lo coloquen para que adquieran la visión general del proceso. Solo él
tiene la facultad de cerrar las sesiones.

¿Cómo puede afectar positiva o negativamente sus características en la toma de


decisiones?

El color azul lo abarca todo, siempre está presente y domina cada rincón. A su vez,
transmite tranquilidad, equilibrio y también autocontrol. Así, dentro de la técnica de los 6
sombreros para pensar, este es el que tiene el control sobre todo el proceso y de ahí que en
esta dinámica se use dos veces: al principio y al final.

 Al principio para decidir qué sombreros vamos a ponernos, qué orden debemos
seguir y al final para tomar una decisión.
 El sombrero azul representa por tanto el pensamiento estructurado, el que se centra
y nos guía en cada paso, señalando alternativas, proponiendo nuevas estrategias y
manteniendo el control en cada secuencia para que no nos vayamos por las ramas
o nos quedemos estancados.

18
Este es el sombrero que han de usar los que presiden o moderan las reuniones, ya que
define objetivos y la ruta para alcanzarlos, evalúan ventajas y desventajas, y ayudan a que
el grupo permanezca enfocado en su labor, preguntando ¿Qué pensamiento necesitamos
poner en práctica para enfrentar esta situación de la manera más eficaz posible? ¿Cómo
organizar el proceso? ¿Cómo planear una estrategia de respuesta

Finalmente el sombrero azul es el encargado de dirigir este proceso. Define el


problema, establece la secuencia de utilización y vela por su cumplimento.

Se puede resumir diciendo que, esta conocida técnica de los seis sombreros se basa en
que todas las personas, en el  ejercicio de su desempeño profesional, tienen la capacidad de
usar 6 sombreros que van a reflejan diferentes formas de pensar cuando surge un problema
al que enfrentarse o, también cuando se debe llevar a cabo un proyecto o actividad. A cada
sombrero le corresponde un color y, cada uno de los seis colores refleja el contenido del
pensamiento utilizado y el uso que se puede hacer de él, mostrándose con ello distintos
puntos de vista sobre un mismo problema o temática.

Estrategias, programas, colores y Sombreros

El método de los seis sombreros puede ser usado en secuencia para explorar el
problema, después desarrollar un cuerpo de soluciones y, finalmente, seleccionar de este
cuerpo una solución a través del análisis crítico del mismo. Identificando los seis estados a
los que se puede acceder, se pueden crear distintas estrategias y programas; secuencias de
sombreros que abarquen y estructuren el proceso de pensamiento hacia una meta distintiva.

 Ideas iniciales > Azul, blanco, verde, azul


 Eligiendo entre alternativas > Azul, blanco, (verde), amarillo, negro, rojo, azul
 Identificando soluciones > Azul, blanco, negro, verde, azul
 Retroalimentación rápida > Azul, negro, verde, azul
 Planificación estratégica > Azul, amarillo, negro, blanco, azul, verde, azul

19
 Mejora de procesos > Azul, blanco, blanco (otros puntos de vista), amarillo, negro,
verde, rojo, azul
 Resolviendo problemas > Azul, blanco, verde, rojo, amarillo, negro, verde, azul

Y cada uno de los sombreros representa un proceso de pensamiento:

 Sombrero Blanco > Hechos


 Sombrero Rojo > Emociones
 Sombrero negro > juicio negativo
 Sombrero amarillo > juicio positivo
 Sombrero verde > alternativas y creatividad
 Sombrero azul > proceso de control (pensar sobre el pensar)

20

También podría gustarte