Está en la página 1de 7

SALUD INTEGRAL GRUPOS ESPECIALES Y GRUPOS DE TRABAJO DE LA

SALUD PÚBLICA

En el marco de una de sus principales prioridades estratégicas, la Alianza ha


empezado a abordar problemas específicos relacionados con el personal sanitario,
creando grupos especiales y grupos de trabajo, con cometidos concretos y sujetos a
plazos previamente establecidos, para abordar cuestiones específicas que
repercuten en los recursos humanos para la salud. Hasta la fecha, se han
establecido seis grupos especiales, encargados de los temas siguientes:

Grupo especial sobre financiación de los recursos humanos para la


salud
Los recursos humanos representan el principal elemento de costo dentro de la
prestación de servicios sanitarios en los países en desarrollo. Sin embargo, estos
últimos tienen dificultades en encontrar recursos y métodos de pago apropiados
para asegurar un personal sanitario suficientemente numeroso y con una
combinación de competencias adecuada y para fomentar la productividad, una
buena capacidad de respuesta y la prestación de una atención eficaz.

Una serie de importantes obstáculos coartan los esfuerzos desplegados por los
gobiernos y los donantes con el fin de aumentar el gasto en esta esfera. Para
salvar esos obstáculos y mejorar al máximo el desempeño de los trabajadores
sanitarios, las instancias decisorias nacionales y los organismos internacionales
deben prestar mayor atención a los factores económicos que influyen en el
personal sanitario, así como en las consecuencias conexas para la financiación
de los planes de recursos humanos para la salud.

En enero de 2008, la Alianza estableció un grupo especial para la mejora de la


eficacia de las políticas de financiación de los recursos humanos sanitarios en los
países en desarrollo, que ya ha completado su labor. El grupo en cuestión estaba
codirigido por David de Ferranti, antiguo Vicepresidente para América Latina y
el Caribe del Banco Mundial, y K.Y. Amaoko, antiguo Secretario Ejecutivo de la
Comisión Económica para África de las Naciones Unidas. Su trabajo se centró en
los tres objetivos siguientes:

 lograr una mayor concienciación de la importancia que revisten las


cuestiones económicas y de financiación dentro del movimiento mundial
encaminado a centrar la atención en la expansión del personal sanitario;
 plasmar en un documento marco las enseñanzas extraídas hasta la fecha
y las cuestiones que quedan por investigar en relación con las cuestiones
económicas y de financiación concernientes al personal sanitario; y
o (denominado Herramienta de Recursos Requeridos o RRT, por
sus siglas en inglés) destinado a las instancias encargadas de la
planificación y la toma de decisiones a nivel nacional para la
estimación y la proyección de los costos relacionados con el nivel
deseado de ampliación y desarrollo del personal sanitario.
Además de coordinar la elaboración de la RRT, y de los documentos técnicos
conexos, el grupo especial de la Alianza financiación de los recursos humanos
para la salud ha facilitado capacitación a consultores y personal nacional en
Liberia, Etiopía, Filipinas, Uganda, Perú y Ghana acerca del uso de la RRT.

Grupo especial sobre migración: Iniciativa sobre Políticas de


Migración del Personal de Salud
La Iniciativa, fruto de una asociación de la Alianza Mundial en pro del Personal
Sanitario (la Alianza), la OMS y Realizing Rights, se estableció formalmente en
mayo de de 2007 con el fin de abordar la acuciante cuestión de la migración de
los profesionales de la salud. El Grupo especial sobre migración de la Alianza
promueve y apoya la aplicación de acuerdos bilaterales, regionales y
multilaterales, así como otras innovaciones de políticas relacionadas con la
migración del personal sanitario, con objeto de potenciar al máximo los
beneficios que este fenómeno puede reportar en términos de desarrollo y
minimizar sus repercusiones negativas.

La HWMI está formada por el Consejo Asesor sobre Políticas Mundiales de


Migración del Personal Sanitario y el grupo de trabajo técnico encargado de esta
misma cuestión, cuyas funciones de secretaría son asumidas, respectivamente,
por Realizing Rights y por la OMS. Dentro de sus actividades fundamentales, el
Consejo Asesor y el grupo de trabajo técnico apoyan a la OMS en el papel
directivo asumida por ésta en relación con la elaboración, negociación y
aplicación del código de prácticas mundial sobre migración del personal
sanitario propuesto.

La labor de la HWMI se centra principalmente en:

 evaluar instrumentos bilaterales, códigos y acuerdos en curso de


elaboración; y
 prestar apoyo a los países en relación con la elaboración de políticas que
aborden la migración de los trabajadores sanitarios según se estime necesario.
La HWMI también ayuda a la OMS en su labor de elaboración, negociación y
aplicación del proyecto de código de prácticas.

El Grupo especial sobre migración está copresidido por Mary Robinson,


Presidenta de Realizing Rights y el Dr. Francis Omaswa, antiguo Director
Ejecutivo de la Alianza.
Grupo especial sobre el sector privado

Foros
Grupo especial sobre el sector privado
Para más información
 Grupo especial sobre el sector privado - en inglés
El sector privado (definido como «no gubernamental» y que incluye las
corporaciones, fundaciones y universidades, nacionales y con fines de lucro,
nacionales y sin fines de lucro, confesionales, y multinacionales) aporta una
importante proporción de los servicios y productos de atención sanitaria en los
países menos adelantados y menos desarrollados del mundo.

El sector sanitario privado en el mundo en desarrollo es un gran desconocido;


por otro lado, las prácticas óptimas no están documentadas, las iniciativas
prometedoras no se amplían para ser aplicadas a mayor escala, y existen recelos
entre el sector público y el sector privado. Sin embargo, es un hecho
generalmente reconocido que un enfoque integral de mitigación de la crisis de
recursos humanos para la salud debe dar cabida al sector privado. En los marcos
de escasos recursos, el sector sanitario privado se basa en el fomento de un
entorno propicio de recursos de la sociedad civil, financieros y operacionales.
Sin embargo, se desconoce cómo funciona esa relación entre la sociedad civil y el
sector privado y cómo se pueden potenciar una ampliación a mayor escala de las
respuestas innovadoras a la crisis de recursos humanos para la salud. La
expansión y aplicación de respuestas innovadoras del sector privado requerirá
una mejor comprensión de esa interrelación.

La Alianza aceptó apoyar, a partir de 2009, el establecimiento de un grupo de


trabajo sobre la participación del sector privado en los recursos humanos para la
salud; de ese modo, se asegurará que los modelos innovadores del sector privado
identificados como eficaces se granjeen una mayor atención y que se facilite su
aplicación y ampliación de escala en otros entornos. El objetivo general es
acelerar el movimiento, transversal y en expansión, de iniciativas en el sector
privado, que puede contribuir a aumentar la oferta de nuevos trabajadores,
mejorar la eficacia y eficiencia del personal ya en activo y reducir el éxodo de
profesionales de la salud hacia otras esferas de actividad u otras regiones

Grupo especial sobre expansión de la enseñanza y la formación


El Grupo especial sobre expansión de la enseñanza y la formación se estableció
en marzo de 2007 con el cometido de recabar datos probatorios sobre iniciativas
de expansión anteriores ejecutadas en diversas partes del mundo e identificar
modos óptimos de reproducir esos ejemplos a mayor escala. La creación del
grupo responde más específicamente a la resolución WHA59.23, adoptada por la
Asamblea de la Salud en 2006, en la que los Estados Miembros pedían que se
prestara particular atención a la necesidad de asegurar una rápida mejora de la
cantidad y calidad del personal sanitario.

La labor de este grupo especial se centró principalmente en:

i. preparar una hoja de ruta para ayudar a los países en sus esfuerzos por
expandir la formación de profesionales de la salud dentro del contexto más
amplio de sus planes sectoriales y estrategias relativas al mercad laboral;
ii. elaborar un conjunto de principios rectores destinados a los organismos
responsables de la enseñanza y la formación para ayudar a éstos a incrementar
la preparación de personal sanitario; y
iii. asegurar un compromiso internacional para la búsqueda de soluciones
prácticas, con la participación de donantes y asociaciones entre países en
desarrollo y países desarrollados.
El Grupo especial sobre expansión de la enseñanza y la formación estaba
copresidido por Lord Nigel Crisp, antiguo Director General del Servicio Nacional
de Salud británico y Bience Gawanas, Comisionada de Asuntos Sociales de la
Unión Africana.

Grupo de trabajo sobre instrumentos y directrices


En el complejo campo de los recursos humanos para la salud, la obtención de
datos exactos y el análisis de situaciones han venido planteando serias
dificultades. Este grupo de trabajo, dirigido por el Dr. Manuel Dayrit, Director
del Departamento de Recursos Humanos para la Salud de la OMS, ha elaborado
un marco de acción y una serie de indicadores destinados a ayudar a las
instancias encargadas de la formulación de políticas en la planificación,
evaluación, gestión y supervisión del personal sanitario en los países. Buena
parte del esfuerzo consiste en asegurar la accesibilidad y pertinencia de estos
instrumentos a través de enfoques novedosos. Con el fin de hallar soluciones
prácticas a un conjunto de dificultades transversales que llevan mucho tiempo
sin resolverse, el grupo de trabajo sobre instrumentos y directrices está
recurriendo a los expertos técnicos más eminentes en el ámbito de los recursos
humanos para la salud.

El grupo de trabajo tiene el cometido específico de centrarse en tres esferas de


actividad en relación con el HAF, que son:

1. la comunicación y difusión del HAF;


2. la compilación y elaboración de instrumentos y directrices en apoyo del
HAF; y
3. la aplicación del HAF en las actividades relacionadas con el desarrollo del
personal sanitario

Grupo de trabajo técnico sobre acceso universal


Una mujer VIH-positiva recibe apoyo psicosocial
En respuesta al hecho de que los recursos humanos para la salud (RHS)
representan uno de los principales obstáculos para la expansión de los servicios
relacionados con el VIH a un nivel de acceso universal y para la consecución de
los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), la Junta de la Alianza estableció
un Grupo de trabajo técnico sobre las repercusiones en materia de recursos
humanos relacionadas con el acceso universal a la prevención, la atención, el
tratamiento y el apoyo relacionados con el VIH.

El objetivo principal de este grupo de trabajo técnico consiste en:

 elaborar recomendaciones basadas en datos probatorios para la


concreción de una orientación estratégica mundial que guíe el proceso y los
enfoques requeridos para satisfacer las necesidades de RHS a nivel de país con
miras al logro de los objetivos nacionales relacionados con la expansión de los
servicios hacia el acceso universal, en beneficio de otros sistemas nacionales de
atención sanitaria; y
 hacer recomendaciones estratégicas que documenten la acción y los
debates políticos y normativos, y contribuyan e influyan en los mismos, a nivel
mundial, regional y de país, con miras a combatir la crisis de recursos humanos
para la salud y ayudar a los países a aplicar esas recomendaciones.
Se formularán recomendaciones en las que se presentarán directrices para la
expansión de los RHS hacia el acceso universal. Esas recomendaciones incluirán
directrices de aplicación para ayudar a los países que estén tratando de colmar
sus necesidades y deficiencias de RHS a nivel de todo el sistema sanitario. El
informe y las directrices de aplicación formarán parte de la estrategia de la
Alianza para abordar y orientar la gestión y encontrar soluciones a la crisis de
RHS.

Este grupo de trabajo técnico está copresidido por Michel Sidibé, Director
Ejecutivo del ONUSIDA, y Tom Kenyon, Coordinador Principal Adjunto y
Director General de Salud de la Oficina del Coordinador Mundial contra el SIDA
(OGAC) de los Estados Unidos.

MODELO INTEGRAL DE LA SALUD


El Modelo de Atención Integral en Salud enmarca la forma en que interactúan la
población y el prestador de servicios, dentro de un marco de cumplimiento del
derecho a la salud, con base en el territorio y la población, articulando redes de
atención integradas e integrales tanto institucionales como comunitarias. En este
modelo se hace énfasis en la participación de la población en el proceso generación
de la salud en el marco de una respuesta intercultural y se pueda gestionar los
recursos a fin de garantizar la satisfacción de las necesidades en salud de forma
equitativa, eficiente y de calidad. OBJETIVO Instituir los lineamientos generales
del MSPAS que orienten el ordenamiento del territorio, la reorganización y
desarrollo e integración de la Red de Servicios, el fortalecimiento del Recurso
Humano, así como la gestión y el financiamiento institucional, que contribuyan al
acceso universal, en el ejercicio del derecho humano a la salud.

Salud Integral

Se conoce como salud integral al estado de bienestar ideal el cual se logra


únicamente cuando existe un correcto balance entre los factores físicos,
emocionales, espirituales, biológicos y sociales. Es de esa forma que las personas
logran crecer en todos los ámbitos de la vida y, por lo tanto, se siente sano tanto
física como mentalmente, además de que tendrá plena felicidad.

Este concepto de salud engloba a varios elementos trasladándose hacia un punto


de vista holístico el cual trasciende más allá del solo funcionamiento del
organismo, dicho estado de salud ideal depende de diversos elementos, pero no
cabe duda que los más importantes son el elemento genético y el estilo de vida que
posee cada individuo.

La Organización Mundial de la Salud define a la salud como el mejor


estado de bienestar integral, físico, mental y social, que una persona
pueda alcanzar y no solamente como la ausencia de enfermedades.

La salud integral es la principal condición del desarrollo humano y lo


cierto es que poco nos preocupamos por cuidarla, conservarla y
potenciarla.

Se le dice salud integral, porque el estado de bienestar ideal,


solamente se logra cuando hay un equilibrio entre los factores físicos,
biológicos, emocionales, mentales, espirituales y sociales, que
permiten un adecuado crecimiento y desarrollo en todos los ámbitos
de la vida.

Estamos acostumbrados a tratar la enfermedad como un ente aislado


sin conexión con nuestra realidad mente-cuerpo.Pero nuestro
organismo no esta compuesto de partes inconexas, nuestros órganos y
sus funciones están interconectados, ser como somos nos ha llevado
muchos miles de años de adaptación y perfeccionamiento y aun así
todavía no hemos llegado a la perfección, de ahí la enfermedad.

La individualidad es uno de los factores que más peso tiene en la salud


integral, ya que ninguna persona puede compararse a otra, cada uno
ha crecido bajo diferentes circunstancias, ha tenido diferentes
oportunidades, sus condiciones físicas son diferentes y sus reacciones
físicas y emocionales a los factores ambientales, a los medicamentos
y/o a los tratamientos médicos también lo son.

Sin embargo, y aunque cada persona, familia, comunidad otorga a la


salud un valor diferente, para todos es claro que ella significa estar
bien, verse bien, sentirse bien, actuar bien, ser productivos y
relacionarse adecuadamente con los demás.