Está en la página 1de 5

Comentario

LA FELICIDAD EN LA FAMILIA DE ELISABETH LUKAS


COMPRENDER , ACEPTAR Y AMAR

El presente libro nos deleita con diferentes reflexiones y muchas veces nos invitó a la
interiorización.

Somos seres espirituales por lo que nuestra felicidad va más allá de lo que tenemos o nuestro
nombre, el ser humano necesita sentirse amado, cobijado para aceptar la vida y su plenitud radica
a través del encuentro con el prójimo o el más necesitado.

Nada logra compensar al ser humano como lo que ofrece la familia y la espiritualidad. Pero esto
no siempre es así, lamentablemente no todas las familias viven en armonía, siempre hay fallas o es
un campo de batalla, en el presente libro el autor nos da puntos básicos para tener una vida feliz
en familia. Recordando que la felicidad en la familia es irremplazable, es paz, sentirse abrigado y
amado nos anima en estas seis actitudes esenciales para encontrar sentido a la vida y a la vida en
familia. El respeto, la gratitud, la paciencia, la humildad, el papel que desempeña el perdón y el
arrepentimiento en los actos que deseamos dotar de sentido, conscientes de los errores
cometidos por otros y por nosotros, y el amor y la esperanza que nunca deben faltarnos.

Una cosa que me gustó mucho es que en el texto dice que hasta que no paramos de quejarnos no
somos conscientes que somos nosotros mismos los responsables de darnos felicidad a través de
nuestros buenos actos y servicio desinteresado a los demás.

La gratitud es uno de los valores que hacen que nuestra vida sea plena, pues actúa como bálsamo
en nuestra alma, la gratuidad es capaz de sanar cualquier herida o viejas cicatrices evitando que
vuelvan a abrirse.

Una cosa que es muy cierto y la autora lo comparten y es que no debemos engañarnos, cuando
no hay entendimiento entre cónyuges, toda la familia está en riesgo y he ahí la importancia de
tener un dialogo sano con la pareja. Hoy en día hay muchas cosa que están separando a las
familias, como el desasosiego, la insatisfacción y la impaciencia que muchas veces ciegan a las
personas y estas paran exigiendo a sus parejas más de lo que pueden dar.

Por otro lado la inestabilidad es un obstáculo para la comprensión mutua y es deber de cada
conyuge conocer al amado lo suficiente, tanto en palabras como gestos, sabe cuando es broma y o
cuando está hablando en serio. En la comunicación quizá lo más difícil nos cuenta el autor cuando
una de ellas es inestable o que posea poca confianza a cambio las personas estables no pueden
comprender a las que son inestables, porque esto lleva a tener más problemas a la larga por que
las personas inestables siempre mal interpretan las situaciones. Incluso los fenómenos de
proyección repercuten en el arte dialogar porque quien pretende alejar sus propios defectos
proyectándolos en otros pretendiendo evitar su sufrimiento propio envenena la comunicación con
los demás.
Y jamás en el dialogo se deben dar las insinuaciones al hablar y al escuchar, debe reinar siempre el
respeto y la escucha. Por ejemplo, evitar el dialogo o discurso sabiondo en donde uno de los
conyuges se sienta sobre valorado sobre el otro, siempre se debe buscar ser asertivo en nuestra
comunicación con los demás, muchas veces ante el dolor y la incertidumbre, debemos aprender a
cerrar la boca y quedarnos calladitos.

Me guato mucho el tema de la reconciliación, porque es muy cierto que no es fácil guarda rencor,
me imagino ha de ser pesada la carga y eso hasta se proyecta en los demás. Cuanto más odia más
ve odio a su alrededor, llevándolo a tener mala relación con las personas que le rodean.

La risa al contrario es una inyección de vitamina que revitaliza, cuanto mal se puede hacer cuando
una de las dos partes carece de equilibrio interior y siempre está molesto he irritado.

Algo me llamo mucho la importancia es como convivir en paz respetando cada cual sus valores,
porque son esto s los que muchas veces desatan guerras entre la familia, la lucha por conservar
cada cual sus valores de crianza. Y si tan solo nos detuviéramos a contemplar los valores del que
tenga a la par y los acepte con amor, pues realmente experimentaríamos vivir en completa paz. No
pretendiendo cambiar al otro, si no aceptándolo tal cual es, y no se buscaría el estar peleando ni
atacando al prójimo o pareja.

Y por ultimo

Víctor Frank sostiene que el ser humano vive un elemento inconsciente espiritual, la intuición y la
aspiración constituyen un misterio insondable el amor y el arte son mucho más sentimientos, son
actos espirituales.

Me pareció tan bonito el contenido del libro para ponerlo en práctica en vida personal, en familia
y en el acompañamiento, un libro para la introspección definitivamente, cuantos errores
comentemos en nuestra familia o con los nuestros, con lo que más amamos en la vida.

Referencias

López, E.M, (2000) Familia y Sociedad, una Introducción a la sociología de la Familia, Navarra
España, Editorial Rialp.S.A. Como ya hemos visto, el matrimonio, por razón de su
contenido tiende a situarse en el nivel del “nosotros” comunitario. Lo cual quiere decir
que son necesarias las actitudes comunitarias entre ambos cónyuges para que pueda
hacer frente con éxito a las dificultades y problemas que plantea el enfrentamiento en
convivencia las peripecias d la vida cotidiana. Precisamente por esta razón, cuando las
relaciones entre los conyuges descienden del nivel comunitario surgen tensiones y
problemas. O dicho en otros términos, puede decirse que la causa de los desajustes
conyugales, por encima de las pericias empíricas de cada caso, residen en el
apartamiento por parte de los conyuges, respecto de la pauta comunitaria
Polaino. A. y Carreño Pablo A.(1992) Familia Locura y Sensatez, Madrid España. Editorial AC
Algunos modelos de matrimonio y sus estereotipias, en la actualidad, muchas de las
formas de relación - hombre – mujer no constituyen la obscura originalidad de una
teoría acerca de la familia sino verdaderos atentados contra el matrimonio. Sus raíces
no se hincan en la abstracta concepción de erróneos “modelos” acerca el, matrimonio
y las relaciones conyugales.

Midon, H Brown Joseph, (1915) La práctica de la Terapia de Familia, Bilbao, Editorial Desclee´de
Brouwer, S. A Identificando puntos fuertes de la familia, una buena relación con la
familia no solo se centra en los problemas sino también en los puntos fuertes de la
familia. El conocimiento de los puntos fuertes de la familia ayudará al terapeuta a
entender como maneja la familia los problemas y como fomenta el crecimiento y el
desarrollo

Conclusiones

 Un libro con el cual hacemos introspección y nos da la oportunidad de crecer más como
personas
 Libro fácil de entender y comprender
 Mucho que abarcar en la familia comprender, aceptar, amar

Recomendaciones

 Un libro para comentar y discutir con catedráticos


 Orientarnos si el libro puede ser compartido a los pacientes
INSTITUTO DE CIENCIAS DE LA FAMILIA

COMENTARIO

La felicidad en la familia

Curso: TÉCNICAS DE PSICOTERAPIA II

Catedrática: Dra. María de los Ángeles de Mollinedo.

Lara Dimatteo
Estudiante

18 de septiembre 2019