Está en la página 1de 72

Manual de contenidos

Índice de contenidos
Unidad 4: La Utilización del Dominio Público Hidráulico ..................................................................................3

Aspectos generales de la utilización del dominio público hidráulico ................................................................. 3


Introducción y Marco Jurídico General ......................................................................................................... 3
El uso del Dominio Público Hidráulico: Introducción.................................................................................. 5
Utilización privativa del dominio público hidráulico............................................................................................. 6
Tipos de título para la utilización privativa ................................................................................................... 6
Especial referencia a las concesiones de aguas .......................................................................................... 8
Facultades de los organismos de cuenca en relación con el control de los aprovechamientos de
aguas ............................................................................................................................................................... 30
Otras concesiones del dominio público hidráulico ................................................................................... 39
Modificación en los títulos para el uso privativo ....................................................................................... 40
La Extinción del derecho al uso privativo de las aguas............................................................................. 52
La defensa de los derechos al uso privativo. Especial referencia al Registro de Aguas ....................... 57
Uso comun especial del dominio público hidráulico.......................................................................................... 70
Tipología de actuaciones .............................................................................................................................. 70
El Régimen de Autorización.......................................................................................................................... 70
La Declaración Responsable ........................................................................................................................ 72
Documentación Complementaria......................................................................................................................... 72

Página 2 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Unidad 4: La Utilización del Dominio Público


Hidráulico
Aspectos generales de la utilización del dominio público hidráulico

Introducción y Marco Jurídico General

Como ya se ha indicado al hablar del marco jurídico de las aguas, la Directiva Marco del Agua es una pieza
fundamental en nuestro derecho de aguas. Pero ¿contiene la Directiva Marco del Agua alguna previsión acerca
de la naturaleza jurídica de las aguas? La respuesta debe ser negativa, es decir, la Directiva Marco del Agua
no prejuzga cuál sea o deba ser la naturaleza jurídica de las aguas, lo que deja al albur del derecho
interno de cada Estado y únicamente se centra en proyectar su régimen protector sobre los distintos
tipos de masas de agua.

No obstante, la creación de un dominio público natural es una de las más efectivas técnicas de protección
de ciertos tipos de bienes y entornos, y por eso nuestra legislación no ha dudado en emplear este sistema
para proteger ciertos recursos naturales. Es el caso de las aguas: las superficiales ya fueron consideradas
demaniales en las leyes de 1866 y 1879 y la Ley de Aguas de 1985 pretende concluir este proceso con la
demanialización casi completa de las aguas continentales, al añadir las subterráneas.

Así pues, el dominio público hidráulico, al ser uno bien de carácter demanial, debe someterse también en la
regulación de su utilización a la teoría general del uso de los bienes de dominio público que se regula en
la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, con las especialidades que imponga la legislación
sectorial.

Tipos de Usos del Dominio Público Hidráulico

La teoría general del dominio público distingue entre el uso común y el uso privativo. El uso común es aquel
que corresponde por igual a todos los ciudadanos, y donde el uso por uno no impide el uso por los demás.

Cabe distinguir dos tipos de uso común:

General

En el que no concurren circunstancias singulares, se realiza por el público en general, de forma anónima, sin
necesidad de título y bajo las notas de libertad y gratuidad.

Especial

En el que concurren especiales circunstancias de intensidad o peligrosidad, que demandan la exigencia de un


título como forma de control. Este título puede ser la autorización o la declaración responsable. Puede no ser
gratuito.

Por su parte, el uso privativo supone la ocupación de una porción de dominio que limita o excluye la
utilización por los demás. No es gratuito y el título por excelencia es la concesión.

Página 3 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Tipos de Título: la concesión y la autorización

Tradicionalmente la doctrina ha diferenciado la concesión y la autorización señalando que mientras la


autorización permite el ejercicio de un derecho preexistente, la concesión crea en beneficio del
concesionario un derecho del que antes carecía totalmente. No obstante, los límites entre ambas
instituciones son en algunos casos difusos.

Tampoco podemos decir que haya una correspondencia concesión-uso privativo y autorización-uso común
especial, pues si bien la concesión se considera como título jurídico por excelencia para la utilización privativa
de los bienes de dominio público, nuestra legislación de patrimonio de las administraciones públicas admite
que el uso del dominio público por plazos inferiores a 4 años y que no exija instalaciones fijas pueda
ser amparado por autorización. La concesión es normalmente más compleja desde un punto de vista
procedimental y opera siempre bajo los principios de publicidad y concurrencia.

Página 4 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

El uso del Dominio Público Hidráulico: Introducción

El uso del dominio público hidráulico (en adelante DPH) responde al patrón general de uso común (general
y especial) y uso privativo:

General

El uso común general del DPH es aquel que no precisa de título y se realiza bajo las notas de libertad y
gratuidad. Se regula en el art.50 del Texto Refundido de la Ley de Aguas, aprobado por Real Decreto Legislativo
1/2001, de 20 de julio (en adelante TRLA) y en el art. 50 del Reglamento del Dominio público Hidráulico,
aprobado por Real Decreto 849/1986, de 11 de abril (en adelante RDPH):

Artículo 50.

1. Todos pueden, sin necesidad de autorización administrativa y de conformidad con lo que dispongan las leyes y
reglamentos, usar de las aguas superficiales, mientras discurran por sus cauces naturales, para beber, bañarse y
otros usos domésticos, así como para abrevar el ganado.

2. Estos usos comunes habrán de llevarse a cabo de forma que no se produzca una alteración de la calidad y
caudal de las aguas. Cuando se trate de aguas que circulen por cauces artificiales tendrán, además, las limitaciones
derivadas de la protección del acueducto. En ningún caso las aguas podrán ser desviadas de sus cauces o lechos,
debiendo respetarse el régimen normal de aprovechamiento.

Especial

En el uso común especial concurren especiales circunstancias de intensidad o peligrosidad, que demandan
la exigencia de un título como forma de control. El título habitual es la autorización y se encuentra regulada en
el art.53 RDPH:

Artículo 53.

1. Los usos comunes especiales a los que se refieren las secciones V y VI de este capítulo, que por su especial
intensidad puedan afectar a la utilización del recurso por terceros, requerirán autorización. Los procedimientos de
otorgamiento de las autorizaciones respetarán los principios de publicidad, transparencia y objetividad

En algunas ocasiones la autorización puede ser sustituida por una declaración responsable (art.51.1
RDPH). En cualquier caso, el uso puede no ser gratuito y no impide necesariamente la utilización del recurso
por terceros. El ejemplo clásico es la navegación.

La fórmula de declaración responsable también se ha incorporado recientemente en la normativa de


algunos planes hidrológicos (Ebro y Duero), para autorizaciones de actuaciones menores de conservación y
mantenimiento del DPH, con objeto de simplificar y agilizar procedimientos.

Privativo

El uso privativo del DPH supone la ocupación de una porción de dominio que limita o excluye la utilización
por los demás. No es gratuito y el título por excelencia es la concesión, aunque también puede adquirirse por
ministerio de la Ley, que es lo que habitualmente denominamos como uso privativo por disposición legal y que
veremos más adelante. Así lo establece el TRLA en su art. 52:

Artículo 52. Formas de adquirir el derecho al uso privativo.

1. El derecho al uso privativo, sea o no consuntivo, del dominio público hidráulico se adquiere por disposición legal o
por concesión administrativa.

2. No podrá adquirirse por prescripción el derecho al uso privativo del dominio público hidráulico.

Página 5 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Utilización privativa del dominio público hidráulico

Tipos de título para la utilización privativa

Por concesión
Título jurídico por excelencia para la utilización privativa de las aguas y otros bienes del DPH título jurídico por
excelencia para la utilización privativa de las aguas y otros bienes del DPH.
Por disposición legal
Autorización, permite el ejercicio de un derecho preexistente.

Usos privativos por disposición legal

Artículo 54.
1. El propietario de una finca puede aprovechar las aguas pluviales que discurran por ella y las estancadas, dentro
de sus linderos, sin más limitaciones que las establecidas en la presente Ley y las que se deriven del respeto a los
derechos de tercero y de la prohibición del abuso del derecho.

2. En las condiciones que reglamentariamente se establezcan, se podrán utilizar en un predio aguas procedentes
de manantiales situados en su interior y aprovechar en él aguas subterráneas, cuando el volumen total anual no
sobrepase los 7.000 metros cúbicos. En los acuíferos que hayan sido declarados como sobreexplotados, o en riesgo de
estarlo, no podrán realizarse nuevas obras de las amparadas por este apartado sin la correspondiente autorización.

En este caso, el derecho al uso de las aguas nace de la propia Ley, a favor de aquellos que cumplan
determinadas condiciones y sometido a una serie de límites. Véase que el derecho se refiere tanto a aguas
pluviales (que discurren o se estancan), sin límite cuantitativo alguno, como a aguas de manantiales que surgen
en una finca o procedentes de acuíferos mediante su alumbramiento, pero en estos casos sí sometido al límite
cuantitativo. Es un derecho que sólo se reconoce al propietario de la finca. Por tanto es un derecho sometido
a límites objetivos (sólo para uso en la misma finca en la que surge o es alumbrada el agua), subjetivos (sólo se
reconoce al propietario de la finca) y cuantitativo (7000m3/anuales –salvo aguas pluviales-).

Para que la administración pueda comprobar que concurren estos requisitos es precisa por parte de quien
pretende este uso una comunicación con una serie de datos mínimos, a efectos de control, estadísticos y de
inscripción en el Registro de Aguas. El procedimiento concreto se regula en los artículos 84 a 88 RDPH. Es
un procedimiento bastante sencillo: solicitud, documentación acreditativa de la propiedad, planos y memoria
técnica, y resolución por el Organismo simplemente con una comprobación sobre el terreno para determinar
que no se afecta a otros aprovechamientos, procediéndose en ese caso a su inscripción.

La Concesión: introducción y tipos

De entre los distintos títulos que amparan el uso y disfrute del agua, lo cierto es que la concesión es el que
ha prevalecido al ser el que mayores garantías de todo orden ofrece a los distintos partícipes en la gestión del
demanio hidráulico, aunque curiosamente ni la Ley de Aguas de 1985, ni el Texto Refundido del 2001 contienen
una definición legal de la concesión.

Artículo 59.2
En este sentido el artículo 59.2 del vigente Texto Refundido de la Ley de Aguas dispone que “las concesiones
se otorgarán teniendo en cuenta la explotación racional conjunta de los recursos superficiales y subterráneos, sin
que el título concesional garantice la disponibilidad de los caudales concedidos”, añadiendo el artículo 60.1 del
mismo Texto que “ en las concesiones se observará, a efectos de su otorgamiento, el orden de preferencia que se

Página 6 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

establezca en el Plan Hidrológico de la cuenca correspondiente, teniendo en cuenta las exigencias para la protección
y conservación del recurso y su entorno”.

Como institución jurídica


Podemos considerar la concesión como el título por excelencia en virtud del cual la Administración puede
atribuir derechos de uso privativo sobre el dominio público hidráulico, pero siempre teniendo presente el
interés público y social.

Como instrumento de gestión administrativa


La concesión es también un instrumento de gestión administrativa. La dicción de los preceptos transcritos
pone de manifiesto, con toda claridad, cómo para el otorgamiento de cualquier concesión ha de atenderse a la
explotación racional conjunta del recurso hídrico de que se trate.

Así, la expresión “explotación racional conjunta” se configura como un verdadero concepto jurídico
indeterminado que debe ir unido al análisis conjunto de la capacidad de la concreta unidad hídrica implicada,
al compromiso actual y futuro de caudal de agua disponible así como de los ecosistemas ligados a ella. Esta
expresión no debe ser entendida como explotación racional desde el punto de vista económico, porque más
que un bien comercial o un mero recurso, el agua es un patrimonio, tal y como nos dice la Directiva Marco del
Agua.

Por todo ello, precisamente el artículo 59.4 del Texto Refundido de la Ley de Aguas configura el otorgamiento
de la concesión con carácter discrecional, esto es, la Administración no está obligada a otorgarla por el mero
hecho de que existan caudales disponibles, pero exige que la resolución que recaiga al respecto haya de ser
motivada y adoptada siempre en función del interés público. La discrecionalidad está además acotada por una
serie de elementos reglados entre los que podemos destacar los usos a que puede dedicarse, su limitación
temporal, las condiciones a que debe ajustarse y el procedimiento para su otorgamiento.

Como título para el particular


Finalmente, la concesión es también un título para el particular: una vez que el solicitante obtiene la
concesión, ésta se convierte en un verdadero derecho, en una situación jurídica individualizada que, además,
tiene un contenido patrimonial y puede ser inscrito en el Registro de la Propiedad con los efectos de éste. Se
ratifica este valor patrimonial e interés económico desde el momento que la seguridad jurídica que presupone
su inscripción en el Registro de Aguas permite que pueda servir a su titular de aval o garantía ante una entidad
de crédito (es un derecho embargable) y con la nueva redacción del art.343 del Reglamento del Dominio
Público Hidráulico, se admite la posibilidad de que se convierta en un título negociable en relaciones jurídico-
privadas, se admite su enajenación y el reconocimiento de tal valor económico augura el surgimiento de un
verdadero mercado en que se negocien y coticen tales títulos. Pero si la concesión proporciona un derecho,
conlleva igualmente la imposición de una serie de obligaciones.

El concesionario se corresponsabiliza, por medio de la concesión, en la gestión del agua. Responde del buen
uso del bien concedido, normalmente controlado a través del respeto al mantenimiento de las características
de la concesión y del cumplimiento.

En cuanto a los tipos de concesión, merece la pena mencionar la distinción entre concesiones rogadas y
concesiones licitadas, pues nuestra legislación de aguas contempla ambos tipos.

Rogada

En la concesión rogada, es el peticionario el que toma la iniciativa solicitando libremente una concesión
para el aprovechamiento de las aguas, y es él mismo el que promueve la concurrencia solicitando la apertura
del trámite de competencia de proyectos si este es necesario.

Página 7 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Licitada

En las concesiones licitadas es la Administración la que promueve la concurrencia convocando un


concurso para seleccionar un potencial concesionario para un aprovechamiento de su interés, que
normalmente supone la utilización de infraestructuras públicas. A través del pliego del concurso la
Administración fija unos requisitos y condiciones mínimas. Los concursantes hacen sus propuestas y en base a
ellas la Administración elige el que a priori resulta ser el mejor concesionario, y el seleccionado formula luego
la solicitud de concesión. Así pues, el trámite de competencia de proyectos de las concesiones rogadas se ve
sustituido por el de previo concurso en las concesiones licitadas.

Finalmente, hay que tener en cuenta que la concesión es el título por excelencia para el aprovechamiento
privativo de todos los bienes del DPH, aunque la regulación se centra en la concesión de aguas, como
bien emblemático de este tipo de dominio, y por eso nos referiremos a ella de forma más extensa en esta
exposición.

Especial referencia a las concesiones de aguas

El procedimiento concesional

Este procedimiento se rige por los principios del art.93.2 RDPH: publicidad y tramitación en competencia
(selección de la petición que proyecta la más racional utilización del agua y una mejor protección del entorno)
y 98 TRLA: compatibilidad del aprovechamiento con el respeto al medioambiente. En esta línea, la última
modificación del Reglamento del DPH efectuada por el RD 638/2016, incorpora un nuevo apartado 2 en el
artículo 96, el cual establece que: “las concesiones y reservas para usos existentes o previsibles, se otorgan según
las disponibilidades existentes obtenidas una vez que se ha aplicado la restricción derivada del cumplimiento de
los caudales ecológicos de conformidad con el artículo 49 ter”. Se regula en los artículos 104 y siguientes
del RDPH. Se tramita por la Comisaría de Aguas de la correspondiente Confederación Hidrográfica y es
resuelta normalmente por el Presidente del organismo (aunque esta competencia es delegable). Sólo quedan
fuera de la competencia del Presidente las concesiones vinculadas a obras de interés general, las de los
aprovechamientos hidroeléctricos de más de 5.000 KVA y aquellas que comporten transferencia de recursos
entre cuencas.

El plazo máximo para resolver y notificar es de 18 meses. Este amplio plazo tiene que ver con la
complejidad del procedimiento, y si bien pudiera parecer demasiado formalista y extenso por el número de
trámites que lo componen, ha conseguido, sin embargo, aunar en un solo cauce la concurrencia de cuantos
tengan algo que decir sobre la futura concesión: se da voz al solicitante, al organismo de cuenca, a los terceros
afectados, a los ciudadanos y a otras Administraciones Públicas.

Se trata así de respetar los intereses particulares y competencias públicas con las que colisiona o, cuanto
menos, incide la concesión sobre el dominio público hidráulico. Por eso, además de complejo, es participativo
y garantista.

A continuación analizaremos cada uno de estos trámites, con cierto detenimiento pues el procedimiento
concesional es el procedimiento por excelencia en lo que a la utilización del DPH se refiere, por lo que sus
prescripciones resultan aplicables a los trámites de otros procedimientos vinculados a la utilización del DPH e
incluso supletorias a falta de regulación específica en aquellos.

Página 8 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Trámites procedimiento concesional

1. Inicio del expediente

2. Competencia de proyectos

3. Petición de informes

3. Información pública

4. Visita de reconocimiento

5. Informe propuesta

6. Trámite de audiencia

7. Informe de la abogacía del estado

8. Ofrecimiento de condiciones

9. Resolución

10. Acta de reconocimiento final

1. Inicio del expediente

El expediente se inicia a instancia de parte. Si el procedimiento exige trámite de competencia de proyectos, la


petición del particular debe solicitar la apertura de este trámite, y es una vez abierto este cuando se presenta la
solicitud de concesión con toda la documentación exigida. Si este trámite no resulta necesario, la petición inicial
concretará todos los extremos de la concesión que pretende y adjuntará ya toda la documentación necesaria
para su tramitación.

Documentacion necesaria:

Documentación para acreditar

• la legitimación

• la representación

Documentación
técnica

• proyecto o memoria: justificación de obras y caudales, sistema de control de caudales, impactos sobre la
continuidad fluvial

• documentación gráfica

Página 9 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Documentación
según el uso

• riego: acreditación de la propiedad de la tierra a regar, estudio agronómico, plano parcelario, análisis y
propuesta de buenas prácticas para eliminar la contaminación difusa

• abastecimiento: censo de población y ganadero, informe sanitario

A continuación veremos de forma más detallada esta documentación

• Solicitud de concesión y documentación a adjuntar

Debe cumplimentarse una solicitud cuyo contenido concreto varía en función de la petición, según se trate
de aguas subterráneas o superficiales, del uso que se pretende, del caudal u otro tipo de circunstancias.
Normalmente hay modelos de solicitud en todas las Confederaciones Hidrográficas. http://www.chduero.es/
Inicio/Procedimientosymodelosdesolicitud/tabid/70/Default.aspx#Concesiones

Es esencial tener claro el uso que pretende el solicitante y saber interpretar la petición de manera que se
adecue el uso a alguno de los definidos tanto en el artículo 49 bis del RDPH como en su caso a la normativa
del correspondiente Plan Hidrológico de cuenca. Con independencia de que la solicitud esté correctamente
cumplimentada y con la documentación oportuna, el tramitador deberá hacer en todo caso una valoración
de la solicitud y revisar los derechos preexistentes para obtener mayor información, de forma que se eviten
errores y duplicidades de derechos.

La solicitud debe acompañarse con la documentación que resulte necesaria. En principio, cualquier
persona física o jurídica puede solicitar una concesión. En el caso de una solicitud formulada por una persona
física a través de representante, o por una persona jurídica, es preciso acreditar la representación.

a) Documentación para acreditar

Para determinadas personas jurídicas, el RDPH prevé algunas especialidades de representación:

Solicitudes formuladas por Mancomunidades, Ayuntamientos y


Juntas Vecinales
La instancia debe venir suscrita por el Alcalde o Presidente, y adjuntar a la misma certificado del Secretario que
acredite su condición de Alcalde o Presidente de la Mancomunidad y la existencia de acuerdo del pleno que
permite o ratifica dicha solicitud.

Solicitudes formuladas para abastecimiento a urbanizaciones


aisladas
La instancia deberá ser suscrita por el representante de la comunidad de propietarios si la misma ha sido ya
constituida Si no estuviese constituida todavía y a los meros efectos de tramitación del expediente, se podrá
admitir que la instancia la suscriba el promotor de la urbanización o la entidad urbanizadora. Sin embargo la
resolución de concesión nunca se dictará a favor de dicho promotor o entidad urbanizadora por lo que, en el
momento de la redacción del informe propuesta, se deberá solicitar la subrogación a favor de la comunidad
de propietarios.

Solicitudes formuladas por Comunidades de Usuarios en formación


La solicitud de concesión deberá ser suscrita por el Presidente de la Comisión Gestora de la futura comunidad
de usuarios o por todos los partícipes si la comunidad de usuarios pretende crearse vía convenio del artículo
203 RDPH. Deberá aportarse acta de la Junta General en la que el Presidente fue nombrado como tal y
donde se adoptó el acuerdo de solicitar la concesión. La concesión sólo podrá otorgarse una vez constituida la
comunidad de usuarios.

Página 10 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

En algunos casos, la legitimación viene limitada por la propia naturaleza de la persona jurídica que se trate:
por ejemplo, las comunidades de regantes sólo pueden solicitar concesiones con destino a riego, las
mancomunidades de municipios no pueden solicitar concesiones para usos que no estén incluidos dentro
de las funciones que regulan sus estatutos, etc. En el caso de concesiones solicitadas por Ayuntamientos no
destinadas al ejercicio de sus competencias legalmente atribuidas sino al ejercicio de una actividad económica
(por ejemplo explotación de una minicentral o de fincas agrícolas de propiedad municipal) se exigirá que el
Ayuntamiento acredite el cumplimiento del procedimiento regulado en el artículo 79 del Texto Refundido de la
Legislación de Régimen Local.

Las comunidades de bienes carecen de personalidad jurídica y, por tanto, no pueden solicitar ni ser titulares
de concesiones. En consecuencia tanto la solicitud como la resolución se harán a nombre de los partícipes de
la comunidad de bienes.

En el caso de concesiones de agua para el servicio público de abastecimiento a la población, también está
legitimada para solicitar la concesión la persona jurídica que gestione el servicio de abastecimiento, aunque en
este caso la duración de la concesión no podrá ser superior al plazo que, en su caso, tenga dicha gestora para
explotar este servicio.

b) Documentación técnica

La documentación técnica a aportar es la siguiente:

El proyecto
El proyecto, elemento esencial, pues en él se concreta y justifica la petición del solicitante. Debe estar
precintados si va a competencia de proyectos, suscrito por técnico competente, y visado por el Colegio
Profesional correspondiente en el caso de que fuera necesario, de conformidad con lo dispuesto en art.
2 del Real Decreto 1000/2010 sobre visado colegial obligatorio. En el caso de proyectos elaborados por
Administraciones Públicas se considera suficiente que el proyecto haya sido validado o informado
favorablemente mediante la correspondiente supervisión.

Mapa de IGN
Mapa de IGN donde se señalará el punto de toma y el esquema del resto de las instalaciones (se puede
sustituir por documentación gráfica suficiente para referenciar la ubicación del punto de toma y el lugar del
aprovechamiento, señalando las coordenadas UTM y Huso del punto de toma e instalaciones).

Propuesta del sistema de control de caudales


Propuesta del sistema de control de caudales realizado de conformidad con lo dispuesto en la Orden ARM/
1312/2009.

Si además en la petición se solicita la declaración de utilidad pública a efectos de expropiación y/o la


constitución de servidumbres, debe adjuntarse respectivamente:

• Relación de bienes y derechos expropiados, con sus titulares


• La documentación exigida en el art. 36 del RDPH.

c) Documentación según el uso

Riego
1. Acreditación de la propiedad de la tierra a regar:

Cuando se solicita una concesión para riego se deben aportar los documentos públicos o fehacientes que
acrediten la propiedad de la tierra a regar, según dispone el art. 106.2 del RDPH. Para determinar qué
documentos se consideran válidos y cuándo debe requerirse al solicitante la información registral referida a
las fincas de riego, es necesario diferenciar las fincas que se encuentran inscritas en el Registro de la Propiedad
(aquéllas que están inmatriculadas) de las que nunca han tenido acceso al mismo.

Página 11 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

• Respecto a las fincas inmatriculadas: Deben requerirse los títulos de propiedad de las fincas, es decir
las escrituras públicas de adquisición, que deben aportarse completas. Esta adquisición puede haberse
producido inter vivos, o mortis causa. También debe aportarse Nota Simple informativa del Registro de la
Propiedad que acredite la inscripción a nombre del solicitante a fecha actual. Esta documentación (títulos
de propiedad y Nota Simple) puede ser sustituida por la aportación de una Certificación del Registro de
la Propiedad expedida a fecha actual a nombre del peticionario de la concesión, ya que se certifica el
contenido de los asientos.

• Respecto a las fincas no inmatriculadas: Deberá exigirse Certificación registral negativa, de la que
resulte que se ha aportado al Registro de la Propiedad la descripción y la referencia catastral de la finca
y que con tales datos no se ha localizado ninguna finca (art. 223.3º de la Ley Hipotecaria), así como
documento público o Certificación del Catastro Inmobiliario (descriptiva y gráfica) expedida a fecha actual.

• En el caso de bienes de Entidades Locales se considera suficiente para acreditar la propiedad de las
fincas, la certificación emitida por el Secretario con el visto bueno del Alcalde de que la finca consta en el
inventario de bienes aprobado por la Corporación.

Finalmente, ténganse en cuenta las especialidades para solicitudes formuladas por Comunidades de Regantes
o para riegos en servicio público (art. 106.2.b) RDPH).

2. Estudio agronómico: (Art.106.2.b), que vendrá firmado por el profesional correspondiente, pero no se
exigirá su visado tras la reforma normativa ya expuesta. Asimismo, la solicitud se acompañará de un análisis y
propuesta de buenas prácticas para limitar la contaminación difusa y exportación de sales, especialmente en
las zonas declaradas vulnerables.

3. Planos parcelarios del catrasto donde se señalará la zona a regar.

Abastecimiento a población
Si la concesión fuese solicitada para abastecimiento a población, habrá que aportar:

• Censos de población y ganadero

• Informe sanitario de la Administración sanitaria competente sobre los extremos señalados en el art.
123.3.d) RDPH.

Abastecimiento de una urbanización aislada


Si la concesión fuese solicitada para abastecimiento de una urbanización aislada:

• El censo de población y ganadero será sustituido por la documentación justificativa del número de
habitantes (o viviendas) autorizado en la urbanización:

• Certificado del Ayuntamiento de que no puede ser abastecido desde la red municipal.

Uso distinto a riego


Si la concesión se solicita para uso distinto a riego no es necesario acreditar lapropiedad de la finca. Ahora
bien, el solicitante deberá hacer constar en la solicitud que cuenta con la disponibilidad de los terrenos, ya que
de lo contrario deberá instar ante el Organismo la tramitación del oportuno expediente de expropiación o de
constitución de servidumbre.

Página 12 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

2.La competencia de proyectos

(Arts. 104, 105, 106 y 107 RDPH)

La tramitación del expediente concesional exige, como regla general, la realización de un trámite previo
de competencia de proyectos. No procede competencia de proyectos en los siguientes casos (arts. 122 y 128
RDPH):

• Abastecimiento de poblaciones y de urbanizaciones aisladas.


• Riegos con caudal máximo instantáneo menor de 8 l/s y volumen máximo anual menor de 100.000m³
salvo que se presten en régimen de servicio público (se tienen que dar las dos circunstancias para que la
petición quede excluida de competencia).
• Usos domésticos hasta 2000 personas, aunque no constituyan núcleo de población.
• Acuicultura hasta un caudal de 100 l/s.
• Caudales menores de 5 l/s siempre que se trate de destinos no energéticos (producción de energía).

Si se pretenden varios usos con una misma concesión será preciso concretar el caudal destinado a cada
uno de estos usos con el fin de determinar la procedencia o no del trámite de competencia de proyectos de
acuerdo con las reglas anteriores. En el caso de que proceda la competencia se redactará la nota-anuncio con
los datos aportados por el peticionario, que se publicará en los boletines oficiales de las provincias donde
radiquen las obras, por un plazo mínimo de un mes ampliable hasta tres. Los gastos de inserción deben ser
satisfechos por el peticionario.

En el plazo fijado, el peticionario presentará su petición concreta y el documento técnico


correspondiente, admitiéndose también, durante dicho plazo, otras peticiones que tengan el mismo objeto o
sean incompatibles con la misma.

Los proyectos deben presentarse precintados, y debe levantarse acta de su desprecintado en el día fijado para
tal fin en el anuncio, con independencia de que haya uno o varios peticionario.

3. Petición de informes

Salvo disposición expresa en contrario los informes serán facultativos y no vinculantes. Si no se establece
otro plazo para su emisión, el plazo para emitirlo es de diez días. De no emitirse en este plazo se puede
continuar con la tramitación del expediente, salvo en el caso de informes vinculantes como el de la Oficina de
Planificación Hidrológica. Los informes no vinculantes emitidos fuera de plazo podrán no ser tenidos en cuenta
al adoptar la correspondiente resolución.

A continuación se hace una relación de los informes que se consideran necesarios para tramitar una
concesión:

Informe de la Oficina de Planificación Hidrológica


Inmediatamente después del desprecintado de proyectos se pedirá informe sobre la compatibilidad o no de
la petición con el plan hidrológico de cuenca. Este informe es preceptivo (art. 108) y vinculante en sentido
negativo. En cualquier caso, el informe debe concluir si la petición es incompatible o compatible con el plan de
cuenca o compatible condicionada.

Informe de la Guardería Fluvial

Página 13 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Este informe no es ni preceptivo ni vinculante, pero sí muy útil para que compruebe sobre el terreno la petición,
informe sobre otros aprovechamientos próximos, etc..Este informe no debe ser en ningún caso considerado
como el acta de reconocimiento y confrontación a que se refiere el art. 111 del RDPH.

Informe de la Comunidad Autónoma


Para que pueda manifestar lo que estime conveniente en materias de su competencia. Este informe es
preceptivo (art. 110 RDPH) pero no vinculante. El plazo para emitirlo es de tres meses, por lo que una
vez transcurrido este plazo sin recibirlo procede la continuación del procedimiento. Es importante por las
afecciones que las detracciones de agua suponen en el medio ambiente y los ecosistemas acuáticos, espacios
protegidos, etc., cuestiones competencia de las CCAA.

Informe de la Autoridad Sanitaria Competente


Que es la Comunidad Autónoma, si la concesión fuese para abastecimiento humano, sobre las cuestiones que
hace referencia el art. 125.1 RDPH. Este informe es preceptivo (art.125.1 RDPH) pero no vinculante.

Informe de la Unidad de Agricultura de la correspondiente


Subdelegación del Gobierno
Respecto de las materias propias de su competencia y la afección a los planes de actuación existentes, cuando
la concesión fuese para riego. Este informe es preceptivo (art. 110 RDPH) pero no vinculante.

Informe de Industria
Preceptivo en concesiones para aprovechamientos hidroeléctricos, no vinculante.

Otros
Excepcionalmente podrán solicitarse otros informes que se consideren necesarios (art.110 RDPH), como el de
Dirección Técnica o el de Calidad de las Aguas.

4. Información Pública

Publicación de una nota-anuncio


Se realiza mediante publicación de nota-anuncio en el boletín oficial de la provincia o provincias afectadas
por las obras y exposición en los Ayuntamientos en cuyos términos radiquen las mismas (captación y
conducciones) o se utilicen las aguas (bien inmueble al que se destinan las aguas). Los gastos del anuncio
deben ser también abonados por el peticionario. El Organismo de cuenca podrá ampliar el ámbito de esta
publicación, cuando lo estime pertinente en base a las circunstancias que concurran, apreciadas
discrecionalmente, mediante la difusión de la nota-anuncio por otros medios adecuados de comunicación
social.

Datos que recoge la nota-anuncio


La nota-anuncio, además de recoger los datos de identificación del peticionario, el caudal y los términos
municipales afectados, deberá indicar cualquier otra característica que sirva para definir el
aprovechamiento. Por ello conviene hacer una descripción de las obras que recoge la documentación
técnica presentada, reflejar el uso o finalidad del aprovechamiento, y los datos de la captación. También
deberá expresar, en su caso, si se ha solicitado la declaración de utilidad pública, a los efectos de expropiación
forzosa, o si se pretende la imposición de servidumbres, relacionando los bienes de necesaria expropiación
y los propietarios. Finalmente debe indicarse siempre en el anuncio el plazo que se concede para que se
puedan formular alegaciones. El plazo para examinar la documentación técnica del expediente y formular
alegaciones es como mínimo de veinte días naturales contados a partir de la publicación en el BOP. La
comparecencia en el trámite de información pública no otorga, por sí misma, la condición de interesado,

Página 14 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Igualmente, los interesados no pierden sus derechos por no comparecer en este trámite, pudiendo formular
alegaciones en cualquier momento anterior al trámite de audiencia.

Para tener por correctamente realizado el trámite de información pública es preciso incorporar al expediente
copia del boletín correspondiente o imprimir la página correspondiente si la publicación es sólo electrónica, así
como diligencia expedida por los ayuntamientos en la que conste el periodo de exposición al público de la nota-
anuncio y el resultado del trámite de exposición (si han existido o no reclamaciones).De cuantas reclamaciones
se presenten se dará vista al peticionario para que, si lo desea, en el plazo de 15 días manifieste en relación a
las mismas lo que considere oportuno.

5. Visita de reconocimiento y confrontación

Es necesaria la visita de reconocimiento


Se deberá realizar visita de reconocimiento cuando:

• Haya habido reclamaciones (salvo que sean estrictamente sobre cuestiones legales)
• Se hayan presentado proyectos en competencia.
• Existan obras de cierta entidad.
• La resolución vaya a ser denegatoria.

No es necesario la visita de reconocimiento


No es necesaria visita de reconocimiento, en base a lo dispuesto en el apartado 2 del art. 111 del RDPH,
cuando concurran estas dos circunstancias:

• Ausencia de reclamaciones o carácter estrictamente legal de las mismas, es decir, referidas a cuestiones
procedimentales, de propiedad o legitimación que no se puedan constatar con la visita
• Escasa importancia de las obras a realizar (por ejemplo, aprovechamientos de escaso volumen o que no
incluyan instalaciones fijas u obras de fábrica.

El Organismo de cuenca citará a todos los interesados al acto de reconocimiento sobre el terreno y
confrontación del proyecto a que se refiere el art. 111 del RDPH. Deberá levantarse scta donde se dejará
constancia de las personas que comparecen al acto o que estando citadas no comparecen, de las personas
que firman, de las comprobaciones efectuadas y del resultado de las mismas (por ejemplo, distancias respecto
de otros aprovechamientos, análisis de otras posibles afecciones a terceros), y de las alegaciones realizadas
(se trata de una breve referencia, ya que no es el momento procedimental oportuno de presentar nuevas
alegaciones).

6. Informe propuesta

(Art.112 RDPH)

Es el informe del Servicio encargado a que se refiere el art. 112 del RDPH, en el que se analizan las incidencias
de la tramitación del expediente y se valora la petición, los informes y las alegaciones recibidas. Su
estructura aproximada suele ser la siguiente:

Antecedentes
Referencia a la pretensión formulada por el solicitante y otros antecedentes de interés (aprovechamientos
anteriores relacionados, etc.).

Competencia de proyectos

Página 15 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Si ha tenido lugar o no, y resultado de la misma

Descripción del aprovechamiento solicitado


E infraestructuras afectas al mismo.

Informes de Organismos Oficiales


• Oficina de Planificación Hidrológica: Se hará siempre referencia al informe de la Oficina de Planificación
Hidrológica, recogiendo si es compatible o incompatible, o en su caso compatible-condicionado. Debe
tenerse en cuenta que cuando es incompatible, se hace de forma inmediata el informe-propuesta
denegatorio, por lo que al no existir tramitación en sentido estricto, este informe-propuesta, sirve de
propuesta de resolución denegatoria.
• Otros informes: Se hará referencia a las peticiones de informes realizadas y a si han sido contestados
o no, y a su sentido. Si son favorables bastará con indicar esta circunstancia. Si son desfavorables o
imponen condiciones se hará una sucinta referencia a su contenido.

Visita de inspección
Breve resumen del informe emitido por el técnico (Guardería Fluvial) que hace la visita.

Información pública
Referencia a la fecha de publicación del anuncio en el Boletín Oficial de la Provincia, a la exposición en el
Ayuntamiento correspondiente y al certificado remitido por dicho Ayuntamiento, con referencia expresa al
resultado del mismo, es decir si durante dicho plazo se presentaron o no reclamaciones.

Si hay reclamaciones se harán constar los datos del reclamante, si han sido presentadas en plazo o no, y una
sucinta referencia al contenido de su reclamación. Tampoco se reproducirán las alegaciones completas. Los
mismos datos se harán constar de cualquier otra alegación que se formule por los interesados.

Visita de reconocimiento y confrontación sobre el terreno


Se hará referencia a la visita del técnico al acto de reconocimiento y confrontación o a las circunstancias que
justifican que se haya prescindido de él.

Propuesta
• Si hubieran concurrido varias peticiones al trámite de competencias, habrá que determinar y motivar cuál
es la petición que se considera preferente y designar al peticionario a favor del cual ha de resolverse la
competencia. Si alguno de los informes es desfavorable, deberá valorarse la viabilidad de la pretensión.
• Si han existido reclamaciones durante la información pública, se tendrá que hacer una breve valoración
de las mismas y de las contestaciones del peticionario si hubiera.
• Afecciones a tercero: se deberá valorar si existe afección a otros aprovechamientos previos. A tal efecto,
se tendrá en cuenta la distancia de 100 m que establece el art.184.1.b) RDPH.
• Deberán concretarse también las dotaciones a aplicar en el cálculo del caudal y volumen concesional.
• Determinará la procedencia de otorgar, denegar o modificar lo solicitado por el peticionario, indicando,
en todo caso, las características de la concesión y la propuesta de condicionado.
• También se pronunciará sobre la necesidad de dar de baja inscripciones anteriores relacionadas y
cuestiones similares.

7. Trámite de audiencia

Página 16 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

De acuerdo con lo establecido en el art. 113 del RDPH procede dar trámite de audiencia a los interesados en
los siguientes casos:

Informe negativo
Cuando alguno de los informes emitidos sea negativo. Por informe negativo se entiende cualquier informe
desfavorable, incluidos los emitidos por las propias unidades del Organismo, e incluso el informe propuesta
del instructor. En el caso de los informes de la Oficina de Planificación Hidrológica, no procede dar trámite de
audiencia cuando el informe es de incompatibilidad con el Plan Hidrológico, ya que en este supuesto no existirá
tramitación propiamente dicha al concluir de forma inmediata con resolución denegatoria.

Informe modifica características


Cuando alguno de los informes modificase las características esenciales de la concesión solicitada

El trámite de audiencia sólo se otorga a aquellos que ostentan la condición de interesados, es decir, a
los peticionarios y otros comparecientes a los que se haya reconocido la condición de interesados. En
principio, se puede considerar que las asociaciones y organizaciones representativas de intereses económicos
y sociales (como titulares de intereses legítimos colectivos) que hayan presentado alegaciones en el expediente
tienen la condición de interesados según establece el art. 4.2 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del
Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones públicas (en adelante LPAC) (asociaciones
ecologistas, asociaciones de vecinos, etc). La comparecencia en este trámite se documenta con la oportuna
diligencia firmada por ambas partes. El plazo que se otorgue a los interesados para comparecer y hacer
alegaciones no podrá ser inferior a 10 días ni superior a 15 días, por remisión del art. 113 del RDPH a la Ley de
procedimiento administrativo (art. 82.2 de la LPAC).

8. Informe de la Abogacía del Estado

(Art. 114 RDPH)

Debe pedirse Informe a la Abogacía del Estado una vez emitido el informe propuesta y tras el trámite de
audiencia, en los siguientes casos:

• Cuando alguno de los informes recibidos fuese negativo (excepto el de la OPH por incompatibilidad con
el Plan Hidrológico).
• Cuando algún informe modificase las características esenciales de la concesión solicitada (siempre que
haya una diferencia sustancial entre lo solicitado y lo que se va a conceder).
• Cuando haya habido proyecto en competencia.
• Cuando haya habido alegaciones en el trámite de información pública.

Este informe es preceptivo (art.114 RDPH) y no vinculante, pero las observaciones señaladas por la Abogacía
del Estado en su informe deberán tenerse en cuenta en la actuaciones posteriores con el fin de evitar
eventuales recursos contencioso-administrativos.

9. Ofrecimiento de condiciones

(Art.116 RDPH)

En el caso de que se haya propuesto su otorgamiento, las condiciones en que puede darse la concesión se
notifican al peticionario para que manifieste su conformidad o formule observaciones en el plazo de 15
días. Si no contesta se reiterará el ofrecimiento por una sola vez, con la advertencia de tenerle por desistido si
no contesta en el plazo de 10 días. Pueden darse los siguientes casos:

Página 17 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Si tras el segundo requerimiento no contesta al ofrecimiento


Se entenderá que desiste de la petición y se dictará resolución de archivo del expediente.

Si las condiciones son aceptadas por el peticionario


Una vez recibida la aceptación de la condiciones deberá comprobarse la identidad y la legitimidad del firmante
para aceptar las condiciones y que realmente han firmado todos los titulares, puesto que no es infrecuente que
siendo varios titulares peticionarios se firme por uno solo de ellos, en cuyo caso habría que requerir la firma
de todos ellos. Téngase en cuenta que se trata de un acto esencial del procedimiento, por lo que se observará
especial diligencia en la aceptación de firmas.

Si formulara observaciones que son aceptadas por el Organismo de


cuenca
Se le remitirán las nuevas condiciones modificadas para su aceptación en un plazo de 15 días

Si formulara observaciones que no son aceptadas por el Organismo


de cuenca
Se le otorgará un plazo de 8 días para que las acepte, motivando en el mismo escrito la no aceptación por
el Organismo. Si no son aceptadas por el peticionario o no contesta en el plazo de 8 días, se denegará la
concesión.

10. Resolución

(Arts. 116 y 117 RDPH)

La resolución decidirá todas las cuestiones planteadas en el expediente y podrá otorgar o denegar
la concesión. Procede dictar resolución denegatoria: si no existe aceptación del condicionado tras la no
admisión por el Organismo de las observaciones del peticionario, debe dictarse resolución expresa denegando
la concesión por este motivo, con fundamento en el párrafo cuarto del art. 116 del RDPH; cuando el informe-
propuesta del instructor sea denegatorio; cuando el Informe de OPH sea incompatible con el Plan Hidrológico,
se deniega directamente tras su informe sin más trámites.

Resolución sobre el fondo del asunto:

• Denegación: justifica el motivo.

• Otorgamiento: define las características del aprovechamiento así como las condiciones en que puede
otorgarse.

Página 18 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Otro tipo de resolución

• Resolución de desistimiento: cuando, requerido el peticionario para que en un plazo de 10 días subsane
la solicitud, no se da cumplimiento al requerimiento (art. 68.1 de la LPAC), se presume el desistimiento y
se dicta resolución (También cuando hay desistimiento expreso, por manifestación del peticionario).

• Resolución de caducidad: cuando, requerido y apercibido el peticionario para que cumplimente un


trámite (art. 73.1 de la LPAC) dentro del plazo de 10 días indicado (normalmente aportación de
documentación en fase posterior a la solicitud), no se da cumplimiento y se paraliza el procedimiento. La
paralización del procedimiento durante 3 meses da lugar a la caducidad del mismo (art. 95 de la LPAC).

• Resolución de inadmisión a trámite

La resolución, sea cual sea el sentido de la misma, debe notificarse de forma individualizada a todos los
titulares de la concesión y a aquellos que ostenten la condición de interesados (a los que se ha dado trámite
de audiencia), así como a otros servicios del propio organismo de cuenca que deban hacer actuaciones
posteriores como la liquidación de tasas, la inscripción en el Registro de Aguas, etc. En el caso de
abastecimientos, se dará traslado también a las autoridades sanitarias.

Además de notificarse a titulares e interesados, la resolución de otorgamiento se debe publicar, para general
conocimiento, en el Boletín Oficial de la provincia o provincias a las que afecten las obras, en virtud de
lo dispuesto en el art. 116 del RDPH. La publicación de la resolución es gratuita al ser obligatoria, y puede
publicarse una versión abreviada de la misma que recoja los principales datos de la concesión otorgada, pero
indicando dónde puede consultarse la versión íntegra.

Puede ser que el expediente concesional no resuelva el fondo del asunto: así sucede si queda paralizado
por causa imputable al peticionario, pues entonces una vez transcurrido el plazo establecido se dictará sin
más trámites la correspondiente resolución que acuerde el desistimiento o la caducidad, según proceda. En
las concesiones en las que sea preceptivo el trámite de competencia de proyectos, cuando no se presentara
dentro del plazo otorgado ningún proyecto ni por el peticionario ni por terceros, se dictará resolución de
archivo. Este tipo de resoluciones también deben notificarse al peticionario y otros interesados.

Página 19 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

11. Acta de reconocimiento final de obras

(Art.115 RDPH)

• Condiciona el inicio de la explotación total o parcial del aprovechamiento.


• Para su levantamiento debe citarse al titular de la concesión (sólo al titular, no a otros eventuales
interesados que pudieran haber comparecido en la tramitación del expediente concesional).
• Tiene como objetivo comprobar el ajuste del aprovechamiento y las obras realizadas al proyecto
aprobado y a las características y condiciones en que se ha otorgado la concesión.
• El acta puede concluir con la coincidencia de todos los datos comprobados con la resolución de
concesión, en cuyo caso se deberá dictar resolución de aprobación del Acta, con cuya aprobación se
autoriza el inicio de la explotación del aprovechamiento.o por el contrario puede reflejar que existen
discrepancias y/o incumplimientos con lo reflejado en la resolución. En este caso, será necesario enviar
posteriormente un escrito de requerimiento al concesionario, dándole un plazo para acomodar el
aprovechamiento a la concesión.
• Transcurrido el citado plazo se hará una nueva visita de reconocimiento final de las obras, en la que se
levantará de nuevo acta.

Algunas especialidades procedimentales

1. Procedimiento simplificado:

Procede en los siguientes casos


• Riegos con caudal menor a 4 l/s y volumen máximo anual menor de 50.000m³
• Usos domésticos hasta 50 personas. Es decir, que podrá presentarse documentación simplificada en
aquéllos casos en los que la solicitud lleve implícita una finalidad doméstica, con independencia de que el
uso o usos concretos deban ser identificados adecuadamente.
• Otros usos con caudal inferior a 2 l/s

Documentación necesaria
• Croquis detallado y acotado de las obras de toma y del resto de instalaciones
• Memoria descriptiva (en lugar de proyecto)
• Hoja correspondiente del plano de IGN donde se señalarán el punto de toma y el esquema de las
instalaciones o documentación gráfica suficiente, tal y como se ha indicado antes
• Documentos acreditativos de la propiedad de las tierras a regar y copia del plano parcelario del catastro
donde se señalará la zona regada (USO RIEGO).
• No será necesario acreditar propiedad de las tierras pero sí aportar manifestación de disponibilidad de
las mismas (USO DISTINTO A RIEGO).
• Informe sanitario (USO ABASTECIMIENTO).

El procedimiento es el mismo, salvo por lo que respecta a la competencia de proyectos, que no procede en
ningún caso, y a información pública, en la que no cabe ampliación del plazo y del ámbito.

2. Infraestructuras de entidad

En ocasiones, el aprovechamiento de las aguas que se pretende con la concesión exige la realización de
obras de cierta entidad, como presas o azudes, que exigen que en el procedimiento concesional se valore
la incidencia de tales actuaciones desde el punto de vista tanto de la seguridad como de su impacto en la
morfología fluvial.

Página 20 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Seguridad

Con el fin de garantizar el cumplimiento por el peticionario de la normativa vigente en materia de seguridad
de presas, se añaden al procedimiento concesional ordinario una serie de trámites adicionales. Hay que tener
en cuenta que esta normativa es aplicable a las presas o balsas cuyas dimensiones superen los límites del
art.367.1 del RDPH, es decir, de altura superior a 5 metros o de capacidad de embalse mayor de 100.000
m3.

Los proyectos que incluyan alguna infraestructura de estas características deben adjuntar la correspondiente
propuesta de clasificación de la presa. Esta propuesta debe ser informada por la correspondiente
Confederación para su posterior remisión al Ministerio para que resuelva sobre su clasificación en alguna de
las tres categorías que contempla la normativa en esta materia (ver apartado 3.2.).

Así mismo, el titular deberá elaborar las normas de explotación y los planes de emergencia de la presa y
embalse en el caso de que sea de aplicación.

Además, en la tramitación de estas concesiones se solicitará también informe del Área de Inspección de Presas
de la Dirección General del Agua, por si fuera preciso incluir alguna modificación en el proyecto desde el
punto de vista de la seguridad de la presa. En tanto no haya resolución de clasificación e informe del Área de
Inspección de Presas no se otorgará la concesión.

Las concesiones que conlleven alguna infraestructura de las características señaladas incorporarán las
cláusulas específicas relativas al cumplimiento de la normativa de seguridad de presas. Estas condiciones se
refieren a cuestiones como la obligación genérica del cumplimiento de la normativa de seguridad de presas
la puesta en carga de la presa, el vaciado del embalse… Debe recordarse además que las presas y balsas
clasificadas como A o B requerirán disponer de Plan de Emergencia debidamente aprobado.

Morfología fluvial

Las presas no deben suponer un obstáculo para la continuidad longitudinal de los cauces, según
establece el art. 126 bis RDPH. Por ello, la documentación técnica de los aprovechamientos que conlleven obras
transversales debe recoger la ejecución de dispositivos que garanticen la franqueabilidad por la ictiofauna
autóctona. Por otro lado, este tipo de obras transversales pueden afectar al transporte de sedimentos y
causar otros efectos negativos en la morfología fluvial, por lo que hay que incluir también un análisis de
este impacto en las masas de agua y abordar medidas de mitigación, todo ello de conformidad con lo
establecido en los art. 126 bis.5 RDPH y en los que en su caso corresponda de la normativa del plan de cuenca.
La incidencia de este tipo de impactos debe ser valorada atendiendo, entre otras cuestiones, a los indicadores
hidromorfológicos que se recogen en el plan de cuenca.

3. Aprovechamientos hidroeléctricos

Tramitación de la concesión para el uso de agua para la produción


eléctrica
Las concesiones para el uso de agua para la producción de energía eléctrica se tramitan de acuerdo con lo
dispuesto en el RDPH, en base a lo establecido en los art. 21 y 22 de la Ley 24/2013, de 26 de diciembre,
del Sector Eléctrico. El Real Decreto 916/1985 únicamente resulta de aplicación a los aprovechamientos
de potencia nominal no superior a 5000 KVA cuando no competa a la Comunidad Autónoma autorizar la
instalación eléctrica. Corresponde a las CC.AA. autorizar las instalaciones eléctricas cuyo aprovechamiento no
afecte a otras CC.AA. y cuyo transporte o distribución no salga de su territorio, incluyendo en todo caso la
autorización de las instalaciones de producción en régimen especial.

Aprovechamiento para infraestructuras propias y ajenas

Página 21 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Este tipo de aprovechamientos genera a veces sus propias infraestructuras, pero en ocasiones pretende el
aprovechamiento de infraestructuras ajenas.

Puede ser que estas infraestructuras sean del Estado. En este caso estaremos ante un supuesto de concesión
licitada, como antes se mencionó, contemplado en el art.132.1 RDPH: “cuando, de acuerdo con el plan
hidrológico de cuenca, exista la posibilidad de utilizar con fines hidroeléctricos presas de embalse o los
canales construidos total o parcialmente con fondos del Estado o propios del Organismo de cuenca, podrá
sacarse a concurso público la explotación de dichos aprovechamientos, de acuerdo con lo indicado en los
siguientes artículos”. En este caso, existe primero un procedimiento de concurso conforme a un pliego de
bases aprobado por la Administración, que debe realizarse de conformidad con lo establecido en los artículos
133 y 134 RDPH. Una vez resuelto el concurso, el adjudicatario debe solicitar la correspondiente concesión.
En este caso, el procedimiento del concurso es el sistema para seleccionar la oferta más ventajosa y por ello
no procede en la tramitación posterior del expediente concesional el trámite de competencia de proyectos.
Este mismo procedimiento es también el aplicable a las infraestructuras que hayan revertido al Estado en los
casos de extinción de concesiones, siempre que por parte de la Administración se haya acordado previamente
la posibilidad y conveniencia de la continuidad de su explotación, debiendo en ese caso haber revertido
las instalaciones en condiciones de explotación, todo ello de conformidad con lo establecido en el art.89.4
RDPH. Así pues, si alguien solicita una concesión sobre estas infraestructuras sin haber sido sometidas al
procedimiento de concurso, lo que procede es la inadmisión a trámite.

Infraestructuras de terceros
Puede suceder que las infraestructuras sean de terceros. En este caso es preciso que quede acreditado en
el expediente la conformidad del titular e, incluso en ocasiones, puede ser necesaria la existencia de un
convenio entre ambos si concurren usos distintos. En el expediente hay que examinar si dicha infraestructura
se encuentra afecta a otra concesión que pudiera estar caducada o incursa en causa de extinción, pues en este
caso la infraestructura podría resultar también de titularidad estatal por reversión.

Especialidades procedimentales
En cuanto a las especialidades procedimentales, el proyecto señalado en el art. 106.2.a) del RDPH es
habitualmente sustituido por un anteproyecto. Al margen del informe genérico que debe pedirse a la
Comunidad Autónoma, resulta procedente solicitar informe específico a los Servicios de Industria y de Medio
Ambiente de la provincia en que se lleve a cabo el aprovechamiento. También procede solicitarlo de otras
unidades, como la Dirección Técnica del Organismo (si el aprovechamiento se sitúa próximo a alguna
infraestructura cuya explotación le competa).

También debe tenerse en cuenta una serie de especialidades a la hora de definir las características del derecho,
pues además de las habituales, deben incorporarse las propias de este tipo de aprovechamientos: tramo
afectado (indicando las dos cotas topográficas) y salto bruto en metros, así como las características técnicas de
los grupos instalados (turbinas y generadores, indicando potencias y régimen de giro).

Derecho concedido en base al anteproyecto


Respecto al condicionado, resulta habitual que el derecho se otorgue en base a un anteproyecto y que, una vez
concedido el mismo, deba presentarse un proyecto detallado. Para ello, se introduce una condición específica
en el condicionado en virtud de la cual se exige al peticionario la presentación en un plazo determinado de un
proyecto constructivo de detalle. También debe incorporar las condiciones específicas de explotación, entre
las que es de especial importancia la relativa al caudal ecológico y, en su caso, tasas de cambio. Respecto del
régimen de turbinación, salvo justificación y definición detallada en el anteproyecto de pretender aprovechar
el embalse creado, ha de recogerse expresamente en el condicionado que el aprovechamiento de la central
está sujeto al régimen de caudales circulantes por el río, estando expresamente prohibido el funcionamiento a
embalsadas o emboladas.

Página 22 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

4. Transferencia de recursos intercuencas

Los trasvases de cierta entidad normalmente se regulan por una Ley específica a cuyas previsiones hay que
atender para el otorgamiento del derecho al aprovechamiento de esta agua. Al margen de estas situaciones,
pueden producirse casos en los que el agua tomada en una cuenca sea utilizada, aunque sólo sea
parcialmente, en otra.

La instrucción del expediente debe realizarse por la Confederación en cuya cuenca se ubique la toma de las
aguas, y en la misma deberán tenerse en cuenta las siguientes especialidades:

• Una vez realizado el informe propuesta y tras el trámite de audiencia, en su caso, al peticionario y demás
interesados, se dará trámite de audiencia a la Junta de Gobierno del Organismo, de conformidad con
lo establecido en el art. 14 de la Ley 10/2001, de 5 de julio. En las características del aprovechamiento
deberá quedar claramente explicitado qué volumen de recursos se utilizará en cada cuenca.
• Posteriormente se remitirá el expediente completo junto con la correspondiente propuesta de resolución
al MAPAMA, que lo remitirá a la Organismo de la cuenca receptora para que sea también informado
por su Junta de Gobierno, volviendo después el expediente al Ministerio para su resolución. Compete al
Ministro la resolución de los expedientes relativos a transferencias cuyo volumen anual no supere 1 Hm3
y al Consejo de Ministro los relativos a volúmenes superiores, todo ello de conformidad con el citado
art.14.

5. Reutilización de aguas

El régimen jurídico para la reutilización de las aguas depuradas se establece en el Real Decreto 1620/2007,
de acuerdo con el art. 109.1 del TRLA, modificado por la Ley 11/2005.

La concesión administrativa será sustituida por una autorización siempre que quien lo solicite sea titular de la
autorización de vertido de las aguas cuya reutilización se pretende o la esté tramitando. Cuando el solicitante
de la reutilización no corresponda al titular de la autorización de vertido, sino que sea el primer usuario de
las aguas (o un tercero), se tramitará como una concesión administrativa. En todo caso, se entenderá como
preferente la solicitud del titular de la autorización de vertido sobre el primer, o posteriores, usuarios.

Usos admitidos para las aguas regeneradas (5 grupos)


Los usos admitidos para las aguas regeneradas, y los criterios de calidad para cada uno de ellos, vienen
indicados en el Anexo I del RD 1620/2007, de 7 de diciembre. Estos usos se organizan en 5 grupos: urbanos,
agrícolas, industriales, recreativos y ambientales. Si el uso que se pretende no está incluido entre los
descritos por dicho Anexo, el Organismo de cuenca deberá exigir las condiciones de calidad que mejor
se adapten respecto del uso admitido más semejante. Existen una serie de usos que están expresamente
prohibidos.

Modelo normalizado de solicitud


La concesión para la reutilización de aguas depuradas se tramitará, prácticamente, como cualquier otra
concesión administrativa, aunque deben tenerse en cuenta las siguientes indicaciones:

Existe un modelo normalizado de solicitud. Siempre que la solicitud haya sido presentada por quien ya es
concesionario para la primera utilización de las aguas, el procedimiento se tramitará sin competencia de
proyectos.

El proyecto debe incorporar unos datos específicos


Deberá exigirse proyecto en el que venga definido: la documentación necesaria para identificar el origen y
la localización geográfica de los puntos de entrega del agua depurada y regenerada; la caracterización del
agua depurada; uso al que se va a destinar y lugar de uso del agua regenerada; infraestructuras previstas

Página 23 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

desde la salida del sistema de reutilización de las aguas hasta los lugares de uso; calidad del agua regenerada
correspondiente al uso previsto; autocontrol analítico propuesto; sistema de reutilización de las aguas;
elementos de control y señalización del sistema de reutilización; medidas para el uso eficiente del agua;
medidas de gestión del riesgo en caso de que la calidad del agua regenerada no sea conforme con los criterios
establecidos en el Anexo I, respecto del uso permitido.

Todo esto aparte de la documentación necesaria para cualquier concesión, y algún otro documento que fuese
necesario requerir para justificar adecuadamente el uso de las aguas depuradas.

Es imprescindible el informe favorable de la autoridad sanitaria


Se solicitará, en todos los casos, informe previo al Área de Calidad de las Aguas del Organismo de cuenca,
y, con carácter vinculante, informe previo a la autoridad sanitaria competente de la Comunidad Autónoma. El
resto de informes a solicitar son los mismos que para cualquier otra concesión, con la salvedad de que el plazo
para la emisión del informe solicitado a la Comunidad Autónoma será de un mes, transcurrido el cual, sin que
se haya emitido, se podrá continuar con la tramitación del expediente.

6. Autorización especial

(Art.59.5 TRLA)

Aunque el derecho al uso privativo del dominio público hidráulico se adquiere por disposición legal o por
concesión administrativa, los órganos de la Administración General del Estado o de las Comunidades
Autónomas podrán acceder a la utilización de las aguas previa autorización especial extendida a su favor o
del Patrimonio del Estado, sin perjuicio de terceros (art. 59.5 del TRLA.). Estas autorizaciones son objeto de
inscripción en la sección A del Registro de Aguas (art.189 del RDPH.), por lo que vienen a ser un tipo especial
de concesión.

El trámite procedimental es el mismo que en las concesiones, si bien en el caso de obras hidráulicas declaradas
de interés general del Estado, puede prescindirse por esta circunstancia del trámite de competencia de
proyectos. Sin embargo, debido a la excepcionalidad de este tipo de autorizaciones, se prohíbe a sus titulares
celebrar contratos de cesión de derechos al uso privativo de las aguas (art. 343.3 del RDPH).

Muy similar a la concesión pero reservado para usos del agua realizados por la Administración del E o las CCAA.

Página 24 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Características y condiciones de las Concesiones

Las características son los elementos definitorios de cada aprovechamiento, los que la hacen única,
y son la base para la inscripción del derecho en el Registro de Aguas. Normalmente se distingue entre
características del derecho, de la captación y del uso. A grandes rasgos, las características son:

• Titulares: datos y NIF o CIF


• Tipo de uso
• Volumen máximo anual total y volumen máximo mensual en su caso
• Caudal máximo instantáneo y caudal medio equivalente
• Procedencia de las aguas (masa de agua)
• Plazo por el que se otorga
• Título que ampara el derecho
• Características y localización de las captaciones con coordenadas
• Características y localización del uso también con referencia cartográfica
• Dotación
• Sistema de explotación y modulaciones
• Superficie regable y tipo de cultivo (en concesiones de riego)
• Núcleos y población abastecida (en las de abastecimiento)
• Salto, tramo ocupado y características de los equipos electromecánicos (en las de aprovechamiento
hidroeléctrico)

Hay una serie de características que la propia normativa de aguas define como esenciales en el art. 144.2
RDPH.

Plazo concesional
Respecto del plazo concesional, es importante tener en cuenta que el plazo máximo, incluidas las prórrogas,
es de 75 años, tal y como establece el art. 97 RDPH, plazo que empieza a contarse a partir de la resolución de
concesión (no hay que confundir el derecho que otorga la concesión con la explotación del aprovechamiento
en sí, ya que esta se iniciará normalmente con posterioridad). La normativa de los planes de cuenca puede fijar
unos plazos máximos inferiores a 75 años, o incluso plazos distintos en función de los usos.

Dotaciones máximas
Las dotaciones máximas vienen también establecidas en la normativa de los respectivos planes de cuenca y,
en su defecto, en la normativa general de planificación hidrológica.

El cambio de características requiere en todo caso de autorización administrativa, bien sea a través de un
expediente de transferencia de titularidad o de un expediente de modificación de características, como luego
se verá.

El condicionado define las condiciones


Por su parte, el condicionado define las condiciones que fijan el marco jurídico del derecho concesional y de
su ejercicio, además de aquellas en que se autoriza la ejecución de las obras necesarias para poner en uso el
aprovechamiento y en las que se autoriza su posterior explotación.

Las condiciones generales son comunes a todo tipo de concesiones, con independencia del tipo de titular,
de que las aguas sean superficiales o subterráneas y cómo se capten, del uso a que se destinen las mismas,
etc. Por el contrario, son específicas cuando responden a peculiaridades derivadas precisamente de alguna de

Página 25 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

estas cuestiones (por ejemplo, la condición de que el titular de la concesión debe serlo también de las tierras a
las que el agua vaya destinada es específica de las concesiones de riego de usuarios individuales).

Artículo 115
El art.115 del RDPH establece una serie de condiciones que deben imponerse obligatoriamente en todas
las concesiones, que no son más que transcripción de disposiciones legales de especial relevancia, y otras
que se exigirán en aquellos casos que resulten de aplicación, muchas de ellas comunes a casi todas las
concesiones y otras muy específicas, referidas únicamente a algún tipo de aprovechamiento como pueden ser
los hidroeléctricos o los que utilizan aguas regeneradas.

Artículo 115.

1. En los expedientes de concesión cuya resolución corresponda a los Organismos de cuenca, éstos, teniendo

en cuenta los informes emitidos, decidirán sobre la competencia de peticiones, si se hubiera planteado, de acuerdo
con lo dispuesto en el artículo 58 de la Ley de Aguas, y fijarán las condiciones que regirán la concesión, que
comprenderán obligatoriamente las derivadas de los artículos 51 , 53 , 56 , 62 , 63 y 64 de la Ley de Aguas. (la
referencia debe entenderse hecha hoy a los art. 60 y 53, 55,58,64, 65 y 66 TRLA)

2. Además, se exigirán en cada caso las que sean de aplicación entre las siguientes:

a) La sujeción de las obras al documento técnico presentado con las modificaciones que se consideren procedentes y
con obligación de presentar el proyecto constructivo correspondiente, si aquél no ha tenido ese carácter.

b) Los plazos de comienzo, terminación y explotación.

c) Modulaciones pertinentes.

d) Inspección y vigilancia de las obras e instalaciones.

e) Reserva de la posibilidad de utilizar caudales de la concesión por parte de la Administración para la construcción
de obras públicas.

f) Carácter provisional y a precario de la concesión, en épocas de estiaje, si no hay caudal disponible.

g) Caudales mínimos que respetar para usos comunes o por motivos sanitarios o ecológicos, si fueran precisos.

h) El condicionado que se derive del resultado del estudio de la incidencia ambiental de las obras.

i) Pago de cánones.

j) Integración forzosa en la zona regable dominada por canales construidos por el Estado, así como en las
Comunidades de Usuarios que la Administración determine.

k) Sujeción a la legislación de pesca, de industria y ambiental.

l) Fijación de una fianza, no superior al 3 por 100 del presupuesto de las obras a realizar en dominio público, para
responder de los daños al dominio público hidráulico y de la ejecución de las obras.

m) Las especiales que el Organismo de cuenca estime pertinentes, de acuerdo con los informes emitidos y la
naturaleza del aprovechamiento objeto de la concesión, especialmente aquellas que procedan, cuando haya vertido
de aguas residuales.

3. Según el uso para el que se otorgue la concesión su condicionado específico deberá recoger además las siguientes
condiciones:

a) Concesiones para riego en régimen de servicio público: las condiciones referidas en el artículo 62.2, 3 y 4 del texto
refundido de la Ley de Aguas.

b) Concesiones para aprovechamientos hidroeléctricos: se hará constar la distribución temporal en litros por segundo
del régimen de caudales de mantenimiento concesional. Cuando sea posible, se especificará, en litros por segundo,
el caudal establecido en sequía y el máximo admisible, así como el valor absoluto de este último y su frecuencia en
años; la magnitud en litros por segundo, la duración en horas, la frecuencia en años y la estacionalidad del caudal

Página 26 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

generador, así como la tasa máxima de cambio de caudal por unidad de tiempo en su fase de ascenso y de descenso
en m3/s/d asociada a eventos generadores y en m3/s/h asociada a caudales máximos.

c) En las concesiones y autorizaciones de reutilización de aguas depuradas: los elementos de control y señalización
del sistema de reutilización, el programa de autocontrol de la calidad del agua regenerada, las medidas de gestión
del riesgo en caso de calidad inadmisible de las aguas para el uso autorizado y cualquier otra condición que el
organismo de cuenca considere oportuna en razón de las características específicas del caso y del cumplimiento de
la finalidad del sistema de reutilización del agua.

4. En todo tipo de concesiones, se condicionará la explotación total o parcial de éstas a la aprobación del acta de
reconocimiento final de las obras correspondientes.

La introducción del condicionado y el requisito de su expresa aceptación por el concesionario, ponen de


manifiesto el carácter garantista y transparente del procedimiento concesional, pues la administración quiere
garantizar que el concesionario conoce expresamente el derecho que se le otorga, su marco jurídico y
las condiciones para su ejercicio, porque supone una relación de intensa tutela al haberse otorgado al
concesionario particular la corresponsabilidad en la gestión de un bien que, como dominio público que es, es
de todos.

Situaciones excepcionales y medidas en relación con los usos y aprovechamientos del dominio público
hidráulico

En esta cuestión, la disposición básica está constituida por el art. 58 TRLA, que establece que: “en circunstancias
de sequías excepcionales, de sobreexplotación grave de acuíferos, o en similares estados de necesidad, urgencia
o concurrencia de situaciones anómalas o excepcionales, el Gobierno, mediante Decreto acordado en Consejo de
Ministros, oído el organismo de cuenca, podrá adoptar, para la superación de dichas situaciones, las medidas que
sean precisas en relación con la utilización del dominio público hidráulico, aun cuando hubiese sido objeto de
concesión".

"La aprobación de dichas medidas llevará implícita la declaración de utilidad pública de las obras, sondeos y estudios
necesarios para desarrollarlos, a efectos de la ocupación temporal y expropiación forzosa de bienes y derechos, así
como la de urgente necesidad de la ocupación”

Situaciones excepcionales:

Supuesto de sequía

Respecto de las situaciones de sequía, se requiere de una norma específica, con rango de Real Decreto, para
su declaración. Tiene normalmente un ámbito limitado tanto territorial (cuenca o subcuenca) como temporal
(meses). A través de este RD se dan atribuciones extraordinarias a la Junta de Gobierno: reducir dotaciones,
alterar la prelación de usos, modificar concesiones y autorizaciones por un procedimiento abreviado… Son
medidas no indemnizables a pesar de ser restrictivas de derechos, y en el caso de que se incumplan se prevé
que puedan sancionarse como infracción muy grave e incluso llevar aparejada la clausura de instalaciones.
Además de limitar derechos, los decretos de sequía normalmente habilitan al Organismo para realizar
determinadas obras y actuaciones por el procedimiento de emergencia.

Página 27 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Mal estado de las masas de agua

Respecto del mal estado de las masas de agua, lo primero que llama la atención en el mencionado artículo
58 es la falta de adaptación de la terminología al lenguaje de la DMA, ya que hoy ya no hablamos de
“sobreexplotación de acuíferos” sino de “masas de agua en riesgo”. Por ello la Disposición adicional 15ª TRLA,
introducida por el RDL 17/2012, se vio obligada a hacer esta precisión: “Las referencias hechas en el articulado
de esta Ley a los acuíferos sobreexplotados se entenderán hechas a las masas de agua subterránea en riesgo de no
alcanzar el buen estado cuantitativo o químico”.

La determinación de una masa como en mal estado responde a criterios técnicos, y se concreta en el
correspondiente plan de cuenca, uno de cuyos contenidos principales es la identificación de las masas de agua
y la calificación de su estado pero puede a su vez conllevar consecuencias jurídicas, pues la legislación recoge
un conjunto de instrumentos para adoptar medidas dirigidas a ordenar y controlar las extracciones, y planificar
de la mejor manera posible una explotación racional que permita la renovación del recurso y, en consecuencia,
la recuperación de la masa.

El instrumento principal es la aprobación de un programa de actuación para la recuperación del buen estado
de la masa de agua, que resulta obligatorio en el caso de que la Junta de Gobierno haya declarado formalmente
la masa como en situación de riesgo de no alcanzar el buen estado, al igual que la integración de los usuarios
en comunidad. Incluso sin llegar a declarar la masa en riesgo, la Confederación puede exigir la constitución
de la comunidad de usuarios y establecer un sistema de utilización conjunta de las aguas, así como imponer
limitaciones a los derechos existentes y suspender el otorgamientos de otros nuevos. Del mismo modo, la
adopción de un programa de actuación puede producirse sin necesidad de llegar a esta declaración. Entre
otras medidas, el programa de actuación puede acordar sustituir captaciones individuales por comunitarias,
transformar los derechos individuales por colectivos e impedir el otorgamiento de nuevos derechos o limitar
los existentes. La declaración de una masa de agua subterránea en riesgo de no alcanzar el buen estado, sin
hace por la Junta de Gobierno, sin necesidad de consulta al Consejo del Agua. Conlleva adoptar determinadas
medidas (ART. 56 TRLA)

Página 28 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Artículo 56

Masas de agua subterránea en riesgo de no alcanzar el buen estado cuantitativo o químico.

1. La Junta de Gobierno, sin necesidad de consulta al Consejo del Agua, podrá declarar que una masa de agua
subterránea está en riesgo de no alcanzar un buen estado cuantitativo o químico, en este caso, se llevarán a cabo las
siguientes medidas:

a) En el plazo de seis meses, el Organismo de cuenca constituirá una comunidad de usuarios si no la hubiere, o
encomendará sus funciones con carácter temporal a una entidad representativa de los intereses concurrentes.

b) Previa consulta con la comunidad de usuarios, la Junta de Gobierno aprobará en el plazo máximo de un año, desde
que haya tenido lugar la declaración, un programa de actuación para la recuperación del buen estado de la masa
de agua, que se incluirá en el programa de medidas a que hace referencia el artículo 92 quáter . Hasta la aprobación
del programa de actuación, se podrá adoptar las limitaciones de extracción así como las medidas de protección de
la calidad del agua subterránea que sean necesarias como medida cautelar.

2. El programa de actuación ordenará el régimen de extracciones para lograr una explotación racional de los
recursos con el fin de alcanzar un buen estado de las masas de agua subterránea, y proteger y mejorar los
ecosistemas asociados, para lo cual podrá, entre otras medidas:

a) Establecer la sustitución de las captaciones individuales preexistentes por captaciones comunitarias,


transformándose, en su caso, los títulos individuales con sus derechos inherentes, en uno colectivo que deberá
ajustarse a lo dispuesto en el programa de actuación.

b) Prever la aportación de recursos externos a la masa de agua subterránea, en ese caso incluirá los criterios para la
explotación conjunta de los recursos existentes en la masa y de los externos.

c) Incluir un perímetro en el cual no será posible el otorgamiento de nuevas concesiones de aguas subterráneas
a menos que los titulares de las preexistentes estén constituidos en comunidades de usuarios, de acuerdo con lo
dispuesto en el capítulo IV del Título IV y teniendo en cuenta lo previsto en la disposición adicional séptima.

d) Determinar perímetros de protección de las masas de agua subterránea en los que será necesaria su autorización
para realizar obras de infraestructura, extracción de áridos u otras actividades e instalaciones que puedan afectarla,
sin perjuicio de aquellas otras autorizaciones que sean necesarias de acuerdo con la legislación sectorial de que
se trate. Tal delimitación y condiciones vincularan en la elaboración de los instrumentos de planificación así como
en el otorgamiento de las licencias, por las Administraciones públicas competentes en la ordenación del territorio y
urbanismo.

3. El programa de actuación contemplará las condiciones en las que temporalmente se puedan superar las
limitaciones establecidas, permitiendo extracciones superiores a los recursos disponibles de una masa de agua
subterránea cuando esté garantizado el cumplimiento de los objetivos medioambientales.

4. Cuando como consecuencia de la aplicación del programa de actuación se mejore el estado de la masa de agua
subterránea, el organismo de cuenca, de oficio o a instancia de parte, podrá reducir progresivamente las limitaciones
del programa y aumentar, de forma proporcional y equitativa, el volumen que se puede utilizar, teniendo en cuenta,
en todo caso, que no se ponga en riesgo la permanencia de los objetivos generales.

Artículo 171

La regulación detallada se contempla en el art.171 RDPH: supuestos en que procede, procedimiento de


declaración y efectos que conlleva (constitución forzosa de comunidad de usuarios, aprobación de un plan de
ordenación…). Hay que ser cautos en el análisis de este art. 171 porque algunas de sus disposiciones, al entrar
ahora en contradicción con la redacción del nuevo art. 56 TRLA deben entenderse sustituidas por este.

Página 29 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Facultades de los organismos de cuenca en relación con el control de los


aprovechamientos de aguas

Los organismos de cuenca disponen de una serie de facultades de inspección de los aprovechamientos y
de las obras vinculadas a ellos. De hecho, es una de las competencias esenciales de las Comisarías de
Aguas, que se encuentra ligada a su propio nacimiento como tales en 1959. Una actividad de inspección seria
y rigurosa de los aprovechamientos es imprescindible para garantizar el uso racional del agua, la protección
del medio ambiente e incluso la seguridad de las personas.

En el caso de los aprovechamientos de aguas y otros bienes del dominio público hidráulico, las competencias
de inspección de las Confederaciones no alcanzan sólo al periodo de ejecución de obra sino que se extienden
durante toda la vida del aprovechamiento para controlar que su explotación se hace de acuerdo con lo que
marca la normativa vigente y el título concesional. La vigilancia ordinaria que realiza la Guardería Fluvial es el
sistema más habitual de control de los aprovechamientos, pero puede haber planes específicos de inspección.
Aunque estas facultades de control alcanzan a muchos y diversos aspectos de los aprovechamientos, nos
vamos a centrar aquí en el análisis de dos de ellos, de especial relevancia por su importancia y porque las
normas que los regulan son relativamente recientes: el control de caudales y volúmenes y la seguridad de
infraestructuras.

Control de caudales

Art. 55.4 TRLA


La piedra de toque en esta materia viene constituida por el art. 54 TRLA que establece que: “La Administración
hidráulica determinará, con carácter general, los sistemas de control efectivo de los caudales de agua utilizados y de
los vertidos al dominio público hidráulico que deban establecerse para garantizar el respeto a los derechos existentes,
medir el volumen de agua realmente consumido o utilizado, permitir la correcta planificación y administración de los
recursos y asegurar la calidad de las aguas. A tal efecto, los titulares de las concesiones administrativas de aguas y
todos aquellos que por cualquier título tengan derecho a su uso privativo, estarán obligados a instalar y mantener
los correspondientes sistemas de medición que garanticen información precisa sobre los caudales de agua en efecto
consumidos o utilizados y, en su caso, retornados. Asimismo, establecerá la forma de cómputo de los caudales
efectivamente aprovechados cuando se trate de caudales sobrantes de otros aprovechamientos".

"Las comunidades de usuarios podrán exigir también el establecimiento de análogos sistemas de medición a los
comuneros o grupos de comuneros que se integran en ellas".

"La obligación de instalar y mantener sistemas de medición es exigible también a quienes realicen cualquier tipo de
vertido en el dominio público hidráulico. Los sistemas de medición serán instalados en el punto que determine el
organismo de cuenca, previa audiencia a los usuarios. Las comunidades de usuarios podrán solicitar la instalación
de un único sistema de medición de caudales para los aprovechamientos conjuntos de usuarios interrelacionados”.

El incumplimiento de las obligaciones de control de caudales constituye infracción grave según establece la
Disposición Adicional 12ª de la Ley del Plan Hidrológico Nacional.

En el ámbito de las cuencas hidrográficas que exceden el ámbito territorial de una Comunidad Autónoma,
las medidas previstas en el presente apartado se han adoptado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación
y Medio Ambiente a través de la Orden ARM/1312/2009, de 20 de mayo (popularmente conocida Orden de
contadores).El objeto de esta orden es regular los sistemas para realizar el control efectivo de los volúmenes
de agua derivados, retornados y vertidos. Alcanza a todos los aprovechamientos, sea cual sea el título jurídico
que los ampare (superficiales, subterráneas, públicos, privados…), pero se efectúa de forma distinta según el
tipo de captación: las de tubería a presión, que se controlan mediante contador, y las de lámina libre, que se
controlan mediante aforador

Página 30 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

En función del caudal máximo autorizado se establecen 4 categorías, que determinará obligaciones distintas
de medición, registro (en un libro registro específico) y comunicación:

Categoría Caudales
Primera <4 l/s
Segunda >o igual 4l/s<100 l/s
Tercera >o igual 100l/s<300 l/s
Cuarta >o igual 300 l/s

Facultades de las CC.HH.


No obstante, la orden de contadores reconoce ciertas facultades a las CC.HH. como establecer otras
categorías basadas en volumen, no en caudal, autorizar control por métodos indirectos como la energía
consumida o producida, o eximir de obligación de control a los retornos no significativos o del limitador de
Q máx. Se acuerdan por el Presidente dando cuenta a la Junta de Gobierno.

Preescripciones técnicas
Los sistemas a instalar deben resultar conformes con la normativa vigente en materia de metrología. Debe
tratarse de dispositivos que no permitan la puesta a cero, pero con posibilidad de precinto, y ubicarse libres de
obstáculos, con fácil acceso y a cubierto del exterior.

La propuesta del sistema de control se debe presentar por el solicitante con la documentación técnica del
expediente de concesión. La resolución de concesión supone la aprobación del sistema de control a instalar,
que en principio será el propuesto por el interesado, incluyendo, en su caso, las modificaciones o adaptaciones
que le hayan sido indicadas por el Organismo a lo largo de la tramitación del expediente. Tanto en el
informe propuesta como posteriormente en la resolución de concesión, en el apartado de características, al
definirse las características de la captación deben describirse los elementos del sistema de control. Esto resulta
necesario puesto que el art. 193. 2. m) del RDPH exige que esta información conste posteriormente en la
inscripción registral.

Los titulares tienen una serie de obligaciones de medición, registro (en un libro registro específico) y
comunicación.

La Seguridad de Infraestructuras

Página 31 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La Directriz Básica de protección civil ante el riesgo de inundaciones, promulgada en 1994, que contiene
una filosofía más inspirada en la prevención de riesgos, es decir, en el análisis de los riesgos potenciales
de las presas, que en criterios constructivos como había sucedido con la normativa anterior, recogida
básicamente en la Instrucción para el proyecto, construcción y explotación de grandes presas aprobada en
1967.

La Directriz establece la obligación de clasificar las presas y balsas en función de su riesgo potencial o
funcionamiento incorrecto y la obligación de implantar plan de emergencia en las presas clasificadas como
A o B.

Categoría A

Presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto pueden afectar gravemente a núcleos urbanos o a servicios
esenciales, o producir daños medioambientales o materiales muy importantes.

Categoría B

Presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños materiales o medioambientales
importantes o afectar a un número reducido de viviendas.

Categoría C

Presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede producir daños materiales de moderada importancia y
sólo incidentalmente pérdida de vidas humanas. En todo caso, a esta categoría pertenecerán todas las presas
no incluidas en las categorías A o B.

El Reglamento técnico sobre seguridad de presas y embalses aprobado por orden ministerial de 12.3.1996.
Este se aplica a todas las grandes presas cuyo titular sea el Ministerio o sus Organismos o estén vinculadas
a una concesión posterior a su entrada en vigor. No sólo se aplica a las grandes presas (además el concepto
de gran presa no coincide exactamente con el de la Instrucción, a la que además no deroga, pues se sigue
aplicando a las infraestructuras con concesión anterior a la entrada en vigor del Reglamento técnico) sino que
alcanza a todas las presas que sean A o B con independencia de sus dimensiones.

La normativa de seguridad de presas presentaba hasta el año 2008 numerosos problemas prácticos y jurídicos:
la señalada coexistencia de dos normativas, la indefinición competencial, el escaso rango normativo (orden
ministerial, inferior al de gestión de recursos hídricos, cuando la gestión debe estar supeditada a la seguridad),
la ausencia de un régimen sancionador…

Este confuso sistema se clarifica en cierta medida con el desarrollo reglamentario del mencionado art. 123 bis
del TRLA, desarrollo que se produce a través del RD 9/2008, que modifica el RDPH añadiéndole todo un título
nuevo, el VII, denominado precisamente “De la seguridad de presas, embalses y balsas”.

Página 32 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Ámbito de aplicación de este título:

• Grandes presas: considerando como tales a todas aquellas de altura superior a 15 metros y a aquellas
que teniendo entre 10 y 15 metros de altura tiene un volumen de embalse superior a 1Hm³
• Presas clasificadas como A o B: independientemente de sus dimensiones
• Las presas, balsas y embalses que almacenen estériles mineros y residuos se rigen por su legilasción
específica

El art. 357 contiene una serie de definiciones:

Presa

Cualquier estructura artificial que, limitando en todo o en parte el contorno de un recinto enclavado en el
terreno, esté destinada el almacenamiento de agua dentro del mismo, entendiéndose incluidas las balsas de
agua.

Altura de presa

Diferencia de cota entre el punto más bajo de la cimentación, sin tener en cuenta los rastrillos, pantallas de
impermeabilización, rellenos de grietas u otros elementos semejantes, y el punto más alto de la estructura
resistente.

Balsa

Infraestructura de retención situada fuera de cauce y delimitada total o parcialmente por un dique de
retención.

Altura de la balsa

Diferencia de cota entre el punto más bajo de la cimentación del talud exterior del dique de cierre y el punto
más alto de la estructura resistente.

Página 33 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Embalse

Recinto artificial de agua limitado, en todo o en parte, por la presa. También puede referirse al conjunto de
terreno, presa y agua almacenada, junto con todas las estructuras auxiliares relacionadas con estos elementos
y con su funcionalidad.

El art. 359 establece, 5 fases en al vida de la presa que se regularán con detalle en las normas técnicas que
deben desarrollar este Título VII:

Página 34 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Proyecto

Construcción

Página 35 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Puesta en carga

Página 36 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Explotación

Puesta fuera de servicio

Página 37 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

En cuanto al régimen competencial, son competencia de competencia estatal las infraestructuras situadas
en DPH en demarcaciones intercomunitarias así como las de interés general explotadas por el Estado. Son
de competencia autonómica aquellas presas situadas en DPH en cuencas de su competencia, así como las
infraestructuras ubicadas fuera del DPH. El RDPH crea la Comisión Técnica de Seguridad de Presas, como
una comisión especializada de la Comisión Nacional de Protección Civil y regula las entidades colaboradoras
de la Administración en esta materia. Además, especifica los sujetos obligados en materia de seguridad y las
obligaciones que competen a los titulares de infraestructuras.

En definitiva, la actuación de la administración en materia de seguridad pivota en torno a 3 ejes:

1 eje

Deben ser clasificadas y registradas todas aquellas infraestructuras que tengan una altura superior a 5 m o
una capacidad de embalse superior a 100.000m³.

2 Eje

Todas las presas o balsas clasificadas como A o B necesitan Plan de Emergencia.

3 Eje

Todas las que tengan categoría de gran presa o estén clasificadas A o B necesitan Normas de Explotación, que
deben ser aprobadas por la Administración.

Página 38 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Otras concesiones del dominio público hidráulico

Aunque hemos estudiado en profundidad el régimen aplicable a las concesiones para el aprovechamiento de
las aguas, que implican alumbramiento o derivación de las aguas, ya sea para un uso consuntivo o no, existen
otros bienes que integran el DPH y cuyo uso privativo exige también la correspondiente concesión. Dado
que el procedimiento es muy similar, nos remitimos a lo allí dicho, si bien deben tenerse en cuenta algunas
especialidades que se señalan a continuación:

Extracción de áridos

El art. 136 RDPH regula las extracciones de áridos de los cauces que se realizan con reserva en exclusividad
de un tramo de río. El procedimiento concesional exige siempre competencia de proyectos. Para adoptar la
decisión que proceda habrá que tener el cuenta la cantidad que se pretende extraer, si la extracción supone
o no una mejora de las características hidráulicas, ecológicas y paisajísticas del cauce, así como el destino de
los áridos y, en su caso, las tarifas que se prevé aplicar. El plazo concesional es de un máximo de 10 años y es
obligatoria la prestación de fianza. Téngase en cuenta que la normativa de los planes hidrológicos de cuenca
puede exigir requerimientos específicos para este tipo de extracciones e incluso llegar a prohibirlas.

Establecimiento de zonas recreativas y deportivas

Las concesiones para el establecimiento de zonas recreativas y deportivas se regulan en el art. 75 RDPH.
También en este caso el procedimiento concesional exige siempre competencia de proyectos. La
documentación técnica debe incluir planos y memoria descriptiva y justificativa de obras e instalaciones, con
propuesta de balizamiento si incluye navegación. El plazo concesional máximo es de 25 años.

Página 39 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Modificación en los títulos para el uso privativo

• El artículo 64 del TRLA (y el artículo 143 y siguientes del RDPH, en igual sentido), regulan la modificación
de las características de la concesión.

Como premisa básica hemos de partir de que: Toda modificación de las características esenciales de una
concesión requerirá previa autorización administrativa del mismo órgano otorgante.

• El Artículo 144 del RDPH establece que:

1. No podrán variarse las características esenciales de una derivación de aguas, ni las condiciones de la concesión,
sin la autorización administrativa del mismo órgano otorgante. Esta autorización será denegada, si en el examen
inicial de la modificación a realizar por el Organismo de cuenca no se pudiera alcanzar una compatibilidad previa
de la misma con el Plan Hidrológico de cuenca.

2. Por características esenciales se entenderán: Identidad del titular, volumen máximo anual, volumen máximo
mensual cuando así se haya establecido en el título concesional y caudal máximo instantáneo a derivar, corriente y
punto de toma, finalidad de la derivación, superficie regable en las concesiones para riego y tramo afectado en las
destinadas a producción de energía eléctrica.

3. En aquellas concesiones cuyo otorgamiento viene atribuido por la Ley de Aguas al Ministerio de Agricultura,
Alimentación y Medio Ambiente la tramitación de las solicitudes de modificación de características esenciales o
condiciones, siguiendo el procedimiento previsto en los artículos 145 al 148, se llevará a cabo por el Organismo
de cuenca, el cual tramitará el expediente elevándolo posteriormente al mencionado Ministerio, para su resolución
definitiva, a excepción de las relativas a la titularidad del aprovechamiento, que resolverá el propio Organismo de
cuenca.

En los casos en que la resolución se apruebe por el Ministerio, éste dará traslado al Organismo de cuenca a efectos
de inspección, vigilancia y de inscripción en el Registro de Aguas.

Página 40 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Introducción

• Durante la vida jurídica de un derecho al aprovechamiento de las aguas, éste va sufriendo diversas
variaciones – cambios de titular, necesidades de adecuación técnica del aprovechamiento o de su uso -
, que exigen la tramitación por el órgano otorgante del correspondiente expediente de modificación de
características.

La regulación legal que desarrolla las modificaciones de características se establece en los artículos 143 a 155
del RDPH.

• Concepto de modificación de características esenciales, artículo 144 del Reglamento del Dominio Público
Hidráulico, aprobado por el Real Decreto 849/1986, de 11 de abril.

Se requiere autorización para modificar tanto las características esenciales de la concesión,


entendiendo por características esenciales:

▪ Identidad del titular


▪ El caudal máximo instantáneo a derivar
▪ Volumen máximo anual y volumen máximo mensual cuando así se haya establecido en el título
concesional
▪ La corriente y punto de toma
▪ La finalidad de la derivación
▪ La superficie regada (si el uso es riego)
▪ La variación del tramo afectado (si el uso es hidroeléctrico)

Modificación de características en sentido estricto (sin incluir las transferencias de titularidad o constitución de
gravámenes)

• El procedimiento para modificar las características de la concesión, entendido en un sentido estricto,


es decir el que tiene por objeto modificar cualquier característica esencial (salvo la titularidad).

Por ejemplo, la modificación de características podrá consistir en:

◦ Aumento o disminución del volumen máximo anual.


◦ Aumento o disminución de la característica principal del uso.
◦ Modificación o cambio de uso.
◦ Modificación de las características de la captación existente.

Órgano competente para tramitar y resolver


Previa autorización del mismo órgano otorgante. Quien otorgó la concesión (Ministerio de Agricultura y Pesca,
Alimentación y Medio Ambiente / u Organismo de cuenca), es al que compete su modificación.

El procedimiento
• El procedimiento podrá incoarse de oficio para acomodar el caudal concedido a las necesidades reales
del aprovechamiento, restringiendo o manteniendo el caudal.
• En los demás casos, el procedimiento para las modificaciones objetivas se iniciará a instancia de parte
mediante escrito de solicitud de autorización, en el que deberá constar con claridad la modificación que

Página 41 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

se solicita y se deberá justificar su conveniencia. La modificación deberá pedirse por todos los titulares
del aprovechamiento, por lo que deberá firmarse por todos ellos y deberá contener los datos que se
establecen en el art. 104 RDPH: peticionario, destino del aprovechamiento, caudal de agua solicitado,
corriente o unidad hidrogeológica de donde se han de derivar las aguas y términos municipales donde
radican las obras.

La documentación que deberá acompañarse será la que el Reglamento del Dominio Público Hidráulico señala
como necesaria para obtener la concesión.

Artículo 149. RDPH


En toda petición de autorización para modificar el objeto de la concesión, se deberá justificar su conveniencia y
aportar la documentación que en cada caso se señala en este Reglamento para obtener la concesión. Los documentos
técnicos que recojan las obras a realizar o justifiquen la suficiencia de las ya existentes, tendrán el mismo carácter y
tipo de definición que para obtener el derecho a derivar aguas resultantes de las modificaciones se hubiera exigido
de acuerdo con el Reglamento.

Artículo 150. RDPH


1. Las modificaciones de las características esenciales relativas al objeto de una concesión otorgada por
procedimientos para los que este Reglamento no exige trámite de competencia, no serán sometidos tampoco a tal
trámite, siempre que no superen ahora las condiciones que permitieron su exclusión, en cuyo caso se someterá la
totalidad de la concesión a competencia.

La documentación que deberá acompañarse será la que el Reglamento del Dominio Público Hidráulico señala como
necesaria para obtener la concesión. Lo mismo con respecto al trámite de competencia de proyectos, si la concesión
no exigía trámite de competencia de proyectos, tampoco se exigirá para la modificación (si el total no supera las
condiciones que permitieron su exclusión).

Luego los artículos 151 y 152 RDPH enumeran los casos en que será preciso el trámite de competencia de proyectos
y el procedimiento a seguir.

Artículo 153. RDPH. Aumento del plazo de concesión


1. Las autorizaciones de modificación de características solo podrán conllevar un aumento del plazo concesional, si
así lo solicitara el concesionario, cuando la modificación exigiera la realización de inversiones que no pudieran ser
amortizadas dentro del plazo de concesión restante. La duración de la prórroga se fijará en atención al necesario
período de amortización sin que el plazo total de la concesión pueda superar, en ningún caso, el máximo fijado en el
artículo 97.

2. Las solicitudes de aumento de plazo a que hace referencia el apartado anterior no se admitirán durante los últimos
tres años de vigencia de la concesión.

Artículo 154. RDPH


1. Cuando para la normal utilización de una concesión fuese absolutamente necesaria la realización de determinadas
obras, cuyo coste no pueda ser amortizado dentro del tiempo que falta por transcurrir hasta el final del plazo
de la concesión, éste podrá prorrogarse por el tiempo preciso para que las obras puedan amortizarse, con un
límite máximo de diez años y por una sola vez, siempre que dichas obras no se opongan al Plan Hidrológico
correspondiente y se acrediten por el concesionario los perjuicios que se le irrogarían en caso contrario. (Artículo 59.6
del Texto Refundido).

2. A la solicitud de autorización para realizar las obras, se acompañará proyecto suscrito por técnico competente
en el que se justificará la necesidad de aquéllas para la utilización normal de la concesión, se definirán y valorarán
las mismas y se estudiará la prórroga precisa en el plazo concesional para su amortización, teniendo en cuenta el
tiempo que le reste de disfrute de la concesión.

Artículo 155. RDPH

Página 42 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

1. Los plazos de ejecución de las obras, podrán prorrogarse a instancia del concesionario, cuando acredite que el
incumplimiento se ha debido a causas independientes de su voluntad, que apreciará la Administración, pudiendo ser
denegada la prórroga cuando no se hubiese comunicado la causa generadora del retraso dentro de los treinta días
siguientes a haberse producido.

2. La solicitud de prórroga, acompañada de la documentación justificativa, habrá de presentarse ante el Organismo


de cuenca con anterioridad mínima de dos meses a la fecha en que expire el plazo cuya ampliación se solicita,
describiendo la obra realizada y la que falta por ejecutar, con su valoración aproximada.

3. El Organismo a quien corresponda conocer de la prórroga, previos los informes que estime oportunos y vista la
documentación y circunstancias concurrentes, resolverá lo que estime pertinente. En caso de acceder a la prórroga,
la concederá por el tiempo que estime necesario, pero cuidando de que las variaciones del plazo de ejecución sean
proporcionadas a la obra que falta por ejecutar y al plazo primitivo. Asimismo podrá ser impuesta una fianza
complementaria.

La modificación de características esenciales, supone la autorización por la Administración competente, que


se recoge en una resolución, de que pueda explotarse el aprovechamiento con unas características esenciales
distintas de las previamente otorgadas.

Transferencias de titularidad

• La tramitación de los expedientes de transferencia de titularidad, se efectúa previa presentación por el


interesado de documentación pública fehaciente que acredite el tracto o tractos sucesivos (en general
las escrituras de propiedad) y la declaración jurada sobre la coincidencia o variaciones existentes entre la
realidad y lo indicado en el Registro de Aguas, cualquiera que sea el destino de la concesión.

En la resolución de transferencia se deberá indicar si se trata de una transferencia total o parcial, ya que
los concesionarios, propietarios de diversas fincas, pueden haber transmitido tan sólo parcialmente el
aprovechamiento.

Para que se tenga por correcta la solicitud deben firmarla todos los que sean nuevos propietarios o
copropietarios.

Artículo 146 RDPH


1. Cuando cambie la titularidad de una concesión, el nuevo titular deberá solicitar mediante instancia presentada
ante el Organismo de cuenca la oportuna inscripción de transferencia en el Registro de aguas regulado en la sección
12 de este Capítulo, aportando la documentación indicada en los artículos siguientes.

Especialmente, deberá acreditarse la existencia de la autorización administrativa previa a que se refiere el artículo
145, para la inscripción en dicho Registro de la transmisión total o parcial de los aprovechamientos de agua que
impliquen un servicio público o de la constitución de gravámenes sobre los mismos, sin cuyo requisito no se efectuará
dicha inscripción.

Tal instancia deberá presentarse dentro del año siguiente a producirse el cambio de titularidad, cuando éste sea
debido a sucesión mortis causa, y dentro del plazo de tres meses a partir del cambio en cualquier otro supuesto .

2. En todo caso, cualquiera que sea el destino de la concesión deberá presentarse:

Documento público o fehaciente que acredite el tracto sucesivo de la concesión o su reanudación.

Declaración jurada sobre la coincidencia o variaciones existentes, entre las características de la derivación en aquel
momento y la que figuran en el Registro de aguas, indicando asimismo si el aprovechamiento se encuentra en
condiciones de explotación.

3. En el supuesto de que no sea posible acreditar fehacientemente el tracto sucesivo del derecho a la concesión por los
medios ordinarios, el peticionario lo pondrá de manifiesto por declaración jurada, bastando con presentar el título o
títulos fehacientes de la propiedad o derecho real del bien inmueble a que se destinan las aguas, o, en su defecto, de
las instalaciones necesarias para el aprovechamiento.

Página 43 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Artículo 147.RDPH
1. Formulada la petición, el Organismo de cuenca estudiará la documentación aportada y, si no la estima suficiente,
requerirá al peticionario para que la complete en lo necesario.

2. Una vez completada la documentación, de acuerdo con el apartado anterior, o si la misma hubiera sido
considerada suficiente desde el principio, el Organismo de cuenca dictará resolución aprobando la transferencia y
ordenando la inscripción de ésta en el Registro de aguas, quedando subrogado desde ese momento el nuevo titular
en los derechos y obligaciones del anterior.

3. Esta inscripción tendrá carácter provisional y se hará constar este carácter en la misma, si, de acuerdo con
lo indicado por el peticionario, existiesen variaciones en las características respecto a las inscritas; si el
aprovechamiento no se encontrase en condiciones de explotación; o si se hubiera aportado la documentación
prevista en el artículo 146.3. (justificación del tracto sucesivo).

Artículo 148. RDPH (en los casos de inscripción provisional).


1. En los casos indicados en el apartado 3 del artículo anterior, previa citación al peticionario, se realizará una visita
de reconocimiento del aprovechamiento, levantando acta en la que constarán las características del mismo y su
situación respecto a las condiciones de utilización.

2. Si el aprovechamiento se encontrase en condiciones de explotación y sus características coinciden con las inscritas
provisionalmente, se dictará resolución elevando a definitiva la inscripción.

3. Si el aprovechamiento se encontrase en condiciones de explotación, pero se hubieran variado las características,


se dictará resolución fijando al nuevo titular un plazo para que inicie expediente de modificación de características o
nueva concesión, si la variación comprobada así lo exigiera.

En la resolución de los expedientes citados, que se tramitarán de acuerdo con lo previsto en este Reglamento para
las modificaciones objetivas, habrá de decretarse la anulación de oficio de la inscripción provisional y su sustitución,
si procede, por otra definitiva con las características correspondientes.

Si no procediera la nueva inscripción, por no aprobarse las variaciones o no otorgarse la concesión, se fijará un
plazo al peticionario para que adapte el aprovechamiento a las características inscritas, advirtiéndole que, en caso
de incumplimiento, se procederá a iniciar el correspondiente expediente de extinción del derecho al aprovechamiento
de aguas.

Si el aprovechamiento se pusiera en condiciones de explotación con las características de la inscripción, se elevará de


oficio a definitiva la inscripción, una vez comprobadas aquellas circunstancias.

4. Si el aprovechamiento no se encontrase en condiciones de explotación y no se tuviera constancia de que la misma


hubiese estado interrumpida por un período superior a tres años consecutivos, se dictará resolución fijando un plazo
al nuevo titular, para que lo ponga en condiciones de explotación normal, con la advertencia de que, en caso de
incumplimiento, se procederá a iniciar expediente de extinción del derecho de concesión.

La elevación a definitiva de la inscripción se efectuará de oficio, una vez que se haya comprobado que se ha puesto
el aprovechamiento en condiciones normales de explotación.

5. En el supuesto del apartado anterior, si el peticionario pretendiera introducir modificaciones en las características
de la inscripción del aprovechamiento, lo hará así constar en el acta levantada con motivo del reconocimiento
previsto en el apartado 1 de este artículo y, en ese caso, en la resolución, el plazo se fijará para la iniciación del
expediente de modificación de características o de nueva concesión, tal como se indica en el apartado 3, prosiguiendo
la tramitación en la forma allí indicada.

6. Si con el reconocimiento del aprovechamiento efectuado, de acuerdo con el apartado 1, y con las averiguaciones
que se consideren oportunas, se adquiriese certeza de que la explotación del aprovechamiento había estado
paralizada por un período de tiempo superior a tres años consecutivos, se dictará resolución iniciando el expediente
de extinción de la concesión.

• Inscripción provisional / inscripción definitiva

Página 44 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La resolución de transferencia que inscriba la misma de forma provisional o definitiva estará en función de la
documentación aportada y de las circunstancias y características del aprovechamiento:

Inscripción provisional
Inscritas

a) El aprovechamiento no se encuentra en condiciones de explotación

b) No aporta documentación que justifique el tracto sucesivo.

Procedimiento

Se realiza una visita de reconocimiento con posterioridad a la inscripción provisional, de esta visita se levantará
acta, y dependiendo del reconocimiento efectuado:

a) Si el aprovechamiento:

• Está en condiciones de explotación


• Y las características coinciden con las inscritas

.....Inscripción definitiva

b) Si el aprovechamiento:

• Está en condiciones de explotación


• Y las características han variado

....Se le otorga un plazo para solicitar la modificación de características

◦ Si se otorga la modificación: inscripción definitiva


◦ Si no se otorga la modificación: se le da un nuevo plazo para que se adapte a las características
inscritas:

▪ Si se adapta: inscripción definitiva


▪ Si no se adapta: expediente de extinción del derecho

c) Si el aprovechamiento:

• No está en condiciones de explotación


• Y no hay constancia de la interrupción de la explotación durante un plazo de 3 años por causa imputable
al titular

...Se otorga un plazo para que lo ponga en condiciones de funcionamiento

◦ Si lo pone en condiciones de funcionamiento: inscripción definitiva


◦ O puede solicitar la modificación de características
◦ Si no lo pone en condiciones de funcionamiento, inicio de expediente de extinción.

d) Cuando se tiene la certeza de que el aprovechamiento no se ha explotado durante tres años por causa
imputable a su titular: inicio de expediente de extinción del derecho.

Inscripción definitiva

Página 45 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

En los demás casos.

• La transferencia de titularidad, supone que la Administración reconoce al nuevo titular mediante una
resolución, que se subroga en todos los derechos y obligaciones de los anteriores titulares.

Constitución de gravámenes. Necesidad de autorización previa en aprovechamientos que impliquen un


servicio público. Artículo 145 RDPH.

• La transmisión total o parcial de los aprovechamientos de agua que impliquen un servicio público o
la constitución de gravámenes sobre los mismos requerirá autorización administrativa previa.

Con respecto a la constitución de gravámenes, siendo el más frecuente la hipoteca:

1. Para los aprovechamientos que impliquen servicio público se exige:

◦ Autorización administrativa previa a la constitución de la hipoteca


◦ Acreditación de la constitución del gravamen.
◦ Inscripción del gravamen en el Registro de Aguas.

2. Para los demás casos se exige: Acreditación fehaciente de la constitución del gravamen para su inscripción
en el Registro de Aguas.

• Actualmente, la principal trascendencia de la constitución de la hipoteca frente al organismo de


cuenca, es que se va a inscribir en el Registro de Aguas:

Gravámenes. Se determinará la constitución, modificación o extinción de gravámenes que afecten al


aprovechamiento que se inscribe y sean compatibles con su especial naturaleza, señalando:

1º Tipo de gravamen: hipoteca, embargo, prenda, arrendamiento u otros.

2º Descripción de los términos y fecha de la constitución del gravamen.

3º Fecha de la autorización administrativa previa, en caso de que sea precisa.

4º Importe.

5º Indicación de si se trata de un gravamen que afecte al total del aprovechamiento o a una parte.

6º Recintos a los que afecta el gravamen.

7º Plazo de vigencia del gravamen y fecha de extinción del mismo.

8º Descripción, en su caso, de los términos de modificación del gravamen y la fecha de modificación.

La finalidad de la necesidad de autorización previa en los aprovechamientos que suponen servicio público es
la de control, pues por ejemplo, en el caso de hipotecas, puede suponer por ejecución de la misma el cambio
de propietario.

Página 46 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Cesión de derechos al uso privativo de las aguas.

Concepto

• Este procedimiento tiene por objeto autorizar la cesión, de carácter temporal, por los concesionarios
o titulares de algún derecho de uso privativo de las aguas.

El RDPH ciñe, en su artículo 343.2 a "los concesionarios de aguas superficiales y subterráneas y a los titulares
de aprovechamientos temporales de aguas privadas inscritos en el Registro de Aguas (Sección C) conforme a las
disposiciones transitorias segunda y tercera del Texto Refundido de la Ley de Aguas" la posibilidad de celebrar
dichos contratos.

Con respecto a los contratos de cesión de los derechos al uso privativo de las aguas, aunque se pensaron para
que fueran realizados entre grandes zonas regables del Estado, nos encontramos con la paradoja que estas
zonas regables no disponen de concesión, sus derechos se derivan del uso otorgado por las Leyes agrarias, y
por tanto son derechos que podríamos denominar consuetudinarios. Sin embargo, como se hace referencia
expresa a concesiones, hubo de arbitrarse una forma de que los titulares de estos derechos pudieran acceder
a estos contratos de cesión, y en consecuencia se declara el carácter inscribible de los mismos. Así se procedió
a la publicación Real Decreto-Ley 15/2005, de 16 de diciembre, de medidas urgentes para la regulación de las
transacciones de derechos al aprovechamiento de agua. (Se prorrogó hasta el 30 de noviembre de 2007 la
vigencia del Real Decreto-ley 15/2005).

Regulación del contrato de cesión del derecho al uso de las aguas: artículos 67 y siguientes del TRLA. Desarrollo
reglamentario: Artículos 343 y siguientes del RDPH, y artículo 195.

Requisitos:

Previa existencia de un derecho al uso del agua para todos los


intervinientes:
Para poder celebrar un contrato de cesión de derechos al uso del agua, cedente y cesionario deberán ser
concesionarios de aguas superficiales y subterráneas o titulares de aprovechamientos temporales de aguas
privadas inscritos en el Registro de Aguas (Sección C) conforme a las disposiciones transitorias segunda y
tercera del TRLA.

Los contratos de cesión de usos se tendrán que realizar entre


titulares con derecho al uso de las aguas, siendo el del adquirente
de igual o superior rango . Por ejemplo, un aprovechamiento con
destino a abastecimiento no podría ser objeto de cesión para un
campo de golf, motivado por la prelación de los usos.
Cuando razones de interés general lo justifiquen, el Ministro de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio
Ambiente podrá autorizar expresamente, con carácter temporal y excepcional, cesiones de derechos de uso
del agua que no respeten las normas sobre prelación de usos, citadas anteriormente.

Los concesionarios o titulares de derechos de usos privativos de


carácter no consuntivo:
No podrán ceder sus derechos para usos que no tengan tal consideración

En el contrato se indicarán, entre otros aspectos, las compensaciones económicas establecidas de común
acuerdo, la subrogación del adquirente en las obligaciones del cedente, la parte del caudal inscrito que se cede.

En el caso de cesiones entre usuarios de agua para riego, deberá constar la identificación expresa de los
predios que el cedente renuncia a regar o se compromete a regar con menos dotación durante la vigencia del
contrato, así como la de los predios que regará el adquirente con el caudal cedido.

Página 47 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Procedimiento

• Dos fases hasta el efectivo cumplimiento de los requisitos en la cesión del derecho :

Autorización de la celebración del contrato por el Organismo de


cuenca
La tramitación se realiza a solicitud del interesado. El plazo otorgado para que la Administración resuelva es de
un mes en cesiones entre miembros de la misma comunidad de usuarios, dos meses, en el resto de los casos.

Si no se resuelve en plazo: se entenderán autorizados (silencio positivo o estimatorio). Por el contrario, en


lo que refiere a la utilización de instalaciones e infraestructuras hidráulicas los efectos del silencio serán
desestimatorios (de conformidad con el artículo 70.4 del TRLA).

La resolución del procedimiento pone fin a la vía administrativa.

Una vez celebrado por los concesionarios deberá ser comunicado a la


Confederación Hidrográfica
Una vez formalizados, deben ser puestos en conocimiento del Organismo de cuenca y de las comunidades de
usuarios a las que pertenece el cedente y el cesionario mediante el traslado de la copia del contrato, en el plazo
de quince días desde su firma.

• Autorización previa de la cesión de derecho, la tramitación se realiza a solicitud del interesado. El plazo
otorgado para que la Administración resuelva es de un mes en cesiones entre miembros de la misma
comunidad de usuarios, dos meses, en el resto de los casos.

Si no se resuelve en plazo: se entenderán autorizados (silencio positivo o estimatorio). Por el contrario, en


lo que refiere a la utilización de instalaciones e infraestructuras hidráulicas los efectos del silencio serán
desestimatorios (de conformidad con el artículo 70.4 del TRLA).

La resolución del procedimiento pone fin a la vía administrativa.

• Los contratos de cesión deberán ser puestos por escrito y puestos en conocimiento del Organismo de
cuenca y de las comunidades de usuarios a las que pertenece el cedente y el cesionario mediante el
traslado de la copia del contrato, en el plazo de quince días desde su firma.

CompetenciaLa competencia para resolver acerca de la autorización viene otorgada:

• Al Presidente del Organismo de cuenca


• El Ministro de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (por interés general, cuando las
cesiones de derechos de uso del agua no respeten las normas sobre prelación de usos establecidas por
la legislación de aguas).

Efectos

• Los adquirentes de los derechos derivados de la cesión se subrogarán en las obligaciones que
correspondan al cedente ante el Organismo de cuenca respecto al uso del agua.

El incumplimiento de los requisitos establecidos, será causa para acordar la caducidad del derecho concesión
del cedente.

• La celebración del contrato de cesión de derechos, será inscrita en el Registro de Aguas, en el derecho
correspondiente al cesionario y al cedente.

Página 48 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Artículo 195.
Anotaciones de cesión de derechos de uso del agua y adquisición preferente de aprovechamientos.

1. Cuando en virtud de los artículos 67 al 69 del texto refundido de la Ley de Aguas, se celebre un contrato de cesión
de derechos de uso del agua, se anotarán, de conformidad con el contenido previsto en el artículo 344, tanto en la
inscripción correspondiente al cedente como en la del adquirente, los siguientes datos:

a) Volumen máximo anual susceptible de cesión en metros cúbicos, identificándose en la inscripción del cedente si se
trata de una cesión total o parcial.

b) Compensación económica, si la hay.

c) Uso al que se va a destinar el caudal cedido. Se incorporarán las características descriptivas del uso del agua
objeto del contrato de cesión, de acuerdo con lo establecido en el artículo 193.3, tanto en la inscripción del cedente
(identificación de los usos que se dejan de utilizar o se minoran durante la vigencia del contrato, en caso de riego, se
identificarán los predios que el cedente renuncia a regar o se compromete a regar con menos dotación durante la
vigencia del contrato) como en la del cesionario (uso al que se destina el agua obtenida mediante contrato).

d) Periodo al que se refiere la cesión y las prórrogas autorizadas en su caso.

e) Autoridad y fecha de la autorización de la cesión.

f) Fecha de celebración del contrato.

g) En la inscripción del adquirente se consignará la identificación completa de la inscripción del cedente. Asimismo,
en la inscripción del cedente se consignará la identificación completa de la inscripción del adquirente, en virtud de la
cual se reciben los nuevos derechos.

h) Identificación de las infraestructuras asociadas a la cesión.

2. Cuando el Organismo de cuenca ejerza el derecho de adquisición preferente del aprovechamiento de los caudales
objeto del contrato de cesión, en virtud del artículo 68.3 del texto refundido de la Ley de Aguas, se anotarán, de
conformidad con el artículo 350 y con el contenido previsto en el artículo 344, en la inscripción correspondiente los
siguientes datos:

a) Volumen máximo anual objeto de adquisición preferente en metros cúbicos.

b) Compensación económica, si la hay.

c) Carácter temporal o definitivo de la cesión. En el caso de cesiones temporales, periodo al que se refiere la
adquisición.

d) Identificación expresa de los usos objeto de adquisición preferente, en caso de riego, se identificarán los predios
que el cedente renuncia a regar o se compromete a regar con menos dotación durante la vigencia del contrato.

e) Autoridad y fecha de la autorización de la cesión.

f) Si se trata de una cesión parcial o total.

g) Se consignará claramente que el Organismo de cuenca ha adquirido el aprovechamiento de los caudales

En conclusión, se persigue facilitar mediante el acuerdo entre los titulares, de la adaptación del uso del
agua a las necesidades existentes, considerando que el agua es un bien limitado y la existencia de derechos
preexistentes condiciona su utilización. Un contrato de cesión de derechos al uso de las aguas, es un contrato
en el que una parte cede los derechos reconocidos al uso del agua a otra persona. En este contrato se conoce
como cedente a la parte que entrega los derechos ya mencionados y como cesionario a la persona que recibe
los derechos.

Página 49 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Revisión de las concesiones

Podemos establecer dos procedimientos de revisión claramente diferenciados, si bien en ambos casos se
utiliza el término revisión:

• Revisión de los aprovechamientos de aguas inscritos en el libro registro de aprovechamientos de aguas


públicas
• La revisión del artículo 65 del texto refundido de la ley de aguas

Revisión de los aprovechamientos de aguas inscritos en el libro registro de aprovechamientos de aguas


públicas

A la entrada en vigor de la Ley de Aguas, la Disposición transitoria sexta, establece la revisión de características
de aprovechamientos inscritos el Registro de Aprovechamientos de aguas Públicas, como un trámite previo al
traslado de sus asientos al Registro de Aguas del Organismo de cuenca correspondiente.

Esta denominada revisión, no pretende la modificación de las características del aprovechamiento como fin
de la revisión, es una revisión más formalista en el sentido de pretender “traspasar” unos datos de
un Registro de Aprovechamientos de Aguas Públicas al Registro de Aguas, comprobando la vigencia del
derecho y completando los datos que deben figurar a fecha actual en las inscripciones.

Diposición transitoria primera TRLA


Titulares de derechos sobre aguas públicas derivados de la Ley de 13 de junio de 1879.

1. Quienes, conforme a la normativa anterior a la Ley 29/1985, de 2 de agosto, de Aguas, fueran titulares de
aprovechamiento de aguas públicas en virtud de concesión administrativa o prescripción acreditada, así como de
autorizaciones de ocupación o utilización del dominio público estatal, seguirán disfrutando de sus derechos, de
acuerdo con el contenido de sus títulos administrativos y lo que la propia Ley 29/1985 establece, durante un plazo
máximo de 75 años a partir de la entrada en vigor de la misma, de no fijarse en su título otro menor.

2. Los aprovechamientos de aguas definidas como públicas según la normativa anterior a la Ley 29/1985, de 2 de
agosto, de Aguas, quedarán legalizados mediante inscripción en el Registro de Aguas, siempre que sus titulares hayan
acreditado el derecho a la utilización del recurso de conformidad con lo establecido en la disposición transitoria
primera 2 de esa ley.

El derecho a la utilización del recurso se prolongará por un plazo de 75 años, contados desde la entrada en vigor de
dicha Ley, sin perjuicio de que la Administración ajuste el caudal del aprovechamiento a las necesidades reales.

La revisión del artículo 65 del texto refundido de la ley de aguas

Artículo 65.TRLA. Revisión de las concesiones.


1. Las concesiones podrán ser revisadas:

a. Cuando de forma comprobada se hayan modificado los supuestos determinantes de su otorgamiento. (la variación
de los supuestos debe implicar la imposibilidad de alcanzar los objetivos de la concesión) b. En casos de fuerza
mayor, a petición del concesionario.

c. Cuando lo exija su adecuación a los Planes Hidrológicos.

(Sólo en este caso se contempla la indemnización al concesionario)

2. Asimismo, las concesiones para el abastecimiento de poblaciones y regadíos podrán revisarse en los supuestos en
los que se acredite que el objeto de la concesión puede cumplirse con una menor dotación o una mejora de la técnica
de utilización del recurso, que contribuya a un ahorro del mismo.

Página 50 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Artículo 156 bis. Acreditación de menor dotación y ahorro


1. Para la acreditación a que hace referencia el artículo 65.2 del texto refundido de la Ley de Aguas, aprobado por el
Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de junio, se tendrán en cuenta, entre otros, los criterios siguientes:

a) Las dotaciones máximas establecidas en el Plan Hidrológico.

b) Las superficies realmente regadas y la población realmente servida en un período suficientemente representativo.

c) Los caudales realmente derivados en un período suficientemente representativo.

d) La capacidad de derivación y transporte de las infraestructuras vinculadas con el aprovechamiento, salvo que: 1.º
Se hayan realizado modificaciones no autorizadas que comporten una mayor derivación o consumo de agua.

2.º La mala conservación de las infraestructuras implique un mayor consumo de agua.

e) El hecho de que los caudales concedidos sean ya suministrados por una red pública de abastecimiento o una
comunidad de usuarios o que se encuentren comprendidos en otra concesión posterior.

f) La introducción de las mejoras técnicas disponibles en cada momento.

2. A los efectos de aplicación de los apartados 1.b) y c) podrá considerarse como período suficientemente
representativo el de cinco años hidrológicos, comprendidos entre los diez años anteriores a la fecha de iniciación del
procedimiento de revisión.

El Organismo de cuenca, como instructor del expediente deberá comprobar si la revisión supone una
modificación en las características esenciales, justificando adecuadamente que se tramita por causas ajenas al
concesionario.

La regulación de esta revisión se efectúa por los artículos 156 a 160 del RDPH.

Artículo 157
Los expedientes de revisión podrán ser iniciados de oficio o a instancia de parte, y su tramitación la realizará
el Organismo de cuenca, con independencia de que la resolución corresponda al Organismo competente para el
otorgamiento de la concesión de haberse tratado de una nueva petición.

Artículo 158
El Organismo de cuenca, como primer trámite, comprobará si la revisión puede implicar una modificación de las
características esenciales de la concesión. Si tal modificación es imputable a causas ajenas a la voluntad del titular
o no se han modificado dichas características, se tramitará de acuerdo con lo previsto en los artículos siguientes.
En caso contrario se ordenará la iniciación de un expediente de modificación de características, tramitado de
acuerdo con lo dispuesto en los artículos correspondientes de este Reglamento. En todo caso, si la concesión hubiera
sido otorgada por el Ministerio de Medio Ambiente, el expediente habrá de ser autorizado por este departamento
ministerial.

Artículo 159
Una vez acordada la iniciación del expediente de revisión, o iniciado éste de oficio por el Organismo de cuenca, dicho
Organismo redactará la propuesta motivada de revisión de la concesión, que será trasladada al concesionario, a fin
de que, en el plazo de un mes, presente las alegaciones que crea convenientes. De estas alegaciones se dará vista al
que haya solicitado la iniciación del expediente de revisión, si ésta no se ha producido de oficio, para que en el plazo
de quince días manifieste lo que al respecto crea oportuno.

Artículo 160
El Organismo a quien corresponda conocer de la revisión, vistas las alegaciones de una y otra parte, si las hubiera,
el resultado de la información pública realizada, si la misma se hubiera considerado necesaria por el Organismo
de cuenca y los informes que estime oportunos solicitar o que sean preceptivos en los supuestos de concesión,
proseguirá la tramitación según lo previsto en el artículo 116 (notificación de las condiciones al concesionario previa
a la resolución del expediente). En su caso, ordenará la iniciación del expediente de indemnización.

Página 51 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La Extinción del derecho al uso privativo de las aguas

Causas

• Causas de extinción del derecho:

Artículo 53. TRLA Extinción del derecho al uso privativo.

1. El derecho al uso privativo de las aguas, cualquiera que sea el título de su adquisición, se extingue:

a. Por término del plazo de su concesión.

b. Por caducidad de la concesión en los términos previstos en el artículo 66.

c. Por expropiación forzosa.

d. Por renuncia expresa del concesionario.

La renuncia para producir efectos deberá ser aceptada por la Administración.

2. La declaración de la extinción del derecho al uso privativo del agua requerirá la previa audiencia de los titulares
del mismo.

3. Cuando el destino dado a las aguas concedidas fuese el riego o el abastecimiento de población, el titular de la
concesión podrá obtener una nueva con el mismo uso y destino para las aguas, debiendo formular la solicitud en
el trámite de audiencia previa en el expediente de declaración de extinción o durante los últimos cinco años de la
vigencia de aquélla.

En caso de producirse la solicitud, y siempre que a ello no se opusiere el Plan Hidrológico Nacional, el organismo de
cuenca tramitará el expediente excluyendo el trámite de proyectos en competencia.

4. Al extinguirse el derecho concesional, revertirán a la Administración competente gratuitamente y libres de


cargas cuantas obras hubieran sido construidas dentro del dominio público hidráulico para la explotación del
aprovechamiento, sin perjuicio del cumplimiento de las condiciones estipuladas en el documento concesional.

5. Los derechos adquiridos por disposición legal se perderán según lo establecido en la norma que los regule o,
en su defecto, por disposición normativa del mismo rango.

6. La vigencia de los contratos de cesión de derechos de uso del agua a que se refiere el artículo 67 será la establecida
por las partes en dichos contratos. En todo caso, la extinción del derecho al uso privativo del cedente implicará
automáticamente la resolución del contrato de cesión

La nueva redacción del artículo 89.4 del RDPH establece además que:

Al extinguirse el derecho concesional revertirán al Estado gratuitamente y libres de cargas cuantas obras
hubieran sido construidas dentro del dominio público hidráulico para la explotación del aprovechamiento, sin
perjuicio del cumplimiento de las condiciones estipuladas en el documento concesional y, en su caso, las relativas
a la reversión de otros elementos situados fuera del demanio. Si en dicho momento, la Administración hidráulica
considerase posible y conveniente la continuidad del aprovechamiento, podrá exigir del concesionario la entrega de
los bienes objeto de reversión en condiciones de explotación tal como prevén los artículos 164.3, 165.3 y 167.3 y 4.
Si por el contrario lo considerase inviable, o su mantenimiento resultase contrario al interés público, podrá exigir
la demolición de lo construido en dominio público de conformidad con el artículo 101 de la Ley 33/2003, de 3 de
noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas.

• La Caducidad de las concesiones Es la principal causa de extinción de los aprovechamientos


actualmente.( Artículo 66. TRLA)

Página 52 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La caducidad de las concesiones se va a producir, como señala el artículo 66 del TRLA, en los supuestos de
incumplimiento de alguna de las condiciones esenciales de una concesión o de los plazos en ellas previstos,
o cuando un derecho al uso privativo de las aguas, cualquiera que sea el título de su adquisición, haya
permanecido sin explotar durante tres años consecutivos por causas imputables al titular.

1. Las concesiones podrán declararse caducadas por incumplimiento de cualquiera de condiciones esenciales o
plazos en ella previstos.

2. Asimismo el derecho al uso privativo de las aguas, cualquiera que sea el título de su adquisición, podrá declararse
caducado por la interrupción permanente de la explotación durante tres años consecutivos siempre que aquélla sea
imputable al titular

Tramitación

Básicamente en todos los casos de extinción del derecho la tramitación del expediente es semejante, (salvo en
el trámite inicial, en el caso de renuncia).

1. El expediente se inicia por la Confederación Hidrográfica


De oficio o a instancia de parte, notificándose al titular de la concesión o del derecho. En la notificación del
acuerdo de inicio deben hacerse constar las causas y procedencia de la tramitación, para que una vez recibido
el acuerdo de incoación pueda formular las alegaciones que en su defensa, considere oportunas.

2.Todo expediente de extinción de derechos será sometido a un


trámite de información pública
Mediante nota-anuncio que se publicará en el Boletín Oficial de la provincia o provincias donde radique la toma
o se utilice el agua, así como en los Ayuntamientos correspondientes, haciendo constar en la nota-anuncio:

• Las características del derecho tal como? figuren inscritas en el Registro de Aguas.
• La causa de la extinción, las servidumbres que sobre él se conozcan, sean como predio dominante o como
predio sirviente.
• Y cualquier otra indicación que permita mejor identificar el derecho a extinguir.
• Se señalará en la misma nota-anuncio si el expediente se ha iniciado de oficio o a instancia de parte,
indicando en este último caso el peticionario y si éste ha solicitado la concesión correspondiente.

La información pública se realizará por un plazo no inferior a veinte días, durante el cual podrá comparecer
por escrito ante el Organismo de cuenca cualquier persona, incluido el titular del derecho, que pueda resultar
afectada por la extinción del mismo, manifestando cuanto considere conveniente.

Los escritos que se pudieran aportar durante este trámite , serán remitidos tanto al titular del derecho, como
al promotor de la caducidad, si fuese distinto, para su conocimiento y efectos.

3. Informe de la Comunidad Autónoma


Durante la tramitación de la información pública, también se solicita informe de la Comunidad Autónoma, que
debe cumplimentarse en plazo máximo de dos meses. Es un informe preceptivo pero no vinculante.

Página 53 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

4. Reconocimiento sobre el terreno


A continuación, se practica el reconocimiento sobre el terreno acerca del estado de funcionamiento y de la
situación de las instalaciones, levantando acta con citación del titular, otros interesados y al Ayuntamiento en
que se ubica la toma.

5. Informe sobre la situación de aprovechamiento


Se redacta informe sobre la situación del aprovechamiento, en el que se analizan los motivos de la caducidad,
situación de las obras que deben revertir al Estado, servidumbres afectadas, posibilidad de rehabilitación, etc.
Se incluirán las condiciones a cumplir por los titulares.

Artículo 165 bis del RDPH. Particularidades para los aprovechamientos hidroeléctricos.

1. En el caso de los aprovechamientos hidroeléctricos, el informe del Servicio, a que hacen referencia los artículos
164.3 165.3 y 167.4, incluirá una propuesta razonada sobre el futuro del aprovechamiento a extinguir, que incluya
entre otros aspectos, recomendaciones sobre la continuidad de la explotación, la adscripción de la titularidad de las
infraestructuras e instalaciones y sobre la gestión o en su caso demolición de las infraestructuras e instalaciones que
deben revertir al Estado.

2. Una vez dictada la resolución de extinción, el órgano competente, en caso de optar por la continuidad de
la explotación, tramitará el correspondiente contrato de servicios o el concurso público de explotación del
aprovechamiento conforme a lo especificado en el artículo 132.2.

6. Trámite de vista y audiencia


Se notifica a los titulares y resto de los interesados que hubieran comparecido en el procedimiento el trámite
de vista y audiencia, que debe realizarse con anterioridad a la resolución del expediente de extinción.

Si, en el trámite de audiencia, las comunicaciones a los titulares de los derechos y a los restantes interesados no
se pudieran hacer directamente por no conocer su identidad o domicilio, se efectuarán por medio de edictos,
publicados en el Boletín Oficial de la provincia o provincias afectadas, los cuales serán también expuestos en
los Ayuntamientos de la última residencia conocida, así como del término municipal donde radique la toma de
aguas y de aquél donde las mismas sean utilizadas.

7. Informe de la Abogacía del Estado


Informe de la Abogacía del Estado

8. Informe del Consejo de Estado


En el caso de haber oposición.

9. Resolución
Resolución de extinción, o resolución que decrete el archivo del expediente de extinción por no haberse dado
motivos de caducidad o potestativamente resolución de rehabilitación del aprovechamiento.

• Plazo máximo para resolver y notificar: 18 meses (de acuerdo con la disposición adicional sexta del TRLA).

Efectos de la falta de resolución en plazo: estos efectos van a depender de cual sea la causa de extinción de la
concesión. A saber:

◦ Cuando sea la caducidad la causa de extinción de la concesión, la falta de resolución en plazo


supondrá la caducidad del propio procedimiento de extinción de la concesión (con arreglo a lo
dispuesto en el artículo 25.1.b) de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo
Común de las Administraciones Públicas).

Página 54 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

◦ En caso de renuncia del concesionario, los efectos del silencio van a ser positivos, entendiéndose
aceptada la renuncia.

• Fin de la vía administrativa: La resolución del procedimiento pone fin a la vía administrativa.

Recursos:

• Potestativo de Reposición o Contencioso-Administrativo.

Plazo para la interposición de los recursos:

• Potestativo de Reposición: 1 mes.


• Contencioso-Administrativo: 2 meses.

Órganos que resuelven los recursos:

• Potestativo de Reposición: el mismo órgano que dictó el acto.

• Contencioso-Administrativo: La Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional si el


procedimiento se resuelve por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, y el
Tribunal Superior de Justicia correspondiente si se resolvió por el Organismo de cuenca.

Especialidades

Por lo que se refiere a los expedientes de extinción del derecho por transcurso del plazo de la concesión se
podrán iniciar tres años antes de expirar su vigencia, de oficio o a instancia de parte.

Por otro lado, de conformidad con el artículo 60 del TRLA y el artículo 166 del RDPH, toda concesión puede
ser objeto de expropiación forzosa a favor de otro aprovechamiento que le preceda según el orden de
preferencia establecido en el Plan Hidrológico de cuenca.

Finalmente, el titular de un derecho al uso privativo de las aguas podrá renunciar al mismo cuando no vaya
en perjuicio del interés general o de terceros. La renuncia, para causar efectos administrativos, tendrá que ser
aceptada por la Administración, la cual podrá imponer determinadas condiciones y obligaciones.

Competencia

La competencia para resolver será:

• En el caso de concesiones otorgadas por Orden Ministerial, el Organismo de cuenca eleva propuesta al
Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

Página 55 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Efectos

• Evidentemente, el primer efecto es que no se va a poder disponer del derecho, al haber dejado de existir,
y por tanto cualquier nueva utilización de las aguas que se pretenda realizar consistirá en la tramitación
de una nueva concesión.
• Tanto el Texto Refundido de la Ley de Aguas como el Reglamento del Dominio Público Hidráulico
establecen una serie de consecuencias que se van a producir en la extinción de las concesiones que se
hayan podido otorgar.

1. La extinción del derecho se producirá siempre sin perjuicio de


tercero ni del interés público.
Al extinguirse el derecho concesional, revertirán a la Administración competente gratuitamente y libres de
cargas cuantas obras hubieran sido construidas dentro del dominio público hidráulico para la explotación del
aprovechamiento, sin perjuicio del cumplimiento de las condiciones estipuladas en el documento concesional.
(Art. 53.4 TRLA)

2. Aguas subterráneas, de acuerdo con el artículo 188 bis.1 del RDPH


En los expedientes de extinción, (…) de derechos de aguas subterráneas que conlleven el cese de la actividad
extractiva, se adoptarán las medidas necesarias para garantizar el sellado por parte del titular de los pozos,
sondeos u obras asimilables, con material inerte, de tal forma que no quede alterado el flujo subterráneo en
el entorno de la misma y se procederá a la retirada de todos los materiales eléctricos y mecánicos para su
reciclado, utilización o traslado a un vertedero autorizado.

3. Extinción por expropiación forzosa


En el supuesto de que la extinción se haya producido por expropiación forzosa la compensación que en su
caso proceda correrá a cargo del beneficiario de aquélla.

4. Las servidumbres que puedan existir en favor de tercero...


...sobre las obras que hayan de revertir al Estado deberán ser redimidas por el titular del derecho extinguido o
aceptadas por el beneficiario de la expropiación.

5. En los casos de extinción del derecho al uso privativo de aguas


destinadas...
...en régimen de servicio público, al riego o al abastecimiento de población, las personas físicas o jurídicas
podrán solicitar una nueva concesión de aguas.

En conclusión, la extinción supone la tramitación de un procedimiento (de sentido inverso a la concesión), que
viene a suponer la constatación administrativa de la finalización de la vida del derecho. Aunque concurran
causas que legalmente supongan la extinción, como puede ser la falta de explotación durante tres años, hasta
no tramitarse y resolverse la extinción, ese aprovechamiento continuará vigente.

Página 56 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La defensa de los derechos al uso privativo. Especial referencia al Registro de


Aguas

Al Registro de Aguas acceden los derechos al aprovechamiento de las mismas.

Aprovechamiento: es el derecho a utilizar un volumen determinado de agua que se toma de uno o varios
puntos, para uno o varios usos, dentro de una misma concesión o derecho al uso privativo de las aguas. (Art.
15.bis del Reglamento del Dominio Público Hidráulico).

Introducción

• Al tratarse de un Registro, van a acceder los distintos tipos de derechos al uso del agua de forma
sistemática. Por ello, volvemos a insistir en los títulos que reconocen el derecho al uso de las aguas.

Concesiones Administrativas
La pieza esencial de la regulación jurídica sobre la utilización y aprovechamiento de las aguas en España es: la
concesión administrativa.

Con carácter general, todo uso privativo de las aguas requiere el otorgamiento de concesión administrativa.
Uso privativo: utilización de las aguas para un destino concreto y exclusivo de su titular, que impide el acceso
a terceras personas.

Mediante la concesión: la Administración otorga a un particular un derecho al aprovechamiento de las aguas,


en determinadas condiciones, por un plazo determinado, si el río está regulado mediante el abono del canon
de regulación y tarifa de utilización de agua, y siempre supeditado a algún tipo de utilidad o interés público.

El derecho al uso del agua sólo puede adquirirse por dos


procedimientos
Desde que la Ley de 1985 (Ley de Aguas) suprimió la prescripción (uso ininterrumpido y pacífico durante 20
años) como forma de adquirir el derecho al uso privativo de las aguas públicas, el derecho al uso del agua sólo
puede adquirirse por dos procedimientos:

• Por concesión administrativa


• Por una disposición legal que así lo establezca

El art. 54 del TRLA establece los usos privativos por disposición legal:

1. El propietario de una finca puede aprovechar las aguas pluviales que discurran por ella y las estancadas,
dentro de sus linderos, sin más limitaciones que las establecidas en la presente Ley y las que se deriven del
respeto a los derechos de tercero y de la prohibición del abuso del derecho.

2. En las condiciones que reglamentariamente se establezcan, se podrán utilizar en un predio aguas


procedentes de manantiales situados en su interior y aprovechar en él aguas subterráneas, cuando el volumen
total anual no sobrepase los 7.000 metros cúbicos. En los acuíferos que hayan sido declarados como
sobreexplotados, o en riesgo de estarlo, no podrán realizarse nuevas obras de las amparadas por este apartado
sin la correspondiente autorización.

Derechos anteriores a la actual Ley de Aguas


Sin embargo, permanecen los derechos a los aprovechamientos adquiridos con anterioridad a la entrada
en vigor de la Ley de Aguas. (Aguas superficiales adquiridos por prescripción y Derechos privados de aguas
subterráneas).

Página 57 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

• Necesidad de un registro administrativo que recoja los derechos de agua existentes:

El Registro de Aguas tiene carácter público y tiene por finalidad elaborar estadísticas hidrológicas y coadyuvar
en la gestión del dominio público hidráulico y la planificación hidrológica.

La necesidad de regular un Registro de Aguas en el que se recojan los aprovechamientos de agua, se deriva
de los siguientes motivos:

a) El agua es un recurso natural escaso.

b) Es preciso un conocimiento exhaustivo de los derechos preexistentes, ya que las concesiones deberán
otorgarse sin perjuicio de tercero.

c) Es un instrumento esencial para la protección y control del dominio público hidráulico.

d) Existe una íntima relación existente entre los registros de aguas y la planificación hidrológica.

e) Información de los recursos hídricos.

• El Registro de Aguas, aparece regulado en el artículo 80 del TRLA:

1. Los Organismos de cuenca llevarán un Registro de Aguas en el que se inscribirán de oficio las concesiones
de agua, así como los cambios autorizados que se produzcan en su titularidad o en sus características . La
organización y normas de funcionamiento del Registro de Aguas se fijarán por vía reglamentaria.
2. El Registro de Aguas tendrá carácter público, pudiendo interesarse del Organismo de cuenca las oportunas
certificaciones sobre su contenido.
3. Los titulares de concesiones de aguas inscritas en el Registro correspondiente podrán interesar la
intervención del Organismo de cuenca competente en defensa de sus derechos, de acuerdo con el
contenido de la concesión y de lo establecido en la legislación en materia de aguas.
4. La inscripción registral será medio de prueba de la existencia y situación de la concesión.

Este precepto:

1. Fue desarrollado por el Real Decreto 606/2003, de 23 de mayo, de Reforma del RDPH, en el que se
establece la estructura del Registro de Aguas de cada Organismo de cuenca, en los artículos 189 y
siguientes.
2. Y recientemente por el Real Decreto 670/2013, de 6 de septiembre, por el que se modifica el RDPH,
en materia de registro de aguas y criterios de valoración de daños al dominio público hidráulico. De
acuerdo con esta última modificación, el Registro de Aguas consiste en una estructura informática
de datos que posibilita la organización de la información relativa a los aprovechamientos de aguas y
permitirá la emisión de certificaciones sobre las inscripciones.

Esta estructura informática será desarrollada, custodiada y mantenida por el Ministerio de Agricultura,
Alimentación y Medio Ambiente.

• Por tanto la finalidad de los Registros de Aguas es favorecer la seguridad jurídica, constituir un medio
de prueba, y dispensar protección a los aprovechamientos en ellos inscritos.

• Consecuencias de la protección administrativa:

a) La posibilidad de que la Administración desconozca los derechos no inscritos en el Registro de Aguas.

El antiguo registro de aprovechamiento de aguas públicas

Página 58 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Anterior a la Ley de Aguas 1985


Antes de la entrada en vigor de la Ley de Aguas, se había configurado otro registro con la intención de que la
Administración hidráulica pudiera disponer de información acerca de los derechos al uso de las aguas. Este
registro se denominó Libro Registro de Aprovechamientos de Aguas Públicas, y en él, se recogen sólo derechos
al uso de aguas superficiales (ya que la anterior legislación sólo consideraba como aguas públicas a las aguas
superficiales).

Aguas públicas = superficiales


Con la entrada en vigor de la Ley 29/1985, de Aguas, todas las aguas tienen carácter público, pues son parte
integrante del dominio público hidráulico, de acuerdo con lo que actualmente se establece en el artículo 2 del
Texto Refundido de la Ley de Aguas. Por tanto en el actual Registro de Aguas figuran derechos relativos a aguas
superficiales y subterráneas.

El LAAP no incluye aguas subterráneas


Derechos que figuran inscritos en este Libro Registro de Aprovechamientos de Aguas Públicas (en adelante
LAAP): Sólo derechos al uso de aguas superficiales:

Con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Aguas (1 de enero de 1986), se diferenciaba el régimen legal:

• De las aguas superficiales (aguas públicas, que se inscribían en el Libro Registro de Aprovechamientos
de Aguas Públicas), precisaban de un acto administrativo de reconocimiento del derecho al uso de las
mismas.
• De las aguas subterráneas (aguas privadas), los pozos y manantiales no precisaban título administrativo
para la utilización privativa de las mismas.

Carácter obligatorio y declarativo del LAAP


Finalidad y realidad del LAAP: La finalidad de este antiguo registro, de carácter obligatorio y declarativo, era
que se inscribiesen en él, todos los aprovechamientos privativos de aguas públicas.

De acuerdo con la legislación entonces vigente se inscribieron derechos al uso de las aguas por prescripción, y
por concesión.

Los derechos inscritos en este libro muchas veces correspondían a inscripciones insuficientes y mal definidas.
Pero hay que tener en cuenta, que muchos de los derechos al uso de las aguas superficiales otorgados e
inscritos al amparo de la antigua Ley de 1879, no estaban bien definidos, pues en general sólo se inscribía el
caudal máximo concedido en la toma, y no su volumen anual ni su modulación mensual.

No incluye derechos bien definidos


Los derechos que figuraban inscritos a la entrada en vigor de la Ley de Aguas en el LAAP conservaron su
vigencia. Sin embargo se establece que deberán ser revisados para su “traslado” al Registro de Aguas.

Las inscripciones que procedan de la revisión de derechos reconocidos con anterioridad al 1 de enero de 1986
y que no hubiesen sido trasladados desde el libro de Registro General de Aprovechamientos de Aguas Públicas
al Registro de Aguas se adecuarán en su traslado a las prescripciones del real decreto 670/2013. Antes del 1 de
enero de 2020 se procederá a la clausura del Libro de Aprovechamientos de Aguas Públicas.

El registro de aguas que se establece en la ley de aguas de 1985.

Página 59 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Registro de Aguas, inscripción de oficio por la Administración

Conociendo todos estos viejos problemas, y en un intento por superarlos, la Ley de Aguas de 1985 regula un
Registro de Aguas en el que la inscripción tiene carácter obligatorio y, además debe hacerse de oficio por la
propia Administración.

La concesión otorgada, así como su modificación, revisión, novación y extinción, serán inscritos de oficio en el
Registro de Aguas del Organismo de cuenca donde radique la captación. A los efectos de garantizar el control
de las concesiones y mantener actualizados los datos contenidos en el Registro de Aguas, los titulares deberán
comunicar a la Administración correspondiente cualquier cambio en la denominación social, domicilio social y,
en su caso, domicilio a efectos de notificación.”

En realidad es un registro de aprovechamientos aunque se denomine


“de aguas”

En el Registro de Aguas se inscriben de oficio las concesiones y otros títulos de derecho para la utilización de
las aguas, cada aprovechamiento abre folio registral en el libro de inscripciones.

Se entiende por Aprovechamiento de aguas: derecho a utilizar un volumen determinado de agua que se toma
de uno o varios puntos, para uno o varios usos, dentro de una misma concesión o derecho al uso privativo de
las aguas. (Art. 15.bis del Reglamento del Dominio Público Hidráulico).

Los derechos definen a la vez el uso y destino de los recursos sobre los que recaen. No cabe concebir
aprovechamientos de agua en abstracto, pues siempre se otorgan por vinculación con otro bien: tierra en el
regadío, industrias, instalaciones de generación de hidroelectricidad, etc.

Como consecuencia de la modificación introducida en el RD 670/2013, se configura el desarrollo de un Registro


de Aguas que consiste en una estructura informática de datos que posibilita la organización de la información
relativa a los aprovechamientos de aguas y permitirá la emisión de certificaciones sobre las inscripciones.

Página 60 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Desarrollo reglamentario del régimen jurídico del registro de aguas.

El Reglamento del Dominio Público Hidráulico, aprobado por Real Decreto 849/1986, de 11 de abril desarrolla
reglamentariamente el régimen jurídico del Registro de Aguas, recientemente modificado por el RD 670/2013
(BOE 21/9/2013).

Este Reglamento desarrolla el Registro de Aguas en los artículos 189 y siguientes:

• Inscripciones en el Registro de Aguas:

Artículo 189. Registro de Aguas del Organismo de cuenca.

1. De acuerdo con el artículo 80.1 del texto refundido de la Ley de Aguas, en cada Organismo de cuenca existirá
un único Registro de Aguas, en el que se inscribirán de oficio las concesiones y otros títulos de derecho para la
utilización de las aguas, así como los cambios autorizados que se produzcan en su titularidad o en sus características,
como consecuencia de la modificación, novación, revisión o extinción de aquéllos. Dichas inscripciones se harán en
el registro del Organismo de cuenca en cuya circunscripción territorial radique la captación.

2. El Registro de Aguas consiste en una estructura informática de datos que posibilita la organización de la
información relativa a los aprovechamientos de aguas y permitirá la emisión de certificaciones sobre las
inscripciones.

Esta estructura informática será desarrollada, custodiada y mantenida por el Ministerio de Agricultura,
Alimentación y Medio Ambiente del modo más acorde con la evolución de la tecnología y las necesidades de los
usuarios.

• No sólo se inscribe el título inicial, si no todas las modificaciones que sufra a lo largo de su vida
ese derecho. Las modificaciones que se produzcan no abren nueva hoja de registro, sino que se realiza
una inscripción única, en la que primero se anota el derecho tal y como ha sido inicialmente otorgado,
y luego, si se produjeran, se van recogiendo las modificaciones que se producen a lo largo de su vida
jurídica, modificaciones que a su vez están reconocidas por resolución de la Administración hidráulica
competente.

El asiento de primera inscripción, denominado asiento de inmatriculación, es el que abre hoja de registro. En
este primer asiento se inscribirán las características e información recogidas en el artículo 193, y la fecha en
que se realiza esa primera inscripción.

Con posterioridad, se anotarían en la misma inscripción todos los asientos relativos al mismo
aprovechamiento, denominados asientos de modificación o asientos posteriores, que reflejarán la
modificación del derecho con respecto a su anterior inscripción.

• Artículo 189.3 Estructura del Registro de Aguas.

El Registro se organiza en tres secciones que se designan con las letras A, B y C, anotándose en ellas,
respectivamente, los siguientes tipos de aprovechamientos:

Sección A
Concesiones de aguas superficiales o subterráneas; reservas constituidas a favor de las Confederaciones
Hidrográficas de conformidad con el artículo 43 del texto refundido de la Ley de Aguas; autorizaciones especiales a
las que se refiere el artículo 59.5 del texto refundido de la Ley de Aguas; los provenientes del anterior Libro de Registro
de Aprovechamientos de Aguas Públicas; y otros derechos adquiridos por título legal.

Página 61 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Sección B
Aprovechamientos dentro del mismo predio de las aguas procedentes de manantiales situados en su interior y las
aguas subterráneas cuando el volumen total anual no sobrepase los 7.000 metros cúbicos, así como las aguas
pluviales que discurran por ella y las estancadas dentro de sus linderos, a que se refiere el artículo 54 del texto
refundido de la Ley de Aguas. (Artículo 54 TRLA. Usos privativos por disposición legal).

Sección C
Aprovechamientos temporales de aguas privadas a las que se refieren las disposiciones transitorias segunda y tercera
del texto refundido de la Ley de Aguas.

Aprovechamientos temporales de Aguas privadas (Sección C): estos derechos son los que se reconocían
de acuerdo con la anterior Ley de 1879 y se mantuvieron a la entrada en vigor de la Ley de Aguas. Se refieren
a la titularidad de aguas privadas procedentes de manantiales, y de pozos o galerías que vinieran utilizándose
(antes de la entrada en vigor de la Ley de Aguas) y que fueron inscritos en el Registro de Aguas Sección C (a
petición de sus titulares), como derechos a aprovechamientos temporales de aguas privadas.

Características:

Plazo de 50 años (31/12/2060)


Tienen reconocido un plazo máximo de 50 años, a contar desde el 1 de enero de 1986. Debieron declararse
del 1/1/1986 a 31/12/1988

No susceptibles de modificación de características


El incremento de los caudales totales utilizados, así como la modificación de las condiciones o régimen
del aprovechamiento, requerirán la oportuna concesión que ampare la totalidad de la explotación según lo
establecido en la presente Ley.

Se considerará modificación de las condiciones o del régimen de aprovechamiento, entre otras, las actuaciones
que supongan la variación de la profundidad, diámetro o localización del pozo, así como cualquier cambio en
el uso, ubicación o variación de superficie sobre la que se aplica el recurso en el caso de aprovechamientos
de regadío. Estos derechos no pueden ser modificados, su modificación supone que se otorgará la
correspondiente concesión, extinguiéndose la inscripción en el Registro de Aguas, Sección C.

Susceptibles de ser convertidos en concesión


• Si se modifican: obligatoriamente: DT 3ª bis
• Si se solicita sin haber modificación: voluntariamente 189.4 RDPH

Disposición transitoria tercera bis (TRLA)


Disposiciones comunes a la aplicación del apartado tercero de las disposiciones transitorias segunda y tercera.

1. A los efectos de aplicación del apartado tercero de las disposiciones transitoria segunda y tercera, se considerará
modificación de las condiciones o del régimen de aprovechamiento, entre otras, las actuaciones que supongan la
variación de la profundidad, diámetro o localización del pozo, así como cualquier cambio en el uso, ubicación o
variación de superficie sobre la que se aplica el recurso en el caso de aprovechamientos de regadío.

2. La concesión a que hacen referencia las disposiciones transitorias segunda y tercera en sus apartados terceros se
otorgará, a instancia de parte, sin procedimiento de competencia de proyectos, exigirá el informe de compatibilidad
con el Plan Hidrológico y el de la Administración competente en función del uso a que se destine, se someterá a
información pública y en caso de existir Comunidad de Usuarios, se solicitará informe a la misma.

Página 62 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

3. La concesión a otorgar tendrá las siguientes características:

a) El plazo de la concesión no será inferior al establecido en su inscripción en la sección C del Registro de Aguas,
teniendo preferencia en ese momento el concesionario para obtener una nueva concesión.

b) Recogerá las características con que el aprovechamiento esté incluido en la Sección C del Registro de Aguas de la
cuenca, a excepción de las características objeto de modificación que hayan motivado el inicio del procedimiento, y
previa comprobación de su adecuación a la realidad por parte del organismo de cuenca.

4. En el caso de que la concesión se refiera a masas de agua subterránea declaradas en riesgo de no alcanzar los
objetivos de buen estado a que se refiere el artículo 56, la concesión estará sometida a las limitaciones establecidas
en el programa de actuación, o en su defecto, a las medidas cautelares relativas a la extracción o de protección de la
calidad del agua subterránea que en su caso se establezcan.

5. Cuando la modificación de las condiciones o régimen de aprovechamiento no haya sido comunicada por su
titular al organismo de cuenca para su autorización, sin perjuicio de la aplicación del procedimiento sancionador
previsto, el organismo de cuenca requerirá al interesado para que solicite y obtenga la correspondiente concesión.
El otorgamiento de la concesión comportará la extinción simultánea del derecho sobre aguas privadas reconocido
hasta ese momento.

Si los derechos inscritos son modificados en lo que respecta a sus condiciones o régimen del aprovechamiento se
requiere la tramitación de la concesión (que presenta algunas diferencias de tramitación con la tramitación en
general ya que no precisa procedimiento de competencia de proyectos y respetará el plazo y características iniciales
no modificadas).

Además en el artículo 189.4, se establece un paso a concesión


“voluntario”
A solicitud de los titulares y siempre que no se incrementen los caudales totales utilizados ni se modifiquen las
condiciones o régimen de aprovechamiento, el Organismo de cuenca, previa revisión de los aprovechamientos
y con la limitación del plazo concesional hasta el 31 de diciembre de 2035, efectuará el traslado de los asientos
de la Sección C a la Sección A del Registro de Aguas.

• Apartados de las inscripciones: Se regulan en el artículo 193 RDPH.

El artículo 193 regula las características del aprovechamiento y detalles de la inscripción. Dentro de cada inscripción
se distinguen tres apartados diferenciados que serían las características del derecho, de la toma (captación) y del uso
al que se destina.

1. Características generales del aprovechamiento: Se hace una regulación por sección A – B – y C


(considerando que son derechos distintos), y que para el caso de los derechos inscritos en la Sección A son:

Identificación
Identificación del concesionario o titular del derecho, en la que se hará constar el nombre y apellidos o razón
social, y el número de identificación fiscal.

Título que ampara el derecho


Título que ampara el derecho, fecha de otorgamiento y autoridad que lo otorga. Es la resolución administrativa
que reconoce el derecho al uso de las aguas

Plazo por el que se otorga. Fecha de inicio del cómputo del plazo del
derecho. Indicación expresa de la fecha de extinción del derecho por
transcurso del plazo.
Plazo por el que se otorga la concesión o se mantiene el derecho. El artículo 97 del RDPH establece que: Toda
concesión se otorgará según las previsiones de los Planes Hidrológicos; tendrá carácter temporal y plazo máximo de

Página 63 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

duración, incluidas las prórrogas, no superior a setenta y cinco años de conformidad con el artículo 93.3 de la Ley
33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Públicas. El plazo comenzará a computar desde
el día siguiente al de la notificación de la resolución concesional.)

Fecha de aprobación del acta


De reconocimiento parcial, en su caso, y final.
Las condiciones específicas de la concesión o del derecho, y en todo caso cuando dicha acta sea un elemento
esencial en las características de la concesión, en particular el cómputo del plazo concesional.

Supuesto de inscripciones provisionales


En el supuesto de las inscripciones provisionales de las transferencias de titularidad el carácter de inscripción
provisional.

Referencia completa de la inscripción de la que procede


En el caso de las inscripciones practicadas en el Registro General de Aprovechamientos de Aguas Públicas o
en el Registro de Aguas con anterioridad a la entrada en vigor de este real decreto, se consignará la referencia
completa de la inscripción de la que procede: registro, tomo, sección y número de inscripción.

Volumen máximo anual en metros cúbicos


Y en su caso, la modulación establecida y el volumen máximo mensual, en metros cúbicos.

Distribución temporal, en su caso, del volumen máximo anual.


Si se estableciera alguna limitación en la concesión, se indicará el volumen máximo mensual, en metros cúbicos
para cada uno de los meses y el número máximo de horas de derivación si así se contemplase en el título que
ampara el derecho.

Tipo y naturaleza del uso o usos del agua


Especificando si se trata de usos consuntivos, no consuntivos o de ambos tipos.

En caso de otorgamiento utilice los volúmenes incluidos en una


reserva
Se indicará la reserva de la que proceden, así como su número de inscripción.

2. Características de las captaciones del aprovechamiento.

Número total de captaciones


En caso de que el aprovechamiento tenga varias captaciones se hará constar el número total de captaciones
de que consta el aprovechamiento que se inscribe.

Número de identificador de cada captación


Permanecerá invariable aunque se modifiquen las características de la captación.

Nombre de la captación
En casa de que lo tenga.

Usos a los qe se destina ..

Página 64 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

...el agua de la captación

Procedencia del agua


Indicando si es superficial o subterránea, así como la masa de agua correspondiente, el nombre del río o cauce,
lago o laguna, acuífero, unidad hidrogeológica, y, en su caso, su origen artificial, especificando el nombre del
embalse, el lago artificial así como, en los casos específicos, la infraestructura correspondiente.

Sistema de explotación
En caso de que lo hubiera

Término municipal y provincia en que se ubicaba la captación


Así como el topónimo/s del lugar en el que se encuentra la captación, si dispone.

Coordenadas cartográficas de la captación (coordenadas X,Y)


Con indicación del huso correspondiente en el sistema de referencia geodésico global UTM ETRS89. Se incluirá
la referencia catastral de la parcela donde se localiza, el número de parcela, el polígono catastral, y el nombre
de la entidad local menor a la que pertenece, en su caso.

Cota de captación...
... en metros sobre el nivel del mar

Volumen máximo anual en metros cúbicos que se permite extraer de


la captación
Así como las limitaciones mensuales de volumen máximo a extraer que se hubiesen dispuesto.

Caudal máximo instantáneo


En litros por segundo

Tipo de captación
Especificando si es toma directa de la captación o a través de infraestructura, fija o móvil, o si se trata de
manantial, pozo, sondeo o galería u otras que estuviesen reconocidas en los derechos que se inscriben si se
dispone de dicha información.

Se recogerán, en su caso, las infraestructuras asociadas a la


captación y al aprovechamiento
como presas, azudes, conducciones, bombeos, balsas, canales, acequias, depósitos y sus correspondientes
características. Se recogerán, si los hubiere, los elementos de control volumétrico y las captaciones
secundarias, subtomas o puntos de entrega con indicación de las coordenadas X e Y, en el huso
correspondiente en el sistema de referencia geodésico global UTM ETRS89, si vienen establecidas en la propia
resolución.

Afecciones de la captación
En las que se indicarán circunstancias recogidas en la resolución tales como si la captación se encuentra en
zona de policía de cauces, en zona inundable, en espacios naturales protegidos u otros espacios de interés
ambiental o valor ecológico

Página 65 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

3. Características de los usos a los que se destina el agua.

Características generales de los usos:

Término/s municipales y provincias en que se sitúa el destino del uso


el agua que se concede
• Topónimos de los lugares de destino del agua que se concede, si se dispone de dicha información.
• Coordenadas geográficas representativas del punto en el que se localiza el uso del agua (coordenadas X,
Y), con indicación del huso correspondiente en el sistema de referencia geodésico global UTM ETRS89.

En los casos en que es posible caracterizar el uso por un recinto o por un tramo se consignarán su
representación gráfica.
Cuando el uso fuese el riego será obligado hacer referencia expresa a los recintos.
Para los demás tipos de uso bastará con caracterizarlos, como mínimo, mediante un punto o el
tramo representativo.
Se incluirá la referencia catastral de la parcela donde se localiza el uso, el número de parcela, el
polígono catastral y el nombre de la entidad local menor a la que pertenece.

Identificación numérica de las captaciones


Del aprovechamiento con las que se realiza el uso que se describe

Tipo de uso
Atendiendo a los descritos en el artículo 49 bis.

Volumen máximo anual concedido para el uso que se describe.


Con indicación, en su caso, de las limitaciones temporales que se establezcan en la aplicación del recurso.

• Emisión de certificados (se deriva del carácter público del Registro de Aguas) Se regula en los artículos
195 quarter. Los certificados podrán ser literales o en extracto.

Artículo 195 quáter. Efectos jurídicos de la inscripción y expedición


de certificaciones.
1. La inscripción registral se considerará medio de prueba de la existencia y situación de la concesión, de acuerdo con
el artículo 80 del texto refundido de la Ley de Aguas, así como de la existencia y situación de los contratos de cesión
de derechos suscritos por el concesionario.

La inscripción registral será, también, medio de prueba de los derechos reconocidos en el artículo 54 del texto
refundido de la Ley de Aguas y de la realidad física del predio al que se asocia dicho aprovechamiento, así como de
los aprovechamientos temporales de aguas privadas inscritos conforme a las disposiciones transitorias segunda y
tercera del texto refundido de la Ley de Aguas.

2. Los titulares de concesiones de aguas y otros derechos inscritos en el Registro de Aguas correspondiente podrán
interesar la intervención del Organismo de cuenca competente en defensa de sus derechos, de acuerdo con el
contenido de la concesión o título administrativo que ampare su derecho y de lo establecido en la legislación en
materia de aguas.

Esta protección se ejercerá por el Organismo de cuenca frente a quien, sin derecho inscrito, se oponga al derecho
del titular o perturbe su ejercicio, aplicando los procedimientos y medidas previstos al efecto en el texto refundido
de la Ley de Aguas y en este reglamento, en particular, las funciones de policía de agua previstas en el artículo 94
del texto refundido mencionado y el consecuente ejercicio de la potestad sancionadora o ejecución subsidiaria de las
actuaciones necesarias para cesar la conducta lesiva.

Página 66 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

3. Consecuencia del carácter público del registro se podrá solicitar certificación sobre las inscripciones contenidas en
el mismo, respetando en todo caso el carácter confidencial de los datos personales, tal y como se regulan en la Ley
Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, siempre y cuando la persona
interesada a quien conciernan no haya consentido en su tratamiento o revelación.

Dichas certificaciones deberán referirse a una inscripción determinada y podrán ser positivas o negativas,
según que en el Registro de Aguas aparezca o no inscrito el aprovechamiento sobre el que ha de versar la
certificación y podrán ser expedidas en formato electrónico o en papel.

El catálogo de aguas privadas

Los titulares de aprovechamientos de aguas privadas procedentes de


manantiales, pozos y galerías...
...que vinieran utilizándose antes de la entrada en vigor de la Ley de Aguas, pudieron elegir entre dos opciones
( según las disposiciones transitorias 2ª , 3ª y 4ª):

• Inscribir su derecho en el Registro de Aguas, Sección C, lo que produjo la conversión en aprovechamiento


temporal por un plazo máximo de cincuenta años.
• Optar por mantener su titularidad de la misma forma a como lo hacían (carácter de aguas privadas), pero
sin la protección del Registro de Aguas, mediante la inscripción en el Catálogo de Aguas Privadas.

Inscripción en el Catálogo de Aguas Privadas.


Disposición transitoria cuarta: Estos aprovechamientos debieron ser declarados por sus titulares legítimos
ante el Organismo de cuenca, en los plazos establecidos, y se procedió a su inscripción por el Organismo de
cuenca, previo conocimiento de sus características y aforo.

La Disposición Transitoria Décima del TRLA contempla la


transformación de derechos privados en concesionales.
Pudiendo solicitar en cualquier momento la inscripción en el Registro de Aguas de la cuenca, para lo que
instarán el otorgamiento de la correspondiente concesión. En este caso también se regula un procedimiento
de concesión con determinadas especialidades. [ 1]Por ejemplo, hemos visto que los derechos inscritos en el
Catálogo no pueden ser objeto de contrato de cesión de derechos al uso del agua, por lo que al titular le podría
ser precisa su conversión. Se trata de cambiar el régimen jurídico del derecho.

Artículo 139 bis. RDPH. Transformación de derechos privados en


concesionales.
1. De conformidad con la disposición transitoria décima del texto refundido de la Ley de Aguas los titulares de
aprovechamientos de aguas inscritos en el Catálogo de aguas privadas de la cuenca a que se refiere la disposición
transitoria cuarta de dicha norma, podrán solicitar en cualquier momento el otorgamiento de la correspondiente
concesión.

El trámite de otorgamiento de la concesión se llevará a cabo sin competencia de proyectos y exigirá, además del
informe de compatibilidad con el Plan Hidrológico y el de la Administración competente en función del uso a que se
destine, la práctica del trámite de información pública y, en caso de existir Comunidad de Usuarios, la solicitud de
informe a la misma.

La concesión a otorgar tendrá las siguientes características:

a) El término de la concesión será el 31 de diciembre de 2035, teniendo preferencia en ese momento el concesionario
para obtener una nueva concesión.

b) Recogerá las características con que el aprovechamiento esté incluido en el Catálogo de Aguas privadas de
la cuenca, singularmente en lo que se refiere al uso del agua, previa comprobación de la adecuación de estas
características a la realidad por parte del Organismo de cuenca.

Página 67 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

No obstante cuando la solicitud de concesión se refiera a masas de agua subterránea declaradas en riesgo de no
alcanzar un buen estado y que cuenten con el programa de actuación a que se refiere el artículo 56 del texto
refundido de la Ley de Aguas, la concesión estará sometida a las limitaciones establecidas en dicho programa.
Cuando no exista un programa de actuación aprobado, no se podrá instar la transformación del derecho.”

Artículo 196 RDPH. Catálogo de Aguas Privadas.


1. Los Organismos de cuenca custodiarán el Catálogo de Aguas Privadas, compuesto por una estructura informática
y un libro, en el que figuran inscritos los aprovechamientos de aguas calificadas como privadas por la Ley de Aguas
de 1879, cuyos titulares optaron por mantenerlas en tal régimen declarando su existencia al Organismo de cuenca
en los plazos que legalmente se establecieron con anterioridad al 27 de octubre de 2001.

2. Las inscripciones en el Catálogo de Aguas Privadas contendrán los siguientes apartados:

a) Número de inscripción.

b) Clave. Identificará como mínimo el número de expediente con el que se ha tramitado la inscripción.

c) Acuífero o lugar del que procedan las aguas.

d) Lugar, término municipal y provincia en la que se toma el agua. Se incluirán las coordenadas U.T.M. de la captación
y el huso al que están referidas.

e) Identificación del titular del aprovechamiento.

f) Tipo de aprovechamiento. Se consignará el uso o usos a que se destina el agua.

g) Características. En función del tipo de aprovechamiento se indicarán los datos que definan el uso del agua, tales
como superficie de riego en hectáreas, y su lugar de aplicación.

h) Volumen máximo anual, en metros cúbicos.

i) Condiciones específicas del aprovechamiento que se inscribe.

j) Limitaciones del derecho de uso derivadas de medidas correctoras de la sobreexplotación u otras situaciones
anómalas o excepcionales contempladas en el artículo 56 del texto refundido de la Ley de Aguas. 3. Los titulares
de aguas privadas inscritas en el catálogo no gozarán de la protección administrativa que se deriva del Registro de
Aguas.

Estructura informática del registro de aguas.

Ley 29/1985, de Aguas


Estableció el Registro de Aguas. Desde la promulgación del Real Decreto 849/1986, de 11 de abril, por el que
se aprobó el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, las inscripciones se realizaban de acuerdo con lo
establecido en la Resolución de 24 de noviembre de 1986, de la Dirección General de Obras Hidráulicas, por la
que se aprobó el modelo de Libro de Inscripciones y Hoja móvil del Registro de Aguas. BOE 12 diciembre 1986,
núm. 297. (Modelo en papel formato A3).

Análisis del BOE.

Real Decreto 849/1986 RDPH


Posteriormente aparece una nueva regulación del Registro de Aguas, los artículos 189 y siguientes del Real
Decreto 606/2003, de 23 de mayo, modificaron el Real Decreto 849/1986, en el sentido de que concretan las
características que contendrá en adelante el Registro de Aguas. Además también se modificó el artículo 196
que regula el Catálogo de Aguas Privadas.

Página 68 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Real Decreto 606/2003 modifica RDPH, en el Real Decreto 670/


2013:Registro Aguas informático.
Con el reconocimiento en el Real Decreto 670/2013 de la estructura informática del Registro de Aguas, se ha
dado un nuevo paso, para adaptar el Registro de Aguas a las nuevas necesidades y al contexto tecnológico
en el que se aplica, mediante el desarrollo de los aspectos relativos a la organización y funcionamiento del
Registro de Aguas y de la Base Central del Agua.

Además, este Real Decreto pretende que los datos incluidos en las inscripciones de los aprovechamientos en el
Registro de Aguas y la información contenida en la Base Central del Agua sirvan de apoyo para el desarrollo de
la regulación de la Directiva 2000/60/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2000, por
la que se establece un marco comunitario de actuación en el ámbito de la política de aguas, y que contempla
la gestión del agua de forma unitaria e integral en todas sus fases, en lo que se viene denominando el “Ciclo
Integral del Agua”, que implica el recorrido que hace el agua desde que se recoge en la naturaleza, se almacena,
se potabiliza y distribuye los consumidores y, una vez usada, se devuelve a la naturaleza depurada.

Para conocer todos los aprovechamientos de aguas públicas y privadas en cada territorio y para valorar con
exactitud los volúmenes y caudales disponibles de cada masa de agua y conseguir la concordancia entre el
número y características de los aprovechamientos inscritos y la realidad, es preciso completar la estructura
informática de datos e informatizar los datos del “Catálogo de Aguas Privadas”, de tal manera que se pueda
disponer de un contenedor único y global, por cada Organismo de cuenca, donde residan todos los títulos de
derecho vigentes sobre aguas.

Programa Alberca
El objeto final de todas las actuaciones relacionadas con el programa ALBERCA, es disponer en la nueva
estructura informática de datos que constituirá el Registro de Aguas. (A grandes rasgos, el Proyecto Alberca
consiste en un sistema de información y gestión del dominio público hidráulico, que abarca funciones de
tramitación y grabación. En ALBERCA figuran los expedientes relativos a los aprovechamientos del agua
existentes, y se pretende que puedan ser posteriormente inscritos en un Registro de Aguas de carácter
informático debidamente actualizado).

Disposición transitoria quinta del RDPH. Adecuación de las


inscripciones.
1. Antes del 1 de enero de 2020 se adecuarán las inscripciones del Registro de Aguas a las prescripciones establecidas
en la misma. Tal adecuación no supondrá, en ningún caso, alteración alguna ni de la naturaleza ni del contenido
del derecho inscrito. A estos efectos, los organismos de cuenca procederán de oficio a recabar la información y
documentación necesaria.
2. Las inscripciones que procedan de la revisión de derechos reconocidos con anterioridad al 1 de enero de 1986
y que no hubiesen sido trasladados desde el libro de Registro General de Aprovechamientos de Aguas Públicas al
Registro de Aguas se adecuarán en su traslado a las prescripciones de este real decreto.
3. También antes del 1 de enero de 2020 se procederá a la clausura del Libro de Aprovechamientos de Aguas
Públicas y de los libros de hojas móviles del Registro de Aguas, y deberá haberse concluido el traslado de todas las
inscripciones vigentes a la presente estructura informática del Registro de Aguas.

Página 69 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Uso comun especial del dominio público hidráulico

Tipología de actuaciones

Los usos comunes especiales del DPH se regulan en los art. 51 y siguientes del RDPH. Dentro de la tipología de
actuaciones cabe señalar las siguientes:

Navegación
Sin exclusividad en un tramo de río o embalse porque en ese caso sería un uso privativo sometido a la
concesión del art. 75 RDPH que acabamos de ver.

Actuaciones en los cauces


Como son obras de defensa, limpieza y acondicionamiento, entubado, establecimiento de puentes,
plantaciones… y otras actuaciones reguladas básicamente en el art. 126 RDPH (recientemente modificado, por
el, ya mencionado, Real Decreto 638/2016, de 9 de diciembre).

Aprovechamiento de bienes del DPH sin exclusividad


Como es el caso de las cortas y extracciones de áridos, aprovechamiento de pastos… que se regulan en el art.
72 RDPH.

Derivaciones temporales de agua


Reguladas en el art. 77 del RDPH y que la legislación considera un uso no privativo por la limitación temporal a
que está sometido (máximo dos años) y por ser de libre revocación.

Las actuaciones en zona de policía no suponen estrictamente un uso del DPH, pero están también sometidas a
autorización en cuanto pueden tener incidencias en su protección o suponer un obstáculo a la libre circulación
de las aguas en época de avenidas. Este tipo de actuaciones comprende actividades como las plantaciones,
cortas, construcción de instalaciones, extracción de áridos, realización de acampadas, etc. Se regulan en los
art. 78 y siguientes del RDPH.

El Régimen de Autorización

El procedimiento de autorización

En principio toda la tipología de actuaciones anteriormente señalada está sometida a autorización,


excepto la navegación y el aprovechamiento de pastos, que están sometidos a declaración responsable,
como luego veremos.

El procedimiento de autorización se sustancia por las normas generales del procedimiento


administrativo, con las especialidades procedimentales que señalan los art. 52 y 53 del RDPH. Resultaría
tedioso realizar una descripción detallada del procedimiento aplicable a cada uno de los tipos de actuación,
por lo que mencionaremos sólo algunas de sus peculiaridades. En general, el procedimiento de autorización
es mucho más sencillo que el de concesión, y por ello su plazo de resolución es mucho menor (6 meses).

El procedimiento se inicia siempre a instancia de parte mediante la presentación de una solicitud con la
documentación técnica específica exigida en las normas que regulan cada tipo de actuación, y que
normalmente está integrada por memoria y croquis o proyecto y planos, según la complejidad de la actuación
pretendida.

Página 70 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

Normalmente hay modelos de solicitud en todas las Confederaciones.

• Modelo autorización.

El trámite de competencia de proyectos es excepcional y sólo se prevé para algunas actuaciones que se
realizan directamente sobre el DPH y que conlleven instalaciones fijas que lo ocupen, como el establecimiento
de pantalanes flotantes o embarcaderos. Se exige siempre un trámite de información pública pero que, a
diferencia de las concesiones, requiere únicamente publicación en el BOP y no en los tablones de edictos de
los Ayuntamientos. Según el tipo de actuación harán falta determinados informes, por ejemplo de la CCAA en
el caso de actuaciones en DPH, por sus competencias en materia de medio ambiente y ecosistemas acuáticos,
o de la Oficina de Planificación Hidrológica en el caso de las derivaciones temporales. Las autorizaciones se
otorgan por un plazo limitado y conllevan la imposición de una serie de condiciones en las que debe ejecutarse
la actuación, pero a diferencia de las concesiones, no está previsto un trámite de aceptación del condicionado.

Principios de actuación

Con independencia del trámite procedimental, a la hora de decidir si una actuación debe o no autorizarse, la
normativa vigente incorpora una serie de criterios de actuación que deben tenerse en cuenta para valorar
la petición formulada y para establecer las condiciones en que en su caso esta debe realizarse. Estos
criterios se encuentran recogidos en algunos casos en el propio RDPH. Es el caso del art. 126 bis, relativo
a las condiciones para garantizar la continuidad fluvial y del que ya hemos tenido ocasión de hablar en las
especialidades de las concesiones que conllevan infraestructuras. Otro ejemplo es el art. 74, que introduce
determinadas prescripciones con respecto a plantaciones y cortas.

Pero muchos otros criterios se encuentran recogidos en las Normativas de los planes hidrológicos de cuenca,
teniendo en cuenta las especificidades de cada una de ellas. Por ejemplo, tratan de fijar condiciones específicas
para obras en cauce, zona de servidumbre y policía, y según el tipo concreto de actuación pretendida, y
normalmente con el fin principal de garantizar la protección contra inundaciones. También pueden fijar
condiciones específicas para los cultivos arbóreos o las extracciones de áridos, y en estos casos el fin principal
es la protección de la morfología fluvial y de los valores naturales de ríos y riberas.

Página 71 de 72
UNIDAD 4: LA UTILIZACIÓN DEL DOMINIO PÚBLICO HIDRÁULICO

La Declaración Responsable

La navegación, el establecimiento de barcas de paso y embarcaderos, y el aprovechamiento de pastos sin


exclusividad, están sometidos al régimen de declaración responsable, procedimiento que también se ha
incorporado recientemente en la normativa de algunos planes hidrológicos (Ebro y Duero), para autorizaciones
de actuaciones menores de conservación y mantenimiento del DPH.

Este sistema tiene su fundamento en el art. 51 TRLA, en la redacción que le dio la ley 25/2009, y en los art. 51,
51 bis y 52 RDPH en la redacción dada por el RD 367/2010. Consiste básicamente en que el peticionario declara
conocer la regulación de una actividad y su compromiso de respetarla, y si la administración no le contesta en
un plazo señalado, tiene derecho a iniciar la actividad una vez transcurrido este.

La declaración responsable debe presentarse con un mínimo de 15 días de antelación para que la
administración pueda comprobar la compatibilidad de la finalidad de dichos usos con la protección del DPH.

Previamente, las CCHH deben establecer, atendiendo a las características y circunstancias de cada cuenca
hidrográfica, las condiciones, cupos y demás requisitos que deben observarse en el uso y conforme a los
cuales se valorará su compatibilidad con la protección del DPH (régimen de acceso, condiciones, limitaciones,
prohibiciones, cupos, fianza…). Deben establecer también el plazo de presentación así como el modelo de
declaración responsable y documentación necesaria que debe acompañar a la misma.

El declarante formula la declaración, manifestando que conoce, acepta y se compromete a respetar las
condiciones para su ejercicio; declara que reúne los requisitos exigidos, describe el modo en que va a realizar
la actividad, el plazo en el que lo va a hacer y hace constar la realización de los trámites previos necesarios.
Una vez transcurrido el plazo fijado por el Organismo, el interesado podrá iniciar la actividad. Si el Organismo
entiende que la actividad es incompatible, notifica al declarante, de forma motivada y antes de que finalice el
plazo, la imposibilidad de llevar a cabo la actividad.

http://www.chduero.es/Inicio/Procedimientosymodelosdesolicitud/tabid/70/Default.aspx#Declaraciones

Documentación Complementaria

A continuación ponemos a vuestra disposición una serie de documentos que podrían resultar interesantes a la
hora de abordar y entender mejor el contenido.

• Hoja informativa: Solicitud de autorización de contrato de cesión del derecho al uso privativo de las aguas
para riegos.
• Contrato de cesión del derecho al uso privativo de las aguas para riego.
• Solicitud de autorización de contrato de cesión del derecho al uso privativo de las aguas para riego.
• Tipos de las condiciones de las concesiones

Página 72 de 72