Está en la página 1de 5

Liderazgo por la jornada de 8 horas:

En 1919 las condiciones laborales eran duras e intolerables, obligaban a los obreros a
soportar jornadas de 12, 14, 16 e ilimitadas horas, lo que atentaba a la salud ocupacional;
hasta ese entonces, solo los obreros portuarios habían logrado -por rúbrica del Presidente
Guillermo Billingust en 1913- el reconocimiento de la jornada de 8 horas, gracias a una
huelga conducida por Fernando Vera.

En enero de 1919 los obreros en huelga pidieron ayuda a la Federación de Estudiantes del
Perú -FEP-, Haya de la Torre lideró junto a Valentín Quesada Larrea y Bruno Bueno de la
Fuente la jornada de las 8 horas, formando el Frente Obrero Estudiantil, y que lo
conformaron de parte de los trabajadores Nicolás Gutarra, Adalberto Fonkén y Carlos Barba.
Las labores de embarques y desembarque en el Callao y el tráfico de trenes de la sierra
estaban paralizados, y la ciudad estaba sin alumbrado y sin tranvías.

Gracias a las garantías de libre reunión y discusión conseguidas por Haya de la Torre en su
conversación con el Ministro de aquella época, el Comité del Paro General se declaró en
sesión permanente. Mientras Haya de la Torre exponía a los trabajadores la gestión
estudiantil y la propuesta de mantenerse indeclinables y esperar el plazo pedido por el
Ministro, entraron los estudiantes Bueno y Quesada comunicando que el Comandante Juan
Gómez estaba emplazando ametralladoras. Haya de la Torre fue a encontrarse con el
Comandante quien le manifestó que no deseaba proceder contra los estudiantes y que
debían salir, dando un ultimátum a la asamblea obrera “levantan el paro o hago fuego” (1).

Haya de la Torre regresó a la Asamblea aconsejando resistir; así fue designado para asumir
la presidencia de la asamblea y salvar a los dirigentes obreros de la Fuerza; de esta forma
engañó al Comandante Gómez, entregándose como el que presidía la Asamblea.

La Fuerza cedió ante el líder estudiantil Haya de la Torre y al día siguiente luego de varias
redacciones para mantener la esencia del decreto, éste fue sancionado por el gobierno y
leído por Haya de la Torre en un silencio impresionante de los asambleístas y al finalizar
solo agregó “hemos triunfado compañeros”.(2)

________________________
1. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 1, segunda edición, 1984, Editorial Juan Mejía Baca,
pág. 230.
2. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 1, segunda edición, 1984, Editorial Juan Mejía Baca,
pág. 236.
Precursor del derecho a la salud:

En 1930, en su exilio, Haya de la Torre, visitó la Exposición Mundial de Higiene en Alemania


escribió: “…esta limpieza urbana que completa el meticuloso afán de las gentes, aun de las
más pobres, por sostener y defender en calles, casas, cuerpo y ropa, el derecho a la
satisfacción de vivir aseadamente, no es solo higiene externa y parcial. Es higiene integral
que dirige y regula el Estado y sostiene devota y entusiastamente la Nación.” “La Exposición
de Higiene de Dresden ha agrupado todo cuanto un hombre desea saber de la higiene del
país. Ciento noventa y cuatro congresos han sido convocados para discutir los problemas
numerosos de la higiene nacional.” (3). Luego, relató que los diversos pabellones europeos
se presentaron con inmenso acopio de gráficas, cine, carteles luminosos, demostraciones
prácticas y abundante literatura; pero la parte de los americanos conformada por Argentina,
Chile, México y EE.UU., tenía muy poco que mostrar.

A su regreso del exilio en julio de 1931 lideró el I Congreso Nacional Aprista, de agosto,
donde se aprobó el Plan de Acción Inmediata o Programa Mínimo, para su presentación
como candidato presidencial otorgando al país una propuesta de estructura económico-
político-social del Estado que decía: “Fijaremos como finalidad del Estado, garantizar la vida,
salud, bienestar moral y material, la educación, la libertad y la emancipación económica de
la clases trabajadoras, procurando abolir, según lo permitan las circunstancias y de una
manera gradual paulatina, la explotación del hombre por el hombre.” “Organizaremos el
Seguro Social para amparar a todo ciudadano que vive de su esfuerzo personal, contra las
vicisitudes que le impidan cumplir sus fines individuales y de familia; y haremos gratuito el
seguro para quienes sólo perciben salario o sueldo mínimo.” (4)

Conducta ejemplar:

Cuando Haya de Torre era Presidente de la Federación de Estudiantes del Perú -1919- fue
considerado un peligro para los intereses del Gobierno de Leguía, éste le ofreció una plaza
en el Colegio Guadalupe, pero Haya no aceptó. Luego, en 1922, le ofrecieron un viaje de
estudios a Inglaterra, el cual también rechazó; y cuando en mayo de 1923 se preparaba la
consagración del Perú al Sagrado Corazón de Jesús para la reelección de Leguía Haya
desbarató dicho plan, lo sobornaron ofreciéndole dinero y una pensión a cambio del
destierro voluntario. Haya también rechazó la oferta; hecho que produjo su destierro el 9 de
octubre.

Toda su vida Haya de la Torre ha sido ejemplar, como cuando fue elegido para el Congreso,
él demando cobrar un sol, aquí el cheque:

Imagen de internet: http://union-de-juventudes.blogspot.com/2007_11_01_archive.html


_________________________
3. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 3, segunda edición, 1984, Editorial Juan Mejía Baca,
pág. 217.
4. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 5, segunda edición, 1984, Editorial Juan Mejía Baca,
pág. 12

Aporte con logros destacados: Después de las elecciones 1931 donde se anularon votos
apristas para incrementar los votos sanchezcerristas, el Congreso Constituyente se instaló
el 8 de diciembre, y Luis Heysen -congresista electo- recibió órdenes de Haya De La Torre,
desde Trujillo, para que se incorpore a dicha Asamblea Constituyente como congresista y
diera otra clase de batallas. Se encontraban entre los constituyentes un grupo aguerrido y
disciplinado de 27 representantes apristas, quienes prestaron juramento de acuerdo con sus
propias fórmulas. Luis E. Heysen expresó: "Prometo por el Perú, por mi partido y por Haya
de La Torre"(5); aunque estuvieron solo 2 meses presentaron varios proyectos de ley que
sin duda influyeron en el derecho a la salud de aquella época; como cuando en 1933
Benavides adoptó las medidas propuestas por los apristas, estableciendo el seguro social
obrero y ampliando el plan de protección de la salud de los trabajadores.(6); o cuando Haya
en su manifiesto del 12 de noviembre de 1933 cuando habla del aprismo y los problemas
económicos sociales señala que: “Quedan pues, insolubles, todas las grandes cuestiones
económicas, sociales y administrativas que contempló el Programa aprista de 1931.
Limitados y enmendados, se aprobaron también varios proyectos en materia social. El más
importante de ellos, aunque reglamentado defectuosamente, es el que legaliza las
vacaciones obligatorias de obreros y empleados… La nueva constitución no establece nada
sobre males sociales de la importancia, por ejemplo, ...el problema de la desocupación,
accidentes de trabajo, ley del empleado, de trabajo de mujeres y niños, la jornada legal, la
enfermedad profesional, reglamentación del trabajo a destajo, seguro social, indemnización
a obreros y empleados, trabajo de domestico, etc.” (7)

El derecho a la salud concebido por Haya de la Torre desde muy joven, iniciada con su
mediación en la huelga por la jornada de las 8 horas y que fue fortalecida en su exilio por
Europa y a lo largo de su lucha democrática en el país, se plasmó en la Constitución de
1979 en los artículos 12 al 20, regulando los fundamentos visionarios para la
implementación de un derecho a la salud financiado, tal como se aprecia en el artículo 12.

Constitución para la República del Perú (12 de Julio de 1979)


CAPÍTULO III
DE LA SEGURIDAD SOCIAL, SALUD Y BIENESTAR
Artículo 12.El Estado garantiza el derecho de todos a la seguridad social. La ley regula el acceso
progresivo a ella y su financiación.
Artículo 13.La seguridad social tiene como objeto cubrir los riesgos de enfermedad, maternidad,
invalidez, desempleo, accidente, vejez, muerte, viudez, orfandad y cualquier otra contingencia
susceptible de ser amparada conforme a ley.
Artículo 14.Una institución autónoma y descentralizada, con personería de derecho público y con
fondos y reservas propios aportados obligatoriamente por el Estado, empleadores y asegurados, tiene
a su cargo la seguridad social de los trabajadores y sus familiares.
Dichos fondos no pueden ser destinados a fines distintos de los de su creación, bajo responsabilidad.
La institución es gobernada por representantes del Estado, de los empleadores y de los asegurados en
igual número.
La preside el elegido entre los representantes del Estado. La asistencia y las prestaciones médico
asistenciales son directas y libres.
La existencia de otras entidades públicas o privadas en el campo de los seguros no es incompatible
con la mencionada institución, siempre que ofrezca prestaciones mejores o adicionales y haya
consentimiento de los asegurados. La ley regula su funcionamiento.

_____________________________
5. http://www.congreso.gob.pe/grupo_parlamentario/aprista/historia01.htm
6. Eugenio Chang-Rodríguez Una vida agónica Víctor Raúl Haya de la Torre; Fondo Editorial del Congreso de la
República 2007; pág. 110.
7. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 5, segunda edición, 1984, Editorial Juan
Mejía Baca, pág. 145-146.

El Estado regula la actividad de otras entidades que tengan a su cargo la seguridad social de los
sectores de la población no comprendido en este Artículo.
Artículo 15.Todos tienen derecho a la protección de la salud integral y el deber de participar en la
promoción y defensa de su salud, la de su medio familiar y de la comunidad.
Artículo 16.El Poder Ejecutivo señala la política nacional de salud. Controla y supervisa su
aplicación. Fomenta las iniciativas destinadas a ampliar la cobertura y calidad de los servicios de
salud dentro de un régimen pluralista. Es responsable de la organización de un sistema nacional
descentralizado y desconcentrado, que planifica y coordina la atención integral de la salud a través
de organismos públicos y privados, y que facilita a todos el acceso igualitario a sus servicios, en
calidad adecuada y con tendencia a la gratuidad. La ley norma su organización y funciones.
Artículo 17.El Estado reglamenta y supervisa la producción, calidad, uso y comercio de los productos
alimenticios, farmacéuticos y biológicos. Combate y sanciona el tráfico ilícito de drogas.
Artículo 18.El Estado atiende preferentemente las necesidades básicas de la persona y de su familia
en materia de alimentación, vivienda y recreación. La ley regula la utilización del suelo urbano, de
acuerdo al bien caimán y con la participación de la comunidad local. El Estado promueve la
ejecución de programas públicos y privados de urbanización y de vivienda. El Estado apoya y
estimula a las cooperativas, mutuales y en general a las instituciones de crédito hipotecario para
vivienda y los programas de autoconstrucción y alquiler venta. Concede aliciente y exoneraciones
tributarias a fin de abaratar la construcción. Crea las condiciones para el otorgamiento de créditos a
largo plazo y bajo el interés.
Artículo 19.La persona incapacitada para velar por si misma a causa de una deficiencia física o
mental tiene derecho al respeto de su dignidad y a un régimen legal de protección, atención,
readaptación y seguridad. Las entidades que sin fines de lucro prestan los servicios previstos en este
régimen, así como quienes tienen incapaces a su cargo, no tributan sobre la renta que aplican a los
gastos correspondientes. Tampoco tributan las donaciones dedicadas a los mismos fines.
Artículo 20.Las pensiones de los trabajadores públicos y privados que cesan temporal o
definitivamente en el trabajo son reajustadas periódicamente teniendo en cuenta el costo de vida y las
posibilidades de la economía nacional, de acuerdo a ley.

En estos artículos se evidencia la gran capacidad de concertación y coordinación de Haya


de la Torre, con sus 83 años de edad y una grave enfermedad, tenía que liderar a nueve
grupos políticos (PPC, FOCEP, PSR, PC, UDP, MDP, PUN, PDC Y FNTC) de la llamada
“izquierda” elegidos para la Asamblea Constituyente, ya que para aprobar cada artículo se
requería 51 votos de los 100 parlamentarios elegidos. (8)
Esta constitución se caracteriza por “ser una resultante de todo el movimiento social y
popular ya no de aristócratas u oligarcas sino de las clases populares que demandaban al
gobierno militar de ese entonces que convocara a una Asamblea Constituyente para la
redacción de una nueva Carta Magna.”; “Es la única ley de leyes que expresa de manera
más fidedigna todo este proceso de emergencia de la universalización y globalización de la
democracia que sin duda recibió un gran impulso con la famosa Declaración Universal de
los Derechos Humanos…” (9)

Trayectoria: Haya fue por naturaleza demócrata, según se detalla a continuación:


1923 Haya es apresado por desbaratar el proyecto político-religioso de Leguía y tras siete
días de huelga de hambre el gobierno lo destierra a Panamá.
1932 Consumado el fraude electoral de 1931 contra Haya, éste da un discurso en la Casa
del pueblo de Trujillo; y Sánchez Cerro inicia la exterminación de los apristas y Haya
es tomado prisionero en Lima.
_____________________________
8. Antecedentes Constitución 1979, pág. 6 y 7 http://www.bibliojuridica.org/libros/5/2217/9.pdf
9. Eugenio Chang-Rodríguez Una vida agónica Víctor Raúl Haya de la Torre; Fondo Editorial del
Congreso de la República 2007, pág. 207 y 208

1933-1934 Benavides proclama “Paz y concordia” para neutralizar al APRA siendo


liberado Haya de la Torre. La “Paz y concordia” termina iniciándose otra vez la
persecución a los aprista.
1945 Haya impedido de postular a las elecciones presidenciales apoya a Bustamante y
Rivero con la finalidad de establecer una democracia más representativa, sale de la
clandestinidad para pronunciar su discurso, por el cual Bustamante y Rivero gana la
presidencia. Sin embargo, fue todo lo contrario, ya que en 1948 Bustamante declaró
al PAP fuera de la ley.
1949 Cuando Odría derroca a Bustamante y se proclamó Presidente; Haya tuvo que
asilarse en la Embajada de Colombia y el dictador no le otorga salvoconducto por lo
que se inició el caso en la Corte Internacional de Justicia en la Haya.
1957 Retorna al Perú y da un discurso en la Plaza San Martín y dice: “Hemos sufrido
mucho, compañeros, pero nosotros tenemos un destino común, indesligable del
Perú, que es la defensa de las libertades públicas del Perú, que es el mantenimiento
de un régimen democrático que respalde y garantice las libertades públicas.”(10)
1962 Haya postula a las elecciones presidenciales y no logra el porcentaje requerido por lo
que le correspondía elegir al Congreso, pero como se sabía éste tenía una gran
presencia aprista; es por ello que un golpe militar depuso a Manuel Pardo.
1968 Nuevamente ante el temor de un gobierno aprista, el 3 de octubre oficiales del
Ejercito derrocan a Belaunde e imponen el Gobierno Revolucionario de la Fuerza
Armada.
1978 Haya es elegido Presidente de la Asamblea Constituyente con la más alta votación;
luego el 2 de agosto de 1979 fallece.

Bibliografía documentada:

1. Cuatrocientos años de salud pública en el Perú 1533-1933 Carlos Bustíos Romaní, 2002,
pág.478- 479.
2. Eugenio Chang-Rodríguez Una vida agónica Víctor Raúl Haya de la Torre; Fondo Editorial del
Congreso de la República 2007
3. http://www.bibliojuridica.org/libros/5/2217/9.pdf Antecedentes Constitución 1979, pág. 6 y 7
4. http://www.congreso.gob.pe/grupo_parlamentario/aprista/historia01.htm
5. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 1, segunda edición, 1984, Editorial Juan
Mejía Baca, pág. 228-238.
6. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 3, segunda edición, 1984, Editorial Juan
Mejía Baca, pág. 216-219.
7. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 5, segunda edición, 1984, Editorial Juan
Mejía Baca, págs. 12, 25, 26, 145, 146 y 422.
8. 80 Aniversario Jornada de 8 horas y reconocimiento de la FEP-Cartas de obreros a Haya de la
Torres. Investigaciones sociales Año III, número 4, 1999; Miguel Maticorena Estrada.
http://sisbib.unmsm.edu.pe/bibvirtualdata/publicaciones/inv_sociales/n4_1999/a12.pdf

____________________
10. Obras Completas, Víctor Raúl Haya de la Torre Tomo 5, segunda edición, 1984, Editorial
Juan Mejía Baca, pág. 422.

También podría gustarte