Está en la página 1de 65

GL A C I A RE S Y

Raquel Godos de la Puente

PÁ RA M O S
Núria Pérez Piqué*

Tutor: Jordi Feo

C O M PA RAT I VA L E GA L D E L A
PRO T E C C I Ó N A M B I E N TA L E N
A RGE N T I N A , C H I L E Y C O L O M B I A
* El presente proyecto se ha realizado en el marco de las prácticas del máster de
Derechos Humanos en colaboración con la ONG canadiense Miningwatch.
Í N D I CE
1. Intr oducción _4

2. Mecanismos jur ídicos aplicables al caso _7


a. Estándares inter nacionales en lo referente a la protección
de glaciares y pár amos. _7
b. Mecanismos jur ídicos regionales (pr incipalmenteen Latinoamér ica) _ 13
c. Mecanismos aplicables al caso por país _ 13
i. Ley 26.639 (Ar gentina) _ 14
ii. Ley 19.300 (Chile) _ 17
iii. Ley 1.930 (Colombia) _ 19

3. Compar ativa de la nor ma de los casos estudiados _ 21


a.Compar ación del ámbito de la protección y su alcance _ 21
b. Derecho administr ativo sancionador y responsabilidad penal _ 26
c.For talezas y debilidades _ 36
d. Relevancia par a la región frente a la expansión miner a _ 37

4. Pr incipales tr abas y apoyos _ 38


a. Compar ación del recor r ido legislativo y político _ 38
b. Del impulso al bloqueo de los marcos legales _ 43

5. Análisis de casos.

a. La mina Veladero en Ar gentina _ 49


b. La mina de Putaendo en Chile _ 53
c, Eco Oro, Soto Nor te y el Pár amo de Santurbán en Colombia _ 58

6. Conclusiones _63

3 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


I N T RO D U C C I Ó N
G laciares y pár amos suponen en Amér ica Latina ecosistemas imprescindibles tanto par a el
abastecimiento de la población como par a la conser vación y estabilidad de los ecosistemas
regionales, sin embar go, el paulatino incremento de la explotación miner a ha puesto en jaque el
futuro de estas fuentes hídr icas, también el or igen del desar rollo económico y social de los
ter r itor ios.
En este infor me, analizamos y compar amos la legislación nacional e inter nacional de la protección
glaciar en Ar gentina y Chile, los dos países con mayor extensión glaciar de la región, así como el
marco legislativo en Colombia sobre la protección de los pár amos, de los que bebe más de la mitad
del país. Pero también, a tr avés del análisis de casos concretos, ar rojamos luz sobre algunos de los
conflictos más complejos en cada uno de estos países vinculados al tema que nos ocupa con el objeto
de tr asladar contexto a la situación legal en cada uno de ellos y su impacto en los derechos humanos,
con una aproximación integr al, apoyada en la compar ativa y el contexto socioeconómico.
Las legislaciones inter nas relativas a la protección de glaciares y pár amos en Amér ica Latina de
for ma específica son escasas y limitadas, pero ha comenzado a tr azar se un camino incipiente sobre
la regulación de los ecosistemas acuíferos, especialmente en los países andinos, cuyos recur sos
hídr icos, también par a el consumo humano, dependen en gr an medida de su conser vación, así como
otr as actividades histór icamente de subsistencia, como la agr icultur a y la ganader ía a pequeña
escala.
Aun así, existen regulaciones gener ales de protección medioambiental que pueden ser utilizadas
par a la protección de estos ecosistemas, incluso disposiciones constitucionales en las car tas magnas
de distintos países de Amér ica Latina que pretenden proteger el bienestar ambiental, aunque con
resultados contenidos.
Chile cuenta con la mayor extensión de glaciares y áreas per iglaciares de toda Amér ica Latina, por
delante de Ar gentina, sin embar go, y pese a diver sos intentos por promulgar una ley específica par a
la protección de estas reser vas acuífer as, el país sudamer icano aún no cuenta con una legislación
per tinente destinada a la conser vación de su ter reno glaciar y sostiene en la miner ía una gr an par te
de su sostén económico.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 4


Sin embar go, es precisamente su vecino, Pero estas megaoper aciones miner as suelen
Ar gentina, el país pionero en la región en poner en r iesgo derechos fundamentales como
sancionar y promulgar una ley protector a de el derecho a la vida, recogido en la Declar ación
sus glaciares en 2010, con la Ley 26.639 de Univer sal de los Derechos Humanos, así como
Presupuestos Mínimos par a la Preser vación de su derecho a la vida digna y a su segur idad ante
Glaciares y Ambiente Per iglaciar, también las peligrosas consecuencias a las que se
conocida como Ley de Glaciares. enfrentan las comunidades que habitan en
zonas cercanas a estos megaproyectos.
Además de recor rer la nor ma nacional,
Asimismo, la miner ía a gr an escala pone en
analizamos también cuáles son los tr atados y
r iesgo los recur sos hídr icos de las zonas donde
convenios inter nacionales ante los que deben
se ejecuta, afectando también al derecho al
responder estos países par a la protección de
agua que poseen las comunidades vecinas,
glaciares y pár amos como el Convenio de
reconocido enla Resolución 64/292, la Asamblea
Naciones Unidas sobre la Diver sidad Biológica
Gener al de las Naciones Unidas de 2010.
(1992) como la Declar ación de Río de Janeiro
sobre el Medio Ambiente y Desar rollo (1992), El presente infor me, y tr as esta introducción,
entre otros. ar r anca con una pr imer a exposición de los
mecanismos jur ídicos aplicables al caso, con un
De esta maner a, tr ataremos de extr aer
recor r ido por los estándares inter nacionales en
conclusiones y recomendaciones sobre la
lo relativo a la protección glaciares y pár amos,
situación de protección ambiental y bajo el
seguido de una exposición de los mecanismos
marco de los derechos humanos que,
regionales, con especial énfasis en
precisamente bajo el ar tículo 36 de la Car ta de
Latinoamér ica y, finalmente, una exposición de
la Or ganización de Estados Amer icanos, indica
los mecanismos nacionales en cada uno de los
que tanto países ejecutores de la minar ía, como
países, o al menos de sus pr incipales nor mas.
aquellos donde estos se encuentren, deben
gar antizar el respeto por los derechos Tr as esa pr imer a explicación de la legislación
humanos a la hor a de llevar a cabo su actividad nacional e inter nacional, procedemos a una
extr activa. compar ativa de los casos estudiados.

5 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


En el siguiente apar tado de nuestro infor me
ofrecemos el análisis de casos, desde la
exposición de la realidad de l la aplicación del
marco legal en espacios afectados por el
contexto jur ídico de los tres países, en los que
hemos escogido episodios par adigmáticos
como el de la Mina de Veladero en Ar gentina, la
mina de Putaendo en Chile y el Pár amo de
Santurbán en Colmbia.

Cada uno de esos análisis tr ata de descr ibir a


gr andes r asgos cada uno de los conflictos,
En ese sentido, pr imer amente, profundizamos explicar el desar rollo de los mismos y sus
en una compar ación sobre el ámbito de protagonistas y afectados, el contexto de las
protección y su alcance, desde el punto de vista comunidades afectadas y su movilización social,
del derecho administr ativo sancionar y de la además del impacto de estos proyectos en
posible responsabilidad penal. mater ia de derechos humanos.
Finalmente, extr aemos las conclusiones y
Además, buscamos las pr incipales diferencias,
recomendaciones del caso que nos ocupa, a
las for talezas y las debilidades de cada uno de
tr avés de una evaluación del estado del marco
los marcos jur ídicos, con el objetivo de analizar
jur ídico de protección y las posibles nuevas vías
también la relevancia que sus legislaciones
par a la mejor a de los mismos en cada uno de
tienen en Amér ica Latina frente a la expansión
los países.
miner a.

Resulta fundamental, además, descr ibir el


contexto sociológico y político en el que se
encuentr an los tres países respecto al
desar rollo legislativo par a la protección de sus
ecosistemas, de for ma que quede claro quiénes
han sido los actores tanto par a impulsarlos
como par a poner tr abas en su aprobación e
implementación.

De esta maner a, seguidamente procedemos a


una compar ación de los recor r idos legislativos
y políticos, apoyos y oposiciones a la nor ma, así
como la implicación de agentes exter nos.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 6


2 . M E C A N I SM O S A PL I C A B L E S A L C A SO
A. Estándar es inter nacional es en l o r efer ente a l a pr otección de gl aciar es y
Pár amos

Par a abordar los estándares de protección de glaciares y Pár amos a nivel inter nacional se debe de
tener en cuenta la escasa regulación existente. Los acuerdos inter nacionales donde se encuentr a
ampar ada la protección tanto de los glaciares como de los pár amos, se enmarcan dentro de los
relativos a la protección del medioambiente, donde se establecen los estándares básicos, que
posteriormente cada legislación nacional debe seguir.

De este modo, a nivel inter nacional existen var ios acuerdos específicos de protección a la
biodiver sidad mar ina (donde se incluyen los glaciares), pero no existe un desar rollo concreto en
cuánto a lo que se refiere a los Pár amos. Aunque, como se podr á comprobar más adelante, la
protección a los pár amos se encuentr a recogida dentro de otros pactos inter nacionales refer idos a
la protección medioambiental.

7 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


De este modo, los instr umentos más impor tantes de protección específica de los glaciares son los

siguientes:

- Convención Relativa a los Humedales de Impor tancia Inter nacional Especialmente como Hábitat
de Aves Acuáticas (1971) Ratificaciones (* 1) : Ar gentina (1992), Chile (1981), Colombia (1998)

Más conocida como el Convenio de Ramsar, se tr ata del marco jur ídico pr incipal par a la acción
nacional en lo relativo a la conser vación y uso de los humedales, donde se incluyen los glaciares.

De este modo, en el preámbulo se establece como objetivo impedir las progresivas intr usiones y la
pérdida de humedales, estableciendo un marco de ar monización par a las políticas nacionales

1 ?Ratificación de acuerdos multilaterales?, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 2019. Disponible en:

https://observatoriop10.cepal.org/sites/default/files/cuadro_ratificacion_amumas_esp_12_marzo_2019.pdf (Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

2 Naciones Unidas , Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como

Hábitat de Aves Acuáticas, Ramsar, 2 de febrero de 1971. Disponible en:

https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/ecosistemas-y-conectividad/leg_texto_convenio_ramsar_tcm30-196467.pdf

(Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 8


- Convención sobr e el Der echo de los Usos de los Cur sos de Agua
Inter nacionales par a Fines distintos de la Navegación (1997)
Ratificaciones (3*) : No ha sido r atificado por Ar gentina, Chile, ni
Colombia

Se tr ata de un instr umento aprobado en la Asamblea Gener al de las


Naciones Unidas, donde se establecen los par ámetros legales del derecho
consuetudinar io inter nacional en lo que se refiere al uso de las cuencas
par a fines diferentes de la navegación. De este modo, se tr ata de una
referencia impor tante a la hor a de regular la protección de los glaciares.

Como ya se ha apuntado, la protección de los glaciares sí que goza de


convenciones específicas, pero en lo relativo a los pár amos se debe acudir
a acuerdos de protección medioambiental, donde también se incluyen la
protección de los glaciares. Destacamos los siguientes:

- Convención sobr e la pr otección del patr imonio mundial, cultur al y


natur al (1972) Ratificaciones (4*) : Ar gentina (1978), Chile (1980), Colombia
(1983)

Se tr ata de pr imer acuerdo impor tante par a la protección de la


biodiver sidad a nivel mundial. Resulta relevante su definición de
patr imonio natur al recogida en su ar tículo 2, definiendo el mismo como:

?- los monumentos natur ales constituidos por for maciones físicas y


biológicas o por gr upos de esas for maciones que tengan un valor
univer sal excepcional desde el punto de vista estético o científico;
- las for maciones geológicas y fisiogr áficas y las zonas estr ictamente
delimitadas que constituyan el hábitat de especies, animal y vegetal,
amenazadas, que tengan un valor univer sal excepcional desde el punto
de vista estético o científico;
- los lugares natur ales o las zonas natur ales estr ictamente delimitadas,
que tengan un valor univer sal excepcional desde el punto de vista de la
ciencia, de la conser vación o de la belleza natur al?.

3 Véase la página oficial de Naciones Unidas relativa al los estados de los tratados, en este caso: ?Estado del Tratado: 12. Convention on the Law of the
Non-Navigational Uses of International Watercourses?. Disponible en:

https://treaties.un.org/Pages/ViewDetails.aspx?src=IND&mtdsg_no=XXVII-12&chapter=27&lang=en (Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

4 Véase la página oficial de la UNESCO, donde se recoge la Lista de Estados Miembros. Disponible en: https://es.unesco.org/countries

(Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

9 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Por otro lado, en esta Convención también se insta a los Estados par te a identificar, proteger, conser var,
rehabilitar y tr ansmitir a las gener aciones futur as el patr imonio cultur al y natur al situado en su ter r itor io.

- Convención Mar co de Naciones Unidas sobr e el Cambio Climático (1992) Ratificaciones (5* ) : Ar gentina
(1994), Chile (1994), Colombia (1995)

Se tr ata del pr imer acuerdo impor tante en el que se reconoce el problema del cambio climático, y se
establecen her r amientas par a combatirlo, aunque cabe apuntar que no resulta legalmente vinculante par a los
Estados par te. Pese a esto, se tr ata de un gr an avance a nivel inter nacional y supone el reconocimiento de los
efectos adver sos del cambio climático en los ecosistemas. En lo refer ido a la protección de glaciares y
pár amos, cabe destacar lo recogido en su ar tículo 4, donde se establece como compromiso de los Estados:

?d) Promover la gestión sostenible y promover y apoyar con su cooper ación la conser vación y
el refor zamiento, según proceda, de los sumideros y depósitos de todos los gases de efecto
inver nadero no controlados por el Protocolo de Montreal, inclusive la biomasa, los bosques y
los océanos, así como otros ecosistemas ter restres, costeros y mar inos?.

- Convenio de Naciones Unidas sobr e la Diver sidad Biológica (1992) Ratificaciones (6* ) : Ar gentina (1994),
Chile (1994), Colombia (1995)

Se tr ata del instr umento referente y la base jur ídica fundamental par a el desar rollo de lacnor mativa a nivel
nacional de los Estados par tes del Convenio siendo, además, una her r amientaclegalmente vinculante. Los
objetivos que per sigue este convenio se recogen en su ar tículo 1 (7* ) :

- La conser vación de la diver sidad biológica.

- La utilización sostenible de sus componentes.

- La par ticipación justa y equitativa en los beneficios que se der iven de la utilización de los
recur sos genéticos.

- Acceso adecuado a esos recur sos y una tr ansferencia apropiada de las tecnologías
per tinentes.

5. Véase la página oficial de Naciones Unidas relativa al los estados de los tratados, en este caso: ?Estado del Tratado: 7. United Nations Framework
Convention on Climate Change?Disponible en:

https://treaties.un.org/Pages/ViewDetailsIII.aspx?src=TREATY&mtdsg_no=XXVII-7&chapter=27&Temp=mtdsg3&clang=_en

(Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

6 ?Ratificación de acuerdos multilaterales?, Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 2019. Disponible en:

https://observatoriop10.cepal.org/sites/default/files/cuadro_ratificacion_amumas_esp_12_marzo_2019.pdf (Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

7 Naciones Unidas, Convenio sobre la diversidad biológica, Rio de Janeiro, junio de 1992. Disponible en:

https://www.cbd.int/doc/legal/cbd-es.pdf (Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS| 10


A su vez, este Convenio también gener a una estándares par a que los Estados gar anticen la
ser ie de obligaciones a los Estados par te del protección del medio ambiente. Además,
mismo. Así queda establecido en el ar tículo 6 dentro de la Declar ación se desar rolla el del
(8* ) , de maner a que obliga a las par tes Progr ama 21, que es un plan de acción en el que
contr atantes a: en su capítulo 18 se recoge la ?Protección de la
calidad y el suministro de los recur sos de agua
?a) Elabor ar estr ategias, planes o
dulce: aplicación de cr iter ios integr ados par a el
progr amas nacionales par a la
aprovechamiento, ordenación y uso de los
conser vación y la utilización
recur sos de agua dulce? (9)* .
sostenible de la diver sidad
biológica o adaptar par a ese fin - Acuer do de Par ís (2015)
las estr ategias, planes o Ratificaciones (10* ) : Ar gentina (2016), Chile
progr amas existentes [? ] y (2016), Colombia (2016) Se tr ata del acuerdo más
b) Integr ar, en la medida de lo reciente y ambicioso a nivel inter nacional,
posible y según proceda, la convir tiéndose en el pr imer acuerdo univer sal
conser vación y la y jur ídicamente vinculante sobre el cambio
utilizaciónsostenible de la climático.
diver sidad biológica en los
8 - Idem
planes, progr amas y políticas
9 Programa 21: Capítulo 18. Protección de la calidad y el suministro de
sector iales o inter sector iales.? los recursos de agua dulce: aplicación de criterios integrados para el
aprovechamiento, ordenación y uso de los recursos de agua dulce,
- Declar ación Rio de Janeir o sobr e el Medio Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, División de Desarrollo
Sostenible.Disponible en:
Ambiente y el Desar r ollo (1992) https://www.un.org/spanish/esa/sustdev/agenda21/agenda21spchapter

Pese a que se tr ata de un convenio sin fuer za 18.htm (Fecha de consulta: 28 oct. 2020)

10 Véase la página oficial de Naciones Unidas relativa al los estados de


jur ídica vinculante, es destacable por tr atar se los tratados, en este caso: ?Estado del tratado: 7.d Paris Agreement?.
Disponible en:
de una Declar ación en la que se reconoce el
https://treaties.un.org/Pages/ViewDetails.aspx?src=TREATY&mtdsg_n
derecho a una vida saludable y productiva en
o=XXVII-7-d&chapter=27&clang=_en
ar monía con la natur aleza, y se establecen los (Fecha de consulta: 2 nov. 2020)

11 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


relativo a la adaptación, que
consiste en aumentar la
capacidad de adaptación,
for talecer la resiliencia y reducir
lavulner abilidad al cambio
climático con mir as a contr ibuir
al desar rollo sostenible y logr ar
una respuesta de adaptación
adecuada [? ].
Su objetivo pr incipal es la reducción de
2. Las Par tes reconocen que la
emisiones de carbono, desar rollando una ser ie
adaptación es un desafío mundial
de her r amientas par a tr atar de aumentar la
que incumbe a todos, con
capacidad de los países par a hacer frente a los
dimensiones locales,
efectos del cambio climático. Ya en el
subnacionales, nacionales,
preámbulo del acuerdo, se destaca la
regionales e inter nacionales, y
impor tancia de gar antizar la integr idad de
que es un componente
todos los ecosistemas (incluyendo los océanos y
fundamental de la respuesta
la protección de la biodiver sidad), pero es en su
mundial a lar go plazo frente al
ar tículo 5 donde se recoge su protección de
cambio climático y contr ibuye a
maner a más específica:
esa respuesta, cuyo fin es
?1. Las Par tes deber ían adoptar proteger a las per sonas, los
medidas par a conser var y medios de vida y los ecosistemas,
aumentar, según cor responda, teniendo en cuenta las
los sumideros y depósitos de necesidades ur gentes e
gases de efecto inver nadero [? ], inmediatas de las Par tes que son
incluidos los bosques?. países en desar rollo
par ticular mente vulner ables a
los efectos adver sos del cambio
Además, en este aspecto también resulta
climático.?
relevante el ar tículo 7 del acuerdo, donde se
recoge lo siguiente:

?1. Por el presente, las Par tes


establecen el objetivo mundial

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 12


B. Mecanismos jur ídicos r egional es (pr incipal mente en Latinoamér ica)

Si al hablar del contexto inter nacional destacábamos la falta de regulación en lo refer ido a la protección de
pár amos y glaciares, a nivel regional inter amer icano continúa la tendencia de falta de acuerdos
supr anacionales entre los países de la región. El único acuerdo existente a destacar es el siguiente:

- Convención par a la Pr otección de la Flor a y Fauna y las Bellezas Escénicas de Amér ica (1940)
Ratificaciones (11* ) : Ar gentina (1946), Chile (1967), Colombia (no lo ha r atificado)

En el preámbulo de la Convención se especifica el objetivo pr incipal del acuerdo: ?la protección y


conser vación de todas las especies y géneros de la flor a y fauna indígenas de Amér ica, así como la
preser vación de las áreas de incompar able belleza, con énfasis en for maciones geológicas o con valor
estético, histór ico o científico?. Resulta también relevante a nivel inter amer icano la Opinión Consultiva 23
sobre medioambiente y derechos humanos de la Cor te Inter amer icana de los Derechos Humanos 12 (2017),
donde se reconoce el derecho a un ambiente sano como un derecho fundamental, así como la obligación de
los Estados de cooper ar par a la protección contr a daños al medio ambiente. Por último, a nivel europeo se
han desar rollado algunos mecanismos regionales de protección que pueden ser vir como referente
destacando: la Convención Alpina (1998), la Convención de los Cár patos (2005) i el Convenio Europeo sobre el
Paisaje (2000).

C. Mecanismos apl icabl es al caso por país


Las legislaciones nacionales relativas a la protección de glaciares y pár amos en Amér ica Latina de for ma
específica son escasas y limitadas a lo lar go de la región. No obstante, existen algunos casos par adigmáticos
que ilustr an el camino incipiente que está tomando la regulación de los ecosistemas acuíferos,
especialmente en los países andinos, cuyos recur sos hídr icos, también par a el consumo humano, dependen
en gr an medida de su conser vación.

11 Véase la página oficial de la Convención para la protección de la flora, de la fauna, y de la bellezas escénicas naturales de los países de América,
donde se recogen los países participantes.

Disponible en: https://www.ecolex.org/es/details/treaty/convention-on-nature-protection-and-wild-life-preservation-in-the-western-

hemisphere-tre-000085/ (Fecha de consulta: 29 oct. 2020)

12 Corte interamericana de Derechos humanos, Opinión consultiva OC-23/17, 15 de noviembre de 2017. Disponible en:
https://app.box.com/s/ownn975s9vf9haal2bk52b4nifzvpomg (Fecha de consulta: 29 oct. 2020)

13 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Aun así, existen regulaciones gener ales de Glaciares que los identifique y sus zonas
protección medioambiental que pueden ser per iglaciares, de maner a que fuer a posible
utilizadas par a la protección de estos su control, super visión y protección.
ecosistemas, incluso disposiciones El ar t. 1 de la legislación marca el objeto
constitucionales en las car tas magnas de de la misma, el establecimiento de
distintos países de la región que pretenden presupuestos mínimos con vocación de
proteger el bienestar ambiental. protección sobre estos ecosistemas y su
i. La Ley 26.639 de Ar gentina, el pr imer preser vación. Así, apunta:
impulso r egional a la pr otección de los
glaciar es
?par a la agr icultur a y como
El país pionero en Amér ica Latina en proveedores de agua par a la
sancionar y promulgar una ley protector a recar ga de cuencas
de los glaciares fue Ar gentina en 2010, con hidrogr áficas; par a la
la Ley 26.639 de Presupuestos Mínimos par a protección de la
la Preser vación de Glaciares y Ambiente biodiver sidad; como fuente
Per iglaciar, también conocida como Ley de de infor mación científica y
Glaciares. No obstante, esta ley no se logró como atr activo tur ístico?.
sin escollos, ya que la Cámar a de Diputados
ar gentina llegó a aprobarla en 2008, pero
fue vetada por la entonces presidenta Y destaca, finalmente, el establecimiento
Cr istina Fer nández. de los glaciares como un ?bien público?
Reglamentada en 2011, la Ley 26.639 marca (13* ).
la restr icción de actividades miner as o
petroler as par a preser var los glaciares
ar gentinos como reser vas fundamentales de 13 Ley 26.639 Régimen de Presupuestos Mínimos para la Preservación
recur sos hídr icos par a consumo humano, de los Glaciares y del Ambiente Periglacial.

así como par a fines científicos, agr ícolas o Septiembre 30 de 2010. Disponible en:

explotaciones tur ísticas. http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/170000-

174999/174117/norma.htm (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)


Asimismo, destaca su mandato par a la
elabor ación de un Inventar io Nacional de

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 14


El ar t. 6 deter mina cuáles son las prohibiciones de ejecución de actividades sobre las zonas glaciares
y per iglaciares de Ar gentina, reconociendo aquellas que ?puedan afectar su condición natur al?, así
como ?las que impliquen su destr ucción, tr asado o inter fier an en su avance?. Con un especial
hincapié en:

?a) La liber ación, disper sión o disposición de sustancias o elementos contaminantes, productos
químicos o residuos de cualquier natur aleza o volumen. Se incluyen en dicha restr icción aquellas
que se desar rollen en el ambiente per iglacial;

b) La constr ucción de obr as de arquitectur a o infr aestr uctur a con excepción de aquellas necesar ias
par a la investigación científica y las prevenciones de r iesgos;

c) La explor ación y explotación miner a e hidrocarbur ífer a. Se incluyen en dicha restr icción aquellas
que se desar rollen en el ambiente per iglacial;

d) La instalación de industr ias o desar rollo de obr as o actividades industr iales? (14* ) .

Como se ha mencionado anter ior mente, la nor ma exige la creación de un inventar io de monitoreo
de la situación glaciar del país (como especifican sus ar t. 3, 4 y 5). Sin embar go, desde la
promulgación legislativa, ha sido este uno de los pr incipales problemas de implementación. Las
autor idades ar gentinas llevaron a cabo hasta dos manuales par a la consecución del Inventar io
Nacional de Glaciares, uno en 2012 y otro en 2014, pero éste no pudo ser culminado hasta 8 años
después de la entr ada en vigor de la nor ma, en 2018 (15* ) , tr as cinco años de estudio. Así, el
inventar io recogió el análisis de 16.968 glaciares ar gentinos distr ibuidos en una super ficie de 8.484
km 2 del ter r itor io continental e insular.

14 ídem

15 Véase la página del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, donde se detalla la conclusión del Inventario Nacional de Glaciares
https://www.conicet.gov.ar/concluyo-la-realizacion-del-primer-inventario-nacional-de-glaciares/ (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

15 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


La Ley 26.639 también descr ibe el uso que se pueden dar a los espacios
glaciares y per iglaciares, teniendo en cuenta el impacto de las actividades
sobre los ecosistemas. De esta for ma, el ar t.7 hace referencia a lo
establecido en los ar tículos 19, 20 y 21 de la Ley N° 25.675, la Ley Gener al
del Ambiente. Se exceptúan así de esos requisitos las actividades ?de
rescate, der ivado de emer gencias?; las actividades ?científicas, realizadas
a pie o sobre esquíes, con eventual toma de muestr as, que no dejen
desechos en los glaciares y el ambiente per iglacial?, y las actividades
?depor tivas, incluyendo andinismo, escalada y depor tes no motor izados
que no per turben el ambiente?.

La vigencia de la nor ma 26.639 ha provocado numerosos litigios


judiciales, sobre todo por par te de multinacionales extr activas
interesadas en la actividad miner a en Ar gentina, par alizando desde su
entr ada en vigor decenas de extr acciones (16* ) . No obstante, y pese a las
demandas inter puestas, la Ley de Glaciares recibió en 2019 un impor tante
respaldo, al ser consider ada constitucional por la Cor te Suprema, en
referencia al propio ar t. 41 de la Constitución Ar gentina. Este indica que:

?todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente


sano, equilibr ado, apto par a el desar rollo humano y par a
que las actividades productivas satisfagan las necesidades
presentes sin comprometer las de las gener aciones
futur as; y tienen el deber de preser varlo?.

Asimismo, añade que ?el daño ambiental gener ar á pr ior itar iamente la
obligación de recomponer, según lo establezca la ley. Las autor idades
proveer án a la protección de este derecho, a la utilización r acional de los
recur sos natur ales, a la preser vación del patr imonio natur al y cultur al y
de la diver sidad biológica, y a la infor mación y educación ambientales?
(17* ) .

16 Greenpeace, ?Los glaciares no se tocan: 10 años de la Ley de Glaciares?, 28 de septiembre de 2020. Disponible en:
https://www.greenpeace.org/argentina/blog/issues/climayenergia/los-glaciares-no-se-tocan-10-anos-de-la-ley-de-glaciares/

(Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

17 Constitución Nacional Argentina, 22 de agosto de 1993. Disponible en: https://pdba.georgetown.edu/Parties/Argentina/Leyes/constitucion.pdf

(Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 16


ii. La Ley 19.300 de Chile
Chile cuenta con la mayor extensión de glaciares y áreas per iglaciares de toda Amér ica Latina, por
delante de Ar gentina (18* ) . No obstante, y pese a diver sos intentos por promulgar una ley específica
par a la protección de estas reser vas acuífer as, Chile aún no cuenta con una legislación per tinente
destinada a la conser vación de su ter reno glaciar. Desde el Congreso chileno, var ios proyectos de
ley han sido presentados en los últimos 15 años, pero sin logr ar un consenso, incluyendo un texto
que fue retir ado en 2018 por el actual presidente Sebastián Piñer a (19* ) . Aun así, y pese a las
carencias de la Constitución chilena par a defender los recur sos hídr icos como un bien público, la
Car ta Magna chilena actúa como una suer te de estatuto constitucional de protección del medio
ambiente y de la natur aleza, al que per tenecer ían los ecosistemas glaciares. Por tanto, queda
protegida su conser vación como ampar a el ar t. 19 n° 8, por el cual se gar antiza el ?derecho a vivir en
un medio ambiente libre de contaminación?. Y se subr aya el deber del Estado ?velar par a que este
derecho no sea afectado y tutelar la preser vación de la natur aleza?. Además, abre la puer ta a que el
legislador imponga ?restr icciones específicas al ejercicio de deter minados derechos o liber tades
par a proteger el medio ambiente? (20* ) .

Así, la legislación chilena que ampar a la protección glaciar de Chile se er ige fundamentalmente
en la Ley 19.300 Bases Gener ales del Medio Ambiente y Reglamento del Sistema de Evaluación de
Impacto Ambiental, que busca gener ar un sistema preventivo de protección medioambiental antes
de que un proyecto o actividad se lleve a cabo en un deter minado espacio natur al (21* ) .

18 Inti, G., ?¿Cuántos glaciares crees que existen en Magallanes??, La Prensa Antártica, 18 de julio de 2016. Disponible en
https://prensaantartica.cl/2016/07/18/cuantos-glaciares-crees-que-existen-en-magallanes/#:~:text=Si%20se%20incorpora%20en%20la,se%20estima%20

en%207.493%20glaciares (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

19 Fundación Centro de Estudios de Montaña de Chile, ?Ley de protección de glaciares ? Los principales hitos que han marcado su tramitación?, junio de
2020. Disponible en https://www.cem-fundacion.cl/ley-de-proteccion-de- glaciares-los-principales-hitos-que-han-marcado-su-
tramitacion/#:~:text=El%20proyecto%20de%20%E2%80%9CLey%20de,chileno%20por%20parte%20del%20estado. (Fecha de consulta: 20 de oct. de
2020)

20 Constitución Nacional de Chile. Disponible en: https://www.oas.org/dil/esp/constitucion_chile.pdf (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

21 Ley 19300 de la legislación chilena. Disponible en: https://www.bcn.cl/leychile/navegar?idNorma=30667 (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)

17 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


En el ar t. 1 de la nor ma reconoce el ?derecho a los glaciares como posible objeto de per juicio
vivir en un medio ambiente libre de por las actividades enumer adas en el epígr afe
contaminación, la protección del medio anter ior. Se menciona en su apar tado d) la
ambiente, la preser vación de la natur aleza y la posible afectación a la ?localización en o
conser vación del patr imonio ambiental?. Cabe próxima a poblaciones, recur sos y áreas
destacar los epígr afes e) e i) del ar t. 2 en lo protegidas, sitios pr ior itar ios par a la
concer niente a los posibles daños causados por conser vación, humedales protegidos, glaciares
actividades humanas en per juicio del y áreas con valor par a la obser vación
medioambiente, así como los procesos de astronómica con fines de investigación
evaluación de r iesgo ambiental de las posibles científica, susceptibles de ser afectados, así
ejecuciones sobre el ter r itor io, que se apoyan a como el valor ambiental del ter r itor io en que se
su vez en el Reglamento del Sistema de pretende emplazar ? (23* ) .
Evaluación de Impacto Ambiental (22* ) . El ar t. Por último, en el pár r afo cuar to del Título II de
3 de la nor ma contempla la imposición de la Ley 19.300 se incluye, asimismo, las Nor mas
sanciones a ?todo el que culposa o dolosamente de calidad ambiental y de la preser vación de la
cause daño al medio ambiente? de for ma que natur aleza y conser vación del patr imonio.
?estar á obligado a repar arlo mater ialmente, a Dispone en el ar t. 36 que ?for mar án par te de las
1
su costo, si ello fuere posible, e indemnizarlo áreas protegidas mencionadas en los ar tículos
en confor midad a la ley?. anter iores, las porciones de mar, ter renos de
Por otro lado, en el ar t. 10 se especifican ?los playa, playas de mar, lagos, lagunas, glaciares,
proyectos o actividades susceptibles de causar embalses, cur sos de agua, pantanos y otros
impacto ambiental, en cualesquier a de sus humedales, situados dentro de su per ímetro?.
fases, que deber án someter se al sistema de
22 Ídem
evaluación de impacto ambiental?, incluida la
23 Ídem
actividad miner a. El ar t. 11 cita explícitamente

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 18


imponer las sanciones legales y exigir la
repar ación de los daños causados?, así como
cooper ar á ?con otr as naciones en la protección
de los ecosistemas situados en las zonas
fronter izas?. Histór icamente, Colombia lleva
var ias décadas impulsando algunas
legislaciones de car ácter conser vacionista
respecto a su r ica biodiver sidad, como la ley 165
de 1994, mediante la cual pretendía asentar
bases par a protegerla y hacer uso de ella de
for ma justa, sostenible y equitativa en base al
Convenio de Diver sidad Biológica de Río de
iii. La Ley 1930 de Colombia sobr e la
Janeiro (25* ) . En esa línea, Colombia estableció
pr otección de Pár amos
un Sistema de Áreas Protegidas que fueron
Colombia alber ga el 50% de los pár amos del
reglamentadas por el Decreto 2372 de 2010, con
mundo, y de ellos se abastece el 70% de la
el que las delimitó y estableció los par ámetros
población del país par a su consumo vital, es por
de conser vación de las mismas y de las que los
ello que la conser vación de dichos ter r itor ios es
pár amos hacen par te como zonas de protección
un asunto clave.
especial (26* ). Pero es la Ley 1930 de 2018 la que
En pr imer lugar, la Constitución colombiana, tiene como objeto, como explica su ar t. 1, el
promulgada en 1991 recoge en su ar t. 79 (24* ) la establecimiento de los pár amos como
protección de un ?ambiente sano? al que ?todas ecosistemas estr atégicos, así como ?fijar
las per sonas tienen derecho? a disfr utar. De directr ices que propendan por su integr alidad,
esta for ma, apunta que ?la ley gar antizar á la preser vación, restaur ación, uso sostenible y
par ticipación de la comunidad en las decisiones gener ación de conocimiento?. 2,5 % del
que puedan afectarlo? y que ?es deber del ter r itor io nacional (27* ) .
Estado proteger la diver sidad e integr idad del 24 Constitución Nacional de Colombia. Disponible en:
http://www.secretariasenado.gov.co/senado/basedoc/constitucion_politic
ambiente, conser var las áreas de especial
a_1991.html (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)
impor tancia ecológica y fomentar la educación 25 Adhesión al Convenio de Diversidad Bioógica de Río de Janeiro, 9 de
noviembre de 2004. Disponible en:
par a el logro de estos fines?. Además, el ar t. 80 https://www.minambiente.gov.co/images/BosquesBiodiversidadyServicios
recoge que el Estado ser á quien planifique ?el Ecosistemicos/pdf/Politica-Nacional-de-Biodiversidad/3355_ley_0165_091
194.pdf (Fecha de consulta: 20 de oct. de 2020)
manejo y aprovechamiento de los recur sos 26 Decreto 2372 de la República de Colombia, 2010. Disponible
en:https://www.minambiente.gov.co/images/normativa/decretos/2010/dec_2
natur ales, par a gar antizar su desar rollo 372_2010.pdf
sostenible, su conser vación, restaur ación o 27 Osorio Idárraga, S., ?¿De qué se trata la Ley de Páramos??, Racio
Nacional Colombia, julio de 2018. Disponible en:
sustitución?. Al igual, ?deber á prevenir y https://www.radionacional.co/noticia/ley-de-paramos/paramos-colombian
os-hacia-camino-de-conservacionparamos-colombianos-hacia (Fecha de
controlar los factores de deter ioro ambiental,
consulta: 20 de oct. de 2020)

19 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Por otro lado, en el ar t. 5 define la prohibición de actividades par a su conser vación, estableciendo
cualquier actividad ejecutada a los Planes de Manejo Ambiental cor respondientes. Entre las
prohibiciones promulgadas se enumer an ?el desar rollo actividades de explor ación y explotación
miner a?, ?el desar rollo de actividades de explor ación y explotación de hidrocarburos, la constr ucción
de refiner ías de hidrocarburos y las expansiones urbanas y suburbanas?. También ?la constr ucción
de nuevas vías?, ?el uso de maquinar ia pesada en el desar rollo de actividades agropecuar ias?, ?el
manejo y quema de residuos sólidos y/o peligrosos?, ?la introducción y manejo de or ganismos
genéticamente modificados y de especies invasor as?, ?el uso cualquier clase juegos pirotécnicos o
sustancias inflamables, explosivas y químicas& quot;, ?las quemas?, ?las talas, con excepción de
aquellas que sean necesar ias par a gar antizar la conser vación de los pár amos, siempre y cuando
cuenten con la autor ización y lineamientos de la autor idad ambiental?, ?la fumigación y asper sión de
químicos deber á eliminar se paulatinamente en el marco de reconver sión de actividades
agropecuar ias? y se prohíbe ?la degr adación de cober tur a vegetal nativa?. El Pár r afo Cuar to subr aya
asimismo que:

?las pr ácticas económicas llevadas a cabo en estas áreas deber án realizar se de tal
for ma que eviten el deter ioro de la biodiver sidad, promoviéndose actividades de
producción alter nativas y ambientalmente sostenibles que estén en ar monía con los
objetivos y pr incipios de la presente ley?.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 20


3 . C O M PA RAT I VA D E L A N O RM A D E
L O S C A SO S E ST U D I A D O S
A. Compar ación del ámbito de l a pr otección y su al cance
Par a poder analizar el ámbito de protección de cada país, debemos acudir, por un lado, a la
definición que se realiza en cada una de las legislaciones respecto a lo que se consider a glaciar y
pár amo, y así poder concretar qué es lo que protege cada legislación. Por otro lado, par a analizar el
alcance de la protección, también debemos atender a las acciones y actividades que se prohíben en
cada legislación. Par tiendo de la definición que se recoge en la Convención de Ramsar (que ha sido
r atificada por los tres países de estudio) en su ar tículo 1 (28* ) , cada país de estudio ha desar rollado
dentro de las leyes objeto de estudio, su propia definición.

i. Ar gentina (Ley 26.639)

Como se ha comentado con anter ior idad, la Ley 26.639 de Ar gentina es pioner a en la protección
específica de los glaciares. De esta ley, destaca que en su ámbito de protección no sólo incluye a los
glaciares, sino también al ambiente per iglacial. La definición de los mismos queda recogida en su
ar tículo 2:

?Se entiende por glaciar toda masa de hielo perenne estable o que fluye lentamente,
con o sin agua inter sticial, for mado por la recr istalización de nieve, ubicado en
diferentes ecosistemas, cualquier a sea su for ma, dimensión y estado de conser vación.
Son par te constituyente de cada glaciar el mater ial detr ítico rocoso y los cur sos
inter nos y super ficiales de agua. Asimismo, se entiende por ambiente per iglacial en la
alta montaña, al área con suelos congelados que actúa como regulador del recur so
hídr ico. En la media y baja montaña al área que funciona como regulador de recur sos
hídr icos con suelos satur ados en hielo.?

Por otro lado, en el ar tículo 6 se prohíben todas aquellas las actividades que se realicen dentro de los
glaciares y que puedan ?afectar su condición natur al o sus funciones?, y aquellas ?que impliquen su
destr ucción o tr aslado o inter fier an en su avance?.
28 Artículo 1 de la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas: ?Los humedales son las
extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales,
estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros?.

Naciones Unidas, Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional Especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, Ramsar, 2 de febrero de
1971. Disponible en: https://www.miteco.gob.es/es/biodiversidad/temas/ecosistemas-y-conectividad/leg_texto_convenio_ramsar_tcm30-196467.pd

21 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Además de prohibirlo de maner a gener al, también se recogen tácitamente las siguientes actividades
concretas:

?a) La liber ación, disper sión o disposición de sustancias o elementos contaminantes,


productos químicos o residuos de cualquier natur aleza o volumen. Se incluyen en dicha
restr icción aquellas que se desar rollen en el ambiente per iglacial;

b) La constr ucción de obr as de arquitectur a o infr aestr uctur a con excepción de aquellas
necesar ias par a la investigación científica y las prevenciones de r iesgos;

c) La explor ación y explotación miner a e hidrocarbur i?fer a. Se incluyen en dicha


restr icción aquellas que se desar rollen en el ambiente per iglacial;

d) La instalación de industr ias o desar rollo de obr as o actividades industr iales.?

ii. Chile (Ley 19.300)

Por otro lado, dentro de la Ley 19.300 de Chile, donde se establecen las bases de gener ales par a la
protección del medio ambiente en este país, en su ar tículo 36 se recogen las áreas protegidas por dicha
ley:

?For mar án par te de las áreas protegidas mencionadas en los ar tículos anter iores, las
porciones de mar, ter renos de playa, playas de mar, lagos, lagunas, glaciares, embalses,
cur sos de agua, pantanos y otros humedales, situados dentro de su per ímetro?

Cabe apuntar que, a diferencia de Ar gentina, en el caso de Chile nos encontr amos en que no realiza
una definición de lo que se entiende por glaciar, sino que se limita a incluirlo como área protegida. Esta
falta de concreción puede suponer problemas a nivel legal, al no establecer específicamente las áreas
que merecen protección.

En el caso de Chile, en la ley no se prohíbe explícitamente las actividades, sino que se estipulan
aquellas actividades que ?deber án someter se al sistema de evaluación de impacto ambiental?. Así, en su
ar tículo 10 se recogen los siguientes proyectos o actividades que deben someter se a dicha evaluación:

?a) Acueductos, embalses o tr anques y sifones [? ] , presas, drenaje, desecación, dr agado,

defensa o alter ación, significa;

b) Líneas de tr ansmisión eléctr ica de alto voltaje y sus subestaciones;

c) Centr ales gener ador as de ener gía mayores a 3 MW;

d) Reactores y establecimientos nucleares e instalaciones relacionadas:

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 22


e) Aeropuer tos, ter minales de buses, camiones y fer rocar r iles, vías fér reas, estaciones
de ser vicio, autopistas y los caminos públicos que puedan afectar áreas protegidas;

f) Puer tos, vías de navegación, astilleros y ter minales mar ítimos;

g) Proyectos de desar rollo urbano o tur ístico [? ];

h) Proyectos industr iales o inmobiliar ios que se ejecuten en zonas declar adas latentes o
satur adas;

i) Proyectos de desar rollo minero [? ];

j) Oleoductos, gasoductos, ductos mineros u otros análogos;

k) Instalaciones fabr iles [? ];

l) Agroindustr ias, mataderos, planteles y establos de cr ianza, lecher ía y engorda de


animales, de dimensiones industr iales;

m) Proyectos de desar rollo o explotacio?n forestales en suelos fr a?giles, en ter renos


cubier tos de bosque nativo, industr ias de celulosa, pasta de papel y papel, plantas
astillador as, elabor ador as de mader a y aser r aderos, todos de dimensiones industr iales;

n) Proyectos de explotacio?n intensiva, cultivo, y plantas procesador as de recur so


hidrobiológicos;

n?) Producción, almacenamiento, tr anspor te, disposición o reutilización habituales de


sustancias toxicas, explosivas, r adioactivas, inflamables, cor rosivas o reactivas;

o) Proyectos de saneamiento ambiental, tales como sistemas de alcantar illado y agua


potable, plantas de tr atamiento de aguas o de residuos sólidos de or igen domiciliar io,
rellenos sanitar ios, emisar ios submar inos, sistemas de tr atamiento y disposición de
residuos industr iales líquidos o sólidos;

p) Ejecución de obr as, progr amas o actividades en parques nacionales, reser vas
nacionales, monumentos natur ales, reser vas de zonas vír genes, santuar ios de la
natur aleza, parques mar inos, reser vas mar inas o en cualesquier a otr as áreas colocadas
bajo protección oficial [? ];

q) Aplicación masiva de productos químicos en áreas urbanas o zonas r ur ales próximas


a centros poblados o a cur sos o masas de agua que puedan ser afectadas;

r) Proyectos de desar rollo, cultivo o explotacio?n, en las áreas miner as, agr ícolas,
forestales e hidrobiológicas que utilicen or ganismos genéticamente modificados con
fines de producción y en áreas no confinadas [? ].?

23 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


iii. Colombia (Ley 1930)

En el caso de Colombia, su legislación 2. Se prohíbe el desar rollo de actividades de


específica se centr a en la protección de los explor ación y explotación de hidrocarburos,
pár amos como ecosistemas en la Ley 1930, como la constr ucción de refiner ías de
donde se recoge la gestión de los mismos. De hidrocarburos.
este modo, la definición de pár amos se 3. Se prohíben las expansiones urbanas y
encuentr a en su ar tículo 3: suburbanas.

?Ecosistema alta montaña, ubicado entre 4. Se prohíbe la constr ucción de nuevas vías.

el límite super ior del Bosque Andino y, si 5. Se prohíbe el uso de maquinar ia pesada en el

se el caso, el límite infer ior de los desar rollo de actividades agropecuar ias [? ].

glaciares, en el cual dominan asociaciones 6. Se prohíbe disposición final, manejo y quema

vegetales como pajonales, fr ailejones, de residuos sólidos y/o peligrosos.

mator r ales, pr ados y chuascles, además 7. Se prohíbe la introducción y manejo de


puede haber for maciones bosques bajos y or ganismos genéticamente modificados y de
arbustos y presentar humedales como los especies invasor as.
r íos, quebr adas, ar royos, turber as,
8. Salvo en casos excepcionales, el uso cualquier
pantanos, lagos y lagunas, entre otros.?
clase juegos pirotécnicos o sustancias
Además, también cabe destacar que en la inflamables, explosivas y químicas prohibido.
misma ley se consider an los pár amos no sólo
9. Se prohíben las quemas.
como un recur so físico, sino que en su ar tículo
10. Se prohíben las talas, con excepción de
2.1 se recoge que:
aquellas que sean necesar ias par a gar antizar la
?Los pár amos deben ser entendidos como
conser vación de los pár amos, siempre y cuando
ter r itor ios de protección especial que
cuenten con la autor ización y lineamientos de
integr an componentes biológicos,
la autor idad ambiental.
geogr áficos, geológicos e hidrogr áficos,
11. Se prohíbe la fumigación y asper sión de
así? como aspectos sociales y cultur ales.?
químicos deber á? eliminar se paulatinamente
En lo refer ido al ámbito de protección, en el
en el marco de reconver sión de actividades
caso de la ley colombiana las
agropecuar ias.
actividadesprohibidas quedan establecidas en
12. Se prohíbe la degr adación de cober tur a
el ar tículo 5 de maner a implícita:
vegetal nativa.?
?1. Desar rollo actividades de explor ación y
explotación miner a [? ].

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 24


Por último, en el último epígr afe de este ar tículo se establece una cláusula de protección gener al, por la cual se
recoge que: ?Se prohíben los demás usos que resulten incompatibles de acuerdo con el objetivo de conser vación
de estos ecosistemas y lo previsto en el plan de manejo del pár amo debidamente adoptado?. A modo de
recapitulación de la infor mación que hemos desar rollado en este punto, el ámbito y alcance de la protección en
cada legislación puede resumir se en la siguiente tabla:

Ar gentina Chile Colombia

Ámbito de pr otección Glaciar : Toda masa de hielo Inclusión de los glaciares Pár amos: ecosistema de alta
perenne estable o que fluye como áreas protegidas por la montaña en el cual dominan
lentamente ubicado en ley (sin definición específica). asociaciones vegetales y
diferentes ecosistemas además puede haber
(incluyendo el mater ial for maciones bosques bajos y
detr ítico rocoso y los cur sos arbustos y presentar
inter nos y super ficiales de humedales.
agua).

Ambiente per iglacial: Área


con suelos congelados que
actúa como regulador del
recur so hídr ico.

Alcance de la Prohibición gener al de las Per iglaciar (solo) Prohibición gener al de los
actividades que puedan afectar Actividades sometidas al usos que resulten
pr otección sistema de evaluación de incompatibles de acuerdo con
la condición natur al o las
funciones de los glaciares, y impacto ambiental: el objetivo de conser vación de
aquellas que impliquen su los ecosistemas.
destr ucción o tr aslado o - Constr ucción -------------------------
inter fier an en su avance. - Centr ales eléctr icas y Actividades concretas
nucleares prohibidas:
--------------------------- - Infr aestr uctur as par a el
- Actividades de explor ación y
tr anspor te.
explotación miner a.
Actividades concretas - Proyectos de desar rollo
- Actividades de explor ación y
prohibidas: urbano, tur ístico, industr iales,
explotación de hidrocarburos.
inmobiliar ios, de desar rollo
- La liber ación, disper sión o - Expansiones urbanas y
minero, de desar rollo o
disposición de sustancias o suburbanas.
explotación forestales, de
elementos contaminantes, - Constr ucción de nuevas vías.
explotación intensiva, de
productos químicos o - El uso de maquinar ia pesada.
saneamiento, ambientales.
residuos. - Manejo y quema de residuos
- Oleoductos y gasoductos.
sólidos y/o peligrosos.
- La constr ucción de obr as de - Instalaciones fabr iles
- La introducción y manejo de
arquitectur a o - Agroindustr ias, mataderos,
or ganismos genéticamente
infr aestr uctur as. planteles y establos de cr ianza,
modificados y de especies
lecher ía y engorda de
- La explor ación y explotación invasor as.
animales.
miner a e hidrocarbur i?fer a. - El uso cualquier clase juegos
- Producción,
pirotécnicos o sustancias
- La instalación de industr ias o almacenamiento, tr anspor te,
inflamables, explosivas y
desar rollo de obr as o disposición o reutilización
químicas prohibido (salvo
actividades industr iales. habituales de sustancias
excepciones).
toxicas, explosivas,
- Las quemas y las talas.- La
r adioactivas, inflamables,
fumigación y asper sión de
cor rosivas o reactivas;
químicos.
- Ejecución de obr as,
- La degr adación de cober tur a
progr amas o actividades.
vegetal nativa.

25 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


B. Der echo administr ativo sancionador y r esponsabil idad penal

Una vez analizados el ámbito de protección sus acciones extr activas, asumiendo los
y su alcance, otro aspecto impor tante a la costes de la multa, ya que las ganancias que
hor a de analizar la legislación protector a de obtendr án poster ior mente con la extr acción
glaciares y pár amos es el régimen les compensar á la sanción que puedan llegar
sancionador que se aplica en caso de a tener.
incumplimiento de alguno de los supuestos De este modo, en cada país de estudio
recogidos en cada ley. Se tr ata de las podemos ver cómo ha desar rollado su
sanciones que se imponen desde la propio régimen sancionador :
Administr ación ante los casos tipificados
como infr acción dentro de cada texto legal.
En el caso del derecho medioambiental, nos i. Ar gentina
encontr amos ante un elemento clave, ya que En la ley ar gentina, las infr acciones y
la gr an amenaza par a los ecosistemas son sanciones se recogen en su ar tículo 11,
pr incipalmente las empresas extr actor as, donde se establecen unos mínimos,
por lo que un régimen sancionador débil delegando la potestad sancionador a a las
puede hacer inútil una legislación con jur isdicciones ?confor me el poder de policía
muchas prohibiciones. Es decir, si se que les cor responde?. Además de no poder
prohíben muchas acciones par a realizar ser infer iores a las recogidas en el ar tículo,
sobre un glaciar o pár amo, pero las sanciones también se deber án aplicar
poster ior mente las sanciones que se supletor iamente en aquellas jur isdicciones
inter ponen respecto al incumplimiento de en las que no se cuente con un régimen de
esa acción son muy débiles, puede dar se el sanciones. De este modo, se recogen las
caso que las empresas les compense realizar siguientes fases:
dicha acción prohibida par a llevar a cabo

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 26


"a) Apercibimiento;

b) Multa de CIEN (100) a CIEN MIL (100.000) sueldos básicos de la categor ía inicial de la
administr ación pública nacional;

c) Suspensión o revocación de las autor izaciones. La suspensión de la actividad podr á? ser


de
TREINTA (30) días hasta UN (1) año, según cor responda y atendiendo a las
circunstancias
del caso;

d) Cese definitivo de la actividad. Estas sanciones ser án aplicables previo sumar io


sustanciado en la jur isdicción en donde se realizo? la infr acción y se regir án por las
nor mas de procedimiento administr ativo que cor responda, asegur ándose el debido
proceso legal, y se gr aduar án de acuerdo a la natur aleza de la infr acción.?

Además de recoger estas medidas, en el ar tículo 12 también se contempla la posibilidad de


reincidencia, de modo que se establece que, si se da el caso que, en el plazo de 5 años desde la
comisión de la infr acción, se volvier a a sancionar por otr a, las multas previstas en el apar tado
anter ior pueden llegar a tr iplicar se. Por último, también cabe apuntar que en su ar tículo 14, se
recoge que lo recibido en los casos de multa se destinar á de maner a pr ior itar ia a la protección y
restaur ación ambiental de los glaciares afectados en cada una de las jur isdicciones.

27 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


ii. Chile (Ley 19.300)

En el caso de Chile, el régimen sancionador resulta más complejo, ya que


dedica su Título III ala regulación de las infr acciones y las sanciones. De
este modo, en su ar tículo 36 divide las infr acciones en gr avísimas, gr aves
y leves:

?1.- Son infr acciones gr avísimas los hechos, actos u omisiones que
contr avengan las disposiciones per tinentes y que alter nativamente:

a) Hayan causado daño ambiental, no susceptible de repar ación.

b) Hayan afectado gr avemente la salud de la población.

c) Impidan u obstaculicen deliber adamente el cumplimiento de metas,


medidas, y objetivos de un Plan de Prevención o Descontaminación.

d) Hayan entregado infor mación falsa u ocultado cualquier antecedente


relevante con el fin de encubr ir u ocultar una infr acción gr avísima.

e) Hayan impedido deliber adamente la fiscalización, encubier to una


infr acción o evitado el ejercicio de las atr ibuciones de la
Super intendencia.

f) Involucren la ejecución de proyectos o actividades del ar tículo 10 de la


ley N° 19.300 al mar gen del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental,
y se constate en ellos alguno de los efectos, car acter ísticas o
circunstancias previstas en el ar tículo 11 de dicha ley.

g) Constituyan reiter ación o reincidencia en infr acciones calificadas


como gr aves de acuerdo con este ar tíulo.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 28


2.- Son infr acciones gr aves, los hechos, actos u omisiones que contr avengan las
disposiciones per tinentes y que, alter nativamente:

a) Hayan causado daño ambiental, susceptible de repar ación.

b) Hayan gener ado un r iesgo significativo par a la salud de la población.

c) Afecten negativamente el cumplimiento de las metas, medidas y objetivos de un Plan


de Prevención y/o de Descontaminación.

d) Involucren la ejecución de proyectos o actividades del ar tículo 10 de la ley N° 19.300 al


mar gen del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, si no están comprendidos en
los supuestos de la letr a f) del número anter ior.

e) Incumplan gr avemente las medidas par a eliminar o minimizar los efectos adver sos de
un proyecto o actividad, de acuerdo a lo previsto en la respectiva Resolución de
Calificación Ambiental.

f) Conlleven el no acatamiento de las instr ucciones, requer imientos y medidas ur gentes


dispuestas por la Super intendencia.

g) Constituyan una negativa a entregar infor mación relevante en los casos que la ley
autor iza a la Super intendencia par a exigirla.

h) Constituyan per sistente reiter ación de una misma infr acción calificada como leve de
acuerdo con este ar tículo.

i) Se ejecuten al inter ior de áreas silvestres protegidas del Estado, sin autor ización.

3.- Son infr acciones leves los hechos, actos u omisiones que contr avengan cualquier
precepto o medida obligator ios y que no constituyan infr acción gr avísima o gr ave, de
acuerdo con lo previsto en los números anter iores.?

Por otro lado, en los ar tículos 38 y 39 se recogen las sanciones que se deben inter poner en
cada caso:

Ar tículo 38: ?Las infr acciones cuyo conocimiento compete a la Super intendencia, podr án
ser objeto de las siguientes sanciones:

a) Amonestación por escr ito.

b) Multa de una a diez mil unidades tr ibutar ias anuales.

c) Clausur a tempor al o definitiva.

d) Revocación de la Resolución de Calificación Ambiental.

29 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Ar tículo 39: ?La sanción que cor responda aplicar a cada infr acción se deter minar a, según
su gr avedad, dentro de los siguientes r angos:

a) Las infr acciones gr avísimas podr án ser objeto de revocación de la resolución de

calificación ambiental, clausur a, o multa de hasta diez mil unidades tr ibutar ias anuales.

b) Las infr acciones gr aves podr án ser objeto de revocación de la resolución de


calificación

ambiental, clausur a, o multa de hasta cinco mil unidades tr ibutar ias anuales.

c) Las infr acciones leves podr án ser objeto de amonestación por escr ito o multa de una
hasta

mil unidades tr ibutar ias anuales.?

De este modo el régimen sancionador que se establece en la ley chilena se puede resumir de la
siguiente maner a:

Tipo de infr acción Supuestos Sanciones


- Daño ambiental, no susceptible de - Revocación de la resolución de
Gr avísima
repar ación. calificación ambiental.
- Afectar gr avemente la salud de la
población. - Clausur a
- Impedir u obstaculizar
deliber adamente el cumplimiento - Multa de hasta 10.000 unidades
de metas, medidas, y objetivos de tr ibutar ias.
un Plan de Prevención o
Descontaminación.
- Entregar infor mación falsa u
ocultado cualquier antecedente
relevante con el fin de encubr ir u
ocultar una infr acción gr avísima.
- Impedir deliber adamente la
fiscalización, encubier to una
infr acción o evitado el ejercicio de
las atr ibuciones de la
Super intendencia.
- Involucr ar la ejecución de
proyectos o actividades al mar gen
del Sistema de Evaluación de
Impacto Ambiental.
- Reiter ación o reincidencia en
infr acciones calificadas como
gr aves.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 30


Tipo de infr acción Supuestos Sanciones

Gr ave - Daño ambiental, no susceptible - Revocación de la resolución de


de repar ación. calificación ambiental.
- Afectar gr avemente la salud de la
población. - Clausur a
- Afectar negativamente al Plan de
Prevención y/o de - Multa de hasta 5.000 unidades
Descontaminación. tr ibutar ias.
- Involucr ar la ejecucio?n de
proyectos o actividades al mar gen
del Sistema de Evaluacio?n de
Impacto Ambiental.
- Incumplir gr avemente las
medidas par a eliminar o
minimizar los efectos adver sos de
un proyecto o actividad.
- No acatamiento de las
instr ucciones, requer imientos y
medidas ur gentes dispuestas por
la Super intendencia.
- Negativa a entregar infor mación
relevante.
- Reiter ación de una misma
infr acción leve.
- Ejecutar al inter ior de áreas
silvestres protegidas del Estado,
sin autor ización.

Leve - Actos u omisiones que - Amonestación por escr ito


contr avengan cualquier precepto o
medida obligator ios y que no - Multa de una hasta 1.000
constituyan infr acción gr avísima o unidades tr ibutar ias anuales.
gr ave.

31 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


iii. Colombia (Ley 1930) - El Minister io de Ambiente, Vivienda y

En el caso de Colombia, no se recoge un Desar rollo Ter r itor ial.

régimen sancionador de la misma maner a - Las cor por aciones autónomas

que en las leyes estudiadas anter ior mente. regionales.

De este modo, en el ar ticulado de la propia - Las cor por aciones de desar rollo

ley no se recoge las infr acciones y sostenible.

sanciones, sino que se remite a la Ley 1333 - Las unidades ambientales de los

de 20091par a la inter posición de las gr andes centros urbanos.

medidas preventivas y sancionator ias, - Los establecimientos públicos que

según se recoge en el pár r afo 3 de su tr ata la Ley 768 de 2002

ar tículo 13. Si acudimos a la Ley 1333, por la - La Unidad Administr ativa Especial

cual se establece el procedimiento del Sistema de Parques Nacionales

sancionator io ambiental, en su Título V se Natur ales.

recogen dos tipos de medidas: las Asimismo, los tipos de medias recogidas en
preventivas y las sancionator ias. Así, según ese mismo ar tículo el ar tículo 36, son:
se establece en el ar tículo 32, las medidas
- El Minister io de Ambiente, Vivienda y
preventivas son de aplicación inmediata, 1
Desar rollo Ter r itor ial.
contr a ellas no procede recur so alguno y se
- Las cor por aciones autónomas
aplicar an sin per juicio de las sanciones a regionales.
que hubiere lugar. Por otro lado, en los - Las cor por aciones de desar rollo
ar tículos 36 y 40 también se recogen los sostenible.
or ganismos competentes tanto par a aplicar
29 Ley 1333 de 2009, República de Colombia, 21 de julio de 2009.
las medidas preventivas como las Disponible
en:http://grupomovilidad.com.co/planmes/LEY_1333_DE_2009.pdf
sanciones:

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 32


o ejecutado incumpliendo los tér minos de los
mismos.?

En cuanto a las sanciones, quedan recogidas en


el ar tículo 40, contemplándose las siguientes:

?1. Multas diar ias hasta por cinco mil (5000)


salar ios mínimos mensuales legales vigentes.

2. Cier re tempor al o definitivo del


establecimiento, Edificación o ser vicio.

3. Revocator ia o caducidad de licencia


ambiental autor ización, concesión, per miso o
- Las unidades ambientales de los gr andes
registro.
centros urbanos.
- Los establecimientos públicos que tr ata 4. Demolición de obr a a costa del infr actor.
la Ley 768 de 2002
5. Decomiso definitivo de especímenes,
- La Unidad Administr ativa Especial del
especies silvestres exóticas, productos y
Sistema de Parques Nacionales
subproductos, elementos, medios o
Natur ales.
implementos utilizados par a cometer la
Asimismo, los tipos de medias recogidas en ese
infr acción.
mismo ar tículo el ar tículo 36, son:
6. Restitución de especímenes de especies de
?Amonestación escr ita.
fauna y flor a silvestres
Decomiso preventivo de productos, elementos,
7. Tr abajo comunitar io según condiciones
medios o implementos utilizados par a cometer
establecidas por la autor idad ambiental.?
la infr acción.

Aprehensión preventiva de especímenes,


productos y subproductos de fauna y flor a B. Pr incipal es difer encias
silvestres.
Par a apuntar las pr incipales diferencias entre
Suspensión de obr a o actividad cuando pueda los tres países objeto de estudio, vamos a
der ivar se daño o peligro par a el medio realizar una ser ie tablas destacando las
ambiente, los recur sos natur ales, el paisaje o la diferencias pr incipales en los tres factores

salud humana o cuando el proyecto, obr a o analizados previamente: el ámbito de


protección, su alcance y el régimen
actividad se haya iniciado sin per miso,
sancionador.
concesión, autor ización o licencia ambiental

33 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


ÁMBITO DE PROTECCIÓN

Ar gentina Chile Colombia

Objeto de Glaciares Porciones de mar, Pár amos


pr otección Ambiente Per iglaciar ter renos de playa,
playas de mar, lagos,
lagunas, glaciares,
embalses, cur sos de
agua, pantanos y otros
humedales.

Definición Definición extensiva de las No hay definición de lo Definición explícita de


áreas protegidas, que se entiende las áreas protegidas
estableciéndolas como bien específicamente cada
público. área de protección.

Otr as Protección no sólo de los Consider ación de los


pr otecciones glaciares sino también de su pár amos como
área per iglaciar. ter r itor ios de
protección especial, y
reconociendo su
impor tancia a nivel
social y cultur al.

ALCANCE DE LA PROTECCIÓN

Ar gentina Chile Colombia

Pr ohibiciones Prohibición gener al de toda No existe una Prohibición gener al de


actividad que implique una prohibición de toda actividad que sea
alter ación odestr ucción de actividades como tal, incompatible con el
los glaciares. sino que se exige objetivo de
conser vación de los
Numer us clausus de unsistema de
pár amos.
actividades concretas. evaluación de impacto
ambiental.

Alcance de la Extenso, al incluir una Limitada, al no Extenso, al incluir una


pr otección cláusula gener al de establecer cláusula gener al de
protección. prohibiciones como protección.
tal.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 34


RÉGIMEN SANCIONADOR

Ar gentina Chile Colombia

Tipos de Sanciones mínimas, con Gr avísimas Medidas preventivas


sanciones posibilidad de que cada
jur isdicción adopte más Gr aves Sanciones
gr avosas.
Leves

Sanciones por Sí Sí Sí
fases (gr aduales)

Sanciones Sí Sí Sí
pecuniar ias
Multa de 100 a 100.000 Gr avísimas: Multa de Multas diar ias hasta
sueldos básicos de la hasta 10.000 unidades por 5.000 salar ios
categor ía inicial de la tr ibutar ias anuales mínimos mensuales
administr ación pública Gr aves: Multa de hasta legales vigentes.
nacional
5.000 unidades
tr ibutar ias anuales.

Leves: Multa de hasta


1.000 unidades
tr ibutar ias anuales

Reincidencia Sí Sí Sí

Con un mar gen de 5 años y Sólo haciendo alusión Como agr avante.
pudiendo tr iplicar el alcance a la reiter ación, sin
de las sanciones. especificar r angos.

Posibilidad del Sí Sí Sí
cese definitivo de
actividad

35 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


C. For tal ezas y debil idades

Par a realizar un análisis con las for talezas y debilidades de cada legislación, también cabe
apuntar a cada una según lo analizado dur ante todo el apar tado. De este modo, como
for talezas y debilidades de cada legislación nacional podemos establecer las siguientes:

ARGENTINA

For talezas Debilidades


- Definición específica y extensiva de las áreas - Sanciones mínimas con delegación en las
protegidas. provincias de la potestad sancionador a
- Incluir una cláusula gener al de protección. - Prohibiciones de actividades concretas poco
extensas.

CHILE

For talezas Debilidades


- Sanciones clasificadas según su gr avedad y - Falta de ley específica de protección de los
tipificación de cada. pár amos y glaciares.
- Régimen sancionador fuer te - Falta de prohibiciones exhaustivas de las
actividades o proyectos.
- Falta de delimitación del ámbito de la
protección

COLOMBIA

For talezas Debilidades


- Definición específica y extensiva de las áreas - Falta de concrección a la hor a de explicar la
protegidas. prohibición de actividades
- Alcance extenso de su protección, al incluir
una cláusula gener al de protección.

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 36


D. Rel evancia par a l a r egión fr ente a l a expansión miner a
i. Ar gentina

La aprobación de la Ley 26.639 de Presupuestos Mínimos par a la Preser vación de Glaciares y


Ambiente Per iglaciar, se consider a como uno de los logros ambientales más impor tantes
conseguidos en el país. Según se recoge en un ar tículo publicado por Greenpeace el pasado mes
septiembre (30* ). Gr acias a la aplicación de la ley, se ha podido par alizar de un total de 44
proyectos mineros sobre glaciares, estando pendientes del cier re definitivo los proyectos
Veladero y Pascua Lama de Bar r ick Gold, suponiendo un gr an avance par a las
poblacionesafectadas y par a la preser vación de los glaciares. El desar rollo de la ley también ha
tenido var ios problemas a nivel de aplicación en cier tas regiones, puesto que var ias empresas
extr actor as han inter puesto demandas par a par alizar y retr asar la entr ada su entr ada en vigor.
De este modo, hasta el año 2019 la Cor te Suprema no consideró la Ley26.639 constitucional, ante
el recur so inter puesto por la empresa extr actor a Bar r ick Gold. (31* )

ii. Chile

En lo que se refiere a Chile, la relevancia de la legislación nacional de protección


medioambiental sobre la expansión miner a ha sido bastante débil. Al no existir una legislación
que tenga por objetivo la preser vación de los glaciares, ha supuesto que la extr acción miner a
tenga un fuer te impacto y muy poca oposición a nivel legislativo. Como denuncia Greenpeace
(32* ), Chile es el país donde se alber gan los 82% de los glaciares de Amér ica del Sur, y
actualmente alrededor de340 hectáreas de glaciares ya han sido destr uidas, posicionando a
Chile como el líder mundial en la destr ucción de glaciares. Esto pone al país ante una situación
cr ítica, que pone en r iesgo la provisión de agua del país y la preser vación de la natur aleza como
bien público reconocido en la propia Constitución Nacional de Chile (33* ).

30 Greenpeace, ?Los glaciares no se tocan: 10 años de la Ley de Glaciares?, 28 de septiembre de 2020. Disponible
en:https://www.greenpeace.org/argentina/blog/issues/climayenergia/los-glaciares-no-se-tocan-10-anos-de-la-ley-de-glaciares/(Fecha de consulta: 20 de
oct. de 2020)

31 Página 12, ?La Ley de Glaciares es constitucional?, 4 de junio de 2019. Disponible en:

https://www.pagina12.com.ar/198200-la-ley-de-glaciares-es-constitucional (Fecha de consulta: 21 de nov. de 2020)

32 Greenpeace, ?Glaciares: patrimonio ambiental en peligro?. Disponible en:https://www.greenpeace.org/chile/involucrate/glaciares/Fecha de consulta: 21


de nov. de 2020)

33 Artículo 19.8 de la Constitución Nacional de Chile:

?La Constitución asegura a todas las personas:

8°. El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la
preservación de la naturaleza.

37 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


iii. Colombia

Pese a contar con una legislación de protección específica de protección a los pár amos, su escaso
recor r ido (se aprobó en 2018) hace que sea muy difícil medir su impacto dentro de la expansión
miner a del país. Actualmente, las gr andes extr acciones miner as siguen oper ando en el país:
pr incipalmente en el pár amo de Santurbán, el pár amo de Pisba y en la cuenca del r ío Cauca en el
Suroeste Antioqueño. Como apunta Greenpeace(34* ) dur ante la última década se ha visto un
aumento enla entrega de licencias ambientales y extr acciones miner as bajo el pretexto de ?utilidad
pública? o ?interés social? en lugares de ecosistemas vulner ables y fr ágiles.

4 . PRI N C I PA L E S T RA B A S Y A PO YO S
Los procesos hacia la for mulación y promulgación de leyes de protección de glaciares y pár amos no
han tenido un camino fácil en Amér ica Latina, tampoco en los países caso de estudio del presente
infor me.

A. Compar ación del r ecor r ido l egisl ativo y pol ítico


i.La Ley 26.639 de Ar gentina

Aunque Ar gentina logr ase sancionar La Ley de Glaciares en 2011, convir tiéndose en el pr imer país
de la región en logr ar una ley de tal calado, no fue un camino sencillo, y tampoco lo está siendo su
implementación, con numerosos escollos exter nos, incluida la presión ejercida por las empresas
miner as que pretenden explotar los recur sos miner ales ar gentinos.

La Cámar a de Diputados de Ar gentina aprobó en 2008 la pr imer a ley par a la protección glaciar,
conocida como Ley de ?Presupuestos Mínimos Ambientales de Protección de los Glaciares y
Ambiente Per iglacial? (Ley 26418). Sin embar go, esta fue vetada por la entonces presidenta Cr istina

34. Greenpeace, ??No podemos permitir que se saque una gota de agua de nuestros páramos?, de 28 de septiembre de 2020. Disponible
en:https://www.greenpeace.org/colombia/noticia/issues/climayenergia/no-podemos-permitir-que-se-saque-una-gota-de-agua-de-nuestros-paramos/(Fecha
de consulta: 21 de nov. de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 38


Fer nández de Kirchner. Aquella legislación establecía como objetivo la
protección de los glaciares y el ambiente per iglacial con el fin de
conser varlos como reser vas hídr icas estr atégicas y como fuentes de agua
par a proveer a las cuencas hidrogr áficas. Asimismo, prohibía las
actividades que pudier an afectar su condición natur al o las funciones de
los glaciares y el ambiente per iglacial, en concreto la explor ación y
explotación miner a o petrolífer a. Los legisladores que impulsaron este
proyecto de ley apuntaron a la megaminer ía como una de las gr andes
amenazas directas contr a los glaciares, tanto por la destr ucción natur al
der ivada de la extr acción, como por sus contaminantes colater ales (35* ).

La entonces presidenta ar gentina vetó la legislación ar gumentando la


preocupación de los gober nadores de cier tas provincias miner as por su
impacto en el desar rollo económico, así como en las inver siones
der ivadas de ello. Concretamente se esgr imió la oposición al ar tículo 6,
uno de los más controver tidos, ya que prohibía actividades en las áreas de
los glaciares. Prohibía así:

?- La disposición de sustancias contaminantes, residuos o productos


químicos (esto incluye cianuro, imprescindible en la miner ía del oro o
ácido sulfúr ico, usado en la miner ía del cobre).

- La constr ucción de "obr as de arquitectur a" o infr aestr uctur a sobre los
glaciares (por ejemplo, caminos, túneles, puentes).

- La Explor ación y Explotación de miner ales en el ambiente glacial y


per iglacial, así como la instalación de Industr ias" (36* ).

De acuerdo a la legislación ar gentina, par a super ar el veto presidencial


hubier a sido necesar io el apoyo de dos tercios de la Cámar a de
Diputados, sin embar go, en ese momento er a el oficialismo quien

35 Isla Raffaele, M. L., ?El proceso de juridificación de la Ley de Glaciares en las disputas por la Megaminería en Argentina?, 2016. Disponible
en:https://www.ecologiapolitica.info/?p=6067(Fecha de consulta: el 15 de noviembre de 2020)

36 Carta Abierta de la provincia de Mendoza en la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados de la República Argentina ante el debate
legislativo de la Ley 26418, 2008.

Disponible enhttps://www.comision-economia.com.ar/2008/12/16/proteccion-de-los-glaciares-y-ambiente-circundante/(Fecha de consulta: 15 de


noviembre de 2020)

39 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


contaba con mayor ía legislativa, por lo que el proyecto mur ió finalmente tr as el veto. No obstante,
algunos legisladores insistieron en la imposición de los intereses de la gr ande empresa miner a sobre
la protección de los glaciares y el derecho al acceso al agua de los ar gentinos. Por ello, el debate
sobre la protección glaciar continuó los años poster iores, especialmente par a definir el concepto de
ambiente per iglacial, a la vez que influían las presiones de las miner as y de las provincias con
potencial extr activo. Tr as el veto, se presentaron otros dos proyectos de ley. El pr imero, impulsado
por el congresista Daniel Filmus y el segundo por el diputado Miguel Bonasso. Las mayores
diferencias entre ambos tenían que ver con la definición glaciar como objeto de protección, así como
el alcance per iglaciar (37* ).

El texto fue finalmente aprobado en septiembre de 2010, producto de un acuerdo entre los dos
proyectos que se habían puesto sobre la mesa, a instancias de una fuer te presión social y un debate
fer viente debate público. Así, su sanción fue consider ada toda una victor ia por las or ganizaciones y
gr upos ambientalistas, aunque no esta no haya logr ado frenar del todo la actividad extr activa
entor no a los glaciares y sus áreas per ifér icas (38* ).

ii. El caso de Chile

Chile, como mencionamos anter ior mente, cuenta con la mayor extensión de glaciares y áreas
per iglaciares de toda Amér ica Latina, pero pese a diver sos intentos por promulgar una ley específica
par a la protección de estas reser vas acuífer as, aún no cuenta con una legislación per tinente
destinada a la conser vación de su ter reno glaciar.

El pr imer debate político y social sobre la protección glaciar en Chile se puso sobre la mesa en 2005,
también así el pr imer proyecto de ley con un contenido específico par a la protección glacial. Fue
redactado por un gr upo inter par tidista que pretendía proteger los glaciares de la actividad
industr ial íntegr amente, sin necesidad de someter se al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental
(SEIA) (39* ). El proyecto establecía la prohibición de ejecutar proyectos en glaciares, con el fin de
modificar la ley 19.300 mediante un ar tículo único, pero no prosperó.

37 Plataforma ?No a la Mina", ?Análisis comparativo de los dos proyectos de ley?, 11 de julio de 2010. Disponible en:
https://noalamina.org/general/item/4462-analisis-comparativo-ley-glaciares-bonasso-vs-filmus(Fecha de consulta: 15 de noviembre de 2020).

38. Isla Raffaele, M. L., ?El proceso de juridificación de la Ley de Glaciares en las disputas por la Megaminería en Argentina?, 2016. Disponible
en:https://www.ecologiapolitica.info/?p=6067(Fecha de consulta: 15 de noviembre de 2020)

39. Morales Leiton, C. P., ?CÁMARAS DE HIELO: Ley para proteger los glaciares chilenos lleva más de diez años tramitándose y está prácticamente
?congelada?, 2017, p. 38

GL ACI ARES Y PÁRAM OS| 40


Asimismo, siendo candidata presidencial, Michelle Bachelet fir mó con var ias or ganizaciones
ecologistas un documento por el que se comprometía, si llegaba a la presidencia, a cumplir con diez
compromisos de protección ambiental, entre ellos, la protección de los glaciares. Sin embar go, casi
de for ma inmediata, las empresas miner as comenzaron a ejercer presiones par a limitar las
maniobr as legislativas de protección medioambiental.

En 2006, hubo un nuevo intento legal par a proteger los glaciares impulsado por el senador Antonio
Hor vath, quien, pese a tener el respaldo del Senado, no logró el apoyo del Ejecutivo de la propia
Bachelet (40* ). Poster ior mente, en 2008 otro gr upo de senadores, lider ados por Guido Gir ardi,
presentaron un nuevo proyecto de ley que establecía nor mas par a la protección de los glaciares a
tr avés del establecimiento de un marco legal mínimo, pero el texto no prosperó y fue archivado
finalmente (41* )

Las dos propuestas anter iores se archivaron en 2010 y 2014, respectivamente, pero es precisamente
en 2014 cuando se crea en la Cámar a de Diputados la denominada ?Bancada Glaciar ?, constituida
por nueve diputados de distintos par tidos políticos que busca impulsar una nueva legislación par a
el resguardo de los glaciares y los recur sos hídr icos. Dicho cuer po legal tenía como objetivo no sólo
la preser vación y conser vación de los glaciares, sino también de los ambientes glaciares,
per iglaciares y el per mafrost, en un proyecto ambicioso de protección integr al (42* ). Sin embar go,
la presidenta Bachelet envió una ser ie de recomendaciones de modificación a la ley que menguaban
en gr an medida su capacidad de protección medioambiental, algo que incluso denunció la
or ganización Greenpeace. El debate legislativo alrededor de la ley se enr areció, ya que muchos
consider aron que, al asumir las recomendaciones presidenciales, el texto no cumplía con su
propósito y perdió su impulso político. Pero fue en 2018, cuando el Gobier no de Sebastián Piñer a
retir a definitivamente la iniciativa del tr ámite legislativo y retir a el patrocinio de su administr ación
a la ley de protección de glaciares.

Finalmente, en 2019 se presentó un sexto proyecto en el Senado, y la Comisión de Medio Ambiente


y Bienes Nacionales de la cámar a alta apr ueba por unanimidad avanzar con ese nuevo proyecto, que
recuper a la idea de legislar la protección integr al de todos los ecosistemas glaciares. El Gobier no de
Piñer a, no obstante, hizo unas indicaciones sustitutivas par a modificar el texto que ha
desembocado a que, en la actualidad, el proyecto este de nuevo en la comisión de or igen, dejando
una vez más estancada la legislación (43* ).

40 Herr Martínez, L., ?Los Glaciares y su protección jurídica en Chile?, 2014, p. 225

41 Ídem

42 Ídem

43 Leblanc, N., ?Historia cronológica de los proyectos de ley glaciares?, 2020..Disponible en:
https://www.glaciareschilenos.org/ley-glaciar/cronologia-de-la-ley-de-proteccion-a-los-glaciares-en-chile/(Fecha de consulta: 16 de noviembre de 2020)

41 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


iii. La Ley de Pár amos de Colombia par alela en la Cámar a de Representantes dos

De acuerdo con datos del Minister io de años más tarde, con el proyecto de ley N°126 de
2016 (45* ). Ambos textos culminaron en la
Ambiente colombiano, en Colombia existen 37
aprobación, en 2018, de la Ley 1930 encar gada
complejos de pár amos protegidos que abarcan
de definir la protección de pár amos y
2,8 millones de hectáreas, lo que supone la
humedales colombianos, pese a que el debate
mitad de los ecosistemas par amunos del
legislativo se produjo dur ante el Gobier no del
mundo.Aunque Colombia ha dado pasos hacia
presidente Juan Manuel Santos. El actual
la conser vación de su biodiver sidad desde de
Ejecutivo, de Iván Duque, dio luz verde a la
los años 90, no ha sido hasta la segunda década
legislación, pero las dificultades, más que en el
de los años 2000 que comenzaron a estudiar se
debate en las cámar as, se están produciendo a
proyectos de ley específicos sobre la protección
la hor a de implementar la nor ma (46* ).
concreta de los pár amos nacionales.La Ley 1450
de 2011 estableció el Plan Nacional de 44. Proyecto de ley N° 045 de 2014 del Senado, disponible en:
http://www.mamacoca.org/docs_de_base/Legislacion_tematica/Ponencia
Desar rollo 2010- 2014, en el cual se establecía la
_1er_debate_P_de_L_No_045_de_2014_S-Conservacion_de_Paramos_y_Hu
protección de pár amos y su delimitación, a la
medales.pdf Fecha de consulta: 17 de noviembre de 2020)
vez que recogía que en los ecosistemas de
45. Proyecto de ley N.º126 de 2016 de la Cámara de Representantes de
pár amos no se podr ían llevar a cabo
Colombia, disponible en:
actividades agropecuar ias, ni de explor ación o
https://senado.gov.co/index.php/documentos/comisiones/constitucionale
explotación de hidrocarburos y miner ales, ni s/comision-quinta/proyectos-de-ley/proyectos-de-ley-y-ponencias-periodo
constr ucción de refiner ías de hidrocarburos. -constitucional-2014-2018/proyectos-de-ley-y-ponencias-legislatura-20-ju

Sin embar go, no fue hasta 2014 que se presentó lio-2017-20-julio-2018/p-de-l-no-233-2018-senado-126-2016-camara-par

el pr imer proyecto de ley de protección amos/3758-p-de-l-no-233-18-s-126-16-c-paramos/file

específica de los pár amos, con la complejidad (Fecha de consulta: 17 de noviembre de 2020)

que eso implica en el ter r itor io y en la 46. Novoa, E., ?¿En qué va la ley de páramos??, Revista Semana
Sostenible, 2019. Disponible en:
afectación de numerosas comunidades (44* ).
https://sostenibilidad.semana.com/opinion/articulo/en-que-va-la-ley-de-
Su debate en el Senado dio con la propuesta
paramos/44641 (Fecha de consulta: 17 de noviembre de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 42


el Agua Pur a o la Multisector ial del Sur, y se
dieron marchas y manifestaciones contr a el
mismo y los proyectos mineros que, mientr as
tanto, avanzaban en Ar gentina (49* ).

Una vez aprobada la Ley de Glaciares, las


or ganizaciones ambientalistas y de defensa del
ter r itor io siguieron de cerca su
implementación, sobre todo en lo refer ido a la
creación del Inventar io Nacional de Glaciares,
establecido por la propia nor ma. De este modo,
la Asamblea ?Jachal No se Toca?, dur ante la
B. Del impul so al bl oqueo de l os
elabor ación del Inventar io a manos del Instituto
mar cos l egal es
Ar gentino de Nivología, Glaciología y Ciencias
Ambientales (IANIGLA), demandó al Gobier no y
i. El caso ar gentino
al propio IANIGLA por entender que el
El debate de la Ley de Glaciares ar gentina se
Inventar io violaba la ley por no contemplar los
contagió r ápidamente a la sociedad ar gentina,
cuer pos de hielo ubicados en las zonas de los
que intensificó la discusión al respecto desde
proyectos mineros Veladero y Pascual Lama
los pr imeros intentos de aprobación. Un
(50* ). Así, la Ley de Glaciares Ar gentina contó
momento clave par a la movilización de actores
con el respaldo de numerosas or ganizaciones
sociales y ecologistas fue el veto de la
inter nacionales defensor as del medioambiente,
presidenta Cr istina Fer nández a la legislación,
ya mencionadas, entre ellas Greenpeace.
que ya había sido aprobada por el Congreso
casi por unanimidad. En aquella ocasión, se
47 Plataforma ?No a la Mina?, ?Cartas y pronunciamientos de
manifestaron en contr a del veto or ganizaciones
personalidades por veto a la ley de glaciares?, 2018. Disponible en:
como el Foro de Pensamiento y Constr ucción https://noalamina.org/general/item/1787-cartas-y-pronunciam
ientos-de-personalidades-por-veto-a-la-ley-de-glaciares( Fecha de
Social, el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, consulta: 18 de noviembre de 2020)
o la Unión de Asambleas Ciudadanas (UAC) 48 Greenpeace Argentina, ?Cronología de la campaña para defender
los glaciares?, 2010. Disponible en
(47* ). A ellas, también se sumaron https://www.greenpeace.org/argentina/involucrate/glaciares-hielos-en
-peligro/cronologia-glaciares/ (Fecha de consulta: 18 de noviembre de
or ganizaciones ambientalistas, como 2020)
Greenpeace, Fundación Vida Silvestre 49. Guerrero, T., ?Carbon vs Glaciares en la Patagonia Argentina?, Diario
El Mundo, 8 de diciembre de 2009. Disponible
Ar gentina, Conciencia Solidar ia, Amigos de la en:https://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/19/ciencia/125
8654085.html (Fecha de consulta: 18 de noviembre de 2020)
Tier r a, Taller Ecologista, CTERA y Fundación
de ECOSUR (48* ) .Or ganizaciones anti miner as 50. Unidiversidad, ?Cuestionan el inventario de glaciares?, 19 de
septiembre de 2016. Disponible en:
de car ácter local y regional también se http://www.unidiversidad.com.ar/la-asamblea-de-jachal-contra-metodolo
gia-del-inventario-de-glaciares(Fecha de consulta: 20 de noviembre de
opusieron, como la Asamblea Mendocina por el 2020)

43 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Asimismo, la Ley encontró oposición por par te de gr andes empresas miner as, que inter pusieron
demandas por inconstitucionalidad contr a la legislación, aunque ninguna de ellas prosperó en la
máxima cor te (51* ). Pero los agentes exter nos que más han influido en el proceso legislativo de la
nor ma han sido las multinacionales miner as que se opusieron a su promulgación, y que incluso han
demandado la legislación ante la Cor te Suprema de Justicia ar gentina.La miner a canadiense Bar r ick
Gold, así como la Miner a Ar gentina Gold, y el propio gobier no de la provincia de San Juan,
inter pusieron una demanda constitucional contr a la nor ma, con el objetivo de que esta no limitar a
las actividades extr activas en el país. Las miner as, junto a la provincia de San Juan, reclamaban la
inconstitucionalidad de la ley al cuestionar la competencia del Estado ar gentino sobre los recur sos
natur ales, ya que la Constitución se los otor ga a cada provincia. Sin embar go, la Cor te
Constitucional falló en su contr a, consider ando que "la protección de los glaciares en un estado
feder al como el ar gentino implica una densa y compleja tarea política que deben cumplir
conjuntamente el Estado Nacional y las provincias par a coordinar eficazmente sus diver sos
intereses" por lo que "no hay inconstitucionalidad der ivada del procedimiento de la ley cuestionada",
destacaron los integr antes del máximo tr ibunal (52* ).

Otr as multinacionales miner as, especialmente interesadas en la explotación de oro, se sumaron a los
boicots a la ley par a pr acticar sus intereses extr activos, como la china Shandong Gold, la también
canadiense Osisko y la ar gentina Midais (53* )

51. Mazzeo, C., Hirschfeld, D., ?La Ley de protección de glaciares se afianza en la Argentina?, Sci Dev Net, 24 de junio de 2019. Disponible en:

https://www.scidev.net/america-latina/medio-ambiente/especial/la-ley-de-proteccion-de-glaciares-se-afianza-en-la-argentina.html(Fecha de consulta: 20
de noviembre de 2020)

52. Centenera, M., ?La Corte Suprema de Argentina falla contra las mineras y ratifica la protección de los glaciares?, diarioEl País, 5 de junio de 2019,.
Disponible en :?https://elpais.com/sociedad/2019/06/04/actualidad/1559678558_499896.html(Fecha de consulta: 21 de noviembre de 2020)

53. Greenpeace, ?Los glaciares no se tocan: 10 años de la Ley de Glaciares?, 28 de septiembre de 2020. Disponible
en:https://www.greenpeace.org/argentina/blog/issues/climayenergia/los-glaciares-no-se-tocan-10-anos-de-la-ley-de-glaciares/(Fecha de consulta:21 de
noviembre de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 44


ii. El caso chileno la or ganización ambientalista inter nacional
Greenpeace, también manifestó su rechazo a
En cuanto al desar rollo de la Ley de Glaciares
las modificaciones y acusó a Bachelet de no
chilena, var ias or ganizaciones ambientalistas y
cumplir sus promesas como candidata
sociales han apoyado su promulgación, y han
presidencia, al introducir cambios en el
seguido de cerca las distintas fases que ha
proyecto legislativo y debilitar las futur as
exper imentado a lo lar go de los años desde su
protecciones a los ecosistemas glaciares (59* ).
pr imer a propuesta.
Tr as las modificaciones introducidas por el
Uno de los momentos claves en la defensa de la
Gobier no de Bachelet, la Comisión de Medio
legislación se dio en 2016, cuando el Gobier no de
Ambiente y Recur sos Natur ales de la Cámar a de
Michele Bachelet hizo modificaciones al
Representantes de Chile, solicitó un infor me a
proyecto de ley par a la protección glaciar (que
la Cor te Suprema de Justicia chilena sobre la
había logr ado un gr an respaldo en el Congreso),
capacidad de protección jur ídica de los
provocando la manifestación en su contr a de
glaciares de ese proyecto legislativo. El estudio
entes como la Coordinador a de Ter r itor ios por
de la Cor te Suprema avaló las denuncias de los
la Defensa de los Glaciares de Chile (donde se
ambientalistas.Así, el máximo tr ibunal indicó
reúnen todas las or ganizaciones activistas por la
que ?el contenido del proyecto cuyo infor me se
protección glaciar del país sudamer icano): ?Su
histor ia de tr amitación nos remitía a un solicita?, llamó la atención del tr ibunal por ?su

proyecto que en gener al parecía bueno. Sin tr anscendencia e impor tancia?, y advir tió que

embar go, poster ior mente, el gobier no de las disposiciones consagr adas ?en la maner a

Bachelet, por medio del Minister io de Medio propuesta podr ían debilitar la situación de los

Ambiente, comienza a ingresar cier tas glaciares, al regular un procedimiento que

indicaciones que, en lugar de mejor ar el posibilitar á su explotación" (60* ).

proyecto, comenzaron a conver tirlo en una


iniciativa que protegía la inver sión y la miner ía?,
aseguró entonces la por tavoz de la 58. ?Ministerio de Minería se pone "en guardia" contra Ley de Glaciares por
afectar al menos cinco proyectos mineros?,Diario El Mostrador, 9 de junio
Coordinador a, Stefanía Vega (58* ). En esta línea, de 2019. Disponible
en:https://www.elmostrador.cl/destacado/2019/06/09/ministerio-de-mi
neria-se-pone-en-guardia-contra-ley-de-glaciares-por-afectar-al-menos-
cinco-proyectos-mineros/(Fecha de consulta: 22 de noviembre de 2020)

59. ?Mineras en Chile muestran preocupación por polémico proyecto de ley


de glaciares?,Reuters, 9 de noviembre de 2020. Disponible
en:https://www.infobae.com/america/agencias/2020/11/09/mineras-en
-chile-muestran-preocupacion-por-polemico-proyecto-de-ley-de-glaciar
es/ (Fecha de consulta: 22 de noviembre de 2020)

60. Cossio, H., Saavedra N., ?El lobby detrás de Ley de Glaciares: el proyecto
que vive en estado de congelamiento perpetuo?, Diario El Mostrador, 11 de
octubre de 2019. Disponible en:
https://www.elmostrador.cl/destacado/2019/10/11/el-lobby-detras-de-ley-de
-glaciares-el-proyecto-que-vive-en-estado-de-congelamiento-perpetuo/

(Fecha de consulta: 22 de noviembre de 2020)

45 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


iii. El caso colombiano

En el caso de la Ley 1930 sobre la protección de Pár amos en Colombia,


diver sas or ganizaciones inter nacionales impulsaron su aprobación y aun
tr abajan par a su implementación.Entre los actores más activos al
respecto, se encuentr an las or ganizaciones WWF- Colombia,
Conser vación Inter nacional Colombia, la Wildlife Conser vaition Society
(WCS) y Patr imonio Natur al.Estas se involucr aron específicamente en las
disposiciones de la ley respecto a la inver sión guber namental y en los
procesos de conser vación, ante el temor de que se aliger ar an los
compromisos financieros del Estado1.

Por otro lado, la ley enfrentó una demanda ante el tr ibunal constitucional
por par te de un par ticular, Fr anciso Javier Lar a Sabogal, quien pretendía
endurecer los requisitos de explotación agropecuar ia de los pár amos y
for talecer aún más la legislación sobre la protección par amuna. La
demanda de Lar a Sabogal cuestionó un apar tado de la legislación que
per mite que se sigan llevando a cabo actividades agr ícolas de bajo
impacto, que ya se vienen desar rollando, en zonas de pár amos
delimitados con buenas pr ácticas ambientales2. Sin embar go, una de las
cuestiones más delicadas de la Ley de Pár amos en Colombia r adica,
precisamente, en la necesidad de encontr ar un equilibr io entre la
conser vación y la concesión de explotación agr ícola de bajo impacto, ya
que miles de per sonas per tenecientes a comunidades campesinas
subsisten gr acias a esas pr ácticas.

61. Redacción Vivir,"No hay mico en la Ley de Páramos", el mensaje de las ONG a Santos?,Diario El Espectador, 6
de julio de 2018. Disponible en:

https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/no-hay-mico-en-la-ley-de-paramos-el-mensaje-de-las-on
g-a-santos/ (Fecha de consulta:20 de noviembre de 2020)

62. Bonilla Mora, A., ?Así será la audiencia pública en la Corte Constitucional sobre la ley de páramos?, Diario El
Espectador, 22 de octubre de 2019. Disponible en:
https://www.elespectador.com/noticias/judicial/asi-sera-la-audiencia-publica-en-la-corte-constitucional-sobre-la-l
ey-de-paramos/ (Fecha de consulta:20 de noviembre de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 46


Lar a Sabogal consideró que par te del ar tículo décimo de la Ley de Pár amos contr adecía los
ar tículos 79, 333 y 334 de la Constitución Nacional colombiana, en tanto que las actividades
campesinas, así fuer an de bajo impacto, pueden implicar consecuencias negativas en estos
ecosistemas: "Sus labores van en abier to desconocimiento de los derechos al medio ambiente sano
y al agua, del pr incipio de no regresión en mater ia ambiental y del deber del Estado de proteger la
diver sidad e integr idad del ambiente, específicamente en cuanto cor responde a la conser vación de
las áreas de especial impor tancia ecológica", apuntó la demanda(63* ). Finalmente, la Cor te
Constitucional colombiana consideró exequible la Ley de Pár amos, poniendo de manifiesto algunas
preocupaciones sobre la implementación de la nor ma. En su pronunciamiento resaltó que los
pár amos son objeto de especial protección constitucional, y que la protección del medio ambiente y
de la biodiver sidad son una pr ior idad y un interés super ior en la Constitución, así como de los
tr atados inter nacionales suscr itos por Colombia. Además, indicó la necesidad de proteger
jur ídicamente los ecosistemas par amunos, advir tiendo así que que, por tr atar se de un marco
nor mativo gener al, la Ley 1930 de 2018 necesita medidas poster iores par a su implementación, las
cuales sí tienen potencial real par a causar una afectación directa sobre las comunidades que
habitan en zonas de pár amo. De este modo, indicó que ?el Estado debe propender por el derecho
de las comunidades étnicas a ser consultadas, únicamente cuando se constr uyan los progr amas,
proyectos o actividades específicos par a la reconver sión o sustitución de las actividades prohibidas"
(64* ).

En Colombia, los actores más involucr ados sobre la Ley de Pár amos tienen que ver con las miner as
interesadas en la extr acción sobre el ter r itor io del Pár amo Santurbán, uno de los pár amos más
gr andes del país y que a más población afectan. En este sentido, la miner a canadiense Eco Oro y la
colombiana Minesa, son las pr incipales opositor as a la Ley de Pár amos que, aunque cuenta con
prohibiciones explícitas sobre la extr acción en esos ecosistemas, aun no ha logr ado bloquear
totalmente sus pr ácticas extr activas en los ter r itor ios circundantes (65* ).

63. ?Corte decidirá el futuro de las actividades agropecuarias en los páramos?, Revista Semana Sostenible, 11 de julio de 2019. Disponible
en:https://sostenibilidad.semana.com/impacto/articulo/corte-constitucional-decidira-el-futuro-de-las-actividades-agropecuarias-en-los-paramos/47451

(Fecha de consulta: 20 de noviembre de 2020)

64.?Corte Constitucional consideró exequible la Ley de Páramos?, Blog EntreOjos.co, 25 de agosto de 2019. Disponible
en:https://entreojos.co/ambiente/conservacion/corte-constitucional-declaro-exequible-la-ley-de-paramos#:~:text=El%20alto%20tribunal%20conceptu%C
3%B3%20que,%C3%A9tnicas%20para%20implementar%20proyectos%20sostenibles.&text=Su%20pronunciamiento%20se%20emiti%C3%B3%20como,d
emanda%20contra%20la%20Ley%201930. (Fecha de consulta: 21 de noviembre de 2020)

65. Redacción Medioambiente, ?Histórico: el Senado le exige a Duque prohibir minería cerca a páramos?,Diario El Tiempo, 7 de octubre de 2020.
Disponible en:https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/senado-le-exige-a-duque-prohibir-mineria-cerca-a-paramos-542084(Fecha de consulta:
22 de noviembre de 2020)

47 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Eco Oro (cuya explotación en Santurbán se manifestaciones y la or ganización de
conoce bajo el nombre de Angostur a) gr upos de defensa del ter r itor io, agr upados
anunció, tr as la aprobación de la Ley de en el Comité en Defensa del Pár amo de
Pár amos, que cuenta con la posibilidad de Santurbán, quienes están presionando al
remitir la disputa ?a un arbitr aje Gobier no colombiano par a que se ajuste a
inter nacional? y de buscar ?compensación la Ley y no conceda licencias extr activas en
monetar ia por los daños? causados por las la zona (67* ).
medidas adoptadas en Colombia par a la
protección de sus pár amos.A este respecto,
se pronunció la Asociación Inter amer icana 66. Guidi, R., ?Nueva ley contra la minería en los páramos
colombianos podría generar una primera demanda?, Blog Mongabay,
par a la Defensa del Ambiente (AIDA), quien 15 de marzo de 2016. Disponible en:
https://es.mongabay.com/2016/03/nueva-ley-contra-la-mineria-en-los
consideró que ?desde el comienzo de -paramos-colombianos-podria-generar-una-primera-demanda/
Angostur a estaba claro que la Constitución (Fecha de consulta: 22 de noviembre de 2020).

y nor mas aplicables protegen los pár amos,


67. Daza Sepúlveda, F.L., ?Manifestantes bloquearon vías en Bogotá
que el proyecto podr ía afectar Santurbán y en defensa del Páramo de Santurbán?,Radio RCN, 15 de marzo de
2020. Disponible en:
que, por ende, podr ía no ser autor izado. Los
https://www.rcnradio.com/bogota/manifestantes-bloquearon-vias-en-
Estados no deben ser sancionados por bogota-en-defensa-del-paramo-de-santurban (Fecha de consulta: 22
de noviembre de 2020)
proteger sus fuentes de agua, cumpliendo
las obligaciones nacionales e
inter nacionales" (66* )

La explotación miner a de estas zonas, que


sigue activa, ha provocado numerosas

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 48


5 . A N Á L I SI S D E C A SO S
La dispar y poco específica legislación latinoamer icana sobre la protección de glaciares y
pár amos, concretamente en los países que nos ocupan, Ar gentina, Chile y Colombia, ha
provocado numerosas disputas en las que han chocado factores diver sos y contr apuesto los
intereses extr activos y de desar rollo económico con la conser vación natur al y la protección del
agua y los ter r itor ios.

A continuación, analizamos var ios casos par adigmáticos que han impactado en el devenir de la
nor ma en estas naciones, pero también en los esfuer zos por encontr ar un equilibr io entre la
explotación miner a y el desar rollo social.

A. La mina de Vel ader o en Ar gentina


La mina de Veladero en Ar gentina es uno de los casos más espinosos vinculados a la explotación
extr activa en el país sudamer icano y en la región. La ejecución de la actividad miner a en
Veladero ha provocado numerosas cr íticas y conflictos, tanto legales como sociales, debido a su
elevado impacto ambiental, la gr an cantidad de ter reno que abarca y su impacto en las reser vas
hídr icas.

Descr ipción del conflicto en la mina de Velader o

Ubicada en la provincia de San Juan, la mina de Veladero se encuentr a enclavada en la fronter a


ar gentino- chilena, a casi 5.000 metros sobre el nivel del mar en la Cordiller a de los Andes y en
su totalidad for ma par te de la Reser va de la Biosfer a de San Guiller mo, un hecho que no ha
limitado su ejecución, pese a las constantes cr íticas de ambientalistas y sociedad civil.

Ilustr ación 1. Mapa de la situación de la mina de Veladero (68* )

68. ?El 60% de la población activa del departamento donde se enclava veladero está desocupada?, Blog ?No a la Mina?, 29 de abril de 2016. Disponible
en:https://noalamina.org/argentina/san-juan/item/15597-el-60-de-la-poblacion-activa-del-departamento-donse-se-enclava-veladero-esta-desocupada
(Fecha de consulta: 5 de diciembre de 2020)

49 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


De sus filos se extr aen oro y plata a tr avés de un diseño extr activo a cielo
abier to, la cual la convier te en la única mina de este tipo que aún oper a
dentro de un par aje protegido por la Ley de Glaciares ar gentina (69* ).La
empresa miner a canadiense, Bar r ick Gold, a tr avés de su subsidiar ia
ar gentina Miner a Ar gentina Gold SA (MAGSA), comenzó sus tr abajos de
explor ación a mitad de la década de los 90 del siglo pasado, centr ándose
en la zona de cer ro Pelado, donde ya se había infer ido la posibilidad de la
existencia de gr andes yacimientos, y donde descubr ieron que la zona
contaba con unos 11 millones de onzas de oro y más de 160 millones de
onzas de plata, con una vida útil aproximada par a la mina de unos 19 años
(70* ). En el año 2003, Bar r ick Gold obtuvo el per miso de explotación tr as
conseguir la aprobación de su estudio de impacto ambiental, y en 2005
comenzaron las actividades extr activas con una inver sión inicial de unos
600 millones de dólares, la inver sión pr ivada más impor tante en
Ar gentina tr as su gr ave cr isis económica de 2001 (71* ).

La provincia deSan Juan centr aba su actividad económica en la


explotación agroindustr ial, especialmente en el sector vitivinícola, pero a
par tir de la década de los 2000, y especialmente con la llegada de Bar r ick
Gold a la explotación de Veladero, hubo una tr ansfor mación r adical hacia
la megaminer ía, abr iendo la puer ta a otros proyectos extr activos,
apor tando así el 50% de la producción nacional de oro desde esa
provincia (72* ). Además de la tr ansfor mación hacia la economía
extr activa, en detr imento de la agr ícola, la mina de Veladero supone un
altísimo consumo de los recur sos hídr icos de la zona, que, según el
Minister io de Miner ía de San Juan, se tr aducen en una concesión de agua

69. Greenpeace Argentina, ?10 años de la Ley de glaciares: Qué logró y qué le falta a la Ley que frenó el avance minero en Argentina? 30 de septiembre
de 2020. Disponible en:

https://www.greenpeace.org/argentina/story/issues/climayenergia/10-anos-de-la-ley-de-glaciares-que-logro-y-que-le-falta-a-la-ley-que-freno-el-avance-mi
nero-en-argentina/ (Fecha de consulta: 5 de diciembre de 2020)

70. Moscheni, M., ?La minería y el desarrollo insostenible. El estudio de caso en San Juan, Argentina? Revista Problemas del Desarrollo, nº196,
enero-marzo 2019. Disponible enhttp://www.scielo.org.mx/pdf/prode/v50n196/0301-7036-prode-50-196-113.pdf (Fecha de consulta: 5 de diciembre de
2020)

71. Enviromental Justice Atlas, Veladero Mine, Argentina, 2019. Disponible enhttps://ejatlas.org/conflict/veladero-san-juan-argentina
(Fecha de consulta: 5 de diciembre de 2020)

72. Moscheni, M., ?La minería y el desarrollo insostenible. El estudio de caso en San Juan, Argentina? Revista Problemas del Desarrollo, nº196,
enero-marzo 2019. Disponible enhttp://www.scielo.org.mx/pdf/prode/v50n196/0301-7036-prode-50-196-113.pdf(Fecha de consulta: 5 de diciembre de
2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 50


de 110.000 litros por segundo, es decir, unos de la legislación miner a de entonces, denunciar
9.500 millones de litros por día, por no hablar los impactos ambientales y sociales de la gr an
de la tr ansfor mación del paisaje y la afectación miner ía, y for mular propuestas alter nativas de

natur al más allá de la hidrogr afía(73* ), al desar rollo sustentable en la región(74* ).

utilizar se mecanismos de alto impacto No obstante, las pr incipales movilizaciones en


ambiental par a la extr acción que comienza con su contr a sur gieron a r aíz de diver sos der r ames

la voladur a del ter reno mediante explosivos. masivos de cianuro y mercur io al tor rente de
aguas de los r íos próximos a la mina, fuente de
La mina ha sido objeto de numerosos conflictos
consumo de las poblaciones colindantes, los
sociales y legales, y su empresa madre, Bar r ick
cuales pusieron en alto r iesgo a la salud de sus
Gold, se convir tió en la punta de lanza de la
vecinos. El pr imero de ellos, y el más
oposición a la Ley de Glaciares aprobada en
impor tante, se produjo en septiembre de 2015
2010, al ver amenazados sus intereses de
cuando ocur r ió el deslice de un ter r aplén que
inver sión y explotación. Pero además ha sido
provocó el der r ame de esos componentes
protagonista de otros incidentes ambientales
altamente contaminantes y tóxicos sobre el r ío
gr aves, especialmente der r ames de cianuro y
Potrer illos, y seguidamente por los r íos Las
demandas por contaminación y afectación al
Taguas, La Palca, el r ío Blanco y el r ío Jáchal.Los
paisaje y los ecosistemas, que han puesto en
vecinos de Jáchal, una de las poblaciones más
jaque la salud y el desar rollo de las
afectadas, se enter aron de lo ocur r ido de
comunidades cercanas a la mina.
maner a infor mal var ias hor as después del
der r ame, provocando situaciones de pánico

Demandas y movilización social entre la población temerosa de haber


consumido agua contaminada(75* ). El pr imer
La movilización social en la provincia de San
comunicado de la empresa se produjo el día
Juan no se hizo esper ar ante la aprobación, en
después, admitiendo el incidente, pero el
2003, de la viabilidad medioambiental del
Gobier no de la provincia de San Juan aseguró
proyecto de Veladero, y ya en 2004 se
que el der r ame no suponía ningún r iesgo a la
convocóen la ciudad de Jáchal el Pr imer
población, algo que desdijo al día siguiente.
Congreso en Defensa de los Recur sos
Natur ales, or ganizado por las Madres
Jachaller as Autoconvocadas, con la adhesión del 73. Ídem
Movimiento Antinuclear de Chubut (MACH), la 74. ?Jáchal, primer Congreso en Defensa de los Recursos Naturales? Blog
Oro Sucio, octubre de 2004. Disponible
Red Nacional de Acción Ecologista (RENACE), en:https://orosucio.madryn.com/articulos/04_10_14.html(Fecha de
consulta 5 de diciembre de 2020)
laAsamblea de Vecinos Autoconvocados de
75. Natalichio, R., ?Otro septiembre esperando a 4 años del derrame de
Esquely la Multisector ial de San Juan. El objeto Barrick?, Blog Ecoportal, 9 de noviembre de 2019. Disponible
en:https://www.ecoportal.net/temas-especiales/derrame-de-barrick/
de dicho Congreso fue ser vir un análisis cr ítico (Fecha de consulta 5 de diciembre de 2020)

51 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Dos semanas después, las estimaciones del der r ame ascendieron a más de un millón de litros de
cianuro y mercur io. Fue este der r ame, consider ado por los medios como ?el mayor desastre minero?
del país, el que desper tó numerosas movilizaciones y generó la creación de or ganizaciones
comunitar ias par a la defensa de los intereses de la zona, como la Asamble Jáchal no se toca (76* ). Al
der r ame de 2015, le siguieron otros dos episodios similares en 2016 y en mar zo de 2017, pero pese a
las demandas de la población y las or ganizaciones medioambientales, la mina continúa con sus
actividades extr activas a día de hoy.

A consecuencia del gr ave incidente de 2015, exper tos convocados por el Senado ar gentino par a el
estudio de la situación, advir tieron que todos los r íos de la zona de Veladero cor responden a un
ambiente per iglaciar, lo que suponía, a su juicio, una violación de la Ley de Protección de los
Glaciares (77* ). El peligro y la polémica por los diver sos der r ames produjeron cuestionamientos
políticos al Gobier no de la provincia, quien, en diver sas ocasiones, pidió la suspensión de las
actividades de la mina, las cuales, indefectiblemente, se reanudaron en todos los casos par a
continuar con la extr acción pese a la gr avedad de los sucedido (78* ).

Impacto y vulner ación de Der echos Humanos

Como se ha mencionado con anter ior idad, la explotación de la mina de Veladero incur re en una
posible vulner ación de la Ley de Glaciares, por afectar al entor no per iglaciar, pero además vulner a
var ios derechos humanos de las comunidades colindantes. En pr imer lugar, el derecho a un nivel de
vida adecuado, recogido en el ar tículo 25.1 de la Declar ación Univer sal de los Derechos Humanos:

?Toda per sona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así? como a su familia, la
salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los
ser vicios sociales necesar ios" (79* ).

76. Asamblea Jáchal no se toca?, Blog Jáchal no se toca. Disponible en:https://jachalnosetoca.com/php/historia.php

(Fecha de consulta 5 de diciembre de 2020)

77. ?Un perito de EE.UU. cuestionó la explotación de Veladero?, Diario Clarín, 12 de abril de 2016. Disponible
en:http://www.clarin.com/sociedad/perito-EEUU-cuestiono-explotacion-Veladero_0_1557444628.html(Fecha de consulta 6 de diciembre de 2020)

78. ?Argentina levanta restricciones sobre mina Veladero; actividad volverá a normalidad en un mes?, Reuters, 2017. Disponible
en:https://fr.reuters.com/article/mineria-argentina-veladero-idARL1N1JC1D6(Fecha de consulta 6 de diciembre de 2020)

79. Naciones Unidas, Declaracio?n Universal de Derechos Humanos, 10 de diciembre de 1948. Disponible
en:https://www.ohchr.org/en/udhr/documents/udhr_translations/spn.pdf(Fecha de consulta: 6 dic. 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 52


El alcance de la protección del mismo, ampar a
alos seres humanospar a poderdisfr utar de un
entor no seguro, limpio, saludable y sostenible,
consider ando que atentar contr a el
medioambiente, pone en peligro su disfr ute
(80* ) Además, también atenta con el ar t. 3 de la
misma Declar ación Univer sal:?Todo individuo
tiene derecho a la vida, a la liber tad y a la
segur idad de su per sona?.

B. La mina de Putaendo en Chil e

El caso de la Chile, uno de los casos con más Ilustr ación 1. Mapa de la situación del proyecto minero Vizcachitas

impacto y repercusión ha tenido a lo lar go de los


En este contexto, el conflicto en la mina de
años ha sido el caso de la mina de Vizcachitas y
Puteando se inició en el año 2007, cuando, en
su impacto en la localidad de Puteando,
febrero de ese mismo año, la Compañía Miner a
convir tiéndose en un gr an conflicto ambiental y
Vizcachitas Holding (filial de la empresa
regional por la utilización del recur so hídr ico, y canadiense Andes Copper Ltd.) adquiere el
en uno de lo casos que más repercusión ha proyecto ?Prospección Miner a Vizcachitas?. Un
tenido tanto a nivel nacional como
año después, en el año 2008, dicha empresa
inter nacional.
presentó la Declar ación de Impacto Ambiental
(DIA) del proyecto minero, ingresando en el

Descr ipción del conflicto en la mina de Valpar aíso, calificó desfavor ablemente el

Putaendo proyecto, evitando así, su ejecución (81* ). Pero,


pese a esta resolución desfavor able, la empresa
Antes de proceder a la explicación del conflicto
siguió? oper ando en la zona de maner a ilegal,
como tal, cabe contextualizarlo. De este modo, la
sin contar con el per miso ambiental necesar io y
clave par a entender la magnitud del conflicto es
causando un impacto medioambiental en las
la localización del proyecto minero de
Vizcachitas. Éste se encuentr a en el cauce del r ío
80. Luis Gracía, E., ?El medio ambiente sano: La consolidación de un
del Rocío, por lo que tiene un impacto en las derecho?, Blog Seilo, 30 de junio de 2017. Disponible
en:http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2070-81572
cor r ientes de los r íos de Puteando y Aconcagua, 018000100019 (Fecha de consulta: 6 dic. 2020)

y, en consecuencia, en el área local de Puteando 81. Resolución Exenta Nº 1343, Comisión regional del medio ambiente de la
v región de Valparaíso, 21 de octubre de 2008. Disponible
y la ciudad de San Felipe, sobre todo en lo en:https://infofirma.sea.gob.cl/DocumentosSEA/MostrarDocumento?docId=
66/fd/a9a7f5125a9f160685e0f1b66e954b52b9ca(Fecha de consulta: 9 dic.
refer ido a las actividades agr ícolas, ganader as y 2020)

al uso del agua de la población local.

53 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


zonas de Putaendo y San Felipe (82* ). Después de 7 años, el 25 de agosto
de 2015 se inter pone la pr imer a denuncia por par te de las or ganizaciones
locales y la Junta de Vigilancia del Río. A esta denuncia, le siguen las
inter puestas el 17 de Noviembre del 2015, el 19 de abr il, el 13 de julio y el 4
de octubre del año 2016 (83* ). Además, también sale a la luz el infor me
sobre el monitoreo de aguas del embalse Chacr illas (situado a 16 km al
noror iente de Putaendo), encar gado al labor ator io Hidrolab, donde se
demostr aba la presencia de altas concentr aciones de metales pesados
como aluminio, cobre, fier ro y manganeso en las aguas, cor robor ando el
impacto medioambiental en la zona a causa de la actividad de la
compañía miner a (84* ). El 16 de mar zo de 2016, se inició un sumar io
sanitar io contr a Andes Copper con base en la petición de la Junta de
Vigilancia del Río Putaendo y en la fiscalización de un equipo de la oficina
provincial de Aconcagua. De este modo, la secretar ía regional minister ial
de salud indicó que el procedimiento se iniciaba ?por sever as deficiencias
en el suministro de agua potable y alcantar illado, funcionamiento de un
casino sin los per misos respectivos y manejo inadecuado de residuos
peligrosos" (85* ).

Dos años después de la inter posición de la pr imer a denuncia, en abr il del


año 2017, la Super intendencia de Medio Ambiente (SMA) for mula car gos
por falta gr avísima a causa de la realización de tr abajos de explor ación y
prospecciones, iniciándose un expediente de sanción (86* ).

82. ?Informe OLCA: El Agresivo Lobby de Minera Andes Copper por proyecto Vizcachitas en Putaendo, Regio?n de
Valparai?so?, Observatorio Latinoamericano de conflictos ambientales, julio de 2020. Disponible
en:http://olca.cl/oca/informes/Lobby-Vizcachitas.pdf(Fecha de consulta: 9 de dic. 2020)

83. Ídem

84.?Andes Copper en Putaendo: Años de ilegalidad premiados por las instituciones?, El Desconcierto, julio de
2020. Disponible en:

https://www.eldesconcierto.cl/bienes-comunes/2020/07/17/andes-copper-en-putaendo-anos-de-ilegalidad-prem
iados-por-las-instituciones.html(Fecha de consulta: 9 dic. 2020)

85.Antonucci, D., ?Inician sumario sanitario contra minera responsable de proyecto Andes Cooper en Putaendo?,
Blog biobiochile.cl, 16 de marzo de 2016. Disponible en:

https://www.biobiochile.cl/noticias/2016/03/16/inician-sumario-sanitario-contra-minera-responsable-de-proyect
o-andes-cooper-en-putaendo.shtml(Fecha de consulta: 10 dic. 2020)

86. Expediente: D-012-2017, Sistema Nacional de Información de Fiscalización ambiental. Disponible


en:https://snifa.sma.gob.cl/Sancionatorio/Ficha/1528(Fecha de consulta: 10 dic. 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 54


Pero este procedimiento se ve alter ado cuando se apr ueba un Progr ama de Cumplimiento, en
diciembre de ese mismo año, lo que per mite a la empresa presentar medidas par a modificar o
regular izar su funcionamiento, suspendiendo las posibles sanciones que se pudier an der ivar de
dicho sumar io (87* ). De este modo, en mayo del año 2018, la compañía miner a Vizcachitas Holding,
presenta otr a Declar ación de Impacto Medioambiental (DIA), llamada ?Regular ización de
platafor mas de sondajes mineros, sector Las Tejas" (88* ), en el que se modifica el proyecto or iginal
de prospección miner a desar rollado entre 2005 y 2007, a la vez que se tr ata de regular izar las
actividades que se habían realizado de maner a ilegal dur ante los años 2015 a 2017.

Después de var ios años ejerciendo fuer tes presiones sobre las administr aciones públicas e
influyendo en las decisiones políticas (89* ), es en mayo de 2020 (en plena cr isis sanitar ia a cauda del
Covid- 19), cuando se apr ueba la Declar ación de Impacto Ambiental de dicho proyecto, sin ningún
tipo de par ticipación directa por par te de la ciudadanía afectada, puesto que se rechazó la aper tur a
de en proceso de Par ticipación Ciudadana (PAC) dentro de Sistema de Evaluación Impacto
Ambiental (SEIA). Así, ante la solicitud realizada en julio de 2019 por dos mil habitantes de Putaendo
par a la iniciación del proceso par ticipativo, el Ser vicio de Impacto Ambiental (SIA) la rechazó
mediante Resolución Exenta Nº76 en mar zo de 2020, al entender que no se cumplían los requisitos
establecidos por el ar tículo 83 del Reglamento del SEIA, par a el desar rollo de la Par ticipación
Ciudadana (90* ), poster ior mente r atificada por el fiscal en el recur so de apelación (91* ). Pese a esta
situación adver sa, el Obser vator io Latinoamer icano de Conflictos Ambientales (OLCA), en
representación la comunidad de Putaendo, inter puso un recur so de protección ante la Cor te de
Apelaciones de Valpar aíso, basándose en la falta de par ticipación ciudadana. En la sentencia de 26 de
agosto de 2020, la Cor te falla a favor de la resolución del recur so de protección, al entender que al
dictar la Resolución Exenta 76/2020 y rechazar la solicitud de abr ir un proceso par ticipativo (PAC), el
Ser vicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región de Valpar aíso realizó un ?acto arbitr ar io e ilegal
consistente? (92* ).

87. ?Informe OLCA: El Agresivo Lobby de Minera Andes Copper por proyecto Vizcachitas en Putaendo, Regio?n de Valparai?so?, Observatorio
Latinoamericano de conflictos ambientales, julio de 2020. Disponible en:http://olca.cl/oca/informes/Lobby-Vizcachitas.pdf (Fecha de consulta: 10 dic.
2020)

88. Declaración de Impacto Ambiental ?Regularización plataformas de sondajes mineros, sector Las Tejas?, Cia Minera Vizcachitas Holding, 24 de mayo
de 2018. Disponible en:https://seia.sea.gob.cl/documentos/documento.php?idDocumento=2139242148 (Fecha de consulta: 10 dic. 2020)

89. ?Informe OLCA: El Agresivo Lobby de Minera Andes Copper por proyecto Vizcachitas en Putaendo, Regio?n de Valparai?so?, Observatorio
Latinoamericano de conflictos ambientales, julio de 2020. Disponible en:http://olca.cl/oca/informes/Lobby-Vizcachitas.pdf (Fecha de consulta: 9 dic.
2020)

90. ?Que es la PAC??, Servicio de Evaluación Ambiental. Disponible aquí:https://sea.gob.cl/que-es-la-pac(Fecha de consulta: 10 dic. 2020)

91 Marín, F., ?Histórico triunfo de Putaendo: Justicia anula autorización de sondajes a minera promovida en las sombras por Piñera?, Observatorio
Latinoamericano de Conflictos Ambientales, 27 de agosto de 2020. Disponible aquí:http://olca.cl/articulo/nota.php?id=10811 3(Fecha de consulta: 10 dic.
2020)

92. Sentencia a la causa Rol N° 16.210, Cuarta Sala de la C.A. de Valapraíso, 26 de agosto de 2020. Disponible
aquí:https://www.pjud.cl/documents/7140767/14418973/12567-2020.pdf/b0eca21c-609e-4ffb-a620-726e7786a5b6 (Fecha de consulta: 10 dic. 2020)

55 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


En consecuencia, se insta a las autor idades a volver a iniciar el proceso de Declar ación de Impacto
Ambiental sometiéndolo al procedimiento de PAC previsto en los ar tículos 26 a 31 de la Ley N° 19.300
sobre Bases Gener ales del Medio Ambiente, quedando par alizada la aprobación del proyecto queda
par alizada.

A modo de resumen de los hechos acontecido en el conflicto de la mina de Putaendo, su cronología


podr ía resumir se de la siguiente maner a:
Paralización del
proyecto
Interposición sancionador y
de denuncias y presentación
movilizaciones de la nueva DIA
sociales 2018

2015

2007 2008 2017


2020
La compañía La Comisión Inicio del
Vizcachitas Regional procedimiento Aprobación de
Holding considera de sanción por la DIA y
adquiere el desfavorable la la SMA posterior
proyecto de DIA y rechaza el paralización por
prospección proyecto el fallo de la
minera Corte de
Apelaciones

Comunidades y movilización social

Como ya se ha apuntado, las comunidades más afectadas en este caso son las localidades de
Putaendo y San Felipe, puesto que sufren el impacto directo de la actividad miner a al ver afectados
sus recur sos hídr icos (r ío Putaendo y Aconcagua), necesar ios tanto par a sus actividades agr ícolas
como par a su convivencia. De este modo, donde se han realizado un mayor movimiento en contr a de
la extr acción miner a ha sido en la comuna de Putaendo, donde, desde el año 2015 se han realizado
fuer tes manifestaciones en oposición a las actividades de la Compañía Miner a Vizcachitas Holding,
creando la coordinador a ?Putaendo Resiste?bajo las premisas de defender ?nuestro valle amenazado
por los intereses económicos y codicia de unos pocos? (93* ).

93. Web oficial ?Putaendo Libre: libres de contaminación, de estrés y minerías?. Disponible en:http://putaendolibre.com(Fecha de consulta: 11 dic. 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 56


La creación de esta coordinador a ha per mitido Impacto y vulner ación de Der echos Humanos
canalizar todo el descontento del movimiento En relación a los derechos humanos vulner ados
anti- miner ía, y ha per mitido or ganizar se de tal en ese conflicto destaca pr incipalmente el
maner a que ha estado presente en la derecho a un nivel de vida adecuado, recogido
inter posición de var ias demandas, siendo clave en el ar tículo 25.1 de la Declar ación Univer sal de
la demanda inter puesta junto a Obser vator io los Derechos Humanos:
Latinoamer icano de Conflictos Ambientales
?Toda per sona tiene derecho a un nivel de vida
(OLCA) que ha supuesto la par alización del
adecuado que le asegure, así? como a su
proyecto minero hasta la fecha.
familia, la salud y el bienestar, y en especial la
Además de la Coordinador a, otr as alimentación, el vestido, la vivienda, la
or ganizaciones que también se han mostr ado asistencia médica y los ser vicios sociales
activas en la lucha contr a la extr acción miner a necesar ios" (94* ).
en Vizcachitas, han sido las siguientes:
El alcance de la protección de este derecho
Agr upación de Ar r ieros del Valle de Putaendo,
implica que los seres humanos deben disfr utar
Agr upación de Ganaderos de Tabolango,
de un entor no seguro, limpio, saludable y
Agr upación de Pequeños Ganaderos Cordiller a
sostenible par a su pleno cumplimiento, ya que
de Putaendo, Agr upación de Pequeños
la injerencia exter na en el medioambiente
Ganaderos del Chalaco, Putaendo , Agr upación
implica un obstáculo en el disfr ute del mismo
de Regantes del Valle de Putaendo, por una
(95* ) De este modo, en el caso que nos ocupa, la
justa distr ibución del agua, Agr upación
insuficiencia de recur sos hídr icos y la
Indígena Paillacar, Agr u- Pasión Los 120, APR
contaminación causada por la actividad miner a
Casa Blanca, APR de Guzmanes, APR Las
supone una clar a vulner ación de los Derechos
Coimas, APR Los Patos, APR Población Hidalgo,
Humanos. Además, también cabe destacar la
Asamblea Popular, Canal de Regadío Las
vulner ación del derecho a un ambiente sano,
Coimas, Car avana por la Paz y Restaur ación por
que, según ha reconocido la Cor te
la Madre Tier r a, Comunidad Casa Putr aintú
Inter amer icana de los Derechos Humanos en el
Ecoescuela- Ar te Esencia, Comunidad de
año 2017 (96* ), es consider ado un derecho
Cr ianceros del Manzano, Coordinador a 3 Ríos,
fundamental que los Estados deben proteger.
FENATS Putaendo, Flor a del Valle de Putaendo,
94. Naciones Unidas, Declaracio?n Universal de Derechos Humanos, 10
JJ.VV. Las Coimas, JJ.VV. Los Patos, JJ.VV. N°15 de diciembre de 1948. Disponible en:
https://www.ohchr.org/en/udhr/documents/udhr_translations/spn.pdf
Gr anallas Sur, Agr upación Ambiental Putaendo (Fecha de consulta: 11 dic. 2020)
Resiste, Vecinos en movimiento por el Valle de 95. Luis Gracía, E., ?El medio ambiente sano: La consolidación de un
derecho?, Blog Seilo, 30 de junio de 2017. Disponible
Putaendo, Agr upación Cultur al Amar u. en:http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2070-8157
2018000100019 (Fecha de consulta: 11 dic. 2020)

96 Corte interamericana de Derechos humanos, Opinión consultiva


OC-23/17, 15 de noviembre de 2017. Disponible
en:https://app.box.com/s/ownn975s9vf9haal2bk52b4nifzvpomg (Fecha
de consulta: 11 dic. 2020)

57 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


C. Eco Or o, Soto Nor te y el Pár amo de Santur bán en Col ombia

El conflicto socioambiental del pár amo de Santurbán en Colombia nace del aumento regional de las
políticas extr activistas que se vive en toda Latianoamér ica, donde choca la conser vación de los
recur sos natur ales con la explotación de las fuentes de r iqueza en detr imento de los ecosistemas y
las comunidades que los habitan. Colombia exper imenta desde hace años, un arduo debate sobre la
idoneidad de los proyectos de megaminer ía en Santurbán, uno de los pár amos más gr andes del país.

Descr ipción del conflicto en el Pár amo de Santur bán

El complejo de pár amos Jur isdicción, Santurbán y Berlín (CPSJB), conocido como pár amo de
Santurbán, se encuentr a entre los depar tamentos colombianos de Santander (28%) y Nor te de
Santander (72%). Cuenta con una extensión de 142.000 hectáreas, y se sitúa entre los 2800 y 4.290
metros sobre el nivel del mar, con un r ico subsuelo de miner ales, pero sobre todo, abasteciendo de
agua a 48 municipios ? cerca de 2.5 millones de per sonas- gr acias a sus numerosas lagunas rodeadas
de zonas glaciales. Alimenta así a una var iada economía campesina, fundamentalmente de café y
ar roz, y llena las cuencas del Magdalena y del Or inoco, además de apor tar el 60 por ciento del agua
del lago venezolano de Mar acaibo, a tr avés del r ío Catatumbo(97* ). Además de su r iqueza
medioambiental (Colombia posee el 50% de los pár amos de todo el planeta), su subsuelo consta de
r icos miner ales, entre ellos oro y plata, que han atr aído los intereses de la miner ía, además de ser
objeto de subsistencia par a muchas familias que viven de la miner ía ar tesanal.

Desde la década de los 90, la empresa canadiense Eco Oro, antes conocida como Greystar, se asentó
en las inmediaciones del pár amo de Santurbán par a comenzar tr abajos de explor ación miner a que
más tarde le per mitieron presentar un proyecto extr activo conocido como Angostur a, una propuesta
que ha pasado por innumer ables escollos y que culminó con la renuncia a su explotación, demandas
e inver siones millonar ias.

La explotación miner a de Santurbán es uno de los mayores conflictos socioambientales en Colombia,


desde que en 2011el gobier no nacional plantease la necesidad de legislar en favor de la protección de
estos ecosistemas vitales par a la super vivencia en la tier r a, poniendo también en jaque los procesos
de extr acción miner a tr adicional de los que se abastecían numerosas familias.

97. ?Santurbán: el tesoro de los Andes? Revista Semana, 30 de mayo de 2019. Disponible:
https://www.semana.com/contenidos-editoriales/santander-es-su-gente/articulo/paramo-de-santurban-abastece-agua-a-santander/617750/ (Fecha de
consulta:11 de diciembre de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 58


Así, en pr imer a instancia, se planteó la necesidad dedelimitar los 37 complejos par amunos del país,
incluídos los de Santurbán, una tarea que se asignó al Instituto de Investigación de Recur sos
Biológicos Humboldt y que congeló las actividades de explor ación y asentamiento de las
multinacionales miner as que ya se encontr aban en el pár amo.Esta situación provocó que Eco Oro
retir ase el proyecto de ejecución, ante las dificultades der ivadas de la protección legal que
Colombia estaba desar rollando respecto a los pár amos, sin embar go, la megaminer a no se dio por
vencida y la canadiense aun estudia cómo retomarlo(98* ).

En diciembre de 2014 el gobier no nacional dictó la Resolución 2090 mediante la cual marcó los
límites del pár amo Santurbán, y demarcó las zonas en que se podr ía realizar miner ía. Aquella
delimitación no frenó las protestas de los ambientalistas, y aunque sí afectó a los pequeños
mineros, las gr andes multinacionales seguir ían oper ando fuer a de esos límites sin solucionar la
contaminación de los afluentes de la zona(99* ). Sin embar go, la Cor te Constitucional colombiana
dictó en 2016 la sentencia C- 035, que prohíbe cualquier tipo de actividad miner a en las áreas
delimitadas de los pár amos, dejando sin efecto la resolución dictada por el Gobier no y abr iendo un
nuevo episodio de demandas ambientales y protestas ciudadanas contr a la demarcación. Esto llevó
a una nueva discusión sobre las delimitaciones, ya que las gr andes multinacionales quedaron por
fuer a de las marcaciones, pudiendo explotar las per ifer ias par amunas. Pero las comunidades, del
inter ior, veían anuladas sus capacidades de extr acción ar tesanal y actividades vinculadas a la
explotación de la zona, de las que subsisten.

La decisión de la Cor te Constitucional, efectivamente, bloqueó 473 títulos que ya existían par a la
miner ía en los pár amos, así como aquellas licencias ambientales. En su decisión, la Cor te consideró
que, a pesar de la previa existencia de títulos mineros, debe prevalecer el derecho al medio
ambiente sano y no ?el derecho adquir ido por las licencias ambientales"(100* ).

Ante los constantes obstáculos legales, acompañados de protesta social y comunal, Eco Oro decidió
retir ar sus títulos de explotación en 2017, pero también inter puso una demanda contr a el Estado
colombiano, a quien reclama más de 700 millones de dólares por sus inver siones previas a las
medidas de protección ambiental que han imposibilitado las extr acciones(101* ).

98. ?Greystar nombró nuevos directivos para reformular el proyecto Angostura?, Diario Vanguardia de Colombia, 15 de abril de 2011. Disponible en:
https://www.vanguardia.com/deportes/mundial-de-futbol/100958-greystar-nombro-nuevos-directivos-para-reformular-el-proyecto-angostura-ECVL1009
58 (Fecha de consulta: 11 de diciembre de 2020)

99. Basto Torrado, S. P., ?El conflicto socioambiental del páramo de Santurbán. Un análisis bioético con enfoque de ecología política?, Revista
Colombiana de Bioética -Universidad El Bosque, vol. 12, núm. 1, 2017. Disponible en:
https://www.redalyc.org/jatsRepo/1892/189251526003/html/index.html (Fecha de consulta:11 de diciembre de 2020)

100. Guidi, R. ?Colombia prohíbe la minería en sus páramos?, Blog Mongabay, 10 de febrero de 2016. Disponible
en:https://es.mongabay.com/2016/02/colombia-prohibe-la-mineria-en-sus-paramos/ (Fecha de consulta: 17 de diciembre de 2020)

101. ?Minera Eco Oro se retira de concesión en Colombia en medio de batalla legal?, Reuters, 2017. Disponible
en:https://br.reuters.com/article/mineria-colombia-eco-oro-idLTAKCN1TT2UL (Fecha de consulta: 17 de diciembre de 2020)

59 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Pero la renuncia de Eco Oro no ha frenado proyecto de for ma categór ica, descar tando
los intentos de explotación por par te de cualquier iniciativa, tampoco le da vía libre
otr as gr andes miner as, y par alelamente a la a la miner a par a su ejecución, en medio de
pugna por Angostur a, sur gió la posibilidad un debate nacional sobre la idoneidad de la
de que la miner a Minesa (Sociedad Miner a delimitación par amuna y la falta de
de Santander) ampliar a sus proyectos de consulta a sus comunidades.Además, su
extr acción en Soto Nor te, en las posible ejecución cuenta, como el de Eco
inmediaciones ? o dentro de, hay toda una Oro, con una fuer te oposición de líderes y
discusión- del pár amo de Santurbán, or ganizaciones ambientalistas, heredados
convir tiéndose en una nueva disputa entre de las movilizaciones de décadas
el ter r itor io, la conser vación y la pasadas(102* ).
super vivencia de las comunidades.
102. ?¿En qué va el proyecto minero de Soto Norte??, Revista Dinero,
En octubre de este año, la Autor idad 2020. Disponible en:
Nacional de Licencias Ambientales de https://www.dinero.com/pais/articulo/en-que-va-el-proyecto-minero-d

Colombia (Anla) archivó el proceso de e-soto-norte/307832(Fecha de consulta: 17 de diciembre de 2020)

licencia ambiental del proyecto minero de


Soto Nor te(cuyas inver siones se estiman en
más de 1.200 millones de dólares), también
par a la extr acción de oro (unos nueve
millones de onzas), en lo que la miner a
consider a fuer a del pár amo actualmente
delimitado. Aunque la Anla no negó el

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 60


Comunidades y movilización social inmediaciones del pár amo, así como a la
concesión de proyectos de fr acking y otr as
La explotación del pár amo de Santurbán es uno
pr ácticas extr activas, provocando incluso que
de los aspectos más controver tidos de de la
el Comité en Defensa del Pár amo se haya
política socioambiental del país. Las disputas
comunicado con Naciones Unidas par a
por el proyecto Angostur a, gener aron la
denunciar esta situación(104* ).
creación de asociaciones y comités de defensa
del pár amo a nivel local, pero la constante lucha
por proteger la subsistencia par amuna y Impacto y vulner ación de Der echos Humanos
comunitar ia ha der ivado en el for talecimiento
de estas or ganizaciones, acompañadas por
La explotación miner a de los pár amos
asociaciones inter nacionales(103* ). Ante el
colombianos resulta un gr an r iesgo par a las
r iesgo de ser aprobada la licencia ambiental
comunidades que allí habitan, así como par a
par a la explotación miner a en la región de Soto
todo el país como fundamental proveedor
Nor te,var ias or ganizaciones sociales
hídr ico par a los colombianos. En este sentido,
inter nacionales y nacionales solicitaron la
la afectación de pár amos como el de Santurbán
suspensión del tr ámite ante el Tr ibunal
afectan a su capacidad de alcanzar un nivel de
Administr ativo de Santander.Entre ellas,
vida adecuado, que como ya se ha apuntado
laAsociación Ar gentina de Abogados
anter ior mente, queda recogido en el ar tículo
Ambientalistas, Greenpeace Colombia,
25.1 de la Declar ación Univer sal de los Derechos
elInstituto Lationamer icano par a una Sociedad y
Humanos:
un Derecho Alter nativo y Juventudes Unidas por
?Toda per sona tiene derecho a un nivel de vida
la Sostenibilidad del Planeta, además de gr upos
adecuado que le asegure, así? como a su
ambientalistas en var ias zonas de Colombia,
familia, la salud y el bienestar, y en especial la
como el Comité Prodefensa del Pár amo de
alimentación, el vestido, la vivienda, la
Santurbán.
asistencia médica y los ser vicios sociales
En el ámbito guber namental, el Concejo de necesar ios?(105* ).
Cúcuta y la Asamblea de Nor te de Santander
103. Santurbán y el proyecto que intenta llegar a Santander?, Diario El
emitieron su respaldo a la causa, así como la Tiempo, 2 de septiembre de 2020. Disponible
en:https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/que-pasa-con-el-param
Alcaldía de Bucar amanga, de las más activas en o-de-santurban-5-datos-claves-sobre-lo-que-ocurre-con-el-paramo-de-santu
rban-526676 (Fecha de consulta: 17 de diciembre de 2020)
contr a de la megaminer ía.

El debate al respecto sigue abier to, ya que el 104.?Piden a la ONU para que intervenga en la protección del Páramo de
Santurbán?, Blog Infobae, 15 de diciembre de 2020. Disponible
actual Gobier no colombiano está abr iendo la en:https://www.infobae.com/america/colombia/2020/12/15/piden-a-la-onu
-para-que-intervenga-en-la-proteccion-del-paramo-de-santurban/
puer ta a la posibilidad de explotación en las (Consultado el 17 de diciembre de 2020).

105.Naciones Unidas, Declaracion Universal de Derechos Humanos, 10 de


diciembre de 1948. Disponible
en:https://www.ohchr.org/en/udhr/documents/udhr_translations/spn.pdf
(Fecha de consulta: 6 dic. 2020)

61 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


El alcance de la protecciónampar a alos seres humanospar a
poderdisfr utar de un entor no seguro, limpio, saludable y sostenible,
consider ando que atentar contr a el medioambiente pone en peligro su
disfr ute(106* ).

Además, también atenta con el ar t. 3 de la misma Declar ación


Univer sal:?Todo individuo tiene derecho a la vida, a la liber tad y a la
segur idad de su per sona?.

La explotación de estos pár amos pone en r iesgo la segur idad e integr idad
de los habitantes de esos ter r itor ios, ante los r iesgos der ivados de las
actividades extr activas que pueden ver ter sustancias tóxicas sobre los
ecosistemas, o degr adarlos de for ma que impacten en el futuro de la
población.

No obstante, además, el debate alrededor de la protección de Santurbán


tiene que ver con la explotación campesina de los recur sos natur ales, y en
consecuencia de su desar rollo económico, que se ver ía afectado por la
inter vención de una megaminer a.

En la Declar ación sobre el derecho al desar rolloadoptada por la Asamblea


Gener al de Naciones Unidas en su resolución 41/128, de 4 de diciembre de
1986, se recoge en su ar t. 1(107* ):

?El derecho al desar rollo es un derecho humano inalienable en


vir tud del cual todo ser humano y todos los pueblos están
facultados par a par ticipar en un desar rollo económico, social,
cultur al y político en el que puedan realizar se plenamente todos
los derechos humanos y liber tades fundamentales, a contr ibuir a
ese desar rollo y a disfr utar del él.?

106. Luis Gracía, E., ?El medio ambiente sano: La consolidación de un derecho?, Blog Seilo, 30 de junio de 2017.
Disponible en:http://www.scielo.org.bo/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2070-81572018000100019(Fecha de
consulta: 6 dic. 2020)

107. Naciones Unidas, Declaración sobre el derecho al desarrollo. Disponible


en:https://www.ohchr.org/sp/ProfessionalInterest/Pages/RightToDevelopment.aspx (Consultada el 17 de
diciembre de 2020)

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 62


6 . C O N C L U SI O N E S

Las conclusiones finales del infor me tienen como objetivo realizar una evaluación del estado de la
legislación y la situación política y social, par a poder explor ar nuevas vías en la protección de los
pár amos y glaciares de cada uno de los países incluidos en este infor me.

En lo que se refiere a los resultados del análisis de los mecanismos jur ídicos inter nacionales y
regionales, cabe destacar que nos encontr amos ante unmarco jur ídico supr anacional muy escaso
en el que se establecen unos estándares mínimos, dejando a los Estados donde se encuentr an los
recur sos natur ales, un mar gen de actuación muy amplio en la regulación del ámbito de protección
de glaciares y pár amos. La falta de un marco jur ídico inter nacional adecuado cobr a especial
impor tancia cuando los glaciares y pár amos son fronter izos con var ios Estados, lo que hace aún
más necesar ia que se deba desar rollar un marco legislativo inter nacional y regional más adecuado
par a su protección.

63 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


Pese a que, dentro de Amér ica Latina, las legislaciones nacionales relativas a la protección de
glaciares y pár amos de for ma específica siguen siendo limitadas, hemos visto que, en los tres países
de estudio, existe algún tipo de iniciativa legislativa de protección. Así,de los países estudiados,
podemos extr aer var ias conclusiones.

En lo refer ido a Ar gentina, país pionero en la región ensancionar y promulgar una ley protector a de
los glaciares en el año 2010, es el país del cual se pueden extr aer más conclusiones, al tener una ley
con una década de aplicación. Como se ha comentado en el infor me, el impacto de esta ley ha
significado la par alización de casi cincuenta proyectos mineros proyectados que afectaban a los
glaciares. Por lo que, la Ley 26.639 de Ar gentina, pese a que tiene sus debilidades, se tr ata del marco
jur ídico más completo en cuánto a la protección de los glaciares, y marca el camino a seguir par a el
resto de países de la región.

En cuánto a Chile, es el país con una protección más débil, pese a que cuenta conla mayor extensión
de glaciares y áreas per iglaciares de toda Amér ica Latina.Aunque se han dado var ios intentos par a
aprobar leyes más protector as, aún no cuenta con una legislación per tinente destinada a la
conser vación de su ter reno glaciar. La débil y casi inexistente protección específica hacia los
glaciares (la ley 19300 resulta demasiado gener al e imprecisa par a cier tas cuestiones), supone las
empresas deextr acción miner a sigan teniendo una fuer te influencia e impacto en los ter r itor ios
donde desar rollan su actividad.

Por otro lado, en Colombia nos encontr amos con la par ticular idad de que la ley 1930 fue aprobada
en el año 2018, por lo que tiene un escaso recor r ido, que hace complicado poder medir su impacto
en la protección de los pár amos que existen en el país. Del marco legal aprobado, quer íamos hacer
hincapié en que, tanto su ámbito de protección como alcance y régimen sancionador, es de los más
fir mes. Esto viene dado porque detr ás de dicha aprobación, se encuentr andiver sas or ganizaciones
inter nacionales, que actualmente siguen tr abajando par a logr ar una implementación completa.Por
lo tanto, como ya se ha apuntado, par a poder realizar un análisis ver az sobre el impacto de la
legislación nacional en la protección de los pár amos, debemos esper ar unos años, pero todo apunta
a que con la legislación aprobada se ha ar ticulando una her r amienta legal que va a poder defender la
protección de los pár amos en Colombia.

Los casos concretos estudiadosmuestr an como la legislación se queda cor ta en muchos aspectos, y
que, incluso en el Estado ar gentino, se dan situaciones en las que se ven vulner ados los derechos
humanos de la población afectada. Así, tanto en el caso del pár amo de Santurbán en Colombia,
como en la mina de Veladero en Ar gentina i la mina de Putaendo en Chile, se ha podido ver cómo los
movimientos sociales que luchan por la conser vación de los recur sos natur ales par a la región, se
han chocado constantemente con tr abas administr ativas o l egislaciones débiles, que tienen como

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 64


consecuencia que las gr andes empresas multinacionales miner as sigan oper ando en sus ter r itor ios.
Incluso en países con una legislación de protección más concreta, se siguen dando conflictos y
problemas par a que se cumpla la ley de maner a eficaz. Así, las limitaciones y debilidades de cada
legislación analizada, provoca que no se puedan gar antizar de maner a efectiva la protección de los
glaciares y pár amos, ni los derechos humanos de la ciudadanía que sufre las consecuencias de las
extr acciones miner as.

Otro factor común en los países analizados es la impor tancia de los movimientos sociales par a la
promulgación de las leyes. Así, en Ar gentina, gr acias al debate público y la presión social que se
ejerció desde var ias or ganizaciones y gr upos ambientalistas, se pudo aprobar finalmente la ley. Por
otro lado, en Chile,actualmente el nuevo proyecto de ley sobre la protección de glaciares sigue en
discusión y también cuenta con el apoyo del movimiento de favor de la protección de los
ecosistemas glaciares chilenos.

Por último, con el análisis realizado también ha quedado patente la existencia de la tensión que se
da per manentemente entre los movimientos sociales (a favor de la aprobación de marcos jur ídicos
más protectores de los glaciares y pár amos) y los intereses económicos de las gr andes empresas de
explotación miner as (contr ar ios a restr icciones que puedan reducir su beneficio), donde la voluntad
política de los gobier nos resulta clave par a iniciar la legislación y par a promulgar leyes que vayan
encaminadas a la protección de los derechos humanos de las poblaciones afectadas por la
extr acción miner a.

65 | GL ACI ARES Y PÁRAM OS


B OGOTÁ / B A R CEL ON A 2 0 2 0
I M ÁGEN ES BAJO L I CEN CI A DE CREATI VE COM M ON S

GL ACI ARES Y PÁRAM OS | 64