Está en la página 1de 5

Las enseñanzas del Srmad Bhagavatam

El carácter ejemplar de Ranti deva

Devoto: El Srimad Bhagavatam compila muchas


enseñanzas, pero para la noche de hoy hemos extraido
para nuestra iluminación la vida y carácter ejemplar de
Maharaj Rantideva.
Rantideva era descendiente de la dinastía de Bharata,
además era un devoto excelso, veía a todas las entidades
vivientes en relación con la Suprema Personalidad de Dios,
y por ello dedicaba por entero su mente, sus palabras y su
mismo ser al servicio del Señor Supremo y de Sus devotos.
Entra Rantideva
Rantideva: Un nuevo día en el palacio, un nuevo día para
intentar servir a los ciudadanos. Oh Señor del Universo, que
siempre permanezca mi corazón fijo en Ti.
ó
Rantideva: Un nuevo día en el palacio, un nuevo día para
intentar servir a los ciudadanos. Oh Señor del Universo,
aunque mi familia y yo pasemos toda clase de privaciones y
nuestro cuerpo tiemble por falta de comida y de agua,
siempre permaneceré sobrio y fijo en Ti.
y se sienta en su trono
Devoto: Rantideva nunca se esforzó por ganar nada.
Personalmente, se contentaba con lo que la providencia le
tuviera reservado, pero, si alguien iba a visitarle, le
agasajaba con todo cuanto tenía. Debido a ello, él y su
familia pasaron muchísimas privaciones. En verdad, él y su
familia temblaban por falta de comida y de agua, pero
Rantideva siempre permaneció sobrio.
Devoto: Y aquí comienza nuestra historia cuando una
mañana, después de cuarenta y ocho días de ayuno,
Rantideva recibió un poco de agua y comida.
Entra la familia de Rantideva y un sirviente les trae el
alimento. Luego se sientan para comer.
entra un brahmana y la familia le ofrece respetos con
manos juntas
Rantideva: (se levanta de su asiento para recibir al
brahmana, le ofrece respetos con manos juntas y el
brahmana le da sus bendiciones) Mis reverencias a sus pies
gran sabio, cuán afortunado soy de tenerle aquí, acaso hay
algo en lo cual podría servirle?
Brahmana: Su Señoría, he viajado un largo camino desde
el sur y necesito algo de comer para continuar con mi
peregrinaje.
Rantideva: Por favor tome este alimento y proceda con
sus peregrinajes.
Brahmana: Le agradezco Maharaj. Usted aunque siendo
Rey es un devoto puro del Señor, siempre conciente de
Krishna y libre de deseos materiales. Puedo ver como su
cuerpo e incluso el de su familia esta debilitado por la falta
de alimento pero usted no ha dudado en ofrecerme algo de
comer. Maya, la energia ilusoria, no puede manifestarse
aqui. Por el contrario, ante usted, maya se desvanece por
completo, como un sueño. (dirigiéndose al publico) En las
escrituras se explica que del mismo modo que no puede
existir oscuridad ante la luz del Sol, en la persona que ha
alcanzado la pureza del estado de conciencia de K ヘミ rishna
no puede existir maya.
Rantideva: Oh brahmana, no digas esa clase de cosas;
sólo debo cumplir con mi deber. Ahora puedes continuar tu
camino!
El brahmana agradece y se marcha.
Rantideva reserva parte de lo que quedaba de comida para
sus familiares.
Rantideva: Mi querida esposa, toma este alimento, el cual
la Providencia el Señor Krishna ha dispuesto que tomemos
para mantener el cuerpo y el alma juntos.
La esposa lo recibe y se retira con su hijo.
Cuando estaba a punto de comerse su parte, un マ sudra
entró a visitarle.
Sudra: Querido Rey, cuanta fortuna reside en mi corazón
con ver su gloriosa persona.
Rantideva: Acércate por favor.
Sudra: (se arrodilla y comienza a hablar) He viajado por un
largo trecho y necesito algo de comer para poder continuar.
Ayúdeme!
Rantideva: Por supuesto, no rueges, toma esta parte de
comida.
Cuando el マ sudra se marcha, llega otra visita. Viene con un
perro y dice:
Mendicante con perros: «¡Oh, rey!, el perro que me
acompaña y yo tenemos mucha hambre. Por favor, danos
algo de comer».
Con muchísimo respeto, el rey Rantideva ofrece el resto de
la comida al perro y a su dueño, que habían venido a
visitarle. El rey les ofrece reverencias y muestras de
respeto.
Ya sólo le quedaba un poco de agua para beber, para esto
el personaje de rantideva lo muestra al publico y cuando se
dispone a beberla, se presenta un chandala.
Chandala: «¡Oh, rey!, yo soy de baja clase, pero, por favor,
dame un poco de agua que beber!».
Conmovido por las lastimosas palabras del pobre y cansado
chandala, Maharaj Rantideva le contestó:
Maharaj Rantideva: No oro a la Suprema Personalidad de
Dios pidiéndole las ocho perfecciones del yoga místico, ni
que me salve del ciclo de nacimientos y muertes. Todo lo
que quiero es permanecer entre las entidades vivientes y
sufrir en lugar de ellas, para que así se vean libres del
sufrimiento.
(después de hablar maharaj Rantideva intenta abrazar al
chandala)
Chandala: No mi Señor, yo soy un intocable!
Rantideva: En tu corazón también reside el Señor Krishna.
Devoto: Las palabras de Maharaj Rantideva eran como
amri ヘ ta, néctar. Es decir que, además de prestar ayuda
física a las personas afligidas, el rey podía salvar la vida de
cualquiera que le escuchase con sólo dirigirle unas
palabras.
Maharaj Rantideva se dirige al publico: Al ofrecer mi
agua a este pobre chandala que lucha por conservar la
vida, me he liberado por completo del hambre, la sed, la
fatiga, el temblor del cuerpo, la tristeza, el sufrimiento, la
lamentación y la ilusión.
Con estas palabras, y aunque estaba a punto de morir de
sed, el rey Rantideva ofrece al chandala su propia ración de
agua sin dudarlo un instante.
Chandala: Maharaj usted definitivamente percibe la
presencia de la Suprema Personalidad de Dios en cada ser
vivo, sin confundirse en que, como el Señor Supremo está
en cada ser vivo, todos los seres vivos son Dios. Tampoco
hace diferencias entre las diversas entidades vivientes.
Usted percibe la presencia del Señor tanto en el brahmana
como en el chandala.
El chandala ofrece respetos y se marcha.
Devoto: Semidioses como el Señor Brahma y el Señor
Shiva pueden satisfacer a todos los hombres que tienen
ambiciones materiales otorgándoles las bendiciones que
desean. (salen los pedigueños en posturas de sus
personajes como estatuas) Esos semidioses aparecieron
ante el rey Rantideva manifestando su verdadera identidad,
pues ellos eran quienes le habían visitado en la forma del
brahmana, el マ sudra, el chandala, etc
(los pedigueños cambian de postura con la mano derecha
dando bendiciones) Rantideva ofrece reverencias.
(habla el sudra): aunque todos nosotros somos los
semidioses, tú Rantideva, tienes la mente fija en los pies de
loto del Señor Vi ミ shnu, pues estas realmente apegado a Él,
la Suprema Personalidad de Dios y por ende no tienes
ningún interés en disfrutar de los bienes materiales que
nosotros podemos otorgar. Tu carácter y fidelidad es
ejemplar!
Devoto: Este hermoso pasatiempo de Rantideva fue un
arreglo de la Suprema Personalidad de Dios, Krishna, para
glorificar a Su devoto y mostrar el carácter tolerante en el
servicio devocional. Pudimos notar, que el carácter
ejemplar de Rantideva era excelso en los tres mundos, el
daba su propia comida en caridad, teniendo que ayunar él y
su familia.
En la historia, todos aquellos que siguieron los principios del
rey Rantideva fueron plenamente favorecidos por su
misericordia y se volvieron devotos puros, apegados a la
Suprema Personalidad de Dios, Narayan. Así, todos ellos
llegaron a ser los mejores entre los yogis.
Seria muy beneficioso para el avance espiritual, aspirar a
alcanzar un estado de tolerancia como la presentada por el
Rey Rantideva.