Está en la página 1de 2

Pero, ¿qué pasa si el péndulo no me responde?

Si durante una sesión el péndulo deja de responderte, podría deberse


a varias causas.
Observa si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones. Y si
es así, prueba las posibles soluciones.
Sólo insistiendo y experimentando se llegará a la maestría en todo, y
el uso del péndulo no es una excepción.

a) Causas relativas a la mecánica de la pregunta


 La pregunta es demasiado compleja.
 No estás seguro de lo que estás preguntando (no entiendes la
pregunta)
 Estás preguntando si ocurrirá o no un suceso en el futuro.
 Estás cogiendo el péndulo de forma incorrecta.
 Estás preguntando sobre otra persona sin tener su permiso.

Soluciones posibles:
 Simplifica al máximo la pregunta o divídela en subpreguntas.
 Reformula la pregunta hasta estar seguro de lo que estás
preguntando.
 Pregunta por "tendencia actual a que ocurra X", en lugar de
preguntar si ocurrirá o no un evento en el futuro.
 Tu mano y tu brazo deben estar cómodos, sin tensión.
 Pide permiso para preguntar por otra persona.

b) Causas emocionales o mentales


 Temes conocer la respuesta.
 Es un tema que te genera preocupación.
 Crees que el péndulo lo mueve alguien ajeno a ti (una entidad,
un espíritu...)
 No te crees capaz de hacerlo
 Te obsesiona la idea de no obtener la respuesta "correcta", de
no hacerlo "bien".
 Temes equivocarte.
Soluciones posibles:
 Confía en ti y en tus capacidades.
 Tú y solo tú eres quien maneja el péndulo.
 Empieza por preguntas muy sencillas.
 No preguntes sobre temas que para ti sean muy sensibles.
 No temas "fallar". Estás aprendiendo. No te cargues con una
responsabilidad excesiva.

c) Causas energéticas
 Te sientes cansado o enfermo.
 Has tomado alcohol, drogas o algún medicamente fuerte
(ansiolíticos...)
 Estás en un momento de estrés, enfado o ansiedad.
 Te falta enraizamiento.
 No tienes permiso para conocer la respuesta.

Soluciones posibles:
 Tómate un descanso, duerme o medita.
 Sal a la naturaleza, conecta con el sol y el aire.
 Haz respiraciones con la intención de soltar tus emociones.
 Sujeta un cristal de cuarzo, una turmalina o tu mineral favorito.

d) Estado del péndulo


 El péndulo está "sucio".
 El péndulo tiene alguna parte rota.
 Hay muchas piezas en la cadena, muchos "obstáculos"
(adornos, bolitas...)

Soluciones posibles:
 Si el péndulo es de mineral, límpialo con el método más
adecuado.
 Si el péndulo es de metal o madera, puedes golpearlo contra
una superficie (la mesa, por ejemplo)
 Cambia la cadena del péndulo.
 Utiliza otro péndulo.