Está en la página 1de 3

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria


Universidad Nacional Experimental de los Llanos Occidentales
“Ezequiel Zamora”; en Convenio con el IESIP
San Cristóbal, Táchira

Informe sobre los Principios:


De Progresividad
Pro Homine

Alumna: Sánchez Fiallo Aleida


Cédula de Identidad: V.- 14.1790.068
Primer Trimestre de Derecho
Sección: “U”
Facilitador: Abg. Sami Hamdan S.

San Cristóbal; 12 de diciembre de 2020


Principio de Progresividad
De conformidad con la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela, el cual establece en su artículo 19, el cual establece: “Artículo 19:
El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y
sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e
interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son
obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con esta
Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados
por la República y con las leyes que los desarrollen.” Observamos que este
principio presenta la garantía que todos los ciudadanos venezolanos,
indistintamente de su condición política, económica, religiosa o social, disfruten
de los derechos humanos y tratados internacionales de los cuales forme parte
la República Bolivariana de Venezuela.
Desde otro punto de vista, la progresividad es un principio de
gradualismo de los derechos humanos y significa la realización paulatina del
derecho al pleno cumplimiento, es decir, para la realización de ciertos derechos
es necesario tomar medidas en el corto, mediano y largo plazo, pero deben
realizarse de la manera más rápida y efectiva posible.
En las demás ramas del Derecho, este principio nos indica que en la
medida en que los derechos adquiridos superen a los establecidos,
presentando mejorías, en ese nivel el derecho personal e individual también va
incrementándose, en las mismas proporciones. En el caso en que ocurriese lo
contrario; es decir, el derecho positivo presentare cambios desfavorables,
entonces los derechos individuales permanecerán en el nivel favorable.
En conclusión, desde mi punto de vista la progresividad en materia de
Derechos Humanos, nos indica que cuando haya cambios positivos y
materiales, literalmente, estos cambios forman parte de la esfera de derechos
personales de los connacionales.
Principio Pro Homine
Este principio tiene relación directa con el principio de progresividad, tal
como lo presenta el autor “Álvarez (2005), alude a que las normas de los
derechos humanos deben interpretarse “…de forma que resulte favorable al
hombre, por el simple hecho de ser un miembro de la especie humana.” (p. 30).
Por añadidura, el artículo 23 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, estable: “Los tratados, pactos, y convenciones
relativas a derechos humanos, suscritos y ratificados por Venezuela, tienen
jerarquía constitucional y prevalecen en el orden interno, en la medida en que
contengan normas sobre su goce y ejercicio más favorables a las establecidas
en esta Constitución y en las Leyes de la República y son de aplicación
inmediata y directa por los tribunales y demás órganos del Poder Público.”
En este sentido se ratifica la idea que sea venido planteando, en cuanto
al beneficio que da el que un derecho humano sea elevado al rango
constitucional, ya que como he mencionado, así mismo se incrementan los
derechos humanos individuales.
El Principio Pro Homine también se conoce con como el carácter
supranacional de las normas internacionales, ya que una vez que una norma
internacional pasa a formar parte del ordenamiento jurídico nacional, luego que
revista la forma de una ley sancionada por la Asamblea Nacional y promulgada
por el Presidente de la República, surja un conflicto con las normas del derecho
interno, esa posibilidad exige un estudio sobre la naturaleza jurídica de los
tratados y su rango en la jerarquía de las normas.
En conclusión, los tratados y leyes, como normas de derecho interno,
tienen fuentes distintas y si no existe una adecuada coordinación entre los
órganos competentes para producir unas u otras, se produciría contradicciones
u oposiciones entre ellas. Es por esta razón que debe existir una excelente
comunicación entre las distintas ramas del Poder Público Nacional.

También podría gustarte