Está en la página 1de 3

EL PROTESTO

Es el acto por el cual el acreedor deja constancia de la negativa de pago del deudor, conforme a lo
establecido en un documento de contenido patrimonial, como es la letra y el pagaré, destinados a
circulación, emitidos conforme a la Ley 27287 Ley de Títulos Valores.

CONCEPTO:

El protesto es una figura propia de los Títulos Valores, que reviste trascendental importancia en
razón de ser, generalmente, un requisito indispensable para que el tenedor pueda ejercer
las acciones cambiarias, las mismas que le permitirán hacerse cobro del importe contenido en el
título.

En ese sentido el protesto es aquella diligencia notarial o judicial que tiene por finalidad dejar
constancia fehaciente e indubitable de la falta de pago o aceptación del Título Valor, para lo cual
deberá realizarse en la forma prevista y dentro de los plazos establecidos por Ley; de lo contrario se
perjudicaría el Titulo, es decir perjudicaría toda eficacia bancaria.

En consecuencia, el protesto en los Títulos Valores sujetos a dicha diligencia, constituye al tenedor
una obligación ineludible previa al ejercicio de las acciones cambiarias. Tanto es así que inclusive la
incapacidad o muerte de la persona que debe hacer la aceptación o pago del Título Valor, no libera
al tenedor de dicha obligación.

A solicitud del tenedor del Título Valor, el protesto es efectuado por el fedatario (nombre genérico
que designa tanto al Notario Público, que es la persona autorizada por Ley para ejecutar el protesto,
como el Juez de Paz, que podrá hacer el protesto a falta del Notario Público, quien deberá dirigirlo
contra el directamente obligado por el Titulo Valor, ya sea el girador o contra el aceptante según se
trate de Títulos Valores no aceptados o no pagados respectivamente.

¿Qué plazos existen para el protesto de los títulos valores en Perú? (Ley 27287)

Según el artículo 72 de la Ley de Títulos Valores establece que el plazo para el trámite del protesto
es el siguiente.

1. El protesto debe realizarse dentro de los siguientes plazos:

a) Si se trata de protesto por falta de aceptación, dentro del plazo de presentación de la


Letra de Cambio para ese efecto e, inclusive, hasta los 8 (ocho) días posteriores al
vencimiento de dicho plazo legal o del señalado en el mismo título como término para su
presentación a su aceptación;
b) Si se trata de protesto por falta de pago de la suma dineraria que representa, dentro de
los 15 días posteriores a su vencimiento, con excepción del Cheque y de otros títulos
valores con vencimiento a la vista;
c) Si se trata de protesto por falta de pago de títulos valores pagaderos a la vista, distintos al
Cheque, desde el día siguiente de su emisión, durante el lapso de su presentación al pago
e, inclusive, hasta los ocho días posteriores al vencimiento del plazo legal o del señalado
en el mismo título como término para su presentación al pago. En estos títulos valores es
válido el protesto realizado inclusive el mismo día de su presentación al pago;
d) Si se trata de protesto por falta de pago del Cheque, dentro del plazo de presentación
previsto en el Artículo 207. Cabe indicar que el plazo de presentación a pago detalla que
para un cheque, que haya sido emitido dentro o fuera del país, es de 30 días. Este plazo
comenzará a contarse desde el día de la emisión, inclusive; y, en el caso del Cheque de
Pago Diferido, desde el día señalado al efecto.
e) En los demás títulos valores sujetos a protesto, dentro de los 15 días siguientes a la fecha
en la que debió cumplirse la respectiva obligación.

2. En los casos previstos en los incisos b) y e), el tenedor debe hacer entrega del título valor al
fedatario, dentro de los primeros 8 días de los 15 previstos en ellos. En los casos previstos en los
incisos a), c) y d), tal entrega del título al fedatario deberá hacerse dentro de los plazos allí
establecidos para su aceptación o pago, respectivamente.

La Ley de Títulos Valores (Ley 27287) define como título valor a los documentos que representan o
contienen derechos patrimoniales destinados a la circulación y que reúnen los requisitos indicados
en la referida norma. Establece que para el protesto de los títulos valores se deberá efectuar
previamente una notificación dirigida al obligado principal, ya sea personalmente o a través de los
Secretarios Notariales.

La notificación se efectuará dentro de los 15 días posteriores al vencimiento del título valor. El
tenedor del título valor está obligado a entregar el documento en el oficio notarial dentro de los 8
primeros días a fin de que se efectúe la notificación dentro de los 15 días ya señalados. Las
notificaciones se efectúan solamente de lunes a viernes y en día hábil.

El protesto se realizará un día hábil después de efectuada la notificación.

La relación de los protestos realizados en cada mes será remitida a la Cámara de Comercio de Lima
dentro de los 5 primeros días del mes siguiente a la fecha de protesto.

REQUISITOS:

Presentar el titulo valor original que se desea protestar (letra de cambio, pagaré, etc.). El secretario
notarial se encarga de verificar las formalidades de su emisión y su vencimiento.

La diligencia de protesto se lleva a cabo cumpliendo lo dispuesto en la ley de la materia y el acta


respectiva se transcribe en el registro especial para protestos que la ley señala. Este registro puede
constar en medios electrónicos, tal como lo señala el Decreto Legislativo 1049.

Protesto en las entidades.

El protesto es el procedimiento mediante el cual el portador del título reclama a la entidad


financiera las razones por las cuales no le fue pagado el valor contenido en el mismo.
Procedimiento o acto solemne a través del cual el tenedor del título valor pretende reclamar lo que
este contiene, con base en la comprobación de que el obligado del mismo no puede o no quiere
efectuar el pago. Es de iniciativa del portador del título cuando el librado ha hecho caso omiso a su
obligación de cancelar el precio incluido en el mismo. Este acto va dirigido a comprobar la negativa
del pago por parte del girado.

¿Cuándo se presenta?

Se presenta cuando no existe ninguna restricción para cobrar el título; por ejemplo, si se trata de un
cheque, en el momento en que el beneficiario se acerque a la ventanilla de la entidad bancaria y el
cajero le informe que no existe orden de pago, o que la cuenta no tiene saldo suficiente, el
beneficiario podrá indicar al funcionario del banco que hará uso de “protesto”. El funcionario
anotará en el cheque la expresión “protesto”, así como también, las razones por las cuales no fue
pagado el título, el lugar y la fecha de presentación de quien solicitó el pago, el número de la cuenta
sin fondos, el nombre o razón social de la entidad bancaria y, por último, la firma o sello del
representante del banco que realizó las anotaciones mencionadas.

El “protesto” de cheques que se encuentra contenido en el artículo 727 del Código de Comercio,
indica que este no es diferente del “protesto” bancario, y señala que es el proceso de anotación al
reverso de la hoja adherida al título, sobre las causales de negación, en el pago total o parcial del
mismo por parte de la entidad bancaria.