Está en la página 1de 204

Sin complejos, partiendo de un punto de viala marxista, La

Larga Depresión sostiene que la economía mundial está aun


agónicamente inmersa en una gran recesión. Argumentando
que la rentabilidad del capital es hoy demasiado baja, y que la
deuda acumulada es demasiado alta, Michael Roberts presenta
aquí, de forma muy convincente, su teoría de que la recesión
actual persistirá hasta que la rentabilidad del capital se resta-
blezca a través de una nueva depresión económica.

“La Larga Depresión es un impresionante análisis de la crisis


económica global. Reuniendo una amplia variedad de eviden-
cias, Michael Roberts contrargumenta las explicaciones sim-
plistas y superficiales de los comentaristas del establishment
(y de muchos otros economistas “alternativos') mostrando en
su lugar cómo los orígenes de esta crisis están directamente
relacionados con el declive del rendimiento capitalista.”

Tony Norfield, autor de The City:


London and the Global Power of Finance.

“Con gran claridad, Michael Roberts explica la tendencia lógica


Jel capitalismo a sufrir profundas crisis económicas, y exami-
na el curso de las recesiones, tanto la actual como las anterio-
'es a ella. El uso exhaustivo de la evidencia empírica, presenta-
da de manera muy accesible, hace de su argumento principal,
4na propuesta muy convincente. Este libro es a la vez una lec-
ura atractiva y una poderosa arma política.”

Rick Kuhn, profesor de la Universidad Nacional de Australia y


ganador del Isaac Deutscher Memorial Prize en 2007.
MICHAEL ROBERTS

La Larga Depresión
Cómo ocurrió, por qué ocurrió
y qué ocurrirá a continuación

Traducción de Alba Dedeu

EL Viejo Toro
Índice

Introducción: La caída en depresión

Capítulo 1: La causa de las depresiones 19

Capítulo 2: La Larga Depresión de finales del siglo XIX 45

Capítulo 3: La Gran Depresión de mediados del siglo XX 61

Capítulo 4: La crisis de la rentabilidad y la respuesta neoliberal 79

Capítulo 5: La Gran Recesión del siglo XXI 87

Capítulo 6: La deuda importa 125

Capítulo 7: De la caída a la depresión 145

Capítulo 8: Estados Unidos al ralentí 169

Capítulo 9: El proyecto del euro en vías de fracaso 181

Capítulo 10: Japón se estanca 221

Capítulo 11: Los demás no están a salvo 233


Título original: 7he Long Depression
Capítulo 12: Ciclos dentro de los ciclos 273
O 2016 Michael Roberts
Capítulo 13: ¿Ha caducado el capitalismo? 295
Published by arrangement with Roam Agency and International Editor's Co.
Edición propiedad de El Viejo Topo /Ediciones de Intervención Cultural Apéndice 1: Cálculo de la tasa de beneficio 341
Diseño: ENC
Portada: Miguel R. Cabot Apéndice 2: El fracaso del keynesianismo 347
ISBN: 978-84-16995-19-6
Depósito Legal: B 11465-2017 Bibliografía 353
Imprime: Ulzama
Impreso en España Notas 367
La caída en depresión

Las recesiones son frecuentes; las depresiones son raras. En mi opinión, solo ha habido
dos épocas en la historia económica que se hayan descrito generalmente como “depresiones”
en su momento: los años de deflación e inestabilidad que siguieron al Pánico de 1873
y los años de desempleo masivo que vinieron después de la crisis financiera de 1929-31.
Ni la Larga Depresión del siglo XIX ni la Gran Depresión del XX fueron periodos de
declive ininterrumpido, al contrario: en ambos hubo fases de crecimiento económico.
Sin embargo, estos episodios de mejora nunca fueron suficientes para reparar el daño
del descenso inicial, y fueron seguidos de recaídas. Me temo que ahora estamos en las
primeras etapas de una tercera depresión. Es probable que se parezca más a la Larga
Depresión que a la mucho más profunda Gran Depresión, pero el coste que tendrá
para la economía mundial y, sobre todo, para los millones de vidas arruinadas por la
falta de empleo, será inmenso.
Paul Krugman'

¿Por qué no la vimos venir?


A medida que la Gran Recesión avanzaba, la gente empezó a pre-
guntarse cómo había ocurrido y por qué. Los británicos toleran una
monarquía desde hace mucho tiempo. Inglaterra fue una república por
un breve periodo, durante los once años transcurridos entre 1649 y
1660, después de que se ejecutara al monarca que reinaba entonces.
Pero ahora Gran Bretaña tiene una reina que ya hace mucho que ocupa
su trono. En el ápice de la crisis, en noviembre de 2008, la reina visitó
la London School of Economics, una de las universidades más destaca-
das del mundo y con una gran reputación. La reina preguntó a los emi-
nentes economistas que se inclinaban ante ella por qué nadie se había
dado cuenta de que se avecinaba la crisis del crédito. Esto provocó cons-
ternación en el mundo de la economía convencional: ¡incluso la reina
cuestionaba su pericia! Robin Jackson, el director ejecutivo y secretario
de la Academia Británica, una prestigiosa institución científica, publicó
a toda prisa una carta oficial de respuesta, admitiendo en ella que las
mayores autoridades y los mejores cerebros de la economía convencional trataba de lo que “no sabemos que no sabemos”, según el secretario de
no habían comprendido “los riesgos”.? estado del presidente estadounidense George W. Bush, el neocon Donald
De hecho, antes de 2007 ningún estratega oficial de política econó- Rumsfeld. Las cosas más improbables pueden suceder, y no se puede
mica predijo una crisis. Los economistas convencionales de las más saber todo. La Gran Recesión fue uno de estos acontecimientos que no
prestigiosas instituciones no lo hicieron mejor que los funcionarios gu- pueden predecirse, por lo que los banqueros, los políticos y sobre todo
bernamentales por lo que respecta a prever la Gran Recesión. En reali- los economistas quedaban exculpados por no haberla pronosticado. Esta
dad, su respuesta fue peor, porque ellos eran los que deberían haber sa- fue la excusa que dieron los banqueros cuando declararon ante el Con-
bido lo que iba a ocurrir. greso de EEUU y el Parlamento de Reino Unido.
El decano de la escuela neoclásica, Robert Lucas, afirmaba confiado Pero lo cierto es que los métodos estadísticos modernos tienen poder
en 2003 que “el problema principal de la prevención de depresiones ha predictivo, y que no todo ocurre al azar. En su libro, Nate Silver ofrece
sido resuelto”, Olivier Blanchard, uno de los keynesianos más destaca- ejemplos detallados de los ámbitos del béisbol, las elecciones, el cambio
dos y antiguo economista jefe del Fondo Monetario Internacional climático, el crash financiero, el póker y el pronóstico del tiempo.* Uti-
(EMD, nos decía, en un momento tan tardío como 2008, que “¡el esta- lizando tantos datos como sea posible, las técnicas estadísticas propor-
do de la macro es bueno!” Se refería a la teoría macroeconómica como cionan grados de probabilidad.” Esta es la forma moderna del análisis
guía de lo que está pasando en la economía moderna. estadístico, en lo que se llama el método de Bayes, que lleva el nombre
del ministro presbiteriano del siglo XVI! Thomas Bayes, que descubrió
La predicción y el poder de los agregados una fórmula simple para revisar las probabilidades utilizando datos nue-
vos.* En esencia, el método de Bayes proporciona una regla matemática
Este libro ofrece una ambiciosa explicación de los acontecimientos que explica cómo deberíamos cambiar nuestras creencias actuales ante
económicos recientes y también, puede que lo digan muchos, un pro- información nueva. En otras palabras, permite a los científicos combinar
nóstico demasiado ambicioso de lo que va a ocurrir. La futurología es nuevos datos con su experiencia o sus conocimientos previos.
un pasatiempo popular entre los que escriben “cosmovisiones”*, La pre- La ley de Bayes también muestra otras dos cosas que vale la pena re-
dicción económica es una pesadilla especial, como demostró la Gran cordar en el campo del análisis económico. La primera es el poder su-
Recesión. perior de los datos y los hechos sobre la teoría y los modelos. La
Pero no podemos llevarnos las manos a la cabeza lamentando ese fra- economía convencional neoclásica no solamente es “brujería” por su
caso. Como dijo Marx, tenemos que intentar utilizar métodos científi- sesgo ideológico, que la convierte en una apología del modo de produc-
cos para ver lo que hay más allá de la superficie de las cosas y entender ción capitalista: con sus suposiciones sobre el comportamiento de los
los procesos causales subyacentes. Si logramos hacerlo, podremos dar a consumidores individuales, el equilibrio inherente de la producción ca-
nuestras conclusiones cierto poder predictivo. De hecho, la predicción pitalista, etcétera, se basa en modelos teóricos que no guardan ninguna
es necesaria para confirmar o descartar nuestras conclusiones. No de- relación con la realidad, los hechos conocidos o “antecedentes”.
bemos evitarla. Un enfoque científico, en cambio, tendría por objeto contrastar la
El análisis estadístico es una herramienta predictiva mucho mejor teoría con los datos disponibles de forma continua, no solo para mani-
que las “corazonadas” o la intuición humana. No todo es completa- pularla (como diría Karl Popper?) sino también para aumentar su ca-
mente aleatorio. Hubo quien dijo que la Gran Recesión fue un aconte- pacidad explicativa, a menos que aparezca una explicación mejor de los
cimiento “aleatorio”, una posibilidad entre mil millones, ya que la ley hechos. La teoría de la gravedad de Isaac Newton explicó muchas cosas
del azar puede dar los resultados más improbables. Como ejemplo de del universo y fue contrastada con los datos disponibles, pero entonces
ello se citaba la convicción, antes de que los europeos fueran a Australia llegó la teoría de la relatividad de Albert Einstein, que explicaba mejor
y encontraran allí cisnes negros, de que solo existían cisnes blancos. Se los hechos (o ampliaba nuestra comprensión de cosas que no podían

10 11
explicarse con las leyes de Newton). En este sentido, el método marxista ha habido una sincronización de ciclos semejante desde 1991. Y ahora
también es científico. Marx empieza con fenómenos concretos de los (a diferencia de lo que ocurrió en 1991), esta sincronización irá acom-
que abstrae fuerzas reales (como teoría) y después vuelve a lo concreto pañada de la disminución de la rentabilidad dentro de la fase descen-
(utilizando hechos para mostrar esa realidad). La realidad, entonces, au- dente del ciclo de precios de Kondratiev. ¡En 2009-2010 todos los ciclos
menta la capacidad explicativa de la teoría al modificarla. estarán en su punto más bajo! Esto sugiere que podemos esperar una
La segunda cosa que nos puede ser útil en la ley de Bayes es el poder caída económica muy importante, de una magnitud no vista desde
de los agregados. La mejor teoría y la mejor explicación económica pro- 1980-82 o más”.!? Tal predicción no se alejaba mucho de la realidad,
vienen de la observación de los agregados, las medias y los casos atípicos. ya que la Gran Recesión tocó fondo a mediados de 2009.
La información basada en unos pocos estudios o datos no nos propor-
ciona capacidad explicativa. Esto quizá suene obvio, pero parece que
muchos comentaristas políticos estaban dispuestos a pronosticar el re- La Larga Depresión
sultado de las últimas elecciones presidenciales en EEUU casi prescin- El mensaje principal de este libro es que las principales economías
diendo por completo de los datos agregados. Ocurre lo mismo con del mundo (y con esto me refiero, concretamente, a las siete primeras
muchas predicciones económicas. Por supuesto que los acontecimientos economías capitalistas avanzadas [G7] y a las llamadas economías emer-
pasados no son una guía infalible para lo que vendrá en el futuro, pero gentes más importantes) están sumidas en una larga depresión.
es mucho mejor tomar en consideración los datos agregados a lo largo Una depresión se define aquí como el momento en que una economía
del tiempo que ignorar la historia. tiene un crecimiento muy por debajo de su índice de producción previo
Si los economistas quieren entender las causas de la crisis financiera (total y per cápita) y por debajo de su media a largo plazo. También sig-
y económica, deben apartar la vista del comportamiento individual o nifica que los niveles de empleo y de inversión están muy por debajo
de los modelos basados en “agentes representativos” y fijarse en los datos de los picos y también por debajo de las medias a largo plazo. Por en-
agregados: de lo particular a lo general. Deben abandonar el enfoque cima de todo, significa que la rentabilidad de los sectores capitalistas de
que se basa únicamente en razonamientos apriorísticos deductivos y las economías permanece, en su mayor parte, en unos niveles inferiores
acercarse a la historia, a los indicios que nos proporciona el pasado. a los de antes de la depresión.
Puede que la historia no sea una guía para el futuro, pero la especulación Hasta la fecha ha habido tres depresiones (que no son lo mismo que
sin historia todavía está menos anclada en la realidad. Los economistas las caídas económicas regulares y recurrentes o recesiones) en el capita-
necesitan teorías que puedan ser contrastadas con los datos disponibles. lismo moderno. La primera fue a finales del siglo XIX (1873-97); la se-
En un apéndice me ocupo más ampliamente del fracaso de la teoría eco- gunda a mediados del siglo XX (1929-39); y ahora tenemos otra a
nómica keynesiana con respecto a esta cuestión. principios del siglo XXI (2008-?). Todas ellas empezaron con declives
La economía convencional no parece tener ninguna capacidad pre- significativos (1873-6; 1929-32; 2008-9).
dictiva. “Hace cincuenta años que me dedico a hacer pronósticos y no Y, lo que es más importante, las depresiones (que son diferentes de
he visto ninguna mejora en nuestra capacidad predictiva”, decía el gran las recesiones) aparecen cuando hay una sincronización de las fases des-
maestro Alan Greenspan.' Pero, si prescindimos de los datos, los eco- cendentes de los ciclos del capitalismo. Las tres depresiones han ocurrido
nomistas se sumergirán en un mundo virtual.'! Algunos ya lo han cuando el ciclo de los clústeres de innovación ha madurado y ha que-
hecho.'? Este libro intenta relacionar teoría y datos, proporcionar una dado “saturado”; cuando la producción mundial y los precios de las
explicación causal de lo que ha ocurrido en la economía mundial desde mercancías entraban en una fase de descenso, es decir, cuando la infla-
2007 y hacer algunas predicciones sobre lo que ocurrirá. ción se frena y se convierte en deflación; cuando el ciclo de inversión
Es verdad que en mi libro anterior, The Great Recession, ya abordé en construcción e infraestructuras estaba en declive; y, sobre todo,
este tema al escribir, en un momento tan temprano como 2005: “No cuando el ciclo de la rentabilidad estaba en su fase de caída. La sincro-

12 13
nización de estos varios ciclos solo ocurre cada sesenta o setenta años. el sistema, el capitalismo encontrará una salida económica. Al final, me-
Es por eso que la presente Larga Depresión es tan importante. diante una serie de caídas, la rentabilidad del capital se podrá recuperar
“Larga depresión” es el mejor término para describir el periodo que lo suficiente para empezar a aprovechar los avances y la innovación téc-
atraviesa el capitalismo en estos momentos. Esta Larga Depresión llegará nica que se hayan ido “acumulando” en el fondo de las profundas aguas
a su fin por una combinación de sucesos económicos (caída, revolución de la depresión. El capital resurgirá para entrar en un nuevo periodo de
tecnológica y un cambio de ciclo económico) o mediante una acción crecimiento y desarrollo, pero solo después de que muchas compañías
política que ponga punto final al modo capitalista de producción o lo hayan quebrado, de un aumento masivo del desempleo e incluso de la
sustituya. Ninguna crisis es permanente. En la dialéctica de la historia destrucción física de millones de bienes y personas.
siempre aparecen una resolución y nuevas contradicciones. De manera
que la Larga Depresión acabará más bien como acabó la depresión de-
cimonónica de las décadas de 1880 y 1890: con una fase ascendente del La estructura de este libro
capitalismo y la globalización. Este libro no es descriptivo. No hay en él una narración detallada de
La depresión del siglo XIX terminó a finales de la década de 1880, todos los acontecimientos económicos de los últimos años desde que
y durante la década de 1890 en Reino Unido, Estados Unidos y Ale- empezó la crisis del crédito global en verano de 2007. Lo que intenta es
mania. Es lo mismo que ocurrió a partir de 1948 en EEUU, Europa y proporcionar una explicación de lo que ha ocurrido, un análisis de las
Japón. Al final, la Larga Depresión actual llegará a su fin, pero será ne- causas y algunas hipótesis (e incluso predicciones) de lo que ocurrirá a
cesaria otra gran caída para crear las condiciones para una recuperación continuación.
sostenida (una nueva “fase de primavera” del capitalismo). La Larga De- Además, este libro no es esencialmente teórico, aunque el valor de
presión todavía tiene que pasar por otra fase antes de terminar. Aún no las diferentes teorías que se presentan para explicar las depresiones eco-
estamos ahí, aún estamos en una etapa de depresión (un “invierno” eco- nómicas se discute y se evalúa desde un punto de vista marxista. Las
nómico) que podría alargarse unos cuantos años más. críticas que se ofrecen, sin embargo, están basadas principalmente en
Algunos de los que aceptan que hay depresiones en el capitalismo a los datos empíricos. Los debates teóricos y, en concreto, una defensa
diferencia de los que afirman que solo existe el ciclo de boom y caída— teórica de la teoría de las crisis de Marx, los dejo para otros autores y
consideran que una vez empantanado en la depresión, el capitalismo para otro momento.
solo puede salir de ella mediante algunos acontecimientos externos Este libro empieza definiendo claramente la naturaleza de una de-
como la guerra o la revolución!*: en otras palabras, mediante la acción presión económica, que no es lo mismo que las caídas o recesiones regu-
“exógena” de los seres humanos sobre el sistema económico. lares (como las llaman en la economía convencional) que experimenta
Las depresiones provocan una respuesta social y económica. La de- el capitalismo. Para hacerlo, el primer capítulo se ocupa en detalle de
presión del siglo XIX provocó una rivalidad imperialista que acabó lle- las causas de las crisis capitalistas desde un punto de vista marxista. No
vando a la Primera guerra mundial. La Gran Depresión de los años todas las crisis o depresiones son iguales; cada una tiene sus propias ca-
treinta condujo al auge del nazismo en Europa, a la revolución y la con- racterísticas. El rasgo más notable de la depresión actual es el papel del
trarrevolución en España, al militarismo en Japón y a la consolidación crédito o la deuda. Nunca antes, en la historia del capitalismo, la mag-
del régimen totalitario en la Unión Soviética, hechos que acabaron lle- nitud y la expansión del crédito habían sido tan grandes. El colapso de
vando a una guerra mundial cuando los poderes del eje empezaron a esta montaña de crédito fue el desencadenante de la Gran Recesión, y
amenazar el dominio global del imperialismo angloamericano. la resaca consiguiente es un factor importante en la duración y la pro-
Este libro sostiene que no hay ningún declive permanente del capi- fundidad de la depresión actual. De todas formas, hay un marco causal
talismo que no pueda ser finalmente superado por el capital mismo. Si subyacente en las crisis del capitalismo; el primer capítulo habla de esto.
la masa de trabajadores no se hace con el poder político para sustituir Los capítulos 2 y 3 discuten lo que sucedió en las depresiones ante-

14 15
riores, empezando por la Larga Depresión en las principales economías
capitalista, de una duración de sesenta a setenta años cada una, en las
de Europa y Estados Unidos que empezó a mediados de la década de principales economías capitalistas desde más o menos 1780 hasta hoy.
1870 y que persistió hasta mediados de la de 1890; también se defiende
Las ondas o ciclos se dividen en cuatro fases o “estaciones”: primavera
la opinión de que se trataba de una depresión. Los capítulos que se cen-
(recuperación económica), verano (crisis y lucha de clases), otoño
tran en esta depresión y la Gran Depresión de los años treinta señalan
(boom y reacción) e invierno (caídas y depresión). Cada estación está
las semejanzas entre ambas e intentan definir una causa común, que,
marcada por el ciclo subyacente de rentabilidad: la primavera ocurre
según mi punto de vista, se encuentra en la ley de la rentabilidad de
cuando la rentabilidad aumenta, el verano, cuando disminuye; el otoño
Marx.
coincide con un nuevo aumento y finalmente el invierno es otro periodo
El capítulo 4 explica cómo la breve Edad de Oro del capitalismo que
de declive de la rentabilidad. La mayoría de los expertos rechaza la exis-
tuvo lugar después de 1945 y hasta mediados de los sesenta fue seguida
tencia de dicho ciclo. Corresponde al lector juzgar los argumentos que
de una crisis de rentabilidad en las principales economías. Esta crisis no
se le ofrecen.
llevó a una depresión por las razones que se expondrán. En vez de eso,
El último capítulo discute si el capitalismo ha llegado en nuestros
se puso en marcha un esfuerzo concertado, por parte de los gobiernos
días a su fecha de caducidad, como dirían muchos marxistas. Se refle-
procapitalistas, para restaurar la rentabilidad, en lo que ha venido a lla-
xiona sobre la probabilidad de que la Larga Depresión llegue a su fin, y
marse el periodo neoliberal, es decir, cuando la acumulación capitalista
sobre si el capitalismo tiene todavía alguna oportunidad futura en mu-
se “liberó” de la interferencia de la gestión gubernamental y el capita-
chas partes del mundo para explotar a más trabajadores y recuperar la
lismo extendió su influencia a áreas no explotadas del planeta. Este capí-
salud, Considera el impacto, por un lado, de la revolución de la auto-
tulo muestra cómo el periodo neoliberal se cerró a finales de los noventa,
matización, los robots y la inteligencia artificial, de la que el capitalismo
cuando la rentabilidad empezaba a caer de nuevo, en lo que era un pre- podría aprovecharse, y, por otro lado, el riesgo creciente de una gran
sagio de la Gran Recesión.
catástrofe ecológica y ambiental producida por la destrucción rapaz y
El capítulo 5 se centra en la Gran Recesión de 2008-9 y describe el
descontrolada de los recursos naturales, que ha provocado un peligroso
clamoroso fracaso de la economía convencional para verla venir o ex-
cambio climático.
plicar lo que ocurrió. Se hace una crítica de las teorías de moda para
Puede que el capitalismo deje atrás la Larga Depresión, pero el mo-
explicar los acontecimientos y se sostiene que son inadecuadas.
mento de su extinción a largo plazo se acerca.
Los capítulos siguientes discuten la naturaleza específica de la depre-
sión actual, su profundidad y su duración, tras lo cual se hace un repaso
del impacto de la Gran Recesión y la Larga Depresión sobre diferentes
puntos de la economía capitalista global. Empezando por la mayor, la
de Estados Unidos, nos trasladamos después a la crisis en Europa, al
estancamiento japonés y al impacto depresor sobre las economías
emergentes. Se sostiene que estas nuevas economías “más vibrantes” no
han protegido al capitalismo global de los efectos de la depresión.
El penúltimo capítulo presenta la parte más polémica de la explica-
ción de esta Larga Depresión: que se trata de una sincronización de ci-
clos ¡u ondas en el capitalismo que pueden ser identificados, entre los
que se incluye un ciclo mucho más largo que los demás, el ciclo global
de los precios de producción, llamado de Kondratiev. La Larga Depre-
sión es la fase “invernal” de una de las grandes ondas de la producción

16 17
Capítulo 1
La causa de las depresiones

El desencadenante de una crisis puede ser cualquier cosa dentro de una amplia gama
de accidentes históricos, como la estafa de las hipotecas subprime. Hay que tener en
cuenta diferentes niveles de causalidad. Lo esencial, aquí, es que el capital se desplaza
a la actividad especulativa cuando la tasa de beneficio es baja, de manera que el
accidente es la manifestación de una necesidad.
Mick Brooks!

Los que prefieren ver en cada uno de estos episodios un acontecimiento aislado, como
la aparición inesperada de un “cisne negro” en una bandada hasta entonces de wn
blanco inmaculado, han olvidado la dinámica de la historia que tratan de explicar.
Y al mismo tiempo, también olvidan muy oportunamente que es la misma lógica de
los beneficios la que nos condena a repetir esa historia.
Anwar Shaikh?

La naturaleza de las depresiones


En el capitalismo moderno ha habido varias depresiones (que no son
lo mismo que las caídas o recesiones regulares y recurrentes). La primera
tuvo lugar a finales del siglo XIX (1873-97), la segunda fue a mediados
del XX (1929-39) y ahora tenemos otra a principios del siglo XXI
(2008-2).
Antes de los años treinta, todo decrecimiento económico se llamaba
comúnmente depresión. El término recesión fue acuñado más tarde, para
no avivar malos recuerdos. La economía convencional define técnica-
mente una recesión como dos trimestres consecutivos de contracción
del producto interior bruto (PIB) real de una economía. Según los datos
recopilados por la National Bureau of Economic Research (NBER), de
EEUU, las recesiones en la economía de ese país (según el recuento ofi-
cial, ha habido 11 desde 1945) han tenido una duración media de unos

19
11 meses. Del periodo documentado desde 1859, la duración media de
las recesiones es de unos 18 meses. De media, el tiempo entre cada caída Medias, todos los ciclos Duración (en meses)

fue de unos seis años en el periodo de posguerra y un poco menos si se Contracción | Expansión Ciclo
considera el conjunto de los 33 ciclos, tal como lo define la NBER (ver De pico a Del punto | De este punto | De 2d pico al
tabla 1.1).? punto mínimo | mínimo | mínimo al | anterior
previo a | anterior
este pico
Tabla 1.1

Fechas de referencia de los ciclos económicos


1854-2009 (33 ciclos) 17,5 38,7 56,2 nh
1854-1919 (16 cido) | 216 | 266 | 482 | 489
ps Duración (en meses) 1919-1945 (6 ciclos) 18,2 35 sa IIisaiam
¡Los trimestres están entre paréntesis [ Contracción. Expansión | SE Cielo
Pico Puno mínimo [De pico
a punto|— Del punto
l
| De este punto [De este picoal
Je
1945-2009 (11 ciclos) 11,1 58,4 69,5 685) |
| | mínimo — minimo previo | mínimoal | picoanterior
de cl o E sd
LL Piciembrede18S4Y) | — - - -
Junio de 1857 (11) [Diciembre de 1858 (IV) 18 E do] La economía convencional define la depresión de dos maneras. La
[Octubrede 1860 (II) Juniode 1861 (ID) 8 a E primera es una definición bastante formal y rígida, a saber, cuando una
[Abril
de 1865 (1) Diciembre de 1867 (1) | nm 46 | 78 3
unio de 1869 (11) ¡Diciembrede 1870 (IV) — 18 18
economía experimenta un declive del PIB superior al 10 por ciento, o
36 so
[Octubre
de 1873 (II) Marzode1879() 6s 4 99 3 una caída de una duración superior a tres años. Tanto la depresión de
Marzo
de 1882 (0) Mayo
de 1885 [38 [6] a [or |] finales de siglo XIX como la Gran Depresión de los años treinta cum-
Marzode 1887 (11) ¡Abril
de 1888 (1) Es 158 od ¿le
Julio de 1890 (11D) Mayode 1891 (1) — 10 no 17 40 plen ambas condiciones, con un descenso del PIB real de alrededor de
Enero de 1893 (1) [unio de 1894 (1) | a 20 37 0 | un 30 por ciento entre 1929 y 1933. La producción también cayó un
Diciembre de 1895 (IV) ¡Junio
de 1897 (1) | 18 18 6. 37]
Junio de 1899 (M1) 13 por ciento en 1937-38.
Diciembre de 1900 (1V) 18 A JUAS e
[Septiembre de 1902 (IV) ¡Agostode 1904 (II) a AN UE” 39 En segundo lugar, se sostiene que la diferencia entre una recesión y
Mayo de 1907 (11) Junio de 1908 (II) p MA E
lnero de 1910(1)
una depresión es algo más que una cuestión de magnitud o duración.
Enero de 1912 (IV) — a ea ias 3
lEnerode 1913(1) Diciembre de 1914 (1V) 3 12 35 SA) La naturaleza del decrecimiento también importa. En la Gran Depre-
gosto de 1918 (III) [Marzo de 1919 (1) 7 44 s 7 sión, los precios medios en Estados Unidos cayeron un 25 por ciento y
Enero de 1920 (1) — Julio de 1921 (11D) 18 10 28 mal]
yo de 1923 (II)
el PIB nominal acabó reduciéndose casi a la mitad. Las peores recesiones
Julio de 1924 (11D) | 14 2 | 36 40
[Octubrede 1926 (III)____ú¡Noviembre de 1927(1V) | 13 la dls 41 en EEUU antes de la Segunda guerra mundial siempre fueron de la
[Agostode 1929 (III) Marzo de 1933 (1) Pr a 64 0D | mano con crisis bancarias y precios a la baja. Tanto en el periodo de
Mayo de 1937 (11) ¡Junio de 1983 (II) 13 50 3 93 |
Febrerode 1945 (¡Octubrede 1945 (1V) 1893-94 como en 1907-8, el PIB real disminuyó casi un 10 por ciento;
8 80 88 93
¡Noviembre de 1948 (IV) ¡Octubre de 1949 (IV) 1 37 48 i 45
en 1919-21, cayó un 13 por ciento.
Ninguna de estas dos definiciones hace justicia a la realidad de una
Julio de 1953 (11) Mayo de 1954 (11) 10 AS 55 56
Agosto de 1957 (II) ¡Abril de 1958 (1) 8 39 47 49
¡Abril de 1960 (11) ¡Febrero de 1961 (1) 10 24 34 32
depresión. Un punto de referencia más específico sería: cuando una eco-
[Diciembrede 1969 (TV) ¡Noviembre de 1970 (1V) 11 106 117 116 nomía sufre una gran contracción, y todo indicio de recuperación es
Noviembre de 1973 (IV) [Marzo de 1975 (1) 16 36 52 47
Enero de 1980 (1) Julio de 1980 (11D 6
tan leve que la tendencia de crecimiento anterior no se llega a recuperar,
SE 64 “4
Julio de 1981 (11) ¡Noviembre de 1982 (IV) l6 12 | 28 18
o, si se recupera, se necesitan varios años, o una década, o incluso más.
Julio
de 1990 (11) [Marzo de 1991 (1) 8 n 100
Marzo de 2001 (1) ¡Noviembre de 2001 (IV) 8
108 Pensemos en ello sistemáticamente. Una recesión y la recuperación
120 | 18 128
Diciembre de 2007 (IV) — Junio de 2009 (1D) 18 A 8l posterior pueden tener forma de uve, como sucedió de forma típica en

20
21
1974-75; o quizás forma de u, o incluso forma de uve doble, como en
La teoría de las crisis
la recesión de doble caída de 1980-82. Pero, en realidad, una depresión
se parece más a un signo de raíz cuadrada: empieza con una tendencia ¿Cuál es la causa subyacente de las depresiones en las economías ca-
de crecimiento dada, sigue con una caída profunda inicial y a continua- pitalistas? Yo sostengo que la causa se halla en la ley de Marx de la ten-
ción viene lo que parece una recuperación en forma de uve, que, sin
dencia decreciente de la tasa de beneficio. Marx consideraba esta ley
embargo, acaba siendo una línea plana que queda por debajo de la ten-
como la más importante en economía política. Yo creo que es lógica y
dencia previa (ver Figura 1.1). En una depresión, la tendencia de creci-
coherente, y que ofrece la explicación más convincente de la causa de los
miento pre-crisis no se recupera hasta al cabo de diez o 15 años, o
booms y las caídas del capitalismo y sus crisis recurrentes y regulares.
incluso 20.
Marx empieza con una suposición o premisa crucial: que el valor
Con esta definición, la Gran Depresión de los años treinta se puede
solo se puede generar mediante el esfuerzo de los trabajadores. Se trata
clasificar como depresión. Aunque la caída inicial de 1929 a 1932 ha de una suposición razonable. Las fábricas, la maquinaria, el software y
sido la más profunda que se ha visto hasta ahora en la historia del capi- las materias primas no pueden ponerse a trabajar a menos que las per-
talismo, su duración, 43 meses, hace que no sea la más larga. La recesión sonas (la fuerza viva de trabajo) ejerzan su energía para utilizarlas. En
inicial en la Larga Depresión de finales de siglo XIX lo fue mucho más: una economía, el valor no puede crearse sin una fuerza de trabajo viva;
duró 65 meses entre 1873 y 1879. En la Gran Depresión de EEUU, la esto implica que un mundo totalmente robotizado podría producir mu-
recuperación de la tendencia de crecimiento previa no se consiguió hasta chas cosas útiles, pero no crearía un valor del que los capitalistas pudie-
1940, y, en el caso de la depresión anterior, no fue hasta la década de ran apropiarse (sobre este tema, véase el capítulo 13).
1890. En la larga depresión actual, la caída inicial real, la Gran Recesión,
La ley de Marx empieza con una simple ecuación. La tasa de bene-
solamente duró 18 meses, aunque esto la convierte en la más larga del
ficio (TB) = la plusvalía (p) dividida por el capital constante (c) más el
periodo de la posguerra. Unos ocho años (96 meses) después de que
capital variable (v). La ley dice que los capitalistas compiten entre sí en
empezara la Gran Recesión, todavía no se ha vuelto a la tendencia de
el mercado para vender bienes y servicios. Si no pueden obtener bene-
crecimiento previa. Por lo tanto, en este sentido hablamos de una de-
ficios, quiebran y deben salir del mercado. Los beneficios se incremen-
presión.
tan haciendo que los empleados produzcan bienes y servicios con un
Figura 1.1 valor superior al del coste de producción (es decir, el coste de emplear
Representación esquemática de las recesiones y las depresiones una fuerza laboral; el coste de invertir en maquinaria, en una fábrica y
en tecnología y de usarlas; y el coste de las materias primas). Este valor
extra es la plusvalía (P).
Tendencia de erecimiento radiantes |
Tendencia de erscimiento

Los capitalistas intentan reducir los costes de los productos que los
trabajadores producen para ellos con respecto al precio al que pueden
venderlos con beneficios en el mercado. Cada vez más, la única forma
|
Recesión a doble caída Depresión
1974-5

Tenciencia ce crecimiento
de conseguir esto es mediante nuevas inversiones en tecnología para in-
1673 crementar la productividad del trabajo. Así, la ley de Marx dice que a
medida que los capitalistas acumulen más capital, el valor de la maqui-
naria, las fábricas y la tecnología utilizadas se elevará con respecto a la
18805

Depresión de finales del sigilo XIX Gran Depresión de los años


cantidad de mano de obra empleada. El valor de los medios de produc-
— Larga roiató hasta
treinta ahora

Fuente: autor, ción se llama capital constante (c) porque los medios de producción no

22 23
pueden añadir ningún valor a menos que los trabajadores los utilicen.
El valor de la fuerza laboral empleada se llama capital variable (v) porque
Beneficios insuficientes: ¡es simple!
esta fuerza puede producir más valor del que consume en la forma de ¿Dónde ubicamos, en el espectro de la teoría de las crisis, esta expli-
los bienes y los servicios que los trabajadores necesitan para vivir. cación de Marx sobre las crisis en el capitalismo? Observemos el escla-
La ley de Marx dice que la proporción entre el capital constante y el recedor diagrama de la Figura 1.2. ¿Está sujeto, el capitalismo, acrisis
capital variable aumentará con el tiempo. Esta proporción se llama com- inevitables (y recurrentes)? Las economías convencionales neoclásica y
Posición orgánica del capital (c/v). Si se eleva con el tiempo, y la tasa de keynesiana dicen que no.
plusvalía (p/v) es constante, la tasa de beneficio disminuirá. Esto es lo
Figura 1,2
que dice la ley de la tendencia decreciente de la tasa de beneficio. Pero
Teoría de las crisis
existen tendencias opuestas a la ley, y la más importante de ellas es que,
cuando los capitalistas emplean nueva tecnología para aumentar la pro-
ductividad del trabajo, es probable que la tasa de plusvalía crezca. Sin Teoría de las crisis

embargo, no será posible para la economía capitalista aumentar la tasa


de plusvalía (sea indefinidamente o durante cualquier periodo muy ¿Está sujeto el
capitalismo
largo de tiempo) por encima del aumento en la composición orgánica a crisis inevitables?
si NO
del capital. Al final, la ley de Marx se impondrá, y la tasa de beneficio
¿Hace falta corregir
empezará a decrecer. qeroen lameuproducción? e N lluctuaciones periódicas?
Este proceso continuado de un ciclo ascendente de rentabili-
sÍ NO
dad —dado que la tasa de plusvalía se eleva más rápidamente que la com-
posición orgánica— reemplazado por un ciclo descendente a medida que
la ley de Marx se impone, explica la naturaleza cíclica de la acumulación
capitalista. En un determinado momento, la caída de la tasa de beneficio
po
¿Son las orisis algo Eres un
:
keynesiano”

más que subconsumista


causa una caída de los beneficios totales, cosa que provoca un descenso la lucha por salarios
de la inversión y en la economía en su conjunto, Esta bajada acaba pro- y beneficios? y
El consumo
duciendo una reducción del coste del capital constante de los medios sí NO
extra debe
provenir de

de producción (mediante las quiebras y la pérdida de maquinaria) y de | Ñ


fuera del sisterna
sÍ NO
capital variable (a través del desempleo, la migración, etc.). Entonces se Eres un seguidor del
*profit squeeze"
¿Son inherentes al
recupera la rentabilidad, y toda la “mierda” (utilizando la expresión de proceso El consumo extra debe
Marx) vuelve a empezar. de acumulación
El NO E
provenir de intervención
gubernamental
Sigues a Luxemburg
Actualmente, la rentabilidad de las principales economías sigue y a Harvey sí NO

estando por debajo del nivel alcanzado en 2007, y también queda por
debajo del último pico de rentabilidad de 1997. Por lo tanto, estamos
ia
en una fase descendente en el ciclo de rentabilidad, que, en mi opinión, Sigues la ley de
rentabilidad (Marx)
Eres un pos-
keynesiano Eres un
malthusiano
puede distinguirse en las economías capitalistas.!
Fuente: San Francisco Area Marxist Study Group.

24
25
Se trata del azar, de unas malas políticas o de algún otro impacto o
La contradicción entre los trabajadores y el capital no solo se manifiesta
error técnico que se puede reparar o bien pasar por alto. Si estamos
de como una lucha por el reparto del valor añadido entre los salarios y los
acuerdo con esto, terminamos en la columna más a la derecha del dia-
beneficios. Esta contradicción fundamental también se presenta como
grama de flujo. Si aceptamos que las crisis son inevitables y/o recurren-
una lucha para controlar los varios aspectos del proceso de producción,
tes, nos desplazamos hacia la izquierda. Como muestra el diagrama,
como la intensidad y el ritmo de trabajo; las condiciones laborales rela-
la escuela marxista se puede subdividir entre los que consideran que
la cionadas con la seguridad de los trabajadores; la duración y la frecuencia
cala de las crisis capitalistas se halla en la “sobreproducción” y/o el
subconsumo”, y los que creen que se trata de la rentabilidad. Si acep- de los descansos y el ritmo y la orientación del cambio tecnológico. El
enfrentamiento constante entre trabajadores y capital para controlar as-
tamos esto último, entonces nos vamos al fondo de la columna a la ¡z-
pectos del proceso de producción es tan antiguo como las relaciones so-
quierda: “El límite del capital es el mismo capital.”
ciales capitalistas.
Aquí es donde se sitúa el autor de este libro. Según el punto de vista
Así, la mecanización es una herramienta poderosa en las manos de
de Marx, la ley más importante de la economía política era la tendencia
la clase capitalista en su conflicto con los trabajadores. Una máquina,
decreciente de la tasa media de beneficios del capital? Con esta afirmación,
al fin y al cabo, es mucho más fácil de dominar que un trabajador re-
Maxx sitúa la causa última de las crisis capitalistas en el proceso de pro-
calcitrante. Marx subrayó esta dimensión política de la mecanización
ducción; en concreto, en la producción de beneficios.
en su discusión sobre los obreros cualificados y los ingenieros en Ingla-
Marx señalaba que la fuerza impulsora del capitalismo era la bús- terra, que continúa siendo válida hoy en día. Esta mecanización crecien-
queda incesante de plusvalía. La fase temprana del capitalismo se carac- te del proceso de producción aumenta enormemente la productividad
teriza, en general, por el afín de aumentar la extracción de plusvalía del trabajo y facilita la extracción de una mayor plusvalía relativa. El
absoluta, es decir, de aumentar la duración de la jornada laboral y man- reemplazo creciente de trabajadores por elementos no laborales queda
tener la tasa de salarios reales constante. La fase tardía, por el contrar reflejado en el incremento, dentro de los gastos totales del capital, de
io,
generalmente se caracteriza por un aumento de la extracción de plusvalía los gastos que corresponden al capital constante (el coste de la maqui-
relativa, reduciendo el tiempo de trabajo social necesario para naria, las fábricas y la tecnología) en relación con el capital variable (el
producir
lacesta de consumo de los trabajadores y manteniendo constante la du- coste de la fuerza laboral).
ración de la jornada laboral.
Como consecuencia de ello, lo que Marx llamó composición orgá-
Esto ocurre simultáneamente con la lucha de los trabajadores contra nica del capital aumenta, y se reduce la cantidad de fuerza laboral dis-
el Capital, que sobre todo fija un límite superior a la duración de esa ponible para su explotación por cada unidad de gasto de capital. Si la
Jornada. A partir de ahí, la búsqueda de plusvalía se centra principal- tasa de plusvalía permanece constante, esta elevación en la composición
mente en el afán de incrementar la productividad laboral. del capital llevará a una caída de la tasa de beneficio. “La tendencia pro-
Este afán es la clave del enorme dinamismo tecnológico del capita gresiva de la tasa general de beneficios a decrecer es, por lo tanto, sim-
lismo
comparado con los métodos anteriores de producción. La compe plemente una expresión del desarrollo progresivo de la productividad
tencia
entre capitalistas lleva a reducir los costes de producción, cosa que au- social del trabajo propia del modo capitalista de producción.” ?
menta la plusvalía para los capitalistas innovadores, a menud La ley de Marx se formula en términos de tendencias y contraten-
o a través
de cambios técnicos que permiten ahorrar en fuerza laboral. En otras dencias.* Cuando se introducen nuevas tecnologías en el proceso de pro-
palabras, cada vez más, los capitalistas utilizan elementos no labora ducción para aumentar su eficiencia, por norma general, los activos
les
en sus esfuerzos por reducir los costes de producción. reemplazan a la fuerza laboral, y la composición orgánica aumenta. Así,
la tasa de beneficio disminuye. Esta es la tendencia.

26
27
¿Por qué sostiene Marx que la tasa de beneficio tiende a decrecer?
confirmándose tarde o temprano como una realidad concreta.''
Para aumentar su rentabilidad, los capitalistas tienen que aumentar la
Estas contratendencias introducen cambios cíclicos en la tendencia
productividad de sus trabajadores. Esto se consigue introduciendo nue-
decreciente a largo plazo de la tasa de beneficio. “Los efectos de estas
vos medios de producción, que suelen incrementar la productividad
volviendo prescindible una parte de la mano de obra. Las inversiones contratendencias transforman el colapso en una crisis temporal, de ma-
nera que el proceso de acumulación no es algo continuo, sino que toma
de reducción de capital también podrían ser productivas: con ellas se
la forma de unos ciclos periódicos.” *?
conseguiría aumentar los beneficios, pero también liberar capital para
las próximas inversiones. Cuando se hayan realizado todas las inversio- Gracias al estímulo de unas tasas de beneficios más elevadas, impe-
nes de ahorro de capital, se podrán llevar a cabo inversiones adicionales didos por la dificultad de aumentar todavía más el uso de sus bienes y
para ahorrar en costes laborales, de las que los capitales más aventajados viendo peligrar la rentabilidad alta ante el crecimiento de los salarios,
se podrán aprovechar. De manera que la tendencia sigue siendo que la algunos capitalistas (los innovadores) empiezan a invertir en bienes de
composición orgánica del capital aumenta.? composición orgánica más elevada, a saber, medios de producción que
permiten recortar la mano de obra y que incrementan la producción.
Hipotéticamente, puede haber capitalistas que inviertan en medios
Entonces, el porcentaje correspondiente al capital constante crece, y la
de producción menos eficientes y, por lo tanto, menos productivos, con
lo que se tendría una composición orgánica del capital menor. Pero si tasa de empleo disminuye. La composición orgánica se eleva, y la tasa
continuaran por ese camino estarían condenados a la quiebra. Así, la de beneficio cae (mientras que la rentabilidad de los innovadores au-
tendencia es que, a causa de la aplicación de nuevas tecnologías, el nú- menta). Los capitales menos eficientes dejan de funcionar, es decir, se
mero de trabajadores por unidad de capital invertido se reduce, es decir, destruye una parte del capital. La producción cae. A causa de la caída
la composición orgánica aumenta.'' de empleo y rentabilidad, el poder adquisitivo tanto de la clase trabaja-
dora como del capital disminuye.
Existen también poderosas contratendencias a la ley de Marx, que
disminuyen o revierten la tendencia decreciente de la tasa de beneficio. Es necesaria una crisis o caída de la producción para corregir y re-
En concreto, Marx menciona cinco contratendencias: 1) la intensidad vertir la caída de la tasa de beneficio y, en última instancia, de los bene-
creciente de la explotación de los trabajadores, que podría aumentar la ficios totales.'? En un periodo de depresión, cuando la economía llega
tasa de plusvalía; 2) el abaratamiento relativo de los elementos del capital a un punto mínimo, algunos capitalistas se retiran, y entonces otros
constante; 3) la divergencia entre la tasa salarial y el valor de la fuerza pueden ocupar el espacio económico que han dejado vacío. La produc-
de trabajo; 4) la existencia y el incremento de un exceso relativo de po- ción aumenta. En un principio, las inversiones fijas netas no aumentan.
blación; 5) el abaratamiento de los bienes de consumo y de capital me- En vez de eso, los capitalistas incrementan el uso de sus bienes. De ma-
diante importaciones. nera que la eficiencia de los medios de producción no se eleva, y el nu-
merador de la composición orgánica del capital tampoco. Además,
En resumen, la ley de la rentabilidad de Marx dice lo siguiente: a
debido a un uso mayor de ellos, los bienes están sujetos a un mayor des-
medida que el capitalismo se desarrolla, la cantidad de capital cons-
gaste, cosa que reduce su valor. Finalmente, los capitalistas compran a
tante aumenta con respecto al capital variable. Dado que la fuerza la-
bajo precio los medios de producción, las materias primas, los productos
boral adquirida con capital variable es la única parte del capital que
a medio terminar, etc., de los capitalistas que han quebrado. Así, el nu-
produce plusvalía, esta plusvalía caerá en proporción con la caída del
merador de la composición orgánica cae. Un aumento de producción
coste de la fuerza laboral, y esto hará que la tasa de beneficio caiga, a
con una eficiencia constante supone un mayor empleo, de manera que
menos que haya un incremento más rápido de la tasa de plusvalía o
el denominador de la composición orgánica aumenta. La composición
que actúe alguna otra contratendencia. Sin embargo, la ley acabará
orgánica cae en ambos casos, y la tasa de beneficio aumenta. El aumen-

28 29
to de empleo hace que el poder adquisitivo de la clase trabajadora sea
La creencia común de que la teoría de las crisis de Marx era subcon-
más alto, y el crecimiento de la rentabilidad aumenta el poder adquisi-
tivo del capital, Ambos factores facilitan que la producción sea más munista proviene de la afirmación del autor de que la causa final de
modas las crisis continúa siendo la pobreza y el consumo limitado de las
elevada.
masas”!, que Paul Sweezy, el economista marxista que defiende con
Por lo tanto, el ciclo ascendente de la rentabilidad genera dentro de más vigor este punto de vista, consideraba “la afirmación más clara a
sí mismo el ciclo descendente. Este último, a su vez, genera dentro de sí
lavor” de esta interpretación de Marx.!* Sin embargo, en otros puntos
mismo el siguiente ciclo ascendente de la rentabilidad. Dado que, como de mu obra, Marx refuta específicamente el argumento de que el sub-
ya se ha dicho, los capitalistas, por norma general, tienen que competir conwumo de los trabajadores sea la causa de las crisis, diciendo que esa
entre ellos adquiriendo medios de producción que les permitan ahorrar Idea no era más que una tautología.'”
en mano de obra e incrementar la producción (ya que tienden a reem-
Puede que la refutación más contundente de la interpretación sub-
plazar a la fuerza laboral por activos), el ciclo descendente es la tendencia
consumista sean los propios datos: en las economías avanzadas, el con-
y el ciclo ascendente es la contratendencia.
humo personal como porcentaje del PIB creció a lo largo del periodo
Incluso la economía convencional reconoce a veces el vínculo entre de posguerra y permaneció elevado incluso durante el comienzo de la
los beneficios y las crisis. Este vínculo es la inversión. Jan Tinbergen Gran Recesión, aunque los beneficios cayeron y la inversión se hundió
concluyó que, dado que las nuevas inversiones habitualmente tienen antes de que empezara. El consumo solo disminuyó más tarde, y fue
por objeto obtener unos mayores beneficios, la expectativa de obtener claramente como consecuencia del declive.
beneficios es uno de los determinantes más importantes de las nuevas
Por lo que respecta a la sobreproducción, Marx explica que la sobre-
inversiones. Tal expectativa se basa en la experiencia de la rentabilidad
producción de mercancías es, en realidad, el síntoma de la sobreproduc-
pasada y en la actual.'* Wesley Mitchell demostró que la conducta in-
ción de capital con respecto a la plusvalía extraída de los trabajadores.”
versora es un componente importante de las variaciones de la demanda
La mayor pare de los marxistas han relegado la ley de la rentabilidad
agregada; las caídas de inversión, por lo tanto, son un elemento clave
de Marx a una posición secundaria o la han rechazado. Esto es así en
en el desencadenamiento de una crisis.>
parte debido a un accidente de la historia y en parte por el hecho de
Varios estudios han demostrado que existe una relación consistente que es más seguro considerar como causas el subconsumo o la sobre-
entre la rentabilidad y la inversión. Estos estudios hallaron que la varia- producción, o recurrir a los pánicos financieros o a las crisis de crédito.
ble económica que mejor pronosticaba el nivel de inversión no era el Hstos marxistas aceptan que hay una “cura” que no exige poner fin al
valor de los bonos en el mercado u otras variables económicas, modo capitalista de producción.
sino la
rentabilidad global de las compañías.!*
Se trata de un accidente de la historia en el sentido de que los mar-
xlstas más relevantes del siglo XIX y de principios del XX no habían
En minoría leído el cuarto volumen del Capital, llamado Teorías sobre la plusvalía,
y no tuvieron acceso a las notas de Grundrisse. En estas obras, la ley de
a , sin embargo, la mayoría de los marxistas no consideran que la ley Marx se define de una forma totalmente clara como una teoría de las
is his dUs
rentabilidad de Marx sea la única causa, o ni pil :
siquiera la más im- Crisis,
portante, de las crisis del capitalismo. El punto de vista mayoritario, Además, algunos destacados marxistas de finales del siglo XIX, como
O muestra la Figura 1.2, es que las crisis están causadas por alguna Karl Kautsky, el principal teórico del Partido socialdemócrata alemán,
>
rma de subconsumo por parte de los trabaja4 dores y/o por la sobre- adoptaron específicamente una posición subconsumista, Para Rosa
producción de mercancías por parte del capital,
Luxemburg y los líderes bolcheviques, la ley de la rentabilidad de Marx

30
31
quedó relegada a una tendencia a largo plazo del capitalismo cercana a
su fecha de caducidad, pero que no servía para explicar los booms y las Los datos
caídas del presente.?! La ley no fue utilizada como parte de una teoría Puede que la ley de Marx tenga coherencia lógica, pero ¿encaja con
del colapso o de las crisis del capitalismo hasta los años veinte, cuando los hechos? Bien, ¿qué es lo que queremos saber? ¿Cae la tasa de bene-
la retomó Henry Grossman.” ficio a largo plazo mientras la composición orgánica sube? ¿Aumenta la
De hecho, algunos marxistas actuales sostienen que la idea de que tasa de beneficio cuando cae la composición orgánica? ¿Se recupera la
esta ley sea la causa esencial de las crisis recurrentes del capitalismo no tasa de beneficio si hay una caída pronunciada en la composición orgá-
forma parte del “marxismo clásico”, sino que es un invento de ciertos nica del capital mediante la destrucción de capital?
marxistas anglosajones de Reino Unido y Estados Unidos.2 Entre los Esteban Maito presenta unas estimaciones de la tasa de beneficio en
estudiosos contemporáneos que opinan así tenemos a Michael Heinrich, catorce países a largo plazo, desde 1870 (véase la Figura 1.3). Sus resul:
que ha leído detenidamente las notas y los papeles inéditos de Marx, tados muestran una clara tendencia decreciente en la tasa mundial de
y
ha concluido que en la década de 1870, Marx decidió que la ley era ló- beneficio, aunque hay periodos de recuperación parcial tanto en los paí-
gicamente incorrecta y la dejó caer en el olvido silenciosamente. ses centrales como en los periféricos. De manera que el comportamiento
Desde el principio, esta ley ha sufrido los ataques de los economistas de la tasa de beneficio confirma las predicciones de Marx sobre la ten-
convencionales y de los socialistas antimarxistas, Una larga lista de eco- dencia histórica de este modo de producción, En el capitalismo, la tasa
nomistas convencionales han cuestionado la ley del valor-trabajo de de beneficio tiende a caer a largo plazo; la ley de Marx se cumple.”
Marx, que es la base de esta ley, empezando por el economista austríaco
Bohm-Bawerk, pasando por Von Bortkiewicz y, en tiempos más recien-
Figura 1.3
tes, el marxista Paul Sweezy y la escuela socialista de la Monthly Revier.
El marxista japonés Nobiru Okishio presentó un teorema que supues- La tasa de beneficio en los “países centrales”
tamente demostraba que había una falta de coherencia lógica entre la (economías capitalistas avanzadas) en %
ley de Marx y sus premisas. Esto llevó a la aparición de la llamada es-
cuela neoricardiana de economistas, que se basan en David Ricardo
y
Piero Sraffa, el cual sostenía que la teoría del valor-trabajo y la ley de
la Í

rentabilidad de Marx no tenían validez.? 40% 7

No entraremos aquí a discutir estas críticas y refutaciones de la ley 20%


de Marx. Basta con decir que estos argumentos han sido refutados efi-
cazmente por un buen número de economistas marxistas en los últimos
años.” La defensa más clara y más convincente de la base lógica de la
teoría del valor-trabajo y de la ley de los beneficios de Marx es la de An- A Y T mM
sl 2 dd o do do Y Y
| E A 2 >3353 . SESERARIASS 3 Ss
drew Kliman.? Kliman proporciona una interpretación de los escritos in A Da uy +) da + e
00 1 FR 0D dh ww 0 = pu |

de Marx que encaja perfectamente con el significado que se quería trans-


mitir, y confirma una relación lógica entre la teoría del valor-trabajo Fuente: Esteban Maito.
y
la ley de la rentabilidad con lo que se ha llamado interpretación tem-
poral y de sistema único. La tasa de beneficio de EEUU ha ido decreciendo desde mediados
de los cincuenta, y está muy por debajo de su nivel en 1947.% Ha ha-
bido un declive a largo plazo. La Figura 1.4 suprime las fluctuaciones a

32
33
corto plazo para mostrarlo.*! Vemos, pues, que los factores contrarios
inmobiliario y el capital financiero). Entre 1982 y 1997, la tasa de bene-
no pueden oponerse de manera permanente a la ley de la tendencia de-
ficio de EEUU se elevó un 19 por ciento (véase la Figura 1.5), mientras
creciente de los beneficios.
que la tasa de plusvalía se elevó casi un 24 por ciento y la composición
Pero la tasa de beneficio de EEUU no se ha movido en línea recta. orgánica del capital solo un 6 por ciento.
En el conjunto de la economía estadounidense después de la guerra, en
la llamada Edad de Oro del capitalismo entre 1948 y 1965, esta tasa
era elevada pero decreciente. La rentabilidad continuó cayendo también Figura 1.5
en el periodo de 1965 a 1982.* Sin embargo, en la era del llamado “neo-
Tasa de beneficio de EEUU de 1982 a 2012 (en %)
liberalismo”, de 1982 a 1997, la rentabilidad en EEUU aumentó.

Figura 1.4
Tasa de beneficio de EEUU (cálculo del valor actual), en %

Tasa de beneficio de EEUU (total de la economía) en %

40 7 230
| ]
1
]
| 22.5 |
|
35 Crisis de beneficio
:| de EEUU cas
La lasa de beneficio
220
La tasa de beneficio de EEUU un 6%; la tasa de plusvalía cas un 5%;
Nuéva
| caida
atementa un 19%, la lasa de plusvalla, un 24%; la composición orgánica dal capital aumenta un 3%
ss Recuperación neoliberal 21,5” la compasición
orgánica dol capital, un 6%
l
|
| 210 HH T A y T ra
1
2.6 3 313.382.306 .85.2.8.9.8.% 8
da 7
I
8 ER 8350388538383
Ecad de cro-elevadia
: Fuente: cálculos del autor.
20 7
|
1
De manera que la tasa de beneficio muestra una tendencia decre-
15 “rr TOTO” rrrr TT
ciente a largo plazo, tendencia que acabará superando cualquier factor
[| ERES¡IA contrario. Sin embargo, durante un tiempo, sobre todo después de un
A a
RIREDERES
e E
declive importante que devalúe el capital existente, los factores opuestos
Fuente: Bureau of Economic Analysis (BEA), cálculos del autor. pueden prevalecer: mediante una tasa de plusvalía creciente, unos be-
neficios altos provenientes del exterior y con el abaratamiento del capital
constante gracias a la nueva tecnología, entre otros. Esta fue la expe-
Esto era debido a los factores contrarios a la caída de los beneficios: riencia del llamado periodo neoliberal, después de la profunda caída de
la mayor explotación de la fuerza laboral estadounidense (la caída de la 1980-82 a finales del siglo XX.
participación salarial en el PIB), Pel abaratamiento del capital constante
Pero ni siquiera este periodo de “recuperación” neoliberal, con la
gracias a las innovaciones tecnológicas, un aumento de la explotación
burbuja de las punto.com de finales de los noventa y el boom inmobi-
de la fuerza laboral en otras partes del mundo (globalización) y la espe-
liario impulsado por el crédito después de 2002, fue capaz de recuperar
culación en los sectores no productivos (especialmente en el sector
la rentabilidad hasta los elevados niveles de mediados de los sesenta. La

34
35
tasa de beneficio llegó a su máximo en 1997, y la recuperación de la
neficio cayó un 11 por ciento, la composición orgánica subió un 16
rentabilidad en EEUU durante la década de 2000 y desde la Gran Re-
por ciento, y la tasa de plusvalía se mantuvo estable. Las tres fases son
cesión no ha vuelto a alcanzar ese pico de 1997: la tasa de beneficio de
compatibles con la ley de Marx. De hecho, en todo el periodo de 1963
EEUU sigue por debajo de él,
a 2008, la composición orgánica del capital se elevó un 63 por ciento
La tasa es claramente más alta que a principios de los ochenta, mientras la tasa de plusvalía crecía un 33 por ciento, de manera que
cuando llegó a su punto más bajo. Esto se puede explicar principalmente la tasa de beneficio experimentó una caída a largo plazo.
con un factor opuesto a la elevación a largo plazo de la composición or-
La tabla 1.2 muestra el nivel de la tasa de beneficio (calculada según
gánica del capital: una tasa de plusvalía creciente desde 1982.
el valor histórico y según el valor actual del capital) al final de ciertos
La tasa de beneficio de EEUU cayó un 24 por ciento desde 1963
periodos en comparación con su inicio (expresado como fracción de 1).
hasta el punto mínimo de 1982, mientras que la composición orgánica
Así tenemos que, por ejemplo, en el periodo total de 1946 a 2012, la
del capital se elevó un 16 por ciento, y la tasa de plusvalía cayó un 16
tasa de beneficio de EEUU cayó un 20 por ciento (de 1,0 a 0,80) en
por ciento, Entonces, la tasa de beneficio creció un 15 por ciento hasta
valor actual y un 29 por ciento (de 1,0 a 0,71) en valor histórico.
el pico de 1997, y la composición orgánica del capital aumentó un 9
por ciento, pero quedó superada por la elevación de la tasa de plusvalía,
de un 22 por ciento, De 1997 a 2008, la tasa de beneficio cayó un 12 Tabla 1.2. Cambios en la tasa de beneficio de EEUU
por ciento, mientras que la composición orgánica del capital subió un de 1946 a 2012 (como fracción de 1)
22 por ciento, superando la tasa de plusvalía, que solo creció un 2 por
ciento. 1965-82 | 1982-97 | 1997-2012 ¡1946-2042 1965-2012 | 1982-2001 2001-8

Estas tres fases encajan con la ley de Marx: cuando la composición Valoractual | 0,64 | 135 | 099 0,80 0,86 1,24 | 0,89
orgánica del capital subió más rápidamente que la tasa de plusvalía, la Valos histórico | 0,86 lim | 100 os ia os
tasa de beneficio cayó; cuando fue lo contrario, la tasa de beneficio au-
mentó. En el periodo de 45 años hasta 2008, la tasa de beneficio de
EEUU experimentó una caída a largo plazo de un 21 por ciento porque Por lo tanto, desde 1946 hasta 2012, o desde 1965 hasta 2012, la
el crecimiento de la composición orgánica del capital fue de un 51 por
tasa de beneficio de EEUU ha experimentado un declive a largo plazo;
Ciento, mientras que la tasa de plusvalía solo aumentó un 5 por ciento.
con la caída más importante entre el pico de 1965 y el punto mínimo
El aumento de la composición orgánica explicaba un 62 por ciento de
de 1982 (independientemente de cómo se calcule). Entre 1982 y 1997
la caída de la tasa de beneficio, y no había ninguna correlación signifi-
hubo un crecimiento en la tasa (de un 35 por ciento según el valor
cativa con ningún cambio de la tasa de plusvalía.*
actual, y de un 12 por ciento según el valor histórico). Desde 1997,
Esta relación inversa entre la composición orgánica y la tasa de be- la tasa ha permanecido esencialmente estable. En su punto mínimo
neficio, que la ley de Marx predice, también es válida para otros países. durante la Gran Recesión de 2008, estaba un 11 por ciento (valor ac-
Consideremos el caso de Reino Unido. Entre 1963 y 1975, la tasa de tual) y un 6 por ciento (valor histórico) por debajo del punto mínimo
beneficio de este país cayó un 28 por ciento, la composición orgánica de 2001.
subió un 20 por ciento, y la tasa de plusvalía cayó un 19 por ciento.
Estos son los resultados de mis cálculos. Hay otro economista mar-
Entre 1975 y 1996, la tasa de beneficio creció un 50 por ciento, mien- xista que ha realizado un análisis reciente.* Themis Kalogerakos ha ha-
tras que la composición orgánica creció un 17 por ciento y la tasa de
llado que la tasa de beneficio de EEUU, se calcule como se calcule,
plusvalía, un 66 por ciento. Finalmente, de 1996 a 2008, la tasa de be- parece tener dos grandes periodos: uno con una tasa elevada que va ca-

36
07
yendo entre los sesenta y los ochenta, y otro de recuperaci
ón a partir de por abundantes análisis empíricos, y es absolutamente relevante para
los ochenta. Kalogerakos también ha identificado dos
subperiodos den- una teoría de las crisis.
tro de esos dos periodos. En el primero hay una tasa de
beneficio elevada
y ligeramente creciente, de 1946 a 1965, después hay Estos son los argumentos prima facie para sostener que la ley de la
una caída de 1965
a principios de los ochenta, seguida de un rebote hasta rentabilidad de Marx es la causa subyacente de las crisis. La rentabilidad
1997 y, final-
mente, un periodo de declive a partir de 1997. Esto concu ha ido cayendo a largo plazo y, a pesar del periodo neoliberal, no ha
erda exacta-
mente con mi propia interpretación de los datos, vuelto a los niveles de la Edad de Oro del capitalismo. El capitalismo
que analicé por
primera vez en 2006, está bajo una presión mayor a causa de la baja rentabilidad, y estallan
Parece que, independientemente de cómo se calcule la crisis recurrentes.
tasa de bene-
ficio, sea con el cálculo más amplio, el más restri
ctivo o un término
medio,” la tasa de beneficio de EEUU muestra las cuatro
fases descritas.
La tasa media de beneficios (valor actual) para todo Cada crisis tiene una causa distinta (desencadenantes)
el periodo de 1946
a2012 es de 17,99 por ciento con el cálculo más ampli
o y de 6,03 por Algunos marxistas prefieren un enfoque más ecléctico. Muchos sos-
ciento con el más restrictivo. Entre 1946 y 1965,
la tasa de beneficio tienen que cada crisis es única y depende de las relaciones y las alianzas
estaba un 11 por ciento por encima de la media más
amplia y un 15 concretas formadas entre trabajadores, empresarios, el mundo de las fi-
por ciento por encima de la más restrictiva. En el
periodo neoliberal, nanzas y el estado. ¿Cómo puede ser que también la Gran Recesión haya
de 1982 a 1997, la tasa todavía estaba un 9 por ciento
por debajo de la sido causada por la ley de la rentabilidad, cuando las tasas de beneficios
media (más amplia) o un 18 por ciento por debajo (de
la más restric- se habían recuperado a partir de los años ochenta? Sin duda, los que ra-
tiva). La media del periodo 1997-2011 todavía estaba
un 5 por ciento zonan así aceptan la explicación anglosajona, dogmática y “monocau-
por debajo de la media global (cálculo más amplio).
Era un 5 por ciento sal”, de las crisis.*% Estos autores prefieren explicar la Gran Recesión
más elevada que la media según el cálculo más restri
ctivo de 1997 a como el resultado de varias causas: el estancamiento de los salarios y el
2011. Pero, en este último periodo, la tasa en ambos casos
seguía por aumento de la deuda hipotecaria seguida del colapso de los precios in-
debajo de la Edad de Oro del capitalismo de 1946-65
en un 10 por mobiliarios, que causaron una fuerte caída en el gasto de los consumi-
ciento y un 15 por ciento respectivamente. Si se
hacen los cálculos a dores.
partir del valor histórico, los resultados no cambian. Según
el cálculo Cada crisis capitalista tiene sus propias características. El desencade-
más amplio, el más parecido al de Marx, la tasa de benefi
cio media de nante de la de 2008 fue la enorme expansión del capital ficticio, que fi-
1997 a 2011 fue un 23 por ciento inferior, mientras que
según el cálculo nalmente se vino abajo cuando la expansión del valor real ya no pudo
más restrictivo fue un 16 por ciento inferior,
sostenerla, a medida que la ratio entre el precio de la vivienda y los in-
Kalogerakos no solo observó el nivel de rentabilidad, gresos familiares llegaba a cifras extremas. Pero estos “desencadenantes”
sino también
el cambio anual en la tasa de beneficio de EEUU. En
todo el periodo no son causas. Tras ellos hay una causa general de las crisis: la ley de la
desde 1946, independientemente de la versión de la tasa y de tendencia decreciente de la tasa de beneficio.
que el cál-
culo sea de punto mínimo a punto mínimo o de pico
a pico, la tasa de La crisis de 2008-9, como otras crisis, tiene una causa subyacente,
beneficio estadounidense ha caído aproximadamente un
0,6 por ciento basada en las contradicciones entre la acumulación de capital y la ten-
por año. Esto confirma que se ha cumplido la ley de
Marx,* y que se dencia decreciente de la tasa de beneficio en el capitalismo. Esta con-
cumplió justo antes de la Gran Recesión.” Así, la ley
de la tendencia tradicción surge porque el modo capitalista de producción se centra
decreciente a lo largo del tiempo de la tasa de beneficio
queda validada en el valor, no en el uso. Su objetivo son los beneficios, no la produc-

38
39
ción o el consumo. El valor solo puede ser creado mediante el
esfuerzo inversión tardó un año en seguir el mismo camino. Sucedió lo mismo
de los trabajadores, por sus cerebros y sus músculos. Los beneficios
re- con el PIB: llegó a un máximo bastante más tarde que el de los bene-
sultan del valor no pagado creado por los trabajadores, del que se
apro- licios y se recuperó más tardíamente que estos. Son los cambios en los
pian los propietarios de los medios de producción. La contra
dicción beneficios los que llevan a cambios en la inversión, no al contrario.
subyacente entre la acumulación de capital y la tasa decreciente
de be- Los beneficios ya habían empezado a caer mucho antes de que empe-
neficios (y después, los beneficios totales decrecientes) se resuelve
me- zara el colapso del crédito. De manera que la ley de Marx proporciona
diante una crisis, que toma la forma de un derrumbe del valor,
tanto una explicación de la crisis de 2001-2, de la recuperación subsiguiente
real como ficticio. De hecho, donde la expansión del capital
ficticio ha de 2002-6, de la gran caída de 2007-9 y de la recuperación posterior.
tenido un mayor desarrollo es donde empieza la crisis, sea en el comer-
cio de tulipanes, la bolsa, la deuda inmobiliaria, corporativa, bancar Los beneficios corporativos de EEUU ya estaban en declive unos dos
ia, años antes de que empezara la recesión, y como resultado de ello la in-
pública, etc. El sector financiero suele ser el punto inicial de
la crisis,
pero la causa es un problema en el sector de la producción. versión cayó antes de que se contrajera el PIB. En la recuperación, de
En el capitalismo, una caída empieza con un colapso de la inversión nuevo fueron los beneficios los que hicieron que la inversión y el PIB
de los capitalistas. Al principio, el movimiento de la inversión crecieran.
es im-
pulsado por el movimiento de los beneficios, no a la inversa.“"En el Otros autores confirman estas conclusiones. Por ejemplo, Tapia Gra-
pe-
riodo previo a la Gran Recesión, los beneficios cayeron durante nados halló que
varios
trimestres antes de que la economía estadounidense se desplomara.
Los
beneficios corporativos de EEUU llegaron a un máximo los datos de 251 trimestres de la economía de EEUU muestran
a principios
de 2006 (véase la Figura 1.5) (se trata de la cantidad que las recesiones están precedidas por caídas en los beneficios.
absoluta, no de la
tasa, cuyo pico había sido antes, como hemos visto). Desde Los beneficios dejan de crecer y empiezan a caer unos cuatro o
este pico cinco trimestres antes de una recesión. Inmediatamente después
de principios del 2006, los beneficios totales cayeron hasta mediad
os de la recesión se recuperan con fuerza. Dado que la inversión
de 2008, tuvieron una recuperación limitada a principios del
2009 y está determinada en gran medida por los beneficios y que la in-
después cayeron hasta un nuevo mínimo a mediados de 2009.
Después versión es uno de los principales componentes de la demanda,
¿de esto empezó la recuperación de los beneficios, y a mediados la caída de los beneficios, que lleva a una caída en inversión, que
de 2010
se superó el pico previo en dólares nominales. a su vez supone una caída de la demanda, parece ser un meca-
¿Cuál fue el comportamiento de la inversión ante este movimiento nismo básico de la causalidad de las recesiones.”
de los beneficios estadounidenses? Cuando el crecimiento de los bene-
ficios corporativos empezó a frenarse a mediados de 2005 y despué
s Sergio Cámara Izquierdo también halló que “un declive cíclico im-
cayó en valores absolutos en 2006, la inversión corporativa siguió
au- portante de la tasa de beneficio ha precedido de manera sustancial las
mentando durante una temporada, mientras las compañías agotab
an dos últimas recesiones [...] la caída cíclica en la tasa de beneficio debe
sus reservas o se endeudaban más con la esperanza de una recuperación
considerarse un factor precipitante relevante en el decrecimiento eco-
de los beneficios. Al no darse esta recuperación, el crecimiento de
la in- nómico más profundo desde los años treinta.”*
versión se frenó durante 2007 y cayó en términos absolutos en 2008,
y Después de 1963 ha habido cinco recesiones o caídas: 1974-75,
en un determinado momento cayó casi un 20 por ciento respect
o al 1980-82, 1990-92, 2001 y 2008-9. En todos los casos, el punto má-
año anterior.
ximo de la tasa de beneficio se alcanzó al menos un año antes, y mayo-
Los beneficios empezaron a recuperarse a finales de 2008, pero la
ritariamente hasta tres años antes. En todas ellas (con la excepción de

40
41
la muy moderada recesión de 2001), una caída en los beneficios totales
mayor que la que se había evitado temporalmente al principio.
llevó a una recesión o coincidió con ella. Esto se ve claramente en el
caso de la Gran Recesión. De 2002 a 2006, la tasa de beneficio y los El problema esencial sigue siendo la tasa decreciente de los benefi-
beneficios totales crecieron. Sin embargo, la rentabilidad todavía se en- cios, que deprime la demanda de inversión. Si la economía subyacente
contraba en un ciclo de descenso iniciado en 1997, y, a partir de 2006, estuviera en buen estado, el estallido de una burbuja no causaría nece-
la tasa y el total de beneficios empezaron a caer. sariamente una crisis, o al menos sería una crisis breve. Cuando los tra-
bajadores y los capitalistas pagan los intereses de sus préstamos, este
dinero no se evapora: lo reciben algunos capitalistas financieros. Si la
El papel del crédito economía global está en buen estado y la tasa de beneficio es alta, los
ingresos generados con el pago de los intereses se vuelven a invertir de
Esto no quiere decir que el sector financiero, y sobre todo la magni-
un modo u otro en la producción.
tud y el movimiento del crédito, no desempeñen ningún papel en las
crisis capitalistas. Al contrario: el crecimiento del crédito y del capital Ciertos marxistas han argumentado que el colapso del crédito de
ficticio (como Marx llamaba a la inversión especulativa en acciones, 2007 y la subsiguiente Gran Recesión no son un ejemplo de una crisis
bonos y otras formas de activos monetarios) sucede precisamente para de la rentabilidad marxista clásica, y que Marx también hubiera consi-
compensar la presión a la baja sobre la rentabilidad en la acumulación derado que la causa de la crisis era financiera. Es verdad que Marx dis-
de capital real. tinguía diferentes tipos de crisis monetarias.**
Algunos van más allá y sostienen que la crisis fue el producto de un
Las caídas de la tasa de beneficio fomentan la especulación. Si los
capitalistas no pueden obtener suficientes beneficios con la producción elemento completamente nuevo en el capitalismo: la globalización del
de mercancías, intentarán ganar más apostando en el mercado de valores capital financiero y su actual dominio apabullante de la economía ca-
pitalista. Por lo tanto, la ley de Marx ya no sería relevante. Sin embargo,
o comprando otros instrumentos financieros diversos. Los capitalistas
experimentan las caídas de la tasa de beneficio casi simultáneamente, la globalización financiera no es nada nuevo. En 1875, el banquero Karl
de manera que empiezan a comprar acciones y activos al mismo tiempo, von Rothschild atribuyó el desplome de la banca al hecho de que “el
y esto hace subir los precios. Cuando los precios de las acciones y de mundo entero se había convertido en una ciudad”. La interdependencia
Otros activos financieros suben, todo el mundo los quiere: aquí empieza entre los mercados bursátiles y el crédito y la economía “real” no es nada
nuevo.
la burbuja, cuya silueta hemos visto una y otra vez desde la crisis de los
tulipanes de 1637. Es verdad que la participación en el PIB estadounidense de las fi-
nanzas y las aseguradoras ha crecido mucho, pasando de un 2,3 por
Si, por ejemplo, la especulación tiene lugar en el sector inmobiliario,
ciento en 1947 a un 7,9 por ciento en 2006. Pero, como dijo Alan
se crea la opción para los trabajadores de endeudarse y gastar por encima
Greenspan, ¿podemos decir que el crecimiento del sector financiero fue
de sus ingresos (más de lo que los capitalistas han desembolsado como
la causa de la Gran Recesión, cuando se había estado expandiendo du-
capital variable), y de esta forma se resuelve el “problema de la realiza-
rante seis décadas sin una crisis de la magnitud de la de 2008?
ción”. Tarde o temprano las burbujas estallan, cuando los inversores se
dan cuenta de que los activos no valen lo que están pagando por ellos, Una inflación artificial y temporal de los beneficios en los sectores
El “problema de la realización” vuelve a presentarse de una forma am- no productivos de la economía (como las finanzas) puede ayudar a sos-
pliada en comparación con antes de la burbuja. Ahora, los trabajadores tener la economía capitalista y a compensar la caída de la tasa de bene-
tienen que pagar los préstamos más los intereses, por lo que deben gastar ficio en los sectores productivos. En una crisis, una proporción creciente
menos de lo que ganan. El resultado es una sobreproducción todavía de deudores que no pueden financiar su deuda acaba causando la quie-
bra, y la crisis irrumpe en el sector financiero.*

42 43
La ley de Marx muestra que el sistema capitalista no solam
ente tiene Capítulo 2
un “problema técnico” en el sector financiero, sino que
existen contra-
dicciones inherentes al sector productivo, a saber, la
barrera al creci-
miento causada por el mismo capital. Lo que se despr
que el sistema capitalista no puede “repararse” para conse
ende de esto es La Larga Depresión de finales del siglo XIX
guir un creci-
miento económico sostenido sin booms ni caídas
o. : h a y que reempla E

Debería quedar claro, entonces, que la “gran depresión” de la década de 1870 es


simplemente un mito, un mito surgido de la interpretación errónea de que los precios
en general cayeran abruptamente durante todo el periodo.
Murray Rothbard'

En los bajos niveles de beneficios del último cuarto de siglo tenemos una explicación lo
muficientemente poderosa para dar cuenta del retraso del crecimiento industrial en las
décadas de 1880 y 1890.

Arthur C. Lewis?

Los capítulos siguientes muestran que la ley de Marx puede propor-


cionar la explicación más clara de la depresión de finales del siglo XIX,
la de los años treinta y sin duda también de la Larga Depresión actual
que siguió a la Gran Recesión de 2008-9. Además, es una explicación
superior a la ofrecida por la economía convencional, tanto contempo-
ránea como histórica. Empezaremos con la depresión de las principales
economías en las décadas de 1880 y 1890.

¿Un caso de pánico financiero?


La larga depresión de finales del XIX empezó con un pánico finan-
ciero. El pánico de 1873 se ha descrito como “la primera crisis interna-
cional auténtica”.? Se originó en Europa central, con el colapso de la
bolsa de Viena en mayo de 1873. Después se extendió a Estados Unidos,
en lo que se ha llamado el Jueves Negro (18 de septiembre), cuando el
banco Cooke and Co. (Cooke's) quebró a raíz de su inversión en la
Northern Pacific Railroad.*
Cooke's había invertido 100.000 dólares en la Northern Pacific Rail-

44
45
road, pero los bonos emitidos no lograron reunir el dinero necesario,
fue causada por la escasez de oro, cosa que socavó el patrón oro, y que
porque el boom del ferrocarril había acabado tras culminar, después de
la fiebre de oro de California de 1848, la de Witwatersrand en 1886 en
la Guerra civil, con la línea transcontinental, terminada en 1869, Esto Sudáfrica y la de Klondike en 1896-99 ayudaron a aliviar estas crisis.
fue especialmente importante, porque el sector del ferrocarril era la prin-
El desencadenante del pánico de 1873 fue la imposición de un nuevo
cipal fuente de empleo de la economía estadounidense (aparte de la agri-
cultura) y su sector más destacado. patrón oro. El patrón oro redujo la liquidez del dólar, que por aquel en-
tonces no se podía expandir con la demanda, y se produjeron una serie
Tras el colapso de Cooke's, tuvo lugar al cabo de poco tiempo el de
de contracciones económicas y monetarias con efectos dañinos para
un puñado de otros grandes bancos. La bolsa de Nueva York permane-
todo el periodo de la larga depresión.
ció cerrada diez días. La crisis financiera volvió a Europa, provocando
un segundo pánico en Viena y una serie de nuevas quiebras a lo largo El pánico financiero desencadenó un desapalancamiento catastrófico,
en un intento de vender los activos e incrementar las reservas de capital.
del continente antes de esfumarse.
Esta liquidación llevó al colapso de los precios de los activos y a la de-
Hay quien sostiene que el desencadenante de la depresión fue la Gue- flación, cosa que a su vez hizo que las instituciones liquidaran más ac-
rra franco-prusiana de 1870 y el daño que causó a la economía francesa,
tivos, con lo que solo se consiguió aumentar la deflación y empeorar
ya que Francia tuvo que pagar grandes indemnizaciones de guerra a Ale-
los ratios de capital. Irving Fisher, el principal economista monetarista
mania. Hay también quien dice que la causa principal de la depresión
de los años treinta, creía que si los gobiernos y las compañías privadas
en Estados Unidos fue la rígida política monetaria seguida por el país
se hubieran puesto manos a la obra para reactivar los mercados nerd
para volver al patrón oro después de la Guerra civil. El gobierno de
cieros en la década de 1870, la depresión hubiera sido menos grave.
EEUU retiraba dinero de la circulación para conseguir ese objetivo, de
manera que había menos dinero disponible para facilitar el comercio.
A. causa de esta política, el precio de la plata empezó a caer, cosa que ¡No hubo ninguna depresión! |
provocó una pérdida considerable de valor en los activos.
Los economistas de la escuela austríaca niegan que hubiera depresión
Hay quien se concentra en la naturaleza especulativa financiera re- alguna. Se quejan de que se describa este periodo como una depresión
lacionada con los dólares en papel emitidos para pagar la Guerra civil, porque las estadísticas económicas muestran resultados contradictorios
y en el fraude desenfrenado en la construcción de la Union Pacific Rail- que hacen dudar de esa interpretación. Señalan que en este periodo
road hasta 1869. Tanto la línea de la Union Pacific como la Northern hubo una expansión relativamente elevada de la industria, el ferrocarril,
Pacific estuvieron en el centro del colapso. En la década de 1870, Ale- la producción física, el producto nacional neto y la renta real per cá-
mania se había reunificado hacía poco, y se había conseguido una unión pita.
monetaria en Europa central. En los años previos al crash de 1873, nue-
De 1869 a 1879, el PIB real de EEUU aumentó un 6,8 por ciento
vos bancos industriales como el Deutsche Bank habían aparecido, y el
anual, con un crecimiento del 4,5 por ciento anual de la renta real per
mercado global de bonos estimulaba el boom del ferrocarril. La subsi-
cápita. Según la escuela austríaca de economía, ni siquiera la supuesta
guiente contracción del crédito se extendió de forma global.
“contracción monetaria” tuvo lugar, ya que la oferta de dinero iba en
aumento. De 1873 a 1878, antes de una nueva ola de expansión mo-
¿Una contracción del crédito? netaria, la oferta total de dinero bancario creció un 13,1 por ciento, O
un 2,6 por ciento anual. De manera que no se puede decir que hubiera
¿Fue realmente solo financiera, la causa del pánico de 1873 y de la
contracción. Aunque la renta nominal per cápita disminuyó muy gra-
larga depresión que lo siguió? Los monetaristas creen que la depresión
dualmente de 1873 a 1879, ese declive quedó más que compensado por

46 47
un incremento gradual a lo largo de los 17 años siguientes.
Además, la hierro se dobló entre la década de 1870 y la de 1890, el precio de este
renta real per cápita o bien se mantuvo más o
menos constante (1873-
80, 1883-85) o se elevó (1881-82, 1886-96), de manera metal cayó a la mitad. O sea que, a medida que la producción real crecía,
que parece que los precios se hundían. Ciertamente, la impresión del momento era la
el consumidor medio estaba en una situación mejor al
final de la de- de una “deflación singularmente persistente”:* el índice de precios al
presión que antes.
por mayor de Gran Bretaña perdió casi un tercio de su valor en menos
En estudios de otros países, entre ellos Estados
Unidos, Alemania, de un cuarto de siglo. Muchos creyeron que aquella deflación, “la más
Francia e Italia, también se vieron tendencias más marc
adamente po- drástica que el hombre puede recordar””, era tanto una prueba como
sitivas tanto en las cifras de la renta nominal per cápita
como en la una causa de lo que Josiah Stamp llamó “una depresión crónica en el
real. Entre 1870 y 1890, la producción de hierro en los cinco
mayores comercio”.'%
países productores pasó a ser de más del doble, de 11
millones a 23 El economista de la escuela austríaca Murray Rothbard ha rechazado
millones de toneladas; la producción de acero se multiplicó
por veinte la idea de que la caída de los precios constituyera una depresión.'' Así,
(de medio millón a 11 millones de toneladas) y el desar
rollo del fe- él concluía: “Debería quedar claro, entonces, que la gran depresión de
rrocarril se disparó.
la década de 1870 es simplemente un mito, un mito surgido de la inter-
a En 1877, Robert Giffen” se encontró a sí mismo oponi pretación errónea del hecho que los precios en general cayeran abrup-
éndose a la
impresión común” de que se estaba desplegando una tamente durante todo el periodo.” A. E. Musson sostenía un punto de
depresión de una
gravedad sin precedentes. “La impresión común”, insistí vista similar. '? El economista neoliberal George Selgin estaba de acuerdo
a, “es errónea,
y los hechos avalan todo lo contrario.” A pesar de una con Rothbard en que toda caída de precios era debida a una producti-
bajada en el co-
mercio exterior de Gran Bretaña y una serie de malas cosech vidad más elevada, no a una depresión deflacionaria.'*
as, que fue-
ron bastante preocupantes, “la comunidad en su conju
nto”, según El argumento de que la larga depresión fue realmente un periodo de
Giffen, no se ha vuelto más pobre como consecuenc
ia del desinfla- grandes avances tecnológicos fue planteado por primera vez por David
miento de todos estos globos.” Para respaldar esta opini
ón presentaba Ames Wells en 1890.'* Este autor describe los cambios de la economía
datos estadísticos que mostraban una tendencia crecie
nte tanto en la mundial durante su transición hacia la segunda revolución industrial,
renta per cápita sujeta a impuestos como en los salarios
nominales per documentando las alteraciones en el comercio, como por ejemplo el
cápita a partir de 1880.
transporte marítimo con motores de vapor de triple expansión, la red
ferroviaria, los efectos de la red internacional de telégrafo y la apertura
del Canal de Suez. Ofrece numerosos ejemplos de aumentos de pro-
La deflación de los precios
ductividad en varios sectores, y discute los problemas de exceso de capa-
Por otro lado, la razón del aumento de las rentas reales cidad y de saturación del mercado.
es que los
precios se habían desplomado: el precio de los cereales en
1894 equivalía Wells señalaba que la deflación solo disminuía el precio de los bienes
solo a un tercio del de 1867, y el precio del algodón
cayó hasta casi un que se habían beneficiado de las mejoras en los métodos de manufactura
50 por ciento en tan solo cinco años, entre 1872 y 1877, y transporte. Los bienes producidos por artesanos no perdieron valor,
cosa que com-
portó grandes dificultades para los granjeros y los culti
vadores, Este como tampoco lo perdieron muchos servicios, y, de hecho, el coste de
desplome provocó medidas proteccionistas en muchos
países, como la mano de obra aumentó. Además, la deflación no apareció en países
Francia, Alemania y Estados Unidos, y también desen
cadenó una emi- que carecían de manufactura, transporte y comunicaciones modernos.'”
gración masiva en países como Italia, España, el Imper
io Austro-hún- De manera que la larga depresión de la década de 1870 no fue tal
garo y Rusia. De una forma similar, mientras que la produ
cción de cosa. Según las palabras de Rendig Fels: “El periodo de 1873-79 fue

48
49
bastante turbulento, pero después, la economía global se ajustó
a la de- bién fue un 30 por ciento más lento que entre 1890 y la Primera guerra
flación. Aquellos años se cuentan entre los más beneficiosos de
la his- mundial. En Reino Unido fue un 45 por ciento más lento que en el pe-
toria humana, ya que sentaron las bases de la época moderna.”!
' riodo anterior, y un 15 por ciento más lento que el siguiente. En Estados
Unidos fue un 25 por ciento más lento que el anterior y un 12 por
Un repaso al revisionismo ciento más lento que el siguiente, En Francia esos mismos porcentajes
Sin embargo, ¿es realmente correcta esta visión revisionista tan fueron de un 24 y un 52 por ciento respectivamente. Entre 1870 y
idílica
de la larga depresión? Es cierto que el producto interior bruto 1890, el PIB real'* creció en todos los países (excepto en Rusia). Pero
(PIB) real
continuó creciendo entre 1873 y 1897, y también creció la renta en Francia se elevó un 42 por ciento entre 1850 y 1870, en comparación
per
cápita real. Pero en la mayoría de los países los índices de crecim con solo un 17 por ciento en 1870-90, El PIB real de Reino Unido cre-
iento
fueron más bajos que en años previos o que en años posteriores. ció un 57 por ciento entre 1850 y 1870, y un 50 por ciento hasta 1890.
La Fi-
gura 2.1 muestra los datos del producto nacional bruto (PNB) El de Alemania creció un 61 por ciento en 1850-70 y un 59 por ciento
per cá-
pita, y se ve claramente un descenso entre la década de 1880 después.
y la de
1890. En Estados Unidos es donde se ve más claramente que existía una
Figura 2.1 depresión es en la construcción de la red ferroviaria, que fue el foco
PNB real per cápita de EEUU, 1869-1918, en dólares del que surgió el pánico financiero de 1873. De hecho, el pico del
pa de 2009 boom posterior a la Guerra civil en la construcción ferroviaria fue en
000
1871, pero el declive en la producción se aceleró, pasando de 6.000
1918
millas en 1872 a poco más de 4.000 millas en 1873, y cayó hasta
menos de 2.000 millas en 1875, el punto más bajo. La construcción
ferroviaria empezó entonces a recuperarse, pero lo hizo irregularmente,
y permaneció más o menos plana y baja durante el periodo 1876-78,
fluctuando sobre las 3,000 millas de construcción. No fue hasta 1879
cuando se elevó de nuevo a 5.000 millas, tras lo cual se dio la subida
A A
rrerrtrtr Y
erre más importante de todas, ya que la década de 1880 fue la de mayor
E PDD o SS SLLSS SIELIISR, SIS SIS SS
Ls
construcción ferroviaria con diferencia, seguida de un colapso casi total
Fuente; Bureau of Economic Analysis, EEUU.
en la de 1890,
La larga depresión de finales del siglo XIX no fue un simple periodo
La larga depresión afectó a varios países en diferentes momen de estancamiento económico. En realidad —y todas las futuras depre-
tos y a siones en el capitalismo se pueden describir de esta forma— fue un largo
ritmos diferentes, y hubo algunos países que lograron crecer
rápida- periodo en el que las existencias excesivas de capital debían ser deva-
mente durante ciertos periodos. Globalmente, sin embargo,
las décadas luadas o desapalancadas antes de que pudiera retomarse un crecimiento
de 1870, 1880 y 1890 fueron un tiempo de caídas de precio
s, y los ín- económico sostenible y más rápido. Reinhardt y Rogoff distinguen las
dices de crecimiento económico fueron significativamente
más bajos crisis y recesiones que no afectan al conjunto del sector financiero de
que en los periodos precedentes y subsiguientes.'”
las que sí lo hacen, argumentando que estas últimas conllevan recupe-
El crecimiento de la producción industrial en Alemania fue
un 33 raciones mucho más largas y lentas. En la economía de EEUU, los au-
por ciento más lento entre 1873 y 1890 que entre 1850 y 1873.
Tam- tores cuentan tres de estos episodios: la década de 1870, los años treinta

50
51
y la actualidad, y creen que la situación presente es quizá la más pare-
sido decreciente y la tasa de los salarios reales había ido en aumento, la
cida a los acontecimientos de la década de 1870."
inversión de la tendencia de los precios a finales de la década de 1890
En esencia, en la década de 1860, el conjunto de innovaciones en tec- fue de la mano con una frenada del crecimiento de los salarios reales.
nología y organización empresarial que habían sido llevadas a cabo a fi- De hecho, si dejamos de lado el ascenso de las personas con ocupaciones
nales del siglo XVIII y principios del XIX habían agotado su potencial de baja remuneración a ocupaciones de más alta remuneración, la tasa
para incrementar la productividad e impulsar un mayor crecimiento. Esto de salarios reales disminuyó entre finales de los noventa y el estallido
llevó a la sobreinversión, que en buena parte se centraba en sectores no de la Gran Guerra.”
productivos y especulativos, y que se llevó a cabo mediante una acumu- Reino Unido tuvo el crecimiento más lento entre las principales po-
lación significativa de deuda a principios de la década de 1870. tencias después de 1890, apenas un poco más rápido que durante la
En este sentido, Fisher tenía razón. Se trataba de una crisis causada larga depresión.” |
por el descubrimiento de que muchas de las inversiones no rendirían lo Feinstein ha hallado que la inversión interior neta como porcentaje
suficiente y que, por consiguiente, era necesario un desapalancamiento de la renta nacional de Gran Bretaña fue de un 4,2 por ciento en 1857,
sostenido (mediante el pago o la cancelación de las deudas). Al mismo y que en 1873 creció hasta un 6 por ciento, para caer abruptamente,
tiempo, hubo una explosión de innovación tecnológica y organizacio- hasta un 3,4 por ciento, en 1883, antes de recuperarse en el periodo
nal. Esto aumentó la productividad y creó muchos nuevos productos, hasta 1897. Después de esto, el declive continuó, y cayó hasta situarse
pero también condujo a ajustes muy importantes a medida que los sec- en un 4,3 por ciento en 1913.%
tores más antiguos se contraían. Hubo un desplazamiento del núcleo El gran economista e historiador Arthur Lewis proporciona la expli-
económico mundial hacia las partes del mundo en vías de desarrollo, cación más perspicaz del declive relativo de la economía británica du-
como Alemania o Estados Unidos. rante y después de la larga depresión. Lewis sostenía que entre 1870 y
1890 la economía británica pasó por una larga depresión, y además,
Las diferencias entre Gran Bretaña y Estados Unidos sostenía que el país perdió terreno respecto a todas las grandes potencias
industriales en el periodo hasta 1913.
En efecto, la larga depresión del siglo XIX empezó el proceso de tras-
Antes del pánico de 1873, el capitalismo británico era una “econo-
ladar el poder económico hegemónico de Gran Bretaña a Estados Uni-
mía madura”. En el momento de la Gran Exposición de 1851, un ele-
dos y Alemania. Como muestran los datos de producción industrial, la
vado porcentaje de su fuerza laboral, el 37 por ciento, estaba empleado
industria británica estaba deprimida entre 1873 y 1896, sobre todo en
en la industria y la minería. Sin embargo, la falta de mano de obra barata
“sectores básicos” como el del hierro, desde la década de 1880. Estos para impulsar la industria no fue la causa de la frenada del crecimiento
sectores en dificultades de la economía fueron una fuente de desempleo
de la producción industrial después de 1873. La causa se hallaba en el
estructural creciente y de “continuas oleadas de empresarios”? que sus-
corazón de la producción capitalista: la inversión.
citaron llamadas a la “reciprocidad” y al “comercio justo”?! y provocaron
Lewis muestra que, durante la larga depresión, los salarios nomi nales
varias investigaciones por parte de la monarquía y el parlamento.
cayeron, pero, dado que los precios cayeron todavía más, los salarios
Como señalaba Arthur Pigou, el principal economista convencional reales permanecieron altos a expensas de los beneficios. Lewis muestra
de los años veinte, la ironía es que, si realmente hubo una depresión que la tasa de plusvalía de la industria británica era de un 74 por ciento
prolongada a finales del siglo XIX, en Gran Bretaña no ocurrió en el en 1873-83, y que cayó hasta un 69 por ciento en 1883-89 y hasta un
periodo de la larga depresión, sino después: “Mientras que en los veinte 66 por ciento en 1889-99, antes de recuperarse hasta un 83 por ciento
años que precedieron 1896 la tendencia general de los precios había en 1899-1907 y hasta un 83 por ciento en 1907-13.%

52 53
De manera que la década de 1880 fue una mala época en cuanto a los por un declive en el sector de la construcción. En 1877, el boom de la
beneficios, y, en consecuencia, para la inversión capitalista. Como dice construcción que debía compensar el decrecimiento industrial terminó
Lewis,” el capitalismo británico sufrió mucho en comparación con otros. mal. Habitualmente, el ciclo de la construcción es de unos dieciocho
La participación británica en el comercio mundial de productos manu- años.” Durante la Larga Depresión, no hubo un nuevo boom hasta
facturados pasó de un 37 por ciento en 1883 a un 25 por ciento en 1913,
1903. Como decía Lewis: “La producción industrial se desaceleró. Esto,
mientras que la de Alemania pasó de un 17 por ciento a un 23 por ciento, 4 su vez, produjo una larga depresión en la construcción. La pepa
y la estadounidense de solo un 3 por ciento a un 11 por ciento. Las ex- de la construcción redujo todavía más la producción industrial.”** La
portaciones británicas de productos manufacturados crecieron un 2,7 por causa no tenía que ver con factores monetarios como el patrón oro.
ciento anual de 1873 a 1883, pero el crecimiento se frenó hasta un 1,9
por ciento anual de 1883 a 1889, mientras que el crecimiento de La larga depresión del siglo XIX afectó a todas las grandes economías
las im- capitalistas, en momentos diferentes y con diferentes grados de profun-
portaciones pasó de un 3,8 por ciento a un 4,5 anual. “Además de los
mercados extranjeros, Gran Bretaña perdió el suyo.”2 didad. Según Lewis, fue precedida de un boom internacional de 1866
4 1872 en todo el mundo. Entonces, el ciclo económico de 1872-83
fue en gran medida internacional y simultáneo, aunque *su núcleo real
fue EEUU.”
La depresión y el ciclo económico
Lewis lo resume de la siguiente manera:
Lewis proporciona pruebas definitivas de que hubo una larga depre-
sión.” Contrariamente a los revisionistas, él sostiene que durante la larga
depresión hubo varias recesiones, y que estas fueron claramente peores En el último cuarto del siglo XIX hubo una disminución de la
después de 1873. Lewis calculó la intensidad de estas recesiones mediante demanda industrial agregada, después del gran boom que ter-
minó en 1873 [...], la profundidad y la duración notables de las
el tiempo que fue necesario para que la producción volviera a un nivel de
recesiones Juglar. Ninguna recesión Juglar tuvo la misma pro-
crecimiento “superior al del pico precedente”. Halló que, entre 1853 y fundidad en todos los países; las diferentes naciones prosperaron
1873, fueron necesarios de tres a cuatro años, pero que, entre 1873 y en diferentes décadas, principalmente en relación con el mo-
1899, fueron necesarios de seis a siete años. También calculó la pérdida mento en que surgieron los booms de la construcción. Así, hasta
de producción en las recesiones, es decir, la diferencia entre la producción cierto punto se anularon las unas a las otras. Pero el efecto neto
real y la producción esperada si la tendencia de crecimiento se hubiera sobre la producción industrial agregada fue de debilidad entre
mantenido. La pérdida de producción potencial solo fue de un 1,5 por 1873 y 1899, en comparación con el de las recesiones Juglar an-
teriores y posteriores.**
ciento de 1853 a 1873 porque “las recesiones eran cortas y moderadas”.
De 1873 a 1883, la pérdida fue del 4,4 por ciento; de 1883 a 1899, de
un 6,8 por ciento; y de 1899 a 1913, de un 5,3 por ciento, porque “des- La causa real: el declive de los beneficios y la inversión
pués de 1873, las recesiones se volvieron muy violentas y prolongadas”.
Las recesiones eran más largas porque Gran Bretaña (entre otros países) Uno de los factores clave del análisis de Lewis es que la causa de la
estaba sumida en una larga depresión. Así, tras la primera caída (o pánico larga depresión radica en problemas de los sectores de la producción de
financiero) de 1873 vino al cabo de unos años otra recesión (1876) y otra las economías capitalistas, aunque fuera desencadenada por pánicos fi-
(1889) y otra (1892). La pérdida, por lo tanto, fue de dos a tres veces nancieros. La causa esencial del problema de la producción fue la ralen-
mayor en las recesiones de la larga depresión. tización de la inversión empresarial, que según Lewis era debida a una
caída en la tasa de plusvalía de la industria. Los beneficios se estaban con-
La larga depresión en Gran Bretaña también estuvo caracterizada
trayendo,

54
55
Lewis sugiere una teoría de la contracción de los beneficios
(en inglés, tánica entre 1855 y 1914 se movió en un círculo de algo más de treinta
“profit squeeze theory”) que tiene como base el hecho de
que la com- años de punto mínimo a punto mínimo, con una fase is de
petencia internacional mantuvo bajos los precios de la produ
cción a la 1855 a 1871. Este fue un periodo de boom para el capitalismo británico
vez que subían los salarios. Sin embargo, una explicación
más convin- y plobal; hubo muy pocas recesiones y las que tuvieron lugar fueron dé-
cente la encontramos en la ley de la rentabilidad de Marx
35 biles. Después de que terminara la recesión internacional de 1857, Marx
Al principio de la segunda mitad del siglo XIX, Gran
Bretaña era el y Engels se quejaban en sus escritos de este largo boom, que era cin
primer poder capitalista del mundo. Era el participante
más destacado del periodo 1830-1848, en el que se había dado una intensa lucha de
en el comercio mundial, especialmente en la manufactura,
campo en el clases que había culminado con las revoluciones de 1848.
que era el líder global en innovación y expansión industrial,
Disponía Tras la fase ascendente de 1855-1871 siguió una fase de descenso
de un gran imperio colonial y de la fuerza militar capaz
de mantenerlo entre 1871 y 1893. Después de 1893 tenemos otra fase ascendente de
bajo la Pax britannica.
La Gran Exposición de 1851 marcó la cumbre de la super la tasa de beneficio hasta el comienzo de la Primera guerra a en
ioridad del 1914, aunque el pico sucedió alrededor de 1900 y a partir de ese año se
capitalismo británico. Durante la segunda mitad del siglo
XIX siguió dio un declive neto (y volátil) hasta que empezó la guerra.
siendo el principal poder económico, financiero, milita
r y político. Sin
embargo, como mostró Lewis, empezó a declinar décad Los datos confirman la postura de Lewis de que la tasa de plusvalía
a tras década
hasta la Primera guerra mundial, con respecto a Estados cayó durante la larga depresión. Hubo una caída constante de la tasa
Unidos en par-
ticular, y también con respecto a Europa (Francia y Alema de plusvalía. Pero durante el mismo periodo, la tasa de beneficio expe-
nia). En este
sentido, la Gran Bretaña del periodo 1850-1914 estaba rimentó variaciones (véase la Figura 2.2).
en una posición
similar a la de Estados Unidos entre 1970 y la actualidad
. Era el estado
capitalista más importante y avanzado, pero su superiorid Figura 2.2
ad relativa dis-
minuía.
El análisis de Marx de las leyes de funcionamiento del
capital se ba-
saba principalmente en Gran Bretaña. Él vivió allí, y se basó
en los datos
y los acontecimientos económicos de este país para enten
der el capita-
lismo. Reino Unido era la economía adecuada para analiz
ar la validez
de su teoría de la acumulación y las crisis capitalistas a finale
s del siglo
XIX. Por desgracia para Marx y por suerte para nosotros,
ahora dispo-
nemos de datos mucho más completos sobre la produ
cción del valor y
de la plusvalía, y también del capital constante y varia
ble en Reino
Unido entre 1855 y 1914,%
Si utilizamos datos del periodo 1855-1914, podemos obten
er la tasa
de beneficio, en términos marrxistas, del valor y Otras catego
rías, como
la composición orgánica del capital, para ver si la ley de
Marx de la ten-
dencia decreciente de la tasa de beneficio se puede aplica
r a la economía
capitalista más avanzada del siglo XIX. | E Tasa de beneficio. (1) = = Tasa de plusvalla (eja ordenadas derecho)

En primer lugar, la tasa de beneficio de Marx para la econo


mía bri- Fuente: UK Office for National Statistics, cálculos del autor.

56
57
Los datos sugieren que la razón principal del ciclo de rentab
ilidad de 1870, pero se recuperó en la de 1890 y hasta 1906.
del capitalismo británico entre 1855 y 1914 fue el movim
iento de la
composición orgánica del capital. Hay una relación inversa impor En confirmación de los datos de Lewis, la tasa de acumulación de
tante
entre kh composición orgánica (COC) y la tasa de benefi
cio (TB) de capital (inversión) se fue ralentizando de forma constante desde finales
aproximadamente 0,4. En otras palabras, cuando la primera de la década de 1870 hasta finales de la de 1890.
se eleva
(durante unos cuantos años), la segunda acaba bajando. La
COC per-
maneció alta hasta mediados de la década de 1880, haciendo
bajar la
tasa de beneficio, Cuando la composición orgánica se desplomó, debido Figura 2.4
a la destrucción del valor de los medios de producción durant Composición orgánica del capital (COC) y tasa de beneficio (T'B)
e la de-
presión de mediados de la década de 1890, la TB se recuperó de EEUU
(véase la
Figura 2.3).

Figura 2.3
Tasa de beneficio (en %) y composición orgánica del capita
l Fr 025
(a la derecha), 1855-1914
F 020

F 015

Die]
*T al
V
p 010

005 |
+ 110 |
0.00

--C00C0 —TB (derecha)

Fuente: Duménil y Lévy, cálculos del autor.

Una realidad, no un mito


La larga depresión fue una realidad, no un mito. La desencadenó un
Fuente: UK Office for National Statistics y cálculos del autor. pánico financiero internacional de gran magnitud, que pasó de Europa
a Estados Unidos y de nuevo a Europa. Pero su causa principal no se
hallaba en el sector financiero, no se trató de una contracción de la
Si nos fijamos en Estados Unidos, veremos que la TB de dicho
país oferta de dinero o de un patrón oro rígido, como se dijo entonces y han
tiene una trayectoria similar,” cuyo pico fue a finales de la
década de sostenido desde aquel momento los economistas convencionales. La
1870, más tarde que el de Reino Unido. De nuevo, el punto de
inflexión causa estaba en el sector productivo de las economías capitalistas. El
causal parece ser la COC, que se elevó abruptamente despué
s de 1879, crecimiento de la producción industrial se frenó por la caída de la in-
impulsando la TB hacia niveles mínimos a finales de la década
de 1880. versión del capital. La caída de la inversión del capital fue debida a que
La TB de EEUU permaneció muy por debajo de los niveles de la
década la rentabilidad del capital se hundió a principios de la década de 1870,

58
59
y permaneció baja hasta mediados de la década de 1890.
Hubo una Capítulo 3
serie de recesiones y de recuperaciones débiles, y diferentes
economías
experimentaron caídas y recuperaciones de diferentes profu
ndidades,
pero en todas ellas el crecimiento, la inversión, los precio La Gran Depresión de mediados
s y sobre todo
la rentabilidad fueron más bajos. del siglo XX
En 1967, Lewis acababa su análisis afirmando que la larga
depresión
de 1873-96 “fue un acontecimiento único con un conjunto
de causas
únicas [...]; nuestra investigación, por lo tanto, no La Gran Depresión fue (y en muchos aspectos sigue siendo) un rompecabezas enorme,
termina con una teo-
ría general, sino con un grupo de accidentes históricos [...J; no hace ya que había millones de ciudadanos en todo el mundo que querían consumir más
falta una teoría sobre un ciclo de cincuenta años de depresiones recu- viviendas, más comida y más ropa, y cientos de miles de productores que querían
producir más viviendas, más comida y más ropa. Y, sin embargo, ambos grupos no
rrentes de Kondratiev ni ninguna otra teoría que postule que el periodo lograron encontrarse. ¿Por qué? ¿Qué impidió que se dieran esos cambios que hubieran
1873-1896 encaja en un ciclo regular” 8 mpuesto una mejora económica y un beneficio mútuos? ¿Qué fue lo que impidió que
la gente trabajara y produjera más? Por ahora, la respuesta sigue siendo en gran
Esta es una conclusión sorprendente si tenemos en cuenta
la Gran medida desconocida.
Depresión de los años treinta, que sucedió solo medio siglo Randall E. Parker'
después y
que obviamente Lewis conocía. Ahora tenemos la experiencia
de la Gran
Recesión de 2008-9, unos ochenta años más tarde, y la subsig Entender la Gran Depresión es el Santo Grial de la macroeconomía.
uiente de-
presión en la que estamos sumidos. Vamos a centrarnos, pues, Ben Bernanke?
en la Gran
Depresión de los años treinta, a ver si coincidimos con Lewis
en que las
depresiones no tienen una causa subyacente recurrente.
El desencadenante de la depresión
La larga depresión de 1873-97 se llamó inicialmente la Gran Depre-
sión. Incluso los analistas más perspicaces? la consideraron un aconte-
cimiento aislado, aunque había indicios, en los análisis de los teóricos
holandeses de las ondas largas y del economista ruso Kondratiev, de que
aquella depresión podía volver a ocurrir. Lo que conocemos ahora como
la Gran Depresión, que empezó en 1929 y continuó hasta el inicio de
la Segunda Guerra Mundial, demostró que la larga depresión de finales
del siglo XIX no era un acontecimiento único en el desarrollo capitalista
y podía repetirse. Sin embargo, la economía convencional ha sido inca-
paz de explicar lo que ocurrió en las economías del mundo en los años
treinta y por qué ocurrió.*
Más o menos a principios de 1928, los responsables de la Reserva
Federal de EEUU, preocupados por la especulación financiera y la in-
flación de los precios de las acciones, empezaron a elevar los tipos de
interés. La producción industrial descendió en la primavera de 1929, y
el crecimiento total se hizo negativo en verano. Había comenzado una

60
61
recesión. En los dos meses hasta el crash de Wall Street, la producción
El índice de producción industrial era de 114 en agosto de 1929, en
industrial cayó a un ritmo anualizado del 20 por ciento. Cuando llegó,
marzo de 1933 era de 54: había descendido un 52,6 por ciento. Estados
el crash fue salvaje, y fue seguido de unas caídas impresionantes en el
Unidos representaba un cuarto de la caída de la producción industrial
mercado de valores. A mediados de noviembre, el mercado había caído
mundial. Los precios cayeron un 33 por ciento, y la oferta de dinero
hasta la mitad.
un 35 por ciento. Un tercio de los bancos de EEUU cerraron o fueron
A pesar del colapso bursátil que había empezado el 29 de octubre de intervenidos.
1929 (conocido como Martes Negro), durante un tiempo todavía se
mantuvo el optimismo de que habría una recuperación. John D. Roc-
kefeller dijo: “En estos tiempos hay mucha gente que pierde la espe- ¿Exceso de crédito, deflación de la deuda o fracaso de la
ranza. En mis 93 años de vida, las depresiones han ido y han venido. banca?
La prosperidad siempre ha vuelto, y esta vez también volverá.” ¿Cuál fue la causa o las causas de la Gran Depresión? La función eco-
Ciertamente, la bolsa subió a principios de 1930, y en abril había nómica de una depresión es liquidar las inversiones fallidas y las em-
llegado al nivel de principios de 1929, pero aún quedaba casi un 30 por presas que han quedado obsoletas y ya no son productivas, de manera
ciento por debajo del pico de septiembre de 1929. La “economía real” que estos recursos se puedan reintroducir en otros sectores de la econo-
no se recuperó. Los consumidores recortaron sus gastos un 10 por mía tecnológicamente dinámica. El hecho de que el autoajuste de la
ciento; a mediados de los años treinta, una intensa sequía asoló el cora- economía conduzca a unas quiebras masivas no tiene importancia.
zÓón agrícola de Estados Unidos. Esta teoría surgió principalmente de la escuela austríaca (Von Mises,
En mayo de 1930, las ventas de automóviles habían caído por debajo Hayek y Robbins). Su posición era que todo boom impulsado por el
de los niveles de 1928. Los precios en general empezaron a descender, crédito acaba en un colapso. Tras la caída, se cometieron todo tipo de
aunque los salarios se mantuvieron. Entonces, en 1931, arrancó una es- errores políticos (monetarios, fiscales y reguladores) que hicieron que
piral deflacionaria. Las condiciones eran peores en las áreas agrícolas, la Gran Depresión fuera mucho más profunda y larga de lo que habría
donde los precios de las mercancías se desplomaron, y también en las sido sin esas intervenciones. Los austríacos han subrayado que no se tra-
zonas de tala y minería, en las que el desempleo era elevado y el trabajo taba solamente de la sobreinversión, sino también de la “mala inversión”
fuera de esos sectores era escaso. (una colocación “intertemporal” del capital contraria a un comporta-
miento de ahorro real), algo característico de un boom artificial y que
La caída de la economía de EEUU fue el factor inicial que arrastró
lleva a un colapso.
a otros países hacia abajo, y después fueron las debilidades o los puntos
fuertes de cada país los que empeoraron o mejoraron su situación. Se Estos liquidacionistas consideraban los acontecimientos de la Gran
llevaron a cabo intentos frenéticos de apuntalar las economías de las na- Depresión como una penitencia económica por los excesos especulativos
ciones mediante medidas proteccionistas (como la Smoot-Hawley Tariff de los años veinte. La depresión era el precio que había que pagar por la
Act de 1930, y los aranceles de otros países en represalia por esta ley), mala conducta de la década anterior. De aquí surgieron las afirmaciones
que exacerbaron el colapso del comercio global. A finales de 1930, se infames, que recogen las memorias del presidente estadounidense Her-
había instaurado en la economía mundial un descenso firme, y no se bert Hoover, hechas por el Secretario del Tesoro Andrew Mellon: “Li-
tocaría fondo hasta 1933. quidad a los trabajadores, liquidad las acciones, liquidad a los granjeros,
liquidad las propiedades [...] [La depresión] extirpará la podredumbre
La caída del producto interior bruto (PIB) de EEUU fue de alrede-
del sistema. Los elevados costes y niveles de vida se reducirán. La gente
dor del 30 por ciento entre 1929 y 1933. La tasa de desempleo era del
trabajará más, vivirá una vida más moral. Los valores se ajustarán, y los
3 por ciento en agosto de 1929; en marzo de 1933 era del 25 por ciento.
emprendedores aprovecharán las ruinas de los menos competentes.”

62 63
El economista monetarista más relevante, Milton Friedman, dijo de
Según Fisher, los bancos empezaron a quebrar porque los deudores
este liquidacionismo de no intervención que era “una estupidez peli-
no podían pagar sus deudas y los inversores trataron de retirar sus de-
grosa”.* La opinión de los monetaristas era que la Gran Depresión es-
pósitos en masa, desencadenando múltiples pánicos bancarios. Las ga-
taba causada sobre todo por una contracción monetaria, consecuencia
rantías gubernamentales y las regulaciones bancarias de la Reserva
de unas decisiones políticas erróneas por parte de la Reserva Federal y
Vederal para prevenir tales pánicos fracasaron o no se pusieron en prácti-
de una crisis continuada en el sistema bancario. Según este punto de
ca, Las quiebras de los bancos llevaron a la pérdida de miles de millones
vista, la Reserva Federal, al no actuar, permitió que la oferta de dinero
de dólares en activos.
se contrajera un tercio de 1929 a 1933, cosa que provocó que una re-
cesión normal se convirtiera en la Gran Depresión. Friedman sostenía Las deudas pendientes se hicieron más onerosas, porque los precios
y los ingresos cayeron entre un 20 y un 50 por ciento, aunque tuvieran
que si la Fed (Reserva Federal) hubiera actuado, el descenso económico
el mismo valor en dólares. Tras el pánico de 1929 y durante los primeros
hubiera sido una recesión como cualquier otra.
diez meses de 1930, 744 bancos de EEUU quebraron. (En total, 9.000
Según Friedman, la Fed permitió la quiebra de algunos grandes ban-
bancos quebraron a lo largo de los años treinta.) En abril de 1933, cerca
cos públicos, cosa que provocó el pánico de los clientes de los bancos de 7.000 millones de dólares en depósitos habían sido congelados en
locales; la Fed se quedó sentada mientras los bancos se venían abajo.
bancos quebrados.
Friedman sostenía que si la Fed hubiera proporcionado unos préstamos
Las quiebras bancarias se acumularon a medida que banqueros ens:
de emergencia a estos bancos clave, o si se hubiera limitado a comprar
perados exigían la devolución de préstamos que los deudores ho tenían
bonos gubernamentales para proporcionar liquidez y aumentar la can-
tiempo o dinero para pagar. Con unas expectativas poco optimistas de
tidad de dinero después de que quebraran los bancos clave, el resto de
beneficios futuros, la inversión del capital y la construcción se frenaron
entidades bancarias no se hubieran ido a pique después del derrumbe
oy cesaron por completo. Ante los malos préstamos de aquel momento
de las grandes, y la oferta de dinero no hubiera caído tanto y tan rápi-
y la previsión de un futuro peor, los bancos supervivientes se volvieron
damente. Con una cantidad de dinero significativamente menor en cir-
aún más conservadores en sus préstamos, acumulando reservas de capi-
culación, las empresas no pudieron acceder a nuevos préstamos ni
tal y prestando menos, cosa que intensificó las presiones deflacionistas.
renovar los antiguos, lo que forzó a muchas de ellas a dejar de invertir.
Se creó un círculo vicioso, y la espiral de descenso se aceleró.
Según Friedman, la Gran Depresión fue el resultado de una mala polí-
tica monetaria, nada más que eso.? La liquidación de la deuda no podía mantener el mismo ritmo que
la caída de precios que provocaba. El efecto masivo de la estampida para
Irving Fisher, un relevante economista de la era de la Depresión, afir-
liquidar incrementó el valor de cada dólar de deuda en relación con el
maba que el factor principal que había llevado a la Gran Depresión había
valor decreciente de los activos que se poseían. El mismo esfuerzo de
sido el sobreendeudamiento y la deflación. Fisher vinculaba el crédito
las personas para disminuir su deuda acababa incrementándola. Para-
fácil al sobreendeudamiento, que había impulsado la especulación y las
dójicamente, cuanto más pagaban los deudores, más debían. Este círcu-
burbujas de activos. Fisher delineó varios factores interrelacionados que,
lo vicioso convirtió una recesión en la Gran Depresión.'”
en condiciones de deuda y deflación, creaban la mecánica del boom y
¿Avalan los hechos la idea de que las quiebras bancarias fueron el de-
caída. Cuando sucedió el crash de 1929, los requerimientos de margen
para la especulación en el mercado de valores eran de solo un 10 por terminante clave de la profundidad y la duración de la Gran Depresión?
En realidad, la recesión previa de 1921 ya había disminuido de forma
ciento. En otras palabras, las agencias de corredores prestaban 9 dólares
por cada dólar depositado por el inversor. Cuando la bolsa cayó, los bró- importante los activos netos del sector bancario, y el número de bancos
se había reducido mucho antes de 1929. Ben Bernanke, un economista
kers pidieron la devolución de unos préstamos que no podían pagarse.
experto en la Gran Depresión y ex-director de la Reserva Federal, halló

64
65
que Qurante 10$ tres años previos a 1929, el número de bancos se había
venir aumentando los ingresos actuales mediante el desembolso de di-
reducido a un ritmo de más de un 3 por ciento anual, y el mayor des-
nero prestado o de nueva fabricación.”*”
censo, de un 3,9 por ciento, se había dado entre 1926 y 1927.
Dado que la inmensa mayoría de los consumidores son trabajadores,
De manera que la Gran Depresión no se inició en 1930 con
una es imposible que su consumo aumente en la magnitud requerida du-
crisis bancaria, y, de hecho, hasta diciembre de 1930 no aumentaron
de forma significativa las quiebras de bancos. Entre 1929 y 1930 rante un periodo de gran desempleo y salarios bajos. Al final, la inver-
los sión empresarial se materializará, pero solo “después de que se haya dado
activos bancarios crecieron un 2,7 por ciento. Mucho más relevan
te la vuelta a la situación gracias a los desembolsos de la autoridad pú-
era el dato de que la economía real había estado decreciendo desde me-
blica.”!? Lo primero que tiene que darse es una inversión gubernamen-
diados de 1929, con una contracción de la producción industrial de
casi la mitad desde mediados de 1929 hasta mediados de 1930, mien- tal a gran escala en obras públicas generadoras de empleo; solo después
tras que la tasa de desempleo se triplicó de 2,9 por ciento en 1929 de este paso se puede esperar la participación de la inversión privada.
a
8,2 por ciento en 1930. La economía real se deterioró antes de que tu- Es necesario un resurgimiento de la inversión agregada de los capi-
viera lugar la crisis bancaria.!! talistas para llegar a la recuperación. Sin embargo, la inversión de un
capitalista individual en pleno decrecimiento profundo sería irracional.
Según Parker y Fackler, hay que tener en cuenta una combinación de
causas para explicar los cambios reales de producción a lo largo del ciclo, De manera que todos los capitalistas pospondrán la inversión hasta que
Ningún economista convencional tiene una respuesta clara sobre esta cues- haya indicios de recuperación, es decir, indicios de que otros capitalistas
tión. La mayoría de las explicaciones convencionales de la Gran Depresión han realizado desembolsos productivos. De manera que estamos ante
han sido las mismas que se habían presentado para la larga depresión una contradicción estructural. Si todos los inversores se abstienen de
del siglo XIX: una crisis bancaria, una deflación de la deuda, una mala invertir hasta que todos los demás lo hagan, ninguno de ellos invertirá;
política monetaria, burbujas de crédito y un patrón oro rígido. se morirán esperando que los otros den el paso. Sin un impulso ajeno
al sistema privado de inversión, la depresión será interminable. La re-
cuperación solo es posible, pues, si una fuerza ajena al mercado privado
La explicación keynesiana pone el sistema en marcha: el gobierno al rescate.
En los años treinta, una nueva explicación de la Depresión pasó a Así, la causa de la depresión fue el colapso de la demanda agregada.
primer plano, de la mano del economista británico John Maynard Key- Una recuperación de la demanda requiere intervención externa, porque,
nes. Según Keynes, una demanda agregada reducida en la economía sin ella, la economía puede permanecer deprimida. Esta explicación
contribuía a un descenso masivo en ingresos y empleo. En una situaci keynesiana, sin embargo, tiene dos fallos. El primero es que no es una
ón
así, la economía llegaba al equilibrio con unos niveles de actividad eco- explicación causal, en el sentido de que no demuestra por qué la de-
nómica por debajo de la media, y con un gran desempleo. manda agregada tiene que colapsarse de golpe (véase Apéndice 2); el se-
Los aumentos de producción dependen del “nivel de poder adquisi- gundo es que no fue adoptada como explicación ni utilizada como
tivo [...] que se espera que entre en el mercado.” La recuperación de- justificación de las políticas gubernamentales del momento, porque mu-
pende de que se aumente el poder adquisitivo. Keynes señalaba que hay chas economías empezaron a recuperarse por su cuenta después de
tres factores que pueden incrementar el poder adquisitivo y la produc- 1932.
ción. El primero es incrementar el gasto de los consumidores a partir
de sus ingresos actuales, el segundo es aumentar la inversión por parte Recuperación dentro de la depresión
de los capitalistas, y el tercero es que “la autoridad pública debe inter-
En la mayoría de los países del mundo, la recuperación de la Gran

66
67
Depresión empezó en 1933. En Estados Unidos, la recuperación em-
bloque de oro, encabezados por Francia, y entre los cuales tenemos a
pezó a principios de 1933, pero la economía no volvió a los niveles de
Polonia, Bélgica y Suiza, que permanecieron en él hasta 1935-36.
1929 hasta pasada una década. En 1940, el país seguía con una tasa de
Según algunos análisis, el momento en el que los países abandonaron
desempleo de aproximadamente un 15 por ciento, aunque había ido a
el patrón oro permite predecir de manera fidedigna su recuperación
la baja desde el 25 por ciento de 1933.
económica. Por ejemplo, Gran Bretaña y los países escandinavos, que
No existe un consenso entre los economistas con respecto a la fuerza
lo dejaron en 1931, se recuperaron mucho antes que Francia y Bélgica,
que impulsó la expansión de la economía de EEUU durante la mayor que se quedaron en él mucho más tiempo. El momento de abandono
parte de los años de Franklin Roosevelt (con la recesión de 1937 que la
del patrón oro como factor de predicción sólido de la profundidad de
interrumpió). La opinión general entre la mayoría de los economistas la depresión de un país y del tiempo necesario para su recuperación ha
es que las políticas del New Deal o bien causaron o bien aceleraron la demostrado ser consistente para decenas de países, incluyendo a las eco-
recuperación, aunque nunca fueron lo suficientemente agresivas para nomías en vías de desarrollo. Esto explica en parte por qué la experiencia
acabar de rescatar a la economía de la recesión. Fue la retirada de esas y la duración de la depresión fue diferente en los distintos países.
mismas medidas reflacionarias lo que llevó a la interrupción que llevó
En 1936, la economía de EEUU había vuelto a los niveles de finales
a la recesión de 1937. Una de las políticas que frenó la reflación fue la
de los años veinte, con la excepción del desempleo, que permanecía ele-
Banking Act de 1935, una ley que en la práctica exigía unas mayores
vado, en el 11 por ciento, aunque esta cifra era considerablemente
reservas bancarias, cosa que causó una contracción monetaria que so-
menor que el 25 por ciento de 1933. En la primavera de 1937, la pro-
cavó la recuperación.
ducción industrial superó la de 1929, y permaneció estable hasta junio
Según la economista convencional Christine Romer, el crecimiento de 1937.
de la oferta de dinero causado por las enormes entradas de oro interna-
Ese mes, la administración Roosevelt recortó el gasto público y subió
cional fue un hecho crucial para la recuperación. Las entradas de oro se
los impuestos en un intento de equilibrar el presupuesto federal. La eco-
debían en parte a la devaluación del dólar. El experto en la Gran De-
nomía de EEUU se sumió en una intensa caída que duró 13 meses,
presión Ben Bernanke concede que los factores monetarios desempe-
abarcando casi todo 1938. La producción industrial cayó casi un 30
ñaron un papel importante en el declive económico mundial y en la por ciento en pocos meses. El desempleo se disparó, pasando de un 14,3
recuperación posterior. Bernanke también considera importante el papel por ciento en 1937 a un 19 por ciento en 1938, y pasando de 5 millones
de los factores institucionales, en especial la reconstrucción y la reestruc-
de parados a más de 12 millones a principios de 1938. La producción
turación del sistema financiero, y señala que la Gran Depresión se ten-
manufacturera cayó un 37 por ciento desde el pico de 1937, volviendo
dría que examinar desde una perspectiva internacional.
al nivel de 1934. El pico cíclico de 1937 no acabó con la Depresión.
Algunos estudios económicos han indicado que, de la misma forma En algunas investigaciones empíricas'* se sometió a una prueba de
que el decrecimiento se extendió globalmente a causa de las rigideces causalidad a varias de estas explicaciones convencionales. Para pasar la
del patrón oro, fue la suspensión de la convertibilidad del oro (o la de- prueba, la hipotética causa tenía que explicar (con unas bandas de con-
valuación de la moneda en relación con el oro) lo que más contribuyó fianza: del 95 por ciento) la profundidad y la duración de la Depresión.
a la recuperación. Casi todas las grandes divisas dejaron el patrón oro Ni la teoría monetaria, ni la de la deuda, ni la de la circulación de oro
durante la Gran Depresión. Gran Bretaña fue el primer país en hacerlo. aprobaron. La economía convencional ha sido incapaz de explicar la
Alemania, Japón y los países escandinavos también dejaron el patrón
duración y la profundidad de la Gran Depresión.
oro en 1931. Otros países, como Italia y Estados Unidos, permanecie-
En tiempos más recientes se ha intentado argumentar que la Gran
ron en él hasta 1932 o 1933, y hubo unos cuantos países del llamado
Depresión fue causada por un impacto sobre el crecimiento de la pro-

68 69
ductividad.'* En los años veinte, la productividad creció un 5 por ciento (véase la Figura 3.1). Pero eso no es cierto. La “productividad del capi-
por encima de la tendencia, pero cayó un 14 por ciento por debajo de tal” empieza a caer (es decir, la composición orgánica aumenta) a partir
ella de 1929 a 1933, Puede que estos impactos sobre la producción fue- de 1924, y esto coincide con un pico en la tasa de beneficio. Durante
ran más importantes que cualquier medida monetaria o movimiento cinco años, antes del inicio de la Gran Depresión, la tasa de beneficio
de crédito. La Gran Depresión fue un fruto del mal estado de la “eco- de EEUU fue decreciente.
nomía real”, es decir, de los sectores productivos
Figura 3.1

La explicación marxista Tasa de beneficio (ratio sobre 1)


Esto nos conduce a la explicación marxista, que no ha sido analizada y composición orgánica del capital, EEUU, 1914-1931
ni puesta a prueba en ningún estudio de las causas de la Gran Depre-
sión. Sin embargo, este capítulo concluye que, de la misma forma que
0.20

una explicación marxista sirve para explicar la larga depresión del siglo 0.18

XIX, también sirve para explicar la Gran Depresión de los años treinta. 0.16

Las economías capitalistas solo se pueden recuperar de una forma sos-


tenida si hay un crecimiento significativo de la rentabilidad media en 014

los sectores productivos de la economía. Para que esto suceda, el valor 0/12

de la acumulación de capital productivo anterior tiene que disminuir 0,10

lo suficiente.
0.08
Sin embargo, la mayoría de los economistas marxistas no creen que
la Gran Depresión sea un resultado de este mecanismo. Consideremos 0.06

ezo |
zz6l |

LE61
1261

6261
0€61
9261
y26l
1z6l

Ezol

261
OZ61
el caso de Duménil y Lévy.!* Para ellos, la Gran Depresión fue causada

8161

6
— TB” -- COC (oje de ordenadas derecho)
por una combinación de factores ya distinguidos por los economistas
convencionales. Un enfoque similar es el que adoptan Panitch y Gindin Fuente: Duménil y Lévy, cálculos del autor.

en su galardonado libro.'” Para ellos, cada crisis es única, y depende de


De hecho, los sectores productivos del capital de EEUU estaban su-
las relaciones y las alianzas específicas entre los trabajadores, el mundo
midos en una hambruna de beneficios, que eran desviados al sector fi-
empresarial, el financiero y el estado. Ha habido cuatro grandes crisis
nanciero, donde aumentaron un 177 por ciento entre 1923 y 1929,
globales históricas: la larga depresión de la década de 1870, la Gran De-
mientras que en el sector no financiero solo crecieron un 14 por ciento.
presión de los años treinta, la Gran Recesión de los setenta y lo que ellos
Los beneficios procedentes de las ganancias del capital (compra de ac-
llaman la Gran Crisis Financiera de 2007-9. Para ellos, cada una de ellas
ciones a bajo precio y venta a un precio elevado) aumentaron, entre
tiene una causa distinta. !*
1923 y 1929, cinco veces más que los dividendos y los intereses, y
Duménil y Lévy concluían, a partir de su análisis de los datos, que veinte veces más rápido que los salarios.'? Entre 1922 y 1929, el volu-
la Gran Depresión de los años treinta y la Gran Recesión iniciada en men de acciones y obligaciones que entraba en el mercado para inver-
2008 no pueden haber sido causadas por la ley de la rentabilidad de sión en nuevas instalaciones y maquinaria permaneció prácticamente
Marx. ¿Por qué? En el caso de la Gran Depresión, estos autores dicen constante, mientras que las nuevas acciones y los bonos emitidos para
que la composición orgánica del capital no aumentó antes de 1929 inversiones especulativas se triplicaron. La rentabilidad había estado

70 71
cayendo desde 1924, siempre en los sectores productivos. causó o al menos aceleró la recuperación pos-Gran Depresión, aunque
De esto también se desprende el argumento de que la Gran Depre- algunos consideran que su papel no fue demasiado importante, aunque
sión de los años treinta en la economía de EEUU fue tan larga porque 1 contribuyó a reducir el desempleo. Las políticas de rearme de los años
la rentabilidad no se recuperó a lo largo de esa década. Los datos son previos a la Segunda Guerra Mundial ayudaron a estimular las econo-
claros: en 1938, la tasa de beneficio corporativa de EEUU todavía era mías europeas en el periodo de 1937-1939. En 1937, el desempleo en
de menos de la mitad de la de 1929 (véase la Figura 3.2). Gran Bretaña había caído hasta quedarse en 1,5 millones, pero la mo-
vilización de la mano de obra tras el estallido de la guerra en 1939 acabó
por completo con el paro.
Figura 3.2
Tasa de beneficio (en %), EEUU, 1929-1945
La entrada de EEUU en el conflicto en 1941 acabó de eliminar los
últimos efectos de la Gran Depresión y redujo la tasa de desempleo hasta
35 La Tasa de beneficio no vuelve al nivel de 1929 hasta 1940
menos del 10 por ciento. El gasto de guerra masivo dobló el ritmo de
crecimiento económico, sea porque ocultó los efectos de la Depresión
o porque acabó con ella. Los empresarios ignoraron la deuda pública
que se acumulaba y los nuevos y gravosos impuestos, redoblando sus
esfuerzos productivos para aprovecharse de los generosos contratos del
pobierno. Fue la movilización para entrar en la Segunda Guerra Mun-
dial —o la creación de dinero que financió esa movilización— lo que final-
mente arrancó a la economía de la depresión.”
0 +. r
SAMA:
SES AGENANS3saatizrez 4
Sh ur uy au
E E

Los economistas keynesianos Brad DeLong y Larry Summers re-


Fuente: Bureau of Economic Analysis (BEA), cálculos del autor. chazan esta descripción.?! Según ellos, la recuperación económica ya es-
taba muy avanzada en 1942, cuando Estados Unidos ya había entrado
Sucedía lo mismo con los beneficios corporativos totales. En un mo- en la guerra. DeLong y Summers calcularon que más de cinco sextas
mento tan tardío como 1940, los beneficios todavía estaban por debajo partes de la caída de producción en relación con la tendencia que había
de los de 1929. De hecho, es evidente que la rentabilidad solo empezó tenido lugar durante la depresión, se habían recuperado antes de 1942,
a crecer tras ponerse en marcha la economía de guerra a partir de 1940. Los autores consideraban “difícil atribuir a la guerra la parte de recupe-
Entonces, ¿fue necesario, para la economía capitalista de Estados Uni- ración que había tenido lugar antes de 1942”. De manera que la expli-
dos, ir a la guerra para conseguir una recuperación sostenida? cación marxista y la de otras teorías que sostenían que la guerra había
transformado el capitalismo de EEUU y lo había sacado de la depresión
eran erróneas.
¿Hubieran podido funcionar las políticas keynesianas?
Las estimaciones de DeLong y Summers han sido refutadas por John
Pero ¿hubiera sido posible que el New Deal (si Roosevelt lo hubiera Vernon.” Vernon acepta que la economía de EEUU completó la recu-
mantenido) y/o las políticas keynesianas de facilitación monetaria (bajos peración pos-Gran Depresión en 1942, volviendo a la producción a
tipos de interés) y de estímulo fiscal (bajadas de impuestos y gasto gu- pleno empleo ese año tras doce años de un rendimiento por debajo del
bernamental) resolviera el problema mucho antes de que la economía
pleno empleo. Sin embargo, de 1933 a 1940, las políticas fiscales key-
de guerra se imponiera? nesianas no fueron el factor más importante. Las políticas fiscales de la
Muchos economistas creen que el gasto gubernamental para la guerra Segunda Guerra Mundial fueron vitales para la restauración global del

72 73
rendimiento a pleno empleo. Vernon muestra que más
de un 80 por causa de las crisis es el subconsumo) esperaban; en realidad fue, sobre
ciento del aumento del PNB real de 1941 se puede atribu
ir a políticas todo, la inversión en armas de destrucción.
fiscales a nivel federal asociadas a la Segunda Guerra Mundi
al: “Así, las
políticas fiscales de la Segunda Guerra Mundial hicieron
mucho más
que limitarse a completar una recuperación ya casi compl Figura 3.3
eta: durante
más de la mitad de la recuperación fueron el factor más
importante en Ratios de inversión privada e inversión gubernamental
la restauración del rendimiento a pleno empleo.” con respecto al PIB, EEUU, 1929-1943
En 1938, el nivel del PIB real de EEUU todavía
estaba por debajo 000
del de 1929. No hubo un aumento significativo hasta 1940,
después 070
de lo cual el PIB despegó de verdad, hasta que en 1944
dobló el de 060

1929. Los niveles de inversión no se elevaron hasta 1941, 050


y, lo que es
más interesante, el consumo continuó cayendo notablemen 040

te una vez 010


empezada la guerra. 070 ja
De manera que no hay pruebas de que hubiera ninguna recup id ost a a door dda cs
cos LaEo o a
eración
da RP a e pi -
TF ó h

económica antes del inicio de la guerra. A partir de 1941, 0 00) $ Y T 1 T


la inversión 1929 1930 1931 1932 1933 1934 1935 1936 1937 1938 1939 1940 1941 1942 1943
como participación en el PIB subió hasta llegar a más del doble
del nivel - = Hatio inversión privada/ PIB — Ratio inversión gubernamental / PIB
de 1940. Y eso no fue un resultado de una mejora en la invers
ión del
sector privado; lo que ocurrió es que hubo un crecimient Puente: BEA, EEUU; cálculos del autor.
o masivo de la
inversión y el gasto gubernamentales (véase la Figura 3.3). En
1940, la
inversión del sector privado todavía estaba por debajo del
nivel de 1929, En muchos sectores, los ejecutivos corporativos se resistían a hacer
y en realidad cayó todavía más durante la guerra. El sector
estatal se el cambio a la producción militar, porque no querían ceder su cuota en
hizo cargo de casi toda la inversión, a medida que los recurs
os (el valor) el mercado de consumo a los competidores que no se “convertían”. La
se desviaban a la producción de armas y al resto de medidas
de seguridad conversión, por lo tanto, se transformó en un objetivo para los funcio-
de una economía de guerra.
narios públicos y los líderes obreros. Las compañías automovilísticas no
Pero ¿no es el aumento de inversión y de consumo por parte
del go- we volcaron completamente en la producción de guerra hasta 1942, y
bierno una forma de estímulo keynesiano, solo que a un nivel
superior? no fue hasta 1943 que sus contribuciones a la producción de aviones
No. La diferencia se aprecia en el colapso continuado del
consumo. La llegaron a ser significativas. El bombardeo de Pearl Harbor fue un im-
economía de guerra se financió restringiendo las oportunida
des de los pulso enorme para la conversión. Desde el comienzo del proceso de pre-
trabajadores de gastarse los salarios de sus empleos de guerra
. Se había paración, en 1939, hasta el pico de la producción de guerra en 1944, la
instaurado un ahorro forzado mediante la adquisición de
bonos de gue- economía de guerra no se podía dejar en manos del sector capitalista.
rra, el racionamiento y un aumento de los impuestos para
pagar la Para organizarla y asegurarse de que se producían los bienes necesarios
guerra. La inversión gubernamental implicaba la dirección
y la planifi- para la guerra, el gobierno federal creó un conjunto de agencias de mo-
cación de la producción por decreto. La economía de guerra
no estimu- vilización, que a menudo adquirían bienes, dirigían estrechamente su
laba al sector privado, había reemplazado el libre mercado
y la inversión manufactura y ejercían una gran influencia en el funcionamiento de
capitalista con ánimo de lucro. No fue el consumo lo
que restauró el compañías privadas y de sectores enteros.
crecimiento económico, como los keynesianos (y los
que creen que la Los servicios militares fueron en general capaces de restringir la pro-

74
75
ducción destinada a los civiles (por ejemplo, de coches y muchos ali- urbano, sobre todo hacia los centros de la producción de guerra, que
mentos no esenciales) e incluso a finalidades de guerra no militares
alteraron permanentemente las demografías y las economías de dichas
(como productos textiles y ropa). El Departamento del Tesoro introdujo sonas.
el primer impuesto general sobre la renta de la historia de EEUU, y se
Lo que nos muestra la historia de la Gran Depresión y la Segunda
pusieron a la venta pública los bonos de guerra. A partir de 1940, el go-
Guerra Mundial es que, una vez que el capitalismo está hundido en una
bierno extendió el impuesto de la renta a casi todos los ciudadanos y lo
depresión, tiene que tener lugar una destrucción devastadora y profunda
recaudó mediante deducciones directas en los salarios. ¡Se pasó de 4 mi-
de todo el valor que el capitalismo ha acumulado durante las décadas
llones de personas obligadas a pagar el impuesto de la renta en 1939 a
previas antes de que una nueva era de expansión sea posible. No hay
43 millones en 1945!
ninguna política que pueda evitarlo y proteger al sector capitalista.
Con un conjunto de contribuyentes tan enorme, en 1945 el go- Keynes lo resumió como sigue. Después de que Roosevelt y los es-
bierno de EEUU se hizo con 45.000 millones de dólares, un aumento
tadounidenses hubieran rechazado sus prescripciones para resolver la
enorme con respecto a los 8.700 millones recaudados en 1941, aunque Gran Depresión, comentó: “Parece que es políticamente imposible que
todavía muy por debajo de los 83.000 millones gastados en la guerra
una democracia capitalista organice sus gastos en la escala necesaria para
en 1945. Durante el mismo periodo, los ingresos federales procedentes
hacer los grandes experimentos que demostrarían que tengo razón, ex-
de los impuestos pasaron de aproximadamente un 8 por ciento del PIB
cepto en condiciones de guerra.”
a más de un 20 por ciento. En total, los impuestos proporcionaron más
El conflicto acabó con la Depresión de manera contundente. La in-
o menos 136.800 millones de dólares, mientras que el coste global de
dustria de EEUU cobró vida nueva y muchos sectores se orientaron a
la guerra fue de 304.000 millones. Para cubrir los restantes 167.200 mi-
la producción de defensa (por ejemplo, en el campo aeroespacial y de
llones, el Tesoro expandió su programa de bonos, que fue una valiosa
la electrónica) o eran completamente dependientes de ella (como en el
fuente de ingresos para el gobierno. Cuando la venta de bonos de guerra
caso de la energía atómica). Los rápidos cambios científicos y tecnoló-
finalizó en 1946, 85 millones de estadounidenses habían adquirido
picos de la guerra continuaron e intensificaron tendencias que habían
bonos por valor de más de 185.000 millones de dólares, a menudo me-
empezado durante la Gran Depresión. Dado que la guerra dañó pro-
diante deducciones automáticas en sus salarios.
fundamente todas las grandes economías del mundo salvo Estados Uni-
La Oficina de Administración de Precios intentó limitar la inflación dos, el capitalismo de EEUU logró, después de 1945, la hegemonía
manteniendo los precios en los niveles de marzo de 1942. La National económica y política.
War Labor Board limitó el incremento de los salarios durante la guerra
Esto nos lleva al legado de la Gran Depresión. Después de la guerra,
a más o menos un 15 por ciento. Aunque los salarios crecieron aproxi-
la economía keynesiana dominó durante tres décadas, antes de que se
madamente un 65 por ciento a lo largo del conflicto, el nivel de vida a
imponiera de nuevo la economía neoclásica y monetarista. Ambas fac-
nivel nacional apenas consiguió mantenerse, e incluso bajó. Unos 10,5
ciones de la economía convencional estaban convencidas de que una
millones de estadounidenses no podían tener trabajo (los 3,25 millones
depresión tan espantosa no podía volver a suceder, porque se habían
de jóvenes que llegaron a la mayoría de edad después de Pearl Harbor)
aprendido las lecciones de aquel periodo, la economía global estaba
o no buscaban empleo (3,5 millones de mujeres, por ejemplo). Casi 19
mucho más integrada y todos los bancos centrales trabajaban juntos
millones de mujeres (incluyendo a millones de mujeres negras) estaban
para asegurarse de que no se repetiría.”
trabajando fuera del hogar en 1945. La movilidad de la fuerza laboral
era enorme. Unos 15 millones de civiles se desplazaron. La migración En el siguiente capítulo veremos hasta qué punto estaba justificado
era especialmente intensa a lo largo de los ejes entre el mundo rural y el este punto de vista.

76
Capítulo 4

La crisis de la rentabilidad
y la respuesta neoliberal

La Segunda Guerra Mundial estableció la hegemonía del capital es-


tadounidense a nivel global. La Pax Americana fue sellada con el acuerdo
de Bretton Woods, que fijó los valores de las divisas de las grandes eco-
nomas capitalistas en relación con el dólar estadounidense y estableció
el dólar como la moneda de reserva internacional. Se crearon agencias
internacionales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco
Mundial para controlar y financiar los flujos de capital y atajar las crisis
financieras. Ambas instituciones tenían su sede en Estados Unidos. Fi-
malmente, se fundaron las Naciones Unidas, y su sede central también
ne ubicó en este país.
Globalmente, las tasas de beneficios de las grandes economías eran
altas. Al desmovilizarse las fuerzas armadas se disponía de una gran oferta
dle mano de obra barata, tanto en las potencias derrotadas del Eje como
en los países aliados. Enormes grupos de trabajadores desplazados y sin
empleo estaban disponibles. En el llamado Tercer Mundo, había miles de
millones de personas de las áreas rurales preparadas para la explotación
plobal. Ahora, las innovaciones técnicas desarrolladas principalmente con
finalidades militares podían aplicarse a la expansión de la productividad
laboral, Después de la guerra aparecieron, durante un tiempo breve, peli-
prosos movimientos revolucionarios como resultado de las luchas de resis-
tencia en Europa y como respuesta al colapso del imperialismo japonés y
1 la ausencia de un dominio colonial en Asia. Estos movimientos fueron
finalmente suprimidos con una combinación de imposición militar
[como en Grecia y Vietnam) y de colaboración de los líderes comunistas
y socialistas con las fuerzas aliadas (Japón, Italia, Francia).

Una crisis de la rentabilidad clásica


Empezó, entonces, la Edad de Oro del capitalismo de la posguerra.

79
La inversión se aceleró, los ingresos reales crecieron, algo parecido al La crisis de la rentabilidad de 1965-82 no provocó una depresión.
pleno empleo se hizo posible y la presión de los trabajadores llevó a una
Fsto se puede explicar con los argumentos presentados en el capítulo
expansión de lo que se llamó el “estado del bienestar”: unas provisiones |, Aunque la rentabilidad del capital disminuyó, esta caída no fue acom-
sociales, sanitarias y de pensiones. pañada de una fase descendente de los otros ciclos del capitalismo, a
Este periodo, sin embargo, fue breve. Desde mediados de los sesenta saber, de los precios de producción globales (ocurría lo contrario: los
la rentabilidad de las grandes economías empezó a caer. Esto ocurrió dl precios de la energía estaban subiendo rápidamente) o de un colapso
acuerdo con la ley de Marx de la rentabilidad. La composición orgánica inmobiliario (el ciclo de la construcción estaba en una fase ascendente).
del capital se elevó de forma significativa por el aumento de la mecani- El resultado no fue una depresión sino una estanflación: un crecimiento
zación y la inversión en nuevos sectores. Los trabajadores ganaron un ralentizado con una inflación al alza. Esto era algo inexplicable para la
mayor poder de negociación gracias al casi pleno empleo. Los salarios economía neoclásica y en especial para la teoría keynesiana, que consi-
empezaron a comprimir la parte del nuevo valor que tenía que ser be- deraba que el desempleo y la inflación eran fenómenos opuestos: no
neficio, por lo que el aumento de la tasa de plusvalía no fue suficiente podían existir ambos al mismo tiempo.
para compensar la subida de la composición orgánica, Además, la ex-
Lo que sí produjo la crisis de la rentabilidad fue el primer declive si-
pansión inicial de la oferta global de mano de obra barata había empe-
multáneo internacional desde los años treinta, la recesión de 1974-75,
zado a disiparse a medida que Alemania, Japón y otras partes de Europa
y después, siete años más tarde, el mayor descenso en los sectores in-
absorbían sus “reservas”. ñ dustriales de las grandes economías con la recesión de doble caída de
Los datos son claros: de 1965 a 1982, la tasa de beneficio cayó en 1980-82, que culminó con un nuevo mínimo de la tasa de beneficio.
casi todas las grandes economías (véase la Figura 4.1). De hecho, los
economist
co as marxistas, incluso los que rechazan que la ley ey d de la renta-
bilidad de Marx fuera relevante para la Gran Recesión y la presente La respuesta neoliberal
Larga Depresión, reconocen que el periodo 1965-82 fue una crisis clá- Estas dos grandes caídas crearon las condiciones para una recupera-
sica de la rentabilidad. ción de la rentabilidad; tal es la naturaleza dialéctica de la ley de la ren-
Figura 4.1 tabilidad de Marx. A medida que las fábricas viejas de los sectores viejos
Tasa de beneficio de las principales economías capitalistas, cerraban, las compañías quebraban y compañías nuevas de sectores nue-
vos ocupaban su lugar, los valores del capital se destruían. El desempleo
1950-2010 (%)
masivo redujo los costes laborales y socavó la capacidad de los sindicatos
| | de bloquear recortes de salarios y condiciones.
[24% > 7 FIET ¡Ei ]

Los gobiernos llegaban al poder y ya no aspiraban a llegar a com-


promisos con los trabajadores con respecto a los costes laborales, la re-
gulación del mercado, los impuestos y la intervención y los servicios
gubernamentales. Al contrario, las administraciones de Reagan' y That-
cher querían anular todas las victorias laborales conseguidas durante la
lidad de Oro del capitalismo para que la rentabilidad del capital pudiera
aumentar de forma consistente y los costes gubernamentales y laborales
se pudieran reducir de forma permanente.”
Así entraron en escena las “reformas” neoliberales: legislación anti-

80 81
sindical, privatización de compañías estatales y recortes en las pensiones Figura 4.3
y en servicios gubernamentales, reducciones de impuestos para el sector
Liquidez global como porcentaje del PIB global (en dólares),
corporativo, aumento de los impuestos sobre el consumo y desregula-
1995-2014
ción del sector financiero.
La rentabilidad se recuperó, efectivamente, a medida que la tasa de 400

plusvalía o la explotación en las grandes economías empezaba a superar z


IGG35 ro
150 E
1474
todo crecimiento de la composición orgánica del capital. De hecho, con 100 ya tE EG IIS
el desarrollo de la alta tecnología y la revolución punto.com de los no- EAN AAA
150 44449499 0%%
venta, el capital constante se abarató considerablemente, de manera que nr
44470474944 49499447%
44% Y Deuda
200 q4474% %
la composición orgánica no subió en absoluto en muchas economías % 4
(véase la Figura 4.2). 150
¿
a E Préstamos
bancarios
Figura 4.2 100

Cambios en la tasa de beneficio, la composición orgánica 50


= Base monetaria

del capital y la tasa de plusvalía (en %) de EEUU, 1950-2011

|
|
de id tu O
Nut SES SNSNNSNS z Riesgo de parte

BESTESSEERRES
SS =n02 coma
70 >
60 7
61.0
Puente: Banco de Pagos Internacionales (BPI), cálculos del autor.
50 7
40 4
Como sostenía Marx: “En la práctica, sin embargo, la tasa de bene-
3% 3

20 7
ficio acabará cayendo a largo plazo.”? Estas influencias compensatorias
10 7 no pueden durar para siempre, y al final la ley de la rentabilidad empe-
07 sará a ejercer su presión a la baja sobre los beneficios. La tasa llegó a un
-10 7 pico en 1997, al agotarse las ganancias derivadas de la nueva tecnología
-20 7 en los sectores productivos. Parece que en la década de los noventa, el im-
30 - 21.7 -204
pacto de estos factores compensadores se disipó en las economías del G7.
Tasa de beneficio Composición orgánica del capital Tasas de plusvalía
1 1950-2015 N 1982-2002 =2002-2011
A partir de 1997, la rentabilidad empezó a caer de nuevo en las gran-
des economías, poniendo las bases para el final del boom del mercado
bursátil. En el año 2000, la bonanza de las punto.com en los mercados
Fuente: BEA, EEUU; cálculos del autor.

financieros se desplomó de una forma espectacular, con los índices bur-


Sin embargo, el aumento de la rentabilidad a expensas de las condi- sátiles cayendo más de un 50 por ciento, y los relacionados con la tec-
ciones y los intereses de los trabajadores no fue muy elevado. Además, nología cayeron todavía más. Poco después, el capitalismo mundial
se concentró en el sector financiero, trasladándose el capital a los sectores entró en declive.
no productivos como el inmobiliario y las finanzas en búsqueda de unos La recesión de 2001 fue relativamente suave, ya que las grandes eco-
mayores beneficios mediante la especulación. Hubo un fuerte creci- nomías todavía se estaban beneficiando del impulso de una expansión
miento de capital ficticio (precios de las acciones y los bonos) y de la Importante del crédito global gracias a la desregulación bancaria y a los
deuda del sector privado (véase la Figura 4.3). intentos de los bancos de introducir nuevas formas de capital ficticio,

82 83
como la deuda titularizada de hipotecas, los activos
corporativos y los muladas para invertir o especular en el mercado de valores ño pueden
derivados exóticos. El capitalismo de casino tomó las
riendas, y las gran- pagarse, y la crisis de beneficios desencadena una crisis financiera. A su
des economías se dieron un atracón de crédito que
aceleró el creci- vez, esta crisis financiera provoca una caída aún mayor de la inversión
miento a partir de 2002; pero en realidad ya se estab
a preparando el y la producción.
terreno para la intensa contracción que comenzó
a mediados de 2007
(véase la Figura 4.4). Esto es lo que ocurrió cuando la rentabilidad empezó a declinardes-
pués de finales de los noventa, aunque el boom de crédito de principios
de la década de 2000 retrasó los acontecimientos. Hasta que, al final,
Figura 4,4 llegó la Gran Recesión.
Deuda global respecto al PIB (en %):
de las burbujas del crédito a las crisis del crédito,
1989-2011

120 7

110 4

100 3

90 4

70

Fuente: BIS, cálculos del autor.

Marx sostenía que las caídas de la producción capitalista


tienen lugar
cuando la rentabilidad cae hasta tal punto que el coste
de nuevas inver-
siones en fuerza laboral y tecnología se eleva por encim
a de los beneficios
obtenidos, de manera que los beneficios totales
empiezan a caer.
Cuando esto comienza a ocurrir, las compañías más débile
s tienen unas
pérdidas enormes, despiden a trabajadores y dejan de
invertir. Este des-
censo de empleo e inversión se transmite a lo largo
de una economía,
generando una crisis global de producción. Entonces,
las deudas acu-

84
85
Capítulo 5

La Gran Recesión del siglo XXI

En la práctica, el problema principal


de la prevención de depresiones ha sido resuelto.
Robert Lucas Jr., premio Nobel de economía'

El mensaje de este capítulo enlaza con el anterior. La recuperación


neoliberal en las grandes economías avanzadas no consiguió hacer que
la rentabilidad del capital volviera a los niveles de la Edad de Oro del
capitalismo de los años cincuenta y sesenta. Aunque las tasas de creci-
miento del producto interior bruto (PIB) fueron mejores en los ochenta
y los noventa que en el periodo de la “crisis de la rentabilidad” de los
setenta, todavía quedaban por debajo de la de los sesenta. Además, la
Inversión se había ido trasladando más y más hacia sectores no produc-
tivos como las finanzas, los seguros y el sector inmobiliario (los FIRE,
por las siglas en inglés de estos sectores) y menos hacia sectores produc-
tivos. La especulación en activos financieros y propiedades aportaba
unos beneficios más elevados. Sin embargo, eso significaba que cual-
quier colapso en el mercado inmobiliario o el de valores dejaría al des-
cubierto la naturaleza ficticia de esta recuperación. El desplome de las
punto.com en 2001 fue el primer indicio en este sentido, y, tras el
enorme boom impulsado por el crédito de 2002 a 2007, esto es exac-
tamente lo que ocurrió con el crash financiero global.

¿Cómo ocurrió?
El crash empezó el 9 de agosto de 2007, cuando el banco Paribas
National anunció el cierre de uno de sus fondos de bonos hipotecarios,
asumiendo pérdidas enormes.? Poco después, otros bancos en diferentes
lugares de Estados Unidos y Europa anunciaron pérdidas similares. El

87
O!
mercado de valores empezó a caer en octubre de 2007 (había estado Figura 5.1
tambaleándose desde marzo). Entonces hubo una avalancha global de Porcentaje de caída del empleo en EEUU de pico a punto mínimo
pérdidas bancarias. Estados Unidos y el resto de economías capitalistas en las diferentes recesiones
avanzadas se precipitaron en la Gran Recesión, que duró 18 meses, de
principios de 2008 a mediados de 2009.
Esta caída del capitalismo ha sido llamada la Gran Recesión por su
gran magnitud. Ha sido la más larga y profunda, en duración y pro-
fundidad de la contracción de la producción, que ha experimentado la 60
6.3 |
economía global capitalista (representada por los 30 países capitalistas 10
|
- |
avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo, 1957-89 1960-1 1974-5 1981-2 1990-1 2001-3 2008-10 Ú
j

OCDE) desde la Gran Depresión de 1929-32. Fuente, Banco de Pagos Internacionales (BIS) de EEUU, cálculos del autor.
Desde el pico de crecimiento del PIB real del boom previo, en 2007,
al punto mínimo de la Gran Recesión, a mediados de 2009, las econo- Las inversiones en el sector inmobiliario sufrieron un fuerte descenso
mías de la OCDE se contrajeron en 6 puntos porcentuales del PIB. Si después del boom impulsado por el crédito hasta 2007, pero la inversión
se compara la producción global en 2009 con el nivel que hubiera te- en activos productivos también cayó. Los beneficios totales se hundieron
nido sin caída, la pérdida de ingresos fue aún mayor, de hasta 8 puntos tomo una piedra, especialmente en el sector financiero, que se había
porcentuales. En el punto mínimo de la Gran Recesión, el nivel de pro- apropiado de grandes cuotas de beneficios en las economías avanzadas
ducción industrial estaba un 13 por ciento por debajo de su pico previo, desde los noventa hasta 2007. En 2007, más de un 40 por ciento de los
y el comercio mundial había caído un 20 por ciento con respecto al heneficios corporativos de EEUU se desplazaron al sector financiero,
pico previo. Las bolsas mundiales cayeron un 50 por ciento de media en comparación con solo el 10 por ciento en 1980. Ahora, esta propor-
con respecto al pico de 2007, ción caía en picado.
La Gran Recesión también fue la caída más larga desde la Gran De- El sector financiero estaba de rodillas, indefenso. A causa de la im-
presión. Desde esta última, el National Bureau of Economic Research portancia que ha adquirido en el sistema capitalista, sobre todo en Es-
(NBER) de Estados Unidos ha intentado datar las recesiones económi- tados Unidos, Reino Unido y Europa, ahora amenazaba con arrastrar
cas en relación con la economía estadounidense (véase la Figura 5.1). con él el sector productivo mediante una serie de bancarrotas y cierres.
Según los cálculos del NBER, desde la Gran Depresión, que fue hace Los gobiernos tenían que actuar. Su respuesta fue rescatar a los bancos,
más de 80 años, han tenido lugar 18 recesiones. La duración media de 1 los prestamistas hipotecarios y a las compañías aseguradoras, los FIRE,
estas recesiones ha sido de diez meses, y, de media, la economía esta- con dinero gubernamental, en parte recaudado elevando los impuestos
dounidense ha crecido por debajo de su potencial durante unos 19 pagados por los asalariados, pero sobre todo mediante préstamos, es
meses a lo largo de estas recesiones (calculado mediante el desempleo decir, vendiendo bonos del gobierno precisamente a los bancos y a las
creciente). La Gran Recesión duró unos 20 meses, es decir, más del imeguradoras en apuros.
doble que la duración media, y fue la recesión más larga desde la de Se dejó quebrar a algunos bancos (Lehman Brothers), pero la mayo-
1929-32, que duró 43 meses. La inversión se desplomó y el empleo se tía fueron rescatados. AIG en concreto, la compañía aseguradora global
hundió con ella. que había estado asegurando a todos los bancos y los especuladores de
los hedge funds, cubriendo las posibles pérdidas de sus especulaciones
con derivados de bonos hipotecarios y otras formas “innovadoras” de

88 89
capital ficticio, recibió una suma inmensa. ¿Por qué? Para hacer frente
did, cuyo objetivo es recortar drásticamente el gasto del gobierno, espe-
a todas sus obligaciones por las pérdidas sufridas por Goldman Sachs y
cialmente en inversión y prestaciones sociales, subir los impuestos a los
otros clientes parecidos en inversiones especulativas. De forma que los
contribuyentes acabaron pagando hasta el último céntimo a los grandes asalariados de varias formas y reducir el coste de las pensiones estatales
bancos por unas pérdidas derivadas de su propia imprudencia y su ava- retrasando la edad de jubilación, extendiendo la vida laboral y aumen-
ricia.
tando el ritmo de las contribuciones. Las pensiones son, en realidad,
ralarios aplazados, ya que las contribuciones a la seguridad social son
Figura 5.2 deducciones en los salarios brutos recaudadas por el estado. Por lo tanto,
Deuda soberana en relación con el PIB (en %) de las siete la reducción del valor de las pensiones estatales era otra forma de hacer
primeras
economías capitalistas, 1950-2012 que los trabajadores pagaran la Gran Recesión.
120

| 100 El punto de vista oficial: no lo vimos venir


80 Antes de 2007, ningún estratega oficial de política económica predijo
una crisis. El entonces director de la Reserva Federal estadounidense,
60
Alan Greenspan, nos decía en 2004 que “una distorsión grave de los
40 precios a nivel nacional es muy poco probable en el sector inmobiliario”.
En 2006, dijo que “es posible que ya hayamos pasado lo peor en el sec-
20
tor inmobiliario”. Entonces la burbuja inmobiliaria estalló. En un mo-
mento tan tardío como marzo de 2008, el nuevo Secretario del Tesoro
)
de EEUU, Hank Paulson, decía que la crisis de la economía global “pa-
rece estar contenida”.?
1

Fuente: OCDE.
Pero la realidad fue dura. Tras el empeoramiento del declive en oc-
La deuda gubernamental se disparó hasta unos niveles que no se ha- tubre de 2008, Greenspan dijo al Congreso: “Estoy aturdido, en un
bían visto desde la Segunda Guerra Mundial, y no fue tan solo en estado de incredulidad.” El presidente del Comité de Supervisión del
un Congreso, Henry Waxman, le preguntó: “En otras palabras, ¿usted se
puñado de países, sino en todo el mundo (véase la Figura 5.2). Los con-
tribuyentes, en especial los asalariados, tuvieron que hacer frente a una ha dado cuenta de que su visión del mundo, su ideología, no era correc-
factura enorme en forma de un incremento de los pagos a los bonista ta, no funcionaba?” A lo que Greenspan admitió: “Absolutamente, esta
s es precisamente la razón de mi aturdimiento, porque durante cuarenta
(bancos, etc.) durante un privisible futuro. Los déficits del presupuesto
anual del gobierno se dispararon para financiar los rescates y porque, años o más he visto pruebas muy considerables de que funcionaba
a excepcionalmente bien.” Concluyó que la economía no puede predecir
medida que las economías se contraían abruptamente y el desempleo
subía como la espuma, la recaudación de impuestos se desplomaba, una burbuja y que, cuando se da una burbuja, no se puede hacer nada:
y “Solo se puede romper una burbuja rompiendo la base subyacente de
el gasto en prestaciones sociales se multiplicaba.
la economía.”
Los gobiernos estaban decididos a reducir esos déficits y la magnitud
En marzo de 2010, Greenspan sintetizó lo que había aprendido en
de la nueva deuda. Inmediatamente después de que acabara la Gran
Re- su trabajo The Crisis.* En él nos decía que lo que había pasado era que
cesión, se adentraron en lo que ahora llamamos programas de austeri
- "los intermediarios financieros intentaron operar con una cantidad de

9
91
capital demasiado reducida, por una mala interpretación del riesgo que
y ocurren, como sabemos. Y cuando ocurren, su impacto es profundo.
entrañaban unos productos y mercados financieros cada vez más com-
En este sentido, la revolución es un acontecimiento del tipo “cisne
plejos.” Algo tan simple como la falta de un capital adecuado en los
negro”. Pero los marxistas no estarían de acuerdo con Taleb en su afir-
bancos era la causa. Podríamos pensar que, como director de la Reserva
mación de que lo que dirige la historia es el azar. Centrarse en el azar,
Federal, Greenspan hubiera debido percatarse de ello.
sin causa alguna, no es una forma adecuada de considerar el mundo. Es
Además, Greenspan consideraba que la burbuja que estalló en 2008 algo demasiado parcial y contrario a la dialéctica. Por supuesto que el
sucedió por una combinación de acontecimientos que no podían pre- ar desempeña un papel en la historia, pero solo en el contexto de la
verse. La inesperada caída del Telón de Acero, los bajos tipos de interés
necesidad.
y la globalización se habían sumado y habían provocado la aceptación
Otro economista más disidente, Nouriel Roubini, sostenía con acierto
de unos riesgos excesivos. ¿Se podía haber evitado la crisis? Greenspan
que las crisis financieras son más bien como una sucesión decisnes blan-
respondía: “Lo dudo”, por la combinación de estos factores fortuitos.
vor, o ejemplos de que no sabemos que no sabemos, en el sentido de que
Para él, se trataba del azar, de un acontecimiento secular: “Los de- las crisis siguen un patrón que ya se ha dado con anterioridad.” El desen-
sastres fueron el resultado de unas fuerzas naturales inmensas que cons- vadenante de la contracción del crédito y la caída económica actual podría
tituyeron una tormenta perfecta.” Paulson se hacía eco de esta idea: este haber sido un acontecimiento impredecible, como el colapso de alguna
tipo de cosas solo ocurre “una o dos veces” a lo largo de un siglo. Como institución financiera o las apuestas fallidas en el mercado de los bonos
comentaba Daniel Gross en relación con la “explicación del azar”, ¿cuál de cierto rogue trader de un banco francés. La explosión del precio del pe-
es la diferencia entre una vez o dos? “En este caso, varios billones de dó- tróleo pudo haber sido provocada por la decisión del presidente George
lares en pérdidas.”* W, Bush de atacar Irak. Pero estas cosas ocurrieron porque las leyes de
Los líderes oficiales del capitalismo y la comunidad bancaria se es- hincionamiento del capitalismo impulsaban el sistema hacia una crisis.
cudaron en el argumento de Nassim Taleb, un analista financiero de
De una forma similar, la reciente oleada de desastres naturales como
EEUU, de que la crisis era un “cisne negro” —algo que no se podía haber
los tsunamis, los terremotos y las inundaciones no con un acto de Dios.
previsto, cuya existencia no podía conocerse antes de que apareciera, y
El cambio climático es obra del ser humano. La crisis económica actual
cuya aparición trajo consigo consecuencias devastadoras—, un ejemplo
no fue un hecho al azar que nadie hubiera podido predecir. Greenspan
de que “no sabemos que no sabemos”.ó Antes de que los europeos “des-
se escudó en el viejo argumento de bar, proclamado a gritos: “Es la natu-
cubrieran” Australia, se creía que todos los cisnes eran blancos, Pero el
raleza humana. A menos que alguien encuentre una forma de cambiar
descubrimiento, en el siglo XVIII, de que había cisnes negros cambió
la naturaleza humana, tendremos más crisis, y ninguna de ellas se pare-
esa creencia. Taleb sostiene que muchos acontecimientos son así. Se
verá a la actual, porque las crisis no tienen nada en común entre sí,
asume que hay cosas que simplemente no pueden ocurrir: se descarta
excepto la naturaleza humana.” Ahora, Greenspan duda de que el cre-
que ocurran. Pero según Taleb, aunque la probabilidad sea baja, las cosas
elmiento estable sea posible bajo el capitalismo.*
más improbables pueden suceder, y cuando suceden tienen un gran im-
pacto. El colapso global del crédito (y la crisis económica subsiguiente) Ben Bernanke fue el director de la Reserva Federal durante la Gran
fue un ejemplo más de la teoría del cisne negro. Recesión. Es un economista especializado en la Gran Depresión. Si hay
algún economista que preste atención a la economía de las depresiones,
Desde el punto de vista marxista, esta teoría tiene cierta atracción.
para utilizar la frase del keynesiano Paul Krugman, es Bernanke. Pero,
Por ejemplo, la revolución es un acontecimiento raro en la historia. Es
como decía un comentarista con humor, “el señor Bernanke, antiguo jefe
tan raro, que muchos (principalmente los defensores del orden existen-
del departamento de economía de la Universidad de Princeton, sabe en
te) lo descartan como imposible. Pero las revoluciones pueden ocurrir
lo que se puede saber sobre las depresiones, excepto lo que las causa.

92
93
Como Greenspan, Bernanke no vio venir la contracció
n ni predijo serva Federal, y el resto han formado parte de ella en el pasado.'*
los daños que provocaría. Así, en mayo de 2007 decía:
“No esperamos
Un contagio importante desde el mercado de las subp En 1993 había 730 economistas, estadísticos y otros profesionales
rime al resto de la
economía a partir del sector financiero.”!" En junio trabajando para la Fed y sus bancos regionales, según yoo A lo
dijo que las pérdidas
serían mínimas, “entre 50,000 y 100.000 millones largo de un periodo de tres años, hasta octubre de 1994, la Fed el reció
de dólares” como
mucho. Las pérdidas en el sistema financiero globa 305 contratos a 209 profesores por un valor de 3 millones de dólares.
l acabaron llegando
a los 3-7 billones de dólares, según lo que se inclu Actualmente, la Fed emplea a 220 doctores en economía. En 2008, la
ya al calcularlas.
De forma similar, Sheila Blair, la directora de la Ped gastó 389 millones de dólares para investigar políticas monetarias
Corporación Federal y económicas, y en 2009 se destinaron 433 millones de presupuesto a
de Seguro de Depósitos, una agencia del gobierno de
EEUU responsable esta cuestión. Según la American Economic Association, 487 econo-
de la regulación y la monitorización del sistema banca
rio, informaba en mistas investigan sobre políticas monetarias y bancos centrales, otros
julio de 2007 de que “los bancos de este país están
bien capitalizados, 310 se centran en los tipos de interés, y 244, en políticas macroeconó-
y en mi opinión sería muy, muy sorprendente
que cualquier institución
de un tamaño considerable tuviera problemas grave micas.
s”.!! Entonces se
dieron una serie de quiebras bancarias: Bear Stearns, La National Association for Business Economics cuenta que 611 de
Countrywide Fi-
nancial, Lehman Brothers, Merrill Lynch, etcéte ws 2.400 miembros se centran en economía monetaria y banca. La ma-
ra.
Larry Summers es un economista relevante, que fue yoría de ellos ha trabajado para o con la Fed. Muchos editores de revistas
Secretario del académicas de prestigio trabajan para esta institución: 84 ne los 190
Tesoro con el presidente Bill Clinton, presidente
de la Universidad de miembros de los consejos editoriales de las siete revistas económicas más
Harvard y candidato (fallido) a reemplazar a Berna
nke como director Importantes estaban asociados con la Fed. “Intenta pm un artículo
de la Reserva Federal en 2014. En 2005, en la escue
la de verano de la crítico con la Fed con un editor que trabaja para ellos”, se quejaba el
Reserva Federal, el economista Raghu Rajan prese
ntó un trabajo en el economista James Galbraith.'”?
que sostenía que la desregulación del sector financiero sería
una fuente
de problemas, porque crearía una burbuja de crédit Incluso el difunto Milton Friedman expresaba su preocupación ante
o que acabaría esta-
llando. Summers condenó sin dudarlo a Rajan, acusá esta situación: “No puedo estar en desacuerdo contigo respecto al hecho
ndolo de ser un
“ludita” (el apodo que se daba a los tejedores británicos de que tener a unos 500 economistas es muy poco saludable. Como
de la Revolución
Industrial que destruían las máquinas nuevas que debía dices, no supone un estímulo para la investigación objetiva e indepen-
n reemplazar-
los).'? No era necesario poner limitaciones a las últim diente. Hay censura en los materiales publicados.”** Cuando pregunta-
as innovaciones
financieras, que más tarde Warren Buffett llamaría con ron a Rob Johnson, economista del Comité de la Banca del Senado,
acierto “instru-
mentos financieros de destrucción masiva”. Para Summ sobre el cargo de asesor en la Fed, dijo: “Es una recompensa, como el
ers, estos nuevos
instrumentos aportaban “considerablemente más dinero. Creo que se trata más bien de formar parte de un club, de ñ
estabilidad” a los mer-
cados financieros.!? respetado, invitado a conferencias, tener reuniones en el director, e
De manera que la Reserva Federal y otras insti prestigio que conlleva es como tener unos honorarios”.
tuciones oficiales
de supervisión fueron incapaces de prever el mayo
r colapso econó-
mico desde la Gran Depresión. Esto no es sorpr
endente. En esta cues- Según la economía convencional, hubo una infinidad de
tión hay una vulgar vinculación pecuniaria. En la Journ
al ofMonetary causas
Economics, una respetada publicación de economía
convencional, más Esa fue la respuesta de los funcionarios gubernamentales. ¿Cómo
de la mitad de los miembros de la junta editorial
trabajan para la Re- respondió¡ la economía convencional?
i Diciendo
ici que se trataba de una

94
95
infinidad de causas: es el azar, es la avaricia de los banqueros, que se les
que consideran que las crisis resultan del comportamiento imprudente
fue de las manos. O bien al contrario: no hay un deseo suficiente de in- de la banca y del crédito privado excesivo. En el polo opuesto del es-
vertir o comprar, o no hay la suficiente avaricia. Hay demasiado crédito pectro tenemos a la escuela austríaca, fundada por Ludwig von Mises y
en el sistema, y esto causa sobreinversión o mala inversión, o bien al
Friedrich Hayek, que sostenían que las crisis eran simplemente el pro-
contrario: no hay suficiente crédito, y esto restringe la actividad de in-
ducto de un crédito excesivo causado por la intervención de los bancos
versores y compradores. Los salarios son demasiado bajos para comprar
centrales y los gobiernos, y que, si se suprimiera esa intervención, las
más bienes y los beneficios son demasiado altos, o viceversa, de manera erisis dejarían de suceder.
que las compañías no invierten.
La capacidad de pronóstico no ha sido la mejor baza de la economía
En la corriente convencional de hoy existen dos escuelas de pensa-
convencional. En marzo de 2001, justo al comienzo de lamoderada re-
miento, y en su seno hay subdivisiones. La escuela neoclásica es lo que
cesión económica global de ese año, un 95 por ciento de los economistas
Marx llamaba la “economía vulgar”. Esta escuela tiene un compromiso
estadounidenses, según The Economist, descartaron una recesión similar.
ideológico con el libre mercado como premisa inicial, no porque tenga
Los economistas consultados por el Philadelphia Reserve Bank en no-
un punto de vista científicamente objetivo de la organización econó-
viembre de 2007 predijeron que la economía de EEUU crecería E Fl
mica. Esta escuela se puede subdividir en la teoría walrasiana del equi-
por ciento en 2008 y que el empleo aumentaría. La economía cayó más
librio general, los monetaristas (tipo Friedman) y la escuela moderna
de un 4 por ciento y el desempleo se duplicó.
de Chicago, los teóricos del “mercado eficiente”.
Eugene Fama es un premio Nobel y el primero en postular la hipó-
Dentro de esta corriente convencional hallamos también la escuela
tesis de los mercados eficientes, que sostiene que los mercados libres
keynesiana, que rechaza la idea de que las categorías microeconómicas
conseguirán que la producción capitalista crezca sin problemas y sin
de la escuela neoclásica sean relevantes para las fuerzas macroeconómi-
conflictos si se los deja hacer. Cuando se le preguntó por la causa de la
cas. También está dividida. Tenemos a los nuevos keynesianos, que han
erisis, Fama respondió: “No sabemos qué es lo que causa las recesiones.
hecho una síntesis con la teoría neoclásica del equilibrio, es decir, sos-
¡Yo no soy un macroeconomista, o sea que no me siento culpable por
tienen que las caídas son en realidad un resultado de rigideces en la pro-
ello! Nunca lo hemos sabido. A día de hoy, los debates sobre las causas
ducción, especialmente en los salarios. Para los nuevos keynesianos, las
de la Gran Depresión todavía continúan. La economía no es demasiado
caídas también son externas al modelo económico.
útil cuando se trata de explicar las oscilaciones de la actividad econó-
Hay keynesianos que se centran en otros aspectos de la teoría de Key-
mica.”'* Al preguntársele por el legado de la crisis financiera para la eco-
nes: las caídas resultan de la falta de una “demanda efectiva”, cosa que
nomía convencional neoclásica, dijo: “No creo que haya ninguno. ¿Qué
a su vez se debe a una “preferencia de liquidez” en el sector financiero,
ocurrirá? Si hubiera podido predecir la crisis, lo hubiera hecho. No lo
o bien es el resultado de movimientos irracionales de los “espíritus ani-
veo. Me encantaría saber más cosas sobre las causas de los ciclos econó-
males” de los emprendedores y de la conducta de los consumidores lac-
micos.” ¿Todavía se puede considerar que la economía de mercado es
tualmente, este sector del keynesianismo se ha trasladado en parte a la
“eficiente” después de esta crisis? “Sí. Y, si no lo es, será imposible sa-
llamada economía conductual). berlo.” Así es como el gran gurú de la economía neoclásica sintetiza la
Después tenemos a varias escuelas de economía heterodoxa, fuera de contribución de su escuela con respecto a este problema.'”
la corriente convencional. Por un lado están los poskeynesianos, que
Greg Mankiw es profesor de economía en la Universidad de Harvard
combinan algunas de las ideas de Marx vistas desde la perspectiva del
y el autor de un destacado libro de texto de economía para universida-
marxista polaco Michal Kalecki y la del keynesiano radical Hyman
des. Escribiendo sobre la Gran Recesión en 2011, decía: “Después de
Minsky. Tenemos también a los teóricos modernos del monetarismo,
más de un cuarto de siglo como economista profesional, tengo que con-

96 97
fesar algo: hay muchas cosas que desconozco sobre economía. De rante aquel año “en un intento fallido, por parte de un grupo de ga
hecho, el campo al que he dedicado la mayor parte de mis energías y vuladores, de acaparar las acciones de la United Copper pios :
mi atención —las oscilaciones del ciclo económico— es el que más a me- lorma similar, el pánico de 2008 “tuvo un desencadenante que e mL
nudo me plantea importantes preguntas para las que no encuentro res-
puestas claras.”2 identificar: en este caso, la conciencia creciente de los usuarios de mE
vado de que las hipotecas subprime y algunos otros créditos eran fo
mente deficientes por lo que respecta a la evaluación de riesgos : a
El punto de vista monetarista: un pánico publicidad de la información.” En ambos casos, una liquidación eos
financiero
En noviembre de 2011, los altos cargos y
los economistas del Fondo tivos bancarios y un colapso en el mercado de valores llevó a una retir. A
Monetario Internacional (FMI) y de otras
grandes instituciones inter- masiva de depósitos y liquidez: “En 1907, en ausencia de Eos
nacionales se reunieron en Washington, DC, para depósito, había una tendencia mucho mayor a los na po
un seminario, “Las
crisis, ayer y hoy”. Como explicaban los para los depósitos al por menor, mientras que en 2008, la did p
organizadores: “Varios años
después de la crisis financiera global, la econ die las retiradas correspondían a financiación no asegurada al por pee k
omía mundial todavía debe
encararse con sus dolorosas consecuencias. en la forma de letras de cambio comerciales, pactos de diiini y prés-
Muchos países están inmer-
sos en unas recuperaciones mediocres y en
un desempleo elevado y per- tamos de títulos. Es interesante observar que, en ambos spa los, un
sistente. Los políticos abordan los costes lactor importante fue la intensa caída es los préstamos inter nO
derivados de la crisis, dirigen
la transición desde las políticas de la era
de crisis e intentan adaptarse a una forma de financiación al por mayor. Tanto en 1907 como en dd
los efectos colaterales de este proceso, que
no conocen fronteras. Ante la regulación de las instituciones financieras fue insuficiente po, e
este panorama, el FMI valorará los cono purar que no estaban metidos hasta el cuello en activos arriesgados y
cimientos adquiridos con res-
pecto a las crisis del pasado y del presente, ralos. 5
”2
Y ¿qué se les ocurrió? Bien, la respuesta qued En 1907, las inyecciones de liquidez detuvieron la descomposición
a resumida en el discurso
inaugural de la conferencia, a cargo de Ben y "finalmente calmaron el pánico. Sin embargo, a esas alturas el sistema
Bernanke, que explicó que
“la mejor manera de explicar” el colapso fina financiero de EEUU estaba muy afectado, y la economía se Pego
nciero global de 2008 y la
subsiguiente Gran Recesión era “como un lo largo de los meses centrales de 1908.” En 2008 se vio el parió
pánico financiero clásico tras-
ladado al nuevo contexto institucional del nómeno, En 1907, la “liquidez” extra vino de los bancos más a es,
sistema financiero del siglo
AL como JP Morgan. La experiencia de 1907 hizo que los grandes ar
¿Cuáles son los elementos comunes de estas decidieran formar el Banco de la Reserva Federal, fundado A !
crisis? De vez en cuando, Actualmente, la Reserva Federal (Fed) todavía pertenece, ofici Al
la inversión especulativa con diferentes form
as de activos financieros se a los grandes bancos de inversión y de servicio yaris 2 a E
descontrola, y, dado que las actividades
de las instituciones financieras
no están lo suficientemente reguladas, se contribuyentes, aunque por ley es una agencia dirigida por : go sig
producen pánicos. Los factores
comunes en las crisis capitalistas, pues, Desde el principio, la tarea de la Fed ha sido ocuparse de los wi
parece que consisten en que de Wall Street en primer lugar, y de los de la economía en general en e
todas ellas son crisis bancarias y se deben
a una especulación excesiva y segundo. | pd
a unas decisiones demasiado arriesgadas por
parte de banqueros no su-
pervisados., Bernanke concluyó que la depresión se podía evitar con la acci a de
Bernanke afirmó que la Gran Recesión era la Fed. Siguiendo los pasos de su mentor, Friedman, apostó e e
similar al pánico finan- primir dinero” e incluso “dejarlo caer desde helicópteros” sobr e
ciero de 1907, cuyo desencadenante fue
la actividad especulativa du- masas para asegurar que el gasto se mantenía. Esta teoría monetaris

98
99
hizo que se tomara los indicadores de oferta monetaria como índica de
impactos del exterior (exógenos). Esto es lo que resules impredecible,
la salud de la economía de EEUU.
como los meteoros del cielo (aunque, a día de hoy, la teoría astronómica
Bernanke se mostraba muy orgulloso de que la Reserva Federal, puede hacer predicciones relativamente buenas sobre la probabilidad de
“como prestamista de última instancia” y proveedor de liquidez y de que un meteorito choque contra la lujo l
una inyección monetaria, hubiera impedido que el colapso financiero
¿Cuál debe ser la respuesta ante estos impactos impredecibles pero
de 2008 se convirtiera en derrumbe total. Como hemos visto en el ca-
Irecuentes? Romer nos dice que “el primer paso es reformar el sistema
pítulo sobre la Gran Depresión, Friedman consideraba que en realidad
financiero, de forma que los impactos que produce sobre la economía
había sido la Fed la causante del pánico de 1929, al inyectar demasiado
real sean mucho menores. No sé las respuestas a estas preguntas, e
crédito en la economía y retirarlo después demasiado rápido. En 2002,
me parece que merece la pena analizarlas detenidamente. Tam ién
Bernanke hizo su famosa declaración de que Friedman tenía razón y
decía ver poco progreso en la comprensión de las crisis en el capita-
que él no caería en el mismo error con la Fed. ;
lismo.
Bernanke planteó el problema a los estrategas del capital reunidos La opinión pesimista de Romer fue rebatida por otros li
en la conferencia como sigue: “Nuestro desafío constante es hacer que eminentes en el seminario del FMI. El entonces economista jefe de
las crisis financieras sean mucho menos probables y que, si ocurren,
FMI, Olivier Blanchard, afirmó que se estaba progresando: “Están te-
sean mucho menos costosas. Lo que complica esta tarea es el hecho de niendo lugar un replanteamiento y también unas reformas. Pero todavía
que cada pánico financiero tenga sus propias características únicas, que no sabemos el destino final de la redefinición de la política monetaria,
dependen del contexto histórico particular y de los aspectos del pano- ni del perfil de la regulación financiera, ni del papel de las herramientas
rama institucional.” Lo que tenemos que hacer es “deshacernos de los macroprudenciales. Tenemos un sentido general de la le e
rasgos idiosincráticos de las crisis individuales, con la esperanza de en- navegamos principalmente a ojo”. a embargo, que se hacía a
contrar los elementos comunes” de estos “pánicos”. Entonces podremos ojos cerrados, ya que Blanchard concluía: “No hay una visión conjunta
“identificar y aislar los factores comunes a las crisis, cosa que nos per- consensuada de cómo debería ser la futura arquitectura financiera, y
mitirá prevenirlas cuando sea posible y responder eficazmente.” esto implica que no hay acuerdo sobre cómo debería ser la regulación
financiera adecuada.”?* :
La opinión convencional: el gato que no sabe bajar del árbol George Akerlof es un premio Nobel y profesor de la Universidad de
El FMI organizó otra conferencia en mayo de 2013 para discutir la California, Berkeley.?* Está casado con Janet Yellen, la sucesora de Ber-
validez de la teoría económica moderna después de la Gran Recesión.? nanke como directora de la Reserva Federal. Akerlof tiene una gran re-
Unos cinco años después de que estallara la crisis, los macroeconomistas putación como economista “conductual”; junto a Robert Shiller,
más destacados del mundo se encontraron para hacer los primeros pasos escribió un libro que sostenía que la crisis era el resultado de la incerti-
y sacar las conclusiones iniciales de lo que había ocurrido y de cómo se dumbre de los consumidores y los inversores , que había provocado mo-
s e adi
podía evitar otro desastre en el futuro. vimientos impredecibles en los “espíritus animales”, por utilizar el
David Romer concluyó que los “impactos financieros” no son raros, término keynesiano.”
En palabras de Akerlof: *mi opinión es que es como si el gato hu-
sino “frecuentes y difíciles de prever”. La economía convencional basa
todo su análisis de las crisis en los impactos sobre el sistema, sugiriendo biera trepado hasta lo más alto de un árbol enorme. Está ahí arriba, ¡ay
que el proceso capitalista de acumulación y el Juego de los mercados Dios mío! El gato, por supuesto, es esta enorme crisis. Y todos, en la
es, conferencia, hemos estado hablando de lo que deberíamos hacer con
en realidad, un proceso estable y sólido, aunque a veces está expuesto a
ese estúpido gato y cómo lo haremos bajar.” Akerlof estaba muy con-

100 101
tento con la manera como habían ido las cosas desde 2007. Según él, la
desgracia, no hay indicios de que los modelos económicos convencio-
economía convencional había superado la prueba de la crisis aconse-
nales estén en proceso de transformación, o de que los políticos quieran
jando correctamente a los gobiernos que rescataran al sistema bancario,
más intervención gubernamental en vez de menos.
con lo cual se evitó una gran depresión como la de los años treinta. Fue-
ron estas medidas tempranas las que evitaron el tsunami. El desempleo
subsiguiente, el colapso de la inversión y el PIB y la drástica reducción Keynes: un fallo técnico
del nivel de vida quedaban compensados por este “éxito” de haber sal- La otra gran rama de la economía convencional, la keynesiana, tam-
vado a los bancos de sí mismos.? poco predijo el colapso bancario ni la Gran Recesión: Paul Krugman,
Joseph Stiglitz, que recibió el Nobel junto a Akerlof, no parecía tan que también fue galardonado con el Nobel, es el gurú del keynesianismo
optimista.” Stiglitz dijo algo importante y opuesto a lo que habían contemporáneo. Escribe regularmente un blog para el New York Times
dicho los economistas previamente mencionados: el modo de produc- atacando las políticas de austeridad y a los republicanos. Sin embargo,
ción capitalista no es un sistema de crecimiento perfecto y estable que al leer sus libros sobre la crisis (por ejemplo End This Depression Now),
de vez en cuando se ve afectado por impactos.” Stiglitz señaló que des- encontramos muchas ideas sobre cómo salir de lacrisis, pero muy pocas
pués de cinco años o más de crisis, con una caída económica y una re- que expliquen cómo llegó el capitalismo a esta situación. Si no sabes
cuperación débil, la situación todavía no se había resuelto.?! Su cómo has llegado a una determinada situación, puede resultarte difícil
explicación de la crisis y de la subsiguiente recuperación débil era mejor, encontrar una salida.
pero también errónea.” La crisis era debida al hecho de que las econo- La explicación keynesiana de la crisis es que de repente hubo una
mías capitalistas maduras se habían vuelto “demasiado maduras”, ha- falta de “demanda efectiva”. Las familias empezaron a comprar panas
bían llegado a su fecha de caducidad. Pero Stiglitz no creía que este bienes y las compañías recortaron drásticamente sus Inversiones. Súbi-
“problema estructural” a largo plazo tuviera algo que ver con un sistema tamente, todo el mundo quería ahorrar dinero en vez de comprar cosas.
de acumulación capitalista centrado en la obtención de beneficios; según Incluso si los tipos de interés para obtener liquidez o el de los préstamos
él tenía más que ver con el “paso de la manufactura a un sector de ser- destinados a invertir se reducen a cero, puede que la gente todavía opte
vicios”. Dado que este cambio ha tenido lugar durante décadas, desde por acaparar dinero. Se había caído en una trampa de liquidez. Se había
un momento tan remoto como 1945, ¿puede ser esta la razón de que dado un cambio en lo que los keynesianos llaman espíritus animales: la
las economías capitalistas maduras se vengan abajo en 2008? incertidumbre sobre el futuro de repente se había generalizado (había
Con estos comentarios, queda claro que la economía convencional una “falta de confianza”, como nos dicen cada día los expertos en cien-
no predijo la crisis (e incluso rechazó que pudiera tener lugar), no pudo cias empresariales en los medios).
explicar cómo llegó el gato a subirse al árbol, y ahora no tiene ninguna El motivo que ha provocado esta falta de confianza no tiene impor-
respuesta clara sobre lo que hay que hacer para bajarlo, aparte de decir tancia; la cuestión es lo que hacemos ante esta realidad, dice Krugman.
que “no debería volver a pasar jamás”. Y explica: “La economía keynesiana se basa fundamentalmente en la
¿Cómo hacemos que el gato baje del árbol, entonces? Bien, según idea de que la macroeconomía no es un juego moral; las depresiones
Stiglitz, la economía convencional dispone de las herramientas para re- son básicamente un problema técnico.”** La tarea de los economistas,
solver las crisis recurrentes del capitalismo y hacer que el sistema fun- pues, es simple: “Hay que encontrar la manera de solucionar el pro-
cione “una vez que transformemos nuestros modelos imperfectos”. Pero blema técnico.” |
para esto hace falta alguna forma de intervención gubernamental que Para Krugman, las crisis capitalistas se podrían corregir (si no evitar)
sea algo más que una mera política monetaria por parte de la Fed, Por de no ser por la locura obstinada e ideologizada de la mayoría de los

102 103
economistas y políticos, que quieren reducir el gasto gubernamental en
esta caída”. Por lo tanto, no se trata solo de un magneto que no fun-
vez de aumentarlo. Para él, la crisis no se debe a ningún defecto funda-
elona. Basándose en las ideas de Minsky, Krugman plantea el problema
mental del modo capitalista de producción, sino que se trata, utilizando
del sector financiero: los agentes financieros se arriesgan cada veiads
una imagen usada por Keynes, de un problema en el magneto del coche:
para ganar dinero, y para ello se endeudan cada vez más. Esta situación
“La cuestión es que el problema no está en el motor económico, que es
ex inherente a un sector financiero no regulado, que se vuelve vulnerable
tan potente como siempre. En realidad, lo que tenemos es básicamente
sl las cosas se tuercen. Así, la economía puede tener un momento
un problema técnico, un problema de organización y coordinación, un
Minsky”, cuando los endeudados no pueden devolver el dinero y los
lío colosal”, como dijo Keynes. Si se soluciona este problema técnico, la
prestamistas dejan de ofrecerlo. Krugman dice que “cualquier cosa
economía se pondrá en marcha con un rugido.” Según Krugman, al
puede desencadenar esta situación”. Una vez iniciada la caída, los is
modo capitalista de producción no le pasa nada: solo necesita un nuevo talistas y las familias intentan reducir sus deudas, o desapalancarse, y €
componente eléctrico, no hace falta cambiar todo el motor. Sin em-
hecho de que dejen de gastar hunde todavía más la economía (como en
bargo, el nuevo componente no llega, a causa del lío colosal de medidas
el caso de la cooperativa de cuidado de niños). La economía se cóntrac
políticas en el que se han metido los economistas y los políticos.
más rápido de lo que se reduce la deuda, y se entra en una “deflación
La Gran Recesión sucedió porque “sufrimos una grave falta de de- de la deuda”, como explicaba en los años treinta el economista Irving
manda global”. O sea que es obvio: solo hace falta crear más demanda. Fisher (véase el capítulo 3 sobre la Gran Depresión). Entonces, los deu-
Según Krugman, la falta de demanda se debe al acaparamiento de di- dores no pueden gastar y los acreedores dejan de prestar.
nero. Krugman pone de ejemplo una cooperativa de cuidado de niños.
De manera que no es tan simple como se nos decía al principio.
En un determinado momento, la gente, en vez de gastar los vales que
De hecho, la cosa es bastante complicada. Krugman dice que hay una
tiene para servicios de cuidado de niños, empieza a guardarlos, y cada
paradoja (de la deuda), porque, aunque “el origen de la crisis” fue el
vez hay menos vales disponibles. De una forma similar, las empresas,
exceso de deuda, ahora debemos endeudarnos todavía más en vez de
en vez de invertir su dinero, o las familias, en vez de consumir, empiezan
desapalancarnos, o nos sumiremos en una larga depresión cómo la de
a ahorrar (por alguna razón subjetiva e irracional desconocida), y eso
los años treinta. Podemos resumir los factores causales según Krug.
crea la falta de demanda. Krugman explica: “Colectivamente, los habi-
man; la desregulación del sistema bancario de EEUU bajo una serie
tantes del mundo quieren comprar menos cosas de las que son capaces
de administraciones, que condujo a una toma de decisiones demasiado
de producir, y gastan menos de lo que ganan. Esto es posible para un
arriesgada, la especulación y un atracón de crédito junto con la el
individuo, pero no lo es para el mundo que nos rodea. Y el resultado es o
regulación e inestabilidad financiera que transformaron el que
que nos rodea la devastación.” Podemos salir de este desastre aumen- (en palabras
del capital de un país en el subproducto de un casino
tando la oferta de dinero. Para hacerlo, los gobiernos y los bancos cen-
de Keynes).
trales deben actuar para salir de la trampa de liquidez (el acaparamiento
de dinero).* Más allá de las inyecciones monetarias, la respuesta a la depresión
actual es más gasto gubernamental. Lo que cambió el rumbo de las cosas
Pero parece que no es tan sencillo como indican estas palabras de
en la Gran Depresión fue un aumento masivo del gasto esencias!
Krugman. Aunque él sostiene que lo que quiere discutir es lo que hay
en armamento antes de los ataques de Pearl Harbor, según Krugman. :
que hacer para salir de la depresión, no puede dejar de hablar de cómo
En un apéndice de su libro, Krugman considera los datos que indican
caímos en ella. En el capitalismo hay un problema más allá de la simple
que el gasto gubernamental en armamento es la forma de salir de P
falta súbita de demanda: el crecimiento de una deuda excesiva en el sec-
depresión. Señala que el gasto militar de la Segunda Guerra Mun
tor privado de la economía “que presuntamente se halla en el origen de
en realidad fue “decepcionante” como impulsor del crecimiento, por

104 105
a :
culpa del “raci onamiento y las limitNS
aciones a la construcción privada”.
La guerra de Corea también fue poco eficaz en ese senti precios de las viviendas dejan de aumentar lo suficiente para cubrir el
do porque “los pago de la deuda, puede darse una aversión súbita al riesgo y un deseo
impuestos se habían elevado drásticamente”.
de desapalancar: esto es lo que ahora se ha descrito como “momento
¿Son las guerras la única manera de hacer que los gobie
rnos lleven a Minsky”, como sucedió en 2007.
cabo grandes inversiones? Según Krugman, “la respue
sta, por desgracia, Los seguidores de Minsky están de acuerdo en que la Gran Recesión
es que así es. Los grandes programas de inversión
rara vez ocurren ex- no siguió la descripción de una crisis financiera hecha por su mentor,
cepto en caso de guerra o cuando hay amenaza de guerra.” Por
lo tanto pero sostienen que la forma en que Minksy consideraba una economía
o keynesianismo de guerra o nada.
es la mejor para revelar la causa de la Gran Recesión: se trata de un co-
lapso procíclico del crédito en una economía dominada por el sector fi-
Demasiado crédito: Minsky, Keen y los austríacos nanciero. El riesgo sistémico en el sector financiero acaba produciendo
Minsky, una figura casi desconocida antes de la crisis una deflación de la deuda.
(aunque ahora Como dijo Minsky: “No cabe ninguna posibilidad de que arreglemos
es alabado en los círculos keynesianos de izquierdas),
sostenía que Key-
nes había mostrado que el capitalismo era inestable y esto definitivamente. Tras haber probado una serie de reformas, la ines-
tenía tendencia al tabilidad aparecerá de nuevo bajo una nueva forma.” De manera que la
colapso: “la inestabilidad es un defecto intrínseco e inevi
table del capi- estabilidad no dura para siempre, y las crisis siempre vuelven.
talismo.” Esta inestabilidad residía en el sector finan
ciero: “El defecto
existe porque el sistema financiero, que es necesario para La teoría de Minsky ha sido ampliada por el economista australiano
la vitalidad y
el vigor del capitalismo y que transforma los espíritus Steve Keen, que ganó el Revere Award de economía por ser la primera
animales empren-
dedores en inversiones de demanda efectiva, contiene el persona capaz de predecir la crisis del crédito. Su razonamiento es que
potencial para
una expansión desenfrenada, impulsada por un boom de el crédito privado se acumula más allá del crecimiento “natural” de la
inversión.”2
Para Minsky, no hay ningún fallo en el proceso de economía productiva, y cuando la brecha entre la producción y la in-
producción capi- versión reales es tan grande, se convierte en una bomba de relojería a
talista —la economía real-, sino solamente en la “neutralid
ad” del dinero punto de estallar. Para Keen, “el capitalismo es intrínsecamente defec-
y la intermediación financiera entre la producción y el
consumo. Á me- tuoso, por su tendencia a los booms, las crisis y las depresiones. Esta
dida que la deuda se acumula, produce incertidumbre
e inestabilidad. inestabilidad, en mi opinión, se debe a las características que debe tener
Hay tres tipos de prestatarios: los de cobertura, los espec
ulativos y los el sistema financiero para adecuarse al capitalismo plenamente desarro-
tipo Ponzi. Los primeros piden prestado y devuelven
tanto los intereses llado.”?
como el principal; los segundos pagan solamente los
intereses y confían
en la subida de los precios de los activos para pagar el Keen sostiene que la clave de las crisis en el capitalismo es un exceso
principal; el tercer
grupo solo paga los intereses mediante nuevos préstamos. de crédito o de deuda privada. El sistema financiero moderno trata de
En un boom, el primer grupo de prestatarios se reduc expandir el crédito para obtener mayores ganancias, y esto conduce a
e proporcio- una especulación financiera de tipo Minsky. A medida que los bancos
nalmente respecto a los otros dos, que suben, aumentan
do el riesgo de especulan en tipos de activos cada vez más arriesgados (acciones, bonos,
inestabilidad cuando la pirámide de la deuda empieza
a desmoronarse. propiedades) el crédito privado se dispara. Esto crea una demanda extra
El desencadenante real de la crisis de la deuda puede
estar en el mercado en la economía, que al final no puede ser satisfecha. Cada vez más, los
inmobiliario, como en 2007, o en las acciones, como
en 2000. Cuanto créditos se solicitan solo para cubrir los créditos anteriores, en un mo-
mayor sea la confianza en el apalancamiento y la deuda
para financiar delo de tipo Ponzi. Al final, todo el castillo de cartas se desmorona y el
las inversiones, más probabilidades habrá de un colap
so. Cuando los capitalismo entra en una caída.

106
107
Keen dice que la mejor manera de examinar la “demanda agregada”
La escuela austríaca de economía queda fuera de la corriente con-
keynesiana en una economía capitalista moderna es mediante el cálculo
vencional. Los austríacos empiezan con micropremisas. No se trata
de la ratio entre deuda privada y renta nacional. Si se modifica de esta
como en la teoría neoclásica de unos agentes humanos racionales y ple-
forma la “demanda” se obtiene un mejor indicador de cuándo se acerca
namente informados, que maximizan su provecho y sus beneficios. Al
una crisis. La ratio deuda privada/PIB para EEUU tiene forma de palo
contrario: las acciones humanas se basan en la especulación, y no es po-
de hockey (véase la Figura 5.3), con un ascenso pronunciado más o
rlble tener garantías de éxito al invertir. Según Carl Menger, el fundador
menos a partir de 1982, en lo que es un indicio revelador de que se ave-
de esta escuela de pensamiento, cuanto más alejados estén los resultados
cina una crisis, con una forma similar a las gráficas que se utilizan para
de una inversión, más difícil es estar seguro de su éxito. Por eso resulta
alertar de los riesgos del calentamiento global en el debate del cambio
más fácil estimar las ganancias de una inversión en bienes de consumo
climático.
Inmediato que las que se necesitan para los bienes de capital. El ahorro
Figura 5.3 ex una decisión más especulativa que el consumo, porque lo que se es-
Ratio entre la deuda del sector privado y PIB (en %) de EEUU, pera es obtener unas mayores ganancias en el futuro.
1952-2009 Los austríacos consideran que el coste de este ahorro se puede medir
y través del tipo de interés del mercado, que pone precio al tiempo que
350 debe transcurrir para obtener un rendimiento futuro a partir de los aho-
300
tros de hoy. Las crisis económicas no ocurrirían si no fuera por la inter-
lerencia de los bancos centrales y los gobiernos en la fijación de este tipo
250
de interés.
od Forma de palo de hóckey La fase de boom en el ciclo económico tiene lugar porque el banco
150 central proporciona más dinero del que el público quiere obtener con
ese tipo de interés, de manera que dicho interés empieza a caer. Los fon-
100
dos disponibles exceden la demanda, y entonces empiezan a utilizarse
AAA A — AAA -d-q—2 +A AAA
ARETES en áreas no productivas, como sucedió en el boom del mercado inmo-
biliario de 2002-2007. Estos errores cometidos durante el boom solo
Fuente: Reserva Federal de EEUU. quedan al descubierto en el mercado durante la caída.”
Desde un punto de vista austríaco, el colapso final del castillo de car-
tas construido a partir de la inflación (del crédito) representa, no un
“Para Marx, igual que para Fischer y Minsky, el elemento esencial fallo del capitalismo, sino un error en gran medida predecible de los
que conduce a la Depresión es la acumulación de deuda privada”, dice bancos centrales y de otras formas de intervención gubernamental. La
Keen. Según este autor, la aportación más distintiva de Marx es que el Gran Recesión fue producto de la creación excesiva de dinero y de las
coste del endeudamiento, el tipo de interés del mercado, está determi- tasas de interés artificialmente bajas causadas por los bancos centrales;
nado en general “por las expectativas medias de beneficios de la clase en este caso, el dinero se trasladó al sector inmobiliario. La recesión era
capitalista”. Keen rechaza, sin embargo, que la rentabilidad haya tenido necesaria para corregir los errores y la mala inversión causada por las in-
realmente un papel como causante de la crisis actual. La crisis es el re- terferencias en la determinación de los tipos de interés del mercado, y
sultado de una demanda insuficiente cuando las expectativas capitalistas es un intento de la economía de deshacerse de capital y fuerza laboral
con respecto a los beneficios no se satisfacen.?* en las áreas donde han dejado de ser rentables. Por mucho gasto guber-

108 109
namental y mucha interferencia que se produzcan, no se podrá evitar
ducción, en especial en el intercambio de dinero por trabajo ya través
esa corrección.
de la productividad de los trabajadores mediante el uso de los bienes de
Dentro de la escuela austríaca hay un consenso general sobre el hecho capital.
de que los ciclos económicos están causados principalmente por
una Menos conocido en el ámbito de los medios financieros, pero quizás
expansión del crédito y una contracción de los bancos centrales que
son más perspicaz en su análisis de las crisis, es William R. White, que pri-
periódicas. Estos ciclos no existirían en una economía “auténticame
nte mero estuvo en el Banco de Pagos Internacionales y ahora es el director
de libre mercado”. Si fueran los capitalistas los que tuvieran la
libertad del Comité de Revisión Económica de la OCDE. Para White, los eco-
de hacer sus propios pronósticos y sus inversiones basándose en
los pre- nomistas convencionales han pasado por alto el ingrediente principal
cios del mercado, en vez de los burócratas, no habría ciclos económicos.
que conduce a una crisis sistémica: la acumulación de deuda. Basándose
Los ciclos se deben a la manipulación del crédito por parte de las insti-
en los argumentos de los austríacos y de Minsky, White critica lavisión
tuciones estatales. Este punto de vista difiere del de la escuela
neoclá- tradicional keynesiana de la economía como una serie de flujos, e insta
sica/monetarista, que considera que las recesiones son interrupcion
es a los economistas a concentrarse en el balance económico y sobre todo
menores del crecimiento causadas por imperfecciones en la información
en la cantidad de deuda.
del mercado o los mercados, en vez de colapsos causados por booms
de Para White, queda demostrado que la teoría de las expectativas ra-
crédito artificiales.
cionales de la escuela neoclásica es errónea con el hecho de que los pre-
Como dice Krugman hablando de la escuela austríaca, estos econo-
cios de los activos puedan distanciarse tanto de los valores subyacentes.
mistas creen que una recesión es como una resaca después de una noche
Si el mercado es tan eficiente, ¿cómo es posible que el desempleo y los
de borrachera. Según los austríacos, introducir más crédito en la
eco- precios de muchas mercancías clave, como la energía, no se ajusten?
nomía para resolver una recesión es como dar más alcohol a una person
a Tampoco está satisfecho en absoluto con el pensamiento keynesiano, al
ebria.
menos con sus ideas convencionales: “Nunca han sido buenos en el pro-
Pero si se dejara que el mercado determinara el tipo de interés y nóstico de los puntos de inflexión del ciclo económico.”**
se
permitiera a los capitalistas que tomaran decisiones de inversión sin
las Según White, la crisis es tanto financiera como real: “La preocupa-
ataduras o la mala intervención del estado, ¿se acabaría entonces con
el ción añadida de que la debilidad del sistema financiero repercuta en la
ciclo de boom y caída? Los austríacos señalan perspicazmente que puede
economía real mediante unas condiciones de crédito más rígidas same
aparecer una burbuja de crédito que extienda artificialmente un boom
bién alimenta la percepción de que se trata solo de una crisis financiera.
más allá de todo crecimiento basado en los valores reales. Este boom
de "ara él, una crisis de crédito solo se convierte en una crisis si setransmite
crédito puede ser una creación del gobierno y los bancos centrales, deses-
a la economía real, como, por ejemplo, de la contracción del crédito a
perados por mantener el crecimiento cuando los beneficios parece
n ira la Gran Recesión.* Esto es cierto, sin duda: no todas las crisis financie-
la baja o el consumo y la inversión se debilitan.
ras conducen a contracciones económicas o caídas; aunque todas las cal-
Para los austríacos, la respuesta al ciclo de boom y caída es prescindir das conducen a crisis financieras. White no ofrece ninguna explicación
de los estímulos de los bancos centrales y el estado y dejar que los sobre cómo se da este proceso desde lo financiero hasta lo real.
mer-
cados fijen el tipo de interés. Pero ¿es el tipo de interés la fuerza im-
Lo que White y la escuela austríaca no explican es por qué el “exceso
pulsora de la inversión capitalista y la etiqueta del precio que buscan
de crédito” acaba por fracasar. Parece que hay un punto en el que el cré-
los capitalistas para tomar decisiones? Como explicó Marx, el interés
es dito pierde su poder de tracción sobre el crecimiento de la economía y
solamente una parte de la plusvalía, y esta última es un factor clave
para los precios de los activos y entonces, sin causa aparente, el crecimiento
la inversión. El valor y la plusvalía se crean durante el proceso de
pro- se colapsa. Los austríacos ignoran el defecto fundamental del proceso
110
111
capitalista identificado por Marx en su ley de la rentabilidad. Esta hipótesis de Stiglitz ha sido defendida por Anthony Atkinson y
Para los austríacos y las escuelas de la economía convencional no Salvatore Morelli, que creen que “ante el estancamiento de los salarios
existe ningún problema en la producción capitalista centrada en la ob- reales, las Familias de la parte más baja del espectro se endeudaron para
tención de beneficios: el problema reside en la información imperfecta mantener un nivel de vida al alza”, y “este endeudamiento acabó siendo
y los mercados imperfectos (escuela neoclásica), la falta periódica de de- insostenible, y condujo a la bancarrota y a la presión sobre unas insti-
manda efectiva debido al acaparamiento mercantilista y/o a la volatili- tuciones financieras desbordadas.”% Roubini también ha afirmado que
dad de los espíritus animales (keynesianismo), o al exceso de crédito obra la causa principal de la crisis capitalista es la desigualdad creciente.
del estado (austríacos). Ninguna de estas escuelas de pensamiento tiene Robert Reich, del sector de la izquierda del Partido Demócrata, tam-
nada que decir sobre la naturaleza defectuosa de la organización social bién apunta a la desigualdad como causa de las crisis:
de la producción.
A los ricos les va mejor con una participación más pequeña
Los poskeynesianos: demasiada desigualdad en una economía de crecimiento rápido que con una gran par-
Muchos economistas de la izquierda y algunos entre los convencio- ticipación en una economía que apenas crece [...]. Unos impues-
tos más elevados a los ricos para financiar inversiones públicas
nales creen que los ingresos limitados de los grupos de renta más baja
mejoran la productividad futura [...]. Todos nosotros ganamos
causaron la Gran Recesión, porque el consumo y la “demanda efectiva”
con estas inversiones, también los ricos. Una prosperidad am-
se debilitaron, y porque las familias se tuvieron que endeudar más para
pliamente repartida no solamente es compatible con una eco-
compensar la falta de crecimiento de sus salarios.* nomía sana que beneficie a todo el mundo, sino que es esencial
Este es el punto de vista de muchos economistas poskeynesianos, y para tenerla. Esto no son disparates de izquierdas. Es sentido
también de algunos marxistas e incluso de economistas convencionales común. Y la gran mayoría de la gente tiene sentido común.”
como Stiglitz o el actual director del banco central de la India, Rag-
huram Rajan.* Hay un sinfín de libros populares que sostienen que la
Michael Dumhoff y Romain Ranciere, del FMI, sostienen que “los
desigualdad es la causa de todos nuestros problemas.*
largos periodos de ingresos desiguales impulsan a los ricos a contraer
El economista poskeynesiano James Galbraith,” hijo del famoso eco- deudas, aumentando el riesgo de grandes crisis económicas.””" Según
nomista keynesiano del “New Deal” J. K. Galbraith, afirma que “a me- estos autores, algo ocurre que hace que se estanquen los ingresos de los
dida que Wall Street se crecía para dominar la economía de EEUU, las trabajadores de rentas medias y bajas, mientras que las familias de rentas
desigualdades de ingresos y salarios en el país empezaron a bailar al altas adquieren más activos de capital. Esto hace que aumenten los aho-
ritmo del ciclo del crédito.” Galbraith sostiene que el crecimiento del tros de las familias ricas en relación con las de ingresos más bajos. Para
sector financiero fue el eje de transmisión que conectaba la desigualdad evitar la disminución de su nivel de vida, la clase media se endeuda más.
con la inestabilidad económica, Las innovaciones financieras, incluyendo nuevos tipos de titularización,
Stiglitz mantiene la misma posición: “La desigualdad creciente en la aumentan la liquidez y disminuyen el coste de los fondos que se ponen
mayoría de los países del mundo ha significado que el dinero ha pasado a disposición de los prestatarios.”
de los que se lo hubieran gastado a aquellos que son tan ricos que, por Las pruebas a favor de esta tesis siguen siendo cuestionables. Como
mucho que lo intenten, no pueden gastárselo todo.” Entonces, esta dice Krugman, “no hay ninguna razón para asumir que la desigualdad
abundancia de liquidez “contribuyó al apalancamiento imprudente y a extrema llevaría necesariamente al desastre económico”. Michael Bordo
. * ” E

la toma de decisiones arriesgadas que forman la base de esta crisis.” y Christopher Meissner, del Banco de Pagos Internacionales, analizaron

112 113
los datos y concluyeron que la desigualdad no parece ser una causa de
Irelnta años y que podría haber perjudicado al crecimiento (o, al me-
las crisis. Los booms de crédito conducen casi siempre a crisis finan-
hos, que una reducción de la desigualdad no lo socavarfa), y Otra cosa
cieras, pero la desigualdad no conduce necesariamente a booms de cré-
muy distinta es afirmar que la desigualdad explica l crisis del crédito
dito.* y la Gran Recesión. El error teórico de este razonamiento es que asume,
Edward Glaeser también señala que, según algunos estudios de la vomo hacen los keynesianos, que el defecto fundamental del capita-
economía estadounidense, los precios de las viviendas en varias partes llsmo se halla en el lado de la demanda. Dado que mucha gente tenía
del estado no siempre aumentaron allí donde la desigualdad de renta una renta insuficiente para consumir, la población se endeudó para
era mayor? Esto pone en entredicho la afirmación de que la desigual- obtener dinero con el que mantener su nivel de vida. Las conclusiones
dad de ingresos estaba hinchando la burbuja inmobiliaria.ó Además, son radicalmente diferentes si el problema se traslada al lado de la
la desigualdad era más elevada en dos de los seis casos en los que se vlerta. Desde este enfoque, el aumento de la desigualdad es más un
identificó una crisis, exactamente la misma proporción observada en Hntoma que una causa de la debilidad económica. Con la aparición
los 15 casos en los que no se identificó ninguna crisis. El think-tank de la burbuja de activos, los ricos se hicieron más ricos, pero lo impor-
británico Resolution Foundation publicó un estudio de Paolo Lucchi- tante es que la economía subyacente distaba mucho de estar en buena
no y Salvatore Morelli que evaluaba todos los datos empíricos sobre forma.
esta cuestión. Decidieron que “de momento, los esfuerzos por validar
En ningún momento hemos oído decir que las caídas de los años se-
empíricamente la relación sugerida entre desigualdad y crisis no han
tenta y ochenta fueran causadas por una desigualdad creciente de in-
sido concluyentes”.*”
presos o riqueza. En realidad, muchos economistas convencionales y
Lo que ha dado alas a los defensores de esta teoría de la desigualdad heterodoxos sostenían lo contrario: que habían sido causadas por el
fue un artículo de algunos economistas del FMI,% que sostenía que no aumento de los salarios a expensas de los beneficios en larenta nacional
solamente la desigualdad es mala para el crecimiento económico, sino total.*! Así, parece que la causa subyacente de las crisis capitalistas puede
que la redistribución de la riqueza no lo socava. Con esto quedaba re- variar. El problema con este enfoque ecléctico es que el elemento causal
futada la teoría del “efecto goteo” sobre el crecimiento y la desigualdad se vuelve incierto: ¿es que los salarios crecieron a expensas de los bene-
que defendían los apologistas neoclásicos del capitalismo, que creían ficios, como en los años setenta, o es que los bajos salarios llevaron a un
que el libre mercado aceleraría el crecimiento económico, por lo que crédito excesivo en la década de 2000, y después al colapso de la de-
todo el mundo saldría ganando, ya que, a medida que los ricos prospe- manda en 2008?
raran, sus ganancias se transmitirían a los menos ricos a través de un
El razonamiento de la desigualdad está ligado a otro de Minsky y
aumento del empleo, de más inversiones por parte de los ricos, etc.”
Keen, que sostienen que la gran crisis financiera fue causada por una
Esta conclusión no es nueva; dos eminentes economistas especializados
deuda excesiva, principalmente en el sector privado. A medida que los
en la desigualdad en economías capitalistas, Emmanuel Saez y Thomas
salarios se mantenían bajos en Estados Unidos, las familias se vieron
Picketty, explicaban: “los países que han hecho grandes recortes en los
forzadas a endeudarse más para adquirir hipotecas o préstamos para
tipos impositivos de las rentas más elevadas, como Reino Unido o Es-
comprar coches y mantener su nivel de vida. Los bancos les animaron
tados Unidos, no han crecido a un ritmo significativamente superior
a hacerlo, concediendo préstamos de manera imprudente incluso a pres-
respecto a los países que no los han hecho, como Alemania o Dinamarca
tararios subprime. Como sabemos, al final, este endeudamiento se volvió
[...]; desde los años setenta, hemos visto décadas de una concentración
demasiado pesado para sostenerse frente a los precios crecientes de las
creciente de la renta con un crecimiento mediocre,”%
viviendas o sobre la precaria base de unos ingresos medios, y todo el
Una cosa es reconocer que la desigualdad ha crecido en los últimos castillo de naipes acabó derrumbándose.

114 115
El destacado economista poskeynesiano Engelbert Stockhammer, de trucción de la función sindical, la privatización de los bienes estatales,
la Universidad de Kingston, sostiene que los desequilibrios económicos
la liberalización de los mercados al consumidor, la desregulación indus-
que causaron la crisis actual deberían concebirse como el resultado de
trial y la reducción de los impuestos corporativos, entre otras medidas;
la interacción entre los efectos de la desregulación financiera y los efectos
en resumen, la agenda neoliberal.
macroeconómicos de la desigualdad creciente.2 En este sentido, la desi-
gualdad creciente debería ser considerada como una de las raíces de la El economista francés Thomas Piketty es uno de los principales ex-
presente crisis. La desigualdad creciente provoca una presión a la baja pertos en el crecimiento de la desigualdad de ingresos y riqueza en las
sobre la demanda agregada, ya que los grupos de renta baja tienen una prandes economías. Su obra magna, El capital en el siglo XXI, describe
elevada propensión marginal al consumo. La mayor desigualdad ha lle- el enorme aumento de ingresos y riqueza amasados por el 1 por ciento
vado a una deuda familiar más elevada, porque las familias de clase tra- más rico de la población. Piketty considera que la razón principal de
bajadora han intentado mantenerse a la altura de las normas sociales de este aumento no es que los ingresos derivados de los salarios o el trabajo
consumo a pesar del estancamiento o la caída de los salarios reales, y hayan aumentado, sino que los ingresos de capital han aumentado enor-
por otro lado ha aumentado la propensión especulativa, ya que las fa- memente: con los dividendos crecientes de las acciones, las ganancias
milias más ricas tienden a disponer de activos financieros de mayor de capital obtenidas de comprar y vender acciones, las rentas de pro-
piedad y las ganancias obtenidas de la compraventa de propiedades, los
riesgo que los otros grupos.
intereses de los préstamos y los bonos, etc. En otras palabras, la desi-
Para Stockhammer, las economías capitalistas se rigen por los salarios
pualdad creciente es el resultado de la explotación creciente del valor
o por los beneficios. En un sistema de demanda regido por los salarios,
creado por los trabajadores, del que se han apropiado los mayores ban-
los incrementos en la participación salarial conducirán a una mayor de-
queros, jefes ejecutivos corporativos y accionistas. Esto sugiere que la
manda agregada, cosa que ocurrirá si el efecto positivo del consumo es
desigualdad es un resultado de una tasa de plusvalía elevada, y no su
superior al efecto negativo de la inversión. En un sistema de demanda
causa.* Ha tenido lugar un aumento de la desigualdad de riqueza por-
regido por los beneficios, los incrementos en la participación de los sa-
que la participación del capital en la renta nacional ha crecido, no al
larios producirán un efecto negativo sobre la demanda agregada. Los pos-
revés,
keynesianos creen que las economías capitalistas están regidas por los
salarios. Así, cuando hay un declive en la participación salarial, como ha La teoría de las crisis centrada en la desigualdad no es una explicación
coherente. Solo parece adecuarse a la crisis actual, pero no a las anterio-
venido ocurriendo desde los ochenta, la demanda agregada de una eco-
nomía capitalista se reduce, y al final hay una caída. El sector bancario res. Parece que solo se ajusta a la situación de algunas economías capi-
aumenta el riesgo de que esto pase con sus actividades especulativas. talistas, como Estados Unidos y Reino Unido, pero no a Europa o a
Japón, donde la desigualdad es más reducida pero la crisis es peor.
Stockhammer diría que, en los setenta, las economías capitalistas es-
taban regidas por los beneficios, pero ahora es al revés; de manera que
cada crisis tiene una causa distinta. ¿Qué falta? Los beneficios
Pero ¿cómo pasó una economía capitalista de estar regida por los be- ¿Qué se echa de menos en todos estos análisis de las causas de las cri-
neficios a estar regida por los salarios? Quizás la desigualdad creciente sis? El papel de los beneficios. Los economistas keynesianos contem-
es el resultado de las crisis de los años setenta y ochenta. En realidad, es poráneos suelen ignorar la otra sugerencia de Keynes respecto a la causa
el resultado del esfuerzo fructífero para elevar la rentabilidad durante de las crisis capitalistas, a saber, una “eficiencia marginal del capital”
los ochenta y los noventa a través de un aumento de la tasa de plusvalía decreciente, en lo que constituye el elemento más cercano, dentro de
mediante el desempleo, la destrucción de los derechos laborales, la obs- su modelo neoclásico de los “rendimientos decrecientes”, al análisis de

116
117
Marx de la rentabilidad decreciente en el proceso de producción del ca-
neficios empresariales. Y, sin embargo, en mi opinión, no hay nada que
pital. Keynes escribió: “Una explicación de la crisis más típica, y a me-
pueda recuperar los beneficios empresariales sin recuperar primero el
nudo la predominante, es que no se trata fundamentalmente de una
volumen de inversión.”
elevación del tipo de interés, sino de un colapso súbito de la eficiencia
marginal del capital.” Pero si la inversión es la variable independiente, ¿qué es lo que causa
una caída en la inversión? Se trata de un agotamiento de los espíritus
Sin embargo, para Keynes, lo que causa una crisis es el optimismo
animales entre los empresarios o de falta de confianza. Al menos,
excesivo de los emprendedores respecto a los beneficios potenciales en
Minsky atribuyó un papel a los beneficios:” “A pesar de la mayor com-
relación con el tipo de interés de aquel momento. De manera que el
plejidad de las relaciones financieras, el determinante clave del compor-
problema no es la tasa de beneficio en sí misma, sino las expectativas
tamiento del sistema sigue siendo el nivel de beneficios.” Sin embargo,
imprevisibles de que será lo suficientemente elevada para justificar el
proseguía Minsky, la inversión depende de “la naturaleza subjetiva de
tipo de interés actual. Entonces, si no lo es, puede darse una crisis. La
las expectativas respecto al curso futuro de la inversión, y de la deter-
crisis es el resultado de unos malos razonamientos, que no se basan en
minación subjetiva, por parte de los banqueros y sus clientes empresa-
la tasa de beneficio real en relación con la necesaria reproducción del
riales, de la estructura de obligaciones adecuada para financiar las
capital, como diría Marx. La “eficiencia marginal del capital” expresa
posiciones de diferentes tipos de activos de capital.” Así, los beneficios
las ganancias derivadas de ese factor de producción a medida que este
dependen de las expectativas, y las crisis resultan de unas expectativas
se acerca al equilibrio. De manera que no hay ningún defecto en el
modificadas por los especuladores financieros, no de la rentabilidad del
proceso de producción bajo el capitalismo. El problema está en el sector
capital.
financiero, donde el tipo de interés no se corresponde con la rentabi-
lidad.
En sus obras, Keynes deja de lado este análisis original de los bene- Las macroidentidades: la inversión y los beneficios
ficios y se centra, en su análisis de las crisis, en fluctuaciones más a Keynes quería centrarse en la macroeconomía a través de sus identi-
corto plazo en el sector financiero. En este caso, lo subjetivo triunfó dades clave de contabilidad nacional, ¿De qué identidades se trata?
sobre lo objetivo, y los beneficios como categoría económica objetiva Kenta nacional = Gasto nacional. La renta nacional puede entonces des-
pronto desaparecieron del mapa; es por eso que los seguidores contem- plosarse en Beneficios + Salarios; y el Gasto nacional se puede desglosar
poráneos de Keynes se centran casi exclusivamente en sus macroiden- en Inversión + Consumo. De manera que Beneficios + Salarios = Inver-
tidades para buscar una explicación de las leyes de funcionamiento del són + Consumo, Si asumimos que todos los salarios se gastan en consu-
capitalismo. mo sin ahorrar nada, tenemos que Beneficios = Inversión.
Para los keynesianos ortodoxos, las caídas se deben a un colapso de Pero hay un problema. Esta identidad no nos dice la dirección causal
la demanda agregada o efectiva en la economía (que se manifiesta con que nos puede ayudar a desarrollar una teoría.
un declive de inversión y consumo). Este declive en inversión conduce Como dice Krugman, “las identidades contables te dan una infor-
a una disminución del empleo y, por lo tanto, a menos ingresos. La de- mación limitada. El que afirme que las identidades le dicen todo lo que
manda efectiva es la variable independiente, y los ingresos y el empleo
habe, sin un modelo real de cómo funcionan las cosas, solo hace mala
son variables dependientes. En este planteamiento, los beneficios y la
economía.” En la dirección causal de estas identidades contables, Marx
rentabilidad ni se mencionan. La inversión crea beneficios, no al revés. se aleja de Keynes. Antes que los ahorros y la inversión tenemos la ge-
Este es el punto de vista de Keynes: “No hay nada, obviamente, que neración de beneficios (o plusvalía) proveniente de la actividad de los
pueda recuperar el empleo sin que se recuperen en primer lugar los be- trabajadores en el proceso de producción. La economía marxista dice

118
119
que no es la irracionalidad especulativa de los inversores sino el movi- q hay personas a quienes generalmente no
lhuente de beneficios, porque
miento objetivo de los beneficios lo que decide si los propietarios de lex _ gusta p pensar q que el y gobierno es una 8 gran fuente de beneficios para
estos beneficios invierten más o menos. el sector privado.””* Esas personas tienen razón. El gobierno no es una
James Montier explica la interpretación de Keynes-Kalecki: “Se trata, huente de beneficios. Los beneficios no provienen de la inversión ni del
por supuesto, de una identidad, de un truismo por la forma como está sto gubernamental, eso no tiene sentido. En realidad es lo contrario.
construido. Sin embargo, se puede interpretar añadiendo una cierta cau- Los beneficios p provienen del trabajo no remunerado de los trabajadores
salidad. Al fin y al cabo, los beneficios son residuales: son lo que queda y se distribuyen a los accionistas, al gobierno y a extranjeros, y lo que
después de haber pagado los factores de producción.” queda se reinvierte. Los dividendos provienen de los beneficios, y no a
De manera que para Keynes y Kalecki, la dirección causal es simple- la inversa, como Roche quiere hacernos creer.
mente que la inversión crea beneficios, Pero ¿cuál es la causa de la in- Según la ecuación de Keynes-Kalecki, Beneficios = Inversión — Aho-
versión? Las decisiones subjetivas de emprendedores individuales. ¿Qué ros (no capitalistas). Los ahorros se pueden dividir en tres partes: los
influye en sus decisiones? Los espíritus animales, o las expectativas va- de las familias, los de los gobiernos y los de los capitalistas extranjeros.
riables respecto a las ganancias que proporcionará la inversión, etc. Vol- 5 las Familias ahorran más (como tienden a hacer en un declive econó-
vemos al enfoque subjetivo de la escuela neoclásica, donde se mantiene mico) y aumentan los ahorros extranjeros (en otras palabras, el déficit
Keynes. die la economía nacional con el resto del mundo aumenta), entonces la
Montier continúa: “La inversión impulsa a los beneficios porque Inversión será más baja, y los beneficios también. Sin embargo, hay un
cuando una empresa o una familia deciden invertir en un activo real, elemento de rescate: los ahorros del gobierno, o, para ser más exactos,
compran efectivamente un bien a otra empresa, creando beneficios para el no-ahorro del gobierno. Si el gobierno incurre en un gran déficit pre-
DEA E :
esa entidad.””' Parece, pues, que los beneficios provienen de comprar iupuestario, es decir, deja de ahorrar, puede dar un impulso a la inver-
cosas (consumo), y no de la plusvalía creada en el proceso de trabajo, sión y por lo tanto a los beneficios. De hecho, si aplicamos la ecuación
como sostenía Marx. de beneficios de Kalecki a Estados Unidos a día de hoy, parece que los
Este razonamiento lo expone todavía más explícitamente la sede cen- heneficios dependen del no-ahorro o endeudamiento neto del gobierno.
tral de la economía de Minsky, el Jerome Levy Forecasting Center.” Sin él, los beneficios caerían. Por lo tanto, la última cosa que debería
Los autores de un artículo afirman que la ecuación de los beneficios hacer el capitalismo es recortar el gasto gubernamental,
identifica las “fuentes de beneficios = inversión, ahorros no empresaria ¿Qué ocurre si invertimos la dirección causal, siguiendo a los mar-
les (familias), dividendos e impuestos sobre los beneficios.” De qué ma- xistas? Ahora, la inversión en una economía depende de los beneficios.
nera los impuestos sobre los beneficios pueden ser una “fuente” de Si los beneficios son constantes en la ecuación y no pueden incremen-
beneficios en vez de un resultado es un misterio. El hecho de que los tarse, entonces la inversión tampoco puede aumentar. Así, la inversión
dividendos sean una fuente de beneficios en vez de una parte de ellos capitalista (es decir, la inversión para obtener beneficios) dependerá de
también es extraño. De hecho, si se sustraen estos elementos y se asume la reducción del desvío de beneficios hacia el consumo capitalista y/o
que los trabajadores no ahorran nada, se vuelve a la inversión como de la restricción de la inversión no capitalista, a saber, de la inversión
fuente de beneficios. . gubernamental. De manera que el capitalismo no necesita no-ahorro
La identidad contable de Keynes-Kalecki fue recuperada reciente- gubernamental, sino más ahorro por parte del gobierno. De hecho, es
mente por otro keynesiano, Cullen Roche.” Según él, los beneficios lo contrario de la conclusión de las políticas keynesianas. El endeuda-
equivalen a la inversión menos lo que ahorran las familias y los gobier- miento gubernamental no impulsará a los beneficios, sino lo contrario,
nos. Roche admite que “es extraño pensar en el gobierno como una y lo que importa en el capitalismo son los beneficios.

120 121
Por lo tanto, el gasto gubernamental se convierte en algo negativo
pezar por los beneficios. Si los beneficios caen, los capitalistas dejan de
para la inversión capitalista, Este gasto no impulsará a la economía ca-
Invertir y se deshacen de trabajadores, los salarios disminuyen y el con-
pitalista porque, al privar al sector capitalista de una parte de sus bene-
humo se reduce, Entonces hay una falta de demanda efectiva, pero no a
ficios potenciales, se come parte de la rentabilidad. Incluso Kalecki se
causa de una caída en los espíritus animales o de una falta de confianza
percató hasta cierto punto de ello.?*
(una frase que oímos decir a menudo a los economistas), o ni siquiera
La cuestión clave para los marxistas son los beneficios. El enorme porque los tipos de interés sean demasiado altos, sino porque los benefi-
crecimiento de la deuda privada (medida en relación con el PIB) es elos son bajos. El problema está en la naturaleza de la producción capi-
claramente un muy buen indicador de que se está desarrollando una talista, no en el sector financiero.
burbuja de crédito, pero no es, por sí solo, un buen indicador de cuándo
Las políticas de austeridad que han aplicado la mayoría de los go-
va a estallar dicha burbuja. Algunos economistas de la escuela austríaca
biernos tras el declive económico no son una locura, como creen los
han intentado calcular cuándo puede llegar el momento crítico calcu=
keynesianos. Estas medidas derivan de la necesidad de reducir los costes,
lando la diferencia entre el crecimiento del crédito y el del PIB.7% La
en especial los costes salariales, pero también los impuestos y los costes
teoría marxista, sin embargo, proporciona una guía mucho mejor: el
de interés, y de la necesidad de debilitar el movimiento de los trabaja-
momento llegará cuando la tasa de beneficio empiece a caer; y, de forma
dores para poder aumentar los beneficios. Son unas políticas perfecta-
más inmediata, cuando los beneficios totales desciendan. Entonces, la
mente racionales desde el punto de vista del capital, y es por esta razón
enorme expansión del crédito que tenía que mantener elevada la renta-
que las medidas keynesianas no se aplicaron en absoluto en los años
bilidad ya no puede llevar a cabo su función.
treinta. El capitalismo solo salió de la Gran Depresión cuando la renta-
Para Keynes, Kalecki y Krugman, los beneficios y su origen son fac- bilidad aumentó, y eso fue cuando Estados Unidos pasó al modo de
tores irrelevantes para las crisis. La teoría del valor de Marx, basada en economía de guerra, controlando los salarios y el gasto y aumentando
los beneficios como el trabajo no remunerado de la clase trabajadora, los beneficios para los fabricantes de armas y otros mediante el esfuerzo
era, en palabras de Keynes (a su estudiante Michael Straight), “todavía de guerra. El capitalismo no necesitaba políticas keynesianas, necesitaba
peor que el crédito social como concepto económico. Era una compli- la guerra.
cada mistificación.””? Keynes consideraba Das Kapital como “un libro
La Gran Recesión solo fue el principio de lo que se ha convertido
de texto de economía obsoleto, del que no solo sé que es erróneo cien-
en una Larga Depresión, la tercera que ha experimentado el capitalismo
tíficamente, sino que además no tiene interés o aplicación alguna en el
en 135 años. Aquí es donde nos han llevado este capítulo y los anterio-
mundo moderno.” Las ideas de Marx se “caracterizaban [...] por la pura
res. La Larga Depresión de 1873-97, la Gran Depresión de 1929-41 y
falacia lógica”, una “doctrina muy ilógica y tediosa.”
la Gran Recesión de 2008-9 nos sugieren una causa común para estas
Keynes no necesitaba la teoría del valor ni la ley de la rentabilidad depresiones: la caída de la rentabilidad. Esto no significa negar el im-
de Marx para explicar las crisis capitalistas. Se trataba de “fallos técnicos” portante papel del crédito o la deuda en todas estas crisis y depresiones.
que se hallaban en el sector financiero de la economía, la parte “rentista” En el siguiente capítulo nos centraremos en una discusión más completa
de la distribución del valor o los ingresos de una economía, pero de nin- del papel de la deuda en la Gran Recesión y en la presente Larga De-
guna manera en sus sectores productivos. En el modo capitalista de pro- presión.
ducción en sí mismo no había ningún problema.
Keynes dijo que una crisis sucede por una falta de “demanda efec-
pas ¿
tiva”: una inexplic; able caída en la :inversión y el consumo, que hace que
los beneficios y los salarios disminuyan. Marx, al contrario, sugiere em-

122
123
Capítulo 6

La deuda importa

Dado que el pasivo de un individuo es el activo de otro, los cambios de apalancamiento


solo representan una redistribución de un grupo (los deudores) a otro (los acreedores)
[...] y no deberían tener efectos macroeconómicos significativos.
Ben Bernanke'

El crédito puede disociarse de la producción capitalista, y así sucede.”


El crédito es la base del capital ficticio, es decir, capital monetario avan-
zado por los títulos de propiedad de capital productivo y no productivo:
acciones, bonos, derivados, etc. El precio de estos activos depende de la
previsión de ganancias futuras derivadas de la inversión en activos reales
y financieros. Sin embargo, la materialización de estas ganancias de-
pende, en última instancia, de la creación de nuevo valor y nueva plus-
valía en el sector productivo del capitalismo. Así, buena parte de este
capital monetario puede fácilmente resultar ficticio.
Para Marx, la economía capitalista es una economía monetaria; una
economía en la que el crédito es un elemento clave. El capital existe
tanto en forma líquida (es decir, como dinero) o en forma fija, como
medios y materiales de producción. El crédito en todas sus formas sus-
tituye cada vez más al dinero en la circulación general de capital y mer-
cancías. Este capital ficticio es “una especie de riqueza imaginaria que
es algo más que una parte importante de la fortuna de ciertos individuos
y de una proporción sustancial de los banqueros”.? Para Marx, los ins-
trumentos financieros, tanto en forma de créditos como de acciones,
son derechos sobre el valor presente o futuro: “Anteriormente hemos
visto de qué manera el sistema de crédito crea capital asociado. Los do-
cumentos sirven de título de propiedad, en representación del capital.
Las acciones ferroviarias, de las minas, de las compañías de navegación,
etcétera, representan el capital real.”

125
La existencia de este capital ficticio da flexibilidad a la economía,
pero con el tiempo se convierte en un obstáculo para su salud.* En el transcurso de una crisis, la eliminación de valores ficticios sirve
Cuanta para aumentar la tasa de beneficio, al menos en la medida en que los
más distorsión produce el capital ficticio sobre las señales de los precio
s, valores ficticios y la carga que suponen para las empresas son eliminados
más información de la economía se pierde. Las decisiones sobre
pro- a un ritmo superior a la caída de precios de los activos tangibles. Des-
ducción cada vez se desligan más de la estructura económica subyac
ente. truyendo estos valores ficticios se elimina una barrera importante a la
Cada vez hay más presiones en la economía, pero los que toman
deci- inversión. Así, al destruirlos, la economía se fortalece, y el ciclo de acu-
siones sobre producción no se percatan de ellas. El capital ficticio
man- mulación de capital puede volver a empezar. La destrucción de capital
tiene unos valores que se esfumarían si los participantes del
mercado ficticio está estrechamente ligada, pues, a la devaluación del capital tan-
fueran perfectamente conscientes del futuro. Tales valores sirven
tam- gible. Por eso, en el modo capitalista de producción, el problema de la
bién de aval para una red creciente de deuda. De hecho, el sistem
a fi- recuperación se intensifica cuando el capital ficticio llega a una magni-
nanciero se vuelve cada vez más frágil.
tud tan inaudita que hace falta muchísimo tiempo para eliminarlo.
Lo que hay detrás de la invencible expansión del crédito es la bús-
queda de beneficios del sector capitalista. La especulación consis
te en
dedicar el capital monetario a la compra de acciones o bonos
en vez de Se trata de la deuda del sector privado
a la adquisición de activos productivos, cosa que hace aumentar
el precio La expansión de la liquidez global en todas sus formas (préstamos
de los activos financieros. Cuando esto sucede todo el
mundo quiere bancarios, deuda titularizada y derivados) ha crecido de una forma sin
comprarlos, y se crea una burbuja de activos financieros, la primer
a de precedentes en los últimos treinta años. La opinión marxista al respecto
las cuales fue la ya mencionada Crisis de los Tulipanes de 1637*
y la úl- es que el crédito (la deuda) puede ayudar a la producción capitalista a
tima, la que llevó a la Gran Recesión de 2008-9,
aprovecharse de oportunidades potenciales de obtener beneficios, pero
Esto es algo que reconocen incluso algunos economistas conven
cio- que, al final, la especulación toma las riendas y el capital se vuelve fic-
nales, Como dijo Irving Fisher: “El sobreendeudamiento hubo
de tener ticio. Se vuelve ficticio porque su precio se desvincula del valor y la ren-
unos iniciadores. Puede empezar por muchas causas, pero la más
común tabilidad de la producción capitalista. Esto acaba llevando al estallido
parecen ser las nuevas oportunidades de inversión con unas grande
s ga- de la burbuja de crédito, cosa que intensifica las caídas económicas.
nancias potenciales, en comparación con unos intereses y unos
benefi- La liquidez global se expandió a un ritmo inaudito desde principios
cios ordinarios.” Pero las ganancias potenciales acaban dando
lugar a de los noventa. La liquidez, en este caso, se define como préstamos ban-
la expansión del “elemento especulativo” y a que las empresas
simulen carios, deuda titularizada (pública y privada) y derivados. Los derivados
ue estado de prosperidad acumulando unas deudas que crecen
día tras están compuestos por contratos de cobertura de tipos de interés, deri-
Eo
vados sobre mercancías, acciones y operaciones en el mercado de divisas
Los valores ficticios se acumulan durante los periodos largos de
boom (Forex). Los derivados de tipos de interés son los más comunes; son los
y después se destruyen durante la caída. Estos cambios “deses
tabilizan que cubren el coste de un préstamo. El valor hipotético de los derivados
todas las relaciones existentes”, Según Paul Martick, “la espec
ulación se disparó a partir de principios de los noventa, hasta superar los 600
puede empeorar las situaciones de crisis permitiendo una sobrev
alora- billones de dólares, es decir, diez veces el PIB global, en 2007.
ción ficticia del capital” que no puede satisfacer las expectativas
de be- De hecho, la liquidez global es una medida de lo que Marx llamó
neficios asociadas a ella”.2 De manera que una crisis de deuda
o crédito capital ficticio.'” Según esta definición, la liquidez global pasó de un
es, en realidad, el resultado de un fracaso del modo capitalista
de pro- 150 por ciento del PIB mundial en 1990 a un 350 por ciento en 2011.
ducción como economía monetaria.?
El ritmo de crecimiento aceleró a finales de los noventa, y tras una pausa

126
durante la recesión moderada de 2001, la liquidez se elevó de
nuevo Antes de la crisis de 2008 se había dado una acumulación masiva de
hasta que empezó la crisis global del crédito a mediados de 2007.
crédito en el sector privado de EEUU, hasta más de un 300 por ciento
Si dejamos de lado los derivados y nos centramos solamente en
el del PIB si incluimos la deuda del sector financiero.
crédito global (préstamos bancarios y deuda), podremos identificar
cua- La experiencia estadounidense se repitió más o menos en todas las
tro burbujas y crisis del crédito desde principios de los noventa
la Figura 6.1). Primero fue la burbuja de crédito de finales
(véase grandes economías avanzadas. En Estados Unidos, entre 1950 y 1980,
ochenta y principios de los noventa, que se notó principalmen
de los la ratio de deuda no financiera (familiar, corporativa y gubernamental)
Japón y acabó en la crisis bancaria nipona. La segunda burbuja
te en se mantenía bastante estable en un 130 por ciento del PIB. Después de
fue en
el sector de la alta tecnología, la burbuja de las punto.com de Éalog 1980 llegó casi a doblarse, en un 250 por ciento; para las economías
los noventa, que acabó en el colapso de acciones de 2000 y la recesió
de avanzadas, la media ponderada de la ratio ha crecido un 80 por ciento.
n Solo un tercio, aproximadamente, del aumento de la deuda global se
de 2001. Entonces vino una burbuja de crédito muy rápida
nuevas formas de dinero (la “banca en la sombra” y los derivad
basada en debe al endeudamiento gubernamental. La deuda de empresas y familias
diados de la década de 2000) que culminó con la crisis del cxéilico
os, a me- ha sido persistentemente más elevada que la del gobierno. De hecho,
2007 y la subsiguiente Gran Recesión de 2008-9,
de en EEUU, la deuda bruta del sector público es ahora de 14,11 billones
de dólares, pero la deuda no financiera de empresas y familias queda
poco por debajo de los 25 billones.
Figura 6.1 La deuda empresarial no financiera de EEUU es más elevada de lo
Cambios en el crédito global en relación con el PIB (en
%), que ha sido nunca después de la Segunda Guerra Mundial, y está muy
en varios periodos desde 1989 por encima del nivel de 1929 (un 90 por ciento del PIB en 2014, en
comparación con un 56 por ciento en 1929). Solo queda por debajo
del pico de 1933 porque el PIB cayó un 43 por ciento a partir de 1929,
] Burbuja Burbuja global He cródito
| | Japonesa e inmobiliari |
Mae del crédito Ñ Burbuja de deuda
l
|
zoo Burbuja de
las punto.com
2 habi |
una caída mucho más rápida que el tiempo necesario para que las com-
pañías redujeran su deuda de 1929. La Gran Recesión está marcada por
|
| 150 |

| 100 - |
la enorme magnitud de la deuda contraída por las compañías antes de
la crisis. La deuda corporativa no financiera sigue siendo el mayor com-
50 - |
A mM ||
ponente de la deuda global en las economías capitalistas avanzadas,
id
| > -
|| 50 y Estalli
eones sE Crisia de UU ey de |
en un 113 por ciento del PIB, mientras que la deuda gubernamental es
| apo " las punto.com |
Vi Estallido de las |
0 dino EZ burbujas global
del crádito
|
| de un 104 por ciento, y la familiar, de un 90 por ciento.
En Estados Unidos y otras economías, el boom de crédito se centró
20.0. : - Desapalancamiento |

BEo ESsro d1er il e


en pa q 1 de deuda

8L L sE =$ | en las propiedades inmobiliarias. A mediados de 2006, el boom inmo-


Fuente: BPI, cálculos del autor,
biliario de EEUU había adquirido unas proporciones exorbitantes. La
| deuda familiar se expandió rápidamente durante la llamada era neoli-
beral, como resultado de la caída de los tipos de interés, que redujeron
Antes de la Gran Recesión, el aumento del crédito o deuda tuvo lugar el coste de los préstamos y crearon el boom inmobiliario que se ha desa-
en el sector privado, no en el público. La deuda no financiera de trollado en muchas economías capitalistas avanzadas en los últimos
es : las em-
presas y las familias de EEUU se elevó hasta nivel nunca vistos después quince años. Los acreedores eran los bancos y otros prestamistas. Los
de la Segunda Guerra Mundial.
activos (el valor de las viviendas) acabaron desplomándose, y el sector

128
129
financiero tuvo que hacer frente a una carga de desapalancamiento un ritmo más lento que la rentabilidad calculada de la forma habitual,
enorme. con los activos tangibles fijos. Se recuperó más deprisa durante la era
La situación subyacente era mucho peor de lo que muestran las cifras neoliberal (1982-97), por lo que la rentabilidad sobre el valor neto fue
de deuda, porque las compañías desplazaron buena parte de la deuda más elevada que la “convencional”. En el último periodo, 1997-2011,
fuera de sus balances. La “banca en la sombra” (instituciones no banca- la rentabilidad convencional ha sido principalmente estable, pero, cal-
rias de crédito) abarca los fondos de inversión colectiva, los fondos de enlada con el valor neto, la rentabilidad ha caído de forma significativa.
inversión no colectiva, los vehículos financieros estructurados y los
Ñ

'
hedge funds. Según el Comité de Estabilidad Financiera de Basilea HI, Figura 6.2
del Banco de Pagos Internacionales (BPI) y el FMI, la “banca en la som-
bra” ha crecido muy rápido, pasando de 27 billones de dólares en 2002 d tiva no financiera con respecto al PIB (en %),
DEC ENS 1951-2014
a 60 billones en 2007, cayendo después hasta los 56 billones en 2008
antes de volver a los 60 billones en 2010. La banca en la sombra abarca
ahora un 25-30 por ciento de todo el sistema financiero, o la mitad del
tamaño global de los activos de la banca tradicional. Estados Unidos
tiene la banca en la sombra más grande del mundo, con unos activos
de 25 billones de dólares en 2007 (24 billones en 2010)."
¿Podemos mostrar la relación entre la deuda y la rentabilidad del ca-
pital más directamente? Una manera de mostrar la forma como la caída
de la tasa de beneficio y la deuda excesiva se sumaron para hacer que el
capitalismo de EEUU decreciera es calculando la tasa de beneficio no
solo de la manera habitual, sobre la base de los activos tangibles corpo-
rativos, sino también sobre el capital ficticio. e a Y SS ds
5 $
Marx entendió que el capital ficticio formaba parte del cálculo de la
rentabilidad en la producción capitalista. Las empresas tratan de fijar
los precios de tal manera que recuperen las inversiones pasadas y puedan
pagar las deudas. Si no pueden hacerlo, están condenadas a la banca- Con relación al valor neto, la rentabilidad corporativa de EEUU se
rrota. En este sentido, el valor de este capital “seguirá estimándose según redujo casi a la mitad entre 1997 y 2000. Después de 2000, la tasa de
los valores viejos, que ahora han quedado anticuados y son ilusorios.”'? beneficio basada en el valor neto permaneció por debajo de la tasa ba-
A lo largo del periodo neoliberal la deuda creció, y no solo la deuda — sada en los activos tangibles por primera vez desde que empezó a ser re-
hipotecaria, sino también la corporativa (véase la Figura 6.2). pistrada, cosa que sugería que la parte “financiera” de los activos del
Podemos calcular el impacto del capital ficticio sobre la rentabilidad sector capitalista se había convertido en un obstáculo significativo para
si calculamos los beneficios sobre la base del valor neto de las compañías, la recuperación de la acumulación de capital.
y no solo sobre sus activos tangibles. Esto añade al cálculo las obliga- Si desglosamos los componentes del valor neto corporativo de
ciones financieras (préstamos de los bancos, bonos y acciones emitidos). EEUU, nos encontramos con que los capitalistas se endeudaron más
Si se hace este cálculo con las compañías de EEUU, se puede observar para recomprar sus acciones, cosa que ocurrió de forma exponencial
que de 1966 a 1982, la rentabilidad sobre la base del valor neto cayó a después de principios de los noventa. Las compañías utilizaban la deuda

130 131
extra para recomprar las acciones de su propia compañía con la inten-
ción de aumentar su precio. Las empresas de Reino Unido recompraron 2012 sería de más de 1,5 billones de dólares estadounidenses,
casi un 10 por ciento del PIB. Eso sería suficiente para resolver
sus participaciones a un ritmo anual de un 3 por ciento del PIB, y las. la crisis actual.'?
de EEUU, a un ritmo del 2,3 por ciento. Hasta 1985, las compañías
estadounidenses emitían acciones (es decir, eran las vendedoras). Desde.
entonces se han convertido en las compradoras más importantes con Figura 6.3
diferencia. Inversión en activos fijos como parte del movimiento
De hecho, mientras la rentabilidad corporativa sobre al valor neto de efectivo interno (en %), EEUU, 1991-2013
ha ido cayendo, los precios de las acciones han crecido a causa de esta 110
recompra por parte de las empresas. La deuda aumenta para incremen-
tar los precios en el mercado bursátil de una manera totalmente des- 120

proporcionada con respecto a los ingresos.


110

100
Saturación de dinero
Ahora tenemos ante nosotros el misterio de unos beneficios en au-
mento o récord en Estados Unidos y otras grandes economías, con unas
corporaciones aparentemente “saturadas de dinero” que, sin embargo, BO

no invierten lo suficiente en la “economía real” para conseguir una re- 70 7


cuperación sostenida.
Consideremos el caso de Estados Unidos. Las reservas de liquidez de -
las compañías de este país han llegado a niveles récord, apenas por de-
bajo de los 2 billones de dólares. El nivel de inversión corporativa en
Fuente: Reserva Federal de EEUU.
activos fijos como parte del movimiento de efectivo se acerca al punto
más bajo de los últimos veinticinco años (véase la Figura 6.3). |
Al comparar la formación de capital fijo corporativo en EEUU con Burke considera que las compañías estadounidenses han utilizado
la plusvalía operativa de las corporaciones, Michael Burke encontró que sus beneficios crecientes para aumentar losdividendos de sus accionistas
w bien para adquirir activos financieros (acciones): una estimación de
el aumento de beneficios no ha ido de la mano con un aumento los primeros muestra que los pagos de dividendos a los accionistas se
de la inversión nominal. En 1971, la ratio de inversión entre for- doblaron en los ocho años hasta 2012, un aumento anual de 320.000
mación bruta de capital fijo y plusvalía operativa bruta fue de millones de dólares estadounidenses.” Burke señala, además, PE el aca-
un 62 por ciento. Llegó a un pico en 1979 con un 69 por ciento,
paramiento de liquidez ocurre también en otras economías.'* En Ca-
pero en un momento tan tardío como el año 2000 todavía se
mantenía por encima del 61 por ciento. En 2008 disminuyó nadá, tanto Michal Rodworski'* como Jim Standford'* han observado
continuamente hasta el 56 por ciento. Pero en 2012 había bajado el mismo fenómeno.
hasta solamente el 46. Si la ratio de inversión de las compañías Burke señala que este acaparamiento empezó mucho antes de la
de EEUU simplemente se situara de nuevo en el nivel de 1979, Gran Recesión, y esto es importante.'* En los últimos veinticinco años,
el aumento nominal de inversión comparado con los niveles de
las empresas han sido cada vez más reacias a hacer inversiones produc-

132 133
tivas, y han preferido disponer de activos financieros como bonos, ac- Figura 6.4
ciones e incluso efectivo, cosa que ha limitado los ingresos provenientes -
Beneficios netos producidos por el capital en la manufactura
de los intereses. ¿Por qué ocurre esto? Bien, parece que las compañías británica (en %), 1997-2014
han llegado a la conclusión de que los ingresos derivados de las inver-
siones productivas son demasiado bajos teniendo en cuenta el riesgo de 14.0

pérdidas que suponen. Esto es especialmente cierto en el caso de las in- 110

versiones en nueva tecnología o en investigación y desarrollo, que re- 120


quieren una cantidad considerable de fondos por adelantado y carecen:
1,0
de garantías de éxito.
110.0
De 1980 a 2006 hubo un aumento drástico de la ratio media de ”
st
A
la
Tendencia
efectivo de las compañías de EEUU. Resulta interesante observar que, e polinómica
en las compañías que pagaban unos elevados dividendos a sus accionis- |
BÓ0

tas, no tenía lugar un acaparamiento de efectivo. Al contrario'*, algunos


expertos sostienen que las “principales razones del aumento de la ratio SE
SEE Ron
SARASE
| EEEPSE
de efectivo son que las existencias han caído, el riesgo asociado al mo- | 2029982222228 2008808082288
vimiento de efectivo de las empresas ha aumentado, la inversión en ac- Fuente: Office for National Statistics, Reino Unido.
tivos fijos ha caído y los gastos en I+D han crecido”. Cada vez más, para
competir, las compañías deben invertir en tecnología nueva y no pro-
bada en vez de limitarse a aumentar la inversión en el equipamiento Pero solo mediante un aumento de la deuda
existente. Eso es más arriesgado.'” De manera que las compañías deben
Puede que el total de los activos líquidos (el efectivo y los activos que
acumular unas reservas de efectivo como fondos para cubrir las pérdidas
pueden convertirse rápidamente en efectivo) aumentara. Pero las com-
probables en investigación y desarrollo.
pañías de EEUU estaban expandiendo todos sus activos financieros (ac-
En la década de 1980, la inversión media en activos fijos como por- ciones, bonos, seguros, etc.). Cuando se compara la ratio entre activos
centaje de los activos era de más del doble de los gastos medios en I+D líquidos y el total de los activos financieros (véase la Figura 6.5) las cosas
(8,9 por ciento comparado con un 3,2 por ciento). En la década de - cambian.
2000, en cambio, la I+D sobrepasaba la inversión en activos fijos (6,7
Las compañías estadounidenses redujeron sus ratios de liquidez en
por ciento y 5,4 por ciento, respectivamente).?” El aumento de efectivo
la Edad de Oro del capitalismo de los cincuenta y los sesenta para in-
es más un indicio de que las empresas son conscientes de que las inver-
vertir más. Eso dejó de suceder durante el periodo neoliberal, pero en-
siones son más arriesgadas que una señal de buena salud corporativa.
tonces todavía no se vio un aumento de reservas de efectivo en
El patrón de Estados Unidos se repite en el caso de Reino Unido (véase comparación con otros productos financieros. La ratio entre los activos
la Figura 6.4). Ben Broadbent, del Banco de Inglaterra, señaló que las líquidos y el total de los activos financieros es casi la misma que a prin-
compañías británicas establecían unos mínimos de rentabilidad muy altos cipios de los ochenta. Esto nos dice que puede que los beneficios corpo-
antes de invertir, ya que consideraban que las nuevas inversiones eran de- rativos se hayan desplazado de la inversión real a los activos financieros,
masiado arriesgadas.”* Actualmente, la tasa neta de beneficios del capital pero sin desplazarse de forma especial al efectivo. Esas reservas de efec-
británico queda muy por debajo de lo que muestra la gráfica. tivo están muy concentradas en unos pocos bancos y compañías. La
idea de que las empresas de EEUU estén saturadas de efectivo

134 135
Figura 6.5 Figura 6.6
Ratio entre activos líquidos y total de activos financieros de las
Ratio entre efectivo disponible e inversión de las empresas
empresas de EEUU (en %), 1951-2014
de EEUU, 1951-2013
45 7
Sl 14

o
35

10
7

20 7 08
45 3
06
10 7

3 0,4

2LRLLLLRLLeeeeee2e Ree
S1IAEARESISIRESTASEsS5s*
02 ww

Fuente: Reserva Federal de EEUU.

como característica general del mercado no es convincente.” Sí que hay los activos financieros ha sido un poco más lento, con un 3,3 por ciento
un aumento en la ratio entre efectivo e inversión, pero esa ratio todavía anual. Sin embargo, la inversión solo ha crecido un 1,5 por ciento anual,
está por debajo de donde estaba a principios de los cincuenta (véase la. Así, la ratio entre inversión y efectivo ha pasado de una media de dos
Figura 6.6). tercios en los ochenta a solo un 40 por ciento en 2014.
¿Por qué la ratio entre efectivo e inversión aumentó después de los Así, las compañías no están realmente más saturadas de dinero de lo
ochenta? Bien, no es porque hubiera un incremento rápido de la posesión - que lo estaban hace treinta años. Lo que ha ocurrido es que las empresas
de efectivo, sino porque durante el periodo neoliberal, el crecimiento de
de EEUU han utilizado una parte cada vez mayor de sus beneficios para
la inversión en la economía real se redujo. El crecimiento medio de las MN invertir en activos financieros en vez de hacerlo en activos productivos.
reservas de efectivo desde los ochenta hasta hoy ha sido de un 7,8 por
ciento anual, es decir, que en realidad es más lento que la tasa de creci-
miento de todos los activos financieros, que es de un 8,6 por ciento anual.
Pero la inversión empresarial solo ha crecido un 5,3 por ciento anual, de
El fantasma de la deuda corporativa
manera que la ratio entre efectivo e inversión ha aumentado. El problema sigue siendo la deuda corporativa. Es cierto que los tipos
Si comparamos las tasas de crecimiento de las reservas de efectivo yo de interés sobre la deuda han caído abruptamente en los últimos 25
del total de los activos financieros desde el principio de la Gran Recesión años, por lo que los costes de satisfacer las deudas son bajos. Pero en el
de 2008, encontramos que el efectivo corporativo ha crecido a un ritmo mismo periodo, los niveles de deuda corporativa han aumentado, incre-
mucho menor, de un 3,9 por ciento anual. El crecimiento del total de mentando el riesgo para las compañías ante cualquier señal de un des-
censo de rentabilidad.

136
137
La deuda del sector corporativo en Estados Unidos se ha expandido
Figura 6.7
rápidamente, con una emisión bruta que llegó a un récord en 2013,
Mientras que la ratio entre deuda neta y activos pasó de aproximada- i o y deuda del sector pú 4blico en relación
Crédito del sector privad
mente un 16 por ciento en 2007 a un 22 por ciento en el peor moment con el PIB (en %), en los países de la OCDE, 1870-2010
o. —_
de la crisis financiera, solo retrocedió hasta un 20 por ciento en 2011, 100
y en 2014 volvía a estar por encima del 21 por ciento. El sector corpo-
rativo estadounidense está mucho más endeudado de lo que lo estaba
en este mismo punto en ciclos económicos previos. En todas las grandes
economías, la deuda corporativa sigue siendo elevada.?? Este incremento
de deuda significa que las compañías deben aumentar su rentabilidad
si no quieren verse obligadas a reducir la inversión en capacidad pro-
ductiva para satisfacer la deuda creciente.
7 sy E dr 0 ey >, E As.
z o
Ú 5 r

8081813
==

8/2
B

8.8.8
“0 o 8

1.8.838.28.
En o mw LD 40
5% zw

La deuda soberana se dispara — Crédito privado — — Deuda pública


El crash financiero global obligó a los gobiernos a rescatar a sus sis-
Fuente: OCDE.
temas bancarios, cosa que hicieron pidiendo más dinero prestado. De
hecho, las pérdidas y las quiebras que hacían peligrar a los bancos
se
evitaron mediante un drástico aumento de la deuda pública: el gobier pública, que ha crecido más de un 70 por ciento: de alrededor de 8 'Ñ
no
asumió sus pérdidas. llones de dólares en 2007 a 13,7 billones, y sigue subiendo, aunque m
lentamente. |
Aunque las ratios de deuda pública habían ido subiendo desde finales
de los setenta hasta mediados de los noventa, antes de la crisis financi La deuda del sector público ha crecido para financiar el rescate yn
era
global de 2008 habían disminuido hasta acercarse a su media histórica | sistema bancario y también para cubrir los déficits presupuestarios cada
en tiempos de paz. El crédito privado mantuvo una relación bastant vez mayores, a medida que los ingresos provenientes de E AA
e
estable con el PIB hasta los setenta, y entonces se elevó hasta niveles sin se desplomaban y los subsidios de desempleo y eros se Giepeta da
precedentes en las décadas siguientes, justo hasta el estallido de la crisis. Como resultado de ello, la carga total de la deuda (pública y priva .
En los setenta, por primera vez desde principios de la década de 1900, en Estados Unidos todavía crece a un ritmo que coincide con el PI
la deuda del sector privado en las economías capitalistas avanzadas fue nominal. Así, la ratio entre deuda total y PIB no ha caído.
mayor que la deuda soberana (véase la Figura 6.7).2 De hecho, según un informe de McKinsey sobre la deuda CHO
En Estados Unidos, después del atracón de crédito de 2002-7 ratio entre deuda y PIB ha aumentado en todas las economías avanzadas
, la
deuda privada (familias, empresas y bancos) había llegado a 40,8 billo- desde 2007, principalmente en el sector público, pero también en el
nes de dólares en 2008. A día de hoy, estos sectores se han desapalancad corporativo.”
o e
hasta los 38,6 billones de dólares, con una disminución de un 8 por Actualmente, en vez de haber reducido su endeudamiento o
ciento, principalmente porque los bancos se han contraído y las familias desapalancado, todas las grandes economías tienen unos penes . $
han dejado de pagar sus hipotecas. Pero este desapalancamiento del sec- altos de endeudamiento con relación al PIB que en 2007. La deu ó glo-
tor privado ha ido acompañado de un aumento enorme de la deuda bal, durante estos años, se ha incrementado en 57 billones de dólares,
elevando la ratio entre deuda y PIB en 17 puntos porcentuales.
26

138 139
El desencadenante de la Gran Recesión fue una expansión inmens
a Fstudiaron 26 episodios de exceso de deuda pública (definidos como
de la deuda de las familias (para comprar casas en Estados Unidos)
y de momentos en los que la ratio de deuda pública estaba por encima del
las compañías (para mantener elevados los precios de las accion
es). El 10 por ciento) y encontraron que en 23 de los casos, el crecimiento del
crecimiento de los salarios había quedado limitado, y la rentab
ilidad * PIB real se redujo una media de 1,2 puntos porcentuales por año, y el
había ido cayendo desde finales de los noventa. Se necesitaba
más cré- PIB era un 25 por ciento más bajo al final del periodo de exceso de
dito para mantener la inversión en los sectores no productivos,
como el ileuda de lo que debería haber sido.*
inmobiliario y la especulación financiera. Al final, ese crédito
se vino
abajo. Pero desde 2008, la deuda nacional total (financiera, listudios de McKinsey y el FMI también hallaron que, de media, el
de las fa-
milias, no financiera y gubernamental) en relación con el PIB PIB) disminuye 1,3 puntos porcentuales durante dos o tres años después
ha dejado
de caer en las principales economías avanzadas. de un crash financiero, y que la ratio deuda/PIB tiene que caer hasta
un 25 por ciento para un desapalancamiento completo.” Hay muchos
ptros estudios que muestran más o menos lo mismo. El FMI halló que,
La deuda importa cuando los niveles de deuda pública están por encima del 100 por ciento
Los defensores del capitalismo quieren reducir la deuda del sector del PIB, las economías suelen tener un menor crecimiento del PIB que
público, o al menos trasladar la carga de la financiación del capital a la media de los países avanzados. También encontró que, cuando los ni-
los
trabajadores. Los debates sobre impuestos son una lucha de clases veles de deuda están entre el 90 y el 100 por ciento del PIB y han de-
ca-
muflada. En este sentido, el crecimiento de la deuda pública erecido durante los 15 años que han seguido al pico, el crecimiento
se convierte
en una parte de la crisis global causada por la rentabilidad decrec económico es más rápido que en otros países, incluso si estos tienen ni-
iente
y la deuda excesiva del sector privado, veles de deuda por debajo del umbral del 100 por ciento. Por lo tanto,
Algunos keynesianos sostienen que la deuda no importa, y el desapalancamiento es crucial para la recuperación, independiente-
que en- mente del nivel de deuda alcanzado.?
deudarse todavía más no es un problema, al menos no de forma
inme-
diata. Krugman ha rechazado el papel de la deuda en las crisis La correlación entre una deuda elevada y un crecimiento bajo parece
porque,
“en una economía cerrada”, es decir, aquella en la que la deuda sólida, pero la causalidad no es clara. ¿Es que las recesiones provocan
de una
persona es el activo de otra, la deuda no tiene importancia.” Solo resulta na deuda elevada, y la única forma de reducirla es impulsar el creci-
un problema cuando la deuda es con extranjeros. miento (keynesianismo)? ¿O bien resulta que la deuda elevada es la causa
El FMI no está de acuerdo: “las recesiones precedidas por un boom de las recesiones, por lo que la única manera de recuperar el crecimiento
de crédito en el conjunto de la economía tienden a ser más es recortar esa deuda (escuela austríaca)? La explicación marxista es que
profundas una contracción de la rentabilidad conduce a un colapso de la inversión
y más largas que las otras” y “los colapsos del sector inmobiliario
que y la economía, cosa que después provoca un aumento de la deuda pri-
han ido precedidos por grandes crecimientos de la deuda bruta
de las vada. Si el estado tiene que rescatar al sector capitalista (financiero), la
familias se asocian a caídas más profundas, recuperaciones más
débiles deuda pública se dispara.?
y desapalancamientos más pronunciados en las familias.”2
Krugman
parece reconocer que podría haber “caídas inducidas por la deuda
” al
afirmar que un “exceso de deuda por parte de algunos agentes Desapalancamiento y depresión
que se
ven forzados a desapalancarse deprime la demanda”.?
Lo que es importante es que si el sector capitalista arrastra una caida
Los historiadores de la deuda Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff Importante, será más difícil impulsar una recuperación económica.” El
|
confirman la relación entre deuda y un bajo crecimiento del capita
lismo. sector financiero es el que más se ha desapalancado —lo que no resulta

140
141
sorprendente, por el desplome que sufrió en 2008. Sin embargo, in- algunos países periféricos de la Unión Económica y Monetaria de la
cluso en este sector, solo Reino Unido y Estados Unidos han conseguido UE, Pero hay 27 economías que han experimentado un aumento de las
una limpieza significativa de las obligaciones de deuda en relación con ratios deuda privada/PIB desde la crisis financiera global.
el PIB. Desde 2008, los bancos de la Eurozona se han endeudado más.
El desapalancamiento ha ido más lejos en Estados Unidos.” El sector
Los japoneses también han aumentado su deuda, en el interior y fuera
privado de Reino Unido no ha tenido tanto éxito reduciendo su deuda.
del país, y siguen siendo los más apalancados dentro de los mercados
81 dejamos de lado el sector gubernamental, Reino Unido tiene la ratio
desarrollados.
de deuda privada más elevada de todas (sin incluir a los bancos), aunque
Las familias de los países con un mayor colapso del sector inmobi- esto es debido principalmente a una ratio de deuda familiar muy alta.
liario se han desapalancado, principalmente dejando de pagar las hipo- Las pequeñas compañías ni tienen reservas de efectivo ni pueden contar
tecas, refinanciándolas o reduciendo los gastos. Pero las familias de la: con la voluntad de los bancos de ofrecerles préstamos a intereses razo-
Eurozona en su conjunto no lo han hecho en absoluto, con la excepción nables, y por esa razón no invierten nada en nuevo equipamiento. Hay
de una pequeña caída desde el pico de 2010. miles de pequeñas empresas que arrastran deudas enormes y +9 apenas
El sector corporativo no financiero todavía se ha desapalancado pueden mantenerse a flote a pesar de los bajos tipos de ps: Según
menos que las familias. En realidad, las compañías se han aprovechado las investigaciones del Adam Smith Institute, favorable al “libre mer-
de unos tipos de interés bajos y de la abundancia de liquidez para en- cado”, hay 108.000 empresas “zombies” en Reino Unido que solo pue-
deudarse todavía más para recomprar sus participaciones y mantener den pagar los intereses de sus deudas, cosa que les impide realizar una
así elevados los precios, para pagar mayores dividendos y acaparar efec- reestructuración. En cierto modo, esta situación está frenando una re-
tivo. En Estados Unidos, las corporaciones han expandido su deuda en enperación de la rentabilidad global y de nuevas inversiones.” En otras
relación con el PIB un 14 por ciento. En otros países, los niveles de palabras, estas empresas frenan la “destrucción creativa de capital me-
deuda corporativa en relación con el PIB son más o menos iguales que diante la liquidación de los débiles para los fuertes.
en 2008, o un 15-20 por ciento más altos que al principio del boom El resultado es que el sector capitalista no está invirtiendo lo sufi-
del crédito en 2003. ciente en capacidad productiva para impulsar un empleo mucho mayor
El BPI encontró que de 33 economías avanzadas y emergentes, 27 y una tendencia de crecimiento como la de lapre-crisis. La alternativa
tienen unos niveles de deuda no financiera con respecto al PIB por en- de la inversión pública se ha descartado; en Estados Unidos está en su
cima del 130 por ciento. Dos de ellas tienen unas ratios superiores al nivel más bajo desde 1945. La inversión bruta de capital fijo del sector
400 por ciento, cuatro de ellas están entre un 300 y un 400 por ciento. público ha caído hasta solo un 3,6 por ciento de la producción total de
Solo seis de ellas tienen unas ratios por debajo del 130 por ciento, y EEUU en comparación con la media de la posguerra, de un 5 por
solo tres están por debajo del 100 por ciento del PIB: Turquía, México ciento.
e Indonesia. De las 33 economías, 18 tienen unas ratios de deuda cre- El desapalancamiento de la deuda excesiva es una parte de la tarea
cientes, 11 son planas, y solo cuatro las tienen decrecientes. De estas que debe llevar a cabo esta depresión. La recuperación de larentabilidad
cuatro, tres de ellas están dentro de programas de rescate del FMI o la para que las compañías empiecen un periodo de inversión sostenida en
Troika (Grecia, Irlanda y Hungría). Solo Noruega ha reducido su ratio empleo, tecnología y capital fijo también depende de la reducción de la
de deuda no financiera global voluntariamente. Solo México y Tailandia deuda acumulada en el periodo previo al crash de 2008. Esto hace que
han reducido sus niveles de deuda globales en los últimos quince años. la depresión sea más larga.
Las ratios de deuda de las familias han caído en algunos mercados desa- En este sentido, algunas economías capitalistas han progresado más
rrollados, incluyendo a Reino Unido y Estados Unidos, y también en que otras. Pero no ha habido ninguna caída en la deuda corporativa es-

142 143
tadounidense, y muchas empresas continúan acumulando deuda
barata Capítulo 7
para mantener el precio de sus acciones a través de la recompra
(véase
la Figura 6.8). Como resultado de ello, el apalancamiento corpor
ativo
(la ratio de deuda neta/PIB) es más elevado en este punto del ciclo De la caída a la depresión
que.
en las recuperaciones de las recesiones previas. Esto no augura
nada
bueno con respecto a una salida rápida de la depresión si los
tipos de
interés empiezan a subir.

Si en el pasado era la misma depresión la que, mediante un abaratamiento del


Figura 6.8
voste de la inversión de capital, hacía posible una recuperación de las tasas de beneficios
Corporaciones no financieras de EEUU: ratio entre deuda neta y una prosperidad renovada, no resulta sorprendente que el retraso de la depresión me-
y activos (en %), 2001-2013 diante un incremento de la deuda lleve al estancamiento.
23 Paul Mattick Jr.'

22
|
24
| La ratio de la deuda
se dispara a medida
| que al valor de los activos La economía global todavía no ha vuelto a la normalidad después
|
de la Gran Recesión de mediados de 2009. Desde entonces, el creci-
corporativos cae en picado
en el crash financiero
voz La ratio de la deuda mejora miento económico global, la inversión y el empleo han estado por de-
al mejorar los valores de los activos,
7 | pero permanece
más elevada. bajo de lo esperado. Los capítulos anteriores sobre la Gran Recesión
y el papel de la deuda muestran las dos razones principales de esta si-
e tuación.
En primer lugar, en las principales economías la rentabilidad sigue
IPUR ANRnSEgasiccssode
16 h + Tr i+ ce -

por debajo del pico alcanzado en 2007 y por debajo del pico de finales
22228088828055085
0 2.0 5655555588
2 0 0 o. 0. 0) <A
de la recuperación neoliberal de 1997. Esto hace que las compañías sean
reticentes a aumentar la inversión hasta alcanzar los niveles previos.
En segundo lugar, la característica especial del periodo pre-Gran Re-
vesión fue la expansión sin precedentes de la liquidez global en todas
Como resumía el FMI: “El endeudamiento creciente todavía no
ha mus formas (deuda, préstamos y derivados) y, en particular, el aumento
tenido el efecto de unas inversiones más altas por parte de las empres
as de la deuda privada (de las familias, los bancos y la deuda no financiera
no financieras, cuyos bajos gastos en capital fijo representan una
porción | de las corporaciones). Cuando estalló la burbuja inmobiliaria en Estados
más pequeña de los movimientos de efectivo que en los ciclos anteri
ores Unidos, la magnitud y la extensión de esta deuda llevó al crash finan-
[...]. Las empresas son más vulnerables al riesgo de impactos
negativos ciero global. Al convertirse las ganancias financieras en pérdidas abso-
sobre el crecimiento que en un ciclo de crédito normal.”
La deuda lutas, la baja rentabilidad de la producción capitalista en los sectores
a y todavía falta mucho trabajo para reducirla a un nivel mane- productivos quedó al descubierto. Las pérdidas del sector privado que-
jable. daron compensadas por un aumento del endeudamiento del sector pú-
blico. Sin embargo, sigue habiendo un exceso de deuda, sobre todo en

144 145
el sector corporativo. De nuevo, esta situación impide el despeg
ue de la un ritmo uniformemente muy inferior al de las tendencias previas, con
inversión global,
un desempleo atascado en niveles muy por encima de la norma poeta,
La producción y la inversión globales capitalistas no se recuperarán y una desinflación (inflación en descenso) que se convierte en deflación
hasta que la rentabilidad vuelva a los niveles previos y la deuda [precios decrecientes). Sobre todo, se trata de un ambiente Pierna
se reduz-
ca lo suficiente para permitir que se produzca un nuevo endeudamie en el que la inversión en capital productivo está muy por det ajo de los
nto
para invertir. En el capítulo 1 se mostraba que la rentabilidad niveles medios anteriores, y hay pocos indicios de recuperación.
se man-
tiene por debajo de los picos previos porque la composición
orgánica Históricamente, excluyendo los años de las guerras mundiales, solo
del capital es tan elevada que, incluso con una tasa de plusvalía
aumen un 20 por ciento de todas las recesiones desembocaron en paa
tada (mediante el desempleo y las restricciones salariales), la rentabilidad
ción que permanecía por debajo de la anterior después de dos nn olo
no llega a subir lo suficiente.
en un 13 por ciento de ellas esta situación persiste durante más de qe
Las recesiones capitalistas acaban reduciendo los costes de produc años, y solo en un 6 por ciento durante más de cinco. Esta vez, Estados
--
ción y devaluando el capital lo suficiente para aumentar la rentabilidad Unidos, Alemania y Canadá volvieron a los niveles de PIB alcanzados
para las empresas supervivientes. El desempleo hace disminuir los en el pico previo después de unos tres años.
costes
laborales, y las quiebras y las absorciones reducen los costes del capital
.
Las empresas empiezan a aumentar la producción de forma gradual
, y Figura 7.1
al final empiezan a invertir en nuevo capital y a contratar a los
que for-
man parte de la reserva de trabajadores sin empleo. Esto increm Crecimiento medio del PIB real de EEUU en seis años después del
enta la
demanda de bienes de inversión, hasta que al final los trabajadores punto mínimo de la Recesión (en %)
em-
piezan a comprar más bienes de consumo y la recuperación
se pone en
marcha,
Esta vez, sin embargo, es diferente. El exceso de capacidad no
usada 40 35 34
en la industria y la construcción es tan grande, igual que
el nivel de
endeudamiento de empresas, gobiernos y familias, que la recupe
ración
10

se ha atrofiado. Actualmente, todas las grandes economías capita


listas
se encuentran con que tienen una capacidad un 30 por ciento superi ¿0

or
a la necesaria para satisfacer la demanda, Esto supone un récord, y
sugie- 10
re que puede ser necesaria otra caída para limpiar el sistema de empre
sas
zombie, medios de producción sin utilizar y trabajadores no produc 00
ti- Mar-91 Nov-01 Jun 09
vos, además de una mayor cancelación de deuda. Mar75 Jul8o Nov82

Fuente: cálculos del autor.

La débil recuperación
Desde el punto mínimo de la Gran Recesión en 2009, las principales
La recuperación de la economía capitalista global después del punto
economías capitalistas han experimentado una recuperación más Ei
mínimo de la Gran Recesión, a mediados de 2009, es más bien
una en comparación con las de otras caídas. Incluso en Estados Mera a
larga depresión como las de 1873-97 y 1929-42. En una larga
depre- recuperación desde mediados de 2009 ha sido la más débil de a as
sión, como ya se ha explicado con anterioridad, las economías
crecen a que han seguido a las caídas de la posguerra (véase la Figura 7.1). Algu-

146
147
nas economías todavía no han vuelto a los niveles
de producción real. Figura 7.3
de antes de la crisis,
Hay un dato todavía más sorprendente: si se calcula la pérdi Pérdida acumulada, en PIB real, en cada recesión con respecto a la
da de tendencia de crecimiento previa (en %), 1948-2007
producción real desde 2008 con respecto al nivel que
debería haber al-
canzado en 2013 si no hubiera ocurrido la recesi
ón, Grecia e Irla
han perdido casi un 40 por ciento del aumento potencial
de producción mn .y4P-.
real de 2008 a 2013. Reino Unido ha perdido casi mM ”
un 20 por ciento,
Estados Unidos un 12 por ciento, e incluso Alemania
ha perdido po-
»
tencialmente un 5 por ciento (véase la Figura 7.2).

Figura 7.2
Pérdida de producción nacional con respecto a la tendencia
previa
1948 1953 1957 1960 1969 1973 1980 1990 2001 2007

de crecimiento medio (en %) de 2008 a 2013 Pérdida en recesión E Pérdida en recuperación

— Puente: OCDE, cálculos del autor.

Un estudio reciente halló que, en cinco de las recesiones que vinieron


tras grandes colapsos financieros, fueron necesarios unos nueve años
para que la economía volviera a encarrilar su crecimiento. Ahora, la Ofi-
tina de Presupuestos del Congreso de EEUU (CBO, por sus siglas en
inglés) considera que el crecimiento del PIB real del país nunca recupe-
rará la tendencia de crecimiento de antes de la Gran Recesión:? “El des-
Grecia — ilanda — España Portugal RelnoUnido ita EEUU Francia Japón — Alemania
censo previsto del PIB potencial no tiene precedentes, ya que todas las
Fuente: AMECO, cálculos del autor,
recesiones de la posguerra en EEUU, las recesiones europeas de la pos-
puerra, las caídas asociadas a las crisis financieras europeas e incluso la
Giran Depresión de los años treinta se caracterizaron por retornar final-
La Gran Recesión ha llevado a una pérdida global mente a su PIB potencial.” ¡El PIB real de EEUU permanecerá de forma
permanente de
un 22 por ciento del PIB con respecto al nivel que habrí indefinida un 7,2 por ciento por debajo de la tendencia de crecimiento
a alcanzado si pre-recesión! Tal es el despilfarro de puestos de trabajo, ingresos, servi-
la tendencia de crecimiento no se hubiera interrumpi
do, y la mayor
parte de esa pérdida ha tenido lugar durante el perio clos y recursos que traen consigo la Gran Recesión y las caídas recu-
do de “recupera-
ción” lenta después de 2009. Esta pérdida es un 50 rrentes del capitalismo. La CBO habla de “una recesión claramente
por cie nto mayor permanente”, y cree que la tendencia de la tasa de crecimiento de EEUU
que la de la recesión de doble caída de 1980-82 (y sigue
creciendo), se frenará hasta llegar al 1,7 por ciento, sin subir más allá del 2 por cien-
cosa que confirma que realmente estamos en una l
la Figura 7.3). larga depresió¡ n (véase
una to anual en el futuro próximo.
El Fondo Monetario Internacional (FMI) cree que el capitalismo
plobal permanecerá en una depresión. Sostiene que “ahora, una gran
148
149
parte de la pérdida de producción desde la crisis se puede considerar
Según el FMI, a pesar de que el desempleo global finalmente ha baja-
permanente, y, por lo tanto, es improbable que las políticas consigan
do hasta situarse en los niveles de pre-crisis, el empleo crece a un ritmo
que ha Inversión acabe de recuperar su tendencia pre-crisis”.? Aunque el
de solo un 1,5 por ciento anual, mucho más lentamente que el 2-2,5
crecimiento potencial de las economías avanzadas mejorará en los cinco por ciento de antes de la crisis.* El desempleo en las economías avanza-
años siguientes, seguirá muy por debajo de los niveles previos a la crisis.
das estaba en un 7,4 por ciento en 2014, es decir, que era mucho más
financiera. En ese mismo periodo habrá un declive del crecimiento
. elevado que el 5,7 por ciento de 2007.
potencial de las economías emergentes.
V
Cada año, desde 2008, el FMI ha tenido que cambiar sus pronósticos
En las economías avanzadas, el crecimiento del PIB real que maxi- de crecimiento del PIB real global. Ahora, el FMI previó que el creci-
miza la capacidad potencial “se acelerará” hasta una media de solo un miento del PIB real en las economías capitalistas avanzadas pase del 1,8
1,6 por ciento en los cinco años siguientes, comparado con un 1,3 por. por ciento en 2014 a un 2,4 por ciento en 2015. Necesita esa acelera-
ciento de 2008 a 2014. Este crecimiento es más débil que el 2,3 por. ción para que se cumpla su pronóstico de un crecimiento mundial del
ciento de 2001 a 2007 y equivale más o menos a la mitad de la media
3,5 por ciento, porque el crecimiento en los mercados emergentes, en
de posguerra del siglo XX.
especial de China y Rusia, se está ralentizando o incluso ha empezado
y caer, por lo que el crecimiento en estos países solo será de un 4,3 por
La economía global, a paso de tortuga ciento en 2015, menos que en 2013, cuando fue de un 5 por ciento.
Esta vez, la recuperación no tiene forma de uve, ni siquiera de ele La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
(como la de Japón en los noventa) sino que se parece más bien al signo (OCDE) también ha reducido su pronóstico de crecimiento económico
de una raíz cuadrada. En vez de ser de un 3-4 por ciento anual, la pro- global, y ha avisado de que la inversión débil y el bajo crecimiento de
ducción de las principales economías ha estado más cerca del 1-2 por la productividad suponen el riesgo de que la economía mundial se quede
ciento anual. La frenada se ha extendido también a las llamadas econo- 1tascada en un equilibrio de “bajo nivel”.? La OCDE prevé que la eco-
mías emergentes, donde el crecimiento ahora se acerca más al 4 por nomía global se expanda un 3,1 por ciento en 2015, una previsión
ciento anual que al 7-8 por ciento previo, mucho más limitada que la que emitió esta institución en noviembre
de 2014, que era de un 3,7 por ciento. “La economía mundial va tram-
En su informe de 2015, el FMI señalaba que la economía global con-
tinúa avanzando a paso de tortuga, muy por debajo de la tendencia peando con una media de aprobado, pero si no hace los deberes... es
de muy posible que suspenda.”, dijo Catherine Mann, su economista jefe.*
crecimiento medio de posguerra, y hay pocos signos de mejora, Esta
entidad sostiene que la “producción potencial” de la economía mundial El Banco Mundial también ha reducido su pronóstico del creci-
crece más lentamente que antes. En los países avanzados, el declive em- miento del PIB real global.” La predicción del banco es que la economía
pezó a principios de la década de 2000; en las economías emergentes, mundial crezca un 3,0 por ciento en 2015 y un 3,3 por ciento en 2016,
después de 2009. Lo que preocupa es que la economía mundial se carac- predicciones menores que las anteriores, de un 3,4 y un 3,5 por ciento
teriza, actualmente, por una inversión débil que se ha vuelto crónica
, respectivamente. Este pronóstico más reducido depende de que el cre-
unos tipos de interés reales y nominales bajos, burbujas de crédito y una cimiento de Estados Unidos sea más rápido que el 2,5 por ciento de
deuda incontrolable. Christine Lagarde, la directora del EMI, dijo del 2014, o un 3,2 por ciento en 2015. El crecimiento económico supues-
estado de la economía mundial actual que “simplemente, no [es] lo su- tamente más fuerte en EEUU no llegaría a compensar la frenada del
ficientemente bueno”. crecimiento y la deflación en otras partes del mundo como la Eurozona,
Japón y las principales economías emergentes de Rusia, Brasil, China,

150
151
Sudáfrica y Turquía (con la excepción de la India, que puede
que este Roberto Azevédo, el director general de la OMC, sostiene que el cre-
año crezca más rápido). Los países emergentes no pueden ayudar
, por- elmiento mediocre del comercio en los últimos años se debe a la recu-
que sus economías funcionan muy por debajo de su pleno potenc
ial, peración pobre tras la crisis financiera. También avisaba de que el
según el Banco Mundial.
crecimiento económico en todo el mundo seguía siendo “frágil” y vul-
También resulta
/ revelador el informe anual de | a Organización
izaci Mun- nerable a las tensiones geopolíticas.”
dial del Comercio (OMC).* El comercio global deberá hacer frente al
Un destacado keynesiano, Brad DeLong, se ha dado cuenta ahora
menos a dos años más de crecimiento decepcionante, según la
OMC. 3 de que Estados Unidos “no experimentó una recuperación rápida, en
que considera que solo crecerá un 3,3 por ciento en 2015
j lorma de uve, que lo llevase hasta la anterior tendencia de crecimiento
de la tasa de crecim.
iento del PIB que" prevé el FMI.
.

de producción potencial”.'* En el punto más bajo de la Gran Recesión


> d hi
UN
Durante al menos tres décadas antes de la crisis financiera de 2008 de 2008-9, el PIB real de EEUU era un 11 por ciento más bajo que la
en la era de la “globalización”, el comercio mundial crecíaregularmill) tendencia de 2005-7. A día de hoy, la tendencia se sitúa un 16 por
el doble de rápido que el PIB mundial. Con un crecimiento del 2,8 ciento por debajo de ese nivel. Las pérdidas de producción acumuladas
por
ciento en 2014, el comercio global se ha expandido al mismo cid con relación a las tendencias de 1995-7 son ahora de un 78 por ciento
por debajo de la tasa de crecimiento de la economía global más amplia del PIB de un año en el caso de EEUU y de un 60 por ciento del PIB
durante tres años consecutivos. El crecimiento del comercio mundia de un año en el de la Eurozona. DeLong continúa:
l
o
continúa quedándose muy rezagado con res pecto a la tendencia d
de la Gran Recesión (véase la Figura 7.4). Hace un año y medio, cuando algunos de nosotros creíamos que
0
en 2017 se llegaría al nivel de la nueva tendencia de producción
potencial, fuera la que fuera, nuestra previsión era que la Gran
Figura 7,4
Recesión acabase costando al área del Atlántico Norte una pér-
Crecimiento anual medio del PIB real global y del dida de producción de aproximadamente un 80 por ciento del
comercio mundial (en %), 1992-2013 producto de un año, supongamos que de unos 13 billones de
A A
dólares. Actualmente, la posibilidad de llegar a los nuevos niveles
A O A 439 El 00) 1
e > 59 Sp LON
normales, sean los que sean, dentro de cinco años, parece opti-
mista, e incluso en el caso de cumplirse, estaríamos hablando de
70 4 unas pérdidas de 20 billones. Una posibilidad pesimista, con
60 4
cinco años como 2012-14, más otros cinco de recuperación, su-
pondría una pérdida de riqueza total de 35 billones de dólares.
50 -
40? DeLong concluye que “llegará un momento en el que tendremos
30 ) que dejar de llamar a esta situación “la Gran Recesión” para llamarla
is an
la Depresión Mayor”.
20 -
10
¿Por qué no hay recuperación?
00 =— ——
A LN 2008-2013 Ben Bernanke terminó su mandato en la Reserva Federal en enero
al
de 2014. Se despidió con un discurso durante la reunión anual de la
Fuente: OMC mig est American Economics Association (AEA).'' La AEA representa a los eco-

152
153
nomistas de la corriente convencional de Norteaméri
ca. Hablando ante Durante la crisis, un economista keynesiano, Roger Farmer, afirmó
sus colegas, Bernanke aprovechó para declarar que sus políticas
habían que la Fed debería actuar con decisión y empezar a comprar acciones
conseguido evitar un derrumbe financiero cuando
la crisis estalló en directamente para elevar los precios en el mercado de a (cosa ue
2008. Subrayó que la actuación de la Fed había logrado
cambiar el el Banco de Japón ha estado haciendo de forma limitada).!? Farmer creía
rumbo de los acontecimientos.
| que estas adquisiciones (mediante la fabricación de moneda)pu no
En esta crisis, según el mismo Bernanke, aplicó políticas monet impulso al mercado de valores, y así se recuperaría la riqueza de los in
arias
para evitar ciertos errores. La Fed redujo su tasa de interé versores, que podrían empezar a comprar más ea de pai ; a
s casi hasta
cero, proporcionó una ayuda financiera enorme al sistema bancar invertir, cosa que aumentaría la “demanda efectiva” (para utilizar ; tér-
io, en |
particular a los mayores bancos de inversión, los que eran mino keynesiano). Bernanke no hizo esto, pero la Fed actuó de pl
“demasiado
grandes para quebrar”, y entonces aplicó medidas monetarias muy parecida: inyectó tanto efectivo en elsistema financiero que , nm
“no con-
vencionales”, a saber, expandió la cantidad de dinero (facil cado de valores se disparó. Según las medias mensuales del índice de
itación cuan-
titativa) comprando bonos gubernamentales, corporativos e hipote precios de cierre reales (ajustados a la inflación) de S8ch el mercado de
carios
a los bancos para estimular la economía. A raíz de estas adquis valores estadounidense ha crecido, en términos reales, hasta llegar a más
iciones,
el balance de la Fed se ha hinchado hasta casi 4 billones de del doble de su valor en el punto más bajo de 2009.
dólares, lo
que equivale a un 25 por ciento del PIB de EEUU. Esto no ha llevado a una recuperación del crecimiento nd
|
Bernanke estaba convencido de que fueron estas medidas las que el empleo y la renta media, como sostenía Farmer y esperaba peo e
consiguieron salvar la economía capitalista. Pero ¿realmente Fl crecimiento económico de EEUU sigue muy por debajo de la ten-
fue así? En
primer lugar, no consiguieron evitar realmente el derrumbe dencia; el desempleo, especialmente a largo plazo, sigue muy por encima
financiero,
Es cierto que entidades como Goldman Sachs, Morgan Stanle de la media; y la renta familiar media en términos P.. quel muy por
y y JP
Morgan se libraron de la quiebra, pero Bear Stearns,
AIG y Lehman debajo de los niveles de pre-crisis (véase la Figura 7.5).
Brothers sí quebraron (y a Merrill Lynch le faltó poco). Tambi
én que- Figura 7.5
braron muchos de los principales prestamistas hipotecarios
. Además,
hubo cientos de bancos y prestamistas de menor envergadur Renta real media anual de las familias, EEUU
a por todo
el país que entraron en quiebra. El derrumbe financiero que (en dólares estadounidenses)
tuvo lugar
a nivel mundial costó a los contribuyentes unos 3 billones
de dólares 58000 E e de
como mínimo, en efectivo y préstamos, para estabilizar la
situación. id |

En segundo lugar, las grandes medidas monetarias antidepres


ión de
Bernanke no han conseguido recuperar el crecimiento econó
mico y el
empleo, a nivel mundial o en EEUU, hasta los niveles previo
s a la cri-
sis.'” Bernanke sostenía que se había puesto en marcha una recup
eración
económica basada en la creación de un nuevo boom en el merca
do de
valores, el mantenimiento de los tipos de interés bajos y las
subvenciones
a los bancos. De alguna manera, esta generosidad financ
iera tenía que
estimular las partes reales y productivas de la economía estad
ounidense,
Pero ¿ha sido así?
Fuente: Reserva Federal de EEUU,

154
155
Puede que las políticas de Bernanke hayan sido buenas para los gran-
des bancos de inversión y para los inversores del mercado de valore un seguro de daños personales, un dinero que hubiera estado más bien
el inmobiliario, pero no lo han sido para la industria, la
s empleado en la financiación de la industria y para mantener bajas las
de trabajadores o los desempleados. Las corporaciones del
gran ma o condiciones de los préstamos. En otro escándalo, se ha descubierto que
sector A la la división de banca privada de HSBC, con sede en Suiza, se dedicaba
producción de EEUU no parecen haber ganado la confianza sufici
ente
para empezar a utilizar el enorme saldo de caja que han amasado con 1 esconder las ganancias ilícitas de miles de ricos de diferentes países
el que no querían pagar sus impuestos sobre la renta. HSBC buscó acti-
Incremento de beneficios conseguido mediante los recortes de sus plan-
tillas y manteniendo los salarios al mínimo. Las grandes compa vamente formas y trucos para que el efectivo de estos millonarios pu-
nen unos márgenes de beneficios que están llegando a niveles
ñías tie- diera volver a entrar en sus países respectivos sin que tuvieran que pagar
récord y penalizaciones fiscales.
grandes reservas de efectivo acumuladas, pero la inversión de estas
, em-
presas en la economía real es muy poca; en realidad, su inversión También tenemos a RBS, un banco británico que llegó al borde del
se ha
destinado a dividendos, recompras de acciones y especulación desastre durante el colapso financiero a causa de la gestión liderada por
en activos
financieros, y, por supuesto, a un nuevo florecimiento de Fred Goodwin, que fue nombrado caballero por su contribución al sec-
los mercados
inmobiliarios. Partiendo de unos niveles bajísimos, los precio tor bancario. Goodwin era conocido por la forma intimidatoria con que
s de las vi-
viendas en EEUU se han disparado hasta crecer más de un 13 por ciento trataba a sus empleados y su predilección por el riesgo y los grandes
al año (en Reino Unido ocurre un fenómeno parecido). bonus. Se fue de RBS, pero no sin llevarse una generosa pensión y un
apretón de manos de la junta, igual que todos los altos ejecutivos de los
bancos cuando se les ha pedido que dimitan tras un escándalo. Y, en
Para los bancos, lo mismo de siempre mayo de 2015, los grandes bancos de EEUU y Reino Unido fueron
multados por valor de 6.000 millones de dólares por manipular los mer-
El sector bancario global sigue inmerso en el lodazal del escándalo
cados de divisas. Desde que los escándalos y las actividades ilegales se
la corrupción y la mala gestión, con nuevas revelaciones casi
cada h. hicieron públicas, ni un solo directivo de estos bancos ha sido imputado
mana. La banca continúa sin cumplir la que se supone que es
su tarea; o condenado en un tribunal penal por sus acciones.'”
proporcionar liquidez y crédito a las familias y a las empresas
para que Al contrario: ante todos estos escándalos, los bancos se han mostrado
puedan pagar el capital de explotación e invertir para crecer,
; indiferentes. JP Morgan mantuvo activo un grupo de trabajo de riesgo,
Consideremos el caso de los bancos británicos: Barclays ha sido
mul- centrado en enormes operaciones de derivados, las mismas “armas fi-
tado por un valor de 450 millones de dólares por su participació
n en el nancieras de destrucción masiva” (usando las palabras del mayor inver-
llamado escándalo Libor, en el que se dio una colusión entre
traders sor del mundo, Warren Buffett) que desencadenaron la crisis de 2008.
para fijar el tipo de interés de los préstamos interbancarios, que
establece ¡La “ballena de Londres” (así se conocía a la división de derivados de JP
el valor mínimo para los costes de la mayoría de préstamos
en todo el Morgan) acabó provocando una pérdida para el banco de 6.000 millo-
mundo. Este fraude implicó que las autoridades locales, las ONG
y las nes de dólares! Su trader principal, Bruno Iksil, comunicó a sus supe-
empresas acabaran pagando más de lo que hubieran debido por
los prés- riores que estaba preocupado por la magnitud “escalofriante” de las
tamos solicitados. HSBC fue acusado por el Congreso de
EEUU de operaciones que gestionaba. Le ignoraron. La Office of Comptroller of
blanquear dinero proveniente de los cárteles del narcotráfico
mexicanos the Currency, la supervisora estadounidense de JP Morgan, que se su-
y de infringir las sanciones contra Irán (igual que Standard Charte
red) ponía que debía controlar estrechamente a los bancos por aquel enton-
Lloyds Bank, junto con otras entidades, ha tenido que compensar, ces, tampoco hizo nada.
col
5,3 millones de libras, a sus clientes por malas prácticas en
la ont de Bob Diamond, el ex-director ejecutivo de Barclays que acabó siendo

156
157
despedido tras el escándalo Libor (pero solo después
del gobernador del Banco de Inglaterra), afirmó que
de las presi manipulación del Libor. Durante seis años, este banco había manipu-
define la cultura es la manera como se comporta
“para E o lado el Libor y otros destacados índices de referencia. Hasta treinta em-
la gente es . pleados de Rabobank, incluyendo a siete directivos, de Nueva York hasta
hay, nadie mirando.”'* Queda claro que la cultura banca
utilizar el dinero de los clientes, el efectivo y las garan
ria consi - Y Utrecht y Tokio, hicieron más de 500 peticiones, impropiamente do-
ha : : tías de los pm cumentadas, para cambiar el Libor y el Euríbor. El director ejecutivo
uyentesy las inver siones de los accioLia
nistas para hacer enormes benefi
cios mediante activos arriesgados, tras lo cual sus ejecutivos del banco tuvo que dimitir; alegó que no sabía lo que había estado ocu-
reci
s reciben unos |
bonus desorbitados.!?
) triendo, pero que era su responsabilidad.
; Desde que se publicaron estos escándalos, la situa De una forma similar, los responsables del banco global suizo UBS
led casino E informe secreto revelaba hace
ción no ha dijeron que habían abierto una investigación interna de su rama cen-
ntinúa con su
poco que Barlil trada en el mercado de divisas, y que “hemos tomado y tomaremos las
objeti e
be
“el miedo y la
| medidas adecuadas con respecto a ciertos empleados.” La entidad re-
: ÓNplead(oos para
rbe
quieren seguir exactamente como antes.'* Ahora ha
cumplola
irlo. Los3 guladora suiza ha obligado a este banco a aumentar un 50 por ciento la
luz que durante el colapso financiero, cuando Barclays
salido a la cantidad de capital de reserva para hacer frente a posibles demandas. El
zado con la nacionalización parcial, su junta prestó
estaba ame. Deutsche Bank dijo que había apartado 1.200 millones de euros para
dinero a uno po gestionar los posibles litigios. En Reino Unido, el parcialmente público
versores de Qatar, que después invirtieron en accio
valor de 12.000 millones de libras. ¡De esta forma,
nes del ban E Lloyds Bank reveló que tenía una “provisión” de 750 millones de libras
el banco e 6 a para pagos compensatorios por malas prácticas en la venta de sus seguros
control estatal emitiendo más préstamos! Todavía de
qué tipo de comisiones recibieron los inversores gatar
se ha escl E ido l de crédito en el tercer trimestre. La factura total por su mala conducta
ís > Y ha sobrepasado ya los 8.000 millones de libras, que en realidad van a
, Piso: banco belga que acabó nacionalizado,
intentó este mismo cargo del contribuyente.
uco en 008, igual que el islandés Kaupthing, que
un miembro de la familia real gatarí que después
“prestó” dinero a ¿Qué podemos decir del británico Cooperative Bank, que supuesta-
Pa
mismo banco
lo reinvirtió en el
Pe. Lose gatarís se llevaban comisiones, por lo que mente formaba parte del muy antiguo movimiento cooperativo? Du-
si las accion es no tenían ningú
a ellosbe les rante esta depresión acabó convertido en una institución de agresiva
ingú n valor. Se trata simpl | e- especulación financiera en las manos de sus imprudentes ejecutivos,
mente de una nueva cantidad a ¡
para los contribuyentes en entre los cuales tenemos al presidente, un aficionado al “cristal” (me-
e a Nas poca a tanfetamina) que alquilaba gigolós en su tiempo libre y apenas sabía
Después tenemos el Monte dei Paschi di Siena. Se
venerable y antiguo banco proveniente del corazón
descubrió que este nada sobre banca, y todavía menos sobre los objetivos éticos del movi-
de Italia ni d miento cooperativo. El banco está al borde del desastre, con una deuda
planes de cuentas, para ocultar que su descontrolada
división de d de de 3.000 millones de dólares, y a pesar de todo se aconseja a sus socios
vados había perdido más de 700 millones de euros
en o eracio y que dejen que los banqueros lo administren como una sociedad anó-
entidad reguladora, esta vez el Banco de Italia, afirm
ó nople 0 del nima con ánimo de lucro totalmente desvinculada de su pasado coope-
o hasta que el banco solicitó que le rescataran de la
quiebra con el rativo.
nero de los contribuyentes. El actual director del Banco
he Mario Draghi, dirigía entonces el Banco de Iralia.
Central E Nadie ha sido imputado por estas actividades inmorales y probable-
Re mente ilegales.!? Lo que ha ocurrido es que miles de trabajadores de
or otra parte, el banco holandés Rabobank
base de estos bancos, que no han tenido nada que ver con estos escán-
compensación de 1.000 millones de dólares
ÓN dalos ni con sus operaciones excesivamente arriesgadas, que se limitaban

158
159
a trabajar en sus oficinas o en las ventanillas, han sido despedidos para
Para Estados Unidos, la diferencia era todavía mayor, de un 16 por
reducir costes, Y cada mes que pasa se siguen perdiendo puestos de tra-
ciento; y para Japón, de un 18 por ciento.
bajo.
El número de puestos de trabajo en el sector bancario de Reino Figura 7.6
Unido llegó a un pico en 2007, con 354.134; según el Centre for Eco-
Nivel de inversión empresarial e inmobiliaria en 2014 comparada
nomics and Business Research, la cifra de empleados ha bajado hasta -
con la de 2008 (% de diferencia)
menos de 240.000. Desde el punto más alto de la burbuja, uno de cada
tres puestos ha sido eliminado. 00

La extensión y la naturaleza de estos escándalos bancarios continua- '5.0


10.0
dos ha obligado incluso a los defensores del libre mercado y la City de
-150
Londres, como el antiguo ministro de finanzas del gobierno Thatcher, 20.0
Nigel Lawson, a pedir la plena nacionalización de RBS. El banco ya -250
pertenece en un 82 por ciento a los contribuyentes, pero eso no significa -30.0
|
Eurozona EZ Otros
nada, porque no tienen derecho a decidir nada respecto al funciona- 35.0 ] Econ. EEUU Reino Japón
avan Unido perif, centro
miento del banco, los bonus que se pagan o lo que se hace con los de- e
% Empresarial Mi Residencial dd
pósitos, los préstamos y las inversiones. Ahora, Lawson dice que en vez
de privatizarlo, habría que nacionalizarlo por completo, y que el go-
Fuente: OCDE, cálculos del autor.
bierno debería intervenir para “convertirlo en un vehículo para incre-
mentar el crédito a las empresas.” En vez de hacer esto, el gobierno Recientemente, el Banco de Pagos Internacionales (BPD se hacía eco
conservador británico ha decidido acelerar su liquidación, en detri- de lo mismo: que la Gran Recesión y la recuperación débil y lenta que
mento de los contribuyentes. la siguió en las principales economías fue debida al colapso de la inver-
sión empresarial, es decir, que fue culpa del capitalismo.” Según el BPL:

¿Hay mejoras? La inversión empresarial no es solamente un factor clave para el


El ex-director de la Fed, Ben Bernanke, y los economistas conven= crecimiento a largo plazo, sino también un componente alta-
cionales nos dicen que se ven mejoras.?' Sin embargo, la acumulación
mente cíclico de la demanda agregada. Es, por lo tanto, uno de
los principales contribuyentes a las fluctuaciones del ciclo eco-
de capital permanece en un nivel muy bajo, insuficiente para impulsar
nómico. Esto se ha hecho evidente durante la pasada década. El
el crecimiento económico y el empleo hasta los niveles de pre-crisis, por colapso en inversión de 2008 fue responsable de una buena parte
no hablar de los niveles de los años sesenta. de la contracción de la demanda agregada que llevó a muchas
Esta es la razón principal del “paso de tortuga” global: el colapso de economías avanzadas a la peor recesión que habían experimen-
tado en décadas. En todas estas economías, la inversión privada
la burbuja inmobiliaria en muchas economías avanzadas, que fue una
no residencial cayó un 10-25 por ciento.
causa de la caída de inversión en el sector privado. Pero el colapso de la
inversión empresarial fue mucho mayor y más duradero.
El FMI halló que la inversión empresarial en las economías avanzadas Inversión y rentabilidad
fue un 13 por ciento más bajo entre 2008 y 2014 de lo que esperaba en ¿Por qué disminuye la inversión? Paul Krugman sugiere que la in-
la primavera de 2007, antes de la Gran Recesión (véase la Figura 7.6). versión cae por un aumento general del poder de monopolio: “La res-

160 161
puesta más relevante, diría yo, es la importancia cada vez mayor de las
dad corporativa global, que muestra una caída desde casi un 9 por
rentas de monopolio: los beneficios que no representan las ganancias
ciento antes de la Gran Recesión hasta menos de un 4 por ciento en el
derivadas de las inversiones, sino que reflejan el valor del dominio de
punto más bajo de 2009, tras lo cual se recuperó hasta un 8 por ciento
un mercado.”” Aunque el hecho de que hubiera más monopolios po-
en 2011. Pero en 2012 volvió a bajar hasta un 7 por ciento, un 13 por
dría explicar unos beneficios más elevados con una inversión menor,
ciento por debajo del pico de febrero de 2008, cuando empezó la Gran
hay pocas pruebas de que el poder de monopolio haya crecido en los
Recesión. Este declive en la rentabilidad global está impulsado por Eu-
últimos años. Al fin y al cabo, la inversión en activos fijos también es
ropa y por una caída en las economías emergentes.
baja en los sectores competitivos.
Un informe de la ONU también consideraba que el problema era
Hay también otra explicación, en este caso poskeynesiana: los bene-
que no se había conseguido una recuperación de los ingresos prove-
ficios elevados son la otra cara de la moneda de una caída de las rentas
nientes de la inversión corporativa global.” La rentabilidad de las in-
reales y de la participación de las rentas del trabajo en la renta nacional
versiones en los sectores productivos del mundo estaba, en 2011, un
total. Steward Stanley afirma que la contracción sostenida de los salarios
20 por ciento por debajo de donde estaba antes del crash financiero
en los últimos años “ha agotado la demanda”, ha estimulado el consumo
global y la Gran Recesión en el caso de las economías capitalistas
financiado con créditos y ha incrementado el riesgo económico.?*
avanzadas, y un 15 por ciento por debajo en el caso del conjunto
Por otra parte, el economista de la escuela austríaca Benjamin Hig- mundial.
gins considera que las empresas no quieren invertir porque se sienten
La Comisión Europea también ha dado su opinión sobre la renta-
más o menos “inseguras con respecto al régimen”: con esto Higgins
bilidad y la inversión corporativas en Europa? señalando que la inver-
quiere decir que les preocupa que los derechos de propiedad privada de
sión no residencial (que excluye la compra de viviendas por parte de
los inversores sobre su capital y la renta que les proporciona se reduzcan
las familias) como participación del PIB se encuentra en su nivel más
todavía más por la acción gubernamental, mediante regulación, impues-
bajo desde mediados de los noventa”. La razón principal: “un nivel de
tos y otros controles.
rentabilidad reducido.” El informe menciona una cuestión clave: las
El FMI cree que se trata de una falta de demanda. Las empresas ca- “cifras de los beneficios corporativos tienden a guardar una estrecha co-
pitalistas no invierten lo suficiente porque hay una falta de demanda relación con el crecimiento de la inversión”, y solamente las compañías
de sus productos. Esta respuesta obliga a plantear esta pregunta: ¿por
que no necesitan endeudarse y tienen grandes cantidades de efectivo
qué hay una falta de demanda? Tampoco se reconoce que el priciól pueden invertir, pero incluso ellas son reacias a hacerlo. La comisión
componente de la fluctuación de la demanda agregada, desde 2007, ha
halló que la rentabilidad en Europa “se ha mantenido por debajo de
sido la inversión. Al fin y al cabo, la inversión forma parte de la de- los niveles de pre-crisis”.
manda agregada, tal y como señala el BPL.
El BPI cree que “la incertidumbre respecto al panorama económico
No hay ninguna necesidad de recurrir al poder de monopolio, la y los beneficios esperados desempeñan un papel clave en el estímulo de
contracción salarial o el “miedo al gobierno” para explicar la depresión la inversión, mientras que el efecto de las condiciones de financiación
prolongada de la inversión empresarial. Tenemos la realidad objetiva
parece ser escaso.” Este banco rechaza la idea general de que la causa
de la baja rentabilidad. Puede que las compañías grandes hayan visto
del escaso crecimiento y la poca inversión sea la falta de financiación
aumentados su flujo de caja y sus beneficios, pero en muchas economías
barata por parte de los bancos o la falta de inyecciones de crédito de
capitalistas, como Reino Unido y Europa, la tasa de beneficio no se ha los bancos centrales.
recuperado.
En vez de eso, el BPI investiga lo que llama una “explicación su-
Los economistas de JP Morgan hicieron un estudio de la rentabili- puestamente más plausible del lento crecimiento de la formación de

162
163
capital”, a saber, “una falta de oportunidades de inversión rentables,” nemos que buscar impactos negativos inciertos e inesperados o in-
en
Según esta institución, las compañías se encuentran con que las ganan- tervenciones gubernamentales en los precios del trabajo y el capital
cias derivadas de expandir su masa de capital “no superan el coste ajus- el mercado para explicar el estancamiento. Lo que pasa simplemente
an
tado al riesgo del capital o las ganancias que podrían obtener con activos es que no hay suficientes beneficios para que los capitalistas inviert
financieros más líquidos”. De manera que las empresas no quieren des- como lo hacían antes.
tinar la mayor parte de sus beneficios a inversiones productivas mate-
La Comisión Europea cree que las corporaciones de la Eurozona
riales. “Incluso si tienen una confianza relativamente sólida en las por
deben hacer un mayor desapalancamiento, equivalente a un 12
e e . .

futuras condiciones de demanda, puede que las empresas sean reacias


ciento del PIB, y que este ajuste, desarrollado a lo largo de cinco años,
a invertir si creen que las ganancias derivadas del capital adicional van 1,6
reduciría la inversión corporativa por un valor acumulado de un
a ser bajas.”?
por ciento del PIB. Dado que la inversión no residencial en relación
La rentabilidad del capital tiene que ser lo suficientemente elevada con el PIB está en un punto mínimo del 12 por ciento en el momento
in-
para justificar la inversión en alta tecnología, que entraña más riesgos,
de escribir, se trataría de un golpe considerable al crecimiento de la
y para cubrir una carga de deuda muy superior (incluso si los costes de versión.
amortización actuales son bajos).
Si la razón de que las grandes economías sigan inmersas en la Larga
Depresión (definida como un crecimiento y una inversión por debajo El ogro de la deflación
de las respectivas tendencias) es realmente que hay una baja rentabilidad La Conference Board de EEUU, que sigue de cerca el crecimiento
y una deuda excesiva, no parece que la situación vaya a mejorar. de la productividad, halló que el crecimiento global de la productividad
por
Según JP Morgan, que suele ser optimista con respecto a la recupe- del trabajo, calculado como el cambio medio en producción (PIB)
ración de la economía capitalista, los márgenes de beneficio de las cor- persona empleada, seguía atascado en un 2,1 por ciento en 2014, sin
2,6
poraciones de EEUU (es decir, la proporción que acaba siendo mostrar indicios de aumentar hasta su media de la pre-crisis, de un
beneficios por cada unidad de producción) han subido hasta niveles ré- por ciento (1999-2006).
cord, pero ahora han empezado a caer. “La proporción del valor neto La Conference Board considera que la falta de mejora en el
añadido empresarial que se lleva el capital, o beneficios acumulados crecimiento de la productividad global en 2014 fue debida a diversos
netos, ha ido cayendo poco a poco desde el pico de 2012. Sin embargo. factores, entre ellos una profunda disminución del crecimiento de la
la parte destinada a beneficios, que se corresponde, en esencia, con los productividad en Estados Unidos y Japón, una ralentización de la pro-
beneficios acumulados netos menos los pagos de los intereses, ha per- ducción a más largo plazo en China, un colapso casi total de la produc-
manecido más o menos sin cambios desde 2012. Los beneficios corpo- tividad en Latinoamérica y un debilitamiento sustancial de la de Rusia.
rativos ajustados han declinado a un ritmo del 5,5 por ciento anual en
La productividad del trabajo en las economías capitalistas maduras
el 2014, según los datos más recientes. Sin embargo [...] creemos que
solo creció un 0,6 por ciento en 2014, un poco menos que en 2013,
la progresión natural del ciclo económico empezará a contraer gradual- en
cuando creció un 0,8 por ciento. El crecimiento de la productividad
mente los márgenes de beneficios empresariales.”2
Estados Unidos pasó de un 1,2 por ciento en 2013 a un 0,7 por ciento
un
Por supuesto, en Estados Unidos, el nivel de beneficios totales ha en 2014, mientras que el de Japón cayó todavía más, pasando de
superado el pico previo a la crisis, pero no ocurre lo mismo con la tasa La
débil 1 por ciento a los números negativos con un -0,6 por ciento.
por
de beneficio, En muchas otras economías capitalistas avanzadas, ni si- Eurozona vio una mejora muy leve en la productividad, de un 0,2
quiera la masa de beneficios ha llegado al nivel del pico previo. No te- ciento en 2013 a un 0,3 por ciento en 2014.

164 165
Para 2015 se prevé que el crecimiento global de la productividad sea
La actual situación de bajo crecimiento es un reflejo de la carga de
todavía más débil, con una caída hasta el 2 por ciento, siguiendo una
los niveles todavía elevados de deuda que pesa sobre el coste del crédito,
tendencia descendente a más largo plazo que empezó alrededor de 2005,
en relación con las ganancias potenciales del capital, y, por lo tanto, del
A pesar de la leve mejora en las economías maduras (que han pasado
crecimiento. La tarea de una caída (devaluar los activos, tanto los ma-
de un 0,6 por ciento en 2014 a un 0,8 por ciento en 2015), se prevé in-
teriales como los ficticios) todavía no se ha cumplido. Si los tipos de
que en las economías emergentes y aquellas en vías de desarrollo el cre-
terés empezaran a subir, se podría desencadenar fácilmente una E
cimiento se ralentice bastante, pasando de un 3,4 por ciento en 20144
caída si el coste de amortizar la deuda corporativa y gubernamental se
un 2,9 en 2015. ;
elevara hasta niveles insostenibles.
Lo que es peor es que, a medida que el crecimiento de la producti-
A continuación vendrá una caída para “limpiar” los “excesos a ca-
vidad se ralentiza, parece que la inflación global también se frena, y que OS de la del
pital que todavía impiden que haya un aumento
varias economías clave se están adentrando en una deflación de precios,
tabilidad. Mientras tanto, el crecimiento económico de as a es
que es otro indicador clásico de una depresión. Esto es un motivo de
economías permanece muy por debajo de los tendencias an ala yA
preocupación para el EMI, y su directora, Christine Lagarde, ha pedido
sis, y persiste también la incapacidad de las economías capitalistas de
a los bancos centrales que actúen contra este “ogro de la deflación”.
elevar su productividad. La Larga Depresión continúa.
A finales de 2014, la Eurozona cayó en deflación por primera vez en
más de cinco años. Japón está a punto de volver a caer en ella, y los ín-
dices anuales de inflación de EEUU y Reino Unido están muy por de-
bajo del objetivo marcado por los bancos centrales de un 2 por ciento
anual.
Nosotros, los comunes mortales, podemos pensar que el hecho de
tener unos precios estáticos o decrecientes es una buena noticia que re-
ducirá nuestro coste de vida, pero para los estrategas del capital significa
que los márgenes de beneficios se encogen, el crecimiento de la inversión -
se debilita y que la “recuperación” se acaba. Si la gente prevé una bajada
de precios, deja de gastar hasta que los precios acaban cayendo. Si no
hay inflación, las corporaciones que tienen grandes deudas no podrán
aprovecharse de ninguna caída en el valor real de la deuda, y deberán
encontrar más beneficios para pagarla.
Como hemos visto en el capítulo 6, la recuperación después de la
gran caída ha sido entorpecida y frenada por el peso muerto de una
deuda excesiva acumulada durante el llamado periodo neoliberal des-
pués de principios de los ochenta, y especialmente durante la burbuja
de crédito e inmobiliaria a partir del año de 2002. El nivel de deuda de
la economía mundial no ha caído a pesar de la Gran Recesión, el crash
bancario y los rescates. No se está dando ningún desapalancamiento, o
al menos no en proporciones significativas.20

166 167
Capítulo 8

Estados Unidos al ralentí

Creo que tendrá que pasar tiempo, bastante tiempo hasta que volvamos a tener otra
crisis fnanciera del mismo tipo que la de 2008, y otras como la de Japón a finales de
los ochenta o la Gran Depresión. Creo que este tipo de crisis nos queda muy lejos.
Lawrence Summers'

Entre las principales economías capitalistas, la estadounidense es la


que mejor se ha recuperado de la Gran Recesión, pero tampoco es que
esto sea realmente una gran noticia. El crecimiento no ha vuelto a las
cifras de pre-crisis, los niveles de inversión empresarial son similares, y
aunque el desempleo ha bajado, todavía es mayor que antes de la crisis
financiera. Y lo que es más importante es que la rentabilidad del capital
de EEUU, aunque se recupera desde que llegó a su punto más bajo en
2009, todavía está por debajo del nivel de 2006 y más bajo aún que el
de 1997.
La crisis global empezó en Estados Unidos con el colapso de la bur-
buja inmobiliaria y la subsiguiente crisis del crédito, que se extendió a
través del Atlántico hasta Europa. EEUU fue el primero en caer y el
primero en recuperarse. De las grandes economías capitalistas, fue la
primera nación que recuperó el aliento hasta el punto de superar su
nivel previo de producción.
Sin embargo, la inversión sigue por debajo del pico previo, y el cre-
cimiento del PIB real sigue por debajo de la tendencia de crecimiento
de los últimos treinta años (véase la Figura 8.1). El crecimiento del PIB
real anual de EEUU en 2014 acabó siendo aproximadamente de un 2,4
por ciento, es decir, más o menos el mismo nivel en el que se ha man-
tenido desde el final de la Gran Recesión.
Durante la Gran Recesión, de principios de 2008 a mediados de

169
2009, la economía de EEUU se contrajo a un ritmo anual
de un 2,9 tendencia de crecimiento se esté cerrando. La pérdida acumulada de
por ciento, con un descenso acumulado de un 4,3 por ciento
. Duran producción en relación con la producción potencial se acercaba a los 6
la “recuperación” de mediados de 2009 a finales de 2014,
la economía billones de dólares en 2014, o, lo que es lo mismo, a casi 20.000 dólares
de este país creció solamente un 2,2 por ciento anual.
por cada estadounidense.
El crecimiento anual medio del PIB real de EEUU (incluyendo la
Figura 8.1 Gran Recesión) ha sido solamente de un 0,9 por ciento, comparado
Crecimiento anual del PIB real de EEUU (en %), con el 2,4 por ciento de los años previos a 2007 y muy por debajo de
1998-2014
AAA las medias anuales de los ochenta y los noventa (véase la Figura 8.2).
E
5.0
Figura 8.2
| 40
las Media del crecimiento anual del PIB real de EEUU en varios
| periodos (en %), 1983-2014
| 20

lo
| 00

[10
l-z0
Lao dai EE 28
| ¿38 SERRESÉSEES33s9
Fuente: BEA. ' Lo 7 . —

1983-91 1992-00 2001-07 2008-14

La recuperación económica estadounidense ha sido más Fuente: BEA.


débil que
ninguna otra del periodo de posguerra. Además, el crecimiento
del PIB Aunque todos los años de recuperación desde 2009 se han quedado
real ha ido cayendo a largo plazo, con una media de diez
ahora en un 1,7 por ciento anual. “La última cifra [de
años ala baja, cortos respecto a las expectativas y las previsiones de la economía con-
2014] (1,43 por vencional, los que se dedican a hacer pronósticos económicos siguen
ciento anual) es más baja que la del arranque de todas las
recesiones siendo optimistas.
con la excepción de la desencadenada por la Crisis del Petról
eo de 1973,
con la que se iguala, con una diferencia de dos decimales.”2 Por ejemplo, según el Deutsche Bank, 2014 tenía que ser el año en
| el que el crecimiento de EEUU superara el 3 por ciento, y en 2015 se
Ciertamente, esta Larga Depresión ha echado a perder consta
mente los esfuerzos potenciales de la inteligencia humana. Duran
nte- tenía que llegar a un 3,8 por ciento. El gran “calamar vampiro”, Gold-
te esta man Sachs,? consideraba que “en 2014, la economía estadounidense
recuperación, el crecimiento de la producción ha sido más lento
las dos recuperaciones anteriores, a pesar de que esta vez la
que en acelerará hasta un ritmo de crecimiento superior a la tendencia”. Los
producción ha sido muy superior durante la recesión. No hay
caída de la economistas de la entidad resumían así sus razones: “La aceleración es-
de que la enorme brecha que se ha abierto entre la producción
indicios tará probablemente impulsada por un crecimiento más rápido de con-
real y la sumo personal y de gastos de capital fijo empresarial, con un apoyo

170
171
continuado por parte del sector inmobiliario.”* Sus esperanzas no se hi-
subió un 2,5 por ciento, en 2011 aceleró hasta 7,6 por ciento y después
cieron realidad, ya que el crecimiento del PIB real de EEUU en 2014
se frenó un poco, hasta 7,3, en 2012. Pero en 2013 lafrenada fue sig-
se quedó en un 2,4 por ciento.
nificativa, hasta solo un 2,7 por ciento. El nivel de inversión por parte
Buena parte del crecimiento del PIB real proviene del aumento de de las 500 mayores compañías de EEUU en comparación col sus ventas
existencias de las empresas, que han comprado productos a sus provee- o sus activos sigue muy por debajo de los niveles de los años noventa.
dores sin estar seguros de la demanda que habrá para ellos en el merca- |
La inversión empresarial neta —después de descontar la devaluación
do. El aumento del gasto de los consumidores ha sido, de media, de
de las existencias— es todavía un tercio más baja que en el pico de pre-
menos de un 2 por ciento anual desde el final de la Gran Recesión, -
crisis. La inversión neta en estructuras ha caído hasta menos de la mitad
mientras que el gasto empresarial en maquinaria y software continúa
del pico previo, y por lo que respecta al equipamiento es Un 20 por
bajando, y se sitúa aproximadamente en un 3 por ciento, cifra de ningu-
ciento inferior. Incluso con respecto al software, la inversión neta sigue
na manera suficiente para reemplazar equipamiento que ha perdido
siendo un 12 por ciento más baja. Los picos de inversión empresarial
valor o se ha quedado obsoleto. neta (como parte del PIB) han sido cada vez más bajos en las recupera-
Con un 2,2 por ciento de crecimiento medio del PIB real estado- ciones que han tenido lugar desde los ochenta (véase la Figura 8.3).
unidense durante la recuperación,* el aumento de producción suma un
10 por ciento acumulado desde el verano de 2009. El gasto de los consu-
Figura 8.3
midores supone un 65 por ciento de ese crecimiento, un poco menos
que su participación real en el PIB, de un 68 por ciento. El gasto gu- Nivel de inversión empresarial por sectores en EEUU (2014)
bernamental disminuyó. La construcción residencial (construcción de comparado con el pico de 2008 (en %)
viviendas) representó un 9 por ciento del incremento económico. El co-
mercio neto restó un 0,4 por ciento al crecimiento del PIB real. Y lo AA z
a - |
|
más importante: la adquisición de nuevas existencias representó un im-
| -10
portante 19 por ciento del aumento del PIB real. Aunque es cierto que | |
-123 |
la inversión empresarial representó un 25 por ciento del 10 por ciento | “0
1

-183 |
de aumento del PIB real, esto no fue suficiente para dar un empuje a la
economía. En esta cifra se incluye la dudosa novedad, añadida por los
estadísticos oficiales, de los “productos de propiedad intelectual” o soft-
ware,

60 7 -55.5 |
Falta de inversión Global Estructuras Equipamiento Software |

La falta de inversión en capital productivo nuevo en vez de en activos


Fuente: BEA, cálculos del orbe
financieros y propiedades es la razón de que la economía estadounidense
esté experimentando la recuperación más débil tras una recesión desde El capital fijo de las corporaciones de EEUU envejece; la antigiiedad
1947. La inversión empresarial global todavía está por debajo de su pico media de las estructuras y el equipamiento es la más grande desde 1964
de 2007, y la tasa de crecimiento se ha ido ralentizando en vez de ace- y 1995 respectivamente, y, para los productos de propiedad intelectual,
lerarse. Durante la recesión de 2009 cayó un 16 por ciento, en 2010 como el software, desde 1983. Lo que está claro es que la economía es-

172 173
tadounidense se quedará atascada en la trayectoria de bajo crecimiento
parcial ha aumentado 3 millones, y los puestos de jornada completa han
actual (en el mejor de los casos) a menos que las empresas empiecen a
tenido una caída de más o menos la misma cifra.
invertir en equipamiento, fábricas y tecnología nuevos.

Figura 8.4
Empleo: una recuperación débil
La recuperación del empleo en EEUU ha sido más débil que en todas Tasa de actividad laboral de EEUU (número de personas en edad
las caídas previas. El número de trabajadores desempleados a largo plazo de trabajar con empleo), en %, 1990-2015
que no consiguen volver a entrar en el mundo laboral nunca ha sido.
mayor.
|
La tasa de desempleo de EEUU ha ido cayendo porque cada vez hay

TD di
menos trabajadores en la fuerza laboral. Los trabajadores que dejan de
formar parte de ella hacen que aumente la proporción de empleados en
una fuerza laboral más reducida. Los datos estadísticos funcionan así:
si tenemos una fuerza laboral de 1.000 personas, en la que hay 70 que |
se cuentan como desempleadas y 300 que han dejado de buscar empleo,
la tasa de desempleo será de un 7 por ciento. Si la fuerza laboral sigue |
siendo de 1.000 personas, pero ahora tenemos que 60 individuos se
cuentan como desempleados, porque el número de trabajadores que ha 64

dejado de buscar empleo es de 310, la tasa de desempleo se reduce hasta


un 6 por ciento, aunque, en realidad, la situación del mercado laboral 63
es peor.
La tasa global de actividad —la fuerza laboral (población activa) como -
62
porcentaje de la población total- cayó hasta el 63 por ciento a finales DIN
$ PELADAS OSOS
de 2014 (véase la Figura 8.4), la más baja desde 1978, cuando un gran ESSESELIELIL EEE
III E ES
EEES
e e

número de mujeres empezaron a entrar en el mercado laboral por pri-


mera vez. Fuente: Bureau of Labor Statistics, EEUU.

La fuerza laboral empleada de EEUU trabaja cada vez más a tiempo


parcial. En 1968, solo un 13,5 por ciento de los empleados estadouni-
Además, la mayoría de los nuevos puestos de trabajo son es sectores
denses trabajaban a tiempo parcial. Este tipo de contrato llegó a un pico
de bajo salario, como el del ocio y la hostelería, la venta al público y la
en enero de 2010, pero sigue representando más de un 18 por ciento
comida rápida. Aproximadamente un 60 por ciento de los empleos que
de todo el empleo.
se perdieron durante la última recesión eran puestos con una remune-
El incremento anual del empleo a tiempo parcial desde principios ración media, mientras que el 58 por ciento de los puestos de trabajo
de la década de 2000 ha sido regular, pero a partir de 2002 hubo una creados desde entonces son de bajo salario. Más o menos una cuarta
abrupta disminución de puestos de trabajo de jornada completa, que parte de todos los trabajadores de EEUU ganan rocnos de 10 dólares
se aceleró con la recesión. Desde 2002, el número de puestos a tiempo por hora. Según el Working Poor Families Project, “aproximadamente

174 175
un cuarto de los adultos de las familias trabajadoras de renta baja estaban y de jornada completa, especialmente en los sectores de manufactura
empleados en tan solo ocho puestos de trabajo: cajeros, cocineros, auxi-
de baja cualificación. Esto ha permitido al sector e iain
liares sanitarios, porteros, empleadas domésticas, dependientes en tien- la tasa de explotación para compensar la caída de la aaa
das, camareros y camareras o chóferes.” En realidad, Estados Unidos istas
experimentaron la mayoría de las principales economías A
es la economía con el porcentaje más alto de puestos de trabajo de baja
entre 1965 y principios de los ochenta. Los hiper medios e os E
remuneración de todo el G7. bajadores se han estancado, a pesar de que las “compensaciones je ias
La media de la renta familiar real, es decir, la renta que corresponde (seguro médico, pensiones, etc.) han subido un poco. mea el mismo
a las familias en la mitad del espectro, ha caído un 8,3 por ciento res- periodo, las capas superiores de la fuerza laboral empleada (altos a
pecto al nivel pre-recesión de 2007, y un 9,1 por ciento respecto al ré- tivos, etc.), como agentes de las políticas neoliberales en los lugares e
cord alcanzado en 1999. Según un estudio, a día de hoy, un 77 por trabajo, han visto unos aumentos espectaculares de ingresos y riqueza.
ciento de los estadounidenses llegan justos a fin de mes y sin poder aho-
rrar nada, al menos una parte del tiempo. La estimación oficial es que
un 15 por ciento de los estadounidenses vive en la pobreza. Sin em- Los ingresos reales han caído, la desigualdad ha aumentado
bargo, el salario más alto de la mitad más pobre de los asalariados de La media de los salarios semanales reales de EEUU sigue cayendo.
EEUU es de unos 34.000 dólares. ¡El número de estadounidenses que | Al 20 por ciento de la población con los ingresos más altos le : vo
ganan entre la mitad y dos veces la cifra que marca el umbral de la po- mejor, por supuesto. Su renta media ha crecido un 6 por ciento desde
breza es de 146 millones! Para decirlo llanamente, la renta mediana ha 2008 en términos reales, y la población del 5 por ciento superior vio
caído porque una proporción muy considerable de gente ya no encuen- un crecimiento del 8 por ciento. Sin embargo, el 29 por ciento de la
tra trabajos con una remuneración razonable. población con los salarios más bajos todavía no ha llegado al pico previo
Actualmente, la nueva generación de trabajadores tiene problemas a la recesión. Nada de esto parece indicar un aumento abrupto del gasto
para encontrar un puesto de jornada completa y para desarrollar las de los consumidores. En realidad, el crecimiento del consumo personal
habilidades necesarias para hacer la transición a trabajos más estables y per cápita real todavía es más bajo que antes de la Gran Recesión.
bien remunerados. Cuanto más tiempo se mantiene una persona en esta Esto no resulta sorprendente si nos fijamos en un estudio de la renta
situación, más difícil es recuperar el terreno y el tiempo perdidos. Un de las familias durante la década 2002-2012, que muestra que la frac-
s
estudio reciente de la Brookings Institution halló que tanto el desempleo ción de la población del 0,01 superior vio un crecimiento de ingreso
de corta duración como el de larga duración aumentaron abruptamente de un 76,2 por ciento en términos reales, pero la del 90 por rivera]
en 2008-9, durante la Gran Recesión.” Sin embargo, mientras que el ferior perdió un 10,7 por ciento. En 2012, el 1 por ciento de la po A
desempleo de corta duración volvió a los niveles normales en 2012, el ción con los ingresos más elevados obtuvo un 19,3 por ciento del total.
de larga duración sigue siendo de los más elevados históricamente. ¡El único año en que esa proporción fue mayor fue en 1928, con un
Cuanto más tiempo se ha estado sin trabajo, más improbable es recibir 19,6 por ciento!
la llamada de un empleador, y también es probable que el esfuerzo de
A pesar de que la riqueza familiar ha crecido 21 billones de dólares
búsqueda disminuya. desde 2009 en EEUU (por los precios al alza de los bienes de peopis-
El empleo en el sector de la manufactura ha estado en un declive re- dad), la familia media sigue siendo más pobre que en 2007. qa
lativo en todas las grandes economías desde los años setenta, pero el investigación de los economistas William Emmons y Bryan North, de
ritmo de declive se aceleró durante la llamada era neoliberal, cuando se Center for Household Financial Stability, el valor neto ajustado a la in-
destruyeron millones de puestos de trabajo estables, bien remunerados flación de la familia media es de 626.800 dólares, un 2 por ciento infe-

176 177
rior al pico de 2007, de 645.100 dólares. De hecho, casi la mitad de Figura 8.5
todos los estadounidenses carecía por completo de activos netos en
2009, ya que sus deudas excedían sus activos. Proporción de la renta familiar de EEUU que corresponde al 1%
| de familias más ricas (en %), 1913-2008
Durante esta recuperación débil, esas desigualdades han empeorado,
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
(OCDE) considera que “la desigualdad ha aumentado más en los últi.
mos tres años desde finales de 2010 que en los doce años previos”, y
Estados Unidos tenía una de las mayores brechas de riqueza de los países
de la OCDE.* Según el Economic Policy Institute, el 1 por ciento de
familias estadounidenses más ricas tiene de media 288 veces la riqueza.
de que dispone la familia estadounidense media, y más de la que tiene
todo el 90 por ciento inferior en su conjunto.? Las ganancias de solo
una veintena de estadounidenses ricos derivadas de sus inversiones de
2012 eran equivalentes a todo el presupuesto federal de ayudas para la: e
alimentación, que está pensado para proporcionar asistencia a familias
+ > ua -.

de cuatro miembros con unos ingresos no superiores a 30.000 dólares


anuales. El valor neto de los seis herederos del fundador de Wal-Mart, | Fuente: Saez y Zucman.

Sam Walton, equivale más o menos al del 30 por ciento de estadouni- Mientras que los súper-ricos han crecido, los ricos normales apenas
denses con los ingresos más bajos. Estos datos hacen que veamos desde
han visto cambios. La proporción de riqueza de las familias del 1-5 por
otra perspectiva la “emocionante recuperación” que, según los medios
ciento superior se ha mantenido más o menos estable. Las ganancias re-
capitalistas y los economistas convencionales, , ya estaba en marcha en en.
lativas se las ha comido la élite: el 0,1 por ciento e incluso el 0,01 por
EEUU en 2014. | ciento. El 0,5 por ciento más rico, con una renta familiar mínima de
Los economistas Emmanuel Saez, de la Universidad de California, 451,000 dólares, ha casi triplicado, desde 1978, su proporción de in-
Berkeley, y Gabriel Zucman, de la London School of Economics, dicen firesos con respecto al total nacional, hasta alrededor de un 18 por
que hay que olvidarse del 1 por ciento más rico de la población.'” Los ciento. La mitad inferior del 1 por ciento más rico, los ricos normales,
ganadores de la carrera, según ellos, son el 0,1 por ciento más rico, solo han visto crecer los suyos aproximadamente un 4 por ciento.
Desde los años sesenta, las familias de la milésima parte más rica de
Un grupo de estadounidenses excepcionalmente reducido domina
EEUU, con un valor neto mínimo de más de 20 millones de dólares,
una proporción cada vez más grande de los ingresos, y no solo esto, sino
han visto como la proporción de su riqueza con respecto al total crecía
que además —si Saez y Zucman tienen razón— estas personas están lo-
hasta más del doble, pasando de alrededor de un 10 por ciento a más grando consolidar sus fortunas mucho más rápidamente que el 99,9
de un 20 por ciento, Una milésima parte de la población del país posee por ciento restante del país.
una quinta parte de su riqueza. Por contraste, el conjunto de familias
del 1 por ciento más rico se lleva aproximadamente un 22 por ciento Los economistas convencionales solían decir que las desigualdades
de la renta de EEUU, incluyendo las ganancias de capital (véase la Fi- eran el resultado de las diferentes cualificaciones o especializaciones de
gura 8.5). la fuerza laboral, y que la proporción de ingresos de la clase trabajadora
dependía de la carrera entre los trabajadores que se esforzaban por me-
jorar sus habilidades y su educación y la introducción de maquinaria

178 179
para reemplazar puestos cualificados antiguos. Duran
te la mayor parte Capítulo 9
del siglo XIX, aproximadamente un 25 por ciento de
todos los traba=
jadores agrarios trillaban el grano. Su labor fue autom
cada de 1860. El siglo XX estuvo marcado por una
atizada en la dé-
mecanización
El proyecto del euro en vías de fracaso
acelerada, no solamente de la agricultura, sino tambi
én del trabajo in-
dustrial. Los economistas de la Universidad de Harva
rd Claudia Gol-
din y Larry Katz lo han descrito como “la carrera entre educa
ción y '
tecnología.”'!
Actualmente, los datos muestran que las desigualdades El proceso de toma de decisiones de la UE es muy defectuoso [...]. La to ivencia del
de ingresos y de pura racionalidad económica cap
riqueza en la sociedad estadounidense y la proporción guro no es y nunca lo fue, una cuestión
decreciente de lil cosa no existe. . El futuro del euro será el resultado de una compleja interacci ón
ingresos de los trabajadores respecto al total en el sector $
orado
valor
infraval la estupide míz
capitalista no. tores políticos y económic os. [Puede que hayamos ]
se deben al nivel de educación y de cualificaciones de la ios de le autorida des de la UE [...], por lo que la superviv encia del euro pen
fuerza laboral,
sino a factores más profundos, como el papel del capita de un hilo.
l y los benefi-
cios.*? Tenemos que empezar a hablar de los beneficios Mick Brooks
y de quién posee
el capital. “Me parece que hemos apartado los ojos de
la dimensión ca-
pital/trabajo de la desigualdad por varias razones. En
los noventa esta
cuestión no parecía algo crucial, y no ha habido sufic
ientes personas : La crisis del euro es una crisis del capitalismo
(¡yo incluido!) que hayan estado atentas y se hayan dado e
cuenta de que De las economías capitalistas avanzadas, los países de la
las cosas han cambiado. Este tema nos recuerda el marx
cuado, pero esto no tendría que ser una razón para ignor
ismo más anti- son los que más han sufrido durante la Gran Recesión y la su rara
ar los hechos, Larga Depresión. El mensaje . popa es E ion e E
aunque muchas veces lo sea. Y sus implicaciones son ! :
realmente incó- > ropa es un resultado de la baja tasa
modas.”'* Ciertamente, lo son. pa
HS e es lo que está impulsando la Di
Resumiendo: la economía estadounidense ha avanzado
al ralentí tinente. La austeridad agudiza las desigualdades pe as po a E
desde que terminó la Gran Recesión. La inversión culiar conjunto, dentro de la Eurozona, de países con dil ep A sa
sigue muy por de-
bajo de los niveles de pre-crisis, y las corporaciones de de desarrollo que usan la misma moneda. Ni la austeri E see ea
EEUU se dedi-
can a amasar efectivo y a endeudarse para mantener
los precios de sus ni las políticas keynesianas han podido recuperar la rentabili
acciones. Mientras tanto, el empleo para el trabajador timular la recuperación económica. MA |
medio continúa
siendo escaso y precario, y a menudo se paga peor que
antes del inicio Además de la crisis general de rentabilidad, la crisis del euro tiene
de la crisis. Los ingresos reales medios siguen siendo casi
ciento inferiores al pico previo a la caída. Sin embargo,
un 10 por características especiales. El capitalismo es un proceso ena”
los estadouni- irregular de desarrollo (véase la Figura 9.1). Es Aria en e pe e
denses más ricos no han perdido demasiado, y conti ar Í a np
la mejor tajada del nuevo valor creado desde que empez
núan llevándose de que extiende la división del trabajo y las
ó la recupera- troduce la ley del valor en todos los Sectores, COMO en la z o e
ción económica en 2010. Una de las características perdu
rables de la Pero esta expansión es irregular y desigual, ya que los más pro
Gran Recesión y de la presente Larga Depresión en Estad ,
sido este aumento extraordinario de la desigualdad, que
os Unidos ha hacerse con una mayor cuota de mercado a costa de los m
avivará la lucha
de clases.

180
181
Figura 9,1 ¡ s centrales (véase la Figura
¡ 9.3) rev elan
áystem entre bancos nacionale
PIB real de la economía de la Eurozona (en euros, según valor pata enorme divergencia dentro de la Eurozona.
de
2010) y tendencia de crecimiento pre-eurozona, 2000
-2016 Figura 9.2
[14000

be
o
| 3000 vd

Saldos cortaces íaudos cono + de e Seda oe


ce ii

:
111000

Ñ,
; OTA
, 1 l 3 mu 3 7 a a del Y sl y r 3 i OSVN el
EE 3
-——PiBreal -—- Tendencia
07) 5 CYP
Fuente: AMECO. o esk MU ESP

E PRTe ecc
dos y Asia en el capitalismo mundial, con un mercado único -10
y una mo:
neda rival. Pero el hecho de tener una política unitaria con
respecto a l AA
inflación, un solo tipo de interés a corto plazo y una sola moned
a par i l L L

todos los miembros no es suficiente para superar las fuerza 100 120
s del desarro a 40 60 80
llo capitalista irregular, sobre todo cuando el crecimient PIB per cápita en relación con PIB per cápita de los paises de la UE-12 (1995)
.

o se interrumpe
>

para todos y hay una caída. El objetivo oficial, desde que GRC: : Grecia NLD: ' Países Bajos
se introdujo ESP: España
el euro en 1999, era que las economías más débiles convergieran A la EST: boca IRL: Irlanda si ia
con OYP: Chipre FIN: Finlandia ITA: Italia psa a
las más fuertes en PIB per cápita y en cuanto a desequilibri DÉU: Alemania FRA: Francia MLT: Malta :
os fiscales y
externos. Pero, como explicaba el Fondo Monetario
Internacional Fuente: AMECO.
(EMD, ha ocurrido lo contrario.? La gráfica de la
Figura 9.2 se eleva «
izquierda a derecha, en vez de ser plana. Los desequilibrios han
aumen-
tado, y no ha habido convergencia. Los que quieren conservar el proyecto del euro, como la Comisión
La caída global aumentó las fuerzas divergentes dentro del euro Europea, la mayoría de los políticos de la Unión y la mayor parte óe las
d
manera drástica, amenazando con una fractura. La fragmentac corporaciones capitalistas, admiten que la única forma de hacerlo es
ión de ¡aia
los flujos de capital entre los estados fuertes y los débiles ampliando el proceso hacia una mayor integración. Eso en
dentro de la a a n "E
Eurozona se disparó. El sector capitalista de las economías unión bancaria, de forma que todos los bancos de la Eurozon
más ricas,
como Alemania, dejó de ofrecer préstamos directos a los jetos al control de instituciones del euro como el BCE, en mE : , ee
sectores capi-
talistas más débiles de Grecia y Eslovenia, etc. Como result reguladores de los gobiernos nacionales. Desde enero de 201 ; ;
ado, para
mantener una moneda única, la autoridad monetaria y los bancos centrales nacionales proporcionarán una supervisi ni
oficial, el Banco
Central Europeo (BCE) y los bancos centrales nacionales caria de toda la UE, con unas condiciones acordadas de resolución y
tuvieron que
proporcionar esos préstamos. Las cifras de pago del Target reestructuración.
2 del Euro-

182
183
Figura 9.3
deben cumplir para recibir los fondos. En Alemania y otros estados pru-
Balances de crédito del Target 2 del Eurosystem
(por encima del eje. dentes con sus impuestos hay una oposición creciente a soltar dinero
de abscisas, activos netos dentro del Eurosyst
em; por debajo, para los que consideran países descarriados, incapaces de poner orden
obligaciones netas) en sus finanzas públicas.
1000 7 Figura 9.4
800
Transferencias fiscales anuales como parte del PIB (en %)

| 30 28

las 4
2 7

9
3

| 5 7 4
| A 1
Ena-07 Ene-08 Ene-09 — Ene-10 Ene-11 Ene-12 Ene-13 — Ene-14 Ene-15
—Núcié
= Periferi
o a | EE uu Portugal Iflanda Grecia Pap
Fuente: BCE.
Ú

Fuente: OCDE.
Todavía mejor sería una unión fiscal completa,
para que los impues-
tos y los gastos estuvieran bajo el control de las
rozona y los déficits de un estado de la Unió
instituciones de la Eu- Las políticas de austeridad
n Monetaria Europea Así que, en vez de hacer eso, el BCE, la Comisión Europea y los go-
(UME) fueran automáticamente eliminados
mediante transferencias de
los estados con superávit. Esta es la naturaleza de biernos de la Eurozona proclamaron que la llamada austeridad, junto
un estado federal como con reformas neoliberales en el mercado laboral y el de los productos,
Canadá, Estados Unidos o Australia. En EEUU,
estas transferencias lle- era la única forma de que Europa saliera de la Gran Recesión. El control
gan a un 28 por ciento del PIB; mientras que
las transferencias contro- del gasto público conseguiría la convergencia. Los defensores de la aus-
ladas y condicionales de los presupuestos y los
rescates de la UE son teridad suelen poner el ejemplo de los estados bálticos como prueba de
inferiores al 10 por ciento del PIB de un estad
o (véase la Figura 9,4). que estas políticas pueden recuperar rápidamente la rentabilidad y el
La Eurozona no tiene una unión fiscal parecida,
y es poco probable crecimiento? Los gobiernos de esta zona adoptaron las políticas neoli-
que se cree en el futuro. En vez de eso, después de
muchas pataletas, los berales con energía. En Estonia, el desempleo pasó de un 20 por ciento
alemanes y la UE han acordado establecer algun
as transferencias de fol] a principios de 2010 a un 10 por ciento, y en 2011 la economía creció
dos fiscales, primero a través del Fondo Europeo
de Estabilidad Finan- a un ritmo de más del 8 por ciento. Sin embargo, el PIB real de Estonia
ciera y después mediante el Mecanismo Europeo
de Estabilidad. No se sigue más o menos un 9 por ciento por debajo de su pico de 2007, ha-
trata de unas transferencias automáticas de la unió
n fiscal, su concesión biendo caído más de un 17 por ciento del pico al punto más bajo.
está sujeta a unos objetivos fiscales acordados, que
los estados miembros El objetivo real de la austeridad era conseguir un descenso pronun-

184
185
ciado de los salarios reales y unos recortes en los impuestos corporativos ficiente para recuperar la rentabilidad hasta los niveles de antes de la
para elevar, así, la tasa de beneficio. La fuerza laboral de Estonia ha caído. Gran Recesión, y, por lo tanto, para que tengan lugar suficientes nuevas
en picado, ya que miles de personas han dejado el diminuto país para inversiones para reducir el desempleo y conducir a estas economías hacia
buscar trabajo en otros puntos de Europa. Estonia también recibió más una nueva tendencia de crecimiento sostenido, incluso cinco años, o en
de 3.400 millones de euros en fondos estructurales de la UE para fi- algunos casos, siete años más tarde.
nanciar el gasto en infraestructuras y empleo. De esta forma se han re-
ducido los costes salariales y han aumentado los beneficios. El otro país Figura 9.5
modélico en cuanto al éxito de sus políticas de austeridad, Irlanda, con-
Cambio en la participación salarial en el PIB
siguió una recuperación parcialmente basada en las exportaciones, y se
(ajustada para autónomos), desde 2009 (en %)
deshizo de su “exceso” de mano de obra de un modo similar al de Es-
tonia. Actualmente, la emigración irlandesa vuelve a situarse en unos.
niveles que no se habían visto desde el oscuro periodo de finales de los
ochenta.
Al final, la austeridad tendría que conseguir las reducciones necesa
rias en los déficits presupuestarios y en la deuda. Pero ya hace varios | 6 -10,1.10.4
años que se aplica, y se ha progresado muy poco hacia los objetivos mar- 133-134 138
cados, y, lo que es más importante, se ha progresado muy poco hacia la
E
| 16
reducción de los desequilibrios dentro de la Eurozona respecto a los cos- -182
hoz-20 g
tes laborales o el comercio exterior, para volver más competitivos a los
| o 2 5 2 E Ss 2 3 E E 2 e o 3
estados más débiles. e £ > 2 E É S : 5 4
La participación salarial ajustada en la renta nacional, definida aquí lidia idcdd 553
como la remuneración por empleado como porcentaje del PIB ajustada ca AMECO, cálculos del autor.
al coste de los factores por persona empleada (véase la Figura 9.5), es el
coste, para la economía capitalista, de emplear la fuerza de trabajo (sa- Dos grandes economías, Japón y Estados Unidos, también han con-
larios y prestaciones) como porcentaje del nuevo valor creado cada año.
seguido una reducción “moderada” de la participación salarial, que está
Desde 2009, todas las economías capitalistas han conseguido reducir la
ayudando a recuperar la rentabilidad. Lo que preocupa a los capitalistas
participación salarial en el nuevo valor creado, Los trabajadores han es-
de Italia o Francia es que no son capaces de elevar la tasa de explotación
tado pagando esta crisis en todas partes. de ninguna forma significativa. Esta incapacidad está ralentizando la
No resulta sorprendente que los trabajadores de los estados bálticos recuperación de la rentabilidad; y no resulta sorprendente que la eco-
y los estados desfavorecidos de la Eurozona como Grecia, Irlanda, Chi- nomía italiana esté aún por los suelos o que la francesa se haya estan-
pre, España y Portugal se hayan llevado el peor golpe cuanto a caída de cado. Como muestra la Figura 9.5, el capitalismo esloveno tiene que
la participación salarial en el PIB. En estos países los salarios han caído, reducir más la participación salarial si quiere recuperar la rentabilidad,
el desempleo se ha disparado, y cientos de miles de personas han dejado al menos hasta el nivel de Portugal, Irlanda o Rumanía.
su tierra natal para trabajar en otros lugares. Tal cosa ha permitido a las En estos países, los gobiernos preparan unas medidas que incluyen
compañías de estos países aumentar drásticamente la tasa de explotación la reforma del mercado laboral, además de privatizaciones y recortes
de una fuerza laboral reducida, aunque de momento esto no ha sido su- pensados para diezmar la participación de los trabajadores en el pro-

186 187
ducto nacional. Todavía hay más miseria por venir. El nuevo primer
europeo en tiempos modernos. Los recién llegados eran casi en su tota-
ministro de Italia, Matteo Renzi, ha prometido ceñirse a estas medidas
lidad migrantes de países como Ecuador, Bolivia, Rumanía y Marruecos.
neoliberales. El presidente francés, Frangois Hollande, ha sufrido una
El número de extranjeros viviendo en España se multiplicó por ocho
conversión a una agenda neoliberal, y la coalición “socialdemócrata” de
en poco más de una década, mientras que la proporción de extranjeros
Eslovenia prepara medidas similares.
respecto a la población total se ha disparado de menos de un 2 por
Pero no son solamente los políticos de la austeridad los que han im- ciento en 1999 a más de un 12 por ciento en 2009.
pulsado o aspiran a la reducción de la participación de los trabajadores, -
Ahora, empiezan a irse de España cada vez más y en grandes núme-
Las medidas gubernamentales basadas en la alternativa keynesiana de
ros. En 2008, un año después del inicio de la crisis, España todavía re-
la reestructuración de la deuda y la devaluación de la moneda han lle-
pistró un número de llegadas que superaba el de salidas en 310.000.
vado al mismo resultado. Las políticas supuestamente keynesianas de
Esa diferencia se redujo a 13.000 al año siguiente, y en 2010 se volvió
Islandia han provocado una caída de la participación laboral más im-
negativa. En 2012, el número de salidas superó al de llegadas en
portante que la de la España o el Portugal de la austeridad.*
140.000, yel ritmo del éxodo se acelera rápidamente. Según la oficina
| Paul Krugman, un destacado economista keynesiano, es de los que
nacional de estadística, la población española nacida en el extranjero es
Gunto con algunos marxistas) consideraba que la austeridad no podía de 6,6 millones, menos que los más de 7 millones de solo dos años antes.
funcionar, y que la devaluación y la salida del euro eran la única alter-
Esta emigración neta actúa como una válvula de escape para el capi-
nativa. Sin embargo, Krugman empezó a rectificar después de que el
talismo español: sin ella, el desempleo sería aún mayor. La emigración
BCE dijera que haría lo que hiciera falta para garantizar la liquidez su-
ayuda al sector capitalista a reducir los costes laborales sin provocar una
ficiente para dar un respiro y la posibilidad de recuperarse a la economía
explosión social. Sin embargo, a más largo plazo supone un serio pro-
del euro, *
blema para la expansión capitalista en España, donde sigue existiendo
un enorme exceso de bienes inmuebles vacíos desde el boom inmobi-
liario que desencadenó la crisis. Una población decreciente significa que
La emigración, una válvula de escape
esta forma de capital no productivo continuará siendo un lastre para la
En realidad, el respiro tiene menos que ver con el compromiso del recuperación española. Con una deuda del sector público respecto al
BCE de proporcionar crédito si es necesario que con la emigración. Una PIB del 100 por ciento, habrá menos trabajadores para crear un valor
de las contribuciones más sorprendentes a la caída de la participación con el que pagar esa deuda.
del trabajo en el nuevo valor creado proviene de la emigración, que se
A menos que pueda elevarse la productividad de esa fuerza laboral
ha convertido en un factor importante para reducir los costes del sector
más pequeña, la tasa de crecimiento de España será limitada. El capita-
capitalista en las economías más grandes, como España. Antes de la cri-
lismo alemán ha logrado sobrellevar, hasta cierto punto, la caída de su
sis, España era el principal receptor de inmigrantes que se incorporaban
población. El capitalismo español lo tendrá más difícil. Al fin y al cabo,
a su fuerza laboral: de América Latina, Portugal y el Norte de África
la mayoría de los emigrantes españoles forman parte del ámbito más
Ahora, la situación es la inversa. | cualificado y más productivo de la fuerza laboral. Se van a Alemania,
Cada año hay cientos de miles de migrantes que vuelven a sus países Francia, Estados Unidos, incluso a Latinoamérica. Quizá volverán,
de origen, y la población total del estado ha caído por primera vez desde como hicieron muchos emigrantes de los países bálticos o de Irlanda
que se comenzaron los registros. La población española dio un salto, después de las recesiones pasadas. Pero, dada la duración de esta Larga
pasando de 40 millones de personas en 1999 a más de 47 millones en Depresión, esta vez podría ser diferente.
2010, uno de los cambios demográficos más pronunciados en un país
La recesión en la Eurozona, que es una contracción del PIB real, ha

188 189
hecho que los programas de austeridad fiscal sean contraproducente:
11 nivel de pre-crisis, aunque el PIB per cápita sigue estando por debajo
Dado que el denominador del cociente entre el déficit fiscal o deuda |
el PIB ha disminuido, las ratios han aumentado, a pesar de los grande de ese nivel. Esto supone un gran despilfarro de recursos y prosperidad.
| De hecho, los ingresos reales de las personas trabajadoras solo han
recortes del gasto gubernamental y de unos impuestos más elevados Y
prevé que Francia, que prometió reducir su déficit presupuestario dejado de caer en 2015, tras siete años con una renta real media decre-
debajo del 3 por ciento del PIB, el objetivo marcado por los líderes d tlente. Para los jóvenes, los ingresos reales han caído más de un 12 por
la Eurozona, llegue a un 3,4 por ciento en 2016, España y Portugal tz a ciento en este periodo. Los trabajadores del sector privado no han visto
bién estarán por encima del objetivo del 3 por ciento en 2016 aumentos reales desde 2009, y los del sector público no verán ninguno
a antes de 2018 como mínimo.
bién lo estará Grecia, por supuesto. En total, la ratio de la Y
soberana de la Eurozona apenas se modificará durante el periodo de Los ingresos reales medios siguen cayendo. La mayor parte de las fa-
previsión, después de haber llegado a un récord superi milias británicas no están experimentando un boom, aunque para el 1
| por ciento más rico de Londres todo marche viento en popa. Como
94,9 por ciento del PIB en 2014. a
Una
: cosa que es más importante para los trabajadores es que la Co+ mucho, el crecimiento del PIB real será de 2,0-2,5 por ciento a partir
misión Europea ve pocas mejoras en la tasa de desempleo de la región, de 2014. ¿Se trata de un boom, incluso si es una situación mejor que la
que llegó a un record absoluto del 12 por ciento en 2013 y roda de otras economías capitalistas avanzadas? La economía del bajo coste
de un 10,5 por ciento en 2016, casi un 20 por ciento más alto que antes y los pocos escrúpulos implica que Reino Unido tiene la proporción
de la Gran Recesión, Una cuarta parte de la fuerza laboral de España más elevada de trabajos de baja cualificación de toda la OCDE después
Grecia seguirá sin trabajo durante todo el 2015. Portugal q de España. Un 22 por ciento de todos los puestos de trabajo en este país
alrededor del 17,5 por ciento. orrugal se manta no requieren más que la educación primaria, en contraste con menos
del 5 por ciento en países como Alemania o Suecia. El empleo de baja
cualificación tiene también, obviamente, una baja remuneración, y eso
¿Un boom en Reino Unido? acarrea consecuencias sociales más amplias. El número de personas con
A diferencia de estos países, puede que la austeridad haya funcionado trabajo que viven bajo el umbral de la pobreza ha aumentado un 20 por
en un país que está fuera de la Eurozona: Reino Unido. O, para ser más ciento en la última década, lo cual ha supuesto una enorme factura en
prestaciones sociales.
exactos, la austeridad más la devaluación de la libra, la mejor o
ción posible según la política económica convencional. Aunque haya crecimiento económico durante los próximos años, la
En 2015 se nos dijo que Reino Unido estaba entrando en un boom Resolution Foundation considera que incluso en 2019, la mediana de
o en una fase de recuperación. Sin embargo, la producción induce los ingresos reales de la población en edad de trabajar estará por debajo
del nivel de antes de la recesión.
todavía es más baja que en 2010, y está alrededor de un 10-15
or Después de una devaluación de la libra del 25 por ciento, el déficit
ciento por debajo del nivel de principios de la Gran Recesión. Es a
el “boom” en su contexto. actual de Reino Unido apenas ha mejorado. Los exportadores británicos
Po
Los medios británicos y el gobierno se han felicitado mucho por la. han tenido resultados mucho más pobres que sus homólogos de Irlanda,
noticia de que en 2014 la economía de Reino Unido creció más deprisa España y Portugal. BAE Systems, por ejemplo (un productor de hard-
ware militar) eliminó 1.775 puestos de trabajo en sus muelles de Escocia
que las otras siete mayores economías capitalistas. Pero también ha sido.
una de las más lentas, entre las grandes economías, en recuperarse, e Inglaterra, y abandonó por completo la construcción de navíos en
producción nacional ha necesitado seis años (hasta 2014) para me
y la | Porthsmouth. BAE dijo que había hecho los recortes por una caída “sig-
a | nificativa” en la demanda.

190 191
A sabe a A me Pa económico
de los bienes de producción, Sir
ler Importancia en Reino Unido es el ho tienen que invertir tanto. Cuesta menos dinero poner a trabajar
tor de Es PS poderoso see imano de obra barata que invertir en nueva tecnología o nuevos procesos.
los servicios empresariales, las a
Inmobiliarios y los sectores “creativos”. lossc ' Si los trabajadores tienen contratos temporales o de cero horas, ¿por
¿No ' |
en un boom? Al fin y al cabo, qué molestarse en invertir en su desarrollo? La baja inversión significa
ds E A il
vuelto a sus niveles de pre-crisis. que las cualificaciones y los salarios siguen siendo bajos.
—"
roce pone de que esté Esto lo vemos reflejado en las cifras de productividad de Reino
teniendo lugar un “crecimiento
Unido. Si el empleo aumenta pero la economía no crece, la productivi-
y a los precios de , NOea la ainver dad caerá. El trabajo autónomo, que supone tres cuartos del crecimiento
pe sircad. —¡
todo tiene lugar en Londres y alrededo del empleo desde la recesión, ha aumentado en Reino Unido a un ritmo
res y an OS y
pe 19 bo ni, pens que mucho más rápido que en cualquier otro país del G7. Los ingresos, es-
el aumento de consumo, ball o
PARO rés bajos, los precios al alza de las vivi pecialmente los que provienen del trabajo autónomo, han caído en pi-
co PP endas y el cado. Mientras que en la mayoría de los países las tasas salariales se han
psa yel gobierno acaben desenc
EC ade na ndo un | recuperado, en Reino Unido siguen estando por debajo del nivel de la
PIP y pro ucción? Bueno, una Cosa así
nunca ha durado pre-recesión.
bilidad y la Hesili B» a 80 que
de no
les sePO Con la excepción de Estados Unidos, en todas las grandes economías
ha observ
sc ado en Reino
le ió AApi del sector capi
talista sigue siendo baja, la productividad sufrió una caída después del crash financiero. La ma-
al q e
de edo eee de la productividad es inexistente, ya yoría de ellas, sin embargo, se han recuperado más rápidamente que
AS que Reino Unido.
plean mano de obra temporal y a tiempo
parcial con
tratos de cero horas, etc.). Este país estaba cerrando la brecha en la década anterior a la recesión,
|
Michael Burke ha mostrado de Man
era exacta que la causa principal pero la crisis financiera la abrió de nuevo. Todas las ganancias relativas
de que la economía británica no s
e haya recuperado ha sido una caí de las dos últimas décadas se han perdido. Actualmente, Reino Unido
de la inversión.* Las políticas de aust
eridad del gobierno también han es uno de los países de trabajo duro y productividad baja, no de los de
con tribui
buido a ello, porque su objeti
jeti vO princi
trabajo inteligente y alta productividad.
¡ pal era reducir la inve
rsi
a ernamen
: tal, A menos que se recupere la inv
ersión productiva a lar
La recuperación de Reino Unido ha sido la peor, históricamente y com-
parada con la de la mayoría de los países del G7. El crecimiento final-
plazo, go
las economías capitalistas modernas
o se recuperarán
, y
mente arrancó en 2014, pero todavía se parece al paso de un río muy
que tenga lugar. lento después de una sequía.” El boom de Reino Unido, impulsado por
sí Y pe 4 la pregonada política de austerid
ad, el déficit presupues- otra burbuja de crédito, ya empieza a declinar en verano de 2015.
el gobierno sigue persistentemente
alto > Y la deuda pública se.
cer 0 por ciento del PIB. La rentabil
idad de las pl bri- Alemania: la historia de un éxito
iS Ps culada mediante su tasa neta de ganancias,
un 12 por ciento a finales de 2014: :
fue de alrededor Alemania es la mayor y más importante economía capitalista en Eu-
ha aumen tado desde el
mínimo de 2009, pero todavía es
más baja que a finales de los Ml ropa, y quizás el primer poder imperialista europeo (categoría en la que
La baja remuneración y la baja cualific compite con Reino Unido y Francia). Es el principal acreedor y finan-
ación de| os trabajajadores pue-
den acabar perpetuándose a sí mismas. Si la paga es ciador de los estados miembros de la Eurozona. Superficialmente, todo
baja, los empresarios parece indicar que la salud económica de Alemania es buena, y que el

192
193
capitalismo alemán conservará su statu quo durante los cuatro años si ici ¡
orgánic¡ a del capital. ag que la his-
el incremento de la composición
guientes. ¡stiido en la capacidad de extr aer
toria del capitalismo alemán ha consist
A pesar de la crisis de la deuda del euro y los costes derivados de
para los contribuyentes alemanes, en la forma de pagos para rescata Figura 9.6
r 4
los estados miembros en apuros, la clase dirigente alemana todavía Ganancias netas del capital (en %), Alemania, 1960-2014
convencida de que es mejor tener el euro que el marco alemán.
es -
Esto 153
así porque el capitalismo alemán es el que más ha ganado con la
inte»
gración comercial y capital de la moneda única. El mejor indicador
ello es lo que ha ocurrido con la tasa de beneficio del capital alemán
.
La tasa de beneficio alemana descendió de manera regular desde
principios de los sesenta hasta la caída de principios de los ochenta
(un
descenso de un 30 por ciento), más o menos como el resto de las grandes
economías capitalistas en ese periodo. Entonces hubo una recuperación
| 9-
(con un aumento de alrededor de un 33 por ciento) con un breve
de-
clive durante la recesión de principios de los noventa, y después
un es AL
iió cc.
RES
tancamiento a lo largo de los noventa, durante la integración
de SSERESSIITERERESR -

Alemania Occidental y Alemania del Este en una sola economía capi-


ha

Puente: AMECO, cálculos del autor.


talista. El despegue real de la rentabilidad alemana empezó con la
for- Figura 9.7
mación de la Eurozona en 1999, que generó dos tercios de la subida
que tuvo lugar de principios de los ochenta a 2007 (véase la Figura Cambio en la tasa de beneficio del capital desde la Pención
9.6),
El capitalismo alemán se benefició enormemente de la expansión de la unión monetaria europea hasta 2007 (en %)
por la Eurozona con exportaciones de bienes e inversiones de
capital,
hasta la llegada de la Gran Recesión en 2008 (véase la Figura 9.7), |
17.)
mien-
tras otros socios del euro perdían terreno.
Una vez integrada Alemania del Este, la base para las exportacione
s
de manufactura germanas creció tanto como la de la nueva fuerza mun-
dial de la manufactura, China. Sin embargo, la caída de la rentabilidad
'
durante la Gran Recesión fue considerable, y los pronósticos de la
UE
no indican que se vaya a recuperar significativamente; de hecho, a
partir
de ahora estará por debajo del nivel de 2005.
El aumento de la tasa de beneficio desde principios de los ochent
a
hasta 2007 se puede explicar con una elevación de la tasa de plusval
ía España
del 38 por ciento, un aumento mucho más rápido que el leve
creci-
miento, de un 5 por ciento, de la composición orgánica del capital.
Esto Fuente: AMECO, cálculos del autor.
encaja con la ley de la rentabilidad de Marx en el sentido de que ; , lu
la tasa más plusvalía de la clase trabajadora alemana a la vez que
se EUR q i
de beneficio aumenta cuando el aumento de la tasa de plusvalía supera s, €
el coste del capital constante se elevara demasiado.
i En otras palabraras,

194 195
capital constante no se elevó, gracias al efecto de abaratamie
nto de Figura 9.8
innovaciones y la inversión en nuevas tecnologías, mient
ras que la tas
de plusvalía sí creció, primero gracias a la expansión de Tasa de beneficio germana y tasa de plusvalía (%), 1983-2008
la fuerza labo
con la importación de mano de obra de Turquía y
de otros lugares, y
después por la expansión en Europa directamente. 2!

El crecimiento más significativo de la tasa de beneficio empez


ó
25 |
com:
el inicio de la Eurozona. En este periodo, la composició 24 |
n orgánica del
capital era plana, mientras que la tasa de plusvalía se
elevó un 17 po a
ciento. El capital alemán fue capaz de explotar la mano
de obra barat La
del área de la unión monetaria europea y Europa del Este
para mantener 2
los costes bajos. La exportación de fábricas y capital a
España, Polonia,
Italia, Grecia, Hungría y otros países (sin obstáculos y con 20
una sola mo-
neda) permitió a la industria alemana dominar Europa
e incluso otras
partes del mundo. e

Y lo que es más importante de todo es que el miedo a perde 83

E0O0Z
poz

5002

L007
¿661

6661
5661
661

E661
£86L

6861
r puestos
de trabajo que podían irse a otras partes de Europa permi
tió a los capis Puente: AMECO, cálculos del autor.
talistas alemanes imponer limitaciones significativas en la
capacidad de
los trabajadores de elevar sus salarios y sus condiciones. El
gran aumento
de la tasa de beneficio alemana se acompañó de un drásti La tasa de desempleo alemana
co aumentó
de la tasa de plusvalía o de explotación, en especial a partir
de 2004 El caso alemán es un éxito fenomenal, pero no para los trabajadores.
(véase la Figura 9.8).
Aproximadamente una cuarta parte de la fuerza laboral alemana ¡e
¿Qué pasó, a partir de 2003, que permitió al capitalism
o alemán in- en la actualidad un salario “de bajos ingresos” (el que equivale, utili-
crementar tanto la explotación de sus trabajadores? sando una definición común, a menos de dos tercios de la media). e
En 2003-5 el ga
bierno encabezado por el Partido socialdemócrata despl proporción es la más elevada de los 17 países de la UE con la excepci :
egó una serie «
reformas amplias del mercado laboral, las llamadas refor
mas Hartz. de Lituania. Un estudio reciente del Institute for Employment o
Las
tres primeras partes del paquete de reformas, Hartz L-1II, halló que la desigualdad salarial en Alemania ha aumentado desde os
se ocupaban
principalmente de crear nuevos tipos de oportunida 1ños noventa, en especial en el extremo inferior del espectro salarial. El
des de empleo
(Hartz 1), de introducir subsidios salariales adicionale número de trabajadores temporales en Alemania se ha casi triplicado
s (Hartz 11) y de
reestructurar la Agencia Federal de Empleo (Hart
z III). La parte final, en los últimos diez años, hasta unos 822.000, según la Agencia Federal
Hartz IV, se puso en marcha en 2005 y tuvo como resul de Empleo. Esto es algo que hemos visto en toda Europa, y el mejor
tado un recorte.
significativo de las prestaciones de desempleo para los parad ejemplo de ello es el mercado dual de trabajo en España.
os de larga.
duración. Entre 2005 y 2008, la tasa de desempleo pasó
de casi un 11 Así, la proporción reducida de parados en la fuerza laboral TIN
por ciento a un 7,5 por ciento; durante la Gran Recesión
apenas creció, se consiguió a costa de los salarios reales de los que trabajan. El Mp
y después siguió la misma tendencia a la baja, llegando
a un 5,5 por 14 un subsidio escaso si uno se quedaba sin trabajo, más la amenaza de
ciento a finales de 2012, aunque todavía es más elevada
de Oro del capitalismo de la expansión de los sesenta.
que en la Edad que las compañías se podían trasladar a otros países de la Eurozona o a
los países del Este, se sumaron para obligar a los trabajadores alemanes

196
197
a aceptar unos incrementos salariales muy pequeños, mient
ras los capi 1018! Por primera vez, durante esta recesión profunda que empezó en
talistas se hacían con un gran aumento de beneficios. Los
salarios real 2008, el empleo indefinido ha caído tanto como el temporal, mientras
han caído durante la era de la Eurozona, y ahora están
por debajo que el paro de larga duración se ha duplicado desde 2008.
nivel de 1999, mientras que el PIB real per cápita alemá
n ha creci
casi un 30 por ciento. La tasa de desempleo sería todavía más elevada si no fuera porque
los españoles están dejando el país para trabajar en otros puntos de Eu-
ropa e incluso en Latinoamérica. La tasa de emigración neta ha llegado
1 250.000 personas al año, privando a la economía de una parte de los
este país y los economistas convencionales pueden considerar
las refo eludadanos mejor preparados y más productivos. Los salarios medios
mas de Hartz como un éxito.
caen en picado; en 2012 disminuyeron casi un 6 por ciento en términos
Por supuesto, esto no significa negar que los trabajadores nominales (es decir, antes de la inflación). En el último trimestre de
alemanes
viven mejor que sus homólogos en el resto de Europa. El capita 2012, los salarios cayeron a un ritmo del 14 por ciento anualizado. Des-
lismo ale-
mán puede haber sido un éxito en los años que han pasad pués de ajustarlos a la inflación, los salarios reales del año pasado fueron
o desde la reu=
nificación con Alemania del Estes sin embargo, a partir un 9 por ciento más bajos, a la vez que el gobierno aumentaba el IVA
de ahora, s
perspectivas a largo plazo no parecen tan favorables. Su fuerza y otros impuestos.
laboral en-
vejece y se reduce en número, y dispone de menos áreas para Mientras el 99 por ciento más pobre de la población se hunde en
la explotaci
de nueva mano de obra fuera de Alemania, mientras que esta miseria, el 1 por ciento más rico de los españoles sigue viviendo
la competición.
por parte de rivales como China y Asia en general se multip bien. El mercado de valores español ha experimentado un boom, y los
licará. Loscoge
tes de mantener la Eurozona también aumentarán. Los estrat precios de los bonos gubernamentales se han recuperado. Con el respal-
egas del ca-
pital alemán tendrán que hacer frente a todos estos problemas. do de los fondos del Banco Central Europeo (BCE) a los bancos espa-
holes, se está formando una nueva burbuja de crédito. Sin embargo, el
dinero no llega donde tendría que llegar: a las pequeñas y medianas
La Inquisición Española empresas, para ayudarlas a financiarse y a invertir más para fomentar el
Puede que el capitalismo alemán se haya beneficiado empleo. Las pequeñas y medianas empresas españolas están sufriendo
del proyecto
del euro, y que el capital alemán haya dejado atrás la crisis más que las de cualquier otro país europeo (con la excepción de Grecia).
financiera
global con unos perjuicios limitados. Sin embargo, para Los bancos no les dan crédito.
el resto de la
Eurozona las cosas han sido muy diferentes, sobre todo Durante el muy pregonado boom económico español de los noventa
para los estados
miembros llamados periféricos del sur y el oeste de Europ hubo un crecimiento real anual del 3,5 por ciento; en la década de 2000
a.
España es la cuarta mayor economía de la Eurozona. La dejó de estar basado en la inversión productiva industrial y se convirtió
tasa de de-
sempleo llegó a un 27 por ciento en 2013 por primera vez en una burbuja de crédito centrada en el sector inmobiliario, igual que
desde que se
empezaron los registros, y permaneció en ese nivel. Eso quiere el boom del Celtic Tiger en Irlanda. La relación entre precios de las vi-
decir que
hay 6 millones de españoles parados, de una población viendas e ingresos llegó a un pico del 150 por ciento, casi tanto como
de 47 millones.
La tasa de desempleo juvenil (de los 15 a los 24 años) llegó en Irlanda. Ahora ha retrocedido hasta un 120 por ciento, pero en Ir-
a un astronó-
mico 55 por ciento: solo los jóvenes griegos lo tienen peor labor landa ha bajado hasta el 85 por ciento. La deuda de las familias llegó a
almente.
Incluso el gobierno admite que el desempleo permanecer un 90 por ciento del PIB. La deuda corporativa no financiera, inclu-
á por enci-
ma del 25 por ciento hasta al menos 2016, ¡y el FMI cree yendo la de los constructores, alcanzó el 200 por ciento del PIB, la más
que será hasta
alta de la OCDE.

198
199
La construcción de viviendas se duplicó de 1995 a 2007, llegando a
Los intereses de la deuda externa con los bancos exerabjeros A mu
suponer un 22 por ciento del PIB en 2007. La inversión en bienes ds , os e
ins casi un 2,5 por ciento del PIB cada año. Ahora, las
mobiliarios pasó de un 12,5 por ciento del PIB en 2006 a un 5,3
por vos españoles solo pueden pedir préstamos al BCE. El endeu qc
ciento a finales de 2012, por debajo del punto mínimo histórico de
un con el Eurosystem pasó de un 6 por ciento en 2010 a un 12 por ps
7 por ciento en 1997, Actualmente, el exceso de viviendas es de u a ñ
s en 2012. El Banco de España tiene unas obligaciones netas con e
700.000. La venta de casas nuevas ha pasado de las 400.000 en 2007 a
rosystem equivalentes a un 30 por ciento del PIB. 2 es eN ea
las 115.000 en 2012. Harán falta seis años para eliminar la acumulació
" muy pesada, una carga que no es sostenible a causa del talón de son
de casas sin vender. Los precios han caído un 31 por ciento en términos
oculto del capitalismo español: el declive a largo plazo de su rentabi
nominales y un 38 por ciento en términos reales, pero todavía ] 64
queda (véase la Figura 9.9).
camino por recorrer. (En Irlanda, los precios de las viviendas han caí
do Bajo el régimen militar del general Franco, en el 2. q e
un 60 por ciento.) Durante el boom inmobiliario, el crédito
creció un e pa :
20 por ciento anual, mucho más rápido que el crecimiento del PIB no. 1 1945, el capitalismo español no tuvo demasiado éxito. De los
pe ili a '
minal, de alrededor de un 7 por ciento anual. Pero a partir de niveles de la Edad de Oro del capitalismo de posguerra, la
2008 española decreció de una manera clásica, igual que en elresto a as
e
hubo un colapso del crédito. El sector privado ha desapalancado s E
deuda por valor de un 15 por ciento del PIB desde el pico de 2008. nomías, a partir de 1963: la composición orgánica del capit da bi
La A ,
deuda sigue muy por encima del nivel internacionalmente aceptado de casi un 30 por ciento, mientras que la tasa de plusvalía cay
e
un 160 por ciento. Esto es un gran freno para la recuperación econó. menos según el mismo valor. Después de lamuerte de Franco, e
talismo español dio la vuelta temporalmente a lasituación a :
mica. Los capitalistas españoles no invertirán si tienen que hacer frente
a grandes cargas de deuda. Las empresas españolas son las más endeu- abundancia de inversiones extranjeras que querían ubicar nuevas in sr
e qu
dadas de las grandes economías. trias en el país por el incremento abrupto de la tasa de
A
tuvo lugar gracias al gran exceso de trabajadores y a un sistema AS
Buena parte de la financiación del boom inmobiliario vino de fuera,
tratos de empleo temporal a la vez que se congelaban los contrat
principalmente de otros bancos europeos que querían llevarse una parte.
definidos: la llamada política del mercado laboral dual.
del pastel. Los ahorros de las familias y los beneficios de las corporacio-
nes españolas no eran de ninguna manera suficientes para financiar el
boom y todas las adquisiciones de bienes de consumo que el boom hizo Figura 9.9
posible. Los costes de producción se dispararon, y el precio real de Tasa de beneficio del capital (en %), España, 1950-2010
las '
exportaciones españolas se elevó un 20 por ciento de 2000 a 2009,
lo
que poco a poco los fue dejando fuera de los mercados mundiales.
El l
déficit externo de España con el resto de Europa y del mundo se mul-
tiplicó,
El nivel actual de déficit por cuenta corriente llegó a un 10 por ciento
del PIB en 2007, y las obligaciones netas internacionales (deuda y
par-
ticipaciones) llegó a un 92 por ciento del PIB, muy por encima del
nivel
prudencial recomendado del 35 por ciento para una economía emer-
gente en crecimiento. La deuda externa bruta es de un 160 por ciento
del PIB, y la mitad de esa deuda corresponde a préstamos a corto plazo.

200 201
La tasa de explotación creció más de un 50 por ciento hasta 1996,
Junto con el boom de inversión Vasco, empiezan a exigir clamorosamente una separación de Madrid.
extranjera durante los noventa Este |
hizo subir la ratio capital/trabajo Las fuerzas centrípetas que amenazan con la ruptura del euro amenazan
(una elevación del 19 por cin |
medida que compañías alemanas también con la ruptura de España.
y de otros lugares se trasladaban a Es.
paña en busca de una fuerza laboral más barata y beneficios más elevar ¿Es posible que unos bajos salarios y un elevado desempleo acaben
dos. Esto acabó aumentando todavía más la presión sobre
la tasa di haciendo más competitivas las exportaciones españolas, con la subsi-
beneficio. Desde 1996, la rentabilidad cayó abruptamen
te, a medi fuiente recuperación del crecimiento gracias a la exportación? Las ex-
1 A
cb salarios se comían los beneficios :
en el boom de la década d portaciones españolas han experimentado un crecimiento en términos
reales de 26.300 millones de euros desde 2007 (un 10 por ciento más),
Los capitalistas españoles pasaron a invertir en propiedades, pero sus importaciones han disminuido en 64.400 millones (un 20 por
aprove clento menos). El hecho de que los salarios y los costes laborales sean
chándose del boom del crédito barato, que ocultaba una sonc
dl más bajos está ayudando al comercio, pero este aumento del comercio
cada vez menor en el sector productivo. El milagro económico
acabó de forma trágica en la Gran Recesión, que a su
espa ol neto ha sido escaso si lo comparamos con un colapso completo de la
vez hizo e inversión de 108.000 millones (una disminución del 36 por ciento en
llara la burbuja inmobiliaria, desencadenando el crash banci
l | términos reales). La depresión española es el resultado del colapso de la
acontecimientos realmente ocurrieron en ese orden,
Estados Unidos y Rei no Unido. al contrario¡ que' ee Inversión capitalista. Para salir de esta situación, es necesario un gran
aumento de la rentabilidad. Hasta que la inversión se recupere, la de-
La razón de ser de la austeridad y del elevado desempleo es recupe presión no terminará.
rar
la rentabilidad española. Es una Inquisición Española a la moderna
apli- Por supuesto que, cuando los costes unitarios de la mano de obra
cada a la población. En 2012, los ingresos corporativos cayero
n Y hayan caído lo suficiente, hayan quebrado suficientes compañías débiles
valor de 3.000 millones de euros (una caída del 0,5
hubo unos recortes salariales de 17.000 millones (un 5
por ciento) ñ y las exportaciones sean lo suficientemente baratas, la rentabilidad cor-
por cient $0 porativa renacerá de las cenizas de los millones de parados, las muy de-
lo que los beneficios aumentaron 6.000 millones. Los costes
cc gradadas condiciones de vida, las pensiones diezmadas y los servicios
de la mano de obra cayeron un 3,5 por ciento en 2012,
al mismo: públicos destruidos que habrán ardido en la pira de la acumulación ca-
Uiempo que se aprobaban reformas laborales para facilitar el despid
o « . pitalista. Entonces, la Inquisición Española habrá hecho su trabajo des-
los trabajadores indefinidos y suprimir el mercado laboral
dual, en une pués de unos cuantos años más de miseria.
Inversión bastante irónica de las políticas neoliberales: no se
all por
derechos a los trabajad :
supuesto,
:
de proporcionar
a los indefinidos. porales, sino: !
) ores temporal
de quitárselos
: El FMI cree que el crecimiento económico español entre
Italia: un estancamiento profundo
2015 y.
018 será de una media de un 1,5 por ciento anual. Este pronó En algunos aspectos, Italia se encuentra en la posición más precaria.
stico re»
presenta una rectificación importante respecto al optim El capital italiano ya estaba en una situación de estancamiento incluso
ismo anterior.
antes de la Gran Recesión. La rentabilidad empezó a disminuir en
Esta terrible depresión también está empezando a rompe
r el estado 2000, y la tasa de beneficio había caído hasta el nivel de 1963 (véase
español. Los gobiernos regionales están profundamente endeu
dados la Figura 9.10).
se les exige que hagan recortes enormes. Algunas áreas region
ales «e | Desde el punto más bajo de la Gran Recesión a mediados de 2009,
ricas Con sus propios intereses nacionalistas, como Catal
uña y el País la tasa de beneficio italiana ha caído todavía más, y ahora es un 30 por

202
203
bei más baja que en 2004, en
comparación con el descenso de
por ciento del conjunto de la Eur Figura 9.11
ozona,
Así,
A tan cierto como que que | la noche sigu Crecimiento neto anual de la inversión (en %), Italia, 1964-2009
i e al día, con la caída de la ren:
tabilidad, la inversión neta de los
capitalistas italianos cesó por 3%
(véase la Figura 9.11). Desde que d 1.0

terminó la Gran Recesión, la inve


no se ha recuperado en absoluto. rsió q 60
Los niveles de inversión real han
un 35 por ciento desd caíd 5.0
e el pico de principios de 2007
( As políticas de austeridad que
fueron adoptadas primero por Sil io
e odia en 20304 y después más
vigorosamente por el hombre
de a
anca, Mario Monti, fracasaron, incluso con sus
propias condicione: y
La deu
da pública en relación con el PIB
continúa aumentando, y los
costes unitarios de la mano de obra
, que en otros países seho
drásticamente mediante la auster cd
idad, siguen subiendo en ltali
de los salarios decrecientes, porque ho '
la productividad está en dect
dun Pta |
italiano sigue paralizado, y su int
má enc ión es tomar me. Fuente: AMECO.
A para elevar la rentabilidad y
la productividad, y así dar
vueita a la situación desde una ópti
ca capitalista. La única esperanza
de Irali
: a es que el resto de la Eurozona .
experimente una recuperación: Grecia: el desastre definitivo
económica que mejore el crecimiento
y el empleo Después tenemos la trágica historia de Grecia. Grecia no tiene forma
/
de salir de la trampa de deflación de la deuda en la que ha caído. La
Figura 9.10 deuda bruta pública y privada en relación con el PIB ha aumentado
Tasa de beneficio del capital hasta una magnitud récord, y sigue creciendo. Las compañías griegas
(en %), Italia, 1963-2009 tienen la ratio deuda/patrimonio neto más elevada de las economías
modernas, con un 235 por ciento, más del doble de la media corporativa
de la Eurozona. Estas ratios de deuda aumentan en parte porque el dé-
ficit de los presupuestos gubernamentales griegos acaba de saldarse, pero
sobre todo porque el crecimiento del PIB nominal sigue siendo nulo,
mientras que el coste de satisfacer la deuda continúa creciendo.
En 2007, la tasa de beneficios
Desde el año 2000, cuando
fue la misma que an 1963.
La ratio de la deuda pública está ahora por encima del 180 por ciento
del PIB. El último plan de rescate propuesto por la llamada troika (la
halla 86 Unid a la Eurozona,
la tasa de beneficios
allana
Pe culo más cl un 20 por ciento,
dos veces más que en Reino
Unido y EEUU Comisión Europea, el FMI y el BCE) que Grecia se vio forzada a aceptar
hará que el país acumule todavía más deuda, llevando la ratio más allá
0 A
del 200 por ciento, a menos que se acuerde algún tipo de condonación.
La troika quiere que el sector público griego tenga un superávit de un
3,5 por ciento del PIB antes de los pagos de los intereses de la deuda
durante el futuro previsible para reducir su ratio de deuda. La realidad
204
205
es que implementar todavía más austeridad durante otros cinco años
Figura 9.12
a la vez políticamente imposible y económicamente inútil.
La elección del gobierno de izquierdas y antiausteridad de Syriza Costes unitarios de la mano de obra en términos nominales, Grecia
enero de 2015 supuso un claro desafío a las políticas y los objetiv (con 2010 como año de referencia con un valor de 100)
os
la troika. El resultado condujo a un gran enfrentamiento sobre
la co:
tinuidad de las políticas de austeridad, durante el cual la troika amen 100
con interrumpir todo el crédito al gobierno griego y a sus bancos 9
,
que, de haberse puesto en práctica, hubiera significado la salida de 90
Gres
cia de la Eurozona y de la UE. Ante esta situación, el gobierno griego 85

cedió a las demandas de la troika y aceptó más medidas de austeridad B0

cambio de un nuevo programa de rescate para no dejar la UE. 15

AA
10
65
60
de ayuda de la troika dirigida por Alemania. Grecia debía recuperar 2013 2014 2015
el 2010 2011 2012
dracma y después devaluarlo para impulsar las exportación y reducir
el
valor real de la deuda mediante la inflación. En resumen, Grecia Fuente: AMECO.
tenía
que hacer como hizo Argentina y dejar de pagar su deuda pública
.
Hay dos cosas a tener en cuenta respecto a esta política alternativa, Se supone que el objetivo de la austeridad griega es el sector Au
En primer lugar, ¿fue la opción de Argentina en 2002 un éxito? Sin embargo, la realidad es que son los trabajadores del E O
La ex- E se
periencia de ese país fue en parte excepcional y al final resultó un fracaso
, los que se han llevado la peor parte. El empleo en el sector pú
En segundo lugar, si la crisis del euro es una crisis del capitalismo y
no redujo en 65.000 trabajadores de 2009 a 2011, una caída de un 7, e
solamente un problema del euro como una moneda “demasiado
fuerte”, ciento. El empleo en el sector privado (que da trabajo a una proporción
la devaluación y la interrupción de los pagos de la deuda por sí solos
se- mucho más grande de la fuerza laboral) ha bajado un 13 por E
rían únicamente una medida paliativa temporal para el capita
lismo Los costes laborales han caído un 18,5 por ciento. Este es el objetivo
griego, y eso no sería más fácil de digerir para la población trabaj real de la austeridad.
adora
que la austeridad del euro, porque acarrearía una hiperinflación y
un co- La tasa de beneficio de Grecia llegó a un pico en 2007, unos dos
lapso de las empresas cargadas de la deuda del euro. El hecho de que Ar- se
años antes de que la crisis golpeara de verdad el país. La Pico
gentina se haya vuelto a sumir en una crisis confirma este pronóst po
ico.!' desplomó un 50 por ciento desde 2007 (véase la Figura 9.13).
Es cierto que la destrucción de los niveles de vida y los salarios de teridad ha hecho que la tasa de plusvalía suba un 25 por ciento E
las
familias griegas está haciendo más “competitiva” a la industria helena: 2009. Pero el capitalismo griego todavía arrastra unos din pe l-
los costes unitarios de la mano de obra de la (decreciente) produc cientes, y la composición orgánica del capital permanece elevada. Por
ción
han caído un 30 por ciento desde 2010 (véase la Figura 9.12) lo tanto, la inversión todavía no se recupera. ¡
Grecia no es un país minúsculo como Estonia, pero es una economía La troika no permitirá que se reduzca la deuda que el gobierno griego
capitalista relativamente pequeña, dependiente del comercio, principal- tiene con el BCE, las instituciones del Eurogrupo y el FMI > per ha q
mente de minerales procesados, productos farmacéuticos y alimen e
tos, - lajado las condiciones de pago. Sin embargo, una simple ne
además de servicios como el turismo. pago de la deuda no hará que el capitalismo griego se recupere. A menos

206 207
de : : : la dirección de las instituciones de la UE. Esto ha sido un desastre, y al
su Conjunto consiga una recuperación económica dramática en lo
años siguientes, de manera que la recuperación final los eslovenos han dicho basta. En noviembre de 2012 tuvieron
acabe filtrándose a G lugar grandes manifestaciones para exigir el fin de la austeridad. El des-
cia, el capitalismo heleno permanecerá post
rado.
contento aumentó tras descubrirse que los líderes tanto de centrodere-
cha como de centroizquierda estaban involucrados en escándalos de
Figura 9.13 corrupción.
Tasa de beneficio sobre el capital (en La crisis económica eslovena es muy similar a la irlandesa. Los bancos
%), Grecia, 1961-2015
de propiedad estatal habían concedido préstamos enormes a las com-
pañías del país, principalmente en la construcción y el sector inmobi-
pm]
7

liario, cosa que estimuló un enorme boom de propiedades comerciales


A
SNESN8S
A

que se derrumbó al empezar la caída económica. Igual que en Irlanda,


se ha descubierto que los políticos se habían puesto de acuerdo con los
e

constructores para promover un insensato boom de crédito, llevándose


una parte del pastel por las molestias.
Durante un tiempo esto se ocultó, pero ahora que los préstamos im-
pagados suponen un 20 por ciento de todo el crédito, los bancos están
de al borde del colapso. La UE y el FMI optaron por la típica “solución ir-
landesa”, que consiste en derivar toda la deuda mala a un “banco malo”,
Fuente: AMECO, cálculos del autor,
cuya “propiedad” es de los contribuyentes, mientras que a los bancos
saneados se les dan fondos para recapitalizarse, con el objetivo de ven-
derlos a extranjeros o a otros tan pronto como sea posible. El gobierno
Los miembros más pequeños son los que sufr esloveno se quedará con una deuda del sector público que habrá pasado
en más de un 23 por ciento del PIB en 2008 a un 70 por ciento en 2017, una
Los miembros de la Eurozona más pequeños
, como Irlanda, Port
ugal carga enorme para los contribuyentes.
y Chipre, han sufrido mucho, La minú
scula Eslovenia, una naciól de El nivel de deuda acumulada durante el boom de crédito ha des-
2 millones de personas con un pie en los Alpes
, fronteriza con Italia por. truido la capacidad de los bancos de proporcionar más crédito y fon-
el oeste y con Austria por el norte, es el únic
o país de los Balcanes y dos a las compañías para nuevas inversiones. La inversión de capital
forma parte de la Eurozona, y ha sido rela
tivamente más próspero que. no residencial ha caído por valor de casi un 6 por ciento del PIB
los demás, evitando las guerras internas que
tuvieron lugar entre Croa- desde 2007, mientras el sector capitalista cesaba en su actividad o
cia, Serbia, Bosnia y Kosovo tras el colapso
de la federación comunista. quebraba. Esa caída se sitúa en segundo lugar en la Eurozona, solo
yugoslava. Eslovenia entró en la Unión Euro
pea y en la Eurozona con | por detrás de Irlanda. Para un país tan pequeño, se trata de una de-
grandes Esperanzas de avanzar. Entonces irru
mpió, en 2007, la crisis | presión enorme.
económica. Durante un tiempo, pareció que
Eslovenia habiles eado
el temporal, pero ahora ha recibido un golp
e tremendo. La co |
se encuentr a sumida en una recesión profunda que ¿Sobrevivirá el euro?
empezó en 2011
La respuesta de todos los partidos políticos
ha sido la austeridad, bajo Una economía capitalista tiene dos formas de salir de una recesión.

208
209
La primera es elevar suficientemente la tasa de explotación de la mano a
Grecia con Islandia. La tasa de beneficio de Islandia cayó en e
de obra para que aumenten los beneficios y se recupere la inversión. La ,
partir de 2005, y la burbuja inmobiliaria del país acabó colapsándose
segunda es liquidar el capital débil y no rentable (es decir, las compañía
y, con ella, los bancos, en 2008-9. La devaluación de lamoneda suis
con esas características) o deshacerse de las fábricas, la maquinaria y log: nive
en 2008, pero en 2012 la rentabilidad seguía muy por debajo del
equipamientos viejos (es decir, devaluar los bienes del capital). Por su.
del pico de 2004, aunque a partir de 2008 ha empezado a recuperarse
puesto, los capitalistas intentan hacer ambas cosas para recuperar los
lentamente. La rentabilidad helena se mantuvo elevada hasta que se ins-
beneficios y la rentabilidad después de una caída.
muró la crisis global, y entonces cayó en picado y no dejó de yaa
al
Esto está tomando mucho tiempo en la presente crisis, desde | hasta 2014. La rentabilidad de la Grecia de la austeridad y la de E
punto más bajo de la recesión a mediados de 2009. El progreso de la 06;
landia de la devaluación han caído más o menos lo mismo 1
devaluación y el desapalancamiento de los bienes del capital y de la (véase la Figura 9.14). Se podría decir que ambas políticas han sido igu
deuda acumulada previamente es muy lento, y además está siendo de inútiles.
nado por la política monetaria. Sin embargo, el progreso en aumentar
la tasa de explotación ha sido considerable. Figura 9.14

Grecia e Islandia: tasa neta de ganancias provenientes del capital


La solución keynesiana (con 2010 como año de referencia con un valor de 100), 2005-2015
Se ha dado la culpa de la crisis de la Eurozona a la rigidez del área de: 110.
la moneda única y a las contundentes políticas de austeridad de sus lle

TATTOO
deres. Sin embargo, la crisis del euro solo es en parte un resultado de:
las políticas de austeridad que están aplicando no solamente las institu

— So
ciones de la UE, sino también estados fuera de la Eurozona, como Reino

AAA A
Unido. Las políticas alternativas keynesianas de estímulo fiscal y/o de-
valuación, donde se han aplicado, han hecho poco para acabar con la
caída, y además han provocado pérdidas de ingresos para las familias,
La austeridad significa una pérdida de empleo y servicios, y, por lo tanto,
de ingresos. Las políticas keynesianas significan una pérdida de ingresos.

a2
reales a causa de unos precios más elevados, una moneda que pierde
2007 2008 2009 2010 201 2012 2013 2014 2015
valor, y finalmente unos tipos de interés crecientes. 2005 2006
]
Grecia —— == Islandia
Tomemos como ejemplo Islandia, un minúsculo país fuera de laUE
y la Eurozona. La política keynesiana de la devaluación de la moneda, Fuente: AMECO,

una medida que no estaba al alcance de los estados miembros de la Eu-


rozona y que tuvo un amplio apoyo, conllevó, a pesar de todo, un de. La crisis del euro es un resultado de la caída del capitalismo global,
clive del 50 por ciento de los ingresos reales medios en euros, y de casi. y también lo es la incapacidad posterior de conseguir una recuperación.
un 20 por ciento en coronas islandesas, La rentabilidad de la mayoría de las economías capitalistas sodavía está
ex-
Restaurar la rentabilidad es clave para la recuperación económica muy por debajo del pico de 2007 (con Estados Unidos qe única
bajo el modo capitalista de producción. Así, ¿cuál es la política proca- cepción) y en los casos de Italia y Eslovenia sigue cayendo.
pitalista que ha sido más efectiva según este criterio? Comparemos a iento desde
De hecho, si se correlaciona la rentabilidad con el crecim

210 211
el punto más bajo de la Gran Recesión, la tendencia muestra una pen=
absoluto, mientras que hay muchos países que aplicaron medidas de
diente positiva (véase la Figura 9.15). Estonia e Irlanda han tenido al PIB después
austeridad y redujeron el gasto gubernamental respecto
mayor recuperación de la rentabilidad (mediante la austeridad y los re- hay una corre-
de 2009 que han conseguido un cierto crecimiento. No
cortes salariales y de niveles de vida para la población, junto con una de tendencia es
lación real entre el crecimiento y la austeridad (la línea
emigración masiva de los desempleados). Como resultado de ello, han “multiplicado-
casi plana), independientemente de lo que indiquen los
tenido las mejores recuperaciones del PIB, por mediocres que sean. AllÍ
res” keynesianos.'?
donde la recuperación de la rentabilidad ha sido débil o inexistente, el
PIB real ha tenido las peores cifras desde 2009.
El fracaso del proyecto del euro
Figura 9.15 La acumulación de deuda, no solo de los bancos sino también del
sector capitalista no financiero, ha frenado la capacidad de las economías
Crecimiento medio de la rentabilidad del capital en comparación
enpitalistas europeas de recuperarse rápidamente, incluso después de re-
con el crecimiento del PIB real (en %), 2009-2012
cortar empleo, cerrar empresas y acabar con las inversiones para reducir
30 Crecimiento Ñ el coste del capital. Cuanto más creció la deuda del sector privado antes
del PIB real |
20 AN de la crisis, menor ha sido la recuperación. La presión en los balances
es mayor en los estados más débiles de la unión monetaria europea y en
los centros financieros de Reino Unido y Estados Unidos.
10
EST
DO , ' o
+EUR AVE
-10 Figura 9.16

-20 Crecimiento medio del gasto gubernamental respecto al PIB


-30 comparado con el crecimiento del PIB real (en %), 2009-2013
-40
6 del PIB real pos-2009 (%)
Tasa media de crecimientos
:50
+ GRE
60 Crecimiento de la rentabilidad 2009-12 (%)
-20 -10 0 10 20 30 40 0
EST: Estonia IRE: Irlanda Dio:
EUR AVE: media europa ITA: Italia 0 o
GRE: Grecia POR: Portugal .
ICE: Islandia SPA: España
* +.

«2
Fuente: OCDE, cálculos del autor.
de
La correlación entre rentabilidad y crecimiento es mucho mejor que GRE
la que hay entre gasto gubernamental y crecimiento (véase la Figura
+*
b
2
9.16), el indicador keynesiano. Los países en los que el gasto guberna- 3 6 -4
Cambio en gasto gubarn /PIB después de 2009 (%)
-2 o

mental con respecto al PIB ha aumentado desde 2009 (a través de estí- Fuente: OCDE, cálculos del autor.
mulos de tipo keynesiano), como Japón y Eslovenia, no han crecido en
La carga de satisfacer la deuda que pesa sobre los países periféricos

212 213
de la Eurozona supone, ahora, casi un 10 por
ciento de los ingresos re monetaria que implicara reconstituir la vieja Unión Soviética o el Im-
cibidos por estos gobiernos. En los otros trece paíse
s de la Eurozona, esta perio Otomano tendría más sentido. En realidad, “una unión monetaria
carga solo es de un 3,5 por ciento de media, y
se pronostica que la dife de todos los países de la Tierra que se encuentran en el quinto paralelo
rencia entre la carga de la deuda entre la periferia
endeudada y el resto: al norte del ecuador tendría más sentido”.'?
de países aumentará en los cinco años siguientes
. Estos altos niveles d
pago de deuda, incluso con unos tipos de inter Pero la unión monetaria siguió adelante por las ambiciones políticas
és más bajos, erosionar: ,
la capacidad de los países más endeudados de de Francia y Alemania de tener una Europa bajo su liderazgo, incluso
invertir y mantener sus es.
tructuras de seguridad social. Por ejemplo, la después de que Reino Unido rechazara participar. Por supuesto, el ob-
factura de intereses q
debe pagar Portugal, de 7.300 millones de euros, Jetivo era conseguir una convergencia entre las economías más débiles
supera el gasto en ed
cación de ese país y es casi equivalente a su pres y las más fuertes, objetivo que fracasó estrepitosamente durante el boom
upuesto para sanidad,
En realidad, la crisis del euro no es una crisis de los años 2002-7. La Gran Recesión dejó al descubierto las desigual-
de deuda soberana | dades y las amplió.
una crisis fiscal. Su origen es el fracaso del capi
talismo, la enorme crisis
bancaria y del crédito privado, y la incapacidad ¿Puede sobrevivir la unión monetaria actual? Sí, si el crecimiento
de las antidemocráticas
instituciones capitalistas
paneuropeas como la Comisión Europea, económico consigue arrancar de verdad y/o el capitalismo alemán se
BCE, el Consejo de Ministros y el Parlamento €
pone manos a la obra inmediatamente y acepta pagar para ayudar a las
Europeo de gestiona '
pequeñas economías en apuros mediante transferencias fiscales. No es
y Asia en el ámbito mundial a través de una correcto que los alemanes digan que accederán a ello cuando países
unión monetaria tenía u como Grecia, Portugal, Irlanda y España “se ciñan a unos objetivos fis-
defecto fundamental. El sueño original de una
Europa capitalista unida, cales”. No pueden hacerlo. De manera que Alemania tendrá que decidir
de mercados libres de producción, trabajo y finan
zas —algo que siempre si concede más fondos sin más austeridad. Sin embargo, las líneas rojas
será una utopía— se ha convertido en un caos.
Ahora, la unión de la mo- impuestas por los alemanes sirven precisamente para no tener que re-
neda única está amenazada. Siempre fue un
proyecto ambicioso. conocer la necesidad de transferir fondos a las economías capitalistas
El banco estadounidense de inversión JP Morg
an estudió si existían más débiles.
las condiciones adecuadas” bajo el capitalismo
para establecer una unión La razón de esta resistencia por parte de los alemanes es que una
monetaria en Europa.'? Los investigadores calcu
laron las diferencias ente! nión fiscal de verdad no sería para nada barata. Para integrar y mejorar
los países utilizando datos del Informe de Comp
etitividad Global del Alemania del Este fueron necesarios veinte años, y el proceso se llevó
Foro Económico Mundial,'* en el que se clasif
ica a los países según máll 1 cabo en parte a través de unos “recargos solidarios” en los impuestos
de 100 variables, de los mercados laborales a
las instituciones guberna-' de los ciudadanos. Por aquel entonces estas ayudas equivalían más o
mentales y los derechos de propiedad. JP Morgan
halló que hay una di- menos a dos tercios del PIB de Alemania Occidental. Los subsidios
vergencia enorme entre los miembros de
la Eurozona. Las mayores ayudaron a cubrir los agujeros del presupuesto de Alemania del Este e
diferencias se encuentran en los salarios y la
productividad, la eficiencia Inyectaron dinero en sus sistemas de pensiones y de la seguridad social.
de los sistemas legales para resolver conflictos
, las políticas antimonopo- Al mismo tiempo, casi 2 millones de ciudadanos de Alemania del Es-
lio, el gasto gubernamental y la calidad de la
investigación científica. te una octava parte de la población— se trasladaron a Alemania Occi-
De hecho, los países de la Eurozona son más
diferentes entre sí que dental en busca de trabajo. Este es el tipo de transferencia de fondos y
los países de cualquier hipotética unión monetari
a que se pudiera ol de puestos de trabajo que deberá tener lugar para respaldar la unión
poner. Una unión monetaria en América Cent
ral tendría más sentido monetaria. Las uniones monetarias no pueden mantenerse estáticas; la
Una unión monetaria en Asia oriental tendr
ía más sentido. Una anidl de Europa solo hace 15 años que existe. O bien se rompen o se convier-
214
215
ten en una unión fiscal plena con unos ingresos
estatales compartidos, reciben en fondos gubernamentales. De manera que Gales está en una
Consideremos el caso de la Alemania federal. Entre
sus estados fe» situación de déficit tanto respecto a su gobierno como respecto a los
derales hay un mecanismo de transferencias fiscales,
el llamado Lánder- sectores capitalistas, igual que Grecia con el resto de la Eurozona.
finanzausgleich. La Constitución alemana dice que
el objetivo de este Los ingresos derivados de los impuestos per cápita son un 26 por
mecanismo de transferencias fiscales es la convergencia
de poder fin ciento más bajos en Gales (5.400 libras) y un 23 por ciento más bajos
ciero entre los estados federales. El sistema actual consis
te en unos en Irlanda del Norte (5.700 libras) que en el conjunto de Reino Unido
verticales entre el estado alemán (Bund) y los estad
os federales (Lánder) (7.300 libras). Gales e Irlanda del Norte tienen menos ingresos y riqueza
y unos pagos horizontales de estado federal a estado federa
l. Para decidir que las otras naciones y, por consiguiente, proporcionan menos ingresos
qué estados deben recibir fondos se utiliza un índice
(el Finanzkraft- per cápita mediante los principales tipos de impuestos. Mientras que el
messzah!) que indica el poder financiero relativo de
los estados federales déficit público de Inglaterra fue de aproximadamente 2.000 libras per
Bavaria, Baden-Wiirttemberg y Hesse son actualment
e los únicos ll cápita, el de Gales fue de 6.000 libras: esta diferencia de unas 4.000 li-
tribuyentes netos, y Berlín es el principal beneficiario
de estas transfes bras se debe a la combinación de un gasto público mayor en Gales
rencias fiscales.
(1.383 libras más) y una menor recaudación de impuestos (2.400 libras
En Alemania, las transferencias fiscales del sur al nores
te han ayu- menos). Se debe al mayor gasto público en desgravaciones fiscales, sub-
dado indudablemente a los estados federales a conve
rger cuanto 4 sidios a las familias de renta baja y subsidios de vivienda, porque Gales
poder financiero y condiciones de vida desde la unifi
cación alenail tiene salarios inferiores, un desempleo más elevado y mayores necesi-
de 1990. Sin embargo, después de veinticinco años
de transferencias, dades sociales. Las transferencias fiscales dentro de una unión fiscal re-
la situación económica de estos estados sigue siend
o muy desigual La ducen (aunque no eliminan) esas diferencias.
tasa de desempleo, por ejemplo, varía de manera impor
tante Pm el Los ingresos derivados de los impuestos en Escocia (7.100 libras per
estado federal.
cápita en 2012-13) se acercan mucho más a los del conjunto de Reino
Los Lánder ricos como Bavaria y Hesse se quejan, por supuesto,
Unido (7.300 libras). Sin embargo, el gasto público per cápita ha sido
Ñ

de
que les toca cargar con una parte demasiado grande del
peso de la unión. más elevado en Escocia que en las demás naciones, y aproximadamente
fiscal alemana en beneficio de estados derrochadores
como Berlín y Sa- un 20 por ciento más alto que en Inglaterra. Por eso los “déficits presu-
Jonia. Pero esa es la clave de un estado-nación. Como
dijo Gordon puestarios” escoceses son más elevados que los ingleses. La descentrali-
Brown, el ex-primer ministro laborista británico,
durante la campaña zación del sistema fiscal escocés ha ido erosionando gradualmente la
del referéndum de independencia escocés de septiembre
de 2014 y es- unión fiscal británica.
tado-nación con una unión fiscal implica que “de
cada uno sei sus A veces la región rica del sur británico se queja porque le toca pagar
medios, a cada uno según sus necesidades”: ¡esto recuerda
al comunismo! los subsidios de desempleo de Gales, pero este descontento no tiene sen-
Veamos el ejemplo de Reino Unido. Se trata de un estad
o de cuatro tido. Al fin y al cabo, si siguiéramos su lógica hasta el final, tendríamos
haciones y muchas regiones. Los impuestos se
recaudan por un estado | que decir que los riquísimos ciudadanos de Kensington, la parte adine-
central (aunque hasta cierto punto el proceso se ha desce
ntralizado en rada de Londres, no deberían tener que pagar unos impuestos que des-
Escocia, Gales e Irlanda del Norte) y suele ser el gobie
rno central el que pués se redistribuyen a los ciudadanos pobres de Gales o del norte de
se endeuda (hay también algunos bonos o préstamos
de los gobiernos Inglaterra. De ser así, Kensington tendría que romper con la unión fiscal
locales). Gales es una de las partes más pobres de Reino
Unido. Tiene | y monetaria británica, establecer controles fronterizos y organizar su
un déficit de comercio con respecto a su vecino del surest
e, Inglat
| erra, propio gobierno, unas fuerzas armadas y un banco central propios. Su
Los ciudadanos galeses aportan mucho menos en impues
to. s de lo que | riqueza desaparecería pronto, sin duda, porque se basa en el trabajo de

216
217
ciudadanos de todo el estado y todavía más del trabajo
en el extranjero, una enorme burocracia, un banco central “independiente” y un Parla-
Esta es una cuestión que pasan por alto muchos nacionalista
s en Ale. mento Europeo débil; en otras palabras, sin un compromiso democrá-
manía y el norte de Europa. Si la Eurozona se rompe en
sus miembros tico hacia una Europa federal. En vez de eso, tenemos una solución
individuales, las pérdidas indefinidas (no solo inmediatas) en el PIB
de chapucera y de medias tintas, sin democracia, en la que los recursos flu-
los países del norte serían considerables.
yen de las economías fuertes a las débiles, pero solo a través de las ins-
El ejemplo de Estados Unidos también muestra las ventaj
as de un tituciones del euro y sujetos al cumplimiento de unos objetivos fiscales
estado federal con respecto a la commonwealth de estado
s que existíaal draconianos.
principio. Fue necesaria una sangrienta guerra civil para establ
ecer un La unión fiscal —y, de hecho, una federación europea realmente de-
estado unificado que desterrara la idea de la secesión. Ahora
, el gobierno mocrática— solo sería posible si se renunciara al modo capitalista de pro-
federal de EEUU recauda los impuestos, se endeuda y propo
rciona fon» ducción y este fuera reemplazado por un modelo basado en unas
dos a los estados (aunque éstos recaudan sus propios impuestos)
. En Es. propiedades y unos recursos comunes que pudieran ser transferidos “de
tados Unidos, la unión financiera plena llegó más tarde
que la fiscal; cada uno según sus medios, y a cada uno según sus necesidades”.
fue cuando los grandes bancos privados crearon el Banco
de la Reserva
Federal después de una serie de colapsos bancarios. Ahora,
los dólares
se redistribuyen a través del sistema de la Reserva Federal
para cube El desastre neoliberal
los “déficits” de comercio y capital entre los estados. Como
resultado
de ello, mientras que la media nacional de ingresos derivados El crecimiento no se ha recuperado con las soluciones neoliberales
de los il
puestos es de aproximadamente 8.000 dólares per cápita exigidas por los líderes del euro y el FMI. La OCDE sigue afirmando
, los estados
ricos como Delaware, Nueva York, Nueva Jersey, Massachuse que las reformas estructurales producirán un aumento en el nivel del
tts, Mia)
nesota y Connecticut pagan un 25-50 por ciento más per PIB per cápita para los estados miembros endeudados (véase el reciente
cápita que la:
media, y los estados pobres como Alabama, Mississippi, Virgin informe de la OCDE para la cumbre del G20).'* ¿Cuáles son, estas ma-
ia Occi-
dental, Kentucky o Michigan, y estados “vacíos” como Monta ravillosas reformas estructurales que van a fomentar el crecimiento? En
na pagan
un 25-50 por ciento menos. el caso de Portugal, el EMI y la UE decidieron que tenían que ser las si-
Para que el proyecto del euro sobreviva es necesaria una unión guientes: cuatro festivos menos al año, tres días menos de vacaciones
fiscal mínimas pagadas anuales, un recorte del 50 por ciento en el pago de
similar a la de Alemania, Reino Unido o Estados Unidos. Pero
tal cosa las horas extra y la supresión de los acuerdos de negociación colectiva.
no es realizable en la Unión Europea capitalista, en la que
los intereses Más tarde vendrían los cambios en la gestión del tiempo de trabajo, la
nacionales de los estados miembros más ricos se anteponen a
los de una eliminación de restricciones para el despido de trabajadores, la reduc-
unión entre “iguales”. ¡La idea de unión fiscal europea
que tiene Ale- ción de los finiquitos y el arbitraje obligatorio en los conflictos laborales.
manía es la de un acuerdo vinculante entre todos los miemb
ros sobre En otras palabras, los trabajadores tendrían que trabajar más tiempo y
política presupuestaria nacional que hiciera innecesaria toda
transferen- más duramente por menos dinero y con menos derechos, y con un
cia fiscal! Esto sería imposible de conseguir incluso si la Euroz
ona estu- mayor riesgo de ser despedidos. El sur de Europa tiene que convertirse
viera creciendo a un ritmo razonable, y no es así.
en un centro de mano de obra barata para la inversión del norte. Estas
La idea de un presupuesto central para la Eurozona, con
un creci- son las reformas propuestas.
miento gradual (a partir del actual y minúsculo 1 por ciento
del PIB También tenemos la desregulación de los mercados. Los servicios
europeo) hasta llegar a la plena unión fiscal federal, es un
sueño inal- públicos deben ofrecerse en un mercado competitivo, es decir, que las
canzable en una Eurozona constituida por estados grand
es y fuertes, compañías que venden electricidad o banda ancha deben competir para

218
219
vender sus productos a unos consumidores que tienen que cambia
r Capítulo 10
constantemente de compañía para ahorrarse un puñado de euros. Los
márgenes de las farmacias deben reducirse, de manera que las pequeñas
ganen menos, pero no se plantea reducción alguna en los precios de log Japón se estanca
medicamentos fabricados por las grandes farmacéuticas, que son los au»
ténticos monopolios. Hay que desregular las profesiones, para impedir
que los abogados exijan unos honorarios desorbitados, y para que todo
el mundo pueda ser maestro o taxista o conducir un camión de alto to-
nelaje con una formación mínima o sin formación alguna. Finalmente, Parece que la recesión podría continuar para siempre. Un análisis dinámico deja claro
qye se trata de un fenómeno temporal; en el modelo solo dura un periodo, aunque la
tenemos la privatización de las instituciones estatales que quedaban, duración de un “periodo” no se especifica (podría ser de tres años 0 de veinte). Incluso
vendidas baratas a compañías privadas de gestión de activos para pagar vin tomar ninguna medida, el ajuste de los precios o el cambio estructural espontáneo
la deuda y ampliar el potencial de beneficios para el sector capitalista, acabarán resolviendo el problema. A largo plazo, Japón se las arreglará para salir de
Son más o menos las mismas medidas que se han propuesto para Grecia, la trampa, sea cual sea la poltrica adoptada. Pero, por otro lado, a largo plazo...
España, Italia e Irlanda. Paul Krugman'
El objetivo real de estas soluciones neoliberales propuestas por los lí-
deres de la UE y la OCDE no es la recuperación del crecimiento como.
tal, sino aumentar la explotación de la fuerza laboral. Tal cosa incre
mentaría la rentabilidad, y entonces el sector privado invertiría para: Actualmente, la economía japonesa lleva más de dos décadas estan-
crear empleo y elevar el PIB, suponiendo, por supuesto, que el capita= cada. No resulta sorprendente, por lo tanto, que su recuperación tras la
lismo no sufriera otra caída antes de que esto sucediera. Gran Recesión de mediados de 2009 haya sido tan débil. La clave de
este estancamiento es el declive a largo plazo de la rentabilidad del ca-
De momento, estas medidas no han dado resultado. En el caso de pital japonés, provocado por la elevada composición orgánica del capital
las economías más débiles de la Eurozona han sido desastrosas. ¿Pueden
y, hasta hace poco, por la incapacidad de los estrategas del capital nipo-
las poblaciones de Grecia, Portugal, España, Italia, Chipre, Esloven
ia € nes de lograr un aumento suficiente de la tasa de explotación laboral
Irlanda soportar más años de austeridad, con la subsiguiente creació
n para compensar este declive,
de una “generación perdida” de jóvenes desempleados, como ha ocu-
rrido en Grecia? Japón ha tenido dos elecciones bastante seguidas desde que acabó la
Gran Recesión. En ambas elecciones se llevó la victoria el conservador
El electorado está perdiendo la paciencia y está furioso, como han
Partido Democrático Liberal (PDL) liderado por Shinz Abe. Abe pro-
demostrado las elecciones de 2014 para el Parlamento Europeo. Los lí-
metió terminar con el estancamiento y recuperar la rentabilidad y el
deres de la UE y los estrategas del capital necesitan una recuperación
crecimiento mediante las que se han llamado las tres flechas de la polí-
económica rápida, porque, de lo contrario, es probable que haya más
tica económica: un estímulo monetario por parte del Banco de Japón,
explosiones políticas. Sin embargo, dado el nivel actual de rentabilidad,
un estímulo fiscal por parte del gobierno y, lo más importante, unas re-
puede que el proceso tarde demasiado y se produzca una nueva caída
formas neoliberales de los mercados laboral y de productos para impul-
en la economía mundial. De ser así, la supervivencia del euro sería mu
sar la rentabilidad.
improbable.
El gran crecimiento de la manufactura japonesa tras la Segunda Gue-
rra Mundial fue debido a una tasa de beneficio muy elevada. Esa tasa
cayó rápidamente a finales de los sesenta, y el “milagro” nipón llegó a

220
221
su fin a mediados de los setenta. Después
de la primera crisis económic
mundial de la posguerra, en 1974-75, Japó Figura 10.1
n empezó a sufrir. Su crecl
miento económico anual fue de un 3,8 por tasa de beneficio del capital (en %) y composición orgánica
ciento de 1974 a 1990, cor
parado con el 9,2 por ciento de 1956 a 1973 del capital, Japón
.
El boom japonés fue el resultado, en parte
, de la magnitud de la
serva de trabajadores (y la masa de mano
de obra barata de pequeñ

relacionados con la exportación, cosa que cont


ribuyó a fomentar los aye
mentos increíbles de productividad de los años
sesenta y setenta. Sin em
bargo, tras la recesión global de 1974-75,
el capitalismo japonés hab
agotado su reserva de mano de obra barata,
y una composición orgánica
del capital creciente hizo que la rentabilidad
se mantuviera baja. .
Mientras el consumo interno seguía sien
do limitado y el mercado
global se expandía fuera de Japón, las gran
des compañías niponas se po- = = Composición orgánica del capital —— Tasa de beneficio

dían apropiar de la plusvalía a nivel glob


al a expensas de los competi.
dores rezagados de Europa y Norteamérica Puente: Penn World Tables y cálculos del autor.
. Sin embargo, el milagro
japonés llegó a su fin por la combinación
de unos salarios al alza y l La razón principal de ello es que la élite dirigente de los bancos, las
composición Orgánica del capital crecient
e en el sector interno (véase la grandes corporaciones y el gobierno, no quiso desapalancar el sobredi-
Figura 10.1) , la saturación de bienes de consum
o en los merc ados ex: mensionado sector financiero. Como hicieron los gobiernos de Estados
tranjeros, la competencia renovada de Esta
dos Unidos a partir de los Unidos y Europa en 2009, se hizo que los contribuyentes y el estado
ochenta, por un lado, y de las economías
del Tigre Asiático por el otro, rescataran a los bancos y a las grandes instituciones. El resultado de ello
La gota que colmó el vaso fue el aumento
del valor del yen impues 0 fue que la deuda pública nipona creció enormemente y se convirtió en
por el Acuerdo de Plaza después de 1985
. Estos factores llevaron a 4 un lastre para los sectores productivos de la economía, absorbiendo
subsiguiente burbuja de los precios¡ de los acti¡vos que tuvo |
Japón a finales de los ochenta. enn nuevo valor y nuevos ahorros (como proporción del producto nacional,
A dl la deuda pública es de más del doble que la europea o la estadouni-
dense). El capitalismo japonés se convirtió en un capitalismo zombie.
En 2001, la élite política japonesa intentó hacer reformas bajo la di-
que se embarcaron Estados Unidos y Euro rección de un primer ministro neoliberal, Junichir Koizumi, que optó
pa después de 2002. La bur= por reestructurar a los bancos, privatizar las agencias estatales y elevar
buja de crédito japonesa estalló en 1989
de una forma desastrosa, de los impuestos. Esto produjo una breve recuperación de la rentabilidad
forma similar al crash financiero de 2007
-8. El país entró en una Y a costa de reducir el nivel de vida medio, las pensiones y las prestaciones
sión que coincidió, además, con una
caída mundial en 1990-91. Sin' de empleo. El electorado esperaba que el Partido Demócrata, una amal-
embargo, mientras que las demás grandes
economías capitalistas col | fama compuesto por antiguos socialistas, socialdemócratas y liberales,
gu1eron una recuperación relativa después
de ese declive, la rentabilidad impulsaría una limpieza de la política japonesa, acabaría con la corrup-
Japonesa bajó todavía más durante los nove
nta. ción y recuperaría el crecimiento. Pero el triple revés del terremoto/tsu-

222
223
nami de marzo de 2011, el subsiguiente desastre nuclear y la crisis ecos keynesianismo
¿Funcionaron estas medidas japonesas? El gurú del
nómica global derribaron de nuevo al capitalismo nipón. En 2010, el de Japón era un
Paul Krugman tenía sus dudas.? Para él, el problema
PIB nominal de la nación era más bajo que el de 1994. problema monetario, es decir, que el país había caído en una
trampa
interés cercanos
- Desde 2013, el PDL tiene de nuevo el control, y se ha comprome- keynesiana de liquidez clásica, en la que unos tipos de
por culpa de la
tido a gastar más en proyectos gubernamentales, no elevar los impuestos, 1 cero no conseguían restablecer la inversión ni el gasto
era un enorme es-
impulsar las exportaciones con una devaluación del yen, restaurar | | deflación de la deuda existente. Lo que se necesitaba
fiscal y más mo-
instalaciones nucleares, elevar el gasto militar y “esdurecta” su post tímulo fiscal.? Por lo tanto, la respuesta era más gasto
De hecho, eso
ante China: las mismas políticas manidas de los últimos treinta años. netización para aumentar deliberadamente la inflación.
La política macroeconómica procapitalista cuenta con tres herra. es lo que debería hacer también el gobierno de EEUU.*
estaría de
mientas: la fiscal, la monetaria y la de la devaluación. Entre los asco Es interesante que otro keynesiano, que normalmente
n del estanca-
económicos convencionales hay confusión con respecto a cuál de estas acuerdo con Krugman, parece rechazar esta explicació
n Wolf, un co-
herramientas es mejor para arrancar al capitalismo de una depresión, miento nipón y la solución de Krugman/Adair. Marti
tenido una gran
Los monetaristas como Ben Bernanke están empeñados en reducir los lumnista del Financial Times, señalaba que Japón había
que esta estrategia
tipos de interés y fabricar una gran cantidad de dinero. Los Leyre cantidad de “estímulo fiscal” a lo largo de los años, y
estímulo monetario
quieren ir más allá, y retirar las medidas neoliberales de austeridad fiscal había hecho poco para recuperar la economía.? El
oco iban a fun-
y dejar que el multiplicador del gasto gubernamental obre su magia. Al- y la devaluación del yen para producir inflación tamp
sostiene Krug-
gunos teóricos más minoritarios abogan por las ventajas de devaluar la cionar, porque el problema no era la deflación, como
esa es rentable,
moneda para impulsar las exportaciones. El recién elegido gobierno ja» man.S El problema, según Wolf, es que la industria japon
subyacente? La
ponés apostó por aplicar las tres soluciones a la vez. pero no está dispuesta a invertir: “Así, ¿cuál es la causa
privados o, mejor
La respuesta gubernamental ha sido añadir todavía más estímulo fis- tespuesta es que se trata de un exceso de ahorros
s retenidos por
cal a la economía, inyectarle todavía más liquidez y reducir el valor del dicho, de un enorme exceso estructural de ingresos bruto
yen con respecto a las monedas de sus principales rivales comerciales, las corporaciones en relación con la inversión.”
dos últimas dé-
Esto último es especialmente importante para el capitalismo japon El punto de vista de Wolf tiene algo de cierto. En las
dad de su cre-
que depende de las exportaciones y de la inversión para cualquier ll cadas, la industria japonesa ha invertido muy poca canti
resentido de ello.
marginal del crecimiento. Como resultado, el yen perdió hasta ? 20 ciente efectivo en la economía real, y la economía se ha
otras grandes
por ciento de su valor con respecto al dól ar estadounide ¡ nse El sector capitalista nipón, como sus homólogos en
punto más alto. de invertir en fá-
nn economías capitalistas, no está tomando la iniciativa
o económico.
Esto era necesario, según los japoneses, porque el yen se había que-. bricas, equipamiento y empleo para restaurar el crecimient
ver con la renta-
dado rezagado en la “competición a la baja” entre las principales divisas Pero el motivo de que esto ocurra también tiene que
tasa de beneficio
desde el inicio de la Gran Recesión. En un determinado momento, el bilidad del sector corporativo japonés. Desde 2002, la
10.2, línea con-
valor del yen había aumentado un 30-40 por ciento en términos coil | de Japón ha crecido un 60 por ciento (véase la Figura
vo más bien
(teniendo en cuenta las tasas de inflación relativa) con respecto a las di- tinua, escala izquierda) mientras que la inversión se mantu
la rentabilidad se
visas de sus rivales comerciales desde el comienzo de la Gran Recesión plana (línea discontinua). Durante la Gran Recesión,
recu-
En el mismo periodo, la libra esterlina británica había caído un 25 ¿ desplomó, y, junto a ella, la inversión. Ahora la rentabilidad se ha
que la inversión
ciento y el euro, un 10-15 por ciento. Ni siquiera las monedas asi perado, pero sigue por debajo del pico de 2007, por lo
economías capitalistas emergentes habían aumentado su valor. sigue siendo muy baja.

224 225
Figura 10,2 de después de la Gran Recesión. Las monedas que más se han devaluado
Ingresos netos del capital e inversión bruta (con 2010 como año desde 2007 han sido la libra y el euro, pero el crecimiento medio del
de referencia con un valor de 100), Japón, 1999-2015 PIB real de esas economías ha sido minúsculo, mientras que el dólar es-
tadounidense ha ganado valor, y sin embargo la economía de EEUU
140 ha tenido una tasa de crecimiento mucho mejor para el mismo periodo.
130 5
El keynesiano Noah Smith se preguntaba por qué motivo se aceleró
120 a
el crecimiento nipón de 2002 a 2007. Hay una buena razón para que
110
se lo preguntara: el rendimiento económico de Japón es un misterio
100 para él, y no parece encajar en ninguna explicación keynesiana. Como
apunta Smith, durante ese periodo, Japón todavía estaba atrapado en
una trampa keynesiana de liquidez, con unos tipos de interés cercanos
1 cero y los precios en deflación. Según la teoría keynesiana, Japón ten-
día que haber permanecido una década más en depresión. Y sin embar-
A O po no fue así.

110Z

cLoz

£LOZ

PLOZ

sioz
=

== Ingresos netos del capital == Inversión bruta En vez de eso, la tasa de crecimiento del país despegó en la década
de 2000, en comparación con la década perdida de los noventa. De
hecho, se consiguió invertir parcialmente el declive en PIB per cápita
Fuente: AMECO,.

Wolf cree que estos “ahorros excesivos” (es decir, beneficios) de


con respecto a Estados Unidos experimentado en los noventa. Smith
ser sustraídos a estos “oligopolios” corporativos y utilizados para el bi repasaba todas las posibles explicaciones para esta recuperación relativa
común.* ¿Cómo se podría hacer eso? Su propuesta es subir los impues que había tenido lugar durante la era Koizumi, cuyas políticas tampoco
corporativos en vez de recortarlos, y transformar los beneficios en divi. ve parecían demasiado a las propuestas keynesianas.
dendos, para que los accionistas gasten y aumenten los salarios. La mejora solo fue relativa. El crecimiento del PIB real fue de media
| de
estas propuestas serían inaceptables para el sector capitalista, y de un 4,6 por ciento entre 1981 y 1990, durante los llamados años
nadie les
la burbuja. Tras la burbuja vino el crash de los noventa, y el crecimiento
medio disminuyó hasta solo un 0,7 por ciento anual entre 1993 y 1999
Pp q

(excluyendo los años de declive de 1991 y 1992). Entonces, tras los años
En vez de eso, el gobierno japonés continúa devaluando la moneda
e inyectando inflación en la economía como fórmula para restaurar de caída de 1998 y 1999, el crecimiento medio anual mejoró hasta un
crecimiento. Esto se parece tanto a las medidas económicas de “em
el 1,5 por ciento entre 2000 y 2007, el doble que en los noventa, aunque
brecer al vecino” de los años treinta como a cualquier alternativa ll todavía muy por debajo del de los años de la burbuja. En los últimos
siete años de la Larga Depresión, la economía japonesa solo ha crecido
nesiana. El objetivo es acaparar una mayor cuota del o
internacional haciendo más baratas las exportaciones japonesas. a un ritmo del 0,2 por ciento anual.
Históricamente, la devaluación no funciona durante mucho tiem Smith señala que Japón permaneció en una trampa de liquidez de
porque hace que otros gobiernos adopten la misma medida y que e tipo keynesiano y en deflación a lo largo de la década de 2000. La re-
piece una competición a la baja. Hay pocas pruebas de que una moneda cuperación relativa tampoco puede explicarse con un estímulo fiscal
más débil sirva para mejorar el crecimiento. Observemos, si no, los datos keynesiano, porque el gasto gubernamental cayó en términos absolutos
| y como porcentaje del PIB, y los déficits presupuestarios en relación

226 227
con el PIB también se redujeron. En
los noventa, en cambio, hubo un
gasto gubernamental considerable y unos por ciento como proporción del PIB, y la deuda familiar (financiera e
déficits presupuestarios
cientes, pero estas medidas keynesianas no inmobiliaria) creció un 37 por ciento. Durante los noventa, el sector
lograron reavivar la economía
nipona. ¡Ent onces, en la década de 2000, Koizum corporativo se desapalancó en un 15 por ciento, sentando las bases para
i aplicó medidas de
austeridad fiscal y el crecimiento eco que la rentabilidad se recuperara. Las corporaciones niponas tenían nive-
nómico se aceleró! Por supuesto,
Una parte de esta paradoja se debe a que les mucho más elevados de deuda (en relación con el PIB) que las alema-
el crecimiento débil de los no.
venta llevó a que la ratio entre gasto y nas, las británicas y las estadounidenses, pero empezaron a desapalancar
déficit gubernamentales y PIB
creciera, pero en términos absolutos, esa deuda durante los noventa, y en 2002 se la habían quitado de en-
el gasto y el déficit gubernam
tales aumentaron, aunque parece que no se cima en su mayor parte. En aquellos países ocurría justo lo contrario.
notó demasiado.
La contribución de las exportaciones
netas tampoco parece que fuera
demasiado importante durante la déca
da de 2000. Pero Smith señala Figura 10.3
que en esa década aumentaron los pré
stamos bancarios, préstamos que Cambios en los componentes de la tasa de beneficio (en %),
en los noventa, cuando las institucione
s bancarias desapalancaban | Japón, 1988-2007
deuda que habían contraído durante el
periodo de la burbuja, se habían
desplomado. Sin embargo, Smith no
puede dar ninguna explicació ] 100 >
sobre ello,”
300 7
Si el crecimiento y la inversión arrancar
on en la década de 2000, la 200 7
razón principal tiene que ser una recu
peración de la rentabilidad.
1000 7

DO 7

100 37
en 1989, la tasa media de beneficios
de la economía japonesa cayó cas "20.0 7
un 20 por ciento durante los noventa. Pero de 1998 -19.0

casi un 30 por ciento. a 2007, se elevó.


9% Tasas de beneficio Composición orgánica Tasa de explotación
| del capital
La composición orgánica del capital (el
valor de las fíbricas, el equi- Ml 1988-98 111 1999-07
pamiento y las materias primas en rela
ción con el coste de la mano de
obra empleada) cayó por primera vez Puente: AMECO, cálculos del autor.
desde la Segunda Guerra Mundial,
mientras que la tasa de explotación
de la fuerza laboral creció casi un
25 por ciento. En otras palabras, las El crecimiento medio del PIB real mejoró (relativamente) porque el
compañías japonesas devaluaron.
sus viejos activos, redujeron su fuerza capital japonés había liquidado una parte suficiente de capital viejo a
laboral e incrementaron sus be=
neficios por unidad de trabajo. Se trat pible y ficticio), y los bancos estaban en mejores condiciones y ÉS >
aba de la solución clásica para la
producción capitalista: la que se produce volver a prestar; todo ello a expensas de una década frida, la de los
a expensas de los trabajadores
(véase la Figu ra 10.3). noventa, en cuanto a ingresos y empleo para la población, con la cul-
El capital japonés también devaluó y minación de la nefasta caída deflacionaria de 1998. El declive global de
desapalancó buena parte de la 2008-9 fue un duro revés para Japón, porque buena parte de su renta-
deuda que había acumulado durante
la década de la burbuja de los años
ochenta, cuando la deuda corporativa bilidad y su crecimiento depende de los mercados mundiales. Así, el
no financiera se elevó casi un 25 misterio queda explicado.
228
229
El crecimiento económico de Japón ha sido prácticamente
tente después del punto más bajo de la Gran Recesión, y
inexi Puede que el avance hacia la crisis sea lento, porque an y ha
bierno conservador está tratando de solucionar el probl
el actual Ileservas enormes de divisas y activos extranjeros acumula os a í
el recetario keynesiano entero.
ema aplicando décadas, de manera que tiene muchos fondos disponibles. La a
ddel país en cuanto a inversión internacional neta (activos da an
No es solo que el capital japonés siga teniendo grandes deuda a bes
s y lespecto a las obligaciones) es positiva en un 56 por ciento,
rentabilidad baja, sino que además tiene una población :
en declive y de la de Estados Unidos, que es negativa en un 19 por ciento. , ,
cada vez más envejecida. La capacidad de generar más valor A o
y más plus. la deuda nipona está sobre todo en manos de sus e
valía a partir de la fuerza laboral está limitada por la contr Ñ
acción de Inolo un 7 por ciento es extranjera), mientras que la deuda le En
oferta de mano de obra. Esto significa que el capital debe
explotar est; de EEUU es de propiedad extranjera en un 40 por ciento. Sinpoa pu
fuerza laboral aún más intensivamente o invertir más , co :
en costosas nue el dólar estadounidense sigue siendo la moneda de reserva A
tecnologías para intentar elevar la plusvalía relativa e incre
mentar así la que da a EEUU un margen de maniobra considerable que inancia
rentabilidad.
ms déficits y su deuda. Los bancos y el gobierno de Japón están mi hal
Japón también sufre por culpa de la falta de expansión brazos del otro: en los noventa, el gobierno rescató a los bancos; o
de su fuerz
laboral. A corto plazo, esto hace que el crecimiento del
PIB per cápita son los bancos los que están rescatando al gobierno. La próxima vez,
de Japón tenga mejor aspecto que el crecimiento del PIB, ambos caerán juntos.
por lo que el
PIB per cápita de EEUU en los últimos años no es mucho
más alto q Las políticas keynesianas no funcionaron para Japón en los eE
el nipón (véase la Figura 10.4). A largo plazo, esto no
augura nadí y tampoco funcionarán en la década actual, la de 2010, que a q
bueno para Japón, ya que la carga de la deuda se acumu
lará, a la vez década perdida. La austeridad fiscal no ha funcionado; en a i pura
que la ratio entre personas en edad de trabajar y personas o el pi
dependiente empeorado la situación. Sin embargo, tampoco ha eE
disminuye. Esto supondrá un serio problema con respe neo on
cto al creci mulo fiscal allí donde se ha aplicado, como en Japón. Los
miento y la deuda. e
afirman que no se ha aplicado lo suficiente y que hay que is
Figura 10.4 von la devaluación de la moneda e incluso con un aumento e la in
vión mediante inyecciones monetarias. En otras palabras, na qe
Crecimiento medio anual del PIB real per cápita, 1989-2014
hay que probar las tres herramientas de la política econóíiica capi ,
20 a la vez. Eso es lo que ha probado Japón, pero su depresión continúa.

10

05

00

1989-07 2002-07 2008-14


MEEUL MM Japón

Fuente: OCDE.

230
231
Capítulo 11

Los demás no están a salvo

Los mercados emergentes no salvarán al mundo si los países occidentales vuelven a su-
mirse en una recesión. En una economía global interconectada, la desconexión es un
mito atractivo.
DK Matai, 23 de agosto de 2011'

La Larga Depresión se ha apoderado de todos los rincones del


mundo, incluyendo las economías emergentes, que durante el boom
neoliberal se presentaron como nuevos centros de acumulación de ca-
pital y como parte de una globalización ampliada del capital. Por esta
razón, las economías emergentes no son inmunes a la dinámica del sis-
tema mundial ni a la Larga Depresión que este padece.
Uno de los factores que permitió expandirse a la economía mundial
4 partir de los setenta fue la globalización del comercio y la inversión.
Al expandirse el comercio, se expandieron también los flujos de capital.
A medida que caía la rentabilidad en las economías capitalistas avanza-
das, las compañías trasladaban sus fábricas al extranjero para emplear
la mano de obra barata y abundante de Asia y Latinoamérica. China, la
India y algunas economías asiáticas en particular eran unas fuentes enor-
mes y nuevas de expansión del valor y la plusvalía (véase la Figura 1 1078
Pasado el principio de la década de los noventa, la tasa de beneficio
del G7 y la tasa de beneficio mundial se distanciaron. Esto indica que
las economías que no forman parte del G7 han tenido un papel cada
vez más importante en el mantenimiento de la tasa de beneficio. La ren-
tabilidad ha llegado a un pico en las principales economías emergentes,
y el capitalismo mundial se encuentra ahora en una fase descendente
de la rentabilidad. Sin embargo, la historia de los últimos treinta años
sugiere que las economías emergentes conservarán su ventaja por algún
tiempo.

233
Figura 11.1 De “BRICS” a “los Cinco Frágiles”
Ratios de Inversión/PIB de las economías capitalistas avanzadas y
Aunque todavía haya un potencial latente en las economías emer-
emergentes (en %), 1980-2012 pentes para la expansión del capital, los efectos de la depresión global
E las están afectando mucho. Estas economías experimentaron un impulso
34 7 , de crecimiento (y de inflación) con la transferencia de crédito barato
29 7 I Inversión nominal global de las economías avanzadas a sus mercados desde el final de la Gran Re-
/ (ahorro) en relación con PIB cesión a mediados de 2009.
Ahora se empieza a ver que la expansión en estas zonas también era
27 3
= + Inversión nominal de las
25. 7 / PIB
economías avanzadas ficticio, a medida que el crecimiento se ralentiza en las grandes econo-
281 Inversión nominal de las mías emergentes y los bancos centrales empiezan a reducir las inyeccio-
2?
economías emergentes / PIB nes de crédito en el sector financiero global. El Banco Mundial ha
publicado hace poco una estimación del impacto de la expansión cuan-
titativa (quantitative easing).7 El estudio halló que un 60 por ciento del
aumento en los flujos de capital privado desde las economías capitalistas
Fuente: Banco Mundial. avanzadas hacia las economías emergentes durante la recuperación re-
ciente se debía a inyecciones de crédito de los bancos centrales, no a
China y otras economías emergentes todavía no han llegado al punto
unos mayores ingresos corporativos. Los datos del Banco Mundial tam-
en el que la población trabajadora ya no aumenta y la expansión de hi
bién muestran que el flujo de inversión directa extranjera global en re-
plusvalía absoluta es limitada, el llamado punto de inflexión de Lewis?
lación con la inversión doméstica no se ha recuperado (véase la Figura
aunque China no está demasiado lejos de ese momento. Mientras tante
11.2), y sabemos que la inversión doméstica permanece deprimida en
la nación se esfuerza por mirar hacia adelante con un plan de gran ye
la mayoría de las grandes economías.
vergadura: trasladar, a lo largo de unos cuantos años, 250 millones de
residentes de áreas rurales a ciudades recién construidas, en lo que su- Figura 11.2
pondría una expansión masiva de la fuerza laboral para la producción.
Inversión directa extranjera global como porcentaje de la formación
La tendencia general empezó hace décadas. Al principio de los ochen a,
de capital fijo bruto (%), 1990-2012
más o menos un 80 por ciento de los chinos vivía en el campo, pero '
día de hoy la proporción es de solo un 47 por ciento; por otro lado, hay
un 17 por ciento de la población que trabaja en ciudades pero se clasifica 20 -
como rural. 18 7
| 16 -
La situación global más amplia se pone de manifiesto con el aumento: 14 4
3
de la mano de obra industrial en las economías emergentes y la caíc ]
de esta mano de obra en las avanzadas. Se pronostica que la población
12 7
wo z
8 - 2
de China empezará a declinar, pero se espera que la de la India todavía
tendrá un crecimiento importante durante 50 años más. También se
o S
prevé que la de Indonesia crezca regularmente, y que la de Nigeria se 2 A A q A AAA —— _—r— —— 2

90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 00 01 02 03 04 05 06 07 08 09 10 11 12 E
multiplique por ocho a lo largo de este siglo.

234 235
pero no es así en el caso de la inversión tangible en los sectores realidad, el resultado de una gran caída en la tasa de beneficio de 1963
produc 1 principios de los ochenta y los noventa. En este periodo de unos veinte
tivos del capitalismo. La Comisión de Comercio y Desarrollo
de las Na» años, la tasa de beneficio cayó más de un 30 por ciento, mientras que
ciones Unidas (UNCTAD, por sus siglas en inglés) reveló
que el la composición orgánica del capital aumentó un 23 por ciento y A pta
problema es la incapacidad de recuperar los ingresos derivados
de la in» de explotación bajó un 17 por ciento, en un ejemplo clásico de la ley
versión corporativa global.* La rentabilidad de la inversión en
los secs de la rentabilidad de Marx.
tores productivos del mundo estaba, en 2011, más o menos
un 20 pot
ciento por debajo de su nivel de antes del crash financiero global
di Figura 11.3
2007 y la Gran Recesión (en el caso de las economías capital
istas avan=
zadas), y un 15 por ciento por debajo a nivel mundial. En la Tasa de beneficio del capital (%), Brasil, 1953-2010
mayor
parte del mundo seguirá por debajo de los valores de pre-crisis,
50% 7
Como resultado de ello, los países conocidos como BRICS
(Bras 45% 7
Rusia, la India, China y Sudáfrica, bautizados así por el antiguo
director 40%
económico de Goldman Sachs Jim O'Neill), que tenían
que ser los sal-
vadores del crecimiento capitalista global, ahora se han conver 3596

tido er
“los Cinco Frágiles” (la India, Brasil, Indonesia, Turquía y Sudáfrica), 30% 7

Se trata de un grupo heterogéneo, ya que muchas de estas econo 25%


mías
emergentes no dependen de la venta de bienes o servicios de 20%
manufacs
tura, sino de mercancías agrícolas o metales. Esto es especialment
e cierto 15%
en el caso de Argentina, Brasil, Sudáfrica y Chile. IATA AE AAA Aa TETREESS
10%
Con la reducción del crédito a nivel global, la inversión
en infra eS» BEBE RESESEBAEEERAESEASS
tructuras está cayendo. La demanda de materias primas para
la cons-
trucción, como el cobre, el mineral de hierro, el acero, el carbón Fuente: E. Maito.
, etc.
también está declinando en términos relativos. La consec
uencia de esto:
es una pérdida de demanda de las exportaciones de Australia, Chi Desde mediados de los noventa, la élite dirigente de Brasil adoptó
,,
Brasil y otros países. La Gran Recesión y la recuperación débil poster unas políticas neoliberales con el objetivo de recuperar la tasa de bene-
ior
han llevado a una caída importante de los flujos comerciales ficio. Entre 1993 y 2004, la tasa de beneficio se elevó un 35 por ciento.
y la inver»
sión hacia las economías emergentes. Sus tasas de crecimiento tambié La composición orgánica del capital subió un 20 por acta gracias a
n
han empezado a caer. La crisis es mundial, la inversión extranjera que inundó la industria (automóviles, productos
químicos y petróleo), pero la tasa de explotación creció aún más, un 55
Brasil: se acabó el carnaval por ciento, a medida que más y más brasileños pasaban a formar parte
de la mano de obra industrial y de procesamiento agrario con unos mé-
Podemos considerar la economía brasileña desde un punto de
vista. todos de producción capitalista intensivos, a la vez que los salarios se
marxista mediante un análisis de los cambios en la tasa
de beneficio de mantenían bajos.
la economía en su conjunto (véase la Figura 11.3).
Brasil se convirtió en uno de los principales productores y exporta-
Entre 1963 y 2008, la tasa de beneficio disminuyó a largo plazo
o menos un 19 por ciento. Sin embargo, esta caída a largo
más dores agrícolas del mercado mundial. Entre los Productos exportados
plazo era, en más relevantes tenemos la soja en grano y los derivados de la soja, carne

236
237
e y avícola, azúcar, etanol, café, zumo de naranja y tabaco.
tualmente, el sector agroalimentario de Brasil representa
Acs porcentaje más elevado que la media de la OCDE de un 9 por ciento,
más o meno con un 15 por ciento de hombres y un 9 por ciento de mujeres con jor-
un 28 por ciento del PIB, y es el tercer mayor exportador
agrícola nadas laborales muy largas. Alrededor de un 7,9 por ciento de la pobla-
mundo (en valor), tras Estados Unidos y la Unión Europea.
crecimiento de sus exportaciones fue de la mano de un cambi
El rápide ción afirmaba haber sido víctima de una agresión en los últimos doce
o pe los meses, casi el doble de la media de la OCDE de un 4 por ciento. La
productos agrarios exportados: se pasó de los productos tropic
ales a le | tasa de homicidios de Brasil es de 21 homicidios por 100.000 personas,
procesados, con más valor añadido. A día de hoy, los produ
ctos proce: casi 10 veces superior a la de la OCDE de 2,2, y una de las más elevadas
sados suponen unas tres quintas partes de las exportacio
nes agrarias, del mundo. La violencia es más elevada entre la gente joven y en los úl-
Igual que otras economías emergentes, Brasil se benefició
de alguno timos quince años se ha convertido —incluyendo la violencia armada—
pin externos favorables que potenciaron los efectos de
las medidas en uno de los mayores problemas sociales del país. Las disparidades re-
neoliberales internas. Los precios de los bienes alimentari
os subieron, ¡ilonales de Brasil siguen siendo muy grandes: el PIB medio de la región
En cierta forma, fue algo parecido al descubrimiento de petról
eo en del noreste es de solo un 46 por ciento de la media nacional, mientras
Mar del Norte que ayudó al gobierno británico Thatcher
en los año que la media de la región del sureste es un 34 por ciento mayor que la
ochenta. Durante la pasada década, la lluvia de dinero a
Latinoamérica media.
procedente de los precios persistentemente elevados de las
mercancía Bajo el gobierno del ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva y durante
ha sido inaudita. Representó un 15 por ciento de la renta
nacional el boom de las mercancías, la clase trabajadora obtuvo logros importan-
anual, y se acercaba al 90 por ciento acumulativamente.”
La combi tes: un sistema de protección social, un aumento de créditos con intereses
ción de unos precios de mercancías al alza gracias a la deman
da chi bajos para trabajadores, un sistema sanitario y de educación universales.
los incrementos de productividad a medida que la tasa de explot
aci ¿ La Bolsa Família, un programa de subsidios para familias, es la cara más
aumentaba y la expansión del empleo procedente de las áreas
rurales visible de estas medidas. Entre 2004 y 2011, el número de familias que
impulsó el crecimiento y la rentabilidad durante una década
. Desp 6 se beneficiaron de transferencias de ingresos creció más del doble, pa-
de la crisis de 2002, la media del crecimiento del PIB estuvo
por enci sando de 6,5 a 13,3 millones, cosa que representa casi un cuarto de la
de un 4 por ciento hasta 2010. Esto conllevó unas mejoras
significati población. En las regiones más aisladas, los pagos de este programa se
en los niveles de vida y en la vida en general.
Sin han convertido en el motor principal de la economía local. Otro pilar
embargo, las desigualdades del desarrollo capitalista seguía
gradas en el sistema. La desigualdad de ingresos y riqueza en Brasil
n inte de la política gubernamental, adoptado mediante negociaciones con los
siendo
sig sindicatos, fue el aumento del salario mínimo y la pensión asociada. Los
extrema, y solo queda superada por la de la Sudáfrica pos-apa
y, si se salarios subieron un 211 por ciento en términos nominales entre 2002
calcula mediante un coeficiente Gini per cápita, México.
y 2012; un aumento real del 66 por ciento restando la inflación. La tasa
A pesar del boom de la última década, la renta disponible de desempleo cayó, pasando de un 12,3 a un 6,7 por ciento, y la fuerza
ajustada
neta de la familia media en Brasil sigue estando muy por laboral se expandió a un ritmo de un 1,6 por ciento anual.
debajo de l |
media de la OCDE de 23.047 dólares al año, y se trata de la media. Durante este boom, sin embargo, la ley de la rentabilidad de Marx
Más de 16 millones de personas siguen viviendo en lo que se conside: heguía operando. Desde 2004, la tasa de beneficio había empezado a
pobreza extrema, con unos ingresos mensuales de menos de 70 reais caer (bajando un 8 por ciento en 2008 y todavía más a partir de enton-
(unos 33 dólares americanos). Un 80 por ciento de
los hombres tiene ves), mientras los salarios se disparaban y la tasa de explotación caía un
un trabajo remunerado, comparado con un 56 por ciento
de las muje= 25 por ciento. Solo el boom continuado en los precios de las mercancías
res, y un 12 por ciento de los empleados hace jornadas muy
largas, 3 mantenía el nivel de crecimiento.

238
239
Cuando llegó la caída global en 2008-9, las economías capitalistas
hente, y el crecimiento económico seguirá siendo bajo mientras la re-
emergentes no pudieron evitar sus consecuencias. En el caso de B
euperación económica mundial permanezca débil y China se ralentice.
se tenía la sensación de que los precios al alza de las mercancías y
he acabó el carnaval.
política activa por parte del gobierno para aumentar la inversión €
tatal habían permitido que el país evitara las peores consecuencias d
la caída, a diferencia de otras naciones. Sudáfrica: el legado de Mandela
Pero a partir de 2011, los precios de los principales artículos de ex. La muerte de Nelson Mandela en 2013 fue un recordatorio de la
portación brasileños empezaron a tambalearse. Los precios globales pran victoria de las masas negras sudafricanas ante el despiadado, cruel
de las mercancías habían caído abruptamente, y la rentabilidad em» y regresivo sistema de apartheid impulsado primero por el imperialismo
pezó a caer aún más. La rentabilidad de las exportaciones está alrede: británico y adoptado después por una clase dirigente blanca rta
dor de un 20 por ciento por debajo del nivel de sus mejores tiempos y racista, con el objetivo de preservar los privilegios de una minúscula
,
antes de 2004,
' minoría. Mandela fue un preso político durante 27 años, y el pueblo al
En consecuencia, el crecimiento del PIB brasileño se ha frenado que representaba libró una batalla larga y difícil para deponer un régi-
desde 2011. La inversión y las exportaciones en el sector de la más men grotesco, apoyado por los principales poderes imperialistas, entre
nufactura han experimentado una caída drástica desde 2013. A ellos Estados Unidos, durante décadas.
pesar
de que la inversión pública aumentó 0,4 puntos porcentuales, hasta
Pero el final del apartheid en los noventa también se debió a un cam-
un 5,4 por ciento del PIB, esto no ha sido suficiente para compe
bio de actitud de la clase dirigente blanca sudafricana y de los grandes
la reducción de la ratio inversión privada/PIB de un 14,3 a un 12,7
estados capitalistas. Se tomó la decisión realista de dejar de considerar
por ciento. La industria no ha recuperado su nivel de producción
1 Nelson Mandela como un terrorista, y reconocer que un presidente
pre-crisis,
hegro era inevitable e incluso necesario.
El gobierno ha intentado fomentar la inversión en el sector privado
Por aquel entonces, la economía capitalista sudafricana estaba de ro-
con bajadas de impuestos e incentivos para las eMPresas, pero a ex.
dillas, no solamente por el boicot global a sus artículos de exportación
pensas de acumular un déficit presupuestario. Los costes de los inte:
sino porque la productividad del trabajo de la población negra en las
reses de la deuda pública se han ido elevando, cosa que ha forzado a
minas y las fábricas se había desplomado. La calidad de la inversión en
gobierno a recortar las ayudas para el transporte, la vivienda y la edu-
la industria y la disponibilidad de inversiones del extranjero habían
cación de las que depende buena parte de la población. La gota que
vaído drásticamente. Esto se tradujo en un descenso de la rentabilidad
ha colmado el vaso ha sido el enorme gasto para el campeonato de
del capital que llegó a un récord mínimo de posguerra durante la rece-
fútbol y los Juegos Olímpicos (en parte para impulsar los beneficios
sión global de principios de los ochenta (véase la Figura 11.4). A dife-
del sector capitalista) a costa de los servicios públicos básicos.
rencia de otras economías capitalistas, la Sudáfrica del apartheid no supo
El descontento subsiguiente ha llevado al gobierno a hacer conce. encontrar la manera de darle la vuelta a esa situación mediante una
siones, pero los dirigentes no tienen ninguna intención de renunci:
mayor explotación de la fuerza laboral negra.
a sus medidas neoliberales. El ministro de finanzas Guido Manteg
a La clase dirigente tuvo que cambiar de estrategia. El gobierno
lo dejó claro cuando dijo que “elevaría los impuestos o recortaría el
gasto público para compensar las posibles ayudas que tenga que ofre» blanco, liderado por E W. De Klerk, descartó las medidas de las últimas
cer en el futuro a los sectores en apuros”. La rentabilidad en el sector décadas y optó por liberar a Mandela e instaurar un gobierno de ma-
capitalista no se recuperará sin nuevos golpes al nivel de vida de la yoría negra que pudiera recuperar la disciplina laboral y reavivar la ren-
tabilidad.

240 sel
Figura 11,4 0 4 : 8

Tasa de beneficio del capital (en %), Sudáfrica, 1963-2008


0 |
300 > Figura 11.5

Tasa de explotación o plusvalía (ratio con respecto a los salarios),


Sudáfrica
cl E
26.0 -
ye
E
105

24.0 +

22.0 + o

|
20.0 7 00)

p" El aumento de explotación continúa


63 65 67 69 71 73 75 77 79 81 83 85 87 89 91 93 95 97 99 01 03 05 07 0Ñ0 3 durente el gobierno de mayoría negra
-

Fuente: Extended Penn World Tables, DIS 4

0,70
Por sus méritos, De Klerk compartió el premio Nobel con Mandela. 065 =r rt "errrrrrrtr7 "=rrrrt AAA ATT qq AAA

que se convirtió en presidente a los 76 años. La rentabilidad aumen



drásticamente bajo la primera legislatura de Mandela, a medid Puente: Extended Penn World Tables.
a que la
inversión extranjera entraba a raudales y la tasa de explot
ación de la
mano de obra se disparaba (véase la Figura 11.5). La minúscula y rica minoría blanca se ha visto poco afectada por el
m
El aumento de la rentabilidad fue disminuyendo a principios final del apartheid.? Ahora, además de los blancos ricos hay me e
de la
década de 2000, a medida que la composición orgánica del | que dominan empresas y ejercen una influencia abrumadora so e go-
capital au:
mentaba abruptamente. Actualmente, la industria sudafricana bierno del CNA. El partido expresa las divisiones radicales entre la ma-
se ; yoría de negros de clase trabajadora y la pequeña clase dirigente negra que
cuentra en apuros; el desempleo y el crimen siguen altos a nivel
global,
y el crecimiento económico se tambalea. ha desarrollado. De vez en cuando estas fisuras se abren, pero de pole
no ha habido ninguna ruptura decisiva. El legado de Mandela fue n
Bajo Mandela, y después bajo Thabo Mbeki, Sudáfrica mejoró
hasta del apartheid; la lucha por la igualdad y una vida mejor continúa.
cierto punto la situación realmente terrible de la mayoría negra en
cuanto
a medidas de higiene, vivienda, electricidad, educación, sanida
d, etc,
acabando con un control de movimiento cruel y arbitrario y ]
gualdad del régimen del apartheid. Sin embargo, Sudáfrica sigue
la desi Turquía: los árboles no dejan ver el bosque
siendo En 2013 empezó una explosión de protestas en Turquía cuando a
el país más desigual del mundo en ingresos y riqueza, y la desigu
aldad pente intentó evitar la tala de los árboles de Taksim Gezi Park, el E
nunca ha sido mayor que ahora, al unirse los capitalistas negros
a log puso en el plan del gobierno de reemplazar el parque por un prónis
blancos en la economía. A pesar de la ideología socialista que profesa
, el tro comercial que debía incluir una nueva mezquita, y de demoler e
Congreso Nacional Africano (CNA) nunca ha dado ningún paso
para secular Centro Cultural Atatúrk y reemplazarlo por unos tes
reemplazar el modo capitalista de producción estableciendo la propiedad
militares de estilo otomano. Esto no es un accidente histórico, porque la

242 243
pérdida de espacios verdes para construir en ellos ha suscitado
cada presos turca calculada con el coeficiente de Gini es de un 40 por ciento,
más protestas por parte de turcos de orígenes sociales diversos, trabaj
res y de clase media. Según la OCDE, un 33 por ciento de los
ado según el EMI, es decir, más elevada que la de Estados Unidos, y la más
turcos co J desigual de las economías capitalistas avanzadas y de la Europa emer-
sidera que no tiene acceso a suficientes zonas verdes, un porcentaje
mu jente, con la excepción de Rusia.
por encima de la media de los países europeos de la OCDE de
un 12 y of No es ninguna sorpresa que, en 2014, Turquía ocupara la posición
ciento, y el nivel más elevado de insatisfacción en la región.
154 del ranking de Libertad de Prensa de Periodistas Sin Fronteras.'*
El capitalismo turco ha avanzado durante la última década y,
por lo No es solo que este país sea, “actualmente, la mayor prisión de perio-
que respecta al partido en el poder, Justicia y Desarrollo (AK) y 1
ita distas del mundo”, sino que, además, los directores de los medios echan
Interno y extranjero, nada puede interponerse en su camino,
ni cial era 1 los periodistas por la presión del gobierno. Solo un 48 por ciento de
los árboles. Turquía quiere escalar posiciones para entrar en el club
de la población en edad de trabajar entre los 15 y los 64 años tiene un tra-
los miembros ricos de la OCDE, y sigue aspirando a entrar en
la UE 4 bajo remunerado, una cifra mucho más baja que la media de empleo
finales de esta década. Al mismo tiempo, el gobierno está tratan
do de de la OCDE de un 66 por ciento, y la más baja de la OCDE, Los turcos
imponer autocráticamente una superestructura de estado de tipo
is E trabajan 1.877 horas anuales, una cifra por encima de la media de la
mico sobre este expansión capitalista, con reglas estrictas en
relació OCDE de 1.776 horas. En Turquía, sin embargo, un 46 por ciento de
con el alcohol, , la práctica religigiosa, la forma de vestir y |
¡id los empleados tiene jornadas laborales muy largas, la tasa más elevada
de las mujeres, al estilo de Irán. Ad de la OCDE, cuya media es de un 9 por ciento.
Hasta el momento de las protestas, el Partido AK lo había
tenido Alrededor de un 67 por ciento de la población dice estar satisfecha
todo a su favor, ganando elección tras elección, cosa que le permit
ió re. con su vivienda actual, una proporción mucho menor que la media de
cortar el antiguo ejército secular de Atatúrk y dispersar la oposic
ión se. la OCDE, de un 87 por ciento. En Turquía, la vivienda media contiene
cular de los partidos corruptos de clase media. Para ello recibió
el apoya 0,9 habitaciones por persona, menos que la media de la OCDE de 1,6
de la enorme masa de pobres urbanos, entre los que el
partido había habitaciones por persona. En cuanto a instalaciones básicas, un 87,3 de
construido minuciosamente su base durante una décad
a o más Por los turcos dispone de acceso privado a un váter con cisterna dentro de
supuesto, al obtener un poder sin oposición, se convirtió
el una la vivienda, menos que la media de la OCDE de un 97,8 por ciento y
herramienta de los grandes empresarios yel capital extranjero
(a la tasa más baja de todos los países de la OCDE.
de las disputas ocasionales sobre medidas políticas). El gobie
rno 8 Los sistemas escolares de mejor rendimiento llegan a proporcionar
cada vel más a sí mismo como un poder regional capaz
y deseoso de una educación de alta calidad a todos sus estudiantes. En Turquía, la
intervenir en los varios conflictos de la región: Irán, Palestina
y Siria. diferencia media de resultados entre el 20 por ciento de la población
A primera vista, puede parecer que el capital turco avanza
y crece sin del estrato socioeconómico más elevado y el 20 por ciento del más bajo
demasiados problemas, Es cierto que el crecimiento económico
se hal es de 106 puntos, más alto que la media de la OCDE de 99 puntos.
acelerado en los últimos años, a medida que la inversión extranjera
inun- Esto sugiere que el sistema escolar turco proporciona una educación de
daba el país para aprovecharse de la mano de obra que llegaba
a las ciu- alta calidad principalmente para los ricos.
dades desde las áreas rurales empobrecidas, en lo que const
fenómeno clásico del capitalismo emergente. Este éxito oo
ituye e El gasto total en sanidad supone un 6,1 por ciento del PIB turco,
rente se sostenía sobre la base precaria de un capitalismo débil
apa- más de tres puntos por debajo de la media global de la OCDE, de un
además por la corrupción, el conservadurismo religioso y la pss
Lol 9,5 por ciento. Con 913 dólares en 2008, el gasto sanitario turco por
sideración por los derechos humanos y las leyes. La desigualda
con- persona es el más bajo de la OCDE, que tiene una media de 3.628 dó-
d de in- lares. En Turquía, solo un 61 por ciento de la población dice estar sa-

244 245
tistecha con la calidad del agua. También esta cifra
es la más baja de la partido AK, la rentabilidad se recuperó de forma espectacular (en parte
OCDE, en la que hay una satisfacción media de un
84 por ciento, y 1 través de la inversión no productiva). La Gran Recesión supuso otro
esto sugiere que Turquía todavía tiene dificultades para
proporcio percance, y esta vez la recuperación de la rentabilidad se ha tambaleado.
agua de buena calidad a sus habitantes.
Aunque a principios de 2010 la rentabilidad se había recuperado hasta
La Gran Recesión supuso un golpe tan fuerte para
el capitalis el nivel del pico previo, desde entonces ha vuelto a caer, y sigue por de-
turco como para otros países. La respuesta del gobie
rno (en contra « bajo del pico previo a la Gran Recesión.
los consejos del EMI) fue dar rienda suelta a un
boom de crédito para
impulsar la demanda interna. Esto elevó la infla
ción hasta cifras di
Figura 11.6

Tasa de beneficio del capital (en %), Turquía, 1950-2010


Fuente: Extended Penn World Tables.
jos de capital en un momento de continua ince
rtidumbre global,
necesidades de financiación externa son de alred
edor de un 25 po
ciento del PIB, de manera que los bancos turcos depe
nden de préstamos
extranjeros a corto plazo. El país ha pasado de ser una
economía agrícola
a una de servicios en dos décadas, y la recesión ha
debilitado su ba:
manufacturera. En los últimos años, conglomerado
s como Eczacibagi
y Zorlu se han dedicado a construir enormes centros
comerciales en vez
invertir en su negocio principal,
Entre 2003 y 2011, el crecimiento del PIB real
fue de una med:
del 5,3 por ciento anual, pero la tasa de desempleo
seguía en el dob
dígito: se estaba creando una reserva de mano de
obra para explotar
El déficit comercial y de ingresos respecto a otros | 8 É 3838338

0561

5561
países era de

5961

DL6b

s£6L

586!

066

566
del 5 por ciento del PIB de media. Estos han sido
los años bueno!
del capitalismo turco. Se prevé que el crecimiento Desde 2013, la economía se ha ralentizado, a causa de una demanda
económico se res
duzca hasta menos de un 4 por ciento anual durante Interna a la baja. La tasa de ahorros nacionales ha caído notablemente
el resto de la dé:
cada de 2010 como mucho, mientras que el en los últimos 15 años, de un 25 por ciento del PIB a finales de los no-
déficit externo se
ampliará hasta un 7,5 por ciento del PIB. El boom venta a menos de un 15 por ciento ahora. Este declive ha sido mayor
de la última dé:
cada se basaba en parte en el sector inmobiliario, que el de ningún otro país del G20 para el mismo periodo, y supone
el crédito, los se
cios y la construcción, y no tanto en la manufactur ln vivo contraste con lo sucedido en otras economías emergentes. Tur-
a, las exportacione
y la inversión. guía está obligada a volver más competitiva su mano de obra para atraer
Esto se debe a que, al empezar a frenarse la expansión más flujos de inversión extranjera directa (IED) en el sector de los bienes
de la mano de
obra, la rentabilidad del capital turco ha caído. El declive tomercializables. Con alrededor de un 2,0 por ciento del PIB, los flujos
fue visible en
los noventa (véase la Figura 11.6). No fue un accidente dde IED todavía están por debajo de la media del G20, y la mayoría de
que el partido
AK tuviera una victoria arrolladora con el apoyo de llos se decantan por los sectores no productivos, como la banca y el
las grandes empres:
en las elecciones de 2002, solo un año después de su hector inmobiliario.
fundación. Bajo el
Turquía sigue siendo propensa a los ciclos de boom y caída provo-
246
247
cados por los flujos de capital extranjero. La salud del imperialismo glo- Figura 11.7
bal sigue siendo un factor decisivo para el crecimiento turco.
Crecimiento de la inversión (en %), India, 1997-2013
1% |
“Modinomics” en la India
En abril-mayo de 2014, la India celebró las mayores elecciones des
mocráticas de la historia de la humanidad, si por “democracia” enten-
demos votar para elegir los miembros de un parlamento. Alrededor de
814 millones de indios tenían derecho a voto. Ganó el Partido Bharatiya
Janata (PB), liderado por Narendra Modi. El PB] ya había gobernado
de 1998 a 2004, pero demostró ser un partido poco fiable para el capital '

|
indio, plagado como está de antiguos miembros de lo que es esencial | 10.0
mente un partido fascista religioso hindú, el Rashtriya Swayamsevak | ISREFT
ee 3822
REFERE SESEREREZES
R8areRga8Bg332
| iiáó
Sangh (RSS), una organización inspirada en las Brigadas Negras de l
Mussolini. Fuente: Extended Penn World Tables.
Modi, que durante mucho tiempo fue miembro de la RSS, se ha tras
ladado sin problemas a las filas del PBJ. Él sostiene, por supuesto, que Los economistas convencionales indios echan la culpa a los tipos de
ciertas cosas han quedado atrás y que ahora cumplirá con su deber con' interés elevados y a un mercado laboral “demasiado rígido”. El FMI, a
el capital en su conjunto en vez de continuar defendiendo sus antiguas: su vez, atribuye la culpa a “la gran incertidumbre con respecto al futuro
ideas de comunalismo hindú. Sin embargo, Modi fue el gobernador del curso de las medidas económicas más amplias y la confianza cada vez
estado de Gujarat desde 2001, donde han ocurrido pogromos co
menor del mundo empresarial”.'! El FMI quiere que el gobierno indio
musulmanes sin que el gobierno moviera un dedo. Pero estas cosas, eleve el precio de la energía para que las compañías estatales sean ren-
mientras no se descontrolen, no tienen importancia para la clase capita» tables y que se impida a los sindicatos mantener el nivel de los salarios
lista india, según la cual Modi dirige un gobierno favorable a los empre- y el empleo para que los jóvenes desempleados puedan encontrar trabajo
sarios, como demostró en Gujarat, donde las multinacionales fueron
(con una remuneración más baja, naturalmente).
recibidas con ofertas de tierra a precios bajos, impuestos reducidos y una
Dos tercios de los trabajadores indios trabajan para pequeñas em-
escasa regulación medioambiental. Esto es lo que él llama Modinomies,
presas de menos de diez empleados, que ignoran los derechos laborales;
Los problemas del capitalismo indio se acumulan. Tras el crecimiento de hecho, a la mayoría de ellos se les paga de manera informal, con ru-
espectacular conseguido la pasada década, de más de un 9 por ciento pias en efectivo, en el llamado sector informal, que evita los impuestos
de media, el país ha empezado a frenarse en los últimos años. y las regulaciones. India tiene el sector informal más grande de las prin-
La caída en inversión infraestructural y corporativa ha sido el factor cipales economías emergentes.
más importante en la reciente frenada del crecimiento indio. El crecis Pero las pequeñas empresas no son demasiado productivas. En rea-
miento de la inversión india, con una media de un 12 por ciento due lidad, India tiene los niveles de productividad más bajos de Asia. La
rante la pasada década, cayó casi hasta cero en los últimos dos año productividad aumentaría si los campesinos generalmente infraemplea-
(véase la Figura 11.7). dos se trasladaran a las ciudades para trabajar en la manufactura. Así es
como China transformó su mano de obra: por una parte, por supuesto,

248
249
para que el capital pudiera explotarla mejor, pero por otra
para el puestos, dejando pocos fondos para la educación, la sanidad y el trans-
la productividad y los salarios. China llevó a cabo este cambio
median : porte,
una planificación estatal de la migración de los trabajadores
y la con Los ingresos del gobierno derivados de los impuestos son bajos por-
trucción de infraestructuras, El índice de urbanización de la
India sieue que las compañías indias pagan poco, y los particulares ricos todavía
estando muy atrasado con respecto a China. Así, el capital indio
y exo pagan menos. La desigualdad de ingresos en la India no es tan elevada
tranjero todavía no está explotando plenamente las enormes
reservas de como en China, Brasil o Sudáfrica, pero es probable que sea más ele-
mano de obra generalmente joven para obtener beneficios,
| vada que lo que indica el coeficiente Gini oficial, porque los ricos tie-
Como resultado de ello, el crecimiento del empleo es trágic
amente nen un gran volumen de ingresos ocultos que ha ido en aumento.
lento. Se estima que unos 10-12 millones de jóvenes indios
entran e Según la OCDE, desde principios de los noventa la desigualdad de in-
el mercado laboral cada año, pero muchos no logran conseg
uir presos se ha doblado en la India. El 10 por ciento de indios más ricos
puesto a causa de la falta de cualificaciones adecuadas o porqu
e no jana más de doce veces lo que gana el 10 por ciento más pobre, en
trabajo. El Congreso afirma que se crearán puestos de trabaj
o para comparación con la diferencia de 1990, que era aproximadamente de
población rural de casta baja mediante la introducción de “acció
n añi | heis veces más.!?
mativa” en las compañías. Esto no sería demasiado útil, except
o pi Para el capital indio, la respuesta, respaldada por Modi, es la priva-
encolerizar tanto a los pequeños como a los grandes capita
listas. tización, los recortes en subvenciones de alimentos y combustible y un
mismo tiempo, el Congreso está de acuerdo con el FMI en la
necesic ad nuevo impuesto sobre las ventas, que es el tipo más regresivo de im-
de “una política laboral más flexible”,
puesto, porque perjudica sobre todo a los más pobres. El objetivo, en
Después hay el problema de los recursos básicos para los 1.200
este caso y siempre que se aplican medidas económicas neoliberales, es
llones de habitantes de la India. Las aguas subterráneas bonib
eadl elevar la tasa de explotación laboral para dar un impulso a la rentabilidad
cánicamente suponen ahora un 85 por ciento del agua potabl
e, y son la del capital y, de esa forma, proporcionar un incentivo para invertir, algo
fuente principal de agua para todos los usos. El agua subter
ránea d 1 que de momento el capital indio no está dispuesto a hacer.
norte de la India se está reduciendo a uno de los ritmos más
mundo, y puede que muchas zonas ya hayan superado el “pico
rápidos d Las compañías indias están muy endeudadas, cada vez más: la deuda
(es decir, el nivel límite de sustracción sostenible). El
del aguá corporativa en relación con el PIB es una de las más elevadas de Asia,
prevé que la mayor parte del agua subterránea indi ll
Banco Mundial El coste de satisfacer esa deuda ha crecido drásticamente a medida que
a egue a un es aj el Banco de la Reserva de la India incrementaba los tipos de interés para
¡ dentro de veinte años.
crítico
tratar de controlar la inflación más elevada de Asia.
La gran exigencia del capital indio es recortar las dimensione
s del el La rentabilidad del capital indio había caído de manera constante
tado. Por burocratizados e ineficientes que sean, el gobierno
central y. (aunque fue desde el nivel elevado de un “mercado emergente”) incluso
los estatales, igual que las empresas estatales establecidas en los
primero | desde antes de que empezara la caída económica global (véase la Figura
tiempos de la independencia, han proporcionado cierta solide
z a la eco. 11.8). Ahora ha caído todavía más, hasta quedarse un 20 por ciento por
nomía. Sin embargo, las multinacionales y los capitalistas indios
quieren debajo de los niveles de los ochenta. Una vuelta a los años del boom y
deshacerse de todo ello. El gobierno central y los estatales incur
ren el | el crecimiento en el doble dígito de principios de la década de 2000,
déficits Importantes en los presupuestos anuales porque subve
ncionan' cuando no se hablaba más que de las subcontratas de software y las nue-
los alimentos y el combustible para los millones de indios
más pobres, vas empresas automovilísticas indias, parece improbable sin unas
Estos déficits se financian mediante préstamos, y el coste de
pe cd reducciones drásticas de la participación en el valor que se llevan los tra-
tamos ha ido reduciendo los ingresos disponibles derivados de dar
pe bajadores. Las políticas de Modinomics no “resolverán” la incapacidad

250
251
del capitalismo indio de conseguir un crecimiento suficiente
y biles, los bajos impuestos y el escaso control medioambiental.
mejor rentabilidad,
Cuando el bloque soviético se colapsó, la remuneración por hora de
Figura 11.8 los trabajadores del Grupo Visegrád y los estados bálticos era de menos
Tasa de beneficio del capital (en %), India, 1980-2008 de un 10 por ciento de los salarios de Alemania Occidental. Incluso en
2011, seguía sin pasar de un 25 por ciento de la remuneración media
de Alemania.?*
Después tenemos a un grupo de pequeños países en el sureste de Eu-
ropa y los Balcanes, unos diez países en total, que no suman más de 50
millones de personas. Estas pequeñas economías, en especial tras la caída
de la federación yugoslava, se enfrentan a una carrera difícil para pros-
perar, porque son muy dependientes de la inversión extranjera, que ex-
plota más que enriquece a los trabajadores. Estos países han acabado
e. TroTtTtT convirtiéndose gradualmente en satélites de Alemania, que fue la prin-
¿84
T

1537953830
YT Y T Y T Y 1 T T V T
|

cipal instigadora de la ruptura de Yugoslavia.


T T T Y
9861

8861

También tenemos a los minúsculos países bálticos, situados entre los


Fuente: Extended Penn World Tables. países del Norte de Europa, Polonia, Alemania y Rusia, y que históri-
camente han estado a la merced de estas grandes potencias. Sin em-
bargo, no hace falta una cantidad muy grande de fondos o de inversión
Las economías transicionales de Europa del Este para sostener poblaciones tan pequeñas. Suecia desempeña un papel
Hace ya unos 25 años que los llamados países europeos de la Importante en sus sistemas bancarios, y a los países bálticos les ha re-
transi sultado más fácil integrarse con Europa hacia el oeste sin despertar las
ción se separaron del bloque soviético. Con “transición” me
refiero | iras de Rusia.
las economías que pasaron de tener un predominio de la propie
dad
tatal y la planificación centralizada a ser economías con un capital Finalmente, y en el último lugar de la lista, tenemos a una serie de
is 10
plenamente desarrollado y empresas de propiedad privada. estados cercanos a Rusia (Ucrania, Bielorrusia y Moldavia). Estos países
Sería erróneo describir las economías transicionales europe tienen poblaciones más grandes, pero son pobres, todavía están muy
as de sujetos a los caprichos y las inversiones de Rusia y tienen unas minorías
sola vez, ya que los 180 millones de habitantes de estos países
se e rusas considerables.
tan a problemas diferentes. Los más ricos y los que tienen un
cr cif Así pues, tras 25 años de capitalismo en estas economías transiciona-
miento más rápido son los del llamado Grupo Visegrád: Poloni
a, a
República Checa, Hungría y Eslovaquia. Estos países son cercan les, ¿han prosperado, la mayor parte de sus 180 millones de habitantes?
os a las
economías capitalistas avanzadas de Europa occidental tanto geográ Si medimos la prosperidad mediante el PIB per cápita, el capitalismo
fi
como económicamente. Europa occidental, en especial Aleman no ha sido un gran éxito en estos países. En 1990, el PIB per cápita en
ia, les
proporciona unos mercados ricos a los que exportar, y la posibi Europa Central, del Este y la región del sureste equivalía más o menos
lidad de
Inversiones extranjeras en el país, ya que hay compañías 1 un 35 por ciento del de Alemania. En 2011, era de un 38 por ciento.
alemanas y de
otros lugares que han trasladado y subcontratado allí sus empres Estas cifras son de después del enorme colapso que siguió a la fragmen-
as para.
aprovecharse de la mano de obra cualificada barata, las regulaciones tación del bloque soviético, cuando el PIB per cápita bajó hasta el equi-
de valente de un 25 por ciento del de Alemania en 1993. Las cosas

252
253
mejoraron después de aquella terrible caída y fueron acelerando durante
nia, Hungría, Letonia, Lituania, Montenegro y Eslovenia superaba el
la década de 2000. Pero entonces llegó el crash financiero global y la:
10 por ciento del PIB.
Gran Recesión del capitalismo, y las burbujas de crédito y del sector ¡n=
mobiliario de muchas de las economías transicionales estallaron, cosa
Estos vínculos financieros estrechos auguraban que los choques ori-
que las hizo retroceder.!*
ginados en Europa occidental tendrían un gran impacto sobre Europa
Central, del Este y la región del sureste, y eso es lo que ocurrió durante
Por supuesto, la convergencia hacia el llamado paraíso de Europa oc-
2008-9. Antes de la quiebra de Lehman Brothers, los bancos matriz de
cidental ni siquiera ha llegado a ocurrir en todos los estados. Los del
Furopa occidental financiaron una rápida expansión del crédito interno,
grupo Visegrád han sido con mucha diferencia los que más han pros»
cosa que impulsó un boom de precios de los activos y de demanda in-
perado, gracias a sus ventajas en la exportación a la Eurozona. La parti-
terna. Pero cuando la crisis global golpeó Europa occidental, esos flujos
cipación de las exportaciones en el PIB de las economías de Europa.
ve interrumpieron abruptamente, hundiendo la zona en una recesión
Central es de alrededor de un 80 por ciento. Europa es el centro co»
profunda que solo empezó a amainar al recuperarse las exportaciones a
mercial del mundo: representa casi la mitad del comercio global de
Huropa occidental en 2010. La necesidad de refinanciar una gran deuda
bienes y servicios. Solo para el comercio de bienes, la ratio de Europa
externa hace que los requerimientos de los préstamos sean elevados. La
Central y del Este pasó de un 44 por ciento del PIB en 2002 a más de.
pran cantidad de préstamos en moneda extranjera limitan la tasa de
un 70 por ciento a día de hoy. En el sur de Europa es de menos de un
cambio y la política monetaria. Rusia y Ucrania siguen siendo suscep-
20 por ciento. Europa occidental es el mayor mercado de exportación
tibles a las caídas de los precios de las mercancías. Los déficits fiscales
de la región. Muchos de los países de la zona se han convertido en un
siguen siendo cuantiosos en algunos países, a pesar de los esfuerzos de
eslabón de la cadena de suministro para los productores finales de Eu-
consolidación para reducir déficits y deuda. Los sistemas bancarios aca-
ropa occidental, Los fabricantes de automóviles alemanes, por ejemplo,
irean una gran cantidad de préstamos sin rendimiento, un problema
han ubicado sus plantas de producción en Europa Central y han tras-
Inexistente antes de 2008.
ladado una parte de su producción a esta región.
En el periodo que precedió la Gran Recesión, el crecimiento de la
Por muy importante que sea el comercio entre estas dos regiones, los
productividad laboral era mucho más elevado en las economías transi-
vínculos financieros principalmente a través de los bancos— son todavía
cionales que en la avanzada Europa occidental; en otras palabras, el au-
más importantes. Los sistemas bancarios de la región oriental están es.
mento de la tasa de explotación era mayor. Pero incluso los estados de
trechamente integrados con los bancos de Europa occidental en cuan .
Visegrád tienen mucho camino por delante hasta llegar a los niveles
a propiedad y financiación. Los bancos de propiedad extranjera ,
de productividad de la Eurozona. De momento solo llegan a la mitad de
este caso, esto significa aquellos en los que una entidad extranjera tiene
la de países como Alemania y Suecia. El resto de las economías transi-
una participación de más del 25 por ciento y es el principal accionista):
cionales han conseguido poco progreso en la reducción de la brecha de
suponen alrededor de un 35 por ciento del mercado en Bielorrusi; d
productividad (tomando como referencia Estados Unidos). La brecha
Rusia, Eslovenia y Turquía, mientras que en Bosnia y Herzegovill
entre los Visegrád y los demás está creciendo.
Croa scia, la República Checa, Estonia, Rumanía y Eslovaquia los ban=
cos extranjeros tienen hasta un 80 por ciento del mercado. Comparemos Dentro de las economías de Visegrád, que son las que han tenido
estos porcentajes con los de la Eurozona, donde los bancos extranjeros. “éxito”, también hay diferencias considerables. La capacidad de Hungría
suponen, de media, menos de un 20 por ciento del mercado. La finan» de competir mediante una mayor productividad ha sido desastrosa. En
ciación interestatal de los bancos extranjeros es importante para muchas: 1990, los niveles de productividad eran más o menos un 50 por ciento
economías de la región. A finales de 2011, en Bulgaria, Croacia, Esto» tuperiores a los de Polonia. Ahora, la productividad polaca es más alta,
mientras que la República Checa y Eslovaquia están en una liga distinta.

254 255
Sin embargo, Hungría era el país que los economistas
capitalistas con. 47,2 en el África Subsahariana. Sin embargo, la transición al capitalismo
vencionales proponían como el modelo a seguir, con su “libe
ralización” y la privatización de los activos estatales provocó el mayor salto en el coe-
de flujos de capital y mercados. Ahora se tambalea bajo una
car liciente de todas las zonas del mercado emergente. Para esta región creció
deuda extranjera enorme.
a 3,6 puntos, en comparación con el 2,6 de Asia, el 2,2 de Oriente Medio
: Por otro lado, las economías de Visegrád han sido capaces de
atraer y la caída de 1,1 y 3,2 puntos de Latinoamérica y África respectivamente.
Inversión extranjera directa en nuevas fábricas y Operacione
s que crean En 1990, las sociedades más igualitarias dentro de la región eran los esta-
puestos de trabajo. Los demás han tenido que tratar de endeu
darse par dos bálticos, el sureste de Europa y los Balcanes: las economías transi-
invertir ellos mismos. La deuda en moneda extranjera ha scsni
dol > cionales más pobres. Sin embargo, en 2010, Bulgaria se había convertido
ciendo. La mayoría de las economías transicionales se están convir
tie en la sociedad más desigual de Europa del Este fuera de Rusia, seguida
en colonias del imperialismo alemán y estadounidense. Incluso
los países por los países bálticos. La transición hacia el capitalismo ha traído un
de Visegrád son muy dependientes del capital extranjero.
Y ¡umento enorme de la desigualdad. Los incrementos de renta nacional
Las economías transicionales del sureste europeo son demas
iado pe de los últimos 25 años no han sido repartidos equitativamente,
queñas para labrarse un éxito capitalista por sí mismas.
En la mavor Ninguna de las economías excomunistas se ha escapado del impacto
parte de Europa, las empresas con menos de diez trabajador
es suponer | de la crisis capitalista global, por ser demasiado pequeñas o por estar
alrededor de una quinta parte del valor añadido, pero en
la región d ol demasiado integradas en los mercados comerciales y de capital mun-
siuteste constituyen casi un tercio. Estas microempre
sas no tienen ni lag diales. Los años prósperos, durante los que contaron principalmente
capacidades ni los recursos para “trasladarse al extranjero”.
Por lo tanto | con el respaldo del crédito fácil de Europa occidental, terminaron
los países de esta zona deben esperar a que la UE los absor
ba pero y abruptamente con el colapso bancario global, cosa que desencadenó
tienen ninguna posibilidad de prosperar e igualarse con los
Lea de a una fuerte contracción de la demanda interna en la mayoría de las eco-
Eurozona, ni siquiera con los de Visegrád. Seguirán siend
o los últi y nomías de Europa Central y del Este. Una caída masiva del comercio
de la fila.
! Los países bálticos, aunque también son minúsculos, tienen plobal exacerbó la crisis, perjudicando la exportación. Como resultado
más de ello, los países de la región sufrieron una contracción económica sin
sibilidades de convergencia, porque están cerca del capita
y alemán y no son tan “problemáticos”. Pero también estos
l cd precedentes de 2008 a 2009. Cuando la zona empezó a recuperarse en
países ten= 2010, el PIB de ciertos países había experimentado una caída del 25
drán dificultades, como ha mostrado el impacto de la Gran
Recesión por ciento, aunque algunos, como Albania y Polonia, salieron relativa-
En realidad, la depresión es el rasgo de la década presente
en el surest ¡ mente ilesos.
europeo, los Balcanes y los países bálticos. Otros estados
fronterizo | Durante la crisis económica global, los tres estados bálticos pasaron
(Ucrania y Bielorrusia) tienen recursos y poblaciones
mayores, pe una temporada de grandes oscilaciones. El boom de la pre-crisis fue im-
están ligados al capitalismo gánster de Rusia.
ON pulsado por unos fuertes flujos de capital procedentes de los fondos de
Hay otro elemento que la economía convencional
alto al hablar del progreso (o la falta de él) de las Dc
| la UE y a través de los bancos escandinavos. Ante la caída global, los
nales. Se trata de la creciente desigualdad de ingresos y
0 estados bálticos optaron por el camino de la austeridad estricta, no sola-
riqueza que . mente para controlar el gasto gubernamental sino también para presio-
ha generado en los últimos 25 años, desde la caída del muro
de Berlín, mar a la baja los precios y los salarios para recuperar competitividad.
En 1990, la Europa emergente era la zona más igualitaria
las economías emergentes, con un coeficiente Gini de 29,4
de codi También se suponía que la deflación de los salarios facilitaría un traslado
comparti de fuerza laboral y otros recursos de los sectores no comerciales como
con un 49,7 en Latinoamérica, 34,7 en Asia, 34,5 en Orien
te Medio y la construcción a sectores comerciales como la manufactura, la agricul-

256
257
tura y los productos forestales, cosa que debía permitir una recuperación:
Ahora que estas economías están estrechamente ligadas al capita-
centrada en las exportaciones.
lismo, y que muchas de ellas todavía son naciones pequeñas, están a la
La devaluación interna redujo los salarios de la manufactura y d merced de los booms y las caídas del capitalismo global, en especial por
minuyó los costes unitarios de la mano de obra, que reflejan los cambios lo que respecta a su rentabilidad. La rentabilidad es la esencia vital de
salariales y de productividad. Sin embargo, el PIB real todavía no h4: la acumulación capitalista. Sin unos beneficios al alza o lo suficiente-
vuelto a los niveles del pico de la pre-crisis. El PIB real por cápita mente elevados, los capitalistas no invertirán, la gente se quedará sin
más elevado que antes de la crisis, pero en parte solo es debido a empleo y las economías no crecerán.
emigración importante. El desempleo sigue siendo elevado, Bulgaria
El modo capitalista de producción acelera la absorción de una abun-
perdido no menos de 582.000 habitantes en la última década. En
dante mano de obra. Como ha ocurrido en otras economías emergentes,
país de 7,3 millones de habitantes, esta cifra es considerable. Además
el capitalismo de Europa del Este se ha desarrollado mediante la expan-
ha perdido 1,5 millones de habitantes desde 1985, un récord de despe
sión de la plusvalía absoluta. Sin embargo, este crecimiento empieza a
blación no solo dentro de la UE, sino a nivel global. Este país, que en
disiparse. El crecimiento de la fuerza laboral de Europa del Este ha sido
1985 tenía una población de casi 9 millones, cuenta ahora con casi el
el más reducido de las regiones capitalistas emergentes desde 1997 (véase
mismo número de habitantes que tenía en 1945, después de la Seg
la Figura 11.9).*”
Guerra Mundial. La caída continúa.
Figura 11.9
Polonia recibió un golpe menos duro durante la Gran Recesión. Fue
el único miembro de la UE que consiguió evitar la recesión en 2009 Crecimiento anual de la fuerza laboral por región (en %),
Su economía todavía avanza trabajosamente con un crecimiento de 4 1997-2007
rededor del 2 por ciento, un ritmo mucho mejor que el de la vapulead;
periferia de la Eurozona. Aunque el desempleo era de un 14,2 por ciento
60 A +

en 2013, el porcentaje más alto en seis años, es mucho más bajo en la 50

||
grandes ciudades, el tipo de lugar que atrae cada vez más inversores par 40

construir oficinas administrativas y centros de subcontratación, ade 310

de escuelas de idiomas y otras empresas. 20 l

A pesar de las mejoras recientes en los mercados financieros, el / 0 P y A Ei : |

cimiento en la región ha caído abruptamente este año, en lo que supo: 00 He A 5 5 : j 6 2 3


un contagio de la recesión en la Eurozona. Además, los estrechos vín*
culos comerciales y financieros entre ambas ponen a esta región en pe:
ligro ante un nuevo deterioro en la Eurozona.
MC o dd
Fuente: ONU.
Si la crisis en la Eurozona se intensificara, Europa Central, del Este y
la región del sureste se verían gravemente afectadas tanto en el ámbito
De hecho, en algunas economías transicionales la fuerza laboral se
del comercio como en el financiero. Las exportaciones se tambalearían
está reduciendo rápidamente, por lo que estas economías tendrán que
si el crecimiento de la Eurozona cayera abruptamente: las presiones sobre
elevar la rentabilidad mediante un aumento de la plusvalía relativa, es
los mercados financieros se intensificarían, la financiación de los banco! ,
decir, de la tasa de explotación, a través de una tecnología más avanzada
matriz probablemente empezaría a disminuir y los flujos de capital ta
y unos costes unitarios de producción más bajos. Esto será cada vez más
bién caerían, cosa que afectaría todavía más la demanda interna,
difícil.

258
259
| Si examinamos más de cerca la rentabilidad de las economías tran:
Figura 11.11
sicionales, veremos que la rentabilidad creció bastante de prisa despué
de la transición, al menos si nos sirve de guía Polonia, la mayor y Cambios en la tasa de beneficio de las economías transicionales
importante de las economías de Europa del Este. La rentabilidad pola desde sus picos de 2008 hasta el punto más bajo de 2009
pasó de un 35 por ciento en 1990 a un 45 por ciento a finales de esa: y a partir de entonces hasta 2013 (en %)
década (véase la Figura 11.10). Después continuó subiendo hasta alcan: 60

zar un pico de un 50 por ciento en 2004.' Desde entonces se ha est


cado y no ha superado ese pico. Esto sugiere que la inversión
y e
A Le
crecimiento del PIB de Polonia serán más bajos a partir de ahora, | 20

Figura 11.10 | 20
Tasa de beneficio del capital (en %), Polonia, 1991-2013 |.
|
22 -60
21 ] |
| E Pico presente X Pico punto mínimo — Pico mínimo - 2013
12. 7 AL E eb
1 5

18 7 Fuente: AMECO, cálculos del autor.


1% 7
16 - Todo esto sugiere que las economías transicionales siguen siendo
15 7 muy vulnerables a cualquier recesión económica del capitalismo mun-
ssl dial, sobre todo en Europa occidental.
o La pregunta siguiente, para estos estados capitalistas, es si una mayor
integración en la Unión Europea es el mejor camino hacia adelante.
. . .
. .

SITES 3 8 8 8 B SSSSESEBSEES.
12 F E

|. 28 dire ASS Sosa Hasta ahora, los líderes


y las élites empresariales en su conjunto estaban
Fuente: Extended Penn World Tables. empeñados en avanzar hacia el acceso a la UE e incluso hacia su parti-
cipación en la moneda única. Esta idea se ha enfriado. De momento,
? ¿Cuál fue el impacto sobre la rentabilidad de la Gran Recesión? Solo. los Visegrád y los países bálticos se han unido a la UE, junto con el su-
Lituania tiene actualmente una tasa de beneficio más elevada que reste de Europa y algunos de los Balcanes. Los pequeños estados de Es-
ante: | tonia, Letonia, Lituania, Eslovaquia y Eslovenia han dado un paso más
de la caída. Las tasas de beneficios de Rumanía, Bulgaria, Eslovenia
y y se han unido a la zona euro.
Letonia siguen un 30 por ciento por debajo de sus picos de antes
de la Durante los años buenos, las fuerzas que impulsaban la convergencia
crisis. Las caídas más leves durante esta crisis fueron las de Polonia
y Es- fueron importantes en Europa, pero ahora, las fuerzas que se oponen a
lovaquia, y la mayor fue la de Letonia. La recuperación más import
ant . ella han crecido. Esto ha puesto las cosas difíciles para que los estados
ha sido la de los países bálticos, aunque solo Lituania ha vuelto a
los ni- de Visegrád se integren más, y para el sur lo ha vuelto imposible. Por lo
veles de pre-crisis. No ha habido recuperación alguna en Polonia
, la Re- que respecta a los estados fronterizos, todavía se encuentran divididos
pública Checa y el sureste europeo (véase la Figura 11.11).
entre acerarse a Europa para escapar de las garras del oso ruso o aceptar
el abrazo de este último.

261
E
Si la crisis de la deuda del euro y la depresión continúan, el conse la supresión de los
final del régimen de partido único, de acabar con
burgués estará cada vez más fragmentado políticamente, y habrá cales,
derechos y las libertades individuales, de permitir los derechos sindi
riesgo de una ruptura del euro si Alemania decide abandonar el pro: capitalismo; la
etc. Los autores del informe del Banco Mundial quieren
yecto. Esto llevará a una divergencia todavía mayor entre las econom/ el modo de produ.
democracia no les importa. El informe admite que
transicionales. Países como la República Checa, Eslovaquia y probable: y de hecho, según
ción capitalista todavía no es predominante en China,
mente Polonia se convertirán en satélites todavía más cercanos al impe: samente el pro-
el Banco Mundial y sus seguidores chinos, este es preci
rialismo alemán, en una nueva alianza de los países nórdicos. Los es de China en las
blema. Se reconoce que el increíble éxito económico
bálticos les seguirán. Hungría, el sureste de Europa y los Balcanes se s que consiguió su
ies últimas décadas se ha basado en una economía
mirán en una depresión y una pobreza aún mayores, Los estados fro: ada y una in-
crecimiento mediante una planificación estatal burocratiz
terizos están inmersos en un tira y afloja entre los intereses del capi al guido sacar a 620
versión bajo control gubernamental. China ha conse
ruso y los de la Europa dirigida por Alemania. La experiencia de la tor según estándares
millones de personas de la pobreza, tal como se define
menta política y la potencial ruptura de Ucrania es una prueba de ello, podría comparar
internacionales. Su tasa de crecimiento económico se
o, cuando empeza-
al de las economías capitalistas emergentes de antañ
que haya crecido
China: ¿la excepción? ban a arrancar en el siglo XIX. Pero no hay ningún país
o de la población
tan deprisa siendo tan grande (con un 22 por cient
Hay una gran excepción en cuanto a la historia de las economía al,
mundial); solo la India, con un 16 por ciento de la población mundi
emergentes y su capacidad de evitar el impacto de la Larga Depresión 2010, 87 países
ve le acerca un poco. Como señalaba John Ross,'? en
que afecta a las economías avanzadas: China. 83 lo tenían más
| tenían un PIB per cápita mayor que el de China, pero
ción mundial
Antes del Congreso Nacional de los Pueblos de 2013, el ala proca bajo. En los años ochenta, tres cuartas partes de la pobla
se ha reducido
pitalista exigía con vigor que el gobierno cambiara de rumbo. Esto fi vivía mejor que el chino medio. Ahora, este porcentaje
s.
recalcado en un informe del Banco Mundial sobre el futuro de China," 1 un 31 por ciento. Esto es un logro sin precedente
publicado conjuntamente con el Centro de Investigación para el Desa»