Está en la página 1de 5

UNIVERSIDAD NACIONAL DE LOJA

ÁREA DE LA ENERGÍA LAS INDUSTRIAS


Y LOS RECURSOS NATURALES NO RENOVABLES
CARRERA DE INGENIERÍA EN GEOLOGÍA
AMBIENTAL.

CICLO II

“GEOLOGIA 1”

DOCENTE: Ing. Carlomagno Chamba.


ALUMNO: Luis Curipoma Curipoma
FECHA: Jueves 14-11-2013
INFORME: 13
TEMA: Suelos.
SUELOS

La ciencia que se ocupa del estudio de los suelos se llama Pedología (del griego
“pedó n” = suelo y “logo” = tratado o razó n).

Los suelos son una mezcla de materias orgá nicas parcialmente descompuestas y
materias inorgá nicas descompuestas. Generalmente contiene má s o menos materia
orgá nica carbonosa oscura, llamada humos1. Podemos definir al suelo diciendo que
es un material superficial natural que sostiene la vida vegetal.

Proceso en el desarrollo.- se destaca 5 factores edafoló gicos:

 Roca madre sobre la que se desarrolla el suelo.


 Organismos vegetales y animales.
 Clima.
 Edad de la regió n o tiempo
 Relieve del terreno.
1. Es verdad que un suelo refleja, hasta cierto grado el material del cual se
deriva, y en algunos casos aú n puede uno limitar la distribució n de rocas
por los tipos de suelos que descansan sobre ellos, cuando el clima varía de
un á rea a otra.
2. El nú cleo de la mayor parte de los suelos está n formado por granos
minerales de varios tamañ os, pero la presencia de organismos y de materia
orgá nica, la fuente de N del suelo, lo hace esencialmente diferente de la
mayor parte de la reconvierta rocosa.
3. Afecta directamente al tipo de desgaste, el paso del agua a través del suelo
da la facilidad de quitar o agregar materiales por agentas tales como el
viento y el agua.
4. En general los suelos de climas hú medos se lixivian mejor que los de
regiones á ridas y semiá ridas. La lixiviació n2 remueve la cal3 y otras sales

1
Humos.- materia orgá nica en descomposició n que se encuentra en el suelo y procede de restos vegetales y
animales muertos.

2
Lixiviación.- proceso de lavado que realiza el agua que se infiltra en el suelo.

3
Cal.- sustancia só lida cá ustica, blanca cuando es pura, que se obtiene calcinando caliza y otras formas de
carbonato de calcio.
solubles dejando un suelo má s á cido. Las temperaturas altas generan
rá pidos cambios químicos.
- Caliente hú medo de la zona ecuatoriana.
- Caliente seco de la zona desértica.
- El mesotérmico y hú medo de las zonas templadas y
- Frio y seco de las regiones á rticas.
1. Los procesos químicos son activos, son má s rá pidos que latitudes frías y por
lo tanto la descomposició n de los silicatos es má s compleja y hay má s sílice
en solució n.
2. La lluvia es escasa y así, la disolució n por el agua es de menor importancia.
Por la excesiva evaporació n las sales solubles de Ca, Na y Mg como una
costra polvorienta.
3. Las variaciones de estació n son muy marcadas, es una combinació n de
todos los demá s del tipo de descomposició n, en invierno predomina la
escarcha y en verano, primavera y otoñ o las aguas juegan un papel
importante, predomina los efectos de la meteorizació n química.
4. En las regiones subsolares, donde una gran parte de la superficie está
cubierta por la nieve durante la mayoría del añ o, las rocas está n saturadas
de agua que repentinamente se congelan y descongelan.
5. Un suelo que apenas comenzó a formarse difiere de otro que ha estado
formando durante miles de añ os, aun cuando el clima, la roca basal y la
topografía sean iguales en cada caso.
6. Los suelos de regiones en pendientes difieren de los situados en superficies
planas debido a las variaciones de drenaje, grado de escorrentía y erosió n.
Donde las inclinaciones son considerables, las rocas solidas pueden
asomarse a la superficie, quedando expuestas má s fá cilmente al
intemperismo.

El afloramiento natural o artificial de un suelo revela una de las zonas diferentes


entre sí, constituyendo cada una de estas zonas un horizonte de suelo. Se considera
3 horizontes, zona de perfiles (A, B y C) principales de un suelo típico.
Figura 1.
Horizontes (A, B y C)

 Horizonte A, o zona de lavado vertical: Es el má s superficial y en él enraíza


la vegetació n herbá cea. Su color es generalmente oscuro por la abundancia
de materia orgá nica descompuesta o humus elaborado, determinando el
paso del agua arrastrá ndola hacia abajo, de fragmentos de tamañ o fino y de
compuestos solubles.
 Horizonte B o zona de precipitación: Carece prá cticamente de humus, por
lo que su color es má s claro, en él se depositan los materiales arrastrados
desde arriba, principalmente, materiales arcillosos, ó xidos e hidró xidos
metá licos, carbonatos, etc., situá ndose en este nivel los encostramientos
calcá reos á ridos y las corazas lateríticas tropicales.
 Horizonte C.- es de interés para el agricultor y el geó logo porque:
1. Los suelos dan indicios a cerca del medio en el que se formaron
originalmente. Con datos anteriores podemos determinar el clima y las
condiciones físicas que prevalecían cuando se formó .
2. Algunos suelos son fuentes de depó sitos minerales valiosos y el proceso
de intemperismo enriquece con frecuencia depó sitos que de otra
manera resultarían de baja rentabilidad.
3. Dado que los suelos reflejan en cierto grado la naturaleza de las rocas de
las que se derivan.
Los suelos maduros se agrupan en clases determinadas por el clima dominante y
por la vegetació n asociada, siendo las principales: pedalferes, pedocales y lateritas.
 Pedalferes.- el nombre se deriva del griego pedó n, suelo y de los símbolos
Al y Fe.
Es un suelo en el que los ó xidos de Fe o las arcillas se han acumulado en el
horizonte B, dá ndole a la zona un cará cter arcilloso con un color café o
rojizo, impartido principalmente por los ó xidos de Fe y la limonita.
 Pedocales.- derivan su nombre de una combinació n del griego “pedó n”
con una abreviació n del término calcio. Son suelos que contienen una
cantidad de carbonato de Ca.
En este tipo de suelos el carbonato de Ca y en menor extensió n el
carbonato de Mg, se depositan en el horizonte B; porque el agua que
evapora antes de que pueda remover los carbonatos del suelo,
precipitá ndose como caliche (deposito blanquecino constituido por
(CaCO3)). Caliche palabra españ ola derivada del latín cá liz “cal”.
 Lateritas.- (suelos tropicales) se deriva el nombre de la palabra latina
later “ladrillo”, no porque semeja al ladrillo, sino porque sirve para
fabricar ladrillos. Laterita se aplica a muchos suelos tropicales ricos en Al
hidratado en ó xidos de Fe. También se aplica con mayor propiedad solo a
la zona en la que se ha acumulado Fe y el Al (horizonte B). son típicos de
climas tropicales, donde la lluvia es fuerte y la temperatura alta.