Está en la página 1de 3

Dos historias, la misma noche y una oscura sospecha.

Dos vidas que se cruzan de madrugada a través de las redes. Dos jóvenes que
se entregan a un misterioso juego: compartir sus sueños, ilusiones y temores,
pero no su identidad. Pronto darán el siguiente paso: una cita a ciegas. Sin
embargo, encontrarse con un desconocido siempre entraña riesgos. Porque
todos ocultamos secretos…

Un cadáver. El cuerpo de un muchacho, desfi

Un cadáver. El cuerpo de un muchacho, desfigurado por la violencia de la


caída. Una vida joven arruinada para siempre, una muerte que suscita más
preguntas que respuestas.

Desconocidos ha sido un gran descubrimiento, cuando Boolino me dio a


elegir entre varios libros y llegué a este me tuve que parar a pensar de qué me
sonaba el nombre y como mi memoria no es muy buena me decidí a buscarlo
y descubrí por qué era. Resulta que David Lozano era un autor que había
querido leer desde que encontré una reseña por los mundos de blogger de uno
de sus libros, HYDE. Cuando vi eso volví a leer la sinopsis y, sin dudarlo,
solicité poder leerlo. Y aquí estoy, después de haberlo hecho, deseando
contaros lo que me ha parecido.

Dos chicos que se conocen por internet. Al leer esto podemos pensar que este
libro irá entorno a un típico romance adolescente que empieza en las redes
peeeero... no es del todo así. Ya en la intrigante sinopsis podemos ver que hay
algo más importante: un cadáver.

Lara es una chica sencilla que ha salido de una relación horrible con Jordi, al
que terminó poniendo una orden de alejamiento debido a todo el acoso que
recibía por su parte. Un día un chico desconocido y de lo más enigmático le
escribe por twitter proponiéndole un juego para conocerse. Lara, aunque se lo
piensa, termina por aceptar. Ese chico es Wilde, así se ha puesto de nick para
no desvelar ningún dato personal. Wilde es un chico dos años mayor que Lara
y que está dispuesto a enamorarse de ella, es más, parece que ya lo está.
Después de un tiempo hablando, deciden quedar para conocerse en persona y
dejar el juego de esconderse tras un perfil de twitter.

Han quedado para cenar y por fin se encuentran cara a cara. Wilde deja su
nombre falso y confiesa que se llama Gerard. Durante la cena parece que la
chispa que surgió durante las conversaciones nocturnas sigue más viva que
nunca. Peeeero, siento cortaros el rollo, esa noche no todo estaba yendo bien.
No muy lejos de allí Irene y su equipo acaba de encontrar un cadáver en
medio de la nada, ¿un suicidio? La inspectora no cree que lo sea. El sujeto
accidentado tiene la cara desfigurada y no sabremos quién es hasta que no
consigan hacerse con algo que este lleva en el bolsillo y que será la clave: una
fotografía. Hasta aquí puedo leer.
En 220 páginas divididas en 21 capítulos y un epílogo, David Lozano nos
contará con todo detalle una noche aparentemente corriente. Sí, todo ocurre
en una noche entre la que se irán alternando flashbacks para poder entender
mejor lo que está ocurriendo. Lo sorprendente es cómo el autor sabe llevar tan
bien las situaciones que están pasando simultáneamente para que no te
pierdas. Pero tan bien que consigue que las 220 páginas se te pasen como si
fueran 10.   Es hora de aplicar lo que has aprendido de tantas series y
películas para intentar averiguar quién se esconde tras el aparente suicidio de
ese joven.

Es una novela fresca y llena de intriga, todo con un estilo muy juvenil y con
una atmósfera un poco angustiosa. Las ganas de saber qué está pasando van
aumentando cuando te vas acercando al final, donde la ansiedad aumenta (si
lo has leído sabrás por qué digo esto). Un libro muy recomendado, perfecto
para leer entre lecturas densas.

También podría gustarte