Está en la página 1de 44

1.

ESTUDIO DE PELIGRO SISMICO Y VULNERABILIDAD PTAR

CARAVELI

1.1. PELIGRO SISMICO

1.1.1. Generalidades

Los resultados de la revisión y el análisis de la información de la actividad sísmica en el área

correspondiente al emplazamiento de las obras proyectadas para el proyecto “Estudio

Definitivo y Expediente Técnico – Ampliación, Renovación y Mejoramiento del Sistema de Agua

Potable y Alcantarillado en la Localidad de Caraveli-Arequipa”. La ubicación de la zona de

estudio se puede

apreciar en el Mapa PS-01-001 y corresponde a las coordenadas 674 917 E; 8 255 643 N en el

sistema WGS84 (Zona 18), 73°22’1,79’’ LONG, 15°46’18.02’.

La evaluación del peligro sísmico se ha realizado por medio de los métodos probabilístico y

determinístico, definiendo niveles de aceleraciones máximas del movimiento sísmico del

terreno para el Sismo Máximo Considerado (MCE) y para el Sismo Base de Operación (OBE) de

acuerdo al International Building Code IBC 2009. Además, se han elaborado espectros de

peligro uniforme para diferentes periodos de retorno considerando un amortiguamiento

crítico del 5% y se proponen valores de coeficientes sísmicos para el diseño pseudoestatico de

estructuras.

La evaluación probabilística del peligro sísmico considero la nueva definición de fuentes

sismogénicas desarrollada por Gamarra y Aguilar (2009) que modelan el buzamiento del

mecanismo de subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana de acuerdo con el

patrón del comportamiento en profundidad de la sismicidad. Estas fuentes han sido

clasificadas según el mecanismo de rotura (interfase e intraplaca) y se caracterizan a través de

sus parámetros sismológicos al año 2012. Cabe señalar que las fuentes sismogénicas han sido
definidas considerando datos de mecanismos focales y la distribución espacial de la sismicidad

de la zona en mención.

1.1.2. Alcance del Estudio

El desarrollo de este estudio comprende los siguientes aspectos:

a) Evaluación del nivel de aceleración máxima del terreno (PGA) por efectos de la

actividad sísmica en el área de influencia del emplazamiento de las estructuras

correspondientes al proyecto “Estudio Definitivo y Expediente Técnico – Ampliación,

Renovación y Mejoramiento del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado en la

Localidad de Caraveli-Arequipa”.

b) Elaboración de espectros de peligro uniforme y espectros genéricos de diseño según

metodología recomendada por el International Building Code.

c) La evaluación de la demanda sísmica en la zona del proyecto se ha realizado a nivel de

roca (Suelo Tipo B) y a nivel de suelo firme (Suelo Tipo D).

1.2. TECTONICA Y SISMOTECTONICA


1.2.1. Tectónica de Placas
La Nueva Tectónica Global (Isacks et al., 1968) presenta un enfoque objetivo del movimiento

de placas y la generación de sismos en la Tierra. Tal es así, que físicamente se comprenden las

causas y la forma en que la energía se acumula en zonas muy restringidas de la Tierra y de qué

manera ocurren los diferentes tipos de sismos.

La explicación más ampliamente aceptada del origen del movimiento de las placas recae en el

requerimiento de un equilibrio termo-mecánico de los materiales de la Tierra. La parte

superior del manto está en contacto con la Corteza, que se encuentra a menor temperatura,

mientras la parte inferior está en contacto con el núcleo externo, que se encuentra a mayor

temperatura. Obviamente, un gradiente de temperatura debe existir dentro del manto. La


variación de la densidad del manto con la temperatura produce la situación inestable de tener

un material más denso (más frío) apoyándose sobre la cima de un material menos denso (más

caliente). Eventualmente, el material más denso empieza a sumergirse bajo la acción de la

gravedad y el material menos denso empieza a ascender. El material descendido gradualmente

se calienta y se vuelve menos denso; eventualmente, se moverá lateralmente y empezará a

ascender otra vez. Secuencialmente, el material enfriado empezará a sumergirse. Este proceso

es conocido como convección. La corriente de convección semifundida del manto, impone

esfuerzos de corte en el fondo de las placas, desplazándolas lentamente en varias direcciones

a través de la superficie de la Tierra.

Tras la comprobación de que las placas oceánicas se generan en las dorsales y se consumen en

las zonas de subducción, y la ubicación precisa de los sismos, se ha llegado a concluir que la

superficie terrestre está formada por grandes placas y otras de menores dimensiones como

puede apreciarse en la Figura N° 1 en la que se aprecian las principales placas tectónicas de la

Tierra. Finalmente, se ha observado que la mayor actividad sismotectónica en el mundo se

concentra a lo largo de los bordes de estas placas y como producto de la interacción de éstas

se generan eventos sísmicos de gran magnitud.


Ilustración 1.Principales Placas Tectónicas de la Tierra (Monroy, A., Bolaños, M., 2004)

Según los estudios realizados por Handschumacher en 1976, la placa de Nazca proviene de una

placa más antigua que se encontraba en subducción y es conocida como Placa Farallón,

producto de una división se dio origen a la placa de Cocos (la componente norte) y a la placa

de Nazca (la componente sur).

1.2.2. Marco Tectónico Regional

El Perú está ubicado sobre el borde occidental costero de Sudamérica, entre Ecuador y Chile,

ocupando un área de subducción activa de corteza oceánica bajo la margen continental (placa

de Nazca bajo la placa Sudamericana). En esta zona tiene lugar un cambio importante desde

los “Andes Centrales” (Perú), con litósfera continental en la costa, hacia los “Andes Norteños”

(Ecuador), con una densa, aislada e inactiva corteza oceánica debajo de la región costera. Este

cambio aparentemente ocurre en una falla transformacional o sutura, actualmente inactiva y

oculta con rumbo NNE, que separa la corteza continental de la corteza oceánica.
La placa de Nazca subduce bajo la placa Sudamericana frente al Perú a razón de 9 cm/año en

promedio aproximadamente. En esta zona de subducción, se generan sismos a diferentes

profundidades y alcanzan un valor máximo de 700 km.

La interacción de la placa de Nazca y la placa Sudamericana ha originado la formación de la

Cordillera Andina, la Fosa Perú-Chile y los Sistemas de Fallas, a través de un proceso orogénico

evolutivo de diferentes etapas, estos procesos estuvieron acompañados por la ocurrencia de

sismos de diferentes magnitudes.

El Cuadro N° 01 muestra la duración estimada para diferentes fenómenos tectónicos y fue

tomada del artículo Geodinámica, Sismicidad y Energía Sísmica en Perú (Tavera, H., Bernal, I.

2002), este cuadro nos da una referencia de la ubicación temporal de los fenómenos en

estudio.

Tabla 1. Duración estimada para la ocurrencia de grandes fenómenos tectónicos

1.2.3. Elementos de la Tectónica del Perú

El Perú, por su ubicación, se encuentra próximo a límites de placas muy activas

(principalmente la subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana) y a

importantes sistemas de fallas continentales que se han formado como un efecto secundario

de la colisión de placas, que ha generado la presencia de plegamientos y fracturas en la corteza

terrestre.
I. Zona de Subducción

A. Placa de Nazca

La placa de Nazca limita al Norte con el Centro de Expansión Galápagos (Sclater y Klitgord,

1973; Anderson et al., 1976); hacia el Nororiente, limita con la placa Caribe por debajo de

Colombia septentrional; al Oriente, se extiende hasta las fosas oceánicas de Colombia,

Ecuador, Perú y Chile; al Sur y Suroccidente, limita con las fallas transformacionales Chile y

Fernández, y al Occidente, con la dorsal Pacífico (Stover, 1973; Pardo-Casas y Molnar, 1987). La

configuración geométrica de la placa de Nazca, próxima a la costa peruana presenta los

siguientes accidentes geográficos:

a) La Dorsal de Nazca

Es una cordillera montañosa que se encuentra sumergida y se ubica entre los 15°S y 24°S.

Tiene una orientación NE-SW y su eje incide casi perpendicularmente a la línea de la Fosa

frente a la ciudad de Nazca. Está compuesta de rocas volcánicas con una edad aproximada de 5

a 10 Millones de años.

b) La Dorsal de Sarmiento y la Dorsal de Alvarado

Estas dorsales volcánicas se localizan frente a las costas de Piura, al norte del Perú y presentan

una orientación NE. Tienen una longitud aproximada de 400 Km con ejes paralelos entre sí y

poseen una altura comprendida de 1 a 2 Km.

c) La Fractura de Mendaña

Es una de las características más importantes de la Placa de Nazca en la costa occidental

peruana. Se localiza en el extremo oeste de la región central del Perú entre 11°S y 15°S de

latitud. Presenta una dirección NW, perpendicular a la Fosa, con una longitud que se extiende

hasta 1100 Km aproximadamente y con una altura promedio de 1000 m sobre la corteza

oceánica.
d) La Fractura de Nazca

Se encuentra ubicada frente al departamento de Arequipa en el Perú. Después de la Dorsal de

Nazca, constituye la característica batimétrica más notable junto a la Fractura de Mendaña.

Posee un lineamiento paralelo a ésta última con una dirección NW que incide

perpendicularmente en la Fosa.

e) La Fractura Virú

Se encuentra ubicado paralelamente a la Fractura de Mendaña a 110 Km al norte de ésta.

Constituye un rasgo geomorfológico importante en la estructura de la Placa de Nazca y es una

falla de tipo inversa con una orientación de N15°E.

f) La Depresión Submarina de Trujillo

Es una estructura con aproximadamente un ancho de 5 Km en el punto más alto y de 500 m en

el más bajo, que posee una superficie muy accidentada y por ende muy áspera. Presenta una

extensión de 270 Km de longitud

B. Fosa Perú-Chile

Se ubica frente a las costas ecuatorianas con una orientación NE-SW y marca el inicio del

proceso de subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana sobre una longitud de

más de 5 000 km que abarca desde Colombia hasta Tierra del Fuego en Chile.

C. Placa Sudamericana
El proceso de subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana modifica

constantemente la superficie terrestre a través del tiempo y ha originado un progresivo

engrosamiento de la corteza terrestre y plegamiento de los sedimentos.

La evolución tectónica del Perú está vinculada a un proceso de deformación que ha generado

importantes sistemas de fallas en la superficie de la Tierra. Las principales características

geológicas y tectónicas de la corteza peruana se deben al proceso de subducción de placas.

Geográficamente, en la placa Sudamericana del Perú predominan los Andes que dividen la

parte continental en tres regiones naturales, muy distintas (Costa, Sierra y Selva) y que no son

simples expresiones geomorfológicas, sino que también reflejan fundamentalmente ambientes

geológicos diferentes. La configuración estructural de la placa Sudamericana en el Perú está

conformada por:

Talud Inferior y Medio

Talud Superior c) Plataforma Continental

La Zona Costanera

Pie de Monte Pacífico

La Cordillera Occidental

El Altiplano

La Cordillera Oriental

La Zona Subandina

La Llanura Amazónica

D. Tipo de Subducción
El Perú presenta una contorsión de la placa de Nazca, al pasar de una subducción de tipo

subhorizontal (al norte y centro del Perú) a una subducción normal (sur del Perú), en una

sección perpendicular a la fosa, con dirección SE que se inicia en el borde costero a 16º de

latitud sur (aproximadamente a la altura de la Fractura de Nazca). Según Quispe, Tavera y

Bernal (2003), la placa de Nazca al norte del Perú subduciría bajo la placa Sudamericana

siguiendo una pendiente del orden de entre 25º y 30º hasta una profundidad aproximada de

125 km a partir de la cual, la placa de Nazca se desplaza de manera horizontal hasta una

distancia respecto a la línea de la fosa de 750 km en la región norte y 550 km en la región

centro, configurando una subducción de tipo subhorizontal; mientras que las tendencias

medias del sur del Perú sugieren un ángulo de subducción de 30º en forma continua hasta una

profundidad de 450 km respecto de la línea de la fosa, configurando una subducción de tipo

normal como puede se puede observar en la Figura N° 2.

Los cambios de las tendencias entre una y otra zona demostrarían la contorsión mencionada

de la placa de Nazca entre los dos modos de subducción anteriormente mencionados.

Finalmente, cabe señalar que las tendencias medias de la sismicidad descritas anteriormente,

son coherentes con las descritas por Pennington (1981), Cooper et al. (1987), Meijer y Wortel

(1992), Coblentz y Richardson (1996), Taboada et al. (1998), y Bourdon et al. (2002).
Ilustración 2. Tendencias medias de la sismicidad asociadas al proceso de subducción

II. La Neotectónica en el Perú

El desarrollo constante del proceso de subducción de la placa de Nazca bajo la placa

Sudamericana determina un comportamiento tectónico compresivo del territorio peruano

siguiendo la dirección de la convergencia entre la placa oceánica y continental. Las más claras

evidencias de este comportamiento tectónico compresivo se encuentran en la zona del frente

Subandino, en las fallas inversas y en los pliegues localizados dentro del callejón Interandino.

Es preciso señalar que la llegada de la Dorsal de Nazca a la fosa ecuatoriana podría constituir

una zona de significativa resistencia a la subducción ejerciendo esfuerzos compresivos

adicionales dentro de la placa continental. Por otro lado, existen grandes rasgos estructurales

transversales a la cordillera de los Andes, que afectan la fisiografía de esta región y que

podrían influir en su comportamiento tectónico.


Finalmente se puede indicar que las condiciones anteriormente descritas favorecerían la

generación de movimientos dextrales a lo largo de fallas regionales dentro del territorio

peruano. Los principales sistemas de fallas localizados en el Perú se detallan gráficamente en el

Mapa Neotectónico 2007 de Fallas y Pliegues Cuaternarios Anexo D Planos PS-01-001.

1.2.4. Sismotectónica del Área de Estudio


La correlación de la actividad sísmica del área de estudio con la tectónica regional se presenta

en el Mapa de Distribución de Epicentros, Anexo D Planos PS-01-004. Este mapa presenta los

principales rasgos neotectónicos del Perú, compilados por Macharé y Benavente (2008) en el

Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico, tras el marco del Proyecto Internacional de la

Litósfera (2003) para el estudio de las principales fallas activas del mundo.

Asimismo, en este mapa sismotectónico se muestran los hipocentros del catálogo sísmico

compilado en base a la base de datos del Instituto Geofísico del Perú y el National Earthquake

Information Center (NEIC) actualizado y depurado por Aguilar hasta el año 2012.

A continuación, se describen los sistemas de fallas y pliegues que influyen directamente en el

área de estudio:

I. Falla chico Machado PE-27,

Tipo de estructura falla, último movimiento cuaternario (<1.8 Ma), sentido de movimiento

normal, se encuentra al sur del departamento de Arequipa, entre la parte noroeste del cerro

Alto de maedero y la margen sureste de una planicie de erosión de mioceno-plioceno

(Noller,1993), rumbo NE-SO,angulo 60°.

La falla de Machaco Chico tiene una expresión geomorfológica muy fuerte sobre sus 16 km de

longitud. El movimiento más reciente en la falla ocurrió en la parte central a lo largo 6 km. con

un movimiento normal, donde la escarpa de 2-3 m. de alto se desarrolla en depósitos

coluviales. Sin embargo, la apariencia fresca de la escarpa en la planicie y en los depósitos


coluviales sugiere que la falla es relativamente joven, posiblemente de edad Pleistoceno tardío

(Fenton et al., 1995).

Ilustración 3. Ubicación de las fallas cercanas al proyecto. Fuente INGEMET.

En el Mapa PS-01-005 se muestra una sección transversal perpendicular a la fosa Perú Chile y

al litoral aproximadamente con una dirección N67°E que pasa por la región central de la zona

de estudio. La sección A-A muestra una subducción subhorizontal (ver primer gráfico de la

Figura N° 2 y Figura N° 3) de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana que se refleja en una

densidad media de sismos de subducción de interfase e intraplaca, con profundidades entre

superficiales e intermedias, asimismo una concentración media de sismos continentales.


Ilustración 4. Gráfico del estado de esfuerzos en la interacción de las placas (Uribe,2008).

En este caso la corteza andina se encuentra afectada por una deformación más intensa ya que

el área de acoplamiento entre las placas es mayor que el caso de una subducción de tipo

normal tal como se observa en el gráfico anterior.

1.3. SISMICIDAD DE LA ZONA DE INFLUENCIA

En general, la información detallada de la sismicidad de una determinada región se encuentra

recopilada en registros históricos e instrumentales, siendo estos últimos los que presentan, en

su totalidad, una mejor precisión de la ubicación hipocentral y de la magnitud de los eventos

sísmicos ocurridos.

La información sísmica histórica e instrumental conjuntamente con estudios geológicos y

tectónicos permiten definir las fuentes sismogénicas de una determinada región y

caracterizarlas a través de sus parámetros sismológicos. La información recopilada para la zona

de estudio se detalla a continuación.


1.3.1. Sismicidad Histórica del Área de Influencia de la Zona de Estudio
Los registros de sismicidad histórica pueden ayudar a identificar características sísmicas de un

determinado lugar. Los registros históricos de los efectos de los movimientos sísmicos pueden

confirmar la ocurrencia de eventos sísmicos pasados y estimar la distribución geográfica de sus

intensidades.

La recopilación de suficiente información en los registros de sismicidad histórica puede

permitir la determinación de intensidades máximas en la zona, estimar el epicentro y la

magnitud del sismo. Además, dado que los registros históricos poseen información de la fecha

en que ocurrió un sismo, pueden ser utilizados para evaluar la tasa de recurrencia sísmica y la

sismicidad de una determinada área.

La fuente básica para conocer la actividad sísmica y lo concerniente a ésta ocurrida en el área

de influencia del citado proyecto es el trabajo de Silgado (1968, 1973, 1978 y 1992), que

presenta una recopilación de datos sobre los principales eventos sísmicos ocurridos en el Perú

desde el año 1513. A continuación, se presentan los sismos más importantes que afectaron la

región y cuya historia se conoce:

Sismo de Arequipa del 23 de junio de 2001, cerca de las 15.33 h. se presentó un terremoto de

6.9 mb (Ms=7.9) afectó toda la región sur del Perú, incluyendo Arica e Iquique en Chile y La Paz

en Bolivia. El epicentro del terremoto fue localizado en la región Sur y Cerca de la línea de

Costa, esto es a 82 km al NW de Ocoña en el departamento de Arequipa, asimismo el

terremoto produjo 134 réplicas, las localidades más afectadas por este terremoto fueron

Ocoña, Camaná, Mollendo, Arequipa, Moquegua y Tacna, la intensidad máxima observada

quedó restringida en VII – VIII en la escala de Mercalli modificada, se informó de 35 muertos,

se ha observado daños materiales de importancia en casi todas las localidades distribuidas

cerca de la costa desde Nazca hasta Iquique en Chile y Cusco, La Paz (Bolivia) hacia el interior

del continente.
Sismo del 16 de febrero de 1979. Fuerte temblor en Arequipa. Causó daños en casas de adobe

y sillar en Camaná, Corire y Huancarqui. Intensidad de VII MMI en Camaná y Corire; VI MMI en

Huancarqui, Arequipa, Chuquibamba, Caravelí y Ocoña; en Chivay y Chala y La Joya V MMI.

Sismo del 26 de enero de 1964. A las 04.00 h. Temblor en el Sur. En Arequipa hubo cuatro

heridos y deterioros en varias casas ya resentidas por sismos anteriores. Intensidades:

Arequipa VI MMI; Mollendo y Ubinas V MMI.

Sismo del 13 de enero de 1960. A las 10.40 h. Terremoto en Arequipa. Perecieron 63 personas

y quedaron centenares de heridos. La población de Chuquibamba quedó casi en escombros.

Igualmente, destructor fue en Caravelí, Cotahuasi, Omate, Puquina, Moquegua y Arequipa. Las

carreteras de penetración a Puno y a las localidades del departamento quedaron intransitables

por los derrumbes. Intensidades: Chuquibamba, Caravelí, Cotahuasi y Arequipa VIII MMI;

Moquegua VII MMI; Ica V MMI; Puno y Cusco IV MMI.

Sismo del 15 de enero de 1958. A las 14.14 h. Terremoto en Arequipa que causó 28 muertos y

133 heridos. Todas las casas antiguas de esa ciudad sufrieron averías de diversa magnitud,

resistiendo sólo los inmuebles y edificios modernos. Intensidades: Arequipa VIII MMI;

Moquegua VI MMI; Ica, Tacna y Puno III MMI.

Sismo del 26 de febrero de 1952. A las 06.31 h. Prolongado y suave movimiento ondulatorio

en el Cusco, donde provocó fuertes desprendimientos del estuco de varias casas. Intensidades:

Cusco V MMI; Arequipa IV MMI y Moquegua II MMI.

Sismo del 20 de febrero de 1952. A las 04.10 h. Sismo ligeramente destructor en el pueblo de

Huánuco, provincia de La unión, Arequipa, donde resultaron varias viviendas dañadas.

Intensidad V MMI en Lomas, Arequipa.


Sismo del 20 de julio de 1948 a las 06.30 h. Sismo ligeramente destructor en las poblaciones

de Caravelí y Chuquibamba, Arequipa. Intensidades: Caravelí y Chuquibamba VII MMI; Lima,

Arequipa y Moquegua III MMI.

Sismo del 11 de mayo de 1948. A las 03.56 h. Fuerte temblor en Arequipa, Moquegua y Tacna.

Los daños fueron de consideración en las construcciones antiguas de adobe y sillar en la ciudad

de Moquegua. En Arequipa hubo daños leves. Intensidades: Moquegua y Samegua VII MMI;

Arequipa y Tacna VI MMI.

Sismo del 18 de setiembre de 1941. A las 08.15 h. Fuerte temblor en el Cusco. Hubo daños en

edificios y viviendas. El movimiento se sintió en Abancay y en los pueblos situados en las

estribaciones de la Cordillera Occidental. Intensidades: Cusco VII MMI; Abancay VI MMI y

Caravelí IV MMI.

Sismo del 11 de octubre de 1922. A las 09.50 h. Fuerte temblor en Caravelí, Arequipa. Hubo

daños importantes en Arequipa y Mollendo. Intensidades: Caravelí VII MMI; Arequipa y

Mollendo. Intensidades: Caravelí VI MMI; Arequipa y Mollendo VI MMI; Chala y Acarí V MMI;

Ica IV MMI.

Sismo del 28 de diciembre de 1915. A las 18.40 h. Fuerte temblor en Caravelí. Se produjeron

daños en las viviendas. En Acarí causó desplomes de casas. Intensidades: Caravelí y Acarí VI

MMI.

Sismo del 11 de setiembre de 1914 a las 06:48 h. Terremoto en Caravelí, Arequipa. Dejó en

escombros la ciudad de Caravelí. En Nazca hubo víctimas y daños menores. En Ica y Atico se

sintió fuerte. Intensidades: Caravelí VII MMI; Nazca VI MMI; Atico V MMI e Ica MMI.

Sismo del 06 de agosto de 1913 a las 17.13 h. Terremoto en Caravelí, Arequipa. La ciudad

quedó destruida, ocasionando varios muertos. En la ciudad de Arequipa hubo averías en


algunos edificios. Intensidades: Caravelí VIII MMI; Arequipa, Ocoña, Atico y Cailloma VI MMI y

Chuquibamba VIII MMI.

Sismo del 10 de julio de 1821 a las 08.00 h. Fuerte temblor en Arequipa, causando grandes

daños en los pueblos de Camaná, Ocoña, Caravelí, Chuquibamba y Valle de Majes. Se contaron

162 muertos. El movimiento principal se sintió en Lima. Intensidades: Camaná VII MMI;

Caravelí VII MMI; Valle de Majes VII MMI; Ocoña VII MMI; Chuquibamba VII MMI y Lima III

MMI.

Sismo de 22 de enero de 1582. A las 11.30 h., terremoto que dejó en ruinas a la ciudad de

Arequipa. Se derrumbaron 300 casas y perecieron más de 35 personas. Intensidades: Socabaya

X MMI y Arequipa IX MMI.

Sismo 1513 – 1515. Grandes sismos acompañados de formidables deslizamientos de tierra. En

la costa, el mar sobrepasó muchas veces la línea de playa. Intensidad de VIII MMI en Arequipa.

Sismo 1471 – 1493. En la época del Inca Túpac Yupanqui, un gran terremoto destruyó el

primitivo asiento de la ciudad de Arequipa, en que perecieron todos sus habitantes y hubo

erupción del volcán Misti. Intensidad de VIII MMI en Arequipa.

En el Anexo D Planos PS-01-003 se muestra la distribución de las máximas intensidades

observadas de los eventos de mayor influencia en el área de estudio (Alva, 1984).

1.3.2. Sismicidad Instrumental del Área de Influencia


Los registros instrumentales representan la mejor información disponible para la identificación

y evaluación de las fuentes sismogénicas. Estos registros han sido obtenidos desde los inicios

del siglo XX, es decir desde aproximadamente el año 1900. Sin embargo, muchos de los que

fueron registrados inicialmente se encuentran incompletos o no presentan una buena calidad.

La limitación más significativa de la sismicidad instrumental es el corto período del tiempo de

observación y recopilación de los registros de eventos sísmicos en comparación con los largos

períodos de recurrencia de grandes sismos. Por otro lado, la localización instrumental del
alineamiento de los epicentros o hipocentros indica la existencia de fuentes sismogénicas y

además el análisis de las réplicas de sismos puede ayudar significativamente en la delimitación

de las fuentes. La información instrumental en el Perú se encuentra recopilada en el catálogo

sísmico del Instituto Geofísico del Perú y en el catálogo telesísmico del National Earthquake

Information Center (NEIC). La información sísmica utilizada en el presente estudio comprende

el período de 1963 – 2012 y ha sido compilada en base a estos dos catálogos. La distribución

espacial de la sismicidad del área de estudio se muestra en el Mapa en el Anexo D Planos PS-

01-004.

1.4. EVALUACIÓN DEL PELIGRO SÍSMICO


1.4.1. Análisis del Peligro Sísmico Probabilístico

La evaluación del peligro sísmico por el método probabilístico puede realizarse utilizando la

teoría desarrollada por Cornell (1968).

El análisis probabilístico de peligro sísmico considera la influencia de todos los eventos

sísmicos de las fuentes sismogénicas en el sitio de estudio mediante los parámetros

sismológicos obtenidos de la relación frecuencia – magnitud y los valores de magnitud

máxima. De este modo, se considera la probabilidad de ocurrencia de los sismos y el resultado

final corresponde a la aceleración máxima esperada con una probabilidad de excedencia

determinada y en un período de exposición dado. Finalmente, la aceleración obtenida es el

resultado de la combinación de los efectos de todos los sismos de las fuentes sismogénicas y

no de un evento específico.

A. Fundamentos de Análisis

El peligro sísmico probabilístico está definido por la probabilidad de que en un lugar

determinado ocurra un movimiento sísmico que genere una aceleración igual o mayor que un

valor dado.
Por otro lado, es evidente que los sismos no son independientes mirados como una serie en el

tiempo. Físicamente se requiere la acumulación de gran energía para generar un evento

sísmico de gran magnitud, lo cual hace poco probable que varios de estos eventos se sucedan

en cortos períodos de tiempo. La ocurrencia de réplicas es otro claro ejemplo de que los

sismos no son independientes entre sí.

A pesar de ello en estudios de peligro sísmico se asume una distribución de Poisson, ya que

ésta se ajusta adecuadamente al comportamiento de los eventos de gran magnitud que son los

de interés en estudios de peligro sísmico, para ello se hace una depuración del catálogo

sísmico, eliminando los eventos considerados réplicas mediante el uso del programa ZMAP

que usa la metodología de depuración propuesta por Reasenberg (1985) y luego de esto poder

aplicar la distribución de probabilidades de Poisson que obedece a las siguientes premisas:

− El número de ocurrencias de eventos sísmicos en un intervalo de tiempo es independiente

del número que ocurre en cualquier otro intervalo de tiempo, es decir, los eventos son

independientes entre sí.

− La probabilidad de ocurrencia durante un intervalo de tiempo muy corto es proporcional a la

longitud del intervalo de tiempo.

− La probabilidad de que ocurra más de un evento sísmico durante un intervalo de tiempo muy

corto es insignificante. Aplicando esta teoría se puede demostrar que si la ocurrencia de un

evento A depende de la ocurrencia de otros eventos: E1, E2... En, mutuamente excluyentes y

colectivamente exhaustivos; entonces, de acuerdo al teorema de la “probabilidad total” se

tiene para la probabilidad de ocurrencia A:

n
P ( A ) =∑ P
i
( EiA ) . P(Ei)
Donde P(A/Ei) es la probabilidad condicional que A ocurra, dado que Ei ocurra.
La intensidad generalizada (I) de un sismo en el lugar fijado puede considerarse dependiente

del tamaño del sismo (la magnitud o intensidad epicentral) y de la distancia al lugar de interés.

Si el tamaño del sismo (S) y su localización (R) son considerados como variables aleatorias

continuas y definidas por sus funciones de densidad de probabilidad, fs (S) y fR (r)

respectivamente; entonces el peligro sísmico definido por la probabilidad que la intensidad I

sea igual o mayor que una intensidad dada, será: P(I ≥ i) y está dada por:

l
P ( l≥ i )=∬ P [ ] f ( S ) . f R ( r ) ds . dr
s .r s

Esta es la expresión que resume la teoría desarrollada por Cornell en 1968, para analizar el

peligro sísmico.

B. Definición y Caracterización de las Fuentes Sismogénicas

Para fines de un estudio de Peligro Sísmico se define como fuente sismogénica a aquella línea,

zona o volumen geográfico que tenga similitudes geológicas, geofísicas y sísmicas, de tal modo

que se pueda considerar que posee un potencial sísmico homogéneo en toda la fuente, es

decir, en las que el proceso de generación y recurrencia de sismos es espacial y

temporalmente homogéneo.

Las fuentes sismogénicas cumplen un papel fundamental en la evaluación del peligro sísmico

de una región determinada, de modo que los resultados finales evidentemente dependen de

una adecuada delimitación.

La caracterización de las fuentes sismogénicas se realiza a través de sus parámetros

sismológicos en base a la actividad sísmica que presentan en el tiempo. Es decir, la

determinación de los parámetros sismológicos de una fuente, implica la evaluación de la

recurrencia sísmica de ésta. Se empleó la caracterización elaborada por Aguilar (2012).

La recurrencia sísmica se determina de acuerdo a la expresión de Gutenberg y Richter (1944):


Log (N) = a-b.M

Donde:

N = Número de sismos de magnitud M ó mayor por unidad de tiempo.

a, b = Parámetros que dependen de la región.

La expresión anterior también se puede escribir como:

N=Γ 0 e−βM

Γ0 = 10a es el número de sismos por unidad de tiempo con M > 0

β = b x ln 10
Tabla 2.Coordenadas y Profundidades de las Fuentes Sismogénicas
El valor de λ0 es la tasa media anual de ocurrencia de eventos mayores o iguales que la

magnitud mínima de homogeneidad. Para determinar la tasa μ se utiliza una variación del

diagrama de Gutenberg y Richter, que consiste en dibujar un número acumulativo de eventos

mayores a una determinada magnitud versus el tiempo. A partir de estos gráficos se puede

determinar la magnitud mínima de homogeneidad (Mmín) y la tasa (λ0). La magnitud mínima

de homogeneidad corresponderá al gráfico cuyo diagrama acumulativo versus magnitud

muestre un comportamiento lineal monotónicamente creciente y el valor de b es la pendiente

de dicha recta. Mmáx es la magnitud máxima probable que puede ser liberada como energía

sísmica (McGuire, 1974). Los parámetros sismológicos de las fuentes sismogénicas

determinados por Aguilar (2012) mediante la evaluación de la recurrencia sísmica se muestran

en el Cuadro 3 y han sido calculados en base a magnitud Mw (Magnitud Momento).

Tabla 3, Parámetros Sismológicos de las Fuentes Sismogénicas

C. Leyes de Atenuación utilizadas para el Análisis de Peligro Sísmico Probabilístico

Para determinar los efectos que produciría la actividad sísmica en un lugar determinado, es

necesario relacionar la magnitud, la distancia del sitio de interés a una fuente dada y la
intensidad sísmica que se presentaría si ocurriera un sismo en dicha fuente. A las expresiones

que permiten establecer este tipo de relaciones se las conoce como leyes de atenuación.

Para los sismos de subducción se han utilizado las leyes de atenuación para aceleraciones

espectrales propuestas por Youngs, Chiou, Silva y Humphrey (1997) y para los sismos

continentales las leyes de atenuación para aceleraciones espectrales propuestas por Sadigh,

Chang, Egan, Makdisi y Youngs (1997). A continuación, se muestran las expresiones de las leyes

de atenuación utilizadas en el presente estudio.

Youngs et al. (1997):

Ley de atenuación para roca:

Ln(Sa) = 0.2418 + 1.414M + C1 + C2 (10-M)3 + C3 Ln(rrup + 1.7818e0.554M) + 0.00607H +


0.3846ZT

Ley de atenuación para suelo:

Ln(Sa) = -0.6687 + 1.438M + C1 + C2 (10-M)3 + C3 Ln(R + 1.097e0.617M) + 0.00648H +


0.3643ZT

Donde:

Sa = aceleración espectral en g

M = magnitud momento (Mw)

rrup = distancia más cercana al area de rotura (km)

H = profundidad (km)

ZT = tipo de fuente, 0 para interfase, 1 para intraplaca

Sadigh et al. (1997):

Ley de atenuacion para roca:

Ln(Sa)=C1+C2M+C3(8.5-M)2.5+C4Ln(rrup+exp(C5+C6M))+C7Ln(rrup+2)

En el caso de tener la presencia de suelo tipo C, se empleará la ley de atenuación

propuesta por Chavez J. (2006) – CISMID (2006).

D. Clasificación del Sitio para Diseños Sísmicos

El International Building Code (IBC 2009) clasifica los suelos en 6 tipos (del A al F) en función de
la velocidad promedio de las ondas de corte de un estrato de 30 m de profundidad. Esta
velocidad está determinada por la siguiente expresión:
n

∑ di
i=1
v́ s= n
d
∑ vi
i=1 si

Donde:

di: Espesor de cada capa entre 0.0 m y 30 m

vsi: Velocidad de ondas de corte de cada capa (m/s)

Las leyes de atenuación utilizadas en el análisis han sido determinadas por Youngs et al.
(1997), Sadigh et al. (1997) y CISMID (2006) para las siguientes clasificaciones de sitio:
Tabla 4.Clasificaciones de Sitio según el IBC 2009 para las leyes de atenuación

Para clasificar al suelo en el emplazamiento de las estructuras proyectadas, siguiendo las


recomendaciones del International Building Code, se ha considerado realizar los cálculos para
los tipos de suelo B y D, según el IBC.

En el presente estudio se desarrollará un análisis de peligro sísmico probabilístico a nivel de


roca y suelo firme, obteniéndose espectros de peligro uniforme para diferentes períodos de
retorno, posteriormente se propondrán espectros de diseño, según el tipo de suelo
identificado, siguiendo la metodología propuesta en IBC 2009.

E. Evaluación del Peligro Sísmico Probabilístico

Conocidas la sismicidad de las fuentes y las leyes de atenuación de las ondas sísmicas
generadas en cada una de éstas, el peligro sísmico puede ser calculado considerando la suma
de los efectos de la totalidad de las fuentes sismogénicas analizadas, la distancia entre cada
fuente y el sitio de interés o la zona de estudio que se requiere evaluar.

La evaluación del peligro sísmico en el presente estudio ha sido realizada utilizando el


programa de cómputo CRISIS 2007 v7.6, desarrollado por Ordaz et al. (2007), considerando las
leyes de atenuación de aceleraciones espectrales anteriormente indicadas.

La Figura N° 5 y N°6, muestra la curva de peligro sísmico (aceleración vs frecuencia anual de


excedencia) para Suelo Tipo B (roca) y Tipo D (Suelo) y el Cuadro 5 y Cuadro 6, muestra los
resultados obtenidos del programa de cómputo CRISIS 2007 correspondientes a las máximas
aceleraciones horizontales esperadas en la zona de estudio. La selección del movimiento
sísmico de diseño depende el tipo de obra para la cual se está realizando el estudio. Para el
tipo de obra a desarrollarse en el proyecto se ha considerado una frecuencia anual de
excedencia de 2.11 x 10-3, es decir un período de retorno de 475 años que corresponde a una
probabilidad de excedencia de 5% y un período de exposición de 50 años.
Tabla 5. Aceleraciones máximas horizontales esperadas

Tabla 6. Aceleraciones máximas horizontales esperadas

Ilustración 5. Curvas de Probabilidad de Excedencia para suelo Tipo B (roca) en las coordenadas
(-73.37°, -15.77°).
Ilustración 6. Curvas de Probabilidad de Excedencia para suelo Tipo D (Suelo firme) en las coordenadas
(-73.37°, -15.77°).

F. Estimación de Espectros de Peligro Uniforme

En el presente estudio se han empleado leyes de atenuación correspondientes a diferentes


tipos de sismo y tipo de suelo, esto ha dado paso a la estimación de espectros de peligro
uniforme ponderados para un nivel de exposición dado.

Luego de la caracterización de las fuentes sismogénicas según la distribución espacial de los


sismos y su distribución temporal, y usando las leyes de atenuación se determinan las curvas
de probabilidad de excedencia anual de aceleraciones espectrales para diferentes períodos
estructurales que incluyen los efectos de las fuentes sismogénicas influyentes al área de
estudio y las incertidumbres mediante funciones de distribución de probabilidades.

Para determinar un espectro correspondiente a una tasa de excedencia o un período de


retorno dado se toma de cada una de las curvas de peligro generadas la ordenada
(aceleración) espectral correspondiente, con los valores extraídos se construye finalmente los
espectros de peligro uniforme.

El los Cuadros 6 y 7 se muestra los valores calculados para los espectros de peligro uniforme
con diferentes períodos de retorno para Suelo Tipo B (Roca) y Suelo Tipo D (Suelo Firme).
Tabla 7. Espectros de peligro uniforme – Roca (Tipo B)
Tabla 8. Espectros de peligro uniforme – Suelo Firme (Tipo D)

G. Estimación Probabilística del Sismo Base de Operación (Operating Basis Earthquake)

De acuerdo a la Norma IBC, 2009, aplicada a edificaciones, el movimiento del suelo debido a
un sismo está definido por los espectros de aceleración correspondientes a los siguientes
escenarios sísmicos: OBE: Sismo Base de Operación.

Corresponde al evento que produce el mayor nivel de movimiento del suelo durante el tiempo
de vida útil de la estructura proyectada. MCE: Sismo Máximo Considerado. Es aquel evento
que debería generar el movimiento más crítico del suelo al considerar la evaluación de
desempeño de una estructura ante las cargas a las que estará expuesta.

Las aceleraciones de respuesta espectral del OBE por el método probabilístico pueden ser
representadas en un espectro de respuesta con 5% de amortiguamiento crítico determinado
para un 10% de probabilidad de excedencia en 50 años de período de exposición o vida útil, es
decir, para un período de retorno de 475 años. De esta forma, la estimación de la aceleración
horizontal máxima en el terreno (PGA) para el OBE correspondería al valor de la ordenada
espectral con período T = 0.00 seg.

El espectro de respuesta para el OBE se muestra en el Anexo B Espectros de Peligro Uniforme


considerando la presencia de suelo Tipo B y D. Visto lo anterior y de acuerdo con los resultados
obtenidos, que se muestran en el Cuadro 5 la aceleración horizontal máxima (PGA) en roca
(tipo B) es de 0.37g y suelo (tipo D) es de 0,60 g. En tal sentido, se propone utilizar este valor
como aceleración horizontal máxima de diseño según el tipo de terreno del área de estudio
para edificaciones.

Para el diseño de muros y taludes por métodos pseudoestáticos, se recomienda utilizar un


coeficiente pseudoestático igual al 50% de la aceleración horizontal máxima de diseño (PGA)
según la recomendación del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos. (U.S.
Army Corps of Engineers, Hynes y FranKlin, 1984). En el caso de suelo tipo B (Roca) y para un
10% de probabilida de excedencia en 50 años de exposición, se propone un coeficiente
pseudoestático igual a 0.185 y de igual manera para un suelo tipo D (Suelo firme) un
coeficiente de 0,30.

H. Estimación Probabilística del Sismo Máximo Considerado MCE (Maximun Considered


Earthquake)

De manera similar a la definición del OBE, el international Building Code - IBC 2009, las
aceleraciones de respuesta espectral del MCE por el método probabilístico pueden ser
representadas en un espectro de respuesta con 5% de amortiguamiento crítico determinado
para un 2% de probabilidad de excedencia en 50 años de período de exposición o vida útil, es
decir, para un período de retorno de 2475 años. De esta forma, la estimación de la aceleración
horizontal máxima en el terreno (PGA) para el MCE correspondería al valor de la ordenada
espectral con período T = 0.00 seg.

De acuerdo con los resultados obtenidos mostrados en el Cuadro N° 5; la aceleración


horizontal máxima correspondientes al MCE en roca (Tipo B) es de 0.59g y suelo firme (Tipo D)
es de 0,93, para el área de estudio.

I. Estimación del Espectro de Diseño según el International Building Code (IBC 2009)

En el presente estudio se han estimado espectros genéricos de diseño para la zona de estudio
siguiendo la metodología recomendada por el International Building Code – IBC 2009. Los
espectros de diseño determinados consideran la clasificación de sitio: suelo tipo B y D, y están
basados en los resultados de las ordenadas espectrales para 0.2 y 1.0 seg, de los espectros de
peligro uniforme determinados para un período de retorno de 2475 años correspondiente a un
2% de probabilidad de excedencia en 50 años de período de exposición o vida útil que
representa al MCE (Máximo Sismo Considerado) probabilístico.

La estimación del espectro de diseño sísmico implica la determinación de coeficientes de


ajustes del MCE para períodos cortos (SMS) y largos de 1.0 seg. (SM1) a través de las siguientes
expresiones:

SMS = Fa SS

SM1 = Fv S1

Donde:

SS : Valor de la ordenada espectral para 0.4 seg. del UHS (g).

S1 : Valor de la ordenada espectral para 1.0 seg. del UHS (g).

Los coeficientes Fa y Fv se obtienen de tablas publicadas en el ASCE/SEI 7-05, Cap. 11, 2010.
Con los valores de SMS y SM1 determinados se calculan los parámetros para el diseño del
espectro de respuesta de aceleraciones de la zona de estudio utilizando las expresiones que se
muestran a continuación:

SDS = 2/3 SMS

SD1 = 2/3 SM1

T0 = 0.2 SD1/SDS

TS = SD1/SDS

Determinados estos parametros, las ordenadas del espectro de respuesta de diseno (Sa) se
determinan teniendo en cuenta las siguientes consideraciones:

Sa = SDS (0.4 + 0.6 T/T0); T ≤ T0

Sa = SDS; T0 ≤ T ≤ TS

Sa = SD1/T; TS ≤ T ≤ TL

Sa = SD1 TL/T2; T ≥ TL

Donde:

SDS: Ordenada del espectro de respuesta de aceleraciones para periodos cortos (g).

SD1: Ordenada del espectro de respuesta de aceleraciones para T = 1.0 seg. (g).

T: Periodo fundamental de la estructura (seg.).

T0: Periodo de inicio de la plataforma de periodos cortos (seg.).

TS: Periodo final de la plataforma de periodos cortos (seg.).

TL: Periodo de transicion de periodo largo (seg.).

De esta forma, cuando se requiera estimar el espectro de respuesta de aceleraciones para el


MCE, se multiplicará los valores de las ordenadas del espectro de respuesta de diseño (Sa) por
1.5 (IBC 2009).

El Cuadro 6 muestra los coeficientes de ajuste del MCE y los parámetros para el diseño del
espectro de respuesta de aceleraciones de la zona de estudio según el procedimiento de
diseño del IBC 2009.
Tabla 9. Coeficientes y Parámetros para el Diseño de Espectros de Respuesta de

Ilustración 7. Espectro genérico de diseño siguiendo la metodología de diseño del IBC


1.4.2. Análisis del Peligro Sísmico Determinístico
La evaluación del peligro sísmico por el método determinístico se desarrolla considerando un
escenario sísmico específico para el área de estudio. Dicho escenario debe representar la
generación de un evento sísmico característico en una fuente identificada y localizada a la
menor distancia de la zona de estudio. De este modo, el análisis del peligro sísmico por el
método determinístico permite estimar el movimiento sísmico más desfavorable para el área
de estudio, sin embargo, se debe señalar que este método no proporciona información
referente a la probabilidad de ocurrencia del evento sísmico dominante seleccionado para el
análisis ni de la probabilidad de que éste ocurra en la ubicación asumida. Tampoco provee
información sobre los niveles del movimiento sísmico que pueden ser esperados en un
determinado período de tiempo, es decir los valores de aceleraciones espectrales
determinísticos no están asociados a una probabilidad de excedencia determinada ni a un
período de exposición específico. Además, no cuantifica los efectos de las incertidumbres de
los parámetros asumidos en el proceso de estimar las características del movimiento sísmico.

En el análisis del peligro sísmico determinístico se suele utilizar diferentes términos para
definir el movimiento sísmico capaz de ser generado en la zona de estudio. Estos términos se
mencionan y definen a continuación:

a) Sismo Máximo Creíble (MCE): Se define como el sismo más grande que una fuente
determinada pueda producir bajo condiciones sismotectónicas conocidas.

b) Sismo Máximo Probable (MPE): Se define como el máximo sismo histórico registrado en la
zona de estudio.

c) Sismo Base de Operación (OBE): Se define como el máximo evento que podría ocurrir en un
período de retorno de 200 años.

Finalmente se debe indicar que, para cada fuente sismogénica considerada en el análisis, el
Sismo Máximo Creíble se determina en base a la información del catálogo sísmico y la
información tectónica de la región. En ese sentido, toda obra civil debe ser diseñada para la
ocurrencia del MCE de tal forma que se puedan admitir daños considerables en la estructura
más no el colapso de la misma.

A. Fundamentos del Análisis

Un análisis típico de peligro sísmico por el método determinístico puede ser descrito
básicamente como un proceso de cuatro pasos que se describen a continuación:

i. Identificación y caracterización de todas las fuentes sismogénicas capaces de


producir movimientos sísmicos significativos en el sitio de interés. La
caracterización de la fuente incluye la definición de la geometría de cada fuente y
su potencial sísmico.
ii. Selección del parámetro de distancia fuente – sitio para cada fuente. En la mayoría
de los análisis de peligro sísmico determinísticos, se selecciona la menor distancia
entre la fuente y el sitio de interés. La distancia puede estar expresada en
distancias epicentrales o hipocentrales dependiendo de los valores usados en las
relaciones de predicción.
iii. Selección del sismo dominante (es decir, el sismo que se espera que produzca los
mayores niveles de movimiento), generalmente expresado en términos de algún
parámetro del movimiento sísmico en el sitio. La selección se hace comparando el
nivel de sacudimiento producido por los terremotos identificados en el paso (a),
asumiendo que éstos ocurren a las distancias determinadas en el paso (b). El
terremoto dominante se describe en términos de su tamaño (usualmente
expresado por su magnitud) y la distancia del sitio de interés.
iv. El peligro en el sitio es formalmente definido, usualmente en términos del
movimiento sísmico producido en el sitio por el sismo dominante. Sus
características son descritas por valores picos de aceleración, velocidades y
ordenadas del espectro de respuesta, parámetros que son obtenidos mediante
relaciones de predicción, basadas fundamentalmente en ecuaciones de
atenuación de ondas.

Como se observa en este procedimiento, el análisis de peligro sísmico determinístico es


bastante sencillo. Este método proporciona directamente la evaluación del movimiento
sísmico para las condiciones más severas y generalmente se aplica para el diseño de
estructuras cuyas fallas podrían tener consecuencias catastróficas, como es el caso de
plantas nucleares o grandes presas.

Cabe resaltar que el análisis de peligro sísmico determinístico involucra decisiones


subjetivas, particularmente en el primer paso, para determinar el potencial sísmico, que
puede requerir la opinión y experiencia de sismólogos, geólogos, ingenieros, analistas de
riesgo, economistas, sociólogos y miembros del gobierno. El amplio rango de
especialidades de estos profesionales, muchos de ellos con metas divergentes, puede
causar dificultades para alcanzar un consenso sobre este tópico.

B. Leyes de Atenuación utilizadas para el Análisis de Peligro Sísmico Determinístico

Además de la ley de atenuación de aceleraciones espectrales propuesta por Youngs, Chiou,


Silva y Humphrey (1997) para eventos producidos por la actividad sísmica de subducción
de interfase e intraplaca, se utilizó la ley de atenuación propuesta por Patwardhan et al.
(1978) que estima las aceleraciones máximas en la zona de estudio producto de la
actividad sísmica de corteza superficial por fallas de tipo transcursivo. Dicha expresión está
dada por:

a=224. e0.823 . Ms .(R+C)−1.56

Dónde:

Ms: Magnitud de ondas superficiales.

R: Distancia hipocentral en km.

C: 0.864 e^(0.46Ms)

La estimación de la magnitud de los sismos continentales producidos por la rotura de fallas


superficiales se puede realizar utilizando la expresión de Slemmons (1982), para fallas
normales, la cual está expresada como:

Ms = 0.809 + 1.341 Log (L)

Donde:

Ms: Magnitud de ondas superficiales.


L: Longitud de rotura en metros.

C. Evaluación del Peligro Sísmico Determinístico (DSHA)

Se han identificado dos fuentes en cuyas áreas se concentra una gran actividad sísmica y de
mayor influencia para la zona de estudio. Estas fuentes corresponden a los sismos de la zona
de subducción de interfase e intraplaca y generan los movimientos sísmicos dominantes para
la zona de estudio.
Tabla 10. Aceleraciones Horizontales Máximas en el Área de Estudio debidas a la

El Cuadro 10 muestra los valores estimados de las aceleraciones horizontales máximas por el
método determinístico considerando procesos de ruptura que generan los sismos dominantes
de subducción de interfase e intraplaca.

Para estimar la influencia en la zona de estudio de la actividad sísmica continental generada


por fallas o sistemas de fallas, se ha utilizado el Mapa Neotectónico 2007 de Fallas y Pliegues
Cuaternarios del Perú CSL-153500-PS-01-001. Los sistemas de fallas que influyen directamente
en la zona de estudio han sido descritos en el subtítulo 1.2.4 y se ha utilizado la expresión de
Slemmons (1982) para realizar la estimación de las magnitudes que éstas podrían generar en
función de su longitud de rotura. Para la estimación de las aceleraciones máximas en la zona
de estudio, producto de esta actividad sísmica superficial, se ha utilizado la ley de atenuación
propuesta por Patwardhan et al. (1978). El Cuadro 10 muestra los valores estimados de
magnitud y aceleraciones horizontales máximas por el método determinístico considerando
procesos de rotura de fallas cercanas al área de estudio.
Tabla 11. Magnitudes y Aceleraciones Horizontales Máximas en el Área de Estudio

La actividad sísmica continental en la zona del proyecto está definida por la proximidad del
proyecto con la falla chico machado, debido a esto, la zona en estudio estará expuesta a un
nivel de aceleración máxima de 0.029g .

Los movimientos generados por las fallas son de corta duración y se atenúan rápidamente con
la distancia, por lo que se estima que no generarán demandas sísmicas excesivas en las
estructuras proyectadas. El peligro principal al considerar la actividad sísmica de una falla está
constituido por la posibilidad de ruptura superficial que podría generar daños a las estructuras
emplazadas sobre ella.

En el Cuadros 9 se observa que el mayor nivel de demanda sísmica que tiene lugar en la zona
es debido a los sismos de subducción de intraplaca y en menor medida a los sismos de
subducción de interfase, identificándose sismos de intraplaca con una aceleración de 0.434g
para suelo Tipo B (Roca) y 0.68g para suelo Tipo D (suelo firme).

D. Aceleraciones Horizontales Máximas esperadas para el MCE

El espectro de respuesta de aceleraciones del sismo Máximo Creíble (MCE) determinístico es


estimado, según el IBC 2009, como 1.5 veces la mediana (P.50) de las aceleraciones generadas
por eventos sísmicos dominantes considerando 5% de amortiguamiento.
Tabla 12. Aceleraciones Horizontales Máximas para el MCE Determinístico

Los resultados indican que para suelo Tipo B (Roca) el valor del MCE determinístico es de
0.651g.

2. VULNERABILIDAD

Los riesgos naturales son acontecimientos físicos y/o fenómenos potencialmente perjudiciales
que puede causar la muerte o lesiones, daños materiales, interrupción de la actividad social y
económica; o la degradación ambiental. Puede tener un origen geológico, hidrometeorológico
o biológico. Todo riesgo natural se caracteriza por su localización, alcance, magnitud o
intensidad y frecuencia o probabilidad.

Los procesos geodinámicos externos que afectan la parte superior o externa de la corteza
terrestre eventualmente pueden incidir en algún aspecto sobre el área del proyecto en el trazo
de la línea de conducción. Los riesgos naturales más frecuentes se dan en los diferentes
pasivos ambientales superficiales y subterráneos de la ex unidad minera, por la acción de
diferentes fenómenos de geodinámica externa, principalmente debido a flujos hídricos
superficiales y subterráneos, inestabilidad de taludes, desprendimientos de rocas, inundación,
etc. Estas inestabilidades se ocasionan a consecuencia de factores combinados de morfología,
litología, influencia de la geología estructural, hidrogeología, modificaciones antrópicas, altitud
y condiciones climáticas.

En el área de las obras proyectadas la acción de los fenómenos de la geodinámica externa y el


riesgo geológico es mayormente de bajo a moderado. Sobre esta base se deberá considerar la
acción de los siguientes fenómenos geodinámicas:

- Los cambios bruscos de temperatura entre el día y la noche. Dichos procesos generan
fracturamiento y meteorización de diferente grado en los afloramientos de roca.

- El efecto de los sismos y/o flujos superficiales que ocasionan activación o generación de
derrumbes, produciendo el desplazamiento de material suelto e inestable en pendientes
mayores a 45°, por efecto de la gravedad en las laderas, desestabilizando los taludes naturales
y de los desmontes de mina.

- Las precipitaciones, típicas de zonas de alta montaña y superficie Puna, que afectan a las
fracturas abiertas de las rocas, ocasionando fragmentos de roca y en sectores suelo residual.

- Caída de rocas desde las laderas superiores y medias, en zonas escarpadas de valles, alta
montaña y los flancos de los valles glaciares, hacia las partes bajas.

- Deslizamiento de material suelto y remoción de masas por huaycos

- Socavamiento, erosión e inundación de algunos cursos de aguas, de quebradas que drenan


en las áreas de estudio.

- La actividad sísmica del área, que se describirá en el informe de Peligro Sísmico.

En el trazo de la línea de conducción y las estructuras proyectadas se han identificado una


serie de fenómenos geodinámicos como deslizamientos de masas de suelos, erosión en
sectores puntuales y caídas de rocas que imponen un riesgo a la estabilidad de las obras
proyectadas.

Se han identificados 7 zonas a lo largo de la línea de conducción.

ZONA 1: Conformado por depósitos coluviales de afloramientos rocosos, y macizos rocosos


altamente intemperizados; encontrándose una quebrada estacional que puede ser activada.
Foto. 1 Progresiva 0+000 a 0+400, se sitúan las EG-1 al EG-4 (Z-1) donde se puede notar zonas de deslizamiento de
masas de suelos y de quebradas estacionales que pueden activarse y generar problemas de erosión y huaycos.

Foto. 2Zona 1 (Z-1) - Progresiva 0+000 a 0+400, donde predomina los afloramientos rocosos y se han ejecutado
las estaciones geomecánicas EG-1 al EG-4.
ZONA 2: Comprende el tramo entre las progresivas 0+400 – 0+950 (Km. El material de
fundación presenta una capa superior de relleno de material de cultivo (suelo de cobertura),
con un espesor promedio de 0,30 m, compuesto por limo arcilloso, plasticidad baja,
ligeramente denso, seco, beige, bajo la cual subyace un suelo homogéneo, compuesto por una
limo arcilloso (ML), su espesor varia de 0,30 a 0,80 m, plasticidad baja, denso, seco, beige.
Presencia de bloques. Con Gravas subredondeadas de tamaño máximo de 2". Hasta la
profundidad investigada no se halló presencia de nivel freático.

Foto. 3Vista panorámica de la zona Z-2 comprendido entre las progresiva 0+400 a 0+950, se ha ejecutado la
calicata C-5 y corresponde a zona de cultivo.

ZONA 3: Los datos para elaborar la zonificación 3 del terreno se ha obtenido de las estaciones
geomecánicas EG-6, EG-7, EG-8 y EG-9, ubicada desde las progresivas 0+950 – 2+550 (Km).
Conformado por macizos rocosos intemperizados y afloramientos rocosos en el último tramo
de la zonificación; encontrándose riesgos de caídas de rocas.
Foto. 4 Vista del talud superior del trazo la línea de conducción donde se puede notar

ZONA 4: Comprende el tramo desde las progresivas km. 2+550 – km. 3+350. Está conformado
por una capa superior de relleno de material de cultivo (suelo de cobertura), con un espesor
promedio de 0,50 m, compuesto Grava arenosa, plasticidad nula, suelto a medianamente
denso, semi seco, marón, estructura homogénea, bajo la cual subyace un suelo heterogéneo,
compuesto por arena gruesa con grava (SP), arena bien gradada con limo (SW-SM), y grava
pobremente gradada con limo y arena (GP-GM) su espesor varia de 0,50 a 1,20 m, plasticidad
nula, ligeramente denso, semi seco, marrón. Presencia de bloques. Hasta la profundidad
investigada no se halló presencia de nivel freático. Se encontró presencia de una quebrada
activa (progresiva 3+000 aproximadamente).
Foto. 5 el trazo de la tubería de conducción atraviesa adyacente al cauce de una

ZONA 5: Comprende el tramo km. 3+350 – km. 4+050 conformado por afloramiento rocoso y
macizos rocosos intemperizados y altamente intemperizados en el último tramo de la
zonificación; encontrándose riesgos de caídas de rocas.

Foto. 6 Zona 5 (Z-5), progresiva 3+350 a 4+050, el trazo atraviesa sectores con afloramientos de roca.
ZONA 6: Comprende el tramo Km. 4+050 – Km. 4+600. El material de fundación presenta una
capa superior de relleno de material de cultivo (suelo de cobertura), con un espesor promedio
de 0,50 m, compuesto arena mal gradada, plasticidad nula, suelta, seca, beige, bajo la cual
subyace un suelo homogéneo, compuesto por grava pobremente gradada con arena (GP), su
espesor vario de 0,50 a 1,50 m, plasticidad baja, suelta, ligeramente húmeda, gris. Son
depósitos aluviales. Se encuentra una quebrada atravesando la zona donde existe riesgo de
erosión de rivera y huaycos.

Foto. 7 Zona 6 progresiva 4+050 a 4+600, el trazo atraviesa el cauce de una

ZONA 7: Comprende el Tramo Km. 4+600 – Km. 5+274 de la línea de conducción. El terreno de
fundación presenta una capa superior grava limosa (GM) y arena limosa (SM) con un espesor
promedio de 0,50 m, de plasticidad nula, medianamente denso, seca, marrón, bajo la cual
subyace un suelo heterogéneo, compuesto por grava limosa (GM), arena limosa (SM) y limo
con grava y arena (ML), su espesor vario de 0,50 a 1,40 m, plasticidad baja, denso, seca,
marrón. En este tramo existe riesgo de deslizamiento de masas de suelo.
Foto. 8 Progresiva 4+600 a 5+274, se aprecian que riesgo de deslizamiento en taludes adyacentes.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

La distribución espacial de la sismicidad indica que la actividad sísmica predominante se


concentra en la zona de subducción de interfase e intraplaca, con predominancia de eventos
sísmicos de intraplaca

La neotectónica y sismotectónica de la zona de estudio muestran que existen evidencias de


actividad sísmica relacionada con sistemas de fallas, en tal sentido se estima que la mayor
demanda sísmica originada por un desplazamiento repentino en la zona debido a actividad en
la falla de chico machado alcanzaría valores de aceleración máxima de 0.029g.

Para una valoración con mayor grado de certidumbre acerca de la influencia de las fallas, se
recomienda hacer un estudio específico de las fallas locales alrededor de la zona de estudio.

De acuerdo a la sismicidad histórica y los mapas de isosistas recopilados, el área de estudio ha


experimentado intensidades de VIII grados en la escala de Mercalli Modificada.

Los principales riesgos geológicos encontrados en el trazo de la línea de conducción y las obras
de agua potable y alcantarillado comprenden problemas de geodinámica externa como caídas
de rocas, deslizamiento de masa de suelo, erosión de ribera, huaycos que imponen riesgos
moderados sobre las obras proyectadas.

Los niveles de vulnerabilidad a los riesgos geológicos de las obras proyectadas son
considerados bajos debido a la ubicación del trazo y las condiciones topográficas propias que
no imponen mayores riesgos.

También podría gustarte