Está en la página 1de 2

El periodismo en América Latina

Siglo XVII. Lo impreso. Hojas volantes: noticias llegadas de navíos provenientes de Europa y del
Virreinato.

Siglo XVIII. Aparición de los primeros periódicos estables: ‘Gazeta de México’ y ‘Noticias de
España’ (1722); la ‘Gaceta de Guatemala’ de Guatemala y la ‘Gaceta Mensual’ de Costa Rica
(1729); ‘La Gaceta de Lima’ (1743), el ‘Diario de Lima’ (1790) y el ‘Mercurio Peruano’ (1791) del
Virreinato del Perú. La 'Gaceta de la Habana (1764), ‘El pensador’ y el ‘Papel periódico de la
Habana’ (1790) en Cuba; la ‘Gaceta de Buenos Aires’ (1764), la ‘Gaceta de Santafé’ (1785) y el
‘Papel periódico de la ciudad de Santafé’ (1791);

Siglo XIX. Aparecen: el ‘Noticiero de la tarde’, ‘El lucero’, el ‘Diario de la Marina’, ‘El Redactor
Americano’; ‘El Alternativo’ y el ‘Semanario del Nuevo Reino de Granada’; la ‘Gaceta de Caracas’
(1806) de Venezuela; la ‘Gaceta de Gobierno’ (1807) y el ‘Diario Económico’ (1814) de Puerto
Rico; el ‘Correo Curioso (1801) de Bogotá.

Evolución de la comunicación y legislación de prensa

Siglo XX. Lo oral. Aparece la radio. El periodismo se práctica de forma más incisiva y se investiga
a profundidad (primero en E.E.U.U. y Europa, y luego el resto del mundo). Los medios evolucionan
(televisión, medios electrónicos). Los tipos de medios determinan el oficio y la práctica
comunicativa. Consolidación de los medios masivos de comunicación. Aparece la ciencia de la
comunicación. El periodismo es referido como el “cuarto poder”. Se fortalece la legislación de la
prensa y los medios de comunicación (libertad de prensa y regulación de la misma (orden público u
protección de la vida privada).

Libertad de expresión

Se asienta en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (10 de diciembre de 1948,


Asamblea General de las Naciones Unidas), Artículo 19. En el Perú se aprueba el 15 de diciembre
de 1959, y aparece en el Capítulo 1, artículo 2, numerales del 3 al 5 de la Constitución Política
peruana.

La libertad de expresión ha estado expuesta a represiones, coacciones y censura. El absolutismo


ideológico, de carácter religioso, condujo a la censura.

La censura representa un instrumento de control social de la expresión pública que se identifique


como un ataque a la autoridad o al orden social y moral establecido (ej., los monarcas absolutos).

La Revolución Francesa (1789), fin del absolutismo (estamental, ordenación) e inicio de los
regímenes liberales (clasista, organización, precursor del Estado de derecho), generó las garantías
para el derecho a la libertad de información y de expresión a través de la Declaración de los
Derechos del Hombre y del Ciudadano de 1789, Artículos 10 y 11.

En América del Norte, la Declaración de Virginia (1776) y luego la Constitución de 1791, garantiza
libertades civiles (Artículo 1 y Primera Enmienda, respectivamente) y derechos a la libertad de
expresión y prensa (Artículo 12 y Primera Enmienda, respectivamente).
Con la libertad de prensa, esta institución adquiere poder social y político, y asume funciones de
interés público. Se regula la relación entre sociedad, poder político y medios.

Siglo XIX. El carácter permisivo y promotor o disuasivo y limitador de la legislación sobre la


prensa depende de los modelos liberales o conservadores del gobierno de turno. Se dio origen a las
leyes anti-libelo o anti-difamación.

Video: ¿Qué es la libertad de expresión?

Recibir y trasmitir información se entiende como un derecho.

Sin legislación sobre el derecho a la libertad de expresión, este era regulado por los poderes
hegemónicos.

Las tecnologías y los medios de comunicación no se hubiesen desarrollado ni evolucionado sin las
garantías a la libertad de expresión.

La censura a través de la manipulación de las leyes o directamente a través del uso de la disuasión
por la fuerza, únicamente prestan favores a los poderes que ven amenazada su autoridad o que
buscan mayores beneficios particulares.

La libertad de expresión genera auto-conciencia y conciencia colectiva acerca del bienestar personal
y el bien común, una ciudadanía menos susceptible de ser engañada.

También podría gustarte