Está en la página 1de 4

Por: dr.

Cornelio hegeman
Misión para la gente y mantenimiento de iglesia: el origen y el desarrollo de las iglesias y
las misiones presbiterianas y reformadas en americana latina y el caribe
(1528-1916); Tlanta, ga., eeuu, 2002

MISIÓN PARA LA GENTE Y MANTENIMIENTO DE IGLESIA: EL ORIGEN Y EL


DESARROLLO DE LAS IGLESIAS Y LAS MISIONES PRESBITERIANAS Y
REFORMADAS EN AMERICANA LATINA Y EL CARIBE (1528-1916)

- Movimientos de reforma en la iglesia catolica romana en el caribe y latinoamerica

La cristiandad católica romana llego al Caribe en 1492, a Sudamérica en 1500 y a México


en 1519. Los inmigrantes protestantes no fueron capaces de penetrar el corazón del imperio
ibero-americano y por lo tanto se establecieron en las islas del Caribe bajo la protección del
gobierno colonial holandés, inglés, danés y aun francés.

Previo a la llegada del siglo XVI, se erigieron capillas de la ICR y se empezaron a


celebrar misas en lo que hoy es Santo Domingo. Para 1502, un grupo de franciscanos fundó la
primera escuela primaria para hijos de colonizadores en la Vega de Española.

La revolución haitiana contra de los colonizadores franceses en 1791 en conjunto con la


ruptura de las relaciones papales y haitianas, fue muestra de la historia de ALC durante el siglo
XVIII y XIX. El republicanismo aseguró la soberanía nacional y el pluralismo religioso en
muchos países.

La decadencia del catolicismo romano en ALC en el siglo XVIII y XIX abrió las puertas
religiosas y políticas para el establecimiento del protestantismo y el evangelismo en América
Central y América del Sur. En ese tiempo las Antillas menores en el Caribe tenían una
precedencia protestante significativa.

El principio de este periodo en la historia de la iglesia fue testigo de la transición entre el


sistema de Patronato en el cual el estado y oficiales del gobierno español tenían a su cargo a la
iglesia y sus misiones y el sistema secular en el cual la iglesia recuperó su libertad de acción y
fue capaz de enfocarse en la modificación en las estructuras injustas para así poder recuperar la
ayuda y la confianza de las multitudes. Al mismo tiempo uno puede observar la transición de una
cristiandad en la cual la iglesia disfrutaba del apoyo del sistema político y donde todas las demás
expresiones religiosas eran excluidas del cuerpo a un sistema plural en el cual se requiere que la
iglesia dependa de sus propios recursos y medios en un ambiente de libertad religiosa.

El dominio religioso y sociopolítico de la ICR durante los primeros 400 años en ALC no
provocó ninguna reforma teológica protestante dentro de la misma ICR. Para finales del siglo
XVI la Inquisición y los poderes coloniales habían limitado la reforma teológica y eclesiástica de
manera significativa. El ascenso del protestantismo fue inevitable. Piratas, mercaderes, colonias
y autoridades civiles protestantes apoyaron el transplante de iglesias protestantes al Nuevo
Mundo. De entre las primeras iglesias que llegaron estaban las iglesias reformadas.

- La expedición de Villegaignon a Coligny

La expedición francesa a Brasil fue dirigida por el admirante segundo Nicholas Durand
de Villegaignon (1510-1571). Esta expedición fue patrocinada por el almirante francés, Gaspard
de Chatillon, almirante de Coligny (1519 a 1572), el cual simpatizaba con la causa hugonota.
Villegaignon había sido un estudiante con Juan Calvino mientras los dos se encontraban en Paris.
Mientras que Villegaignon se convirtió en un hombre de guerra, Calvino se enfocó en el estudio
de la ley. Después de su conversión religiosa, Calvino dedicó sus esfuerzos al avance de la
reforma protestante. Los dos compatriotas tenían un contacto limitado a través de cartas

El primer viaje a Brasil (1555) fue autorizado por el rey francés Enrique II. Él
proporcionó tres barcos, dinero y el permiso para reclutar de entre los prisioneros ya que era muy
difícil encontrar voluntarios. Varios hugonotes, un ex monje, prisioneros y solados hicieron la
larga y difícil travesía a lo largo del Océano Atlántico y llegaron a lo que hoy se conoce como
Río de Janeiro en 10 de noviembre de 1555. Ellos decidieron habitar una pequeña isla por la
costa, donde se construyó un fuerte que fue nombrado Coligny en honor al admirante.

El proyecto de la misión francés hugonote más significante fue la expedición de Coligny


(1555-1567). Los hugonotes franceses también intentaron establecer colonias en la Florida,
Guayana Francesa, Haití, Martinica, Guadalupe, Surinam, Anquilla, St. Eustatius, y St. Martin.

- Presbiterianos ingleses, irlandeses y escoceses en el Caribe.

Los presbiterianos llegaron por primera vez a ALC con los colonizadores ingleses y
escoceses. Bermuda fue tomada por el capitán Sussex Cammock de la Compañía de la Isla de
Somers en 1609. Los ingleses tomaron San Andrés y poco después, Tortuga. Esta pequeña isla
en la costa norte de Española (ahora Haití), fue capturada en 1630. Antigua y Bahamas también
fueron ocupadas.

- Presbiterianos de los Estados Unidos en el Caribe.


Durante el siglo XVII y XVII, los presbiterianos de EEUU eran activos en el Caribe,
especialmente el las Antillas donde se hablaba inglés y holandés. El trabajo misionero de los
presbiterianos estadounidenses en países hispanohablantes del Caribe, como Cuba, Puerto Rico,
y la República Dominicana, se inició a finales del siglo XIX.

Los primeros contactos de la iglesia se hicieron a través de miembros de la iglesia


presbiteriana que se mudaron al Caribe por razones vocacionales. Les siguieron ministros
enviados por los presbiterios de EEUU. El Comité Presbiteral de Misiones Extranjeras inicio en
1837. A pesar de que los presbiterianos estaban presentes en el país no se establecieron iglesias
de la PCUSA antes de 1916. Misioneros presbiterianos de los Estados Unido y Puerto Rico
comenzaron a visitar la Republica Dominicana en 1911.

Un comité de trabajo cristiano se formo con los metodistas y los evangélicos unidos de
hermanos en 1920. Este comité fue: “un experimento único sin precedentes en la historia de las
misiones. Varios comités denominacionales de misiones se juntaron con el propósito de
establecer una sola iglesia unida desde su inicio en otro país.” El resultado del comité y de la
cooperación fue la formación de la Iglesia Evangélica Dominicana (IED), fundada en 1925.

La República Dominicana era significativa en muchas maneras. Los presbiterianos


llegaron aquí después de haber ido a otros países en el Caribe. Además, misioneros latinos y
ministros de Puerto Rico, estuvieron involucrados en el establecimiento del trabajo. Fue un
esfuerzo interdenominacional. Sin embargo ¿trajo esto como resultado una iglesia fuerte y
dinámica? El historiador dominicano de la iglesia, Dr. Luis Tomás, y el misionero presbiteriano
veterano, Rvdo. T. Dodd, expresan la misma preocupación cuando hablan de una iglesia con
varias tradiciones dividiéndose en contra de si misma y así debilitando su alcance potencial.

Tomás también nota que los recursos de la misión en las etapas al principio del trabajo
eran bastante mínimos, comparados con otros países donde el comité de misiones de la PCUSA
estaba involucrado de manera más directa. No obstante, la IED ha producido varios líderes
misioneros importantes en el siglo XX quienes han brindado sus servicios en agencias para-
eclesiásticas como la Sociedad Bíblica Unida, Gedeones Internacionales, librerías, hospitales y
agencias de servicio social en la Republica Dominicana.

El presbiterianismo fue favorecido gracias a la habilidad que hubo para moverse de una
mentalidad colonial hacia una identificación nacional. El uso de lenguajes y música étnicos, el
desarrollo del liderazgo nacional incremento la aceptación del presbiterianismo entre los indio-
orientales y los afro-caribeños. El rechazo de las costumbres coloniales relacionadas con la
esclavitud, roles sociales, y otros síntomas de “segregación” causaron un alboroto considerable
en ese tiempo, pero eventualmente sirvió para transformar la ya envejecida sociedad colonial a
su actual estado democrático.

Cinco maneras distintas de establecer iglesias fueron practicadas por los primeros
presbiterianos en el Caribe. Primero; más de 30 ministros internacionales trasplantaron estilos
litúrgicos y prácticas congregacionales directamente a Antigua, las Bahamas, Bermuda y
Granada. Esto fue practicado por ministros escoceses, ingleses y americanos. Segundo; algunas
de las iglesias transplantadas se volvieron iglesias nacionales, primeramente por la inclusión de
nativos en la membresía y el entrenamiento de líderes nacionales. Tercero; de acuerdo a
registros, 66 misioneros internacionales, incluyendo ordenados y trabajadores laicos, plantaron
iglesias con miembros nativos. Cuarto; se registra que 15 ministros nacionales trabajaron con
misioneros para plantar iglesias nacionales entre sus propia gente. Finalmente, más de 40
misioneros nacionales (c.f. Jamaica) y un gran número de catequistas (de Trinidad) establecieron
iglesias nacionales de manera trans-cultural en Nigeria, Jamaica, Granada, y St. Lucia.