Está en la página 1de 20

El método PF-Tek lo hizo público en 1992 www.fanaticus.com (mirror).

Éste método convirtió el cultivo casero de setas en algo factible para aficionados sin grandes
conocimientos micológicos, empleando materiales comunes de fácil adquisición.
El método de cultivo que aquí se presenta está basado en el PF-tek. Se incluyen algunas
modificaciones que han sido previamente probadas y que, según mi criterio, mejoran el método
original PF-tek.
Es recomendable haber leido el método PF-Tek, si no se ha hecho todavía, ya que de ésta
manera se entederán mejor algunos de los pasos descritos en el método que a continuación se
describe.

En éste caso, emplearemos tarros de cristal con tapa de 1/2 pinta (~240ml) de capacidad o
vasos. Tienen que ser con la boca más ancha que la base (ver foto más abajo). El sustrato
estará compuesto de vermiculita, harina de arroz integral y agua. Mezclaremos el sustrato, lo
esterilizaremos e inocularemos con esporas de setas. Una vez el sustrato ha sido
completamente colonizado por el micelio, la fructificación se realizará en un contenedor de
plástico.

Con respecto a la higiene


Cuando el cultivo de setas se realiza en interiores empleando sustratos preparados
artificialmente, no solo se consiguen unas condiciones óptimas para el cultivo de las setas
deseadas, también se favorece el crecimiento de una gran cantidad de organismos, de los
cuales, unos pocos pueden ser perniciosos para la salud.
Para asegurarnos de que el cultivo es del tipo de seta deseado, tendremos que prestar especial
atención a la higiene en todo el proceso.
Antes de empezar, hay que lavarse las manos con jabón antibacterias y agua caliente.
Después, las limpiaremos con alcohol de uso tópico.
Mantén limpias y libres de polvo las habitaciones donde se vayan ha realizar las inoculaciones
y donde se vayan a producir las setas (fase de fructificación). Tampoco se debe entrar en estas
zonas limpias con ropa sucia o zapatos. Igualmente importante es la higine personal. De hecho,
un pelo sucio es un nido de todo tipo de organismos indeseables para el cultivo y que, pueden
estropear nuestro proyecto. Lo mismo es aplicable a unas manos sucias.
Materiales
Vermiculita
La vermiculita está hecha de un mineral
llamado mica.
La mica, machacada y conteniendo agua,
es calentada hasta que se expande a un
volumen varias veces superior al de la
mica sin tratar.
La Vermiculita tiene la propiedad de
retener una cantidad de agua muy
superior al de su peso a la vez que
mantiene la textura suelta y aireada del
sustrato.
La Vermiculita es comercializada en
diferentes grosores, siendo el grosor
medio/ medio-fino, los más adecuados
para el cultivo de setas.

La Vermiculita se puede conseguir en centros de jardinería, grow shops y en algunas tiendas


de animales.

Harina de arroz integral (BRF)


La BRF se puede conseguir en algunas
tiendas de alimentación y herbolarios,
aunque a veces lo único disponible será
el arroz integral en grano entero. En éste
caso tendremos que convertir el grano en
harina utilizando un molinillo eléctrico de
café.
La BRF se conserva más tiempo y en
mejores condiciones en un lugar fresco y
seco. Si no, podría ponerse rancia debido
al contenido en grasas de las cáscaras
del arroz..
En caso de no poder adquirir la BRF, se
puede sustituir por harina de trigo integral
o harina de centeno.
Agua
El agua que empleemos para la preparación del sustrato debe de ser potable y de cierta
calidad. Normalmente, el agua del grifo sirve, pero si no se está seguro de su calidad, lo mejor
es utilizar agua embotellada o mineral.

Jeringuilla de esporas
Se trata de una jeringuilla de plástico de
unos 10-12cc de capacidad que contiene
una solución acuosa con esporas en
suspensión.
El aspecto de la jeringuilla de esporas
puede variar desde completamente
transparente a ligeramente violeta,
dependiendo de la cantidad de esporas
que haya en la solución.
Las esporas son microscópicas, así que
aunque parezca que es solo agua, en
realidad habrá multitud de ellas dentro de
la jeringuilla.

A continuación algunas direcciones


donde se pueden conseguir esporas de
setas.

www.sjamaan.nl
www.sporeworks.com
www.thehawkseye.com
y muchas más.
Tarros
Los tarros deberán tener una capacidad
aproximada de ½ pinta (~240ml).
Se pueden utilizar tarros de conservas o
vasos (ver foto), lo importante es que la
boca sea más ancha que la base, de éste
modo y una vez colonizado por el
micelio, podremos sacar el pastel del
vaso o tarro de una sola pieza sin
dificultades.

Preparación del sustrato


Para un tarro de ½ pinta (~240 ml)
necesitarás:

=> 140 ml vermiculita


=> 40 ml harina de arroz integral
=> algo de vermiculita para rellenar la
parte superior del tarro (aprox. 20 ml)
=> agua
Pon en un bol la cantidad total de
vermiculita necesaria para preparar todos
los tarros de la tanda que vamos a hacer.
Por ejemplo, para 6 tarros: 6 x 140 ml =
840 ml.

Añade poco a poco el agua a la


vermiculita mientras remueves al mismo
tiempo con una cuchara.
Hay que tener cuidado de no añadir más
agua de la que es capaz de absorber la
vermiculita. Remueve bien para que la
vermiculita se humedezca lo más
uniformemente posible.

Si inclinas el bol, solo una pequeña


cantidad de agua debe acumularse en el
fondo (ver foto).
Ésto nos indica que la cantidad de agua
en la vermiculita es el correcto.
Ahora añade de golpe toda la harina de
arroz integral a la vermiculita y mezcla
bien. Siguiendo el ejemplo anterior: 6
tarros x 40 ml = 240 ml. El objetivo es
que todas las partículas de vermiculita
queden rebozadas homogéneamente con
la harina.

Rellena los tarros con la mezcla dejando


1cm libre en la parte superior. No hay
que apretar la mezcla, hay que dejarla
suelta y aireada que es como mejor y
más rápido crece el micelio.
También tendrás que tener cuidado para
no dejar restos de sustrato en la parte
superior vacía ni en los bordes del tarro.
Si se mancha o quedan restos en estas
zonas, hay que limpiarlas bien con un
trapo ya que pueden ser foco de
infecciones más adelante, arruinándonos
el proyecto por completo.
Ahora termina de rellenar el tarro con
vermiculita. Está capa de vermiculita
protegerá al sustrato actuando como
barrera frente a contaminaciones que
puedan surgir en el proceso.

Corta un trozo de papel de aluminio de


unos 12 cm de ancho y doblalo por la
mitad.
Pon el trozo doblado sobre el vaso como
para taparlo (ver foto).
Si estás utilizando tarros, hay que hacer
4 agujeros en la tapa. Los agujeros
tendrán que tener la misma distancia
entre ellos. Si considerásemos la tapa del
tarro una esfera de rejoj, haríamos un
agujero en las 12, otro en las 3, otro en
las 6 y un último en las 9. Los podemos
hacer con un clavo pequeño y un martillo.
Lo importante es que los agujeros sean
un poco más grandes que el diámetro de
la aguja con la que inyectaremos las
esporas.

Ajusta el papel de aluminio firmemente al


vaso para que quede bien tapado (ver
foto)
Pon sobre el vaso ya cubierto otro trozo
de papel de aluminio de unos 12 cm x 12
cm. Si has preparado tarros, cubre la
tapa igualmente. Dejaremos los bordes
del papel de aluminio un poco separados
del vaso ya que ésta última capa habrá
que quitarla para inocular las esporas en
el sustrato.
El resultado final es un vaso cubierto por
3 capas de papel de aluminio.

Esterilización
Vierte aproximadamente 2,5 cm de agua
en la olla a presión. No excedas ésta
cantidad porque el agua podría
introducirse en los vasos al hervir,
alterando así el contenido óptimo de la
misma en el sustrato.
Introduce los tarros en la olla a presión.
Es recomendable utilizar una rejilla para
evitar que los tarros estén en contacto
directo con el fondo de la olla.
Cierra la olla y ponla a fuego medio hasta
conseguir la presión adecuada (15 psi = 1
atm en presión atmosférica = 1000
gr/cm2). Si calentamos la olla demasiado
rápido, corremos el riesgo de que algún
tarro se rompa por el brusco cambio de
temperatura.
En cuanto empiece a salir el vapor por la válvula, baja el fuego hasta conseguir mantener un
constante escape de vapor, sin subidas ni bajadas. Una vez llegues a este punto, esteriliza los
tarros durante 45 minutos.
El procedimiento puede cambiar dependiendo de la olla que utilicemos. Si no tienes experiencia
utilizando ollas a presión, lo mejor es que consultes el manual de instrucciones o preguntes a
alguna persona que esté familiarizada con su uso.
Transcurridos los 45 minutos, retira la olla del fuego y deja enfriar a temperatura ambiente
durante al menos, 5 horas.
En caso de no tener acceso a una olla a presión, la esterilización se puede realizar en una
cazerola grande con tapa. En éste caso hay que cocer los tarros durante 1.5 horas. Debido a la
evaporación que se produce con la cocción, tendrás que mantener el nivel de agua, añadiendo
más cantidad según sea necesario.
If you never have used a pressure cooker before check out this document about the correct
pressure cooker use.

Inoculación
Cuando la olla a presión se haya
enfriado, saca los tarros y ponlos sobre
una superficie limpia. Ten un mechero de
alcohol o de gas preparado y la jeringuilla
con esporas. Menea la jeringuilla para
mezclar bien las esporas con el agua.

Para poder menear la jeringuilla


adecuadamente, es conveniente que
tenga alguna burbuja de aire dentro. Si la
jeringuilla que has hecho o comprado no
tiene burbuja alguna, puedes introducir 1
cc de aire estéril succionándolo mientras
quemas la punta de la aguja al rojo vivo
con un mechero.
Para hacer más cómodo el proceso de
inoculación, suelta el papel de aluminio
de los vasos de modo que se facilite su
posterior retiro.

Quita el plástico protector de la aguja y


quémala con el mechero hasta el rojo
vivo. Deja que se enfríe unos segundos.

Quita la primera capa de papel de


alumino del tarro y reserva (ver foto).
Atraviesa con la aguja el papel de
aluminio en un punto cercano al borde
del vaso (ver foto). Introduce la aguja
unos 2-3 cm. e inyecta las esporas
mientras la aguja toca con el borde
interior del vaso, podrás ver como parte
de la solución escurre hacia el fondo del
vaso. Cada vaso se inoculará en cuatro
puntos diferentes y equidistantes, viene
explicado en uno de los puntos
anteriores. Hay que inyectar entre 1-1.5
cc de solución de esporas en cada vaso
(0.25-0,4 cc por agujero). Por tanto, con
una jeringuilla de 10 cc podremos
inocular entre 6-10 vasos.

Tapa de nuevo el vaso con el trozo de


papel de aluminio que habías quitado
para inocular. Conviene esterilizar la
aguja cada 2 tarros inoculados para
prevenir contaminaciones. En caso de
que un vaso esté mal esterilizado, podría
contaminar el resto. Si por casualidad en
algún momento la aguja toca otra cosa
que no sea el interior del vaso, habrá que
esterilizar con el mechero.
Cuando termines de inocular todos los
vasos, asegúrate de que quedan bien
tapados (ver foto). Escribe en el papel de
aluminio con un rotulador, la fecha de
inoculación y nombre de la seta.

Incubación
Los vasos deben incubarse a una temperatura de entre 21-27ºC, mejor más alta que baja, pero
nunca excediendo los 27ºC. Si no te es posible mantener estas temperaturas puedes fabricarte
un incubador.

Incubator
The inoculated jars develop fastest if they
are stored at a temperature of 27°C
(80°F) (According to Stamets the best
incubation temperature for P. cubensis
would be 86°F, but since the jars
themselves are a few degrees warmer
than the surroundings (mycelium emits
heat when growing) 80°F is a good and
safe incubator temperature)

You can build an effective incubator by


using two plastic boxes of the same size
and an aquarium heater.
There are several types of aquarium
heaters. When you´re buying a heater,
make sure that it is of the "fully
submersible" type.
Attach the heater to the bottom of the first
box and pour in as much 27°C warm
water that the heater is completely
submerged.
Adjust the heaters thermostat so that the
heater just shuts itself off at 27°C .
Put some spacers on the bottom of the
box, they carry the second box and
prevent it from touching the heater. In the
above picture 4 jars are used. You could
also use bricks, stones or something
similar.
Put the second box in the one containing
water.
After a few hours measure the
temperature again and adjust the heater
if necessary so the water temperature is
27°C.

When the box is empty, it will float on the


water.
The water level in the lower box should
reach app. 2/3 the height of the box,
supposing the upper box is in place
loaded with jars and resting on the
spacers.

Now you can put the inoculated jars into


the box.
Cover the jars with a blanket to keep the
heat escaping and to keep the jars dark.
Note: the water level drops in some
weeks by evaporation. Therefore you
have to fill some fresh water in from time
to time to keep the water level high
enough. Never let evaporate so much
water that the heater isn´t submerged in
water anymore! You can get all of the
above items at www.ebay.com for a very
good price.

Manteniendo las condiciones idóneas,


deberías empezar a ver los primeros
signos de germinación: son pequeñas
motas de color blanco nieve. Es el
micelio. El color del micelio es siempre
blanco, si ves otro color, es decir verde,
rojo, rosa, negro... los vasos están
contaminados y el contenido debe tirarse
a la mayor brevedad posible. Deberás
repasar tus procedimientos higiénicos
para mejorarlos y reducir al mínimo el %
de vasos contaminados. Una vez
vaciados y lavados con detergente y
agua caliente, estarán listos para usar
nuevamente.
En Shroomery Contamination FAQhay
información detallada sobre los
contaminantes más frecuentes en el
cultivo de setas.
Dependiendo de la temperatura de
incubación, los vasos estarán totalmente
colonizados en 14-25 días. Una vez esto
ocurre, hay que bajar la temperatura a
21ºC y los vasos tendrán que recibir luz
indirecta.
Nunca deben recibir luz directa.

En 5-10 días (con algunas especies


puede tardar hasta 30 días) se
empezarán a ver pequeñas
acumulaciones de micelio llamados
primordios. Éstos son el comienzo de las
setas. En un par de días, se podrán ver
perfectamente pequeñas setas con
sombrero marrón creciendo dentro del
vaso. Es el momento de "parir" el pastel
(sacarlo del vaso) y ponerlo en el terrario
donde se desarrollarán completamente.
Algunas especies no producen setas tan
fácilmente. Si es el caso, mete los vasos
en bolsas de plástico y ponlos en la
nevera (no congelador) durante toda la
noche. Al día siguiente, saca los pasteles
del vaso y mételos en el terrario para que
fructifiquen. Éste shock de frío (cold
shock) provoca que el micelio empiece a
producir setas.
Fructificación
La fructificación se puede llevar a cabo
en cualquier tipo de contenedor que
pueda ser cerrado fácilmente y que tenga
al menos uno de los lados transparente,
que preferiblemente debería estar arriba.
Cubos de basura, cajones de neveras,
cajas de plástico, terrarios, acuarios...
son algunos tipos de contenedores que
se utilizan para éste fin.
Esparce una capa humedecida de 1 cm
de perlita o arcilla expandida o incluso
una toalla mojada de papel en el fondo
del contenedor y pon con mucho cuidado
los pasteles encima dejándolos que
caigan por su propio peso dando la
vuelta a los vasos.
Si el contenedor es lo suficientemente
grande se podrán poner varios pasteles a
fructificar, lo importante es que estén
separados unos de otros por una
distancia mínima de 5 cm. De este modo
las setas tendrán espacio suficiente para
crecer sin estar entorpeciéndose unas a
otras.

Tapa el contenedor con un trozo de


plástico transparente. Una vez al día
tendrás que renovar el aire del interior del
contenedor utilizando por ejemplo, un
trozo de cartón. Si la capa del fondo se
seca, pulveriza agua encima para
mantener el nivel de humedad óptimo.
Esta capa es la que mantiene una alta
humedad relativa dentro del contenedor.
Nunca pulverices agua directamente
sobre los pasteles.
Trata los pasteles con mucho mimo y en
caso de tener que manipularlos, lávate
las manos muy bien antes de proceder.

Algunas veces los pasteles se resisten a


abandonar los vasos. En este caso, coje
el vaso al revés sobre la palma de una
mano y golpea con la otra, el dorso de la
mano que sujeta el vaso (ver foto). Esto
desprenderá el pastel de las paredes del
vaso y saldrá sin problemas.

Las setas se desarrollarán en cuestión de


días. En cuanto los sombreros empiezan
a abrirse, las setas se pueden arrancar y
proceder a su secado.
La aparición y desarrollo simultáneo de
un número determinado de setas se
denomina tanda (flush).
Algunas setas crecerán hasta un tamaño
desarrollado mientras que otras
permanecerán pequeñas y nunca
crecerán más, son los abortos. Se
reconocen muy bien porque sus
sombreros son negros y porque dejan de
crecer en algún momento, claro está.
Estas setas se pueden consumir
también, siempre y cuando no hayan
empezado a pudrirse.

También es importante que todas las setas de una tanda se arranquen a la vez, incluidos los
abortos. Para quitar una seta, agárrala del pie y gira hasta que se desprenda del pastel. Ten
siempre las manos limpias. Optionally you can dunk the cakes after each flush, this can
increase the flush size significantly.

Existe la opción de sumergir los pasteles en agua entre tanda y tanda para rehidratarlos. Las
setas las tendremos que haber quitado previamente. Esta práctica mejora la calidad y cantidad
de las tandas sucesivas.
Tras una semana, una nueva tanda de
setas empezará a crecer y madurará en
pocos días.
Este ciclo se repite unas 4 veces y a
veces más. Entonces el pastel pierde la
capacidad de producir setas porque ya
no contiene nutrientes que puedan
proveer el crecimiento de más setas. El
pastel ya no vale y hay que tirarlo aunque
se puede utilizar para empezar un cultivo
de exterior.

Algunas veces, el moho verde ataca a los


pasteles antes de producir las 4 tandas
mínimas esperadas. Mala suerte, hay
que deshacerse de ellos para evitar que
la contaminación se extienda por toda
nuestra casa y nos arruine futuros
proyectos.
3ª tanda:
4ª tanda, la última: