Está en la página 1de 1524

T é c n i c a s de e n f e r m e r í a c l í n i c a

De Las t é c n i c a s b á s i c a s a Las a v a n z a d a s

■ v"\ \
_ o
______________I___________________________________
Q u erid os e stu d ia n te s,
Hemos escrito esta nueva edición de Técnicas de enferm ería clínica para ayudaros e n el
com ienzo de vuestra carrera com o profesionales de enferm ería. El dom inio de su
contenido, que incluye las técnicas desde sus aspectos más básicos hasta los más
avanzados, os perm itirá asum ir vuestro papel com o profesionales.

A continuación resum im os algunas de las razones y características p o r las q u e vuestra


facultad h a elegido esta obra y que la distinguen de otros textos sobre técnicas de
enferm ería:

• M aterial nuevo y actualizado tanto sobre la presentación de las técnicas com o sobre la
práctica de enferm ería basada en la evidencia.
• Cientos de fotografías e ilustraciones que m uestran los pasos de cada técnica.
• Aplicación a los aspectos clínicos m ediante los casos de pensam iento crítico y u n
énfasis especial en el pensam iento crítico a la hora de estudiar las acciones
de enferm ería alternativas para los resultados no esperados.
• Pautas de gestión, que incluyen los principios para la delegación y la com unicación
con el equipo sanitario, que os ayudarán a asum ir vuestro papel en el tratam iento.
• Preguntas similares a las que constituyen el exam en NCLEX® al final de cada capítulo
para ayudaros a te n er buenos resultados en el exam en de diplom a tura.

Como autoras, nuestro objetivo es ofrecer u n m aterial exhaustivo y actualizado, que


sirva com o base tras su incorporación al currículo de enferm ería para u n b u en
rendim iento profesional. Estamos encantadas de recibir cualquier aportación o
sugerencia de vuestra parte. Esperam os vuestros m ensajes en el correo electrónico
N ursingE xcellence@ prenhall.com .

Os deseam os lo m ejor en vuestra carrera com o profesionales de enferm ería,

S a n d ra s f . Smith/ VormcuJ . VueXb B a rb a ra /C . M artíA V


iE L ú n ic o r e c u r s o q u e n e c e s it a r á ...
¡Cobertura completa de más de 750 técnicas en un formato innovador!

C ada ca p ítu lo
c o m ien za co n u n
ín d ice de co n ten id o s
co m p leto p ara p o d e r
te n e r u n a refere n cia
sencilla q u e facilite la
rev isió n de los tem as.

Las técnicas que


se reco g e n e n cada
capítulo se ag ru p an
en U n id a d e s y se
o rganizan e n to rn o
a u n proceso de
enferm ería.

>- D IA G N Ó S T IC O S D E E N F E R M E R ÍA

O B J E T IV O S DE A P R E N D IZ A J E

«AGNOSTICO DEENFERMERIA FACTORES RELACIONADOS Com irlos 9. Describir los pasos en la valoración de la piel que deben
ocupada, vacia o quirúrgica. darse a diario.
Déhcrt de conocimiento De9nfo<maciún. fundón cognlwa ck Mostrar la técnica para plegar una esquina en bisel. Describir los cambios cutáneos que se producen con el
ktcumpliinleniode (areas Incapacidado discapaddad para Indicar los pasos a realizar para bañar a un paciente envejecimiento y las Intervenciones de enfermería para
adulto encamado. prevenir lesiones de la piel.
Derenoro de b membrana de la mucosa Higiene oral Inadecuada, qunaoterai Conocer las diferencias entre lunar a un paciente Describir brevemente los componentes para realizar la
encamado y a un paciente en estado critico. asistencia por la noche.
Déla de capaadad para valerse por s Deterioro de las fundones cogmrv» Comparar y contrastar las diferencias en el harto de un Definir los tres elementos básicos en el cuidado de la
lactante, un niño y un adulto. espalda y su uso en el mismo.
Déficit de autoestima Detenrxo de las lunoones cogrativa Constatar las ventajas de los sistemas de baño Completar el plan de asistencia por la noche a partir de
comerciales. las notas de enfermería.
Describir las modalidades de valoración aplicadas al Indicar tres diagnósticos de enfermería apropiados para
❖ bañar al paciente. proporcionar asistencia de higiene básica a los
lucientes.

*
T E R M IN O L O G IA

H ac e r la cam a E q u ip o p ara c am as
Cama abierta: cama que está siendo utilizada por el Además del equipo estándar empleado en la cania
paciente; las sábanas se dejan dobladas. hospitalaria normal, se pueden utilizar algunos elementos
La sección D ia g n ó stic o s Coma de anestesia (quirúrgica, de recuperación): cania hecha especializados para cubrir las necesidades del paciente.
Estribo: generalmente, soporte sólido colocado en la cama
d e e n fe r m e r ía de cada tras ser anestesiado o sometido a una intervención en exultado con las plantas de los pies del paciente, que
quirúrgica. se fija al colchón o al marco de la cama. I.os estribos se
ca p ítu lo a p o rta u n a s usan para prevenir la flexión plantar permanente icalda
se deja para cubrirla. del pie) y para ejercitar los músculos de las piernas. El
o rie n ta c io n e s claras y Cama desocupada: el paciente permanece fuera de la cama estribo puede tener soportes laterales para ayudar a
ráp id as so b re el uso mientras se hace. mantener la alineación corTecfa del pie.
MareodeBalean: estructura para sostener un trapecio o los
a d e c u a d o de los sistemas de ¡tesos y poleas para equipos de tracción.

diagnósticos de en fe rm e ría
p ara los p la n es de asistencia
d e los p acien tes.
Cada capítulo in clu y e u n o s O b je tiv o s d e
a p r e n d iz a je y u n a T e r m in o lo g ía clave
p a ra facilitar la revisión y ev alu ació n .
P A R A U N A R E A L IZ A C IÓ N P R E C IS A

iw # Los D a to s d e l p r o c e so d e
Deam bulación
e n fe r m e r ía , q u e in c lu y en la
con m uletas
valoración, planificación,
im p lem en tac ió n y evalu ació n ,
se re s u m e n al principio de cada
u n id a d y co n cep tu alizan de
fo rm a clara el proceso p ara la
aplicación de cada u n a
de las técnicas recogidas
e n la un id ad .

B año c o n siste m a d c se c h a b lc
Equipo

I Oblenlatinpaquetedepartoslimpiadores. Lospartos
T éc n ica s p a s o a p a so . ^ esUnpri-liumedeiidosmnUIMfórmulaabavdealoe
yvitaminaH.> K .)Lo»partoslimpiadorestienenun
U n re s u m e n conciso, claro y com pleto mayorelectohidratanteymantienen«IpHdelapiel
d e las té cn ica s co n sus razo n e s p e rm ite a
los p ro fesio n ales de e n fe rm e ría de
k.i.vii
de 45 segundos. Compruebe la temperatura antes de
apilear li» partos sobre la piel. » Un Nempn
superior podría nciHi.ir >“>exceso de calor que
quemase la piel. El vlMi-nl» comercial puede emplear*
c u a lq u ie r n iv e l visualizar, realiza r y
e v a lu a r su té cn ica e n c u a lq u ie r
1. Explique el pnicedlmlento al paciente. ► K.ivj;Ble
procedimiento puede ser nuevo para él por lo que la
explicación es necesaria para garantizar que comprenil
circ u n sta n c ia clínica.
este sistema. El packnie pueile |H'iiur que no reclhe u
barto completo, sino un -lavado con cspon|a>.

¡B a sa d o e n la e v id e n c ia ! Los
c u a d ro s especiales «P ráctica de
e n fe rm e ría b asad a e n la evidencia»
p re s e n ta n estu d io s científicos
específicos, q u e v a lid a n los
p ro to c o lo s de cada técnica
y m u e s tra n cóm o p la n te a r u n a
b ase de in v e stig ac ió n p a ra
las in te rv e n c io n e s concretas.

¡A lerta s le g a le s ! N u e v a s e n e s t a e d ic ió n , ^
d e sta c a n alg u n as sen te n cias legales y
a d v ie rte n al p e rs o n a l de e n fe rm e ría de lo
q u e se co n sid e ra u n a m a la p ráctica desde
u n a p ersp ectiv a legal.
Y S E G U R A D E L A S T É C N IC A S !

[c o m p e t e n c i a c u l t u r a l
C onocer las perspectivas del paciente sobre la enferm edad y ^ Los c u a d ro s C o m p e te n c ia
el tratam iento p uede proporcionar u n marco para desarro­ c u ltu r a l p re s e n ta n
llar u n plan de cuidados terapéutico aceptable tanto para el
paciente com o para el cuidador. aspecto s e in fo rm a c ió n útil
Se h a observado que la aplicación de calor y frío concuerda al p e rs o n a l d e e n fe rm e ría
con las creencias y prácticas de varias culturas que buscan un
p a ra in te g ra r los p rin cip io s
equilibrio arm onioso e n tre las fuerzas vitales. Sin embargo,
las teorías d e calor-frío de la salud y la enferm edad, y las fuer­ de la d iv e rsid ad c u ltu ra l e n
zas opuestas d e los tratam ientos no se relacionan con la tem­ la asiste n cia d iaria de sus
peratura. sino o»n u na fuerza simbólica del tratam iento.
p ac ien te s.

A l e r t a c l í n i c a

En los pacientes programados para realizar una prueba


Las A le r ta s c lín ic a s d esta can aspectos
diagnóstica con contraste se debe medir el B U N y relacio n a d o s co n la seg u rid ad , el ju icio
creatinina antes de realizada. La nefrotoxicidad es un de e n fe rm e ría e in fo rm a c ió n crítica en
efecto secundario del contraste, sobre todo de los
relació n co n el d e se m p e ñ o d e las tareas.
contrastes yodados.

>• D o c u m e n t a c ió n p a r a l a in t e g r id a d d e l a p ie l

• Estado de la piel del paciente: olor, temperatura, turgenoa. • Tiempo y método utilizados para obtener muestras de la tienda.
sensibilidad, limpieza, integridad. • Tipo, localización, tamaño, forma y color de la herida.
• Movilidad del paciente. • Alteraciones de la sensibilidad en el área de la lesión. C ada u n id a d te rm in a co n
• Frecuencia de giro y colocación del paciente. • Olor de la piel o corporal.
• Tipo de asistencia (p. ej.. masaje, baño. etc ). • Presencia de laceración y hallazgos susceptibles de D o c u m e n t a c ió n p ara
• Manifestaciones del paciente relacionadas con la piel o las valoración. re c o rd a r al p e rso n a l de
úlceras por presión. • Tratamiento de las laceraciones cutáneas.
en ferm ería la im p o rtan cia
de a n o ta r los d atos
re le v a n te s so b re cada
activ id ad , su re su lta d o y
la re s p u e s ta del p ac ien te .
La A p lic a c ió n d e l
p e n s a m ie n t o cr ític o
► | A P L IC A C IÓ N DEL P E N S A M IE N T O C R ÍT IC O
rev isa los resu ltad o s
RESULTADOS ESPERADOS
esp erad o s co n las
• La cama queda limpia, seca y sin arrugas.
• la piel del paciente no presenta irritaciones. técn icas q u e se
• El personal de enfermería no sufre tensión en la espalda al hacer la cama o bañar al paciente.
reco g e n e n cad a u n id a d
RESULTADOS NO ESPERADOS OPCIONES DE PENSAMIENTO CRITICO
y an a liza las accio n es
El paciente rechaza que le hagan la car • Valore la razón del rechazo. Es posible que el paciente sienta dolor o no desee
que le molesten. de en fe rm e ría
• Proponga hacer la cama más tarde.
• Cambie sólo la almohada y la sábana entremetida si el paciente lo acepta.
a lte rn a tiv a s a n te
• Las camas no requieren ser cambiadas si no están sucias o húmedas, por lo resu ltad o s n o
que se debe respetar, si es posible, la independencia del paciente.
esp erad o s.
Se produce contaminación cruzada por eliminación • Proporcione cestos de ropa de cama adecuados al personal de enfermería.
inadecuada de la ropa de cama. • Habilite programas de formación sobre control de infecciones.
La piel del paciente se irrita o comienza a presentar • Obtenga ropa de cama hipoalergénica,
discontinuidades por efecto de la ropa de cama. • Use colchones especiales.
• Trate la piel con loción.
El profesional de enfermería experimenta tensión • Asegúrese de que la posición de la cama es Ib adecuada para la comodidad del
en la espalda al hacer la cama. personal de enfermería. Se suele usar la más elevada
• Si el paciente pesa mucho, solicite ayuda para moverlo, en especial al girarlo.
• Use una sábana completa o un dispositivo de impulsión para el giro.
• Forme a los profesionales de enfermería en relación con la prevención del dolor

• Utilice los principios de mecánica corporal al hacer las camas


• Utilice dispositivos de ayuda para pacientes voluminosos.
E L P E N S A M IE N T O C R ÍT IC O
La A d en d a d e l c a p ítu lo al final de cada u n o de los capítulos incluye m aterial adicional para
conseguir el éxito clínico, ejercicios de pensam iento crítico y u n a revisión para el NCLEX®.

A d e n d a d e l c a p ít u l o

^ Las C o n s id e r a c io n e s
C onsideraciones gerontológicas
g e r o n to ló g ic a s a y u d a n al
Factores que pueden aumentar el riesgo Elementos de valoración en la piel de los ancianos
DE DISCONTINUIDAD EN LA PIEL YRETRASAR p e rs o n a l de e n fe rm e ría a
• Disminución de la tempera
LA CICATRIZACIÓNDE LASHERIDAS v a lo ra r las a d a p tacio n es
sequedad derivada de la m
• Ingesta nutricional inadecuada. dermis.
• Sistema innuinitarío comprometido. • Piel no intacta, lesiones abiertas, laceraciones, ulceras especiales p a ra la asiste n cia de
• Sistemas circulatorio y respiratorio comprometidos. por presión debidas a la fragilidad de la piel. los an c ian o s y sus n ecesid ad es
• Mala hidratación. • Disminución de la turgencia de la piel, deshidratación
• Disminución de la movilidad y la actividad. por perdida funcional de las glándulas sebáceas y sudo- especiales.
Cambios en la piel con la edad • Alteraciones de la pigmentación, posible cáncer. Las re c o m e n d a c io n e s de
• Migración y proliferación celulares retardadas. • Prurito: principal causa de deshidratación por pérdida
• La piel es menos eficaz como barrera y la cicatriza­ de función de las glándulas sebáceas y sudorípara:
tra ta m ie n to se h a n a m p lia d o y
ción es más lenta. • Magullamientos, escaras por aumento de la fragilidad a h o ra in c lu y e n
• Mayor vulnerabilidad am e los traumatismos. cutánea.
• Menor capacidad de retención de agua. rec o m e n d a c io n e s de
El baño puede reducir la sequedad
• La piel geriátrica está seca (osteotosis) debido a la menor
secreción endocrina y la pérdida de elastina. Ello puede • Baño completo del paciente sólo dos veces [ d eleg ació n y u n a sección
causar prurito y, en consecuencia, ulceración de la piel. • Uso de jabones o lociones grasos o suaves p so b re las estra teg ia s p a ra la
• Aumento de la suscepiibilidad de la piel a la tensión la hidratación.
de cizallamiento y a la formación de ampollas y lace­ • Uso de agua templada, no caliente. red de co m u n icac io n es.
raciones cutáneas. • Aplicación de emolientes (lanolina) después
• Mayor fragilidad vascular.

Las P a u ta s d e g e s ti ó n se
h a n a m p lia d o y a h o ra
in c lu y e n re c o m e n d a c io n e s
de d e le g a c ió n y u n a P auta s de g est ió n
secció n so b re las estrategias En EE. UU., cada estado cuerna con su propia legislación • In cluso en el caso de que personal no licenciado esté
p ara la red d e sobre la actividad de los enfermeros titulados (HT> y los cualificado para desarrollar diversas tareas de la activi­
enfermeros vocacionales/cn prácticas (EV/EP). Los centros dad diaria, en pacientes en estado crítico o en situación
c o m u n ic a c io n e s . de salud son responsables de establecer e intplemeniar inestable deben ser las categorías profesionales (ET y
políticas y procedimientos acordes con las leyes de sus res­ EV/EP) las que se encarguen de la atención de enferme­
pectivos estados. Se deben conocer las reglas y parámetros ría. El profesional de enfermería ha de observar el estado
El a p a rta d o D e le g a c ió n del papel de cada trabajador sanitario en los diferentes general del paciente y eludir las posibles complicaciones
is hospitalarios. derivadas por el incumplimiento de los parámetros de
e n s e ñ a a los p ro fesio n ales valoración.
de e n fe rm e ría a d eleg ar las D ele g a c ió n
• Todo el personal que está en contacto con los p acie nj R ed de co m u n ic a c ió n
ta reas d e n tro de u n o s tes debe informarles de las conductas de r • Los auxiliares de enfermería (EPA y PANT) deben infor­
los signos y síntomas que se conMjJeKnímusuales mar de cualquier signo o síntoma inusual o inesperado al
p a rá m e tro s legales, seguros nuevos. Dado que actividades-cOnío bañar al paciente profesional responsable de la asistencia al paciente. El
y ad e cu ad o s. o hacer la camajicfHrrfresultados fácilmente predeci­ informe debe incluir referencias al estado mental, así como
bles y njuerfuicren de criterios de valoración impor- a signos y síntomas físicos no comunicados anteriormente
5, suelen delegarse en EPA o en PANT. Cuando y observados durante la interacción con el paciente.
El a p a rta d o R e d d e tal delegación se produce, el personal de enfermería • Los pacientes con laceraciones cutáneas pueden ser refe­
continúa siendo el responsable de la asistencia gene­ ridos a un especialista en cicatrización de heridas, si el
c o m u n ic a c ió n a y u d a al ral al paciente y debe recibir informes completos de personal del centro cuenta con el. Ello resulta especial­
todo el personal asignado al cuidado del paciente. mente adecuado en laceraciones de las categorías If y III.
p ro fe sio n a l de e n fe rm e ría a
p rio riz a r y c o m u n ic a r la
in fo rm a c ió n m ás im p o rta n te
so b re el p a c ie n te a los
m iem b ro s del
e q u ip o san itario .
Y E L ÉXIT O E N El- N C L E X ®

E str a teg ia s d el p e n s a m ie n t o crítico


E sc e n a r io 1 3. Cite las intervenciones de enfermería necesarias para pre­
Un varón de 89 años fue ingresado ayer por la mañana y venir las úlceras por presión.
^ Las E s tr a te g i a s d e l
a usted se le asignó la asistencia durante el ingreso y debió 4. ¿Cuáles considera que son las prioridades en lo referente p e n s a m i e n t o c r ític o
atenderle durante el resto del tumo (4 horas). El diagnós­ al baño? Cite las razones de su respuesta.
tico a su ingreso fue de deshidratación debida a náuseas y 5. Enumere las principales medidas preventivas de las dis­ p la n te a n escen a rio s clínicos
vómitos prolongados. El paciente vive con su esposa, de continuidades o laceraciones cutáneas que han de anali­ q u e a y u d a n al p e rs o n a l de
88años. Reciben asistencia sanitaria dos veces por semana zarse con el personal auxiliar de enfermería para conti­
y un auxiliar de enfermería les atiende para bañarse y nuar aplicándolas cuando el paciente regrese a casa. e n fe rm e ría a ap licar estos
aplicar cuidados de higiene personal. Generalmente, el
paciente se mantiene activo, caminando, cuidando su jar­ E sc e n a r io 2 p rin c ip io s e n u n a situ a ció n
dín y asistiendo a misa una vez a la semana. El paciente presenta una laceración cutánea en el trocánter p ráctica.
La historia de enfermería indica que ha permanecido mayor el segundo día desde su ingreso. Consulte «Esce­
en cama durante í días. No podía ir al baño y usaba una nario 1» para conocer los datos pertinentes.
botella para orinar, que manejaba con dificultad, por lo 1. Además de los factores de riesgo identificados en el «Esce­
que se producían salpicaduras de orina cada vez que lo nario I », describa otros factores que puedan causar lace­
utilizaba. El paciente no se había bañado en 4 días ni raciones cutáneas.
había cepillado ni limpiado su dentadura postiza. 2. Cile las intervenciones de enfermería necesarias para tra­
I . Considerando los aspectos relacionados con el baño y tar las laceraciones cutáneas.
el proceso de hacer la cama del paciente, ¿cuál es el 3. Describa la acción que hay que desarrollar al aplicar un
orden de prioridades en la valoración inicial? indique apósito sobre una laceración cutánea.
las razones de su respuesta. 4. Explique los cambios de la piel con la edad y su relación

P r eg u n ta s d e r e v is ió n d el NCLEX®
A menos que se indique lo comrario. escoja solamente 2. Brazos,
una ( I ) respuesta. i. Abdomen.
■4 Las P r e g u n ta s d e r e v is ió n
4. Espalda. d e l NCLEX ®, n u e v a s e n
O ¿Cuál de las siguientes afirmaciones es cierta en lo que ■>. Cara.
se refiere a la forma de hacer una cama ocupada? e s ta e d i c ió n , in c lu y e n u n a
1. La cama se hace empezando a remeter la sábana O Al valorar la piel de un paciente anciano observa que esiá serie de p re g u n ta s de
bajo el colchón desde la cabecera a los pies. muy seca. La intervención más adecuada consiste en:
2. Se hace primero un lado de la cama y luego el 1. Usar un jabón con fragancia al lavar la piel. rev isió n aco rd es al estilo del
paciente es pasado a ese lado para hacer el otro. 2. Bañar a diario al paciente con agua templada y jabón
5. Hacer la cama con el paciente ocupándola suave.
NCLEX® relacio n a d as co n los
consiste en cambiar la sábana entremetida y la 3. Aplicar cantidades abundantes de crema rica en grasa te m a s y té cn ica s de cada
lunda de la almohada. sobre la piel.
4. El cambio de una cama ocupada se realiza 4. Dar solamente duchas al paciente para evitar la cap ítu lo . Las resp u estas se
solamente cuando está sucia: es entonces cuando acumulación de jabón sobre la piel. e n c u e n tr a n e n el A p én d ice.
se procede a enrollar las sábanas colocando al
paciente en la pane opuesta de la cama. O Se ha de obtener la correspondiente prescripción del
medico antes de cuál de las siguientes intervencio-
O Está preparando un baño de cama para un paciente
anciano con dificultades de movimienio para levan­ 1. Enfriar el baño con agua templada.
tarse de la cama. Ordene la secuencia de las partes 2. Dar baño en bañera con silla hidráulica.
del cuerpo que se han de lavar. 3. Baño con copos de avena o fécula de maíz.
I . Piernas. 4. Baño parcial, incluido lavado del área genital.

R e c u r s o s p a r a c o n s e g u ir
L A E X C E L E N C I A EN E N F E R M E R Í A
CD-ROM con listas de resum en para cada técnica. Cada libro de texto se acompaña de un CD-ROM.
Se incluyen Listas de resum en de cada capítulo.
Manual de recursos para el profesor. El manual de recursos para el profesor incluye estrategias de
enseñanza y aprendizaje, referencias y otros recursos, ejercicios de pensamiento crítico, otras preguntas
de examen y las listas de resum en para cada técnica. ISBN: 0-13-230379-5
Centro de recursos para el profesor. Las facultades que elijan esta obra tendrán acceso a un banco de
preguntas computarizado y a una serie de listas de resumen electrónicas modificables que se podrán descargar.
Contacte con su representante de ventas de Prentice Hall o visítenos en www.prenhall.com/nursing.
ÍN D IC E A B R E V IA D O

V o lu m en C a p it u l o 19 Gestión nutricional
e intubación NG 629
C a p ít u l o 1 Enfermería profesional 1
C a p ít u l o 20 Recogida de muestras 678
C a p ít u l o 2 Proceso de enfermería
y pensamiento crítico 22 C a p í t u l o 21 Procedimientos
diagnósticos 716
C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado
del paciente: documentación V o lu m en II
y delegación 35
C a p í t u l o 22 Eliminación urinaria 756
C a p ít u l o 4 Comunicación y relación
entre enfermero y paciente 65 C a p í t u l o 23 Eliminación intestinal 811

C a p ít u l o 5 Ingreso, traslado y alta 89 C a p í t u l o 24 Tratamientos con calor


y frío 848
C a p ít u l o 6 Educación del paciente
y planificación del alta 109 C a p í t u l o 25 Cuidado de la herida
y apósitos 874
C a p ít u l o 7 Ambiente seguro para el
paciente y restricciones 134
C a p í t u l o 26 Asistencia respiratoria 939
C a p í t u l o 27 Mantenimiento
C a p ít u l o 8 La cama, el baño
circulatorio 1003
y el mantenimiento
de la integridad de la piel 171 C a p í t u l o 28 Terapia intravenosa 1069
C a p ít u l o 9 Higiene personal 208 C a p í t u l o 29 Dispositivos de acceso
vascular 1128
C a p ít u l o t o Constantes vitales 249
C a p ít u l o 30 Intervenciones
C a p ít u l o 11 Valoración física 289
ortopédicas 1181
C a p ít u l o 12 Mecánica corporal y postura C a p í t u l o 31 Cuidado perioperatorio 1227
del paciente 343
C a p í t u l o 32 Asistencia al final
C a p ít u l o 13 Ejercicio y deambulación 375 de la vida 1279
C a p ít u l o 14 Control de la infección 405 C a p í t u l o 33 Técnicas avanzadas
C a p ít u l o 15 Preparación ante desastres de enfermería 1302
naturales y bioterrorismo 445 C a p í t u l o 34 Enfermería comunitaria 1346
C a p ít u l o 16 Tratamiento del dolor 507 A p é n d ic e Respuestas razonadas
C a p ít u l o 17 Terapias alternativas del NCLEX-R® 1402
y tratamiento del estrés 539 B ib l io g r a f ía 1415

C a p ít u l o 18 Administración
de la medicación 564 I n d ic e a l f a b é t ic o 1426
SÉPTIM A EDICIÓN

Técnicas
de enfermería
clínica
D E LAS TÉCN IC A S BÁSICAS
A LAS AVANZADAS

V olumen I

S A N D R A F. S M I T H , R N , M S , A B D
President, N ational Nursing Review
Los Altos, California

D O N N A J. DUELL, RN, MS, ABD


Consultant to Deans
a nd Directors o f N ursing
California

B A R B A R A C. MARTIN, MS, A P R N , BC
Professor o f Nursing
The University o f Tulsa
Tulsa, Oklahoma

T r a d u c c ió n y p r o d u c c ió n e d it o r ia l
GEA CO NSULTORlA EDITORIAL S.L.

PEARSO N

Madrid • México • Santa Fé de Bogotá • Buenos Aires • Caracas • Lima


Montevideo • San Juan • San José • Santiago • Sao Paulo • White Plains •
TÉCNICA S DE E N FERM ER ÍA CLÍNICA
Sandra F. Smith, Donna J. Duell, Barbara C. Martin

PEARSON EDUCACIÓN, S.A. 2009


ISBN: 978-84-8322-761-9

Materia: Enfermería, 614

Formato: 215 X 270 mm Tomo I: 813 págs.

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra sólo puede ser realizada con la
autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. La infracción de los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito
contra la propiedad intelectual (arts. 270 y sgts. Código penal).

Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos: www.cedro.org), si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta
obra.

DERECHOS RESERVADOS
©2009, PEA RSO N EDUCACIÓN S.A.
Ribera del Loira, 28
28042 Madrid (España)

ISBN: 978-84-8322-761-9

Authorized translation from the English language edition, entitled CLINICAL NURSING SKILLS: BASIC TO ADVANCED SKILLS,
7th Edition by SANDRA SMITH; DONNA DUELL; BARBARA MARTIN, published by Pearson Education, Inc, publishing as Prentice
Hall, Copyright © 2008

All rights reserved. No part of this book may be reproduced or transmitted in any form or by any means, electronic or mechanical, including
photocopying, recording or by any information storage retrieval system, without permission from Pearson Education, Inc.

SPANISH language edition published by PEARSON EDUCACION S.A., Copyright © 2009

Depósito Legal:

Equipo editorial:
Editor: Miguel Martin-Romo
Técnico editorial: Marta Caicoya
Equipo de producción:
Director: José A. Clares
Técnico: Tini Cardoso
Diseño de cubierta: Equipo de diseño de Pearson Educación S.A.
Traducción y composición: G e a Consi i.toría Kditoriai.. s.i
Im preso por:
IMPRESO EN ESPAÑA - PRINTED IN SPAIN
Este libro ha sido impreso con papel y tintas ecológicos

Nota sobre enlaces a páginas web ajenas: Este libro puede incluir enlaces a sitios web gestionados por terceros y ajenos a PEARSON
EDUCACIÓN S.A. que se incluyen sólo con finalidad informativa.
PEARSON EDUCACIÓN S.A. no asume ningún tipo de responsabilidad por los daños y perjuicios derivados del uso de los datos
personales que pueda hacer un tercero encargado del mantenimiento de las páginas web ajenas a PEARSON EDUCACIÓN S.A. y del
funcionamiento, accesibilidad o mantenimiento de los sitios web no gestionados por PEARSON EDUCACIÓN S.A. Las referencias se
proporcionan en el estado en que se encuentran en el momento de publicación sin garantías, expresas o implícitas, sobre la información que
se proporcione en ellas.
C O L A B O R A D O R E S DE LA E D IC IÓ N
ACTUAL Y LAS A N T E R IO R E S
Randy Caine, RN, MS, EdD Deborah Denham, RN, MS, PhD Sally Talley, RN, ET
Associate Professor Research Project Coordinator Specialist in Enterostomal Therapy
California State University Good Samaritan Medical Center San Jose, CA
Long Beach, CA San Jose, CA
Jean 0 . 'Erotter, RN, C, MS
Shirley S. Chang, RN, MS, PhD Jacqueline Dowling, RN, MS Assistant Professor
Professor Professor University of Maryland
Evergreen Valley College University of Massachusetts Baltimore, MD
San Jose, CA Lowell, MA

Janet W. Cook, RN, MS Lou A nn Emerson, RN, MSN


Assistant Professor
form e rly Assistant Professor
University of North Carolina University of Cincinnati
Greensboro, NC Cincinnati, OH

R E V IS O R E S
Teri Boese, RN, MSN, CNS Kelly Rolston Hamilton, RN, BSN, CCRN Stephanie McKinney, MS, RD, LD
Associate Professor - Clinical Clinical Instructor - Surgical ICU Clinical Dietitian, Diabetes Center
University of Iowa College of Nursing St. John Health System St. John Health System
Iowa City, Iowa Tulsa, OK Tulsa, OK

Jimmie Borum, RN, MS Lynette Hay, RN, MS Nursing M anagement Team


Professor Nurse Manager Antelope Valley Hospital
Harris School of Nursing, Texas Orthopedic Department Lancaster, CA
Christian University Stanford University Medical Center
Fort Worth, Texas Stanford, CA Wendy Ogden, RN, MS
Clinical Education Department
Judy Callicoat, RN, MS, CNS Debra Kazmar, RN, MS Salinas Valley Medical Center
Freshman Team Leader, ADN Instructor Assistant Director of Nursing Salinas, CA
Trinity Valley Community College Hartnell College
Kaufman, Texas Salinas, CA Michael Phillips, CRT, RCP
Pulmonary Services Education
Victor C. Ching, MD, MBA, FACS Theresa Leon, RN, MSN, CNS Coordinator
Assistant Clinical Professor Faculty St. John Medical Center
Loma Linda School of Medicine New Mexico State University Tulsa, OK
Loma Linda, CA Las Cruces, New Mexico
Rovilla Schell, MS, RD, LD, JD
Barbara Doolittle, RN, MA, CDE Elizabeth Maggi, MS, JD Clinical Nutrition, St. John Health
Diabetes Educator St. John Health System System
St. John Health System Tulsa, OK Adjunct Professor, School of Nursing
Tulsa, OK University of Tulsa
Claire D. Maze, RN, PhD Tulsa, OK
Barbara Durham, RN, MS Assistant Professor, Director Nursing
Instructor Resource Center Camille Spess, RN, MS, CNS, ET
Hartnell College Barry University St. John Health System
Salinas, CA Miami Shores, Florida Tulsa, OK
Amy Foster, RN, MSN, ARNP Kathy Mears, MS, RN
In-Patient Dialysis Director, Dialysis Services
St. John Health System St. John Health System
Tulsa, OK Tulsa, OK
xi
Debra Spunt, RN, MS, FAAN Karen Tarnow, RN, PhD Virginia Williams, RN, MS
Assistant Professor, Director—Clinical Clinical Assistant Professor Clinical Education Department
Simulation Labs University of Kansas School of Nursing Salinas Valley Medical Center
University of Maryland School of Nursing Kansas City, Kansas Salinas, CA
Baltimore, Maryland

C O N S U L T O R E S DE F O T O G RA FÍA
Rachel Failano, RN, BSN Debbie Salerno, RN, MS Virginia Williams, RN, MS
Wendy Ogden, RN, MS Diana Soria, RN, BSN
A nn ONeill, RN, MS Constance Troolines, RN, BSN
A G R A D E C IM IE N T O S

Los a u to re s d e s e a n e x p re s a r su g r a titu d a
las p e rs o n a s q u e h a n co la b o ra d o co n ellos e n las
fases d e e d ic ió n y p ro d u c c ió n d e esta e d ic ió n de
Técnicas de e n fe rm e ría c lín ic a y d e fo rm a esp ecial a
K elly T rakalo, d ire c to ra d e e n fe rm e ría , y C aro l
S inger, c o o rd in a d o ra d el p ro y e c to e n GGS.
T am b ié n d e se a m o s a g ra d e c e r e sp e c ia lm e n te a
n u e s tra d ire c to ra de d esarro llo , K a re n H o x en g ,
su ap o y o , o rie n ta c ió n y co n sejo e d ito ria l. D am o s
las g racias a n u e s tr o fo tó g ra fo , R o n M ay, y
n u e s tro s m o d e lo s: W e n d y O g d en , V irginia
W illiam s, C h ris tin e Liseo y Jeff Sevey. T am b ién
ag ra d e c e m o s a n u e s tra s fam ilias y am ig o s su
Stanford University Hospital ap o y o y á n im o .
Los au to res ta m b ié n d e se a n ex p resar su
a g rad ecim ien to a los ho sp itales y a su p erso n al q u e
h a n ofrecido su a y u d a y ap o y o d esin teresad o p ara
p o d e r realizar las n u m e ro sa s fotografías recogidas
e n este libro e n las co rresp o n d ie n tes situaciones
clínicas. A gradecem os de u n m o d o m u y especial a
S ta n d fo rd U n iv e rs ity M e d ic a l Center, S tan fo rd , CA; E l
C a m in o H o sp ita l, M o u n ta in View, CA; R egional
M e d ic a l Center, S an Jose, CA; Jo h n M e d ic a l Center,
Tulsa, OK; S u tte r H o sp ita l, S an ta C ruz, CA; y S alina s
V alley M e d ic a l Center, S alinas, CA.

El Camino Hospital
P R E F A C IO

D urante 24 años Técnicas de enfermería clínica ha m antenido su este m aterial para ay u d ar a las facultades de enferm ería
alto nivel como texto escrito basado en la experiencia para a incorporar este im p o rtan te tem a a sus currículos, con
todos los niveles de formación en enferm ería. Además, este la esperanza de q ue los fu tu ro s profesionales de enfer­
texto exhaustivo ha sido adoptado por muchos hospitales m ería sean capaces (por su conocim iento y capacidad)
como u n m anual de procedim ientos y se h a empleado como de participar en form a profesional en los equipos de res­
referencia para la actividad diaria por el personal clínico. En p uesta an te este tipo de desastres.
esta séptim a edición, Técnicas de enfermería clínica incorpora • El á rea de con ten id o s am pliados co n datos ad ju n to s
nuevas técnicas, m ás fotografías y contenidos nuevos. En in cluyen los cuadros P rá ctica d e en fe r m e r ía b asad a
concordancia con los nuevos planes del exam en para ET del e n la e v id e n c ia , en los q u e se p re s e n ta n estu d io s
N a tion a l Council y el NCLEX®, este libro ofrece a las facultades científicos específicos relacionados con los protocolos
u n formato para la enseñanza de las técnicas de enferm ería de las técnicas. Este m a terial ta m b ié n m u e stra cóm o
que es progresivo e innovador. El contenido fluye desde las fo rm u lar u n a base de investigación p ara las in te rv e n ­
técnicas más básicas hasta las más complejas y enseña al ciones específicas en la asisten cia de los p acientes.
estudiante a valorar al paciente, establecer los diagnósticos de E n tre las nov ed ad es d esta can ta m b ié n las A le r ta s
enferm ería, realizar los procedim ientos según los protocolos le g a le s que tie n e n el fin de ay u d a r a los estu d ian te s a
aceptados y seguros, evaluar los resultados y registrar los reconocer los posibles erro res p u n ib les leg alm en te,
datos pertinentes. pa ra que cu a n d o realice n u n a acción de en ferm ería
El proceso de enferm ería sigue siendo la estru c tu ra sean conscientes de lo considerado m ala p rax is desde
sobre la q u e se organiza esta séptim a edición. D entro de la perspectiva legal.
cada u n o de los 34 capítulos, las técnicas se ag ru p an en • El p e n sa m ie n to crítico a m p lia d o se en cu en tra en dos
u n id ad es y d entro de cada u n a se a p o rta n los datos del sitios d entro de esta séptim a edición. Las E strategias
proceso de enferm ería. A diferencia de otros libros de tex ­ d el p e n sa m ie n to crítico en form a de casos clínicos se
to sobre técnicas, e n Técnicas de enfermería clínica se concep- h a n am pliado al final de cada capítulo para ayudar a los
tu a liz an los datos del proceso de enferm ería de form a que estudiantes a aplicar los principios del pensam iento crí­
n o se ten g an que rep etir en cada técnica. Por este motivo, tico a las situaciones clínicas. El ap artad o A p lica ció n
esta obra incluye m ás de 750 técnicas de enferm ería com ­ d el p e n sa m ie n to crítico incluye resultados esperados,
pletas, m ientras que otros textos sólo recogen de 200 a resultados no esperados y las opciones de pensam iento
300. Cada técnica incluye u n a lista de los equipos necesa­ crítico o acciones de enferm ería alternativas.
rios p ara su realización y preparación y u n a descripción • Un e le m e n to n u e v o a l f in a l d e cad a c a p ítu lo , las
paso a paso de las intervenciones de enferm ería. M uchos P r e g u n ta s d e r e v is ió n d e l NCLEX®, ay u d a a los
pasos incluyen la razón de la acción de enferm ería. Para estudiantes a rev isar el m aterial de cada capítulo y a
n o resu ltar red u n d an tes n i te n e r que rep etir la justifica­ prepararse para responder las preguntas del NCLEX® de
ción de cada acción, nos hem os lim itado a las que se h a n form a eficaz. Las respuestas y sus razones se recogen en
considerado más im portantes. el Apéndice.
El form ato sencillo y conciso de esta séptim a edición • Las Pautas d e g estió n am pliadas com pletan cada capí­
p erm ite al estudiante u n acceso fácil a los contenidos clave tulo. En este apartado se incluye el apartado D elegación
p ara te n er u n a referencia inm ediata en el ám bito clínico. que enseña a los estudiantes de enferm ería a aplicar u n
Las num ero sas fotografías e n color y las ilustraciones de juicio crítico a la hora de delegar tareas dentro de marcos
cada u n id a d explican los conceptos presentados y p erm i­ legales, seguros y apropiados. También se incluye el apar­
ten a los estudiantes visualizar cada paso a realizar. tado R ed d e co m u n ica ció n que ayuda al estudiante a
asum ir su papel en el tratam iento m ediante el aprendiza­
CARACTERÍSTICAS NUEVAS je de la priorización de la inform ación relevante sobre el
paciente y su com unicación a los m iem bros del equipo
sanitario.
• Esta sép tim a edición de Técnicas de enfe rm e ría clínica
cu en ta con m ás d e 750 té c n ic a s n u evas y a c tu a liz a ­
d as y m ás d e 1200 ilu stra c io n es a to d o color. CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES
• En el capítulo P rep aración a n te d esa str es, incorpo­
rado en la últim a edición, se h a añadido la nueva sec­ Dado que cada capítulo tien e au to n o m ía y m u estra u n a
ción D esa str es n a tu r a les. Los autores h a n añadido estru c tu ra constan te e in d ep en d ien te, es posible ad ap tar

x iv
PREFACIO xv

Técnicas clínicas en enferm ería a todos los textos fu n d am en ­ ancianos o lo modifican, y P a u ta s d e g e stió n , según se
tales y a cualquier program a curricular. Esto perm ite a las h a descrito anteriorm ente. En este apartado se incorporan
facultades u tiliz ar cu a lq u ier m odelo conceptual p ara el tam bién E s tra te g ia s d e l p e n s a m ie n to crítico .
cu rrícu lo (N ew m an, Roy, O rem , Rogers, etc.) y en señ ar el
m aterial en cualquier orden. Técnicas clínicas en enferm ería
sigue siendo el libro de técnicas en enferm ería m ás com ­ RECURSO NCLEX®
pleto y adaptable.
Este texto ayud ará de u n a form a eficaz a los estu d ian tes a
• M ás de 1200 fo to g ra fía s a to d o color, ilu stra c io n es, aprobar el NCLEX®. Este ex am en de dip lo m atu ra nacional
d ia g ra m a s y tab las m u e stran los procedim ientos de p ara enferm eros (NCLEX®) se cen tra de form a fu n d am en ­
en ferm ería paso a paso. Estas ilustraciones claras, espe­ ta l en la tom a de decisiones y el juicio clínico. El Practice
cíficas y actualizadas m u e stran los nuevos equipos e A na lysis o f N e w ly Licensed Registered Nurses publicado p o r el
intervenciones y tam bién a personal de enferm ería rea­ N a tio n a l C ouncil o f State Boards o f N u rsin g recoge 189 activi­
lizando las técnicas básicas o avanzadas. dades de enferm ería realizadas p o r los enferm eros recién
• El m aterial de introducción de cada capítulo aporta las diplom ados en todo EE.UU. Estas actividades, m uchas de
bases teóricas p ara las intervenciones recogidas en él. las cuales consisten en técnicas de enferm ería, son la base
Entre las características pedagógicas destacan los O bje­ p ara el conjunto de p reg u n tas incluidas en el ap artad o de
tiv o s d e ap ren d iza je y la T er m in o lo g ía p ertin en te preparación del NCLEX®. La obra Técnicas de enferm ería clí­
p ara ese capítulo. Los D ia g n ó stic o s d e e n ferm e ría nica incluye tod as estas técnicas y u n 75% de todas las
(expresados e n la term inología m ás actualizada) son actividades recogidas en este análisis de situación laboral.
im p o rtantes para el contenido de cada capítulo y prece­ Se h a n incluido p reg u n tas sim ilares a las del NCLEX® al
den a las descripciones paso a paso de cada procedi­ final de cada u n o de los 34 capítulos de esta séptim a edi­
m iento. ción y en el A péndice se recogen las respuestas y su expli­
• O tros com plem entos de ay u d a p ara el aprendizaje de cación.
cada capítulo ay u d a rá n al e stu d ian te a asim ila r la
in m en sa cantidad de in fo rm ació n sobre enferm ería
incluida. Por ejemplo, la razón de las acciones de enfer­ MATERIALES COMPLEMENTARIOS
m ería específica ayuda al estudiante a com prender por
qué los realiza. Esta justificación se incluye de form a Se dispone de u n m a n u al del profesor útil p ara las facu lta­
selectiva y adecuada p ara ev itar sobrecargar al e stu ­ des que q u ieran elegir el libro Técnicas clínicas en enfermería.
d ian te con dem asiados datos, algo que sucedería si se E n cada capítulo de este m a n u al se incluye:
ex p u sieran los m otivos que justifican cada u n o de los
pasos fu ndam entales en cada u n a de las técnicas. • Estrategias de en señ an z a/a p ren d iza je.
• Las A ler ta s clín ica s para todas las técnicas cen tran la • Listado de referencias y recursos.
atención en aspectos relativos a la seguridad, inform a­ • Situaciones prácticas p ara el pen sam ien to crítico (origi­
ción esencial y acciones que exigen u n a tom a de decisio­ nadas a p a rtir del texto) y ejercicios con posibles res­
nes crítica. Los en fo q u e s d e los recu ad ros y las áreas puestas.
sombreadas po n en énfasis en los aspectos de la asisten­ • P reg u n ta s de ex am en con resp u estas p ara revisión del
cia de los pacientes relevantes para las técnicas. contenido. Tam bién se in clu y e u n gen erad o r de p re ­
• La inform ación sobre C o m p e ten cia c u ltu r a l se incor­ g u n ta s com putarizado.
po ra a lo largo de toda la obra p ara recordar a los e stu ­ • Listas de comprobación impresas para todas las técnicas.
d ia n tes los principios de la diversidad c u ltu ra l que • Un CD-ROM, que se incluye con cada libro, que contiene
in flu y en de form a im p o rta n te en la asistencia de los todas las listas de com probación de las técnicas.
pacientes.
• M uchas tab las y d iagram as com plem entan los proce­ QUÉ DISTINGUE A TÉCNICAS
dim ientos sobre cada técnica con inform ación útil. Ade­
m ás, los num erosos recuadros con m aterial adicional DE ENFERMERÍA CLÍNICA
am p lían el contenido teórico y a p o rta n m ás in fo rm a­
ción para la form ación del estudiante. Su form ato exhaustivo, claro y conciso en señ a al e stu ­
• Se e n c u e n tra D o c u m e n ta c ió n tras cada u n id a d in d i­ diante a:
v id u a l q u e recoge té cn ica s sim ilares. Este ap a rta d o
recu e rd a a los e stu d ian te s qu e tras co n seg u ir ejecu ta r • A prender cada técnica desde sus aspectos básicos hasta
u n a té cn ica es im p o rta n te a n o ta r su realizació n , sus los avanzados en u n m arco contextual.
resu ltados y la respuesta del paciente. • C om prender los conceptos teóricos que sirv en como
• Las A dend as d el cap ítu lo se recogen al final de cada uno base p ara las técnicas.
de ellos e incluyen C onsideraciones gerontológicas, • A plicar estos conocim ientos a la situación clínica cen ­
conceptos específicos que influyen sobre el cuidado de los trándose en las necesidades del paciente.
PREFACIO

U tilizar el p en sam ien to crítico p ara valorar y evaluar N uestro princip al objetivo al escribir Técnicas de e nfe r­
los resultados de cada técnica y p lantearse los resu lta­ m ería clínica en su sép tim a edición es co n seg u ir u n texto
dos no esperados. ú til, exhaustivo e im p o rtan te, q u e se ad ap te a los d iver­
A preciar los principios de diversidad cu ltu ral aplicados sos program as y necesidades de ap rendizaje de los e stu ­
a las situaciones de los pacientes. diantes. A dem ás, los autores esp eran que los p rofesiona­
Validar las técnicas clínicas aplicando datos y resultados les e n c u e n tre n en este te x to u n a h e rra m ie n ta de m áx im a
de estudios de enferm ería basados en la evidencia. utilidad p a ra la en señ an z a y u n a referencia p ara la prác­
A doptar y adaptarse a u n papel profesional m ediante la tica clínica.
com prensión de las responsabilidades en el tratam iento.
ÍN D IC E
/

A g r a d e c im ien to s xi

P r e fa c io xii

C A PÍTU LO 2
VOLUMEN I
Proceso de enfermería
C APÍTU LO 1 y pensamiento crítico 22
Enfermería profesional 1 Objetivos de aprendizaje 22

Objetivos de aprendizaje 2 Proceso de enferm ería 23


Valoración 23
C onceptos teóricos 2
Diagnóstico de enfermería 23
Papel profesional 2 Identificación de objetivos y planificación 24
Definición de la enfermería profesional 2 Implementación 24
Asunción del papel del profesional de enfermería 3 Evaluación 24
El papel del paciente 4
Pensam iento crítico 25
Norm as y estatutos 4
Profesionales de enferm ería
Ley de práctica de enfermería 5
com o pensadores críticos 25
Licencia de enfermería 5
Valoración en el pensamiento crítico 26
Normas de práctica clínica de enfermería 5
Diagnóstico de enfermería en el pensamiento crítico 26
Responsabilidad y aspectos legales 6
Planificación en el pensamiento crítico e identificación
Fármacos y el profesional de enfermería 6
de objetivos 27
Negligencia/mala praxis 7
Implementación en el pensamiento crítico 27
H IP A A 8
Evaluación en el pensamiento crítico 28
Ley de recetado de Medicare 8
Diagnósticos de enferm ería 28
Derechos y responsabilidades del paciente 8
Tipos de diagnósticos de enfermería 28
Declaración de derechos del paciente 9 Enunciado diagnóstico 29
Consentimiento a recibir asistencia sanitaria 9 Componentes del diagnóstico de enfermería 30
Confidencialidad 10
P ráctica de la enferm ería basada en la evidencia 31
Ley de libre determinación del paciente 10
Instrucciones médicas anticipadas 11 A denda del capítulo 32
Orden de no reanimación 11 Pautas de gestión 32
P ráctica clínica 11 Delegación 33
Normas de práctica clínica 12
Red de comunicación 33
Utilización de PDA en la práctica clínica 12
Prestación de cuidados al paciente 12 Estrategias del pensam iento crítico 33
Historia clínica del paciente 13 Escenarios 33
Gráfica del paciente 14
Preguntas de revisión del NCLEX® 34
Valoración básica de enfermería 15
Principios de asepsia m édica 16
C APÍTU LO 3
Higiene de manos 16
Protocolo de procedim ientos 16 Gestión del cuidado del paciente:
Adenda del capítulo 19 documentación y delegación 35
Pautas de gestión 19
Objetivos de aprendizaje 36
Delegación 19
Red de comunicación 20 Term inología 36

Estrategias del pensam iento crítico 20 Conceptos teóricos 36


Escenarios 20 Planes de cuidado del paciente 36
Preguntas de revisión del NCLEX® 21 Tipos de planes 37
x v ii
x v iii ÍNDICE

Componentes de un plan de cuidado 38 HIPAA (Health Insurance Portability and Accountability


Vías críticas o vías clínicas 39 A ct] 68
G ráfica/do cum entación 41 Pautas que influyen en una comunicación eficaz 68
Documentación: un método de comunicación 41 Pautas para la comunicación con los pacientes 68
Formato de la gráfica 43 Técnicas de com unicación terap éutica 69
Posibles problemas legales en la documentación 43
Barreras para la com unicación 70
Gráfica forense 44
Sistemas de gráficas 44 Atención sanitaria m ulticultural 71
Reglas para documentar la atención del paciente 45 Competencia cultural 71
Gráfica electrónica 47 Sensibilidad cultural 71
HIPAA y tecnología 50 Evaluación cultural 71
Tecnología a la cabecera de la cama 50 Diversidad en la atención sanitaria 71
Pautas de la HIPAA para uso de la PDA 51 Evaluación espiritual 72
Las innovaciones de alta tecnología mejoran Terapia de relación 72
la comunicación del personal sanitario 51
Principios de la relación 72
Minimización de los riesgos legales de la gráfica
Fases de la terapia de relación enfermero-paciente 72
informatizada 51
D iagnósticos de enferm ería 74
Form ularios legales de docum entación 52
Informe de acontecimiento inusual, variación o incidente 52 Unidad 1 Comunicación terapéutica 75
Formularios de consentimiento 53
Datos del proceso de enferm ería 75
Com unicación 54
Sum inistro de la atención sanitaria 55 P roced im ientos
Sistemas de agudeza del paciente 55 Presentación al paciente 76
Gestión de la enfermedad 56
Comienzo de la interacción con el paciente 76
Delegación de la atención del paciente 56
Delegación del enfermero titulado 57 Enseñanza de los pacientes para
Parámetros de delegación 58 la comunicación con sus médicos 76
Planificación clínica del estudiante 58 Valoración de las preferencias culturales 77
Gestión del tiempo 58
Valoración de los temas espirituales 77
Radicales, prefijos y sufijos 59
Ayuda al paciente para describir
A denda del capítulo 61 experiencias personales 78
Pautas de gestión 61
Ayuda al paciente para expresar necesidades,
Delegación 61 sentim ientos y pensam ientos 78
Red de comunicación 61
Uso de la com unicación para aum entar
Estrategias del pensam iento crítico 62
la autoestim a del paciente 78
Escenarios 62
Documentación 78
Preguntas de revisión del NCLEX® 64
Aplicación del pensamiento crítico 80
Referencias cruzadas: a l f in a l de cada capítulo, véase Delegación
Resultados esperados 80
en cuanto se aplica a las capacidades del capítulo.
Resultados no esperados 80
Opciones de pensamiento crítico 80
CAPÍTU LO 4
Comunicación y relación Unidad 2 Relación entre enfermero
entre enfermero y paciente 65 y paciente 81
Datos del proceso de enferm ería 81
O bjetivos de aprendizaje 66
P r o cedim ientos
Term inología 66
Inicio de la relación enferm ero-paciente 82
Conceptos teóricos 67
Com unicación 67
Facilitación de la relación enferm ero-paciente 82
Confidencialidad [derecho del paciente a la privacidad] 68 Finalización de la relación enferm ero-paciente 83
Documentación 83 PROCEDIMIENTOS
Aplicación del pensamiento crítico
Ingreso de un paciente 95
Resultados esperados 83
Resultados no esperados 83 Traslado de un paciente 97
Opciones de pensamiento crítico 83 Documentación 98
Unidad 3 Comunicación en situaciones Aplicación del pensamiento crítico 98
especiales: depresión, ansiedad e ira 84 Resultados esperados 98
Resultados no esperados 98
Datos del proceso de enferm ería 84
Opciones de pensamiento crítico 98
P r o c e d im ie n t o s
Unidad 2 Altura y peso 99
Comunicación con un paciente deprim ido 85
Datos del proceso de enferm ería 99
Comunicación con un paciente con ansiedad 85
P r o cedim ientos
Comunicación con un paciente agresivo o airado 85
Medición de la altura y peso 100
Documentación 85
Documentación 101
Aplicación del pensamiento crítico 86
Aplicación del pensamiento crítico 101
Resultados esperados 86
Resultados esperados 101
Resultados no esperados 86
Resultados no esperados 102
Opciones de pensamiento crítico 86
Opciones de pensamiento crítico 102
A denda del capítulo 86
Unidad 3 Alta 103
C onsideraciones gerontológicas 86
Datos del proceso de enferm ería 103
Pautas de gestión 86
Delegación 86 P roced im ientos
Red de comunicación 86 Alta de un paciente 104

Estrategias del pensam iento crítico 87 Alta de un paciente en contra del consejo
Escenarios 87 médico (CCM) 105

Preguntas de revisión del NCLEX® 87 Documentación 105


Aplicación del pensamiento crítico 106
Referencia cruzada: para HIPAA y temas de confidencialidad,
Resultados esperados 106
véanse capítulo 1 y capítulo 3.
Resultados no esperados 106
Opciones de pensamiento crítico 106
C APÍTU LO 5
Adenda del capítulo 106
Ingreso, traslado y alta 89
Consideraciones gerontológicas 106
Objetivos de aprendizaje 90 Pautas de gestión 106
Term inología 90 Delegación 106
Conceptos teóricos 90
Red de comunicación 107
Estrategias del pensam iento crítico 107
Ingreso, traslado y alta 90
Ingreso en e l hospital 90 Escenarios 107
Ingreso en la unidad de enfermería 91 Preguntas de revisión del NCLEK® 108
Traslado del paciente 92
Alta de la institución 93 C A PÍTU LO 6
Alta en contra del consejo médico (CCM') 93 Educación del paciente
Diagnósticos de enferm ería 93 y planificación del alta 109
Unidad Ingreso y traslado 94 Objetivos de aprendizaje 110
Datos del proceso de enferm ería 94 Term inología 110
x x I ÍNDICE

Conceptos teóricos 110 Estrategias del pensam iento crítico 132


Educación del paciente 110 Escenarios 132
Principios de la educación del paciente 111 Preguntas de revisión del NCLEX® 132
Resistencia al cambio 112
Disposición para aprender 113 C APÍTU LO 7 ^
Métodos educativos 113
Ambiente seguro para el paciente
Planificación del alta 113
Estándar de la JCAHO para la educación del paciente 113
y restricciones 134
Planificación del alta: pacientes de riesgo alto 114
Objetivos de aprendizaje 135
Requisitos federales para el proceso
Term inología 135
de planificación del alta 114
Diagnósticos de enfermería 116 Conceptos teóricos 136
Orientación sobre el am biente del paciente 1 36
Unidad 1 Educación del paciente 117 Mantenimiento de la homeostasis 136
Datos del proceso de enferm ería 117 Características que influyen en la adaptación 136

P roced im ientos Edad 136


Estado mental 137
Recogida de datos y establecimiento de la relación 118
Estados morbosos 137
Determ inación de la disposición para aprender 119
Dim ensiones física y biológica 137
Valoración de las necesidades de aprendizaje 119 Espacio adecuado 138
Determ inación de la estrategia educativa adecuada 121 Luz natural y artificial 138
Humedad y temperatura 138
Selección del marco educativo 122
Ventilación 138
Im plem entación de la estrategia educativa 122 Nivel de ruido cómodo 138
Evaluación de los resultados Mobiliario: seguridad de la cama 139
de la educación/aprendizaje 125 Alimentos y agua 140
Documentación 126 Productos peligrosos y manejo de residuos 140
Aplicación del pensamiento crítico 126 D im ensiones socioculturales 141

Resultados esperados 126 Organización del tiempo 141


Resultados inesperados 126 Intimidad 141
Opciones del pensamiento crítico 126 Asistencia individualizada 141
Información y educación 142
Unidad 2 Planificación del alta 127
A m biente seguro 142
Datos del proceso de enferm ería 1T I Acontecimientos centinela de la JCAHO 143
P roced im ientos Precauciones respecto a la seguridad 143
Preparación de un paciente para el alta 128 Caídas del paciente 144
Pautas para el uso de restricciones 145
C umplimentación de un resum en del alta 129
Diagnósticos de enferm ería 146
Documentación 129
Aplicación del pensamiento crítico 130 Unidad 1 Ambiente seguro 147
Resultados esperados 130 Datos del proceso de enferm ería 147
Resultados no esperados 130
Opciones del pensamiento crítico 130 PROCEDIMIENTOS
Prevención de las caídas del paciente 148
Adenda del capítulo 1 30
Para el paciente de riesgo alto 149
Consideraciones gerontológicas 130
Prevención de lesiones térmicas/eléctricas 151
Pautas de gestión 131
Delegación 131 Provisión de seguridad a los pacientes
Red de comunicación 131 durante un incendio 152
Provisión de seguridad a los pacientes Superficies de apoyo 174
que reciben m ateriales radiactivos 153 Camas especiales 175
Baño 175
Provisión de seguridad a los pacientes
Estado de la piel 175
con actividad convulsiva 154
Diagnósticos de enferm ería 176
Documentación 155
Aplicación del pensamiento crítico 155 Unidad 1 Hacer la cama 177
Resultados esperados 155 Datos del proceso de enferm ería 177
Resultados no esperados 155
PROCEDIMIENTOS
Opciones de pensamiento crítico 155
Plegado de una esquina en bisel 178
Unidad 2 Restricciones 156
Cambio de una funda de alm ohada 178
Datos del proceso de enferm ería 156
Hacer una cama vacía 178
P rocedim ientos
Hacer una cama quirúrgica 18 1
Manejo de los pacientes con restricciones 157
Cambio de una cama ocupada 181
Aplicación de restricción de tórax/cinturón 159
Documentación 184
Uso de restricciones en las muñecas 159
Aplicación del pensamiento crítico 184
Uso de restricciones de tipo m anopla 161
Resultados esperados 184
Aplicación de restricción para el codo 161 Resultados no esperados 184
Aplicación de restricción de tipo chaleco 162 Opciones de pensamiento crítico 184
Para paciente en cama 162
Unidad 2 Cuidados en el baño
Para paciente en silla de ruedas 163
Aplicación de restricción de tipo m om ia 165 Datos del proceso de enferm ería 185

Documentación 166 P roced im ientos


Aplicación del pensamiento crítico 167 Plegado de una m anopla hecha con una
Resultados esperados 167 toalla 186
Resultados no esperados 167
A sistencia m atutina 186
Opciones del pensamiento crítico 167
A denda del capítulo 168 Baño de un paciente adulto 187
Consideraciones gerontológicas 168 Para mujeres 188
Pautas de gestión 168 Para varones 188

Delegación 168 Baño en bañera o ducha 190


Red de comunicación 168 Baño con sistem a desechable 190
Estrategias del pensam iento crítico 169
Baño de un lactante 19 1
Escenarios 169
Preguntas de revisión del NCLEX® 169
Baño en silla hidráulica para bañera 192

Documentación 193
C APÍTU LO 8 Aplicación del pensamiento crítico 193
La cama, el baño y el mantenimiento Resultados esperados 193
de la integridad de la piel 171 Resultados no esperados 193
Opciones de pensamiento crítico 193
Objetivos de aprendizaje 172
Term inología 172
Unidad 3 Integridad de la piel
Conceptos teóricos 174 Datos del proceso de enferm ería 194

Asistencia sanitaria básica 174 P r o cedim ientos


Tipos de cama 174 Control del estado de la piel 195
x x ii ÍNDICE

Prevención de discontinuidades en la piel 196 PROCEDIMIENTOS


Prevención de laceraciones cutáneas 197 Aplicación de la higiene oral 214
Tratamiento de laceraciones cutáneas 198 Uso de hilo dental 215
Superficies de apoyo y camas especiales 199 Cuidados de la dentadura postiza 216
Documentación 198 Cuidados orales para pacientes inconscientes 217
Aplicación del pensamiento crítico 200
Documentación 218
Resultados esperados 200
Resultados no esperados 200 Aplicación del pensamiento crítico 218
Opciones de pensamiento crítico 200 Resultados esperados 218
Resultados no esperados 218
Unidad 4 Asistencia nocturna 201 Opciones de pensamiento crítico 218
Datos del proceso de enferm ería 201
Unidad 2 Cuidados del cabello 219
P r o c e d im ie n t o s
Datos del proceso de enferm ería 219
M edidas de asistencia nocturna 202
P roced im ientos
Cuidados para la espalda 202
Aplicación de los cuidados del cabello 220
Documentación 204
220
Para cuidados rutinarios
Aplicación del pensamiento crítico 204 Para cabello enredado 220
Resultados esperados 204 Para cabello áspero o rizado 220
Resultados no esperados 204
Lavado de cabeza 220
Opciones de pensamiento crítico 204
Para paciente sentado en silla 221
Adenda del capítulo 205
221
Para paciente en camilla
Consideraciones gerontológicas 205
Para paciente en cama 221
Pautas de gestión 205 Lavado con sistema desechable 222
Delegación 205
Afeitado del paciente 222
Red de comunicación 205
Documentación 222
Estrategias del pensam iento crítico 206
Escenarios 206 Aplicación del pensamiento crítico 223
Resultados esperados 223
Preguntas de revisión del NCLEX® 206
Resultados no esperados 223
Opciones de pensamiento crítico 223
CAPÍTU LO 9
Higiene personal 208 Unidad 3 Pediculosis 224
Datos del proceso de enferm ería 224
O bjetivos de aprendizaje 209
Term inología 2 10 PROCEDIMIENTOS
Conceptos teóricos 211 Identificación de la presencia de piojos
Cuidados de higiene 211 y liendres (huevos de los piojos) 225
Higiene oral 211
Elim inación de piojos y liendres 225
Cuidados del cabello 211
Con permetrina al 7% 225
Cuidados de los pies 211
Con piretro ypiretrinas 226
Cuidados perineales y genitales 211
Cuidados de los ojos 212 Documentación 227
D iagnósticos de enferm ería 212 Aplicación del pensamiento crítico 227
Resultados esperados 227
Unidad 1 Higiene oral 213 Resultados no esperados 227
Datos del proceso de enferm ería 213 Opciones de pensamiento crítico 227
Unidad 4 Cuidados de los pies 228 Cuidados oculares a pacientes en coma 241

Datos del proceso de enferm ería 228 Cuidados postoperatorios de la órbita del ojo

P ro ced im ientos Extracción y limpieza de u n ojo artificial


(prótesis ocular) 242
Aplicación de cuidados de los pies 229
Para exceso de depósito de moco 243
Aplicación de cuidados de las uñas 229
Extracción y limpieza de lentes de contacto
Documentación 230
Limpieza y comprobación de u n audífono 2
Aplicación del pensamiento crítico 230
Documentación 245
Resultados esperados 230
Aplicación del pensamiento crítico 245
Resultados no esperados 230
Resultados esperados 245
Opciones de pensamiento crítico 230
Resultados no esperados 245
Unidad 5 Cuña, orinal y silla sanitaria 231 Opciones de pensamiento crítico 245
Datos del proceso de enferm ería 231 A denda del capítulo 246

Consideraciones gerontológicas 246


P ro ced im ientos
Pautas de gestión 246
Uso de la cuña y el orinal 232
Delegación 246
Uso de la cuña 232
Red de comunicación 246
Uso del orinal 232
Estrategias del pensam iento crítico 247
Ayuda en el uso de la silla sanitaria 233
Escenarios 247
Documentación 233 Preguntas de revisión del NCLEX® 247
Aplicación del pensamiento crítico 234
Resultados esperados 234 C A P ÍT U L O lO
Resultados no esperados 234
Constantes vitales 249
Opciones de pensamiento crítico 234
Objetivos de aprendizaje 250
Unidad 6 Cuidados perineales
Term inología 251
y genitales 235
Conceptos teóricos 2 52
Datos del proceso de enferm ería 235
Constantes vitales 2 52
P ro ced im ientos Factores que influyen en las constantes vitales

Cobertura con toalla de baño de una paciente 236 Tem peratura 2 53


Mecanismos reguladores 254
Aplicación de cuidados perineales fem eninos 236
Medida de la temperatura corporal 254
Aplicación de cuidados perineales masculinos 237 Pulso 2 55
Aplicación de cuidados para la incontinencia 238 Control del sistema circulatorio 255
Frecuencia y ritmo cardíacos 255
Documentación 239
Evaluación de la calidad del pulso 256
Aplicación del pensamiento crítico 239
Respiración 256
Resultados esperados 239
Evaluación de la respiración 256
Resultados no esperados 239
Presión arterial 2 57
Opciones de pensamiento crítico 239
Medida de la presión arterial 257
Unidad 7 Cuidados de ojos y oídos 240 D olor 258
Diagnósticos de enferm ería 258
Datos del proceso de enferm ería 240
P ro ced im ientos Unidad 1 Temperatura 259
Cuidados oculares rutinarios 241 Datos del proceso de enferm ería 259
x x iv ÍNDICE

PROCEDIMIENTOS Aplicación del pensamiento crítico 276


Resultados esperados 276
Uso de los termómetros digitales 260
Resultados no esperados 276
Para temperatura oral 260 Opciones de pensamiento crítico 276
Para temperatura axilar 261
Uso de los termómetros electrónicos 261
Unidad 4 Presión arterial 277

Para temperatura oral 262 Datos del proceso de enferm ería T il

Para temperatura rectal 262 PROCEDIMIENTOS


M edida de la tem peratura en los lactantes y los niños 263 M edida de la presión arterial 278
Por vía oral (sólo en los niños de 3 años o más] 263 Palpación de la presión arterial sistólica 281
Por vía rectal 263
M edida de la presión arterial en las extremidades
Por vía axilar 263
inferiores 282
Uso de los termómetros de infrarrojos para m edir
M edida de la presión arterial en los lactantes
la tem peratura tim pánica 263
pequeños m ediante el m étodo flu sh (reacción
Uso de las tiras termosensibles 264 vasomotora) 283
Documentación 264 Uso de un dispositivo no invasivo de monitorización
Aplicación del pensamiento crítico 265 continua 283
Resultados esperados 265 Tratamiento del dolor (v. capítulo 16, «Tratamiento
Resultados no esperados 265 del dolor») 284
Opciones de pensamiento crítico 265 Documentación 284
Unidad 2 Frecuencia del pulso 266 Aplicación del pensamiento crítico 285
Resultados esperados 285
Datos del proceso de enferm ería 266
Resultados no esperados 285
PROCEDIMIENTOS Opciones de pensamiento crítico 285
Palpación del pulso radial 267 A denda del capítulo 286

M edida del pulso apical 268 C onsideraciones gerontológicas 286

M edida del pulso apical-radial 270 Pautas de gestión 286


Delegación 286
Palpación del pulso periférico 270 Red de comunicación 287
M onitorización de los pulsos periféricos Estrategias del pensam iento crítico 287
con estetoscopio de ecografía Doppler 271 Escenarios 287
M onitorización de la oxim etría del pulso Preguntas de revisión del NCLEX® 287

(v. capítulo 26, «Asistencia repiratoria») 272


Documentación 212 C APÍTU LO 1 t
Aplicación del pensamiento crítico 212 Valoración física 289 \
Resultados esperados 273
Objetivos de aprendizaje 2 90
Resultados no esperados 273
Opciones de pensamiento crítico 273 Conceptos teóricos 2 90
Valoración 290
Unidad 3 Respiración 274 Equipo 290
Datos del proceso de enferm ería 274 Historia sanitaria 290
Rol de los profesionales de enferm ería 290
PROCEDIMIENTOS
Técnicas de exploración 291
M edida de la frecuencia respiratoria 275
Inspección 291
Documentación 275 Palpación 291
ÍNDICE xxv

Percusión 291 Unidad 1 M ecánica corporal correcta 348


Auscultación 291
Datos del proceso de enferm ería 348
Valoración de enfoque (tu rn o ) 2 92
Valoración física 2 93 P roced im ientos
Valoración neurológica 293 Aplicación de la mecánica corporal 349
Escala de coma de Glasgow 293 M antenim iento de u n a alineación corporal correcta 351
Valoración de la cabeza y el cuello 300
Em pleo de m ovimientos coordinados 352
Nervios craneales y su función 301
Valoración de la piel y apéndices 304 Em pleo de principios básicos 352
Valoración del tórax: pulm ones y corazón 3 07 Documentación 354
Valoración del abdom en, el bazo, el riñón, el hígado Aplicación del pensamiento crítico 355
y el tracto genitourinario 3 13 Resultados esperados 355
Resultados no esperados 355
Valoración de las m am as 3 18
Opciones de pensamiento crítico 355
Valoración testicular 319
Valoración de la salud m ental 319 Unidad 2 Movimiento y giro
Estado m ental 319 de los pacientes 356

Valoración obstétrica 323 Datos del proceso de enferm ería 356


Valoración del neonato 3 28 PROCEDIMIENTOS
Prueba de Apgar 331 Valoración del paciente para moverlo y m anipularlo
Valoración pediátrica 332 con seguridad 358
A denda del capítulo 339 Giro a decúbito lateral 359
Consideraciones gerontológicas 339
Giro a decúbito prono 359
Pautas de gestión 341
Incorporación del paciente en la cama 360
Delegación 341
M ovimiento del paciente con ayuda 361
Red de comunicación 341
Traslado del paciente de la cama a u n a camilla 362
Estrategias del pensam iento crítico 341
Escenarios 341 Sentar al paciente en el borde de la cama 363
Preguntas de revisión del NCLEX® 342 Traslado del paciente de la cama a u n a silla 365
Em pleo del elevador de Hoyer (cabestrillo) 367
C APÍTU LO 12 Rodam iento del paciente 368
Mecánica corporal y postura Em pleo de una tabla para los pies 369
del paciente 343 Colocación de u n rodillo de trocánter 369

Objetivos de aprendizaje 344 Documentación 370


Term inología 344 Aplicación del pensamiento crítico 371
Resultados esperados 371
Conceptos teóricos 345
Resultados no esperados 371
Aparato locom otor 345
Opciones de pensamiento crítico 371
Músculos esqueléticos 345
Adenda del capítulo 372
Articulaciones 345
Huesos 345 Consideraciones gerontológicas 372

Alteraciones del aparato locom otor 345 Pautas de gestión 372


Actuaciones de enfermería 346 Delegación 372
M e c án ic a corporal 346 Red de comunicación 373
La ANA apoya una legislación sobre la manipulación segura del Estrategias del pensam iento crítico 373
paciente 347 Escenarios 373
Diagnósticos de enferm ería 3 47 Preguntas de revisión del NCLEX® 373
xxvi ÍNDICE

CAPÍT U L O 13 Unidad 3 Deambulación con muletas 395

Ejercicio y deambulación 375 Datos del proceso de enferm ería 395

O bjetivos de aprendizaje 376 P roced im ientos


Term inología 376 Enseñanza de ejercicios de fortalecimiento m uscular 396
Conceptos teóricos 377 Ejercicios para fortalecer los cuadríceps 396
Conceptos de rehabilitación 377 Ejercicios para fortalecer los glúteos 396

Aparato locom otor 377


Ejercicios flexión y extensión de brazos sentado 396
Función muscular 378 Ejercicios flexión y extensión de brazos en decúbito prono 396
A rticulaciones 378 M edición de la altura de las muletas 396
Movimientos articulares 378 Enseñanza para caminar con muletas: marcha con cuatro
Ejercicio 378 puntos de apoyo 397
D eam bu lación 378 Enseñanza para caminar con m uletas: marcha con tres
Aparatos de ayuda 379 puntos de apoyo 397
Muletas 380
Enseñanza para caminar con m uletas: marcha con dos
Andadores 380
puntos de apoyo 398
Bastones 380
D iagnósticos de enferm ería 380 Enseñanza de la marcha con balanceo swing-to y
swing-through 398
Unidad 1 Amplitud de movimiento 381 Enseñanza para subir y bajar escaleras con muletas 399
Datos del proceso de enferm ería 381 Para bajar escaleras 399
Para subir escaleras 399
P roced im ientos
Enseñanza para sentarse y levantarse de u n a silla con
Ejercicios pasivos de am plitud de m ovim iento 382
muletas 400
Enseñanza de ejercicios activos de am plitud de Para sentarse en una silla 400
movimientos 386 Para levantarse de una silla 400
Documentación 386 Documentación 400
Aplicación del pensamiento crítico 386 Aplicación del pensamiento crítico 401
Resultados esperados 386 Resultados esperados 401
Resultados no esperados 386 Resultados no esperados 401

Opciones de pensamiento crítico 386 Opciones de pensamiento crítico 401


A denda del capítulo 401
Unidad 2 Deambulación 387
C onsideraciones gerontológicas 401
Datos del proceso de enferm ería 387 Pautas de gestión 402

PROCEDIMIENTOS Delegación 402


Red de comunicación 402
Reducción de la hipotensión ortostática 388
Estrategias del pensam iento crítico 402
Deam bulación con dos ayudantes 388 Escenarios 402
Deam bulación con un ayudante 389 Preguntas de revisión del NCLEX® 403
Referencia cruzada: «Máquina de movimiento pasivo continuo»,
Deam bulación con un andador 391
capítulo 30.
Deam bulación con un bastón 392

Documentación 394 C APÍTU LO 14


Aplicación del pensamiento crítico 394 Control de la infección 405
Resultados esperados 394
Resultados no esperados 394 Objetivos de aprendizaje 406

Opciones de pensamiento crítico 394 Term inología 406


ÍNDICE x x v ii

Conceptos teóricos 408 Unidad 2 Precauciones generales


Cadena de infección 408 (nivel 1) 428
Barreras a la infección 408 Datos del proceso de enferm ería 428
Defensas naturales del organismo 409 P roced im ientos
Condiciones que predisponen a la infección 409 Vestimenta con los equipos protectores
Infecciones de la zona quirúrgica 409 y precauciones estándar 429
Mecanismos inmunológicos antibacterianos 410
Salida de la habitación de u n paciente
Tracto respiratorio 410
y precauciones estándar 430
Tracto genitourinario 410
Documentación 433
Dispositivos invasivos 410
Lugares de venipunción 410 Aplicación del pensamiento crítico 433
Resultados esperados 433
Terapia nutricional parenteral total 411
Resultados no esperados 433
Implantes protésicos 411
Opciones de pensamiento crítico 433
Infecciones nosocom iales 411

Precauciones estándar 411


Unidad 3 Aislamiento 434

Síndrom e de inm unodeficiencia adquirida 415


Datos del proceso de enferm ería 434

Epidemiología y modos de transmisión 415 P roced im ientos


Definiciones 415 Preparación para el aislam iento 435
Exposición al VIH de los trabajadores de asistencia sanitaria 415
Puesta y retirada de la ropa de aislam iento 435
Otras enferm edades infecciosas 417
Em pleo de una mascarilla 437
Tuberculosis 417
Hepatitis víricas 417 Valoración de las constantes vitales 438

Posibles am enazas de pandem ia 4 18 Elim inación de objetos de la habitación de


Síndrome respiratorio agudo severo (SARS) 418 aislam iento 438

Gripe aviar 418 Em pleo del doble em balaje para aislam iento 438
Diagnósticos de enferm ería 4 19 Elim inación de m uestras de la zona de aislam iento 440

Unidad 1 Asepsia médica básica 420


Transporte del paciente aislado fuera de la zona 440

Elim inación de equipos de gran tamaño contaminados


Datos del proceso de enferm ería 420
de la zona de aislam iento 441
P ro ced im ientos
Documentación 442
Higiene de las manos (asepsia médica) 421
Aplicación del pensamiento crítico 442
Para el empleo de agentes antisépticos sin agua (con espuma Resultados esperados 442
de gel) 422 Resultados no esperados 442
Limpieza de artículos lavables 424 Opciones de pensamiento crítico 442
Adenda del capítulo 442
Puesta y retirada de guantes lim pios 424
Consideraciones gerontológicas 442
Control de las alergias al látex 426
Pautas de gestión 442
Documentación 427 Delegación 442
Aplicación del pensamiento crítico 427 Red de comunicación 443
Resultados esperados 427 Estrategias del pensam iento crítico 443
Resultados no esperados 427 Escenarios 443
Opciones de pensamiento crítico 427 Preguntas de revisión del NCLEX® 443
x x v iii ÍNDICE

C A PÍT U L O 1 5 -I Resultados no esperados 467


Opciones de pensamiento crítico 467
Preparación ante desastres naturales A h —
y bioterrorismo 445 Unidad 2 Agentes de bioterrorismo,
antídotos y vacunas 468
Objetivos de aprendizaje 4 47 Datos del proceso de enferm ería 468
Term inología 447
PROCEDIMIENTOS
Introducción 449
Identificación de los agentes de bioterrorism o 469
Desastres naturales 449
Definición de desastre 449 Priorización de los grupos de alto riesgo para la
Política pública 449 vacunación contra la viruela 474
Caracteríticas de los accidentes con múltiples víctimas 449 Reconstitución de la vacuna contra la viruela 474
Ley de respuesta ante el bioterrorismo 451
Consecuencias de un desastre en la infraestructura 451
A dm inistración de la vacuna reconstituida
Atenuación de un desastre 452 contra la viruela 475
Plan comunitario de respuesta 452
C om prensión de las reacciones posvacunales 477
Plan estratégico de respuesta ante el terrorismo biológico o
químico 452 Enseñanza al paciente de la evaluación posvacunal 477
Normas de la JCAHO 453
Identificación de indicaciones para adm inistrar la vacuna
Gestión de los desastres 4 53
de la inm unoglobulina (GIV) 478
Planes de evacuación de hospitales 454
Comunicación interna [o intrahospitalaria) 454 O btención y transporte de las m uestras 479
Sistem as de selección 454
Identificación de la exposición a sustancias quím icas 480
Selección sobre el terreno 456
Selección en una catástrofe 456 Selección en caso de exposición a sustancias químicas 481
Flujo de víctimas en una selección 457
Gestión de los cuidados después de u n a exposición
Selección y descontaminación 457
Organización postselección 458 a sustancias quím icas 481
Arm as de destrucción m asiva 458 Identificación del síndrom e agudo de radiación 482
Agentes biológicos 458
Agentes químicos 458 Afrontam iento de u n desastre nuclear 482
Radiación 459 Documentación 483
Consideraciones éticas 460 Aplicación del pensamiento crítico 483
Consideraciones sobre la diversidad cultural 461 Resultados esperados 483
Resum en 4 62 Resultados no esperados 484

D iagnósticos de enferm ería 463 Opciones de pensamiento crítico 484

Unidad 1 Desastres naturales 464 Unidad 3 Equipo de protección personal


y descontaminación 485
Datos del proceso de enferm ería 464
Datos del proceso de enferm ería 485
P roced im ientos
Elaboración de un plan de seguridad en caso de desastre 465
P roced im ientos
Im plem entación del protocolo de control hospitalario
Enseñanza a los pacientes de las normas de seguridad
de infecciones 486
en caso de terremoto 465
Descontam inación por m edio de u na selección 488
Prevención de las enferm edades diarreicas
después de u n desastre natural 466 Elección del equipo de protección en caso de exposición
biológica 489
Documentación 467
Aplicación del pensamiento crítico 467 Elección del equipo de protección en caso de exposición
Resultados esperados 467 quím ica 490
ÍNDICE x x ix

Elección del equipo de protección en caso de ataque C A PÍT U L O 16


radiológico 491
Tratamiento del dolor 507
Descontaminación de las víctimas después de un acto
de bioterrorism o 492 Objetivos de aprendizaje 508

Descontam inación de las víctimas después de un acto Term inología 508

de terrorismo quím ico 492 Conceptos teóricos 509

Afrontam iento del dolor 509


Descontaminación de las víctimas después
Teorías del dolor 510
de u na exposición radiológica 493 Endorfinas, opiáceos naturales 511
Control de la contaminación por radiación 494 Rutas del dolor 512
La experiencia del dolor 512
Documentación 494 Valoración del dolor en un paciente con deterioro cognitivo
Aplicación del pensamiento crítico 494 o no verbal 513
Resultados esperados 494 Normas de la JCAHO para tratamiento del dolor 513
Resultados no esperados 495 Alivio del dolor no invasivo 514
Opciones de pensamiento crítico 495 La función del profesional de enfermería 515
Técnicas para c ontrolar el dolor 5 15
Unidad 4 Selección, tratamiento y matriz de
Analgesia controlada por el paciente (ACP) 515
comunicación 496
Control epidural del dolor 517
Datos del proceso de enferm ería 496 Control IVdirecto del dolor 517
Control del dolor intermitente 517
PROCEDIMIENTOS
Parches analgésicos 518
Establecimiento de las áreas de tratamiento por selección 497
Diagnósticos de enferm ería 518
Definición de los parám etros de salud pública 497
Unidad 1 Alivio no farmacológico
Desarrollo de una red de comunicación 498 del dolor 519
Establecimiento de una com unicación viable 498 Datos del proceso de enferm ería 519
Tratamiento de situaciones potencialm ente mortales 499 P roced im ientos
Valoración de las víctimas postselección 500 Alivio del dolor a través del tacto (masaje) 520

Atención de las víctimas fallecidas 501 Uso de técnicas de relajación 520


Documentación 521
Atención de los pacientes con reacciones psicológicas 501
Aplicación del pensamiento crítico 521
Identificación del síndrom e postraum ático (SPT) 502 Resultados esperados 521
Documentación 503 Resultados no esperados 521
Aplicación del pensamiento crítico 503 Opciones de pensamiento crítico 521
Resultados esperados 503
Unidad 2 Tratamiento farmacológico
Resultados no esperados 503
del dolor 522
Opciones de pensamiento crítico 503
Datos del proceso de enferm ería 522
A denda del capítulo 504
P roced im ientos
C onsideraciones gerontológicas 504
Adm inistración de medicaciones para el dolor 523
Pautas de gestión 504
Delegación 504 M ejora de la satisfacción del paciente con el control
Red de comunicación 504 del dolor 523
Estrategias del pensam iento crítico 505 Adm inistración de analgesia narcótica epidural 524
Escenarios 505 Para inyección de bolo 524
Preguntas de revisión del NCLEX® 505 Para infusión continua 524
XX X ÍNDICE

Cualificación del paciente para ACP 527 Unidad 1 Estrés y adaptación 555
Preparación para adm inistración de ACP 528 Datos del proceso de enferm ería 555
Carga de ACP: m odelo Alaris 528
PROCEDIMIENTOS
Preparación de ACP 529 D eterm inación del efecto del estrés 556
Cambio de jeringuilla en ACP 529
Determ inación de los patrones de respuesta 556
Cambio del program a/m odo 529
Tratamiento del estrés 557
Verificación de ACP en evaluación del turno 530
M anipulación del entorno para reducir el estrés 557
Sum inistro de dosis de bolo 530
Enseñanza de estrategias de afrontamiento 557
Interrupción de bolo, carga o dosis de ACP 530
Tratamiento del estrés con u n m odelo holístico 558
Enseñanza de ACP a un paciente 532
Enseñanza de la respiración controlada 559
Documentación 533
Enseñanza de la relajación corporal 559
Aplicación del pensamiento crítico 534
Resultados esperados 534 Uso de la m editación como terapia alternativa 560
Resultados no esperados 534
Documen tación 560
Opciones de pensamiento crítico 534
Aplicación del pensamiento crítico 560
A denda del capítulo 535 Resultados esperados 560
Consideraciones gerontológicas 5 35 Resultados no esperados 560

Pautas de gestión 5 36 Opciones de pensamiento crítico 560


Delegación 536 A denda del capítulo 561
Red de comunicación 53 6 C onsideraciones gerontológicas 561
Estrategias del pensam iento crítico 536
Pautas de gestión 561
Escenarios 536 Delegación 561
Preguntas de revisión del NCLEX® 537 Red de comunicación 561
Referencia cruzada: «Asistencia a l f in a l de la vida», capítulo 32. Estrategias del pensam iento crítico 561
Escenarios 561
C A PÍT U L O 17
Preguntas de revisión del NCLEX® 5 62
Terapias alternativas y tratamiento
del estrés 539 C A PÍTU LO 18

Administración de la medicación 564


O bjetivos de aprendizaje 540
Term inología 540
Objetivos de aprendizaje 566
Conceptos teóricos 541
Term inología 566
Estrés 541
Conceptos teóricos 567
El efecto del estrés 541
Respuestas individuales al estrés 542 Agentes farm acológicos 5 67
Estrés y enfermedad 543 Efectos biológicos de los fárm acos 5 67
Pautas para la puesta en práctica de los objetivos del estrés S eguridad en la adm inistración de las m edicaciones 568
en enfermería 544 Precauciones de seguridad 569
Un nuevo paradigm a para la salud 546
Diagnósticos de enferm ería 569
Un enfoque holístico para la salud 546
M e d icin a com plem entaria y alternativa (M C A ) 547 Unidad 1 Preparación de la medicación 570
Implicaciones legales de la terapia alternativa 547 Datos del proceso de enferm ería 570
Métodos de tratamiento alternativos 547
Interacciones entre hierbas y fárm acos 551
P roced im ientos
Diagnósticos de enfermería 554 Preparación para la adm inistración de la medicación 571
ÍNDICE xxxi

Sistemas de conversión de dosis 573 Aplicación del pensamiento crítico 592


Cálculo de las dosis 573 Resultados esperados 592
Resultados no esperados 592
Em pleo del sistem a de control de narcóticos 574 Opciones de pensamiento crítico 592
Em pleo de un sistem a de dispensación autom atizada 575
Unidad 4 Administración de la medicación
A dm inistración del protocolo de medicación 576 por las mucosas 593
Aplicación del pensamiento crítico 578 Datos del proceso de enferm ería 593
Resultados esperados 578
P roced im ientos
Resultados no esperados 578
Opciones de pensamiento crítico 578 Adm inistración de medicaciones sublinguales 594
Instilación de gotas nasales 595
Unidad 2 Administración de la medicación
oral 579 Adm inistración de medicaciones inhalatorias en dosis
m edidas (IDM) 595
Datos del proceso de enferm ería 579
Em pleo de IDM con cámara de inhalación 597
P ro ced im ientos
Adm inistración de medicación inhalatoria en polvo seco
Preparación de las medicaciones orales 580
(IPS) 597
Para las medicaciones líquidas 580
Para machacar o modificar las medicaciones 580 Adm inistración de medicación en aerosol sin presurizar
(ASP) (nebulizada) 598
A dm inistración de medicaciones orales a adultos 582
Adm inistración de supositorios rectales 599
A dm inistración de medicaciones por sonda NG
o entérica 582 A dm inistración de óvulos vaginales 600

A dm inistración de medicaciones orales a niños 583 Documentación 600


Para las medicaciones líquidas 583 Aplicación del pensamiento crítico 601
Documentación 584 Resultados esperados 601
Resultados no esperados 601
Aplicación del pensamiento crítico 584
Opciones de pensamiento crítico 601
Resultados esperados 584
Resultados no esperados 584 Unidad 5 Administración de medicación
Opciones de pensamiento crítico 584 parenteral 602

Unidad 3 Administración de medicación Datos del proceso de enferm ería 602


tópica 585 P r o cedim ientos
Datos del proceso de enferm ería 585 Preparación de las inyecciones 603
PROCEDIMIENTOS Para extraer la medicación de un vial 605
Aplicación de medicaciones tópicas 586 Para combinar medicaciones en una sola jeringuilla a partir
de dos viales 606
Aplicación de cremas a las lesiones 586
Para extraer la medicación de una ampolla 606
Aplicación de medicaciones transdérm icas 587 Para combinar medicaciones con un método alternativo 607
Para preparar una jeringuilla precargada con un cartucho
Instilación de colirios 588
de medicación 607
A dm inistración de pom adas oftálmicas 589
Adm inistración de inyecciones intradérmicas 607
Irrigación ocular 589
A dm inistración de inyecciones subcutáneas 608
Para la irrigación bilateral 590
Preparación de las inyecciones de insulina 610
A dm inistración de medicaciones óticas 590
Para un diabético recién diagnosticado 610
Irrigación del conducto auditivo externo 591 Para una solución de insulina 610
Documentación 592 Para dos soluciones de insulina 610
x x x ii ÍNDICE

Enseñanza al paciente del em pleo del sistema M icronutrien tes 634


de adm inistración de insulina: plum a de insulina 612 Vitaminas 634
Minerales 635
Enseñanza del uso de la bom ba de insulina 613
Valoración nutricional 6 35
A dm inistración de anticoagulantes subcutáneos
Asim ilación de nutrientes 6 36
(heparina, HBPM, fondaparinux sódico) 615
Tubo digestivo 638
A dm inistración de inyecciones intram usculares (IM) 617 Órganos auxiliares 638
Zona de inyección ventroglútea 618 Disfunciones gastrointestinales 6 38
Disfagia 638
Zona de inyección dorsoglútea 618
Hemorragia gastrointestinal 638
Zona de inyección en el vasto lateral 619 Obstrucción intestinal 639
Zona de inyección IM en el deltoides 620 Nutrición norm al y terap éutica 639
Problemas nutricionales en el hospital 639
Empleo del m étodo en Z 620
Alimentación por sonda nasogástrica como soporte nutricional 640
Documentación 622 D iagnósticos de enferm ería 641
Aplicación del pensamiento crítico 622
Resultados esperados 622 Unidad 1 Dietas terapéuticas
Resultados no esperados 622 modificadas 642
Opciones de pensamiento crítico 622 Datos del proceso de enferm ería 642
A denda del capítulo 623 P roced im ientos
Consideraciones gerontológicas 6 23 Restricción de los hidratos de carbono alimenticios 643
Pautas de gestión 623
Restricción de las proteínas alimenticias 643
Delegación 623
Red de comunicación 624 Restricción de los lípidos alimenticios 643

S uplem ento farm acológico 6 24 Restricción de nutrientes m inerales (sodio, potasio) 644
Cálculos de soluciones 624 Dietas enriquecidas en nutrientes 644
Abreviaturas y símbolos 625
Dietas progresivas 645
Tablas de conversión 626
Con fibra vegetal 645
Estrategias del pensam iento crítico 6 26
En dieta progresiva postoperatoria 645
Escenarios 626
Dietas con alim entos de consistencia alterada 646
Preguntas de revisión del NCLEX® 6 27
En dieta blanda 646
Referencia cruzada: véase también la tabla «Interacciones entre
En dieta blanda mecánica 646
hierbas y fármacos» en el capítulo 11.
En dieta triturada 646
En dieta líquida licuada 646
C A PÍT U L O 19
Documentación 647
Gestión nutricional e intubación
Aplicación del pensamiento crítico 647
NG 629 Resultados esperados 647
Resultados no esperados 647
O bjetivos de aprendizaje 6 30
Opciones de pensamiento crítico 647
Term inología 631
Conceptos teóricos 6 32 Unidad 2 Mantenimiento de la nutrición 648
Gestión nutricional 6 32
Datos del proceso de enferm ería 648
CDRelAR 632
M acro nutrientes 633 P r o cedim ientos
Hidratos de carbono 633 Servir una bandeja de alim entos 649
Lípidos 633
Ayudar a comer a u n paciente con vista defectuosa 649
Proteínas 634
Agua 634 Ayudar a comer a un paciente disfágico 650
ÍNDICE I x x x iii

Documentación 651 Consideraciones gerontológicas 674

Aplicación del pensamiento crítico 651 Pautas de gestión 675


Resultados esperados 651 Delegación 675
Resultados no esperados 651 Red de comunicación 675
Opciones de pensamiento crítico 651 Estrategias del pensam iento crítico 676
Escenarios 676
Unidad 3 Tratamientos con sonda
Preguntas de revisión del NCLEX® 676
gastrointestinal 652
Referencias cruzadas: «NPTy lípidos» (capítulo 29), «Disfagia»
Datos del proceso de enferm ería 652
(capítulo 26).
P ro ced im ientos
C A PÍT U L O 2 0
Inserción de una sonda nasogástrica (NG)
de gran calibre 653 Recogida de muestras 678
Para detección de sangre en una muestra gástrica 655
Objetivos de aprendizaje 679
Para descompresión del tubo digestivo 655
Term inología 680
Irrigación/m antenim iento de una sonda nasogástrica
Conceptos teóricos 680
(NG) 657
Pruebas de laboratorio 680
Lavado gástrico 659 Análisis de diagnóstico inmediato 681
A dm inistración de com puestos para controlar sustancias Responsabilidad de la enfermería 681
Análisis de orina 681
tóxicas 659
Pruebas hematológicas 682
R etirada de una sonda NG o nasointestinal (NI) 660 Tipos de tubos de análisis para la recogida de muestras 682
Cultivos 682
Documentación 661
Diagnósticos de enferm ería 683
Aplicación del pensamiento crítico 662
Resultados esperados 662 Unidad 1 Muestras de orina 684
Resultados no esperados 662 Datos del proceso de enferm ería 684
Opciones de pensamiento crítico 662
P roced im ientos
Unidad 4 Alimentación enteral 663 Recogida de orina durante la micción 685
Datos del proceso de enferm ería 663 En hombres 685
En mujeres 685
P ro ced im ientos
Recogida de m uestras de orina de 24 horas 685
Alim entación interm itente a través de una sonda
nasogástrica de gran calibre 664 Recogida de m uestras en niños 686

En alimentación intermitente a través de una sonda Enseñanza a los pacientes para la detección de cuerpos
de gastrosomía 666 cetónicos en la orina 687
Vendaje de la abertura quirúrgica de gastrostom ía 667 Documentación 687

Inserción de una sonda de alim entación de pequeño Aplicación del pensamiento crítico 688
calibre 668 Resultados esperados 688
Resultados no esperados 688
A lim entación continua a través de sonda nasointestinal/ Opciones de pensamiento crítico 688
de yeyunostom ía de pequeño calibre 670
Documentación 672
Unidad 2 M uestras de heces 689

Aplicación del pensamiento crítico 673 Datos del proceso de enferm ería 689
Resultados esperados 673 P r o cedim ientos
Resultados no esperados 673 Recogida de m uestras de heces en adultos 690
Opciones de pensamiento crítico 673
Recogida de m uestras de heces para búsqueda de huevos
A denda del capítulo 674 y parásitos 690
x x x iv ÍNDICE

Recogida de m uestras de heces en niños 691 Aplicación del pensamiento crítico 708
Pruebas de sangre oculta 691 Resultados esperados 708
Resultados no esperados 708
Para el uso de gamma Fe-Cult Plus 691
Opciones de pensamiento crítico 708
Para el uso de Hemoccult 691
Para el uso de Gastroccult 692 Unidad 5 Muestras de garganta y heridas
Recogida de muestras de heces para cultivos bacterianos 692 para cultivo 709
Enseñanza a los padres a detectar lombrices 692 Datos del proceso de enferm ería 709

Documentación 693 P roced im ientos


Aplicación del pensamiento crítico 693 O btención de m uestras de garganta 710
Resultados esperados 693
O btención de un frotis de encías para la detección
Resultados no esperados 693
de anticuerpos frente al VIH 710
Opciones de pensamiento crítico 693
Obtención de muestras de heridas para cultivos aeróbicos 711
Unidad 3 M uestras de sangre 694
O btención de m uestras de heridas para cultivos
Datos del proceso de enferm ería 694 anaeróbicos 711

P roced im ientos Documentación 712


Toma de m uestras de sangre venosa (flebotomía) 695 Aplicación del pensamiento crítico 712
Resultados esperados 712
Empleo del sistem a Vacutainer 696
Resultados no esperados 1 12
C om prensión de las pruebas de quím ica sanguínea 698 Opciones de pensamiento crítico 712
Toma de m uestras de sangre arterial 698 A denda del capítulo 7 13

C om prensión de la gasometría 699 Consideraciones gerontológicas 713

Recogida de m uestras para cultivo 699 Pautas de gestión 713


Delegación 713
Calibrado del m edidor de glucosa sanguínea (One Touch
Red de comunicación 713
Ultra) 700
Estrategias del pensam iento crítico 714
Toma de m uestras de sangre para la prueba de glucosa Escenarios 714
(punción capilar) 700
Preguntas de revisión del NCLEX® 7 14
Control de la glucosa 702
Para el control de la calidad 702 CA P Í TU L O 21
Para el control de la glucosa en sangre 702
Procedimientos diagnósticos 716 jEjflÉTj
Documentación 703
Objetivos de aprendizaje 717
Aplicación del pensamiento crítico 704
Term inología 7 18
Resultados esperados 704
Resultados no esperados 704 Conceptos teóricos 718

Opciones de pensamiento crítico 704 Preparación del paciente 7 18


Estudios de rayos X 719
Unidad 4 Recogida de esputos 705 Estudios ecográficos 720
Datos del proceso de enferm ería 705 Gammagrafía 720
Estudios microscópicos 720
P roced im ientos Endoscopia 721
O btención de la m uestra de esputo 706 Estudios de análisis de líquidos 721
Resonancia magnética (RM] 721
Empleo de la tram pa de aspiración 707
Radiología intervencionista 721
Recogida de m uestra por aspiración transtraqueal 707 Asistencia al médico durante las pruebas 721
Documentación 708 D iagnósticos de enferm ería 7 22
INDICE

Unidad 1 Medios de contraste y estudios Resultados no esperados 739


de rayos X 723 Opciones de pensamiento crítico 739

Datos del proceso de enferm ería 723 Unidad 4 Estudios de endoscopia 740
PROCEDIMIENTOS Datos del proceso de enferm ería 740
Preparación para los estudios de rayos X 724 P roced im ientos
Para todos los estudios de rayos X 724
Preparación para los estudios endoscópicos 741
Para colecistografía oral 725
Para pielografía intravenosa (PIV) 725 Para artroscopia 741
Para broncoscopia 742
Para mielografía 726
Para arteriografía 726 Para colonoscopia 742

Para tomografía computarizada (TC) 727 Para cistoscopia 743

Para cateterización cardíaca 727 Para endoscopia del tracto gastrointestinal 743
Para densitometría ósea 728 Para laparoscopia 743
Para resonancia magnética (R M ) 729 Para sigmoidoscopia 744
Para mamografía 730 Documentación 744
Documentación 731 Aplicación del pensamiento crítico 745
Aplicación del pensamiento crítico 731 Resultados esperados 745
Resultados esperados 731 Resultados no esperados 745
Resultados no esperados 731 Opciones de pensamiento crítico 745
Opciones de pensamiento crítico 731
Unidad 5 Análisis de líquidos y estudios
Unidad 2 Gammagrafía 732 de microscopia 746
Datos del proceso de enferm ería 732 Datos del proceso de enferm ería 746
P ro ced im ientos P roced im ientos
Preparación para la gammagrafía 733 Asistencia en la punción lum bar 747
Para gammagrafía ósea 733
A sistencia en la biopsia hepática 748
Para gammagrafía pulm onar 733
Para tomografía de emisión positrónica (TEP) 734 Asistencia en la toracocentesis 749
Para cardiografía nuclear 735
A sistencia en la paracentesis 750
Para escáner de tiroides 735
Asistencia en la aspiración de m édula ósea 751
Enseñanza para la gammagrafía 735
Documentación 736 Asistencia en el examen vaginal y prueba de Papanicolau

Aplicación del pensamiento crítico 736 A sistencia en la am niocentesis 752


Resultados esperados 736 Documentación 752
Resultados no esperados 73 6
Aplicación del pensamiento crítico 753
Opciones de pensamiento crítico 736
Resultados esperados 753
Unidad 3 Estudios con bario 737 Resultados no esperados 753

Datos del proceso de enferm ería 737 Opciones de pensamiento crítico 753
A denda del capítulo 7 53
P ro ced im ientos
Consideraciones gerontológicas 7 53
Preparación para los estudios con bario 738
Para enema de bario 738 Pautas de gestión 754

Para gastrografía con bario 738 Delegación 754


Para estudios de intestino delgado 739 Red de comunicación 754
Documentación 739 Estrategias del pensam iento crítico 754
Aplicación del pensamiento crítico 739 Escenarios 754
Resultados esperados 739 Preguntas de revisión del NCLEX® 755
xxxvi ÍNDICE

V O L U M E N II PROCEDIM IENTOS 771


Uso de un escáner vesical 771

l
C A PÍT U L O 2 2
Eliminación urinaria 756 Preparación del campo para una paciente 771

O bjetivos de aprendizaje 7 58
Inserción de una sonda recta (mujer) 772

Term inología 7 58 Inserción de una sonda recta (varón) 774


Conceptos teóricos 7 59 Inserción de una sonda de retención (mujer) 775
Sistem a urinario 759
Inserción de una sonda de retención (varón) 779
Producción de orina 759
Micción 760 Cuidados de la sonda 780
A lteraciones en la e lim inación urinaria 7 60 En la mujer 781
Alteraciones relacionadas con los líquidos 760 En e l varón circuncidado 781
Alteraciones relacionadas con las obstrucciones 760 En e l varón no circuncidado 781
Alteraciones relacionadas con la aldosterona y la hormona Retirada de una sonda de retención 781
antidiurética 760
Alteraciones relacionadas con cambios en el volumen sanguíneo 761 Documentación 782
Alteraciones en estados morbosos 761 Aplicación del pensamiento crítico 783
Alteraciones relacionadas con la insuficiencia renal crónica 761 Resultados esperados 783
Intervenciones de enferm ería 761 Resultados no esperados 783

D iagnósticos de enferm ería 762 Opciones de pensamiento crítico 783

Unidad 1 Aporte y pérdida 763 Unidad 4 Irrigación vesical 784

Datos del proceso de enferm ería 763 Datos del proceso de enferm ería 784

PROCEDIMIENTOS PROCEDIMIENTOS
M edida de aportes y pérdidas 764 Irrigación m ediante apertura de u n sistem a cerrado

Documentación 765 Irrigación de un sistem a cerrado 786


Aplicación del pensamiento crítico 765 M antenim iento de irrigación vesical continua 787
Resultados esperados 765 Documentación 788
Resultados no esperados 765
Aplicación del pensamiento crítico 788
Opciones de pensamiento crítico 765
Resultados esperados 788
Unidad 2 Sistema externo de recogida Resultados no esperados 788

de orina 766 Opciones de pensamiento crítico 788

Datos del proceso de enferm ería 766 Unidad 5 Cuidado de una sonda
P roced im ientos suprapúbica 789

Aplicación de una sonda profiláctica para la recogida Datos del proceso de enferm ería 789
de orina 767 PROCEDIMIENTOS
Unión de una sonda profiláctica a una bolsa de orina Cuidado de una sonda suprapúbica 790
para pierna 767 Documentación 791
Documentación 768 Aplicación del pensamiento crítico 791
Aplicación del pensamiento crítico 769 Resultados esperados 791
Resultados esperados 769 Resultados no esperados 791
Resultados no esperados 769 Opciones de pensamiento crítico 791
Opciones de pensamiento crítico 769
Unidad 6 Muestras de sistemas
Unidad 3 Sondaje 770 cerrados 792
Datos del proceso de enferm ería 770 Datos del proceso de enferm ería 792
ÍNDICE x x x v ii

Preguntas de revisión del NCLEX® 809


PROCEDIMIENTOS
Referencias cruzadas: «Análisis de orina» en capítulo 20; «Diálisis
Recogida de m uestra de u n sistem a cerrado 793
peritoneal (DPAC)» en capítulo 34; «Autocateterización (varón y mujer)»
Documentación 794 en capítulo 34; «Cuidado de catéter suprapúbico» en
Aplicación del pensamiento crítico 794
Resultados esperados 794 C A PÍTU LO 2 3
Resultados no esperados 794 E lim inación intestinal 811
Opciones de pensamiento crítico 794
Objetivos de aprendizaje 8 12

Unidad 7 Desviación urinaria 795 Term inología 8 12


Conceptos teóricos 8 13
Datos del proceso de enferm ería 795
Anatom ía y fisiología 8 13
P ro ced im ientos Defecación 8 14
Aplicación de una bolsa de desviación urinaria 796 Estreñimiento 815
Incontinencia intestinal [fecal) 815
Obtención de una muestra de orina de un conducto ileal 798
Alteraciones en la e lim inación 815
Sondaje de un reservorio urinario continente 799 Cambios en la motilidad 815
Documentación 799 Obstrucción de la luz intestinal 816
Déficits circulatorios 8 16
Aplicación del pensamiento crítico 800
Alteraciones inducidas por la cirugía en la eliminación intestinal 816
Resultados esperados 800
Diagnósticos de enferm ería 819
Resultados no esperados 800
Opciones de pensamiento crítico 800 Unidad 1 Tratamiento intestinal 820

Unidad 8 Hemodiálisis (tratam iento renal Datos del proceso de enferm ería 820
restitutivo) 80i P ro c e d im ie n t o s
Datos del proceso de enferm ería 801 Proporcionar una evacuación digital asistida 821
P ro ced im ientos Proporcionar estím ulo digital 822
Provisión de hem odiálisis 802 Elaboración de u n a rutina intestinal regular 823
Para fístula A V o injerto 803 Adm inistración de u n supositorio 824
Provisión de asistencia continua de paciente
Introducción de u n tubo rectal 825
con hem odiálisis 804
Ejecución del Zassi Bowel M anagem ent System® 826
Finalización de la hemodiálisis 804
Para mantener el Bowel Management System 828
M antenimiento de catéter venoso central de doble Para la irrigación del Bowel Management System 828
luz (CDL) 805 Para el vaciado de la bolsa recolectara 828
Documentación 806 Para la extracción del catéter 828

Aplicación del pensamiento crítico 807 Documentación 829


Resultados esperados 807 Aplicación del pensamiento crítico 829
Resultados no esperados 807 Resultados esperados 829
Opciones de pensamiento crítico 807 Resultados no esperados 829

A denda del capítulo 808


Opciones de pensamiento crítico 829

C onsideraciones gerontológicas 808 Unidad 2 Administración de enema 831


Pautas de gestión 8 08 Datos del proceso de enferm ería 831
Delegación 808
P r o c e d im ie n t o s
Red de comunicación 808
Adm inistración de u n enema de volum en alto 832
Estrategias del pensam iento crítico 809
Escenarios 809 A dm inistración de un enema a u n niño 834
x x x v iii ÍNDICE

A dm inistración de un enem a de volum en pequeño 835 Unidad 1 Tratamientos con calor


A dm inistración de un enem a de retención 835 (term oterapia) 855
A dm inistración de un enem a de retorno del flujo 836 Datos del proceso de enferm ería 855

Documentación 837 PROCEDIMIENTOS


Aplicación del pensamiento crítico 837 Aplicación de bolsas de calor comerciales 856
Resultados esperados 837 Aplicación de almohadillas de agua caliente 856
Resultados no esperados 837
Opciones de pensamiento crítico 837 Aplicación de bolsas de calor húm edo 857
Baños de asiento 858
Unidad 3 Colocación de una bolsa
de ostomía fecal 838 Control de los calentadores radiantes para lactantes 859

Datos del proceso de enferm ería 838 Documentación 860


Aplicación del pensamiento crítico 861
PROCEDIMIENTOS
Resultados esperados 861
Colocación de una bolsa de ostom ía fecal 839 Resultados no esperados 8 61
Documentación 844 Opciones de pensamiento crítico 861
Aplicación del pensamiento crítico 844
Unidad 2 Tratamientos con frío
Resultados esperados 844
(crioterapia) 862
Resultados no esperados 844
Opciones de pensamiento crítico 844 Datos del proceso de enferm ería 862
A denda del capítulo 845 P roced im ientos
Consideraciones gerontológicas 845 Aplicación de bolsas de hielo/bolsas frías comerciales 863
Pautas de gestión 845 Aplicación de bolsas frías instantáneas desechables
Delegación 845 (químicas) 864
Red de comunicación 846
Aplicación de almohadillas de crioterapia circulante 865
Estrategias del pensam iento crítico 846
Compresas tibias 866
Escenarios 846
Uso de m antas enfriadoras 867
Preguntas de revisión del NCLEX® 8 47
Para control automático 868
Referencias cruzadas: «Irrigación de colostomía» (v. «Asistencia
dom iciliaria», capítulo 34); «Cuña» (v. «Higiene personal»,
Para control manual 868
capítulo 9). Documentación 869
Aplicación del pensamiento crítico 870
C A PÍT U LO 24 Resultados esperados 870
Tratamientos con calor y frío 848 Resultados no esperados 870
Opciones de pensamiento crítico 870
O bjetivos de aprendizaje 849
A denda del capítulo 871
Term inología 849
C onsideraciones gerontológicas 871
Conceptos teóricos 8 50
Regulación de la te m peratura 850 Pautas de gestión 871

Procesos adaptativos 8 50 Estrategias del pensam iento crítico 872


Procesos de transferencia de calor 850 Escenarios 872
Trastornos que afectan a los procesos adaptativos 851 Preguntas de revisión del NCLEX® 872
Hipertermia [temperatura corporal superior a 41,1 °C) 851
Hipotermia (temperatura corporal inferior a 36 °C) 851 C A PÍT U LO 25 r ^ k v ]
Proceso inflam atorio 8 52 Cuidado de la herida y apósitos 874 T
Tratam ientos con calor local (te rm o te ra p ia ) 8 52
Tratam ientos con frío local (criote rapia ) 8 52 Objetivos de aprendizaje 876

D iagnósticos de enferm ería 854 Term inología 876


ÍNDICE I x x x ix

Conceptos teóricos 877


PROCEDIMIENTOS
Cicatrización de las heridas 8 77
Cambio de un apósito estéril seco 891
Fase inflamatoria (reacción) 877
Fase de proliferación o granulación (regeneración) 877 R etirada de puntos de sutura 892
Fase de maduración o remodelación de la herida 878 Retirada de grapas 893
Tipos de heridas 878
Documentación 894
Tipos de cicatrización de las heridas 878
Aplicación del pensamiento crítico 894
Cicatrización por primera intención 878
Cicatrización por segunda intención 878 Resultados esperados 894
Cicatrización por tercera intención 878 Resultados no esperados 894
Opciones de pensamiento crítico 894
Principales factores que afectan a la cicatrización
de las heridas 878 Unidad 3 Cuidado de la herida 895
Nutrición 878
Salud física general 878 Datos del proceso de enferm ería 895
Tratamiento farmacológico 879 PROCEDIMIENTOS
Objetivos del cuidado de una herida 879 Valoración de una herida 896
Complicaciones de la cicatrización de las heridas 880
Cambio del apósito de u n a herida 898
Infecciones de las heridas 8 80
Obtención de una muestra de la herida para cultivo 880 Taponamiento de u n a herida 900
Heridas causadas por insuficiencia vascular 881 Valoración de u n a úlcera venosa 901
Úlceras venosas 881
Úlceras arteriales 881 Cambio de un apósito-úlcera venosa 901
Úlceras por presión 881 Valoración del índice m aléolo-braquial (IMB) 905
Tratam iento adyuvante en el cuidado de una herida 8 82
Cuidado de una herida con u n drenaje 905
D iagnósticos de enferm ería 882
Aplicación de una cinta abdom inal 906
Unidad 1: Medidas para prevenir Mantenimiento de un sistema de drenaje de la herida 907
la infección 883
Irrigación de heridas 908
Datos del proceso de enferm ería 883
Documentación 909
P ro ced im ientos
Aplicación del pensamiento crítico 910
Compleción de antisepsia quirúrgica de las manos 884
Resultados esperados 910
Método alternativo: utilización de get antibacteriano 884 Resultados no esperados 910
Utilización de guantes estériles 884 Opciones de pensamiento crítico 910
Vertido de un contenedor estéril 886
Unidad 4 Apósitos de húmedo
Preparación de un campo estéril 886 a humedecido 912
Para abrir paquetes preparados comercialmente 887 Datos del proceso de enferm ería 912
Para abrir paquetes preparados en e l hospital 887
P roced im ientos
Preparación de un campo estéril con paquetes preparados
Aplicación de apósitos de húm edo a hum edecido 913
comercialmente 887
Documentación 914
Preparación de un cambio de apósito con paquetes
individuales 888 Aplicación del pensamiento crítico 914
Resultados esperados 914
Documentación 889
Resultados no esperados 914
Aplicación del pensamiento crítico 889 Opciones de pensamiento crítico 914
Resultados esperados 889
Resultados no esperados 889 Unidad 5 Úlceras por presión 915
Opciones de pensamiento crítico 889 Datos del proceso de enferm ería 915
Unidad 2 Cambio de apósito 890 PROCEDIMIENTOS
Datos del proceso de enferm ería 890 Prevención de úlceras por presión 918
xl ÍNDICE

A sistencia a pacientes con úlceras por presión 920 Procesos de la respiración 9 42


Alteraciones en la respiración 943
Aplicación de un apósito de película transparente 921
Alteraciones en la ventilación 943
Aplicación de un apósito hidrocoloide 923 Alteraciones en la difusión 943
Documentación 925 Alteraciones en la perfusión 943

Aplicación del pensamiento crítico 926 Valoración de la función respiratoria 944


Resultados esperados 926 Intervenciones de enfermería 944
Resultados no esperados 926 D iagnósticos de enferm ería 945
Opciones de pensamiento crítico 926
Unidad 1 Medidas respiratorias preventivas
Unidad 6 Tratamiento adyuvante y de mantenimiento 946
en el cuidado de una herida 927 Datos del proceso de enferm ería 946
Datos del proceso de enferm ería 927 P roced im ientos
P r o c e d im ie n t o s Enseñanza al paciente a respirar profundam ente 947
Utilización de estim ulación eléctrica 928 Enseñanza al paciente a toser 947
Utilización de tratam iento normotérmico sin contacto 929 Enseñanza de la respiración diafragmática 948
Utilización del sistema de tratamiento Warm-up® 930 Enseñanza del em pleo del espiróm etro de incentivo 948
En el cambio de la cubierta de la herida 931
Enseñanza de la medición del flujo máximo 949
En cambio de baterías 931
Enseñanza del em pleo del dispositivo de apoyo a la tos
Utilización de un tratam iento por presión negativa 932
de presión espiratoria positiva oscilante (PEP) 950
En retirada del apósito934
En desconexión de unidad L¿4C® 934
Sum inistro PACP/BIPAP 950
En reconexión de unidad 1/AC® 934 Ventilación con am bú-válvula-m ascarilla 951
En cambio del contenedor cilindrico 934 Documentación 952
Documentación 935 Aplicación del pensamiento crítico 953
Aplicación del pensamiento crítico 935 Resultados esperados 953
Resultados esperados 935 Resultados no esperados 953

Resultados no esperados 935 Opciones de pensamiento crítico 953


Opciones de pensamiento crítico 935 Unidad 2 Fisioterapia de tórax CFT) 954
Adenda del capítulo 936
Datos del proceso de enferm ería 954
Consideraciones gerontológicas 936
P roced im ientos
Pautas de gestión 936
Preparación del paciente para la FT 955
Delegación 936
Red de comunicación 937 Realización del drenaje postural 955

Estrategias del pensam iento crítico 937 Realización de la percusión torácica 956
Escenarios 937 Realización de la vibración torácica 956
Preguntas de revisión del NCLEX® 938 Documentación 957
Referencia cruzada: capítulo 8 sobre camas especiales. Aplicación del pensamiento crítico 957
Resultados esperados 957
CAPÍTULO 2 6 Resultados no esperados 957

Asistencia respiratoria 939 Opciones de pensamiento crítico 957

Unidad 3 Administración de oxígeno 958


O bjetivos de aprendizaje 941
Term inología 941 Datos del proceso de enferm ería 958
Conceptos teóricos 9 42 P roced im ientos
El sistem a respiratorio 942 Control de pacientes que reciben oxígeno 959
ÍNDICE I xli

Empleo de la pulsioxim etría 959 Unidad 6 Cuidados de la traqueostomía 980


Em pleo de un analizador de oxígeno 961 Datos del proceso de enferm ería 980
Em pleo de una botella de oxígeno 961 P roced im ientos
Em pleo de la cánula nasal 962 Asistencia a la traqueostom ía 981
Empleo de una mascarilla facial de oxígeno 962 Aspiración em pleando u na sonda de traqueostom ía
Sum inistro de oxígeno en una tienda pediátrica 965 de único uso 983

Montaje de una tienda pediátrica 965 Limpieza de la cánula interna y la ostom ía 985
Control del niño en la tienda 965 Cambio de los anclajes de la cánula de traqueostom ía 987
Empleo de una capucha de oxígeno 965 987
Para las cintas de tela
Documentación 966 Método alternativo 988
Aplicación del pensamiento crítico 966 Cierre con una válvula de fonación Passey-M uir 988
Resultados esperados 966
Documentación 990
Resultados no esperados 966
Aplicación del pensamiento crítico 990
Opciones de pensamiento crítico 966
Resultados esperados 990
Unidad 4 Intubación de vías aéreas 968 Resultados no esperados 990
Opciones de pensamiento crítico 990
Datos del proceso de enferm ería 968

PROCEDIMIENTOS Unidad 7 Sistemas de drenaje torácico 991


Inserción de un tubo orofaríngeo 969 Datos del proceso de enferm ería 991
Inserción de un tubo nasofaríngeo (trom peta nasal) 969 P roced im ientos
Asistencia en la intubación endotraqueal 970 M antenim iento del drenaje torácico por gravedad/sistem a
de aspiración con botella 992
Inflado del manguito de un tubo traqueal 971
Para sistema bajo sello de agua Csistema de una botella) 992
Atención del paciente con tubo endotraqueal 972 Para drenaje por gravedad Csistema de dos botellas) 992
Extubación del tubo endotraqueal 972 Para aspiración [.sistema de tres botellas) 992

Documentación 973 M ontaje y m antenim iento de drenaje torácico desechable


con sello hidraúlico 994
Aplicación del pensamiento crítico 974
Resultados esperados 974 Adm inistración de autotransfusión em pleando Pleur-Evac
Resultados no esperados 974 ATS 996
Opciones de pensamiento crítico 974 Asistencia en la retirada del drenaje torácico 997
Unidad 5 Aspiración 975 Documentación 998
Datos del proceso de enferm ería 975 Aplicación del pensamiento crítico 999
Resultados esperados 999
PROCEDIMIENTOS
Resultados no esperados 999
Aspiración em pleando cánula para traqueostom ía Opciones de pensamiento crítico 999
de u n solo uso (v. U nidad 6) 976
A denda del c apítulo 1000
Aspiración con sonda m ultiuso protegida 976 Consideraciones gerontológicas 1000

Aspiración con sistem a de aspiración cerrado 977 Pautas de gestión 1000

Documentación 978 Delegación 1000


Red de comunicación 1001
Aplicación del pensamiento crítico 979
Resultados esperados 979 Estrategias del pensam iento crítico 1001

Resultados no esperados 979 Escenarios 1001


Opciones de pensamiento crítico 979 Preguntas de revisión del NCLEX® 1002
x lii ÍNDICE

C A P I T U L O 27
Resultados no esperados 1025
Opciones de pensamiento crítico 1025
M antenimiento circulatorio 1003
Unidad 3 Electrocardiograma CECG) 1026
O bjetivos de aprendizaje 1005
Datos del proceso de enferm ería 1026
Term inología 1005
Conceptos teóricos 1006
P roced im ientos
El sistem a circulatorio 1006
Control de pacientes con telem etría 1027
Gasto cardíaco 1007 Interpretación de u n registro de ECG 1029
Conducción eléctrica 1007
Registro de un ECG de 12 derivaciones 1034
Electrocardiograma (ECG) 1008
Marcapasos 1009 Documentación 1035
Alteraciones de la circulación 1010 Aplicación del pensamiento crítico 1036
Hemorragia 1010 Resultados esperados 1036
Shock 1010 Resultados no esperados 1036
Insuficiencia cardíaca 1011 Opciones de pensamiento crítico 1036
Isquemia 1011
Trombosis venosa profunda (TVP] 1012 Unidad 4 Medidas de urgencia de soporte
Vital 1038
Alteraciones de la circulación 1012
Valoración 1012 Datos del proceso de enferm ería 1038
Medidas de urgencia de soporte vital 1012 PROCEDIMIENTOS
Programas de desfibrilación temprana en hospitales 1014
Planificación e intervención 1014 A dm inistración de soporte vital básico a un
adulto/niño 1039
Control fetal 1014
Para el paciente que no responde 1039
D iagnósticos de enferm ería 1015
Para las vías respiratorias 1039
Unidad 1 Control de las hemorragias 1016 Para la reanimación respiratoria 1039
Para la circulación 1040
Datos del proceso de enferm ería 1016
Para continuar con la RCP 1042
P r o c e d im ie n to s
A dm inistración de soporte vital básico a un lactante
Empleo de la presión digital 1017 (menor de 12 meses) 1043
Empleo de vendajes compresivos 1017 Colocación de la víctima en la posición de recuperación 1043
Documentación 1018 Suministro de ventilación con ambú-válvula-mascarilla 1044
Aplicación del pensamiento crítico 1018 Em pleo de un desfibrilador externo automático 1044
Resultados esperados 1018
Resultados no esperados 1018 A dm inistración de la m aniobra de Heimlich a u n adulto
Opciones de pensamiento crítico 1018 o niño 1046
A dm inistración de la m aniobra de Heimlich a u n paciente
Unidad 2 Mantenim iento circulatorio 1019
que no responde 1047
Datos del proceso de enferm ería 1019 En un adulto 1047
P roced im ientos En un niño 1047
Aplicación de medias de com presión graduada (calcetería Llamada al equipo de respuesta rápida 1047
elástica) 1020 Véase capítulo 33, «Técnicas avanzadas» para las siguientes
Aplicación de dispositivos de com presión neum ática 1021 técnicas: M arcar un código; Empleo de u n carro de paradas;
Realización de la desfibrilación.
Aplicación de dispositivos de com presión secuencial
Documentación 1049
(DCS) 1022
Aplicación del pensamiento crítico 1049
Documentación 1024
Resultados esperados 1049
Aplicación del pensamiento crítico 1025 Resultados no esperados 1049
Resultados esperados 1025 Opciones de pensamiento crítico 1049
ÍNDICE xliii

Unidad 5 Control del marcapasos 1051 Líquidos 1072


Electrólitos 1073
Datos del proceso de enferm ería 1051
Desequilibrio hídrico y e lectrolítico 1073
PROCEDIMIENTOS Adm inistración IV 1073
Control del marcapasos tem poral (transvenosos, Diagnósticos de enferm ería 1075
epicárdicos) 1052
Asistencia en la inserción del marcapasos 1052 Unidad 1 Inicio de la terapia
intravenosa 1076
Mantenimiento de la función del marcapasos temporal 1054
Datos del proceso de enferm ería 1076
Enseñanza al paciente con marcapasos perm anente 1055
P roced im ientos
Documentación 1055
Preparación del sistem a de infusión 1077
Aplicación del pensamiento crítico 1056
Resultados esperados 1056 Incorporación de la alargadera 1079
Resultados no esperados 1056
Preparación del lugar de venopunción 1080
Opciones de pensamiento crítico 1056
Introducción de la palom illa 1081
Unidad 6 Control fetal 1058
Introducción del catéter sobre aguja 1084
Datos del proceso de enferm ería 1058
Documentación 1087
P ro ced im ientos
Aplicación del pensamiento crítico 1088
Auscultación del latido cardíaco fetal 1059
Resultados esperados 1088
Aplicación de control electrónico fetal externo 1059 Resultados no esperados 1088

Interpretación de los registros de control fetal Opciones de pensamiento crítico 1088


electrónico 1060
Unidad 2 Gestión intravenosa 1089
Valoración de los cambios cardíacos fetales periódicos 1061
Datos del proceso de enferm ería 1089
Documentación 1063
PROCEDIMIENTOS
Aplicación del pensamiento crítico 10 63
Resultados esperados 1063 Regulación de la velocidad de infusión 1090
Resultados no esperados 1063 Em pleo de un dispositivo electrónico para controlar
Opciones de pensamiento crítico 1063 el flujo 1091
A denda del capítulo 1 06 4
Em pleo de una bom ba «inteligente» 1092
C onsideraciones gerontológicas 1064
Em pleo de una bom ba con jeringa 1095
Pautas de gestión 1065
Delegación 1065 Gestión del punto de inyección IV 1097
Red de comunicación 1065 D el equipo de infusión IV 1098
Estrategias del pensam iento crítico 1 06 6 Para cambiar la IV continua en intermitente 1098
Escenarios 1066 Para colocar un dispositivo de fijación 1098
Preguntas de revisión del NCLEX® 1067 Para colocar un apósito transparente 1098

Referencia cruzada: capítulo 33, «Técnicas avanzadas de enfermería». Colocación de una llave de Luer para inyección salina 1099
Cambio de pijam a en u n paciente con catéter IV 1100
C APÍTU LO 2 8
Interrupción de la infusión IV 1100
Terapia intravenosa 1069
Documentación 1102
Objetivos de aprendizaje 1070 Aplicación del pensamiento crítico 1102
Term inología 1070 Resultados esperados 1102
Conceptos teóricos 1072 Resultados no esperados 1102
Equilibrio hídrico y e lectrolítico 1072 Opciones de pensamiento crítico 1102
x liv I ÍNDICE

Unidad 3 Control del equilibrio hídrico 1103 Pautas de gestión 1125


Delegación 1125
Datos del proceso de enferm ería 1103
Red de comunicación 1126
P ro cedim ientos
Estrategias del pensam iento crítico 1 12 6
Control del balance hídrico 1104
Escenarios 1126
Control del aporte hídrico 1106 Preguntas de revisión del NCLEX® 1127
Documentación 1107
Aplicación del pensamiento crítico 1107 C APÍTU LO 2 9
Resultados esperados 1107 Dispositivos de acceso vascular 1128
Resultados no esperados 1107
Opciones de pensamiento crítico 1107 Objetivos de aprendizaje 1129 O
Term inología 1 13 0
Unidad 4: Administración IV
de medicamentos 1108 Conceptos teóricos 1131
Dispositivos de acceso vascular central 1131
Datos del proceso de enferm ería 1108
Catéteres periféricos 1131
P roced im ientos Catéteres de la línea media 1131
Incorporación de la medicación a la solución IV 1109 Dispositivos de acceso vascular central 1131
Selección del paciente para DAVC 1132
Empleo de una bolsa secundaria («piggyback») 1100
Accesos implantados subcutáneamente 1132
Empleo de un equipo para controlar el volum en 1112 Inserción periférica de un catéter central (IPCC) 1132
Empleo de una vía periférica con llave de Luer (para Nutrición parenteral total 1133
solución salina) 1113 Diagnósticos de enferm ería 1133

Irrigación de una vía periférica con llave de Luer Unidad 1 Catéteres vasculares centrales
(para solución salina) 1114 percutáneos 1134
Administración de medicamentos por vía IV periférica 1115 Datos del proceso de enferm ería 1134
Documentación 1115
PROCEDIMIENTOS
Aplicación del pensamiento crítico 1116
Ayuda al cateterismo vascular central 1135
Resultados esperados 1116
Resultados no esperados 1116 Cambio del apósito de u n catéter de línea central 1137
Opciones de pensamiento crítico 1116
Infusión de líquidos IV a través de u n a línea central 1139
Unidad 5 Transfusiones de sangre 1117 Extracción de sangre a través de u n catéter de línea
Datos del proceso de enferm ería 1117 central 1141

P roced im ientos Aplicación de un BIOPATCH 1142


A dm inistración de sangre por m edio de u n equipo Cambio de una caperuza de acceso 1143
en Y 1118
M edición y m onitorización de la presión venosa central
A dm inistración de sangre a través de una vía recta 1120 (PVC) 1144
A dm inistración de hem oderivados 1121
Documentación 1146
Control de las posibles complicaciones 1122 Aplicación del pensamiento crítico 1146
Documentación 1124 Resultados esperados 1146
Aplicación del pensamiento crítico 1124 Resultados no esperados 1146
Resultados esperados 1124 Opciones de pensamiento crítico 1146
Resultados no esperados 1124
Opciones de pensamiento crítico 1124 Unidad 2 Nutrición parenteral total/m ezcla
Adenda del capítulo 1 12 5
de nutrientes totales 1148
Consideraciones gerontológicas 1125 Datos del proceso de enferm ería 1148
ÍNDICE

PROCEDIMIENTOS PROCEDIMIENTOS
Ayuda en la inserción del catéter 1149 Acceso y enjuagado de u n acceso im plantado con aguja
H uber 1167
M antenim iento de las infusiones de
hiperalim entación (NPT) 1151 Adm inistración de fármacos a través de u n acceso
Cambio del apósito y el tubo de subcutáneo im plantado 1168
hiperalim entación (NPT) 1152 Adm inistración de infusiones a través de u n acceso
M antenim iento de la hiperalim entación en los niños 1152 subcutáneo 1169

Documentación 1153 Extracción de sangre desde u n acceso subcutáneo


im plantado 1170
Aplicación del pensamiento crítico 1154
Resultados esperados 1154 Documentación 1171
Resultados no esperados 1154 Aplicación del pensamiento crítico 1171
Opciones de pensamiento crítico 1154 Resultados esperados 1171
Resultados no esperados 1171
Unidad 3 Terapia con emulsión Opciones de pensamiento crítico 1171
de lípidos 1155
Datos del proceso de enferm ería 1155 Unidad 6 Catéter central insertado
periféricamente CIPCC) 1 172
P ro ced im ientos
Datos del proceso de enferm ería 1172
Infusión de lípidos IV 1156
Documentación 1158 PROCEDIMIENTOS
Aplicación del pensamiento crítico 1158 M antenim iento del IPCC 1173
Resultados esperados 1158 Cambio del apósito del IPCC 1175
Resultados no esperados 1158
Extracción de sangre del IPCC 1176
Opciones de pensamiento crítico 1158
Elim inación del IPCC 1176
Unidad 4 Dispositivos de acceso vascular
Documentación 1177
central tunelados (DAVC) 1159
Aplicación del pensamiento crítico 1177
Datos del proceso de enferm ería 1159 Resultados esperados 1177
P ro ced im ientos Resultados no esperados 1177
M antenim iento de un catéter VC Hickm an o Broviac 1160 Opciones de pensamiento crítico 1177
Enjuagado intermitente de la línea usada 1160 A denda del c apítulo 1178
Irrigación de un catéter no permeable 1160 Consideraciones gerontológicas 1178
Uso de un dispositivo de presión positiva 1161 Pautas de gestión 1178
Cambio del apósito del catéter VC Hickman o Broviac 1162 Delegación 1178
Red de comunicación 1179
M antenim iento del catéter VC con válvula Groshong 1162
Estrategias del pensam iento crítico 1179
Para irrigación de 10 o 20 mL 1163
Escenarios 1179
Extracción de sangre del catéter VC con válvula
Preguntas de revisión del NCLEX® 1180
Groshong 1164
Documentación 1165
C A PÍTU LO 3 0
Aplicación del pensamiento crítico 1165
Resultados esperados 1165 Intervenciones ortopédicas 1181
Resultados no esperados 1165
Objetivos de aprendizaje 1182
Opciones de pensamiento crítico 1165
Term inología 1183
Unidad 5 Acceso subcutáneo Conceptos teóricos 1 18 4
implantado 1166 Recuperación del funcionam iento 1 18 4
Datos del proceso de enferm ería 1166 Fracturas 1184
x lv i ÍNDICE

Escayolas y férulas 1185 M antenim iento de u na tracción con halo 1208


Tracción 1185
Documentación 1209
Síndrome compartimental agudo 1186
Prótesis articular (artroplastia) 1186 Aplicación del pensamiento crítico 1209
Fractura de cadera 1186 Resultados esperados 1209
Amputación 1187 Resultados no esperados 1209
Valoración ortopédica 1187 Opciones de pensamiento crítico 1209
Valoración neurológica 1187
Diagnósticos de enferm ería 1 188
Unidad 4 Paciente con una prótesis
articular 1210
Unidad 1 Aplicación de aparatos Datos del proceso de enferm ería 1210
de inmovilización nsg
PROCEDIMIENTOS
Datos del proceso de enferm ería 1189
D isposición de la aspiración de la herida/autotransfusión
P roced im ientos sanguínea 1211
Aplicación de un cabestrillo 1190 Para la reinfusión/establecimiento de un nuevo sistema de

Aplicación de un vendaje espiral 1190 extracción 1211


Para la reinfusión 1211
Aplicación de un vendaje en ocho 1191 Para el drenaje continuo de la herida 1212
Aplicación de una férula 1192 Cuidados de un paciente con u n a artroplastia de cadera
Aplicación de un collarín cervical 1193 por vía posterolateral 1212
Para su colocación en la cama 1212
Aplicación de un soporte de espalda de Jewett-Taylor 1193
Para los ejercicios de fortalecimiento 1213
Documentación 1194 Para la movilidad y la prevención del desplazamiento 1213
Aplicación del pensamiento crítico 1195 Para los dispositivos auxiliares y los medios de adaptación 1214
Resultados esperados 1195 Cuidados de un paciente con una artroplastia de rodilla 1214
Resultados no esperados 1195
Para el movimiento pasivo continuo 1214
Opciones de pensamiento crítico 1195
Para los ejercicios postoperatorios 1214
Unidad 2 Cuidados de la escayola 1196 Para levantarse de la cama 1215
Documentación 1215
Datos del proceso de enferm ería 1196
Aplicación del pensamiento crítico 1216
PROCEDIMIENTOS Resultados esperados 1216
Cuidados de una escayola húm eda 1197 Resultados no esperados 1216

Valoración de una extrem idad escayolada 1198 Opciones de pensamiento crítico 1216

Enseñanza de los cuidados personales al paciente 1199 Unidad 5 Pacientes


Documentación 1200 con una amputación 1217

Aplicación del pensamiento crítico 1201 Datos del proceso de enferm ería 1217
Resultados esperados 1201 P r o cedim ientos
Resultados no esperados 1201
Colocación y ejercicios del m uñón 1218
Opciones de pensamiento crítico 1201
Para los cuidados preoperatorios 1218
Unidad 3 Tracción 1202 Para los cuidados postoperatorios 1218

Datos del proceso de enferm ería 1202 Reducción/moldeado del m uñón 1219

P roced im ientos Documen tación 1220

M antenim iento de la tracción cutánea 1203 Aplicación del pensamiento crítico 1220
Resultados esperados 1220
M antenim iento de la tracción ósea 1205 Resultados no esperados 1220
M antenim iento de un aparato de fijación externa 1207 Opciones de pensamiento crítico 1220
ÍNDICE xlvii

Unidad 6: Armazón de Stryker 1221 Unidad 2 Enseñanza preoperatoria 1239

Datos del proceso de enferm ería 1221 Datos del proceso de enferm ería 1239
PROCEDIMIENTOS P roced im ientos
Utilización de un armazón rotatorio en cuña de Stryker 1222 Sum inistro de inform ación quirúrgica 1240
Cambio de decúbito supino a prono 1222 Para el paciente preoperatorio en e l hospital 1240
Utilización de un armazón paralelo de Stryker 1222 Para el paciente preoperatorio en el contexto ambulatorio 1240
Para el paciente intraoperatorio 1241
Ayuda al paciente con el orinal 1223
Para el paciente postoperatorio 1241
Documentación 1223
Sum inistro de enseñanza al paciente 1241
Aplicación del pensamiento crítico 1223
Resultados esperados 1223 Sum inistro de enseñanza a la fam ilia 1241
Resultados no esperados 1223 Enseñanza para la terapia láser 1242
Opciones de pensamiento crítico 1223
Enseñanza para litotricia 1243
A denda del capítulo 1224
Enseñanza para laparoscopia 1244
Consideraciones gerontológicas 1 22 4
Enseñanza para artroscopia 1245
Pautas de gestión 1224
Delegación 1224 Instrucciones para los ejercicios de respiración
Red de comunicación 1224 profunda 1246
Estrategias del pensam iento crítico 1 22 5
Instrucciones para los ejercicios de tos 1246
Escenarios 1225
Sum inistro de instrucción para girar en la cama 1247
Preguntas de revisión del NCLEX® 1 22 5
Instrucción en los ejercicios de las piernas 1247
C APÍTU LO 31 Documentación 1247
Cuidado perioperatorio 1227 Aplicación del pensamiento crítico 1248
Resultados esperados 1248
Objetivos de aprendizaje 1 228
Resultados no esperados 1248
Term inología 1 229
Opciones de pensamiento crítico 1248
Conceptos teóricos 1 23 0
Experiencia quirúrgica 1 230 Unidad 3 Cuidado preoperatorio 1249

Cuidado perioperatorio 1 23 0 Datos del proceso de enferm ería 1249


Fase intraoperatoria 1232
P r o cedim ientos
Diagnósticos de enferm ería 1 23 4
O btención de los datos de línea basal 1250
Unidad 1 Estrés en los pacientes
Preparación de la zona quirúrgica 1250
preoperatorios 1235
Preparación del paciente para la cirugía 1252
Datos del proceso de enferm ería 1235
A dm inistración de la medicación preoperatoria 1254
P ro ced im ientos
Prevención de la ansiedad y el estrés 1236 Documentación 1255

Reducción de la ansiedad y el estrés 1236 Aplicación del pensamiento crítico 1255


Resultados esperados 1255
Ayuda al paciente en la negación 1237
Resultados no esperados 1255
Documentación 1237 Opciones de pensamiento crítico 1255
Aplicación del pensamiento crítico 1238
Resultados esperados 1238 Unidad 4 Sedación moderada
Resultados no esperados 1238 (consciente) 1257
Opciones de pensamiento crítico 1238 Datos del proceso de enferm ería 1257
xlviii ÍNDICE

Estrategias del pensam iento crítico 1277


PROCEDIMIENTOS
Escenarios 1277
Preparación del paciente para la sedación m oderada
(consciente) 1258 Preguntas de revisión del NCLEX® 1277
Referencias cruzadas: capítulo 16, «Tratamiento del dolor»;
M onitorización del paciente durante
capítulo 17, «Terapias alternativas y tratamiento del estrés».
el procedim iento 1259
Cuidado del paciente después de la sedación m oderada C APÍTU LO 3 2
(consciente) 1260 Asistencia al final de la vida 1279
Documentación 1261
Objetivos de aprendizaje 1 28 0
Aplicación del pensamiento crítico 1261
Term inología 1 28 0
Resultados esperados 1261
Conceptos teóricos 1281
Resultados no esperados 1261
Opciones de pensamiento crítico 1261 Duelo y pena 1281
Estadios del duelo 1281
Unidad 5 Unidad de cuidado postanestesia Estadios del fallecim iento 1281
CUCPA) y alta 1262 Principios centrales de la asistencia al final de la vida 1282
Datos del proceso de enferm ería 1262 Tratam iento del dolor 1282
Asistencia en centros de cuidados paliativos 1 283
P roced im ientos
Diagnósticos de enferm ería 1 28 4
Sum inistro de cuidado postanestesia 1263
Alta del paciente desde la unidad de postanestesia Unidad 1 El proceso del duelo 1285
a la u n idad de enferm ería 1264 Datos del proceso de enferm ería 1285
Alta del paciente desde la unidad de fase II al hogar 1265 P roced im ientos
Documentación 1266 Com prensión del duelo 1286
Aplicación del pensamiento crítico 1266
Evaluación del duelo 1286
Resultados esperados 1266
Resultados no esperados 1266 Documentación 1287
Opciones de pensamiento crítico 1266 Aplicación del pensamiento crítico 1287
Resultados esperados 1287
Unidad 6 Cuidado postoperatorio 1267
Resultados no esperados 1287
Datos del proceso de enferm ería 1267 Opciones de pensamiento crítico 1287
P roced im ientos Unidad 2 El paciente que se está
Sum inistro de cuidado postoperatorio 1268 muriendo 1288
A dm inistración postoperatoria de medicación 1269 Datos del proceso de enferm ería 1288
Tabla de complicaciones postoperatorias 1270 P roced im ientos
Documentación 1274 Apoyo del paciente cercano al final de la vida 1289
Aplicación del pensamiento crítico 1274 Proporción de analgesia al final de la vida 1290
Resultados esperados 1274
Asistencia al paciente que se está m uriendo 1292
Resultados no esperados 1274
Opciones de pensamiento crítico 1274 Apoyo a la fam ilia o al cuidador 1293
Adenda del capítulo 1 275 Documentación 1294
Consideraciones gerontológicas 1275 Aplicación del pensamiento crítico 1295
Pautas de gestión 1276 Resultados esperados 1295
Delegación 1276 Resultados no esperados 1295

Red de comunicación 1276 Opciones de pensamiento crítico 1295


INDICE I x lix

Unidad 3 Asistencia después Unidad 2 Monitorización de la presión


de la muerte 1296 arterial 1316

Datos del proceso de enferm ería 1296 Datos del proceso de enferm ería 1316
P ro ced im ientos P r o cedim ientos
Provisión de asistencia después de la m uerte 1297 Realización de una prueba de A lien 1317
Documentación 1298 Ayuda en la colocación de u n a vía arterial 1318
Aplicación del pensamiento crítico 1298 M onitorización de la presión arterial 1318
Resultados esperados 1298
R etirada de m uestras de sangre arterial 1320
Resultados no esperados 1298
Opciones de pensamiento crítico 1298 Para el proceso de conservación de la sangre 1321

A denda del capítulo 1299


Extracción de catéter arterial 1321

C onsideraciones gerontológicas 1 29 9 Documentación 1322

Pautas de gestión 1299 Aplicación del pensamiento crítico 1323


Delegación 1299 Resultados esperados 1323
Resultados no esperados 1323
Red de comunicación 1299
Opciones de pensamiento crítico 1323
Estrategias del pensam iento crítico 1 30 0
Escenarios 1300 Unidad 3 Urgencias cardíacas 1324
Preguntas de revisión del NCLEX® 1 30 0 Datos del proceso de enferm ería 1324

P roced im ientos
C APÍTU LO 3 3
M antenim iento del carro de parada 1325
Técnicas avanzadas
Comprobación del contenido del carro de parada 1326
de enfermería 1302
M arcar un código 1326
Objetivos de aprendizaje 1303
Realización de la desfibrilación 1327
Term inología 1 30 3
Conceptos teóricos 1304 A dm inistración de m edicam entos para el apoyo vital
avanzado 1330
Técnicas avanzadas en la práctica de la
enferm ería 1304 Ayuda en la cardioversion sincronizada 1331
Diagnósticos de enferm ería 1 30 6 Documentación 1333
Unidad 1 Monitorización (hemodinámica) Aplicación del pensamiento crítico 1 334

de la presión en la arteria pulmonar 1307 Resultados esperados 1334


Resultados no esperados 1334
Datos del proceso de enferm ería 1307
Opciones de pensamiento crítico 1334
P ro ced im ientos
Unidad 4 Ventilación mecánica 1335
Calibración y puesta a cero del sistem a de
monitorización 1309 Datos del proceso de enferm ería 1335

Ayuda al médico en la introducción del catéter 1310 P r o cedim ientos


Obtención de lecturas de la presión 1312 Alteraciones de la ventilación y el intercambio de gases 1336

M edida del gasto cardíaco 1313 Cuidado del paciente con ventilación mecánica 1336

Documentación 1314 Retirada del paciente de la ventilación mecánica


(«destete») 1340
Aplicación del pensamiento crítico 1315
Resultados esperados 1315 Documentación 1341
Resultados no esperados 1315 Aplicación del pensamiento crítico 1342
Opciones de pensamiento crítico 1315 Resultados esperados 1342
1 I ÍNDICE

Resultados no esperados 1342 Unidad 2 Control de infecciones 1360


Opciones de pensamiento crítico 1342
Datos del proceso de enferm ería 1360
A denda del capítulo 1 34 3
Diagnósticos de enfermería 1361
Consideraciones gerontológicas 1 34 3
PROCEDIMIENTOS
Pautas de gestión 1343
Delegación 1343 Preparación para la asistencia al paciente 1362

Red de comunicación 1344 Elim inación de residuos en el entorno domiciliario 1362


Estrategias del pensam iento crítico 1344 Asistencia domiciliaria a un paciente con SIDA o infección
Escenarios 1344 por VIH 1363
Preguntas de revisión del NCLEX® 1 34 5
Limpieza de los equipos en el entorno domiciliario 1364
Referencias cruzadas: capítulo 26, «Asistencia respiratoria»;
capítulo 21, «Mantenim iento circulatorio»; capítulo 28, «Terapia
Enseñanza de m edidas profilácticas en el entorno
intravenosa»; capítulo 29, «Dispositivos de acceso vascular». domiciliario 1364

Enseñanza de prácticas seguras a consumidores


CAPÍTU LO 3 4 de estupefacientes por vía IV 1365
Enfermería comunitaria 1346 (Véanse otras técnicas en el capítulo 15.)

O bjetivos de aprendizaje 1 34 8 Unidad 3 M ecánica corporal 1366


Conceptos teóricos 1 34 8
Datos del proceso de enferm ería 1366
A spectos legales de la asistencia dom iciliaria 1 34 9
Diagnósticos de enfermería 1367
Definición de asistencia dom iciliaria 1 34 9
Equipo de asistencia dom iciliaria 1 34 9 P roced im ientos
Rem isión a asistencia dom iciliaria 1 35 0 Colocación de un a cama no hospitalaria para atender
Transición del centro hospitalario al dom icilio al paciente 1367
Enseñanza del paciente 1351 Levantam iento de un paciente desvalido de la cama
A daptación de la asistencia al entorno dom iciliario 1351 sin ayuda 1368
Plan de trata m ie n to 1351
D ocum entación 1351
Unidad 4 Asistencia en la higiene
personal 1369
D iagnósticos de enferm ería 1352
Datos del proceso de enferm ería 1369
Unidad 1 Ingreso en un sistema de
Diagnósticos de enfermería 1371
asistencia domiciliaria 1353
P roced im ientos
Datos del proceso de enferm ería 1353
Baño del paciente en su domicilio 1371
P roced im ientos
Traslado del paciente a la bañera o el plato de ducha 1371
Identificación de idoneidad para el reembolso
por Medicare 1354 Adaptación de las pautas clínicas para la cama
en el entorno domiciliario 1372
C umplimentación de la docum entación de ingreso 1356
Cuidado de las heridas 1372
M antenim iento de la seguridad del profesional
(Véanse otras técnicas en el capítulo 25.)
de enferm ería 1356
Elim inación de piojos 1372
Valoración de la seguridad del entorno domiciliario 1357
(Véanse otras técnicas en los capítulos 8 y 9.)
Evaluación de la seguridad del paciente 1358

Valoración de la seguridad del cuidador 1359


Unidad 5 M edicamentos 1374

Datos del proceso de enferm ería 1374


Valoración de malos tratos a ancianos 1359
Diagnósticos de enfermería 1375
ÍNDICE li

PROCEDIMIENTOS PROCEDIMIENTOS
Adm inistración de m edicam entos 1375 M antenim iento del equipo de adm inistración
Esterilización de equipos no desechables de oxígeno 1391
para la adm inistración de medicam entos 1376 Enseñanza de m edidas de seguridad
(Véanse otras técnicas en el capítulo 18.) en la oxigenoterapia 1391
Gestión del equipo de asistencia ventilatoria 1391
Unidad 6 Nutrición parenteral total 1377
Cuidado de u n catéter transtraqueal 1392
Datos del proceso de enferm ería 1377
En Micro-Trach de Heimlich 1392
Diagnósticos de enfermería 1379
En limpieza in situ de catéter transtraqueal SCOOP 1393
P roced im ientos En limpieza del catéter transtraqueal SCOOP
Adm inistración de nutrición parenteral total (NPT) tras su retirada 1393
en el entorno domiciliario 1379 Enseñanza del paciente acerca del cuidado del catéter 1394
Control de un paciente tratado con NPT 1380 Enseñanza acerca de la aspiración de la traqueostomía 1394
Interrupción de la infusión de NPT 1381 Limpieza del sistem a de aspiración 1394
(Véanse otras técnicas en el capítulo 29.) Enseñanza del paciente acerca del cuidado
Unidad 7 Eliminación 1382 de la traqueostom ía 1395

Datos del proceso de enferm ería 1382 (Véanse otras técnicas en el capítulo 26.)

Diagnósticos de enfermería 1384 Unidad 9 Cuidados circulatorios 1396


P roced im ientos Datos del proceso de enferm ería 1396
Utilización de una técnica lim pia en la autocateterización Diagnósticos de enfermería 1397
interm itente 1384
PROCEDIMIENTOS
En una mujer 1384
Control del marcapasos en el domicilio 1397
En un hombre 1385
Cuidado del catéter suprapúbico 1385 Verificación telefónica del marcapasos con la clínica 1398

Adm inistración de diálisis peritoneal am bulatoria Enseñanza acerca del uso del m onitor Holter 1398
continua (DPAC) 1386 Enseñanza del cuidado de u n desfibrilador cardioversor
En drenaje de líquidos 1386 im plantable 1399
En infusión de dializado 1387 (Véanse otras técnicas en el capítulo 27.)
Cambio de apósito en un paciente sometido a DPCA 1387 Adenda del capítulo 1400
Enseñanza del paciente acerca de la irrigación Escenarios 1400
de la colostomía 1387 Preguntas de revisión del NCLEX® 1400
(Véanse otras técnicas en los capítulos 22 y 23.)
A p é n d ic e : r esp u estas razonadas

Unidad 8 Cuidados respiratorios 1389 D E L NCLEX-R® 1402

Datos del proceso de enferm ería 1389 B ib l io g r a f ía 1415

Diagnósticos de enfermería 1390 ÍNDICE A L F A B É TIC O 1426


ÍN D IC E DE T É C N IC A S *

Acceso y enjuagado de un acceso implantado con aguja Administración de medicamentos por vía IV
Huber 1167 periférica 1115
Adaptación de las pautas clínicas para la cama Administración de nutrición parenteral total (NPT)
en el entorno domiciliario 1372 en el entorno domiciliario 1379
Administración de analgesia narcótica epidural 524 Administración de óvulos vaginales 600
Administración de anticoagulantes subcutáneos Administración de pomadas oftálmicas 589
(heparina, HBPM, fondaparinux sódico) 615 Administración postoperatoria de medicación 1269
Administración de autotransfusión empleando Administración del protocolo de medicación 576
Pleur-Evac ATS 996 Administración de sangre por medio de u n equipo
Administración de compuestos para controlar sustancias de sondas en Y 1118
tóxicas 659 Administración de sangre a través de u na vía
Administración de diálisis peritoneal ambulatoria recta 1120
continua (DPAC) 1386 Administración de soporte vital básico a u n adulto/
Administración de u n enema a u n niño 834 niño 1039
Administración de u n enema de retención 835 Administración de soporte vital básico a u n lactante
Administración de u n enema de retom o del flujo 836 (m enor de 12 meses) 1043
Administración de u n enema de volum en alto 832 Administración de u n supositorio 824
Administración de u n enema de volum en Administración de supositorios rectales 599
pequeño 835 Administración de la vacuna reconstituida
Administración de fármacos a través de u n acceso contra la viruela 475
subcutáneo implantado 1168 Afeitado del paciente 222
Administración de hemoderivados 1121 Afrontamiento de u n desastre nuclear 482
Administración de infusiones a través de u n acceso Alimentación continua a través de sonda
subcutáneo 1169 nasointestinal/de yeyunostomía de pequeño
Administración de inyecciones intradérmicas 607 calibre 670
Administración de inyecciones Alimentación interm itente a través de u n a sonda
intramusculares (IM) 617 nasogástrica de gran calibre 664
Administración de inyecciones subcutáneas 608 Alivio del dolor a través del tacto (masaje) 520
Administración de la maniobra de Heimlich a u n adulto Alta de u n paciente 104
o niño 1046 Alta de un paciente en contra del consejo
Administración de la maniobra de Heimlich a un médico (CCM) 105
paciente que no responde 1047 Alta del paciente desde la unidad de fase n al
Administración de medicación en aerosol sin hogar 1265
presurizar (ASP) (nebulizada) 598 Alta del paciente desde la unidad de postanestesia
Administración de medicación inhalatoria en polvo a la unidad de enfermería 1264
seco (IPS) 597 Alteraciones de la ventilación y el intercambio
Administración de la medicación preoperatoria 1254 de gases 1336
Administración de medicaciones para el dolor 523 Aplicación de almohadillas de agua caliente 856
Administración de medicaciones inhalatorias en dosis Aplicación de almohadillas de crioterapia
medidas (IDM) 595 circulante 865
Administración de medicaciones orales a adultos 582 Aplicación de u n apósito hidrocoloide 923
Administración de medicaciones orales a niños 583 Aplicación de bolsas de calor comerciales 856
Administración de medicaciones óticas 590 Aplicación de apósitos de húm edo a humedecido 913
Administración de medicaciones por sonda NG Aplicación de u n apósito de película transparente 921
o entérica 582 Aplicación de u n BIOPATCH 1142
Administración de medicaciones sublinguales 594 Aplicación de bolsas de calor húm edo 857
Administración de medicamentos 1375 Aplicación de un a bolsa de desviación urinaria 796
Administración de medicamentos para el apoyo vital Aplicación de bolsas frías instantáneas desechables
avanzado 1330 (químicas) 864

*Este índice representa la lista de los títulos de las técnicas principales que se encuentran en este libro. Para las técnicas adicionales y varia­
ciones de técnicas refiérase al índice y al índice alfabético.

lii
ÍNDICE DE TÉCNICAS liii

Aplicación de bolsas de hielo/bolsas frías Aspiración con sistema de aspiración cerrado 977
comerciales 863 Aspiración con sonda multiuso protegido 976
Aplicación de un cabestrillo 1190 Atención de los pacientes con reacciones
Aplicación de una cinta abdominal 906 psicológicas 501
Aplicación de un collarín cervical 1193 Atención del paciente con tubo endotraqueal 972
Aplicación de control electrónico fetal externo 1059 Atención de las víctimas fallecidas 501
Aplicación de cremas a las lesiones 586 Auscultación del latido cardíaco fetal 1059
Aplicación de los cuidados del cabello 220 Ayuda en la cardioversion sincronizada 1331
Aplicación de cuidados para la incontinencia 238 Ayuda al cateterismo vascular central 1135
Aplicación de cuidados perineales femeninos 236 Ayuda en la colocación de una vía arterial 1318
Aplicación de cuidados perineales masculinos 237 Ayuda en la inserción del catéter 1149
Aplicación de cuidados de los pies 229 Ayuda al médico en la introducción del catéter 1310
Aplicación de cuidados de las uñas 229 Ayuda al paciente para describir experiencias
Aplicación de dispositivos de compresión personales 78
neum ática 1021 Ayuda al paciente para expresar necesidades,
Aplicación de dispositivos de compresión secuencial sentimientos y pensamientos 78
(DCS) 1022 Ayuda al paciente con el orinal 1223
Aplicación de una férula 1192 Ayuda al paciente que usa la negación 1237
Aplicación de la higiene oral 214 Ayuda en el uso de la silla sanitaria 233
Aplicación de la mecánica corporal 349 Ayudar a comer a u n paciente disfágico 650
Aplicación de medias de compresión graduada (calcetería Ayudar a comer a u n paciente con vista defectuosa 649
elástica) 1020 Baño en bañera o ducha 190
Aplicación de medicaciones tópicas 586 Baño de u n lactante 191
Aplicación de medicaciones transdérmicas 587 Baño de u n paciente adulto 187
Aplicación de restricción para el codo 161 Baño del paciente en su domicilio 1371
Aplicación de restricción de tipo chaleco 162 Baño en silla hidráulica para bañera 192
Aplicación de restricción de tipo mom ia 165 Baño con sistema desechable 190
Aplicación de restricción de tórax/cinturón 159 Baños de asiento 858
Aplicación de una sonda profiláctico para la recogida Cálculo de las dosis 573
de orina 767 Calibración y puesta a cero del sistema de
Aplicación de un soporte de espalda de Jewett- monitorización 1309
Taylor 1193 Calibrado del medidor de glucosa sanguínea
Aplicación de un vendaje espiral 1190 (One Touch Ultra) 700
Aplicación de un vendaje en ocho 1191 Cambio de los anclajes de la cánula de
Apoyo a la familia o al cuidador 1293 traqueostomía 987
Apoyo del paciente cercano al final de la vida 1289 Cambio del apósito de u n catéter de línea
Asistencia en la amniocentesis 752 central 1137
Asistencia en la aspiración de médula ósea 751 Cambio del apósito del catéter VC Hickman
Asistencia en la biopsia hepática 748 oBroviac 1162
Asistencia domiciliaria a u n paciente con SEDA o Cambio de u n apósito estéril seco 891
infección por VIH 1363 Cambio del apósito de una herida 898
Asistencia en el exam en vaginal y prueba Cambio del apósito del EPCC 1175
de Papanicolau 751 Cambio de apósito en u n paciente sometido
Asistencia en la inserción del marcapasos 1052 a DPCA 1387
Asistencia en la intubación endotraqueal 970 Cambio del apósito y el tubo de
Asistencia matutina 186 hiperalimentación (NPT) 1152
Asistencia al paciente que se está m uriendo 1292 Cambio de u n apósito-úlcera venosa 901
Asistencia a pacientes con úlceras por presión 920 Cambio de u n a cama ocupada 181
Asistencia en la paracentesis 750 Cambio de u n a caperuza de acceso 1143
Asistencia en la punción lum bar 747 Cambio de decúbito supino a prono 1222
Asistencia en la retirada del drenaje torácico 997 Cambio de u n a funda de almohada 178
Asistencia en la toracocentesis 749 Cambio de jeringuilla en ACP 529
Asistencia a la traqueostomía 981 Cambio de pijama en u n paciente con vía IV 1100
Aspiración em pleando cánula para traqueostomía Cambio del program a/m odo 529
de u n solo uso (v. Unidad 6) 976 Carga de ACP: modelo Alaris 528
Aspiración em pleando una sonda de traqueostomía Cierre con una válvula de fonación Passey-Muir 988
de único uso 983 Cobertura con toalla de baño de una paciente 236
ÍNDICE DE TÉCNICAS

Colocación de una bolsa de ostomía fecal 839 Cumplimentación de u n resum en del alta 129
Colocación de una cama no hospitalaria para atender Datos de proceso de enfermería 519
al paciente 1367 Datos de proceso de enfermería 522
Colocación y ejercicios del m uñ ón 1218 Datos de proceso de enfermería 555
Colocación de una llave de Luer para inyección Deambulación con u n andador 391
salina 1099 Deambulación con dos ayudantes 388
Colocación de u n rodillo de trocánter 369 Deambulación con u n ayudante 389
Colocación de la víctima en la posición de Deambulación con u n bastón 392
recuperación 1043 Definición de los parámetros de salud pública 497
Comienzo de la interacción con el paciente 76 Desarrollo de una red de comunicación 498
Compleción de antisepsia quirúrgica de las manos 884 Descontaminación por medio de u n a selección 488
Comprensión del duelo 1286 Descontaminación de las víctimas después de u n acto
Comprensión de la gasometría 699 de bioterrorismo 492
Comprensión de las prueba de química sanguínea 698 Descontaminación de las víctimas después de u n acto
Comprensión de las reacciones posvacunales 477 de terrorismo químico 492
Compresas 866 Descontaminación de las víctimas después
Comprobación del contenido del carro de parada 1326 de una exposición radiológica 493
Comunicación con un paciente agresivo o airado 85 Determinación de la disposición para aprender 119
Comunicación con un paciente con ansiedad 85 Determinación del efecto del estrés 556
Comunicación con un paciente deprimido 85 Determinación de la estrategia educativa adecuada 121
Control de las alergias al látex 426 Determinación de los patrones de respuesta 556
Control del aporte hídrico 1106 Dietas con alimentos de consistencia alterada 646
Control del balance hídrico 1104 Dietas enriquecidas en nutrientes 644
Control de los calentadores radiantes para lactantes 859 Dietas progresivas 645
Control de la contaminación por radiación 494 Disposición de la aspiración de la herida/autotransfusión
Control del estado de la piel 195 sanguínea 1211
Control de la glucosa 702 Ejecución del Zassi Bowel M anagem ent System® 826
Control del marcapasos en el domicilio 1397 Ejercicios pasivos de am plitud de movimiento 382
Control del marcapasos temporal (transvenosos, Elaboración de u n plan de seguridad en caso de
epicárdicos) 1052 desastre 465
Control de pacientes que reciben oxígeno 959 Elaboración de una rutina intestinal regular 823
Control de pacientes con telemetría 1027 Elección del equipo de protección en caso de ataque
Control de un paciente tratado con NPT 1380 radiológico 491
Control de las posibles complicaciones 1122 Elección del equipo de protección en caso de exposición
Cualificadón del paciente para ACP 527 biológica 489
Cuidado del catéter suprapúbico 1385 Elección del equipo de protección en caso de exposición
Cuidado de un catéter transtraqueal 1392 química 490
Cuidado de las heridas 1372 Eliminación de equipos de gran tam año contaminados
Cuidado de una herida con un drenaje 905 de la zona de aislamiento 441
Cuidado de una sonda suprapúbica 790 Eliminación del IPCC 1176
Cuidado del paciente después de la sedación moderada Eliminación de muestras de la zona de aislamiento 440
(consciente) 1260 Eliminación de objetos de la zona de aislamiento 438
Cuidado del paciente con ventilación mecánica 1336 Eliminación de piojos 1372
Cuidados de la dentadura postiza 216 Eliminación de piojos y liendres 225
Cuidados de una escayola húm eda 1197 Eliminación de residuos en el entorno
Cuidados para la espalda 202 domiciliario 1362
Cuidados oculares a pacientes en coma 241 Empleo de u n analizador de oxígeno 961
Cuidados oculares rutinarios 241 Empleo de una bolsa secundaria (piggyback) 1100
Cuidados orales para pacientes inconscientes 217 Empleo de una bomba «inteligente» 1092
Cuidados de u n paciente con una artroplastia de cadera Empleo de una bomba con jeringa 1095
por vía posterolateral 1212 Empleo de una botella de oxígeno 961
Cuidados de u n paciente con una artroplastia Empleo de la cánula nasal 962
de rodilla 1214 Empleo de una capucha de oxígeno 965
Cuidados postoperatorios de la órbita del ojo 241 Empleo de u n desfibrilador externo automático 1044
Cuidados de la sonda 780 Empleo de u n dispositivo electrónico para controlar
Cumplimentación de la documentación de el flujo 1091
ingreso 1356 Empleo de doble embalaje para aislamiento 438
ÍNDICE DE TÉCNICAS lv

Empleo del elevador de Hoyer (cabestrillo) 367 Enseñanza a los pacientes para la detección de cuerpos
Empleo de un equipo para controlar el volum en 1111 cetónicos en la orina 687
Empleo de IDM con cámara de inhalación 597 Enseñanza al paciente del empleo del sistema
Empleo de una mascarilla 437 de administración de insulina: plum a de insulina 612
Empleo de una mascarilla facial de oxígeno 962 Enseñanza al paciente de la evaluación pos vacunal 477
Empleo del método en Z 620 Enseñanza del paciente acerca de la irrigación
Empleo de movimientos coordinados 352 de la colostomía 1387
Empleo de la presión digital 1017 Enseñanza al paciente con marcapasos
Empleo de principios básicos 352 perm anente 1055
Empleo de la pulsioximetría 959 Enseñanza a los pacientes de las normas de seguridad
Empleo del sistema de control de narcóticos 574 en caso de terrem oto 465
Empleo de u n sistema de dispensación Enseñanza al paciente a respirar profundam ente 947
automatizada 575 Enseñanza al paciente a toser 947
Empleo del sistema Vacutainer 696 Enseñanza a los padres a detectar lombrices 692
Empleo de una tabla para los pies 369 Enseñanza de prácticas seguras a consumidores
Empleo de la tram pa de aspiración 707 de estupefacientes por vía IV 1365
Empleo de vendaj es compresivos 1017 Enseñanza de la relajación corporal 559
Empleo de una vía periférica con una llave de Luer (para Enseñanza de la respiración controlada 559
solución salina) 1113 Enseñanza de la respiración diafragmática 948
Enseñanza de ACP a un paciente 532 Enseñanza para sentarse y levantarse de u na silla con
Enseñanza acerca de la aspiración de la muletas 400
traqueostomía 1394 Enseñanza para subir y bajar escaleras con muletas 399
Enseñanza para artroscopia 1245 Enseñanza para la terapia láser 1242
Enseñanza para caminar con muletas: marcha con Enseñanza del uso de la bomba de insulina 613
cuatro puntos de apoyo 397 Enseñanza acerca del uso de m onitor Holter 1398
Enseñanza para caminar con muletas: marcha con dos Establecimiento de las áreas de tratam iento
puntos de apoyo 398 por selección 497
Enseñanza para caminar con muletas: marcha con tres Establecimiento de u na comunicación viable 498
puntos de apoyo 397 Esterilización de equipos no desechables
Enseñanza del cuidado de u n desfibrilador cardioverter para la administración de medicamentos 1376
implantable 1399 Evaluación del duelo 1286
Enseñanza de los cuidados personales al paciente 1199 Evaluación de las preferencias culturales 77
Enseñanza de ejercicios activos de am plitud de Evaluación de los resultados de la educación/
movimientos 386 aprendizaje 125
Enseñanza de ejercicios de fortalecimiento Evaluación de la seguridad del paciente 1358
muscular 396 Evaluación de los temas espirituales 77
Enseñanza del empleo del dispositivo de apoyo a la tos Extracción de catéter arterial 1321
de presión espiratoria positiva oscilante (PEP) 950 Extracción y limpieza de lentes de contacto 243
Enseñanza del empleo del espirómetro de Extracción y limpieza de u n ojo artificial (prótesis
incentivo 948 ocular) 242
Enseñanza de estrategias de afrontamiento 557 Extracción de sangre desde u n acceso subcutáneo
Enseñanza para la gammagrafía 735 implantado 1170
Enseñanza para laparoscopia 1244 Extracción de sangre del catéter VC con válvula
Enseñanza para litotripsia 1243 Groshong 1164
Enseñanza de la marcha con balanceo swing-to y swing- Extracción de sangre a través de u n catéter de línea
through 398 central 1141
Enseñanza de la medición del flujo máximo 949 Extracción de sangre del IPCC 1176
Enseñanza de medidas profilácticas en el entorno Extubación del tubo endotraqueal 972
domiciliario 1364 Facilitación de la relación entre enfermero y
Enseñanza de sobre medidas de seguridad paciente 82
en la oxigenoterapia 1391 Finalización de la hemodiálisis 804
Enseñanza de los pacientes para la comunicación con sus Finalización de la relación entre enfermero y
médicos 76 paciente 83
Enseñanza del paciente acerca del cuidado Gestión de los cuidados después de la exposición
del catéter 1394 a sustancias químicas 481
Enseñanza del paciente acerca del cuidado Gestión del equipo de asistencia ventilatoria 1390
de la traqueostomía 1395 Gestión del punto de inyección IV 1097
ÍNDICE DE TÉCNICAS

Giro a decúbito lateral 359 Irrigación/m antenimiento de u na sonda


Giro a decúbito prono 359 nasogástrica (NG) 657
Hacer una cama quirúrgica 181 Irrigación ocular 589
Hacer una cama vacía 178 Irrigación de u n sistema cerrado 786
Higiene de las manos (asepsia médica) 421 Irrigación de u na vía periférica con llave de Luer
Identificación de los agentes de bioterrorismo 469 (para solución salina) 1114
Identificación de la exposición a sustancias Lavado de cabeza 220
químicas 480 Lavado gástrico 659
Identificación de idoneidad para el reembolso Levantamiento de u n paciente desvalido de la cama
por Medicare 1354 sin ayuda 1368
Identificación de indicaciones para administrar la vacuna Limpieza de artículos lavables 424
de la inmunoglobulina (GIV) 478 Limpieza de la cánula interna y la ostomía 985
Identificación de la presencia de piojos y liendres Limpieza y comprobación de u n audífono 244
(huevos de los piojos) 225 Limpieza de los equipos en el entorno
Identificación del síndrome agudo de radiación 482 domiciliario 1364
Identificación del síndrome postraumático (SPT) 502 Limpieza del sistema de aspiración 1394
Implem entation de la estrategia educativa 122 Llamada a un código 1326
Implementación del protocolo de control hospitalario Llamada al equipo de respuesta rápida 1047
de infecciones 486 Manejo de los pacientes con restricciones 157
Incorporación de la alargadera 1079 M anipulación del entorno para reducir el estrés 557
Incorporación de la medicación a la solución IV 1109 M antenimiento de u n a alineación corporal
Incorporación del paciente en la cama 360 correcta 351
Inflado del manguito de u n tubo traqueal 971 M antenimiento de u n aparato de fijación externa 1207
Infusión de lípidos IV 1156 M antenimiento del carro de parada 1325
Infusión de líquidos IV a través de una línea M antenimiento de u n catéter VC Hickman o
central 1139 Broviac 1160
Ingreso de u n paciente 95 M antenimiento del catéter VC con válvula
Iniciación de la relación entre enfermero y paciente 82 Groshong 1162
Inserción de una sonda de alimentación de pequeño M antenimiento de catéter venoso central de doble
calibre 668 luz (CDL) 805
Inserción de una sonda nasogástrica (NG) M antenimiento del drenaje torácico por gravedad/
de gran calibre 653 sistema de aspiración con botella 992
Inserción de una sonda recta (mujer) 772 M antenimiento del equipo de administración
Inserción de una sonda recta (varón) 774 de oxígeno 1391
Inserción de una sonda de retención (mujer) 775 M antenimiento de la función del marcapasos
Inserción de una sonda de retención (varón) 779 temporal 1054
Inserción de u n tubo nasofaríngeo (trompeta M antenimiento de la hiperalimentación en los
nasal) 969 niños 1152
Inserción de u n tubo orofaríngeo 969 M antenimiento de las infusiones de
Instilación de colirios 588 hiperalimentación (NPT) 1151
Instilación de gotas nasales 595 M antenimiento del IPCC 1173
Instrucción en los ejercicios de las piernas 1247 M antenimiento de irrigación vesical continua 787
Instrucciones para los ejercicios de respiración M antenimiento de la seguridad del profesional
profunda 1246 de enfermería 1356
Instrucciones para los ejercicios de tos 1246 M antenimiento de u n sistema de drenaje
Interpretación de los registros de control fetal de las heridas 907
electrónico 1060 M antenimiento de la tracción cutánea 1203
Interpretación de u n registro de ECG 1029 M antenimiento de u n a tracción con halo 1208
Interrupción de la administración IV 1100 M antenimiento de la tracción ósea 1205
Interrupción de bolo, carga o dosis de ACP 530 Medición de la altura de las muletas 396
Interrupción de la infusión de NPT 1381 Medición de la altura y peso 100
Introducción del catéter sobre aguja 1084 Medición y monitorización de la presión venosa
Introducción de la palomilla 1081 central (PVC) 1144
Introducción de un tubo rectal 825 Medida de aportes y pérdidas 764
Irrigación mediante apertura de u n sistema cerrado 785 M edida de la frecuencia respiratoria 275
Irrigación del conducto auditivo externo 591 M edida del gasto cardíaco 1313
Irrigación de heridas 908 M edida de la presión arterial 278
ÍNDICE DE TÉCNICAS lvii

Medida de la presión arterial en las extremidades Preparación de las medicaciones orales 580
inferiores 282 Preparación de u n paciente para el alta 128
M edida de la presión arterial en los lactantes pequeños Preparación del paciente para la cirugía 1252
mediante el m étodo flush (reacción vasomotora) 283 Preparación del paciente para la FT 955
M edida del pulso apical 268 Preparación del paciente para la sedación moderada
Medida del pulso apical-radial 270 (consciente) 1258
Medida de la tem peratura en los lactantes y los Preparación del punto de venopunción 1080
niños 263 Preparación del sistema de infusión 1077
Medidas de asistencia nocturna 202 Preparación de la zona quirúrgica 1250
M ejora de la satisfacción del paciente con el control Presentación al paciente 76
del dolor 523 Prevención de la ansiedad y el estrés 1236
Monitorización de la oximetría del pulso (v. capítulo 26, Prevención de las caídas del paciente 148
«Cuidados respiratorios») 272 Prevención de discontinuidades en la piel 196
Monitorización del paciente durante Prevención de las enfermedades que causan diarrea
el procedimiento 1259 después de u n desastre natural 466
Monitorización de la presión arterial 1318 Prevención de laceraciones cutáneas 197
Monitorización de los pulsos periféricos con un Prevención de lesiones térmicas/eléctricas 151
fonendoscopio y ecografía Doppler 271 Prevención de úlceras por presión 918
M ontaje y m antenim iento de drenaje torácico Priorizadón de los grupos de alto riesgo para la
desechable con sello hidráulico 994 vacunadón contra la viruela 474
M ovimiento del paciente con ayuda 361 Propordón de analgesia al final de la vida 1290
Obtención de los datos de línea basal 1250 Propordonar estímulo digital 822
Obtención de u n frotis de encías para la detección Propordonar una evacuadón digital asistida 821
de anticuerpos frente al VIH 710 Provisión de asistenda continua de padente
Obtención de lecturas de la presión 1312 con hemodiálisis 804
Obtención de la muestra de esputo 706 Provisión de asistenda después de la m uerte 1297
Obtención de muestras de garganta 710 Provisión de hemodiálisis 802
Obtención de muestras de heridas para cultivos Provisión de seguridad a los parientes con actividad
aeróbicos 711 convulsiva 154
Obtención de muestras de heridas para cultivos Provisión de seguridad a los pacientes durante u n
anaeróbicos 711 incendio 152
Obtención de una muestra de orina de u n conducto Provisión de seguridad a los parientes que reciben
ileal 798 materiales radiactivos 153
Obtención y transporte de las muestras 479 Pruebas de sangre oculta 691
Palpación de la presión arterial sistólica 281 Puesta y retirada de guantes limpios 424
Palpación del pulso periférico 270 Puesta y retirada de la ropa de aislamiento 435
Palpación del pulso radial 267 Realización de la desfibrilación 1327
Plegado de una esquina en bisel 178 Realización del drenaje postural 955
Plegado de una manopla hecha con una toalla 186 Realización de la percusión torácica 956
Preparación de ACP 529 Realización de u n a prueba de Alien 1317
Preparación para administración de ACP 528 Realización de la vibración torácica 956
Preparación para la administración de la Recogida de datos y establecimiento de la relación 118
medicación 571 Recogida de m uestra por aspiración transtraqueal 707
Preparación para el aislamiento 435 Recogida de muestras para cultivo 699
Preparación para la asistencia al paciente 1362 Recogida de muestras de heces en adultos 690
Preparación de u n cambio de apósito con paquetes Recogida de muestras de heces para búsqueda de huevos
individuales 888 y parásitos 690
Preparación de u n campo estéril 886 Recogida de muestras de heces para cultivos
Preparación de u n campo estéril con paquetes bacterianos 692
preparados comercialmente 887 Recogida de muestras de heces en niños 691
Preparación del campo para una paciente 771 Recogida de muestras en niños 686
Preparación para los estudios con bario 738 Recogida de muestras de orina de 24 horas 685
Preparación para los estudios endoscópicos 741 Recogida de m uestra de u n sistema cerrado 793
Preparación para los estudios de rayos X 724 Recogida de orina durante la micción 685
Preparación para la gammagrafía 733 Reconstitución de la vacuna contra la viruela 474
Preparación de las inyecciones 603 Reducción de la ansiedad y el estrés 1236
Preparación de las inyecciones de insulina 610 Reducción de la hipotensión ortostática 388
lviii ÍNDICE DE TÉCNICAS

Reducción/moldeado del m uñón 1219 Uso de la comunicación para aum entar la autoestima
Registro de u n ECG de 12 derivaciones 1034 del paciente 78
Regulación de la velocidad de infusión 1090 Uso de la cuña y el orinal 232
Restricción de los hidratos de carbono alimenticios 643 Uso de u n dispositivo no invasivo de monitorización
Restricción de los lípidos alimenticios 643 continua 283
Restricción de nutrientes minerales (sodio, potasio) 644 Uso de u n dispositivo de presión positiva 1161
Restricción de las proteínas alimenticias 643 Uso de u n escáner vesical 771
Retirada de grapas 893 Uso de hilo dental 215
Retirada de muestras de sangre arterial 1320 Uso de mantas enfriadoras 867
Retirada del paciente de la ventilación mecánica Uso de la meditación como terapia alternativa 560
(«destete») 1340 Uso de restricciones en las muñecas 159
Retirada de puntos de sutura 892 Uso de restricciones de tipo manopla 161
Retirada de una sonda NG o nasointestinal (NI) 660 Uso de técnicas de relajación 520
Retirada de una sonda de retención 781 Uso de los termómetros digitales 260
Rodamiento del paciente 368 Uso de los termómetros electrónicos 261
Salida de la habitación de un paciente y precauciones Uso de los termómetros de infrarrojos para medir la
estándar 430 tem peratura timpánica 263
Selección en caso de exposición a sustancias químicas 481 Uso de las tiras termosensibles 264
Selección del marco educativo 122 Utilización de u n arm azón paralelo de Stryker 1222
Sentar al paciente en el borde de la cama 363 Utilización de u n arm azón rotatorio en cuña
Servir u na bandeja de alimentos 649 de Stryker 1222
Sistemas de conversión de dosis 573 Utilización de estimulación eléctrica 928
Sondaje de u n reservorio urinario continente 799 Utilización de guantes estériles 884
Suministro de cuidado postanestesia 1263 Utilización de una técnica limpia en la
Suministro de cuidado postoperatorio 1268 autocateterización interm itente 1384
Suministro de dosis de bolo 530 Utilización de tratam iento normotérmico sin
Suministro de enseñanza a la familia 1241 contacto 929
Suministro de enseñanza al paciente 1241 Utilización de u n tratam iento por presión negativa 932
Suministro de información quirúrgica 1240 Valoración de los cambios cardíacos fetales
Suministro de instrucción para girar en la cama 1247 periódicos 1061
Suministro de oxígeno en una tienda pediátrica 965 Valoración de constantes vitales 438
Suministro PACP/BIPAP 950 Valoración de una extremidad escayolada 1198
Suministro de ventilación con am bú-válvula- Valoración de una herida 896
mascarilla 1044 Valoración del índice maléolo-braquial (IMB) 905
Superficies de apoyo y camas especiales 199 Valoración de malos tratos a ancianos 1359
Tabla de complicaciones postoperatorias 1270 Valoración de las necesidades de aprendizaje 119
Taponamiento de una herida 900 Valoración del paciente para moverlo y manipularlo
Toma de muestras de sangre arterial 698 con seguridad 358
Toma de muestras de sangre para la prueba de glucosa Valoración de la seguridad del cuidador 1359
(punción capilar) 700 Valoración de la seguridad del entorno
Toma de muestras de sangre venosa (flebotomía) 695 domiciliario 1357
Transporte del paciente aislado fuera de la zona 440 Valoración de una úlcera venosa 901
Traslado de un paciente 97 Valoración de las víctimas postselección 500
Traslado del paciente a la bañera o el plato de Vendaje de la abertura quirúrgica de gastrostomía 667
ducha 1371 Ventilación con ambú-válvula-mascarilla 951
Traslado del paciente de la cama a una camilla 362 Verificación de ACP en evaluación del tu m o 530
Traslado del paciente de la cama a una silla 365 Verificación telefónica del marcapasos con la
Tratamiento del dolor (v. capítulo 16, «Tratamiento clínica 1398
del dolor») 284 Vertido de u n contenedor estéril 886
Tratamiento del estrés 557 Vestimenta con los equipos protectores y precauciones
Tratamiento del estrés con u n modelo holístico 558 estándar 429
Tratamiento de laceraciones cutáneas 198 Zona de inyección dorsoglútea 618
Tratamiento de situaciones potencialmente mortales 499 Zona de inyección IM en el deltoides 620
U nión de una sonda profiláctica a una bolsa de orina Zona de inyección en el vasto lateral 619
para pierna 767 Zona de inyección ventroglútea 618
Enfermería
profesional
O b je t iv o s d e a p r e n d iz a j e
C o n c e p t o s t e ó r ic o s
Papel profesional
Definición de la enfermería profesional
Asunción del papel del profesional de enfermería
El papel del paciente

Normas y estatutos
Ley de práctica de enfermería
Licencia de enfermería Prestación de cuidados al paciente 12
Normas de práctica clínica de enfermería Historia clínica del paciente 13
Gráfica del paciente 14
Fármacos y el profesional de enfermería Valoración básica de enfermería 15
Negligencia/mala praxis Principios de asepsia médica 16
HIPAA Higiene de manos 16
Ley de recetado de Medicare Protocolo de procedimientos 16
Derechos y responsabilidades del paciente Adenda del capítulo
Declaración de derechos del paciente
Pautas de gestión 19
Consentimiento a recibir asistencia sanitaria
Confidencialidad 19
Ley de libre determinación del padente Red de comunicación 20

Instrucciones médicas anticipadas Estrategias del pensamiento crítico 20


Orden de no reanimación Escenarios 20
Práctica clínica Preguntas de revisión del NCLEX® 21
Normas de práctica clínica
Utilización de PDA en la práctica clínica
2 C a p ít u l o i Enferm ería profesional

O bjetivos d e a p r e n d iz a j e

1. C om entar qué significa el concepto «papel profesional 10. Exponer cuatro m otivos para la revocación de
del profesional de enferm ería». la licencia debido a m ala conducta en el ejercicio
2. Definir el objetivo de «Un código de conducta de la profesión.
académ ica y clínica». 11. Explicar los aspectos legales de la adm inistración
3. Definir la enferm ería profesional. de fármacos.
4. Definir el térm ino responsable legalmente. 12. Describir qué significa el térm ino «derechos
5. E n u m erar tres form as de ayudar al paciente a asum ir del paciente».
y adaptarse a su papel com o tal. 13. Explicar el significado del térm in o «voluntades
6. Identificar las norm as que le ayudarán a transm itir anticipadas».
su com petencia com o profesional de enferm ería 14. E num erar cuatro acciones o norm as que necesita
a sus pacientes. realizar para prepararse para el cuidado diario
7. Describir la Ley de práctica de enferm ería. de sus pacientes.
8. Definir el térm ino licencia de enfermería. 15. Describir las fases de la planificación del cuidado
9. M encionar cuatro funciones del B oard o f Registered del paciente.
N ursing.

PAPEL PROFESIONAL respeta los derechos de sus pacientes y observa la declaración


de derechos del paciente.
Conforme comience a ejercer la profesión de enfermería, vivirá El ejercicio profesional de los profesionales de enfermería ha
algunas de las situaciones más frustrantes y más gratificantes de de enm arcarse en el Código deontológico de la Enfermería. El
su vida. Con el fin de reducir las frustraciones y potenciar las Código deontológico es u n conjunto de directrices formales que
experiencias positivas, este capítulo describirá el papel del pro­ regulan la actuación profesional. Ayudan a resolver problemas
fesional de enfermería. Se destacarán aquellos procedimientos que requieren juicio crítico. Actualmente, las organizaciones
que le ayudarán a convertirse en un m iembro activo del equipo profesionales se ocupan de velar por el cum plim iento del
sanitario, a pesar incluso de su limitada experiencia. Código deontológico y am onestar a los profesionales que lo
La inform ación contenida en este capítulo le ayudará a hayan infringido. La American Nurses Association revisó este códi­
superar los im portantísim os días iniciales de su experiencia go en junio de 2001. El lector debe repasar el código conforme
clínica. Por otra parte, se abordarán los aspectos legales de la avance en el program a. La N a tion a l Student Nurses Association,
enferm ería para fam iliarizarle con las consecuencias de gran Inc., también elaboró u n Código de conducta académica y clíni­
alcance de las acciones realizadas en la práctica de esta p ro ­ ca en abril de 2001. Este código ayuda a los estudiantes de
fesión. De igual m odo, se ex pondrán los derechos de los enferm ería a adoptar principios éticos que rijan su actuación
pacientes y la Ley de práctica de la enferm ería. tanto a nivel profesional como personal.
Como profesional de enferm ería, deberá rendir cuentas de
sus acciones y ser responsable de las mismas. ¿Q ué quiere
D E F IN IC IÓ N DE LA E N FE R M E R ÍA PRO FESIO N AL
decir esto? Rendir cuentas de sus acciones significa que debe
responder de su actuación profesional relacionada con el cui­ La A m erican Nurses Association define la enferm ería com o la
dado de sus pacientes. La responsabilidad ante las acciones protección, el fom ento y la optim ización del estado de salud
profesionales se puede observar y cuantificar a través de diver­ y las capacidades del individuo, la prevención de la enferm e­
sos factores, y refleja la integridad ética del profesional de dad y las lesiones, el alivio del sufrim iento a través del diag­
enferm ería. Las acciones de enferm ería se evalúan frente a un nóstico y el tratam ien to de las respuestas h u m an as, y la
conjunto de referencias, conocidas habitualm ente como nor­ defensa de la asistencia a los individuos, las familias, las
mas de actuación profesional o de cuidados de enferm ería. En com unidades y las poblaciones.
esta evaluación, se juzga al profesional de enferm ería con El N u rsin g 's Social Policy Statement de la ANA identifica seis
relación a diversos aspectos predeterm inados en los que todos rasgos fundam entales de la enferm ería profesional. Estas
los profesionales de esta disciplina deberían ser com petentes. características son:
La responsabilidad implica que el profesional de enferm e­
ría es consciente y honesto e n su actuación profesional. Un • Creación de u n a relación h u m an itaria que potencie la
b u e n ejem plo de responsabilidad es m a n ten er la confiden­ salud y su recuperación.
cialidad de los datos personales de los pacientes de u n hospi­ • A tención al abanico de experiencias y respuestas h u m a ­
tal. Por otra parte, u n profesional de enferm ería responsable nas a la salud y la enferm edad en el en to rn o físico-social.
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 3

• Integración de datos objetivos con conocim ientos adqui­ norm as le ayudará a tran sm itir su com petencia com o profe­
ridos m ediante el reconocim iento de la experiencia sub­ sional de enferm ería, n o solam ente a sus pacientes sino
jetiva de u n paciente o u n grupo. tam bién a sus com pañeros y otros profesionales de en fer­
• Aplicación de datos científicos a los procesos diagnósticos m ería.
y terapéuticos m ediante la utilización de enjuiciam iento y
pensam iento crítico. • Vaya siem pre arreglado con u n atu en d o limpio y observe
• P rofundización de los conocim ientos profesionales de el código de vestim enta de su escuela o institución.
enferm ería por m edio de la educación continuada. • Cubra cualquier tatuaje o piercing visible con ropa o u na
• Influencia en las políticas sociales y de salud pública a tirita o vendaje, de acuerdo con las características y los
favor de la justicia social. procedim ientos del program a de enferm ería.
• M antenga retirado el cabello de su n uca y lleve las uñas
A NA's Nursing’s Social Policy Statement. Segunda edición, 2003. cortas. Utilice esm alte de uñas transparente sin color. No
se perm ite la utilización de uñas sintéticas dado que p u e ­
den albergar bacterias.
A S U N C IÓ N DEL PAPEL DE PR O FESIO N AL
• Hable correctam ente, sin jerga ni térm inos inadecuados.
DE E N FE R M E R ÍA
• Relaciónese con los pacientes com o personas valiosas
Sus acciones, ta n to verbales com o no verbales, influyen en m erecedoras de respeto y consideración. Diríjase a ellos
los sentim ientos y la concepción del paciente sobre su nivel por su apellido y em plee el título adecuado (señor, señora,
de com petencia, el papel de la enferm ería en la asistencia señorita). No use apodos ni nom bres de pila.
sanitaria y la adaptación global del paciente al centro sani­ • No hable en to n o condescendiente con sus pacientes.
tario. La asunción de u n papel profesional implica que debe Recuerde q u e el p aciente conoce m ejo r q u e nadie su
com portarse com o u n profesional. La observación de las organism o, sus sentim ientos y sus respuestas. Escuche y

C Ó D I G O DE C O N D U C T A AC AD ÉMI CA Y CL ÍN IC A

D ado que los e stu d ia n te s están in teg rado s tanto en el A nim are m o s al personal a ca d é m ico y c lín ic o y los
entorno c lín ic o com o en el acad é m ico , cree m o s que los com pañeros a convertirse en tutores de los estudiantes
principio s éticos han de orientar su d esarrollo profesional. de enferm ería.
En co n secuen cia, en estos entornos: N os abstendrem os de realizar ningu n a té cn ica o
intervención para la que no hayam os recibido una
• D efenderem os los derechos de todos los pacientes. form ación adecuada.
• M antendrem os la co n fide ncialid ad de los datos de los N os abstendrem os de la com isión u om isión deliberada
pacientes. de cu idad o s en el entorno acad é m ico o c lín ic o que
• Tomaremos las medidas necesarias para garantizar su po nga un riesgo in n e ce sa rio de d año s al paciente,
la seguridad de los pacientes, la seguridad propia y la a nosotros m ism os o a terceras partes.
seguridad de terceras partes. Co laborarem os con la enferm era profesional o el
• B rindarem os asisten cia al paciente de manera form ador para garan tizar la difusión total y la obtención
oportuna, com pasiva y profesional. de las auto rizacion es correspon dientes de los
• Co m u n icarem o s la atención al paciente de forma veraz, p acien tes con relación a c u a lq u ie r m odalidad
oportuna y precisa. terapéutica o estudio de investigación.
• Fom entarem os activam ente el nivel máxim o de las N os abstendrem os del consum o de bebidas
norm as m orales y éticas y nos harem os respon sables a lc o h ó lic a s o c u a lq u ier su sta n cia que pudiera alterar
de nuestras a ccio n e s profesionales. nuestra ca p a cid ad de form ular ju ic io s en los m arcos
• Prom overem os la excelencia en la enferm ería a través acad é m ico y clínico.
de la form ación y el d esarrollo profesional continuo. N os esforzarem os en a lca n z ar y m antener un nivel
• Tratarem os a los dem ás con respeto y fom entarem os óptimo de salud personal.
un clim a de respeto a los d erech os hum anos, los D efenderem os el ac ce so al tratam iento y la
valores y las cre e n c ia s cultu rale s y espirituales. rehabilitación de estu dian tes con problem as
• Colabo rarem o s por todos los m edios p o sibles con el relacio nad os con el consum o de estupefacientes
profesorado acad é m ico y el personal c lín ic o para o problem as m entales o físicos.
garan tizar el nivel máxim o de ca lid a d de la atención a R espetarem os las po líticas y las norm as de la facultad
los pacientes. con respecto al rendim iento acad é m ico y clínico, y nos
• A provech arem o s cu a lq u ie r oportunidad para transm itir reservarem os el d erecho de cu estion ar y critica r las
las n e cesid ad e s de aprendizaje de los estu dian tes de reg las y las norm as según los procedim ientos
enferm ería al personal acad é m ico y clínico. conciliatorio s de la escu ela.

Fuente: National Student N u rses’ Association, Inc. April 6, 2001.


4 C a p ít u l o i Enferm ería profesional

preste atención a lo que relata sobre sí m ism o o los senti­ m iento al hospital y el proceso de ingreso, puede ayudarle a
m ientos subyacentes que no está expresando. adaptarse al nuevo am biente, recuperar la sensación de control
• M antenga su papel profesional en todo m om ento. No alterne e identidad y aceptar el cambio de su situación.
con sus pacientes. D eben considerarle u n profesional con O tra form a de ayudar al paciente a conservar su identidad
experiencia que desem peña acciones encaminadas a la cura­ y singularidad es com unicarse con él com o individuo.
ción, el cuidado y la formación en su relación con ellos. F orm ule preguntas y observe sus respuestas verbales y señ a­
• Actúe como una herramienta terapéutica de asistencia y cura­ les no verbales. Perm ita q u e se ocupe de sus objetos perso­
ción. Aproveche su lenguaje corporal para reforzar la com u­ nales, ropa y com odidad física, de m odo que pu ed a adaptar­
nicación verbal honesta y directa, no para contradecirla. se con m ayor facilidad al n u ev o en to rn o y sentirse más
• Acepte la responsabilidad y rinda cuentas de su com porta­ seguro al controlar la situación.
m iento, actuación profesional y los servicios de enferm ería Sepa que la enferm edad ta n sólo supone u n aspecto de la
que h a de prestar. Si no com prende qué se espera de usted, vida del paciente y que las alteraciones q ue h an m otivado su
recabe ayuda de otros profesionales o su formador. Su res­ ingreso afectan a otras áreas de su bienestar. Los pacientes
ponsabilidad consiste en prestar cuidados de enferm ería de pueden m ostrar in q u ietu d acerca de las nuevas rutinas. Al
m anera fiable, honesta y digna de confianza. responder a las necesidades globales del p acien te en el
• M antenga en secreto la inform ación sobre el paciente. No m om ento de su ingreso, pu ed e ayudarle a adoptar u n a acti­
hable sobre el m ism o en público. Observe las norm as de tu d positiva respecto a su asistencia sanitaria.
la ley HIPAA. Reconozca y acepte cualquier afirmación o comportamiento
del paciente para adaptarse a este nuevo ambiente. A unque las
distintas culturas y grupos m uestran respuestas distintas a la
EL PAPEL DEL PACIENTE
enfermedad y algunas de ellas podrían discrepar con sus creen­
Una de las principales funciones del profesional de enferm ería cias, acepte la individualidad del paciente. A m enudo, algunas
es facilitar la adaptación del paciente a su ingreso en u n centro minorías culturales recurren a curanderos reconocidos y respe­
hospitalario. Cuanto m enor sea la resistencia que ofrezca un tados por su grupo cultural. Los conceptos de enfermedad, bien­
paciente a la administración de u n tratam iento durante su hos­ estar y salud forman parte del universo de creencias del pacien­
pitalización, m ayor será su receptividad a los m étodos curati­ te, y el profesional de enfermería debe reconocerlos como u n
vos. El profesional de enferm ería puede favorecer su adapta­ com ponente integral de su individualidad. Respete las creencias
ción al com prender que cada sujeto posee unas necesidades, y los comportamientos del paciente en tanto en cuanto no incre­
inquietudes y percepciones diferentes que h an de ser com en­ m enten el riesgo de lesiones o enfermedad. Sea consciente de
tadas y tenidas en cuenta, ya que determ inan su actuación en cualquier experiencia sanitaria pasada que pudiera influir en los
el contexto sanitario. Debe aceptar las percepciones del pacien­ sentimientos del paciente durante el proceso de ingreso. Una
te acerca del nuevo entorno. Cuando sea posible, trate de satis­ experiencia hospitalaria previa puede determ inar cómo respon­
facer los deseos del paciente, evalúe sus concepciones previas derá al entorno actual y cómo aceptará el tratamiento.
acerca de la enferm edad y el ingreso en u n centro hospitalario,
y charle sobre sus experiencias previas. Recuerde que la ansie­
dad es u n a reacción natural ante u n entorno desconocido, NORMAS Y ESTATUTOS
nuevos procedimientos y personas extrañas. Por ejemplo, si un
paciente se encuentra m uy fatigado o agotado por el desplaza- Los aspectos legales y la reglam entación desem peñan u n papel
destacado en el ejercicio de la enferm ería en la actualidad. La
legislación crea un m arco dentro del cual p u eden encuadrarse
las actuaciones de enferm ería en la asistencia sanitaria de los
pacientes. Las leyes determ inan, acotan y m an tien en norm as
para el adecuado ejercicio de esta profesión.
La Ley de práctica de enferm ería define la enferm ería p ro ­
fesional y enum era las acciones q ue el profesional de enfer­
m ería puede desem peñar de m an era independiente y a q u e­
llas que requieren u n a orden m édica para su ejecución.
Cada estado tiene competencia para regular y gestionar a los
profesionales sanitarios. A pesar de que las disposiciones de las
Leyes de práctica de enfermería son similares en muchos esta­
dos, el profesional de enferm ería debe conocer los requisitos
para la concesión de la licencia y los motivos de revocación de la
misma del estado en el que desarrolle su actividad profesional.
Las norm as legales y éticas q ue afectan a los profesionales
de enferm ería se ven complicadas p o r u n a constelación de
estatutos federales y estatales y su cam biante interpretación
|• Relaciónese con los pacientes como personas valiosas merecedoras por parte de los tribunales. En este m om ento, los profesiona­
de respeto y consideración. les de enferm ería se enfrentan a la am enaza de acciones lega­
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 5

les basadas en acusaciones de negligencia profesional, mala sional cualificado de enferm ería o h aber satisfecho ciertos
praxis, invasión de la privacidad y otras. Este capítulo aborda requisitos previos si ha recibido su licencia en el extranjero.
diversos aspectos y tem as legales básicos, como los derechos
F u n cion es d el B o a rd o f R e g iste red N u r s in g
de los pacientes, la responsabilidad legal del profesional de
enferm ería en la adm inistración de m edicam entos y las causas • Establece y supervisa la calidad educativa.
de apertura de expedientes por m ala praxis profesional. • Establece el nivel de calidad del ejercicio profesional.
• Controla los exám enes encam inados a la obtención de la
licencia (NCLEX®).
LEY DE PR ÁC TICA DE E N FE R M E R ÍA
• Inscribe y renueva las licencias de los profesionales de enfer­
La Ley de práctica de enferm ería engloba u n conjunto de esta­ mería.
tutos establecidos por un estado con el fin de regular el ejercicio • Investiga las infracciones de los estatutos y las norm as.
de esta profesión en esa región. Entre las cuestiones que recoge • Expide citaciones.
la Ley de práctica de enferm ería figuran la definición del ámbi­ • O rganiza vistas disciplinarias encam inadas a la posible
to de ejercicio de la enfermería, la formación, la licencia y las suspensión o revocación de la licencia.
causas de acciones disciplinarias. Las Leyes de práctica de enfer­ • Im pone penalizaciones con posterioridad a las vistas dis­
mería son similares en los distintos estados de EE. UU., aunque ciplinarias.
se obliga al profesional de enferm ería a satisfacer los requisitos • Establece y supervisa program as de en treten im ien to en
específicos para la obtención de la licencia y las regulaciones de algunos estados.
práctica profesional definidas por el estado en el que ejerza.
Las responsabilidades del profesional de enferm ería im pli­
N O R M A S DE PRÁCTICA C LÍN IC A DE ENFERM ERÍA
can u n nivel de desem peño de u n abanico definido de servi­
cios de asistencia sanitaria. Entre ellos se en c u en tran la valo­ La A m erican Nurses Association publicó estas norm as p o r pri­
ración, la planificación, la ejecución y la evaluación de m era vez en el añ o 1973. Se revisaron en 1991 y se actuali­
acciones de enferm ería, así com o la form ación y otros servi­ zaron en 2003. Estos principios rigen la actuación de todos
cios relacionados, com o el asesoram iento. Las técnicas y las los profesionales de enferm ería registrados que desarrollan
funciones desem peñadas por los profesionales de enferm ería u n a actividad clínica sin te n e r e n cu en ta el área de especia-
en su práctica diaria incluyen: lización, el m arco en el q ue ejercen o su form ación. Han
m odelado la práctica clínica y fom entado la com prensión de
• Prestar servicios de cuidado directo e indirecto al paciente. lo que es y hace la enferm ería tan to por p arte de los profe­
• Realizar y adm inistrar servicios de asistencia sanitaria sionales de enferm ería com o por otros profesionales.
básica. Las norm as describen la com petencia de los cuidados de
• Efectuar pruebas e intervenciones de prevención. enferm ería que h an de dem ostrar los profesionales de enfer­
• O bservar signos y síntom as de enferm edad. m ería en la práctica clínica. D etallan las responsabilidades
• A dm inistrar tratam ientos por orden del personal médico. personales y legales de cada profesional.
• O bservar las reacciones y las respuestas al tratam iento. Las norm as que regulan el ejercicio clínico se agrupan en
• Administrar medicamentos por orden del personal médico. dos categorías: norm as de asistencia, las cuales describen seis
• O bservar las respuestas a los fárm acos y cualesquiera de principios asistenciales en el proceso de enferm ería; y nueve
sus efectos secundarios. norm as de actuación profesional. Estos n u ev e principios
• O bservar los estados físico y m ental generales de cada pa­ definen u n nivel com petente de actuación en la profesión.
ciente. Los profesionales q ue practican la enferm ería en u n área
• Instruir al paciente y su familia. especializada, com o los cuidados intensivos o la neonatolo-
• A ctuar com o defensor del paciente en caso necesario.
• Registrar los cuidados de enferm ería.
N O R M A S DE PRÁCT I CA CL ÍN I C A
• Supervisar al personal relacionado de enferm ería.
• Coordinar a los miembros del equipo de asistencia sanitaria. DE E N F E R M E R Í A

P rin c ip io s P r in c ip io s
L IC E N C IA DE EN FE R M E R ÍA d e a s is te n c ia d e a c tu a c ió n p ro fe s io n a l

En térm inos legales, la autorización para ejercer la enferm ería • Valoración. • C a lid a d de los cuidados.
se define com o el derecho a desem peñar la enferm ería por un • D iagnóstico. • Evaluación de la actuación.
sujeto poseedor de un a licencia activa em itida por el estado en • Identificación de • Form ación.
el que pretende trabajar. El Board o f Registered Nursing, conoci­ los resultados. • C o le giació n.
do habitualm ente como BRN (o BON), gestiona la concesión • Plan ificación . • Ética.
de licencias. Asimismo, este organism o puede conceder una • Ejecución. • Co labo ració n.
autorización a u n solicitante que disfruta de u n a licencia • Evaluación. • Investigación.
actual en otro estado. El solicitante de u n a licencia de profe­ • Utilización de los recursos.
sional de enferm ería titulado debe haber asistido a una escue­ • Liderazgo.
la de enferm ería reconocida, ser u n profesional o paraprofe-
6 C a p ít u l o i Enferm ería profesional

gía, h a n de observar unas norm as que definen en m ayor


N o r m a s s o b r e la a c t u a c ió n
m edida sus responsabilidades en estos campos. Las organiza­
ciones de enferm ería especializada y los grupos establecidos P R O F E S I O N A L D E L A A M E R IC A N
p o r la A m erican Nurses Association elaboran dichas norm as. N U R S E S A S S O C IA T IO N
Los profesionales de enferm ería que desem peñan su fu n ­
ción en u n nivel avanzado h an de satisfacer y m a n ten er los I. C a lid a d de práctica: el profesional de enferm ería
principios básicos de la enferm ería clínica adem ás del Scope fom enta sistem áticam ente la calidad
a n d Standards o f Advanced Practice Registered N ursin g . y la efica cia de la práctica de la enferm ería.
II. Evaluación de la actuación profesional:
el profesional de enferm ería evalúa su propia
R ESPO N SAB ILID AD Y ASPECTOS LEGALES
actu ación con relación a las norm as de ejercicio
Cada estado define y regula los m otivos de m ala praxis p ro ­ profesional y las directrices, estatutos relevantes,
fesional. A p esar de que las leyes de m uchos estados son reglas y reglam entación.
similares, el profesional de enferm ería tiene que saber cómo III. Formación: el profesional de enfermería adquiere
se define la m ala praxis profesional en su estado. Las penali- conocimientos y la competencia en concordancia
zaciones aplicadas a la m ala praxis profesional incluyen un con la práctica actual de esta profesión.
período de prueba, la censura y la am onestación, la suspen­
IV. C o le giació n: el profesional de enferm ería
sión de la licencia o la revocación de la licencia. El B oard o f
interacciona con su s com pañeros y c o le g a s y
Registered N u rs in g (BRN) estatal puede im poner cualquiera
contribuye a su d esarrollo profesional.
de estas penalizaciones por m ala conducta profesional. Las
siguientes acciones se considerarían m alpraxis profesional: V. Ética: todas las área s de práctica del profesional
de enferm ería están pre sidid as por la ética.
• O btención del título de enferm ería m ediante la tergiver­ VI. Co labo ració n: el profesional de enferm ería
sación de los hechos o m étodos fraudulentos. colabora con el paciente, su s fam iliare s y otros
• Inclusión de información falsa en la solicitud de la licencia. profesionales para prestar su s cuidados.
• Ejercicio profesional incom petente o m uy negligente. VII. Investigación: el profesional de enferm ería
• Ejercicio cuando la capacidad de práctica se encuentre integra los hallazgo s de investigación
g ravem ente deteriorada. en su ejercicio.
• Estado habitual de embriaguez o adicción a estupefacientes. V III. Utilización de los recursos: el profesional de
• Sum inistro de sustancias controladas a sí m ism o/a u otra enferm ería tiene en cuen ta factores relacionados
persona. con la seguridad , la eficacia, el coste
• Suplantación de otro profesional de enferm ería registrado y la in fluen cia en su práctica al p lan ificar y
o con licencia o perm itir la utilización de su licencia a otra prestar la asistencia.
p ersona para el ejercicio de la enferm ería. IX. Liderazgo: el profesional de enferm ería lidera
• Ser culpable de, o com eter, u n acto que constituya un la práctica de esta actividad y la profesión en s í
delito según las leyes federales o estatales. mism a.
• Negarse a prestar cuidados sanitarios por consideraciones
de raza, color, religión o nacionalidad.
Fuente: American Nurses Association [2003] Update. Standards of Clinical
• Permitir o dejar colaborar en la realización de actividades que Nursing Practice. Washington , DC.
requieran una licencia a una persona carente de ella.

• Ejercicio de la enferm ería d u ran te el período de suspen­


N O R M A S DE A S I S T E N C I A ( E J E M P L O ) sión de la licencia.
• Ejercicio de la m edicina sin título.
N o r m a I I . D ia g n ó s tic o • Realizar, colaborar u ofrecerse a colaborar en u n aborto
El profesional de enferm ería an aliza los datos criminal.
de valoración para d eterm inar el diagnóstico. • Presentarse públicam ente como «profesional de enferm e­
ría» sin haber recibido la autorización del BRN para ejer­
C rite rio s d e m e d ic ió n
cer esta actividad (en algunos estados).
1. Los d iag nó sticos derivan de los datos
de la valoración.
FÁ R M A C O S Y EL PRO FESIO N AL
2. Los d iag nó sticos se confirm an con el paciente,
DE EN FE R M E R ÍA
su s fam iliares y otros profesionales san itarios
cu and o se a posible y adecuado. En su actividad diaria, la m ayor parte de los profesionales de
3. Los d iag nó sticos se com prueban de m anera enferm ería m anejan u n am plio abanico de fárm acos. La
que se facilite la determ inación de los resultados adm inistración de m edicam entos incorrectos o la m an ip u la­
esperad os y el program a de cuidados. ción inadecuada de los m ism os p u ed e n conducir a sanciones
graves para este profesional según la estricta legislación fede­
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 7

ral y estatal sobre m edicam entos. La ley Comprehensive Drug enferm ería sea más elevado q ue el de los n o profesionales.
Abuse Prevention A ct de 1970 recoge las norm as federales fu n ­ La doctrina de la negligencia se com pone de los elem entos
dam entales que regulan la preparación, la venta y la dispen­ siguientes: u n deber con relación al paciente, u n incum pli­
sación de opiáceos, estim ulantes, antidepresivos y otras sus­ m iento de dicho deber, u n a lesión sufrida p o r aquel y u na
tancias controladas. Cada estado dispone de leyes similares relación causal en tre la lesión y el incum plim iento. Para atri­
con este fin. b u ir u n a responsabilidad legal, es preciso identificar un a vio­
El incum plim ento de la legislación federal o estatal sobre lación del deber de actu ar con cuidado o bien u na actuación
m edicam entos puede dar lugar a u n a responsabilidad legal. diferente de la que desarrollaría u n profesional de enferm e­
La violación de la legislación que regula o autoriza la venta ría sensato y pru d en te en u n a situación sem ejante.
de fárm acos se considera u n m otivo para la apertura de una El térm ino n eg lig en cia grave se aplica al incum plim ien­
acción disciplinaria por parte del Board o f Registered Nursing. to intencionado de u n deber con u n a indiferencia tem eraria
a las consecuencias para el paciente. Se considera u n a falta
grave de atención h asta el p u n to de calificarse de intencio­
N E G L IG E N C IA /M A L A PR A XIS
nada y displicente. La negligencia grave pu ed e deberse a la
La doctrina de la negligencia se basa en el deber de cada aplicación indebida de restricciones, u n a caída del paciente,
individuo de prestar la atención debida al desem peñar accio­ o errores con la m edicación que perjudican al paciente.
nes dirigidas a otras personas que podrían ocasionar daños. La negligencia crim inal implica, igualmente, u n deber del
Se espera que el nivel asistencial de los profesionales de profesional de enferm ería y u n acto que constituye la causa
inmediata de la lesión o la m uerte del paciente. Por lo general,
este tipo de negligencia se define en los estatutos y como tal
constituye u n crimen punible. Este acto punible sería un despre­
N o rm as de adm inistració n
cio flagrante y temerario hacia la seguridad de otros individuos
DE M E D IC A M E N T O S y/o indiferencia hacia la probable lesión derivada del mismo que
• Los pro fesio nales de la enferm ería no deben lo convertiría en u n crimen cuando diera lugar a lesiones perso­
ad m inistrar un fárm aco determ inado a no ser nales o a la m uerte. Un profesional no es «negligente» a no ser
que a sí lo permita la ley de práctica de la enfermería que se abstenga de aplicar el grado de cuidado razonable que
del estado en el que ejerzan. emplearía u n profesional prudente en esas mismas circunstan­
• Los pro fesio nales de enferm ería no deben cias a la vista del probable riesgo de lesión. La m uerte o las lesio­
ad m inistrar ningún m edicam ento sin una orden nes graves ocasionadas a u n paciente como consecuencia de u n
esp ecífica del m édico. error con la medicación o su administración por vía IV pueden
dar lugar a una acusación de negligencia criminal.
• Los profesionales de enfermería deben tomar todas
La m ala praxis se define como cualquier conducta profe­
las precauciones posibles en cada acción que realicen.
sional incorrecta debida a la incapacidad excesiva o la falta de
• Los profesionales de enfermería deben saber con
fidelidad a los deberes profesionales. En u n sentido más espe­
certeza que la política del centro para el que trabajan
cífico, este térm ino se aplica a u n tratam iento desfavorable,
les autoriza a adm inistrar un fárm aco determinado.
erróneo o perjudicial q u e provoque lesiones, sufrim iento
• Los pro fesio nales de enferm ería no deben innecesario o m uerte de u n paciente debido a ignorancia, des­
ad m inistrar una su stan cia controlada si la orden preocupación, im pericia profesional, incum plim iento de las
del m édico hubiera prescrito. reglas, protocolos, principios o procedim ientos establecidos,
• No se puede ad m inistrar un fárm aco dentro desatención, o un a intención maliciosa o criminal.
de la ley a m enos que se satisfagan todos
Derecho civil Derecho penal
los aspectos anteriores.
C ontrato Agresión
• No se perm ite que los profesionales
Agravio no intencionado Lesiones
de la enferm ería receten m edicam entos y en
Agravio intencionado Homicidio
la mayoría de los estados no pueden rellenar recetas.
Negligencia Homicidio sin prem editación
• R eglas ge ne rales para la adm inistración
de m edicam entos: Es obligación legal del profesional de enferm ería prestar
• Identifique al paciente con dos m étodos antes u n a atención com petente y razonable a sus pacientes. Para
de ad m inistrar el m edicam ento. garantizar que así sea, el profesional de enferm ería debe cono­
• N u n ca d eje sin supervisió n los m edicam entos cer las norm as asistenciales, desarrollar unos modelos consis­
preparados. tentes de práctica q u e satisfagan dichas norm as y registrar sus
• Informe inm ediatam ente de c u a lq u ie r error. acciones de forma precisa y com pleta. El n úm ero de acciones
• D evuelva botellas o c a ja s m a rca d a s que resulten legales contra profesionales de enferm ería se h a increm entado
ilegibles a la farm acia para la inclusión a lo largo de la últim a década. Las acciones de enferm ería que
de una nueva etiqueta. infringen una norm a asistencial y p u eden ocasionar lesiones
• A lm acen e los fárm acos internos y externos a u n paciente incluyen la colocación incorrecta de u n catéter
por separado siem pre que sea posible. de Foley; no tom ar las medidas adecuadas para reducir la tem ­
peratura corporal de u n paciente; n o com unicar u n estado
8 C a p ít u l o i Enferm ería profesional

inusual o em peoram iento del paciente al médico responsable DERECHOS Y RESPONSABILIDADES


del mismo, y no evitar caídas. Todas estas actuaciones pueden DEL PACIENTE
dar lugar a dem andas por malpraxis profesional.
La legislación sostiene que u n em pleado debe asum ir tam ­ La legislación estatal y federal q ue regula los centros de asis­
bién la responsabilidad legal por actos negligentes de otros tencia sanitaria confiere ciertos derechos a los pacientes
em pleados en el curso y el ám bito de su ejercicio profesional. receptores de la mism a. Los hospitales y los centros de asis­
Los médicos, los hospitales, las clínicas y otros em pleados tencia sanitaria deben disponer de políticas establecidas que
p u ed en ser responsables de actos negligentes de sus em plea­ recojan los derechos de sus pacientes y detallen el m odo en
dos. Esta doctrina no incum be a los actos de negligencia gra­ q u e su personal debe respetarlos. La A m e rica n H o sp ita l
ve n i aquellos realizados fuera del entorno laboral. Association (AHA) distribuye u n folleto titulado «El trabajo
conjunto de atención al paciente» a todos sus pacientes. Esta
publicación aborda qué cabe esperar du ran te la estancia hos­
HIPAA pitalaria, los derechos y la privacidad del paciente, y u na
breve definición de las voluntades anticipadas y las in stru c­
La ley H ealth Insurance P orta b ility a nd A ccountability A ct (HIPAA), ciones anticipadas. La AHA rem ite a los pacientes a cada cen­
prom ulgada en el añ o 1996 e introducida paulatinam ente, tro hospitalario si d esean recabar inform ación adicional.
obliga a la Secretary o f H e a lth a n d H u m a n Services (HHS) a Dado que los derechos de los pacientes p u ed en en trar en
elab o rar n o rm as encam inadas a m e jo rar los program as contradicción con las funciones de enferm ería, debe conocer
M edicare y M edicaid, así com o la eficacia y la efectividad los elem entos principales de dichos derechos. Debe te n er en
del sistem a sanitario. G arantiza el m a n ten im ien to del segu­ cuenta que los pacientes conservan sus derechos constitucio­
ro sanitario si el paciente disfrutaba ya de u n seguro grupal, nales en el sistem a sanitario, com o la libertad de expresión,
p ro p o n e no rm as p ara las transacciones electrónicas y fir­ el proceso debido de la ley, la exención de castigos crueles e
mas de seguridad, y asegura la privacidad de la inform ación inhum anos, la protección equitativa, etc. Igualm ente, los
sanitaria personal. pacientes ostentan el derecho de conocer la identidad de los pro­
El com ponente relativo a la privacidad entró en vigor el fesionales sanitarios y otros profesionales im plicados en su
14 de abril de 2003. La Regla de privacidad se aplica a los pro­ asistencia, com o los estudiantes de enferm ería. Todos los
gramas sanitarios, los centros de intercam bio de inform ación profesionales sanitarios deben llevar unas placas identificati-
sanitaria y cualquier profesional sanitario que transm ita infor­ vas en las que aparezca su título (p. ej., Jan e Doe, estudiante
m ación de seguros sanitarios por vía electrónica. Se basa en las de enferm ería). Asimismo, deben incluir el no m b re del p ro ­
nuevas norm as de la ley HIPAA. Uno de los principales obje­ gram a de estudios de enferm ería al q u e perten ecen . Casi
tivos de la Regla de privacidad es definir y lim itar las situacio­ todas ellas incorporan u n a fotografía adem ás del nom bre.
nes en las que se podría usar o revelar inform ación sanitaria Según la Declaración de derechos del paciente, los hospi­
protegida de u n sujeto por los organismos enum erados an te­ tales deben fo m en tar la com prensión y el respeto de los
riorm ente. Ú nicam ente se puede revelar dicha inform ación derechos y las responsabilidades de los pacientes, sus allega­
en los casos perm itidos por la Regla de privacidad. dos, los m édicos y otros cuidadores. El centro hospitalario
Según esta ley, el paciente pu ed e solicitar copias de sus debe garantizar y respetar el derecho de to m ar decisiones
historias clínicas y requerir su modificación en caso de que acerca de las opciones terapéuticas y otros aspectos de su
co ntengan errores. La ley señala que la inform ación médica asistencia. Se deben apreciar las diferencias culturales, racia­
personal n o se puede utilizar con n in g ú n fin distinto del les, lingüísticas, religiosas, de edad y de sexo. Por otra parte,
sanitario. De igual m anera, indica que la inform ación relati­ se deben considerar las necesidades de los sujetos discapaci­
va al paciente ta n sólo se puede facilitar a este o a sus repre­ tados al prestarles asistencia sanitaria. Se fom enta la ad ap ta­
sentantes sanitarios, a no ser que se ordene lo contrario. ción de la declaración de derechos a la com unidad y los
pacientes de cada centro. Esta adaptación a la com unidad
supone que se te n d rán en cuenta a las familias y sus d ere­
LEY DE RECETADO DE M E D IC A R E
chos específicos cuando se elabore la relación de derechos.
La ley M e d ic a r e P re s c r ip tio n D r u g Im p ro v e m e n t a n d Los pacientes asum en la responsabilidad de sus acciones
M o d e rn iz a tio n A c t , 2 0 0 3 se elaboró en enero de 2002, a u n ­ al recabar asistencia sanitaria. Entre sus deberes figuran faci­
q ue n o se prom ulgó hasta 2005. Esta ley garantiza u n a asis­ litar sus antecedentes com pletos, describir cualquier m a n i­
tencia sanitaria asequible y cobertura de m edicam entos con festación clínica relevante, e inform ar acerca de la m edica­
receta a todos los receptores de M edicare, la am pliación de ción y los productos de fitoterapia q u e estén to m an d o . El
los program as sanitarios, la m ejora del acceso a la asistencia paciente ha de form ular preguntas e inform ar al médico de
sanitaria en zonas rurales y diversos servicios de prevención, cualquier modificación de sus manifestaciones clínicas o su
com o la realización de m am ografías. Esta ley supone la p ri­ estado general. Por otra parte, los pacientes deben respetar
m era modificación innovadora del program a Medicare desde al personal del hospital y tra tar adecuadam ente los bienes y
su creación en el año 1965. Se h a n propuesto algunas refor­ los equipos del mismo.
mas relativas a las norm as legislativas sobre im puestos sani­ A continuación se ofrece u n resum en de los derechos que
tarios legislativos y la am pliación de las cuentas de ahorro puede reivindicar u n representante legal del paciente o bien
m édico exentas de im puestos. el mism o paciente. El profesional de enferm ería debe cono-
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 9

D eclaración de d e r e c h o s del paciente


1. El paciente tiene d erecho a se r cu id a d o con co n sid e ­ c aso de so sp ech a de m alos tratos o peligro para la
ración y respeto. sa lu d pú blica, cu ya difusión esté perm itida o sea obli­
2. El paciente tiene derecho a recibir información relevante, gatoria según la legislación.
actualizada y com prensible acerca de su diagnóstico, 7. El paciente tiene derecho a revisar los registros sobre
tratamiento y pronóstico, y se debe fomentar el ejercicio su a sisten cia m édica y a que le expliquen o interpre­
de este derecho. En situacio ne s de em ergencia, el ten d ic h a in form ación del m odo n e c e sa rio para su
paciente tiene derecho a com entar y recabar informa­ co m p re nsió n, sa lv o en las e x c e p c io n e s d is p u e sta s
ción acerca de las intervenciones y/o tratamientos, el por la legislación.
riesgo asociado a los mismos, y el gasto que supondría 8. El paciente tiene derecho a recibir por parte del hospital,
cada alternativa terapéutica, etc. Igualmente, tiene dere­ dentro de su capacidad y política institucional, los cuida­
cho a conocer la identidad de los profesionales sanita­ dos y los servicios solicitados que estén indicados y sean
rios que lo atienden, com o estudiantes, residentes u adecuados desde el punto de vista médico. El paciente
otros profesionales en formación. Tiene derecho a cono­ tiene derecho a solicitar su traslado a otro centro sanita­
cer los costes inmediatos y a largo plazo de las opciones rio. Se facilitará inform ación com pleta del paciente
terapéuticas en la medida que puedan definirse. cuando dicho centro haya aceptado el traslado.
3. El paciente tiene d erecho a tom ar d ecisio n es sobre el 9. El paciente tiene derecho a preguntar y ser informado
program a terapéutico con anterioridad a su in icio y a a c e rc a de la existe n cia de re la cio n e s c o m e rcia le s
lo largo del m ism o, a s í com o a rech aza r un trata ­ entre el hospital, centros educativos, otros profesio­
m iento o un plan te rap éu tico reco m en d a d o en la n a le s sa n ita rio s , u o rg a n ism o s fin a n c ia d o re s que
m edida que perm itan la le gislación y la política insti­ pudieran in flu ir en su tratam iento y su asistencia.
tucion al, a s í com o a ser inform ado a cerca de las con ­ 10. El p acien te tie n e d erech o a a ce p ta r o a n e g a rse a
se cu e n c ia s m é d icas de tal decisión. p a rticipar en estudio s c lín ic o s o in ve stig acio ne s que
4. El paciente tiene derecho a elaborar u nas voluntades afecten a su asisten cia y tratam iento o que im pliquen
anticipadas y a que el hospital cumpla los objetivos deta­ su intervención directa, a s í com o a recib ir in form a­
llados en ellas en la medida que permitan la ley y la polí­ ción detallada a cerca de los m ism os antes de d ar su
tica institucional. El centro debe advertir a los pacientes consentim iento.
sobre sus derechos según las leyes estatales y la política 1 1 . El paciente tiene derecho a esperar una continuidad
institucional para que tomen d ecisio n es inform adas razonable de los cu idad o s cu and o sea necesario y a
a cerca de su tratamiento. El centro debe sa b e r si el ser inform ado por el m édico y otros profesionales sa n i­
paciente ha redactado una voluntad anticipada y esta tarios de las opciones existentes y realistas cuando el
información ha de figurar en su historia clínica. tratamiento hospitalario no sea ya adecuado.
5. El paciente tiene d erecho a la con sideració n de todos 12 . El paciente tiene derecho a ser informado acerca de las
los aspectos de su privacidad, com o la exploración, el políticas y las prácticas del centro relativas al cuidado, el
tratam iento, la con su lta y la d iscu sió n del caso. tratamiento y las responsabilidades del paciente, como
6 . El pacien te tie ne d erech o a esp era r que el hospital las referidas a quejas y conflictos. El paciente tiene dere­
respete la co n fid e n c ialid ad de to das las c o m u n ic a ­ cho a ser inform ado de los recursos disponibles para
c io n e s y registros de su asisten cia m édica, salvo en resolver cualquier disputa, queja y conflictos.

Fuente: Am erican Hospital Association, revision October 21,1992.

cer el co ntenido del docum ento en cada centro y cóm o se com o u n a biopsia hepática, u n a interv en ció n quirúrgica,
transm ite dicha inform ación al paciente. pruebas especiales con m edios de contraste u otros tra ta ­
m ientos que en trañ en u n riesgo para el paciente.
El consentim iento refleja la aceptación del paciente a ser
C O N S E N T IM IE N T O A R E C IB IR A S IS TE N C IA
tocado por ciertos sujetos, com o médicos, profesionales de
S A N ITA R IA
enferm ería y técnicos de laboratorio. El consentim iento infor­
Existen dos form ularios básicos de consentim iento que fir­ m ado se refiere al proceso de facilitar inform ación al paciente
m an los pacientes de u n centro sanitario. El prim ero se relle­ antes de que acepte someterse a u n tratam iento, como p ru e ­
na en el m o m ento del ingreso; el paciente firm a el docum en­ bas e intervenciones quirúrgicas, requiere la com prensión por
to en el m ostrador de ingreso o el servicio de urgencias, parte del paciente tanto de los resultados esperados como de
dondequiera que com ience el proceso de ingreso. Este con­ posibles complicaciones. El paciente puede an u lar u n consen­
sentim iento suele indicar que el paciente acepta recibir un tim iento previo tan to por vía oral como escrita.
tratam iento farmacológico, som eterse a radiografías y recibir Sólo u n adulto con capacidad m ental intacta puede otorgar la
transfusiones de sangre e inyecciones. El segundo tipo de autorización para firmar u n docum ento de consentimiento. Los
form ulario se utiliza en el caso de intervenciones invasivas, individuos autorizados por los tribunales pueden otorgar su con­
10 C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

sentimiento en representación de adultos no competentes. En necesario que los profesionales de en ferm ería conozcan
situaciones urgentes, como cuando el paciente está en peligro de aquellas leyes y estatutos estatales que afecten a los pacien­
m uerte o daños inm inentes, se pueden desarrollar acciones tes y a su actuación profesional. Tanto estos profesionales
encaminadas a salvar su vida sin su consentimiento. como los médicos se consideran responsables legales de sus
La responsabilidad legal del profesional de enferm ería con acciones y la am enaza de u n a dem anda civil y crim inal es
relación al consentim iento radica en com probar que el pacien­ cada vez más prevalente. La A m erican Nurses Association ha
te esté bien inform ado antes de solicitar la firma de este docu­ elaborado u n m anifiesto de adhesión a los principios de p ri­
m ento. El médico, el profesional de enferm ería u otros profe­ vacidad y confidencialidad del paciente d en tro de su com ­
sionales sanitarios h an de inform ar al paciente acerca de prom iso de defensa del mismo.
cualquier posible efecto perjudicial del tratam iento. De no ser
así, el profesional de enferm ería puede verse obligado a asumir
LEY DE LIBR E D E T E R M IN A C IÓ N DEL PACIENTE
esta responsabilidad legal. Este profesional debe respetar el
derecho de u n adulto com petente a rechazar la asistencia sani­ La ley P atie n t S elf-D eterm ination A ct de 1991 (PSDA) es u na
taria; sin embargo, una situación potencialm ente m ortal puede ley federal aplicable a todas las instituciones sanitarias recep­
alterar el derecho del paciente a rechazar el tratam iento. toras de fondos de Medicaid. Im pone obligaciones referentes
a las instrucciones anticipadas y los derechos individuales de
tom a de decisiones sobre asistencia m édica recogidos p o r las
C O N F ID E N C IA L ID A D
leyes estatales ta n to a los distintos estados com o a los profe­
Como se ha com entado previam ente, la ley protege a los sionales sanitarios com o hospitales, residencias geriátricas,
pacientes (invasión de privacidad) frente a la difusión no centros de cuidados paliativos, organism os de asistencia
autorizada de sus datos clínicos personales, como síntom as domiciliaria y organizaciones de asistencia sanitaria prepaga-
diagnósticos y tratam ientos. Los profesionales de enferm ería, da; incluye el derecho a aceptar o rechazar tratam ien to
al igual que otros profesionales sanitarios, pueden ser respon­ m édico o quirúrgico. Esta ley inform a a los pacientes de sus
sables de la invasión de la privacidad, en caso de litigio sobre derechos, si bien no confiere nuevos derechos n i modifica la
la difusión no autorizada de datos del paciente. Los adelantos legislación estatal vigente. Ha favorecido la inclusión de los
tecnológicos, com o las bases de datos médicos informatizadas poderes notariales en los estatutos de asistencia sanitaria de
y la teleasistencia sanitaria, pueden hacer posible la violación cada estado. No exige la redacción de voluntades anticipadas
(no intencionada) de la confidencialidad y la privacidad. Los por parte de los pacientes, pero obliga a inform arles acerca
cambios tecnológicos no solam ente han transform ado la pres­ de las mism as. Igualm ente, el centro h a de ofrecer asistencia
tación de asistencia sanitaria, sino tam bién los sistemas utili­ para la ejecución de las instrucciones avanzadas si el pacien­
zados para registrar y recuperar inform ación sanitaria. te así lo decidiera. La PSDA define u n a «voluntad anticipa­
El ordenador, el fax y las llamadas telefónicas entre distin­ da» com o u n a instrucción escrita, u n a v o luntad anticipada o
tos centros suponen un riesgo de difusión de inform ación per­ u n poder notarial duradero de asistencia sanitaria. Un adulto
sonal del paciente a destinatarios no deseados. La inform ación com petente puede transm itir sus preferencias de tratam ien ­
queda al alcance de cualquier persona que pase ju n to a una to m édico futuro a través de la v o luntad anticipada. Se debe
m áquina de fax o u n ordenador. Sin em bargo, se pueden sum inistrar inform ación escrita a los pacientes sobre sus
revelar datos sanitarios si el paciente lo autoriza. La difusión derechos a redactar instrucciones anticipadas, com o te sta­
de la inform ación es obligatoria en caso de u n requerim iento m entos de vida y poderes notariales duraderos. Se debe faci-
judicial o cuando los estatutos del estado en cuestión exijan la
com unicación de malos tratos a niños, enferm edades conta­
giosas u otros incidentes. Los profesionales de enferm ería tie­
n en la responsabilidad legal y ética de familiarizarse con las C lasificaciones de las leyes
políticas y los procedim ientos relativos a datos del paciente de R E L A C I O N A D A S C O N LA E N F E R M E R Í A
las instituciones en las que desem peñan su actividad.
La historia clínica constituye el docum ento escrito más C a te g o r ía E je m p lo
im portante que recoge inform ación del paciente en form a de
Constitucional. D erecho del paciente a recibir
signos, síntom as, diagnósticos, tratam ientos y respuestas al
un tratam iento equitativo.
tratam iento. No solam ente docum enta la asistencia prestada
Adm inistrativa. Licen cia y B R N estatal.
a los pacientes, sino que tam bién es u n m edio eficaz de
R elacion es laborales. N e g o cia cio n es con sindicatos.
com unicación del personal sanitario. Contiene datos im por­
tantes para dem andas a aseguradoras y reclam ación de otros Co ntractual. R elacio n es con la em presa.
gastos q ue se utilizan en los pleitos en caso de litigio. Crim in al. M anejo de narcóticos.
Los profesionales sanitarios conocen cada vez m ejor las Extracontractual.
im plicaciones de los derechos de los pacientes conform e M ala praxis m édica. Cu id a d o s san itarios
au m en ta la conciencia social acerca de los derechos básicos razo nables y prudentes.
del ser hu m ano. A pesar de que a ú n existen lagunas desta­ R espo nsabilidad legal Garan tía de instrum entos
cadas en el proceso legal, m uchos estados com ienzan a lidiar de un producto. médicos.
con el concepto de ley aplicable a pacientes ingresados. Es
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 11

litar inform ación a los pacientes sobre el derecho a tom ar bora cuando el paciente todavía es com petente y capaz de
decisiones acerca de estos aspectos en el m om ento de su tom ar decisiones sensatas. La relevancia de testam ento debe
ingreso en cualquier centro sanitario y organizaciones para evaluarse de nuevo conform e cambie la situación del pacien­
el m anten im iento de la salud (HMO); no obstante, no están te. (No todos los estados aceptan las voluntades anticipadas
obligados a suscribir u n a voluntad anticipada si no lo desean. com o docum entos legales.)
La form ación del paciente acerca de las instrucciones avan­
zadas se debe realizar fuera del m arco de los cuidados agu­ P o d er n o ta ria l d u ra d ero p a ra a s is te n c ia s a n ita ria Se debe
dos. Las instrucciones perm iten al paciente controlar sus preparar y firm ar este docum ento legal m ientras el paciente
propias decisiones sanitarias, incluso si quedaran incapacita­ sea com petente. El docum ento otorga poderes a u n a persona
dos para ello en el futuro. designada (representante) para to m ar decisiones relativas a
la asistencia sanitaria cu ando el paciente sea incapaz de
hacerlo por sí mism o. La persona designada está obligada a
IN S T R U C C IO N E S M É D IC A S A N T IC IP A D A S
seguir las directrices e n el docum ento. El docum ento confie­
Las instrucciones médicas anticipadas se dividen en instruc­ re poder al represen tan te para to m ar ciertas decisiones sani­
ciones terapéuticas, com o las voluntades anticipadas, y las tarias o bien lo autoriza a to m ar cualquier decisión sanitaria
instrucciones de designación, como u n poder notarial durade­ que adoptaría el paciente si fuera capaz de ello. Las instruc­
ro para asistencia sanitaria. Una instrucción médica anticipada ciones incluyen decisiones relativas a la interrupción o la u ti­
es u n a declaración que perm ite al paciente tom ar decisiones lización de m edios artificiales de m antenim iento de la vida,
legales respecto a su tratam iento médico futuro. El docum en­ donación de órganos o aceptación de tratam ientos o in ter­
to se redacta y firm a antes de que dicha asistencia sea necesa­ venciones. El rep resen tan te n o estará autorizado a tom ar
ria. En este docum ento, el paciente puede designar a una o decisiones acerca de la asistencia sanitaria en ta n to en cu an ­
más personas para que se encarguen de las decisiones relativas to el paciente sea com petente.
a la asistencia sanitaria cuando aquel sea incapaz de hacerlo. La principal diferencia existente en tre la v o luntad antici­
El docum ento debe ser firm ado en presencia de testigos y se pada y el poder notarial duradero radica en la m ayor flexibi­
deben conservar sendas copias del mism o e n la consulta del lidad de este últim o. La v o luntad anticipada ú n icam ente se
médico y el hospital. No se perm ite a ningún em pleado, fami­ utiliza cuando el paciente se en cu en tra en estado term inal o
liar ni heredero ser testigo. Las instrucciones médicas avanza­ en com a p erm an en te. Este docum ento tan sólo recoge qué
das varían en cada estado, por lo que el profesional de enfer­ tratam ientos de prolongación de la vida se deben rechazar o
mería debe conocer el uso y los tipos de instrucciones en el interrum pir. El po d er notarial du rad ero n o se limita a enfer­
estado en el que trabaje. No es obligatorio que u n abogado m edades term inales o estados de inconsciencia perm anente,
redacte, revise o firme u n docum ento de instrucción anticipa­ sino que aborda todo tipo de decisiones sanitarias, com o los
da. No obstante, debe ser testificado por dos personas. tratam ientos de prolongación de la vida.
Se debe anim ar a los pacientes a q ue lleven u n a tarjeta en
Es u n tipo de instrucción anticipada
V o lu n ta d a n tic ip a d a la cartera que señale la existencia de u n a v o luntad anticipa­
q ue refleja la voluntad del paciente respecto a la prolonga­ da y/o u n poder notarial durad ero para asistencia sanitaria.
ción de su vida por m edios artificiales, su decisión de recha­ D eben indicar el nom bre de su representante.
zar o in terru m p ir las intervenciones m édicas, o sus deseos
sobre la asistencia m édica a recibir en caso de enferm edad
O R D EN DE N O R E A N IM A C IÓ N
term inal o com a perm anente. La v oluntad anticipada se ela­
Una orden de «no reanimación» (NR), tam bién conocida como
«no intentar reanimar» (NIR), representa otro tipo de instruc­
ción anticipada. La orden de NR obliga a no realizar un a reani­
IN S T R U C C IO N E S A N T IC IP A D A S
mación cardiopulm onar (RCP) en caso de parada respiratoria o
cardíaca. El paciente puede firmar u n docum ento anticipado en
Una instrucció n an ticipada perm ite al paciente participar
cualquier m om ento antes del ingreso hospitalario o bien duran­
en las sig u ie n tes d ecision es:
te el mismo. Una vez firmado, el médico registra esta inform a­
• S e le c c io n a r pro fesio nales san itarios, com o m édicos ción en la historia del paciente (v. capítulo 22).
y profesionales de la enferm ería.
• D e c id ir quién puede a cce d e r a su historia clínica.
• S e le c c io n a r el tipo de tratam ientos farm acológicos PRÁCTICA CLÍNICA
que d esea recibir.
Antes de te n e r su prim era experiencia clínica, debe revisar
• A ce p tar o rechazar ciertos tipos de tratam ientos
los com ponentes clave del cuidado del paciente con el fin de
farm acológicos.
ejercer u n a atención de enferm ería segura y eficaz. A conti­
• S e le c c io n a r al representante que tom ará d ecisio n es nuación se incluyen las directrices de práctica clínica, los ele­
acerca de su s cu id ad o s san itario s cu and o el m entos que in teg ran la hoja o form ularios im presos del
paciente se a in cap az de hacerlo. paciente, las técnicas de com unicación, los principios de
asepsia médica, la valoración básica de enferm ería y los pro-
12 C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

R ELOJ D E 2 4 H O R A S ción relevante acerca de los diagramas de cada u n o de los


R e lo j d e 1 2 h o ra s R e lo j d e 2 4 h o ra s procedim ientos descritos en el texto.
• Rellene u n a hoja de preparación clínica según requiera su
12 de la m edianoche 2400
form ador. G eneralm ente, la h oja contiene u n a sección
1:30 a m 0130
para los datos relevantes.
1:59 a m 0159
12 m ediodía 1200
2:18 p m 1418 U T IL IZ A C IÓ N DE P D A EN LA PR ÁCTICA
7:30 p m 1930 C L ÍN IC A
9:00 P M 2100
U na PDA (personal d ig ita l assistant) es u n dispositivo digital
3:30 pm tiem po convencional personal o u n orden ad o r m anual. Los estudiantes utilizan de
o 1530 tiem po m ilitar m a nera cada vez más frecuente estas herram ientas, debido
especialm ente a q ue inco rp o ran farm acopeas de bolsillo,
guías de pruebas diagnósticas y calculadoras clínicas.
La ley HIPAA le obliga a reconocer y proteger cualquier dato
tocolos de los procedim ientos de cuidados de enferm ería con oral, escrito y electrónico que pudiera revelar la identidad de u n
el fin de potenciar su autoconfianza y ofrecer inform ación de paciente o información de naturaleza sanitaria. Esta inform a­
referencia para su ejercicio profesional. ción se conoce como ISP (información sanitaria protegida).
La ley HIPAA contiene norm as q ue describen la utiliza­
ción segura de u n a PDA. Se recom ienda n o in tro d u cir el
N O R M A S DE PR ÁC TICA C L ÍN IC A
n om bre del paciente n i n in g ú n otro dato identificativo.
A ntes de b rindar su asistencia al paciente, debe fam iliarizar­ Ú nicam ente se deben introducir datos dem ográficos perso­
se con todos los aspectos que rodean a su cuidado. Las n o r­ nales o elem entos identificativos del paciente, com o los
mas que se incluyen a continuación le ayudarán a preparar­ an teced e n tes y los resultados de la ex ploración física,
se para ello. Por lo general, la preparación finaliza la noche los datos analíticos, los datos físicos y los nú m ero s de teléfo­
an terio r a su prim er día de trabajo en la clínica. De no ser así, no por m edio de contraseñas. C uando sea necesario in tro d u ­
debe identificar qué aspectos de la preparación le converti­ cir datos identificativos en la PDA, el profesional de enferm e­
rán en u n profesional con u n a práctica segura. ría debe em plear la característica «Seguridad», la cual
solicita u n a contraseña para acceder al sistema. La m ayoría
• O btenga el nom bram iento con antelación suficiente para de los estudiantes de enferm ería n o usan esta m odalidad de
prepararse para ejercer su profesión de m anera segura. introducción de datos. Los profesionales de enferm ería que
• Lea la hoja o los datos inform áticos del paciente y obtenga brindan atención domiciliaria suelen necesitar los identifica-
la inform ación necesaria p ara facilitar su asistencia. dores personales con u n a m ayor frecuencia.
H abitualm ente, necesitará los siguientes elem entos: a n te ­
cedentes y resultados de la exploración física, notas de T iem p o m ilita rLa utilización del térm in o «tiem po militar»
evolución del médico, hoja de gráficas, registro de m edi­ es cada vez más frecuente en los centros sanitarios h o y en
cam entos, hallazgos analíticos, notas de enferm ería o día. Una ventaja de este m arco tem poral es q ue en algunos
diagram as de flujo, o am bos, base de datos de ingresos casos logra evitar la confusión existente cuando se realiza o
hospitalarios, plan de cuidados del paciente, ficha K ardex se registra u n a ord en en a. m. o p. m . El «tiem po militar»
y órdenes del médico. En u n a sección posterior de este describe el tiem po com o u n reloj de 24 horas en lugar del
capítulo se describe cada u n o de estos docum entos. reloj convencional de 12 horas. La m edianoche se identifica
• Revise todos los procedim ientos que debe realizar en ese com o 24:00, la 1:00 a. m. corresponde a 1:00, las 3:00 p. m.
paciente. Utilice sus técnicas y libros de texto básicos para son las 15:00, etc. Revise el reloj de 24 horas y el diagrama
su revisión. que se m uestra en la p arte superior de esta página con el fin
• Indague acerca del diagnóstico con el fin de conocer m ejor de familiarizarse con este m étodo de registro del tiempo.
los signos y los síntom as que podría presentar el paciente.
Identifique las alteraciones de los resultados normales, como
PRESTACIÓN DE C U ID A D O S AL PACIENTE
cambios de los valores analíticos, constantes vitales, etc.
• Estudie los medicamentos que habrá de administrar al pacien­ Se ha preparado para la práctica clínica antes de acudir a la
te. Muchos formadores exigen que se rellenen tarjetas o docu­ unidad de enfermería. Tanto el parte de cambio de tu m o como
mentos sobre la medicación antes de su administración. los informes detallados sobre el paciente realizados por el res­
• Planifique su program a diario m ediante u n plan de ges­ ponsable del equipo o el formador contienen información rela­
tión del tiem po con el objeto de desem peñar sus activida­ tiva a las necesidades y la asistencia del paciente. La presenta­
des de m anera organizada y com pletar la asistencia a los ción de los informes difiere en distintos hospitales. En algunos
pacientes de form a oportuna. centros se redacta u n inform e a partir del parte oral que los
• Realice diagram as de los procedim ientos a realizar, de profesionales de enfermería del tum o saliente transmiten a los del
m odo q ue pu ed a identificar el vocabulario adecuado e turno siguiente. Otras unidades de enferm ería elaboran u n par­
incluir la inform ación necesaria. Esta obra ofrece inform a­ te oral en el que revisan la inform ación obtenida del turno
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 13

anterior. En las instituciones en las que se practica la enfermería


primaria, el profesional del turno entrante y el del tu m o salien­
te realizan u n informe m ano a m ano sobre u n grupo determ i­
nado de pacientes. Completan una hoja de trabajo que recoge
cronológicamente los tratam ientos y los medicamentos. Una
vez elaborado, el responsable del equipo o el profesional de
enferm ería que se ocupa de su formación repasará todos los
aspectos de la asistencia que brindará al paciente. Es el m om en­
to de form ular cualquier pregunta relativa a la política de la
unidad de enfermería o la intervención a realizar en el paciente.
Se com probarán los fármacos que deberá adm inistrar en su
carrito de transporte de medicamentos con el fin de garantizar
que dispondrá de todos los productos y la instrum entación
necesarios para prepararse y administrarlos.
El siguiente esquema de la asistencia al paciente le ayudará a
planificar sus cuidados diarios de enfermería. Antes de comenzar
a trabajar con u n paciente, ha de revisar su perfil o ficha Kardex |• Perfil del paciente generado por un ordenador.

y comprobar que dispone de todos los medicamentos enum era­


dos en el almacén de planta o plan de medicamentos.
1. A plique m edidas higiénicas a las m anos. contiene. Este capítulo ofrece algunos ejem plos breves de
2. Recoja la instrum entación, com o estetoscopio, esfigmo- estos form ularios, y el capítulo 3 incluye diversas m uestras
m anóm etro, term óm etro y ropa de cama. de los mismos.
3. Com pruebe dos form as de identificar al paciente (dife­
rentes del núm ero de habitación). Preséntese al paciente K a rd e x /p e rfil d e l p a c ie n te La ficha Kardex o perfil del p a­
y explíquele los cuidados que le brindará. ciente representa el «núcleo central» de las actividades del
4. C om pruebe si el paciente prefiere u n orden determ inado paciente. Las órdenes del médico se an o tan en la ficha. Entre
en la prestación de la asistencia. los datos que se registran e n zonas definidas del K ardex o
5. Efectúe u n a valoración de enferm ería. Puede utilizar la perfil se en cu en tran los resultados analíticos, los fárm acos y
valoración básica de enferm ería recogida en este capí­ los niveles de actividad.
tulo com o orientación si su form ador no tiene predilec­ La docum entación inform atizada del paciente com ienza a
ción p or u n sistem a determ inado. sustituir a la ficha K ardex en num erosos centros. La versión
6. Registre sus hallazgos conform e realice la exploración electrónica contiene la m ism a inform ación que la ficha, a u n ­
física y anótelos en la sección de notas de enferm ería de que en m uchos casos está m ás actualizada.
la historia clínica o en el diagram a de flujo si no usa un
sistem a inform ático. P la n d e c u id a d o s Los planes de cuidados de enferm ería
7. D eterm ine las constantes vitales si así lo indicara la polí­ difieren e n distintos centros sanitarios. El an tig u o plan
tica de la unidad. m anuscrito individualizado está siendo sustituido p o r planes
8. Si utiliza u n a PDA para registrar los datos del paciente, estandarizados impresos, planes inform atizados o protocolos
la ley HIPAA contiene norm as específicas. esenciales. El objetivo del plan de cuidados es el mism o con
9. Lleve guantes (en caso de ser necesarios), realice todas independencia del tipo utilizado. Los planes de cuidados son
las intervenciones de enferm ería y anote los hallazgos directrices escritas sobre la atención al paciente (form ula­
in m ediatam ente después de finalizar. rios 1-A, 1-B, 1-C) q u e todos los profesionales sanitarios
10. A dm inistre todos los m edicam entos. Registre la adm i­ aplican al prestar asistencia individualizada. En la actualidad,
nistración de los fárm acos en el espacio adecuado, y la m ayor parte de los planes de cuidados se den o m in an pla­
observe la aparición de signos de efectos secundarios o nes de cuidados m ultidisciplinares, ya que todos los m iem ­
hallazgos inusuales. bros del equipo sanitario registran los docum entos y las
11. D urante su práctica clínica, aplique técnicas de com uni­ observaciones en u n único form ulario. Se deben transm itir
cación fluida. todos los datos relevantes sobre el cuidado del paciente a los
12. Complete todas las hojas. dem ás profesionales a través del plan de cuidados m ultidis­
13. Despídase del paciente. ciplinares. A m enudo, la form ación im partida al paciente se
14. Dé parte al profesional adecuado. anota tam bién en el mism o form ulario.
15. Realice la higiene m an u al después de asistir al paciente
y antes de abandonar la unidad de enferm ería. P rotocolo e s e n c ia l o c lín ic o Ambos térm inos se utilizan
para describir u n sistema de asistencia sanitaria colaborativa
centrada en los resultados. Estos docum entos (formulario 1-D)
H IS TO R IA C L ÍN IC A DEL PACIENTE representan otro enfoque de atención individualizada a los
Familiarícese con cada form ulario o ventana del ordenador, pacientes. El protocolo enuncia las intervenciones y los resul­
su posición e n la hoja o el ordenador, y la inform ación que tados de m anera paulatina, como se m uestra en la figura.
14 C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

J L COMMUNITY
" i " HOSPITAL

«9 ddAcJwtyeuuVutcbom

S/X2/01 Importediiot mlofUÍf *


3COMfliaUiOKi uu. 'JoMliuiks-nw
i Aotc tkunavs ¡acolan. quMiUlif coir. S o¿yi
c Ivú, wmttd c 50 mi iaL * « U m Vie
Gaídt íoLí Uq* *í emM*i bou*

H sw S S fiB JE sB — -

|# Formulario 1-B. Plan de cuidados individualizado del Community Hospital,

í Formulario 1-C. Plan de c uidados del paciente del Community Hospital.

G R A FIC A DEL PACIENTE perm iten introducir datos más completos. Es preciso asistir a un
La gráfica contiene varios formularios relevantes para su prepa­ program a de form ación intrahospitalaria acerca de la utiliza­
ración y la prestación de servicios de enfermería. Ha de familia­ ción del ordenador para las hojas de los pacientes y la obtención
rizarse con los formularios específicos del centro de asistencia de datos antes de com enzar a ejercer en la clínica, con el fin de
sanitaria en el que realizará las prácticas clínicas. Los siguientes garantizar que sabe obtener toda la información necesaria para
formularios se incluyen simplemente como ejemplos. brindar una asistencia segura al paciente.

N otas de e nferm ería Las notas de enfermería son docum en­ R eg istro s d e m e d ic a c ió n H abitualm ente, los registros de
tos que incluyen las observaciones clínicas y las intervenciones m edicación son similares a los q u e se m u estran e n los for­
de enferm ería. M uchos centros h an restringido el formato m ularios 1-F y 1-G. Se deben an o tar todos los fárm acos en
narrativo y h an fomentado la utilización de diagramas de flujo u n a hoja de m edicam entos. Algunos centros an o tan los m e ­
(formulario 1-E) y listas de control, que llaman registros de la dicamentos habituales en u na hoja de medicación, y los medi­
asistencia del paciente o registros para el equipo multidisciplina- cam entos a dem anda y aquellos q u e se adm inistran u n a sola
rio. Este tipo de registros reduce el tiempo que tarda el personal vez en otra diferente. Verifique la política del hospital refe­
de enfermería en anotar los hallazgos y fom enta que la docu­ rente a la utilización de cada registro.
m entación sea completa. Cada hospital ha creado su propio sis­
tem a de registro de información; por consiguiente, es im portan­ G ráfic a s Las constantes vitales se registran e n u n a gráfica
te que conozca el sistema antes de com enzar a anotar datos. (form ulario 1-H), la cual recoge la presión arterial, el pulso,
M uchos hospitales han adoptado sistemas informatizados que la frecuencia respiratoria, la tem p eratu ra y la intensidad del
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 15

dolor. La m ayor parte de los centros ha incorporado la esca­ c. Respiraciones: frecuencia, profundidad y ritm o.
la del dolor en la gráfica, el cual recibe el nom bre de quinto d. Presión arterial: sonidos de Korotkoff.
signo vital. A dem ás, este form ulario incluye el peso. Los e. Dolor: localización e intensidad del dolor; em plee una
datos relativos a la ingesta y la diuresis se p ueden registrar escala del dolor para determ inar el nivel de dolor.
en este d ocum ento o bien e n u n form ulario diferente de 2. Respuesta a los m edicam entos en caso de adm inistrarse
acuerdo con la política del centro. alguno.
3. Respuestas em ocionales: com portam iento, reacciones,
Ó rdenes d el m édico Las órdenes del médico (formulario 1-I) p o rte del paciente; estado de án im o general (llanto,
p u ed en anotarse en form ularios con copias hechas con papel depresión).
autocopiativo, im presos o inform atizados, según la política 4. Piel, cabello y uñas: piel: presencia o ausencia de abrasio­
de cada centro. Si las órdenes se copian con papel autocopia­ nes, contusiones, desgarros, eritem a, úlceras por presión,
tivo, p u ed en rem itirse a la farm acia y el laboratorio, m ien ­ línea de incisión, color, turgencia, tem peratura, edema.
tras que el original se conserva en la hoja del paciente. Las D eterm ine la distribución del cabello, su grosor o finura,
órdenes inform atizadas pueden ser utilizadas por todos los textura y cantidad. Inspeccione las uñas respecto a la cur­
departam entos del hospital. vatura y ángulos, textura, color y tejido circundante.
5. M usculoesquelética: nivel de actividad, m ovilidad g ene­
Notas de e volución del m é d ic o Las notas de evolución del ral, m archa, am plitud de m ovim ientos.
médico (formulario 1-J) incluyen observaciones y reflexiones 6. Neurológica: pupilas (tam año, respuesta, igualdad);
diarias acerca de los tratamientos, los signos y los síntomas que capacidad de asir con la m ano; fuerza y sensación e n las
presenta el paciente, los riesgos quirúrgicos transm itidos al extrem idades; capacidad de obedecer órdenes, nivel de
paciente y las respuestas terapéuticas del paciente. consciencia.
7. Respiratoria: sonidos respiratorios; color y consistencia
El m édico anota los
A n te c e d e n te s y e xp lo ra c ió n fís ic a del esputo; tos (productiva o n o productiva).
resultados de su valoración en u n form ulario especial (for­ 8. Cardiovascular: to n o s cardíacos; presencia de pulsos;
m ulario 1-K). En la m ayor parte de los centros se m ecano­ edem a; describa la presencia de cabello en las extrem i­
grafían los antecedentes y los resultados de la exploración dades (su ausencia denota u n a circulación deficiente).
física dictados por el m édico. En este caso, la inform ación
puede tard ar varios días en estar disponible.

Form ularios analíticos Los resultados analíticos se rem iten a


roo* roo*! K»4
la unidad detallada en la solicitud inicial de pruebas de labora­ Dn*.1*0.SPO,.VS,IVU»,Ain heafing,»Kinawuwm.H om ansign •SjjlprM
torio (formularios 1-L y 1-M). La información recogida en cada
ocd^ 40MOnW'
formulario se puede transcribir a u n a hoja de flujo de datos. •AfS¿tM rBK>ifJblr. :™ X B,° •PTW uiSij1 0
Este docum ento ofrece u n valioso resum en de todos los resul­ •Hn OeSedCe
Od.I.5
u.ntT.1
CfOfaBd.uFoulled
yrr'e
dm.ain» • ■ TH
CO S
DBC O«ci«l• D iC Fto ley.pOy.
tados analíticos. Igualmente, en algunos hospitales se em plean
é a
•H ip Pi.«n
ap
t/ion*yxN
p r*o
ntia o
ffiS
M
only pfa>ly • HpPrr<¿ulionlothtmiMhmptMycoty
informes informatizados de los resultados analíticos. •* S
ftG
oollusp
ote
ie Unoa
.C ,Itrh
o
anrtu
icipp.BIB
4no
D M (hold •Stool«ótente.IronKipp.BIO(hold Stoolioten«.Iranoipp.BID(hold

•ivdcu
V A LO R A CIÓ N B Á SIC A DE EN FE R M E R ÍA .DAI. •DAI.
•DmsM ihM .
Cada profesional de enferm ería crea u n m étodo propio para •IPCAO fEpidifaltape*dm pvt t& •m Tapew
dla /nS
dpDC,P
O *C
lA:SgpivOe,tP O
c* dpa*
.n in
. POpjinm erfc.rejwum g(M inlevel
efectuar la valoración básica de enferm ería. No existe n in ­ •Analg«iam ethod. •Analgniam ethod.Pharm aceutical •UndeiUnd*O rthoIm
Inkol t, D VT/PE,
gún m étodo correcto ni incorrecto, siem pre que sea consis­ .D^pUnt^ed.
te n te y com pleto. El esquem a de valoración básica que se •c8o CuPnCtiN
hoow
<UiN
10t0 o.n
0o00tifd
yro
M pDInitpplate
M 2l4
etIlf. •c BC
o uP
nC
tNocRNnotifyM
limn 100,000 drD op
2
Implp
atmelet«h>.
ofrece a continuación representa u n abordaje sencillo de
valoración que quizá desee adoptar en tanto en cuanto no •ChaplainService*&DietatycoraufcPR N. • PT .Ch a plai
n Se rvx ci £ D i
e tary •PT.Clw plainSrtVKfi&D ietary
haya desarrollado u n sistem a bueno para su práctica. •SSaBCKlfm rdtidfcxSN*taraáet .t*ch-*ed«i*»,S
La valoración básica se realiza al principio de cada turno.
im tructiom .
No debe requerir más de 5 a 10 m inutos. D ebe centrarse en r . yjUrd0Ti f ; i";
el sistem a fisiológico concreto que se relaciona con el diag­
nóstico del paciente. Puede consultar u n a descripción más h; PO m ed^eTfltN )*
extensa de cada sistem a en el capítulo 11 sobre la explora­
,1
1-1-7 1 1 7 1
11 .7
-7-JJ7 11
-7-JJ-7 1
-7-JJ-7
ción física.
Este esquem a le ayudará a realizar u n a valoración física 7 7 7
7 -1 7
JJ---lJlll 7
JJ---Jllll
básica.
>
J1
-l1l
1. C onstantes vitales: J-H J-ll J-ll
a. Temperatura (método determinado por el trastorno).
b. Pulso radial o apical (determ inado por el trastorno). |• Formulario 1-D. Protocolo clínico.
16 C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

9. Gastrointestinal: patrón y sonidos intestinales; presencia de • Los artículos depositados en el suelo se consideran co n ta­
náuseas o vómitos; distensión abdominal; dieta observada. m inados y deben desecharse del m odo indicado. Si la ropa
10. G enitourinario: evacuación; color, olor y consistencia de de cam a cayera al suelo de m an era fortuita, se depositará
la orina; disuria; secreción o m olestias vaginales; secre­ en u n cesto para ropa sucia.
ción del pene. • Los pacientes deben usar zapatillas o zapatos cuando no
estén en la cama.
Si observara cualquier hallazgo inusual, lleve a cabo una • Cada paciente dispondrá de sus propios m ateriales e in s­
valoración más detallada del sistem a afectado. C ontinúe eva­ trum entos, que no serán utilizados po r otros pacientes. La
lu ando los cambios del estado del paciente a lo largo del día esterilización o la desinfección de los equipos se llevará a
y preste u n a atención especial a las alteraciones que identi­ cabo en el período transcurrido en tre dos utilizaciones.
ficó en la valoración inicial. Al finalizar el turno, anote cual­ • No deberá acudir al centro hospitalario cuando no se sienta
q uier cambio del estado del paciente. bien. Si tiene febrícula o u n resfriado con rinorrea, llame al
profesional indicado y dígale que se encuentra enfermo.
• Se utilizan pañuelos de papel para elim inar las secreciones
PRINCIPIOS DE ASEPSIA MÉDICA del paciente. Tírelos a la basura.
• Limpie y aclare los instrum entos con agua fría con el fin
Los microorganismos están presentes en todas partes. Los de elim inar las secreciones antes de rem itirlos al área cen ­
microorganismos patógenos, o patógenos, originan enferm eda­ tral de m aterial.
des; los microorganismos no patógenos, o no patógenos, no • El jabón y el agua son los mejores productos de limpieza
producen enfermedades. Algunos microorganismos se compor­ debido a que ayudan a degradar la suciedad para facilitar su
tan como n o patógenos en su hábitat norm al en el organismo eliminación. A unque los detergentes pueden ser más efica­
hum ano, como el Escherichia coli, que subsiste habitualm ente ces con agua dura o fría, pueden ocasionar daños a los teji­
en el tubo digestivo y no da lugar a ningún problema hasta que dos. Se pueden añadir germicidas al jabón o el detergente
no coloniza otros ambientes, como el aparato genitourinario. para potenciar la eficacia del producto de limpieza.
La disem inación de los microorganismos puede prevenirse • Se utiliza fricción para facilitar la elim inación de la sucie­
con la adopción de dos formas de asepsia: asepsia médica y dad. Se puede em plear u n cepillo, u n a esponja o u n paño
asepsia quirúrgica. La asepsia médica se logra con la ausencia para frotar.
de patógenos. La asepsia quirúrgica se alcanza m ediante la • C uando use u n a técnica aséptica, la limpieza se llevará a
ausencia de microorganism os. A m enudo, la asepsia médica cabo desde la zona más lim pia h asta la m enos limpia.
recibe el nom bre de «técnica limpia», m ientras que la quirúr­ Por ejemplo, limpie siem pre u n área de incisión desde el
gica se designa como «técnica estéril». En u n capítulo poste­ centro de la m ism a hacia la periferia de la piel.
rior de esta obra se aborda la asepsia quirúrgica. Este capítulo
se ocupa de la asepsia médica, ya que afecta al ejercicio de la
H IG IE N E DE M A N O S
enferm ería.
Los principios de asepsia médica se aplican a todos los aspec­ El lavado de m anos constituye la práctica de asepsia médica
tos del cuidado del paciente. En efecto, la utilización de asepsia más eficaz. Debe realizar u n procedimiento de lavado de manos
médica comienza antes de su llegada a la unidad de enfermería. cuando llegue a la unidad de enferm ería y antes de com enzar a
Con el fin de garantizar la seguridad del paciente, usted com ien­ prestar sus cuidados. Debe recordar enjabonar y aclarar las
za a practicar la asepsia médica al limitar el núm ero de piezas m anos dos veces antes de com enzar a atender al paciente. Se
de joyería que vestirá cuando atiende a sus pacientes a una deben lavar las m anos antes de efectuar u n procedimiento y
alianza y, quizá, unos pendientes pequeños si sus lóbulos están entre dos pacientes. Por lo general, cuando las manos no están
perforados. Las uñas de los dedos de las manos son cortas y se sucias se aplica una loción basada en alcohol entre dos pacien­
encuentran en buen estado. El cabello está retirado del cuello y tes. El capítulo 14, «Control de la infección», describe detalla­
controlado para evitar la contaminación de campos estériles o dam ente el procedimiento específico de lavado de manos.
su caída en los alimentos o las heridas del paciente. Se utilizan guantes limpios n o estériles para tocar sangre,
D ebe te n e r presentes los siguientes principios cuando líquidos corporales, secreciones, excreciones y objetos conta­
atienda al paciente: minados. Los guantes se desechan inm ediatam ente después
de su uso en u n contenedor adecuado. El uso de guantes
• Las salas en las que se conserva la ropa blanca se conside­ reduce el riesgo de contam inación cruzada entre pacientes y
ran limpias; por consiguiente, la ropa de cam a que no entre pacientes y profesionales sanitarios. Después de quitarse
h aya utilizado para aten d er al paciente no se puede devol­ los guantes, debe lavarse las manos.
v er a esta habitación.
• Las habitaciones de sum inistro se designan com o zonas
para m aterial limpio y sucio. No se deben colocar artículos PROTOCOLO DE PROCEDIMIENTOS
en u n área equivocada, con el objeto de evitar la contam i­
nación cruzada. Cada u n o de los procedim ientos m encionados en este texto
• Debe tran sportar la ropa blanca y los artículos sin que sigue u n protocolo básico. Para ah o rrar espacio y evitar repe­
en tren en contacto con su uniform e ni su cuerpo. ticiones, a m e n u d o n o se describen con detalle todos los
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 17

J P _ C O M M U N I T Y Cliente.™
É H O S P IT A I. Flow Sheet
J L
É
C O M M U N IT Y
H O S P IT A L ROUTIf.E
PM S HAS

h ü

....
»=.

...

— 0

\
f l l | « -
..
| • Formulario 1■t . Diagrama de flujo del Community Hospital. |• Formulario 1-F. Registro de medicamentos del Community Hospital.

UNIVERSITYMEDICALCENTER M
EDICATIO
N
J L C O M M U N IT Y
4TRUMCULM/UeCUTAHE0US SEDATIONSCALE T T H O S P IT A L
i-AgTNArm F-RJQ*íTNgh
¡g=r <-UoMyS»«p*e
M MnMfVMI
CLINICALRECORD

03/11
(Phwnytoln l-odlun Cap 100 Hg)
Phonobarbltal 1 T«f> PO
03/11 Bedtlue
(Phonoborbltol Tub 30 Kg)
Folvlto Conoric 1 Tab PO
Oncfl Dally
(Folic Acid Tab 1 K„)
03/11 syjrssí.»
(Uetbylprednlsolone Sod Sul)
Prilosec 1 Cap PO
03/11 Every 24 Hours
(Caperaiolo Cap 20 Kg)
03/11
E(Lldoc»l~rV l ^ is Soln » )

VESSACE MARCHECKED

• '¿ ¿ .¿ uua.

|• Formulario 1-G. Registro de administración de medicamentos fR A M ]


del University M edical Center. I• Formulario 1-H. Gráfica del Community Hospital.
18 C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

_ i _ C O M M U N IT Y
T T h o s p it a l

Date

• Formulario 1-J. N otas de progresos del médico.

|• Formulario 1-1. Hoja de órdenes del médico del Community


Hospital.

pasos del protocolo de cada procedim iento. No obstante,


debe recordar que estos pasos son im portantes y deben re a ­
lizarse para prestar unos cuidados de enferm ería com pletos
| • Formulario 1-K. Antecedentes y exploración física realizadas por el médico
y responsables al paciente. del Community Hospital.

• C om pruebe las órdenes del médico.


• C om pruebe el p lan de cuidados del paciente, protocolo • Tape al paciente (si fuera necesario).
clínico, el K ardex o el perfil del paciente. • Póngase guantes (si fuera necesario).
• Identifique al paciente con dos m étodos (según la política • Realice la intervención siguiendo el protocolo.
del centro). • Limpie al paciente del m odo indicado.
• Preséntese al paciente. • Retire la sábana y coloque al paciente e n u n a posición
• Explique la intervención a realizar. cóm oda.
• Conteste a las preguntas del paciente y refuerce sus expli­ • Quítese los guantes.
caciones. • Suba la barrera.
• Límpiese las m anos con solución basada en alcohol a menos • Baje la cama.
que estén sucias; e n ese caso, utilice jabón y agua. • Sustituya el tim bre de llamada.
• Reúna los instrum entos y rellene los que se deben cargar. • Retire la cortina o la pantalla.
• Traslade todos los instrum entos necesarios a la habitación. • Retire los instrum en to s y limpie, tire o devuelva el m a te­
• M antenga la privacidad del paciente corriendo la cortina rial utilizado.
o la pantalla alrededor de la cama. • Lávese las m anos con u n a solución basada en alcohol a
• Eleve la cam a a la posición ALTA. m enos que estén sucias; en ese caso, utilice jabón y agua.
• Baje la barrera más cercana a usted. • A note o registre los hallazgos.
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 19

J L COMMUNITY JC A H O REQUIRES COMPLETE COLLECTION INFORMATION!


É HOSPITAL Laboratory Summary Sheet ■ HOSPITAL Request - Form #5

L
COLLE/CTJIONPH
1ORDERPHYSICIAN
INF IM
AM
NTU
IN
BO
L O
GY
ICN
HFLL
LA UE
UEN
M
N
YD
ZA
Z A OD
IAANTIBOO
Y
9
Y032060
L
LEG
E G IIO
ONNE FLA
LAANTIBOO Y
MMYYCC O
OPL
P LIA
A SM
S M 9O
AANTIBO
A 9
0-Y
32010
032030
R
R U
URB
BE EO L A ANTIBODY
HE PO LA
ES SIM PLEXI 9001230 TOM /TOXICOLOGY
HERRP PEES
SSIM PLEXI 5020050 0
1
SOP/M
RAYMCIIN 9000200 GL
H
C E V
ANCO G6U
PP-0
SS-P
CTAN
AR
SEC 002220
TORYSYNCY9
CY TV
O MEE G ALOVIRUS9032130 RES IR TIALVIRUS
1
M S R O VR
PAE
NCIfO
tHRM 7w
BtfenDo0-0»1100 R
QS
UV
ANTITATIVEHCG90-32000
POST1fJHo«»lt«Oa»0
HA
AP
HNP TO GL
CO BIN 1001040
A TIT-N
O G
UC O
LB
E
ARANTIBODY(ANA)
. 5
TA
U TQ
TM
R U
AL
IA
GITATIVEUAN
ED
RU
G
0S
0C
0P
EEsS
C
O PEE
RHENSIVETOX7
0
S1
C
REE0
N T.LI

H
HE
EP
PB
B SUG
S RFACEANTIGE0
N
H
HEPB SAUfR 5O
FACEANTIB00
O
Y4*0
HEPBCOREANTOOOY0010
EPBS A l 501
F E HEPATITISEVALUATION
TFER
R
R
R IITTIIN
N
3RIN 104)1110 C
TRA
NSSFF EER HAASTOTAL.MSP ABi
RN R
RIN 9001240 HEPATITISBI
"
' KIDNEYSTONESO
|• Formulario 1-M . Formularios de solicitud de pruebas analíticas del
Community Hospital.

• Formulario 1-L. Diagrama de flujo de resultados analíticos del


Community Hospital.

A d e n d a d e l c a p ít u l o

P a u t a s d e g e s t ió n
En EE. UU., cada estado cuenta con su propia legisla­ q u e se le asigna com o pro fesio n al san itario en las in te r­
ción sobre la actividad de los enferm eros titulados (ET) ven cio n es de cu id ad o del p ac ien te . D ebe c u m p lir las
y los enferm eros vocacionales/en prácticas (EV/EP). leyes sobre el ejercicio de la en ferm ería ta n to p ara ET
Los centros de salud son responsables de establecer e com o p ara EV/EP a n te s de co m en zar a asistir a los
im plem entar políticas y procedim ientos acordes con las p acientes.
leyes de sus respectivos estados. Se deben conocer
las reglas y parám etros del papel de cada trabajador El ET debe observar y actu ar d entro del m arco del código
sanitario en los diferentes centros hospitalarios. para profesionales de enferm ería de la A m erican Nurses
Association. El profesional titulado debe delegar las tareas
D elegación de enferm ería de m an era adecuada en otros profesionales
• Com o ET, asu m irá responsabilidades legales y p e r­ con el fin de prestar u n a atención segura y com petente al
so n ales p o r sus acciones. D ebe co n o c er el nivel paciente.
Continúa
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional

Continuación

• Se deben observar los aspectos y las reglas legales con R ed d e c o m u n ic a c ió n


el fin de ofrecer u n nivel apropiado de asistencia al • Cada com ponente de la u n idad de enferm ería debe recibir
paciente cuando se delegue e n otros profesionales inform ación adecuada acerca de las tareas a efectuar,
sanitarios. El ET se responsabilizará de aquellas accio­ teniendo en cuen ta los aspectos legales relativos a la dele­
nes necesarias que no p uedan delegarse, com o la for­ gación. Ú nicam ente asigne aquellas tareas para las que
m ación sanitaria, la evaluación inicial y la adm inis­ cada profesional esté capacitado legalm ente.
tración de fárm acos por vía intravenosa. • El ET debe asegurarse de q u e el pacien te h aya firm ado
• Se p u ed e delegar la o b tención del co n sen tim ien to los docum entos de con sen tim ien to p ertin en tes antes de
p a ra u n a in terv en ció n quirúrgica o u n a in te rv e n ­ som eterse a in terv en cio n es invasivas o quirúrgicas.
ción invasiva en el EV/EP, y en algunos centros se Incluso cuando delegue la tarea de presen ciar la firm a
p erm ite que u n adm inistrativo del servicio obtenga de u n form ulario de co n sen tim ien to , el p rofesional de
dicho c o n sen tim ien to . A u n q u e la responsabilidad enferm ería registrado debe com probar q u e esté com ple­
del co n sen tim ien to inform ado recae en el m édico, to y se haya ad ju n tad o a la h istoria clínica del paciente.
m u ch o s centros p erm ite n que los profesionales de Solicite a la persona en la q ue ha delegado q u e le in fo r­
en ferm ería u otros profesionales sanitarios in te r­ m e al térm in o de los trám ites burocráticos de la in te r­
v en g a n com o testigos d u ra n te la firm a del d o cu ­ vención para que p u ed a com probar los docum entos.
m e n to de co n sen tim ien to después de u n a sesión • Asegúrese de que todos los profesionales sanitarios co n o ­
info rm ativa im partida p o r el m édico. A lgunas in s­ cen las órdenes de NR. Com pruebe q u e el K ardex o el
titu ciones exigen q u e sea el m édico q u ie n obtenga plan de cuidados recogen de form a adecuada la orden de
el d o cum ento firm ado. La firm a del testigo ta n sólo NR y aporte esa inform ación en el cambio de turno.
indica q u e h a obtenido la firm a del paciente e n el • Transm ita instrucciones específicas a los profesionales
fo rm u lario. El ET debe asegurarse de q u e el p a ­ sanitarios acerca de la inform ación del paciente que desea
ciente h ay a com prendido en qué consiste la in te r­ conocer y cóm o desea recibir estos datos (es decir, p o r vía
v ención y sus posibles com plicaciones. Si el paciente escrita u oral).
no h u b ie ra e n te n d id o a d e c u a d a m e n te el p ro c e d i­ • A porte inform ación actualizada a los trabajadores sanita­
m ie n to a realizar, se in fo rm a rá al m édico con el rios de m anera oportuna, ya q u e influye en su asistencia
fin de q u e lo explique de n u e v o hasta q u e lo co m ­ al paciente (p. ej., cambios de actividad u órdenes respec­
p ren d a. to a la dieta).

E s t r a t e g ia s d e l p e n s a m i e n t o c r ít ic o
E scena rio 1 E sc en a r io 2
M añana por la m añ an a acudirá a u n hospital para p re­ Como estudiante de enferm ería, se le h a encargado que rea­
pararse para su experiencia clínica com o estudiante. Su lice u n a actividad en la q u e debe com parar y contrastar
preparación consta de dos fases. La prim era fase consis­ aspectos legales/éticos de la práctica de la enferm ería. Debe
te en o btener toda la inform ación necesaria para prestar revisar las norm as de práctica clínica de la enferm ería de la
unos cuidados seguros. La segunda engloba el repaso de ANA, la ley de ejercicio de la enferm ería de su estado y el
los libros de texto y apuntes encam inado a com prender código de conducta académica y clínica de la N a tio n a l Student
el diagnóstico del paciente, su m edicación, sus resulta­ Nurses' Association, Inc.
dos analíticos y las pruebas diagnósticas a las que se 1. Describa brevem en te el objetivo/la función prim aria de
som eterá a lo largo del ingreso. cada u n a de estas reglas o norm as.
1. Si el tiem po del que dispone para revisar la hoja del 2. Seleccione u n a de las reglas/norm as m encionadas y des­
paciente es lim itado, ¿qué campos de la hoja le apor­ criba cóm o influirán en su actuación com o profesional de
ta rán inform ación suficiente para perm itirle brindar enferm ería.
u n a asistencia segura al paciente? 3. La N a tio n a l S tudent N u rse s' Association elaboró u n código
2. Cuando se prepare para la experiencia clínica, ¿qué de conducta académ ica y clínica. ¿C óm o p ien sa in co r­
inform ación clave habrá de revisar adem ás de los p o rar este código a su p ráctica com o es tu d ia n te de
datos que haya obtenido de la historia clínica? ¿Cuál en ferm ería ? ¿De q u é m o d o le p rep ara rá p ara trab ajar
es el docum ento más adecuado para consultar esta com o profesional de en ferm ería registrado?
inform ación?
3. E num ere las intervenciones prioritarias que efectua­
rá d u ran te su prim era h o ra de experiencia clínica.
Explique en qué se basa su respuesta.
C a p ít u l o 1 E nferm ería profesional 21

P r e g u n t a s d e r e v is ió n d e l N C L E X ®
A m enos que se indique lo contrario, escoja solam ente 2 . No se aplican a profesionales que ejercen la
u n a (1) respuesta. enferm ería avanzada, ya que n o deben observar las
norm as básicas de práctica clínica.
Q De acuerdo con la American Nurses' Association, la enferme­ 3. Describen un nivel competente de cuidados de enfermería
ría se define más correctamente como una profesión que: y actuación profesional para todas las categorías.
1. Se ocupa de los pacientes en cualquier tipo de situación. 4. Solam ente se aplican a los profesionales de la
2. Protege, fom enta y optimiza la salud y las
enferm ería q ue trabajan en unidades de agudos y
capacidades de los pacientes.
centros de asistencia prolongada.
3. Presta cuidados al paciente siguiendo las
instrucciones del médico. ^ ¿Cuáles de las siguientes opciones p o drían incluir las
4. Ayuda a los pacientes en sus actividades diarias y penalizaciones p o r negligencia profesional?
los prepara para los cuidados domiciliarios. Seleccione todas las correctas.
1. Período de prueba.
^ La N a tio n a l Student Association ha elaborado u n código
2 . Revocación de la licencia.
p ara los estudiantes de enferm ería. La razón más
3. Prisión por ejercer la enferm ería sin licencia para ello.
im portante para observar este código es que:
4. C om pensación al centro p o r los gastos derivados de
1. Engloba principios éticos que orientan la conducta
u n acto criminal.
profesional.
5. A m onestación.
2. Regula la conducta del enferm ero en la práctica
clínica. Q Se puede acusar al profesional de enferm ería de negligen­
3. Perm ite saber al estudiante qué conductas son cia grave cuando:
aceptables. 1. Su actuación dé lugar a la m u erte de u n paciente.
4. Ofrece norm as para la adm inistración de fármacos. 2. El profesional de enferm ería m uestre u n a indiferencia
tem eraria p o r la seguridad del paciente.
^ ¿Cuáles de las siguientes actividades se recogen en las nor­
3. El profesional de enferm ería utilice indebidam ente las
mas relativas a la preparación para la práctica clínica?
restricciones.
1. Asegurarse de que su uniform e sea sem ejante al
4. El profesional de enferm ería rechace a u n paciente
de los profesionales de enferm ería en plantilla.
antes del com ienzo del turno.
2. Iniciar la relación con el paciente e n térm inos más
sociales con el fin de que se encuentre cómodo. ^ A ntes de prestar sus servicios al paciente, el profesional
3. Llamar al paciente por su nom bre para hacerle de enferm ería debe:
sentir cómodo. 1. R eunir los equipos necesarios.
4. Prestar atención a las afirmaciones y los sentimientos 2. P reguntar al profesional de enferm ería registrado cuál
del paciente con relación a sus manifestaciones es el orden preferido de cuidados del paciente.
clínicas, ya que conoce mejor su organismo. 3. Com probar el K ardex o la historia inform atizada para
determ inar el orden de prestación de cuidados.
Q La Ley de práctica de la enferm ería regula la práctica
de esta profesión en cada estado. ¿Qué capacidades y 4. Identificar al paciente p o r su nom bre.
funciones incluye? Q C uando efectúe u n a valoración básica de enferm ería, el
Seleccione todas las correctas. profesional de enferm ería deberá:
1. Delegar las responsabilidades del profesional 1. Realizar la valoración tras los cuidados de la m añana,
de enferm ería registrado en u n profesional de cuando el paciente se en cu en tre más relajado.
enferm ería vocacional/en prácticas con 2. Efectuar u n a valoración del sistem a fisiológico más
experiencia. afectado po r el trastorno del paciente.
2. Pedir al auxiliar de enferm ería que tom e las 3. Llevar a cabo u n a valoración sistémica global de
constantes vitales y antecedentes médicos de un duración breve centrándose en el sistema orgánico
paciente de nuevo ingreso. m ás afectado p o r el diagnóstico del paciente.
3. Elaborar u n plan de cuidados de u n paciente de 4. Realizar u n a valoración detallada al final de cada
n uevo ingreso. tu rn o con el fin de aportar inform ación
4. Rem itir al paciente a u n profesional de enferm ería individualizada a los profesionales del tu rn o entrante.
encargado de las altas. ^ ) L o s principios q ue rigen la asepsia m édica incluyen:
5. A dm inistrar fárm acos po r vía IV siguiendo las 1. Colocación de la ropa de cam a sucia exclusivam ente
órdenes del médico. e n el fondo del carro de la ropa blanca.
6. Observar y registrar las respuestas del paciente 2 . Limpieza (con alcohol) de los equipos q ue se h ayan
a los m edicam entos y los tratam ientos. depositado en el suelo.
Q La afirmación más correcta sobre las normas de práctica 3. Utilización de equipos de otro paciente si se ha
clínica de la enfermería es que las normas: desinfectado con clorhexidina al 2% antes y después.
1. Incum ben sólo a los profesionales de enfermería 4. Limpieza de los equipos con agua fría antes de devolverlos
especializados o que trabajan con u n médico. a los sum inistros centrales según la política del centro.
2
CAPITULO

Proceso
de enfermería
y pensamiento
crítico
O bjetivos de aprendizaje
C o n c e p t o s teóricos
Proceso de enfermería 23
Valoración 23
Diagnóstico de enfermería 23
Identificación de objetivos y planificación 24
Implementación 24
Evaluación 24 Enunciado diagnóstico 29
Pensamiento crítico 25 Componentes del diagnóstico de enfermería 30
Profesionales de enfermería Práctica de la enfermería basada
como pensadores críticos 25 en la evidencia 31
Valoración en el pensamiento crítico 26 Adenda del capítulo 32
Diagnóstico de enfermería en el pensamiento crítico 26
Pautas de gestión 32
Planificación en el pensamiento crítico e identificación
de objetivos TI Delegación 33
Implementación en el pensamiento crítico TI Red de comunicación 33
Evaluación en el pensamiento crítico 28 Estrategias del pensamiento crítico 33
Diagnósticos de enfermería 28 Escenarios 33
Tipos de diagnósticos de enfermería 28 Preguntas de revisión del NCLEX® 34

O bjetivos de a prendizaje
1. Definir el térm ino pensamiento crítico. 6. E num erar los com ponentes de la valoración.
2. Explicar cóm o se utiliza el pensam iento crítico en cada 7. Describir el objetivo principal de la fase de análisis del
etapa del proceso de enferm ería. proceso de enferm ería.
3. Definir el térm ino proceso de enfermería. 8. Definir la identificación de objetivos y la planificación y
4. Describir la relación existente en tre el proceso de aportar u n ejem plo de esta etapa en el proceso de
enferm ería y la enferm ería. enferm ería.
5. C om entar el térm ino valoración y describir su influencia 9. Explicar el significado de la fase de ejecución del
en el proceso de enferm ería. proceso de enferm ería.
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 23

10. Explicar la evaluación y relatar por qué cree que 14. Com parar y contrastar los enunciados diagnósticos de
constituye una fase destacada del proceso de enfermería. enferm ería de dos y tres partes.
11. Definir el térm ino diagnóstico de enfermería. 15. D efinir la práctica de la enferm ería basada en la
12. Distinguir el diagnóstico de enferm ería del diagnóstico evidencia.
médico. 16. M encionar dos ejemplos de diagnósticos de
13. Definir NIC y NOC y su función en la estandarización enferm ería.
del lenguaje de la enferm ería.

PROCESO DE ENFERMERÍA Va l o r a c ió n
El proceso de enfermería es u n térm ino frecuente en la práctica R ecoger los datos.
de esta profesión que se utiliza para organizar las acciones de Datos objetivos.
enferm ería en el cuidado del paciente. Representa u n aborda­ Datos subjetivos.
je sistemático de resolución de problemas en la asistencia al V a lid a r los datos.
paciente. Se considera u n a com petencia de pensam iento crí­ Co nfirm ar las observaciones.
tico que ayuda al profesional de enferm ería en sus interven­ O rg anizar los datos.
ciones. Las acciones de este profesional se basan en el razona­ S a c a r c o n clu sio n es a partir de los datos.
m iento y los conocim ientos científicos. Por definición, el C o m u n ic a r los datos.
térm ino proceso se refiere a un a serie de acciones encam inadas O b s e r v a r - E n tre v is ta r - E x p lo ra r
a la obtención de u n resultado determ inado. Cuando se apli­
ca a la enferm ería, el concepto proceso de enfermería se convier­ Identificar las n e cesid a d e s de los pacientes.
te en u n a definición general de la enferm ería: valoración, an á­ C o n o cer las reaccio n es del personal ante el paciente.
V alo rar la fuentes de los datos.
lisis/diagnóstico de enferm ería, planificación, ejecución y
A nteced en tes del paciente.
evaluación. El proceso de enferm ería se utiliza para diagnosti­
Datos facilitad os por fam iliares.
car y tratar las respuestas hum anas a la salud y la enferm edad
Estado del paciente: físico/em o cio nal.
(A m erican Nurses Association, 1980). Este proceso crea u n a
Sig n o s y síntom as.
estructura organizada y u n m arco para la prestación de los
R esultado s y hallazgo s obtenidos en pruebas.
cuidados de enferm ería en todos los entornos. El pensam iento R ecuperar los datos alm acenado s.
crítico en enferm ería se basa en este proceso. A unque se pue­
den describir las cinco fases por separado y siguiendo u n orden
lógico, en la práctica suelen solaparse y los sucesos no siempre
acontecen en el orden m encionado en esta obra. Sin embargo, Por otra parte, la valoración es la fase inicial del pensamiento
es conveniente estudiar las etapas en orden lógico con el fin de crítico que conduce a u n diagnóstico de enfermería adecuado.
com prender el proceso de enferm ería.
Se presentan, definen e ilustran las cinco fases del proceso
D IA G N Ó S TIC O DE EN FE R M E R ÍA
de enferm ería para ayudarle a en ten d er la relevancia que
cobra la incorporación de este m étodo a su com prensión ini­ El diagnóstico de enferm ería constituye u n com ponente cla­
cial del contenido de la enferm ería. La inclusión de u n m ode­ ve del proceso de enferm ería. Este diagnóstico se elabora con
lo de cada etapa le perm itirá visualizar la traducción de cada posterioridad a la fase de valoración del proceso de enferm e­
com ponente en acciones o conductas de enferm ería. ría. El diagnóstico de enferm ería es u n a afirm ación sobre u n
problem a del paciente q ue se em ite tras la recogida sistem á­
tica de datos y su análisis. Se trata de u n juicio clínico sobre
VALO R A CIÓ N
u n paciente, familia o com unidad determ inada q ue p ropor­
La valoración, el prim er paso del proceso de enfermería, consis­ ciona la base para co n tin u ar el proceso de enferm ería. El
te en la creación de una base de datos para un paciente determ i­ diagnóstico de enferm ería incluye la etiología, en caso de
nado. La valoración requiere una observación hábil, razona­ conocerla, y se relaciona de form a directa con los calificado­
m iento y conocimientos teóricos para reunir y diferenciar, res. A partir de este diagnóstico se desarrolla el plan de cui­
comprobar y organizar datos, y registrar los hallazgos. El profe­ dados de cada paciente y, u n a vez form ulado, el profesional
sional de enfermería recoge información relevante de diversas de enferm ería asum e la responsabilidad de las acciones que
fuentes para después asignar u n significado a estos datos. La se desarrollan dentro del ám bito de dicho diagnóstico.
evaluación constituye una fase de gran importancia debido a El diagnóstico de enferm ería es u n juicio clínico sobre las
que los restantes componentes del proceso dependen de la exac­ respuestas del individuo, la familia o la com unidad a proble­
titu d y la fiabilidad de la valoración. Se basa en nociones de m as de salud/procesos vitales reales o potenciales. Estos
fisiología, fisiopatología, psicología y adaptación social. diagnósticos fund am en tan la selección de intervenciones de
24 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

IM P L E M E N T A C IÓ N
D ia g n ó s t ic o de e n f e r m e r ía
La cuarta etapa del proceso de enferm ería es la fase de ejecu­
A n aliz ar y sintetizar los datos obtenidos. ción o de intervención. Esta fase se refiere a las acciones o
Exam inar los calificado res, tanto p rin cip ales com o intervenciones prioritarias de enferm ería que se realizan para
secun dario s. alcanzar u n objetivo determ inado. Describe el com ponente de
D efin ir grupo s de datos clave. acción del proceso de enferm ería. A lo largo de esta fase, se
Identificar factores relacionados. inician y realizan las acciones de enferm ería necesarias para
Id en tificar p o sibles d iag nó sticos de enferm ería. lograr los objetivos y resultados deseados en el paciente. Las
Form ular d iag nó stico s de enferm ería apro piado s para el acciones de enferm ería deben ser adecuadas, individualizadas
problem a del paciente. para el paciente, y basarse en prácticas seguras; deben funda­
m entarse en principios científicos y derivar del proceso de
enferm ería para conseguir los objetivos de los que es respon­ resolución de problemas. Por último, deben ser coherentes con
sable el profesional de enferm ería (N o rth A m e rica n N u rsin g el plan terapéutico médico y enferm ero global. La ejecución
Diagnosis Association, 1997). El profesional de enferm ería del plan supone la prestación de cuidados directos al paciente
debe aplicar estrategias de pensam iento crítico y tom a de para alcanzar el objetivo definido previamente.
decisiones para definir los diagnósticos de enferm ería. La ejecución depende de la valoración precisa y com pleta,
la interpretación de los datos, las necesidades identificadas
en el paciente, los objetivos y los resultados, el análisis, el
IDENTIFICACIÓ N DE OBJETIVOS Y PLANIFICACIÓN
diagnóstico de enferm ería y las estrategias diseñadas para
Esta fase engloba la identificación de aquellas acciones de enfer­ conseguir estos objetivos.
mería que permitirán cumplir los objetivos o el resultado deseado
de los cuidados de enfermería. La fase de planificación e identifi­
EVALUACIÓN
cación de objetivos debe presentar una relación directa con la
resolución o el alivio de los problemas detectados en el diagnós­ La evaluación representa la fase final del proceso de enfer­
tico de enfermería. Incluye u n plan, objetivos a corto y largo m ería. Consiste en la determ inación de los resultados de las
plazo para el paciente, estrategias para la consecución de los obje­ acciones de enferm ería o el grado de consecución de los
tivos y mediciones de la prestación de los cuidados. A lo largo de resultados u objetivos esperados. ¿Se alcanzó el objetivo?
esta etapa, se concede prioridad a los diagnósticos de enfermería ¿Q ué aspectos del objetivo n o se lograron? ¿Se modificó el
con el fin de satisfacer las necesidades inmediatas del paciente. com portam iento del paciente? La evaluación es u n a fase
Los pacientes deben participar en la fase de planificación necesaria para finalizar el proceso de enferm ería. Gracias a
para garan tizar la concordancia en tre los objetivos del ella, el profesional de enferm ería pu ed e co n tin u ar identifi­
paciente y los de los m iem bros del equipo sanitario. De lo cando objetivos en el plan terapéutico global y m odificar el
contrario, la consecución de los objetivos podría verse afec­ plan actual en función de las necesidades del paciente.
tada. La planificación se centra en la creación de u n plan de La evaluación se sustenta en las fases previas del proceso
cuidados específico para u n paciente determ inado. de enferm ería (valoración, análisis, objetivos y planificación,
La planificación se basa en las necesidades sanitarias del y ejecución). La etapa de evaluación com pleta el proceso y
paciente, los objetivos seleccionados y las estrategias dirigi­ juzga los resultados.
das a su consecución. Se trata de u n program a de cuidados
q ue tien e en cuenta y selecciona las acciones de enferm ería
IMPLEMENTACIÓN
adecuadas y los deseos del paciente con el propósito de
alcanzar u n objetivo. Eje cu tar el plan de cu idad o s del paciente a través de
cu idad o s directos e n ca m in a d o s a la con secu ció n
de los objetivos y los resultados.
P l a n if ic a c ió n
R ealizar a ccio n e s y procedim ientos en funció n de las
Id en tificar los objetivos y los resultad os a corto y largo n ecesid a d e s del paciente.
plazo. A se so ra r e in stru ir al paciente, su fam ilia, o am bos.
Establecer los d iag nó sticos de enferm ería prioritarios. A p lic a r m edidas preventivas, p aliativas o urgentes para
Elab orar un plan basado en objetivos y resultados, el potenciar el bienestar del paciente.
cu al debe in clu ir un plan de form ación.
Fom entar la in depen dencia y el cu idad o de s í m ism o por
A de lan tarse a las n e cesid ad e s del paciente y su s
parte del paciente.
allegad os según las prioridades.
M otivar y m antener un b ie ne star óptimo.
S e le ccio n ar actu acio n es de enferm ería n e ce sa ria s para
co n seg uir los objetivos. C o m u n ica rse con la fam ilia del paciente y el personal
D etallar el plazo d esead o para fin alizar el plan. auxiliar.
Co o rd inar los recurso s asiste n ciale s y com unitarios. Su p e rv isa r las actu a cio n es del personal a cargo del
C o n sid erar p o sibles situacio ne s im previstas que profesional de enferm ería.
obligaran a m o dificar el plan. R egistrar los datos.
R egistrar la inform ación de interés. Co ntinu ar el proceso de valoración.
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 25

pensar con claridad. O tro aspecto destacado es la capacidad


E v a l u a c ió n
de reflexionar y utilizar el lenguaje de form a adecuada. La
D eterm inar los efectos de las a ccio n e s de enferm ería. reflexión es la capacidad de recordar o rem em orar u n a situa­
D eterm inar en qué m edida se han a lcanzad o los ción clínica anterior, recordar acciones de enferm ería que fu n ­
objetivos y los resultados. cionaron y determ inar si esta inform ación resulta de utilidad
Analizar la adecuación de las actuaciones de enfermería. en la situación actual. La capacidad de utilizar el lenguaje se
Estudiar el efecto y el grado de cum plim iento del asocia con la de pensam iento coherente. El pensam iento y el
paciente y su fam ilia. lenguaje son dos procesos estrecham ente relacionados (Miller
Evaluar de nuevo el plan de cuidad os: determ inar si es y Babcock, 1996). Para convertirse en u n pensador crítico, el
preciso m odificar los objetivos. profesional de enferm ería debe em plear el lenguaje con exac­
Co ntem p lar otras a ccio n e s de enferm ería. titud. La com unicación con el paciente y otros profesionales
R egistrar las respuestas del paciente.
sanitarios puede verse afectada cuando el profesional de
enferm ería no sabe aplicar la term inología apropiada. Ju n to
El am plísim o contenido de enferm ería de esta obra se basa con estas capacidades, los profesionales de enferm ería h an de
en el proceso de enferm ería. Hemos escogido este m arco p ensar de forma creativa con el fin de desarrollar planes ade­
debido a q ue perm ite organizar y presentar conocim ientos cuados de cuidados para sus pacientes.
de enferm ería adem ás de constituir u n com ponente clave de Las competencias de pensam iento crítico engloban los pro­
u n a asistencia sanitaria de calidad. cesos cognitivos que el profesional de enferm ería utiliza para
emitir juicios. Algunos aspectos específicos del pensam iento crí­
tico que se em plean en situaciones clínicas son el razonamiento
PENSAMIENTO CRÍTICO diagnóstico, las inferencias clínicas y la tom a de decisiones clí­
nicas. M uchos profesionales sanitarios usan estas com peten­
Los profesionales de enferm ería h a n de utilizar técnicas de cias. El proceso de enfermería se considera la competencia de
p ensam iento crítico para llevar a cabo el proceso de enferm e­ pensam iento crítico específica de la enferm ería. El térm ino
ría. Se asum e que estos profesionales no solam ente dom inan razonam iento diagnóstico se aplica a u na serie de juicios clíni­
el contenido de enferm ería de todas las disciplinas, sino tam ­ cos emitidos durante y después de la obtención de datos que
b ién piensan de m anera creativa, resuelven problem as, se dan lugar a u n enjuiciamiento informal o bien a u n diagnóstico
com unican y em plean juicios reflexivos en el ejercicio de su formal (Camevali y Thomas, 1993). Este proceso facilita la for­
profesión. El pensam iento crítico engloba procesos de resolu­ mulación de conclusiones o juicios clínicos acerca del plan de
ción de problemas y tom a de decisiones, au nque en realidad cuidados de un paciente. El proceso de tom a de decisiones clí­
se trata de u n proceso de m ayor complejidad. Los pensadores nicas se basa en el razonamiento para garantizar la selección de
críticos observan u n problem a determ inado y se rem iten a las mejores opciones para m ejorar el estado de salud del pacien­
sus experiencias vitales o de enferm ería previas conform e te tras la evaluación de todas las alternativas disponibles.
definen m ejor el problem a, analizan los datos y definen las La capacidad de pensam iento crítico ayuda al profesional de
intervenciones adecuadas encam inadas a solucionarlo. enferm ería a considerar todos los aspectos de u n a situación y
No existe ninguna definición aceptada de este proceso, si bien alcanzar u n a conclusión. Los pensadores críticos identifican
muchos autores lo han definido en términos relevantes para la y cuestionan las asunciones, determ in an las prioridades en
enfermería. El pensam iento crítico se puede definir, en prim er cada situación y evalúan cada alternativa antes de adoptar
lugar, a través del significado de crítico. Procede del vocablo grie­ u n a decisión informada. Cuando se utiliza el pensam iento críti­
go krítikos, el cual quiere decir «crítico». Ser crítico significa for­ co en la clínica, cabe esperar que se exam inen ideas, creencias,
m ular preguntas, analizar, examinar el pensamiento propio y el principios, asunciones, conclusiones, declaraciones e inferen­
de otros individuos (Chaffee, 1994). El pensam iento crítico se cias antes de extraer u n a conclusión y, a continuación, tom ar
centra en el juicio y los profesionales de enfermería deben usar u n a decisión. Las conclusiones y las decisiones de los profesio­
juicios reflexivos, ya que cada caso con el que se enfrentan es nales de enferm ería afectan a las vidas de los pacientes, por lo
distinto y especial. El pensam iento crítico y la resolución de pro­ que deben orientarse por u n pensam iento disciplinado y pre­
blemas eficaces dependen, en realidad, de los conocimientos ciso que conduzca a la obtención de datos exactos y completos.
relevantes y la experiencia previa (Facione, 1998; McKeachie, Al evaluar una situación, usando estos conceptos, el profesional
1999). La definición de pensam iento crítico elaborada por de enfermería también emplearía razonamiento científico, el
Scriven y Paul (1996), por encargo del N a tion a l Council fo r proceso de enfermería y procesos de tom a de decisiones.
Excellence in Critical T h in king Instruction, disfruta de una amplia
aceptación en el ámbito de la educación. «El pensamiento críti­
co es u n proceso disciplinado desde el punto de vista intelectual PROFESIONALES
de conceptualization, aplicación, análisis, síntesis y/o evaluación DE ENFERMERÍA
activa (s) y hábil (es) de inform ación obtenida o generada
mediante la observación, la experiencia, la reflexión, el razona­ COMO PENSADORES CRÍTICOS
m iento o la comunicación para orientar la creencia y la acción.»
Profundizando en este concepto, requiere técnicas cognitivas, Los profesionales de enferm ería h an de ser capaces de resol­
capacidad de formular preguntas relevantes, conocimientos y ver problem as y to m ar decisiones, adquirir técnicas de en ju i­
26 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

ciam iento enferm ero y aplicar el pensam iento crítico para pensam iento crítico en las cinco etapas del proceso de enfer­
ejercer la profesión en la actualidad. Las capacidades de tom a m ería. Podrá desarrollar hábitos q u e fom enten el pensam ien­
de decisiones y resolución de problem as son necesarias para to crítico en la práctica de la enferm ería cuando siga las fases
gestionar y prestar la asistencia al paciente. Ambas capacida­ de m anera constante y m antenga la exactitud de los datos.
des se basan en el pensam iento crítico.
W atson y Glaser h a n descrito el pensam iento crítico como
VA LO R A C IÓ N EN EL P E N S A M IE N T O C R ÍTIC O
u n proceso que define u n problem a, selecciona inform ación
de interés para u n a solución, reconoce asunciones expresa­ La identificación de datos clave en la valoración y dónde
das y n o expresadas, plantea y selecciona hipótesis relevan­ puede obtenerse esta inform ación requiere pensam iento crí­
tes, ex trae conclusiones y determ ina la validez de las m is­ tico. La obtención, la clasificación y la organización de los
m as. Los resultados del p en sam ien to crítico son u n a datos constituyen la principal función de este pensam iento.
conclusión y la justificación para la m ism a. Este aspecto dife­ Una de las causas más destacadas de errores al em itir juicios
rencia al pensam iento crítico del pensam iento habitual. clínicos o tom ar decisiones clínicas es la obtención de datos
Los profesionales de enferm ería que se califican como inexactos o incompletos a lo largo de la fase de valoración. La
pensadores críticos son aquellos que utilizan la lógica, la etapa de recogida de datos o valoración del proceso de enfer­
creatividad y la com unicación fluida, adem ás de prestar cui­ mería ayuda al profesional de enferm ería a predecir, detectar,
dados al paciente de m anera flexible y com petente. Otras evitar y controlar los problemas del paciente. U n profesional
actitudes atribuidas a los profesionales considerados p en sa­ de enferm ería con u n a bu en a capacidad de pensam iento crí­
dores críticos son la imparcialidad, la em patia, el realism o y tico utiliza u n abordaje sistemático para obtener y validar los
la capacidad de trabajar en equipo. datos, lo que incum be a todos los aspectos relativos a la obten­
Los profesionales de enfermería em plean técnicas del pensa­ ción de datos, com o la revisión de la hoja del paciente, la for­
m iento crítico al relacionar la teoría con la práctica, aplicar el m ulación de preguntas relevantes y la ejecución sistemática
proceso de enfermería al cuidado del paciente y tom ar decisio­ de la valoración. Cuando se utilice u n a herram ienta de valo­
nes clínicas clave. La capacidad de usar técnicas del pensam ien­ ración, asegúrese de racionalizar el m étodo de registro de
to crítico les ayuda a reconocer y analizar problemas, así como a datos; no se limite a anotar la inform ación de m anera aleato­
resolverlos por medio de un abordaje sistemático. ria. Revise el formulario de valoración para determ inar si debe
El profesional de enferm ería debe poseer u n cuerpo de recopilar inform ación adicional o más detallada de acuerdo
conocimientos teóricos considerable para poder adquirir habi­ con los hallazgos iniciales: esta acción requiere pensam iento
lidades del pensam iento crítico. Así, debe estudiar los concep­ crítico. Pregúntese: «¿Es relevante esta inform ación?» y «¿He
tos relevantes para cada disciplina clínica (es decir, estado de valorar algún otro aspecto?». Escuche al paciente. Los
patológico y problem a del paciente en cada área de la práctica pacientes aportan datos subjetivos de interés que p ueden
de la enferm ería) y transferir esta inform ación a las situacio­ com pletar la inform ación objetiva. Cuando haya recogido
nes clínicas para prestar unos cuidados seguros al paciente y todos los datos, debe comprobarlos para asegurarse de que no
em itir enjuiciam ientos independientes. Además de reflexio­ falta ninguno de ellos y son correctos. Se deben organizar o
n ar acerca de sus conocim ientos previos, el profesional de agrupar en u n sistema utilizable. Al agrupar inform ación simi­
enferm ería obtiene un a experiencia incalculable cada vez que lar, el profesional de enferm ería logra hacerse u n a idea de los
identifica los problemas del paciente en la clínica. Con el tiem ­ problemas y los puntos fuertes del paciente. Se utiliza el p e n ­
po, será capaz de seleccionar la solución m ás adecuada para sam iento crítico para d eterm in ar la relevancia de los datos
ayudar a los pacientes a recuperar la salud. recopilados y su organización pu ed e revelar la existencia de
El pensam iento crítico es u n proceso, además de una técni­ patrones de co m po rtam ien to o respuestas. La organización
ca cognitiva, que se utiliza para identificar y definir problemas, de los hallazgos ayuda a diferenciar los datos im portantes de
valorar a los pacientes y evaluar sus respuestas al tratam iento los irrelevantes, así com o cualquier laguna de inform ación.
y los cuidados. Los profesionales de enferm ería seleccionan y Igualm ente, destaca las relaciones de causa y efecto. Al fina­
clasifican los datos obtenidos y los organizan en grupos o lizar la organización se p u ed en extraer conclusiones.
patrones para elaborar diagnósticos de enferm ería. El pensa­
m iento crítico actúa cuando se evalúan distintas acciones de
D IA G N Ó S TIC O DE E N FE R M E R ÍA
enferm ería y se selecciona la más adecuada para el problema
EN EL P E N S A M IE N T O C R ÍTIC O
del paciente. Tras realizar la intervención, se evalúan la efica­
cia de la intervención y los resultados del paciente por medio El diagnóstico de enfermería consiste en la identificación de u n
del pensam iento crítico. A la vista de lo anterior, resulta sen­ problema del paciente. Antes de formularlo, el profesional de
cillo com prender que el pensam iento crítico se aplica en todas enfermería ha analizado, sintetizado, organizado e interpretado
las fases del proceso de enferm ería. por medio de sus técnicas de pensam iento crítico todos los datos
Ha utilizado m étodos de resolución de problem as durante obtenidos. La aplicación de estas técnicas es imprescindible en
su form ación conform e se enfrentaba a situaciones diarias. El esta fase del proceso de enfermería. Conforme agrupa los datos,
proceso de enferm ería sustenta el pensam iento crítico en la empleará el principio científico de clasificación ordenada de la
práctica de la enferm ería cuando el cuidado del paciente información para determ inar la existencia de relaciones entre
requiere la resolución de problem as. Los ejem plos que se los datos y si estos son o n o relevantes en esta situación. Al
ofrecen a continuación po n en de relieve la aplicación del organizar los hallazgos, la inconsistencia entre algunos datos
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 27

recogidos motivará la obtención de información adicional. Saber enum erar los problemas del paciente y determinar si están rela­
cuándo debe recabar datos adicionales para elaborar un diag­ cionados entre sí; la segunda permite asignar prioridad a los pro­
nóstico preciso perm ite evitar u n error m uy frecuente en el pen­ blemas. Estas técnicas se basan en conocimientos teóricos sólidos
samiento crítico: emitir un juicio basado en información incom­ y el método científico, el enjuiciamiento clínico, la capacidad de
pleta. Tras organizar los hallazgos, el profesional de enfermería razonamiento y el pensamiento dirigido a objetivos.
comienza a asignar patrones significativos a los calificadores, un Cuando enum ere los problemas reales y posibles identifica­
proceso de enorm e importancia para lograr identificar el proble­ dos a partir de los datos de la valoración, deberá determ inar
m a del paciente. Por lo general, la presencia de dos o tres rasgos qué problemas requieren un a intervención inm ediata y cuáles
definitorios confirma el diagnóstico de enfermería. La identifi­ constituyen las causas subyacentes de los mismos. Se debe
cación de esta información perm ite determ inar cuál será el diag­ conceder la máxim a prioridad a las causas de los problemas,
nóstico de enferm ería más apropiado. La identificación de ya que deben eliminarse para que el paciente pueda disfrutar
patrones depende de la aplicación de las técnicas de pensam ien­ de u n estilo de vida sano. Si existieran relaciones, los proble­
to crítico, además de una sólida base de conocimientos científi­ mas que afecten a los efectos de otros problemas h an de reci­
cos. El profesional de enfermería debe diferenciar los hallazgos bir u n a prioridad alta. M uchos profesionales de enferm ería
normales de los anómalos y los factores de riesgo de anomalías usan la jerarquía de necesidades hu m an as de M aslow para
funcionales. Consultar un texto de referencia sobre el diagnós­ decidir el orden de prioridad de los problemas. Este au to r con­
tico de enferm ería ayudará al profesional a seleccionar datos cede u n a prioridad máxim a a los problemas relacionados con
relacionados con los calificadores o factores de riesgo asociados necesidades de supervivencia (alimentos, líquido, oxígeno). El
a las manifestaciones clínicas del paciente. plan de cuidados debe abordar en prim er lugar estas necesida­
A lo largo de esta fase del proceso de enferm ería se identi­ des para lograr el bienestar del paciente.
fican los problem as reales del paciente, se predicen posibles Los problemas se deben describir de forma clara para identi­
problemas y se definen prioridades. La elaboración del diag­ ficar los objetivos específicos del paciente. Estos objetivos se deci­
nóstico de enferm ería es u n a acción independiente destacada den directamente a partir del enunciado del problema y el suje­
del profesional de enferm ería, aunque es preciso te n er en to de dicha descripción es el paciente. Un ejemplo de u n objetivo
cuenta igualm ente los diagnósticos médicos. No se pueden claro específico para el paciente es el siguiente: «El paciente será
considerar de forma aislada los diagnósticos de enferm ería. El capaz de recorrer la longitud del pasillo al recibir el alta hospita­
cuidado del paciente se sustenta en la identificación y el trata­ laria». Recuerde que estos enunciados se formulan como diag­
m iento de sus problemas en colaboración con otros profesio­ nósticos de enferm ería y como problemas del paciente. Un
nales sanitarios. La gravedad de estos problemas determ ina las ejemplo de un objetivo del paciente basado en un diagnóstico de
prioridades asistenciales, las cuales se identifican en las etapas enfermería sería: «El paciente será capaz de administrarse insu­
de planificación e intervención del proceso de enferm ería. lina según las normas establecidas por el profesional encargado
de su instrucción tras 24 horas de su ingreso hospitalario». Este
objetivo presenta u na relación directa con u n diagnóstico de
P L A N IF IC A C IÓ N EN EL P E N S A M IE N T O C R ÍTIC O
enfermería «carencia de conocimientos: administración de insu­
E ID E N T IF IC A C IÓ N DE OBJETIVOS
lina». Puede observar que se h a incluido u n aspecto específico
Los objetivos a corto y largo plazo del paciente se definen para el tiempo en el enunciado de los objetivos. Este marco tem ­
después de haber consultado con él, con sus allegados y con poral ayuda a evaluar la consecución de los objetivos o bien a
otros m iem bros del equipo de asistencia sanitaria. La defini­ evaluar de nuevo el plan de cuidados.
ción de objetivos realistas y aceptables para el paciente
requiere la aplicación del pensam iento crítico. D urante esta
IM PLEM ENTAC IÓ N EN EL PENSAM IENTO CRÍTICO
fase del proceso de enferm ería se crea u n plan de cuidados
q ue detalla los objetivos del paciente. Las intervenciones de enferm ería son estrategias específicas
Como se ha comentado anteriormente, el establecimiento de dirigidas a la obtención de resultados favorables en el pacien­
los objetivos del paciente es el aspecto fundamental de esta fase te. Estas intervenciones se definen p o r m edio de diversas
en el proceso de enfermería. La definición de los objetivos (resul­ técnicas del pensam iento crítico, com o la generalización, la
tados) y las intervenciones cobran una enorm e importancia a la explicación y la predicción de los resultados. Las intervencio­
hora de prestar una asistencia eficaz. Los objetivos se determinan nes de enferm ería se p o n en en m archa después de h aber
con relación al tiempo. Los objetivos o resultados a largo plazo considerado todas las posibles acciones.
suelen basarse en los resultados esperados en el m om ento del alta La identificación de acciones de enfermería adecuadas resul­
de una unidad de enfermería o un centro sanitario. Los objetivos ta fundam ental para la consecución de los objetivos del plan de
a corto plazo se basan en marcos temporales cortos, como el final cuidados del paciente. Depende de algunas técnicas del pensa­
de u n tum o, 24 horas, etc. El objetivo a largo plazo o resultado m iento crítico, como la capacidad de identificar acciones espe­
esperado en el alta hospitalaria se debe definir antes de establecer cíficas, predecir y vigilar la respuesta del paciente a las mismas,
otros objetivos o realizar intervenciones. Cuando formule priori­ y sopesar los riesgos y las consecuencias de cada acción. Al
dades para los problemas del paciente, recuerde que el plan de explorar los riesgos y las consecuencias de u n a intervención, el
cuidados debe recoger su tratamiento para lograr alcanzar el obje­ profesional de enferm ería determ ina el enfoque asistencial
tivo o el resultado deseado al salir del hospital. Esta fase utiliza dos más ventajoso y menos perjudicial para el paciente. La proba­
técnicas clave del pensamiento crítico. La primera se ocupa de bilidad de realizar las acciones se increm enta cuando el plan de
28 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

cuidados define claram ente las intervenciones. Cuanto mayor


C o m p a r a c ió n DE DIAGNÓSTICOS
sea la especificidad de u n a intervención, m ayor será la proba­
bilidad de obtener resultados satisfactorios. En u n a interven­ Médico De enfermería
ción consistente en aum entar la ingesta de líquidos, se deberán
abordar aspectos específicos, como las preferencias y las aver­ C arcin o m a hepático. D olo r agudo.
siones del paciente respecto a líquidos. Por ejemplo: «El pacien­ In su ficien cia card íaca . Volum en de líquidos excesivo.
te prefiere refrescos sin gas a temperatura ambiente». Otro ejem­ Enferm edad pulm onar Patrones respiratorios ineficaces.
plo de una intervención específica es: «El paciente debe caminar obstructiva crónica.
después de bañarse, antes de comer y antes de cenar». Esta indi­
cación sería adecuada para cum plir el objetivo de recorrer la to crítico y la tom a de decisiones, y utiliza u n a terminología
longitud del pasillo al recibir el alta. La inclusión de horarios universal comprensible para todos los profesionales de enferm e­
para las intervenciones o de distancias para los recorridos poten­ ría, con independencia del centro en el que desarrollen su labor.
cia la probabilidad de realización de las intervenciones por par­ El diagnóstico de enfermería se elabora a partir de los datos de
te de todos los profesionales sanitarios. la fase de valoración del profesional de enferm ería y se basa
tanto en hallazgos objetivos como subjetivos. Conforme se va
modificando el conjunto de datos disponibles, se identifican
EVALUACIÓ N EN EL P E N S A M IE N T O C R ÍTIC O
patrones de problemas de salud y desviaciones del estado de
A lo largo de la última fase del proceso de enfermería, el profe­ salud normal. Un diagnóstico de enfermería es u na etiqueta bre­
sional de enfermería lleva a cabo u n análisis crítico de cada uno ve que describe el com portam iento mostrado por el paciente.
de los resultados del paciente. El plan se revisa si el paciente no Este diagnóstico puede corresponder a u n problema actual o
se muestra satisfecho de los mismos. La redacción de u n plan de posible. La identificación de u n problema supone que el profe­
cuidados global y detallado hace posible su evaluación. La eva­ sional de enfermería está cualificado y preparado para intervenir
luación del progreso hacia la consecución de los resultados y tratar dicho trastorno. El profesional de enfermería no está
deseados permite al profesional de enfermería evaluar la eficacia capacitado legalmente para intervenir y tratar u n diagnóstico
del plan. Una pregunta formulada m ediante el pensam iento crí­ médico en ausencia de instrucciones específicas del médico. Por
tico en esta etapa del profesional de enfermería es: «¿En qué consiguiente, este profesional no puede intervenir en u n pacien­
medida h a alcanzado los objetivos el paciente?». El profesional te diagnosticado de, por ejemplo posible atelectasia o neumonía.
de enfermería también puede preguntarse: «¿Qué intervencio­ Estos son diagnósticos médicos, mientras que el de patrón respi­
nes se podrían haber realizado de una forma diferente?». ratorio ineficaz representa u n diagnóstico de enfermería y es sus­
A demás de utilizar las técnicas del pensam iento crítico en ceptible de intervenciones de enfermería.
la prestación de asistencia al paciente, los jefes de enferm ería Los diagnósticos de enfermería constituyen u n a com unica­
las aplican para asignar el cuidado del paciente y delegar, ción escrita del estado de salud del paciente dirigida a todos los
com o al asignar la atención de u n paciente a u n ayudante de profesionales sanitarios. Estos diagnósticos aplican u n a term ino­
enferm ería. Los jefes de enferm ería deben d eterm in ar el logía utilizada para describir la práctica, la investigación y la for­
nivel profesional del ayudante de enferm ería y la naturaleza mación específicas de la enfermería. Conforman u n sistema de
crítica del paciente, así com o otras asignaciones al personal síntesis y comunicación de las observaciones y los enjuiciamien­
antes de to m ar u n a decisión al respecto. tos de los profesionales de enfermería a todos los componentes
del equipo de asistencia sanitaria. La teoría de la enfermería se
sustenta en el conjunto de diagnósticos de enfermería.
DIAGNÓSTICOS DE ENFERMERÍA
TIP O S DE D IA G N Ó S TIC O S DE E N FE R M E R ÍA
Una implicación relevante del diagnóstico de enferm ería es
q ue hace referencia a u n problem a sanitario o trastorno fren­ La terminología de la N orth American Nursing Diagnosis Association
te al cual está autorizado legalm ente a actuar el profesional (NANDA-Intem ational) afirma que u n diagnóstico de enfermería se
de enferm ería. La form ulación y la aceptación de esta catego­ puede redactar como u n enunciado «real» o como u n «riesgo de».
ría diagnóstica supone el reconocim iento y la autorización Real: El profesional de enferm ería h a confirm ado u n diag­
legal de la enferm ería como profesión dotada de u n conjunto nóstico de enferm ería real m ediante enjuiciam iento clínico
propio de conocimientos, form ación y experiencia. y el paciente ha presentado los calificadores específicos.
El término diagnóstico de enfermería no se puede com parar con Riesgo de: De acuerdo con el enjuiciamiento clínico, el pacien­
el de diagnóstico médico ni es equivalente a este. La principal te es más susceptible de presentar este trastorno que otros suje­
diferencia existente entre ambos es la atención prestada a las tos en circunstancias similares. Se puede determ inar también
afecciones, las lesiones o la enferm edad por el médico. El diag­ «un problema posible».
nóstico de enfermería se centra en la respuesta a los problemas El térm ino diagnóstico posible no se considera u n tipo de diag­
reales o posibles de salud o bien a los procesos vitales. Los diag­ nóstico. Es una opción que indica la existencia de algunos datos
nósticos médicos no se modifican hasta la finalización del trata­ para confirmar el diagnóstico, pero que estos son incompletos
miento, mientras que los de enfermería son dinámicos y cam­ o ineficientes. La elaboración de u n diagnóstico de enfermería
bian conforme lo hace el estado del paciente o su respuesta como «posible» alerta a otros profesionales de enferm ería acer­
terapéutica. El diagnóstico de enfermería refuerza el pensam ien­ ca de su inquietud por la escasez de datos que respalden este
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 29

T A B L A 2-1 D IA G N Ó STICO DE ENFERM ERÍA: INTEGRIDAD CUTÁNEA ALTERADA

Definición: alteración de la epidermis y la dermis


Objetivo -<------------------------------------------------ C a lific a d o r e s ». Subjetivo
Alteración de la superficie cutánea (epidermis) Ninguno identificado
Destrucción de capas cutáneas (dermis)
Invasión de estructuras corporales

F a c to r e s r e la c io n a d o s /fa c t o r e s d e r ie sg o

Extemos (ambientales) Internos (somáticos) Del desarrollo


Sustancias químicas Alteraciones de la turgencia Edades extrem as
Excreciones y secreciones Alteración del equilibrio hídrico
Humedad Alteración del metabolismo
Hipotermia Alteraciones nutricionales
Factores mecánicos Alteración de la pigmentación
Fármacos Alteración de la sensibilidad
Inmovilización Inmunodeficiencia
Edades extremas Prominencias óseas
Radiación

S u g e r e n c ia s d e u s o P o s ib le s d ia g n ó s tic o s a lte r n a t iv o s
Incisiones quirúrgicas Riesgo de infección
Úlceras por presión Integridad tisular alterada
Abrasiones Riesgo de alteración de la integridad cutánea

R e s u lta d o s N O C O b je tiv o s I n te r v e n c io n e s NIC


Curación de la herida manifestada Evolución determ inable Limpiar, vigilar y favorecer
por cicatrización de la piel circundante, u observable hacia salud óptima la cicatrización de una herida
resolución del eritem a y aproxim ación de la piel cerrada m ediante grapas

A c tiv id a d e s d e e n fe r m e r ía

Formación del paciente Actividades colaborativas


Valorar lugar de incisión respecto Instruya al paciente/fam ilia acerca Consulte a u n bromatólogo acerca
a eritem a, edema, signos y síntomas de signos y síntomas de de alimentos ricos en proteínas,
de dehiscencia o evisceración infección de la herida vitam inas y m inerales
Valorar la herida respecto a signos Instruya al paciente/familia acerca del Consulte a u n especialista
y síntomas de infección cuidado de la herida y cambios del vendaje en cuidado de heridas

diagnóstico, aunque percibe la existencia de u n problema. La como Diagnósticos de enfermería. La N A N D A International apro­
confirmación o el rechazo de este diagnóstico requiere la obten­ bó 167 diagnósticos de enfermería en el período 2005-2006. La
ción de datos adicionales. aplicación de una terminología estandarizada para describir los
problemas de los pacientes es imprescindible como consecuen­
cia del uso cada vez más frecuente de herram ientas informáticas
E N U N C IA D O D IA G N Ó S TIC O
para registrar datos. La clasificación de intervenciones de enfer­
El enunciado diagnóstico describe el estado de salud del pacien­ mería (NIC) se puede utilizar tanto en sistemas de docum enta­
te y los factores que h an influido en el mismo. La N o rth American ción en soporte físico como en sistemas electrónicos.
N ursing Diagnosis Association (NANDA) ha desarrollado estos En el año 2010 será obligatorio registrar por medios electró­
enunciados por medio de estudios de investigación y se conocen nicos todos los acontecimientos sanitarios, y las agencias sanita-
30 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

ta b la 2 -2 DATOS DEL PLAN DE CUIDADOS DEL D IA G N Ó STICO DE ENFERM ERÍA

Cada plan de cuidados del diagnóstico de enferm ería incluye los siguientes datos:
• Definición del diagnóstico de enferm ería formulado.
• Características definitorias como indicios que describen el com portam iento del paciente:
a. Datos objetivos, observados p or el profesional de enfermería.
b. Datos subjetivos, expresados verbalm ente por el paciente.
c. Patrones significativos para identificar posibles problemas del paciente.
d. Dos o tres características definitorias para verificar u n diagnóstico de enfermería.
• Factores relacionados o factores de riesgo:
a. «Relacionado con» indica qué debería cambiar para que el paciente recuperara u n estado de salud óptimo.
b. Los factores relacionados se señalan como: «relacionado con», «asociado a» o «parcialmente responsable» del diagnóstico. Se clasi­
fican como:
1. Ambientales (externos), como hipoterm ia, hum edad, inmovilización física.
2. Somáticos (internos), por ejem plo alteraciones del equilibrio hídrico, alteración de la circulación.
3. Del desarrollo, por ejemplo edades extremas.
c. Los factores de riesgo son posibles diagnósticos de enfermería.
• Sugerencias de uso: cómo utilizar el diagnóstico de m anera adecuada o diferenciarlo de otros diagnósticos semejantes.
• Posibles diagnósticos alternativos:
a. Diagnósticos semejantes que podrían identificar el problem a del paciente.
b. Diagnósticos que podrían sustituir a otro que se ajusta sólo parcialm ente al problem a del paciente.
• Resultados NOC:
a. Los resultados del paciente reflejan estados o conductas del paciente sobre los que el profesional de enfermería puede intervenir.
b. Los resultados n o son objetivos, pero pueden usarse para establecer objetivos.
• Objetivos y criterios de evaluación:
a. Los objetivos representan una evolución determ inable u observable hacia la recuperación de u n estado de salud óptimo.
b. Utilizar resultados, indicadores y escalas de puntuación NOC para form ular los objetivos.
c. Se señalan horas y fechas en las que deben alcanzarse los objetivos.
d. El registro de la evolución hacia la consecución de los objetivos depende del trastorno del paciente.
• Intervenciones NIC:
a. Guía para seleccionar intervenciones adecuadas.
b. Cada intervención posee una etiqueta y un conjunto de actividades que se identifican como etapas para llevar a cabo la intervención.
• Las actividades de enfermería son acciones desarrolladas por el profesional de enfermería en relación con el diagnóstico de enfermería:
a. Valoración.
b. Tareas de enfermería.
c. Instrucción del paciente/familiares.
d. Colaboración con otros profesionales sanitarios.

ñas habrán de remitir los datos a bancos de datos regionales y C O M P O N E N T E S DEL D IA G N Ó S TIC O
nacionales siguiendo las directrices del Department o f Health and DE EN FE R M E R ÍA
H um an Services (DHHS). Como consecuencia de la puesta en
marcha de registros sanitarios electrónicos (RSE), la terminolo­ En esencia, existen dos form atos para elaborar el diagnóstico
gía estandarizada de enfermería, como la propuesta por NAND A de enferm ería: el enunciado de dos partes y el enunciado de
International, se aplicará para crear un cuerpo extenso de cono­ tres partes.
cimientos de enfermería en el centro sanitario. El enunciado de dos partes es el form ato utilizado más a
La taxonomía de diagnósticos de enfermería, conocida actual­ m enudo en la práctica clínica. El prim er com ponente es la eti­
m ente como taxonom ía n, es una clasificación en la que los queta diagnóstica o enunciado del problema, el cual describe la
datos diagnósticos se incluyen en alguno de los siguientes domi­ respuesta del paciente a u n problema de salud real o posible. El
nios según los patrones funcionales de salud de Gordon: segundo com ponente, la etiología, se refiere a la causa o el factor
parcialm ente responsable del problema. Los dos com ponentes
Sueño/descanso. se vinculan por medio del térm ino «relacionado con (r/c)».
Prom oción nutricional/sanitaria. Un enunciado de tres partes incluye la etiqueta diagnóstica, la
Eliminación. etiología y los calificadores. Los calificadores se definen como sig­
A ctividad/ ej ercicio. nos y síntomas o manifestaciones clínicas y datos subjetivos y
Percepción/capacidad cognitiva. objetivos. Estas características se relacionan con los otros dos
Relación de funciones. com ponentes por medio del térm ino «como pone de manifiesto».
Sexualidad. El recuadro sobre estas líneas contiene u n ejem plo de
A frontam iento/tolerancia al estrés. diagnósticos de enferm ería form ulados com o u n enunciado
Principios vitales. de dos y tres partes.
Seguridad/protección. Los diagnósticos de enferm ería p erm iten seleccionar las
Comodidad. intervenciones de enferm ería necesarias para conseguir los
Crecim iento/desarrollo. objetivos de los que es responsable legal el profesional de
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 31

Un Diagnóstico real de enfermería, elaborado en forma de A unque existen varios m étodos para elaborar u n e n u n ­
un en unciado de tres partes: ciado de diagnóstico de enferm ería, m uchas escuelas de
enferm ería en EE. UU. h an adoptado el sistem a PES. Los
ETIQ U ETA D IA G N Ó S T IC A Capacidad de transferencia,
diagnósticos de enferm ería ev olucionan co n stan tem en te
(problem a] alterada.
conform e se llevan a cabo nuevos estudios de investigación
FA C T O R E S D E R IE S G O Relacionados con incapacidad de la NANDA. En cada reu n ió n bianual se incorporan n u e ­
(etiología o c a u sa ) para mover el lado izquierdo. vos diagnósticos.
M A N IF E S T A C IO N E S Com o pone de m anifiesto
C L ÍN IC A S la pará lisis flácida
(calificadores) del lado izquierdo. PRÁCTICA DE LA ENFERMERÍA
BASADA EN LA EVIDENCIA
Un Riesgo de diagnóstico, elaborado en forma de un en u n ­
ciado de dos partes, cuando no existen descriptores: Este térm ino es relativam ente novedoso en la práctica de la
ETIQ U ETA D IA G N Ó S T IC A D eam bulación , alterada, enferm ería, a pesar de que la enferm ería h a reconocido la im ­
(problem a)
portancia de la investigación en el desarrollo de esta discipli­
na. Los profesionales de enferm ería h an de to m ar decisiones
FA C T O R E S D E R IE S G O Relacionada con escayola clínicas basadas en los m ejores indicios científicos y de otra
larga en extremidad inferior naturaleza reflejados en las políticas, procedim ientos y n o r­
debido a fractura de fémur. m as clínicas aprobadas e n u n centro sanitario determ inado.
La utilización de datos basados e n la evidencia cobra u n a
enferm ería. En 1987 el Center fo r N ursing Classification de la gran relevancia en la enferm ería, al fo m en tar u n m odelo
University o f Iowa College o f Nursing introdujo el sistema de cla­ constante de atención al paciente asociado a u na m e n o r v a­
sificación de intervenciones de enferm ería (NIC) y en 1991 riabilidad en su calidad de los cuidados. Este aspecto tiene
p resentó el sistem a de clasificación de resultados de enfer­ interés debido a que los profesionales de enferm ería prestan
m ería (NOC). Se h a n fusionado am bos sistemas de clasifica­ sus servicios en situaciones en las que u n grupo de ellos se
ción con la NANDA para crear la N N N Alliance International. ocupa de u n grupo de pacientes. Otras disciplinas de las cien­
La NIC representa u n a relación com pleta de intervenciones cias de la salud incorporaron este tipo de datos em píricos a
de enferm ería que se agrupan en clases de actividades de la tom a de decisiones clínicas.
enferm ería. Incluye intervenciones fisiológicas y psicológicas Taylor-Piliac define la práctica de la enferm ería basada en
para tra tar y prevenir enferm edades y fom entar la salud de la evidencia com o la aplicación de la m ejor evidencia em pí­
los pacientes, sus familias y la com unidad. La NOC ha elabo­ rica disponible que aplique hallazgos clínicos recientes a la
rado u n a clasificación de resultados estandarizados para práctica clínica con el propósito de facilitar la tom a de deci­
m edir los efectos de las intervenciones de enferm ería. Estos siones clínicas.
resultados se p ueden aplicar a todas las situaciones y pobla­ La práctica de la enferm ería basada en la evidencia (PEBE)
ciones de pacientes. Los libros de texto sobre el diagnóstico o la práctica basada en la evidencia (PBE) se diferencia de la
de enferm ería h a n incorporado estos tres elem entos. Cada investigación en varios aspectos. La práctica de la enferm ería
diagnóstico de enferm ería incluye dominios, clases, diagnós­ basada en la evidencia obliga a localizar los estudios y otros
ticos, resultados e intervenciones. indicios más recientes, resum ir los resultados y traducir los in­
El sistem a PES es u n abordaje o sistem a de organización dicios e n u n protocolo o no rm a q ue pueda o rientar la prácti­
utilizado con frecuencia, creado por M arjory Gordon, que ca clínica. La investigación es u n a investigación sistemática
em plea el enunciado de tres partes. encam inada a la obtención de nuevos datos o la ampliación
La P se refiere al problema, o estado de salud, de un sujeto, de los ya disponibles. La práctica de la enferm ería basada en
familia o comunidad. Este problema se expresa de manera tan la evidencia y la investigación com parten algunas tareas,
dara como sea posible, por ejemplo Integridad cutánea, alterada. au n q u e difieren en el abordaje utilizado para alcanzar sus
La E describe la etiología, o causa probable, del problem a objetivos. Los trabajos de investigación generan nuevos datos,
de salud. Puede referirse a m uchos factores, com o conductas m ientras que la PEBE aplica los conocim ientos a la práctica.
del paciente, com ponentes am bientales o la interacción de Los investigadores utilizan distintos niveles de evidencia.
am bos. La etiología se com bina con el enunciado del proble­ Algunos opinan q u e los datos sintetizados y utilizados h an
m a por m edio de los térm inos «relacionado con», por ejem ­ de provenir de estudios clínicos aleatorizados, m ientras que
plo, reposo prolongado en cama. interpretan el proceso de form a global e incluyen inform a­
La S se aplica a los signos y síntomas relevantes por lo gene­ ción procedente de casos clínicos y opinión de expertos para
ral, u n resum en de los hallazgos objetivos de la valoración orientar la tom a de decisiones clínicas.
(signos) y los datos subjetivos referidos por el paciente (sín­ El University o f M innesota Evidence-Based Health Care Project
tom as). Este com ponente del enunciado se conecta con los afirm a que la práctica basada en la evidencia resuelve p ro ­
dem ás a través de la frase «como pone de m anifiesto», por blem as a través de cuatro etapas:
ejemplo, Integridad cutánea, alterada, com o pone de m ani­
fiesto u n a lesión eritem atosa circular de 2 x 2 cm o m áculas 1. Identificación de aspectos o problemas basada en el análisis
eritem atosas con exudado serosanguinolento m oderado. de los conocimientos y la práctica actual de la enferm ería.
3 2 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

P r o y e c t o d e in v e s t ig a c ió n b a s a d o e n l a e v id e n c ia

C u an d o lleve a cab o un proyecto de investigació n basado F a s e 4 : Basándose en los hallazgos de estudios de


en la evid en cia, deberá p asar por las sigu ie ntes etapas: investigación, ponga en m archa un estudio piloto para
Fa se 1: En u ncie la cuestión que desea investigar. Puede validar su hipótesis. Un estudio piloto puede ser m odificado
tratarse de un asunto sencillo relacio nado con un por una persona, pero para serlo por una institución se debe
procedim iento están dar de enferm ería que se ha efectuado desarrollar un plan, se debe basar en resultados de
de un modo determ inado durante m u cho s años, o bien investigación y se debe llevar a cabo adecuadam ente.
c on sistir en una forma totalm ente distinta de realizar un F a s e 5 : Pregunte a los sujetos que han participado en el
procedim iento. estudio. Controle la investigación e identifique la(s)
Fa se 2 : R eúna los in dicios (inform ación). R ealice una respuestaCs) esp ecificá is) y las m odificaciones de la práctica
búsqueda bibliográfica, utilice Internet, revise estudios clínica com o con secu en cia de los hallazgos obtenidos.
m édicos y de enferm ería m encion ado s en artículo s Fase 6: A n a lic e y com u n iqu e los resultad os del proyecto
relacionados con el tem a de su interés. de investigación. La pu b licació n de un cam bio de la
Fa se 3 : A n a lic e y valore los indicios. ¿P ro ced ía n de una práctica que m ejora los procedim ientos de enferm ería
fuente v á lid a ? ¿Q u ié n realizó el estudio y cóm o se llevó a an im ará a otros profesionales a introducir m odificacion es
cabo? en su práctica.
Fuente: Cathryn Domrose, NurseWeek, Novem ber 19, 2001. Information based on interviews with nurse researchers and clinicians including: Lisa Sams,
Carolyn K. Davis, Kathleen Stevens, Brigitte Failner.

2. Identificación de estudios relevantes m ediante búsquedas cia, poco se sabe de los métodos más adecuados para trasladar
bibliográficas. la evidencia científica a la práctica clínica. La enferm ería
3. Evaluación de la investigación p o r m edio de criterios basada en la evidencia reforzará los resultados de los pacien­
científicos. tes, m ejorará su seguridad, potenciará la práctica enferm era
4. Selección de intervenciones m ediante los indicios de segura y au m en tará la credibilidad de la enferm ería an te
m ayor validez. otros profesionales sanitarios y la opinión pública. La adop­
ción de estos indicios se debe considerar u n paso más hacia el
Por otra parte, la práctica de la enfermería basada en la evi­ desarrollo del fundam ento teórico de la enferm ería.
dencia se define como el proceso a través del cual los profesiona­ Es preciso ser cauteloso cuando se lea acerca de la práctica
les de enfermería tom an decisiones clínicas basadas en indicios basada en la evidencia: n o debe confundirse con la m ejor
científicos, la experiencia clínica y las preferencias del paciente. práctica. En ocasiones, estos térm inos se em plean de m anera
Los profesionales de enferm ería h a n de reconocer la intercam biable, pero su significado no es idéntico. El térm ino
im portancia de aplicar los hallazgos de los estudios de inves­ m e jo r práctica describe las intervenciones de enferm ería que
tigación a su práctica clínica. Resulta esencial que estos p ro ­ h a n dem ostrado su eficacia p ara fo m en tar la obtención de
fesionales de enferm ería dejen de limitarse a leer los artículos resultados favorables o reducir los costes globales para el
de investigación y com iencen a exam inar críticam ente su paciente o el centro. La m ejor práctica n o se basa necesaria­
contenido y form ular preguntas acerca de sus actividades de m ente en indicios procedentes de estudios de investigación.
cuidado al paciente. C uando aparezcan datos procedentes A lo largo de esta obra se incluyen artículos sobre la práctica
de estudios de investigación, se debe perm itir al profesional de basada en la evidencia. Le perm itirán determ inar la efectividad
enferm ería q ue m odifique su práctica clínica de acuerdo con de ciertas capacidades de en ferm ería y aspectos prácticos.
los mismos. M uchos centros cuentan con grupos de investi­ A medida que avance en su program a de formación, conocerá
gación que revisan la bibliografía reciente para elaborar reco­ los resultados de otros estudios sobre la práctica basada en la
m endaciones adecuadas para la práctica clínica. Por desgra­ evidencia y su influencia en la práctica clínica.

A d e n d a d e l c a p ít u l o

P a u t a s d e g e s t ió n
En EE. UU., cada estado cuenta con su propia legisla­ m e n tar políticas y procedim ientos acordes con las leyes de
ción sobre la actividad de los enferm eros titulados (ET) sus respectivos estados. Se deben conocer las reglas y p a rá ­
y los enferm eros vocacionales/en prácticas (EV/EP). Los m etros del papel de cada trabajador sanitario en los diferen­
centros de salud son responsables de establecer e im ple- tes centros hospitalarios.
Ca p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico 33

D elegación no titulado (PANT) y los enfermeros profesionales autoriza­


dos (EPA), aunque no intervengan en el desarrollo del plan
• Cuando delegue actuaciones de asistencia al paciente, de cuidados. Su aportación es valiosa y se debe tener en cuen­
el ET asum e la responsabilidad de asegurar el cum pli­ ta cuando sea necesario modificar el plan de cuidados.
m iento del plan de cuidados específico de cada pacien­ • Todos los trabajadores sanitarios em plean procesos de p en ­
te. La inform ación contenida e n este plan se debe samiento crítico conforme prestan su asistencia a los pacien­
transm itir a cada trabajador sanitario encargado de su tes. El ET posee u n a base teórica y u n a experiencia más
asistencia. amplias de aplicación de esta capacidad para asumir el lide­
• El ET debe po n er en m archa el proceso de enferm ería razgo necesario para la prestación de cuidados eficaces y
en todos los aspectos relativos al cuidado del pacien­ seguros al paciente.
te. Los profesionales de la enferm ería vocacionales/
en prácticas licenciados pueden ocuparse de algunas R ed de c o m u n ic a c ió n
tareas del proceso de enferm ería, com o la valoración • El ET sintetiza los datos del paciente y decide cuál es el
de los pacientes tras la valoración inicial y la ejecu­ profesional sanitario idóneo para aten d er al paciente.
ción de intervenciones detalladas en el plan de cuida­ • Cada profesional sanitario recibe u n a relación de las acti­
dos de cada paciente. No obstante, el profesional de vidades que debe llevar a cabo d u ran te el turno.
enferm ería registrado es responsable en últim a ins­ • La difusión de inform ación relacionada con la asistencia al
tancia de la asistencia al paciente, el desarrollo del paciente se basa en su plan de cuidados.
plan de cuidados y la observación del mismo. • Todos los profesionales sanitarios reciben órdenes relativas
• U n EV/EP puede ayudar al ET en la planificación y la al tipo de inform ación del paciente que el profesional de
actualización del plan de cuidados, pero no puede enferm ería ha de conocer sin dem ora y aquella que puede
responsabilizarse de estas acciones. suministrarse durante el parte. Por ejemplo, es posible que
• Se pueden encargar algunas tareas del cuidado del el ET desee conocer inm ediatam ente cuál es la tem peratu­
paciente al personal auxiliar, como el personal auxiliar ra del paciente.

E s t r a t e g ia s d e l p e n s a m i e n t o c r ít ic o
E sc en a r io 1 caso. Redacte u n enunciado diagnóstico de dos y tres par­
Se le ha asignado atender al Sr. Peters, un viudo de 76 años tes para cada diagnóstico de enferm ería.
que ingresó con u n diagnóstico de insuficiencia cardíaca 4. En u n texto de diagnósticos de enferm ería, identifique los
congestiva. Vive solo desde que falleció su esposa hace enunciados NIC y NOC para los cuatro diagnósticos de
2 años. Sus hijos viven a 1 hora de distancia y le visitan una enferm ería enum erados e n la p regunta n ú m ero 3.
vez al mes. Sus hijos solicitaron que le m andaran comida 5. Identifique el diagnóstico de en ferm ería prio ritario y
preparada al domicilio, pero el paciente rechazó la comida explique en qué se basa.
entregada. «Puedo cocinar para m í mismo, no soy un invá­ 6. Cree u n plan de cuidados de enferm ería m u y breve en el
lido», contestó cuando el profesional de enfermería le pre­ formato del proceso de enferm ería descrito en este capítulo.
guntó el motivo por el cual no aceptaba el program a de
envío de alimentos. No había acudido al médico durante, al E sc en a r io 2
menos, 2 años. En la última visita, su médico recomendó 8 a. m. Se le asigna la asistencia a u n varón de 22 años que sufrió
u n a dieta hiponatrém ica moderada, furosemida en una u n accidente de motocicleta el día anterior. Presenta una fractu­
dosis de 40 mg/día, Calan y diversas vitaminas. Sus cons­ ra abierta en el peroné y la tibia derechas. Afirma que su dolor
tantes vitales al ingresar fueron una PA 180/90, P 98, R 22. tiene una intensidad de 9/10 y es pulsátil. Presenta náuseas
Su peso indicó que había engordado 4,5 kilogramos desde constantem ente. Se ha programado u na intervención quirúrgi­
la última visita al médico. La valoración física reveló ester­ ca en u n m om ento posterior de ese día. Valora el área de la
tores en los vértices/bases pulmonares, edema 3+ en tobi­ herida y observa la presencia de u n abundante exudado sero-
llos y dificultad para respirar en decúbito supino. sanguinolento en el vendaje. Refuerza el vendaje.
1. ¿Cómo utilizará el proceso de enferm ería para crear 1. De acuerdo con la inform ación de la q ue dispone acerca de
u n a base de datos de valoración precisa? este caso, identifique dos intervenciones de enferm ería.
2. ¿Q ué inform ación falta que podría ser im portante 2. D eterm ine los diagnósticos de enferm ería prioritarios y
para que el profesional de enferm ería planifique la explique en q ué se basa su selección.
asistencia a este paciente? 3. Con u n libro de texto sobre diagnósticos de enferm ería,
3. Identifique, al m enos, cuatro diagnósticos de enfer­ elabore u n plan de cuidados del paciente q u e incorpore
m ería relevantes para el plan de cuidados de este datos NIC y NOC.
34 I C a p ít u l o 2 Proceso de enferm ería y pensam iento crítico

P r e g u n ta s d e r e v is ió n d e l NCLEX®
A m enos que se indique lo contrario, escoja solam ente 2. Valorar al paciente y crear u n a base de datos.
u n a (1) respuesta. 3. Identificar objetivos a corto y largo plazo basados en
las declaraciones verbales del paciente con relación a
Q O rdene las fases del proceso de enferm ería: sus necesidades sanitarias.
1. Evaluación. 4. Valorar el origen de los datos del paciente para
2. Planificación. determ inar si son precisos y antes de com enzar a
3. Ejecución. atenderlo.
4. Valoración.
5. Diagnóstico de enferm ería. Q La planificación de los cuidados al paciente fom enta de
m anera eficaz el cum plim iento al:
^ ¿Q ué cualidades poseen los profesionales de la enfer­ 1. Garantizar la identificación de las necesidades sanitarias.
m ería que se consideran pensadores críticos? 2. Desarrollar el plan a lo largo de la ho ra siguiente al
Seleccione todas las correctas. ingreso.
1. Poseen u n a capacidad de com unicación bu en a y son 3. Implicar al paciente y a la familia en la actuación del
flexibles. equipo de asistencia sanitaria con el fin de desarrollar
2. Utilizan la lógica y la creatividad. objetivos coherentes para la misma.
3. Prestan los cuidados sanitarios de m anera organizada. 4. Incluir u n plan de form ación d entro de los objetivos a
4. Em plean u n m étodo sistem ático al prestar la corto plazo.
atención en el mism o orden en cada paciente.
Q D urante la fase de ejecución del proceso de enferm ería, el
Q ¿Cuál de los siguientes ejemplos describe de m anera profesional de enferm ería:
precisa un diagnóstico de enferm ería bien formulado? 1. Recopila los datos y coloca p o r o rd en de prioridad las
1. Intercam bio respiratorio inadecuado r/c necesidades del paciente.
acum ulación de mucosidad e n los alvéolos. 2. Crea grupos de indicios a partir de los datos obtenidos.
2. El paciente m uestra dolor com o consecuencia de 3. O btiene datos para después in struir al paciente y lo sus
tos, com o pone de m anifiesto su m ueca de dolor. allegados.
3. Deficiencia de conocim ientos r/c com prensión 4. Considera posibles im previstos q ue obliguen a
inadecuada de la diabetes, com o pone de m odificar el plan de cuidados.
m anifestación la irregularidad de las pruebas de
glucemia. Q La inclusión de la clasificación de intervenciones de enfer­
4. N eum onía r/c ventilación inadecuada durante la m ería (NIC) en el diagnóstico de enferm ería cobra u na
intervención quirúrgica. enorm e im portancia debido a que:
1. El diagnóstico se e n u n c ia con m a y o r claridad
Q Seleccione los diagnósticos que se consideran u n diag­ u tiliz an d o la te rm in o lo g ía de en ferm ería .
nóstico de enferm ería, pero no médico: 2. No se confunde fácilm ente con u n diagnóstico médico.
1. D olor agudo. 3. Tan sólo se p u e d e u tiliz ar com o u n sistem a de
2. Insuficiencia cardíaca. do cu m en tac ió n en s o p o rte físico.
3. Carcinom a hepático. 4. Se puede remitir a bases de datos nacionales y regionales.
4. Patrones respiratorios ineficaces.
5. Edem a pulm onar. ^ ¿En qué situación de las enum eradas a continuación se
6. Exceso de volum en de líquidos. puede delegar responsabilidades a otros profesionales
sanitarios?
^ L a investigación sobre la práctica de la enferm ería 1. Solicitar al personal auxiliar n o licenciado que
basada en la evidencia se utiliza para: colabore en el desarrollo del plan de cuidados del
1. Facilitar la tom a de decisiones clínicas. paciente.
2. D eterm inar el m étodo em pleado más a m enudo 2. D esignar auxiliares de enferm ería certificados a
para brindar cuidados sanitarios. pacientes que deben alcanzar los objetivos del plan de
3. D esarrollar nuevas técnicas de asistencia sanitaria. cuidados antes del alta.
4. Diferenciar el diagnóstico de enferm ería del 3. Pedir al profesional de enferm ería vocacional licenciado
diagnóstico médico. (profesional de enferm ería en prácticas
licenciado) que ayude a revisar el plan de cuidados.
^ La principal función de la valoración, el prim er paso 4. Pedir al profesional de enferm ería vocacional licenciado
del proceso de enferm ería, es: (profesional de enferm ería en prácticas
1. Form ular u n diagnóstico de enferm ería después de licenciado) que ejecute el plan de cuidados iniciales
la obtención de datos sanitarios del paciente. tras el ingreso del paciente.
CAPÍTULO

Gestión del cuidado


del paciente:
documentación
y delegación

O bjetivos d e a p r e n d iz a j e
T erm ino lo g ía
C o n c e p t o s teóricos
Planes de cuidado del paciente 36
Tipos de planes 37
Componentes de un plan de cuidado 38
Delegación de la atención del paciente 56
Vías críticas o vías clínicas 39
Delegación del enfermero titulado 57
Gráfica/documentación 41
Parámetros de delegación 58
Documentación: un método de comunicación 41
Planificación clínica del estudiante 58
Formato de la gráfica 43
Posibles problemas legales en la documentación 43 Gestión del tiempo 58
Gráfica forense 44 Radicales, prefijos y sufijos 59
Sistemas de gráficas 44
Adenda del capítulo 61
Reglas para documentar la atención del paciente 45
Gráfica electrónica 47 Pautas de gestión 61
HIPAA y tecnología 50 61
Tecnología a la cabecera de la cama 50 Red de comunicación 61
Pautas de la HIPAA para uso de la PDA 51
Estrategias del pensamiento crítico 62
Las innovaciones de alta tecnología mejoran
la comunicación del personal sanitario 51 Escenarios 62
Minimización de los riesgos legales de la gráfica Preguntas de revisión del NCLEX® 64
informatizada 51 Referencias cruzadas: al final de cada capítulo, v. Delegación
en cuanto se aplica a las técnicas del capítulo.
Formularios legales de documentación 52
Informe de acontecimiento inusual, variación o incidente 52
Formularios de consentimiento 53
Comunicación 54
Suministro de la atención sanitaria 55
Sistemas de agudeza del paciente 55
Gestión de la enfermedad 56
36 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

O bjetivos de a p r e n d iz a j e

1. Describir los com ponentes del plan de cuidado del 10. Com pletar u n ejercicio de gráfica con cualquiera de
paciente. los sistemas utilizando u n a situación simulada.
2. Exponer los dos tipos de plan de cuidado del paciente. 11. E num erar los cuatro aspectos q ue deben ser recogidos
3. Explicar el m étodo para la individualización del plan para cada paciente.
de cuidado cuando se usa u n plan de cuidado estándar. 12. Definir los térm inos «datos subjetivos» y «datos
4. Definir el térm ino «problema o necesidad del objetivos».
paciente». 13. Describir las ramificaciones legales de com pletar
5. Exponer la razón m ás im portante para usar inform es de ocurrencias inusuales.
diagnósticos de enferm ería en la planificación del 14. Exponer las actividades específicas con el paciente
cuidado. que requieren form ularios de consentim iento.
6. Definir el uso de plazos y puntos de control en el plan 15. Exponer los riesgos legales de la gráfica informatizada.
de cuidado del paciente. 16. Exponer el papel del profesional de enferm ería en la
7. C om parar y contrastar u n a vía clínica y u n plan de delegación del cuidado del paciente.
cuidado del paciente. 17. Com pletar u n instru m en to de recogida de datos
8. Explicar por lo m enos tres objetivos de la gráfica. basado en u n a situación clínica.
9. Describir por lo m enos tres com ponentes im portantes 18. Desarrollar u n organigram a de gestión del tiem po
de la gráfica exacta. para el cuidado del paciente.

T erm ino lo g ía
transferencia a u n individuo com petente de la
D e le g a c ió n : observa «objetivam ente»; cóm o valora («assesses») el
autoridad para realizar u n a tarea seleccionada en una profesional de enferm ería la situación,
situación determ inada. y lo que el profesional de enferm ería «planea».
Gráfica: registro de la información de u n paciente en lo que Ocurrencia inusual: registro de u n evento o suceso inusual
respecta al progreso de su enfermedad y tratamiento. que puede afectar a la seguridad del paciente o del
G ráfica enfocada: historia clínica enfocada en un tema personal sanitario; también se conoce com únm ente como
específico. Usa el formato DAR (dato, acción, respuesta). informe de variación o incidente.
G ráfic a d e e x ce p c io n e s : registro exclusivo de las O rg an ig ram a: los datos del paciente son registrados o
excepciones a norm as de enferm ería predeterm inadas representados gráficam ente para m ostrar los patrones
en u n form ato narrativo. o las alteraciones en las observaciones.
G ráfic a in fo rm a tiz a d a : la inform ación del paciente es P lan de cu id ad o del p a c ie n te : plan de cuidado, usualm ente
introducida en el ordenador para alm acenam iento y por escrito, que cubre las necesidades especiales de
recuperación en u n m om ento posterior. cada paciente.
G ráfic a o rie n ta d a a la fu e n te : la inform ación de la gráfica P roceso d e e n fe rm e ría : conjunto de acciones que incluye
está organizada de acuerdo con su fuente; por valoración, planificación, intervención y evaluación.
ejemplo, notas de evaluación del médico, notas de los R egistro m é d ic o o rie n ta d o al p ro b le m a (R M O P ): registro del
profesionales de enferm ería. paciente organizado de acuerdo con los problem as de
G ráfic a d e los sistem as: gráfica o docum entación salud específicos de la persona.
relacionada con datos de evaluación obtenidos S is te m a d e ag u d e za : m étodo para determ in ar los
d u ran te la valoración física del paciente. requerim ientos de personal sanitario, basado en la
In fo rm e: descripción de algo que h a sido visto, oído, hecho valoración de las necesidades del paciente.
o considerado. S O A P IE : notas de enferm ería similares a las SOAP con
Kardex: archivo de fichas conveniente y fácilmente accesible datos adicionales de aplicación (i) y evaluación (e).
que contiene información actual del paciente. V ías clínicas: plan de cuidado interdisciplinario del
N o ta s SO A P: notas de enferm ería organizadas de modo paciente, que utiliza evaluaciones específicas,
constante por lo que el paciente siente intervenciones y resultados para condiciones
«subjetivam ente»; lo que el profesional de enferm ería especificadas en relación con la salud.

PLANES DE CUIDADO DEL PACIENTE del paciente planeado, com unicación a otros profesionales
sanitarios, n o rm as de la JCAHO (J o in t Commission on
La docum entación es u n com ponente im portante del papel A ccreditation o f Healthcare O rganizations) y de seguridad del
del profesional de enferm ería. La im portancia de la docu­ paciente, reem bolso del gobierno federal e im plicaciones
m entación se basa en varios factores: evaluación del cuidado legales. Si u n tratam iento, fárm aco o actividad n o h a sido
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 37

docum entado e n la gráfica, desde el pu n to de vista legal es el cuidado de cada paciente. La docum entación del cuidado
m u y difícil probar que el paciente recibió en realidad el cui­ del paciente tam bién debe ser interdisciplinaria.
dado. Se deben d ocum entar el contacto con el paciente y el Con independencia del tipo de plan de cuidado utilizado, se
cuidado sum inistrado al m ism o. U no de los instrum entos debe incluir la información siguiente: necesidades o problemas
más útiles para proporcionar ese cuidado es el plan de cuida­ del paciente, tanto reales como potenciales; se pueden expresar
do del paciente. en forma de diagnósticos de enfermería; resultados esperados u
Los planes de cuidado del paciente son u n a parte integral objetivos a corto plazo; intervenciones o acciones de enfermería,
del sum inistro de atención de enferm ería. Sin ellos no se y criterios de alta u objetivos a largo plazo.
p u ed e n ob tener la calidad y la consistencia de cuidado del Una vez establecidos los objetivos del cuidado del pacien­
paciente. Los planes de cuidado del paciente proporcionan te, se incluyen en u n plan de cuidado m ultidisciplinario. Se
u n m edio de com unicación entre los profesionales de enfer­ detalla cada paso para cum plir esos objetivos, incluyendo las
m ería y otros sum inistradores de atención sanitaria. El plan observaciones específicas y la frecuencia con que se hacen.
debe servir com o u n p u n to focal para las asignaciones y el También se incluyen instrucciones paso a paso para proble­
inform e de la asistencia del enferm o. m as difíciles, com o los cambios de vendajes com plicados y
En años anteriores la JCAHO requería el desarrollo de un especializados. Los program as individualizados de enseñanza
p lan de cuidado individualizado para cada paciente. De del paciente se describen en el p lan de cuidado. Como es
acuerdo con las directrices de la JCAHO, el paciente o la evidente, toda esa inform ación resulta esencial para o btener
familia deben participar en el desarrollo del plan de cuidado, la continuidad del cuidado del paciente.
q ue debe ser interdisciplinario. U na razón por la que la vía
crítica o clínica (v. explicación en la página 39) se está con­
TIP O S DE PLANES
v irtiendo en m ás popular es el abordaje interdisciplinario
incorporado en ese sistem a. Algunas instituciones usan un Los planes de cuidado del paciente son de dos tipos: u n plan de
plan de cuidado estandarizado o individualizado. La única cuidado individualizado, com pletamente escrito por el profesio­
modificación que necesitan hacer es asegurar que la planifi­ nal de enfermería y otros miembros del equipo sanitario para
cación y la intervención m ultidisciplinarias son incluidas en cada paciente específico, y u n plan estándar de cuidado del

COMMUNITY
T T HOSPITAL

Discharge Criteria
1)Lungscleartoauscultation.

| • Formulario 3-A. M uestra de plan de cuidado del paciente estandarizado preimpreso del Community Hospital.
38 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

paciente (formulario 3-A). A causa del tiempo requerido para ficar el problema. Un problema real es, por ejemplo, el enrojeci­
escribir los planes de cuidado individualizados, los departam en­ m iento del cóccix relacionado con incontinencia urinaria. Se
tos de enfermería de los hospitales han diseñado planes de cui­ desarrollan intervenciones para tratar el área enrojecida y evitar
dado convencionales impresos. Esos planes, basados en las nor­ m ayor daño o la formación de u n a úlcera por presión. Un pro­
mas de práctica de enfermería de la institución, son guías que blema potencial, como «patrón respiratorio ineficaz relacionado
describen los problemas o necesidades usuales. Contienen una con dolor agudo» después de la cirugía vesicular, puede afectar
lista de acciones o intervenciones de enfermería habituales y los a cualquier pariente en esa situación. Las intervenciones se pla­
resultados esperados estándar para cada problema. Las ventajas nean para prevenir el problema. Algunos problemas potenciales
comprenden: norm as de cuidado; continuidad del cuidado, ya se identifican para evaluarlos con más detalle. Por ejemplo, u n
que todos los profesionales de enfermería suministran el mismo paciente debilitado con nutrición deficiente debe ser valorado
nivel de cuidado; disminución del tiempo de documentación, y para posible infección de la herida operatoria.
docum entación más exacta. El inconveniente principal radica
en el riesgo de no suministrar al paciente cuidado individualiza­ Form ulación de los d iag nósticos de e n fe rm e ría El uso de
do. El plan de cuidado se convierte en parte de la historia per­ u n diagnóstico de enferm ería para exponer problemas reales
m anente del paciente. o potenciales del paciente sitúa el problem a fuera del campo
del diagnóstico médico. El diagnóstico de enferm ería n o se
enfoca en u n estado anorm al o patológico, sino en u n a res­
C O M P O N E N T E S DE U N PLAN DE C U ID A D O
puesta física, psicológica o conductual. El diagnóstico de enfer­
In d iv id u a liz a c ió n d e los p la n e s d e c u id a d o Todos los mería cambia frecuentem ente al variar el estado de salud del
pacientes deben tener u n plan de cuidado individualizado, au n ­ pariente y los problemas sanitarios potenciales se convierten
que se use el plan de cuidado convencional. Para individualizar en problemas sanitarios reales. La metodología del diagnóstico
el plan de cuidado, generalmente se proporciona espacio al final de enferm ería, a diferencia del m odelo médico o estrategia de
del formulario impreso para permitir que el profesional de enfer­ los sistemas para planificar el cuidado, perm ite la flexibilidad
mería identifique problemas o necesidades inusuales. Los planes en el foco de atención.
de cuidado estándar se individualizan m ediante activación de El uso del diagnóstico de enfermería en la planificación del
sólo aquellos problemas que se aplican a un paciente particular. cuidado representa u n método universal de comunicación para
El profesional de enfermería puede añadir otro problema al final todos los miembros del equipo sanitario. Cuando se escribe
del formulario para individualizar más el plan de cuidado. «integridad de la piel alterada», todo el equipo sanitario sabe
que el pariente tiene u n área de alteración de la piel con destruc­
Iniciación del plan El plan de cuidado del paciente se formula ción de las capas cutáneas. La relación de la alteración de la piel
después de la fase de evaluación del proceso de enfermería. El con su causa se suele exponer como «integridad de la piel alte­
profesional de enfermería, después de completar la historia y la rada, relacionada con inmovilidad prolongada».
evaluación de enfermería, determina si está disponible un plan
de cuidado estándar para el diagnóstico médico del paciente, o R e su ltad o s e s p e ra d o s u o b je tivo s Después de identificar
si se debe escribir u n plan de cuidado individualizado. Si se dis­ los problem as, el profesional de enferm ería establece objeti­
pone de u n plan de cuidado estándar, el profesional de enferm e­ vos o resultados esperados del cuidado del paciente, que
ría sólo tiene que marcar con círculos, datar e inidalizar las nece­ deben ser congruentes con los objetivos del paciente o de la
sidades que son relevantes para ese pariente. Cuando se escribe persona significativa. Los objetivos centrados en el paciente
u n plan de cuidado individualizado, el profesional de enfermería deben ser claros, concisos y realistas, y d eben identificar
traduce las necesidades o los problemas del pariente en diagnós­ observaciones específicas y conductas medibles. Los resulta­
ticos de enfermería y teclea los datos en el ordenador o los escri­ dos esperados u objetivos deben indicar qué se espera cu a n ­
be en el plan de cuidado. Los diagnósticos de enfermería consti­ do se consiga el objetivo, p o r quién, cuándo y con qué grado
tuyen la terminología aceptable para uso en los planes de de exactitud, y deben ser lim itados e n el tiem po. El «Plan de
cuidado de parientes de todo el país. La terminología fue esta­ cuidado del paciente» de la página 37 m uestra varios ejem ­
blecida p o r la National Conference on Classification o f Nursing plos de u n objetivo centrado en el paciente y las intervencio­
Diagnosis, publicada por primera vez en 1973. nes de enferm ería necesarias para o btener cada objetivo.
Los planes de atención del paciente deben incluir objeti­
Id e n tific a c ió n d e los p ro b le m a s o las n e c e s id a d e s del vos a corto y a largo plazo. Los objetivos a largo plazo son
U n problem a o u n a necesidad del paciente es una
p a c ie n te expresados con frecuencia como criterios para el alta, y como
condición q ue requiere asistencia o intervención por u n tales se deben obtener antes del alta, si es posible. Los obje­
m iem bro del equipo sanitario para devolver el paciente al tivos a corto plazo suelen aparecer en form a de resultados
estado de salud. El problem a del paciente es identificado esperados para cada problem a.
com o cualquier necesidad no cubierta. Puede ser tan bási­ Están diseñados como escalones para ayudar a que el pacien­
ca com o la necesidad de com odidad o nutrición, o tan com ­ te cumpla los criterios para el alta o los objetivos a largo plazo.
pleja com o las necesidades psicosociales. Algunos hospitales, en particular los centros de rehabilitación,
En muchos planes de cuidado, los problemas son identifica­ usan los objetivos a corto plazo de forma diferente. Muchas
dos como reales o potenciales. Un problema real existe en este veces establecen pasos o fases semanales en el proceso de reha­
m om ento. Las intervenciones se planean para resolver o modi­ bilitación, que los parientes consiguen antes de llegar al resulta­
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 39

do final esperado. Por ejemplo, para obtener el objetivo a largo nal de enfermería que activa el problema. El segundo problema
plazo de ambulación sin uso de dispositivos, u n objetivo a cor­ no está activado; por tanto, no se coloca u n círculo alrededor del
to plazo es andar con un andador sin ayuda. Esos tipos de obje­ núm ero 2.
tivos son priorizados y actualizados con regularidad.
Inactivación de los planes de c uid ado Para inactivar el pro­
Intervenciones Después de escribir en el plan de cuidado los blema se puede trazar una línea a través del problema o la inter­
problemas y los resultados esperados, el profesional de enferm e­ vención con u n lápiz negro. En la columna «actualización/DC»
ría determina las intervenciones de enfermería apropiadas para (desconexión) se deben colocar la fecha, la hora y las iniciales
cumplir los objetivos del cuidado. Las intervenciones, si se escri­ del profesional de enfermería ju n to a la información cruzada
ben correctamente, especifican las acciones de enfermería exac­ inactivada. Si deja de ser necesaria sólo una de las intervencio­
tas a realizar, o proporcionan instrucciones explícitas de cómo se nes, se dibuja una línea a través de esa intervención y se colocan
va a suministrar el cuidado. También se deben establecer la hora las iniciales junto a ella, en la columna «inicial». Las otras inter­
y la frecuencia de la intervención. venciones se dejan activas y actualizadas.

Puntos de com probación y plazos El plan de cuidado están­ Evaluación de los planes d e cuidado En el mom ento del alta
dar ilustrado en este texto incluye columnas con los puntos de se comprueba la forma como se individualizó al plan de cuidado
comprobación (PC) y los plazos (PLA). El punto de com proba­ para cubrir las necesidades del paciente. Si el plan de cuidado fue
ción indica con qué frecuencia debe ser comprobada, observada adecuado se habrán cumplido los criterios para el alta. Después
o realizada la acción o intervención, y por tanto con qué fre­ se interrum pen o inactivan las intervenciones de enfermería y
cuencia se debe anotar en la gráfica. La colum na «plazo» indica los problemas. Es frecuente que el paciente no cumpla los crite­
el m om ento cuando se debe cumplir el objetivo o cuando la rios para el alta cuando es dado de alta, por varias razones. La
acción deja de ser necesaria. Tiene im portancia docum entar docum entación de la gráfica debe reflejar esos problemas que
la hora y la fecha exactas a las que se debe com pletar la acción todavía existen, la extensión en la que el problema se ha resuel­
de enferm ería, para com unicar esa inform ación a todo el per­ to e información adicional para indicar los planes formulados a
sonal de enfermería. En la muestra de «Plan de cuidado del pa­ fin de conseguir el objetivo.
ciente» de la página 37, obsérvese que el apartado 1 -P atrón de
respiración ineficaz- se debe aliviar al tercer día del postope­ C am bio d e los form atos d e los p lanes d e c uid ado Conforme
ratorio, en este caso el 25 de m arzo a las 3:00 p. m. Los puntos aum enta el uso de los ordenadores para docum entar el cuidado
de comprobación se enum eran e n secuencia para cum plir el de enfermería, y el rediseño del lugar de trabajo está transfor­
objetivo. D urante las prim eras 24 horas, las intervenciones de m ando el modo como suministramos ese cuidado, también
enferm ería ( la a Id) se deben com pletar cada 2 horas y des­ están cambiando el tipo y el m étodo de uso del plan de cuidado
pués se pasa a cada 4 horas durante las siguientes 48 horas. de enfermería. Los requisitos de la JCAHO se están haciendo
más flexibles y perm iten nuevas formas de docum entar el cui­
A ctualización d e los planes de cuidado Para asegurar que los dado del paciente. Las vías críticas, los protocolos y los planes de
planes de cuidado del paciente son actuales y relevantes, deben cuidado de enfermería se utilizan ju n to con los planes de cuida­
ser revisados diariamente y actualizados por lo menos cada 24 a do más tradicionales, o los están sustituyendo.
48 horas. Existen varias formas de actualizar u n plan de cuida­
do. Algunas instituciones tienen espacios dedicados en la ficha P lanes de c uid ado del pa cie nte inform atizados El formato
Kardex de enferm ería o en las notas de los profesionales de usado en los programas de ordenador individualiza los planes
enfermería. En la figura, la colum na «actualización» se usa de cuidado del paciente de acuerdo con las especificaciones de
cuando se cumple el plazo original pero el problema persiste. cada institución de cuidados sanitarios. Este tipo de form ato
Entonces se debe establecer u n nuevo plazo. Si el patrón de es m uy popular en la actualidad, cuando en muchas institucio­
respiración ineficaz existe después del tercer día postoperatorio, nes se están aplicando sistemas de docum entación informatiza­
se determina u n nuevo marco de tiempo para consecución del dos. El tiempo de preparación para escribir los planes de cuidado
objetivo, y se docum enta en la columna «actualización». individualizados disminuye, y los planes estandarizados son
diseñados y escritos por expertos clínicos. Una desventaja de
A ctivación d e los planes de cuidado Cuando se usan planes estos programas es que el profesional de enfermería debe deter­
de cuidado estándar, todo el personal de enfermería debe utilizar m inar cuidadosamente la relevancia y el carácter apropiado del
u na metodología sistemática para la activación y desactivación. plan de cuidado para cada paciente individual. El plan de cui­
Como ya se ha dicho, u n m étodo com ún es m arcar con un dado para cada paciente es generado por el ordenador en cada
círculo, fechar e inicializar los problemas relevantes para el turno. Los cambios deben ser introducidos en el ordenador con
paciente individual. Cualquier problema no marcado con un frecuencia para asegurar la exactitud del plan.
círculo perm anece inactivo y no debe ser evaluado, tratado ni
documentado. En el ejemplo se puede ver que el paciente tiene
V ÍA S C R ÍTIC A S O V ÍA S C LÍN IC A S
dos de los problemas enumerados, el patrón de respiración inefi­
caz y el déficit de conocimiento sobre la medicación para el alta. Este tipo de docum entación se usa de m odo primario en sis­
Los artículos 1 y 3 están marcados con u n círculo. En la colum­ temas de suministro de cuidado dirigido. En este sistema no
na «fecha» se anotan la fecha, la hora y las iniciales del profesio­ existen planes de cuidado de enfermería tradicionales. Una vía
40 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

crítica o clínica es u n plan de cuidado multidisciplinario estan­ Si el paciente no consigue el resultado esperado en el tiempo
darizado, desarrollado para pacientes con procesos com unes o especificado, ocurre u na «variación» y se desarrolla u n plan de
frecuentes (formulario 3-B). Es u n instrum ento desarrollado cuidado individual que puede incorporar después diagnósticos
en colaboración por todos los miembros del equipo sanitario de enfermería (formulario 3-C). Por ejemplo, si u n paciente es
para facilitar la obtención de resultados del paciente en u n m ar­ incapaz de cam inar el tercer día, se puede usar u n diagnóstico
co de tiempo predecible y establecido. Las vías clínicas se usan de enferm ería para individualizar la variación del paciente res­
en cada turno para dirigir y monitorizar el cuidado del paciente. pecto a las expectaciones de la vía crítica. Se inicia u n plan de
El plan indica las acciones e intervenciones conseguidas en cuidado individualizado y continúa la gráfica sobre la varia­
m om entos designados, con el fin de cum plir los criterios de ción hasta que se resuelve. La sección individualizada de la vía
duración de la estancia reembolsable. Por ejemplo, u n paciente de cuidado se suele encontrar en el dorso del formulario. En la
con prótesis total de cadera tiene una vía crítica que especifica m uestra «Vía clínica para la operación de cadera», el form ula­
la cronología para levantarse de la cama, para el entrenam ien­ rio usado para anotar la variación se conoce como «Registro
to de la marcha y para la ambulación, en la sección de actividad de problema multidisciplinario». El problema es identificado y
física del formulario. El segundo día del postoperatorio el se enum era como problema 1. En el espacio proporcionado para
paciente debe pasar de la cama al sillón con ayuda. Los diagnós­ el PROBLEMA se usa u n diagnóstico de enfermería o se lista el
ticos de enfermería no siempre son incorporados en la vía crí­ problema del paciente. Se diseñan intervenciones y se añade
tica. La docum entación de las actividades de enferm ería com­ u na sección de evaluación. Toda la dem ás docum entación
pletadas en respuesta a la vía crítica varía de acuerdo con la continúa en la vía de cuidado.
política y las norm as de la institución. Algunas instituciones Además de la vía y del registro de problema multidisciplina­
anotan las tareas completadas cada día en el docum ento de la rio, las vías clínicas más perfeccionadas incluyen tam bién una
vía crítica, m ientras que otras usan organigramas y gráficas evaluación al ingreso, historia de enfermería con factores de
narrativas. riesgo para caídas y alteraciones de la piel, evaluación del riesgo

V ÍA CLÍNICA P A R A O P E R A C IÓ N DE C A D E R A

D ía I
Usa orto In g reso /a q u iró fa n o e n 24-36 h D ía 2
Ó rd en es d e in greso F echa D ía p o sto p e r a to r io (D PO ) 1

E valu ación A • V aloración d e in g r eso c8h . / • c8h . Evaluación básica, CMS, HV


Si caída mecánica sin historia de problema médico, Valoración básica, CMS, HV, DRSG, DRSG, en trad a y salida, S p 0 2, VS,
cirugía inmediatamente. Si historia entradas y salidas, IV, valoración de la piel, sitio IV, evaluación piel.
de problemas médicos, evaluación sugerida. B/S, gases. C4h d esp u és d e la op eración / • C 12h. / Signo de H om an, protocolo de 0 2.
VS, protocolo 0 2, lectura S p 0 2 (v. gráfica).

A c tiv id a d física F • Reposo en cama; m over en cam a con ayuda. • Sillón fuera de la cama.
• C am inar dos veces al día, si capaz. • Niveles actividad an te s ingreso: • E vacuación con ayuda.
• Transferencia y entrenam iento de la marcha.

T ra ta m ie n to T • Espirom etría de incentivo (El), ERP, TED/ • TED/DCS, I.S., ERP.


Sólo precauciones de cadera para hemiartroplastia dispositivo de com presión secuencial (DCS) .• P erm anece sonda de Foley si necesaria.
• Insertar sonda de Foley. • Sólo precaución de cadera para hemiartroplastia.

M e d ic a m en to s IV, PM , IM, SC, e tc . M • Cefazolina preop. • A blandador de heces


• Cefazolina c8h X 24 h (después de cirugía). • Supl. hierro c l2 h (suspender si molestias GI).
A ntiem ético si es necesario, anticoagulante. • A nticoagulante.

L íq u id o s/p r o d u cto s h em a to ló g ic o s IV I • Transfusión de sangre si necesaria. • IV a infusión de m an ten im ien to o IVL.


• IV a 75-100 cc hasta PO total, después
cam biar a IVL.

N u tr ic ió n N • Avanzar dieta según tolerancia. • D ieta según tolerancia.

C o n fo r t/d o lo r C • ACP u otra m edicación analgésica según • ACP u otra m edicación analgésica según
ordenado p o r cirugía o anestesia. ordenado p o r cirugía o anestesia.

E d u ca c ió n E • Pre- y postoperatorio. Vía clínica del paciente, • Reforzar postop. y vías clínicas.
TED/DCS, m étodo de analgesia. TED/DCS, m étodo analgesia.
• P lan de alta reforzado.

| • Formulario 3-B. Vía clínica para operación de cadera.


C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 41

REGISTRO DE PROBLEMA MULTIDISCIPLINARA


Cuando un problema particular deja de existir, el cuidador debe marcar el problema e indicar cuándo se resolvió. <
y actualizar la lista de problemas cada tumo. <

| • Formulario 3-C. Muestra de gráfica de variación.

nutricional y variables sociales y culturales. El paquete incluye de postanestesia necesitan monitorización del estado respirato­
u na base de datos de ingreso continuada. Además, esta sección rio, m antenim iento del equilibrio de líquidos y evaluación del
contiene u na evaluación de los riesgos para el alta y un apartado nivel de consciencia. También deben cumplir ciertos criterios
para la conferencia del equipo multidisciplinario. El «registro de para ser dados de alta de la unidad. No existe necesidad real de
evaluación y cuidado habituales» suele ser incluido en este sis­ u n plan de cuidado individualizado para los pacientes atendidos
tema de documentación. en esos contextos. La duración del ingreso en esas áreas especia­
El uso de las vías críticas o clínicas ofrece varias ventajas, lizadas suele ser breve y el servicio es m uy específico.
en tre ellas continuidad del cuidado sum inistrado por todos
los trabajadores sanitarios; la planificación del alta se inicia
en el ingreso y los planes de instrucción son iniciados al p rin ­ GRÁFICA/DOCUMENTACIÓN
cipio de la hospitalización. Se ha dem ostrado que las vías
clínicas o críticas reducen la duración de la estancia hospita­ Después del cuidado directo del paciente, las anotaciones en
laria, las com plicaciones y los costos. La satisfacción del la gráfica son u n a de las funciones más im portantes del p ro ­
paciente tam bién ha aum entado con el uso de las vías. fesional de enferm ería. El proceso de anotación de la infor­
No todos los pacientes pueden incluirse en las vías. Los m ación vital cum ple m uchos objetivos im portantes:
planes de cuidado individualizados son más apropiados para • La gráfica transm ite inform ación, com o acontecim ientos,
los pacientes más complejos, que requieren atención espe­ cifras y observaciones, a otros m iem bros del equipo sani­
cializada o que experim entan complicaciones. tario del paciente.
• La gráfica facilita la evaluación del rendimiento del personal
Protocolos Existen varios usos de los protocolos dentro de sanitario en el trabajo de cada día con pacientes específicos.
los diferentes contextos de atención sanitaria. Los protocolos • La gráfica proporciona u n registro p erm an en te para refe­
se p u ed e n usar cuando se em plea equipo específico, como rencia futuras, q ue se puede convertir en u n docum ento
u n a cam a giratoria, para el cuidado del paciente. Son útiles legal en caso de litigio o acusación.
p ara especificar las intervenciones de enferm ería, com o la
adm inistración de fárm acos antifibrinolíticos intravenosos.
D O C U M E N T A C IÓ N : UN M ÉTO DO
En am bas situaciones se deben tom ar m edidas específicas
DE C O M U N IC A C IÓ N
para asegurar el cuidado exacto y seguro de los pacientes que
necesitan esos tratam ientos. El em pleo de protocolos en esas La documentación completa y exacta es esencial para la protec­
situaciones favorece la seguridad. ción tanto del paciente como del profesional de enfermería. Al
Los protocolos se pueden usar en conjunción con planes de comunicar las observaciones y las acciones, la gráfica contribuye
cuidado estándar, planes de cuidado individualizados y vías críti­ a asegurar la calidad y la continuidad del cuidado sanitario sumi­
cas. El empleo de protocolos disminuye la cantidad de docum en­ nistrado a los pacientes. La información anotada por usted se
tación necesaria sobre el plan de cuidado, ya que las acciones y convierte en una base de datos valiosos para los profesionales de
las intervenciones son descritas con detalle en el protocolo. enfermería de tum os sucesivos. Después, cuando usted reasume
En algunas áreas del hospital se em plean los protocolos en la responsabilidad del paciente, puede determ inar los eventos
lugar de planes de cuidado. Así sucede sobre todo en los depar­ ocurridos durante períodos de tiempo previos. Muchas veces, el
tamentos de urgencia, cirugía ambulatoria, partos y postaneste­ tiempo de reacción del paciente es casi tan importante como la
sia, y en los quirófanos. Los protocolos para cuidado del pacien­ reacción misma; por tanto, la exactitud del m om ento de las
te son prácticos en todas esas áreas debido a que los pacientes observaciones se convierte en una parte integral del proceso de
tienen necesidades comunes. Por ejemplo, los pacientes del área redacción de la gráfica. Además del médico encargado del
42 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

paciente, otras personas interesadas por la gráfica pueden


incluir el control de enfermería de infecciones, el coordinador
de altas, el personal de revisión de la utilización de los recursos
y otros especialistas del hospital que deban comprobar el pro­
greso del paciente o su falta de respuesta al tratam iento.
El paciente, com o individuo, debe recibir atención indivi­
dualizada que se centre en sus necesidades específicas. Cada
m iem bro del equipo sanitario se puede com unicar con los
dem ás cuando identifica esas necesidades. Puesto que los pro­
fesionales de enferm ería tienen la m ayor cantidad de contacto
directo con el paciente, es apropiado que ellos coordinen la
im portante función de com pletar las gráficas.
Las gráficas proporcionan u n m edio para evaluar la cali­ # La gráfica e s completada inmediatamente d espués del cuidado
dad y la efectividad del cuidado de enferm ería. Los gerentes del paciente.
de enferm ería, los directores de equipo y los supervisores
usan las notas de los profesionales de enferm ería com o una des y métodos, y estará a disposición de todos los
base para las evaluaciones del personal. Puesto que las gráfi­ miembros del equipo sanitario.
cas son descripciones docum entadas de las acciones de enfer­
m ería, la calidad del cuidado de enferm ería puede ser eva­ La JCAHO especifica tam bién sus requisitos de do cu m en ­
luada sobre la base de la calidad de las notas de las gráficas. tación en las norm as del cuidado de enferm ería. Los ejem ­
Puesto que la gráfica describe las intervenciones de enferm e­ plos de las norm as de docum entación incluyen: evaluación
ría y sus resultados, otro personal sanitario puede determ inar si al ingreso realizada y docum entada por u n enferm ero titu la­
son necesarios cambios del tratam iento subsiguiente. do (ET) que incluya datos biofísicos, psicosociales, m edioam ­
El registro del paciente incluye todas las gráficas y se convier­ bientales, de autocuidado, educativos y de planificación del
te en parte de u n docum ento legal. Si el registro hospitalario de alta; cuidado de enferm ería basado en los diagnósticos de
un paciente es presentado en u n juicio, las notas se convierten enferm ería identificados o en las necesidades del paciente y
en u n registro legal del cuidado suministrado por cada compo­ las norm as de cuidado del paciente; necesidades acordes con
nente del equipo sanitario. Desde el punto de vista legal se con­ los tratam ientos de otras disciplinas; intervenciones identifi­
sidera que el cuidado no registrado no ha sido suministrado. Por cadas para cubrir las necesidades del paciente; cuidado real
tanto, es necesario anotar en la gráfica todo el cuidado suminis­ del paciente sum inistrado d u ran te el período de hospitaliza­
trado, así como el no suministrado. ción; inform ación educativa sum inistrada, y capacidad del
Los requisitos legales de la gráfica se fu n d am en tan en las paciente o de la familia para encargarse del cuidado co n ti­
leyes estatales y los requerim ientos profesionales. Por ejem ­ nuado después del alta.
plo, el Título 22 del C a lifo rn ia Code o f Regulation afirma

Las notas de los profesionales de enfermería incluirán, N uev o pr o g r a m a in form ático


pero no se limitarán a, lo siguiente: registro conciso y
P A R A ME J O R A R LA C ALI DAD
exacto del cuidado de enfermería administrado; regis­
tro de las observaciones pertinentes, incluyendo DEL CU IDA DO
manifestaciones psicosociales y físicas así como inci­
El Meditech’s Health Care Information System proporciona
dentes y ocurrencias inusuales, e interpretación rele­
instrum entos para m ejo rar la se gu rid ad del pacien te y
vante por el profesional de enfermería de tales obser­
facilitar la obtención de los objetivos de la JC A H O .
vaciones; nombre, dosis y hora de administración de
los medicamentos y otros tratamientos. Se anotarán la Por ejem plo:
vía de administración y el lugar de la inyección cuan­ O b je tiv o n .° 2 d e la J C A H O . M ejo rar la efectividad de
do sean distintas de la administración oral; se anota­ la co m u n icación entre los cuidad ores.
rán el tipo de sujeción y la hora de aplicación y de
eliminación. La hora de aplicación y de eliminación El sistem a totalm ente integrado de M editech m uestra en
no serán necesarias para las sujeciones blandas, usa­ tiem po real la in form ación del paciente, de form a que
das como medio de soporte y protección del paciente todos los profesionales sanitarios, entre ellos el personal
de los departam ento s a u xiliare s, pueden a c ce d e r a los
A demás de las notas de los profesionales de enferm ería, el d atos en c u a lq u ie r m om ento. La c o m u n ica c ió n entre
Título 22 exige u n plan de cuidado del paciente por escrito los s u m in istra d o re s a p a re ce in sta n tán e a m e n te en el
que debe form ar parte perm anente del registro médico. ordenador; por ejem plo, las órd en es nuevas de los m édi­
cos. Este sistem a tam bién permite el envío de alertas o
Se desarrollará un plan de cuidado escrito para cada m e n sa je s a través de la organización.
paciente, en coordinación con todo el equipo sanita­
rio. Ese plan incluirá objetivos, problemas/necesida- Fuente: http://meditech.com/lndustry News/pages/jcaho.htm
C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 43

¿P or q u é es tan im po rtante Alerta legal


LA D O C U M E N T A C I Ó N ?
D o c u m e n ta c ió n d e fic ie n te
Es el modo de com u n icació n que usan los profesionales El paciente ingresó con u n a fractura del fém u r derecho. El
de enferm ería y otros sum in istrad ores de atención s a n i­ m édico ordena girar al paciente cada 2 horas. D u ran te la
taria para proporcionar continuidad del cu idad o y su m i­ hospitalización, el paciente desarrolló varias úlceras p o r p re­
sión, u n a de ellas suficientem ente grave para conducir a la
n istrar un cu idad o seguro.
am putación de la pierna derecha. Al exam inar los registros,
Co ntribuye a m antener la acred itación de la J C A H O y el
el tribunal determ inó q ue el paciente fue girado 18 veces y
reem bolso de M edicare.
debía haber sido girado 1 1 7 veces. La m ayoría de los casos se
Protege legalmente a los profesionales de enfermería cuando
juzgan sobre la base de «si no se h a docum entado, no se ha
verifican que se ha sum inistrado el cuidado, al demostrar
hecho». La bu en a docum entación es crítica para la defensa
que el cuidado ha cumplido las normas profesionales.
del profesional de enferm ería.
Hurlock vs. Parklane Medical Center, 1985.
FORMATO DE LA GRÁFICA ción. Puesto que la m ayor p arte de la enseñanza tiene lugar
El form ato de la gráfica, sea de tipo inform ático o en papel, d u ran te u n período de días, anote lo que usted enseña y la
varía en los distintos hospitales. Lo más im portante es el con­ respuesta del paciente. De ese m odo, los otros profesionales
tenido de las notas. En prim er lugar, las notas del profesional de enferm ería sabrán si deben repetir la instrucción previa,
de enferm ería deben describir la evaluación com pletada al reforzarla o iniciar u n nu ev o tem a.
com ienzo de su turno. Esa inform ación perm ite conocer la M uchas veces, los aspectos repetitivos del cuidado de enfer­
situación basal para los cambios que p uedan ocurrir más tar­ mería, como las constantes vitales y las entradas y salidas, se
de en la situación del paciente. Si no existen tales cambios, anotan en u n organigrama. Si se em plean organigramas, no es
ese hecho se debe incluir com o n o ta final. Algunos hospita­ necesario que repita la mism a inform ación en las notas de
les requieren d ocum entar todas las partes de la evaluación; usted. Una excepción es la medición anorm al que forme parte
otros sólo requieren que se d ocum enten las anom alías. de una evaluación mayor. Por ejemplo: «dolor abdominal agu­
Al transcurrir el turno, usted debe incluir siem pre ciertos do. PA 78/50. P 136. Piel fría y sudorosa. Drenaje de la sonda
artículos en sus notas, entre ellos los cambios en la situación nasogástrica con sangre de color rojo brillante y coágulos peque­
médica, m ental o em ocional del paciente. Los profesionales ños. Se ha informado al Dr. Jones».
de enferm ería están familiarizados con los cambios médicos,
com o el shock, la hem orragia o la variación del nivel de con­
ciencia; sin em bargo, p u ed e n p asar por alto los cambios POSIBLES PROBLEMAS LEGALES
em ocionales sutiles. La ira, la depresión o la alegría tam bién EN LA DOCUMENTACIÓN
se deben docum entar, puesto que esas em ociones indican
con frecuencia la respuesta del paciente a la enferm edad. El • Utilice hechos. Si usted an o ta en la gráfica «notificado al
registro de esos cambios es absolutam ente necesario para médico», incluya h o ra de la llamada, hechos que com uni­
q ue otros profesionales de enferm ería puedan actuar en for­ có y respuesta del médico.
m a apropiada d u ran te turnos subsiguientes. Usted tam bién • No use frases hechas. Sea específico y em plee parám etros
debe an o tar si no se producen cambios en la situación del de evaluación individuales. No an o te evaluaciones globa­
paciente, de form a que los tratam ientos se puedan modificar les com o «Solución IV adm inistrada».
según sea necesario. También se deben an o tar los aspectos • Actúe de forma profesional en sus anotaciones. No haga inter­
norm ales de la situación del paciente. pretaciones; exponga lo que sucedió, por ejemplo «sugerido
Se deben anotar las reacciones a cualquier medicación no al médico que el paciente requiere u n monitor cardíaco» y el
pautada o para «administrar si es necesario». Puesto que cada médico respondió «el caso no justifica u n monitor». Si este
fármaco se administra para cubrir u na necesidad específica, se paciente participase más adelante en u n pleito legal, las notas
debe registrar la respuesta o la falta de respuesta del paciente indicarían que el profesional de enfermería se m antuvo en
para docum entar si se ha cubierto la necesidad. Para completar observación, alerta y consciente de que el paciente podría
esta parte de la gráfica, anote la hora a la que se administró el estar en peligro.
medicam ento, el problem a para el que se em pleó y la solu­ • No use palabras com o equivocación o accidente-, escriba de
ción esperada. Por ejemplo: «7 a. m.: dolor moderado en la in­ m odo específico lo sucedido y las m edidas tom adas.
cisión de hipocondrio derecho, con intensidad de 7 puntos en • No em plee expresiones vacilantes o vagas, com o parece o
la escala del dolor. Se adm inistran 30 mg de sulfato de morfina en apariencia.
para el dolor». Cuando se conozcan los efectos del medicamento, •Utilice lenguaje y térm inos médicos correctos; n o em plee
escribirá otra nota: «8 a. m.: dice que el dolor ha mejorado». jerga, frases hechas o abreviaturas que n o sean de acepta­
Por últim o, es im portante an o tar la respuesta del paciente ción general.
a la enseñanza. Esas notas p ueden describir la dem ostración • Utilice gram ática y sintaxis correctas.
o la expresión de lo aprendido, o la resistencia a la instruc- • No rellene la gráfica en nom bre de otra persona.
44 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

• No anote en la gráfica por adelantado. Anote después de com­ sional que sum inistra cuidado escribe notas de evolución en
pletar el cuidado, pero no espere hasta el final del tum o. las m ism as hojas. De esta form a, la evaluación de u n inci­
• No altere u n registro médico. Dibuje una sola línea a través dente específico por todos los participantes (p. ej., médico,
de una entrada incorrecta, e inicialice y feche el error. enferm ero titulado [ET], dietista, terapeuta de enterostom ía)
• Escriba en las últimas entradas lo que piensa sobre u n tema; se anota en el mism o lugar, lo que perm ite apreciar con faci­
n o intente volver atrás e insertar la información en entradas lidad el cuadro global del paciente.
anteriores. Etiquete la información como «entrada posterior» El tercer m étodo para organizar los datos es la gráfica asis­
y ponga en la entrada la hora a la que realm ente la hizo. tida por ordenador. Este tipo de gráfica actualiza co n stan te­
• R efrende el cuidado sum inistrado por personal auxiliar m en te la inform ación p rocedente de m uchas fuentes. Por
sólo si la institución le perm ite a usted corroborar, y en ese ejem plo, las m ediciones fisiológicas son anotadas y actuali­
caso hágalo sólo después de revisar la entrada y fam iliari­ zadas en el term inal inform ático p o r lo m enos cada hora. La
zarse con el cuidado sum inistrado al paciente. inform ación puede ser recuperada con facilidad po r el perso­
• A note las situaciones p o ten cialm en te serias; incluya nal de enferm ería cuando es necesaria. El m aterial de refe­
observaciones, inform es al médico y al supervisor, y cual­ rencia para los problem as de enferm ería com unes asegura la
quier medida aplicada. Sea preciso; añada citas o com uni­ referencia rápida y la recuperación fácil de inform ación para
caciones específicas. Esta es la única clase de gráfica válida sum inistrar u n cuidado de enferm ería seguro.
an te u n tribunal.
• Informe de los problemas a las autoridades apropiadas, como Gráfica enfocada Como implica su nombre, la gráfica enfocada
la sospecha de abuso infantil a los servicios sociales. convierte las necesidades o problemas del paciente en el foco
• P roporcione el m ejor cuidado que usted sea capaz de del cuidado, y así se refleja en las notas de evolución. Este
sum inistrar; después anote con precisión sus observacio­ método evita el problema de etiquetar el estado del paciente,
nes, intervenciones y com unicaciones; esa es la m ejor puesto que incluye su situación, el diagnóstico de enfermería,
p revención contra problem as legales posteriores. los signos o síntomas, u n acontecimiento significativo o u n
cambio en la situación del paciente (necesidad de intervención
quirúrgica). El foco no se escribe necesariam ente como u n diag­
G R Á FIC A FORENSE
nóstico de enfermería. Las notas de evolución se organizan u ti­
El contenido de las notas de los profesionales de enferm ería lizando el formato DAR: dato, acción y respuesta. El dato inclu­
puede afectar a la evolución de investigaciones criminales; al ye la información que proporciona soporte al foco; la acción es
rellen ar la gráfica, especialm ente en el d epartam ento de la intervención de enferm ería usada para tratar el problema,
urgencias, en el quirófano o en casos sospechosos de agre­ y la respuesta es la forma como responde el paciente a la inter­
sión, los profesionales de enferm ería deben docum entar los vención y su resultado. A continuación se ofrece u n ejemplo:
hechos de form a exacta y cuidadosa. «Forense» no sólo está
relacionado con investigaciones crim inales; se refiere a la D: el paciente presenta gesticulación, p uños cerrados y rigi­
conexión en tre datos médicos y procesos legales. Los profe­ dez corporal. Expresa dolor de intensidad 9 en la escala de
sionales de enferm ería h a n de te n e r en cuenta que su docu­ dolor.
m entación puede ser utilizada en u n futuro caso legal. A: se adm inistran 15 mg de SM (sulfato de morfina) en for­
m a de bolo intravenoso. Se avisa al m édico para solicitar
ACP (analgesia controlada p o r el paciente).
S IS T E M A S DE GRÁFICAS
R: alivio m oderado del dolor a los 35 m inutos. Capaz de
Los tres sistemas de gráficas principales son las gráficas orien­ com prender las instrucciones para el uso de la ACP.
tadas a la fuente, orientadas a l problema y asistidas por ordenador.
Dos sistemas adicionales son la gráfica enfocada y la gráfica por G ráfica p o r excepción CGPE) Este sistem a se enfoca en obser­
excepción. El sistem a más com ún es la gráfica orientada a la vaciones significativas o desviaciones respecto a la no rm a.
fuente, así llam ada porque la inform ación se organiza y se Reduce el tiem po dedicado a la d o cu m entación y d ism in u ­
presenta de acuerdo con su origen. Por ejemplo, existen sec­ ye la entrada de m últiples datos e n el registro. Usa org an i­
ciones separadas para las notas de evolución de los médicos, gram as, protocolos y n o rm as de práctica, diagnósticos de
las notas de los profesionales de enferm ería y las notas de enferm ería, planes de cuidado, n o tas d e progreso PESO
terapia respiratoria. Para obtener u n «cuadro» com pleto del (plan de evaluación subjetiva y objetiva) y u n a base de
paciente es necesario leer todas las secciones y reu n ir las datos de enferm ería. Se em plea u n organigram a de órdenes
porciones de datos separadas. El proceso puede consum ir m édicas y de enferm ería para d o cu m en tar las evaluaciones
m ucho tiem po y el resultado quizá no proporcione u n a eva­ físicas y la aplicación de las órdenes m édicas y de en ferm e­
luación exacta y com pleta del paciente. La gráfica narrativa ría, así com o el cum plim iento de esas órdenes. El fo rm u la­
se incluye d entro de este sistema. rio contiene tam bién el registro de instrucción y las notas de
U n segundo sistema para organización de la gráfica es el alta. Sólo se d ocum en tan los cambios o las observaciones
registro médico orientado al problema. En ese sistema la gráfica significativam ente distintas de la norm a. Los profesionales
se basa en la lista de problemas: todos los problem as presen­ de enferm ería sólo an o tan la falta de cum plim iento de las
tes o potenciales identificados en el paciente. M ediante el norm as predeterm inadas o establecidas. Se deben do cu m en ­
uso de los problem as com o puntos de referencia, cada profe­ tar de form a narrativa todas las excepciones a las norm as. La
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 45

J P _ COMMUNITY
J L COMMUNITY T T H O SPITAL

T P HOSPITAL
ICU NEURO/SPINAL FLOW CHART
Date: 3/22/07 Time.
Right: size
Reaction s
Pupils Left: Size
Reaction S
Visual Acuity C
Mental Status
C Spontaneously
0 _ _ To Speech
Eyes Open
M To Pain +
A Never
s Clear
q Verbal Confused |• Formulario 3-E. Notas del profesional de enfermería en gráficas narrativas
A Response Inappropriate + del Community Hospital.
L Incomprehensible
E None
inform ación adecuada sobre el p aciente d estinada a todas
Normal Power
Weakness + las personas que u san las n o tas de los profesionales de e n ­
q Arms Flexion ferm ería.
V Extension Existe tendencia a que los hospitales ab andonen la gráfica
E No Response
M Normal Power
narrativa tradicional para pasar a la gráfica p o r excepción.
Weakness ♦ Puesto que la gráfica del paciente se considera u n do cu m en ­
N
Legs Flexion to legal, tiene im portancia an o tar la inform ación relevante,
Extension exacta y apropiada por orden cronológico. Las reglas siguien­
No Response
Gag^Cough 0
tes se refieren a tem as q ue p u ed en originar problem as si no
_ „ Corneal + se atienden, y pu ed en conducir a litigio.
Reflexes „
Babinski R/L +/+
Oculocephalic 0 Reglas para d ocu m e nta r la atención d e l p aciente
Pattern
Respiratory _
28
1. D ocum ente lo que conoce de prim era m ano. Si hace an o ­
Rate
„ Type 0 taciones para otros cuidadores, puede com eter errores o
Seizures
Duration inexactitudes. Encontram os u n a excepción a esta regla
Fluid Drainage from Ears or 0 cuando usted tien e la responsabilidad de hacer anotacio­
Nose 0
nes e n nom bre de personal n o titulado.
2. D ocum ente con claridad y de form a legible, con tin ta
Signature ________________________________
negra o azul, no con rotulador ni con lápiz.
|• Formulario 3-D. O rganigram a del Community Hospital. 3. Proporcione inform ación clara, concisa y n o am bigua.
Vuelva con el paciente para aclarar o validar si la inform a­
presencia de entradas e n la gráfica avisa al profesional de ción es incom pleta. Evite expresiones vagas o clichés en
enferm ería de que ha ocurrido algo inusual. U na ventaja la gráfica; por ejemplo, h a dorm ido bien.
adicional de la gráfica GPE es que todos los organigram as se 4. Seleccione térm inos neu tro s o describa conductas obser­
m an tien en ju n to a la cam a del paciente, lo que elim ina la vadas, en vez de juicios de valor o generalizaciones. Por
necesidad de transcribir la inform ación desde u n organigra­ ejem plo, e n vez de «el paciente está borracho», utilice
m a al registro perm anente (form ulario 3-D). «olor a alcohol en el aliento y discurso balbuceante».
La gráfica por excepción puede plantear problemas legales 5. Corrija los errores tachando con un a sola línea el error, escri­
o de reembolso, como la admisibilidad ante el tribunal. En el ba las palabras entrada errónea (EE) encima y después inicia -
m om ento actual, la regla «si no se anotó en la gráfica, no se lice el error. El error debe ser legible. No se acepta la elimi­
hizo» sigue siendo la actitud prevalente en los tem as legales. nación de la tinta, el borrado ni el uso de material oclusivo.
Ya no se aconseja la palabra «error», puesto que los jurados
G ráfica narrativa O tro sistem a de gráfica, usado ah o ra con tienden a relacionar el térm ino error con u na equivocación
poca frecuencia, es la gráfica narrativa orientada a la fuente. real en el cuidado de enfermería.
Este form ulario se basa en la cronología, en vez de en los 6. Firme cada entrada con su prim era inicial, apellido y títu ­
sistemas (form ulario 3-E). lo; por ejem plo, EDE p o r estu d ian te de enferm ería, LE
Cuando se utiliza la gráfica narrativa se debe hacer una p or licenciado en enferm ería o ET por enferm ero titulado.
evaluación al com ienzo del tu m o y cuando sea necesario más Para la firm a se u sa letra m anuscrita, n o de im prenta.
adelante. Si la evaluación es la entrada inicial en la gráfica Cada firm a debe aparecer e n el m argen derecho de las
narrativa, las entradas subsiguientes son m ás relevantes y notas de los profesionales de enferm ería.
com prensibles. Esa com binación de evaluación y gráfica 7. Las notas deben aparecer en líneas sucesivas. No se deben
narrativa es la m ejor técnica para asegurar que se registra om itir líneas en las notas de los profesionales de enferm e-
46 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

da o conducir a errores si se u san abreviaturas n o fam i­


G r á f ic a n a r r a t iv a
liares. (V. la lista al final del capítulo 18 para ejemplos de
Ventajas abreviaturas usadas com únm ente.)
14. Escriba correctam ente, utilizando term inología y gram á­
• Se puede u sar junto con o rg anig ram as y otros
tica apropiadas.
sistem as de docum entación.
15. Escriba de form a legible. Si su escritura n o es legible,
• M étodo rápido para recoger en la gráfica datos utilice letra de im prenta.
cronológicos. 16. No utilice la palabra «paciente» en la gráfica. La gráfica
• M étodo de gráfica familiar. pertenece a ese paciente.
• Fácil de usar. 17. No duplique las anotaciones. Si algo aparece en u n orga­
• U sado en todos los tipos de contextos clínicos. nigram a, no es necesario q ue aparezca e n el registro
narrativo de los profesionales de enferm ería, a m enos
que exista alguna variación respecto a lo norm al.
Desventajas
18. No com prim a la inform ación en u n espacio debido a que
• La falta de estructura sistem ática co n du ce a
olvidó anotarla antes. A ñada la inform ación en la p ri­
d ificultad para determ inar la relación entre los datos.
m era línea disponible. A note la ho ra a la que ocurrió el
• Co nsum e m ucho tiempo. acontecim iento, n o la h o ra a la q ue u sted escribió la
• Falta con fre cue ncia inform ación sobre los resultados inform ación. Se p u ed e n in sertar las palabras entrada
del cuidad o del paciente. retrasada antes de la anotación.
• Es d ifícil v ig ilar los datos para ase gu rar la calidad. 19. Se debe an o tar en la gráfica la inform ación siguiente.
• La inform ación relevante se encuentra en varias a. Visitas del médico.
áreas de la gráfica. b. Horas a las que el paciente sale de la u n idad y vuelve
a ella, m odo de transporte y destino.
c. Medicamentos (anotar inm ediatam ente después de la
administración). Incluir dosis, vía de administración (si
ría. Se dibuja u n a línea horizontal para «rellenar» una parenteral, dónde se administra), si se alivió el dolor (en
línea parcial. Se utiliza escritura continua para cada en tra ­ el caso de medicación analgésica) y efectos secundarios.
da, a m enos que ocurra u n cambio de hora. Usted puede d. Otros tratam ientos (anotar inm ediatam ente después
necesitar o no u n a n ueva línea para cada nu ev a idea o de adm inistrarlos).
exposición, dependiendo del protocolo de la institución.
8. La fecha se anota en la columna de datos en la prim era línea Se ha introducido u na nueva forma de gráfica narrativa,
de cada página de las notas de profesionales de enfermería conocida como VIR (valoración - intervención - respuesta), que
y siempre que cambie la fecha. La hora se anota en la colum­ presenta un m étodo más eficiente y eficaz para organizar y sim­
n a «hora» siempre que ocurra una nueva entrada de hora. plificar este tipo de gráfica. En la sección «valoración» (V) de la
No anote los cambios de hora en el texto de las notas de gráfica, el profesional de enferm ería resum e los datos y las
profesionales de enfermería. Si sólo se anota una hora para impresiones de los problemas encontrados m ediante la valora­
u n bloque de la gráfica, anote la última hora en la que usted ción. La sección «intervención» (I) resum e las intervenciones
estuvo con el paciente. basadas en los resultados de la valoración. El resum en puede
9. A note los hechos objetivos, no sus interpretaciones. Por incluir un plan de cuidado de enfermería condensado o planes
ejemplo, anote «ingiere toda la com ida», no «buen ap e­ para monitorización adicional. La sección «respuesta» (R) se
tito». Si el paciente se queja, utilice comillas para indicar dedica a la respuesta del paciente frente a las intervenciones de
q ue usa las palabras de él. Por ejem plo, «dolor en el enfermería. Se etiquetan cada valoración y cada intervención,
p echo que se pasa al brazo izquierdo». de forma que otros profesionales de enfermería puedan anotar
10. Se debe docum entar el rechazo de los fárm acos y otros las respuestas pertinentes. Con organigramas apropiados y el
tratam ientos. Se dibuja u n círculo alrededor de la hora método VIR de gráfica narrativa, el cuidado del paciente se
en q u e se debía adm inistrar el tratam iento e n el área docum enta con más claridad y concisión.
apropiada de la gráfica. Se escribe una explicación de la
razón por la que no se adm inistró el tratam iento en las
n otas de los profesionales de enferm ería.
11. Firme cada entrada antes de colocarla en el portagráficas.
F o r m a t o « V IR »
No se debe dejar sin firm ar ninguna gráfica. Si se hacen
de u n a vez todas las anotaciones correspondientes al tu r­ V 30 resp iracio n e s labo riosas. Estertores bilaterales en
no, se coloca u n a sola firm a al final de la gráfica. la bases.
12. La exactitud es im portante. Describa conductas en vez de I R espiración profunda y tos. Espirom etría de incentivo
sentimientos. Eso perm ite que otros miembros del equipo con acetilcisteína. Incorporación en sillón.
sanitario determ inen los problemas reales del paciente. R 2 4 re s p ira c io n e s, e ste rto re s m e no s in te n so s pero
13. Utilice sólo las abreviaturas y los símbolos aprobados por
todavía presentes.
la institución. La inform ación puede ser m al in terp reta­
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 47

tosa y frustrante. Si n o se d ocum entan los sum inistros o los


tratam ientos, no se puede o btener el pago.
Los sistemas de información de enferm ería pueden gestionar
los datos clínicos en u n a variedad de contextos de cuidados
sanitarios. Esos sistemas perm iten a los profesionales de enfer­
mería suministrar información y acceder a ella con exactitud y
en el m om ento oportuno. Este tipo de gráfica perm ite al profe­
sional de enferm ería seleccionar frases en u na pantalla, que
autom áticam ente construyen u n registro completo sin introdu­
cir todos los fragmentos de información individuales.
La gráfica asistida po r o rdenador se pu ed e o btener en u na
estación de enferm ería o a la cabecera de la cama. La m ayo­
|• El técnico especialista en informática de enfermería ayuda a actualizar ría de la docum entación necesaria se pu ed e hacer a la cabe­
y m antener la base de datos electrónica. cera de la cama, si se dispone del equipo necesario. Esos
datos com prenden constantes vitales, evaluación al ingreso,
valoración de enferm ería, gráficas de entradas y salidas,
G R Á FIC A ELECTRÓNICA registros de instrucción del paciente y planes de cuidado del
M uchos hospitales están integrando sistemas de información paciente. Una vez introducida la inform ación en el o rd en a­
computarizados, como un m étodo para m ejorar el cuidado del dor, puede ser transm itida a diferentes inform es sin in ter­
paciente y utilizar con más eficacia el tiempo de los profesionales vención del profesional de enferm ería. A lgunos sistemas de
de enfermería. Los sistemas electrónicos de información están docum entación ofrecen paquetes, com o organigram as per­
cambiando la documentación del cuidado del paciente escrita a sonalizados para cada u n idad de enferm ería del hospital, y
m ano por la introducida en el ordenador. Con esos sistemas, los vías críticas individualizadas para las áreas de servicio de la
datos del paciente pueden ser introducidos y recuperados con institución. Los resultados de laboratorio, las notas de terapia
u n clic del ratón (formulario 3-F). Es posible introducir los datos respiratoria y la docum entación del cuidado del paciente son
y generar u na nueva evaluación en cuestión de minutos. Esos totalm ente integrados en la gráfica electrónica. Los sistemas
sistemas de información computarizados no sólo m ejoran el cui­ de este tipo perm iten g enerar tam bién inform es de gestión.
dado del paciente, sino que también ahorran tiempo a los pro­ Algunos sistemas perm iten generar inform es de turnos, esta­
fesionales de enfermería. do de agudeza del paciente y plan de cuidado del paciente.
La gráfica asistida por ordenador se puede aplicar com o tal Los sistemas informáticos recogen, almacenan y recuperan
o, en la m ayoría de los casos, com o u n com ponente del sis­ muchos grupos de datos sobre el paciente, que deben ser dise­
tem a de inform ación m édica de la institución. Existen tantas minados a través del hospital para poder suministrar u n cuidado
lim itaciones de tiem po y de recursos, que este tipo de siste­ óptimo. Por ejemplo, cuando ingresa u n paciente y el médico
m a se está convirtiendo hoy día en u n a necesidad para las introduce órdenes en el ordenador, suceden muchas cosas auto­
in stitu cio n es de aten ció n sanitaria. La d ocum entación máticamente. Al departam ento de dietética se le notifican las
inexacta tiene u n im pacto significativo sobre la calidad del necesidades dietéticas; a la farmacia, los medicamentos y solu­
cuidado del paciente, los costos y los beneficios. La entrada ciones IV prescritos; al departamento central de suministros, las
de inform ación redundante desperdicia tiem po de enferm e­ necesidades de equipo especial, y al laboratorio, las pruebas soli­
ría valioso. La docum entación ausente o incom pleta es cos­ citadas. Ya no es necesario que el profesional de enfermería

MEDITECH ORDER ENTRY SYSTEM ill


R eg istr o s m édicos
PATIENT ROUTINES — OTHERROUTINES — E L E C T R Ó N I C O S E N EL H O R I Z O N T E
1. Assessment routine 25. Process Department Charges
2. Enter/ReviewOrders (by order date) 30. Print Graphic Record
3. Process Interventions 31. Print Multiple Profiles El Presidente de EE. UU. a n un ció en 2005 que los E H R
4. Print patient Profiles 32. Transfer/Post-Op Med Order Sheet
5. Print Care Plan
6. Enter/ReviewOrders (by servicedate)
33. Admission Medication Reconciliation Form
34. Additional Medication Form
0electronic health care records] intero perab les estarían
7. Enter/Edit Care Plan 35. Discharge Medication Form d isp o n ib les en 20 10 . El program a afirm a que los EE. UU.
8. Enter/EditAdministrative Data 36. Status Board
50. VFSfor Your Patient deben tener una base de datos interoperable, y al m ism o
10. Patient Care Inquiry (PCI) 54. VFS by Nurse
11. Patient Notes 55. VFS (Visual Flowsheet) by Location
12. Audit Administrative Data 60. Dietary Menu tiem po a se g u ra r la privacidad y la se gu rid ad . Los EH R
13. MMSupply Orders
14. MEDCHECK - (Pharmacy Profile)* 90. Enter/Edit Patient List interoperables beneficiarán tanto a los p acien tes com o a
15. Medication - Worksheet
16. ReviewMonitor results — REPORTS — los su m in istra d o re s de ate n ció n sa n ita ria al e lim in a r
95. Enter Reports
17. Print VS for behavioral restraints 96. Process Reports red u nd an cias, perm itir el acce so a los registros m édicos
18. Print Patient's Confidential Info form 97. Report Menu (departmental)
19. Enter requisitions cu and o los pacientes están fuera de su s d om icilios, fa c i­
22. Discharge inpatient (ADM IN) 102. Billing Reports Menu
23. Discharge Outpatient (ADM INo) 103. Rounds Report by MD litar la v ig ila n cia de las enferm edades (gripe pan dém ica)
24. Admission History Completed (N) 105. NPR Reports Menu
y m ejorar la calidad del cuidado.
•TEST* Term: 2
Fuente: Saunders K. (abril 2006). Bridging Digital Gap. Advance for
| • Formulario 3-F. Ejemplo de opciones de entrada de datos. Nurses. No. Calif y Reno, NV.
48 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

El Camino Hospital, en M ountain View, California, fue el pri­


m er hospital del mundo que usó la entrada de orden médica
com putarizada CEOMC). Este m étodo innovador para la
trascrip ció n de órd en es se in ició en 19 7 1. A ho ra, los
400 m édicos del centro lo prescriben todo electró nica­
mente, d esd e órd en es de tratam iento hasta fárm acos,
usando el sistema de ventanas. Un médico puede introdu­
cir las órdenes desde cualquier ordenador y los profesiona­
les de enfermería ven las órdenes electrónicas en tiempo
real, con independencia de cuándo hayan sido actualiza­
das. El director de enfermería clínica de El Camino afirma,
«No tenem os errores de trascripción . N u n ca. Es sim p le ­
m ente algo que no sucede.» Puesto que una de las c a u ­
sa s prin cip ales de errores en la atención san itaria radica
• El lápiz de luz, un método relativamente antiguo, registra en la tra scrip c ió n d e la s órd en es, a la m ayoría de los
la información en el terminal del ordenador. h ospitales les gustaría c o n seg u ir ese objetivo.

escriba y envíe solicitudes a todos esos departamentos, ni que Fuente: McPeck, P. (May, 2006}. Beyond Illegible Scrawl: Computerized
O rder Entry. Nurse Week, California Edition, San Jose, CA.
después disponga la recogida de todos los artículos. Cada unidad
de enfermería cuenta con varios terminales informáticos, y tam ­
bién puede existir uno a la cabecera de la cama del paciente. mería pueden ser anotados de forma rápida y completa, en cues­
Antes de acceder al term inal se debe introducir el código de tión de segundos, utilizando este sistema.
acceso. Cada persona que accede a la información debe tener su Cuando el profesional de enfermería ha completado las ano­
propio código de información. De ese modo se evita el acceso de taciones en la gráfica, se muestra la información. En este m om en­
personas n o autorizadas a inform ación confidencial. Después to el profesional de enfermería puede hacer correcciones, adicio­
de enviar el código presionando el botón SEND (enviar), el nes o eliminaciones. Si los datos mostrados son correctos, el
profesional de enfermería puede seleccionar la sección necesa­ profesional de enfermería los confirma para que se conviertan en
ria del registro. El cursor se coloca en la categoría de datos, y la una parte perm anente del registro informático de ese paciente, y
selección aparece en la pantalla al hacer clic. Las categorías se imprime una copia en papel para colocarla en la gráfica.
seleccionadas con más frecuencia son notas de los profesionales C uando el paciente va a ser dado de alta se com pleta el
de enfermería, órdenes de los médicos, informes de laboratorio resum en de los datos de enferm ería. Este resum en m uestra
o de radiología y planes de cuidado del paciente. no sólo el estado físico del paciente sino tam bién la in stru c­
Los hospitales suelen tener programas que contienen matri­ ción sum inistrada y los planes de seguim iento. Se seleccio­
ces especiales de «guías para la recuperación de datos de enfer­ n a n sim plem ente las partes del resum en y los datos aparecen
mería». Una vez que aparece en la pantalla la guía de recupera­ en la pantalla. Esa inform ación y la h oja de instrucciones
ción, el profesional de enferm ería puede elegir la categoría para el paciente generada por el ord en ad o r son entregadas al
específica de datos necesarios. Gran parte de las órdenes y el paciente en el m om en to del alta.
cuidado que suministra habitualmente un profesional de enfer- A dem ás de simplificar y facilitar la recogida de datos en la
gráfica y la com unicación entre departam entos, el ordenador
proporciona m aterial de referencia para los problem as de
enferm ería com unes. Por ejem plo, u n a m atriz p u ed e m o s­
trar los síntom as y signos asociados con la diabetes mellitus.
Si el profesional de enferm ería n o está seguro de los signos y
síntom as de las diferentes form as de esa enferm edad, puede
consultarlos con facilidad e n el o rdenador y, si es necesario,
esa inform ación pu ed e ser im presa y añadida a la gráfica. De
ese m odo el profesional de enferm ería pu ed e actualizar con
rapidez sus conocim ientos sobre la enferm edad del paciente
y sum inistrar así u n cuidado óptimo.
Como en muchas profesiones, el uso del ordenador en enfer­
mería y medicina se ha hecho más com ún y los empleos posibles
se están ampliando con rapidez. En u n futuro m uy cercano, el
reconocimiento automático del habla permitirá a los profesiona­
les de enfermería docum entar sus observaciones en el ordenador
simplemente hablando. También se están probando programas
|• Los profesionales de enfermería pueden acceder a categorías específicas de reconocimiento de la escritura a mano, y pronto estarán dis­
de datos para cada paciente. ponibles para uso práctico. Eso permitirá a los profesionales de
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 49

NEWHIRE,SUSAN

MEDSURGSTANDARDPROFILE
Age/Sex: 39F Attending: Cambier,DouglasC. M.D. Page: 1ol 3
Unit#: H0000874 Account*: H00003429
Admitted: 01/06/06at 1009 Location: MS0N Printed01/16/06at 1025
Status: ADMIN Room/Bed: 501-1 Periodending01/16/06at 1025

Goal Description KeyIndicator Target/ Status/


Taraet DateMet Last Performed Display From I
-=G=Maintainsresprateat or near (continued)
baseline.
-=G=Regain/maintainsnormal ABG ACP
-=G=Skinintact w/out evidenceof ACP
breakdown NEWHIRE,SUSAN Page: 2of 3
-=G=Skinshowssignsof healinq ACP
MEDSURGSTANDARDPROFILE Printed01/16/06at 1025
MOSTRECENTVITALSIGNS/PAIN
01/11/06 01/11/06
==Vital Signs == Sts/ NursingIntementions Last Performed Current Directions Sts/
Intervention Add’l Directions' From
Temp: 102.4 101.4 ===== ACTIVITY =====
Typeof temp: Oral AOE
Pulse: 114 103 1 S 9Uide'°rnUrSin9: ACP
Resp: 24 24 Numberof peoplerequiredfor transfer:
BP: 162/88 178/94 AOE
Service Service DIETORDERSOrders | AOE
Date Time Procedure Status Reoort Number ReDortStatus I AOE Fatigue/02Satlimitations:
AOE

DOYOUWANTTHISADDEDTOTHECURRENTDIET? Y AOE
==== RESPIRATORY ====
|fLu!d RESTRICTION: 1200ml -02administrationasneededper ACP
AOE
DOYOUWANTTHISADDEDTOTHECURRENTDIET? Y AOE -02sat checks, adjust asnecessaryuntil ACP
AOE abletomaintainsat asord byMDon
¡FLUIDRESTRICTION: 1200ml
AOE === INTEGUMENTARY ==
|D0YOUWANTTHISADDEDTOTHECURRENTDIET? Y AOE -WOUNDASSESMENTANDCARE#1 ACP
|= í = ™ I ACP
=PSYCHO/SOCIAL/DEVEL/SPIRITUAL/CULTURAL=
-PASTORALCARE: AOE
|D0YOUWANTTHISADDEDTOTHECURRENTDIET? Y
AOE
AOE
Service Service RESPIRATORYTHERAPYOrders === EDUCATION/DISCHARGEPLANNING ===
ACP -EDUCATION, ASSESMENTANDDOCUMENTATION 01/11/061113 SA AOE
01/10/06 1121 REPIRAT0RYTHERAPYCONSULT TRANS preferencesandreadinessto learn.
MDORDERREADS: 02@2LNCPERMD. AKUPENTYMEDNEB04HANDPRN ACP Documentpatient/familyeducation.
ACP
TYPEOFORDER: N NEWORDER Current Medications
ACP Rx# Medication Dose Sig/SchRoute RFStart Stop Note I
I Intervention Add’l Directions' From I NoActiveMedications

-ACUnV^- PATIENTCAREHOURS .ENTERONTERMINAL AOE PAINMANAGEMENT


AOE
01/11/06 01/11/06
RATE: 75ML/H 1120 1130
SOLUTION: PainSCALEuse NUMERICAL
Definitions)
Painlevel: 5
===== PAINMANAGEMENT ===-- ===PAINMANAGEMENT===
-Educatepatient andfamily regarding ACP Location: *1
Precipitating "2
Radiates: N
=== ADL’S/ MOBILITY/SAFETY === Medicated: Y
•RESTRAINTS, ACUTEMEDICAL-SURGICAL .DOCUMENTQ2 HOURS APS Medicationrou P0
Trial releaseat least every8hrs

|• Muestra: datos del paciente generados por el ordenador.

enferm ería escribir, en lugar de teclear, la información en un ahorro superior a 2000 dólares por paciente. Este uso limitado de
ordenador de tam año cuaderno. Si el aprendizaje de capacida­ m ano de obra puede salvar vidas.
des informáticas se considera u n reto y la recom pensa es un
cuidado de enferm ería más eficiente y la simplificación de las Documentación electrónica a la cabecera de la cama La
tareas burocráticas, habrá valido la pena el tiempo dedicado al gráfica electrónica se está haciendo más familiar en los hospi­
aprendizaje. tales y las clínicas. Los ordenadores portátiles a la cabecera de
Los nuevos programas y el equipo de alta tecnología también la cam a y los ordenadores de m ano ofrecen las ventajas
están comenzando a cambiar el cuidado del paciente. Un ejem­ siguientes:
plo es el enlace del punto de cuidado en la UCI con los médicos
intensivistas y los profesionales de enfermería especializados en • Los datos son anotados inm ediatam ente en la gráfica del
cuidados críticos. Al proporcionar cuidado desde un lugar central paciente.
rem oto a las UCI de varios hospitales, mejorará sustancialmente • Este m étodo ah o rra tiem po a los profesionales de enfer­
el nivel de cuidado de los pacientes en situación crítica. Por ejem­ m ería.
plo, u n estudio completado durante 2004 en Norfolk, VA, encon­ • La en trad a pu ed e ser m ás exacta, puesto que se hace
tró u n a reducción del 27% en la mortalidad de los pacientes de inm ediatam ente después de la intervención.
la UCI, una reducción del 17% en la duración de la estancia y un • Los cargos al paciente son autom áticos.
50 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

G r á f ic a e l e c t r ó n ic a

Ventajas
• Perm ite a los pro fesio nales de enferm ería
d ocu m en tar m ás detalles del paciente con rapidez.
• Proporciona m ás tiem po para el cu id a d o directo del
paciente.
• Proporciona a los su m in istrad ores de atención
san itaria m ás detalles sobre el paciente.
• Proporciona plantillas para la mayoría de las
co n dicio n es, problem as y resultados asociados.
• Protege contra el error humano; por ejemplo,
información de las bombas IV mostrada directamente en
el ordenador para vigilar la velocidad de administración
de los fármacos.
• Proporciona plan es de cuidad o in terd isciplinario en
|• Cada unidad de enfermería cuenta con varios terminales de ordenador
directo y actualizad os para c ad a turno. para documentación.
• Sustituye las notas de los profesionales de
enferm ería m anuscritas, in com pletas y desordenadas. y 42 especificaciones. Los sum inistradores de atención san i­
taria deben com probar con sus patrones el cum plim iento de
• Ofrece inform ación instantánea sobre resultad os de
las norm as de seguridad electrónica.
las pruebas, los datos de laboratorio, los exám enes
radiológicos, etcétera, y permite la recuperación
Tecnología a la cab ecera d e la cam a La PDA {personal digital
instantánea de la inform ación.
assistant) permite compartir información con u n servidor u orde­
• Proporciona a los nuevos cu id ad o res un cuadro
nador central. Los profesionales de enfermería pueden usar la
rápido y com pleto de la situació n del paciente.
PDA como u n recurso clínico para las dosis de medicación y los
Desventajas cálculos, así como para los efectos secundarios de los fármacos.
• El sistem a inform ático e s caro en cuanto a su El dispositivo se puede emplear también para acceder a los resul­
ad quisició n y su m antenim iento. tados de las pruebas diagnósticas, evaluar las pruebas de labora­
• Los períodos de inactividad pueden crear problem as
torio y revisar los tratam ientos y las intervenciones. Además,
al no recib ir inform ación o no recogerla a tiempo.
puede ayudar a revisar los diagnósticos médicos y los pasos de
los procedimientos. Los ayudantes de enfermería están utilizan­
• El ordenador puede prolongar el tiem po d ed icad o a
do PDA para registrar datos a la cabecera de la cama (p. ej.,
com pletar las g ráficas si el núm ero de term in ales es
constantes vitales), que serán transmitidos inm ediatam ente al
insuficiente.
enferm ero titulado (ET). Con todos esos atributos, puede mejo­
• Los profesionales de enferm ería se b asan en el rar el cuidado de enfermería, ahorrar tiempo a los profesionales
ordenado r y no ponen en duda la inform ación que de enfermería y favorecer la seguridad del paciente.
pudiera se r errónea.

La docum entación electrónica tam bién genera inconve­ |CurrentDateffimeJLS ’ of35


| | Document Ac Edit Change Change Document Change
nientes. El ordenador puede no estar equipado para la gráfi­ iv Iext Level Targets SS. "

ca narrativa y, cuando existe u n banco de datos central, un Patient |H00003357 PARTON,DOLLY Status |ADMIN Room1504
problem a del o rdenador pu ed e afectar a la obtención de
Start Date |01/16/06 at [Í255 End Date [ÓÍ76/06 at 12359 Age/Sex & r~ LOC [MS0Ñ-------
inform ación im portante sobre el paciente. Include |A,DAS,CP,MO,Oí PS1:50OWNDGI Med Edit | Unit# |H0000033
La docum entación electrónica plantea muchos problemas
en la actualidad, pero gracias a su comodidad (especialmente Src DC/

con la escasez de profesionales de enfermería) probablemente se a i ai i


convierta en el m odo prim ario de gráfica del paciente. ?Keepsafetymeasuresinplacesuchas
siderailsup,bedinlowposition.
?6=Returntobaselinefunction
HIPAA y te cn o lo g ía Las norm as de privacidad de la HIPAA Bedactivity:
Numberof peoplerequiredfortransfer
establecen
(H ealth Inssurance P o rta b ility a n d A ccou n ta b ility Act)
reglas para proteger la confidencialidad de la inform ación
sanitaria identificable individualm ente, m antenida o tran s­
m itida electrónicam ente. Las reglas adoptan norm as para la
seguridad de la inform ación sanitaria protegida electrónica­
m ente. Las reglas son extensas, ya que incluyen 19 norm as | • Ejemplo de gráfica computarízada.
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 51

P ráctica de e n f e r m e r ía
B A S A D A E N L_A E V I D E N C I A
Valor del uso de los sistem as de inform ación com putarizados
Un estudio realizado por el Dr. David W ong en el Long Beach
VA H o s p ita l dem ostró q u e la im plem entación de sistem as
inform atizados ahorraba a los profesionales de enferm ería
u n a m edia de 1 h o ra por tu rn o de 12 horas e n tiem po
dedicado a la docum entación, con lo que los profesionales de
enferm ería disponían de más tiem po para la atención de los
pacientes.
Fuente: W ong, D, MD. (Septiem bre 2004). Nurse W eek, CA.

La Protected H ealth
P a u tas d e la H IP A A p a ra uso d e la P D A
(PHI) es u n com ponente de las norm as de la
In fo rm a tio n
HIPAA. Se recom ienda no introducir e n la PDA el nom bre
|• Los datos del paciente es introducen en el ordenador
del paciente n i nin g ú n otro dato identificador. Los datos en la estación de enfermería.
dem ográficos del paciente u otros identificadores, com o his­
toria clínica, signos físicos, datos y núm eros de teléfono, sólo
se d eben introducir usando palabras clave. Si es necesario
introducir datos identificadores, el sum inistrador de a te n ­
ción sanitaria debe usar la característica «seguridad», que
requiere u n a contraseña para en trar en el sistema.

LAS IN N O V A C IO N E S DE ALTA TEC N O LO G ÍA


M E JO R A N LA C O M U N IC A C IÓ N DEL PER SO N AL
SA N ITA R IO
• Una especie de insignia de color negro colocada alrededor
del cuello es u n dispositivo de com unicación bilateral que
p erm ite a los profesionales de enferm ería com unicarse
en tre ellos y con los médicos de form a eficiente y eficaz a
la cabecera del paciente.
• Los m onitores colocados al lado de la cam a perm iten al |• El ordenador portátil a la cabecera de la cam a facilita la anotación de
paciente acceder a Internet, inform arse sobre u n diagnós­ la gráfica.
tico y hacer preguntas al médico por correo electrónico.

• Es posible la introducción digital de los resultados de las


pruebas a la cabecera del paciente, para po d er consultar
con varios médicos en tiem po real, especialm ente d urante
u n a em ergencia.
• Las PDA, los robots, los dispositivos de telesalud, los ord e­
nadores «tablet», los superportátiles, las redes inalám bri­
cas y los program as relacionados configurarán la tecnolo­
gía sanitaria del futuro.

M IN IM IZ A C IÓ N DE LOS R IESG O S LEGALES


DE LA G R Á FIC A IN F O R M A T IZ A D A
La A m erican N urses’ Association, la A m erican M e d ical Record
Association y la Canadian N urses' Association ofrecen guías y
estrategias para seguridad de las gráficas com putarizadas:

• N unca debe ceder a nadie su contraseña o firm a inform á­


|• Los datos introducidos se convierten en parte del registro perma­
tica personal: a otro profesional de enferm ería de la u n i­
nente. dad, a u n profesional de en ferm ería suplente ni a u n
5 2 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

deje sin vigilancia archivos im presos. Lleve u n registro


con todas las copias de u n archivo inform ático q ue haya
generado desde el sistema.
• Un diagnóstico positivo de infección por virus de la inm uno-
deficiencia hum ana (VIH) o virus de la hepatitis B (VHB)
forma parte del registro confidencial del paciente. La revela­
ción de esa información a personas n o autorizadas puede
tener implicaciones legales. Si el diagnóstico se anota como
cualquier otro diagnóstico, no olvide aplicar los procedimien­
tos de confidencialidad de su hospital. Compruebe los proce­
dimientos especiales aplicables en su estado para manipular
la información sobre VIH o VHB de u n paciente.
• Los errores de entrad a en el ord en ad o r son m ás com unes
cuando se usa d ocum entación electrónica. En 2003, el
15% de los errores com unicados conllevaron el uso de u n
sistema de ordenador. M uchos de ellos (45% ) ocurrieron
en la fase de trascripción e incluyeron errores de dosis/
cantidad de u n m edicam ento.

FORMULARIOS LEGALES
DE DOCUMENTACIÓN
IN F O R M E DE A C O N T E C IM IE N T O IN U S U A L,
V A R IA C IÓ N O IN C ID E N T E

El form ulario de acontecim iento inusual, llam ado tam bién


# La P D A se puede usar a la cabecera del paciente para introducir
inform e de incidente (II) o de acontecim iento inesperado
o recuperar datos. tiene tres objetivos principales: ayudar a d ocum entar la cali­
dad del cuidado, a identificar áreas donde se necesita in stru c­
ción dentro del servicio, y a registrar los detalles de u n inci­
médico. El hospital sum inistra u n a contraseña con validez dente para posible referencia legal (form ulario 3-G).
b reve q ue proporciona acceso a ciertos registros para Los form ularios d e aco n tecim ien to in u su al tie n e n m ala
usuarios infrecuentes. rep u tació n en tre algunos ET, quizá con cierta justificación.
• No deje desatendido u n term inal inform ático después de C uando algo va m al y se le dice al p ro fesio n al d e e n ferm e­
h ab er entrado en el sistema. La m ayoría de los ordenado­ ría «haga u n inform e» , se in te rp re ta com o u n a fo rm a de
res tien en u n dispositivo cronom étrico que desconecta el castigo.
term inal cuando no ha sido usado d u ran te cierto tiem po. A unque esos form ularios se deben com pletar con regula­
• Las entradas en el ordenador form an parte del registro ridad cuando sucede algo in u su al y en ocasiones se usan
p erm an en te del paciente, y por ta n to no p u ed e n ser com o u n a form a de reprim enda, n o son ni más ni m enos que
borradas. Sin em bargo, es posible corregir u n error antes lo indicado por su nom bre: el inform e de u n incidente.
de que la inform ación haya sido alm acenada. Si la entrada Como instrum ento para docum entar la calidad del cuidado,
ya h a sido alm acenada, m arq u e el erro r con la nota las comunicaciones de acontecimientos inusuales inform an al
«entrada errónea», añada la inform ación correcta y feche coordinador de aseguram iento de la calidad y al jefe de enfer­
e inicialice la nu ev a entrada. Si usted registra inform ación mería de áreas de práctica en la unidad que necesitan mejoría.
en u n a gráfica equivocada, escriba «entrada errónea», Por ejemplo, puede aum entar el núm ero de pacientes que se
añada «gráfica equivocada» y salga de esa gráfica. caen de la cama. La investigación puede dem ostrar que debido
• U na vez alm acenada la inform ación sobre u n paciente, es al aum ento de pacientes, el personal está m uy ocupado y olvida
difícil que se borre accidentalm ente. Com pruebe que los recolocar las mesillas de los pacientes. En sus intentos para
registros alm acenados tienen archivos de respaldo. Esta es coger u n vaso de agua o u n pañuelo, por ejemplo, aum enta el
u n a com probación de seguridad im portante. Si borra núm ero de pacientes que se caen de la cama. La solución del
in advertidam ente u n a parte del registro p erm an en te (es problema puede ser hablar con el personal sobre las consecuen­
difícil q u e suceda, puesto que el ordenador siem pre p re­ cias del suceso y encontrar u na forma m utuam ente aceptable
g u n ta si se está seguro), teclee u n a explicación en el archi­ de evitar incidentes de ese tipo.
vo del ord enador con la fecha, la h o ra y sus iniciales. Los acontecimientos inusuales también sugieren y docum en­
Envíe u n a explicación por escrito a su supervisor. tan la necesidad de instrucción dentro del servicio. Por ejemplo,
• No deje en la pantalla del ordenador inform ación sobre cuando se com unica u n núm ero inusual de acontecimientos
u n paciente cuando otras personas pueden verla. Tampoco inusuales relacionados con u n nuevo instrum ento, el jefe de
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 53

enfermería puede concluir que el personal, especialmente el de to ofensivo» con el paciente. Puede incluir u n a inyección o
los tum os de tarde y de noche, necesita instrucción sobre el uso cualquier violación de la superficie cutánea, el uso de rayos X
apropiado y efectivo del mismo. Otro ejemplo es el de las solu­ o la inserción de tubos, por ejemplo.
ciones IV que duran más o menos de lo programado. La anom a­ A ntes de que u sted se asuste e in ten te o b te n er u n co n ­
lía puede indicar que los profesionales de enfermería no saben sentim iento inform ado para procedim ientos ta n habituales
regular de m odo correcto la bomba IV. Una solución al proble­ com o m edir la presión arterial, debe saber q u e el cuidado
m a consiste en realizar reuniones para todos los tum os, en las habitual de enferm ería es «consentido» cu ando el paciente
que se explique el funcionamiento de la bomba IV y se ponga en firm a el form ulario de «condiciones de ingreso». Ciertos
práctica lo aprendido. La instrucción puede correr a cargo de procedim ientos, com o inyecciones, intubaciones y v en d a­
alguien del departam ento de educación del hospital o de un jes, son tratam ien to s o rdenados p o r el m édico y aceptados
representante del fabricante de las bombas IV. por el paciente. Si el p aciente escucha la explicación de u n
El inform e de acontecim ientos inusuales tam bién puede procedim iento específico y acuerda perm itir q ue el pro ce­
registrar los detalles de u n incidente para posible uso legal. d im ien to sea realizado, está d an d o su co n sen tim ien to
En algunos hospitales, los acontecim ientos inusuales cubren im plícito; sin em bargo, el paciente tien e d erecho a rechazar
cualquier situación que im pida la recuperación norm al de cualquier tratam ien to , incluso a cam biar de o p inión sobre
u n paciente. Los posibles incidentes p ueden incluir acciones u n procedim iento aceptado prev iam en te. En ese caso hay
n o relacionadas con los profesionales de enferm ería, com o la que ponerse en contacto con el m édico p ara decidir accio­
nu ev a en trada a quirófano para control de u n a hem orragia nes alternativas.
o la colocación de tubos torácicos para u n neum otorax. En lo referente a los consentim ientos formales p o r escrito
C uando se com pleta u n inform e de acontecim iento o explícitos, las dos actividades claves del profesional de
in u su al con posibles im plicaciones legales, es doblem ente enferm ería son la obtención del consentim iento y la actu a­
im portante an o tar todos los detalles del incidente. No es fácil ción com o testigo. La iniciación del consentim iento n o es
recordar los detalles del cuidado sum inistrado a u n paciente u n a función del profesional de enferm ería, puesto que inclu­
hace 1 o 2 meses. M uchas veces, los juicios legales no se rea­ ye explicación de lo q u e se va a hacer, los riesgos del proce­
lizan hasta meses o incluso años después de u n incidente, por dim iento para el paciente, los procedim ientos alternativos y
lo que es esencial anotar pronto los detalles pertinentes. los resultados probables. Esa inform ación debe ser p ropor­
La información a registrar en el informe de ocurrencia inusual cionada por el médico. El profesional de enferm ería puede
incluye los detalles generales del incidente, la respuesta del aclarar la inform ación para asegurarse de que el paciente la
paciente, la acción o reacción fuerte al incidente y una lista de com prende.
otras personas que conocen los detalles del incidente. Muchas El papel del profesional de enferm ería es presenciar la fir­
veces existe espacio en el formulario para anotar el informe del m a del consentim iento. C uando se presenta el form ulario de
médico sobre el estado del paciente después del incidente. Para consentim iento al paciente debe ser explicado y se anim ará
rellenar la sección dedicada al informe del médico, el profesional al paciente para que lo lea con atención antes de firm arlo. En
de enfermería copia las notas de evolución del médico desde la ocasiones se le pide al profesional de enferm ería q ue expli­
gráfica en el formulario. En ningún m om ento se entrega al que algo o am plíe la exposición del médico. Es aceptable que
médico el informe de acontecimiento inusual. Este informe es el profesional de enferm ería aclare, defina u n térm in o m édi­
u n docum ento escrito entre el hospital y la compañía asegura­ co o añada m ás detalles a la inform ación inicial del médico.
dora, no del médico. Si el profesional de enferm ería cree que el paciente n o com ­
Una vez com pleto, el inform e de acontecim iento inusual prende realm ente lo que va a suceder, tiene la responsabili­
se entrega al gerente de la unidad o al jefe de enferm ería, y dad de notificarlo al médico para que proporcione al pacien­
después a la adm inistración de enferm ería. En este m o m en ­ te m ás inform ación an tes de la firm a del consentim iento.
to se pu ed e obtener la inform ación del form ulario con in te­ Una form a fácil de aclarar lo que el paciente com prende es
rés para la instrucción dentro del servicio o para el departa­ pedirle que repita la explicación del médico. Bajo circunstan­
m en to de aseguram iento de la calidad. En últim o térm ino, el cias ordinarias sólo es necesario u n testigo para la firm a del
inform e de acontecim iento inusual pasa al departam ento de consentim iento. El testigo n o tiene q u e ser u n ET, sino sim ­
asuntos legales del hospital, donde se conserva por tiem po p lem ente cualquier persona con m ás de 18 años.
indefinido por si m ás adelante se inicia alguna acción legal E xisten m uch as n o rm a s y regulaciones q u e go b iern an
en nom bre del paciente. los co n sen tim ien to s. Si u sted tie n e alg u n a d u d a sobre
ellas, consulte el m a n u al de co n sen tim ien to del h o spital o
con u n supervisor. Existen varias situaciones im p o rtan tes
F O R M U L A R IO S DE C O N S E N T IM IE N T O
en las que p u e d e n ser n ecesarias m ás explicaciones. Una
Cuando u n individuo ingresa en el hospital se afectan algunos de ellas g uarda relació n con la co m p eten cia m e n ta l del
de sus derechos legales básicos. Con el fin de que esos dere­ paciente. En gen eral, el p ac ien te d ebe firm ar p e rso n a l­
chos n o sean violados, el paciente debe dar perm iso (consen­ m e n te, y el cón y u g e n o p u e d e firm ar en su n o m b re. La
timiento) para todos los tratam ientos (formulario 3-H). Si no in c o m p eten cia p e rm a n e n te suele co n llev ar acción legal
se obtiene el consentim iento, el hospital, el médico o el profe­ p ara asignar a o tra p erso n a com o tu to r. La in co m p eten cia
sional de enferm ería p ueden ser acusados de «agresión» al te m p o ral p u ed e ser resu ltad o de tra ta m ie n to s h o sp ita la­
paciente. La agresión, según la definición legal, es un «contac­ rios, com o la adm in istració n de anestésicos u otros fárm a-
5 4 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

UNUSUAL OCCURRENCE

CONFIDENTIAL REPORT OF INCIDENT (NOTA PART OF MEDICAL RECORD)

ADM ITTINGDIAGN OSIS_


ATTENDINGPH YSICIAN_

J L COMMUNITY
É HOSPITAL

HISTORYOFINCIDENTASRELATEDBY

> Formulario 3-G. Ejemplo de ocurrencia inusual del


o asnpo
rp etp
cip
ia orp
lstu
ronce.dure(basedup
Community Hospital.
■ nt o f......
y u u r c o n d it io n . U p o n yo u r
.autho o
r
is aetria
o n o« n
id o co
c snp
secn
ia .ltrp
htre
ocoe du re
tis lisnoedsbp
ee lo
ciiw m
prra yebdeubrse
etn
she
fiiclia
blreIn .or.m ^d
b
o yhy ourpp hysliic iadnspyr«o
id m itoo
jn
ea o lm avn detsh,esilu
rcsth
af.Trh eiperso n»a ina tlend yraance
e tto lh eppe
urrra
p
eo
on
so
e ofhra
edm
grien a
stl,e o
nrcg
ie an
nte w
e
sm iao pe
yp
errffo rm ie
neg
hto se
prits
aleocria
yos uerph sfic
eisasn rs ts«egre ic
o n.b u areaisnd a
ed
peon
lo
dg
eyn,tp cotnh tro
aoctgo sn
pdertfhoe rm iik
ne
g,sap ecnialtiste da
se vn
icts
esso nvyao usro breh
ealfpla o n e.e
d asso sfutchh.
a
Ynodrth so sn
eab ord eytopoprfo
ts stp etchie fie de asd tio no roorrp
sgpancsi.al
ah
p nyu
dsa
icg
ig
ira
ee dtu
ote
roo hrp
e osn
rie e
go ingd ,oilp
bl)ryta
h
ola
otn se
th vo eeralfkt»
m an e e on
fsth spuegre
ao tiosnasn od rsp a
ecia up h
roacse da ulreo
s.

|• Formulario 3-H. Ejemplo de formulario de consentimiento del


Community Hospital.

cos. C uando se h a adm inistrado u n narcótico o sedante, se te a r u n p roblem a relacio n ad o p ara decidir q u ié n p u ed e
reco m ien d a q u e tra n sc u rra n p o r lo m enos 4 h o ras antes firm ar le galm ente p o r u n m enor.
de co n sid erar al paciente com petente p ara firm ar el c o n ­
sen tim ien to . U na segunda situación se refiere al paciente
m e n o r de edad. La edad p ara el c o n sen tim ien to varía en COMUNICACIÓN
los distintos estados y ta m b ié n de acuerdo con situaciones
específicas, com o la em ancipación (vivir fuera de la fam i­ Se debe proporcionar u n inform e de cam bio de tu rn o , n o
lia y m a n ten erse a sí m ism o) y el tipo de problem a m édico sólo de las notas del K ardex sino tam bién del plan de cuida­
(en ferm ed ad es contagiosas o em barazo). Se p u ed e plan- do del paciente. No es necesario revisar los procedim ientos
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 55

P r á c tic a de e n f e r m e r ía b a sa d a en la e v id e n c ia
C o la b o ra c ió n in te rd is c ip lin a ria sobre todo con los farm acéuticos, con reducción de los erro ­
Un estudio de la literatura llevado a cabo en 2004 encontró res de m edicación y los acontecim ientos adversos farm aco­
resultados positivos de la colaboración interdisciplinaria. Los lógicos.
más significativos fueron: coordinación del cuidado entre
Fuente: National Association for Healthcare Quality (2004). Patient Safety:
los m iembros del equipo clínico, mejoría de la eficiencia y los A Case Study in Team Building and Interdisciplinary Collaboration.
resultados del paciente, y com unicación interdisciplinaria, www.nahq.org/Joum al/ce/article. Advancefor Nurses, No. Calif. May 2 2005.

particulares para actividades com o el cambio de vendaje, si Cuando llame al médico, identifiqúese por su nom bre, su
están descritos en el plan de cuidado. Sólo se necesita u n a titulación (enferm ero titulado [ET] o estudiante de enferm e­
indicación simple de que el procedim iento está enum erado ría), la unidad de enferm ería y el nom bre del paciente. Describa
en el plan de cuidado. Eso dism inuye tanto el tiem po req u e­ la razón exacta por la que hace la llamada. Suministre infor­
rido com o la repetición de la inform ación. mación pertinente y sucinta.
Para evitar la confusión entre tu rn o y turno, se indican las
horas específicas de los tratam ientos y de las actividades de la D ire c to r d e e n fe rm e ría D urante cada tu rn o se sum inistra
vida diaria (AVD). Por ejemplo, se anota en el plan de cuidado u n inform e escrito o verbal al director de enferm ería, el
que el paciente prefiere que lo b añen antes de las 8 a. m.; de supervisor de enferm ería o el coordinador clínico. El inform e
ese m odo se evita tener que preguntarle cada día a qué hora incluye inform ación sobre todos los pacientes en situación
prefiere bañarse. Esta consistencia favorece u n sentim iento de crítica, aquellos con ocurrencias o com plicaciones inusuales
confianza en el personal de enferm ería y alivia el temor. y pacientes con anom alías difíciles de controlar. También es
aconsejable alertar al supervisor sobre problem as con los
Inform es den tro del tu rn o La comunicación de sus observa­ familiares, los médicos u otros profesionales sanitarios, para
ciones e intervenciones a otros miembros del equipo sanitario que él pueda ayudar a resolver el problem a.
es tan esencial como docum entarlas en la gráfica del paciente.
Los inform es dentro del tu m o suelen ser comunicaciones ver­ Las conferencias de
C onfere n c ia s de cu id ad o del p a c ie n te
bales transmitidas a los m iembros del equipo, los directores del cuidado del paciente y los planes de cuidado tienen u n papel
equipo o los encargados de enferm ería, para m antenerlos integral en la planificación y el sum inistro de atención sanita­
inform ados de los cambios en la situación del paciente. Los ria para problemas difíciles o inusuales. La conferencia de cui­
ejemplos de observaciones que deben ser comunicadas a otros dado del paciente se puede centrar en el desarrollo del plan de
m iembros del equipo sanitario incluyen cambios significativos cuidado o en la identificación de problemas difíciles. Se puede
de las constantes vitales, respuestas inusuales a los tratam ien­ program ar un a conferencia para planear intervenciones apro­
tos y cambios en el estado físico o em ocional del paciente. piadas y para inform ar a todos los m iem bros del equipo sani­
tario de los objetivos del cuidado para ese paciente.
In fo rm e s e n tre turn o s Los inform es entre turnos com uni­
can la inform ación sobre el paciente entre los turnos. Se p u e­
d en obtener a través de u n inform e verbal o m ediante graba­ SUMINISTRO DE LA ATENCIÓN
ción en cinta de la inform ación. El inform e entre turnos debe SANITARIA
incluir los siguientes datos: nom bre del paciente, núm ero de
la habitación, nom bre del médico, diagnóstico y fecha de la S IS T E M A S DE A G U D E Z A DEL PACIENTE
operación en casos apropiados. Además, inform e de las obser­
vaciones inusuales durante la valoración de enferm ería, res­ La legislación estatal, como el título 22 del C a lifo rn ia Code o f
p uesta a la m edicación o a otros tratam ientos, ocurrencias Regulation, proporciona inform ación sobre la form a en que
inusuales, resultados de laboratorio, estudios de laboratorio, se determ ina la cantidad de personal en los hospitales dentro
pruebas que se deben com pletar en el turno siguiente y cual­ del estado. El título 22 presenta las siguientes regulaciones
quier problem a físico o psicosocial existente. sobre el personal:

N o tific a c ió n a l m é d ic o Los médicos deben ser inform ados Existirá un método para determ inar las necesidades
siem pre que se superen los parám etros del cuidado de enfer­ de personal basado en la evaluación de las necesida­
m ería o del tratam iento, se produzcan alteraciones significa­ des de los pacientes. Esta evaluación tendrá en cuenta
tivas en la exploración física o se e n c u en tren resultados por lo menos lo siguiente:
anorm ales en las pruebas de laboratorio. 1. Capacidad del paciente para cuidarse a sí mismo.
A ntes de llam ar al médico, prepare todo los datos dispo­ 2. Grado de enfermedad.
nibles para responder a sus preguntas: constantes vitales 3. Requerimientos de actividades de enfermería
actuales, resultados de laboratorio, hora a la que se adm inis­ especiales.
tró p o r últim a vez la medicación, etcétera. Es aconsejable 4. Nivel de capacidad del personal necesario para
te n er preparada toda la historia del paciente. suministrar el cuidado.
5 6 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

5. Situación del paciente en la unidad de enfermería. El proceso comienza cuando el grupo pagador de la atención
Se documentará la metodología usada para determinar sanitaria identifica u n paciente con u na enferm edad crónica
las necesidades de personal. Tal documentación formará seleccionada, como cáncer, EPOC, asma, diabetes o depresión.
parte de los registros del servicio de enfermería y estará U n profesional de enferm ería contacta con el paciente, le
disponible para revisión. pide perm iso para introducirlo en el program a y realiza u na
evaluación inicial. A continuación, el profesional de enfermería
D urante m uchos años se h an usado varios sistemas para expone la atención médica recom endada para el paciente. El
determ inar los patrones de personal. Con la introducción de profesional de enfermería explica las conductas del estilo de vi­
los grupos relacionados por el diagnóstico (GRD), en muchos da que se han mostrado capaces de mejorar los trastornos cró­
hospitales se están usando sistemas de agudeza para planificar nicos. Todas ellas se basan en guías de práctica respaldadas por
las necesidades de personal. Se identifican las categorías de la evidencia. Se ha demostrado que los esfuerzos de autocuida-
cuidado de enferm ería y se asigna u n valor num érico a cada do son significativos para alterar el curso de la enfermedad.
categoría. Estas incluyen áreas como actividades de la vida dia­ La m ayoría de los program as conllevan com unicaciones
ria, ambulación, instrucción del paciente y adm inistración de telefónicas con u n enferm ero titulado (ET), a u n q u e se p u e ­
medicación. Los valores numéricos asignados a cada categoría den organizar visitas a domicilio.
se basan en una escala de puntos. Cuando se usa una escala de
1 a 5, u n a puntuación de 1 indica que el paciente puede fun­
cionar de modo independiente en ciertas tareas; una de 5 indi­ DELEGACIÓN DE LA ATENCIÓN
ca dependencia completa de u n cuidador para esa categoría. DEL PACIENTE
Se totalizan las pu n tu a cio n es de todas las categorías; esa
p u n tu a ció n se divide p o r el n ú m e ro de categorías en el sis­ Las asignaciones de la a te n c ió n de p acien tes se d eb en
te m a de agudeza. La p u n tu a c ió n final se designa com o b asar en el análisis cuidadoso de las n ecesidades de cada
nivel de agudeza del paciente, que se d eterm in a en cada p ac ien te y los objetivos del cuidado. El p lan de cuidado se
tu rn o de 8 horas. Cada u n id a d de en ferm ería tien e u n p u ed e c o n su ltar p ara u n uso eficaz de los m iem b ro s del
n ú m e ro p red eterm inado de horas de cuidado de pacientes, equipo de aten ció n san itaria, con el fin de ap rovecharlos
asignado p ara cada nivel de agudeza. Por ejem plo, u n nivel m e jo r y p ara a u m e n ta r el b ie n e s ta r del p ac ien te . Un
de agudeza de 4 en el tum o de día tiene asignadas 2,8 horas de paciente q u e n ecesita cam bios frecu en tes de apósitos e sté ­
cuidado de enferm ería para esa unidad. riles, evaluaciones frecu e n tes y m ed icam en to s in tra v e n o ­
D espués de asignar el n iv e l de agudeza a todos los sos es asignado m ás ap ro p iad am e n te a u n ET. El pacien te
p acien tes de la u n id a d de enferm ería, el n ú m e ro to tal de convaleciente desp u és de u n ictus q ue n ecesita sobre todo
agudeza de cuidado de p acientes se usa p ara d eterm in ar el a y u d a p ara el b añ o y la am b u lació n , p u ed e ser asignado a
n ú m e ro de p ersonal de en ferm ería necesario p ara el tu rn o o tro m iem b ro del eq u ip o san itario com o u n au x ilia r de
sig u ien te. D espués se em plea el nivel de agudeza de los enferm ería.
p acien tes in dividuales p ara p la n e a r las asignaciones de En la m ayoría de las institu cio n es de aten ció n sanitaria,
cuidado p ara el personal. U n profesional de en ferm ería es la delegación de la aten ció n de los p acien tes a los tra b a ja ­
capaz de cu idar con seguridad a u n a agudeza total de 16. dores sanitarios se h a co n v ertid o e n u n a realid ad im p u l­
Este m éto d o parece ju sto , pu esto a que cada m iem bro del sada p o r factores económ icos. Los ET tie n e n m e n o s re s ­
p erso n al se le asignan p acien tes basados en la agudeza. ponsabilidad de actividades de cuidado directo real, com o
Así, en lu g a r de asignar el p erso n al de en ferm ería a los cuidado higiénico, am b u lació n y alim en tació n . Sin em b ar­
p acien tes de ac u erd o con la localización de la habitación go, la delegación de esas ta reas se e n c u e n tra bajo la ju ris ­
o el n ú m e ro de pacientes, se usa el nivel de agudeza para dicción de los ET. P ara deleg ar las ta reas ap ro p iad as, el
asignar los recursos de personal. Se h a dem ostrado q u e los profesional de en ferm ería debe estar fam iliarizado con la
p atro n es de p ersonal basados en el sistem a de agudeza son N u rse Practice A c t fo r R N s a n d Licensed Vocational N urses
los m ás prácticos, equitativos y controlables. (enferm eros vocacionales, EV) e n su estado y con las d es­
cripciones del trab ajo del ho sp ital p ara cada nivel de tr a ­
b ajad o r sanitario. Las in stitu cio n es está n c o n tra ta n d o m ás
GESTIÓN DE LA E N FE R M E D A D
p erso n al au x ilia r n o titu la d o (PANT) com o u n m ed io para
Una tendencia actual en el sum inistro de atención sanitaria c o n te n e r los costos. El o bjetivo sigue sien d o su m in istrar
tien e com o objetivo específico reducir las com plicaciones servicio a los pacientes. Esta clasificación de los tra b a ja d o ­
asociadas con enferm edades crónicas. D iseñado para incor­ res san itario s in clu y e m u ch o s títu lo s, com o técn ico de
po rar las intervenciones de atención sanitaria sobre la base cuidado enfocado e n el p acien te, técn ico de cuidado del
de guías de práctica estándar, este sistem a ahorra costes y p aciente, PANT, y au x iliar de en ferm ería. Los trab ajad o res
potencia la atención de los pacientes. sanitarios de este nivel p ro p o rcio n an fu n cio n es de cu id a­
do básico y p u e d e n ser u n a ay u d a p ara los profesionales
Los estudio s dem uestran que 90 m illones de ciu dad ano s de en ferm ería sobrecargados del trab ajo . Los PANT d eb en
estad o u nid en ses viven con enferm edades cró n icas, res­ recib ir e n tre n a m ie n to en las ta reas q u e v an a realizar
po nsables de 7 de c ad a 10 m uertes en EE. UU. an tes de la asignación al cuidado del p acien te. Las tareas
usuales asignadas a estos trab ajad o res son sim ilares a las
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 57

de los EPA (enferm eros profesionales autorizados), con res­ R e s p o n s a b ilid a d e s d e lo s ET q u e n o p u e d e n ser
ponsabilidades añadidas, com o cam bio de vendajes limpios d e le g a d a s
o succión de traqueostom ía a largo plazo con uso de técnica • A notación de datos en las gráficas de los pacientes para
lim pia. El ET sigue siendo responsable de la atención su m i­ todo el perso n al n o titu la d o e n el q u e se d eleg u en
n istrada p o r los trabajadores de esta categoría. Por esa cau­ tareas.
sa, m uchos com ités de enferm ería estatales h a n desarrolla­ • Evaluación sanitaria inicial (sólo p o r ET).
do definiciones de posiciones y norm as para ayudar a los ET • Objetivos del plan de cuidado - com probado por enferm e­
en la delegación de actividades con seguridad. Las guías ro titulado (ET) si están com pletados p o r EPL.
varían e n los distintos estados, por lo que usted debe com ­ • Revisión de los datos obtenidos p o r otros trabajadores
p ro b ar las n orm as de su estado. A dem ás, existen guías sanitarios.
generales que deben aplicarse con independencia del esta­ • Com pletar el form ulario de envío para servicios adiciona­
do do n d e u sted ejerza. De acuerdo con el N a tio n a l Council o f les al paciente.
State Boards o f N ursing (NCSBN), las tareas q u e conllevan • Recibir inform es de situación de los pacientes y cualquier
juicio de enferm ería y necesidad de evaluar las respuestas resultado no esperado de actividades delegadas.
del p acien te al p lan de cuidado no deben ser delegadas en • Identificar los parám etros sobre los q u e otros trabajadores
n in g ú n otro nivel de trabajador distinto del ET. Cualquier deben notificar a la profesional de enferm ería.
in terv en ció n de en ferm ería q u e req u iera conocim iento, • Realizar actividades de control del dolor (analgesia con
capacidad o juicio de enferm ería independiente y especia­ narcóticos epidurales adm inistrada sólo p o r ET).
lizado, sólo debe ser delegada en u n ET, de acuerdo con la • Comprobar instrucciones previas en la gráfica del paciente.
A m erican N urses Association. El hospital no pu ed e am pliar los • D onación de órganos - ET o EPL responsable de aplicar las
deberes de los trabajadores sanitarios fuera de lo perm itido políticas del hospital.
legalm ente p o r el estado. Sin em bargo, el hospital pu ed e • Com pletar el plan de instrucción para el alta.
dism in u ir el nivel de sus tareas y req u erir certificación o
credenciales para algunas tareas. N orm as d e r e n d im ie n to d e c o m p o n e n te s
Un ET será considerado com petente cuando m uestre de for­
m a constante la capacidad para transferir conocim iento cien­
DELEGA C IÓN DEL EN FE R M E R O TITU LA D O
tífico de las ciencias sociales, biológicas y físicas en la aplica­
La delegación se define com o «transferencia a u n individuo ción de los procesos de enferm ería.
com petente de la autoridad para realizar una tarea de enfer­ Incompetencia significa n o poseer o n o aplicar el grado de
m ería seleccionada en u n a situación determ inada». (Fuente: aprendizaje, capacidad, cuidado y experiencia poseído y
N ational Council o f State Boards o f Nursing.) Las leyes regulado­ ejercido de ordinario p o r u n ET com petente.
ras del ejercicio profesional establecen que los profesionales
de enferm ería son legalm ente responsables de la calidad del F u n cio n es p ro fesio n a le s d e l ET (esta b lecid a s p or el
cuidado y de la atención directa del paciente. Por ejemplo: estad o)
• F orm ula u n diagnóstico de enferm ería a través de la
• Los ET deciden las tareas que pueden delegar y bajo qué observación del estado físico y la conducta del paciente, y
circunstancias p ueden delegarlas. a través de la in terpretación de la inform ación obtenida
• Los ET deben conocer las condiciones de delegación segura del paciente y de otros individuos, en tre ellos los dem ás
de las tareas de cuidado de enfermería. com ponentes del equipo sanitario.
• Los ET deben supervisar (vigilar y evaluar) los resultados de • F orm ula u n plan de cuidado en colaboración con el
todas las tareas delegadas. El ET conserva la responsabilidad paciente, que asegura el sum inistro de servicios de enfer­
de la delegación. m ería para seguridad, confort y protección del paciente,
para prevención de la enferm edad y com o m edidas res­
Los ET deben conocer el ám bito de práctica legal de otros tauradoras.
sum inistradores titulados. También deben conocer la com pe­ • Aplica las medidas de enferm ería esenciales, explica el tra ­
tencia del personal titulado y no titulado, así com o las tareas tam iento sanitario al paciente y a la familia, y en señ a al
q ue p u ed en ser delegadas. paciente y a la familia la form a de cubrir las necesidades
sanitarias del paciente.
• Algunos estados identifican tareas que no p u ed e n ser • Delega tareas en los subordinados de acuerdo con el ám bi­
delegadas nunca (como el cambio de apósitos estériles) en to legal de práctica del subordinado, y de la preparación y
personal no titulado. la capacidad exigidas p o r las tareas delegadas, y supervisa
• Los ET no p u ed e n delegar las funciones que requieren con efectividad el cuidado de enferm ería sum inistrado por
valoración, evaluación o juicio de enferm ería. los subordinados.
• Evalúa la efectividad del plan de cuidado a través de la
Los ET y los EPL deben com probar las leyes y regulacio­ observación del estado físico y la conducta del paciente,
nes de sus estados, con el fin de d eterm in ar las actividades valora los signos y síntom as a través de la com unicación
q ue no p u ed e n ser llevadas a cabo p o r personal auxiliar no con el paciente y con otros m iem bros del equipo sanitario,
titulado (PANT). y modifica el plan si es necesario.
58 C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

• A ctúa com o defensor del paciente cuando las circunstan­ pasos especiales de la tarea y resultados esperados. Después,
cias lo requieren, inicia acciones para m ejorar el cuidado el delegante debe confiar en el delegado y apoyar su derecho
sanitario, cambia las decisiones o actividades contrarias a a la tom a de ciertas decisiones.
los intereses o deseos del paciente, y proporciona al Supervisor correcto: el ET o EV q ue delega la actividad respon­
paciente la oportunidad de tom ar decisiones inform adas de a las preguntas del PANT y está disponible para resolver
sobre el cuidado sanitario antes de adm inistrarlo. problem as, si es necesario.
Fuente: Sm ith S.F. (2006). Sandra Smith's Review o f Nursing for NCLEX-ET.
PARÁ M ETR O S DE D ELEGACIÓN Los Altos, CA: N ational N ursing Review.

M uchos com ités estatales de enferm ería h an identificado los


parám etros de la delegación. A continuación se proporcio­ PLANIFICACIÓN CLÍNICA
n a n algunos ejemplos de esos «derechos de delegación»: DEL ESTUDIANTE
Tarea correcta: una tarea que puede ser legalm ente delegada a Planificación preclínica Para ayudar a los estudiantes en la
u n EV (enferm ero vocacional)/EP (enferm ero en prácticas), planificación del cuidado del paciente antes de la experiencia
a u n EAP (equipo de atención prim aria) o u n PANT (personal clínica, muchos programas de enfermería h an desarrollado u n
auxiliar no titulado). Compruebe la legislación estatal de prác­ «formulario de preparación clínica para estudiantes» (formula­
tica de enferm ería para determ inar si el cuidador está capaci­ rio 3-1). Este formulario ayuda a enfocar la atención del estu­
tado para realizar la tarea. Considere si el PANT o la EV son diante en la información necesaria para obtener una práctica de
com petentes para realizar la tarea. enfermería segura. La mayoría de los formularios de este tipo,
Circunstancias correctas: el EV, EPA o PANT com prende los ele­ como el ejemplo proporcionado, incluyen información relacio­
m entos del procedim iento y la ET se asegura de que el PANT nada con los datos biográficos del paciente, los hallazgos de la
puede realizar el procedim iento con seguridad en u n contexto historia y la exploración física, el diagnóstico médico, el diagnós­
apropiado. El cuidador puede recoger los suministros correc­ tico de enfermería, los fármacos, entre ellos los intravenosos, y
tos para la realización del procedimiento. las intervenciones de enfermería.
Persona correcta: la persona correcta (ET o EV) delega la tarea
correcta (puede ser delegada legalm ente a u n PANT) en la per­
GESTIÓN DEL T IE M P O
sona correcta (capaz de realizar legalm ente la tarea) para el
paciente correcto (estable, con evolución predecible). La aplicación de técnicas de gestión del tiem po d u ran te la
Comunicación correcta: la persona que delega la tarea (ET o EV) experiencia clínica com o estu d ian te le ay udará n o sólo a
ha descrito la tarea con claridad, incluyendo instrucciones, organizar el cuidado de los pacientes, sino a com pletar con
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 59

eficiencia las tareas asignadas (form ulario 3-J). A co ntinua­ • Agrupe y secuencie las actividades de cuidado del paciente
ción se en u m eran algunas técnicas que le p u ed e n resultar para completarlas en el m ism o m arco de tiem po. Destine
útiles: tiem po para com pletar la asignación de pacientes.
• Considere los deseos del paciente para la realización de
• Escoja u n organigram a para gestión del tiem po que pueda tareas no prioritarias, com o el baño y el arreglo.
seguir. • Identifique las tareas para las q ue necesitará ayuda.
• Recoja la inform ación apropiada que necesitará para iden­ • Pida al colega apropiado q ue le ayude (p. ej., para la
tificar las tareas de cuidado de pacientes (p. ej., inform e de am bulación del paciente).
profesionales de enferm ería, p lan de cuidado, K ardex, • Identifique y prepare el equipo necesario para com pletar
registro médico). la tarea.
• Identifique las tareas específicas del cuidado de pacientes • Com plete el cuidado del paciente, con aplicación del plan
y el m arco de tiem po necesarios para com pletarlas. de acción (PDA) priorizado y uso de la hoja de trabajo
• Priorice las tareas incluidas en el plan de cuidado del para organización del tiem po.
paciente. • Asigne tiem po para interaccionar con el paciente.
• Haga u n a visita inicial p ara evaluar la situación del p a ­ • M arque las tareas en la h oja de gestión del tiem po tan
ciente. pronto com o las com plete, y proporcione u n inform e ver­
• Revise las prioridades de acuerdo con la evaluación reali­ bal al profesional de enferm ería al ab andonar la unidad.
zada. • D ocum ente el cuidado del paciente tan pronto como sea
• Planee las intervenciones de enfermería secuencialmente. posible, o al menos cada 2 horas, en los registro apropiados.

R a d ic a l e s , p r e f ij o s y s u f ij o s

a, an: sin, no bilis: bilis, hiel crani: cráneo estasis: estancam iento
ab: separado de bio: vida crio: frío estat: inm ediatam ente
abd: abdom inal blefaro: párpado crono: tiempo esteat: grasa
ac: antes de las com idas bradi: lento cut: piel -estesia: se nsibilid ad
aero: extremo, extrem idad braqui: brazo D C : d isco ntinu ar et: y
a cu : aguzado buc: boca demi: mitad eu: norm al
ad, al: a, hacia c: con dent: diente ex: fuera de
ad lib: con libertad, com o c2h: c ad a 2 horas derm: piel exo: fuera, m ás allá
se desee c3h: c ad a 3 horas di: dos fago: com er
adeno: glándula c4h: c ad a 4 horas di, dis: doble, separació n, fdc: fuera de la cam a
adip: grasa cant: cantidad inversión -filaxis: protección
aero: aire, gas capit: cabeza -dinia: dolor flebo: vena
-al: acció n, proceso cardi, cardio: corazón dis: anorm al, diferente fono: habla, sonido
alg: dolor catart: limpieza dorso: espalda fo to : luz
-algesia, algia: sufri­ caudo: cola e, ec: fuera del gastro: estóm ago
miento, dolor cav: hueco -ectomia: elim inación genito: genital
amb: am bulatorio, que ceco: ciego embol: insertado en cuña -gens, -gent: clan, tribu
cam ina cent: cien -emesis: vómito gine: m ujer
amput: cortado, elim inado cian: azul -emia: san gre gloso: relacio nado con
ante: antes, delante, enfrente cida: matar emulsi: m ezclado la lengua
anti: contra, opuesto a -cida: que ca u sa en: dentro de gluco: azú car
ap, apo: separado de la muerte endo: dentro -grafía: escrito, registro
arteri: arteria cili: párpado entero: intestinal -grama: trazado
artro: articulación circum: anillo, círcu lo epi: sobre grav: pesado
-asa: enzim a cisto: vejiga eritro: rojo H20 : agua
aur: oreja cit: célula esclera: duro hemi: mitad
auto: propio, por s í mism o -cito: célula -esclerosis: sequedad, hemo: san gre
bacil: vara, varilla cogni: conocer dureza hepa: hígado
bacter: vara, varilla cole: bilis -escopia: ver hidra: relacionado con
bi: doble, dos colo: colon eso: dentro el agua
bid: dos veces al día com, con: con, junto espiro: respiración hiper: encim a, m ás allá

Continúa
60 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

R a d ic a le s , p r e f ijo s y s u fijo s (c o n t .)
hipo: debajo micro: pequeño pió: pus sedado: calm ado,
hisc: abierto nebul: turbio, neblina piro: fuego tranquilo
horneo: igual, sim ilar necro: muerte -plasm: m oldear semi: mitad
homo: igual, sim ilar neo: joven, nuevo -plastia: formado senso: sentido
HS: a la hora de acostarse neumo: aire, gas, pulmón o reparado por ciru gía septo: tabique, pared
-iasis: condición, estado neuro: nervio plástica seudo: falso
patológico noct: noche plati: ancho, plano sin: con, junto
ile, ilo: intestino -nos, -noso: enferm edad -plejía: parálisis socio: social
in: en, dentro de npo: nada por boca pleur: costilla, costado som: sueño
in: pulgada núcleo: centro o pleura sub, sup: bajo, debajo
incont: incontinente nutrí: nutrición plus: m ás super: sobre, encim a,
infra: debajo pne: respiración m ás alto
ob: contra
inter: entre -pnea: respiración taqui: rápido
oc: ocluir
intra: dentro post: d espu és, detrás terapeu: tratam iento
oftalmo: ojo
is: igual pre: antes term: ca lo r
oligo: poco, pequeño
isc, isco: sostener, prn: siem pre que tid: tres veces al día
opist: h acia atrás
suprim ir se a n ecesario tisis: atrofia,
-opsia: examen
-ismo: condición, teoría pro: antes con sunción
orto: derecho, norm al
itis: inflamación pruri: p icor -tomía: abrir
os, ost: h ueso
juxta: próximo a psique: alm a, mente -tomía: corte
latero: lateral -osis: proceso, condición
-ptosis: posición topo: lu gar
leuco: blanco -ostomía: creación
d escen did a de un tóxico: venenoso
li: soltar, disolver de una abertura
órgano trocí: forma de rueda
lipo: grasa palp: tocar, percibir
pulmo: pulmón -trofo: nutrición
-lisis: disolución, pan: todo, entero pur: pus tromb: coágulo
descom po sición para: al lado, m ás allá qd: c ad a día trop: vuelta, cam bio
lito: piedra, cálculo patente: perm eable, qh: c ad a hora ultra: m ás allá,
litos: piedra abierto qid: cuatro veces al día excesivam ente
macro: grande pato: enferm edad qs: lo que sea uni: uno
mal: malo, deficiente pe: después n ecesario -uria: relacionado
mamo: m am a de las com id as quimio: quím ico con la orina
manía: alteración mental ped, pedi, pedo: pie -rafia: reparación vascu: relacionado
manu: mano ped, pedo: niño -ragia: hem orragia, flujo con los vasos
megalia: grande pen: falta de o d esca rg a excesiva veno: relacionado
meta: m ás allá per: por, a través de ren: riñones con las venas
metra, metro: útero peri: alrededor retro: h acia atrás ventro: abdom en
M I: movimiento intestinal pet: tiende h acia s: sin ° : grado
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 61

A d e n d a d e l c a p ít u l o

P a u t a s d e g e s t ió n
En EE. UU., cada estado cuenta con su propia legislación
R ed DE C O M U NIC A C IÓ N
sobre la actividad de los enferm eros titulados (ET) y los
enferm eros vocacionales/en prácticas (EV/EP). Los cen­ • La inform ación relacionada con el cuidado del paciente es
tros de salud son responsables de establecer e implemen- sum inistrada por escrito y de forma verbal. La inform ación
tar políticas y procedimientos acordes con las leyes de sus escrita se encuentra en la ficha Kardex, el plan de cuidado
respectivos estados. Se deben conocer las reglas y parám e­ del paciente, o la vía crítica. La com unicación verbal con­
tros del papel de cada trabajador sanitario en los diferentes siste en el inform e del tu m o y del equipo y las instrucciones
centros hospitalarios. sum inistradas a los trabajadores durante el turno. Cuando
asigna el cuidado del paciente a trabajadores sanitarios, el
D elegación ET usa ambos procesos de comunicación. Cuando se sum i­
• El enferm ero titulado (ET) debe com pletar la evalua­ nistran instrucciones a los trabajadores sanitarios, la ficha
ción inicial, desarrollar el plan de cuidado del pacien­ Kardex y el plan o la vía de cuidado son el fundam ento
te y desarrollar el plan de enseñanza. Estas activida­ para inform ación sobre el paciente. Esa inform ación es p ro ­
des no pueden ser delegadas en ningún otro trabajador porcionada en u n inform e verbal al com ienzo del turno. Se
del equipo de atención sanitaria. aconseja la com unicación bidireccional a lo largo del turno,
• Las tareas que req u ieren juicio o evaluación de los conform e cam bian las necesidades del paciente o se escri­
resultados de la tarea no p u ed e n ser delegadas en ben nuevas órdenes para su cuidado.
otros trabajadores del equipo de atención sanitaria. • Los inform es verbales se p u ed e n dar individualm ente o a
• A ntes de delegar el cuidado de cualquier paciente en u n grupo de trabajadores sanitarios. D epende del tipo de
u n EV/EP revise la Nurse Practice A ct y las norm as de sistema de sum inistro de atención sanitaria em pleado en
la institución para determ inar las tareas que pueden la institución.
y n o pueden ser delegadas. • Cada trabajador sanitario debe recibir inform ación especí­
• A ntes de delegar el cuidado del paciente en personal fica sobre el cuidado del paciente. Esa inform ación inclu­
auxiliar no titulado (PANT), revise las norm as del ye: nivel de actividad, constantes vitales, dieta, capacidad
com ité de enferm ería de su estado y la política de la para realizar las actividades de la vida diaria, procedim ien­
in stitución q u e gobiernan su nivel de capacidad. tos o tratam ien to s realizados d u ran te el tu rn o y ho ra
Recuerde que la institución puede dism inuir el nivel aproxim ada a la q ue se adm inistran, recogida de m uestras
de responsabilidad de los trabajadores de atención y cualquier precaución de seguridad necesaria, defectos
sanitaria, pero no puede superar el nivel de capacidad visuales y auditivos, prótesis dentales y tareas específicas
descrito en las Practice Acts o las norm as del BRN. a com pletar po r el trabajador sanitario.
• Para delegar el cuidado del paciente, consulte el • Establezca com unicación con todos los m iem bros del
K ardex y el plan de cuidado del paciente o la vía crí­ equipo de atención sanitaria a través del plan de cuidado
tica para determ inar el nivel de cuidado requerido m ultidisciplinario. A segúrese de q u e todos cum plen el
con el fin de asignar apropiadam ente los trabajadores plan de cuidado y d o cu m en tan las actividades.
sanitarios. Asigne los pacientes de acuerdo con las nece­ • Después de recibir el inform e de los trabajadores sanita­
sidades de cuidado, no por la localización de las h a­ rios no titulados, el ET debe com pletar la gráfica excepto
bitaciones. cuando se usan organigramas.
• La recogida en la gráfica de las m odalidades de aten ­ • El ET es responsable de la exactitud de toda la inform a­
ción básicas com o el cuidado higiénico puede ser ción, incluyendo la inform ación contenida e n el organi­
asignado a los EPA y el PANT cuando se em plean gram a; por tanto, debe com probarlo cada turno.
hojas de flujo. Esos cuidadores no pueden ser asigna­ • El personal de enferm ería titulado debe revisar la do cu ­
dos para com pletar la gráfica narrativa. m entación de las últim as 24 horas antes de iniciar el cui­
• Los EV/EP son responsables de com pletar la gráfica dado de enferm ería. La gráfica proporcionará los detalles
utilizando todos los formatos: gráfica narrativa, orga­ sobre el estado del paciente, incluyendo observaciones
nigram a, gráfica orientada al problem a y gráfica asis­ durante la evaluación, respuesta a la m edicación analgé­
tida por ordenador. sica y respuesta del paciente a los tratam ientos. Si se cono­
• Los ET son responsables de entrada de datos en las ce la inform ación sobre el paciente, será posible m an ten er
gráficas para todos los trabajadores sanitarios no titu ­ la continuidad del cuidado.
lados. Continúa
62 I C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

Continuación

El ET debe revisar los datos necesarios, obtenidos de que n o se e sté n cu m p lien d o las directrices p ara co m ­
m e d ian te le ctu ra de la gráfica, con el p erso n al no titu ­ p le tar las gráficas. Los registros son p erm an en te s y refle­
lado, p ara asegurar la c o n tin u id a d del cuidado. ja n el cuidado su m in istrad o al p ac ien te m ien tra s está h o s ­
Los ET d e b e n rev isa r los principios de la recogida pitalizado. La gráfica p u e d e ser tilizada com o p ru eb a en
d e in fo rm ación e n la gráfica con el personal, e n caso caso de juicio.

E s t r a t e g ia s d e l p e n s a m i e n t o c r ít ic o
E sc en a r io 1 M edicación preoperatoria al traslado a
quirófano.
D eterm ine la delegación apropiada de actividades del M edicam entos IV.
paciente para el equipo de u n a unidad. Este escenario IV n.° 1 1000 mL D 5% /0 ,2 SN a
n o tien e en cuenta la agudeza del paciente, sino sólo las 75 m L/h.
tareas de enferm ería necesarias p ara el tu rn o de día.
Cada institución y cada estado aplican políticas distintas H abitación 602A. Sra. Jones, 59, ingresada hace 2 días.
respecto al personal; por tanto, es necesario revisar esas Diagnóstico: colelitiasis.
políticas antes de com pletar esta actividad. Cirugía hace 2 días: colecistectomía
El equipo consiste en u n ET, u n EV/EP y u n PANT. laparoscópica.
Existen 10 pacientes y 2 camas desocupadas. Existen un A m bulación a voluntad,
encargado de enferm ería y u n a secretaria asignados a la autocuidado.
u n idad de enferm ería. Existen otros dos equipos, y estos M edicación oral para el dolor.
tres equipos form an la u nidad de enferm ería m édico- IV in terrum pida a las 8 a. m.
quirúrgica. Alta h o y con instrucciones de alta.

H abitación 601 A. Sr. Rodrigues, 98, ingresado H abitación 602B. No ocupada.


24 horas antes.
Diagnóstico: insuficiencia cardíaca H abitación 603A. Sra. H enderson, 38, ingresada ayer.
congestiva. Diagnóstico: cáncer de encéfalo
Reposo en cama, aseo e n la cama metastásico.
y ayuda para la higiene oral, peso TAC program ada a las 12 del mediodía.
diario, aportes y pérdidas. IV n .° 2 1000 mL D 5% con 20 mEq
Constantes vitales c4h, dieta pobre KCl a 50 m L/h.
en sodio, líquidos restringidos a Ayuda para actividades de la vida
1500 mL. diaria.
IV n.° 2 1.000 mL D 5% /0,2 SN con Constantes vitales y exploración
20 mEq KCl a 50 mL/h; quedan neurológica c4h, entradas y salidas
800 mL. M edicam entos orales para el dolor.
M edicam entos IV: furosem ida
40 mg cl2 h . H abitación 603 B. Sr. Jo hnson, 70, ingresado hace 3 días
M edicam entos orales: digoxina Diagnóstico: cáncer de páncreas con
0,25 mg diarios, suplem ento de m etástasis pulm onares.
vitam inas. Sillón tres veces al día y cam inar a
cuarto de baño.
H abitación 6 0 IB. Sr. Jam isen, 69, ingresado esta Constantes vitales c4h
m añana. Espirom etría c4h con TR.
Diagnóstico: enferm edad arterial Ejercicios de respiración p rofunda y
coronaria. tos c4h.
Cirugía a las 10 a. m .: triple Succión nasotraqueal cuando sea
derivación coronaria; pasará a la necesaria.
UCI después de la cirugía. IV n .° 5 1000 mL D5% a 50 m L/h.
Se h a n com pletado la Bomba ACP para m edicación
com probación y la instrucción analgésica.
preoperatorias del paciente. Q uim ioterapia IV diaria.
C a p ít u l o 3 G estión del cuidado del paciente: docum entación y delegación 63

Habitación 604A. Sr. Scott, 64, ingresado esta mañana. 2. Como jefe de equipo, ¿cóm o distribuiría los pacientes
Diagnóstico: hipertrofia prostética entre los m iem bros de la plantilla?
benigna. 3. ¿Q ué im pacto tien en en la asignación la teoría de la dele­
Cirugía para RTUP a 1 p. m.; gación y las norm as de la institución/estatales?
volverá a unidad de enferm ería. 4. ¿Q ué factores adicionales debería considerar para hacer
Necesita com pletar instrucción estas asignaciones?
preoperatoria y com probación
quirúrgica. E sc en a r io 2
U sted h a sido d esignado p ara p ro p o rcio n ar cu id ad o de
H abitación 604B. Sr. Jackson, 37, ingresado anoche. enferm ería al Sr. Fred Smith, de 39 años de edad. Ingresó en
Diagnóstico: desgarro LCA. el hospital por deshidratación grave debida a la quim iotera­
Cirugía esta m añ an a a las 7:30; pia. En la ronda inicial a las 7:30 a. m. lo en cu en tra som no-
volverá a la unidad a las 10:30 a. m. liento. Su respiración es difícil y estertorosa. Su color es
MPC postoperatorio ordenado. ceniciento, tiene los ojos hundidos y la piel seca. A las 8 a. m.
usted en tra en la habitación y lo en c u en tra despierto. Se
Habitación 605A. Sra. Price, 89, ingresada hace queja de sed intensa y pide u n vaso de agua. No tolera los
1 semana. líquidos orales y está recibiendo líquidos IV con KCl añadido
Diagnóstico: insuficiencia cardíaca debido a las náuseas y vóm itos cuando ingresó el día antes.
term inal, semicomatosa. Tras m edir las constantes vitales (T: 38,1; P: 100; R = 32), le
C om pletar actividades de la vida baña y le hace la cam a. N ota q ue tien e áreas enrojecidas
diaria, m a n ten er confortable, sobre el cóccix, en los codos y en los talones, con el tam año
girar c2h. aproxim ado de u n a m oneda. La piel está seca y descam ada.
C onstantes vitales c8h, aportes y El drenaje de la sonda de Foley tien e color ám bar oscuro
pérdidas. con olor m u y fuerte. Usted mide la o rina a las 8 a. m. La
Sonda de Foley para drenaje cantidad total es de 75 mL. La últim a diuresis se m idió a las
IV n.° 8 D 5% /0 ,45 SN con 6 a. m.
40 mEq KC1 m antenim iento.
1. ¿Cóm o anotaría en la gráfica la inform ación obtenida en
H abitación 605B. No ocupada. la situación sim ulada? ¿Q ué form ularios sería apropiado
usar?
Habitación 606A. Sr. Fellipe, 28, ingresado ayer tarde. 2. ¿Q ué inform ación de la evaluación (que usted acaba de
Diagnóstico: gastroenteritis an o tar en la gráfica) requiere intervenciones de enferm e­
durante los últim os 4 días. ría?
C am inar a cuarto de baño, sillón 3. Si tuviese que asignar este p aciente a u n m iem bro del
según tolerancia. equipo, ¿cuál sería el más apropiado? (ET, EPL/EPL o
Independiente para actividades de AED).
la vida diaria.
C onstantes vitales c4h, dieta E sc en a r io 3
absoluta, aportes y pérdidas. Como estudiante, u sted llega al h ospital p ara p rep arar la
IV n.° 3 1000 mL SN con 40 mEq ronda clínica para m añ an a por la m añana. Existen dos fases
K C la 125 mL/h. de preparación. La prim era fase consiste en ob ten er toda la
inform ación necesaria para proporcionar u n cuidado seguro.
Habitación 606B. Sra. Blake, 48, ingresada ayer. La segunda fase consiste en revisar sus libros y notas de clase
Diagnóstico: crisis drepanocítica. p ara co m prender el diagnóstico del paciente, los m ed ica­
Reposo e n cam a hasta que ceda el m entos, los valores de laboratorio y las pruebas diagnósticas
dolor. que se h arán duran te su hospitalización.
Constantes vitales c4h, aportes y
pérdidas, dieta según tolerancia. 1. Si dispone de tiem po lim itado para revisar la gráfica del
Medicamentos orales: ácido fólico, paciente, ¿qué secciones de la gráfica le proporcionarán
antiinflamatorios no esteroideos. inform ación suficiente p ara cuidar con seguridad al
M edicación analgésica narcótica paciente?
para el dolor. 2. Al prepararse para la práctica clínica, ¿qué inform ación es
IV n.° 3 1000 mL D 5% /0,2 SN esencial revisar adem ás de los datos q ue ha obtenido del
con 40 mEq KCl a 125 m L/h. historial clínico? ¿C uál es el lugar m ás apropiado para
encontrar esa inform ación?
1. D eterm inar la asignación de personal apropiada para 3. E num ere las interv en cio n es prioritarias q ue realizará
esta lista de pacientes. ¿Q ué inform ación necesita usted dentro de la prim era h o ra de la experiencia clínica.
usted para com pletar la asignación? Explique la base racional de sus respuestas.
C a p ít u l o 3 Gestión del cuidado del paciente: docum entación y delegación

P r e g u n ta s d e r e v is ió n d e l NCLEX®
A m enos que se indique lo contrario, escoja solam ente 2. Existe continuidad del cuidado en tre los trabajadores
u n a (1) respuesta. sanitarios.
3. Incluye historia, evaluación y factores de riesgo.
^ El com pletar la gráfica es un a actividad de enferm ería 4. Perm ite que los pacientes com plejos reciban cuidado
im p o rtante. A continuación se en u m eran las fu n ­ especializado.
ciones que cum ple la anotación de la gráfica.
Seleccione todas las correctas. ^ U n p aciente islám ico encam ado pide al profesional de
1. C om unica inform ación a los m iem bros del equipo enferm ería q u e le traiga u n a p alan g an a de agua cada
sanitario. m a ñ a n a y cada tard e. La u n id a d se e n c u e n tra e x ­
2. Es u n docum ento legal. tre m ad am en te ocupada, con falta de personal. Para r e ­
3. Recuerda al profesional de enferm ería los solver el tem a, usted:
tratam ientos que debe adm inistrar al paciente. 1. Explicará al paciente que está dem asiado ocupada
para traerle el agua.
4. Ayuda a los supervisores a revisar el rendim iento
2. Le llevará el agua a pesar de la escasez de tiem po.
del personal.
3. Pedirá a u n auxiliar n o titulado q u e explique la
5. Proporciona u n archivo perm anente del paciente.
situación al paciente.
6. Protege al paciente y al profesional de enferm ería
4. Le dirá que procurará llevarle el agua, au n q u e quizá
e n lo que respecta a la calidad y la continuidad
lo haga tarde.
del cuidado sanitario.
^ Los hospitales están adoptando con rapidez los ventajosos Q Cuando planea las asignaciones del cuidado de los pacientes
programas de gráficas electrónicas. Uno de los incon­ a los com ponentes del equipo de enfermería, la acción que
venientes del uso de ese sistema es que: puede conducir a inestabilidad y cuidado inadecuado es:
1. Perm ite al profesional de enferm ería docum entar 1. Cam biar las asignaciones con frecuencia.
más detalles del paciente con rapidez. 2. Considerar la descripción laboral de los m iem bros del
2. A nim a a los profesionales de enferm ería a basarse equipo.
e n los datos del ordenador sin cuestionar la 3. Considerar la ubicación de los pacientes.
inform ación. 4. Considerar el nivel de agudeza de los pacientes.
3. Proporciona más tiem po al profesional de
enfermería para dedicarlo al cuidado de los pacientes. ^ ¿Cuál de las acciones siguientes ayudará a u n director de
4. Ofrece inform ación instantánea sobre el resultado enferm ería a in c rem en tar las capacidades de liderazgo
m ediante el proceso de delegación?
de las pruebas.
1. Supervisión estrecha, sin perm itir nin g ú n error.
^ El profesional de enferm ería term ina de docum entar 2. Tomar claram ente todas las decisiones sobre cóm o se
la gráfica de u n paciente y se da cuenta de que la debe com pletar u n a tarea.
inform ación ha sido escrita en una gráfica equivocada. 3. Delegar la responsabilidad de tal form a q ue el
La m edida siguiente es: trabajador sea capaz de aceptar su responsabilidad.
1. Inform ar al director del equipo para que la corrija. 4. Delegar las tareas que resultan desagradables para el
2. Tachar por com pleto lo escrito de form a que no director de enferm ería.
sea visible.
3. M arcar la entrada con u n a sola línea, escribir ^ El actuar com o testigo de la firm a p o r el paciente de u n
«error» encim a de ella e inicializar la entrada. form ulario de consentim iento quirúrgico im plica q ue el
4. Dibujar una línea roja a través de la entrada profesional de enferm ería:
incorrecta, escribir «entrada errónea» e inicializar. 1. Ve al paciente firm ar el consentim iento.
Q Al rellen ar u n form ulario de ocurrencia inusual 2. Sabe que el paciente com prende el procedim iento.
3. Cree que el paciente es com petente.
(inform e de incidente) es necesario anotar:
4. Cree que el paciente es capaz de tolerar el procedimiento.
1. Los detalles principales del incidente.
2. Sólo las intervenciones de enferm ería realizadas.
^ La delegación es u n a función de enferm ería im portante.
3. Todos los detalles del incidente.
Entre las frases siguientes, ¿cuál es la incorrecta?
4. Los detalles generales, con foco en las reacciones
1. Los ET deciden q u é tareas delegan.
del paciente. 2. Los ET deben supervisar todas las tareas delegadas.
^ El hospital ha empezado a usar las vías clínicas estándar 3. Todas las tareas de enferm ería se p u ed en delegar si u n
como tipo principal de docum entación. Una de las ET acepta la responsabilidad.
ventajas de este tipo de docum entación es que: 4. Los ET deben conocer el ám bito legal de la práctica de
1. Perm ite planes de cuidado individuales. otros sum inistradores titulados.
CAPÍTU LO

Comunicación
y relación
entre enfermero
y paciente
O b je t iv o s d e a p r e n d iz a je

T e r m in o l o g ía
Enseñanza de los pacientes
C o n c e p t o s t e ó r ic o s para la comunicación con sus médicos 76
Comunicación 67 Valoración de las preferencias culturales 77
Confidencialidad [derecho del paciente a la privacidad) 68
Valoración de los temas espirituales 77
HIPAA (Health Insurance Portability
and Accountability Act) 68
Ayuda al paciente para describir
experiencias personales 78
Pautas que influyen en una comunicación eficaz 68
Pautas para la comunicación con los pacientes 68 Ayuda al paciente para expresar
necesidades, sentimientos
Técnicas de comunicación terapéutica 69
y pensamientos 78
Barreras para la comunicación 70
Uso de la comunicación para aumentar
Atención sanitaria multicultural 71 la autoestima del paciente 78

Competencia cultural 71 Documentación 78


Sensibilidad cultural 71 Aplicación del pensamiento crítico 80
Evaluación cultural 71
Resultados esperados 80
Diversidad en la atención sanitaria 71
Resultados no esperados 80
Evaluación espiritual 72 Opciones de pensamiento crítico 80
Terapia de relación 72

Principios de la relación 72
Unidad 2: Relación entre enfermero
y paciente 81
Fases de la terapia de relación enfermero-paciente 72

Diagnósticos de enfermería 74
Datos del proceso de enfermería 81

P r o c e d im ie n t o s
Unidad 1: Comunicación terapéutica 75
Inicio de la relación enfermero-paciente 82
Datos del proceso de enfermería 75
Facilitación de la relación
P r o c e d im ie n t o s enfermero-paciente 82
Presentación al paciente 76
Finalización de la relación
Comienzo de la interacción con el paciente 76 enfermero-paciente 83
66 C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente

Documentación 83 Aplicación del pensamiento crítico 86


Aplicación del pensamiento crítico Resultados esperados 86
Resultados esperados 83 Resultados no esperados 86
Resultados no esperados 83 Opciones de pensamiento crítico 86
Opciones de pensamiento crítico 83 Adenda del capítulo 86

Unidad 3: Comunicación en Consideraciones gerontológicas 86


situaciones especiales: depresión, Pautas de gestión 86
ansiedad e ira 84
Delegación 86
D a to s d e l p r o c e s o d e e n f e r m e r ía 84 Red de comunicación 86
PROCEDIMIENTOS Estrategias del pensamiento crítico 87
Comunicación con un paciente deprimido 85 Escenarios 87
Comunicación con un paciente con ansiedad 85 Preguntas de revisión del NCLEX® 87
Comunicación con un paciente Referencia cruzada: para HIPAA y temas de confidencialidad,
véanse capítulo 1y capítulo 3.
agresivo o airado 85
Documentación 85

O b je t iv o s d e a p r e n d iz a je

1. Defina el térm ino comunicación. 11. Explique por qué tiene efecto terapéutico anim ar al
2. Explique por qué la com unicación es u n concepto paciente para que exprese sentimientos y pensamientos.
im portante en enferm ería. 12. Describa las fases de u n a relación profesional de
3. Describa el significado del térm ino confidencialidad. enferm ería-paciente.
4. Discuta cuatro factores que afectan a la comunicación. 13. E num ere tres com ponentes para m a n ten er u na
5. Enum ere cinco ejemplos de comunicación terapéutica. relación profesional de enferm ería-paciente.
6. Enumere cinco ejemplos de barreras para la comunicación. 14. Describa la razón para discutir la term inación al
7. Explique por qué es im portante el cuidado sanitario com ienzo de la relación.
m ulticultural y describa el térm ino diversidad cu ltu ra l. 15. Practique la ayuda al paciente para q u e se com unique
8. E num ere tres com ponentes de u n a evaluación con con su médico.
sensibilidad cultural. 16. E num ere por lo m enos tres indicios de que u n
9. Form ule dos preguntas que puedan aportar paciente pued e estar deprim ido, ansioso o airado.
inform ación sobre los aspectos espirituales del paciente. 17. Describa dos intervenciones q ue usted podría hacer si
10. M uestre los pasos para iniciar u n a interacción con el uno de sus pacientes experim entase depresión,
paciente. ansiedad o ira.

T erm ino lo g ía

A c e p ta c ió n : recepción favorable; reconocim iento básico. C o g n ició n : proceso m en tal o facultad m ediante la q ue se
A c la ra r: hacer más claro o fácil de com prender. adquiere conocim iento.
A ctitu d : estado de m en te o pensam iento sobre algún C o m p ren sió n : percepción y en tendim iento de la naturaleza
tem a; disposición. y el significado de algo; conocim iento.
A g ita c ió n : inquietud excesiva con au m en to de la actividad C o m u n icació n : intercam bio de pensam ientos, inform ación
m en tal y especialm ente física. o m ensaje.
A n sie d a d : estado de inq u ietu d y sufrim iento; aprensión C o m u n ic a c ió n no verb al: aspectos de la com unicación, como
difusa. el lenguaje corporal o los gestos, que n o usan palabras
A p re n s ió n : u n a anticipación tem erosa o ansiosa del pero tienen significado.
futuro; terror. C o m u n ic a c ió n verb al: las palabras, el contenido o la
A se so ra m ie n to : dar apoyo o proporcionar u n a guía. inform ación transm itidos en el m ensaje.
A s is te n c ia : ayuda o soporte. C o n d u cta: acciones o reacciones de las personas bajo
A u to e s tim a : sensación de orgullo de uno mismo; quererse circunstancias específicas.
a sí mismo. C o n fu s ió n : d esord en ; em brollo; distracción;
C lic h é: respuesta estereotipada; expresión o idea trillada o desconcierto.
dem asiado usada. C o n g ru e n c ia : acuerdo; conform idad.
C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente 6 7

C o n s e n tim ie n to : aceptación, acuerdo. M a la a d a p ta c ió n : ajuste o adaptación defectuosos o


atención sanitaria que tiene
C u id a d o s an itario m u ltic u ltu ra l: inexistentes.
en cuenta las peculiaridades culturales de los pacientes M e c a n is m o de afro n ta m ie n to : medio para conseguir el ajuste
(creencias, valores, costumbres, tradiciones, idioma, o la adaptación al desequilibrio; m ecanism o de defensa
etc.). contra la ansiedad.
D e p res ió n : u n estado m ental caracterizado por desánim o, No c u m p lim ie n to : falta de deseo o capacidad para aplicar u n
falta de esperanza y ausencia de anim ación. plan o program a de tratam iento.
D ive rs id a d cu ltu ra l: diferencias entre las personas con Percep ció n : proceso de recepción e interpretación de
respecto a sus valores, creencias, lenguajes, im presiones sensoriales.
costum bres y patrones generales de com portam iento. Referir: enviar o dirigir a alguien para intervención o ayuda.
E m oción: cualquier sentim iento fuerte com o júbilo, odio,
Relació n : interacción de los individuos a lo largo de u n
pesadum bre, am or. período de tiem po.
E m p atia: capacidad de com prender con facilidad los
R elació n d e ayuda: interacción entre individuos que
sentimientos, pensam ientos y motivos de otra persona.
establece el clima para el progreso de los participantes
Estim ar: considerar con u n cierto valor, respeto,
hacia objetivos com unes.
apreciación.
R etro a lim e n ta c ió n : devolución de la inform ación al lugar de
E tn o ce n trism o : creencia en la superioridad del grupo
origen.
étnico propio.
S en sib ilid ad cu ltu ral: conocer y aceptar la diversidad en tre las
Evaluación e s p iritu a l: evaluación de las creencias y los
valores religiosos o espirituales del paciente. personas.
S o b re d e p e n d e n c ia : estado de necesidad o dependencia
Evaluar: exam inar y juzgar; valorar.
Expresar: m anifestar o com unicar; hacer conocer. excesiva de alguna persona o cosa.
H IP A A : Health Insurance Portability and Accountability Act, S o cial: participación en la com unidad y con otras personas.
legislación prom ulgada en 1996 para m ejorar los S o p o rte: ayuda o sostén.
program as M edicare y M edicaid y la eficiencia del T erapéutico: con propiedades m edicinales o curativas; u n
sistem a de atención sanitaria. producto sanador.
In te rre la c ió n : sentim iento de confianza m utua Term inación: final de algo; límite o frontera; conclusión o cese.
experim entado por personas que m antienen u n Transm itir: com unicar o hacer conocer; impartir.
contacto satisfactorio. V alid ar: confirm ar o verificar.

COMUNICACIÓN El proceso de comunicación com prende expresiones tanto


verbales como no verbales y es afectado por el marco intraper-
La comunicación es el proceso de envío y recepción de m ensa­ sonal del individuo, la relación entre los participantes y el obje­
jes p o r m edio de símbolos, palabras, signos, gestos u otras tivo del comunicador. El contenido del mensaje y el contexto
acciones. Es u n proceso de múltiples niveles que consiste en el tam bién condicionan el proceso de comunicación. La manera
contenido, o información, la parte del mensaje y la parte que como el mensaje es enviado y el efecto sobre el receptor inter­
define el mensaje. Los mensajes enviados y recibidos definen pretan u n papel en el resultado eventual del proceso de com u­
la relación entre personas. Desde el punto de vista de una capa­ nicación. Se aprecia con claridad que el proceso de com unica­
cidad aprendida, la comunicación está destinada a la obtención ción puede ser m uy complejo. Como clínico principiante, sin
de u n objetivo definido, la transm isión de hechos, sentim ien­ embargo, el hecho más im portante a recordar es que lo que
tos y significados a través del proceso de comunicación. usted dice y la forma como lo dice tienen m ucha influencia en
El proceso de com unicación form a u n a de las bases p ri­ el paciente.
marias para la adm inistración de todas las capacidades. Sin Una de las capacidades más im portantes que usted debe
com unicación clara el profesional de enferm ería no puede dom inar es la capacidad de hablar terapéuticam ente a los
evaluar, adm inistrar ni valorar sus acciones en el ejercicio de pacientes y la de escucharles. La comunicación profesional de
su profesión. Los principios de la com unicación terapéutica enfermería-paciente es u n proceso íntimo con el que se sumi­
tam bién form an u n a base para las capacidades de entrevista nistra cuidado de enferm ería. De hecho, el paso inicial en el
y consejo. proceso de enfermería, la evaluación, com prende observación,
La com unicación es u n elem ento vital de la enferm ería. entrevista y exploración. La entrevista presupone hab lar y
Todo lo q ue ocurre dentro de la interacción profesional de escuchar al paciente. Al principio le p u ed e resu ltar difícil
enferm ería-paciente presupone alguna form a o algún modo concentrarse en hablar y escuchar, p u esto que todavía no
de com unicación, com o escuchar a u n fam iliar trastornado, habrá dom inado las capacidades básicas, com o asear al
ayudar al paciente en la instrucción sanitaria o la realización paciente en la cam a o to m ar las constantes vitales. Conforme
de u n procedim iento de enferm ería. Sin com unicación el aum ente su experiencia, sin em bargo, esas tareas se h arán
profesional de enferm ería no podría sum inistrar atención de m ás familiares y podrá concentrarse en el proceso de com u­
enferm ería. nicación-interacción con el paciente.
68 C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente

C O N F ID E N C IA L ID A D (D E R E C H O DEL PACIENTE • La com unicación se convierte en disfuncional cuando u na


A LA P R IV A C ID A D ) persona no asum e la responsabilidad de su com unicación.
Los pacientes están protegidos p o r la ley (invasión de la Las com unicaciones disfuncionales proceden de no ap ren ­
privacidad) co n tra la divulgación n o autorizada de datos der a com unicarse correctam ente y delegar en otros la
clínicos personales, com o síntom as, diagnósticos y tra ta ­ responsabilidad de com unicarse.
m ientos. La inform ación confidencial pu ed e ser transm itida
con el consentim iento del paciente. La com unicación de la A prender a hablar con los pacientes y a escucharles es el
inform ación es obligatoria cuando ha sido ordenada por el com ienzo de la relación profesional de enferm ería-paciente.
trib u n al o cuando las leyes exigen den u n c iar el m altrato Algunos de ustedes llegan al cam po de la enferm ería con
infantil, las enferm edades contagiosas y otros incidentes m uchas de esas capacidades básicas de com unicación ya
específicos. aprendidas. Otros se sien ten tímidos, dubitativos y torpes en
Los profesionales de enferm ería, así com o otros profesio­ relación con los pacientes. P rocure recordar q ue usted está
nales sanitarios y sus directivos, p u ed e n ser considerados siendo form ado p ara convertirse en u n profesional, en u n
personalm ente responsables de invasión de la privacidad, así profesional de enferm ería, y com o tal tiene m ucho que ofre­
com o de otros agravios, en caso de juicio por divulgación no cer a sus pacientes. Ellos ap ren d e rán a respetar su capaci­
autorizada de inform ación del paciente. Los profesionales de dad, valorar su presencia y d ep en d er de u sted m ientras
enferm ería tienen la responsabilidad legal y ética de fam ilia­ están enferm os. U no de los aspectos más gratificantes de la
rizarse con las norm as y los procedim ientos de su institución, enferm ería es la experiencia de la com unicación con el
así com o con los nuevos aspectos de la HIPAA respecto a la paciente. Si u sted se siente tím ido o vacilante, recuerde que
obtención de inform ación del paciente. las capacidades de co m unicación se p u e d e n ap ren d er.
Com ience practicando o in terp reta n d o el papel con sus
com pañeros de estudio, h asta que se sienta cóm odo en las
H IP A A (HEALTH INSURANCE PORTABILITY
fases iniciales de u n a relación.
AND ACCOUNTABILITY ACT) Toda com unicación en tre profesional de enferm ería y
Esta ley, prom ulgada en 1996 y aplicada gradualm ente, paciente debe ser terapéutica, con independencia de que con­
requiere q ue el Secretary o f H e alth a n d H u m a n Services (HHS) lleve obtención de inform ación para u n a evaluación, interac­
diseñe ciertas norm as. La ley m ejora la eficiencia y la efecti­ ción con el paciente m ientras le asea en la cama o suministro
vidad de los program as M edicare y M edicaid, proporciona de inform ación. La diferencia entre com unicación terapéutica
seguro sanitario continuado si el paciente ha tenido un segu­ y relación terapéutica es que la relación tiene u n comienzo,
ro de grupo, y asegura la privacidad de la inform ación sani­ una porción media y u n final, con objetivos específicos para
taria del individuo. U no de los com ponentes más im portan­ cada fase. Las técnicas de com unicación terapéuticas se deben
tes de la HIPAA es la norm a de privacidad que entró en vigor usar en todas las formas de comunicación.
en abril de 2003.
La ley requiere que los profesionales sanitarios protejan a
PAUTAS PARA LA C O M U N IC A C IÓ N
los pacientes frente a la divulgación no autorizada de infor­
C O N LOS PACIENTES
m ación m édica personal. La HIPAA exige el consentim iento
para transm itir cualquier inform ación a los dem ás. También Al establecer la com unicación en tre profesional de enferm e­
establece q ue los pacientes deben recibir notificación por ría y paciente se deben recordar algunas guías básicas.
escrito de las prácticas de privacidad y de sus derechos. Los
pacientes p u eden acceder a los registros médicos personales • Acepte al paciente como u n individuo valioso y m erece­
con más libertad que antes. dor de respeto, ya q u e esa aceptación es u n prerrequisito
para la relación profesional de enferm ería-paciente.
• Considere al paciente en su conjunto, n o sólo sus necesi­
PAUTAS QUE IN FL U Y E N EN
dades físicas. También son im p o rtan tes las necesidades
U N A C O M U N IC A C IÓ N EFICAZ
sociales, em ocionales y espirituales del paciente.
• U na persona tiene que com unicarse. Este concepto es bási­ • C om prenda sus propias necesidades, sentim ientos y reac­
co para la com unicación. Tenemos u n a necesidad in trín ­ ciones, de form a q ue n o interfieran con el proceso te ra­
seca de com unicarnos en form a verbal o no verbal. Incluso péutico aplicado al paciente.
el silencio es u n a form a de com unicación. • Esté preparado para sentir algún grado de im plicación
• Existe u n valor del co n ten id o , o in form ativo, de los em ocional con su paciente, m ostrando interés y preo cu ­
m en sajes enviados y recibidos, que explica de q u é tra ta pación por su bienestar. Al mism o tiem po, sin em bargo, es
el m en saje y expresa lo q u e el em isor sien te sobre el necesario conservar la objetividad.
receptor. • Recuerde que la interacción profesional de enferm ería-
• El m ensaje enviado no es necesariam ente igual que el sig­ paciente es de tipo profesional. Como tal, el profesional de
nificado recibido. enferm ería posee las capacidades, los conocim ientos y los
• Los mensajes contienen significados francos y encubiertos. recursos para aliviar el dolor y el sufrim iento de la otra
El em isor conoce el significado franco o directo, y puede persona, y el paciente busca confort y ayuda para aliviar
darse cuenta o no del significado oculto, encubierto. algún problem a presente.
C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y padente 6 9

• La relación profesional de enferm ería-paciente no req u ie­


re u n acuerdo a largo plazo ni reuniones form ales entre
am bos para ser efectiva. Usted puede obtener los objetivos
de tal relación durante u n a experiencia clínica corta.
• Adopte u n papel activo y guíe la conversación si el pacien­
te se m uestra indeciso. Por ejem plo, «Estoy aq u í para
escuchar cualquier problem a que pueda tener, Sr. Smith.
M e ha parecido que le resulta difícil com prender...».
• Utilice exposiciones abiertas y haga preguntas de respues­
ta abierta, para ayudar a que el paciente describa lo que le
está sucediendo. Capte los indicios y siga el tem a que el
paciente haya iniciado para proporcionar continuidad.
• Utilice el lenguaje corporal para transm itir em patia, in te­
rés y ánim os, y facilitar así la com unicación.
• Utilice el silencio com o u n instrum ento terapéutico y per­
m ita que el paciente escoja el ritm o y la dirección de sus
com unicaciones. Sin em bargo, los períodos largos de
silencio p ueden au m en tar el nivel de ansiedad del pacien­
te, p o r lo que se deben usar con cuidado. • La comunicación terapéutica implica que el profesional de enfermería
se centra en el paciente. Aquí vemos un ejemplo de comunicación
no terapéutica.
TÉCNICAS DE COMUNICACIÓN
TERAPÉUTICA
Retroalimentación. Use la retroalim entación para transm itir al
La com unicación incluye la totalidad de la persona hu m a n a paciente el efecto de sus palabras. Este m étodo ayuda a m an ­
y refleja lo sucedido dentro y fuera de nosotros. Las sensa­ tener al paciente en el tem a o cambia el tem a. Conlleva reco­
ciones corporales, los pensam ientos, los sentim ientos, las nocim iento, validación, aclaración, extensión y alteración.
em ociones, las ideas, las percepciones, los juicios, las expe­ Ejemplo: «Se h a cambiado m u y bien la bolsa de colostomía».
riencias previas y los recuerdos son todos parte de cóm o y Ejemplo: «Cuando habla de esa form a, m e hace sentirm e
q ué com unicam os. La com unicación eficaz, funcional, sólo incóm odo». (Si el paciente está haciendo com entarios perso­
ocurre cuando lo sucedido dentro de nosotros es congruente nales sobre el profesional de enferm ería.)
con lo com partido con el exterior. Tiene im portancia ser un
com unicador terapéutico y funcional, y no trastornar el pro­ Enfoque. Enfoque o reenfoque en la exposición del pacien­
ceso de com unicación m ediante el uso de técnicas no te ra­ te. Capta el tem a central o los «indicios» sum inistrados por
péuticas o bloqueos de la com unicación. el paciente.
Las técnicas de com unicación terapéutica facilitan el flujo Ejemplo: «Usted m e dijo que le costaba m ucho trabajo hablar
de com unicación y siem pre se centran en el paciente. Las con el médico».
técnicas de com unicación no terapéutica bloquean o dificul­ Ejemplo: «Dice que le asusta la pru eb a de D oppler que le van
tan la com unicación y generalm ente se enfocan en el profe­ a hacer m añana».
sional de enferm ería y en cubrir las necesidades del profesio­
nal de enferm ería. A continuación se enum eran las principales Frases incom pletas. A nim an al paciente para que continúe.
técnicas terapéuticas y no terapéuticas. Ejemplo: «Así que su vida es...».

Reconocim iento. Acepta al paciente sin insertar los valores o Escucha. Recibe conscientem ente el m ensaje del paciente.
juicios propios. El reconocim iento puede ser simple, con y Ejemplo: Escucha con actitud interesada, activa, receptiva y
sin com prensión, y verbal o no verbal. seria.
Ejemplo: En la respuesta «Le escucho», el profesional de
enferm ería reconoce u n a exposición sin m ostrarse de acuer­ A ctivid a d verbal mínim a.M antenga al m ínim o su verbaliza­
do con ella. tio n y perm ita q ue el paciente conduzca la conversación.
Ejemplo: «Sí, continúe», «Bien, bien». Ejemplo: «¿Cómo se siente...?». «Continúe...».

A claración. Aclara el m ensaje del paciente. C om prueba o Creación de arm onía en tre los
A ju ste m u tu o o congruencia.
deja clara la intención o el significado oculto del m ensaje, m ensajes verbales y n o verbales.
o d eterm in a si el m ensaje enviado fue el m ensaje recibido. Ejemplo: Una paciente está llorando y el profesional de enfer­
Ejemplo: «No le entiendo. ¿Podría expresarlo con otras pala­ m ería le dice: «Me sentaré con usted u n rato», y coloca la
bras?». m ano sobre el hom bro de la paciente.
Ejemplo: «¿Q uiere decir...» (Repite el significado del m ensaje Ejemplo: El paciente le dice al profesional de enferm ería que
del paciente.) se siente bien, pero el lenguaje corporal indica q ue tiene
70 C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente

dolor. «Dice usted que se siente bien, pero m e parece que le Incongruencia. Envía m ensajes verbales y n o verbales que
está doliendo.» se contradicen u no s a otros; dos o m ás mensajes, enviados
a través de niveles diferentes, se contradicen seriam en te el
Á n im o no verbal. U tilización del lenguaje corporal para u n o al otro. La contradicción puede ser en tre el contenido
co m u n icar interés, atención, com prensión, soporte y deseo verbal/no verbal o el contenido de tiem po/espacio.
de escuchar, p ara favorecer la recogida de datos. Ejemplo: El profesional de en ferm ería dice: «Me gu staría
Ejemplo: El profesional de en ferm ería asiente apropiada­ hablarle», m ientras se m arch a de la habitación porque está
m en te m ien tras habla el paciente. dem asiado ocupado.
Ejemplo: El profesional de enferm ería se inclina hacia delante.
Asun cio ne s.A su m ir el significado de la conducta de otra
P reguntas de respuesta a bierta. Hace preguntas que no p u e ­ persona, sin que ella lo valide.
d en ser respondidas con u n sim ple «sí», «no» o «puede ser». Ejemplo: El profesional de en ferm ería en cu en tra sonriendo
E n gen eral estas p reg u n tas re q u ie re n u n a respuesta de al paciente con tendencias suicidas, y dice a las com pañeros
varias palabras para am pliar las oportunidades de conversa­ que está de buen h u m o r y m ucho mejor.
ción y facilitar la com unicación del paciente.
Ejemplo: «¿Cómo está funcionando la ACP hoy?», en vez de Invalidación. Ignorar o n egar la presencia, los pensam ientos
«¿Ha cedido el dolor?». o los sentim ientos de otra persona.
Ejemplo: Paciente: «¡Hola! ¿Cóm o está usted?». Profesional
R eflexión. Identifica y devuelve u n m ensaje que reconoce de enferm ería: «No puedo hab lar ahora; voy a alm orzar».
el sen tim ien to o repite las ú ltim as palabras dichas por el
paciente. (Transm ite aceptación y m ayor com prensión.) S obrecarga. H ablar co n rapidez, cam b iar de te m a y dar
Ejemplo: «... ¿Le preocupa su diagnóstico?». m ás inform ación de la q ue el in terlo c u to r pu ed e absorber
de u n a vez.
R eexposición. Repite la exposición del paciente p ara a n i­ Ejemplo: «Veo que tien e 48 años y que ingresó ayer. ¿Le h an
m arle a que continúe. explorado? ¿De dónde procede usted?».
Ejemplo: «¿Dice que no puede so p o rtar verse el estom a?».
Respuesta social. R esponde de u n a form a q ue cen tra la
Validación. Verifica la exactitud del m ensaje recibido. atención en el profesional de enferm ería, en lugar de en el
Ejemplo: «Sí, se crea confusión cuando hay ta n tas personas paciente.
en el cuarto». Ejemplo: «Este sol es m u y bu en o p ara m is rosas. Tengo u n
precioso ja rd ín de rosas».

BARRERAS Falta de atención. P erm anece en silencio y sin respuesta, no


PARA LA COMUNICACIÓN capta los indicios y n o su m in istra retroalim entación.
Ejemplo: El profesional de en ferm ería dice: «Espero que el
C a m b io d e tem a. In tro d u c ció n in ap ro p iad a de nuevos dolor esté m ejor», m ien tra s so n ríe y se m a rc h a de la h a b i­
tem as, u n a característica que puede indicar ansiedad tación.
Ejemplo: La paciente está llorando y habla de su m iedo a la
ciru g ía, y el profesional de e n ferm ería le p re g u n ta ,
«¿C uántos hijos tiene usted?».

C o nsuelo falso. Uso de clichés, respuestas estereotipadas,


palabras «cariñosas», consejo y frases «tranquilizadoras»
en u n in te n to de consolar al paciente. La m ayor p a rte de
lo q ue llam am os «consuelo» debería llam arse e n realidad
«consuelo falso».
Ejemplo: «Todo va a ir bien».
Ejem plo: «No se p reocupe. Este analgésico siem pre fu n c io ­
na».

O fre cim ie n to de consejo. Le dice al paciente lo que debe


hacer. C uando usted da su opinión o tom a decisiones por el
paciente, quiere decir que el paciente no puede afro n tar sus
propias decisiones y que usted acepta la responsabilidad de
decidir en su nom bre.
Ejemplo: «Si yo fuera usted...».
Ejem plo: «D ebería en say ar algunos tra ta m ie n to s a lte r n a ­ |• Dentro del marco interpersonal, los profesionales de enfermería
tivos». comparten parte de su trabajo con el paciente.
C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente 71

J u ic io s de valor. E x p re sar op in io n es propias, m o ra liz a r o ra, el sexo y la con d u cta de grupo. Puesto q u e todos esos
d a r p o r c ie rto los v alo res p ropios, m e d ia n te el uso de aspectos p u ed e n afectar a la form a com o u n in d ividuo
p alab ras com o b on ito, bueno, m a lo , correcto, equivocado, debe experim enta, se en fren ta con y responde a la enferm edad,
y tiene. los profesionales de en ferm ería deben conocer esas d iferen­
E je m p lo : «Creo q u e es m uy b u e n m édico». cias culturales.
E jem plo: «Debería usted aceptar la transfusión de sangre».

S E N S IB IL ID A D CULTURAL
ATENCIÓN SANITARIA Los profesionales de en ferm ería d eben desarrollar sensibi­
MULTICULTURAL lidad a las personas de culturas distintas de la propia, para
poder cubrir las necesidades de sus pacientes. Las personas
C onform e avanzam os en el siglo xxi se están produciendo de diferentes cu ltu ras p u e d e n te n e r distintas creencias y
m o vim ientos dem ográficos que cam biarán la orientación valores sobre la en ferm ed ad y el tratam ien to , con diferen ­
de la aten ción sanitaria. En EE. UU., el últim o censo dem os­ tes prácticas sanitarias y p atro n es de conducta. Con el fin
tró q u e mas del 29% de la población estaba form ada por de tra ta r al p acien te de form a integral, los profesionales de
g en te de color, y que el 12% e ran hispanos o de origen enferm ería deben conocer esas diferencias y ser capaces de
español. En el añ o 2000, la población to tal nacida en el incorporarlas en el plan de cuidado del paciente individual.
ex tran jero superaba los 20 m illones de personas, o más del Por ejem plo, si el pacien te es u n nativ o n o rteam erican o
12% de la población total, y 14 m illones de e sta d o u n id en ­ que cree en los sanadores cham ánicos y los valora, el p ro ­
ses n o h ab lan inglés. Cabe esp erar q u e esa te n d en cia fesional de enferm ería p u ed e fo rm u lar u n plan q u e incluya
a u m e n te en las estadísticas del nu ev o censo. De hecho, la visita de u n san ad o r al paciente. Esa adición al p lan de
g rupos que antes era n m inoritarios p u ed e n ser clasificados cuidado pu ed e o cu rrir sin in terferen cia con el concepto
ah o ra com o m ayoritarios. occidental, en el q ue el sum in istrad o r prim ario debe ser u n
Debido a este cambio en la dem ografía de la población de médico.
EE. UU., están em ergiendo barreras que dificultan la a te n ­
ción sanitaria en m uchos grupos de población. La m ayor
EVALUACIÓ N CULTURAL
barrera quizá sea el idiom a y, puesto que la com unicación es
u n com ponente esencial del cuidado de enferm ería, tiene C uando se realiza la evaluación total de u n paciente, puede
im portancia considerar la dificultades del lenguaje. Otras ser im portante incluir los siguientes com ponentes culturales
barreras p u ed e n ser la residencia en barrios pobres de las individuales:
ciudades, las prácticas preventivas deficientes, com o la mala
nutrición, y las creencias de ciertos grupos culturales que • A ntecedentes culturales y orientación cultural.
afectan a su com prensión de las enferm edades y la respuesta • Patrones de com unicación (basados en la cultura).
al tratam iento. La barrera más im portante para m uchos de • Prácticas nutricionales.
esos grupos étnicos quizá sea la pobreza. Los com ponentes • Relaciones familiares.
del grupo socioeconómico inferior tien en acceso reducido a • Creencias y percepciones relacionadas con la salud, la
la atención sanitaria, lo que incluye seguro de salud, dispo­ enferm edad y las m odalidades de tratam iento.
nibilidad y localización de las instituciones sanitarias, tran s­ • Valores relacionados con las prácticas sanitarias.
porte, etc. • Educación.
• Temas que afectan al sum inistro de cuidado sanitario.
C O M P E T E N C IA CULTURAL
D IV E R S ID A D EN LA ATEN CIÓN S A N ITA R IA
Es im p o rtante que los profesionales de enferm ería conoz­
can el im pacto de las varias cu ltu ras en las prácticas de La diversidad es u n a clave para el sum inistro de cuidados de
aten ció n sanitaria, si q u ie ren convertirse en com petentes enferm ería com petentes y seguros, puesto q u e las proyeccio­
desde el p u n to de vista cultural. C onform e a u m e n ta el nes para la población de EE. UU. más allá de 2007 m uestran
n ú m e ro de inm igrantes en este país, los profesionales de que los hispanos, los am ericanos asiáticos y los afroam erica­
en ferm ería se en fren tan con problem as de diversidad cul­ nos superarán en n ú m ero a los blancos. Esos diversos grupos
tu ra l al su m inistrar atención sanitaria. La diversidad cu ltu ­ culturales plantearán u n reto a todos los trabajadores sanita­
ral im plica u n a gam a de diferencias en valores, creencias, rios: la tom a de decisiones éticas apropiadas sobre la base de
costum bres, folclore, tradiciones, lenguaje y patrones de los valores, las creencias y las prácticas culturales peculiares
conducta en tre los varios grupos culturales. Por ejem plo, de cada grupo.
las personas de diferentes culturas definen el espacio p er­ La conciencia de la diversidad se p u ed e co n sid erar en
sonal de m odo distinto. A lgunas p u ed e n preferir el contac­ tres partes: diferencias en tre las perso n as, reco n o cim ien to
to perso n al m ás íntim o, m ientras que otras se sienten ofen­ de las n ecesidad es ú n ic as de los dem ás y sensibilidad
didas p o r el m ovim iento de o tra perso n a d en tro de su (te n ien d o e n cu e n ta los sesgos p ersonales) p ara n o in te r­
espacio p ersonal. El profesional de en ferm ería necesita ferir con el sum in istro de cuidado de en ferm ería p ro fesio ­
saber q u e el espacio personal está relacionado con la c u ltu ­ n al y seguro.
72 I C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente

EVALUACIÓ N ESPIR ITUA L


Al re a liz a r u n a ev a lu ació n com pleta del p aciente, es
im p o rta n te in c lu ir u n a evaluación espiritual. Esa necesi­
d ad n o es invasiva n i intrusiva. El objetivo de ta l ev a lu a­
ción es ab rir los canales de com unicación, de form a que el
pacien te se sienta confortable en la d iscusión de tem as
esp iritu ales. Si el paciente no percibe u n a actitud abierta
p o r p a rte del profesional de en ferm ería , pu ed e concluir
q ue el profesional de en ferm ería no desea h ab lar de espi­
ritu alid ad ; p or tanto, hac er u n a s cu a n tas p reg u n tas p e rti­
n en tes d u ra n te la evaluación general p uede co n seg u ir el
objetivo de in icia r la com unicación.

TERAPIA DE RELACIÓN
| • La terapia de relación incluye participación de la familia para discutir
Los profesionales de enferm ería tien en la o p o rtu n id ad de las necesidades de cuidado del paciente.
co m p artir p a rte de lo que ellos son con otras personas que
h a n solicitado directa o in d irectam en te ayuda. D entro de
ese m arco in terp erso n al com ienza a desarrollarse la rela­
ción profesional de enferm ería-paciente y adopta sus carac­ debe a n im a r al p ac ien te p a ra q u e ex p rese sus s e n tim ie n ­
terísticas individuales. tos, p reo cu p acio n es, ex p e ctac io n es, m iedos, etc., d en tro
O tros individuos ap o rtan a la relación sus pensam ientos, de lím ites seguros.
sentim ientos, sentido de valor propio, patrones de conducta,
capacidades para adaptarse y afrontar, sistem as de creencias
P R IN C IP IO S DE LA RELACIÓN
y p u n to s de vista sobre la vida y la interacción con ella.
D entro de to das esas variables com plejas, existe co m ú n ­ Los principios subyacentes a u n a relación de ay u d a in c lu ­
m en te u n p u n to com partido en el que com ienza la relación yen:
profesional de enferm ería-paciente.
Esa relació n se pu ed e d e fin ir com o la in teracc ió n en tre • Percepción del paciente com pleto, incluyendo necesida­
el p ro fesio n al de e n fe rm e ría y u n p a c ie n te con fin e s y des em ocionales, físicas, cu ltu rales y espirituales.
objetivos te rap éu tico s com p artid o s. Las ca ra cte rístic as de • A lgún grado de im plicación em ocional, au n q u e conser­
la relació n in c lu y en aceptación, h o n estid ad , com prensión vando la objetividad.
y em p atia del profesional de e n ferm ería h acia el paciente, • Establecim iento de lím ites apropiados y consistencia en
q u e d esea o no d esea so lic ita r ay u d a . E n g en e ra l, es la conducta m ien tras se atiende al paciente.
im p o rta n te q u e el profesional de en fe rm e ría considere al • Com unicación clara, franca y abierta.
p ac ien te com o u n in d iv id u o ú n ic o resp o n sab le de sus • A n im a r la expresión de sentim ientos.
p ropios sen tim ie n to s, acciones y conductas, y que es u n • C entrarse en el «aquí y ahora».
p a rtic ip a n te activo e n u n p ro g ra m a de a te n c ió n s a n ita ­
ria. La relación es m ás efectiva si el p ac ien te m u e stra u n a Los peligros p ara la relación co m p ren d en im plicación
v o lu n tad de a c ep tar la resp o n sab ilid ad y p articip a a c tiv a­ em ocional y actitudes críticas p o r p arte del profesional de
m e n te en la relación te rap éu tica. Eso no siem pre es p o si­ enferm ería y el resto del personal.
b le y el pro fesional de e n ferm ería debe co m e n z a r la rela­
ció n con ac ep tac ió n del n iv e l en el que el p ac ien te es
FASES DE LA TE R A P IA DE RELACIÓN
cap az de p a rticip ar. Ese proceso re su lta a veces difícil y
ENFERM ERO -PACIENTE
fru s tra n te . El objetivo de la te rap ia de relación es ay u d a r
al p ac ien te a id e n tificar y c u b rir sus propias necesidades. E xisten tres fases en u n a relación enferm ero-paciente tra d i­
El pro fesio n al de en ferm ería pu ed e a y u d a r al p ac ien te a cional.
a lc a n z a r los objetivos m e d ian te dem o stració n de ac e p ta ­
ció n , de fo rm a q u e el p a c ie n te p u e d a e x p e rim e n ta r el F a s e d e in ic ia c ió n u o r ie n t a c ió n En la interacción inicial
sen tim ie n to de ser aceptado com o in dividuo; p o r d e s a rro ­ con el p aciente, u sted se p re se n ta a sí m ism o y establece
llo de co n fian za m u tu a a través de co n d u ctas de en fe rm e ­ los lím ites de la relació n . En esa fase ta m b ié n se id e n tifi­
ría co n siste n tes y co n g ru en tes; m e d ia n te p ro p o rció n de ca n los problem as, expectaciones y tem as relevantes (cul­
e x p e rie n c ia e m o c io n a l c o rre c to ra p a ra a u m e n ta r la tu rales y espirituales) que se d eberán tra ta r d u ran te la rela­
au to estim a, y fin a lm e n te m e d ian te creación de u n m edio ción. En esta fase de la relació n u sted p o d rá id entificar
am b ien te seg u ro y de soporte. A lo largo de la relació n es cualquier anom alía de la audición, el habla, el desarrollo o
esen cial cierto grado de p articip ació n em o cio n al y co m u ­ psicológica que deba ser ten id a en cu en ta p ara in tro d u cir los
n ic ació n a b ie rta y fran ca . El p ro fesio n al de e n ferm ería ajustes necesarios en la relación.
C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente 73

TA B LA 4 -1 CONSIDERACIONES DE LA DIVERSIDAD RELIGIOSA PARA LA ATENCIÓN


DEL PACIENTE
Orientación religiosa Bautism o Rituales para la m uerte Crisis de salud Dieta

Adventista Opuesto al bautismo No exequias Pueden ser deseables la No alcohol, café, té ni


de los lactantes comunión o el bautismo ningún narcótico
Baptista Opuesto al bautismo Clérigo apoya Algunos creen en sanadores Condenan alcohol
del lactante y aconseja y en la imposición de manos Algunos no perm iten
Algunas sectas se resisten café ni té
a la ayuda médica
Islam No bautismo Procedimientos prescritos No fe en sanadores Prohibido alcohol
por familia para lavado Lavado ritual después y cerdo
del cuerpo y sudario de las oraciones de cada día
después de muerte
Budismo Ritos después Enviar a religioso La familia debe solicitar Desaconsejan alcohol
de m adurar el niño budista notificación a clérigo y drogas; algunos
Cantos funerarios son vegetarianos
Ciencia cristiana No bautismo No exequias Niegan la existencia de Alcohol, café y tabaco
No autopsia crisis de salud considerados drogas
Muchos rechazan toda no permitidas
ayuda médica,
transfusión de sangre
y fármacos
Episcopaliano Bautismo lactante Exequias no esenciales Tratamiento médico Algunos no comen
obligatorio para todos los miembros aceptable carne los viernes
Testigos de Jehová No bautismo lactantes No exequias Opuesto a transfusión No comen nada a lo
de sangre que se haya añadido
sangre
Judaismo No bautismo pero Lavado ritual del Todas las personas enfermas Los ortodoxos
circuncisión ritual cuerpo muerto buscan atención médica observan leyes de
el octavo día después El tratam iento anula dieta kosher, que
del nacimiento las restricciones dietéticas prohíben cerdo,
marisco y comer
carne y productos
lácteos al mismo
tiempo
Metodista Bautismo aconsejado No exequias Tratamiento médico No restricciones
aceptable
Mormón Bautismo a los 8 años El muerto puede ser No prohíben No permite alcohol,
o después bautizado tratam iento médico cafeína, tabaco, té
por representación aunque creen en curación ni café
divina
Católico romano Bautismo de lactante Exequias requeridas Último sacramento La mayoría de las
obligatorio al enfermo personas
enfermas están
exentas del ayuno

Nota: pueden existir circunstancias en las que un tribunal ordene ignorar prácticas religiosas (p. ej., transfusión de sangre para salvar la vida de un niño).

Fase d e c o n tin u a ció n o tra b a jo a c tiv o En esta fase usted Fase d e te rm in a c ió n En esta fase final, cuando el paciente
podrá desarrollar un a relación de trabajo, y en conjunción con va a ser dado de alta pronto, usted pu ed e co n tin u ar el plan
la cobertura de las necesidades del paciente, com enzará a resol­ iniciado en el m o m en to del ingreso; p o r ejemplo, anticipar
ver los problemas de él; por ejemplo, colaborar con el paciente problem as que p u ed en plantearse con la vuelta al hogar;
para controlar el dolor; enseñar al paciente el cuidado de un com pletar la planificación y la enseñanza para el alta; resol­
dispositivo nuevo, como u n a colostomía; o aplicar u n plan ver los tem ores del paciente a te n er que valerse po r sí mism o
para favorecer el funcionam iento independiente del paciente. después de abandonar el hospital.
74 C a p ítu lo 4 Comunicación y relación entre enfermero y paciente

> D iagnósticos de en ferm ería


Los siguientes diagnósticos de enfermería pueden incluirse en el plan de asistencia de un paciente cuando los componentes están
relacionados con el alivio del dolor en un paciente.

D IA G N Ó S T IC O DE E N F E R M E R ÍA FACTORES R E L A C IO N A D O S

Comunicación verbal alterada Barrera psicológica, imposibilidad de hablar con lenguaje dominante; función cognitiva alterada, falta
de privacidad.
Impotencia Falta de control percibida que conduce a insatisfacción.
Interacciones sociales alteradas Falta de motivación, ansiedad, depresión, falta de autoestima, pensamiento
desorganizado, delirio, alucinaciones.
Aislamiento social Hospitalización, enfermedad terminal.
Procesos de pensamiento trastornados Depresión, ansiedad, miedo a lo desconocido, trauma emocional, comunicación confusa, respuesta
negativa a los demás.

La acción más importante para disminuir la incidencia de infecciones hospitalarias es la higiene de las manos. Recuerde lavarse
las manos o usar g e l antibacteriano antes y después de todos y cada uno de los contactos que tenga con e l paciente.

Antes de cada procedimiento, preséntese e identifique al paciente con dos métodos adicionales al del número de habitación. Este
tipo de acciones previenen errores y se ajustan a las recomendaciones de la JCAHO.
UNIDAD ►

Comunicación
terapéutica

D a t o s d e l PRO CESO DE E N F E R M E R ÍA

V ALO RACIÓ N • Base de datos

Determinar la capacidad del paciente para procesar la información a nivel cognitivo.


Evaluar los datos del estado mental con el fin de establecer una línea basal para la intervención.
Evaluar la capacidad del paciente para comunicarse a nivel verbal.
Observar lo que le sucede al paciente aquí y ahora.
Identificar el nivel de madurez del paciente, de forma que las expectaciones de la interacción sean realistas.
Evaluar el nivel de ansiedad del paciente, puesto que la ansiedad interfiere con la comunicación.
Evaluar el fondo cultural del paciente.

P L A N IF IC A C IÓ N -O b je tiv o s

Ayudar al paciente a que cubra sus propias necesidades.


Ayudar al paciente a experimentar el sentimiento de ser aceptado.
Aumentar la autoestima del paciente.
Proporcionar un medio de soporte para el cambio.
Instituir comunicación terapéutica en lugar de casual o no orientada al objetivo.
Afectar o influenciar el medio ambiente físico, emocional y social del médico.
Mostrar sensibilidad a la orientación cultural del paciente.

IM P LE M E N TA C IÓ N • Procedim ientos

Presentación al paciente.
Comienzo de la interacción con el paciente.
Enseñanza de los pacientes para la comunicación con sus médicos.
Valoración de las preferencias culturales.
Valoración de los temas espirituales.
Ayuda al paciente para describir las experiencias personales.
Ayuda al paciente para expresar necesidades, sentimientos y pensamientos.
Uso de la comunicación para aumentar la autoestima del paciente.

EVALUACIÓN • R esultados esperados

El paciente desarrolla la capacidad de evaluar y cubrir sus propias necesidades.


La comunicación se convierte en más clara, más explícita y centrada en áreas problemáticas.
Se crea un entorno de apoyo para que el paciente reduzca la ansiedad y experimente cambio.
La diversidad cultural es aceptada por el equipo de atención sanitaria.
Las preferencias culturales y los temas espirituales son atendidos.
Los pacientes son capaces de comunicarse de modo eficaz con sus médicos.
76 C a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y paciente

P resentación al paciente 6. Preséntese al paciente. (P. ej., «Buenos días, Sr. Jones. Me
llamo Sra. Bames, soy estudiante de enfermería de la
P r o c e d im ie n to Bellington School o f Nursing y le cuidaré hoy».)
1. O btenga la asignación del paciente. 7. Si el paciente es ciego, preséntese a sí misma al entrar en la
2. Lea la gráfica y revise las órdenes del médico. habitación: diga con exactitud lo que está haciendo y el
3. Com pruebe el plan de cuidado del paciente. m om ento en que se marcha. >Razón: Los pacientes ciegos
4. Aclare cualquier pregunta sobre la asignación del desarrollan ansiedad cuando oyen entrar en la habitación a
paciente. alguien que no habla.
5. Entre en la habitación del paciente y com pruebe dos 8. Comience a establecer una relación personal de enfermería-
form as de identificación del paciente. paciente utilizando una comunicación clara y abierta.

C om ienzo de la interacción
con el paciente
P r o c e d im ie n to
1. Después de la presentación (durante la que usted llama
al paciente por su nom bre y le dice cóm o se llama
usted), describa el objetivo de la interacción.
2. Diga al paciente de m odo específico lo que va a hacer
usted para atenderle.
3. P regunte al paciente si ha entendido o quiere hacer
alguna pregunta.
4. A nim e al paciente para que le diga cóm o se siente en
• En su interacción con un paciente, el profesional de enfermería incluye a los
ese m o m ento (sobre todo en lo referente al dolor). amigos como un elemento importante en el sistema de apoyo al paciente.
5. A nim e al paciente a participar en su cuidado, tanto
verbalm ente com o sin palabras.
6. Preste atención a la comunicación y al procedimiento que 8. Complete la comunicación solicitando la respuesta
está usted administrando. >Razón: M uchas veces, la mejor (retroalimentación) del paciente.
base de datos se obtiene con la observación. 9. Complete la interacción diciéndole al paciente cuándo
7. Evalúe la conducta no verbal y determ ine si encaja (es retornará.
co ngruente) con la com unicación verbal, sobre todo 10. Cumpla el horario de reu n ió n acordado para au m en tar
cu ando está usted evaluando la intensidad del dolor. la confianza del paciente.

Enseñanza de lo s pacientes para la com unicación con sus m édicos


P r o c e d im ie n to 4. Ayude al paciente a preguntar sobre la situación funcional
1. Practique con el paciente el m odo de form ular y de la enfermedad y los síntomas. >Razón: Aumenta
verbalizar preguntas directas (frente a indirectas). la sensación de control del paciente sobre su situación.
2. Ensaye con el paciente para extraer la información 5. Ayude al paciente a preg u n tar al m édico el objetivo y
específica que desea recibir del médico. >Razón: La los resultados esperados de los tratam ientos.
recepción de inform ación aum entará la satisfacción del >Razón: A um enta la observancia y el cum plim iento del
paciente y disminuirá la ansiedad. tratam iento.
3. Verifique directam ente (aclare) la inform ación que
recibe el paciente del médico. > Razón: Esta actividad
dism inuirá la ira y la ansiedad del paciente. C o m p e t e n c ia c u l t u r a l
A partir de 2006, la J C A H O requerirá a los h ospitales que Una form a de adquirir la com petencia desde el p u n to de vis­
registren el idiom a y las n e cesid ad e s de com u n icació n ta cultural es aprender el idiom a hablado por la m ayoría de
del paciente en el historial médico. La J C A H O ap lica esa sus pacientes; eso proporciona conocim ientos sobre la cu ltu ­
norm a debido a que la investigació n ha dem ostrado que ra y ayuda a reconocer los im pedim entos culturales indivi­
las d iferencias en el idiom a y la cultura pueden tener un duales para los pacientes que reciben atención sanitaria.
im pacto im portante sobre la calidad y la segu ridad de la
atención del paciente. Fuente: Gaskill, M. (M ay 6, 2002). Just say th e words. NurseWeek:
Santa Clara, CA.
C a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y paciente 7 7

P r á c t ic a d e e n f e r m e r ía b a s a d a e n l a e v id e n c ia

E nseñar a los p a cie n te s p a ra q u e se c o m u n iq u en las preguntas directas (frente a indirectas) al m édico y reci­
con los m é d ic o s b ie ro n m ás inform ación. Los au to res co n clu y ero n q ue el
Este estudio revisó las intervenciones de en tren am ien to en en tren am ien to de los pacientes para com unicarse con sus
com unicación sum inistradas a 1665 pacientes, para deter­ médicos logró m ejorar de diversas formas.
m in ar la efectividad de enseñar a los pacientes la form a de
com unicarse con los médicos. Los resultados indicaron que Fuente: Cegala, D.J., Miser, W.F. (2002). The o th e r half of th e w hole:
los pacientes que habían recibido ese en tren am ien to hicie­ Teaching patients to com m unicate w ith physicians. Family Medicine 34
ro n más p reguntas, m ostraron u n aum ento significativo de (15), pp. 344-352.

Valoración de las preferencias culturales


P r o c e d im ie n to 4. Valide la com unicación verbal y n o verbal del paciente
1. Revise la historia del paciente relacionada con la basada en la com prensión cultural. >Razón: C uando el
orientación cultural para determ inar si incluye fondo cultural del paciente es diferente del profesional
inform ación adecuada sobre las preferencias culturales. de enferm ería se p u ed en producir problem as de
>Razón: Una historia com pleta detallará los patrones de com unicación.
diversidad cultural. 5. Considere el uso de u n in térp rete si la com unicación
a. Herencia étnica y lenguaje. no parece clara. >Razón: Un in térp rete facilitará la
b. Organización de la familia y papel de los miembros. com unicación y reducirá el estrés del paciente.
c. Prácticas dietéticas y conocimiento sobre nutrición. 6. Exam ine las expectativas del cuidado sanitario basadas
d. Educación, formal e informal. en las influencias culturales del paciente.
e. Prácticas y creencias de cuidado sanitario. >Razón: El cuidado sanitario debe ser congruente con
2. Preséntese al paciente e identifique al paciente las expectativas del paciente para n o p o n er en peligro
utilizando dos form as de identificación. el resultado positivo del tratam iento.
3. D eterm ine la percepción de la enferm edad por el
paciente, basada en las creencias culturales.

Valoración d e lo s tem as esp irituales


P r o c e d im ie n to c. ¿Existe alguna persona concreta o consejero espiritual con
1. Haga al paciente cuestiones relevantes sobre tem as la que le gustaría que yo establezca contacto en su nombre?
espirituales. >Razón: Si el paciente no plantea nunca d. ¿Existe algo que yo, como su enfermero pueda hacer
este tem a, el paciente no se sentirá con libertad para para proporcionar soporte a sus creencias espirituales?
discutir tem as espirituales. 2. ¿Existen tem as espirituales sobre los q ue a u sted le
a. ¿Tiene usted un componente espiritual en su vida? gustaría hablar? >Razón: Esta estrategia abrirá la
b. Si es así, ¿cómo le ayudará eso durante su com unicación y notificará al paciente que usted desea
enferm edad? discutir esos temas.

C o m p e t e n c ia c u l t u r a l
C o m u n ic a c ió n c o n e l p a c ie n t e

s o r d o
Puesto que los hispanos son ahora el m ayor grupo minoritario
en EE. UU., los profesionales de enfermería deben conocer refe­
Si su paciente tiene alguna anomalía de la audición es muy rencias que ayudan a facilitar la comunicación con ese grupo.
importante establecer un método de com unicación (lápiz y Una de tales referencias es Procedures o f Critical Care, de Judith
papel, lenguaje de signos, hablar con voz fuerte y clara). A nn Lewis, edición en español. La exploración física es u n tema
Otros factores a tener en cuenta para la com unicación con cubierto en ese texto. La lectura del libro tendrá utilidad para el
el individuo sordo son prestar atención a los indicios no profesional de enfermería cuando intente ayudar al paciente
verbales, dism inuir el ruido de fondo, como la televisión, y para que com prenda los procedimientos y tratam ientos que
colocarse siem pre frente al paciente para hablarle. También
recibe mientras está hospitalizado.
es importante preguntara la familia cómo se com unica con
el paciente. Por último, puede ser necesario ponerse en
contacto con la persona del departamento adecuada para Fuente: Kleinpell, R., Vazquez, M., Gailani, K. (2000). C ultural
resolver este tipo de dificultad. diversity translating Spanish: A brief guide for intensive care an d acute
care nurses. Critical Care Nurse 20 (2), April.
78 C a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y paciente

P r á c t ic a d e e n f e r m e r ía b a s a d a e n l a e v id e n c ia

La re lig ió n e s ta b le c e una d ife ren c ia no habían acudido n u n ca a servicios espirituales religiosos y


U n estudio de ám bito nacional sobre 21.000 personas que se los que habían acudido m ás de u n a vez a la sem ana.
realizó en tre los años 1987 y 1995 encontró u n a diferencia Fuente: Sullivan, M, MD. (O ctober 1, 2001). Integrative medicine.
de 7 años e n la esperanza de vida entre los individuos que Boulder, CO: B ottom Line Personal.

A yuda al paciente para describir exp eriencias p ersonales


P r o c e d im ie n to 4. Ayude al paciente a aclarar sus sentim ientos.
1. A nim e al paciente para describir sus percepciones y 5. M antenga u n a actitud de aceptación n o crítica,
sentim ientos. >Razón: El hacer juicios de valor, incluso no verbales,
2. Concéntrese en la com unicación y en las reacciones tiene efectos negativos sobre la relación profesional de
corporales. enferm ería-paciente.
3. No dom ine la conversación. >Razón: Cuanto m enos 6. Utilice expresiones am plias y haga preguntas de
diga usted, más favorecerá la espontaneidad y la respuesta abierta. >Razón: Esta metodología abierta
verbalización del paciente. perm ite al paciente describir lo que le está sucediendo.

A yuda al paciente para expresar necesidades, sentim ientos y pensam ientos


P r o c e d im ie n to sentimientos y actitudes, y separarlos de los del paciente,
1. Céntrese en los sentim ientos, en vez de en temas contribuye a la aceptación.
superficiales, d u ran te las interacciones. 5. Tome nota ta n to de lo que se dice como de lo que no
2. Ayude al paciente a identificar pensam ientos y se dice.
sentim ientos. 6. A yude al p ac ien te a co m p ren d er las diferencias en tre
3. Capte pistas verbales, indicios y señales del paciente. co m portam ien to , sen tim ien to s y p en sam ien to s.
4. Transmita una actitud de aceptación y em patia hacia el 7. Proporcione al paciente respuesta sincera n o crítica.
paciente. >Razón: Ser consciente de los propios

Uso de la comunicación para aumentar la autoestima del paciente


P r o c e d im ie n to 4. No adopte u n a actitud crítica (vea ejemplos de
1. Use el lenguaje corporal así com o la com unicación respuestas juicios de valor).
verbal para transm itir em patia. >Razón: Sentarse ju n to 5. Identifique objetivos m utuos para cubrir las necesidades
a la cam a del paciente y no actuar com o si tuviese prisa individuales del paciente.
anim a a la com unicación. 6. M antenga todos los acuerdos con el paciente.
2. Respete la necesidad de privacidad em ocional del 7. Conviértase en defensora del paciente.
paciente, pero esté disponible para el paciente. 8. Proporcione al paciente retroalim entación positiva
3. A nim e al paciente para que utilice la estrategia de cuando sea apropiada.
solución de problem as en diferentes situaciones.

>■ d o c u m e n t a c i ó n p a r a l a c o m u n i c a c i ó n t e r a p é u t i c a

• Identificación de las necesidades del paciente. • Sentimientos y pensamientos expresados, si relevantes.


• Explicación de los objetivos de la interacción. • Temas culturales, si son relevantes.
• Patrones de comunicación del paciente. • Temas espirituales, si son relevantes.
• Estado emocional del paciente.
C a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y p a d e n te 7 9

TABLA 4 -2 COMUNICACIÓN E INTERVENCIONES DEFICIENTES


Deficiencia Intervención

Idioma/cultura Determine el nivel de fluidez y comprensión del idioma por parte del paciente
Use un intérprete o traductor
Preste atención a la comunicación no verbal
Infórmese sobre los valores culturales del paciente
Tenga en cuenta las preferencias culturales del paciente que pueden afectar a la etiqueta
(espacio personal, uso del tacto, contacto ocular)
Evite la jerga o el argot: seleccione con cuidado las palabras que usa
Sensorial: oído, vista Hable de forma lenta y clara, directamente al paciente; no use una voz fuerte
Emplee gestos para aclarar o dibujos para ilustrar
Describa con cuidado la atención que está suministrando al paciente
Proporcione medios alternativos de comunicación: bloc de escritura, gestos, etc.
Establezca un código con el paciente para responder a cuestiones básicas; por ejemplo,
«¿Le duele? Parpadee una vez para indicar sí»
Cognitivo Oriente a la realidad con frecuencia (día, año, etc.)
Use el mismo personal dentro de lo posible
Preséntese a sí mismo repetidamente, explique aspectos simples del cuidado
Hable con frases simples y claras
Comunicación verbal Hable directamente a los pacientes y tráteles con dignidad y respeto aunque no puedan hablar
Haga preguntas específicas que se puedan responder con sí o no, en vez de preguntas de
respuesta abierta
Reconozca las expresiones faciales del paciente así como sus gestos
Si el comportamiento de un paciente cambia de forma brusca, busque algún proceso agudo,
como una infección
Pruebe a usar tarjetas o una pizarra para la respuesta
Use usted mismo técnicas no verbales, como el contacto
Incluya al paciente en la conversación aunque no responda
80 C a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y paciente

>- A p l ic a c ió n d e l p e n s a m ie n t o c r ít ic o
R E S U LTA D O S E SP E R A D O S
• El paciente desarrolla la capacidad de evaluar y cubrir sus propias necesidades.
• La comunicación se convierte en más clara, más explícita y centrada en áreas de problema.
• Se crea un medio ambiente de soporte, de forma que el paciente puede reducir el nivel de ansiedad y experimentar cambio.
• El equipo de atención sanitaria acepta la diversidad cultural.
• Se atienden las preferencias culturales y los temas espirituales.
• Los pacientes se muestran capaces de comunicarse de modo efectivo con sus médicos.

R E S U LTA D O S N O E SP E R A D O S O P C IO N E S DE P E N S A M IE N T O C R IT IC O
No se consigue la comunicación terapéutica. • Elimine barreras para la comunicación mediante estilo de interacción. Si se produce un
bloqueo, reconózcalo. Pase a la comunicación correcta mediante el uso de modos de
comunicación terapéutica.
• Evalúe su propio proceso de comunicación durante y después de la interacción.
• Si el paciente necesita verbalizar y usted no puede ayudarle, póngase en contacto con
otra profesional de enfermería o con un trabajador social.
La conducta exigente del paciente interfiere • No ignore las demandas; eso sólo sirve para aumentar la intensidad.
con el proceso de comunicación terapéutica. • Intente determinar los factores causales de conducta, como nivel alto de ansiedad.
• Establezca límites a los patrones de respuesta si el paciente es exigente. Controle los
sentimientos propios de ira e irritación.
• Enseñe medios alternativos para cubrir las necesidades.
No se reconocieron las preferencias • Complete una evaluación cultural antes de revisar un plan de cuidado.
ni los temas culturales, lo que dificultó • Utilice un traductor para conversar con el paciente y establecer la comunicación de línea basal.
la comunicación. • Evalúe los valores, las creencias, las preferencias y las expectaciones relacionadas con la
atención sanitaria.
No se discutieron los temas espirituales • En este momento, evalúe las creencias espirituales del paciente y pregunte
hasta que el paciente pidió un sacerdote si puede ayudar de alguna forma en ese campo.
o clérigo.
El paciente se sigue sintiendo • Continúe trabajando con el paciente, para lo que puede interpretar el papel del médico
incómodo al hablar con el médico. en el ensayo.
• Esté presente cuando el paciente hable con el médico y proporcione apoyo.
UNIDAD >

Relación entre
enfermero y paciente

D a t o s d e l p r o c e s o d e e n f e r m e r ía

VALO RACIÓ N • Base de datos

Determinar el objetivo de establecer una relación enfermero-paciente.


Considerar la situación global del paciente para decidir si se puede beneficiar con una relación profesional
de enfermería-paciente.
Una relación específica podría traducirse en ganancias secundarias de atención.
Un individuo con trastorno encefálico orgánico crónico no se puede beneficiar con una relación por sí misma.
Identificar lo que espera el paciente de la relación terapéutica para determinar si usted puede cubrir esas
necesidades.
Analizar sus propios sentimientos y expectativas para evaluar el efecto potencial sobre tal relación.

P L A N IFIC A C IÓ N • Objetivos

Proporcionar un medio ambiente en el que el paciente se pueda sentir suficientemente seguro para alterar
los patrones de conducta.
Permitir que el paciente experimente una relación positiva satisfactoria.
Permitir que el paciente ponga a prueba medios mejor adaptados para afrontar la ansiedad.
Proporcionar un clima conducente a elevación de la autoestima del paciente.
Dedicar tiempo suficiente a completar el proceso de interacción planeado.
Terminar la relación con éxito.

IM P LE M E N TA C IÓ N • Procedim ientos

Inicio de la relación enfermero-paciente.


Facilitación de una relación enfermero-paciente.
Finalización de la relación enfermero-paciente.

EVALUACIÓN • R esultados esperados

Se usan los principios de comunicación terapéutica.


Se mantienen los límites de la relación profesional.
Se establece el medio ambiente apropiado para la interacción.
Se completa con éxito la terminación de la relación.
8 2 IC a p ítu lo 4 C om unicación y relación en tre enferm ero y paciente

Inicio de la relación enferm ero-paciente


P r o c e d im ie n to
1. Lea la gráfica del paciente y familiarícese con la
historia, los m edicam entos, etc.
2. Identifique al paciente usando dos form as de
identificación.
3. Lávese bien las m anos.
4. A proxím ese al paciente y preséntese a sí m ism o.
5. Evalúe los síntom as y problem as del paciente, y
com unique su deseo de contribuir a aliviar esas
molestias.
6. Establezca u n a relación inicial. >Razón: La
com unicación abierta, sincera y congruente y
la conducta consistente prepararán el terreno para la
confianza en u n a relación.
7. Establezca objetivos m utuos como base de la relación.
>Razón: Los objetivos establecidos y acordados
m utuam ente son más fáciles de aceptar por ambas partes
en la relación.
8. Sea consistente en su conducta; haga lo que dice que
va a hacer y sólo prom eta lo que esté dispuesto a
cumplir. >Razón: El elem ento más im portante es el
com ienzo de la confianza. La relación profesional de
|• La iniciación de una relación es un aspecto importante del cuidado
enferm ería-paciente es ineficaz sin confianza. proporcionado al paciente.
9. A nim e la participación del paciente e n su propio
cuidado. > Razón: La participación favorece el
cum plim iento del tratam iento.
10. M antenga u n a actitud cálida, de aceptación, durante
las interacciones. >Razón: El paciente puede interpretar
u n a actitud fría, distante, com o falta de interés.

F acilitación de la relación enferm ero-p aciente


P r o c e d im ie n to b. La comunicación verbal y la no verbal deben ser
1. A sum a el papel de facilitador en la relación. congruentes.
2. Acepte al paciente com o u n individuo con valor y 8. C entre el contenido y la dirección de la conversación
m erecedor de estima. >Razón: la aceptación básica es un en los indicios del paciente, n o en tem as sociales o
requisito fundam ental para la relación. superficiales.
3. Proporcione u n m edio am biente seguro que facilite la 9. Interacciones en el nivel intelectual, de m adurez y
participación del paciente. em ocional del paciente.
4. M antenga la relación en u n nivel profesional 10. Céntrese en «cómo», «qué», «cuándo», «dónde»
>Razón: La respuesta de nivel profesional, en vez de y «quién», y n o en «por qué». >Razón: La pregunta
social, define la relación. «po