Está en la página 1de 4

TRABAJO FINAL DE NEUROPSICOLOGIA DEL DESARROLLO APLICADA

Selección del articulo:


Trastorno del espectro del autismo. Implicaciones en la práctica clínica de una
conceptualización basada en el déficit

Autor:
Carlos M. Jordán Cristóbal
Psicólogo Clínico. Equipo Oeste. Gabinete de Psicología Clínica. Boadilla del
Monte, Madrid, España.

Enlace del articulo


http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0211-57352015000400006

Propuesta del autor


No tratar al paciente como un estereotipo sino tratarlo de manera individual de
acuerdo a su necesidad

Análisis del articulo:


Este trabajo tiene como origen tres circunstancias que nos condujeron a
reflexionar sobre la relación que existe entre el tratamiento del autismo y los
postulados teóricos que sustentan su diagnóstico. Dichas circunstancias
fueron: el trabajo individual con pacientes graves en un Centro de Salud Mental
de la Comunidad de Madrid, la publicación del DSM-5 y un pequeño trabajo de
revisión de la historia del concepto de autismo infantil llevado a cabo por
motivos clínicos. El resultado, sin ser propiamente ni un estudio de casos ni
una revisión sistemática, plantea -a’ nuestro entender- un asunto delicado: las
teorías implícitas en los diagnósticos que utilizamos dejan fuera del tratamiento
lo que dejan fuera de su conceptualización.

Cito:
“La experiencia clínica con niños autistas fue el principal motor de este artículo.
Cuando, al salir a recibir a un preadolescente de 12 años a la puerta del
despacho, éste te saluda agitando la mano y con un sonoro ¡hola!, como si
estuvieras a una docena de metros y tratara de hacerse ver, uno tiene la
sensación de que algo no cuadra. Se trata de un saludo estereotipado, que nos
hace pensar en un adiestramiento de años sobre conductas adecuadas e
inadecuadas para relacionarse. Al revisar la historia, aparece un extenso
informe de una universidad española, en el que se relata el procedimiento
basado en la repetición mediante el que se implantan este tipo de conductas.
Se alude a los avances conseguidos en los contactos sociales”.

Unos de los principales pasos que me llamaron la atención de esta consulta fue
el siguiente:

 Que el profesional de la salud no trato al paciente como un estereotipo


encasillándolo como todo el mundo, sino que lo trato de forma individual
de acuerdo a su necesidad.

Bien, piensa uno, si con esto mejoramos las posibilidades de relacionarse de


un niño, qué bien. Pero cuando uno habla con el chico, deja de tener las cosas
tan claras. La descripción que hace de sus relaciones sociales como una lucha
terrible que, además, parece ocurrir en su interior en lugar de que ser algo que
le afecta, pero que está fuera, podría explicar la opresiva sensación que queda
tras una hora de consulta.

Cito:
“Nos encontramos ahora en la consulta con un niño de 5 años. La repetición
incansable de lo que parece una escena de un videojuego de plataformas que
termina con el protagonista despeñándose -dos dedos simulando un personaje
que corre, salta y termina cayendo al vacío-, apenas deja hueco para hacer
otra cosa que marcar una cruz en "comportamiento repetitivo o estereotipado".
Pero el psicólogo insiste, hasta que parece atinar con la pregunta. Un
escalofrío recorre al profesional al escuchar la respuesta. El niño, que alterna
la conducta anterior con la reproducción de diálogos de unos dibujos de su
superhéroe favorito, se detiene al escuchar la siguiente pregunta: 'Y cuándo no
hay películas, ¿qué hay?" Mira al psicólogo y contesta: "Ay, qué dolor", para
continuar acto seguido con su cantinela”.
En este caso lo mas particular de esta consulta fue que lo siguiente:

 Es que a la hora de salida del consultorio el niño estaba haciendo unos


gestos distintos a los que los padres estaban acostumbrados y ellos se
sorprendieron, pero el doctor haber esta acción, con la intención de
proteger al niño les dijo a los padres que es algo normal que se hace
entre el doctor y el paciente en estos casos. Ganándose así la confianza
del niño.
 Recuperar el enfoque clínico sin menospreciar las intervenciones
educativas y de modificación de conducta.

Una forma de entender el autismo diferente de lo deficitario lo sitúa como algo


positivo, esto es, no como una carencia, sino como una construcción, un muro
de protección. Parece razonable pensar que no sea especialmente ducho en
habilidades sociales alguien para quien salir al mundo es un tormento.

Relación del tema con lo aprendido en la clase:


La relación que existe del tema con lo aprendido y la forma de aplicar en
nuestro entorno es el siguiente:

 El autismo como todos bien sabemos es un trastorno biológico muy


complejo que afecta problemas de interacción social y la comunicación.
El autismo se diagnostica al observar las carencias en el
comportamiento en tres áreas que son la interacción social, habilidad
comunicativa y el rango de actividad e interés el cual es limitado. Es por
esas razones que este trastorno esta estrechamente relacionado con
asignatura Neuropsicología del Desarrollo Aplicada, ya que la
Neuropsicología es una de las ramas principales que tratan este
trastorno.

Por eso loa aprendido en este lapso de tiempo en esta asignatura es de gran
importancia para nuestra profesión, como profesionales de la Psicología
Educativa, ya que en nuestro entorno a lo largo del camino nos vamos a
encontrar con niños que padezcan este trastorno y vamos a tener emplear lo
aprendido en esta asignatura.

Como profesional en formación de esta área, considero que debemos de tratar


a todo paciente de manera individual de acuerdo a sus necesidades y nos
encasillarlos como que todos son iguales a la hora de hacer un diagnóstico.

Suerte para todos!

Claudia Alfonsina Monción Abreu

También podría gustarte