Está en la página 1de 29

Marcelo Caruso

La biopolítica en las aulas


Prácticas de conducción en las escuelas
elementales del reino de Baviera, Alemania
(1869-1919)
Índice
Carusso, Marcelo
La biopolítica en las aulas: prácticas de conducción en las escuelas Lista de abreviaturas ......................................................................................... 9
elementales del reino de Baviera, Alemania: 1869-1919 - la ed. -
Prólogo a la edición castellana ....................................................................... 11
Buenos Aires: Prometeo Libros, 2005.
472 p.; 21x15 cm. Capítulo 1: En el interior de la dominación. La enseñanza reguladora
como gobierno biopolítico de los niños ......................................................... 17
ISBN 987-574-061-6 1.1. La gubernamentalidad, las disciplinas y la biopolítica................... 22
1. Educación Alemana-Historia. 1. Título 1.1.1. La enseñanza como situación de gobierno: gubernamentalidad
CDD 370.943 y poder pastoral............................................................................. 23
1.1.2. Técnicas del gobierno: disciplinas y biopolítica .................. 34
1.2. Del mecanismo al organismo: vida y regulación en el siglo XIX.... 49
1.3. Regulación pedagógica, enseñanza y modernidad: hipótesis
de la investigación ............................................................................. 115
Capítulo 2: El marco de la enseñanza como gobierno biopolítico:
política escolar y curricular en el reino de Baviera (1803-1918).................... 69
2.1. La escuela popular bávara entre la adopción de la
obligatoriedad escolar (1803) hasta el fracaso del proyecto
© De esta edición, Prometeo Libros, 2005 liberal de ley para escuelas populares (1869) ....................................... 73
Av. Corrientes 1916 (C1045AAO), Buenos Aires
2.2. Los cambios en las estructuras de control: técnicos de
Tel.: (54-11)4952-4486/8923/Fax: (54-11)4953-1165
la enseñanza, Estado e iglesias en el lento final de la inspección
e-mail: info@prometeolibros.com
http.www.prometeolibros.com eclesiástica ............................................................................................ 93
2.3. Conducción educativa y gobierno curricular: condiciones
Diseño y Diagramación: R&S Cuidado de la dinamización de la instrucción ................................................... 115
del texto: Gervasio Espinosa Capítulo 3: La enseñanza reguladora como gobierno biopolítico.
Concepto y principios .................................................................................. 145
Traducción: Leandro Reyno
3.1. Los niños como sujetos en crecimiento: características
ISBN: 987-574-061-6 de una concepción ............................................................................... 15C
Hecho el depósito que marca la Ley 11.723 ' 3.2. Cómo se gobierna a sujetos en crecimiento: Principios de
Prohibida su reproducción total o parcial una nueva estrategia para la instrucción .............................................. 158
Derechos reservados
Prólogo a la versión castellana

mentó varias versiones de la traducción de algunos capítulos. Mis colegas


actuales de la Universidad de Berlín -Jürgen Schriewer, Florian Waldow y
Barbara Schulte- acompañaron con sus imbatíbles argumentos la transformación
de la tesis en un libro. Los profesores Rudolf Tippelt (Instituto de Pedagogía,
Universidad de Munich), Martín Geyer (Seminario de Historia, Universidad de
Munich) y Heiner Keupp (Instituto de Psicología, Universidad de Munich)
aportaron también elementos importantes y variados en la argumentación. Capítulo 1:
Mariano Narodowski (Universidad Torcuato Di Tella, Buenos Aires) aceptó mi
propuesta de publicación sin amba-gues. Leandro Reyno (Universidad de En el interior de la dominación. La
Heidelberg) desmenuzó mi traducción de la tesis al castellano con una
dedicación que sólo fue posible por su saber profundo acerca de nuestra lengua
enseñanza reguladora como gobierno
y por su inagotable generosidad. Por último, este trabajo no hubiera sido posible
sin mis fases anteriores de formación en la Universidad de Buenos Aires.
biopolítico de los niños
Particularmente quiero mencionar a Adriana Puiggrós por el cariño y el trabajo
conjunto y, con dolor, la huella de Cecilia Braslavsky, quien recientemente nos
ha dejado un poco más solos.
"La fenomenología buscó el sentido originario de cada acto de cognición en la
Si bien toda mi familia en Argentina apoyó sin reservas mis aventuras 'vivencia'. ¿Pero no habría que buscarlo en realidad en lo 'viviente' mismo?"
académicas en el extranjero, mostrando una infinita paciencia que aún hoy (Michel Foucault, Der Tod des Menschen im Denken des Lebens, p. 67)
perdura, quisiera dedicar la versión española de este libro a mis padres, Alicia
Mariana Esbiza y José Alberto Caruso, por la nobleza de sus sentimientos, el
"En la vida de los conceptos, existe un momento en el cual pierden su
aliento incondicional y por darme esta sed de saber y de pensar sin la cual este
transparente inteligibilidad y pueden ser cargados con significados
trabajo no hubiera sido posible. contradictorios, como toda palabra vacía."
(Giorgio Agamben, Homo Sacer, p. 90)
Marcelo Caruso, Munich, primavera de 2005
A partir de la publicación de investigaciones comparadas acerca de los
rendimientos escolares de estudiantes y alumnos en una larga serie de naciones
industrializadas, se suscitó en la esfera político-educativa un renovado interés
en torno a la enseñanza. El estudio internacional denominado TIMSS (third
International Mathematics and Science Study) sacudió algunas de las hipótesis
de discusión político-educativa en varios contextos. El estudio formulaba no
tanto hipótesis positivas acerca de qué formas escolares beneficiaban mejores
logros de aprendizaje, sino que dirigía sus planteamientos antes bien hacia
hipótesis "negativas" acerca de dos factores que no alcanzaban a dar cuentale
las diferencias encontradas. Los conocimientos de los alumnos de las distintas
naciones no se correspondían con el volumen de las inversiones en educación
con relación al Producto Bruto Interno ni con el tamaño de la clase a la que
asistían. El estudio arribaba a la conclusión de que, probablemente, las
diferencias halladas podrían explicarse a través de "características culturales"
que estarían estructurando la situación de clase. Asimismo, el equipo

16 17
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aula:

internacional de investigadores participantes del proyecto supuso que los trabajadores con cualificaciones clave para los nuevos tiempos. Cuando se
métodos de enseñanza serían parte de estas "características culturales" que reclama que el niño asuma un rol más activo en su propio aprendizaje, no se lo
podrían explicar mejores y peores resultados. En resumen, la cultura en sentido hace ya pensando en la deconstrucción de jerarquías o en la problematización de
amplio, los métodos de enseñanza y la situación misma de la enseñanza parecen la autoridad, sino para producir empleados y trabajadores conscientes de sus
construir un nudo del discurso educativo actual en las luchas de racionalización tareas, independientes, competentes y cooperativos, capaces de trabajar en
bajo el eslogan de la calidad de la enseñanza.6 grupos y proyectos. Este discurso de reforma de la enseñanza parecería
Podría decirse que tanto las conclusiones planteadas como el interés despertado corresponderse con cambios en la goberna-bilidad actual de las sociedades, en la
por el TIMSS son parte de una receptividad orientada a tema-tizar la enseñanza cual se percibe con inusitado peso el primado de los intereses económicos.7 De
misma. Súbitamente, fuerzas conservadoras en el campo educativo reclaman la este modo, el cambio en la cultura del aula y la introducción de nuevos métodos
inclusión de formas flexibles del aprendizaje, autoorganización, iniciativa propia y de enseñanza pueden concebirse, en primera instancia, como una tarea técnica de
una superación del aprendizaje pasivo. Tales enunciados, que veinte años antes la política escolar, sin tematizar su funcionamiento como concreción en el plano
podían ser demonizados como parte de las pedagogías anarquizantes de los escolar de un programa de gobernabilidad social de carácter más amplio.
movimientos juveniles y estudiantiles anteriores y posteriores al año 1968 Desde la aparición de movimientos de crítica pedagógica en el curso de la
comienzan a ser aceptados por una amplia coalición político-educativa. Temas protesta social contra la sociedad de seguridad alrededor del año 1968, puede
clásicos de la discusión escolar europea -como el de la justicia distributiva a nivel decirse que la aplicación de términos vinculados a la conducción para la
escolar, la igualdad de oportunidades, la producción de una escuela común que no descripción de la enseñanza ha sido marginizalizada. Sea por motivos de
distribuya a sus alumnos en instituciones verticalmente diferenciadas- parecen correción política en el vocabulario pedagógico o por la aparición de un nuevo
perder fuerza ante el lugar clave reconocido a la enseñanza y sus técnicas. Si más tecnicismo didáctico que no concibe la politi-cidad de la situación misma de
presupuesto educativo y clases más pequeñas parecen no alcanzar mejores enseñanza, se ha relegado en las metáforas de la pedagogía toda alusión a la
resultados -como lo estaría mostrando el caso de coreanos y japoneses-, los "conducción" de la enseñanza, a su dirección, vista casi como acción de gobierno.
discursos político-educativos recientes han elegido tematizar las "relaciones En este trabajo intentaremos problematizar la presencia de funciones de
interiores a la escuela" en lugar de las vinculaciones escuela/sociedad. Más allá del conducción, dirección y gobierno en la enseñanza. Desde las primeras
tono angustiado debido a una supremacía perdida por algunos países occidentales - formulaciones de Imma-nuel Kant (1724-1804) y de Johann Friedrich Herbart
entre ellos, Alemania- que los ubicaría en una posición competitiva desfavorable en (1776-1841) acerca del "gobierno" (Regierung) como constituyente específico de
el contexto internacional, los discursos de reforma escolar en muchos contextos la educación de los niños y desde la apreciación freudiana -de innegable acento
intentan acaparar esta "cultura de la escuela" o "cultura del aula" como objeto de kantiano- acerca de la "imposibilidad" de las tareas del psicoanalista, del
reforma y remodelación. educador y del gobernante,8 se ha abierto un campo de reflexión teórica vinculado
Este discurso sobre la reforma de la enseñanza tematiza la flexibiliza-ción de a la consideración comparada de la educación y el gobierno.9
las formas de aprendizaje, la apertura de las situaciones de enseñanza y el valor 7
Además del tono de la prensa, puede verse el consenso existente entre diversas fuerzas
de la propia actividad de los alumnos, pero no como una estrategia de cambio del político-educativas en la región que será analizada en este libro, Baviera. Al respecto,
"curriculum oculto" en función de objetivos democratizantes y emancipadores. Irlinger (1998), Münzel (1997), Westphalen (1998) y Weinert (1998).
La reforma de la enseñanza se presenta más bien como un aliado de los esfuerzos "Uno de los grandes problemas de la educación es cómo se puede conciliar la sumisión
bajo la coacción legal con la capacidad de utilizar la propia libertad. ¡Por que la coacción
económicos por obtener es necesaria! ¿Cómo puedo cultivar la libertad en la coacción?" Kant (1963), p. 20. Véase
también Herbart (1964) y Freud (19861. Véase asimismo la sentencia introductoria de
6
Hermán Nohl (1988), en el prefacio a Die padagogische Bewegung in Deutschland und
Véase, por ejemplo, TIMSS (2000) y "Educacional league tables" en: The Economist, 29 de ihre Theone". publicado en 1935: "Existen dos formas de formar a un pueblo: la política y
marzo de 1907. pp. 21-25. Este tipo de hipótesis, reforzado por el concepto de un» cultura la pedagogía".
de la enseñanza, se repitió en el estudio -mucho mas abarcativo y complejo- denominado
PISA (Program for International Student Assessment). Véase PISA (2002).
19
18
La biopolítica en las aulas
Capitulo 1: En el interior de la dominación
Si se considera además que la enseñanza moderna se define a través de una una serie de procesos de modernización de las prácticas de conducción en la
situación "colectiva" o grupal, puede plantearse la pregunta de si las metáforas sociedad.
de la dirección y de la conducción, incluido también el vocabulario vinculado al Las escuelas populares12 del Reino de Baviera han sido frecuentemente
"gobernar", no pueden ser una interesante variante para pensar la situación de investigadas. Tanto su proceso de estructuración como de consolidación hasta
enseñanza y sus transformaciones. el final de la monarquía (1918) fueron objeto de variadas indagaciones. Los
Para ello, en este trabajo se dejará de lado la definición más bien prescriptiva de la énfasis de la investigación, sin embargo, fueron puestos en los aspectos
situación de enseñanza, tal como aparece frecuentemente en la bibliografía didáctica. macropolíticos, sociales e institucionales de la escola-rización de la población
Se tomará como punto de partida, antes bien, el simple hecho empírico de que la bávara. Asimismo, se han tematizado algunos segmentos significativos de este
situación de enseñanza ha sido concebida como una situación de conducción y, más aparato institucional como sus últimos grados, la formación de sus docentes o la
aún, como una situación social de conducción.10 Además, la conducción de la ense- vida cotidiana de las escuelas dominicales y de día festivo.13 En el caso del
ñanza grupal en las escuelas está organizada por medio de técnicas que no pueden ser Reino de Baviera -el segundo en importancia dentro del Segundo Imperio- no
reducidas a la situación de instrucción individual; por ello, proponemos la se cuenta con investigaciones acerca de la vinculación entre la enseñanza, su
metaforicidad del gobierno y de la conducción como abordaje específico del arte de reforma y los procesos de modernización cultural en general, como sí las hay
gobernar sujetos colectivos. No cabe duda de que el docente no es un jefe de estado. para otras regiones alemanas como el Sarre, Württemberg y Prusia.14 Una serie
Sin embargo, las propias representaciones de la autoridad pedagógica no nacen ex de estudios sobre la escuela popular bávara se centra en historias locales15 o se
nihilo, sino que se nutren de los recursos semánticos que se encuentran al alcance en focaliza en una asignatura del reglamento escolar.16 Hasta el día de hoy, no se
las concepciones de autoridad predominantes, las cuales proveen, en parte, de un ha propuesto una indagación en la cultura del aula que sea transversal a las
repertorio de técnicas de sujeto que pueden ser instrumentadas en la situación misma diferentes asignaturas en relación a cambios en la cultura de conducción de la
de enseñanza.11 sociedad global.
En este contexto de revitalizado interés por la enseñanza misma en los discursos
político-educativos, este trabajo discutirá la pregunta acerca de si la enseñanza, 12
El término "escuela popular" es planteado aquí como traducción de la denominación
como situación social, y su conducción o dirección están asociadas a alemana "Volksschule". Por ello, "escuela popular" no implica que en ella se siga un canon
transformaciones de las formas de gobierno de la sociedad. Con el objeto de y una cotidianidad vinculadas a las necesidades emancipadoras del pueblo, como se en
observar esta asociación en situaciones macropolíticas estables, se trabajará sobre cuentra frecuentemente en la semántica de lo "popular" en América Latina o en los estudios
culturales y subalternos. En el siglo XIX, el término "Volksschule" designaba a dos tipos de
materiales de la política educativa de las escuelas populares del Reino de Baviera
escuelas. Por un lado, se trataba de las escuelas "de días laborables" (Werfeíagsschulen), la
durante el Segundo Imperio Alemán (1871-1918). Se trata de una época en la cual asistencia a las cuales era obligatoria para todos los niños de ambos sexos entre los 6 y los
no se producen grandes cambios institucionales, sea a nivel de la Constitución del 12 años. Por otro, se aplicaba también de las escuelas "dominicales" y "de día festivo"
Reino de Baviera, o a nivel de la Constitución del Segundo Imperio mismo, pero (Sonntags- y Feiertagsschlen), la asistencia a las cuales era obligatoria para todos los jóvenes
de 13 a 18 años, a pesar de tratarse de un tipo de escuela poco intensiva y de asistencia

eventual. La obligación de concurrir a las clases dominicales y de feriados fue derogada
para los jóvenes entre 16 y 18 años en el año 1856. En este trabajo, se trabajará la "escuela
de días laborables", ya que se t ra t a de una verdadera escuela elemental similar al grado
9
Donald (1992), capitulo 1 y Castoriados (1994). primario de instrucción de otros países.
10 13
Sobre el estatuto social de la enseñanza, véase el trabajo clásico de Parsons (1968) y las Entre otros, véase Welch (19891, Liedtke (1991), Bock (1991), Suchan (1972), Spórl
investigaciones compiladas por Rausehenbergcf (1985) bajo el t ít ulo "Enseñanza como forma (1977), Reble (1979 y 1995), Schleunes (1989), Maier (1967), Appel (1993), Konig
civilizatoria". Asimismo, véase Sirota (1988), Rochex (1995), Prior (1995) y -desde una perspectiva (1991), Blessing (1982), Neukum (1964) y Seibert (1995).
14
Para el Sarre, véase Dillmann (1995); para Württemberg, Friederich (1978); para Prusia,
sistémica formulada por Niklas Luhmann- el trabajo fundamental de Annette Scheunpftug (2001),
en general, Kuhtemann ( 1 9 9 2 ) y, para aspectos específicos de las didácticas especiales.
amén de las consideraciones del propio Luhmann (1978). 11Véase la discusión sobre poder, autoridad y Sauer (1998). ,
15
enseñanza en Ellswonh ¡,19971 y las investigaciones de Green (1998) y Rose (1996). Por ejemplo, para la ciudad de Landsberg arn Lech, Bregulla (1995). 16 Para el caso de la Historia,
consultar Ullwer (1973), de Vnes (1991) y Kórner (1992a). Para el caso de Gimnasia, Krombholz
(1982).

21
20
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

La tesis central del presente trabajo es que en las escuelas populares bávaras rizar la experiencia de la modernidad más allá de moldes teleológicos.17 Estas
en el Segundo Imperio (1871-1918) se introdujo una serie de reformas de la dimensiones fundamentales, según Foucault, se han constituido y combinado de
enseñanza que pueden entenderse como parte de una nueva forma de gobierno tal manera en el devenir de la modernidad occidental, que permiten confrontar la
del sistema escolar en general. Esta actividad de conducción -sea del aula, sea de autocomplacencia emancipadora de nuestras sociedades con la experiencia
las escuelas o del sistema mismo- formó parte de un patrón de orden e histórica reflejada en sus trabajos, incluyendo también sus "sombras"
interpretación más general y que aquí será abordado sólo en su tonalidad constitutivas. La modernidad occidental sería una época en la cual se configuran
pedagógica. Las transformaciones en la cultura de conducción del aula y del formas de gobierno novedosas y más poderosas paulatinamente en una red de
sistema escolar pueden verse también en las condiciones inmediatas que dan controles, regulaciones y directivas que definen el núcleo de las formas
forma a la enseñanza misma: el ascenso de un personal pedagógico especializado modernas de subjetividad.18 Foucault mismo vinculaba las prácticas de
que reemplaza a la autoridad pedagógica tradicional de los clérigos de ambas enseñanza con este núcleo problemático de su obra, ya que las mismas aparecían
confesiones, la estructuración curricular, la transformación o mejoramiento de las como una imagen indicadora de la tendencia creciente a ser gobernado en la mo-
condiciones físicas inmediatas para impartir la enseñanza y, por último, también dernidad. En los siguientes apartados, presentaremos un análisis del concepto de
los procedimientos y técnicas de la enseñanza misma. gobierno que incluya a la enseñanza como una situación de conducción y, a la
El concepto de "gobierno" será utilizado en este trabajo dentro una vez, diferenciaremos dos modelos centrales de configuración de prácticas de
concepción más abarcadora que la del mero gobierno político. En un intento por orden: las disciplinas y la biopolítica.
hacer eclosionar los límites precisos del gobierno político, se trabajará con un
1.1.1. La enseñanza como situación de gobierno:
cuerpo teórico específico que excede al mismo, si bien lo integra en su filtro
gubernamentalidad y poder pastoral
analítico: se trata de la teoría de la gubernamenta-lidad moderna esbozada por
Michel Foucault, la cual nos servirá para ver al "gobierno" como conglomerado El "gobierno" es una práctica con la que uno puede encontrarse en
de prácticas de conducción variables y contradictorias, pero en constante situaciones muy diversas. Según Foucault, uno puede gobernar, e inclusive a sí
intercambio e interdependencia. mismo, a una familia, a un estado, a una unidad económica determinada. Todas
estas acepciones y posibilidades fueron tematizadas, organizadas y resumidas en
1.1. La gubernamentalidad, las disciplinas y la biopolítica el concepto de "gobierno" que aparece en los tratados sobre el arte de la política
En su extensa y controvertida obra, Michel Foucault plantea interrogantes que van a publicarse en volumen ■creciente a partir del siglo XVI.
vinculados a las condiciones de posibilidad del sujeto moderno, de su En estas obras no sólo se condensaba bajo el nombre de gobierno una serie
constitución a través de formaciones de saber-poder novedosas y de su anclaje de prácticas de conducción, sino que se la tematizaba partiendo de una base
discursivo, institucional y estatal. En el marco de este proyecto, de meandros completamente distinta. Si el "estado" medieval -una entidad mixturada con los
siempre sorprendentes y con lugar para la contradicción, se trataba de arrojar derechos y privilegios personales del soberano-insistía fundamentalmente en la
nueva luz sobre carácter paradojal de la modernidad occidental y plantear su soberanía sobre un territorio y en los derechos, impuestos y cobros que de ello
historicidad más allá de sensaciones de inevitabilidad de una línea de desarrollo. se desprendían, la forma moderna de "gobierno" -que se encuentra
En sus investigaciones sobre las transformaciones de las estructuras epistémicas particularmente desarrollada en las obras acerca de la "policía" como forma
en la modernidad temprana (Las palabras y ¡as cosas), de las prácticas abarcadora de la
institucionales de castigo y corrección difundidas en el Absolutismo y
cristalizadas en revoluciones "burguesas" (Vigilar y castigar) y en las formas de
vinculación del sujeto con sus prácticas de subjetivación (Historia de la
sexualidad), Foucault postuló un triángulo estratégico de problematizacíón
teórica -saber, poder y sujeto- que hoy aparece como imprescindible a la hora de
caraetc-

22 23
Capitulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

regulación social19- implica una lógica claramente diferenciada de la simple de aquellas personas que dirigen nuestra vida cotidiana con la ayuda de órdenes,
soberanía. En el gobierno moderno, no se trata solamente de definir cuestiones instrucciones, influencias directas o indirectas, como, por ejemplo, las de los
territoriales, sino de la "disposición"de las cosas (y de las personas) para que medios."23 Estas "personas" vienen a constituir una serie de figuras de autoridad
cumplan los fines deseados.20 En el mundo de la modernidad temprana que se pueden encontrar en un amplio espectro de lugares sociales: párrocos,
(aproximadamente entre los años 1500 y 1800), con sus múltiples dislocaciones médicos, padres de familia, docentes, capataces de fábrica y, desde hace poco,
sociales, su expansión territorial (América y Africa) y el planteamiento de nuevos psicólogos, investigadores educativos y todo el sector del trabajo social, de la
tipos de conflicto, ya no se requería del gobernante tanto la capacidad de autoayuda y de la consultoría. Un aspecto fundamental es lo que hace que este
conservar y expandir el propio territorio -lo cual ponía a la vez de relieve las grupo variopinto pase a formar parte del grupo de los "gobernantes": la
actividades guerreras de los gobernantes-, sino más bien una actividad de legitimación. En el concepto de gobierno de Foucault no se trata solamente de
gobierno, esto es, de disposición de múltiples objetos y cuerpos. El proceso de hacer visible la existencia de, por ejemplo, órdenes, instrucciones e influencias
creciente autocontrol por parte de las élites en estos siglos, que Norbert Elias des- con una eficacia propia sino también de mostrar que esta eficacia, desde el lado
cribiera con suma originalidad en páginas memorables,21 alude exactamente a esta del que cumple la orden, se corresponde con algún grado de apoyo y afirmación
nueva capacidad requerida del "buen" gobernante: la paciencia y la sabiduría en la de las figuras de autoridad. Esta simple constatación fundamenta una economía de
disposición de las cosas son habilidades que definen a un monarca que "gobierna" la dominación de enormes consecuencias.
-de allí la gran cantidad de literatura acerca de la educación del príncipe para la Si "gobierno" es el arte de la disposición oportuna de las cosas, el gobierno de
actividad de gobierno- y ya no más la simple -aunque todavía importante- los hombres está fundado en la aceptación y la legitimidad de los gobernados -
conducción de la tropa en el campo de batalla. De esta manera, la configuración amén de la forma concreta de' su gestación, sea a través de una imposición debida
paulatina y discontinua de los estados administrativos modernos se encuentra en a condiciones de dominación ineludibles o a través de un apoyo explícito y
vinculación estrecha con una nueva situación de las sociedades europeas, en la entusiasta. Foucault se interesó particularmente por el gobierno de los hombres en
cual el conflicto en torno a la consolidación de condiciones de dominación se ve sus condiciones sociales y de producción, y recalcó la complejidad específica de
agudizado. Esta situación, determinada fundamentalmente por la división de la la conducción de los hombres a través de una red de conceptos específicos. To-
cristiandad en una serie de grupos en conflicto, puede ser vista como la forja de la mando como base la formulación weberiana de la "conducta de vida" -esto es, la
producción de la figura del monarca en busca de concentración de poder, tanto en forma en que conducimos nuestra existencia, un concepto de raíces religiosas-
un sentido territorial como religioso.22 Foucault definió el gobierno como "la conducción de las conducciones".24 En esta
De esta manera, "gobierno" representa una gran variedad de prácticas: "No simple formulación, se identifican dos dimensiones del gobierno como práctica.
hablo del gobierno del estado en el sentido que se le ha dado en el derecho La primera es la eficacia directa de los que dan una orden en relación a los
público" -comentaba Foucault su propuesta de análisis- "sino destinatarios de la misma, una operación a través de la cual el "gobierno" como
operación de poder se vuelve generalmente visible. La segunda, empero,
presupone la existencia de una obediencia de carácter más o menos reflexivo y
19
El término de "policía" significaba en la modernidad temprana una regulación de aspec sostenida por prácticas de autocontención (Selbstzwang). Esto quiere decir que es
tos de la vida social para garantizar la "felicidad" de los subditos y, con ello, definía un
campo de intervención más amplio que el mero cobro de un tributo anual: Acerca del
23
concepto de "policía" en la modernidad temprana alemana desde la reforma protestante y Foucault (1996), p. 08. Como contraste, véase también la concepción de gobierno de
Anthony Gíddens (1995), p. 330, sumamente vinculada a la cuestión de la actividad estatal
hasta el siglo XIX. consultar Lindenfeld ¡1997), cap. 1. misma.
20 24
Foucault (1991b); p. 93. Foucault (1987b). p. 255 y Lemke (1997), pp. 143-145. Un análisis de sumo interés
21 sobre la categoría de "conducta de vida" en vinculación a las prácticas ascéticas puede
Elias (1.997). Véase también el articulo de Haroche (1993).
22
Lemke (.1997), pp. 157-161, para la contextualización del origen de la gubernamentali- encontrarse en González León (1998), pp. 27 y ss.
dad moderna. Un análisis más detallado de las estrucuturas de poder y administrativas de
Europa Central en estos siglos puede encontrarse en Dipper (1991). 25

24
Capitulo 1: En el interior de la dominación La biopolitica en las aulas

necesario que el sujeto "se conduzca" para producir "gobierno", entendido éste sea por instancias estatales como semiestatales (también una empresa privada
como la conducción de las conducciones de vida individuales. Así, "gobierno" trabaja en un marco de regulaciones legales producido en el seno del estado).
constituye una relación social específica, ya que no puede definirse meramente Si el problema del gobierno, multidimensional y complejo, puede resumirse en
por la obediencia ciega del gobernado, obediencia que -por ejemplo- puede la fórmula "conducción de las conducciones", la propia conducción, la relación
lograrse a través de la amenaza a su propia vida, sino que puede ser vista más consigo mismo, ya no se constituye como una simple relación natural de
bien como una forma híbrida de coacción y consenso en el cumplimiento de autodeterminación y no depende solamente del controvertido concepto de libertad
órdenes e instrucciones de parte de autoridades aceptadas. ni de las intenciones en las prácticas de cultivo de sí mismo. La conducción de sí
Amén de este estado de obediencia, que incluye desde la declaración anual mismo o la "conducta de vida" parecería derivarse de un conjunto de técnicas,
impositiva hasta el aseo cotidiano y sus codificaciones de género, lo procedimientos y costumbres al cual nos sometemos.26 Tanto la propia conducta
característico de la actividad gubernativa en la modernidad es la existencia de de vida como la conducción de los otros está basada en operaciones y procedi-
una intervención estatal que, hasta la conformación de los estados administrativos mientos concretos. El proceso que fue puesto en marcha a partir de la
de la modernidad temprana, había sido desconocida. En su libro sobre la escritura construcción de los estados administrativos en el siglo XVI, y por causa del cual
de la historia en Foucault, el historiador Paul Veyne nos proporciona un ejemplo nuestras sociedades se ven confrontadas con esta forma de conducción aceptada,
claro acerca del creciente papel del estado en las cuestiones de gobierno: "Se fue denominado por Foucault "gubernamentalización" de las sociedades
afirma que un automovilista debe conducir de manera segura. Eso se dice en el occidentales, para evitar así dar un lugar central a la "Historia de la ideas" y poner
estado de bienestar en el que vivimos. ¡Qué diferencia con respecto al soberano a la vez su énfasis en el plano de las técnicas operativas, procedimientos y
del Antiguo Régimen, quien se contentaba con cobrar peajes cuando veía algo de acciones de gobierno. Al hacer esto, Foucault enunció una hipótesis de amplias
tránsito pasando por sus caminos!"25 Un mecanismo básico de este estado- consecuencias, según la cual las formas modernas de la conducción en todos los
provisto con una autoridad acrecentada e interiorizada por parte de los niveles se han ido acercando al modelo propuesto por la conducción política o de
gobernados es, simplemente, la existencia de una serie de organizaciones y gobierno. Para el sujeto moderno, esto significa que la obediencia ño se agota en
medidas que toman posesión de ciertos aspectos prácticos de la vida, como en el la mera observancia superficial de las órdenes e instrucciones: la obediencia
caso de la movilidad motorizada. El soberano del Antiguo Régimen veía en el moderna estaría estrechamente asociada a efectos subjetivantes que han sido
camino descuidado una mera fuente de recaudación de ingresos para sus arcas. El calculados y pensados en las instancias de producción de obediencia. El término
gobernante actual ve en el camino una fuente de necesidades, una serie de pasos "gubernamentalidad" apunta tanto a la acción del gobierno en sí misma como a la
de planeamiento de obras públicas, un tipo de acciones específicas vinculadas a predisposición mental a "tener que ser gobernado", y sugiere la posibilidad de que
un saber. En suma, un gobernante moderno ve en ese simple camino un mandato esta "necesidad" de ser gobernado, como parte de la subjetividad, es menos una
de mejora e intervención. Esta descripción más o menos idealizada de las necesidad natural que un nodo central de la cultura moderna producido en el
vinculaciones entre el antiguo soberano y el moderno gobernante implica un transcurso de su conformación.
reposicionamiento de las relaciones entre estado y subjetividad. Más allá de las Esta definición aparte, Foucault define la gubernamentalidad a partir de tres
ansiedades del primer liberalismo, que insistía en la libertad inalienable, personal características que están plenamente asociadas entre sí, a pesar de su
y natural de los individuos (aunque, en principio, no de tocios ellos), la diferenciación analítica. En el campo de la teoría social y cultural, la
multiplicación de instancias de regulación y gobierno vinculadas de manera gubernamentalidad denota una red de instituciones, reflexiones, proce-
variable a la centralidad del estado se ha convertido en un hecho que marca la dimientos, análisis y tácticas que posibilitan el ejercicio del poder; polí-
experiencia social del sujeto moderno y que lo vincula indefectiblemente a ticamente, se trata 'de la tendencia expansiva de esta forma de conduc-
múltiples formas de ser gobernado, 26
Rose (1995)', p. 300.

25
Veyne (1992), p. 16. Otros ejemplos en: Dean (1999),•capítulos 2 y 3. 26
27
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

ción aceptada o legitimada por los seres humanos llamada "gobierno" a ocupar el tradición política con características propias, una formulación específica del
lugar de otras formas y acciones de dominación, tales como la territorialidad y la lazo de conducción, que no forma parte del patrimonio político de la Grecia
soberanía premodernas; históricamente", se trata de un proceso que se sustancia clásica y de la república romana. En estos últimos contextos, la figura del
desde los siglos XV y XVI, pero que se ve decisivamente fortalecido y catalizado en "gobierno" está asociada a la idea de bien común y no directamente definida por
la época de grandes transformaciones entre 1750 y 1850, en la cual la modernidad se la conducción de los hombres como objeto de atención de la política. Será con
construye sobre el sujeto atravesado por la aceptación, y no sobre un sujeto el surgimiento del Cristianismo -culto de origen asiático en plena expansión en
constituido en primer lugar por un poder de carácter represivo.27 Como ya lo hemos los primeros siglos después de Cristo28- que esta forma de poder ha de encontrar
sugerido, en esta formulación teórica se enfatiza la perspectiva de que estos procesos una forma de ejercicio en la práctica de la conducción pastoral de las almas y,
definitorios de nuestra forma de existencia moderna no se derivan primariamente de de conquistar así las formas más elevadas de la producción de subjetividad en
una eficacia presupuesta de ideologías y grandes visiones del mundo y de sus toda Euro-pa.
programas, sino que se imponen a gran escala a través de prácticas, técnicas En el caso del poder pastoral, se trata en primer lugar del hecho de que el
operativas y procedimientos de distinto orden, aunque también es cierto que los pastor desarrolla un actividad de conducción en la cual no sólo la totalidad del
filósofos, intelectuales y profesionales del saber sistemático forman parte de esta red rebaño atrae su atención sino también cada uno de sus componentes. Esta
de discursos y plantean estas operatividades desde el campo específico de lo formula- vinculación entre el pastor y el grupo-rebaño es, por un lado, constitutiva: "el
ble, lo cual permite una cierta asociación entre programas y acciones. Sin embargo, la pastor [...] debe encontrarse siempre próximo a su rebaño; sin su compañía
producción de la obediencia aceptada incluye más bien la ejercitación paciente de las permanente, el rebaño se disgrega."30 Por otro lado, el poder pastoral define su
técnicas, de las formas de subjetivación y de la interiorización productiva de las objeto no sólo a partir de un territorio ocupado, sino a través de la figura misma
autoridades en la vida cotidiana. del rebaño: no se gobierna un terreno, sino más bien a un grupo de personas
En este largo proceso de gubernamentalización de las sociedades occidentales, que, incluso, como en el caso de la Diáspora judía, pueden encontrarse en
las invenciones políticas y técnicas y la rearticulación de los procedimientos y perpetuo movimiento. Aunque el individuo sea definido a través de su
técnicas preexistentes ocupan un lugar fundamental. La eficacia del estado pertenencia al rebaño como colectivo de referencia, la eficacia de la conducción
moderno, en tanto producción de obediencia, pudo instalarse también gracias a la pastoral sobre cada miembro del rebaño se visualiza más bien en prácticas
existencia, previa de antiguas técnicas de vinculación del sujeto consigo mismo, individuali-zadoras vinculadas, al menos en el Cristianismo, con una economía
esto es, de producción de la conducción de sí mismo. Al proceder al análisis del de los pecados y méritos de cada una de las almas -ars artium régimen anima-
"poder pastoral", Foucault plantea un filtro de análisis de las prácticas de rum-, ya que el pastor no sólo busca la salvación del rebaño sino también la de
conducción que estuviera a la altura de la complejidad de la constitución y modo cada uno de sus componentes. Con ello, la conducción del pastor es una
de funcionamiento del gobierno moderno. En su formulación, el "poder pastoral" ajustada combinación de técnicas individualizantes -como aquella de la
es una forma de poder de origen asiático, que definía las. relaciones entre confesión, del acompañamiento personal y de todas las formas de interpelación
gobernantes y gobernados a través de la metáfora del pastor y su rebaño. Esta de las almas y de la conducción espiritual- y de una conducción colectiva. Este
concepción puede encontrarse en las antiguas culturas de Cercano Oriente -Egipto, poder se definiría por una dinámica incluyente que vale para todas y cada una
Mesopotamia- y está representada en su forma más cabal en el Antiguo de las almas: omnes et síngulatim.31
Testamento. Así, el "poder pastoral" constituye una
28
Sobre la herencia astática del Cristianismo, véase el excelente trabajo de Brown (1998).
29
Foucault (1994b) y Lemke (1997), pp. 153 y ss. 30 Steinkamp (1999). p. 25. *
31
27
Foucault (1991b). Una discusión de sumo interés acerca del interjuego entre represión Resulta incomprensible que Foucault no haya includo en su análisis del poder pastoral la
formulacion central de este proyecto por parte del papa Gregorio Magno durante el siglo VI despues
y aceptación en la conformación de la subjetividad moderna puede encontrarse en el de Cristo, tal como fue planteada en su escrito "Regula pastoralis". En este programa, se trataba de
análisis comparado de los higienismos francés y alemán del siglo XIX realizado por Philipp aplicar el pastorado de las almas a un público más amplio que el
Sarasin (2001).
28 29
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

Partiendo de esta concepción del poder pastoral, Foucault plantea la tesis central ser aplicado inmediatamente a grandes masas de la población, se organizó a
de que el estado intervencionista moderno y la cultura de conducción de la través de él toda una cultura y una identidad de la regulación de la subjetividad.
modernidad aparece como un híbrido ,resultante de formas jurídicas y pastorales Aun sin llegar en cada situación hasta las últimas consecuencias de este ideal, la
de la conducción a nivel de la sociedad global. La "juridización" de las cercanía del cuidado pastoral con respecto al individuo dotó a la constitución de
relaciones pastorales -por ejemplo, en la reglamentación del trabajo pastoral autoridad de una eficacia inédita y un anclaje significativo en la vida cotidiana.
cotidiano-, así como como también la "pastoralización" del derecho- presentada La eficacia de la formación del sujeto moderno en el interior de la
por Foucault de manera insistente en la función del perito psicológico en los gubernamentalidad, vinculada con esta práctica de redes de obediencia
procesos de la justicia criminal-, serían dos líneas de desarrollo cuya relación cotidianas, presupone la existencia de situaciones de conducción que están
recíproca no estaría planteada como mera armonía o complementariedad. El vinculadas unas a otras. En este sentido, la percepción de Foucault de que las
estado preventivo sería aquel en el cual el poder pastoral de conducción de las distintas relaciones de autoridad se codeterminan y condicionan de manera plural
almas se extendiera a los objetos constitutivos de la cotidianidad de los sujetos: y discontinua resulta de importancia estratégica. Sea de una manera metafórica o
"felicidad, salvación, bienestar, etc. sólo pueden ser alcanzados en el interior del como imitación explícita, las diversas figuras de autoridad aparecen en la teoría
estado a través de la subordinación a su órbita y a través de la obediencia a sus foucaultiana como partes de un interjuego, cuyas reglas poseen un carácter
instituciones."32 Pedagogos, médicos, trabajadores sociales y psicólogos serían histórico.34 Esta vinculación múltiple había sido ya enunciada tanto por Friedrich
sucesores directos de la organización del poder pastoral y de su penetración en la Engels en su tesis acerca de la familia como posibilitadora de la legitimación de
constitución de las sociedades modernas en la medida en que el marco de sus la propiedad privada en las masas, como en las tesis de la Escuela de Frankfurt
actividades se regula, entre otras instancias, por la intervención estatal y su acerca de las vinculaciones entre autoridad y familia, y entre dominación familiar
función se realiza en cumplimiento de disposiciones generales del estado. y dominación política. La posición de Foucault se vincula, sin embargo, a una red
Este poder pastoral, expandido paralelamente con la consolidación de un a la que no puede asignarse una instancia "originaria" en la producción de
aparato de estado, ha producido una vinculación específica y característica entre autoridad política y cultural -en el caso de Engels ésta estaría vinculada a la
conducción y obediencia. En la relación signada por lo pastoral, la obediencia se estructura de la sociedad; en el de la Escuela de Frankfurt, a la estructura edípica
transforma muchas veces en un fin en sí mismo: ya no se trata meramente de un construida en el interior de la familia nuclear- y subraya el interjuego de
medio del gobierno, sino de una virtud con entidad propia. "La obediencia ya no múltiples capas y la sobredeterminación de las diversas autoridades y sus
es más un instrumento para llegar a alcanzar determinadas virtudes, sino que se instituciones.35 Así, se puede apreciar la utilización de metáforas paternalistas y
convierte en sí misma en una virtud: se obedece para llegar a un estado de plena de autoridad familiar en los tratados acerca del gobierno político en la
obediencia".33 Este ideal vinculado a la vida monacal ayudó a organizar una modernidad temprana y el recurso de estructuras políticas modernas a referirse a
cultura de la verticalidad de los vínculos sociales que ha sido fundamental para estructuras de orden familiares como modelo para planes de modernización.36
la aparición de la gubernamentalidad moderna. Si bien este ideal de regulación Como es sabido, durante el Absolutismo, en el esfuerzo de legiti-^rnación de la
intensiva de la vida cotidiana en ámbitos cerrados no pudo monarquía, se hacía uso intensivo de. los símbolos y modos de interpretación del
orden social que provenían del poder religioso. La crítica moderna al papado,
alcanzado hasta ese momento por la evangelización. "La sabiduría del ermitaño, ganada en . como contrapartida, ha adquirido fuerza,
su meditación prolongada acerca de la Escritura y en su intenso contacto con Dios, fue
puesta al alcance de otros. Esto debía promover un estilo de conducción que tenía que
tomar en cuenta las necesidades de cada subdito hasta en sus detalles" Brown (1996). p.
167. Según Brown, los motivos de la salvación, del pastor y de la conducción de las almas
son parle central de la "Regula pastoralis". 32 Lemke (1997), p. 161. 33 Ibid., p. 155.

30

31
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

entre otros factores, porque el concepto de autoridad de las sociedades modernas rebaño y al individuo, muestra desde una perspectiva analítica del poder el
afecta hoy la constitución de ese concepto en el propio territorio eclesiástico. dilema didáctico central entre la siempre preconizada individualización de la
Con ello, la flecha que señalaba fuentes de legitimación que iban de la religión a enseñanza y la realidad de la enseñanza grupal. Por último, la indicación del
la política -Absolutismo- ha revertido su signo y dirección en el devenir carácter de fin en sí mismo otorgado a la obediencia y constitutiva del poder
histórico, y muestra una eficacia importante del poder político moderno hacia el pastoral reaparece en el efecto educativo a partir de una instrucción pensada
espacio de lo religioso. Estos ejemplos ponen de manifiesto que en el ínterjuego verticalmente. Más allá de las similitudes estructurales entre conducción pastoral
de las instancias de autoridad no se plantea una relación ahistórica y fija, sino y conducción de la enseñanza, puede apreciarse la transformación moderna de
que su vinculación y formas se definen, negocian e imponen en cada situación esta última (desde las prácticas individualizantes de la modernidad temprana
particular. hasta la consolidación de la enseñanza grupal) como un desplazamiento de las
Las tesis propuestas permiten incluir el ámbito de la enseñanza dentro del formas instructivas de una predominancia de la confesión y del cuidado de las
marco analítico de la producción de la gubernamentalidad moderna. En relación almas individualizadamente hacia la predominancia de la prédica y de la
con la sucinta definición de gobierno anteriormente brindada -"la conducción de situación grupal en la moralización y salvación. El hecho de que el pastor
las conducciones"-, pueden verse tanto la situación grupal de conducción así Comenio haya propuesto en el siglo XVII un programa de enseñanza grupal no
como el mecanismo de la "conducción de sí mismo" por parte de los alumnos - puede ser visto meramente como una cuestión técnica. Se trata en realidad de un
reforzada en el último tiempo con la inclusión en la reflexión pedagógica del cambio de acento en las formas de las moralización que acompañó al proceso de
concepto de me-tacogníción- bajo una luz novedosa, en la medida en que se reforma de una cristiandad dividida.37 En general, podría verse el paulatino
ponga en juego el concepto de gobierno. En relación con el problema de la autori- avance de la situación grupal de enseñanza como parte de nuevas preferencias en
dad y de la legitimación, la figura del docente tanto personifica otras autoridades la producción de gobierno en sociedades afectadas por conmociones
anteriores cuanto sirve de modelo de producción de otras relaciones de autoridad considerables, cuyas formas de imaginar la sociedad se apartaban de las
posteriores en el tiempo. Con ello, el docente no sólo se convierte en una especie imágenes tradicionales ante los nuevos desafíos.
de segundo padre o segunda madre -sobre todo para los más pequeños— sino que La enseñanza -esa red de comunicaciones tan cercana a la relación
también constituye el primer encuentro del niño con autoridades de carácter pastoral- es más que una situación global. Se trata de una sucesión más o
eminentemente público. En este sentido, el docente se encuentra en el interior de menos ordenada de técnicas variadas que se aplican a materiales y a con
un Ínter-juego de diversas relaciones de autoridad: representa así la construcción tenidos. A nivel operativo, y no sólo a nivel de la situación denominada
de autoridades sociales tanto como éstas hacen posible, en última instancia, su "enseñanza", se construye de hecho la autoridad docente, supuestamen
propia autoridad como docente. te basada en el saber, y se reactualiza su eficacia específica. Por ello, la
Probablemente haya llamado al lector la atención el hecho de que la situación enseñanza no se constituye meramente a través de representaciones vagas
de enseñanza escolar pueda ser analizada a través de las categorías propuestas sino a través de técnicas y procedimientos aplicados a un material (con
por la teoría del poder pastoral. En la enseñanza escolar se trata de administrar la tenido u operaciones) cuya característica es la de tener un momento in
economía de esa salvación moderna que se encuentra en juego: la educación o, manente vinculado a la esfera de la ideología, a las representaciones fan-
de manera menos ambiciosa, el dominio de las herramientas culturales básicas tasmáticas de la autoridad extraescolar y a las proyecciones* sociales e
para sociedades de mayor complejidad. El optimismo pedagógico, ese rescoldo individuales vinculadas a las mismas.38 Así como el gobierno no se cons
del saber educativo que siempre queda vivo entile sus cenizas, puede ser tituye primeramente a nivel de las ideologías y otras explicitaciones, la
entendido desde la perspectiva del poder pastoral como un discurso de promesa enseñanza seria una instancia operativa de la educación en la cual se
de salvación secular, lo cual ayuda a explicar los anuncios de tono mesiánico de ___
37
muchos esducadores. La tensión característica en el interior del poder pastoral Algunos aspectos de esta comparación fueron desarrollados en Dussel y Caruso (1999),
PP- 53 y ss.
entre el momento individual y el colectivo, entre la atención al
38
Zizek (1992)

32
33
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolitica en las aulas

muestran técnicas de cierto nivel de codificación, procedimientos reiterativos y escolar, fueron abriéndose nuevas posibilidades de análisis del aparato escolar.
reglas para las rutinas menores. Todo ello en función de la producción de una En el campo de la historia de la educación, pudo comprobarse la orientación
regularidad en los sujetos implicados. Los siguientes apartados tratarán dos disciplinaria común en grupos tan diferentes como jesuítas, lasalleanos y
formas y dos lógicas de técnicas que han jugado un papel en la conformación de filántropos, amén del revival que se produjo en la consideración del monítorial
system de Andrew Bell y Joseph Lancaster como puesta en escena de una
la gubernamentalidad moderna: las disciplinas y la biopolitica. Éstas han sido
máquina instructiva en un mundo en trance de industrialización.41
fundamentales, en su devenir, a la hora de programar una instrucción signada
por el elemento pastoral, que aún hoy impregna toda una serie de detalles y Las disciplinas, también localizadas en prácticas escolares y de enseñanza,
pequeñas acciones. son, en primer lugar, rutinas ordenadoras: "A estos métodos que permiten el
control minucioso de las operaciones del cuerpo, que garantizan la sujeción
1.1.2. Técnicas del gobierno: disciplinas y biopolitica constante de sus fuerzas y les imponen una relación de docilidad-utilidad, es a lo
En las discusiones acerca de la obra de Foucault que se han suscitado en la que se puede llamar las 'disciplinas'".42 Por ello, estas disciplinas son inseparables
teoría pedagógica y en la historia de la educación, una categoría de análisis de operaciones de metodización y planeamiento: las disciplinas son, básicamente,
específica ha encontrado una amplia acogida: la de las "disciplinas". En sus métodos. Para acrecentar la utilidad del cuerpo humano, se funde a éste en un
controvertidas formulaciones acerca de las disciplinas, el disciplinamiento y la "mecanismo de poder que lo explora, lo desarticula y lo recompone, Una
sociedad disciplinaria, contenidas en su libro Vigilar y castigar, Foucault hizo 'anatomía política', que es igualmente una 'mecánica del poder', está naciendo"43
objeto de un novedoso tipo de análisis a una serie de prácticas institucionales que De esta manera fueron analizados muchos aspectos de las tareas, nuevas y viejas,
fueron articulándose durante los siglos XVII y XVIII. Se trata de la emergencia de la cotidianidad institucional, fueron descompuestas en sus partes constitutivas
de "un nuevo tipo de poder, el cual se ejerce a través de una vigilancia para ser recompuestas bajo el imperativo de la utilidad. Este análisis no fue
permanente y no ya a través de obligaciones recurrentes y discontinuas como el dejado a la suerte o a los saberes tradicionales, sino que se trataba de un análisis
pago de impuestos."39 Al mismo tiempo, se refiere a un tipo de poder metódico. Así, por ejemplo, se intentó mejorar el trabajo de los obreros en el
vehiculizado por las "disciplinas", técnicas de (auto)control, de la inspección mundo de la manufactura -al igual que en el caso de la escuela de los talleres
continuada de la actividad y de la corporeidad analítica. gobelinos citado por Foucault- analizando sus actividades para mejorarlas y
Lo que Foucault observa en diversos espacios socioinstitucionales, como las coordinarlas. Continuidad, ritmo y adaptación a la cadena de producción
escuelas, hospitales, fábricas, cuarteles y —last but not least— las cárceles, es prometían acrecentar la productividad del trabajador en tanto éste se subordinara
una trama de prácticas institucionalizadas que se organizan alrededor del a una mirada controladora que, en el mejor de los casos, éste podía interiorizar.
dominio de la actividad corporal a través de una mirada continua, analítica y Si bien las disciplinas comenzaron su carrera en el mundo de la sensibilidad
ordenadora. Gracias a sus agudas formulaciones, que aportaron, entre otras barroca, no fue ésta su única matriz; su desarrollo combinó saberes de muy
cosas, a la conformación de un campo de estudios específico como la historia del distinta proveniencia. Sin embargo, la atención dedicada al detalle parece ser
cuerpo,40 fueron surgiendo estudios acerca de las formas escolares de las un foco común con la sensibilidad barroca, pasando
disciplinas. Estos estudios representan la mayor parte de la recepción de la obra
foucaultiana en el campo de la pedagogía. A través de temas controvertidos,
como por ejemplo el de los exámenes escolares o el del control del tiempo y del
espacio

39
Foucault (1999), pp. 545-546.
40
Ver la muy completa introducción de Lorenz (2000). Desde una postura crítica, pero
reconociendo el peso de Foucault para la fundación de una historia político-cultural den
cuerpo, véase Wehler (1998). Una visión de conjunto de este problema, vinculado a la
biopolítica como demografía, puede encontrarse en Planert (2000).

34 35
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

del detalle decorativo al de la cotidianidad institucional. En esta nueva sutiles de la dominación moderna en formación.48 Esta vinculación general entre
el estado administrativo de la modernidad temprana y las discipinas puede ser
problematización propuesta por las disciplinas, se trataba de llamar la atención sobre
precisada aún más. En la transición de los estados medievales al estado
el peso de las "pequeñeces" en la vida de los hombres. Así fue como los
administrativo se consolidó un ideal de obediencia como parte constitutiva del
movimientos mínimos del cuerpo y las microrutinas de la vida cotidiana pasaron a
desarrollo estatal mismo.49 Con ello, la vinculación entre disciplinas
ser objeto de indagación. En un mundo todavía marcado por las terribles guerras de
ordenancistas y la emergencia del absolutismo aparece como incuestionable.
religión europeas, la atención prestada al detalle sólo podía tener una fuente
El énfasis en la obediencia no agota las posibilidades analíticas del concepto
legitimadora: "para el hombre disciplinado, como para el verdadero creyente, ningún
de disciplinas. Foucault describió características sumamente específicas de las
detalle es indiferente, pero menos por el sentido que en él se oculta que por la presa
mismas y de sus campos de aplicación. En primer término, las disciplinas tienen
que en él encuentra el poder que quiere aprehenderlo."44 Así, las disciplinas se
como función garantizar una distribución ordenada de los individuos en el
expanden en las instituciones ya no como doctrinas generales o como ideologías,
espacio (tableaux) y desarrollan de esta manera un verdadero "arte de las
sino como instrucciones concretas para la acción.
distribuciones".50 Después de haberse aislado eficaz pero no herméticamente del
La mención del "verdadero creyente" no es un accidente. Aunque el vocablo
"afuera" tal como aparece en el ideal monacal, las instituciones analizan
"disciplina" estuviera tradicionalmente asociado a las actividades de la enseñanza y
espacios que aparecen como desordenados o de visibilidad restringida -como
el aprendizaje, en la época clásica no se hacía uso del mismo en el sentido de un
por ejemplo el grupo desordenado de los alumnos en el aula tradicional- y los
método, sino que se lo vinculaba al contenido global de la enseñanza.45 El simple
reorganizan bajo la égida de un ideal, en el cual cada persona tiene una posición
hecho de que la palabra "disciplina" derive del latín "discipulus" -alumno,
en un espacio reformado según modelos geometrizantes: "a cada individuo su
aprendiz- no agota las posibilidades semánticas ensayadas por Foucault para una
lugar; y en cada emplazamiento un individuo".51 Las antiguas estrategias de
larga serie de prácticas institucionales.46 Con el establecimiento de la regla
locación observadas por jesuítas y lasalleanos en la modernidad temprana son
monástica de los Benedictinos, la palabra "disciplina" adquiere en Occidente un
quizás los ejemplos más completos de una reorganización analítica del espacio a
sentido concreto. No se trataba solamente de una virtud exigida al individuo sino
través de la distribución, fijación y vísibilización de los cuerpos.52 Este espacio
también de una cuestión de la comunidad monacal.47 El concepto foucaultiano de
reorganizado fue denominado por Foucault "serial", ya que allí no existe una
las disciplinas como método y técnicas de la formación del sujeto no está vinculado
"masa" indiferenciada sino una serie de cuerpos identificables a través de su
primariamente con el origen "pedagógico" de la palabra sino que se encuentra en
distribución en el espacio. Mientras que la vieja instrucción individual en
estrecha relación con la mediación de este trabajo pedagógico a través de la vida
escuelas de gran tamaño53 no ga-
monacal cristiana.
Si bien las disciplinas se encontraban en el cristianismo medieval en espacios
estrechamente definidos y se aplicaban a ciertas personas ligadas a instituciones,
48
con la modernidad temprana comienza una fase de la expansión social de las Una visión amplia de este proceso puede encontrarse en la obra clásica de Oestreich (196) sobre el
disciplinamiento social. Para la vinculación entre la división de la cristiandad y el aumento de control
mismas. En el contexto del cisma de la Cristian- dad y la aparición de los estados
de las prácticas sociales, no sólo de las religiosas, véase Po-Chia Hsia (Í998), pp. 208 y ss., Strauss
administrativos, la difusión de las disciplinas y su capacidad de consolidar rutinas (1988) y Hunter (1994). Un debate muy significativo sobre las posiciones enfrentadas de
fue una de las armas más "disciplinamiento social" versus "autorregulación" puede verse en los estudios acerca de la Reforma y
la Contrarreforma católica en Schilling ,(1997) y en Schrnidt (19971. 49 Dürig (1952), p. 166. 50
Foucault (1994a), pp 145-153. 51 Ibid., p. 146. 52 Querrien (19791. Véase también Dussel y Caruso
44
Ibid, p. L43. (1999).
45 53
Dürig (1952), p. 245. Un alumno que trabaja unos minutos con el maestro, mientras el grupo confuso de los que
46
Pfeifer (1993), p. 232. Véanse, para la lengua alemana, los ejemplos de Grimm y Grimm esperan permanece ocioso y sin vigilancia". Foucault (1994a), p. 151.
(1893).
47
Dürig (1952), p. 265. En palabras de Peter Brown: "La regla que Benedicto dio a sus 37
monjes en Monte Cassino era una 'regla para principiantes". El monasterio sería, por tanto,
una "escuela al servicio del señor', una escuela elemental". Brown (1996), p, 176.

36
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

rantizaba un control suficiente debido a la falta de distribución "ordenada" de los alfabetización inicial cada vez más pormenorizados, los cuales estarían dando
cuerpos, la aparición de la enseñanza global o frontal implicó la introducción de base a un "desarrollo" que no sería tanto el "desarrollo" mismo del niño sino el
una mirada analítica de la situación de instrucción. Su espacio fue desarrollo de la actividad misma de la lectura. Si en estos casos se presupone la
definitivamente reorganizado de manera serial y los cuerpos fueron separados existencia de un desarrollo lineal es porque se está operando con una
para poder establecer la visibilidad de todos y de cada uno. Esta reorganización concepción del tiempo de tipo evolutiva. Este carácter evolutivo funda asi la
del espacio escolar constituyó una de las condiciones a través de las cuales el existencia de desarrollos organizados a partir del logro de objetivos, y estructura
aula pudo ser convertida en una de igual modo una gran cantidad de aspectos de la cotidianidad institucional.57
"máquina de aprender".54 Como cuarta característica, las disciplinas organizan, por último, una
La segunda característica de las disciplinas es el "control de la actividad" situación o una "fuerza productiva" de una magnitud tal, que resulta más
(manoeuvre), sobre todo a partir de un detallado plan de uso del tiempo. En este eficiente que la de sus partes constitutivas.58 Esto se logra a través de la
sentido, el análisis del tiempo global en pequeñas unidades y su asociación con "composición de fuerzas" (tactique). Este último aspecto subraya el hecho de
una reorganización de las actividades se constituyó en uno de los instrumentos que la visibilidad a través de la reorganización espacial -también en el aula-, la
más poderosos en la reforma de las instituciones. En el campo escolar, Foucault organización de unidades de tiempo pequeñas y reguladas y la reelaboración de
puso como ejemplos las vertientes más extremas del sistema de enseñanza mutua las actividades de sesgo metodizante -en la escuela, en la forma de ejercicios
(monitorial system of educatíon), el cual no sólo preveía el trabajo de los más reglados- necesitan de un lugar central en el cual la atención de la mirada de
adelantados, sino que también normalizó las actividades a través de órdenes control posibilite la eficacia de las disciplinas como fuerza productiva de orden
codificadas y de instrucciones que daban inicio a los diversos momentos de la superior. Los aspectos específicos del disciplinamiento de la actividad requieren
enseñanza. Estas últimas instrucciones tenían que ser transmitidas de forma visible de una cierta coordinación, que actualice la experiencia colectiva de la
(en una gran pizarra o por señas) o audible (campanas). La serie temporal de las disciplina propia del monasterio. En las aulas, esta centralidad fue puesta en
diversas actividades fue reglamentada en detalle en todas las escuelas que práctica de diversos modos, pero persiste de manera visible en la organización
del aula global con el docente "al frente", lo cual posibilita el aumento de su
funcionaban según este sistema en los cinco continentes. Junto con las
actividad de control.
características específicas de este sistema de enseñanza, la producción de horarios
cada vez más definidos para las instituciones escolares se convirtió en uno de los "Los mecanismos de disciplinamiento centrados en el cuerpo y que se
mecanismos centrales de regulación del tiempo escolar.55 Mientras que la desenvuelven de manera práctica en las relaciones sociales de manera
productiva crean al mismo tiempo un mundo interior individual y un cuerpo
organización temporal de la modernidad temprana estaba regulada según el
dócil."59 Esta afirmación, acerca de la relación entre el entramado disciplinario
principio negativo de "evitar la-pereza", esto es, de evitar perder un tiempo que
de las instituciones y la producción o formación moderna de los sujetos, es una
nos fue dado por Dios y del que tenemos que dar cuenta, en las disciplinas se
de las interpretaciones más características acerca de la obra foucaultiana con
instala un principio positivo de utilización del tiempo en función de una mayor
relación al poder disciplinario. Esta posición implica revertir una de las
productividad y utilidad.56
metáforas constitutivas del cristianismo para poder explicar la potencia de las
En relación con la organización optimizante del tiempo, la "organización de
disciplinas modernas. Si para el occidente cristiano era evidente que el cuerpo
las génesis" es un tercer aspecto central de las disciplinas (exerci-se). Las tareas
constituía la cárcel del alma, Foucault apuntó (con severidad) hacia una
se analizan cada vez con mayor detalle, se describen sus partes y su secuencia
relación contraria. "El alma: efecto e instrumento de una anatomía política; el
en vinculación al logro de un objetivo. Foucault muestra estas operaciones en el
alma, prisión del cuer-
marco de la emergencia de métodos de

54
Ibid., p. 152.
55
Véase Hamilton (1989), capítulo 2.
56
Foucault (1994a), pp. 153-160.

38
La biopolitica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

aparato psíquico que Jürgen Habermas ha denominado "conductista".63 Sí bien el


po."60 Se propuso con ello aproximarse al alma como un constructo que como una
condicionamiento del sujeto no es parte de las formulaciones de Foucault, puede
espada de Damocles pende con su fuerza normativa sobre el cuerpo de los hombres,
constatarse que una predominancia de las "instancias exteriores" y de su fuerza
le pone a disposición una serie de* técnicas corporales y, a la vez, las legitima como
productiva y de conducción con respecto a los sujetos están fuertemente
posibilitadoras de una subordinación productiva de los propios cuerpos modernos.
presentes. "Visto de esta manera, el aparato psíquico es una representación de un
En este marco, el cuerpo se reconstituye como fuerza cultural, su fuerza es
aparato de poder exterior."64 O, tal como lo formuló Patrick Hutton, "la psique
analizada, dosificada y ordenada. La cotidianidad institucional produce un nuevo
no es un archivo, sino solamente un espejo".65 En su trabajo sobre la corporeidad
campo de experiencias que no sólo incluye la disposición y actividad de las objetos
y la construcción de la identidad, Judith Butler afirmó que la obra de Foucault en
exteriores -entre ellas, los cuerpos mismos- sino que también abarca indirectamente
vinculación a la psique se desenvuelve en el interior de una tradición en la cual
los sistemas psíquicos. La experiencia ordenada y metodizada se convierte en una
los procesos de internalización de modelos, autoridades y normas exteriores son
piedra de toque de la subjetividad moderna a través de una corporeidad -una
determinantes. De esta manera, el sujeto (subject), en su proceso de constitución,
vinculación con el propio cuerpo- ordenada y garantizada por las disciplinas. A
implica también un proceso de "sujeción" (sub-jectíon)66 Si bien las instancias
través de este difícil terreno de la constitución de la experiencia dentro del triángulo
exteriores de poder no alcanzan para acaparar la totalidad de la psique, la
poder-saber-prácticas puede considerarse esta visión de la formación del sujeto
construcción de la misma es un proceso que, desde la perspectiva del sujeto,
como una cesura: en su detallada indagación acerca de los concepto del "yo" en el
transcurre en una situación de desigualdad y dependencia que va de la familia a
pensamiento occidental, Charles Taylor identificó claramente el vocabulario de la
la escuela y de ésta al gobierno político. Sin embargo, la metaforicídad de los
interioridad y del "yo" como un giro cristiano -más específicamente, un giro
poderes "externos" y de su eficacia en el "interior" de la psique no es la única
influenciado por el aparato conceptual de San Agustín— que sólo se institucionaliza
posibilidad de interpretación de las posiciones teóricas de Foucault en tomo a la
como concepción del sujeto en la
modernidad temprana.61 constitución de la subjetividad.
Un poder que necesitase continuamente el uso de tecnologías disciplinarias de Un número de trabajos pioneros acerca de la historia de la subjetividad
control sería una forma de poder relativamente poco económica. Es en este punto proporcionan una serie de consideraciones que permiten observar las instancias
donde se vuelve visible la eficacia de la promoción de la obediencia en las psíquicas de autocontrol y de autogobierno como una producción moderna en
disciplinas: las disciplinas y los intentos moralizantes de la modernidad temprana los procesos de subjetivación de amplias capas de la población europea. Esta
vinculadas al proceso de la división religiosa en Europa habrían provisto al sujeto historicidad, sin embargo, no implica que las mismas sean una mera
con una instancia psíquica de amplias consecuencias, un super yo. "Foucault parte internalización de aparatos y dispositivos de control preexistentes, sino que se
de la premisa de que las técnicas del examen, de la confesión, de la dirección trata de una verdadera "producción". La obra de Norbert Elias sobre el proceso
espiritual y de la sujecció (del 'rebaño' con respecto a su 'pastor) podrían civilizatorio marca un aporte de gran importancia. Si bien Elias estaba influido
considerarse como los antecedentes de las tecnologías disciplinarias de las por las primeras formula-
sociedades modernas y representan una forma de poder indi-; vidualizante cuyo
propósito es conducir a cada persona a asumir los procedimientos de control
externos como verdades interiores a través de la relación estrecha entre el examen
de conciencia y la dirección espiritual."62 Esta hipótesis, por demás arriesgada, se
basa en una imagen del

60
Foucault (1994a), p. 36.
61
Taylor (1996), pp, 263 y ss. Véase al respecto, Bleibtreu-Ehrenberg (1991)
62
Bublitz (1999), p. 158.

41
40
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

ciones psicoartalíticas vinculadas a la simple internalización, sus estudios sobre la paso decisivo hacia la producción de la gubernamentalidad moderna entre los
producción de las élites desde el medioevo hasta el absolutismo marcan una siglos XVI y XVIII.
primera historización de la subjetividad. Más recientemente, las investigaciones de En la recepción de la categoría de "disciplinas" en la producción histórico-
Heinz Kittsteiner y David Sabean muestran que la conciencia moderna aparece educativa se ha manifestado una cierta tendencia a confudir las disciplinas como
como una producción de prácticas reiterativas, recurrentes y continuas.67 Cuando técnicas y la disciplina como efecto. Foucault hace resaltar repetidas veces el
en estas últimas perspectivas se habla de "producción", se establece una clara elemento metódico, el aspecto procedimental de las disciplinas. Sin embargo, las
diferenciación con el modelo de mera internalización que lleva a una visión mismas no constituyen la única posibilidad operativa en la producción de la
mecanizante de la constitución del sujeto. Se trata más bien de una producción gubernamentalidad moderna. En efecto, las "disciplinas" no son las únicas
técnicas que tienen efectos "disciplinarios", de orden o sujeccíón.69 La
específica de subjetividad y no de la simple reproducción de modelos de orden
teorización sobre la difusión de las disciplinas en las instituciones no contrapone
externos. Según esta perspectiva, la multiplicación de instituciones de control y su
simplemente un tiempo premoderno y predisciplinario marcado por la
eficacia creciente en la modernidad temprana para la construcción de una
experiencia autónoma de comunidades básicamente campesinas, por un lado, y
subjetividad contenida formaba parte también de un deseo de orden, y de
nuevas formas del saber y del poder, disciplinarias y metodizadas, que estarían
experiencias, que se puede encontrar en prácticas populares en el dramático marco
colonizando el mundo experiencial burgués, por el otro. Ambos mundos fueron
del cisma religioso en Europa. Esta disposición, tal como lo ha señalado H. R.
incluidos de manera diferente en el marco del cisma religioso y de la difusión de
Schmidt, se asoció con la expansión de los aparatos disciplinadores, los cuales, a
las disciplinas y, como consecuencia de ello, fueron reemplazando
su vez, reforzaron esta orientación en busca de sentidos de orden.68 De esta
paulatinamente una serie de modelos de orden que incluían tanto el ciclo natural
manera, se rechaza la suposición de una simple interiorización del medio de auto-
y la religión campesina como el habítus urbano patricio medieval y renacentista.
control que suponen la "conciencia" o el "super yo", poniéndose además de relieve
La contribución de la difusión de las instituciones atravesadas por disciplinas al
la participación activa de las "victimas" de estas operaciones de construcción de la proceso de gubernamentaliza-ción de la modernidad no se agota en la expansión
conciencia en función de su búsqueda de experiencias restituyentes del orden. de una red institucional, en el interior de la cual estaban asentadas prácticas
En todo caso, las disciplinas tuvieron su parte en este proceso variado de disciplinarias. El momento crítico de la historia de las disciplinas lo determina la
producción de la subjetividad moderna. Estas técnicas corporales dirigidas a los articulación de estas instituciones en el entramado estatal de las sociedades de
individuos (a todos y a cada uno de ellos) proporcionaron las condiciones para bienestar y de prevención durante el siglo XIX.
producir un espacio de experiencias de orden (y ordenancista), en el cual el Si hubiéramos de definir las disciplinas como el único mecanismo de
sujeto disciplinado podía practicar y desenvolver una economía del control. Así, gobierno de la modernidad, estaríamos comentiendo un grave error. Si 'las
no se necesitaban inmensos aparatos de control tan caros como poco prácticos, disciplinas han sido caracterizadas como un efecto colateral y contemporáneo a
sino que las disciplinas estaban asociadas a la eficacia propia de la fuerza de los procesos de acumulación primitiva y de arranque del capitalismo industrial,70
dirección de la autoridad. El ejercicio vinculado con estás disposiciones en las Foucault insiste en la identificación de un segundo proceso en la conformación
diversas instituciones sociales -luego, también a nivel estatal- muestra un primer de la gubernamentalidad moderna. Este segundo proceso de
67
gubernamentalización no tiene como punto de
Consultar Kittsteiner (1991) sobre la producción de la conciencia a partir de múltiples
mecanismos educativos, de saberes de la ciencta-temprana y de la moralización. Asimismo,
Sabean pone en evidencia las formas de subjetividad implicadas en los diagnósticos de
Lutero acerca de la falta de una religiosidad profunda (1990 y 1996) como base experien-
cial de la empresa de la Reforma protestante.
63
Consultar Schmidt (1997). Posiciones coincidentes acerca de las vinculaciones entre
deseo, sujeto y prácticas de subordinación pueden encontrarse en Sarasin (2001).

42 43
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación
partida el individuo y su garantía institucional de control sino la totalidad de la ción, sino también su localización en el mundo social. La biopolítica es siempre
población y su regulación amplia a través del concepto de una intervención de tipo estatal -en su forma clásica, a través de la política de
"prevención". salud- mientras que las disciplinas son prácticas institucionales, amén del
Si las disciplinas eran las técnicas de un poder disciplinario afín a la consolidación de carácter público, privado o eclesiástico de estas instituciones. Por último, las
los absolutismos, con la imposición de formas modernas de lo estatal y con la entrada disciplinas funcionan en la formación del sujeto de manera inductiva: se puede
en escena de formas de vinculación signadas por el capitalismo industrial, aparece un apreciar que el paso de las personas a través de diversas instituciones
tipo de poder diferenciado: el biopoder y su técnica operativa, la biopolítica.71 "Esta disciplinarias -escuelas, hospitales, cárceles, fábricas, internados, cuarteles-
nueva técnica de un poder no disciplinario puede aplicarse a la vida de los hombres a produciría un efecto acumulativo de ordenamiento del sujeto. La biopolítica,
diferencia de la disciplina, que se concentra en el cuerpo. Esta técnica se ocupa, por por su parte, es un asunto estatal y su lógica de funcionamiento es más bien de
así decirlo, no tanto del cuerpo de los hombres sino de los hombres vivientes, de los tipo deductivo, ya que sus instrumentos clásicos, como las tasas de natalidad y
hombres como seres vivientes y, en fin, si así se quiere, de la especie humana."72 de mortalidad, la mirada a la estructura demográfica y a las condiciones de
Según Foucault, en la biopolítica los hombres son gobernados con la ayuda de lo que salud tanto como a la situación de aprovisionamiento necesitaban de un saber
puede denominarse procesos vitales globales: nacimiento, muerte, reproducción y totalizante que superaba con creces la dimensión individual e institucional y
enfermedad. Otro aspecto que diferencia la biopolítica de las disciplinas que, por lo tanto, sólo podía ser recolectado y sistematizado por los aparatos
tradicionales, es que la biopolítica se desenvuelve en un marco de operaciones en el estatales en expansión. Por ello, no debe sorprender que la oficina de estadística
cual los fenómenos de masas, de la población entera, y no meramente de los cuerpos -esa especie de brazo operativo de la mirada biopolítica- y su saber específico
particulares, son constitutivos. Este campo de acción es la llamada "sociedad de aparezcan en Europa hacia finales del siglo XVIII para institucionalizarse
masas". Por ello, la biopolítica construye un nuevo objeto de atención y de gobierno, definitivamente después de 1850.74
la población. Como seres vivientes, los hombres no constituyen por sí mismos el Un criterio de diferenciación entre disciplinas y biopolítica -al que, por
objeto primordial de gobierno de la biopolítica -como era en el caso de las disciplinas cierto, se ha prestado particularmente poca atención en la investigación- lo
centradas en el cuerpo- sino el "medio en el cual vive",73 constituye la cronología de su "aparición" en la escena social. Foucault, por su
Una serie de características permiten diferenciar las disciplinas y la parte, fechó la aparición de la biopolítica de manera contradictoria. Por un lado,
biopolítica como dos formas separadas de gobierno. No sólo el objeto de su observa los primeros indicios de la misma "a mediados del siglo XVIII";75 por
intervención (el cuerpo de los individuos o los procesos vitales de la población) el otro, apunta que su imposición puede observarse solamente "a comienzos del
puede mencionarse como criterio central para su diferencia- siglo XIX".76 Foucault señala claramente que entre disciplinas y biopolítica
71
existe una "diferencia cronológica".77 En este sentido, la aparición de la
Ocuparse actualmente de la biopolítica es una empresa que implica una serie de riesgos,
dado que todavía no se ha llevado a cabo la publicación de las lecciones de Foucault sobre biopolítica a comienzos del siglo XIX parece haber interrumpido la
este tema. Los trabajos de Foucault que tratan este problema son más bien breves y, salvo el predominancia de las disciplinas entre las técnicas de gobierno. A partir de ese
primer tomo de la Historia de la sexualidad, no tienen formato de libro. En este sentido, son momento, dos racionalidades de gobierno tuvieron que construir una alianza
de fundamental importancia las lecciones que fueron publicadas en español con el título de estratégica y producir algún tipo de división del trabajo en el interior de un
Genealogía del racismo y que se dieran a conocer en alemán por su título original En defensa
de la sociedad. estado en pleno trance de "gubernamentalización". Si bien estas racionalidades
72
Foucault (19991. p. 280. En el marco de la urticante cuestión de la investigación gené no son contrarias, tampoco son sin más combinables. Situaciones de mezcla,
tica, el vocablo "biopolítica" ha encontrado un eco que ha incidido en la conformación de predominancias y fricciones varias forman parte de esta transformación del
un campo semántico diferenciado ai de Foucault. Véanse ios trabajos de Feher y Fleller gobierno de las sociedades modernas.
(1995) y de Schwartz (1995). La vinculación especifica entre biopolítica y liberalismo
como racionalidad de gobierno fue descrita in extenso por Mitchell Dean (1999), capitulo 5
73
Foucault (1999), p. 282.

44

45
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

Esto no significa bajo ningún punto de vista que la presión disciplinaria sobre la y presupone la existencia de los mismos en función de su dirección y
sociedad se hubiera debilitado o hubiera perdido actualidad: "La idea de un gobierno conducción. En el caso de las disciplinas, en cambio, no se aprecia esta
como gobierno de la población agudiza el problema de la soberanía y de las característica fundamental de considerar la naturaleza de los procesos "dados" o,
disciplinas".78 Por ello, Foucault hablaba de dos polos de gobierno: mientras que las al menos, las consideraciones sobre los mismos no determinan la lógica de
intervención disciplinaria. Esta intervención biopolítica, que no viene del
disciplinas se apoderan de los cuerpos individuales en el marco de las instituciones,
"interior" del sujeto, pero que al mismo tiempo toma en cuenta esta
el polo de la biopolítica se ocupaba del "cuerpo del pueblo", esto es, de los procesos
"interioridad", recibió en la obra de Foucault la denominación de "regulación".
vitales de la población en general.79 "El control de la población y del individuo (del
En contraste con la estrategia de control, la regulación representa una
rebaño y de cada oveja) en una dirección caritativa y preventiva implica al mismo
racionalidad diferenciada de la intervención del gobierno.
tiempo su control interior. La población no se domina tanto a través de la represión
Estas técnicas de gobierno -plurales en su aparición, pero clasifica-, bles en
de sus expresiones vitales como por la regulación interior de su conducta de vida."80
dos corrientes principales- fueron incluidas en un marco interpretativo de orden
Esta distinción -aquí exagerada- entre coerción "exterior" y regulación "interior"
y sentido que desempeña un papel fundamental para la modernidad y su
expone una diferencia fundamental entre las disciplinas y la biopolítica en relación
gubernamentalización: la normalización de las sociedades occidentales. Tal
con sus mecanismos. Las disciplinas operan a través del control y la vigilancia,
como lo formulara Ian Hacking, si el concepto central de la psicología ilustrada
aunque la cuestión de la constitución de una conciencia que conduce al sujeto
había sido la "naturaleza humana", a finales del siglo XIX éste fue sustituido por
marca la posibilidad de una economía de la vigilancia que pueda ser compatible
el concepto del "hombre normal".83 El concepto de "normal" y "normalidad"
con la economía institucional. La discusión acerca de la constitución psíquica del
aparece muy recientemente en la historia de la cultura occidental. Mientras su
sujeto moderno ha demostrado que el sujeto disciplinario funciona a partir de su
aparición en el vocabulario puede ser rastreada hacia finales del siglo XVIII, su
anticipación de una intervención organizada "desde afuera". En el largo y complejo
imposición como modelo de ordenamiento del carácter heterogéneo de la rea-
proceso de moralización de amplias capas de la población, iniciado en la época de
lidad parece no haberse consolidado en el vocabulario social sino sólo durante el
la confesionalización, esto se deja apreciar sin ambages. La misma prédica
siglo XIX. Se trata de un modelo de interpretación y de orden que intenta poner
religiosa como "género" muestra hasta qué punto esta acción proveniente desde un
en jaque la variabilidad de la modernidad, su dinámica creciente y sus desafíos
"afuera" desempeñó un papel significativo a la hora de producir una moralización
pluralizantes, en tanto ordena esta realidad en simplificaciones culturalmente
de las sociedades europeas de manera descentralizada.31 Es cierto que en los
mediadas. Puede entenderse por "normalización" una red discursiva cuya forma
procesos de discíplinamiento de los cuerpos se encuentra un poder "exterior", el
de trabajo caracteriza por el hecho de que todos los individuos de una población
cual debe garantizar y vigilar el ejercicio y la repetición de rutinas de orden, tales'
determinada son puestos en un campo de comparación del cual "surge" una
como la disposición analítica del tiempo y del espacio, la concentración y los
"normalidad" estadística. Esta "normalidad" no sólo tiene un carácter
desarrollos. Pero la biopolítica está anclada en procesos que se desarrollan en el
"descriptivo" de
"interior" del sujeto. La misma se caracteriza* "por tomar en cuenta la naturaleza
la variabilidad de esta población, sino que, al constituirse en modelo de orden,
de los procesos en juego".82 Esto es, la biopolítica se apoya en un saber sobre los
se transforma en un mecanismo de "reforma" de esa población de ácuerdo con
procesos vitales de las personas
el modelo de lo "normal". Por ejemplo, las personas que participan de un test
78
Foucault, citado en Bublitz (1999), p. 144. '
de inteligencia pueden encontrar sus resultados en
79
Foucault (1992), p. 166 : la escala de la distribución normal y, a partir de ello, intentar reconfigu-
80
Bublitz (1999), p. 196. rar sus estrategias y orientarse a valores "medios" que antes no le eran
81
Véase Van Dülmen (1994), pp. 158ss. y Kittsteiner (1991). Para un estudio de su significativos. La hipótesis de la historia social y cultural en torno a la
diferenciación posterior en la Inglaterra del siglo XIX, véase Hunt (1999). sociedad de la normalización" es que esta red discursiva no sólo tiene »
82
Foucault (1999), p. 283. 83
Hacking (1990), p. 1.

46
47
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

efectos "descriptivos", sino que a través de los resultados de la comparación y de dose" de manera muy variada, no sólo "estatizaron" paulatinamente muchas de
la curva "normal" se transforma en una fuerza normativa de lo social. Muy estas instituciones -por ejemplo, la escuela-, sino que también integraron en las
rápidamente en el siglo XIX, estos discursos se constituyen como formulaciones mismas una serie de técnicas de gobierno de la población que colocaron las
de tipo "científico", para pasar a ser modelos de orden cotidianos y formas de viejas instituciones disciplinarias bajo- presión. Esta regulación de la vida de la
saber orientadoras, cuya fuerza legitimadora se estructura como forma de la población general fue concomitante con cambios importantes en la semántica
dominación de manera diferente que la histórica de las palabras "vida" y "regulación". La constitución de la biopolítica
como intervención específica se vio acompañada por una transición significativa
de la ley.84
de los conceptos de "vida" y "regulación" desde un marco mecanicista hacia un
En sus trabajos sobre la emergencia del estado social francés, Francois Ewald
marco de tipo orgánico. Por ello, se plantea aquí el interrogante acerca de si las
definió normalización de manera tal de poner de relieve no sólo la producción de
características fundamentales de este tipo de ejercicio del poder y los cambios
objetos normalizados por el industrialismo sino además la predominancia de ciertos
que lo acompañaron pueden ser vinculados con transformaciones en el campo
criterios evaluativos. Con ello, el poder normalizador sería aquel que prestase
epistémico de comienzos del siglo XIX, transformaciones que pueden ser
básicamente atención a los procedimientos y operaciones, y no solamente a los
rastreadas posteriormente en el mundo de la enseñanza. Los efectos de estos
productos normalizados.85 Como forma secularizada del poder pastoral, el poder
desplazamientos de la semántica de la vida y la regulación y sus consecuencias
normalizador muestra su capacidad de influencia en un sujeto que en su economía
en la conformación de una biopolítica -con todas sus derivaciones para la reforma
psíquica trabaja con una prescripción de la "normalidad" que, a pesar de sus
de una enseñanza diseñada originalmente bajo modelos "disciplinarios"-
orígenes meramente estadísticos, adquiere fuerza normativa. Foucault vio en esta
constituyen el foco del siguiente apartado.
forma de producción de orden la característica central de la intervención de
psicólogos, trabajadores sociales, psiquiatras, médicos y pedagogos en general.
1.2. Del mecanismo al organismo: vida y regulación en el
Todos ellos parecen haber surgido como variante de las antiguas formas de
siglo XIX
conducción espiritual. Así como la propia normalización de los productos
industriales introdujo una serie de ventajas en la vida cotidiana, la fuerza de la La decisión de indagar la regulación pedagógica a partir de la conformación
normalización como modelo de orden creció exponencialmente, proporcionando de sus sentidos biológicos requiere una precisión y un desarrollo del término.
así un mundo normalizado en la vida cotidiana que sirvió como base experiencial Foucault mismo utilizó la palabra "regulación" sólo en vinculación con la
para la plau-sibilidad de la normalización como campo discursivo. biopolítica. En su trabajo Las palabras y las cosas (1966), trata acerca de las
En la conformación de la sociedad normalizada occidental pueden estructuras epistemológicas de la modernidad, y podría decirse hoy que
encontrarse las dos familias de procedimientos ya identificadas: las disciplinas Foucault habla de una función reguladora de los discursos aunque el concepto
como técnicas de un poder disciplinario y las regulaciones como operaciones de no aparece prácticamente mencionado en el texto. Dado que el término aparece
un bio-poder. Las primeras se habían impuesto en diversas esferas de la vida vinculado solamente a las operaciones de la biopolítica, intentaremos desarrollar
cotidiana de manera desigual pero insoslayable. En este proceso, dieron sustento esta categoría en relación con una significación biológica del término que sólo
a la consolidación de los estados absolutistas, mientras que al mismo tiempo puede localizarse a los comienzos del siglo XIX. El concepto de una "re-
mantuvieron un carácter "social", en tanto fueron practicadas en una serie de gulación" en el interior del saber biológico aparece en el contexto de una
instituciones eclesiásticas y privadas y, hasta principios del siglo XIX, no transformación epistemológica más amplia de las ciencias de la vida hacia el
formaron parte de la reglamentación estatal. Los estados del siglo XIX, que 1800.
fueron "constitucionalizán- En Las palabras y las cosas, Foucault pone en evidencia las capas epís-
tórmcas.formadas durante la modernidad temprana en el campo del saber, así
como su subsiguiente reemplazo. En los comienzos del siglo XIX.

48 49
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

el pensador francés observó transformaciones fundamentales y simultáneas en las cia de Dios a través de medios racionales, sin dejarla abandonada a la mera fe.
ciencias de la vida, del trabajo y del lenguaje. Estas transformaciones pueden ser Fue en este contexto que los jesuítas se vincularon intensamente con las nuevas
caracterizadas brevemente como un proceso en el cual un orden del saber, disciplinas físico-matemáticas sin generar sospechas de heterodoxia. Margaret
estructurado en torno a la concepción de los procesos históricos como una "flecha Wertheim ha propuesto ver en este desarrollo un proceso más amplio que una
temporal" (particularmente bajo la forma del "historicismo"), releva las mera etapa de constitución de un saber científico. En estos sabios puede
representaciones del saber que recurría a tablas clasificatorias. Fue en este momento apreciarse una fuerza cultural que consolidaba una línea conservadora en la vida
de ruptura que surgió la biología moderna, que tomó como base la constitución de social y estatal a través de una imagen estática del mundo o, al menos, de un
una concepción autónoma de la vida impulsada decisivamente en estas décadas. mundo regido por leyes naturales y eternas. Estos científicos, por ejemplo,
Hasta alrededor del 1800, "vida" era un concepto integrado a una duplicación muy aceptaban la posibilidad de los milagros, en tanto éstos provenían de las
curiosa de sus sentidos. Por un lado, se consideraba la "vida" en el sentido de la intervenciones "exteriores" de Dios, quien no está sujeto a la regularidad del
tradición bíblica; por lo tanto, no como un proceso natural sino como un don divino. mundo natural que él mismo creara. Paralelamente, varios de ellos participaron
Por otro lado, la modernidad temprana entendió el concepto de "vida" dentro de la del intento de consolidación de los estados absolutos. Con ello, sus represen-
matriz epistémica mecanicista, que estaba en ese entonces en plena expansión. La taciones epistemológicas de un orden del mundo con regulaciones propias, pero
conformación, a partir del siglo XVI, de una visión mecanicista del mundo había que no llegan a contradecir las bases de una autoridad absoluta, se encontraron
sido un elemento de gran importancia en las luchas culturales. Mientras que en el en entredicho con las formas de saber de tipo esotérico y cuasi-profeticas del
Renacimiento, las cuales podrían haber producido una autoridad cultural
Renacimiento se registró en el mundo intelectual un avance de formas de saber
incontrolable.86 De esta manera, la aparición del estado absolutista y sus
herméticas y filoesotérícas, que veían el mundo como una totalidad, el mecanicismo
necesidades de autoridad político-cultural marcharon de la mano con la lucha
sostuvo la opinión de que consistía de fenónemos diferentes con diversos órdenes
contra las representaciones esotéricas del mundo y la adivinación. El objetivo de
del saber. En el Renacimiento podemos encontrar la idea de un dios concebido
estas luchas era el de encontrar un patrón de explicación del mundo natural y
como el "alma del mundo", y los círculos eruditos de aquel tiempo fantaseaban con
social cuya característica fundamental fuera una regularidad específica que,
un mundo de fuerzas más O menos ocultas a través de las cuales esa alma asumiría
fuera a la vez omnipresente y no negara la existencia de la divinidad.87 Esta
múltiples manifestaciones.
matriz epistemológica fue la base fundamental de la Ilustración y de la posterior
Frente a esta postura, una larga serie de figuras, que son parte hoy de la historia
crítica del estado absolutista mismo: "las certezas de la Ilustración -afirma
de ese tipo de saber llamado "ciencia", se plantearon el problema de las leyes
Jürgen Oelkers- se obtienen a través del modelo de la física, el cual puede
específicas del mundo bajo otra perspectiva. Estos científicos -entre ellos, Rene
contraponerse polémicamente a la religión [...]".88
Descartes- advirtieron el carácter autónomo y cerrado que presentan las
En este contexto, la vida era representada como una máquina. Se trataba de
regularidades que las gobiernan, al tiempo que intentaban demostrar la manera en
un milagro compuesto por un complejo mecanismo de peque-
la cual esa regularidad podía ser aprehendida a través del lenguaje matemático.
Su visión del mundo era la de un mecanismo en movimiento. Ahora bien, dado
que un mecanismo no puede inventarse a sí mismo, estos científicos apoyaban la
tesis de que había sido creado por una instancia exterior, lo cual permitía el
reingreso de Dios en una ciencia vinculada con las matrices matemáticas. Esta
tra-dicíón de una ciencia mecanicista y piadosa a La vez, una de cuyas perso-
nalidades más eminentes fue Isaac Newton, era absolutamente compatible con el
Cristianismo de la modernidad temprana. El objetivo de estos científicos
modernos era el de alcanzar la prueba definitiva de la existen-

50
51
La biopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

ñísimas partes que funcionarían como un complejo juego de poleas, rue-decillas y modernidad temprana, en el cual la figura del orden mecánico aparece como
estructurante.92
palancas. El hecho de que la vida estaba completamente integrada en el horizonte
epistémico mecanicista de la edad moderna temprana puede verse con toda claridad en Por ello, el concepto de "vida" y la concepción de lo "vital" implicaba dos
las metáforas del corazón como . una bomba de agua y de la percepción visual como campos de sentidos diferentes y aun contrarios, pero no incompatibles, que
un artificio de la "cámara oscura".89 "La comparación ubiquitaria para la descripción estaban vinculados a matrices de saber sumamente marcadas por las "disciplinas
modelo" de aquel entonces: la física y la geometría. Estos sentidos se
de los seres vivientes en el siglo XVIII, en la cual se reconocen las ruedas y las
palancas de las máquinas mecánicas, nunca pudo borrar la sospecha de que las articulaban alrededor de las figuras de la máquina y la fuerza vivificadora
máquinas están construidas según un plan y sólo para determinados objetivos."90 Ante anidada en el "alma". Mientras que la vida hasta finales del siglo XVIII era
la pregunta de quién podría haber construido esa máquina viviente y maravillosa, la compatible con estas representaciones mecanicis-tas, ya que estaba pensada
respuesta del mecanicismo no conocía ambivalencias: Dios. Así, la concepción desde los conceptos del peso, de la extensión, de la materia y del movimiento
mecanicista de los procesos vitales inlcuía la vieja idea de la vida transmitida por una propios de la física, el concepto de lo "vital" que habría de aportar la biología
permaneció en parte vinculado a esta representación imaginaria del cuerpo, pero
especie de hálito divino. Con ello, la tradición bíblica acerca de lo vital no era puesta
en duda, sino que, precisamente, era confirmada a través de la idea del cuerpo como ya no pudo ser reducido a estos procesos.93
máquina cuyo funcionamiento no puede originarse en la Un cambio central en la concepción de lo vital puede constatarse a
máquina misma. comienzos del siglo XIX con la aparición de una verdadera bio~logía. En los
Ante la firme alianza de este dualismo, es interesante constatar que el vocabulario siglos XVII y XVIII, el concepto de lo "viviente" no-desempeñaba un papel de
específico que Foucault utiliza para describir las disciplinas rebosa de metáforas de una importancia significativa en el estudio de la naturaleza. Justamente, la
la ciencia mecanicista, cuya representante emblemática era la física. La repetida disciplina correspondiente se llamaba entonces "historia natural" y no
frase de una "mecánica de la disciplina" representa, justamente, esta conexión entre "biología".94 En la "historia natural" se clasificaban las criaturas ofrecidas por el
un tipo de saber y formas específicas de poder y orden.91 Pero decir que esta espectáculo de la naturaleza e incluía todas las manifestaciones -tanto vivientes
vinculación entre disciplinas y saber mecanicista tiene su origen en la modernidad como no vivientes- en una tabla única y jerárquica que abarcaba de los
temprana no agota los sentidos de la misma. Más aún, esta conexión puede verse a minerales hasta el hombre. De manera particular, los límites entre los reinos
nivel de las formas de funcionamiento mismas de las disciplinas. Si tenemos en vegetal/animal, por un lado, y el de los minerales, por el otro, quedaba sin una
cuenta que tanto la res extensa de Descartes y el mundo de los fenómenos en Kant definición precisa. Esto muestra que la diferenciación orgánico/inorgánico,
se basaban en un orden de los objetos atravesados por las dimensiones del tiempo y fundamental para el concepto que la biología tiene de la vida, no existía en la
del espacio, no puede dejar de observarse que dimensiones básicas e irrenunciables ciencia de la modernidad temprana.95 Ya durante la segunda mitad del siglo
de las disciplinas estaban precisamente ligadas a la redisposición de las variables XVIII algunos "enciclopedistas" y médicos habían llamado la atención sobre las
"tiempo" y "espacio" en las instituciones. Por ello, las disciplinas no serían aporías que planteaba el dualismo máquina/alma. Philipp Sarasin propuso como
meramente emanaciones de un sentido práctico del orden, sino que este sentido
práctico estaba atravesado por un pensamieno ordenancista típico de la

52

53
Capítulo 1: En el interior de la dominación
La biopolítica en las aulas

tesis que en estas décadas "se produce la transición del pensamiento Al mismo tiempo, las formas de conocimiento vinculadas a la imagen del
mecanicista-cartesiano en el campo de la medicina [...] en dirección al mecanismo fueron perdiendo vigor. El mecanismo, ligado a la causalidad física,
vitalismo".96 El vitalismo es una teoría que ya no reduce la vida a los procesos ya no era visto como una fórmula apropiada para la descripción de los procesos
mecánicos conformes a la filosofía de Descartes. Esta tendencia acuñó la vitales. La imagen del mundo como un simple juego de engranajes no podía
imagen de una "fuerza vital" que habría de estar muy en boga hasta mediados mantenerse ante la hipótesis de una regularidad propia de los organismos. Las
del siglo XIX; según su concepción, la vida es un principio sostenido por la metáforas del crecimiento y del cambio comenzaron a dominar el terreno cultural
materia pero no reducible a la mecánica de la misma.97 El escandaloso libro a la hora de describir el pensamiento, los sentimientos y el conocimiento
L´homme machine de Julien Offray de la Mettrie, publicado en 1747 y prohibido mismo.103 A esta transición entre el mecanicismo y la ciencia de lo orgánico
casi de inmediato, incluía un protoconcepto de lo vital en su afán de negar de fueron agregándose paulatinamente una larga serie de campos de saber. Por
manera radical la existencia del alma.98 ejemplo, durante el siglo XIX se consolidó la imagen fisiológica de los procesos
Si hasta entonces la vida había sido una maquinaria "vivificada" por Dios, de percepción visual por sobre las antiguas explicaciones ligadas a la óptica, esto
incluyendo así un concepto dualista típico del mecanicismo, a comienzos del es, provenientes del campo de la física.104 E incluso en los campos de saber en los
siglo XIX la "vida" y lo "vital" fueron vinculados cada vez más a la idea de lo que las metáforas mecanizantes fueron conservadas, las mismas debieron ser
"orgánico": "Lo orgánico se transforma en lo viviente y lo viviente es aquello que objeto de algunas reinterpretaciones: aun cuando el cuerpo siguió siendo visto
produce algo al crecer y reproducirse; lo inorgánico es lo no viviente, aquello que parcialmente como una máquina con partes y funciones, fue imponiéndose la
ni se desarrolla ni se reproduce".99 Para el discurso pedagógico, lo más certeza de que las fuerzas de intervención para el mejoramiento de lo vital no
interesante de esta nueva teoría era el enunciado de que "la vida sólo puede podían ser pensadas bajo los viejos esquemas de conocimiento. Se tornó entonces
mantenerse a sí misma a través de su propia actividad".100 Asimismo, la evidente la necesidad de recurrir a nuevos esquemas de intervención: habría de
diferenciación de Bichat entre el reino de lo orgánico y de lo inorgánico tratarse, empero, de modelos que no funcionaban ya según el principio de un
implicaba al mismo tiempo la diferenciación de dos tipos de prácticas de saber y, mecanismo de relojería, tal como se lo concebía en la modernidad temprana, ni
por lo tanto, de ciencias: las físicas y las fisiológicas. Mientras que las primeras tampoco según la imagen de un hálito divino que otorga vida a la máquina
se habían desarrollado con gran éxito a la sombra del mecanicismo de la inerte.105
modernidad temprana, el concepto orgánico de la "vida" implicaba una En este marco, es preciso subrayar que la "regulación", como forma
racionalidad diferente del saber, ya que el futuro de los organismos vivos no específica de intervención de la biopolítica, recibió en el período de su forja un
puede ser calculado y predecido puramente como el cálculo de la trayectoria de significado particular. En los albores del siglo XIX puede verificarse una
un proyectil.101 Según esta nueva posición, la vida no sólo era diferente del mero resignificación de tono orgánico y organicista en el campo semántico de los
mecanismo sino que servía, a la vez, como principio para la indagación de todo conceptos de regulación.106 En este giro organicista del
lo viviente y para su clasificación. Sólo a partir de este giro teórico puede
afirmarse que la existencia de una bio-logía, una ciencia de lo viviente, pudo
resultar viable.102

54
55
Capítulo 1: En el inferior de la dominación La biopolítica en las aulas

concepto de regulación, la suposición de que los seres vivos tienen la facultad de 1.3. Regulación pedagógica, enseñanza y modernidad:
producirse y de organizarse a sí mismos fue fundamental. Es casi imposible hipótesis de la investigación
exagerar la importancia central de la diferenciación del mundo orgánico del mundo
de lo inorgánico y de la mera maquinaria. Los seres orgánicos ya no constituían •A partir de lo expuesto, podemos denominar disciplinas y biopolítica tanto a
meramente una "fuerza motriz" (bewegende Krajt) de la que se pudiera dar cuenta las técnicas específicas de ejercicio del poder como a la fuerza normativa que se
a través de los principios y términos de la física, sino que se trataba de una "fuerza desprende de sus formas específicas de saber. Se trata de una fuerza que ofrece
formadora" (bildende Krajt).107 Aunque el concepto de "fuerza vital" perdió hacia tanto, la imagen de un "buen" orden como, al mismo tiempo, las posibilidades
prácticas de su realización. Al igual que en el caso de las disciplinas, el
1840 su carácter de concepto transicional entre mecanicismo y organicismo,108 es
funcionamiento de la biopolítica -entendida como modelo o patrón de orden y
preciso constatar, sin embargo, que la regularidad propia de la vida y de lo
como conjunto de prácticas de regulación en instituciones y otras instancias
orgánico "formaba" algo por sí mismo, producía algo en su propia existencia, algo
estatales o privadas- puede observarse en múltiples espacios sociales. Es en este
que, al poseer por naturaleza una lógica productiva y expansiva, no esperaba a ser
sentido que el presente trabajo plantea que la emergencia de la biopolítica y sus
"habilitado" por el hálito divino y que no podía ser activado meramente como una
formas específicas de saber significaron una nueva oferta de "orden" destinada a
máquina. Esta "autoactividad" de la vida se convirtió en una representación las tecnologías de gobierno en general y a los órdenes disciplinarios ya existentes
poderosa y prometedora a la hora de reformular los principios de gobierno de la en particular. Esto resultó en una intensa presión reestructura-dora sobre la
"vida" social, incluido el campo de la enseñanza. situación de enseñanza que, como situación de gobierno, se había consolidado a
Tomando como base la diferenciación entre lo orgánico y lo inorgánico, se partir de la aplicación consecuente de mecanismos disciplinarios.
verificó un desplazamiento de significados que incluía la posibilidad discursiva
Según Foucault, cuando se habla de tecnologías de la regulación, se hace
de ver el orden "natural" retratado ya no meramente en las imágenes referencia a una técnica de poder que, a la hora de constituir un objeto de
proporcionadas por el mecanicismo y la física. El mundo conceptual de lo gobierno, "reemplaza el cuerpo [en las estrategias disciplinarias, MC] por los
orgánico (y la biología como su forma específica de saber) posibilitó que un mecanismos biológicos globales" .110 Ahora bien, ¿a qué nos referimos al hablar
nuevo patrón de orden -esto es, una idea central de "buen" orden que pudiera ser de estos "procesos"? Foucault los describe como fenómenos sociales: nacimiento,
utilizada en la conformación, apoyo y regulación de prácticas sociales y propagación, alimentación, mortalidad. La biología, por su parte, habla de
culturales-109 fuera visto como deseable y viable. Con este cambio en las generación, reproducción, embriogé-nesis, crecimiento y muerte. Cuando
concepciones de orden, se abrieron inmensas posibilidades para la red discursiva Foucault definió la biopolítica a través de la regulación de las tasas de nacimiento,
de la normalización y la red operativa de la gubernamentalización, posibilidades fertilidad y mortalidad, así como a través de la regulación del crecimiento
que enfatizaban la "naturalidad" de la nueva estructura de orden y que, al demográfico, de la alimentación y de las políticas de higiene, no concedió una
naturalizarla, la proveían al mismo tiempo de legitimación. importancia capital al proceso mismo del crecimiento, aunque uno de los interro-
gantes centrales de la biología fuera "la explicación de la generación y del
crecimiento de los seres vivientes".111 Sí bien las políticas de alimentación e
higiene pueden ser vistas como una puesta de relieve por parte del estado de los
procesos de crecimiento de la población, éstas definen, no obstante, un objeto
cuasi corporalista, cuando se trata de analizar la idea de crecimiento. En este
trabajo, se analizará la reestructuración de la

56 57
La biopolítica en las aulas
Capitulo 1: En el interior de la dominaciónn
para poder ordenar y gobernar a estos "otros". Por el contrario, la enseñanza,
cultura de la instrucción en las escuelas populares bávaras como un proceso en el
como situación de regulación, tenía que gobernar estos sujetos en crecimiento,
cual se aprecian nuevos modelos de orden que intentan conducir los procesos de
que ya no eran vistos meramente como una masa puesta a disposición para que
crecimiento de la niñez. A través de la idea de crecimiento, de su importancia a
se le diera "forma" y formación a través de la aplicación cotidiana de las
la hora de plantear la autoregulación de los seres vivientes y de su contribución a
disciplinas. En el marco regulatorio, los niños eran vistos más bien como un
una imagen de orden desligada de las metáforas que tienen su origen en la
factor especial del trabajo instructivo, un factor dotado con una capacidad de
máquina, el ámbito de enseñanza puede ser visto como un elemento de la
autorregulación que debía ser integrada en la estrategia de gobierno. El proceso
biopolítica -un lugar de direccionamiento de procesos de crecimiento-, y ya no
de crecimiento de la infancia había comenzado ya antes de la escuela y, en el
meramente como un foco de atención de las técnicas disciplinaras preexistentes.
marco biopolítico, se trataba de aceptarlo como tal, de integrarlo y de darle
La biopolítica, como forma operativa de un bio-poder o, en otras palabras, del poder
dirección a través de diversas formas de instrucción.
sobre la vida, se orienta a "producir fuerzas, dejarlas crecer y ordenarlas, en lugar de
En el presente trabajo, este principio, ligado a la idea de fomentar el
inhibirlas, de doblegarlas o de eliminarlas".112 Si la "regulación" es una técnica
crecimiento ya existente, será denominado "regulación". Así, "regulación"
específica de la biopolítica, la enseñanza reguladora sería otra técnica, cuyo fin es
puede definirse como un haz de acciones operativas y procesos de sim-
crear fuerzas, dejarlas crecer y ordenarlas. En este sentido, el objeto de nuestro relato
bolización en un patrón de "buen" orden de carácter orgánico y cuyo objetivo es
es la historia de una enseñanza cuya forma de funcionamiento se puede describir en
fomentar y dirigir al mismo tiempo los procesos de crecimiento. Por ello, la
términos de multiplicación y expansión. Se trata de la conformación de una forma de
regulación tiene que respetar la autorregulación de este proceso -lo que sucede
enseñanza orientada a considerar los procesos de crecimiento y autorregulación de lo
en los diversos campos de aplicación de la biopolítica-, pero no por ello
viviente en función de una intervención exitosa sobre los mismos. Los mecanismos
renunciar a darle al mismo una dirección determinarla y, con ello, a gobernarlo.
reguladores en la pedagogía comenzaron a considerar estos procesos de
La regulación en el marco de la biopolítica sólo pudo consolidarse en el seno de
autorregulación y crecimiento como premisas definitorias de la propia intervención.
un nuevo saber acerca de los procesos vitales. Por ello, fueron las élites
Phili-ppe Aries ha mostrado cómo la construcción de la infancia como diferencia con
culturales las que impulsaron este giro del saber, y a ellas les cupo la función de
respecto al mundo adulto señalaba una condición del proceso de disciplinamiento de
extender y concretar esta visión del orden. Con esta inclusión de la enseñanza
la misma. Esta diferencia se había constituido como base de la intervención
en la biopolítica no nos estamos viendo, empero, con un objeto -el crecimiento-
pedagógica de la modernidad temprana.113 La enseñanza, ahora ya en el marco de
definido meramente desde el punto de vista biológico, ya que, en última
orden de la biopolítica, definía un nuevo sujeto más allá de esta simple diferencia
instancia, la enseñanza se dirige al mundo mental de la infancia. Sin embargo,
entre niñez y adultez. Este sujeto ya no era meramente un "otro" -una alteridad que
es posible constatar que la regulación persigue los objetivos generales de la
estaba posibilitando las estrategias disciplinarias-, sino también una criatura en
biopolítica como modelo de orden y de intervención, esto es, "intervenir a favor
crecimiento y con una autorregulación que ya no podía ser ignorada 0 considerada de
de la vida y en la manera del vivir para poder tener afectos en el 'como' de los
acuerdo a las viejas formas de la máquina o del hálito divino. La enseñanza como
procesos vitales".114
disciplinamiento había analizado y reorganizado el espacio, el tiempo y las formas de
La tesis de una ruptura en la semántica e implicaciones de las metáfo-ras
actividad de la sala de clase
spbre la vida y la vitalidad puede ayudarnos a diferenciar entre representaciones
extremadamente diversas acerca de la enseñanza, todas ellas expresadas en la
lengua alemana por medio de la metáfora de la "vivífica-cion" (Belebung) de
una situación. A lo largo del siglo XIX nos encontra-mos una y otra vez con
expresiones de diligentes funcionarios escolares, de maestros y de técnicos de la
enseñanza elemental, que hacían uso de

114
Foucault (1999). n 286

58
La bíopolítica en las aulas
Capítulo 1: En el interior de la dominación

la figura retórica de la "vivificación" para definir una imagen de la "buena" centró en la caracterización sistemática de la enseñanza moderna bajo el aspecto
conducción de la enseñanza. Se ponía sobre todo el acento en que era deber del de la presencia de un poder discipinario, productivo, ya no meramente
docente narrar, presentar y explicar su materia -en suma "vivificar" la enseñanza—, controlador. De esta manera, Pongratz describe las diferencias entre el tiempo
en contraste con el mundo "muerto" de la letra, un mundo que había ganado poco a predisciplinario y la modernidad por medio de tres dimensiones ligadas al
poco predominancia con la consolidación de la escuela popular y sus libros de trabajo docente: "la orientación hacia la estructura operativa superficial (y no
texto.115 Es preciso subrayar aquí que, aunque pueda verse una continuidad de las tanto hacia la estructura de orden interno), la orientación hacia la presentación
metáforas ligadas al "vivificar", se producen a nivel discursivo cambios corporal (y no hacia la representación interna del mundo), la vinculación con las
fundamentales entre una "vivificación" de corte mecanicista o ligada al hálito divino, formas de la presentación (y no con las formas de la representación) del
propia de la modernidad temprana, y otra de corte organicista ligada a la dinámica sujeto".118 Mientras que la pedagogía medieval se habría caracterizado por su
natural del organismo, que se hace cada vez más presente en el énfasis en las superficialidades, la pedagogía moderna va a caracterizarse por la
siglo XIX. forma interiorizada del orden, de la representación del mundo y de las repre-
La discusión de la obra de Foucault en el campo de la pedagogía, bajo la profunda sentaciones del sujeto. Esto se advierte también en el nivel de las técnicas de la
impresión causada por las tesis de Vigilar y castigar, no tuvo en cuenta los enseñanza. Para el mundo medieval, lo más importante habría sido la
aspectos ligados a la biopolítica y la gubernamentalidad. La plasticidad de los orientación "hacia el cuerpo externo de la escritura (manteniendo así la
ejemplos seleccionados por Foucault para describir las técnicas disciplinarias en la concentración predominante sobre la presentación corporal misma)".119 La
enseñanza se convirtió en una especie de obstáculo epistemológico, y confinó a la exterioridad o superficialidad como principio funcional de la enseñanza no se
institución moderna denominada "escuela" y a la escena de enseñanza ligada al limitaba a una didáctica en particular: "el proceso de aprendizaje no era abierto
método global o frontal a ser consideradas meramente como criaturas del poder desde el interior sino que estaba adherido a las formas de presentación externas
de la escritura".120
disciplinario.116 Aunque esta hipótesis -junto con los trabajos de Aries- fueron
A pesar de lo interesante que este análisis pueda resultar, pueden formularse
verdaderos hitos en la construcción de una genealogía de la escuela, se puede
una serie de objeciones, dada la complejidad teórica que la gubernamentalidad
considerar que la construcción del sistema escolar y la adopción de una
como proceso de la modernidad ofrece. Si observamos los ámbitos de la
obligatoriedad escolar representan una cesura con respecto al ordenamiento de las
enseñanza de principios del siglo XIX, puede constatarse que la orientación
instituciones en la modernidad temprana. Esta cesura podría caracterizarse como
"medieval" vinculada al cuerpo seguía teniendo gran actualidad. Tanto en los
una intervención ligada al estado -y ya no meramente a las instituciones- y
casos del método fónico de enseñanza de la lectura y del método simultáneo de
vinculada a la preocupación de la administración de optimizar los procesos vitales
enseñanza de la lectura y la escritura (Schreiblesemethode), así como también
de la población.
en los diversos rituales ligados a los exámenes anuales y a la entrega de
No obstante estas consideraciones, el tratamiento crítico de la escuela como
premios, puede observarse una continuidad en la eficacia de estas formas de
institución quedó atrapado en el fundamento disciplinario presentado por
presentación corporal. La periodización de Pongratz puede ser relativizada, así
Foucault.117 Algunos años atrás, Ludwig Pongratz propuso indagar las
como también su limitación analítica en torno a las disciplinas como parte cons-
vinculaciones existentes entre las técnicas de enseñanza y la imposición de un
titutiva de las técnicas de enseñanza. Pongratz se sirvió de una serie de fuentes
poder disciplinario en la tradición occidental. La presentación, por demás
de tipo más bien programático, características de los "clásicos" de la pedagogía,
interesante, que hiciera de estas vinculaciones se
las cuales, puede decirse, no son apropiadas -consideradas de manera aislada-
para el análisis de los procesos sociales que acompa-

61

60
Capítulo 1: En el interior de la dominación La biopolítica en las aulas

ñaron la escolanzación de las sociedades occidentales. Quizás sus reflexiones tos ordenancistas y productivos centrados en la conformación de un orden
pueden aplicarse, antes bien, a las instituciones vinculadas con la formación de interior y gobernable en los sujetos, la intervención disciplinaria, una
las élites, las cuales, según Norbert Elias, se encontraban en pleno proceso de intervención que venía de un "afuera" del sujeto, debía reactualizar
producción del autocontrol obtenido a través de tareas centradas en la constantemente su interpelación del sujeto para "activarlo". Este tipo de
producción de una interioridad en los sujetos. Si bien Pongratz menciona las intervención puede observarse, en otro terreno-, en la descripción que Rudolf
formulaciones de Comenio como parámetro del giro de la escuela popular en el Schenda hace en su historia de la transformación de los alemanes en "sujetos
siglo XVII, puede constatarse sin mucha dificultad que la propuesta más célebre aplicados" durante la época absolutista. Según Schenda, estas disposiciones en
de Comenio a nivel de las técnicas de enseñanza, la enseñanza global o grupal, torno al valor del trabajo y a la aplicación fueron puestas en práctica como un
sólo logró consolidarse como modelo instructivo a partir del siglo XVIII, y esto haz de virtudes por medio de una mezcla de disciplinas organizadas
sólo en el ámbito centroeuropeo. Libros didácticos -tales como el Janua mecánicamente y continuas interpelaciones morales, esto es, entre dichos
Linguarum o el Orbis Sensualis Fictas de Comenio- eran, al menos hasta el populares repetidos y mandatos señoriales de tono interpelados l23 ¡Cuánto dista
primer tercio del siglo XIX, virtualmente desconocidos en las escuelas esta estrategia de las concepciones del más conocido político de la educación de
elementales Bajo estas condiciones, resulta difícil de imaginar cómo podría ha- Baviera -el director de escuelas de Munich Georg Kerschensteiner- para quien
berse garantizado un trabajo vinculado a la producción de una interioridad de los la inculcación del valor de la "aplicación" podía desarrollarse sin problemas,
sujetos. Así, el programa y su concreción aparecen como series no acoplándose al instinto natural de actividad del niño para conducirlo casi sin
correspondientes en la experiencia de amplias masas de la población La roces al trabajo ordenado y aceptado socialmente!124 Mientras que en la
periodización de Pongratz no tiene en cuenta el hecho de que la escuela popular didáctica oficial del siglo XIX, el herbartianismo, el interés de los alumnos en la
como institución de masas siguió líneas evolutivas muy diversas de aquellas enseñanza se desplegaba sólo mediante el contacto con los objetos de
sugeridas por los programas, muchos de ellos más bien vinculados a las escuelas aprendizaje, Kerschensteiner afirmaba que el interés en sí mismo no surge de la
superiores urbanas.121 educación y de la instrucción, sino que se desprenden simplemente de los
En el presente trabajo, se analizará la emergencia de un registro de intereses naturales del niño, de su "pulsión interna", y que había que conocer
"regulación" pedagógica en un sentido biopolítico como un proceso propio del estas premisas para poder conducirlas y gobernarlas.125 Mientras que en el
siglo XIX tardío. En este proceso, la consolidación de las disciplinas para la primer caso, el de los herbartianos, la intervención pedagógica era vista como
conformación del aula de la escuela elemental hacia finales del siglo XVIII, y la una influencia proveniente de un "afuera" del sujeto, la cual, en el caso ideal,
consolidación de esta estructura en un sistema de educación elemental en la ponía en movimiento los engranajes del aprendizaje a través de la mecánica de
primera mitad del siglo XIX, serán consideradas como condiciones insoslayables las representaciones analizada por Herbart mismo, el tipo de intervención
del lento avance de un modelo de orden de corte organicista para la implicado en la mirada biopolítica se concentraba en el niño como ser viviente,
estructuración del aula. Como parte de . la biopolítica, "regulación" presupone el algo que ya crece y expande su mundo experiencial, y que debería ser condición
manejo de los procesos de crecimiento y la construcción de la infancia como sine qua non de la enseñanza, una tecnología que ya no podía emanar el hálito
sujetos en crecimiento en el sentido que los discursos biológicos y psicológicos vital ni podía reducirse a la manipulación de una mecánica de las "fuerzas"
fueron dándole a este término. Las disciplinas, técnicas de orden estrechamente infantiles.
vinculadas con el cuerpo, siguieron siendo, sin duda, el suelo fértil en el cual Durante el proceso de moralización por medio de la virtud de la
crecían las opciones didácticas y gozando de una creciente aceptación, dada su "aplicación", el trabajo tenía que ser continuamente motivado y controlado.
importante expansión y consolidación a partir de finales del sido XVIII.122 Si las Para ello, por ejemplo, se conformó en diversas instituciones un aparato de
disciplinas podían ser definidas como procedimien- inspección. Lo que la mirada biopolítica implicaba en este

121
Un resumen de su argumentación puede encontrarse en Pongratz (1990).
122
En este sentido, consultar Petrat (1977). También véase Dussel y Caruso (1999), pp. 89 ss.

62 63
Capítulo 1: En el interior de la dominación

proceso era que el trabajo socialmente aceptado podía articularse a partir de la Durante el siglo XIX, sin embargo, fue ganando terreno paulatinamente la
producción del crecimiento, un proceso autopoíético, autorregula-do, a partir del certeza de que el conocimiento de los denominados aspectos "psicológicos" del
cual debería intervenir la escuela. Mientras que las disciplinas y su pedagogía sujeto eran irrenunciables a la hora de organizar esa situación de conducción
intentaban producir un trabajador moderno, la biopolítica encontraba que existía un llamada enseñanza. En el caso del Reino de Baviera hemos de someter a
trabajador "natural" ya en funcionamiento en el alma infantil. El cometido de la comprobación la hipótesis de que la regulación pedagógica como manejo del
biopolítica era fundamentalmente el de fomentar, conducir y gobernar el proceso de crecimiento se hizo de un sitio legítimo en las escuelas populares y en la
formación y crecimiento que estaba ya operando antes del primer paso del niño en burocracia educativa sólo hacía finales del siglo XIX. Las formulaciones
la vida escolar. En tanto que las disciplinas eran técnicas de consolidación de las fragmentarias hechas al respecto por inspectores y maestros durante el siglo XIX
fuerzas, que utilizaban toda una gama de controles de carácter inhibitorio, la habrían de cobrar definitivo vigor con la designación del primer director de
biopolítica presenta un tipo de intervención más ligado a la idea de desinhibición de escuelas laico y profesional en la ciudad de Munich en 1869. En un marco de
las fuerzas naturales. Más aún: en última instancia, la biopolítica veía su dinámica social y cultural creciente, la enseñanza, así como también el sistema
intervención como la expresión más genuina de una naturalidad pedagógica escolar en su conjunto, se encontraban ante el desafío de producir un gobierno de
sedienta de desinhibición y liberación, que estaba siendo ignorada, cuando no la infancia que no sólo incluyera las disciplinas -esas técnicas heredadas pero
pisoteada, por la cultura de la enseñanza de aquel entonces. Al contrario que en el sometidas a duras críticas- sino también aquello que era visto como un factor
caso de la conformación de una conciencia como instancia rectora de la conducta, positivo para la movilización de las fuerzas de la nación: las regulaciones del
este proceso debía tener lugar desde "dentro" hacia "afuera" y progresar de manera crecimiento.
paulatina pero continua. El ámbito de la enseñanza disciplinaria, estructurado como La conformación de un tipo de intervención reguladora en los métodos de la
situación de control, fue sustituido -al nivel de las imágenes de la buena enseñanza- enseñanza de la escuela de masas puede ser visto, en primera instancia, en
por una regulación del crecimiento como principio y modelo de orden para el estrecha correlación con la emergencia de la psicología y, particularmente, de la
gobierno de la instrucción. En este proceso no se trataba tanto de reforzar o psicología evolutiva. No se trata de una coincidencia: "La psicología a finales
debilitar la autoridad docente misma sino de darle un nuevo punto de apoyo: si la del siglo XIX se convertirá en el terreno de las versiones simplificadas y
didáctica disciplinaria se había constituido con una lógica anticipativa -esto es, el extendidas a la vida anímica de aquellos elementos que habían otorgado al saber
docente determinaba desde el comienzo el ritmo, las tareas y los diversos sobre la vida su autonomía a principios del mismo siglo".126 La emergencia de
momentos de la enseñanza-, el tipo de intervención reguladora demandaba una una psicología evolutiva es, de hecho, una consecuencia de una atención
actitud más flexible por parte del docente, quien debía estar en condiciones de renovada hacia el principio de crecimiento de la infancia.127 Hacia el final del
integrar de manera orgánica los "hechos preexistentes" ligados al proceso de siglo XIX, bajo la influencia innegable del darwinismo y otras teorías
crecimiento infantil -intereses, inclinaciones, representaciones y experiencias- en la evolutivas,128 se conformó un saber sobre los procesos de crecimiento mental
estructuración de la comunicación en el aula. Quizás lo que denominamos "escuela que, desde entonces, funciona como una premisa casi dogmática a la hora de la
nueva" es una de las formas más acabadas de esta lógica de intervención
estructurada en torno al principio de regulación. 126
Sonntag (1991), p. 312. Véase también el análisis de la psicología del desarrollo bajo la
El cambio de paradigma -el cuestionamiento de los métodos basados en la óptica de un creciente disciplinamiento en Pongrats (1989), pp. 205ss.
127
herencia recién consolidada del mundo disciplinario a favor de tuna metodología Eckhardt (1994), Gstettner (1982) y Silbereisen (1984),
128
reguladora- fue, seguramente, un proceso que no puede ser descrito con Las consecuencias del darwinismo en la sociedad alemana durante el Segundo Imperio
(1871-1918) son de central importancia para una serie de movimientos y representaciones
categorías que sugieran linealidad o univocidad. Más aún: en el material histórico culturales. De la gran cantidad de trabajos sobre este tema, véase la disertación erudita de
que hemos de presentar renunciaremos a la afirmación de que este paradigma se Kelly (198 1), particularmente el capitulo 4 ("Darwinism and the Schools"). Ademas: Her-
haya impuesto como dominante. genhahn (1992), pp. 263ss, Bolles (1993), pp. 163ss, Weikart (1993) y los trabajos deta
llados compilados en Engels (1995). Sobre la recepción del darwinismo en el campo de la
pedagogía, remitimos a dos fuetes: Griesmann (1877) y Sehieichert (1909).
64

65
La biopolitica en las aulas
Marcelo Caruso

estructuración de la enseñanza. En el presente trabajo, se analizarán estas de extrañar que se registrara en el campo de la cultura un tipo inusitado de
tendencias en tanto marco para la emergencia de nuevas técnicas de gobierno y dinamismo, una fase que en Alemania recibe el nombre de "modernidad
conducción a nivel del sistema educativo y del aula misma. En este contexto, las clásica".131 Dado que la escolarización de las sociedades occidentales puede ser
consideraciones sobre la naturaleza infantil, su regularidad específica y la apreciada desde el punto de vista de una profunda transformación en las formas
dimensión denominada "concordancia con la naturaleza" (nalurgemáB) se de producción de la dominación y del orden social,132 el interrogante que
constituirán en criterios fundamentales para la constitución de una "buena" nuestra investigación se plantea gira en torno de la lógica de la instrucción y su
enseñanza, al menos en las demandas articuladas desde la burocracia educativa y política del sujeto en las escuelas bávaras en tiempos de una reproducción
desde el naciente campo de ampliada, dinámica y en vías de continua transformación.
los técnicos de la enseñanza.
Este proceso de conformación, experimentación e integración de téc
nicas de instrucción reguladoras en las escuelas populares de Baviera no
se dio de manera homogénea. En este sentido, la política escolar bávara
ofrece un interés particular, ya que ilustra las variaciones que pueden
encontrarse en el ritmo, intensidad y penetración de estas invenciones.
El estado y la sociedad tenían que ser convencidos de que las nuevas
formas de la instrucción, las cuales incluían a veces formas de vincula
ción cuasi lúdicas, no significaban necesariamente menos orden o menos
gobierno, sino otro tipo de orden y gobierno de la infancia. Por ello, las
técnicas reguladoras emergen en un contexto en el cual cuanto más se
acercaba la sociedad a un tipo de conformación vinculada a relaciones
dinámicas, modernas y capitalistas, más receptiva se volvía hacia estas
consideraciones acerca de las técnicas orientadas al fomento del creci
miento infantil. En concordancia con ello, una segunda hipótesis de
nuestro trabajo apunta a que el protestantismo -casi en sus reminiscen
cias weberianas-, pero aún más el medio urbano como tal, fueron facto
res de primera importancia para la invención y difusión de la enseñanza
de cuño regulador.
Karl Marx postuló, dándole el nombre de "reproducción ampliada", la tesis de
que el crecimiento y la acumulación en el capitalismo fundan una lógica
expansiva, en razón de que no se trata ya de una "reproduc-ción simple" de lá
riqueza, como en modos de producción anteriores.129 Mientras que el concepto del
intercambio había sido durante siglos el más importante en la teoría económica, a
principios del siglo XIX el mismo se vio reemplazado por el concepto de
producción, es decir por uno que pone de relieve los aspectos expansivos y de
crecimiento de una.| economía.30 Ante esta dinámica expansiva y en vías de
aceleración, no es i

Véase Bergmann (1988) y Link (1997)


Bourdieu y Passeron (1973).

67

También podría gustarte