Está en la página 1de 13

U.N.P.S.J.

B
Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Cátedra: Problemáticas del Mundo Actual II

Las Fabricas Recuperadas como experiencia de resistencia antisistemica
Luciana Lago

Mientras el neoliberalismo se presentaba como la etapa triunfante del capitalismo, desde
la periferia económica se desarrollaron nuevas alternativas al modelo de exclusión y
desigualdad imperante de la lógica capitalista. Así salen a la luz propuestas como
las fábricas recuperadas argentinas, donde los trabajadores se han hecho de los medios de
producción, recuperando así la fuente de trabajo y generando una salida alternativa a la
crisis económica y social, desde una concepción basada en una economía social y
solidaria que permita recuperar la dignidad y a la vez, siente las bases de un país más
justo y equitativo.

En el presente ensayo se intentara indagar la experiencia del movimiento de las fábricas
recuperadas en la Argentina, vinculado con los principios que comparte con los llamados
Nuevos Movimiento Sociales (NMS). Se considerara particularmente el caso de los
talleres Brukman, por ser este un caso emblemático de un modelo de economía solidaria
y democrática, surgido en el contexto de la revuelta social de diciembre de 2001, y en el
que se destaco particularmente el rol desempeñado por las mujeres trabajadoras.

Una Fábrica o Empresa recuperada se define sobre todo por la autogestión obrera de una
empresa fallida. Las recuperadas nacen como respuesta al cierre o quiebra de una
empresa cuando sus trabajadores se organizan como forma de evitar el desempleo,
ocupando las instalaciones, poniéndolas en funcionamiento, para lo cual forman
cooperativas de trabajo, sin establecer distinción alguna entre sus integrantes.

y supone la culminación de un proceso iniciado en los siglos XV y XVI tendiente a la hegemonizacion de las relaciones capitalistas de producción. una forma de resistencia. horizontalidad y democratización que se generaron en torno a la experiencia de la recuperación. el trabajo le opondrá resistencia. pero que requiere ser comprendida en relación a las múltiples formas de resistencia al sistema capitalista desplegadas desde los Nuevos Movimientos Sociales (NMS). Ed. ya que cualquier forma de dominación conlleva. La organización de las fábricas recuperadas significa una forma alternativa de resistencia a la globalización neoliberal. lo radical de estos nuevos casos en Argentina son los principios de autonomía. al menos potencialmente. . Madrid. Pues como sea que el capital se organice. La fase actual que atraviesa el capitalismo es llamada globalización. lo que genera una ruptura respecto a las formas de concebir el trabajo y a las relaciones sociales generadas en torno a <el. supone una alternativa económica y social surgida en la concreta articulación histórica de la Argentina a partir de los 90’. Germania. Valencia.. a la vez que la base del reclamo se sostiene desde el derecho al trabajo y a la dignidad de los sujetos. incorporando así (y sometiendo) a los sujetos y los distintos territorios del globo a las leyes del valor y la circulación del capital. Tal como afirma Andrés Piqueras Infante1 los movimientos sociales se forman en función de las circunstancias históricas generadas a partir de las relaciones capitalistas influyéndose mutuamente. Historia de una mutua influencia.Si bien la toma u ocupación de fabricas no es en si mismo un proceso nuevo. 2 Para la reconstrucción de estas etapas se siguen los lineamientos definidos por Emmanuel Wallerstein (1999): Movimientos antisistemicos. Akal. En la historia de los Movimientos Sociales Anticapitalistas pueden establecerse distintas etapas2: 1 Andrés Piqueras Infante (2002): Movimientos sociales y capitalismo.

feministas. como así también movimientos nacionales en que la opresión capitalista era reforzada por el dominio de un grupo étnico sobre otro. para lo cual era necesario llegar al poder o por la senda de la persuasión política o por la vía de la insurrección. emergen con fuerza los nuevos movimientos sociales. La mayoría de ellas son pequeñas estructuras con base territorial. donde las formas de resistencia estaban sostenidas por el deseo del retorno a formas precapitalistas 2) A partir del siglo XIX con el advenimiento del capitalismo industrial (y sus consecuencias sociales sobre el sector de los trabajadores) las formas de resistencia al capitalismo comenzaron a organizarse formalmente en instituciones estables. para sustituirlas por nuevas estructuras organizativas mucho más horizontales. Una vez obtenido el poder. Pueden reconocerse en esta etapa las distintas formas de socialismo (utópico. rígidas y estructuradas bajo una lógica y una disciplina cuasi militares. etc. 3) Con el agotamiento del Estado de bienestar.trabajo. micro organizaciones . el eje complejo de las contradicciones de orden cultural. antimilitaristas. varias corrientes surgieron a partir del marxismo. Fue en Rusia.leninismo: entre ellas. con un fuerte protagonismo del movimiento obrero. todos estos nuevos movimientos han ido abandonando las viejas formas de organización jerárquicas. piramidales. en 1917. dando lugar a la emergencia de movimientos estudiantiles. A partir de la década del 30’.1) Una etapa inicial o formativa caracterizada por rebeliones dispersas.). etc. el maoísmo. científico. Ambos tienen en común el tener como objetivo prioritario el control del Estado. el Estado podría utilizarse para la emancipación de la sociedad. junto al descrédito (y posterior agotamiento) del socialismo “real” imperante en los países del bloque del Este. Después de 1968. de lucha por la obtención de derechos civiles. con objetivos políticos de largo plazo. donde se produjo la primera revolución claramente anticapitalista. Junto al eje tradicional de la contradicción capital-trabajo. laxas y conformadas bajo lógicas más consensuales. descentralizadas. y el foquismo o guevarismo. el troskismo. El eje central de los conflictos es la contradicción capital. se incorpora con el Mayo Francés de 1968.

sin establecer ninguna jerarquía entre ellos. Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo. el trabajo realizado por los obreros bajo las leyes internas del capitalismo implica explotación. El trabajo se vuelve mercancía. etc. Existen un lenguaje común y una comprensión común entre las diferentes luchas que se entablan en todo el mundo en contra de la dictadura del capital. . minorías étnicas. ya que esta última confiaba en que era la “clase obrera” el grupo social que protagonizaría el camino hacia la emancipación. Esa diferencia entre el valor de su trabajo y lo que percibe es expropiada por el capitalista burgués (que posee los medios de producción) Se expropia a los trabajadores no sólo el producto de su labor. mujeres. Buenos Aires. reemplazando relaciones sociales. El salario representa el precio de la venta de la fuerza de trabajo que el obrero esta obligado a hacer para subsistir. al mismo tiempo que cosifica su percepción del producto. De ese modo. sociales e iniciativas. se rompe la conciencia de las cadenas causales y el vínculo con saberes y prácticas del pasado3. todas las formas de opresión están interconectadas. homosexuales. ya que el valor de la fuerza de trabajo para producir mercancías no es reconocida en el salario que este percibe. móvil y plural. a la vez que las mercancías producidas mediante el trabajo humano ocultan su origen para parecer producto del capital. de autovaloración. mientras que el nuevo anticapitalismo concibe al sujeto como algo más indefinido. por relaciones económicas. 3 Néstor Kohan (2001): El capital: historia y método. Capital Desde los postulados clásicos de la teoría marxista. sino el control sobre el proceso laboral y el conocimiento sobre el mismo. de autonomía y también de mediación más directa entre los múltiples agentes que actúan en el mundo de la vida cotidiana.. Esta es una diferencia fundamental entre el nuevo anticapitalismo y las tradiciones de izquierda. por lo cual taxativamente apelan a una pluralidad de sujetos: trabajadores. que permiten prácticas de autogestión. 2001. La eterna disputa Trabajo vs.

Ésa sería la única manera aceptable de distribuir las ventajas y las obligaciones del trabajo social. cuyo resultado fue el desmantelamiento de la industria nacional. sobre todo. Para poner en uso esos medios. la más importante de las dimensiones en cuanto a los efectos que provoca el modelo neoliberal. provocando el cierre y la quiebre de miles de fábricas. En el caso de la Argentina. Analizado desde este plano. ya que el tener en sus manos los medios de producción es un cambio radical en la conciencia del trabajador y trabajadora. La contradicción capital-trabajo. Por ejemplo. Este es el sujeto historico destinado a vencer al capitalismo y así emancipar la sociedad de las condiciones de explotación y subordinación generadas por el sistema.Así desde el marxismo se argumenta que el capitalismo como sistema supone una lucha de clases continua y fundamental entre la burguesía y el proletariado o clase obrera. que sean capaces de ir sustituyéndolo. se cuestionan las modalidades tradicionales del trabajo asalariado. y en el ejercicio de cada oficio se mezclan misiones de ejecución y de concepción. los trabajadores conforman cooperativas de trabajo debiendo tomar a su cargo la gestión. Este cuestionamiento se centra en la explotación del trabajo supuesta en las relaciones de dependencia salarial y en la subordinación organizativa. indudablemente sigue siendo. Aunque también. A partir de la década de los 90’ estas políticas de corte neoliberal se continuaron y agudizaron sumado a la incapacidad del estado en . Lo que se pretende es propiciar unas nuevas relaciones económicas que sean capaces de cohabitar con el capital y. por lo que deben redefinir su rol dependiente y subordinado en el contrato y la organización del trabajo frente a la lógica de funcionamiento del mercado de capitales. porque para ello se viola el principio capitalista de la propiedad privada. quizá. a la que se oponen mecanismos diversos de autogestión y cooperación en el trabajo. dejando el consecuente desempleo y pauperización de los sectores populares. las fabricas recuperadas presentan un gran desafió de análisis para el marxismo mas rígido. en este tipo de emprendimientos. desde los 70’ en Argentina se adopto un modelo de renta financiera. en las fábricas recuperadas no existen diferencias de salarios.

Por un lado se potenciaron algunas organizaciones ya existentes (como los movimientos de desocupados) y a su vez fueron incubándose distintas organizaciones y agrupaciones que cuestionaban el orden del sistema dando lugar al desarrollo de experiencias alternativas. pues fue allí donde estos sujetos “del afuera” irrumpieron en la escena publica y desde su lugar de exclusión instauraron nuevas practicas. Agotada esta posibilidad los Estados pasan a constituirse como meros administradores.desarrollar políticas sociales de protección social. Este proceso de desalarizacion y “flexibidad” laboral eclosiona en el contexto de la crisis social del 2001. los comedores populares.ciudadano es su condición de consumidor. lo que se tradujo en la exclusión de vastos sectores y la constante condición de vulnerabilidad para quienes aun conservaban la fuente de trabajo. que significaron nuevos modos de subjetivacion desde la exclusión. Ante el agotamiento del Estado como productor de subjetividades. es necesario partir del reconocimiento del agotamiento del Estado y de su condición de productor de subjetividades. 4 . No sólo las privatizaciones masivas dejaban en la calle a empleados del sector público. Cuando todo estallo: Diciembre de 2001 El 19 y 20 de diciembre de 2001 fueron fechas claves para los movimientos sociales en Argentina. representaciones y significaciones de los Estados Nacionales. tales como las asambleas. representa una ruptura. lo que define e instituye al sujeto. sino que además la eliminación de las restricciones a las importaciones generó un flujo de productos extranjeros haciendo que la pequeña industria nacional no pudiera competir con ellos. diciembre de 2001. quienes carezcan de esta posibilidad son expulsados. Quizás por esto. Lecowitz4 plantea que para comprender o comenzar a analizar lo sucedido en diciembre de 2001. Este agotamiento seria resultante de los condicionamientos de la globalización en torno a las prácticas. se prescinde e invisibiliza su existencia.

La experiencia de las organizaciones piqueteras. Sebastián.net/archivos/ensayo22. demandando “el regreso” del Estado para garantizar el orden y la seguridad7.F. Biblos. Esta autora también señala que la crisis de 2001 también conllevo una demanda doble. cacerolazos.co. Maristella Svampa6 investigo particularmente el surgimiento de los movimientos de desocupados piqueteros. el país que durante años había sido el modelo de conducta y de aplicación ortodoxa de las recetas neoliberales impulsadas por los organismos internacionales. 7 www. lograron preservar sus fuentes de trabajo y buscar nuevas formas de organización a partir de volver a poner en funcionamiento a empresas cerradas o a punto de estarlo. En esta experiencia de movilización se reforzaron lazos de pertenencia generando nuevas identificaciones en un contexto de aislamiento y exclusión social.Así. por otro lado se transmitía un llamado a la normalidad. escraches. Buenos Aires. Esta autora lo que destaca de este movimiento es la capacidad de construir lazos sociales a través de una experiencia comunitaria de resistencia ante la privatización y desmantelamiento del modelo productivo sostenido en torno a la petrolera estatal Y. Maristella & Pereyra. Si los piqueteros han sido básicamente la encarnación de los trabajadores desempleados. tomas de fabricas. etc.). Ideológicamente críticos al neoliberalismo.P. en los ex – pueblos petroleros de General Mosconi y Cutral. sectores de trabajadores que aun tenían empleo (y en riesgo alto estaban de perderlo). se convirtió en un modelo de desobediencia civil y proveyó al marco de las luchas globales de nuevos repertorios de acción directa (piquetes.pdf . así como por un lado se instauraban nuevas formas de institucionalidad basadas en la autoorganización de lo social. (2003) Entre la ruta y el Barrio.maristellasvampa. El caso de los talleres Brukman 5 6 Svampa. los piqueteros crecen en número con la exclusión y la exposición mediática. y las asambleas vecinales la expresión de capas medias organizadas con base territorial. asomándose formas de autoorganización “desde abajo5”.

As. situaciones todas que configuran un verdadero apartheid9”. neoliberal y sexista” afecta especialmente a las mujeres.En el caso de las trabajadoras de los talleres Brukman.Es por ello que esta experiencia constituye una afirmación de la capacidad de 8 Le Monde Diplomatique. en una desvalorización social. la marginalización de las poblaciones más vulnerables. la reducción de la protección social. también de los movimientos piqueteros. la idea de su atraso técnico y político. Así. Despertó la solidaridad de las asambleas barriales que surgieron por entonces. La textil Brukman rápidamente se convirtió en un símbolo de la Argentina del 19 y 20 de diciembre. Ediciones Cono Sur. estudiantiles y de los partidos de izquierda. 2003. y se apoya tanto “en un sistema inhumano regido por la competencia más absoluta y centrado en la privatización. mientras en las calles comenzaba a tomar fuerza la rebelión popular. 77 . La precarización del empleo. en una invisibilidad de sus existencias y de su trabajo. El mismo 18 de diciembre ante la incertidumbre de meses de salarios adeudados. son también consecuencias de esta globalización económica cuyo peso soportan especialmente las mujeres. por ejemplo. estas se habían adelantado en 24 horas a la vigorosa revuelta popular que reclamaba “Que se vayan todos. en períodos recesivos del nivel de empleo. el sometimiento de los derechos humanos fundamentales a la dictadura de los mercados” como en “una ideología patriarcal que continua manteniendo a las mujeres en una inferioridad cultural. que no quede ni uno solo”. un grupo de mujeres costureras decidieron no regresar a sus hogares ocupando las instalaciones del taller textil8. N 38. pp. son millones las mujeres despedidas . Lorraine Guay destacó que la globalización “capitalista. Bs. una mercantilización de su cuerpo. en forma de pobreza y violencia de todo tipo. ‘Apropiarse de la fuente de trabajo” Pablo Stancanelli. Prometeo. El capitalismo siempre ha propiciado el sometimiento femenino. Agosto de 2002. Un aspecto clave del caso de los talleres Brukman es que este movimiento fue liderado por mujeres. 9 citado en Ezequiel Adamovsky: Mas allá de la vieja izquierda. la desregulación. en una marginación económica.

Un modelo que redefine el poder” en Poder e novas tecnologías. ni de los partidos políticos. producir y resistir ‘. Las fábricas se han convertido en asambleas donde todos y todas votan sobre el curso que habrá que dar a la producción y a las políticas internas12. Brasil . La finalidad de la recuperación no es sólo la preservación de la fuente de trabajo y la mejora de las condiciones. sino que se proyecta en seguida a la cuestión de la capacidad de autoorganización. Su articulación en redes con otros actores se realiza con la finalidad de ampliar la escala de sus actividades y para fortalecer los lazos solidarios y políticos que compensen su precariedad jurídica y económica. organización y vocación de enfrentamiento con el sistema de las mujeres trabajadoras10 En el caso de Brukman reaparece el tema de la autonomía. Tesis Maestría. La democracia es otro encuentro con la práctica antisistémica en la medida en que el capitalismo es inherentemente antidemocrático. Ediciones Cono Sur. ni del estado. Esas estructuras autogestionadas ya formaron "una red 10 11 Le Monde Diplomatique. pero con contenidos renovados. sobre las bases de la igualdad y la dignidad de las personas. retomando consignas tradicionales del movimiento obrero. ‘En Argentina : ocupar. Entre todos y todas tienen que enfrentar un enemigo poderoso como es el capital trasnacional (los nuevos “leviatanes” a decir de Boron) y la clase política empresarial argentina. en un marco de horizontalidad. En la experiencia de la ocupación. Universidad Federal de Río de Janeiro. Los trabajadores de empresas recuperadas buscan consolidar su comunidad de trabajo. iniciativa y control de la producción por parte de los trabajadores11. la resistencia a la represión y la puesta en marcha del emprendimiento se gestan nuevas formas de subjetividad. UFRJ.iniciativa. de la no dependencia de los patrones. Septiembre de 2005. lo que implica otros modos de estar juntos.Cecile Raimbeau 12 Maria Isabel Ackerley (2002): “Fabricas recuperadas y comunicación horizontal.

Venezuela. Algunas críticas No puede hablarse de una experiencia sistémica totalmente autónoma respecto al sistema hegemónico capitalista. debiendo atender a las llamadas leyes del mercado y a la oposición de los grandes grupos económicos nacionales o las corporaciones multinacionales. del mercado. Además son muchas las dificultades a las que se enfrentan. Puede haber rasgos. no se puede dejar. del empleo y el salario. Brasil y Uruguay"13. tendencias. entre otros. “Ultimas noticias de utopía”. como así también por parte de las universidades nacionales. agosto de 2006. Un hito clave de la experiencia de Brukman fue la resistencia a los distintos intentos de desalojo y represión por parte del gobierno nacional. lo que hizo del caso Brukman un referente en cuanto a la resistencia y suscito formas de solidaridad muy extendidas entre otros movimientos. 13 Le Monde Diplomatique Ediciones Cono Sur. asomos. del sistema bancario. de la ganancia. pero nadie se puede sustraer todavía de manera autónoma e independiente del capitalismo. ya que navegan contra la corriente en un mercado capitalista que les obliga a comprar y vender. etcétera.internacional de solidaridad que reúne las trescientas empresas recuperadas en Argentina. de los bienes que produce el capital. N 86. características. del dinero. Ya que pese al intento de generar una alternativa diferente. abandonar o prescindir tan fácilmente del papel moneda. Serge Halimi . lo cual genera una situación de incertidumbre e impedimentos para la comercialización de su producción. por ejemplo la escasez de capitales para mejoras en los bienes de las fábricas (ej maquinaria) y la nebulosa del marco legal respecto a las expropiaciones de los bienes. de la dependencia de las trasnacionales. Los mismos trabajadores se definen como pequeñas islas en u mundo capitalista.

“Ultimas noticias de utopía”. Serge Halimi . construyen nuevas subjetividades si se considera que desde su organización se favorece la inclusión social de los trabajadores generando vínculos sostenidos desde la concepción de la dignidad e igualdad de los sujetos. desde un posicionamiento político15. quienes vieron en el movimiento de fábricas una experiencia que cristalizaba la utopía de una economía social y participativa.org 15 Le Monde Diplomatique Ediciones Cono Sur. Michael Albert (intelectual muy cercano a Chomsky y miembro de la red Znet14). los empleados de las empresas recuperadas no trataban de extender su conquista a otras fábricas y talleres. Es entonces.znet. y los trabajadores no toman real conciencia de las posibilidades de multiplicar la experiencia.En lo que se refiere a la praxis política. sino a un conjunto de características o condiciones de vida que no son expresión del capitalismo y de los valores que este promueve. cuando ante la falta de una “conciencia revolucionaria” los partidos políticos de izquierda tradicionales tratan de colonizar los movimientos sociales para imponerles sus valores jerárquicos y autoritarios Breves conclusiones Las experiencias antisistémicas no necesariamente abarcan toda la gama de características antisistémicas. agosto de 2006. Estas subjetividades están relacionadas con el modo de organización horizontal y las formas democráticas que utilizan para la generación de consensos en torno a las 14 www. manifiesto su decepción al respecto: a su entender. Las fabricas recuperadas además de un modelo de producción económica. la recuperación de la fabrica solo habría sido una respuesta espontánea a la crisis de supervivencia. quien viajó a la Argentina con la intención de investigar el “fenómeno” de las fabricas recuperadas como movimiento antisistemico. reclaman la necesidad de profundizar el proceso. N 86.

Las empresas recuperadas siguen inscribiendo nuevas experiencias. Algunas fábricas y empresas recuperadas expresen solidaridad con las luchas sociales no solo de otras igualmente recuperadas. Arrigui. en la creación y difusión de valores anticapitalistas y libertarios. Gloria. Ezequiel (2007) Más allá de la vieja izquierda. sino de distintos movimientos sociales. . mostrando que hay otro destino para los trabajadores que acatar la dirección de los empresarios. indagando en la experiencia de las fabricas recuperadas puede reconocerse el esfuerzo y la voluntad de estrechar los límites de lo posible. Por ejemplo algunos centros de trabajo se han convertido también en centros sociales y culturales. poderosa promesa del capitalismo.decisiones que deben tomarse para sostener y funcionar como emprendimiento. Buenos Aires Néstor Kohan (2001): El capital: historia y método. Madrid. Mercado contra democracia en el capitalismo de fin de siglo. Prometeo. As. Atilio (2000) Tras el búho de minerva.. Bs. y combinándose con otras formas de organización y lucha para aumentar su fuerza actual y potencialidad futura. evitando generar cualquier tipo de diferencia o privilegios. Para un nuevo anticapitalismo. Bibliografía Adamovsky. 2001. Borón. Akal. Wallerstein. o tratar de dejar de ser obreros mediante el ascenso social. Por ultimo. También la distribución equitativa de los ingresos y de los excedentes es otro elemento que contradice y revierte la lógica acumulativa del capitalismo. Buenos Aires. Fondo de Cultura Económico. Imanuel (1999): Movimientos antisistemicos. donde el tipo de actividades que se proponen realizar tienen un énfasis marcado en la lucha y agitación cultural. Universidad Popular Madres de Plaza de Mayo.

Biblos.org www. Bs. Christian Adel.OSAL. Buenos Aires. Carlos Figueroa Ibarra. Ana Esther (¿?)”La resistencia como espacio d construcción del nuevo mundo”. Buenos Aires. Le Monde Diplomatique.lavaca. Daniel Campione. Programa Regional de Becas CLACSO. 2006 Pablo González Casanova.org. Bernardo Mancano Fernandes. La subjetividad en la era de la fluidez.org www. Empresas y fábricas recuperadas por los trabajadores en la Argentina. Buenos Aires. . (2006) Movimientos sociales y sistemas políticos en América Latina: la construcción de nuevas democracias. Edicion Cono Sur Sitios: www. Atilio A. Emilio Taddei. Svampa. Historia de una mutua influencia.eldiplo.ar Documental “The Take” (2002) Avi Lewis y Naomi Klein .fabricasrecuperadas. N~7 Esteban Magnani: (2003) El cambio silencioso. en Revista Chiapas. Germania. Esmeralda Prada. Piqueras. Observatorio Social de América Latina. Franklin Ramírez Gallegos. Paidós. Sebastián. Prometeo. Andrés (2002) Movimientos sociales y capitalismo. Walden Bello. Argentina. 11: 2003.nodo50. Héctor de la Cueva. Eduardo Toche.Lewkowicz. Boron. (2004) Pensar sin Estado. (2003) Entre la ruta y el Barrio.org www. España Cecena. La experiencia de las organizaciones piqueteras. Osavaldo Martinez. no. Maristella & Pereyra. Ed. As Mirza. Ignacio.