Está en la página 1de 2

INVESTIGACIÓN

PROTÓN: Es una partícula subatómica con una carga eléctrica elemental positiva 1,
igual en valor absoluto y de signo contrario a la del electrón, y una masa 1836 veces
superior a la de un electrón. Los protones fueron descubiertos en 1918 por Ernest
Rutherford (1871-1937), químico y físico británico. El protón no es una partícula
elemental sino una partícula compuesta. Está formado por tres partículas unidas por
gluones, dos quarks arriba y un quark abajo, lo que lo convierte en un barión. En
medio de experimentos con gas de nitrógeno, Rutherford notó que sus instrumentos
detectaban la presencia de núcleos de hidrógeno al disparar partículas alfa contra el
gas.
NEUTRÓN: El neutrón es una partícula subatómica, un nucleón, sin carga neta,
presente en el núcleo atómico de prácticamente todos los átomos, excepto el protio.
Aunque se dice que el neutrón no tiene carga, en realidad está compuesto por tres
partículas elementales cargadas llamadas quarks, cuyas cargas sumadas son cero. El
primer indicio de la existencia del neutrón se produjo en 1930, cuando Walther Bothe
y Becker, H. encontró que cuando la radiación alfa cayó sobre elementos como el litio
y boro se emitió una nueva forma de radiación. Inicialmente, esta radiación se creía
que era un tipo de radiación gamma, pero era más penetrante que cualquier
radiación gamma conocida.
ELECTRÓN: El electrón, comúnmente representado por el símbolo e⁻, es una partícula
subatómica con una carga eléctrica elemental negativa. Un electrón no tiene
componentes o subestructura conocidos; en otras palabras, generalmente se define
como una partícula elemental. El 30 de abril de 1897, Joseph John Thomson (1856-
1940) anunció el descubrimiento del electrón (aunque él no lo llamó así, lo llamó
corpúsculo) en una conferencia impartida en la Royal Institution en Londres.
Thomson probó que el electrón era una partícula más ligera que cualquier elemento
conocido y constituyente de todos los átomos; lo que demostraba que estos no eran
indivisibles. Este descubrimiento supuso uno de los hitos de la revolución de la ciencia
de finales del siglo XIX que desembocó en una nueva concepción de la estructura de
la materia y su interacción con la energía. La existencia del electrón había sido
predicha por numerosos investigadores y fue propuesta como la unidad de carga en
electroquímica por G. Johnstone Stoney (1826-1911), que también propuso el
nombre “electrón” en 1881.