Está en la página 1de 6

Serie: Diseño y creatividad divina

Tema: Rompiendo pronósticos de incredulidad


Pbro. Raú l David Á vila
Tema 06

Rompiendo pronósticos de incredulidad


Lucas 9:10-17

Introducción

1.- Desarrollar mentes creativas en sociedades colapsadas por el mal es una tarea titá nica.
Isaías 60:1 “he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones”.

1.1.- El endemoniado gadareno, cuando fue libre lo primero que recuperó fue su
estabilidad mental. “…hallaron al hombre de quien habían salido los demonios, sentado a
los pies de Jesús, vestido, y en su cabal juicio; y tuvieron miedo”. Lucas 8:35.

1.2.- Hay una batalla diabó lica por mantener en tinieblas nuestras mentes. “Pero el
Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe,
escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la hipocresía de
mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia. 1ª Timoteo 4:1-2.

1.3.- ¿Qué es tener la conciencia cauterizada? Es repetidamente practicar un pecado,


hasta que ya te vuelves insensible al dolor que genera tu vida desordenada.

1.4.- La naturaleza caída no respeta nuestra fe en Cristo, si no renovamos


constantemente nuestros pensamientos desde la palabra revelada. Romanos 12:2.

1.4.1.- Nuestra mente sin ser renovada por la persona del Espíritu Santo está
arruinada porque es:

1.4.1.1.- Preocupada. 2º Reyes 6:11.

1.4.1.2.- Depravada. 1ª Timoteo 6:5.

1.4.1.3.- Pecaminosa. Romanos 8:7.

1.4.1.4.- Nublada. 2ª Corintios 3:14.

1.4.1.5.- Ciega. 2ª Corintios 4:4.

1.4.1.6.- Corrupta. 2ª Timoteo 3:8.

2.- Cuando una mente está atrapa en las tinieblas, su creatividad la usa para lo que
corrompe, debilita y estanca. Romanos 1:28 dice: “Y como ellos no aprobaron tener en
cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.

2.1.- Se empieza operar con una sabiduría carnal, animal y diabó lica. Santiago 4:15.
Serie: Diseñ o y creatividad divina / Tema 06: Rompiendo pronósticos de incredulidad

2.2.- Pierdes la paz y la vida que viene del espíritu, todos los proyectos que generes dan a
luz la muerte. Romanos 8:6 “La mentalidad pecaminosa es muerte, mientras que la
mentalidad que proviene del Espíritu es vida y paz.”

2.3.- Se vuelve un esclavo de una agenda de perdida que Sataná s diseñ ó para él. Job
15:22 “No espera escapar de las tinieblas; condenado está a morir a filo de espada.”

3.- Si el enemigo cauteriza la mente de un cristiano empezamos apagar la vida del Espíritu.
1ª Tesalonicenses 5:19 dice: “no apaguen el Espíritu”.

3.1.- Perdemos el discernimiento.

3.2.- Perdemos el temor reverente.

3.3.- Perdemos el valor por lo santo.

3.4.- Perdemos la forma de las sanas palabras. Génesis 1:1; 2ª Timoteo 1:13.

I.- UNA MENTE CAUTERIZADA NO CREE QUE EL SEÑOR PUEDE TRANSFORMAR LOS
LUGARES DESIERTOS.

1.- Los discípulos estaban con Jesú s, pero no siempre su mente acompañ aba a nuestro
redentor. (v.12).

1.1.- Jesú s en el lugar desierto les dio revelació n y sanó a los que necesitaban ser
curados. (v.11).

1.2.- Para los discípulos eso era todo lo que Jesú s podía darles, ya que sustento no podría
porque el lugar era desierto.

2.- La mejor recomendació n era “enséñales el camino más rápido de salida de este desierto”
(v.11).

2.1.- ¿Cuá l es tu desierto? Me refiero a aquel en el cual consideras que Jesú s es


insuficiente para actuar. (Matrimonio, hijos, economía).

2.2.- Todos tenemos terrenos en el que consideramos que hasta allí Jesú s no llega.

2.3.- Nuestro vocabulario es de desalojo: “despídelos”.

3.- ¿El milagro era para las multitudes o para romper pronó sticos de incredulidad en su
propio equipo?

3.1.- ¡Para la gente no creo! porque al otro día el señ or les dijo: “Ciertamente les aseguro
que ustedes me buscan, no porque han visto señales sino porque comieron pan hasta
llenarse. Trabajen, pero no por la comida que es perecedera, sino por la que permanece

2
Serie: Diseñ o y creatividad divina / Tema 06: Rompiendo pronósticos de incredulidad

para vida eterna, la cual les dará el Hijo del hombre. Sobre éste ha puesto Dios el Padre su
sello de aprobación. Juan 6:26-27.

3.2.- El desafío fue para los discípulos, porque a ellos les dijo: “dadle vosotros de comer…”
(v.13).

3.3.- Que maravilloso principio me enseñ an los discípulos aquí: “escalar posiciones
necesariamente no significa escalar en la fe”.

3.4.- El señ or está buscando enseñ arles un principio a sus discípulos, el cual está en
Isaías 55:8 donde Dios dice: “no pienso como ustedes piensan, la forma en que trabajan no
es la forma en que yo trabajo” (versión the message).

4.- Había un pronó stico real:

4.1.- No era un lugar de negocios.

4.2.- No era un lugar de provisió n.

4.3.- No era un lugar de alimentació n.

4.4.- No era ni siquiera un pueblo o aldea, era “un lugar desierto”.

4.5.- Los argumentos de los discípulos eran razonables, sostenibles e indiscutibles.

5.- Esto es lo que yo llamaría un patrón social de pensamiento.

5.1.- Es lo que de manera colectiva se piensa, se argumenta y ya no se discute.

5.2.- Colectivamente se pensaba que el endemoniado gadareno debía estar encadenado y


viviendo en los sepulcros. Lucas 8:26-32.

5.3.- Colectivamente se consideraba que la mujer del flujo de sangre no debía acercarse a
la gente. Lucas 8:43-48.

5.4.- Colectivamente se consideraba que Jericó estaba cerrada bien cerrada. Josué 6:1.

5.5.- No siempre el pensamiento predominante en la sociedad, es el pensamiento


resaltante en la eternidad.

5.6.- Ninguno de estos escenarios había prevenido la intervenció n Divina.

II.- LO ETERNO INTERVIENE DONDE LA FE SE HACE PRESENTE, AUNQUE ESE LUGAR


SEA UN DESIERTO.

1.- La fe se hizo presente en un muchacho con cinco panes y dos peces.

1.1.- Los discípulos lo resumieron en: “no tenemos más que…” es insuficiente.

3
Serie: Diseñ o y creatividad divina / Tema 06: Rompiendo pronósticos de incredulidad

1.2.- Lo insuficiente en manos del todo suficiente.

1.2.1.- Nuestra vida es insuficiente. Romanos 5:7-8 “Ciertamente, apenas morirá


alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. 8Mas
Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por
nosotros”.

1.2.2.- Nuestro conocimiento y nuestras fuerzas son insuficientes. 1ª Corintios 1:27


“sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del
mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte.”

1.2.3.- Nuestra grandeza es que tenemos al todo suficiente. Filipenses 4:13 “Todo lo
puedo en Cristo que me fortalece.”

2.- Jesú s bendijo lo insuficiente, porque si sabes agradecer tu victoria parcial, te llegará la
plenitud de la victoria.

2.1.- Cuando el señ or puso orden sobre el desorden en la creació n cada día lo cerró con
una frase. Génesis 1.

2.1.1.- Día uno: dijo que era bueno.

2.1.2.- Día dos: dijo que era bueno.

2.1.3.- Día tres: dijo que era bueno.

2.1.4.- Hasta llegar al sexto día y decir: que era bueno en gran manera.

2.1.5.- El señ or celebro sus victorias parciales hasta que culminó la obra.

3.- Jesú s partió lo insuficiente, porque si permites que Dios trabaje cada día en ti, lo mejor
de él va a fluir de tu vida.

3.1.- Tu vida y la mía son insuficiente mientras no sean partidas (quebrantadas por el).

3.2.- Abraham, Isaac, Jacob, Moisés; todos eran insuficiente pero ¿qué les hizo marcar la
diferencia? que se dejaron partir por el suficiente.

4.- Jesú s repartió lo insuficiente, porque en sus manos pan partido es pan multiplicado.

4.1.- Tu testimonio ante las necesidades del mundo es insuficiente, pero en las manos del
maestro se vuelve suficiente.

4.2.- Si Dios te está partiendo tú tienes algo que repartir.

4.3.- No te menosprecies, reparte lo que Dios está haciendo en ti.

4.4.- Multiplícate desde las manos del suficiente.

4
Serie: Diseñ o y creatividad divina / Tema 06: Rompiendo pronósticos de incredulidad

III.- DEBES DEJARTE TRABAJAR POR DIOS, PORQUE ÉL ROMPERÁ LOS PRONÓSTICOS
DE LA MENTE CARNAL.

1.- Los Discípulos dijeron: estamos en un lugar desierto, pero Cristo cuando los hizo sentar
en grupos de cincuenta en cincuenta los ubicó sobre un campo verde. Juan 6:10 “había
mucha hierba en aquel lugar”.

2.- ¿Có mo había mucha hierba en un lugar desierto? Porque Cristo transformó la atmosfera
de ese lugar desierto.

2.1.- Los discípulos organizaron a las multitudes como él pidió , y mientras ellos hacían
eso Jesú s transformaba la atmosfera de ese lugar.

2.2.- Tú no te has dado ni cuenta, pero mientras tú pones en orden el desorden, Jesú s
esta transformado la atmosfera de tu casa. (Ej.: los procesos).

3.- Jesú s ese día rompió todos los pronó sticos de los discípulos:

3.1.- Ellos dijeron lugar desierto y Jesú s lo volvió un campo verde.

3.2.- Ellos dijeron “no tenemos más que esto…” y Jesú s lo multiplicó “hasta que comieron
todo y se saciaron”.

3.3.- No creas todo lo que piensas.

3.3.1.- No todo lo que piensas es divino, alinea tu mente a la palabra.

IV.- LA INCREDULIDAD NOS QUIERE VOLVER PERDEDORES, PERO CRISTO QUIERE


QUE NOS VOLVAMOS BUENOS ADMINISTRADORES.

1.- La Biblia dice: recogieron lo que le sobró doce cestas de pedazos.

1.1.- Mateo 14:20 “cestas llenas”.

1.2.- Juan 6.12 “no se pierda nada”.

2.- El enemigo siempre busca que se nos disipen las respuestas divinas.

2.1.- Ese es el espíritu faraó nico, ve a adorar a Dios con el ganado pero sin tus hijos.

2.2.- Faraó n siempre te quiere negociar lo que Dios te está entregando.

2.3.- Por eso Jesú s dijo: nada se pierda; porque Satanás les quería hacer creer que yo estoy
limitado para con ustedes.

2.4.- Porque sataná s quería hacerles creer que el desierto no podía ser un campo verde
¡así que nada se pierda de lo que yo les di porque él no tiene derecho a tomarlo!

5
Serie: Diseñ o y creatividad divina / Tema 06: Rompiendo pronósticos de incredulidad

3.- Se un buen administrador de tu don, de tu casa, de tus hijos, de tu ministerio, de tus


promesas, no permitas que el enemigo tome lo que nunca le fue dado.

3.1.- Tú eres un buen administrador, para que el saqueador no se crea dueñ o de lo que
no lo te pertenece.

V.- LA MÁ S GRANDE ENSEÑ ANZA JESÚ S LA DEJA AL FINAL. Juan 6:15 “volvió a retirarse al
monte el solo”.

1.- Porque la incredulidad viene a abrazarte y a reconocerte como un rey, para que los
muchos halagos te desenfoquen de tu misió n.

2.- Haz como Jesú s “vuelve al monte”, los muchos halagos de los que ayer dudaron no te
dieron la victoria, tú sabes de donde viene tu victoria.

3.- Vuelve al monte, asegú rate de siempre volver a la oració n, a la intimidad, a la palabra.

4.- No permitas que los muchos halagos de los incrédulos ahoguen tu fe, porque tu misió n
no ha terminado. “vuelve al monte”.