Está en la página 1de 3

Los derechos humanos y la educación

Los sistemas educativos en el Ecuador desempeñan funciones vitales para los individuos y
la sociedad, uno de los pilares fundamentales de la educación es contribuir al desarrollo
educativo de los niños y niñas, lo cual se logra a través dela integración y el desarrollo
armónico de la comunidad educativa que conozca y respete sus deberes y obligaciones,
permite fortalecer la educación y encaminarla hacia la calidad. Con lo que se podría decir
que el objetivo primordial de la educación es entregar a niños y jóvenes sin distinción
alguna los recursos suficientes para llegar a ser personas útiles a la sociedad y al país, con
conocimientos significativos que establezcan relación con su formación profesional, rica en
valores y con una cultura de acercamiento a la investigación permanente e innovadora. Es
ahí entonces en donde se hace necesaria la presencia de un instrumento legal que direccione
las políticas, objetivos y metas del sistema educativo ecuatoriano con el fin de que se
cumplan todos los estándares de calidad, encuadrados en el respeto y el Buen Vivir de la
comunidad educativa. Sin embargo, en el Ecuador se evidencia que dada la protección de la
Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI)y su reglamento, los estudiantes y padres
de familia exageran los derechos de los educandos en el desarrollo de todas las actividades
dentro y fuera de los planteles, haciendo caso omiso a las normas y disposiciones de las
instituciones educativas, lo cual esta está incidiendo en el normal desarrollo de las
actividades dentro y fuera del aula. Por otra parte el personal docente no conoce a
profundidad lo que LOEI establece acerca de los derechos que tienen los estudiantes, es por
ello que considerando la transcendencia que vive la educación en nuestro país.

Entiéndase por Derecho a la Educación como un derecho que tienen todas las personas a
recibir una educación inclusiva consignada en los referentes jurídicos existentes en el país.
Otras personas responderán que es un derecho humano consagrado en los estamentos
jurídicos internacionales que establecen recibir una educación de calidad con calidez.
Torres, (2010) Manifiesta que: “La educación es tanto un derecho humano como un medio
vital para promover la paz y el respeto por los derechos humanos y las libertades
fundamentales. A fin de que se realice su potencial para contribuir a construir un mundo
más pacífico, la educación debe ser universal y accesible de manera igualitaria para todos y
todas” (Torres, 2010, pág. 3). Es decir que el derecho a la educación es de vital importancia
para los seres humanos por que permite la adquisición de conocimientos necesarios y
alcanzar una preparación adecuada para el desenvolvimiento dentro de la sociedad y a la
vez contribuir para mejorar el desarrollo económico, social y cultural del país. El Derecho a
la Educación es parte de los Derechos Humanos las personas con vastos conocimientos
acerca de los derechos humanos dejan constancia la relación que tiene el derecho a la
educación con el resto de derechos humanos. Dejan claro que la educación fortalece y
enriquece el desarrollo de las personas y por eso se la considera como una condición
importante para a futuro encontrar el Buen Vivir. (SARRE, 2009) Afirma que: “La
educación potencia el desarrollo de la persona y por ello es condición esencial para el
disfrute de todos ellos; por esto se considera éste como un derecho clave (keyright). No se
puede ejercer ninguno de los derechos civiles, políticos, sociales, económicos o culturales
sin un mínimo de educación” (pág. 258). De lo antes descrito se puede notar la importancia
que tiene la educación en todos los sectores de la sociedad, es decir que sin educación no se
puede hablar de ningún otro de los derechos humanos. Siendo los estudiantes la parte
fundamental de la educación en el mundo queremos referirnos a la educación en el Ecuador
donde en la LOEI se establecen con claridad los derechos de la población estudiantil, es
imprescindible que estos mandatos se cumplan a cabalidad, pero sin atropellar el bienestar
de otras personas. Se establece entonces que el derecho a la educación es “el epítome de la
indivisibilidad y la interdependencia de todos los derechos humanos”; siempre y cuando los
educandos hagan de ella una fortaleza para establecer reglas y normas de buen vivir que
conlleven a integrar a la comunidad educativa para el bien de la sociedad y el contexto
donde se desarrollan sus actividades .En los últimos años se ha venido diciendo que la
educación impartida en los centros educativos debe ser de calidad, formar alumnos con
habilidades y destrezas que sean competentes, integrales y que alcancen los cuatro pilares
de la educación tal como lo cita Dinora Carcelén de Delors, Jacques “Aprender a conocer,
aprender a hacer, aprender a vivir juntos, aprender a vivir con los demás, aprender
ser”(Carcelén , 2014). Para esto las autoridades del ministerio de educación consideran el
seguimiento de la calidad educativa como una estrategia cobijada en los resultados de la
evaluación escolar, para el mejoramiento de las instituciones educativas y para el desarrollo
del país. Por lo antes expuesto, es necesario mencionar que la educación es un derecho
humano que debe ser accesible a todas las personas, sin discriminación alguna. Los
organismos internacionales reconocen la magnitud de la importancia del derecho a la
educación e insisten en la necesidad de hacer de la educación un derecho accesible a todos
los niños aún más cuando esta educación es de calidad y con calidez e inclusiva.

Se puede concluir que la educación es un derecho que tienen todos los seres humanos y que
en nuestro país hay entidades competentes que tienen la obligación de velar por que se
cumplan, lo que está estipulado en cada uno de los artículos descritos y establecidos por la
Constitución de la República del Ecuador 2008. Enfatizando entonces que la educación
ecuatoriana conlleva a la formación de seres útiles a la sociedad, que ayudan al
progreso del país, que permita la integración social, integral e intelectual, contribuyendo
al pleno desarrollo de su personalidad, capacidades y potencialidades, respetando
sus derechos, libertades fundamentales y promoviendo la igualdad de género, la
no discriminación, la valoración de las diversidades, la participación, autonomía y
cooperación. Los docentes deben saber cuáles son los derechos que tienen los estudiantes
más aun cuan la integración y equidad han venido siendo el objetivo central y
prioritario de la política educativa, por ellos es importante que el docente se informe
y capacite sobre los derecho del estudiante, pero cabe también mencionar que el
cambio educativo debe ser de interés y compromiso de todos los sectores de la
sociedad; es decir no sólo del docente sino también del gobierno, las instituciones
educativas, los directivos, los padres de familia y las organizaciones, logrando así
fomentar el Buen Vivir en el sistema educativa y de quienes lo conforman.