Está en la página 1de 43

MANUAL PARA PRÁCTICAS DE LABORATORIO

DE BOTÁNICA I (BIO-100)

Plan de estudio: Licenciatura en Biología orientada a la


Educación Secundaria.

Santo Domingo, RD, septiembre 2018


2

Presentación

Este manual permite a los estudiantes de la Licenciatura en Biología, orientada a


la Educación Secundaria, consolidar los contenidos vistos en las clases teóricas
de Botánica I. En el mismo se abordan actividades prácticas relacionadas con las
normas de bioseguridad, manejo de microscopios, organografías de la raíz, tallo,
hoja, flor y fruto, así como aspectos relacionados con la germinación; todo
enfocado en el manejo de conceptos, los procedimientos, las actitudes y valores
para el ejercicio de una práctica educativa de calidad.
3

Práctica № 1
Bioseguridad y Microscopía

Introducción

Bioseguridad
Las normas de bioseguridad en el laboratorio de Botánica I son un conjunto de
medidas preventivas, destinadas a mantener el control de riesgos procedentes de
agentes biológicos, físicos o químicos, logrando la prevención de impactos nocivos
frente a riesgos propios de su actividad diaria, asegurando que el desarrollo o
resultado final de dichos procedimientos no atente contra la seguridad del
estudiante. La bioseguridad analiza los accidentes o incidentes para elaborar
normas y procedimientos que permitan evitarlos, promoviendo el uso adecuado de
instrumentos, materiales, espacios, etc.

Objetivo
Establecer los procesos y protocolos para el manejo de las normas de
Bioseguridad

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


Guantes de látex y nitrilo, tapabocas, gorro, bata de laboratorio, gafas de
seguridad.

Procedimiento de la práctica
Con el propósito a favorecer el cumplimiento de los objetivos para los cuales se
realizan las prácticas de laboratorio, así como para disminuir riesgos a la salud y
garantizar el buen funcionamiento de los equipos, les solicitamos atender las
siguientes normas:

 En los laboratorios usted deberá asumir una conducta respetuosa frente a


los compañeros y docentes, además procurar cuidado y buen trato con los
4

equipos que hacen parte del laboratorio y contribuyen con su formación y


buena práctica.
 Asista al laboratorio con pantalón largo y zapatos cerrados.
 En el laboratorio debe usar siempre bata blanca, cerrada y limpia.
 Evite fumar, beber o comer cualquier alimento dentro de los laboratorios.
 Ingrese al laboratorio únicamente con los elementos que son estrictamente
necesarios, no debe ingresar materiales que puedan deteriorar los equipos.
 Antes y después de cada práctica, por su seguridad y la de los demás,
debe lavarse las manos con abundante agua y jabón.
 No debe manejar material quirúrgico (pinzas, bisturí, etc.), sin la
autorización previa del docente.
 Utilice en forma sistemática guantes de látex en procedimientos que
impliquen manipulación de elementos biológicos y/o cuando maneje
instrumental contaminado.
 No inhale, pruebe o ingiera productos químicos de los laboratorios.
 Ningún material o equipo puede sacarse del salón, sin la autorización y
registro escrito previo, dado por el encargado del laboratorio.
 Al terminar su trabajo revise el material que se le prestó y entréguelo como
lo recibió.

El docente será la primera persona en entrar al laboratorio y la última en salir,


garantizando el recibimiento de los equipos y asegurándose que al concluir la
práctica todos los elementos queden en perfecto orden y que todos los estudiantes
evacuen el laboratorio.

Microscopía
Los seres vivos están compuestos de diferentes tipos de células, las cuales
constituyen la mínima unidad funcional de todo organismo. Para su estudio es
necesario utilizar la microscopía como medio para conocer las características
morfológicas propias del tejido que conforman. Para tal fin existen diversos tipos
5

de microscopios. Los microscopios magnifican la imagen y aumentan nuestra


capacidad para ver detalles que de otro modo no podríamos percibir.

Existen dos tipos principales de microscopio: el microscopio de luz y el


microscopio de electrones.
El primero utiliza un rayo de luz para iluminar los objetos, que son magnificados y
enfocados por lentes de cristal. Los microscopios de luz más comunes son el
estereoscopio (microscopio de disección) y el microscopio compuesto.

El estereoscopio se utiliza para observar objetos de aproximadamente 0.05 a 20


milímetros. El microscopio compuesto se utiliza para estudiar objetos o secciones
finas, entre aproximadamente 0.2 a 100 micrómetros. Para observar los detalles
celulares, se usan tinciones que resaltan las partes de lo que deseamos estudiar o
se emplean microscopios especializados.

El microscopio electrónico es aquél que utiliza electrones en lugar de fotones o luz


visible para formar imágenes de objetos diminutos. Los microscopios electrónicos
permiten alcanzar ampliaciones hasta 5000 veces más potentes que los mejores
microscopios ópticos, debido a que la longitud de onda de los electrones es mucho
menor que la de los fotones "visibles". Existen dos tipos de microscopios
electrónicos:

Objetivo

Familiarizar al estudiante con las partes y el uso adecuado del microscopio.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar

Microscopios, guantes de látex y nitrilo, tapabocas, gorro, bata de laboratorio.

Procedimiento de la práctica
6

A. Leer cuidadosamente las normas de bioseguridad del laboratorio de Botánica I;


posteriormente, discutir con los compañeros y el profesor la importancia de
ponerlas en práctica.
B. Tomen un microscopio y localice, siguiendo la figura anexa, las siguientes
partes:

1. Base: Sostén del instrumento.


2. Columna o brazo: Sostiene los lentes oculares y los lentes objetivos.
3. Platina: Superficie para colocar la laminilla.
4. Ajuste mecánico de la platina: Ajuste para mover la laminilla.
5. Revólver: Contiene los lentes objetivos.
6. Lentes objetivos: Lentes principales del microscopio. Estos lentes son
parafocales porque permiten que la imagen quede casi enfocada al cambiar de
objetivo. Usualmente hay cuatro lentes objetivos:
a. Rastreo – magnifica cuatro veces (4x)
b. Baja potencia – 10x
c. Alta potencia – 40x
d. Inmersión de aceite – 100x
7. Cabezal: Contiene los lentes oculares.
8. Lentes oculares: El microscopio es monocular si tiene un ocular y binocular si
tiene dos oculares. Los oculares magnifican diez veces (10x) y uno de ellos puede
tener un puntero.
9. Anillo de enfoque del lente ocular izquierdo: Se usa para enfocar bien la
imagen con el ojo izquierdo luego de haber enfocado con el ojo derecho; este
ajuste compensa por la diferencia entre la agudeza visual de ambos ojos.
10. Ajuste de distancia interpupilar: Aumenta o disminuye la distancia entre los
lentes oculares para compensar por diferencias en la distancia entre los dos ojos.
11. Tornillo macrométrico o ajuste grueso: Sube y baja la platina rápidamente;
sólo se usa con los lentes objetivos de 4x y 10x.
7

12. Tornillo micrométrico o ajuste fino: Sube y baja la platina muy lentamente;
se usa con todos los lentes objetivos para perfeccionar el enfoque de la imagen.
13. Iluminador o lámpara: Provee una intensidad variable de iluminación.
14. Interruptor: Prende y apaga el iluminador.
15. Indicador de encendido.
16. Ajuste de iluminación: Controla la intensidad de la iluminación.
17. Condensador: Enfoca la luz en el plano de la laminilla.
18. Ajuste del condensador: Sube y baja el condensador, aunque éste siempre
debe quedar un poco por debajo de su posición más alta.
19. Diafragma: Controla el diámetro del rayo de luz que llega a la laminilla (no
debe usarse para aumentar o disminuir la intensidad de la iluminación). Al
disminuir la apertura del diafragma, se aumenta el contraste de la imagen y la
profundidad del foco, pero se disminuye la resolución. Para obtener la mejor
imagen posible hay que cambiar la apertura del diafragma cada vez que cambia el
lente objetivo.

Nota. Nunca mueva el microscopio mientras esté encendido porque puede dañar
la lámpara.

Figura 1.
Partes del microscopio.
8

Bibliografía
UIS. 2012. Manual de bioseguridad. UIS BERNlS MATEU, J. 1978. Atlas de
microscopia, Ediciones Jover, S.A., Barcelona.
Locquin, M., Langeron, M. (1985). Manual de microscopia, Editorial Labor, S.A.,
Barcelona.

https://pagina.jccm.es/museociencias/otras%20actividades%20web/material
%20cnr%20web/manual%20de%20microscopia.pdf
Práctica № 2

Clasificación de los diferentes tipos de raíces (gimnospermas,


monocotiledóneas y dicotiledóneas), sus organelos y tejidos

Introducción
La raíz es la porción inferior del eje de la planta, desarrollada normalmente bajo el
suelo (recordar que existen plantas acuáticas y epífitas). Entre las funciones que
cumplen las raíces se tienen:

 Anclaje del vegetal.


 Nutrición.
 Almacenamiento.
 Reproducción vegetativa.

De acuerdo con su origen las raíces se clasifican en primarias, derivadas de la


radícula del embrión, y adventicias originadas de cualquier otra parte del vegetal
(tallo, pecíolo, etc.).

En las Dicotiledóneas y Gimnospermas el sistema radicular es pivotante,


axonomorfo o fusiforme: consta de una raíz principal de la cual salen las laterales.
Las partes maduras presentan crecimiento secundario y la absorción de agua se
lleva a cabo por los extremos, a través de los pelos radiculares. En las
Monocotiledóneas el sistema radicular es fasciculado, formado por un manojo de
raíces adventicias originadas en la base del tallo, las que pueden ramificarse pero
nunca tienen crecimiento secundario.
9

Figura 2. Sistema radicular de las plantas.


Objetivo

Reconocer los diferentes tipos de raíces (monocotiledóneas, dicotiledóneas y


gimnospermas), sus organelos y tejidos.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


 Material vegetal: plantas monocotiledóneas (maíz, lirio, cebolla, etc.)
dicotiledóneas (habichuela, sauco, etc.) y gimnospermas (pino).
 Pinzas, lupas, microscopios, porta y cubreobjetos, papel secante, placas de
Petri, cuchillas de afeitar, safranina, glicerina, pinceles, vidrio de reloj.

Procedimiento de la práctica

A. Partes de la raíz:
a. Identifique en la raíz de una planta dicotiledónea y en una
gimnosperma: el cuello, raíz principal, raíces secundarias, zona
pilífera y cofia. Dibuje lo observado.
b. Observe el sistema radicular de una planta monocotiledónea. Dibuje
lo observado.
B. Realice cortes transversales de raíces primarias de maíz (monocotiledónea)
y habichuela (dicotiledónea). Hacer varios cortes y seleccionar los más
finos. Colocar en vidrio de reloj y teñir con safranina durante 2 minutos,
lavar con agua destilada; seguidamente, colocar en portaobjetos, agregar
una gota de glicerina, colocar cubreobjetos y observar bajo el microscopio.
10

Usando como guía las figuras anexas y el material de referencia del


laboratorio, identifique las siguientes estructuras: epidermis, pelos radicales,
corteza, endodermis, xilema, floema, banda de Caspary y periciclo. Realice
los dibujos y establezca diferencias entre ambos tipos de raíces.

Figura 3. Cortes transversales


de raíces de dicotiledónea y monocotiledónea.

C. Observe la lámina con el corte de raíz de pino (gimnosperma), mostrando


crecimiento primario, e identifique: epidermis, floema, xilema, canal de
resina, endodermis y periciclo.

Figura 4. Corte transversal de raíz de pino.

Ejercicios

1. Investigue la definición y función de las siguientes estructuras: epidermis,


pelos radicales, corteza, endodermis, xilema, floema, banda de Caspary y
periciclo.
2. Discuta sobre el uso de las raíces por parte del ser humano.
11

Bibliografía
Ramírez, B. y Goyes, R. (2004). Botánica. Generalidades, morfología y anatomía
de las plantas superiores. Edit. Universidad del Cauca. Colombia.
http://www.biologydiscussion.com/gymnosperm/pinus-external-morphology-and-
different-parts/33923

Práctica № 3

Tipos de tallos (monocotiledóneas, dicotiledóneas y gimnospermas), sus


organelos y tejidos

Introducción
El tallo es el órgano encargado de la conducción, tanto de agua y nutrientes, como
de fotosintatos elaborados en las hojas, también contribuye para el sostén de
hojas y frutos.  El lugar de inserción de las hojas se llama nudo y la zona
comprendida entre dos nudos es el entrenudo. En la axila de cada hoja y en el
ápice del tallo se encuentran las yemas, sitio de los meristemas apicales.

Entre las funciones que cumplen los tallos se tienen:

 Formar y mantener las hojas y las estructuras de reproducción.


 Conducir agua y nutrientes.
 Almacenar sustancias alimenticias.

Objetivo
Reconocer los diferentes tipos de tallos (monocotiledóneas, dicotiledóneas y
gimnospermas), sus organelos y tejidos.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


 Material vegetal: plantas monocotiledóneas (maíz, lirio, cebolla, etc.)
dicotiledóneas (habichuela, sauco, trébol, etc.) y gimnospermas (pino).
 Pinzas, lupas, microscopios, porta y cubreobjetos, papel secante, placas de
Petri, cuchillas de afeitar, safranina, glicerina, pinceles, vidrio de reloj.

Procedimiento de la práctica
12

A. Partes del tallo:


a. Identifique en los tallos de monocotiledóneas, dicotiledóneas y
gimnospermas: nudos, entrenudos, yemas y hojas. Dibuje lo
observado. En Gimnospermas (Pinus sp.), ubique macroblastos y
braquiblastos.
B. Realice cortes transversales de tallos con crecimiento primario de maíz
(monocotiledónea) y habichuela (dicotiledónea). Hacer varios cortes y
seleccionar los más finos. Colocar en vidrio de reloj y teñir con safranina
durante 2 minutos; seguidamente, colocar en portaobjetos, agregar una
gota de glicerina, colocar cubreobjetos y observar bajo el microscopio.
Usando como guía las figuras anexas y el material de referencia del
laboratorio, identifique las siguientes estructuras: epidermis, floema y
xilema. Realice los dibujos y establezca diferencias entre ambos tipos de
tallos.

Figura 5. Cortes transversales de tallos de monocotiledónea y dicotiledónea.

C. Observe la lámina con el corte de tallo de pino (gimnosperma), mostrando


crecimiento secundario, e identifique: epidermis, floema, xilema, canal de
resina.

Figura 6. Corte transversal de tallo de pino con crecimiento secundario.


13

Ejercicios

1. Discuta sobre el uso de los tallos por parte del ser humano. 2. Establezca
comparaciones, a nivel anatómico (externo e interno), entre tallos de
monocotiledóneas y dicotiledóneas. 3. ¿Qué función tienen los canales
resiníferos?

Bibliografía.
Ramírez, B. y Goyes, R. (2004). Botánica. Generalidades, morfología y anatomía
de las plantas superiores. Edit. Universidad del Cauca. Colombia.
14

Práctica № 4

Clasificación de los diferentes tipos de hojas (monocotiledóneas,


dicotiledóneas y gimnospermas), sus organelos y tejidos

La hoja o filoma es un órgano lateral y a veces terminal que brota del tallo o de las
ramas; tiene forma generalmente laminar y estructura dorsiventral; se origina a
partir de los rudimentos foliares del ápice vegetativo caulinar, los cuales a medida
que se separan del extremo se vuelven triangulares y adquieren el aspecto de una
vaina, diferenciándose posteriormente en dos zonas, una superior que
corresponderá al limbo y una inferior que corresponderá al peciolo. Las hojas se
hallan en Espermatófitas (gimnospermas y angiospermas) y Pteridófitas
(helechos), donde se conocen generalmente con el nombre de frondes. La
función principal de las hojas es la síntesis de compuestos orgánicos, mediante la
fotosíntesis.

En las Dicotiledóneas, la hoja consta (generalmente) de una lámina, un pecíolo, y


usualmente hay una yema axilar en la unión del pecíolo al tallo. El pecíolo puede
ser largo o corto, si está ausente la hoja es sésil o sentada. Los haces vasculares
recorren la lámina foliar constituyendo las nervaduras. Normalmente hay una
nervadura o vena principal, de la cual salen venas de menor diámetro o venas
laterales, así sucesivamente formando una red o venación retinervada. Cuando
hay varias venas principales que salen de un mismo sitio, la venación es palmada.
Ambos tipos son usuales en las Dicotiledóneas.
15

En las monocotiledóneas, la lámina es acintada, el pecíolo se transforma en una


vaina que abraza el tallo. Las nervaduras se distribuyen paralelamente a cada lado
de la nervadura o vena principal (venación paralelinervada). Un ejemplo común es
la hoja de maíz (Zea mays) y las hojas de los pastos (Poaceae).

En gimnospermas, las hojas son simples y frecuentemente uninervadas. Una hoja


con características primitivas es la hoja Ginkgo biloba. La hoja es flabelada, es
decir, con forma de abanico. Una vena penetra en el pecíolo y al llegar a la lámina
se divide en dos. Estas a su vez a corta distancia se vuelven a dividir en dos y así
sucesivamente. Esta venación se llama dicotómica.

En los pinos (Pinus sp.) y cedros (Cedrus sp.) las hojas tienen forma de aguja
(aciculares). Están dispuestas en fascículos sobre braquiblastos. En los cipreses,
familia Cupresáceas, las hojas tienen forma de escamas y envuelven las ramas,
se llaman hojas escuamiformes, su filotaxia es opuesta y decusada.

Objetivo
Reconocer los diferentes tipos de hojas (monocotiledóneas, dicotiledóneas y
gimnospermas), sus organelos y tejidos.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


 Material vegetal: plantas monocotiledóneas (maíz, lirio, cebolla, elodea,
etc.) dicotiledóneas (habichuela, sauco, trébol, etc.) y gimnospermas (pino,
araucaria).
 Pinzas, lupas, microscopios, porta y cubreobjetos, papel secante, placas de
Petri, cuchillas de afeitar, safranina, glicerina, pinceles, vidrio de reloj.

Procedimiento de la práctica
A. Tipos y partes de las hojas de monocotiledónea y dicotiledónea:
a. Con la ayuda del material de apoyo, clasifique las hojas de
monocotiledónea y dicotiledónea suministradas, de acuerdo con:
16

presencia de peciolo, forma del ápice y la base, filotaxia, naturaleza,


borde y forma del limbo, tipo de nervación.

B. Tipos y partes de las hojas de gimnospermas:

a. Con la ayuda del material de apoyo, clasifique las hojas de


gimnospermas suministradas e identifique la lámina y el cojinete
foliar.

C. Cloroplastos

a. Tome una hoja de elodea, colóquela en un porta objeto, añada una


gota de agua destilada, tape con el cubre objeto y disponga en el
microscopio. ¿Qué observa? ¿Cómo se llama este proceso? Dibuje
lo observado.
b. Repita lo anterior, pero usando la epidermis de una hoja de lirio.
Dibuje lo observado.
17

Figura 7. Clasificación de las hojas.

D. Estomas y tricomas

a. Tome una hoja de lirio, retire la epidermis, colóquela en un porta


objeto, añada una gota de agua destilada, tape con el cubre objeto y
disponga en el microscopio.
Con la ayuda del material
de apoyo, ubique los
estomas, dibuje y rotule.
18

b. Tome una hoja de cariaquillo (Lantana sp.), retire la epidermis,


colóquela en un porta objeto, añada una gota de agua destilada, tape
con el cubre objeto y disponga en el microscopio. Con la ayuda del
material de apoyo, ubique los tricomas, dibuje y rotule.

Tricomas

E. Realice cortes transversales de hojas de maíz (monocotiledónea) y


habichuela (dicotiledónea). Hacer varios cortes y seleccionar los más finos.
Colocar en vidrio de reloj y teñir con safranina durante 2 minutos;
seguidamente, colocar en portaobjetos, agregar una gota de glicerina,
colocar cubreobjetos y observar bajo el microscopio. Usando como guía las
figuras anexas y el material de referencia del laboratorio, identifique las
siguientes estructuras: cutícula, epidermis superior, epidermis inferior,
parénquima en empalizada, parénquima esponjoso, células buliformes,
floema, xilema.
19

Monocotiledónea Dicotiledónea

F. Observe la lámina con el corte de hoja de pino (gimnosperma) e identifique:


epidermis, estomas, floema, xilema, canal de resina.

Figura 8. Corte transversal de hoja de pino.

Ejercicios

 Realice un mapa mental sobre la clasificación de las hojas


 Discuta sobre el uso de las hojas por parte del ser humano.
 Discuta sobre las hojas modificadas.

Bibliografía.
20

Ramírez, B. y Goyes, R. (2004). Botánica. Generalidades, morfología y anatomía


de las plantas superiores. Edit. Universidad del Cauca. Colombia.

Práctica № 5
Reproducción vegetativa de las plantas

Introducción
21

Las plantas, además de tener reproducción sexual, pueden reproducirse de


manera asexual o vegetativa, originando descendencias, casi siempre
genéticamente idénticas al progenitor (un clon), aunque ocasionalmente se
pueden dar mutaciones menores.

Las principales modalidades de reproducción asexual son por: bulbos, tubérculos,


rizomas, estolones, hijuelos, estacas, injertos y cultivo de tejidos.

Objetivo

Diferenciar los diferentes tipos de reproducción vegetativa.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar

 Material vegetal: cebollas, ajos, papas, jengibre, mala madre, plantas de


fresa, piña, injerto de naranja, cultivo de tejidos.
 Pinzas, lupas, microscopios, papel secante, placas de Petri, cuchillos.

Procedimiento de la práctica

a) Bulbos: Son órganos subterráneos especializados, que consisten en un tallo


axial, corto, carnoso, generalmente vertical (platillo basal) que lleva en su ápice
un meristema o un primordio floral y que está recubierto por hojas modificadas
(escamas gruesas y carnosas llamadas catáfilos).

- Tome una cebolla (Allium cepa) y una cabeza de ajo (Allium sativum) e
identifique en cada una: Túnicas de protección y de reserva (catafilos),
filodios, raíces y tallo. Haga cortes transversales y longitudinales e
identifique las estructuras mencionadas. Dibuje lo observado.

a b
22

Figura 9. Corte longitudinal de cebolla (a) y ajo (b).

b) Tubérculos: Son tallos modificados y engrosados donde se acumulan


sustancias de reserva, comúnmente almidón.

- Tome una papa (Solanum tuberosum) y un ñame (Dioscorea sp.) e


identifique las yemas en cada una. Haga cortes transversales y observe
bajo el microscopio los gránulos de almidón. Dibuje lo observado.

c) Rizomas: Son tallos subterráneos con varias yemas que crecen de forma
horizontal emitiendo raíces y brotes herbáceos de sus nudos. Carecen de
hojas pero tienen catáfilas a veces en forma de escamas membranosas.

- Dibuje los diferentes tipos de rizomas suministrados: jengibre (Zingiber


officinale) y guineo (Musa sp.).

d) Estolones: Son brotes o ramas laterales más o menos delgados que nacen de
la base del tallo, que crecen horizontalmente con respecto al nivel del suelo.
Tienen entrenudos largos que generan raíces adventicias. La separación de
estos segmentos enraizados da lugar a plantas hijas.

- Dibuje los diferentes tipos de estolones suministrados: fresa (Fragaria sp.) y


mala madre (Chlorophytum sp.).

e) Hijuelos: Son un tipo característico de brote lateral o rama que se desarrolla


sobre la base del tallo principal de ciertas plantas. Este término se aplica
generalmente al tallo engrosado, acortado y con aspecto de roseta.
23

- Observe una piña e identifique los hijuelos. Dibuje lo observado.

f) Estacas: La propagación por estacas es una técnica de multiplicación vegetal


en la que se utilizan trozos de tallos, que colocados en condiciones
ambientales adecuadas son capaces de generar nuevas plantas idénticas a la
planta madre. Estas porciones son fitómeros que se pueden definir como la
menor porción formada por un nudo con la yema y una porción de los
entrenudos superior e inferior que permite la multiplicación.
- Observe fitómeros de yuca (Manihot esculenta) y caña (Saccharum
officinarum) e identifique las yemas. Dibuje lo observado.

g) Injertos: Es un método de multiplicación que consiste en unir yemas de una


determinada variedad o cultivar sobre una estaca de otra variedad, cultivar, u
otra especie (de la misma familia botánica).

- Observar un video sobre injertos en la siguiente dirección:


https://www.youtube.com/watch?v=BUrYsQj-76E. Discutir sobre el tema
tratado.
h) Cultivo in vitro: En esta técnica se utilizan células o pequeñas partes de tejidos
u órganos denominados explantos, los mismos son cultivados en condiciones
controladas de laboratorio. La técnica se basa en el hecho de que los tejidos
vivos de las plantas conservan la capacidad de dar origen a un organismo
completo: totipotencialidad.

- Observar un video sobre cultivos de tejidos en la siguiente dirección:


https://www.youtube.com/watch?v=VFhJ5T1qLJc. Discutir sobre el tema
tratado.

Ejercicio: Comente sobre la importancia de la reproducción vegetativa.

Bibliografía
24

Osuna, H., Osuna, A. y Fierro, A. (2016). Manual de propagación de plantas


superiores. Universidad Nacional Autónoma de México. Universidad
Autónoma Metropolitana. 91 pp. Consultar en:
http://www.casadelibrosabiertos.uam.mx/contenido/contenido/Libroelectronic
o/manual_plantas.pdf

Toogood, A. (2000). Enciclopedia de la propagación de plantas. Royal Horticultural


Society, 322 pp. Consultar en:
https://es.slideshare.net/jjdominguezjjdominguez/propagacin-de-plantas

Práctica № 6
Flor e inflorescencias
Introducción
25

En las Angiospermas, los procesos inherentes a la reproducción sexual se


desarrollan en las flores. Durante el proceso intervienen los gametos, de cuya
fusión se forma un cigoto que desarrollará luego al embrión de la semilla.

Las flores completas y perfectas están integradas por cuatro verticilos. Los dos
primeros más externos, parecidos a hojas, forman el perianto de la flor. El primer
verticilo está formado por sépalos que integran al cáliz, el segundo por pétalos que
constituyen a la corola. El perianto participa, en mayor o menor grado, en forma
indirecta en la reproducción sexual. Cuando el perianto está integrado por un solo
verticilo, se dice que la flor es monoclamídea, en caso contrario la flor es
diclamídea. Si ambos verticilos están ausentes, la flor es aclamídea. Cuando
existe una clara diferenciación entre el cáliz y la corola, las flores se describen
como heteroclamídeas; en caso contrario, se consideran homoclamídeas.

La corola permite determinar la simetría que afecta a todos los verticilos florales.
Cuando la flor puede ser dividida en dos partes iguales por más de un plano, se
describe con simetría actinomorfa (radial); es decir, los pétalos están regularmente
espaciados y todos tienen igual forma y tamaño. Por el contrario, cuando la flor
sólo puede ser dividida en dos partes iguales por un solo plano, se describe como
cigomorfa (simetría bilateral); en este caso los pétalos están irregularmente
espaciados y tienen generalmente diferentes formas y tamaños.

Los otros dos verticilos (esenciales) corresponden a los órganos sexuales de la


flor. El masculino, formado por estambres, constituye el androceo y por último el
verticilo más interno, formado por carpelos, corresponde al órgano femenino
constituyendo al gineceo.

El conjunto de los diferentes verticilos florales se disponen en el extremo


(receptáculo) de un tallo (pedúnculo) corto de crecimiento limitado ya que carece
de yemas axilares o terminales. Los entrenudos de este tallo son muy cortos, de
tal manera que, las hojas especializadas reproductoras no se distribuyen a
26

intervalos definidos como lo hacen las hojas fotosintéticas en las ramas


vegetativas.

El cáliz, verticilo más externo, al igual que la corola, está integrado por un número
variable de miembros, generalmente 3, múltiplo de 3 (trímeras) o ausentes en las
Monocotiledóneas y en número de 4-5 (tetrámeras o pentámeras) o ausentes en
las Dicotiledóneas.

El número de pétalos en la mayoría de los casos se corresponde con el número de


sépalos. La función de la corola con sus colores brillantes está fundamentalmente
orientada a atraer la atención de los animales (agentes polinizantes),
principalmente insectos. Por otro lado, los pétalos tienen glándulas (nectarios) que
secretan un líquido dulce (néctar) que sirve de alimento a insectos, aves y otros
animales. En muchas flores se producen aromas (aceites esenciales y otras
sustancias) que también están involucradas en atraer a los agentes polinizantes.
En algunas especies, estos aromas pueden ser particularmente fuertes y
desagradables para atraer, con el mismo objeto, a moscas y a otros animales
carroñeros. Por el contrario, los aromas que resultan gratos al hombre han sido
provechados para la elaboración de una gran variedad de perfumes de
importancia comercial.

En las plantas anemógamas el agente polinizador es el viento, no intervienen los


animales debido a que las flores de estas especies carecen del perianto; en
consecuencia, no hay colores, aromas o néctares que atraigan a los agentes
polinizadores.

El tercer verticilo, después de la corola, es el androceo que está integrado por


estambres. La antera, parte ensanchada y hueca dispuesta en el extremo del
filamento, contiene a los granos de polen, portadores de los gametos masculinos.
El número de estambres varía ampliamente, pero en muchos casos mantiene
27

concordancia con el número de pétalos, presentándose en igual número, el doble


o múltiplo de éstos, ocasionalmente menos numerosos o innumerables.

El cuarto y último verticilo, el más interno, es el gineceo que está formado por
carpelos, desde uno (unicarpelar) hasta varios carpelos (pluricarpelar). El ovario
corresponde a la parte basal, ensanchada y hueca (lóculo), donde se encuentran
encerrados los óvulos, portadores de los gametos femeninos, que formarán las
semillas después de la fecundación. El ovario se prolonga formando el estilo que
terminan en una región, generalmente ensanchada y pegajosa, denominada
estigma, donde germinan los granos de polen. El ovario es sincárpico cuando los
carpelos están unidos entre sí o apocárpico cuando están libres. Con base en el
número de lóculos donde se encuentran los óvulos, el ovario puede ser unilocular
(lóculo solitario), bilocular hasta plurilocular.

De acuerdo a la posición del ovario, las flores se clasifican como hipóginas cuando
el ovario está implantado en el extremo superior del receptáculo (ovario súpero) y
los demás verticilos ocupan una posición inferior a él. En las flores epíginas, el
ovario se encuentra en posición inferior (ovario ínfero), hundido totalmente en el
receptáculo con el que está íntimamente fusionado y los demás verticilos ocupan
una posición superior. Cundo el ovario ocupa una posición intermedia, sin
fusionarse con el receptáculo, se describe como una flor perígina.

Las flores con cuatro verticilos (cáliz, corola, androceo, gineceo) se consideran
completas y perfectas (bisexuales). Si falta uno o más verticilos la flor es
incompleta. Si la ausencia corresponde a alguno de los verticilos sexuales
(androceo o gineceo) la flor es además imperfecta (unisexual). Específicamente, si
la ausencia corresponde al androceo, la flor es femenina (pistilada), incompleta e
imperfecta. Si el verticilo ausente es el gineceo, la flor es masculina (estaminada),
incompleta e imperfecta.

En algunas especies, las flores se presentan solitarias en posición axilar (nudo) o


terminal en el extremo del tallo. En ciertos casos, las flores se desarrollan en
28

cualquier lugar del tallo, en los entrenudos o en las partes leñosas, incluyendo las
ramas y a lo largo del tronco hasta alcanzar casi el nivel del suelo. Con frecuencia,
las flores se disponen de diversas formas en ramas especializadas
(inflorescencias) que sólo producen flores acompañadas por apéndices foliáceos
denominados brácteas.
Las inflorescencias son ramas del tallo, portadoras de flores. Constan de un eje
donde se insertan las flores y las brácteas o hipsófilos (hojas modificadas).

Figura 10. Tipos de inflorescencias.

Objetivo
Estudiar la morfología de inflorescencias y flores de Monocotiledóneas y
Dicotiledóneas.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


29

•Material vegetal: Traer muestras fértiles (con flores) de una dicotiledónea


(flamboyán, clavellina, acacia, jazmín, girasolito, etc.) y una monocotiledónea (lirio,
zábila, cala, etc.). En el caso de la dicotiledónea corte una rama que incluya tallo,
hojas e inflorescencia, ésta corresponde a la porción del tallo (eje) en el cual se
implantan las flores. En el caso de la monocotiledónea, preferiblemente colecte la
planta completa, la inflorescencia o una porción de ésta, según el tamaño de la
planta.

•Pinzas, lupas, microscopios, papel secante, placas de Petri, hojillas.

Procedimiento de la práctica

1. Ilustre en forma esquemática la inflorescencia de las muestras que trajo al


laboratorio para determinar el tipo de inflorescencia (espiga, racimo,
panícula, umbela, corimbo, capítulo, etc.). Confronte su ilustración con las
disponibles en la guía de estudio o en el laboratorio. Rotule: Eje, bráctea,
bractéolas, pedúnculo, flor.
2. Ilustre en posición lateral las flores (una en cada caso) de las muestras que
trajo al laboratorio. Rotule: pedúnculo, perianto, cáliz, corola, androceo y
gineceo.
3. Corte longitudinalmente las flores (una en cada caso) de las muestras que
trajo al laboratorio. Rotule: pedúnculo, receptáculo, sépalo, pétalo, antera,
filamento, conectivo, teca, línea de dehiscencia, ovario, lóculo, ovulo,
carpelo, placenta, estilo, estigma.
4. Complete la matriz de datos, inherente a la morfología floral, disponible a
continuación:
30

PLANTA DICOTILEDÓNEA.
31

PLANTA MONOCOTILEDÓNEA

Ejercicio: Realice un mapa conceptual sobre la sexualidad (hermafroditas,


monoicas, dioicas y poligamas) de las plantas.

Bibliografía

Ramírez, B., Goyes, R. (2005). Botánica. Generalidades, Morfología y Anatomía


de Plantas Superiores.  Ed: Editorial Universidad Del Cauca  ISBN: 978-958-9475-
63-8 195 pp.

Huranca, R. (2010). La flor, inflorescencia y fruto. Universidad de la Amazonía


Peruana. 14 pp. Consultar en:
https://agronomiasustentable.files.wordpress.com/2012/09/la-flor-clasificacion.pdf

Consultar el enlace: https://www.youtube.com/watch?v=ubq85ClaGGA

Práctica № 7
32

Reconocimiento de las diferentes partes que conforman los frutos

Introducción

El fruto es la consecuencia de las profundas transformaciones del ovario después


de la fecundación; razón por la cual, el tipo de fruto dependerá fundamentalmente
de las características del ovario de donde proviene. Las paredes del ovario
originan a las del fruto (pericarpo), mientras que los óvulos se transforman en
semillas.

En los frutos se diferencian 3 capas que, en muchos casos, no siempre resultan


claramente visibles. Los frutos carnosos tipo drupa, como el mango, permiten
distinguir estas capas con bastante exactitud. La cáscara o concha que
generalmente desechamos, corresponde al epicarpo. La capa intermedia,
suculenta, jugosa y comestible es el mesocarpo. La capa más interna de
consistencia leñosa o pétrea que también desechamos, íntimamente relacionada
con la semilla, corresponde al endocarpo. Las tres capas del fruto (epicarpo,
mesocarpo y endocarpo) constituyen al pericarpo.

Los frutos propiamente dichos o frutos simples son los que provienen del ovario
de una flor. En ciertos casos, la inflorescencia completa se encuentra involucrada
en estas transformaciones, de tal manera que, muchas flores maduran en forma
simultánea originando una infructescencia o fruto múltiple como la piña. Un
fenómeno semejante ocurre en el higo, cuya inflorescencia hueca madura en
conjunto con los diminutos frutos, encerrados en su interior, en una infructescencia
conocida como sicono.

Los frutos complejos o accesorios incluyen en su desarrollo, además del


gineceo, otras partes de la flor, principalmente el receptáculo que encierra al
verdadero fruto que es áspero e insípido, generalmente desechado. Ej. Manzana,
pera.
33

Los frutos agregados se originan de una sola flor pero con numerosos ovarios
que maduran simultáneamente junto al receptáculo. En el caso de las fresa cada
ovario madura como un fruto diminuto independiente (aquenio), que comparten un
receptáculo común carnoso y comestible, rodeado en la base por el cáliz
persistente.

Para la dispersión de los frutos y sus semillas, las plantas emplean varios métodos
o estrategias. En algunas especies anuales, después de la maduración de los
frutos, sus cuerpos (o la parte que sostiene los frutos) se desprenden del suelo y
son arrastrados por el viento dispersando los frutos y semillas a lo largo del
camino recorrido. En otros casos como las orquídeas, las semillas son
extremadamente diminutas, semejante a un polvo, fácilmente dispersadas por la
más ligera brisa. Una de las estrategias mejor conocidas para la dispersión de
frutos y semillas es el desarrollo de proyecciones laterales semejantes a alas,
como el fruto del roble y las semillas del apamate. La presencia de pelos con el
mismo fin se observa en la semilla de la ceiba y el algodón, son notables también
en los frutos de muchas especies de Asteraceae. Algunos frutos, como el coco,
están adaptados para flotar y son dispersados por el agua, se estima que de esta
forma el coco pudo llegar a las costas americanas arrastrado, desde el continente
asiático, por las corrientes marinas del Océano Pacifico.

En muchos frutos, en su mayoría carnosos, las semillas al ser ingeridas por aves y
mamíferos, pasan sin sufrir daño alguno a través del tracto digestivo. Los animales
al defecar en otras áreas participan involuntariamente en la dispersión de las
semillas que han adquirido para entonces un poder germinativo extraordinario; de
tal manera que, germinan directamente usando como sustrato primario el propio
excremento del animal que la ingirió.

En casos muy especializados, las semillas poseen un pegamento especial que les
permite adherirse al orificio anal del ave, que al momento de defecar, en su intento
de liberarse de tal molestia, frota su ano vigorosamente contra las ramas de los
34

árboles. De esta forma, la semilla tiene la garantía de que el ave la “sembrará” en


el lugar adecuado. Estas semillas germinan directamente sobre la rama del
hospedero por su condición de vida parásita.

Otras adaptaciones, mejor conocidas, de frutos y semillas consisten en el


desarrollo de ganchos, pelos adherentes, espinas, glándulas pegajosas, etc. que
permiten la fijación a la piel, plumaje o pelaje de los animales, incluyendo al
hombre. En este mismo orden se encuentran las semillas y frutos de numerosas
plantas que mezcladas con el barro quedan adheridas a las patas, picos y plumaje
de las aves. En la obra “Origen de las especies” de Carlos Darwin se describe el
caso de una minúscula bolita de barro retirada de las patas de una perdiz; dicha
bolita fue humedecida y colocada en un recipiente adecuado y se logró obtener la
germinación de 84 plantas correspondientes a 3 especies diferentes.

En otras especies ocurre una dispersión mecánica ya que los frutos tienen un tipo
de dehiscencia elástica que arroja la semilla a cierta distancia de la planta madre
en forma espontánea, como en el cují de jardín, o al más ligero toque como en la
coneja. En algunas especies como el javillo, el fruto “estalla” produciendo un ruido
y como resultado se separan los carpelos individualmente con las semillas
encerradas (esquizocarpo). Estos mecanismos, conocidos como higroscópicos,
son frecuentes en las cápsulas, distinguiéndose dos tipos: la serocástica, que
ocurre como consecuencia de la progresiva pérdida de agua durante la
maduración del fruto, y la higrocástica, provocada por el progresivo incremento de
la humedad, especialmente al llover, como en la yuquilla o traqui-traqui (Ruellia
tuberosa).

De acuerdo al número de semillas, los frutos pueden ser: monospermos (semilla


solitaria), polispermos (semillas numerosas) y oligospermos (pocas semillas).

En general, se distinguen dos tipos de frutos: carnosos y secos:


35

Los frutos carnosos tienen el pericarpo total o en gran parte blando y carnoso al
madurar. Estos frutos generalmente no abren para liberar semillas, estas son
liberadas después de la descomposición de los tejidos en el suelo por los
microorganismos. Entre los frutos carnosos destacan:
 Drupa: Se originan de un ovario súpero, sincárpico, generalmente unicarpelar,
epicarpo delgado, mesocarpo grueso, endocarpo leñoso. Semilla solitaria, raro
dos o tres. Ejemplos: mango, ciruela, coco, almendrón.
 Baya: Se originan de un ovario súpero, sincárpico, uni o pluricarpelar, epicarpo
muy delgado, a veces traslucido, mesocarpo carnoso, variadamente jugoso;
endocarpo membranoso o jugoso. Semillas generalmente numerosas. Ejemplo:
tomate, uva.
 Hesperidio: Se originan de un ovario súpero, sincárpico, pluricarpelar; epicarpo
delgado, rico en aceites aromáticos, mesocarpo variadamente esponjoso;
endocarpo membranoso integrado por numerosos tricomas semejantes a
bolsitas llenas de jugos nutritivos. Ejemplo: limón, naranja, mandarina. Son
hesperidios todos los frutos del género Citrus de la familia Rutaceae.
 Pepónide: Se originan de un ovario ínfero, sincárpico, pluricarpelar; cuando las
placentas son parietales crecen generalmente hacia el centro, de tal manera
que el fruto se presenta compacto internamente como en la patilla. Epicarpo
variadamente endurecido, en algunos casos toma consistencia leñosa como en
la calabaza. Mesocarpo carnoso, variadamente jugoso; endocarpo
membranoso carnoso. Semillas numerosas. Ejemplo: melón, pepino, patilla,
auyama. Son pepónides todos los frutos de la familia Cucurbitaceae.

Los frutos secos tienen el pericarpo completamente seco y se tornan quebradizos


hasta leñosos al madurar. Estos frutos se clasifican en dehiscentes cuando abren
espontáneamente a largo de líneas concretas para liberar a las semillas, que son
generalmente varias hasta numerosas. Los indehiscentes no abren para liberar a
las semillas que son generalmente solitarias o pocas. En algunos frutos
indehiscentes los carpelos se separan cuando el fruto madura y se liberan
independientemente con las semillas encerradas en su interior.
36

Frutos secos dehiscentes


 Legumbre: se origina de un ovario súpero, unicarpelar. La dehiscencia ocurre a
través de dos suturas. La forma es generalmente alargada pero en los bosques
tropicales son infinitamente variables. Semillas generalmente varias, hasta
numerosas. Es el fruto característico del orden Leguminales, aunque muchas
especies desarrollan otros tipos de frutos. Ejemplos: frijol, caraota.

Algunos legumbres atípicos no abren para liberar la semilla, como el tamarindo


y el maní; razón por la cual se consideran pseudolegumbres. Algunas
leguminosas como la pegapega, desarrollan lomentos que son legumbres
atípicas, segmentadas transversalmente; cada segmento al desprenderse
mantiene encerrada a una semilla en cada porción del pericarpo.

En otras especies de leguminosas, como las dormideras, se desarrollan


craspedios que corresponden también a legumbres atípicas segmentadas
transversalmente, cada segmento al desprenderse mantiene encerrada a una
semilla en una porción del pericarpo. Se diferencia del lomento en que no se
desintegra completamente; en este caso, el resto del fruto (haces vasculares)
permanece como un esqueleto o armadura vacía adherida a la planta madre.
 Cápsula: se origina de un ovario súpero o ínfero, bi hasta pluricarpelar, con uno
hasta numerosos lóculos. La dehiscencia ocurre en dos o más suturas a lo
largo del fruto que abre total o parcialmente. Semillas generalmente varias
hasta numerosas. Existe una amplísima variedad de cápsulas que han sido
clasificadas a su vez en varios tipos. Ejemplos: algodón, chimbombó.
 Folículo: se origina de un ovario súpero unicarpelar, unilocular, semejante a la
legumbre pero la dehiscencia ocurre a través de una sola sutura a lo largo del
fruto. En algunas familias como las Apocynaceae y Asclepiadaceae, cuyas
flores presentan ovarios separados, cada uno de ellos desarrolla un folículo
individual; de tal manera que, si tiene dos ovarios se formaran dos frutos
37

(bifolículo). Semillas generalmente numerosas. Ejemplo: putica, uña del diablo,


algodón de piedra.
 Silícua: se origina de un ovario súpero, bicarpelar, unilocular con óvulos en
placentación parietal. La dehiscencia ocurre a través de dos suturas a lo largo
del fruto de forma semejante a una legumbre angosta y alargada, pero las dos
vainas comienzan a separarse desde la parte inferior del fruto, es decir, desde
la base y permanecen unidas hacia el ápice; se destaca, además, una lámina
central (replo) persistente, sobre la cual se disponen las semillas,
generalmente numerosas. Ejemplos: repollo.

Frutos secos indehiscentes


 Aquenio: se origina de un ovario súpero, bicarpelar o unicarpelar, unilocular. La
semilla solitaria se encuentra libre del pericarpo, excepto a nivel del funículo
que la une a la placenta. Ejemplo: corocillo, Clematis sp.
 Cipsela: muy semejante al aquenio pero se origina de un ovario ínfero de flores
dispuestas en capítulos. Ejemplo: girasol.
 Cariopsis: similar al aquenio pero la semilla se encuentra total o íntimamente
unida al pericarpo del fruto. Ejemplo: maíz.
 Sámara: similar al aquenio pero la pared del ovario desarrolla proyecciones
aladas. Semillas 1-2. Ejemplo: arce japonés.
 Nuez: semejante a un aquenio pero con el pericarpo leñoso o pétreo. Ejemplo:
merey o cajuil.
 Esquizocarpo: se origina de un ovario súpero, bi hasta pluricarpelar. Cada
carpelo (mericarpo), que encierra generalmente a una semilla (unida al
pericarpo), se separa al alcanzar la madurez del fruto, dispersándose con la
semilla encerrada en su interior. Ejemplo: javillo, abrojo.

Objetivo

Estudiar la morfología de frutos secos y carnosos de monocotiledóneas y


dicotiledóneas.
38

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


•Material vegetal: Traer 5 tipos de frutos maduros, silvestres, secos y carnosos.
Trate de involucrar: algodón, primorosa, corocillo, guandul, habichuela, abrojo,
tomate, mango, limón, girasol, maíz, cajuil o merey.
•Pinzas, lupas, papel secante, placas de Petri, hojillas.
Procedimiento de la práctica

1. Observe cuidadosamente los frutos dispuestos en el laboratorio. Con la ayuda


del material de apoyo, dibuje y rotule sus partes.
2. Identifique cada uno de los tipos de frutos, anotando las características que los
distinguen. Para ello tome en cuenta la descripción disponible en la guía de
práctica.
3. Llene la matriz de datos disponible a continuación.

Fruto 1 Fruto 2 Fruto 3 Fruto 4 Fruto 5


Seco
Carnoso
Dehiscente
Indehiscente
Monospermo
Oligospermo
Polispermo
Unilocular
Nº de lóculos
Nº de carpelos
Ovario súpero
Ovario ínfero
Fruto 6 Fruto 7 Fruto Fruto Fruto 10 Fruto 12
8 9
Seco
Carnoso
Dehiscente
Indehiscente
Monospermo
Oligospermo
Polispermo
Unilocular
Nº de lóculos
Nº de carpelos
39

Ovario súpero
Ovario ínfero

Ejercicio: Realice un mapa conceptual sobre la clasificación de los frutos.

Bibliografía
Invernón, V., González, M., López, E., Arnelas, I. y Devesa, J. (2012). Manual de
laboratorio de Botánica. El fruto. Reduca (Biología). Serie Botánica, 5 (2): 1–14.
Consultar en: http://www.uco.es/botanica/recursos-innovacion/Manual_Fruto.pdf

Izco, J. (2004). Caracteres taxonómicos: sexualidad, morfología y anatomía


de aparatos reproductores y reproducción . En: Izco, J.; Barreno, E.; Brugués,
M.; Costa, M.; Devesa, J.A.; Fernández, F.; Gallardo, T.; Llimona, X.; Prada, C.;
Talavera, S. y Valdés, B. (Eds.). Botánica, 2ª ed. pp: 103-141. McGraw - Hill
Interamericana, Madrid. 920 pp.

Ramírez, B. y Goyes, R. (2004). Botánica. Generalidades, morfología y anatomía


de las plantas superiores. Edit. Universidad del Cauca. Colombia.
40

Práctica № 8

Reconocimiento de las diferentes partes que conforman las semillas

Introducción

Las semillas son óvulos fecundados, desarrollados y maduros que representan la


unidad de dispersión y el medio de perpetuación de las gimnospermas y
angiospermas. También son una fuente alimenticia importante para el hombre y
los animales. En una semilla típica pueden distinguirse las siguientes partes:

a b

Figura 11. Partes de una semilla dicotiledónea (a) y una monocotiledónea (b).

1. Embrión. Es la parte más importante de la semilla, considerada como la planta


en miniatura, está formado por:
-La radícula: es la parte del embrión que emerge primero. Una vez fuera se
convierte en una auténtica raíz, produciendo pelos absorbentes y raíces
secundarias.
-La plúmula: es una yema, se encuentra a lado opuesto de la radícula.
-El hipocótilo: es el espacio entre la radícula y la plúmula. Se divide a su vez
en el eje hipocotíleo, situado a continuación de la radícula y el eje epicotíleo,
situado por encima de los cotiledones. Se convierte en un tallo.
-Los cotiledones: que adquieren la función de primeras hojas o de reserva
alimenticia, a veces ambas cosas a la vez. De acuerdo al número de
41

cotiledones, clasificamos las plantas en: monocotiledóneas (con un solo


cotiledón) o dicotiledóneas (con dos cotiledones). En el primer grupo
encontramos plantas tan importantes como los cereales, palmeras, lirios,
tulipanes u orquídeas. Los miembros del segundo grupo son más numerosos y
comprenden la mayoría de las angiospermas.
2. El endospermo o albumen: es la reserva alimentaria contenida en la semilla.
En las monocotiledóneas está constituido por almidón, conformando casi la
totalidad de la semilla. A veces esta reserva se encuentra incluida en los
cotiledones, como ocurre siempre en el caso de la dicotiledóneas.
3. Cubierta, tegumento o epispermo. Le brinda protección y a través de esta se
realiza el intercambio de agua con el exterior. En las gimnospermas está
formado por una sola capa denominada testa, mientras que en las
angiospermas está formado por dos capas, la testa y el tegmen que está por
debajo.

Objetivos
Reconocer las diferentes partes de semillas monocotiledóneas y dicotiledóneas.

Materiales, equipos y reactivos a utilizar


•Material vegetal: semillas hidratadas de habichuelas y maíz
•Pinzas, lupas, microscopios, papel secante, placas de Petri, hojillas.

Procedimiento de la práctica
1. Tome semillas hidratadas (habichuelas y maíz) y córtelas de forma
transversal y longitudinal. Exponga el embrión en cada semilla y otros
tejidos internos.
2. Con la ayuda de manuales, identifique: el embrión (la radícula, la plúmula,
el hipocótilo y los cotiledones), el endospermo o albumen y la cubierta,
tegumento o epispermo.

Ejercicio:
42

Discuta sobre la importancia de contar con un banco de semillas en República


Dominicana.
¿Qué función tiene el epispermo?

Bibliografía
Ramírez, B. y Goyes, R. (2004). Botánica. Generalidades, morfología y anatomía
de las plantas superiores. Edit. Universidad del Cauca. Colombia.
43

También podría gustarte