Está en la página 1de 2

LOS TEXTOS EXPOSITIVOS

Definición: Un texto expositivo es aquel que se utiliza para explicar unos determinados
hechos o ideas relacionados con algún tema académico (Lingüística, Filosofía,
Psicología, Historia…). Para que estos hechos o ideas sean comprendidos por el
receptor, la exposición debe ser siempre lo más clara y concisa posible.

Tipos: Existen dos tipos básicos de exposición, según la formación de la persona que la
recibe:

1) EXPOSICIÓN DIVULGATIVA: Está dirigida a un público amplio, que no


tiene por qué haber recibido una preparación previa. Es la que podemos ver
en charlas, coloquios, conferencias públicas, etc.

2) EXPOSICIÓN ESPECIALIZADA: Está dirigida a un público que domina


una determinada materia, esto es, a gente preparada que domina un
vocabulario especializado. Se da este tipo de exposición en congresos,
revistas especializadas, tratados, etc.

Requisitos: Para que una exposición sea efectiva y transmita los hechos o ideas que
contiene, debe cumplir ciertas exigencias:

1) CLARIDAD Y PRECISIÓN: Para poder ser comprendida no es conveniente


que el autor del texto emplee estructuras sintácticas enrevesadas o palabras
superfluas.

2) ORDEN: Las ideas deben aparecer ordenadas y jerarquizadas, de manera que


podamos distinguir claramente dónde acaba una y dónde empieza la otra.

3) ESTRUCTURA SENCILLA: Suelen utilizarse tiempos simples del Indicativo,


las oraciones suelen seguir la estructura lógica (Suj + Vbo + Complementos) y
se añaden circunstancias y explicaciones en momentos pertinentes.

Estructuras expositivas: Existen varias maneras de organizar las ideas en una


exposición. La estructura más habitual es la Estructura-Marco, en la cual existen
dos variantes:

1) ESTRUCTURA DEDUCTIVA: Empieza enunciando la idea principal del


texto, a continuación la ilustra con ejemplos y por último se saca una conclusión.

2) ESTRUCTURA INDUCTIVA: Empieza enunciando los ejemplos para a raíz


de ellos sacar la idea principal y redactar la conclusión.

Organización de los ejemplos: En un texto expositivo lo más habitual es que se


presenten varios ejemplos para ilustrar la idea principal. Estos ejemplos se
organizan de diversas maneras.

1) Estructura enumerativa: Enuncia las ideas una tras otra, por ejemplo, la lista
de propiedades de un objeto.
2) Estructura secuencial: Presenta las ideas en orden cronológico, siguiendo una
pauta…

3) Estructura paralelística: De un concepto general salen varios subapartados.

4) Estructura causa/efecto: Presenta acontecimientos y sus consecuencias.

5) Estructura de enunciación/resolución: Presenta en su primera parte un


problema y en la segunda ofrece la solución.

6) Estructura de comparación/contraste: Indica similitudes y diferencias entre


varios elementos.

También podría gustarte