Está en la página 1de 6

FICHA DE TEXTO “Mandamientos del abogado” E.

Couture

NOMBRE Tomás Arango Machado


LECTOR
SEMESTRE DEL Séptimo
LECTOR
TITULO DEL Los mandamientos del abogado
TEXTO
AUTOR Eduardo juan Couture
ASPECTOS Argumento principal del texto El derecho es una de las
ESTRUCTURALES disciplinas más influyentes e
DEL TEXTO incluyentes respecto a otras, ya
que tiene una gran área de
cobertura en otras ciencias y su
conocimiento es de gran
importancia para la
convivencia de la sociedad; por
lo tanto, para su correcta
aplicación y estudio, un
abogado debe poseer ciertas
características o seguir ciertos
lineamientos que lo ayuden en
el desempeño de su profesión,
en su crecimiento propio y que
le eviten al máximo los errores
que comúnmente se cometen al
ejercerla. Estas características
son el estudiar, pensar, trabajar,
luchar, ser leal, tolerar, tener
paciencia y fe, olvidar y amar
la profesión que se ejerce;
mediante las cuales, se puede
realmente facilitar la abogacía,
al aprender de derecho, seguir
las actualizaciones que este
tenga con el transcurso del
tiempo, aprender la manera
correcta de tratar y de servir a
los clientes, de respetar los
diferentes puntos de vista, de
actuar con cautela revisando
cada detalle el tiempo que sea
necesario, redescubriendo su
origen que se encuentra en la
libertad, dejando atrás todo
rencor o recuerdo para
permitirse a sí mismo ser
objetivo frente a cualquier caso
y formando una imagen de
profesional de la cual se esté
orgulloso.
Idea central del texto La profesión de un abogado va
más allá del estudio y
entendimiento de la ley y de lo
que esta trae consigo, ya que
no es simplemente una carrera
de derecho, sino que es y puede
ser interpretada en diferentes
disciplinas tales como el arte,
política, ética y acción,
dependiendo del punto de vista
que se tome; ya que como
profesional de la sociedad y
defensor de esta, este debe
asegurarse de que funcione de
la mejor manera posible y por
lo tanto debe tener control
sobre sí y actuar de manera
emocionalmente inteligente,
controlando sus impulsos y
siendo ético en su quehacer
diario. Para esto, idealmente
debe seguir los 10 consejos
abordados por Eduardo
Couture, con los cuales puede
evitar lo planteado por él, de
ser “cada día menos abogado”,
y por el contrario, convertirse
cada vez más en un mejor
mediador de los problemas de
la sociedad y en un ser de
conocimiento, que
constantemente esté en busca
de su mejora, para ponerse a sí
mismo y al aprendizaje
recibido, al servicio de los
otros.
Conclusiones -El abogado en el ejercer de su
profesión debe ser capaz tanto
de liberar como contener
expresiones, palabras y hechos,
en el momento que se requiera
y sea adecuado, ya que es parte
fundamental de su trabajo.

-No se debe abusar de la buena


fe de los jueces, ya que estos
están condicionados a depositar
su confianza en la palabra y
honestidad del abogado.

-Mientras se sigan los 10


mandamientos planteados en el
texto, un abogado podrá
mantener su camino recto,
alejándose de la corrupción, las
malas tentaciones e incluso de
los impulsos repentinos de su
persona.

-El abogado es quien le da el


sentido a su profesión, así
como la orientación hacia el
arte, política o ética, de
acuerdo al uso que le dé al
conocimiento adquirido, ya que
en la práctica es donde se
refleja verdaderamente el
aprendizaje.

-El derecho es una ciencia que


requiere de constante
actualización, ya que es
primordial que avance al
mismo paso de la sociedad para
que no se convierta en algo
obsoleto o en objeto de daño,
en vez de progreso.

RELACIÓN Opinión del lector frente al A pesar de que el texto tiene


TEXTO - LECTOR texto buenos consejos, que
lógicamente deberían ser
aplicados en el diario vivir de
un abogado y habla del derecho
como una disciplina fantástica
que tiene diversas
interpretaciones, estas ideas
planteadas y pensamientos, a
mi parecer, pueden llegar a ser
muy utópicos para la sociedad
en la que vivimos actualmente,
ya que en este momento la gran
mayoría de las personas violan
las leyes, especialmente la
autoridad, así como los
abogados que son cada día más
corruptos, no aman su
profesión como debe ser, no
luchan por descubrir la verdad,
no son pacientes y sobre todo;
no estudian las leyes, ya que
muchas de ellas son
actualizadas constantemente.
Sin embargo, reconozco y
considero que lo que se plantea
allí, es la guía que procura que
las personas que estudiamos
derecho sigamos una integridad
moral y ética en el ejercicio de
nuestra profesión, y nos
concienticemos de lo que
realmente significa ser
abogado, de la gran
responsabilidad que la carrera
comprende dentro de la
sociedad y de las repercusiones
que puede traer consigo, el no
ejercer correctamente y el tener
desconocimiento o ignorar
estos mandamientos de tal vital
importancia, que han
permanecido vigentes a través
del tiempo y permanecerán
vigentes en el futuro.

Inquietudes o interés que El texto me genera un alto


genera el texto en el lector interés tanto en el
comportamiento como
pensamiento humano pero
enfocado en el profesional del
derecho, ya que me hace
cuestionarme la manera en que
una persona que se supone que
está motivada por las leyes y le
agrada su estudio, práctica y
aplicación; es capaz de incluso
perder el respeto por ellas, para
dejar guiarse simplemente por
impulsos o ambiciones propias
que hacen que quiera utilizarlas
a su favor y no a favor de la
colectividad. Así mismo, la
manera en la que la sociedad y
los medios se enfocan en
mostrar siempre los aspectos
negativos de esta profesión o
las personas que la han ejercido
de mala manera y la han
difamado, en vez de resaltar
cosas tan importantes como
estos mandamientos o las
características que representan
verdaderamente al derecho
dentro de la sociedad, como su
omnipresencia.

Utilidad práctica del texto en la El texto me permite conocer 10


vida profesional del lector lineamientos muy importantes
que debo aplicar en el campo
laboral diario y que me pueden
permitir tener éxito como
abogado y como persona, y
dejar una huella positiva para
los futuros estudiosos de la
materia. Ya que en la
actualidad el abogado que no
es sabio y no se actualiza en
sus conocimientos para el
futuro no es abogado, así
mismo, aquel que aún no
conoce los mandamientos o
que los conoce, pero no les da
importancia, ya que comete los
mismos errores de siempre,
marcados en la historia.