Está en la página 1de 3

Análisis Estadístico de las mediciones.

El análisis estadístico de datos de mediciones es una práctica común ya que permite


obtener una determinación analítica de la incertidumbre del resultado final, esto es una vez
hallados y acotados los errores sistemáticos puede obtenerse un valor que caracterice a
los errores restantes (aleatorios o fortuitos). Cabe aclarar que el tratamiento estadístico de
datos no puede eliminar tendencias fijas contenidas en las mediciones, como, por ejemplo,
la que puede derivar de un error sistemático.

Para hacer un análisis estadístico de una operación de fabricación es necesario recolectar


una serie de datos. Dependiendo de la naturaleza de la operación, los datos pueden
dividirse en dos grupos:

a) Discretos: Son discretos los que pueden variar en unidades enteras.


b) Continuos: Son los que pueden tomar cualquier valor, limitados únicamente por las
características del instrumento de medición.

Los datos ayudan a ubicar el estado actual de lo operación de fabricación.

Cuando la variable es continua, la construcción de una tabla de frecuencia presenta como


su punto de mayor importancia la determinación del número de intervalos o clases que la
formarán. Una clase o intervalo de clase es el elemento en la tabla que permite condensar
en mayor grado un conjunto de datos con el propósito de hacer un resumen de ellos. El
número de casos o mediciones que quedan dentro de un intervalo reciben el nombre de
frecuencia del intervalo, y se denota generalmente como 𝑓. La diferencia entre el extremo
mayor y el extremo menor del intervalo se llama longitud o ancha del intervalo.
Uno de los métodos empleados para evaluar la calidad de los productos, que tienen
características medibles de una manera rápida, es la distribución de frecuencias.
La distribución de frecuencias es una gráfica que se forma con el número de veces que se
repite cada medición (frecuencia). La gráfica indicará aproximadamente en qué medida el
producto está cumpliendo con las especificaciones.
Una distribución de frecuencias indica cuál es la medición más común, que tan grande es
la dispersión y si la distribución está centrada o descentrada.

Distribución de frecuencia acumuladas.

1. Contar el número de datos (n)


2. Buscar el valor máximo y el valor mínimo de los datos.
3. Calcular el rango:
𝑅 = 𝑉𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑚á𝑥. −𝑉𝑎𝑙𝑜𝑟 𝑚í𝑛.
4. Elegir el numero de clases en que se agruparan los datos.
(Consultar la tabla 13.4 pg. 171, del libro “Metrología Geométrica
Dimensional”)
𝑘 = 𝑁ú𝑚𝑒𝑟𝑜 𝑑𝑒 𝑐𝑙𝑎𝑠𝑒𝑠
5. Calcular el intervalo de las clases.
𝑅𝑎𝑛𝑔𝑜
𝐼=
𝑘
6. Calcular los limites superiores, limites inferiores y centros de cada clase.

Primera Clase:
Límite Inferior= Valor mínimo de las mediciones
𝐼
Centro=Valor mínimo de las mediciones + ( )
2
Límite superior= Valor mínimo de las mediciones + 𝐼

Segunda Clase:
Límite Inferior= Limite superior de la primera clase
𝐼
Centro=Límite inferior + ( )
2
Límite superior= Límite inferior + 𝐼

7. Realizar una tabla de datos, donde se exprese los límites de cada clase, el
centro, espacio para el conteo, frecuencia, 𝑢, 𝑓𝑢, 𝑓𝑢2 .

Clases Centro Conteo Frecuencia 𝑢 𝑓𝑢 𝑓𝑢2


𝐿𝑚𝑎𝑥 − 𝐿𝑚𝑖𝑛

Para la determinación de 𝑢, 𝑓𝑢, 𝑓𝑢2 :


Para 𝑢 se buscará la clase de mayor frecuencia, hacia arriba de esa clase,
los valores serán negativos, hacia debajo de dicha clase, los valores, serán
positivos.
Para 𝑓𝑢, será la frecuencia de la clase que multiplicará a 𝑢.
Para 𝑓𝑢2 , será la frecuencia que multiplicará al cuadrado de 𝑢.

8. Determinar la media aritmética [𝑋̅] y la desviación estándar [𝜎].


Σ𝑓𝑢
𝑋̅ = 𝑋𝑂 + ( )𝐼
𝑛
Donde 𝑋𝑂 es el centro de mayor frecuencia.

Σ 𝑓𝑢2 Σ𝑓𝑢 2
𝜎 = √( )−( ) 𝐼
𝑛 𝑛

9. Realizar el histograma y el polígono de frecuencia.


• Histograma: consiste en una serie de rectángulos (igual al numero de
clases) cuya base esta sobre el eje horizontal y representa el
intervalo de clase. La altura del rectángulo representa la frecuencia
de clase.
• Polígono de frecuencia: es una gráfica de líneas trazada sobre los
centros de clase. Se obtiene uniendo los puntos medios de la parte
superior de los rectángulos

¿Para que se hace el análisis estadístico?

En metrología, y en especial en laboratorios de calibración y pruebas es importante


mantener bajo control metrológico los equipos y patrones de medición. Para tal efecto se
utilizan métodos estadísticos para confirmar que dichos instrumentos se encuentren en
condiciones normales de operación, o que los resultados de la calibración son confiables.
Para irnos a un caso concreto, en las áreas de producción, por ejemplo, la analítica permite
examinar la gestión de capacidades, el costo y la calidad de los productos en manufactura,
e investigar las deficiencias en control de calidad. Compañías como Bosch han visto todos
los beneficios que se pueden obtener del análisis de la información y por eso han estado
utilizando la analítica para mejorar sus procesos de producción en las plantas durante
muchos años. El análisis e interpretación de datos puede ofrecer una gran cantidad de
beneficios al no centrarse exclusivamente en un solo proceso o en una máquina específica.
En lugar de esto, la analítica tiene en cuenta las máquinas, los procesos y los pasos de
producción, en los que identifica relaciones de causa-efecto que antes estaban ocultas y
solucionar los problemas que se presenten de forma más rápida.

También podría gustarte