Está en la página 1de 3

Universidad San Francisco de Quito

Título: Ensayo Vivencial


Nombre: Pablo Torres
NRC: 1530
Fecha de entrega: martes 5 de marzo del 2020

Ensayo Vivencial

Durante este curso, aprendí muchas cosas nuevas, experimenté sensaciones completamente
ajenas a la normalidad de mi vida, en ocasiones me siento abrumado, estresado o sufro ataques
de ansiedad y esta clase me ha ayudado a emplear técnicas de meditación de distintas culturas o
religiones para poder sentirme mucho más tranquilo. Como su nombre lo indica el
autoconocimiento es un viaje, un viaje al interior de uno mismo y se puede descubrir mucho en
este recorrido, lo que puedo decir es que en realidad en este semestre logré conocer un poco más
de mí mismo.
Iniciamos el semestre hablando de términos como el autoconocimiento, la felicidad, etc., desde
un inicio me pareció que la clase iba a ser diferente a todas las demás, ya que de inicio la
recibíamos en la pagoda de la universidad, que es un lugar muy apacible. Durante las primeras
clases lo que más me gustó fue que eran super didácticas, hicimos una dinámica llamada “El
ciego y el sordo mudo”, esta actividad me gustó porque me permitió experimentar otro tipo de
realidades en carne propia, lo que más me asombró, no solo de este ejercicio sino a lo largo de
toda el curso, es que, pude aprender desde la experiencia, cada uno de las meditaciones o
prácticas, tenía que hacerlas yo mismo para poder experimentar sus distintas sensaciones o
efectos. Además, en esta etapa inicial también tuvimos que leer dos libros, el primero “La
Meditación”, me permitió aprender nuevos conceptos de forma simple y el segundo “La
Hipótesis de la Felicidad”, me gusto ya que realizamos exposiciones grupales y como dije antes
logré aprender desde la experiencia (vivencias), en lugar de memorizar.
Después, en el semestre estudiamos el hinduismo, sus características y muchos otros contenidos,
recuerdo que en el colegió ya había revisado un poco de información acerca de esta religión,
pero en esta clase aprendí que el hinduismo no es solo es una cultura o religión es un modo de
vida que engloba matices muy interesantes, lo primero que se me viene a la mente al recordar
esta sección del curso, es que cuando comenzamos a hacer las distintas posturas para meditación
mi cuerpo no era muy elástico, me costaba mucho trabajo poder hacer las posturas indicadas, me
daban calambres en los pies y me dolía mucho el cuerpo, puedo rescatar que con la práctica fui
mejorando, los calambres y dolores eran cada vez menos. Algo que recuerdo que no me gustó, es
que la clase avanzaba un poco rápido y había mucha información; sin embargo el contenido era
muy interesante, aprendí sobre los dioses del hinduismo y los chacras mediante imágenes, me
encantó esta manera de explicar ya que me permitía comprender todo de mejor manera, una de
las experiencias que más me gustó sobre este tema fue cuando realizamos distintas posturas de
yoga en la pagoda, disfrute mucho esa experiencia, ese día estaba muy estresado, por lo que esta
actividad me ayudó a sentirme más tranquilo y relajado.
Después de medio semestre revisamos lo que es el budismo, esto si fue una verdadera novedad
para mí, aprendí muchas cosas nuevas, lo primero que viene a mi mente sobre este tema es la
frase, “no existe el yo”, para mi este tema no fue solo académico , las meditaciones como el
vippassana fueron incluso en algún sentido terapéuticas para mí, durante este período ya
estábamos en cuarentena y me sentía muy sobrecargado por las actividades de la universidad, por
lo que el realizar las meditaciones del budismo, concentrarme en mi respiración y olvidarme de
todos mis problemas por un momento era realmente reconfortante, la práctica enfocada en la
respiración fue la que más me gustó , siento que día a día lograba sentirme cada vez mejor. Al
ver las distintas películas aprendí a valorar lo que tengo, para añadir otra vivencia que me marcó
mucho durante este proceso fue la diferencia tan grande entre el budismo y nuestra religión el
cristianismo, es una manera completamente distinta de ver el mundo, personalmente fue una
forma muy distinta de entender la realidad humana, pero a la vez fue muy interesante
El último tema que abarcamos fue el taoísmo, revisamos los distintos conceptos del “dao”,
aprendí mucho y las experiencias fueron interesante y al mismo tiempo divertidas, la meditación
del “Qi gong” fue sensacional, el sentir esa especie de masa de energía fue algo totalmente nuevo
y desconocido para mí, honestamente la sensación de contener energía entre las palmas de mis
manos fue increíble. También, en este período vimos la película “Todos los caminos llevan a
casa”, esta historia ambientada en Corea realmente despertó emociones muy fuertes en mí,
incluso llegué a llorar en algunas partes, era una trama muy bonita y conmovedora, por otro lado,
me llevé algunas reflexiones muy importantes, aprendí que tengo que valorar mucho mi vida y
debo intentar dejar de quejarme por problemas tan pequeños en mi vida, ya que existen
realidades mucho más difíciles, de la abuelita de la película me llevo que siempre debo estar
dispuesto a ayudar a los otros con buena actitud, debo aplicar los conceptos del dao en vida
cotidiana. Para finalizar revisamos lo que es la medicina china, este tema me pareció muy
didáctico e interesante. la manera en la que se relacionan los colores con los elementos, la
alimentación, la salud, el cuerpo humano y las emociones fue algo totalmente nuevo, me sentí
con mucha motivación por investigar y profundizar más acerca de este tema. Una experiencia
única para mí fue la preparación del platillo, no se cocinar, por lo que mi mamá me ayudó, fue
una linda experiencia y me llevo un bonito recuerdo de ella, no solo fue una habilidad nueva la
que aprendí, sino que también me divertí al cocinar e investigar todo lo relacionado a mi
elemento que fue el metal.
Como una reflexión final, puedo decir que durante este curso experimenté muchos tipos de
sensaciones y me llevo experiencias muy interesantes, las mismas que tal vez no vuelva a repetir
pero que nunca olvidaré y siempre trataré de poner en práctica, todos los temas revisados a lo
largo del semestre son desconocidos por muchos de mis amigos y familia, por lo que, siempre
me divierte enseñarles lo que aprendí en estas clases. Esta clase me hizo una persona mucho más
espiritual, siento que ahora soy una persona más empática, un poco más humilde y con ganas de
seguir aprendiendo más sobre este tipo de temas.