Está en la página 1de 11

EL SUICIDIO

ESTUDIANTE:

Waldy Patricia M. Fructuoso

CURSO:

6to Equipos Electrónicos

NÚMERO:

#10
Introducción

A través de este documento se puede entrever acerca de los comportamientos que


tienen las personas con inclinación al suicidio, el cual es un tema muy escuchado en los
últimos años. El significado más sencillo que tiene este es quitarse la vida. Personas de
distintas edades toman la terrible y atroz decisión de llevar este acto inhumano a cabo,
ocasionado por tener un vacío tan grande en su interior que encuentran esto como un
escape de su horrible realidad en la vida, por consecuencia quitándosela. La mayoría
de las personas capaces de esto se encuentran en la edad de 15 a 30 años en todo el
mundo.
Profesionales en el tema estiman que el 79% de las personas que hacen esto residen o
son de países de ingresos bajos y medianos. En diversas partes del mundo 800,000 se
quitan la vida, y son muchas mas las que intentan hacerlo y no lo logran. El suicido, es
la segunda causa principal de defunción en el grupo. Sin lugar a dudas este es un
fenómeno que ha estado afectando a todo el mundo, principalmente a los jóvenes de
15 a 19 años; ya que en estos, penosamente es la tercera causa principal de muerte.
Deciden tomar diversas opciones para llevar a cabo este acto ilícito que provoca
frustración y tristeza a quienes los rodean y aman mucho. La ingestión de plaguicidas,
el ahorcamiento y las armas de fuego, son algunos de los métodos y herramientas que
mas comunes de suicidio en todo el mundo. El suicidio es un grave problema de salud
pública; no obstante, es prevenible mediante intervenciones oportunas, basadas en
datos fidedignos y a menudo de bajo costo.
Posibles causas del suicidio en adolescentes:

 Una pérdida reciente o seria. Esto puede incluir la muerte de un miembro de la


familia, un amigo o una mascota.

 Un trastorno psiquiátrico, particularmente un trastorno del estado de ánimo,


como la depresión, o un trastorno relacionado con estrés.

 Intentos de suicidio anteriores aumentan el riesgo para otro intento de suicidio.

 Trastorno de consumo de alcohol y otras sustancias, así como también


involucrarse en muchos problemas, tener problemas disciplinarios, involucrarse
en comportamientos de alto riesgo.

 Tener dificultades con su orientación sexual en un ambiente que no sea


respetuoso o que no acepte dicha orientación.

 Un historial familiar de suicidio.

 La falta de apoyo social.

 Acoso, y también quienes acosan a otros son propensos al suicidio.

 Tener acceso a productos y/o artículos letales, como armas de fuego y pastillas.

 El estigma asociado a pedir ayuda. Una de las cosas que sabemos es que
mientras más desesperadas y desamparadas las personas se sienten, tienen
más probabilidad de elegir hacerse daño a ellos mismos y terminar con su vida.

 También si ellos sienten mucha culpa o vergüenza, o si ellos se sienten que no


valen nada o si tienen baja autoestima.

 Barreras para acceder a servicios: Dificultades para recibir servicios que


necesitan de verdad incluyen la falta de proveedores de servicio bilingües,
medios de transporte no confiables, y el costo financiero de los servicios.

 Las creencias culturales y religiosas de que el suicidio es una manera noble para
resolver un dilema personal.
Perfil del posible suicida

Algunas características de su personalidad, conductas, actividades:

El intento de suicidio, junto al suicidio, son las dos formas más representativas de esta
conducta, aunque no las únicas. Desgraciadamente existen muchos textos que sólo
tienen en cuenta estos dos aspectos, los que, por demás son los más graves, y no otros
que detectándolos y tomándolos en consideración de forma oportuna, evitarían que
ambas ocurrieran.

 El espectro completo del comportamiento suicida está conformado por la


ideación de autodestrucción en sus diferentes gradaciones: las amenazas, el
gesto, el intento y el hecho consumado.
 La ideación suicida abarca un amplio campo de pensamiento que puede
adquirir las siguientes formas de presentación:
 El deseo de morir ("La vida no merece la pena vivirla", "Yo lo que debiera es
morirme", etcétera).
 La representación suicida ("Me he imaginado que me ahorcaba").
 La idea de autodestrucción sin planeamiento de la acción ("Me voy a matar", y
al preguntarle cómo lo va a llevar a efecto, responde: "No sé cómo, pero lo voy
a hacer").
 La idea suicida con un plan indeterminado o inespecífico aún ("Me voy a matar
de cualquier forma, con pastillas, tirándome delante de un carro,
quemándome").
 La idea suicida con una adecuada planificación ("He pensado ahorcarme en el
baño, mientras mi esposa duerma"). Se le conoce también como plan suicida.
Sumamente grave.
Ocupaciones para evitar las ideas suicidas
¿Cómo ocupar el tiempo de manera positiva?

1. Cambia el lenguaje corporal


Toma un momento para observar tu lenguaje corporal. ¿Estás encorvado o con una
postura cerrada? ¿Frunces el ceño? Si es así serás más propenso a pensar
negativamente.
Un lenguaje corporal inadecuado puede bajar tu autoestima y conducirte a una falta
de confianza. En ese estado emocional, es natural empezar a tener malos
pensamientos.
Para sentirte seguro debes abrir tu postura y sonreír más. Corrige tu lenguaje corporal
y te sentirás mucho mejor. Podría ser justo lo que necesitas para borrar esos
pensamientos negativos.
2. Habla sobre el tema
A veces el pensamiento negativo aparece porque existen problemas o emociones que
necesitas comunicar. No es bueno guardarse las cosas para sí mismo. Si hay algo que
necesita ser hablado debes hacerlo. Poner los pensamientos en palabras les da forma y
los hace visibles, y eso te ayudará a poner los problemas en perspectiva para que
puedas ocuparte de ellos de un modo más eficaz.
3. Intenta vaciar tu mente durante un minuto
Cuando tu mente está corriendo a mil por hora puede ser difícil mantener la calma. De
este modo es más complicado controlar los pensamientos, en especial los negativos.
Un minuto de calma a menudo es suficiente. Puede ser muy útil la meditación, y debes
pensar en ello como un reinicio. Una vez que la mente está vacía, se puede llenar con
algo más positivo.
4. Cambia el foco de tus pensamientos
A veces el pensamiento negativo es el resultado de una mala perspectiva. Echa un
vistazo al punto de vista que tomas ante las cosas que suceden a tu alrededor.
Por ejemplo, en lugar de pensar: «Estoy pasando por un momento difícil y estoy
teniendo problemas», puedes pensar: «Creo que estoy enfrentando algunos desafíos,
pero estoy trabajando en la búsqueda de soluciones».
Básicamente, te estás diciendo lo mismo, salvo que la segunda forma tiene un punto
de vista más positivo. A menudo ese pequeño cambio de foco puede suponer una gran
diferencia en tus patrones de pensamiento.
5. Se creativo
Cuando los pensamientos negativos vienen resulta muy útil encontrar una salida
creativa para esos pensamientos. Escribe las cosas. Dibuja o pinta algo.
Explorar las emociones a través de la creatividad actúa como auto-terapia y elevará tu
estado de ánimo. La creatividad puede sentirse como una liberación.
Cuando procesas tus emociones a través de una forma de arte o creatividad, estás
rompiendo la dinámica habitual de tus pensamientos y te será más fácil entenderlos y
controlarlos.
6. Da un paseo
Debido a que los pensamientos residen en la mente es fácil asumir que es ahí donde se
forman. Pero eso es sólo parcialmente cierto. A veces nuestros pensamientos son
producto de nuestro entorno.
Por ejemplo, si estás rodeado de gente negativa es probable que comiences a pensar
también en forma negativa.
7. Enumera todo aquello que vale la pena en tu vida
¿Ha olvidado todas las cosas buenas que te rodean? A veces, en la rutina diaria,
perdemos el enfoque sobre las cosas razonablemente buenas que están presentes en
nuestras vidas. Debes entrenar a tu mente para que vuelva a concentrarse en todo lo
bueno que sucede a tu alrededor.
Enumera cada una de las cosas por las que debes estar agradecido, no importa lo
pequeñas que parezcan ser. No des nada por hecho en este aspecto.
Buscar algo interesante que te pueda gustar, como pintar, cantar, etc. Si urges de
ayuda psicológica se puede buscar y ayudarte a ti mismo para afrontar pensamientos
suicidas y relajarte mas.

Influencias de la familia en favor y en contra del suicidio. ¿Qué rol juega


la familia? ¿Cómo sufre la familia de un suicida?

Muchos adolescentes que se suicidan o intentan suicidarse advirtieron de alguna


manera a sus seres queridos. Por eso, es importante que los padres sepan cuáles son
las señales de advertencia para que los adolescentes que quizás tengan pensamientos
suicidas puedan recibir la ayuda que necesitan.
Si bien no siempre es posible prevenir un suicidio, siempre es conveniente estar
informado y tomar medidas para ayudar a un adolescente atormentado.
Algunos adultos creen que los niños o muchachos que dicen que se van a lastimar o
quitar la vida "solo lo hacen para recibir atención". Es importante darse cuenta de que
si se ignora a un adolescente que está buscando atención, las probabilidades de que se
autolesione son mayores.
En general, los adolescentes no quieren recibir atención bajo la forma de visitas a la
sala de emergencias, citas con los médicos y tratamientos en instituciones de salud
mental; salvo que estén gravemente deprimidos y pensando en suicidarse o al menos
deseando estar muertos. Es importante ver estas señales de advertencia como graves
y no como un "pedido de atención" que se puede ignorar
Observe atentamente a un adolescente deprimido y retraído. Comprender la
depresión en los adolescentes es muy importante porque puede ser muy diferente de
las creencias comunes acerca de la depresión. Por ejemplo, puede darse como
problemas con los amigos, las calificaciones, el sueño o como mal humor o irritabilidad
en lugar de tristeza crónica o llanto.
Intente mantener abiertos los canales de comunicación y exprese su preocupación, su
apoyo y su amor. Si su hijo adolescente le confía sus problemas, demuéstrele que toma
en serio sus preocupaciones. Tal vez, una pelea con un amigo a usted no le parezca tan
importante, pero para un adolescente puede ser algo tremendo y agotador. No
minimice ni ignore lo que le pasa a su hijo adolescente porque esto puede aumentar su
sentimiento de desesperanza.
Si su hijo adolescente no se siente cómodo para hablar con usted, sugiérale una
persona más neutral, como otro pariente, un integrante del clero, un entrenador, un
consejero escolar o su propio médico.

Psicobiología del suicida. ¿Cómo actúa el cerebro? ¿Qué procesos se


dan?

El suicidio es una urgencia vital ubicada no sólo en un contexto biográfico de pérdida


de la salud de la persona, sino también de debilitamiento de sus redes afectivas y
sociales. Así, en la toma de decisiones de una persona que se implica en una conducta
suicida hay tres componentes básicos: a) a nivel emocional, un sufrimiento intenso; b)
a nivel conductual, una carencia de recursos psicológicos para hacerle frente; y c) a
nivel cognitivo, una desesperanza profunda ante el futuro, acompañada de la
percepción de la muerte como única salida. Por ello, el suicidio no es un problema
moral. Es decir, los que intentan suicidarse no son cobardes ni valientes, sólo son
personas que sufren, que están desbordadas por el sufrimiento y que no tienen la más
mínima esperanza en el futuro.
A un nivel conductual, la conducta suicida puede mostrar diferentes caras: el suicidio
consumado, el suicidio frustrado, las tentativas de suicidio o parasuicidios y los
equivalentes suicidas. En el caso del suicidio consumado, el sujeto consigue
intencionadamente acabar con su vida. Por el contrario, en el caso del suicidio
frustrado, a pesar de que el sujeto tiene una intención inequívocamente suicida y ha
utilizado un procedimiento habitualmente letal (ahorcamiento, precipitación, arma de
fuego), el suicidio no se consuma por la inexperiencia del sujeto en el manejo del
método, por la rápida intervención de los servicios médicos, de la comunidad familiar o
social, o, simplemente, por azar.
Mención aparte merecen las tentativas de suicidio o parasuicidios. La persona se causa
deliberadamente un daño, sin la intención aparente de quitarse la vida, con
consecuencias no-fatales, pero que pueden accidentalmente llevar a la muerte, y con
el recurso a procedimientos habitualmente no letales, como la ingestión de fármacos o
las autolesiones superficiales. El objetivo de esta conducta extrema es manipular a
personas próximas y producir cambios en el entorno. Se trata de una llamada de
atención con diversas finalidades: vengarse de alguien, mostrar lo desesperado que se
está, buscar ayuda, averiguar si alguien le quiere realmente, huir temporalmente de
algo insoportable o mostrar lo mucho que le quiere a una persona. Con frecuencia el
sujeto está en una posición ambivalente: desea morir si su vida continúa de la misma
manera y desea vivir si se producen cambios significativos en ella.
A veces existe el suicidio por balance cuando una persona, a pesar de sus esfuerzos
prolongados durante mucho tiempo, llega a una situación económica, familiar o social
en que para ella la vida carece ya de valor y de sentido o en que se encuentra sin
fuerzas para afrontar más dificultades. Es decir, hay un hastío de la vida y una pérdida
radical del deseo de vivir.

¿Qué dice la fe cristiana sobre el suicidio? ¿Qué dice la palabra de Dios?

¿Significa este hecho que el suicidio cuesta a los cristianos su salvación?

La mayoría de las preguntas teológicas que me han hecho al respecto, se relacionan de


alguna manera con las enseñanzas de la Iglesia Católica sobre el tema. El Catecismo
Católico contiene varias declaraciones sobre el suicidio y el pecado mortal (todas las
cursivas están en el original).
Sobre el suicidio, la Iglesia no sostiene que quitarse la vida siempre conduce a la
eternidad en el infierno, como dejan en claro estas declaraciones:
• # 2280 Todo el mundo es responsable de su vida ante Dios, que se la ha dado.
Es Dios quien sigue siendo el Amo soberano de la vida. Estamos obligados a aceptar la
vida con gratitud y preservarla para su honor y la salvación de nuestras almas. Somos
mayordomos, no dueños, de la vida que Dios nos ha confiado. No es nuestra para
deshacernos de ella.
• # 2281 El suicidio contradice la inclinación natural del ser humano a preservar y
perpetuar su vida. Es gravemente contrario al amor justo a uno mismo. Asimismo,
ofende el amor al prójimo porque rompe injustamente los lazos de solidaridad con la
familia, la nación y otras sociedades humanas con las que seguimos teniendo
obligaciones. El suicidio es contrario al amor por el Dios vivo.
• # 2282 Si el suicidio se comete con la intención de dar ejemplo, especialmente
a los jóvenes, también adquiere la gravedad del escándalo. La cooperación voluntaria
en el suicidio es contraria a la ley moral.
• Los trastornos psicológicos graves, la angustia o el miedo grave a las
dificultades, el sufrimiento o la tortura, pueden disminuir la responsabilidad de quien
se suicida.
• # 2283 No debemos desesperarnos por la salvación eterna de las personas que
se han quitado la vida. Por caminos que solo él conoce, Dios puede brindarle la
oportunidad de un arrepentimiento saludable. La Iglesia ora por las personas que se
han quitado la vida.

Conclusiones.

Enumere 10 aprendizajes.

1- Hablar del suicidio no es algo que se toma a la ligera, es de preocuparse.

2- Si necesito desahogarme debo hacerlo, no acumularlo porque puede


provocarme malas percepciones de la vida.

3- Los pensamientos son ilícitos y no son perdonados por Dios ni aceptados, no


somos nadie para decidir si vivir o no, tenemos roles importantes en la vida.

4- La decisión de suicidarse es como una forma de escape de pesos, pero no debe


considerarse como opción para aliviar los dolores o pesares.
5- Todos los padres y familiares de aquellas personas deprimidas deben dar apoyo
y no presionarlos.

6- Buscar ayuda psicológica no está mal, es saludable.

7- La depresión, acompañada de una profunda desesperanza, y el trastorno


bipolar están presentes en, al menos, el 80% de los suicidios.

8- Los suicidios están mas presentes en los jóvenes, y es la tercera causa de


muerte en ellos.

9- No podemos aislarnos, es peligroso, debemos evitar pensamientos malos


distrayéndonos o haciendo algo que nos gusta.

10- Según la biblia, lo que debemos tener es paciencia a la llegada de Cristo, asi que
mejor es prepararnos y guardarnos para èl, Dios siempre será la salida.

Enlaces de información adquiridas:

https://childmind.org/article/suicidio-en-adolescentes-cuales-son-los-factores-de-
riesgo/
http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-21251999000200013
https://psicopedia.org/2684/7-maneras-de-limpiar-tu-mente-de-pensamientos-
negativos/
https://www.denisonforum.org/resources/que-dice-la-biblia-acerca-del-suicidio/
https://consaludmental.org/publicaciones/Recomendacionesprevencionsuicidio.pdf
https://www.msdmanuals.com/es-do/hogar/salud-infantil/trastornos-de-la-salud-
mental-en-ni%C3%B1os-y-adolescentes/comportamiento-suicida-en-ni%C3%B1os-y-
adolescentes
https://kidshealth.org/es/parents/suicide-esp.html
https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-del-hospital-general-325-articulo-el-
suicidio-adolescentes-X0185106313687322

También podría gustarte