Está en la página 1de 2

Santiago jaramillo

Escuelas Helenísticas
Introducción

El período helenístico se extiende desde la muerte de Alejandro Magno (323 a.C.) hasta la
conquista romana de Egipto (30 a.C.). Esto influyó en la forma de pensar de los griegos. Los
ciudadanos empezaron a considerarse cosmopolitas, no solo politas.

Los filósofos de esta época se desentienden de la política y de sus deberes ciudadanos y empiezan
a buscar soluciones individuales para conseguir la felicidad al margen de la colectividad. Por esto, a
las escuelas helenísticas se les llama también escuelas de felicidad, porque buscan conseguir la
felicidad y compartirla con todos los que se acerquen a sus escuelas.

Las principales escuelas helenísticas fueron el epicureísmo, el estoicismo y los cínicos. Además, en
esta época seguían funcionando la academia de Platón y el liceo de Aristóteles.

Estas escuelas tuvieron una importancia fundamental y algunas sobrevivieron varios siglos ya en el
mundo romano.

¿Qué es el período helenístico?

El período helenístico, conocido también como período Alejandrino o helenismo, es una etapa de
la antigüedad comprendida desde el siglo IV hasta el siglo I a.C. Sus límites cronológicos están
marcados por dos acontecimientos políticos importantes: La muerte prematura de Alejandro
Magno en el año 323 a.C. y la muerte de Cleopatra y Marco Antonio, luego de ser derrotados en la
batalla de Accio en el año 30 a.C.

Este período es considerado hoy día de gran importancia en lo relacionado con el estudio de la
Antigüedad. Muy diferente de lo que se pensó por mucho tiempo, ya que se consideró como una
simple etapa de decadencia de la cultura griega.

Hitos importantes del período helenístico

Entre los hitos más importantes del período helenístico están:

-La fundación de importantes escuelas: Epicureísmo, Estoicismo y cínicos.

-Gran progreso en el mundo de la medicina, las ciencias, la astronomía y las matemáticas.

-Surgió la filología. Muchos hombres de letras y bibliotecarios dedicaron sus estudios y su vida a
dar forma a la gramática, a las obras literarias, las palabras, la clasificación de libros, la crítica
literaria, etc.

-Se construyeron famosos monumentos Helenistas, entre ellos, dos de las Siete Maravillas del
Mundo: El Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría. Asimismo, también resaltan importantes obras
como el Altar de Zeus en Pérgamo y el Templo de Apolo.

-Se fundó el Museo de Alejandría.

-Se crearon estatuas célebres de Diana Cazadora, la Venus de Milo, Apolo de Belvedere y Victoria
de Samotracia.
Santiago jaramillo

PRINCIPALES ESCUELAS:

1.- Epicureísmo

El epicureísmo es la escuela fundada por Epicuro de Samos en el 306 a.C. Fue fundada en sus
jardines de Atenas (de ahí que los seguidores de esta corriente sean llamados “los del jardín”.
Como característica especial, esta escuela estaba integrada tanto por hombres como por mujeres,
algo nuevo en las escuelas griegas.

El epicureísmo defendía la búsqueda de la vida feliz y de la ataraxia.

2.- Estoicismo

La escuela estoica fue fundada en el 322 a.C. por Zenón de Citio, y duró hasta el 429 d.C. Toma su
nombre de la Stoa, pórtico cubierto donde se reunían sus miembros.

Los estoicos decían que en toda proposición había tres elementos: la palabra o significante, la cosa
significada y el significado. Las palabras y las cosas son materiales, el significado es inmaterial y
actúa como nexo entre los otros dos elementos.

3.- Los Cínicos

La escuela cínica fue fundada en Grecia durante la segunda mitad del siglo IV a.C. por Antístenes.
Los cínicos consideraban que el hombre con menos necesidades era el más libre y el más feliz.

Es una filosofía que pretende alcanzar la felicidad mediante la sabiduría, la liberación del espíritu y
el logro de la virtud. Los cínicos se desprenden de sus bienes para no sentir cariño hacia ellos y son
ajenos a los placeres para no ser sus esclavos.

4.-Escepticos

La escuela escéptica o escepticismo es una corriente de la filosofía helenística, que nace con Pirrón
de Elis quien sostiene que ni los sentidos ni la razón pueden suministrar un conocimiento
verdadero, por lo que lo más sabio, si se desea llegar a la ataraxia, es permanecer indiferente a
todo y abstenerse de emitir juicios; los estoicos llamaron epokhé a esta suspensión de juicios.