Está en la página 1de 4

La Gloria del Olivo

Por José Zumárraga

Oseas 14

1. Vuelve, oh Israel, a Jehová tú Dios; porque por tu pecado has caído.


2. Llevad con vosotros palabras de súplica, y volved a Jehová, y decidle: Quita toda
iniquidad, y acepta el bien, y te ofreceremos la ofrenda de nuestros labios.
3. No nos librará el asirio; no montaremos en caballos, ni nunca más diremos a la obra
de nuestras manos: Dioses nuestros; porque en ti el huérfano alcanzará misericordia.
4. Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia; porque mi ira se apartó de ellos.
5. Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el
Líbano.
6. Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como
el Líbano.
7. Volverán y se sentarán bajo su sombra; serán vivificados como trigo, y florecerán
como la vid; su olor será como de vino del Líbano.
8. Efraín dirá: ¿Qué más tendré ya con los ídolos? Yo lo oiré, y miraré; yo seré a él
como la haya verde; de mí será hallado tu fruto.

Nuevamente el Señor me volvió a hablar en esta mañana acerca de la


Intimidad con Él y venir a El. En la noche de anoche venia cantando una
hermosa canción de Danilo Montero que me compartió un hermano de la
iglesia. La letra me toco Mucho, ya que habla de comprender el amor de Dios
y de que el entender ese amor nos hará responder a Él:

Tu Dulce amor Bálsamo es a mi vida

Se derramó para darme salvación.


Tu hijo fue el precio por mis pecados
su sangre es el sello de mi redención.

Coro

Y no tengo más que mi vida para dar


mi voluntad y lo que soy ofrenda son en tu altar.
Y mi decisión es vivir solo para ti
y responder a ese amor que conquisto mi corazón.

Mientras venia cantando en la noche, Dios


hablo a mi corazón y me dijo “¿Sabes?, casi
siempre decimos que lo importante es tener una relación y no una religión.
Pero yo no quiero eso. En Lugar de Religión y de Relación, Quiero Comunión.”

Me quede meditando lo que me dijo el Señor. Es Cierto. Casi siempre


hablamos de que lo importante es tener una relación con Cristo en lugar de
una religión. Pero no es eso lo que Dios quiere. Yo me relaciono a diario con
el camionero, con el tendero, con el cajero del súper, pero eso no quiere
decir que ni siquiera me aprecien y conozcan. Hay varias clases de relación
entre las personas. Relaciones comerciales, relaciones de trabajo, pero no
todas las relaciones nos llevan a conocer verdaderamente a las personas.

Muchos hijos de Dios tienen una relación con Él en el sentido de haberle


aceptado como Salvador, pero la relación se queda en ese estatus: Salvado-
Salvador, y ahí muere. Por eso la vida cristiana para muchos se hace muy
pesada.

Mi Hija me tiene puesto un sobrenombre. Me dice “Peluche”. Yo se que ese


sobrenombre me lo puso por amor. Cada vez que llego del trabajo viene
corriendo a abrazarme y me dice: ¡Peluche! Como Padre, me es difícil
resistirme a abrazarla y platicar con ella, porque comprendo a cabalidad el
amor que me tiene, y ese amor me
hace responderle.

Leyendo el pasaje del devocional de


esta mañana, me entere que el olivo
tiene un fenómeno muy curioso: no
siempre da la misma cantidad de
fruto. Ese fenómeno se llama
“Veceria”. Wikipedia nos habla sobre el:

En el olivar se produce el fenómeno denominado "vecería"


que consiste en que tras un año de abundante cosecha de
aceituna se sucede otro en el que la cosecha es pequeña,
sin que pueda pensarse que este fenómeno se producirá
necesariamente de forma bienal. Al no conocerse bien las
causas que lo producen, no se tiene una estrategia para
controlarla, si bien se sabe que los frutos en desarrollo a
través de sus hormonas y las sustancias que intervienen en
su crecimiento actúan como inhibidores de la diferenciación
de las yemas, por lo que muchas de ellas cambian de
transformarse en flor para hacerlo en madera, y de este
proceso se deduce que ocurre la vecería. Las actuaciones
destinadas a fomentar mayores cosechas en los años que corresponde cargar, mediante el
cuidado de la plantación, y el abandono de la misma en los años de descarga contribuye aún
más a acentuar la vecería. Algunas variedades de olivo son más veceras que otras por lo que se
puede adivinar un componente genético en éste fenómeno. Por otro lado existen técnicas de
cultivo que disminuyen la vecería tal como el riego o la recolección temprana de la aceituna.

Aunque desconozco el origen físico de la veceria, me puse a pensar que el


árbol pensando en fortalecerse deja de dirigir sus esfuerzos a producir
fruto y produce madera para protegerse. Cuantas veces los cristianos
somos así. Tratamos de producir fortaleza en nosotros mismos (Madera) y
lo que ocurre. Es que producimos una cosecha muy pequeña.

El Riego es el gran remedio de la veceria. El Pasaje de Oseas nos dice que Él


le será a Israel como Roció. El Rocío es cuadro de la bendición, pero también
es símbolo de la Intimidad. En cantares dice que el Esposo tiene la cabeza
llena de Roció y Busca a la esposa:

Cantares 5:2: Yo dormía, pero mi corazón velaba.


Es la voz de mi amado que llama:
Ábreme, hermana mía, amiga mía, paloma mía,
perfecta mía,
Porque mi cabeza está llena de rocío,
Mis cabellos de las gotas de la noche.

Dios me dijo algo ayer que también me


impacto: “DILE A MIS HIJOS QUE DEJEN
SU SANIDAD POR UN MOMENTO A UN
LADO. QUE ME MIREN A MI, YO SOY LA
SANIDAD VIVA, YO SOY LA SALUD VIVIENTE. QUE BUSQUEN MI
ROSTRO. YO SOY SU SANIDAD. EN LA INTIMIDAD ESTA SU
SANIDAD.”

Muchas veces nos pasa como al arbolito de oliva. Estamos luchando para
producir fortaleza y sanarnos por nosotros mismos. Es Bueno buscar la
sanidad y no debemos ser pasivos en buscarla. Pero en algunas ocasiones
esto hace que dejemos de tener comunión con Dios. Y en la intimidad se
encuentra la sabiduría.

Habría que entender lo que es intimidad con Dios, Ya que es un concepto


precioso. Incluso a veces estamos orando y no estamos en intimidad. Creo
que Dios ira mostrándole a muchos en los próximos días mas acerca de este
concepto. En la intimidad con Dios comprendes que eres amado, aceptado y
dirigido por Dios. Y entender ese amor te va a llevar a que Tu Vida Cristiana
sea algo más natural y menos forzada.

Permite que Dios sea rocío sobre ti esta mañana. Que te revele cuanto te
ama, y eso te llevara a producir abundante cosecha. ESA ES LA GLORIA
DEL OLIVO.

Son amados por el Señor y también por un servidor.