Está en la página 1de 6

Universidad Abierta Para Adultos

UAPA.

Asignatura:

Psicología general

Tema:

Estados de conciencia

Nombre:

Neris Leydis Diaz Diaz

Carrera:

Psicología Educativa

Facilitador:

Esther Lugo

Matrícula:

202000872

Fecha:

08/07/2020
Introducción:
En el siguiente trabajo estaré presentando una investigación sobre los estados
de conciencia. Los estados de consciencia alterados (o modificados) muestran
la existencia de niveles o fases de vigilia distintas. Estos niveles distintos
pueden ser inducidos y alterados de forma artificial o ser producto de otras
causas.

Pueden ser inducidos mediante drogas o alucinógenos o por una práctica,


como discusión, autosugestión, deporte, hipnosis, meditación, pranayama,
arengar, etc.

Pueden ser producto de una patología,


agotamiento, ayuno, deshidratación, esquizofrenia, intoxicación, manía, insomn
io, privación de sueño, etc.
Al terminar de consultar la bibliografía señalada y otras fuentes
de interés científico para la temática objeto de estudio, se
sugiere que realices las siguientes actividades:
Se recomienda:
 
1. Realizar un esquema integrando los siguientes aspectos: 
a-Estados de conciencia. 
b-Dormir y sonar 
c-Las etapas del sueño 
d-Ritmos circadianos
e-Perturbaciones del sueño 
2. Investigar con un psicólogo clínico o de su comunidad
acerca de la incidencia del consumo de drogas, depresores y
narcóticos en la conducta humana.
Estados de conciencia:

El estado de consciencia es aquel en que se encuentran activas las funciones


neurocognitivas superiores. El estado de consciencia determina la percepción y
el conocimiento del mundo psíquico individual y del mundo que nos rodea.

Estados de conciencia:
Coma: Este es un estado de conciencia como el sueño. El paciente no
responde o no puede ser despertado mediante ningún estímulo, como la voz,
un toque ligero o el dolor.
Estado vegetativo: Este es un estado en el que el paciente se encuentra
despierto (ojos abiertos) pero no consciente de sí mismo o de su alrededor. El
paciente se mueve por reflejos (reacciones automáticas) solamente y no por sí
mismo.
Estado de conciencia mínima: El paciente es capaz de realizar ligeros
movimientos, como el movimiento de los ojos, por sí mismo. Él podrá ser capaz
de seguir indicaciones sencillas, responder si o no, o hablar un poco.
Mutismo acinético: Este es un estado donde el paciente está despierto con
conciencia limitada. El paciente puede ser capaz de seguir con los ojos pero no
habla ni se mueve por sí mismo.
Delirio: Este es un estado de confusión súbito con desorientación,
pensamiento y memoria desordenados y cambios en el nivel de conciencia.

Dormir y soñar:

Al dormir y el soñar se les considera estados alterados de conciencia ya que


durante ambos el funcionamiento normal de la conciencia se altera.  Esta
alteración se puede notar en el funcionamiento de procesos psicológicos como
la percepción.  También, se puede observar el estado alterado de conciencia a
partir de la actividad eléctrica del cerebro.
Se estima que pasamos aproximadamente un tercio de nuestras vidas
durmiendo.
El dormir se considera un ritmo circadiano, lo que significa que la alternancia
dormido despierto responde al patrón día – noche. Cuando dormimos y
soñamos, la actividad eléctrica del cerebro sigue unos patrones muy
particulares, lo que permite hablar de ese proceso en términos de etapas.
Etapas del sueño:

La etapa 1 es la parte del sueño más liviano y se puede despertar fácilmente.
Durante esta etapa, muchas personas experimentan contracciones musculares
repentinas precedidas de una sensación de estar cayendo.
La etapa 2, el movimiento de ojos se detiene y las ondas cerebrales se vuelven
más lentas con sólo un estallido ocasional de ondas cerebrales rápidas.
En la etapa 3, hay ondas cerebrales extremadamente lentas llamadas ondas
delta que se intercalan con ondas más pequeñas y más rápidas.
En la etapa 4, el cerebro produce ondas delta casi exclusivamente. Las etapas
3 y 4 son referidas como sueño profundo, y es muy difícil despertar a alguien
de ellas. Cuando nos encontramos en el sueño profundo, no hay movimiento
ocular o actividad muscular.
La etapa REM (Rapid Eye Movement), es cuando la respiración se hace más
rápida, superficial e irregular, los ojos se agitan rápidamente y los músculos de
los miembros se paralizan temporalmente. Las ondas cerebrales durante esta
etapa son similares a las experimentadas por las personas al estar despiertas,
el ritmo cardíaco aumenta, la presión arterial sube, los hombres experimentan
erecciones y el cuerpo pierde algo de la habilidad para regular su temperatura. 

Ritmo cardiaco:

Se define la frecuencia cardiaca como las veces que el corazón realiza el ciclo


completo de llenado y vaciado de sus cámaras en un determinado tiempo. Se
mide siempre en contracciones por minuto, ya que cuando nos tomamos el
pulso lo que notamos es la contracción del corazón (sístole), es decir cuando
expulsa la sangre hacia el resto del cuerpo.
Las pulsaciones de una persona de un momento dado dependen de multitud de
variables:
Variables extrínsecas a la persona: temperatura, la altura o la calidad del aire,
la hora del día o la edad del individuo.
Variables intrínsecas del sujeto impuestas por la genética como la altura, el
somatotipo, el sexo.
Condicionales y temporales, pero de carácter psicológico como el miedo, el
amor, el estrés o el sueño.
Perturbaciones del sueño:

Los trastornos del sueño son afecciones que provocan cambios en la forma de
dormir.
Un trastorno del sueño puede afectar tu salud, seguridad y calidad de vida en
general. La falta de sueño puede afectar tu capacidad para conducir con
seguridad y aumentar el riesgo de otros problemas de salud.
Algunos de los signos y síntomas de los trastornos del sueño incluyen
somnolencia diurna excesiva, respiración irregular o aumento del movimiento
durante el sueño. Otros signos y síntomas incluyen un sueño irregular y un
ciclo de vigilia y dificultad para conciliar el sueño.
Hay muchos tipos diferentes de trastornos del sueño. A menudo, se agrupan en
categorías que explican por qué suceden o cómo te afectan. Los trastornos del
sueño también se pueden clasificar de acuerdo con las conductas, los
problemas de los ciclos naturales de sueño y vigilia, los problemas
respiratorios, la dificultad para dormir o qué tan somnoliento te sientas durante
el día.

2. Investigar con un psicólogo clínico o de su comunidad


acerca de la incidencia del consumo de drogas, depresores y
narcóticos en la conducta humana.
Incidencia de los consumos de drogas, depresores y narcóticos en la
conducta humana
El consumo o adicción a las drogas, depresores y narcóticos se define como
una enfermedad crónica del cerebro con residas, caracterizada por la
búsqueda y el uso compulsivo de consumir drogas a pesar de sus
consecuencias nocivas. Se considera una enfermedad del cerebro porque las
drogas cambian el cerebro nidificando su estructura y funcionamiento.
Las personas que consumen drogas, depresores y narcóticos lo hacen porque
quieren cambiar algo en sus vidas.  Por    ejemplo, los jóvenes    toman drogas
para ser aceptados, escapar o relajarse, mitigar el aburrimiento, verse
maduros, ser rebeldes, o simplemente para experimentar.  Algunos adultos
también la toman porque piensan que las    drogas son una solución a sus
problemas y no valoran que las consecuencias de su consumo son siempre
peores que   el problema que uno intenta resolver con ellas.

También podría gustarte