Está en la página 1de 8

Código de Ética Contable en el Conjunto Residencial la Pradera

Karen A. Sierra ID 758624

Jennifer D. Gómez ID 767467

Diana A. Pinilla ID 766430

Facultad de Ciencias Empresariales, Corporación Minuto de Dios

Contaduría Publica

Profesor Hermes F. Rico Charry

Fundamentos en Derecho, NRC 6902

Septiembre de 2020
CÓDIGO DE ÉTICA CONTABLE

CONJUNTO RESIDENCIAL LA
PRADERA
Introducción

Las profesiones fueron creadas con el ánimo de servir a la comunidad, para ejercerlas con juicio
profesional, principios éticos y morales, siguiendo leyes y normas, para contribuir a una sociedad justa y
con igualdad, en caso de la contaduría pública, la transparencia de las operaciones comerciales.

“Una característica que identifica a la profesión contable es que


a s u m e l a responsabilidad de actuar en interés público. En consecuencia, la responsabilidad
de un contador profesional no consiste exclusivamente en satisfacer las necesidades de
un determinado cliente o de la entidad para la que trabaja. En su actuación en
interés público, el profesional de la contabilidad acatará y cumplirá el presente Código.
(IFAC,2009, pág. Sección 100)”

El contador público vela por los intereses económicos, sociales y culturales, de la comunidad,
conectando sus conocimientos con su formación ética, ya que sus decisiones profesionales
afectan los intereses de la sociedad, a continuación, se informa el código de ética contable, del
conjunto residencial la pradera, aprobado por los administradores.
I. Destinatarios del Código de Ética
Este código de ética se aplica a todos los funcionarios y colaboradores del área contable, del
conjunto residencial la Pradera.
II. Disposiciones Generales

Código de Ética del Profesional de la Contabilidad del Conjunto


Como bien sabemos la Contaduría Pública es una profesión que tiene como fin satisfacer
necesidades de la sociedad, mediante la medición, evaluación, ordenamiento, análisis e
interpretación de la información financiera de las empresas o los individuos y la preparación de
informes sobre la correspondiente situación financiera.
El Contador Público como depositario de la confianza pública, da fe pública cuando con su firma
y número de tarjeta profesional suscribe un documento en que certifique sobre determinados
hechos económicos. Esta certificación, hará parte integral de lo examinado.
Su obligación es velar por los intereses económicos de la comunidad.
Teniendo en cuenta las disposiciones de la Ley 43 de 1990, por la cual se reglamenta la profesión
del contador público, se establece el siguiente código de ética que debe ser cumplido a cabalidad,
sin incurrir en sanciones.
1. De la Profesión de Contador Público:

 Persona natural que, mediante la inscripción que acredite su competencia profesional en


los términos de la presente, está facultada para dar fe pública de hechos propios del
ámbito de su profesión, dictaminar sobre estados financieros, realizar las demás
actividades relacionadas con la ciencia contable en general.
 El Contador Público en el desarrollo de su actividad profesional deberá utilizar en cada
caso los métodos de análisis y evaluación más apropiados para la situación que se
presenta, dentro de los lineamientos dados por la profesión y podrá, además, recurrir a
especialistas de disciplinas diferentes a la Contaduría Pública y a la utilización de todos
los elementos que las ciencias y la técnica ponen a su disposición.

2. De las actividades relacionadas con la ciencia contable en general:

 Todas aquellas que implican organización, revisión y control de contabilidades,


certificaciones y dictámenes sobre estados financieros, certificaciones que se expidan con
fundamento en libros de contabilidad, revisoría fiscal, prestación de servicios de auditoría,
así como todas aquellas actividades conexas con la naturaleza de la función profesional de
Contador Público, tales como: la asesoría tributaria, la asesoría gerencial, en aspectos
contables y similares.
 Los Contadores Públicos y las Sociedades de Contadores Públicos quedan facultadas para
contratar la prestación de servicios de las actividades relacionadas con la ciencia contable
en general y tales servicios serán prestados por Contadores Públicos o bajo su
responsabilidad.
El Contador Público debe considerar y estudiar al usuario de sus servicios como ente económico,
con el fin de aplicar, en cada caso, las técnicas y métodos más adecuados para el tipo de ente
económico y la clase de trabajo que se le ha encomendado, observando en todos los casos, los
siguientes principios básicos de ética profesional:

1. Integridad: se espera de él rectitud probidad, honestidad, dignidad y sinceridad, en


cualquier circunstancia.
2. Objetividad: representa ante todo imparcialidad y actuación sin perjuicios en todos los
asuntos que corresponden al campo de acción profesional del Contador Público.
3. Independencia: el Contador Público deberá tener y demostrar absoluta independencia
mental y de criterio.
4. Responsabilidad: promueve la confianza de los usuarios de los servicios del Contador
Público, compromete indiscutiblemente la capacidad calificada, requerida por el bien
común de la profesión.
5. Confidencialidad: debe fundarse en un compromiso responsable, leal y auténtico, el cual
impone la más estricta reserva profesional.
6. Observaciones de las disposiciones normativas: El Contador Público deberá realizar su
trabajo cumpliendo eficazmente las disposiciones profesionales promulgadas por el
Estado aplicando los procedimientos adecuados debidamente establecidos.
7. Difusión y colaboración: el Contador Público, mientras se mantenga en ejercicio activo,
deberá considerarse permanentemente obligado a actualizar los conocimientos necesarios
para su actuación profesional y especialmente aquéllos requeridos por el bien común y los
imperativos del progreso social y económico.
8. Competencia y actualización profesional: El Contador Público tiene la obligación de
contribuir, de acuerdo con sus posibilidades personales, al desarrollo, superación. y
dignificación de la profesión, tanto a nivel institucional como en cualquier otro campo
que, como los de la difusión o de la docencia, le sean asequibles.
9. Respeto entre colegas: El Contador Público debe tener siempre presente que la
sinceridad la buena fe y la lealtad para con sus colegas son condiciones básicas para el
ejercicio libre y honesto de la profesión y para convivencia pacífica, amistosa y cordial de
sus miembros.
10. Conducta ética: El Contador Público deberá abstenerse de realizar cualquier acto que
pueda afectar negativamente la buena reputación o repercutir en alguna forma en
descrédito de la profesión, tomando en cuenta que, por la función social que implica el
ejercicio de su profesión, está obligado a sujetar su conducta pública y privada a los más
elevados preceptos de la moral universal.

En el ejercicio de sus funciones y derechos deberá:

 Mantener la mayor independencia, objetividad y conocimiento en la toma de decisiones,


actuando con buena fe y en cumplimiento de la ley.
 Reserva y discreción en todo lo relacionado a la información del conjunto residencial, que
no es de acceso público.
 Abstenerse de suministrar documentación de las operaciones realizadas por los residentes
o propietarios, a terceros.

Descripción de Actos Incorrectos


Entandase por acto incorrecto el incumplimiento de las normas, y de las disposiciones generales y
particulares de este código de ética, así como el abuso de su posición.
 Abuso de confianza.
 Desviación o uso indebido de información privilegiada.
 Destinación diferente de los recursos a los intereses del conjunto.
 Documentación falsa.
Falsos Reportes
Incluye el ocultamiento o supresión, inconsciente o consciente, interesada o desinteresadamente,
de información de vital importancia y conocimiento para los administradores del conjunto.
Manipulación de Estados Financieros
 Emisión de falsa información para ocultar procedimientos contables en beneficio a los
copropietarios.
 Diferir el registro de ingresos para disminuir los resultados del periodo.
 La creación de transacciones falsas.
 En general toda la manipulación contable de la realidad financiera del conjunto
residencial la Pradera.

III. Régimen Sancionatorio


La persona que se desempeñe como contador público del conjunto residencial la Pradera, que
voluntariamente o con culpa, incurra en actos que violen, los principios éticos, consagrados en el
presente código, será sancionado de acuerdo a lo previsto en la ley y en el reglamento.
Basado en la ley 43 de 1990 las sanciones serán las siguientes:
 Amonestación en el caso de faltas leves
 Multas
 Suspensión de la inscripción
 Cancelación de la inscripción
Para la imposición de las sanciones se tomará en consideración la gravedad de la violación
cometida, evaluando la trascendencia que tenga para su prestigio y estabilidad profesional.
Constancia de Recibido por parte del Conjunto Residencial La Pradera
Se recibe y se acepta el presente código de ética contable, por parte de los administradores del
conjunto residencial la Pradera, para su cumplimiento por parte del contador público encargado y
contratado por la administración.

Se firma en Bucaramanga a los 30 días del mes de septiembre de 2020.

Karen Sierra Jennifer Gómez


Administrador Copropietario Administrador Copropietario

Diana Pinilla
Administrador Copropietario
Reflexión

En los diferentes ambientes en donde nos desenvolvemos, debe tener unas normas o reglas que ayuden
a generar un ambiente de compromiso y responsabilidad, tanto con las entidades como con las personas
que nos rodean para así mirar en conjunto hacia los objetivos que queremos alcanzar, se concluye que en
la toma de decisiones intervienen varios procesos como el entendimiento y la libertad entre otros, por lo
cual se hace necesario que el actuar de la persona sea a conciencia y con pleno uso de razón, porque de
esto dependerá que sus actuaciones sean éticamente aceptables. La ética y la moral son ciencias
estrechamente conectadas con la conducta humana que buscan regular, juzgar las actuaciones y las
relaciones personales. Debido a ello, existe una serie de principios que guían a las personas a la aplicación
de sus saberes profesionales de acuerdo a las leyes existentes en el país. Es por esto que se hizo necesario
implementar la ética en las profesiones, para poder establecer un juicio de nuestro actuar, y poder
evidenciar que ciertas acciones pueden repercutir y generar impacto en la sociedad.

En síntesis, al tomar decisiones equivocadas traerá consigo una responsabilidad, no solo impactará en
las decisiones finales, sino también, que traerá secuelas negativas que afectan la profesión. Además de
someterse a la responsabilidad disciplinaria en el que se podrá inhabilitar de por vida realizar actividades
contables. Condenándose también a penas de derechos restrictivos como el de la libertad, penas
pecuniarias y otros derechos que marcarán toda la vida del profesional.

También podría gustarte