Está en la página 1de 3

LOS MÉTODOS DE PESCA DE ATÚN ALETA AMARILLA (YELLOW FISH)

Por:
Pablo Aguilar Barriga, paguilarb@outlook.com
Experiencia año 2004-barco atunero Napoleón

Existen varios métodos o técnicas de pesca de atún aleta amarilla (yellow fish). Tenemos la técnica
de los delfines o purples, la técnica de la brisa, la técnica de palo o tronco y el uso de la radio boya.

1. Técnica de Delfines.
Los delfines, mamíferos acuáticos, se hallan asociados con el atún. Donde estos se hallan retozando,
allí es que se encuentra el Thunus Albacorus. Existe al parecer una mutua dependencia entre estas
02 especies acuáticas.

El capitán de pesca a bordo del helicóptero y el cofero (vigía en lo más alto del mástil o cofa del
barco) son quienes avistan la mancha o agrupamiento de “purple”.

Ante todo primero avista el grupo de delfines el cofero o vigía, quien avisa en una especie de clave
al capitán de pesca para que con el helicóptero proceda a corroborar la existencia de un cardumen
de ATUN considerable junto con los delfines.

Existe una fluida comunicación entre el cofero y el capitán de pesca. Si el capitán de pesca da una
respuesta positiva, este ordena al cofero, para que informe al personal de cubierta que proceda a
bajar las lanchas rápidas (espivos). Se requieren por lo menos 05 botes rápidos. Cuando son bajados
a la superficie del mar el panguero, quien se encuentra en la popa del barco les arroja un cabo
(cuerda o soga) para que se sujeten a este cada de las lanchas rápidas descendidas, cada lancha se
sujeta una a la otra con su respectivo cabo y a su vez la primera se amarra al cabo de la panga.

Se esta forma debido a que los delfines tienen un sentido sensorial (auditivo) muy desarrollado y los
motores de los espivos pueden espantarlos y con ellos se escapa el cardumen de atún.

El capitán de pesca ordena bajar los botes varias millas antes de llegar al agrupamiento de delfines.
Debido ante todo por la bulla que puedan causar los motores de los espivos al bajarlos a la
superficie del mar y estos proceden a agruparse en línea recta con sus respectivos cabos y el cabo
que les es lanzado desde la panga.

Cuando la mancha de delfines, se encuentra cercana y se puede avistar con la visión humana, el
capitán de pesca procede a ordenar a las lanchas rápidas abrirse por la parte derecha del barco. Casi
simultáneamente se ordena larga. Es decir que la panga debe soltarse hacia la superficie del mar y
con ella arrastrándose la enorme red conformada por las boyas (corchos) de la red y las anillas o
cáncamos abajo.

Por su parte el barco procede a aumentar la velocidad y a cerrar el cerco de la red que se pretende
realizar. Los botes rápidos giran circularmente en los lugares donde la red no ha sido cerrada. Allí
solo existe el cable que pasa por las anillas. Todo es simultáneo. El helicóptero pues desde el aire
lanza una especie de bengalas que al caer al mar aturden a los delfines. Estos ven que van a ser
cercados y tratan por un medio u otro escapar, es por ello que es necesario marearlos haciendo bulla
en el barco o mediante movimientos circulares de los botes rápidos y con el propio helicóptero. No
se puede cantar victoria hasta que la panga por proa entregue el cable que se enrollará en el winche
e igualmente el cable de popa no se haya enrollado hasta un límite que impida la salida de los
delfines y de los atunes por supuesto.

1
Cuando se ha cercado totalmente la mancha de delfines, se procede a estibar la red hasta una
sección de esta denominada malla de los delfines o purples. En este momento se deja de estivar la
red para proceder a alistarse con sus respectivas chapaletas y snorkel y zambullirse en el mar afín de
sacar a los delfines en su totalidad, ya que, no está permitido por la Comisión Interamericana de
Atún Tropical (CIAT) siglas en ingles matar a los delfines. Es necesario pues sacar a los delfines
debido a la existencia de un fiscal que aborda el barco en cada campaña de pesca (marea).

Al ser sacados todos los delfines. Un bote que nos aguarda en el extremo más alejado de la red y el
cual mediante señales ordena al navegador que gire el motor de proa del barco a fin de hundir la red
y los delfines puedan salir por su propia cuenta. Los marinos que están en el agua se encargan de
hacer movimientos en el agua tanto en la profundidad como en superficie, para encajonar a los
delfines y estos se acerquen al barco y sea más problemático sacarlos.

Si los delfines son evacuados satisfactoriamente, el bote que se encuentra realizando las señales del
movimiento del motor de proa del barco, cesa de hacer señales y procede a colocar un bollarín. Si el
bollarín es instalado, los marinos se encaraman en el bote y son llevados al barco a fin de proseguir
con la estivación de la red.

2. Técnica de Brisa.
La pesca de brisa (atún solo y sin acompañamiento) trabaja de forma distinta de las otras técnicas.
Cuando el cofero avista un cardumen de atún (brisa) avisa al capitán de pesca. Este sale de
inmediato con el helicóptero afín de chequear la biomasa marina. Si el cardumen es representativo
manda inmediatamente bajar las lanchas. Estas se ubican en este caso en la parte izquierda del
barco. La bulla del barco y de los espivos no afecta en nada el proceso de pesca de la brisa.
Únicamente se debe manejar todo el sistema con mucha cautela y serenidad con la finalidad de no
cercar el atún en el momento inadecuado. Los lancheros usan bombas que revientan dentro del
agua, así también, el helicóptero lanza bombas desde el aire y se golpea el barco según donde el
cofero indique para aturdir y desorientar el atún.

El cardumen de atún actúa con habilidad. Desea escabullirse. Es por eso que son necesarios los
movimientos circulares de las lanchas o espivos mientras la panga extiende la red y esta es una con
la proa del barco. Las lanchas mientras giran circularmente lanzan bombas ensordecedoras que
aturden el atún.

Ya cuando el objeto de pesca ha sido cercado se procede a estibar la red. En el caso de brisa, no se
hace alto alguno. La estivación de la red es continua. Es un trabajo extenuante y agotador. Solo en
determinados momentos se hace alto. Se estiva la red hasta que el atún haya quedado embolsado y
se proceda a sacarlo del mar hasta la bandeja o recipiente y de allí hacia el orificio que lo conduce
por las canaletas a las cubas de enfriamiento.

La pesca de brisa es rara encontrarla. Lo más común es pescar los delfines. Son distintos
procedimientos de pesca.

3. Técnica de Palo o Tronco.


Consiste en rodear un tronco o palo en cual se ha formado con el pasar del tiempo un ecosistema
que puede ser considerablemente representativo para hacer un lance. El cofero o vigía del barco es
quien avista el palo y da la señal. En este caso un espivotero sale a revisar el contenido del palo. Si
es afirmativa la respuesta se procede a realizar el lance.

2
Los troncos suelen contener cantidades representativas de atún. En ciertas ocasiones se ha obtenido
de 10 y hasta 200 toneladas de atún. Es poco probable encontrar un palo. Mayormente se trabaja
con la brisa y el purple (delfín). Los palos rara vez se encuentran.

Los barcos atuneros que trabajan en el Océano Pacifico Oriental peinan todas las zonas aledañas a
los mares territoriales de los países latinoamericanos que tienen costas con el océano pacifico. Los
barcos vienen preparados con cañas o troncos que se siembran afín de generar de forma artificial un
ecosistema en el cual se genere un cardumen representativo de atún. Para los sembrados usan cañas
de bambú atados una a la otra de forma paralela. Se lanza y se deja a fin de que en un proceso de
varios años se genere un cardumen representativo de atún.

Figura 1: Barco Atunero Napoleón en plena Navegación.