Está en la página 1de 5

¿Qué es el VIH?

El VIH es el virus que causa el SIDA. Este afecta el sistema inmunitario, haciendo que te
enfermes más fácilmente. El VIH se propaga durante el sexo, pero los condones ayudan a
que te protejas.

¿Quieres hacerte una prueba del VIH? Encuentra un centro de salud →

El VIH es una infección que lleva al SIDA


VIH significa virus de inmunodeficiencia humana. Es un virus que destruye determinadas
células del sistema inmunitario (la defensa del cuerpo contra las enfermedades que nos
ayuda a mantenernos sanos). Cuando el VIH daña el sistema inmunitario, es más fácil que
te enfermes de gravedad e icluso que mueras a causa de infecciones que el cuerpo
normalmente podría combatir.

En los Estados Unidos, alrededor de un millón de personas viven con VIH, y cada año se
presentan más de 38,000 nuevos casos de infección. La mayoría de las personas con VIH
no tienen síntomas durante años y se sienten totalmente bien, de modo que es posible que ni
siquiera sepan que están infectadas.

Una vez contraído, el virus permanece en tu cuerpo de por vida. No existe cura para el VIH,
pero hay medicamentos que ayudan a que te mantengas saludable durante más tiempo y que
disminuyen las posibilidades de que contagies a otras personas. Los estudios demuestran
que tomar los tratamientos contra el VIH de acuerdo a las instrucciones, puede bajar la
cantidad de VIH en tu sangre tanto que puede no aparecer en una prueba, cuando esto
sucede, no trasmitirás el VIH por vía sexual. 

El tratamiento es muy importante (por eso es vital hacerte la prueba). Prácticamente todas


las personas que tienen VIH y no se tratan mueren a causa del virus. Pero con
medicamentos, las personas con VIH pueden mantenerse sanos, vivir muchos años y evitar
contagiar a otros.

¿Cuál es la diferencia entre VIH y SIDA?


El VIH es el causante del SIDA. SIDA es una sigla que significa síndrome de
inmunodeficiencia adquirida. VIH y SIDA no son lo mismo. La gente con VIH no siempre
tiene SIDA.
El VIH es el virus que se transmite de persona a persona. Con el tiempo, el VIH destruye
un tipo de células importante del sistema inmunitario (denominado células CD4 o células
T) que nos protegen de las infecciones. Cuando no tienes suficientes células CD4, tu cuerpo
no puede combatir las infecciones como lo haría normalmente.

El SIDA es la enfermedad causada por el daño que el VIH produce en el sistema


inmunitario. Una persona tiene SIDA cuando contrae infecciones peligrosas o tiene un
número extremadamente bajo de células CD4. El SIDA es la fase más grave de la infección
por VIH y, con el tiempo, termina provocando la muerte.

Sin tratamiento, generalmente toma 10 años para que alguien con VIH desarrolle SIDA. El
tratamiento desacelera el daño que causa el virus y ayuda a que los infectados se mantengan
sanos durante varias décadas.

¿Cómo se contagia el VIH?


El VIH es transportado en el semen, las secreciones vaginales, la sangre y la leche materna.
El virus ingresa en el cuerpo a través de cortes o heridas en la piel y a través de las
membranas mucosas (como el interior de la vagina, el recto y la abertura del pene). Puedes
contraer VIH por:

 Tener sexo vaginal o anal


 Compartir agujas o jeringas para drogarse, hacerse perforaciones en el cuerpo,
tatuajes, etc.
 Ser punzado con una aguja que tiene sangre infectada con el VIH
 Tener heridas o ampollas abiertas que entran en contacto con sangre, semen
(esperma) o secreciones vaginales infectados con VIH

La forma más común de transmisión del VIH es el sexo sin protección. Puedes protegerte y
proteger a tu pareja usando condones y/o barreras de látex bucales cada vez que tienen
relaciones sexuales y evitando compartir agujas. Si tienes VIH, recibir tratamiento puede
disminuír e incluso detener las posibilidades de contagiar a otros con el virus. Si no tienes
VIH, también existe una medicina diaria, llamada PrEP que puede ayudar a protegerte del
VIH. 

Este virus también se puede transmitir al bebé durante el embarazo, el parto o al


amamantar. Una embarazada con VIH puede tomar medicamentos que reducen
considerablemente las posibilidades de que su bebé se contagie.

El VIH no se transmite por la saliva, de modo NO PUEDES contagiarte por dar un beso,
compartir alimentos o bebidas, o usar el mismo tenedor o la misma cuchara. El VIH
tampoco se contagia por abrazarse, darse la mano, toser o estornudar. Tampoco puedes
infectarte por sentarte en el inodoro.

Hace muchos años, algunas personas se contagiaron de VIH al recibir transfusiones de


sangre infectada. En la actualidad, donar o recibir sangre en cualquier centro de salud es
totalmente seguro. Los médicos, hospitales y bancos de sangre no usan las agujas más de
una vez y la sangre que se dona se somete a análisis para verificar que no esté infectada con
el VIH u otras infecciones.

Siguiente¿Cuáles son los síntomas del VIH/SIDA?

¿QUÉ SIGNIFICA SIDA?


SIDA quiere decir Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida
 Adquirida significa que usted se puede infectar
 Inmuno Deficiencia significa que se debilita el sistema del cuerpo que combate
enfermedades
 Síndrome se refiere a un grupo de problemas de salud que componen una enfermedad

El SIDA es causado por un virus llamado VIH, Virus de Inmunodeficiencia Humano. Si usted se
infecta con el VIH, su cuerpo tratará de combatir la infección y producirá “anticuerpos”, moléculas
especiales cuya función es destruir al VIH.
El análisis del VIH busca anticuerpos en la sangre o en el interior de la boca. Si los tiene en la
sangre significa que usted está infectado con el VIH. Las personas que tienen anticuerpos contra el
VIH son “VIH positivas.” La hoja 102 tiene mayor información sobre el análisis del VIH.
Ser VIH positivo o estar infectado con el VIH no es lo mismo que tener SIDA. Muchas personas
VIH positivas no se enferman por muchos años. A medida que la enfermedad del VIH continúa,
debilita al sistema inmune. Los virus, parásitos, hongos y bacterias que normalmente no causan
problemas, pueden enfermarlo si su sistema inmune está dañado. Estas enfermedades se llaman
“infecciones oportunistas.” Para mayor información sobre infecciones oportunistas vea la hoja 500.
 

¿CÓMO SE ADQUIERE EL SIDA?


En realidad el SIDA “no se adquiere”. Usted debe estar infectado con el VIH y luego puede
desarrollar SIDA.
Usted puede infectarse con el VIH de cualquier persona que esté infectada, aún cuando no
parezcan estar enfermas o aunque no hayan obtenido aún un resultado positivo del análisis del
VIH. La sangre, los fluidos vaginales, el semen y la leche materna de personas infectadas con el
VIH contienen suficiente cantidad de virus para infectar a otras personas. La mayoría de la gente
se infecta con el VIH al:
 Mantener relaciones sexuales con una persona infectada
 Compartir agujas (para inyectarse drogas) con una persona infectada
 Nacer de una madre infectada o al tomar leche materna de una mujer infectada
En un principio la gente también podía infectarse al recibir una transfusión de sangre, pero en la
actualidad los bancos de sangre analizan la sangre cuidadosamente y el riesgo es muy bajo. No se
ha documentado ningún caso de infección con el VIH a través de las lágrimas o la saliva, pero es
posible infectarse a través de la práctica de sexo oral y en raros casos dando besos profundos,
especialmente si tiene lastimaduras en la boca o encías que sangran. Para mayor información, ver
las siguientes hojas:
150: ¿Cómo Detener la Diseminación del VIH?
151: Guías Para Tener Relaciones Sexuales Más Seguras
152: ¿Cuál es el Riesgo?
Los Centros para el Mando de Enfermedades (CDC por las siglas en inglés) estiman que
aproximadamente 1 a 1.2 milliones de residentes de los EE.UU viven con VIH o el SIDA; 1 de cada
5 personas no saben que tienen el VIH. Alrededor del 75 por ciento de las 50,000 nuevas
infecciones cada año son en los hombres y 25 por ciento son de mujeres. A eso de la mitad de las
nuevas infecciones ocurren entre los negros aunque son solamente 12% de la población. Los
hombres que tienen sexo con hombres (HSH) de todas la razas y gruops étnicos siguen siendo de
la población más profundamente afectados por el VIH. A mediados de los 90, el SIDA era una de
las principales causas de muerte. Afortunadamente, los tratamientos han disminuido
considerablemente el número de muertes por SIDA. Para más información ver la hoja informativa
del gobierno de los EE.UU. en http://www.cdc.gov/hiv/resources/factsheets/index.htm.
 

¿QUÉ PASA SI SOY VIH POSITIVO?


Es posible que se infecte con el VIH y que no lo sepa. Dentro de algunas semanas después de ser
infectadas, algunas personas tienen fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y articulares,
dolor estomacal, inflamación de ganglios linfáticos o erupciones cutáneas durante una o dos
semanas. La mayoría piensa que tiene gripe. Algunas personas no tienen síntomas. La hoja 103
contiene más información acerca de los estadios tempranos de la infección con el VIH.
El virus se multiplicará en su cuerpo por varias semanas o meses antes de que su sistema inmune
responda. Durante este período, el resultado de un análisis del VIH no dará positivo pero usted
puede infectar a otras personas
Cuando su sistema inmune responde, comienza a producir anticuerpos y a partir de entonces usted
puede obtener un resultado positivo del análisis del VIH.
Después de los primeros síntomas de gripe, algunas personas VIH positivas se mantienen
saludables por diez años o más. Pero durante este tiempo, el VIH está dañando al sistema inmune.
Una manera de medir el daño causado al sistema inmune es mediante el recuento de células CD4.
Estas células también son llamadas células “T ayudantes” y son una parte importante del sistema
inmune.
Las personas sanas tienen entre 500 y 1,500 células CD4 por mililitro de sangre. La hoja 124 tiene
mayor información sobre células CD4.
Sin tratamiento, es muy probable que el conteo de células CD4 disminuya. Usted puede comenzar
a tener síntomas de la enfermedad del VIH, como fiebre, sudores nocturnos, diarrea e inflamación
de ganglios linfáticos. Si usted desarrolla la enfermedad del VIH, estos problemas duran más de
unos pocos días y probablemente continúen por varias semanas.
 

¿CÓMO SÉ SI TENGO SIDA?


La enfermedad del VIH se transforma en SIDA cuando su sistema inmune experimenta mucho
daño. Si usted tiene menos de 200 células CD4 o si su porcentaje de células CD4 está debajo de
14% tiene el SIDA. Ver la hoja 124 para mayor información sobre las células CD4. Si desarrolla
alguna infección oportunista tiene el SIDA. Existe una lista “oficial” de estas infecciones dada a
conocer por el CDC. Las más comunes son:
 PCP (neumonía por Pneumocystis), un infección pulmonar. Ver hoja 515
 KS (sarcoma de Kaposi), un cáncer de piel. Ver hoja 511
 CMV (Citomegalovirus), una infección que generalmente afecta a los ojos. Ver hoja 504
 Candidiasis, una infección por hongos que puede infectar a la boca, la garganta o la
vagina. Ver hoja 501 
Las síntomas relacionadas al SIDA también incluyen pérdida severa de peso, tumores cerebrales y
otros problemas de salud. Sin tratamiento, estas infecciones oportunistas pueden causar la muerte.
La definición oficial (técnica) de Sida está disponible
en http://www.thebody.com/content/art14002.html
El SIDA se manifiesta de manera diferente en cada persona infectada. Algunas personas mueren
varios meses después de haberse infectado pero la mayoría tiene vidas prácticamente normales
por muchos años, aún después de obtener un diagnóstico “oficial” de SIDA. Un pequeño porcentaje
de personas VIH positivas se mantiene saludable por muchos años aún sin tomar la terapia
antirretroviral (ART).
 

¿EXISTE UNA CURA PARA EL SIDA?


Aunque hay dos casos de personas con VIH curadas, actualmente no existe una cura functional
para el SIDA (ver la hoja 485.) No hay manera de "limpiar" o eliminar completamente el VIH del
cuerpo. La terapia antirretroviral (ver la Hoja 403) puede detener al VIH y demorar o revertir el daño
al sistema inmune. La mayoría de la gente queda sana mientras que siguen adherente a la ART.
Existen otros medicamentos que puede tomar para prevenir la aparición de infecciones
oportunistas. Los nuevos medicamentos ARVs son potentes y han contribuido a reducir la cantidad
de infecciones oportunistas. Sin embargo, algunas infecciones oportunistas continúan siendo muy
difíciles de tratar. Ver hoja 500