Está en la página 1de 8

REPÚBLICA BOIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA


VICERRECTORADO ACADÉMICO
DECANATO DE SALUD Y DESARROLLO HUMANO
ESCUELA DE PSICOLOGÍA
CATEDRA – TEORIA DE LOS TRATAMIENTOS II

Técnicas terapéuticas para el abordaje


de las patologías biopsicosociales del
adulto y adulto mayor

San Joaquín de Turmero, 24 de noviembre del 2020


Técnicas terapéuticas para el abordaje de las patologías
biopsicosociales del adulto y adulto mayor

El ser humano a lo largo de su vida transita por diversas etapas, las


cuales se ven caracterizadas por alteraciones en la rutina diaria de las
personas, que en el caso de no ser afrontadas de una forma adecuada con
un uso de herramientas que faciliten la adaptación a estas modificaciones
puede desarrollarse o desencadenarse patologías que tanto a corto como
largo plazo influirán en el desarrollo idóneo del individuo. Es fundamental
comprender que como el humano es un ser biopsicosocial es primordial que
se mantenga un equilibrio entre estas áreas de desarrollo en base a que si
existe un conflicto en una de ellas las otras se verán afectadas. Para
ejemplificar se puede observar cómo, si una persona es diagnosticada con
cáncer o algún otro tipo de enfermedad, puede generarle elevados niveles de
ansiedad y/o tristeza, desarrollando posteriormente un trastorno depresivo, lo
que podría influir en el área social debido a un posible distanciamiento.

En el caso específico de los adultos se podría mencionar que al darse


inicio a una etapa de mayor adquisición de responsabilidades, tanto
económicas, como afectivas y sociales existe en la mayoría de los casos una
aumento significativo del estrés y la ansiedad lo que por consiguiente puede
ser traducido en el desarrollo de trastornos mentales como lo son los
trastornos de ansiedad, por mencionar los ataques de pánico, el trastorno de
ansiedad generalizada, ciertas fobias, o por otra parte el desencadenamiento
de episodios depresivos ya sea por factores biológicos o por factores
sociales o emocionales, razón por la cual en esta etapa el psicólogo debe
evaluar como es el desarrollo de la persona en sus distintas áreas e
identificar si este posee o no las herramientas necesarias para afrontar estos
nuevos cambios y responsabilidades.
Ahora bien, en el caso de los adultos mayores o de aquellas personas
que se encuentran en la etapa de la adultez tardía, la cual transita según
diversos autores desde los 60 años en adelante, son observables otros tipos
de problemáticas, tanto a nivel emocional y social como a nivel físico y
biológico. Es común que en este periodo debido al deterioro de los sistemas
biológicos aumente la probabilidad de presentar problemas médicos. Por otra
parte, a causa de que en la vejez los individuos tienen la necesidad de
enfrentar las perdidas personales y la muerte inminente, además de las
alteraciones en el área social y económica, como lo es la jubilación y el
desplazamiento social de ciertas personas hacia ellos, es necesario la
aplicación de técnicas que aminoren estos sentimientos de minusvalía,
tristeza y todos aquellos que no le permitan al individuo gozar de una calidad
de vida óptima para su edad.

Ya comprendido cuales son algunos de los conflictos más comunes


que se pueden presentar en la etapa de la adultez se puede hacer mención
de ciertos trastornos que pueden manifestarse en estas etapas. Entre los
más frecuentes destacan los trastornos de ansiedad, como la agorafobia, la
fobia social, la ansiedad generalizada, los ataques de pánico y la ansiedad
por separación, al igual que los trastornos depresivos, como la distimia y los
episodios depresivos mayores, los cuales son padecidos actualmente por un
gran número de personas. Ya con el pasar de los años, cuando el individuo
entra en la etapa de la adultez tardía son anexados a los trastornos afectivos
mencionados lo que son los trastornos como el delirium o síndrome
confusional agudo, el trastorno neurocognitivo mayor o también denominado
como demencia, el alzheimer y la demencia vascular.

En base a lo antes mencionado la psicología busca, a través de


diferentes enfoques, como lo son el Existencialista, el Cognitivo-Conductual,
el Dinámico, el Humanista, la Gestalt y el Integrativo, aplicar técnicas
terapéuticas de abordaje que aminoren los signos y síntomas que interfieran
de manera negativa en el individuo. Para esto es desarrollada una
evaluación previa donde se evidencia tanto las situaciones que están
afectando al paciente, así como sus reacciones, tanto positivas como
negativas, ante las eventualidades. Posteriormente se debe seleccionar cual
enfoque es el más apto para el tratamiento del individuo, haciendo uso de
aquel que se predice que podrá tener una mayor eficacia en la disminución
del malestar que presenta la persona.

Ya seleccionado el o los enfoques, son plasmadas, dentro de estos


planes de intervención o de tratamiento, un conjunto de diversas técnicas
que son seleccionadas previamente por el psicólogo específicamente para el
tratamiento del paciente en cuestión. Existen una cantidad exhaustiva de
técnicas pertinentes a cada enfoque, pero, entre las más usadas para el
tratamiento de las patologías de los adultos destacan:

- El entrenamiento en inoculación de estrés (EIE), que consiste en el


avance con los pacientes sobre la comprensión de sus vivencias y
reconocimiento de situaciones o factores estresores para que
posteriormente adquieran habilidades que le permitan afrontar y
reaccionar de una manera idónea ante la presencia de algún conflicto o
evento estresante.
- La Silla Vacía, para reincorporan partes propias y desarrollar la capacidad
de tener una nueva perspectiva y percepción de la otra persona al
ponerse en su lugar.
- La sensibilización encubierta donde se presenta un estímulo aversivo o
desagradable  imaginario después de una ocurrencia también imaginada
de la conducta que se desea eliminar, es decir en otras palabras buscar
un pensamiento repulsivo o aterrador.
Glosario
Agorafobia: La agorafobia es el temor y la ansiedad a quedar atrapado en
situaciones o en lugares en los que no hay una vía de escape fácil o en las
que podría no disponerse de ayuda si se desarrolla una ansiedad intensa.

Barnhill, J. (2020). “Agorafobia”

Enfermedad de Alzheimer: El Alzheimer es un tipo de demencia que causa


problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento. Los
síntomas generalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo,
hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas.

Alzheimer's Association. (2018) “What is Alzheimer’s Disease?”

Enfermedad de Parkinson: La enfermedad de Parkinson es una


enfermedad progresiva del sistema nervioso que afecta el movimiento. Los
síntomas comienzan gradualmente. A veces, comienza con un temblor
apenas perceptible en una sola mano. Los temblores son habituales, aunque
la enfermedad también suele causar rigidez o disminución del movimiento.

En las etapas iniciales de la enfermedad de Parkinson, el rostro puede


tener una expresión leve o nula. Es posible que los brazos no se balanceen
cuando caminas. El habla puede volverse suave o incomprensible. Los
síntomas de la enfermedad de Parkinson se agravan a medida que esta
progresa con el tiempo.

MayoClinic. (2018) “Enfermedad de Parkinson”

Envejecimiento: Proceso gradual y adaptativo, caracterizado por una


disminución relativa de la respuesta homeostática, debida a las
modificaciones morfológicas, fisiológicas, bioquímicas y psicológicas,
propiciadas por los cambios inherentes a la edad y al desgaste acumulado
ante los retos que enfrenta el organismo a lo largo de la historia del individuo
en un ambiente determinado.

Instituto Nacional de Geriatría. (2017). “Envejecimiento”

Modelo Biopsicosocial: El modelo biopsicosocial coloca como actor


principal a las personas con discapacidad, su familia y la comunidad, se
plantea objetivos a mediano y largo plazo a nivel individual, familiar,
comunitario y social, en relación a la dimensión no solo física sino también
personal y espiritual.

Organización Panamericana de la Salud (2011). “Implementación del modelo


biopsicosocial para la atención de personas con discapacidad a nivel
nacional”. (p.8)

Referencias
Ballesteros, R. (2004). La psicología de la vejez. Encuentros
multidisciplinares. Recuperado de: http://www.encuentros-
multidisciplinares.org/Revistan%C2%BA16/Roc%C3%ADo
%20Fernandez%20Ballesteros.pdf Consultado el 23 de noviembre del
2020

Batlle, S. (2007). Clasificación en paidopsiquiatría. Conceptos y Enfoques:


Enfoque Cognitivo–Conductual. Universidad Autónoma de Barcelona.
Recuperado de:
http://paidopsiquiatria.cat/files/enfoque_cognitivo_coductual.pdf
Consultado el 24 de noviembre del 2020

Beléndez, M., & Méndez, X. (1991). Aplicación de la técnica de inoculación


de estrés en la diabetes insulinodependiente. Recuperado de:
https://rua.ua.es/dspace/bitstream/10045/94714/1/RevPsicolSalud_3_
2_02.pdf Consultado el 23 de noviembre del 2020

Conde, J. & Jarne, A. (2006). Trastornos mentales en la vejez. Psicología de


la Vejez. 341-364. Barcelona, España. Recuperado de:
file:///C:/Users/Usuario/Downloads/34.TrastornosmentalesenlaVejez200
6.pdf Consultado el 23 de noviembre del 2020

Dondena, L. (2008). Psicología positiva y modelos integrativos en


psicoterapia. Fundamentos en humanidades, (18), 55-69. Recuperado
de: https://www.redalyc.org/pdf/184/18411970003.pdf Consultado el
23 de noviembre del 2020

Fernández, H. (1992). Fundamentos de un modelo integrativo en


psicoterapia. Buenos Aires: Paidós. Recuperado de:
https://nanopdf.com/download/hector-fernandez-alvarez-fundamentos-
de-un_pdf Consultado el 23 de noviembre del 2020
Fernández, M. (2012). Manual de técnicas de intervención cognitivo
conductuales. Desclée de Brouwer. Recuperado de:
https://serproductivo.org/wp-content/uploads/2017/09/Manual-de-
Tecnicas-Cognitivas-Conductuales-Marta-Isabel.-C.pdf Consultado el
23 de noviembre del 2020

Oblitas, L. (2004). Cómo hacer psicoterapia exitosa. Colombia. Psicom


Editores. Recuperado de: http://bibliotecaparalapersona-
epimeleia.com/greenstone/collect/libros1/archives/HASH01d2.dir/doc.p
df Consultado el 24 de noviembre del 2020

Prettel, O. (2007). Técnica de la silla vacía. Centro de orientación y


Desarrollo Humano. Recuperado de:
https://prettel.files.wordpress.com/2007/03/la-silla-vacia.pdf
Consultado el 23 de noviembre del 2020

Viscarret, J. (2007). Modelos y métodos de Intervención en trabajo social


Madrid: Alianza Editorial.  Recuperado de: https://juanherrera.
%20files.%20wordpress.%20com/2009/09/capitulo-8-modelos-de-
intervencion-en-ts.%20pdf. Consultado el 23 de noviembre del 2020