Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD NACIONAL

PEDRO RUIZ GALLO

FACULTAD DE INGENIERIA CIVIL, SISTEMAS Y ARQUITECTURA


ESCUELA PROFESIONAL DE ARQUITECTURA

TEMA: ANALISIS DE CUALES SON LAS TRES DIVISIONES DE LA ARQUITECTURA


SEGÚN VITRUVIO.

CURSO: TEORIA DE LA ARQUITECTURA II

DOCENTE: ARQ.JOSÉ BALTAZAR FLORES MINO

ALUMNO: SANDOVAL CHAPOÑAN AMPARO LILIANA


ANÁLISIS DE CUÁLES SON LAS TRES
DIVISIONES DE LA ARQUITECTURA
SEGÚN VITRUVIO

De architectura es un tratado sobre arquitectura escrito por Marco


Vitruvio.

Probablemente escrito alrededor del año 15 a.C. es el más antiguo


que se conserva y fue tomado por los arquitectos renacentistas
como referencia de primera mano para el conocimiento de la
arquitectura de la antigüedad greco-latina.

Según el autor, la arquitectura descansa en tres principios:


la Belleza (Venustas), la Firmeza (Firmitas) y la Utilidad (Utilitas)
que es la base de la utilización y/o función de la arquitectura. La
arquitectura se puede definir, entonces, como un equilibrio entre
estos tres elementos, sin sobrepasar ninguno a los otros. No
tendría sentido tratar de entender un trabajo de arquitectura sin
aceptar estos tres aspectos. Los tres principios que en conjunto
deben ser la base de todo proceso de producción arquitectónica,
que traducidos en las Reglas de Composición de Arquitectura. son
conocidos como la TRÍADA VITRUVIANA, basada en los conceptos
de FIRMITAS (Firmeza), UTILITAS (Utilidad) y VENUSTAS (Belleza).

En la actualidad, cada uno puede interpretarse de la


siguiente manera:

1.   LA FIRMEZA: Es la resistencia y la firmeza de la construcción.


Todo edificio debe ser firme, impasible, mantener ante cualquier
desavenencia por la Naturaleza, su entereza, su solidez. De hecho,
Villa Clementina sufrió un incendio que amputó el núcleo central
superior. Pero prevaleció. Hoy muestra cicatrices de belleza y vejez
que no se han ocultado sino resaltado como huella de un pasado
orgulloso que le ha conducido hasta aquí. La firmeza se consigue
cuando el edificio está bien anclado al suelo y los materiales de
construcción son los adecuados.
2.  LA UTILIDAD: que es un concepto más abstracto, toma en
cuenta los estándares mínimos para la comodidad funcional del uso
de un espacio independiente y toma en consideración, además, la
relación y comunicación eficiente entre los diversos espacios que
en conjunto alojan el programa arquitectónico e interpretan una
tipología (es decir, la relación función – espacio), considerando

la Organización Espacial, Adecuación al Entorno, Programas (estilos


de vida, modos de habitar, deseos, hábitos y necesidades del
usuario) y  dos aspectos que hoy en día es muy significativos como
Acondicionamiento y Ecología. Es la funcionalidad que toda
construcción debe tener según el destino al que esté destinado. Por
ello, cada edificio debe ser edificado según las necesidades
funcionales y el uso para el que está concebido. 

 3.LA BELLEZA: término algo


subjetivo e inherente, se
relaciona al valor estético, que depende de la interrelación que
existe entre diversos aspectos del diseño: las proporciones en la
composición del hecho arquitectónico, el carácter del edificio, los
materiales empleados en su edificación y el diseño de los
elementos arquitectónicos, ya sean funcionales, estructurales o
decorativos. La belleza, tal vez este es uno de los puntos más
controvertidos de los tres axiomas expuestos por Vitrubio, la
belleza de la arquitectura. ¿A qué se refiere Vitrubio cuando habla
de belleza? No tiene que ver con el ornato o la decoración (de
interiores o exteriores), sino con la ordenación del Cosmo aplicada
a la arquitectura. Un edificio es bello cuando responde a un
equilibrio de sus partes, forma un conjunto armónico consonante, o
disonante, pero sin romper la armonía y el equilibrio de sus partes. 
Los conceptos de la triada forman parte de todo el diseño, desde su
fase conceptual, pues un arquitecto deberá tener en mente a
momento que la concepción proyectual a través del diseño
arquitectónico, qué sistema estructural desea implementar, cómo
distribuir eficientemente los espacios del programa de necesidades
y cuál será la apariencia de su edificio.

Lo más importante, es establecer que estos conceptos si bien son


diferentes, en un hecho arquitectónico (edificio), son un todo
inseparable, por lo que podemos hacer referencia semiológica
con ser humano; quien, conformado por un esqueleto, los
diferentes sistemas, aparatos y órganos, finalmente, se constituye
un ser único e indivisible.

También podría gustarte