Está en la página 1de 2

COMUNICACIÓN, EXPRESIÓN Y LENGUAJE

La COMUNICACIÓN es el proceso de intercambiar información entre un emisor y un receptor.


COMUNICAR es llegar a compartir algo de nosotros, o de algún tema en particular.

PROCESO DE LA COMUNICACIÓN
Para transmitir una expresión basta con ponerla de manifiesta sea o no receptada por otra persona.
Hay y habrá comunicación cuando en una expresión que corresponde a la realidad de un sujeto hay
intercambio de ideas con otro u otros individuos de tal forma que esas ideas se vuelven bienes
compartidos entre ellos y se hacen comunes.
El medio por el que nos comunicamos los seres humanos se llama LENGUAJE, el cual se puede
definirse como “un conjunto de signos estructurados que dan a entender una cosa”
El lenguaje nace como el invento más trascendental ingeniado por el hombre con la finalidad de
comprender su mundo, puesto que influye tanto en su nivel de desarrollo, progreso y conocimiento.
De por sí el lenguaje es el llamado al oyente y posee 3 funciones entre ellas:
1. La función representativa: Donde se transmite un contenido que requiere de signos
representativos de sucesos o cosas de la realidad.
2.- La función expresiva: es la que manifiesta el estado psíquico del hablante con singular
claridad, es notoria principalmente en el lenguaje de los niños.
3.- La función apelativa o de llamada: en la cual se actúa sobre el oyente para dirigir o atraer su
atención.
También existen 2 tipos de lenguaje:
• Lenguaje No verbal: Donde las ideas se traducen en palabras. Se relacionan con los
cambios de pensamiento y con la evolución de nuestros pueblos en todas sus actividades.
• Lenguaje Verbal: Donde el habla es el uso, el instrumento individual, el tejido gramatical
y el pensamiento organizado de una nación.
NATURALEZA SOCIAL DE LA COMUNICACIÓN
Está ligada a diversos componentes, entre ellos está que sea: Integradora con miembros o
personas, transaccional, dinámica y que afecte recíprocamente.
la comunicación es diferente entre las personas ya que la interacción humana transcurre día a
día, alterando sus pensamientos y conductas personales lo que origina nuevas interacciones por
ello es un proceso de fases sucesivas en el tiempo por lo que es posible pensar en la
comunicación como en un proceso de fases sucesivas que cambian en el tiempo
LA ESCUCHA ACTIVA
Saber escuchar es igual, o incluso más difícil, que saber hablar. Cuando se habla de escucha
activa se pone énfasis en la habilidad de escuchar no solo lo que nos transmiten verbalmente
sino también como se expresa en sentimientos, pensamientos e ideas. Por tanto, significa
escuchar y entender la comunicación desde el punto de vista del que habla.
Cada quien decide hablar formal e informalmente en un momento determinado y quien tome la
batuta del ser el comunicador tiene que ser antes de ello buen oyente, alguien empático y que
logre que sus ideas sean entendidas.
Hay muchos obstáculos que nos impiden escuchar con eficiencia como pretender que
escuchamos, atención parcial y a nosotros mismos, pero el principal yace del querer habar
primero y expresar nuestra opinión, ante todo.
Los propósitos que puede tener una persona al escuchar son disfrutar de todo tipo de géneros
literarios en obras, canciones y poesía, informarse cuando se quiere conocer algún hecho o
saber específico, entender información confusa, empatizar el escuchar las emociones de los
demás sintiendo que estamos en sus zapatos y evaluar un mensaje estableciendo juicios y
críticas de forma negativa o positiva.
Para lograr la identificación con otras personas debemos saber escuchar a los demás, de esta
manera seremos escuchados recíprocamente y se nos dará credibilidad y confianza.
Claro está que debemos tener algunas habilidades si queremos lograrlo, como las habilidades:
Físicas: Al ver gestos y movimientos, y al escuchar ideas.
Intelectuales: cuando interpretamos ideas hasta generar imágenes mentales.
Psicológicas: Porque llegamos a sentir emociones de otros al hablar.

También podría gustarte