Está en la página 1de 12

PRÁCTICAS DEL LENGUAJE

PROF VANINA SPINELLI


3°A - EES N°56

TRABAJO INTEGRADOR

TRABAJO PRÁCTICO N°1


Texto Literario
A continuación, se presenta una actividad para realizar un trabajo escrito, acerca de la
escuela, en base al texto de ciencia ficción de Isaac Asimov, ¡Cómo se divertían!, que se
encuentra transcrito al final de la actividad.

Luego de una o varias lecturas, comienza a pensar qué te sugiere el texto o qué
comentarios y dudas te genera, como por ejemplo: ¿Hay alguna parte del texto que no
comprendiste? ¿Te sentiste identificado o identificada en algún momento?, etc.

Preguntas que abren el análisis del texto:


1. ¿Qué te sugiere el hecho de que la acción transcurra el 17 de mayo del 2051? (Tener
en cuenta que el texto fue escrito en el año 1951).
2. ¿Leíste algún otro texto en el que la acción transcurre en un tiempo futuro? ¿Cuál o
cuáles?
3. ¿Viste películas o series con estas características?
4. Volviendo al texto, ¿a qué se refiere cuando habla de “profesor mecánico”? ¿A qué le
llaman “escuela”? ¿Cómo son los exámenes?
5. ¿Qué le encuentras de divertida a la escuela “de antes”, la del abuelo del abuelo de
Margie y Tommy?
6. ¿Compartís la idea de que la escuela es divertida? ¿Qué te divierte y qué te aburre de
tu escuela?
7. ¿Qué expectativas tenés respecto del nivel secundario que estás iniciando? ¿Qué
cambios deseás que tenga respecto del nivel primario y qué te gustaría que siga
siendo igual?
8. ¿Qué propondrías para esa escuela? ¿Cómo considerás que tendrían que ser las
evaluaciones? ¿Por qué?

Propuestas de escritura
RESPONDER POR ESCRITO:

1. Escribí un comentario o una recomendación sobre el cuento que incluya qué te gustó,
qué no, qué te llamó la atención y por qué, y si lo recomendarías a tus amigos y
amigas.
2. Redactá los hechos de otro texto que hayas leído o de una serie o película, cuya
acción transcurra en el futuro.
3. Explicá por escrito qué tiene de divertida y qué tiene de aburrida la escuela actual,
según tu visión personal.
4. Elaborá un listado de características de la escuela Primaria que deseás que continúen
y otros aspectos que deseás que cambien en la escuela Secundaria. Fundamentar
brevemente cada una de ellas.
5. Realizá un cuadro comparativo entre “el maestro automático” que presenta el cuento,
y el “maestro humano”. Ampliá las características que menciona o sugiere el cuento.

¡Cómo se divertían! de Isaac Asimov!


Margie incluso lo escribió aquella noche en su diario, en la página encabezada con la fecha
17 de mayo de 2157. « ¡Hoy, Tommy ha encontrado un libro auténtico!» Era un libro muy
antiguo. El abuelo de Margie le había dicho una vez que, siendo pequeño, su abuelo le contó
que hubo un tiempo en que todas las historias se imprimían en papel. Volvieron las páginas,
amarillas y rugosas, y se sintieron tremendamente divertidos al leer palabras que
permanecían inmóviles, en vez de moverse como debieran, sobre una pantalla. Y cuando se
volvía a la página anterior, en ella seguían las mismas palabras que se habían leído por
primera vez.

- ¡Será posible! - comentó Tommy. ¡Vaya despilfarro! Una vez acabado el libro, sólo sirve
para tirarlo, creo yo.

Nuestra pantalla de televisión habrá contenido ya un millón de libros, y todavía le queda sitio
para muchos más. Nunca se me ocurriría tirarla.

- Ni a mí la mía -asintió Margie. Tenía once años y no había visto tantos libros de texto como
Tommy, que ya había cumplido los trece. - ¿Dónde lo encontraste? - preguntó la chiquilla.

- En mi casa -respondió él sin mirarla, ocupado en leer. -En el desván.

- ¿Y de qué trata?

- De la escuela.

Margie hizo un gesto de disgusto. - ¿De la escuela? ¡Mirá que escribir sobre la escuela! Odio
la escuela.

Margie siempre había odiado la escuela, pero ahora más que nunca. El profesor mecánico le
había señalado tema tras tema de geografía, y ella había respondido cada vez peor, hasta
que su madre, meneando muy preocupada la cabeza, llamó al inspector. Se trataba de un
hombrecillo rechoncho, con la cara encarnada y armado con una caja de instrumental, llena
de diales y alambres. Sonrió a Margie y le dio una manzana, llevándose luego aparte al
profesor.

Margie había esperado que no supiera recomponerlo. Sí que sabía. Al cabo de una hora
poco más o menos, allí estaba de nuevo, grande, negro y feo, con su enorme pantalla, en la
que se inscribían todas las lecciones y se formulaban las preguntas. Pero eso, al fin y al
cabo no era tan malo. Margie detestaba sobre todo la ranura donde tenía que depositar los
deberes y los ejercicios. Había que transcribirlos siempre al código de perforaciones que la
obligaron a aprender cuando tenía seis años. El profesor mecánico calculaba la nota en
menos tiempo que se precisa para respirar. El inspector sonrió una vez acabada su tarea y
luego, dando una palmadita en la cabeza de Margie, dijo a su madre: -No es culpa de la
niña, señora Jones. Creo que el sector geografía se había programado con demasiada
rapidez. A veces ocurren estas cosas. Lo he puesto más despacio, a la medida de diez
años.
Realmente, el nivel general de los progresos de la pequeña resulta satisfactorio por
completo... Y volvió a dar una palmadita en la cabeza de Margie. Ésta se sentía
desilusionada. Pensaba que se llevarían al profesor. Así lo habían hecho con el de Tommy,
por espacio de casi un mes, debido a que el sector de historia se había desajustado.

- ¿Por qué iba a escribir alguien sobre la escuela? -preguntó a Tommy. El chico la miró con
aire de superioridad.

- Porque es una clase de escuela muy distinta a la nuestra, tonta. El tipo de escuela que
tenían hace cientos y cientos de años. -Y añadió con soberbia, recalcando las palabras:
-Hace siglos.

Margie se ofendió. -De acuerdo, no sé qué clase de escuela tenían hace tanto tiempo. -Leyó
por un momento el libro por encima del hombro de Tommy y comentó: - De todos modos,
había un profesor.

- ¡Pues claro que había un profesor! Pero no se trataba de un maestro normal. Era un
hombre.

- ¿Un hombre? ¿Cómo podía ser profesor un hombre?

- Bueno... Les contaba cosas a los chicos y a las chicas y les daba deberes para casa y les
hacía preguntas.

- Un hombre no es lo bastante listo para eso.

- Seguro que sí. Mi padre sabe tanto como mi maestro.

- No lo creo. Un hombre no puede saber tanto como un profesor.

- Apuesto a que mi padre sabe casi tanto como él.

Margie no estaba dispuesta a discutir tal aserto. Así que dijo: -No me gustaría tener en casa
a un hombre extraño para enseñarme.

Tommy lanzó una aguda carcajada.

- No tienes ni idea, Margie. Los profesores no vivían en casa de los alumnos. Trabajaban en
un edificio especial, y todos los alumnos iban allí a escucharles.

- ¿Y todos los alumnos aprendían lo mismo?

- Claro. Siempre que tuvieran la misma edad...

- Pues mi madre dice que un profesor debe adaptarse a la mente del chico o la chica a quien
enseña y que a cada alumno hay que enseñarle de manera distinta.

- En aquella época no lo hacían así. Pero si no te gusta, no tienes por qué leer el libro.

- Yo no dije que no me gustara -respondió con presteza Margie. Todo lo contrario.

Ansiaba enterarse de más cosas sobre aquellas divertidas escuelas.

Apenas habían llegado a la mitad, cuando la madre de Margie llamó: -¡Margie! ¡La hora de la
escuela!

- Todavía no, mamá -suplicó Margie, alzando la vista.


- ¡Ahora mismo! -ordenó la señora Jones.-Probablemente es también la hora de Tommy.

- ¿Me dejarás leer un poco más del libro después de la clase? -pidió Margie a Tommy.

- Ya veremos -respondió él con displicencia. Y se marchó acto seguido, silbando y con su


polvoriento libro bajo el brazo.

Margie entró en la sala de clase, próxima al dormitorio. El profesor mecánico ya la estaba


esperando. Era la misma hora de todos los días, excepto el sábado y el domingo, pues su
madre decía que las pequeñas aprendían mejor si lo hacían a horas regulares. Se iluminó la
pantalla y una voz dijo:

- La lección de aritmética de hoy tratará de la suma de fracciones propias. Por favor, coloque
los deberes señalados ayer en la ranura correspondiente.

Margie obedeció con un suspiro. Pensaba en las escuelas antiguas, cuando el abuelo de su
abuelo era un niño, cuando todos los chicos de la vecindad salían riendo y gritando al patio,
se sentaban juntos en clase y regresaban en mutua compañía a casa al final de la jornada. Y
como aprendían las mismas cosas, podían ayudarse mutuamente en los deberes y
comentarlos. Y los maestros eran personas... El profesor mecánico destelló sobre la
pantalla: “Cuando sumamos las fracciones una mitad y un cuarto”.

Margie siguió pensando en lo mucho que tuvo que gustarles la escuela a los chicos en los
tiempos antiguos. Siguió pensando en cómo se divertían.

Título Original: TheFunTheyHad © 1951. Isaac Asimov (Rusia-Estados Unidos, 1920-1992)

ACTIVIDADES

EXTRAE DEL CUENTO

1- 5 SUSTANTIVOS
2- 5 ADJETIVOS
3- 5 VERBOS
4- 5 ADVERBIOS
5- 5 PRONOMBRES

LA NOTICIA

TRABAJO PRÁCTICO N°2

OBSERVA LAS SIGUIENTES PORTADAS DE DIARIOS Y REALIZA LAS


ACTIVIDADES
1. Leer las portadas de los diarios
a) ¿En qué se parecen y en qué se diferencian los títulos de la noticia? ¿Qué efecto busca
provocar en el lector el título? ¿Cómo pretende lograr ese efecto?
b) En cuanto a lo formal, ¿cómo es la tipografía (color, tamaño, contraste, forma – tipo de
letra-)?

En su contenido, ¿hay metáforas en los títulos o algún otro recurso con este fin?

c) ¿Qué lugar y cuánto espacio ocupa la noticia en la portada?

d) ¿Hay imágenes? ¿Tienen algún significado en particular? ¿Qué relación existe entre la
imagen y el lenguaje (se complementan, “dicen lo mismo”, son opuestos, etc.)?

e) ¿Qué colores se utilizan? ¿Tiene algún significado el uso de esos colores?

2. Comparar la importancia otorgada a una misma noticia en diferentes diarios

a) ¿En qué sección aparece la noticia?

b) ¿Qué lugar ocupa la noticia en esa sección –es central, es mínimo, está destacado-?

c) Comparen: en caso de que aparezca en diferentes secciones en los distintos diarios, ¿a


qué creen que se debe la diferencia?

LA NOTICIA

PARTES DE UNA NOTICIA

LECTURA Y ANÁLISIS DE UNA NOTICIA


Crisis sanitaria

Un municipio bonaerense pide camas prestadas a los vecinos


ante el colapso sanitario por el coronavirus

Advierten.municipio de Balcarce, en el sudeste de la provincia de


Buenos Aires, no la está pasando nada bien con el Covid-19. Tal es
así que en las últimas horas, las autoridades del hospital local
debieron pedirle a la población local camas ortopédicas para poder
sostener el sistema sanitario por la creciente cantidad de casos
positivo

El colapso sanitario en la ciudad, ubicada a unos 51 kilómetros al


oeste de Mar del Plata, se dio a conocer en el transcurso de las
últimas dos semanas. Primero, las autoridades del Hospital Municipal
Subzonal "Dr. Felipe A. Fossatti" advirtieron en la noche del pasado
miércoles 21 de octubre que se estaba en serio peligro de saturación.

Y el último fin de semana, el colapso se hizo realidad. Las


autoridades municipales finalmente advirtieron que ya estaban
trabajando "al ciento por ciento de su capacidad operativa" e incluso
que se debieron efectuar internaciones en el sector de la guardia,
debido a la demanda de pacientes enfermos de Covid-19 y con
afecciones respiratorias.

Ante la urgencia, hubo un pedido que llamó la atención. La dirección


del Hospital, a cargo del doctor Antonio Dojas, hizo un llamado a la
solidaridad de los vecinos para que, aquellos que cuenten con camas
ortopédicas en sus casas, las faciliten en calidad de préstamo.

"Se solicita que todo aquel vecino que tenga a disposición para donar
o ceder en calidad de préstamo camas ortopédicas se comunique
con el efector de salud. Para ello, deberán contactarse con la
Secretaría de la Dirección", comunicaron.
La municipalidad de Balcarce, donde se registran un fuerte aumento
de casos de coronavirus. Foto Fabián Gastiarena.

Según publica El diario de Balcarce, el propio Dojas comentó que la


ocupación de camas en el área de clínica médica y de Covid-19 es
total. "Estamos saturados", expresó.

El funcionario remarcó que hay varios agentes de salud, entre


médicos y enfermeros, afectados por la enfermedad pero que el
compromiso del resto de los colegas hace que se pueda atender a
los pacientes.

Balcarce registró en las últimas 24 horas apenas dos casos de


coronavirus, pero llegó a los 205 en apenas una semana. En total, la
cantidad de contagios activos es de 527, mientras que el global de
positivos detectados desde el comienzo de la pandemia es de 1.074.
Allí también se registraron 18 muertes hasta el momento.
Si se tiene en cuenta el total de casos, no parece alarmante la
situación de Balcarce, con una población superior a las 44.000
personas, pero hay un dato que realmente asusta. Según el informe
diario del Ministerio de Salud de la Nación, esa localidad tiene
actualmente una duplicidad de contagios de 24,9 días, lo que la pone
entre las ciudades en las que más rápido se está propagando el virus
en la provincia de Buenos Aires.

General Pueyrredón, donde está Mar del Plata, por ejemplo, tiene
hoy una duplicidad superior a los 60 días.

Al día 2 de noviembre de 2020, en la provincia de Buenos Aires se


registra un total de 550.939 infectados por coronavirus y 17.664
muertos, mientras que en todo el país se contabilizan 1.173.533
casos positivos, 985.316 pacientes recuperados y 31.140 muertos, de
acuerdo a los datos oficiales del Ministerio de Salud.

- Fuentes: ¿Cuál es la procedencia de la información? ¿Cómo se nombra la fuente?

Los medios tienen la obligación de informar a los receptores el origen de la fuente, es


decir, explicitar de dónde se obtuvo la información que permitió elaborar la nota. La forma
de mencionar o nombrar la fuente se puede realizar de diferentes maneras:

a) A través de denominaciones, como dar el nombre de una persona o institución, la


explicitación del cargo (presidente de la República, diputado nacional, etc.) o función (el
especialista, el experto, el enviado especial, etc.) de un sujeto.

b) Otras veces, cuando no se quiere dar información precisa acerca de la fuente o bien
ésta no se conoce, se suelen usar frases imprecisas, del tipo de fuentes bien informadas,
de medios autorizados, se piensa, se dice que, la gente opina que, etc.

- Actores involucrados: ¿Quiénes son los protagonistas de la noticia? ¿Son individuos o


grupos de individuos? ¿Quién o quiénes desempeñan un rol activo y quién o quiénes un rol
pasivo? ¿Quién o quiénes se presentan “bueno/s” y quién o quiénes “malo/s”?

- Apelativos: ¿Cómo se nombra a cada uno de los participantes?: ¿por su nombre, por su
cargo, por su función, por su rol social, por su trabajo, por su condición (herido, víctima,
etc.)?

¿A quién se cita y cómo?: ¿Aparecen declaraciones, testimonios, testigos, discusiones,


reacciones, provocaciones, decisiones, etc. de otras personas? ¿Quiénes son? ¿Para qué
se los cita? ¿Cómo se los cita?
LEE LA NOTICIA Y Responde:

1- ¿Qué pasó?

2- ¿Cuando?

3 -¿A quien o quienes?

4 -¿donde?

5- ¿Cómo?

6- Marca los paratextos de la noticia

También podría gustarte