Está en la página 1de 18
Expediente Escrito N° Cuaderno Sumilla_: Demanda de inconstitucionalidad SENOR PRESIDENTE DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL TRIBUNAL EONBTITUCIONAT OFICINA DE TRAMITE DOCUMENTARIO Y ARCHIVO 10 MAYO 2019 RECIBIDO LUIS ALBERTO HUERTA GUERRERO, Procuredor Piblico Especializado en Materia Constitucional, designado por Ja Resolucién Suprema N.° 024-2017-JUS/CDIE e identificado con D.N.1 N° 09338035, en representacién del Poder Ejecutivo, me apersono ante el Tribunal Constitucional para interponer demanda de inconstitucionalidad contra la Ley N* 30796, Ley que autoriza la participacién de las Fuerzas Armadas en la interdiccién contra el trifico ilicito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia, aprobada y promulgada por el Congreso de la Repiblica i. APERSONAMIENTO Y PETITORIO 1, Al amparo de los articulos 47° y 203° de 1a Constitucién Politica del Pent; el Decreto Legislativo N° 1068, sobre Defensa Juridica del Estado; los articulos 98° y 99° del Cédigo Procesal Constitucional y el articulo 1° del Decreto Supremo N° 043-2005- PCM, modificado por Decreto Supremo N° 058-2010-PCM, el Poder Ejecutivo interpone demanda de inconstitucionalidad contra la Ley N° 30796, Ley que autoriza. la participacién de las Fuerzas Armadas en la interdiccién contra el trafico ilicito de Grogas en zonas declaradas en estado de emergencia (en adelante, la Ley), aprobada y promulgada por el Congreso de la Repiblica, y publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el jueves 21 de junio de 2018. 2. Se solicita al Tribunal Constitucional que declare la inconstitucionalidad de la Ley, Por razones de fondo, por cuanto contraviene las siguientes disposiciones de la Constitucién Politica del Pera de 1993: i) Los articulos 137°, 165° y 166°, relacionados con las funciones de la Policia ‘Nacional del Pera y las Fuerzas Armadas en materia de control del orden interno. ii) Los articulos 118°, oumerales 4 y 14, 137°, 164° y 167°, sobre las facultades del Presidente de la Repiiblica respecto a la actividad de las Fuerzas Armadas en materia de control del orden intemo en estados de emergencia, en concordancia con el articulo 43°, que reconoce el principio de separacién de poderes, ili) El articulo 8°, sobre la obligacién constitucional del Estado de sancioner el trafioo ilicito de droges, 3. El pedido de declaratoria de inconstitucionalidad se formula contra la totalidad de los articulos 1° y 3° de la Ley N° 30796. Con relacion a su articulo 2%, solo se impugna los extremos que introducen modificaciones a los articulos 18, 19 y 20 del Decreto Legislativo N° 1241. Los extremos no modificados de estos articulos del Decreto Legislative N° 1241, que mantienen su redaccién original, deben permanecer en el ordenamiento juridico, Pégina 1 de 18 i. uL LEGITIMACION ACTIVA DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA PARA INTERPONER DEMANDAS DE INCONSTITUCIONALIDAD Conforme al articulo 203°, inciso 1, de la Constitucién, el Presidente de la Repiblica cuenta con legitimacién activa para interponer demandas de inconstitucionalidad. Para ejercer esta facultad requiere del voto aprobatorio del Consejo de Ministros, conforme lo sefiala el primer pérrafo del articulo 99° del Cédigo Procesal Constitucional. El mismo Cédigo establece, en el articulo,102°, inciso 1, que a la demanda de inconstitucionalidad respectiva se acompatia la certificacién del acuerdo adoptado por el Consejo de Ministros. En concordancia con este procedimiento, en su sesién de fecha 6'de marzo dé'2019, el Consejo de Ministros aprobé la interposicidn de .una demanda® de inconstitucionalidad contra la Ley N° 30796 y designé al Ministro det Interior para gue la interponga (Anexo 1-H). Mediante Resolucién Ministerial N° 490-2019-IN, de fecha 3 de abril de 2019, el Ministro del Interior delegé en el Procurador Publico Especializado en Materia Constitucional la representacién del Poder Ejecutivo en el presente proceso (Anexo 1-G). PLAZO PARA LA INTERPOSICION DE LA DEMANDA Conforme al articulo 100° del Cédigo Procesal Constitucional, la demanda de inconstitucionalidad contra una norma debe ser interpuesta dentro del plazo de seis afios contado a partir de su publicacién. En el presente caso, la Ley N° 30796 se publicé en el Diario Oficial “El Peruano” el 21 de junio de 2018 (Anexo 1-G), por lo que la demanda se interpone dentro del plazo éstablecido a nivel normativo. CONTENIDO DE LA NORMA OBJETO DE CONTROL CONSTITUCIONAL El articulo 1° de la Ley N° 30796 sefiala como su objetivo que “flas] Fuerzas Armadas del Peri [...] realicen acciones de interdiccién terrestre, acustica y aérea contra el tréfico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia [...]”. En el mismo articulo se indica que la Ley se sustenta en el cumplimiento de le funcién constitucional de las Fuerzas Armadas “de garantizar Ja independencia, soberania e integridad territorial de la Republica” (prevista en el articulo 165 de la Constitucién) y en “los articulos 8° y 44° de Ia Constitucién Politica del Peri; asi como, la jurispradencia del Tribunal Constitucional de los expedientes 0002-2006-AUTC y 0022-2011-AVTC”. Para alcanzar su objetivo, mediante el articulo 2, la Ley modifica los articulos 18, 19 ¥ 20 del Decreto Legislative N? 1241, Decreto Legislativo que fortalece Ja lucha contra el trifico ilfeito de drogas', que forman parte de su Capitulo V, el cual leva por Titulo “Apoyo de las Fuerzas Armadas”. Sin embargo, las modificaciones efectuadas por la Ley no tienen por finalidad precisar la forma de apoyo de las 1 El Decreto Legislativo N° 1241, Decreto Legislative que fortalece la lucha contra el tifico iicito de drogas, fue publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el 26 de setiemibre de 2015, Pagina 2 de 18 i, wy PERU & Fuerzas Armadas a la Policfa Nacional del Peri en acciones de interdiccién contra el tréfico ilfcito de drogas, sino que incorpora normas que autorizan a las Fuerzas Armadas a realizar dicha labor de interdicoién de forma directa en zonas declaradas en estados de emergencia, Asi se aprecia en los extremos de los referidos articulos — ¢ incluso la sumilla de los mismos- que a continuacién se resaltan (con subrayado y negritas): “Articulo 18, Participacion del Ejército del Pert 18.1, El Bjéreito dei Pera en cumplimiento de su funcién constitucional de garantizar la independencia, soberania e integridad territorial de la Replica, contribuye con la Policfa Nacional del Peri durante le ejecucién de operaciones policiales de interdiccién al tréfico ilicito de drogas, a pedido de esta cuando las circunstancias existentes rebasan la capacidad operativa policial. 18.2. Adicionalmente, el Ejército del Peri realiza acciones de interdiccién contra el trifico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia, debiendo _poner_a_disposicin de la Policia Nacional del Peré, con conocimiento del Ministerio Puiblico, a los detenidos, la droga decomisada y especies para las investigaciones del caso: para los efectos de ley. Articulo 19. Participacién de la Marina de Guerra del Pert 19.1. La Marina de Guerra del Peri, en observancia de su misién constitucional de resguardar la defensa y la soberania nacional, dentro de Ia jurisdiccién del dominio maritimo del Estado, en los puertos del litoral nacional; asi como en los cursos de los rios y lagos navegables dentro del territorio nacional, puertos fluviales y Jacustres existentes en las zonas de produccién cocaleras o de la adormidera y su ‘rea de influencia, que sirvan para la elaboracién ilegal de drogas del pais, en apoyo a la Policia Nacional del Peri, intercepta embarcaciones nacionales 0 extranjeras a efecto de establecer su identificacién y destino final. Si como consecuencia de dicha_participacin, se aprecia indicios del delito de trifico Hlicito de di siecuta_las_acciones de_interdiccién_correspondient debiendo_poner_a di icién_de la Policia Nacional Pert, con conocimiento del Mini Piblico, a los detenidos. di decomis especies Jas investigaciones del caso para los efectos de ley. 192. La Marina de Guerra del Pert a través de la Direecién General de Capitanias y Guardacostas, Autoridad Maritima Nacional, en el cumplimiento de sus funciones y facultades otorgadas por ley, apoya la interdiccién contra el trifico ilfeito de drogas que efechia la unidad especializada antidrogas de la Policia Nacional del Pera yel ‘Ministerio Puiblico, en forma coordinada, en el ambito de su competencia, 19.3. Adicionalmente, la Marina de Guerra del Pert a través de sus unidades especializadas terrestres realiza acciones de interdiccién contra el trifico licito de drogas en zonas declaradas en emergencia, debiendo_poner_a Sisposicién de la Policia Nacional del Pera. con conocimiento del Ministerio Piiblico, a los detenidos, droga decomisada_y especies para_las inyestigaciones del caso para los efectos de lev. Articulo 20. Participacién de la Fuerza Aérea del Peri 20.1. La Fuerza Aérea del Pert, en el marco de sus competencias, esté facultada para intervenir o interceptar aeronaves nacionales y extranjeras que se encuentren en la Zona de Identificacién de Defensa Aérea (ADIZ PERU) o las superficies subyacentes a esta, observando lo previsto en la materia por la Ley 30339, Ley de Control, Vigilancia y Defensa del Espacio Aéreo Nacional. 20.2, Si como consecuencia de dicha imtervencién, se evidencia Ia comisién de hechos constitutivos de delito de trafico ilicito de drogas u otros delitos, la uerza Aérea del Perti ejecuta las acciones de interdiecién ndient Pagina 3 de 18 debier joner_a_disposicién de la Policia Nacional del Perit, con conocimiento del Ministerio Péblico, a los detenidos. droga decomisada v ‘especies para las investigaciones del caso para los efectos de ley, 20.3. Adicionalmente, la Fuerza Aérea del Peri a través de sus _unidades especializadas terrestres realiza acciones de interdiccién contra el trifico ilicito de drogas en zonas declaradas en emergencia. det ido_poner a disposicién de Ja Policia Nacional del Pera, con conocimiento del Minist. io Piiblico, a_los__detenidos. droga decomisada_y especies para las 10. Sobre las modificaciones realizadas mediante la Ley al Decreto Legislativo N° 1241 corresponde indicar lo siguiente: a) ») 4d) Estin relacionadas con acciones de interdiccién en zonas declaradas en estado de emergencia por parte de las Fuerzas Armadas contra el tréfico ilicito de drogas (en adelante, TID), como se aprecia del titulo de la Ley, el objetivo de Ja misma establecido en el articulo 1° y las modificaciones que mediante el articulo 2° se realizan al Decreto Legislativo N° 1241. Las sumillas originales de los articulos 18°, 19° y 20° del Decreto Legislativo N° 1241 eran, respeotivamente, “Apoyo del Ejéreito del Peri”, “Apoyo de la Marina de Guerra del Pert” y “Apoyo de la Fuerza Aérea del Peri”, los cuales han sido cambiados mediante la Ley por “Participacién del Ejército del Peri", “Participacién de la Marina de Guerra del Perit” y “Participacién de la Fuerza Aérea del Perit”. Este cambio no debe ser entendido como algo meramente formal, pues la Ley no tiene por objetivo regular el apoyo de las Fuerzas Armadas a Ja Poliofa Nacional del Peri, como se establecia en la versién original del Decreto Legislative N° 1241, sino establecer reglas de “Participaci6n” en los procesos de interdiccién en materia de tréfico ilicito de Grogas, no limitadas tinicamente al apoyo al que se ha hecho referencia, por cuanto autoriza a las Fuerzas Anmadas para realizar labores de interdiccién directa contra el tréfico ilicito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia. En este sentido, en el articulo 18 se agrega el numeral 18.2, a fin de autorizar al Ejéroito del Peri a realizar acciones de interdiccién directa contra el tréfico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia. Enel articulo 19 se introduce una modificacién al numeral 19.1 y se agrega el numeral 19.3, En ambos casos, se dispone que la Marina de Guerra de! Pert puede realizar acciones de interdiccién directa contra el tréfico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia. En el primer supuesto (modificacién al numeral 19.1) se indica que si como consecuencia de su labor de apoyo a la Policia Nacional del Pert, la Marina de Guerra tiene evidencias de la comisién del delito de tréfico ilicito de drogas, esta autorizada para realizar acciones de interdiccién directa. En el segundo supuesto (numeral 19.3), se autoriza a la Marina de Guerra del Perd a realizar acciones de interdiccién directa contra el trafico ilicito de drogas en zonas declaradas en estados de emergencia. Pagina 4 de 18 il 12, Ll 13, 14, ©) En cuanto al articulo 20, se introduce modificaciones al numeral 20.2 y se agrega el numeral 20.3. En ambos casos, se dispone que la Fuerza Aérea del Peri puede realizar acciones de interdiccién directa contra el tréfico ilicito de Grogas en zonas declaradas en estado de emergencia. En el primer supuesto (modificacién al numeral 20.2) se indica que si como consecuencia de su labor de control, vigilancia y defensa del Espacio Aéreo Nacional, de acuerdo a la Ley N° 30339?, tiene evidencias de la comisién del delito de tréfico ilfcito de drogas u otros, esté autorizada para realizar acciones de interdiccién directa. En el segundo supuesto (auumeral 20.3), se autoriza a la Fuerza Aérea del Peri a realizar acciones de interdiccién directa contra el tréfico ilicito de drogas en zonas declaradas en estados de emergencia. Por otro lado, el articulo 3° de la Ley dispone la implementacién de programas y cursos especializados en las Escuelas de las Fuerzas Armadas y la Policia Nacional del Pert para la realizacion de labores de interdiccién contra el téfico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia. En el contexto de la norma, este articulo se orienta a concretar las modificaciones introducidas a los articulos 18, 19 y 20 del Decreto Legislativo N.° 1241, por lo que los fundamentos que se exponen en Ja presente demanda contra los articulos 1° y 2° de la Ley deben ser considerados para analizar la constitucionalidad del articulo 3°. En atencién a lo expuesto, en esta demanda se cuestiona el texto completo de los articulos 1° y 3° de la Ley N° 30796 y, con relacién al articulo 2%, solo se esté impugnando los extremos que modifican los artfculos 18, 19 y 20 del Decreto Legislativo N.° 1241 y que autorizan a las Fuerzas Armadas a realizar de forma directa labores de interdicciém contra el tréfico ilfcito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia. Por lo tanto, de declararse fundada la demanda, debe mantenerse en el ordenamiento juridico los referidos articulos 18, 19 y 20 en los extremos que no han sido modificados, de acuerdo con la redaceién original prevista por el Decreto Legislative N° 1241 respecto al apoyo de las Fuerzas Armadas a la Policia Nacional del Perit en materia de lucha contra el tréfico ilicito de drogas. FUNDAMENTOS DE LA INCONSTITUCIONALIDAD POR RAZONES DE FONDO. LA LEY N° 30796 VULNERA EL MARCO CONSTITUCIONAL QUE REGULA EL CONTROL DEL ORDEN INTERNO EN ESTADOS DE EMERGENCIA POR PARTE DE LAS FUERZAS ARMADAS El orden interno como bien juridico constitucionalmente protegido El andlisis sobre 1a inconstitucionalidad de la Ley N° 30796 implica tener claridad sobre el concepto de orden interno como bien juridico constitucionalmente protegido. E] Tribunal Constitucional ha desarrollado este concepto de forma amplia en la sentencia recaida en el Expediente N° 0017-2003-AV/TC, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 de agosto de 2004, emitida en el proceso de * La Ley N° 30339, Ley de Control, Vigilancia y Defense del Espacio Aéreo Nacional, fue publicada en el Diario Oficial “El Peruano” ef 29 de agosto de 2015. Pagina $ de 18 15, 16. 12 V7. inconstitucionalidad contra normas sobre el papel de las Fuerzas Armadas durante los estados de excepcién. En este fallo, el Tribunal sefialé: “4, La nocién de orden intemo es concurrente, complementaria y subsidiaria tanto del orden piblico como de la defensa nacional. Consiste en aquella situacién de normalidad ciudadana que se acredita y mantiene dentro de un Estado, cuando se desarrollan las diversas actividades individuales y colectivas sin que se produzcan perturbaciones 0 conflictos. 5. Tal concepto hace referencia a la situacién de tranquilidad, sosiego y paz dentro del territorio nacional, la cual debe ser asegurada y preservada por el érgano administrador del Estado para que se cumpla o matetiatice el orden piiblico y se afirme la Defensa Nacional. 6. Como bien expone el Instituto de Altos Estudios Policiales [El INAEP Y el orden interno. En revista Orden Interno N.o 1, 1994] el orden interno "(.... ) permite que las autoridades ejerzan sus competencias y atribuciones, y las personas sus derechos y libertades, gerantizando la existencia, estabilidad y soberania del Estado; con la finalidad de asegurar la coexistencia pacifica en general y, consecuentemente, permitir el logro del fin supremo del Estado y la sociedad”. 7. El orden intemo ¢s sinénimo de orden policial, ya que a través de la actividad que este implica se evita todo desorden, desbarajuste, trastomo, alteracién, revuelo, agitacién, lid iiblica, disturbio, pendencia social, etc., que pudieren provocar individual o colectivamente miembros de la ciudadanfa. Con ello se preserva la armonie necesaria para alcanzar los fines que la sociedad persigue” (subrayado en texto original). En la misma sentencia, el Tribunal Constitucional indied que el orden interno comprende los siguientes aspectos: “8. Fundamentalmente, el orden intemo comprende tres aspectos: ) Le seguridad ciudadana (proteccién de la vida, integridad fisica y moral, patrimonio, ete). b) La estabilided de la orgenizacién politica (resguardo de la tranquilidad, quietud y paz piblica, respeto de la autoridad pablica), c) El resguardo de las instalaciones y servicios pliblicos esenciales (edificaciones piiblices e instalaciones que cubren necesidades vitales y primarias de la comunidad, tales como el agua, Ia energia eléctrica, ete.)”. En el caso de las acciones de interdiccién contra el tréfico ilicito de drogas, las mismas forman parte de las acciones de control del orden interno, dada su relacién con la comisién de un ilfeito pénal. Por ello, cuando la Ley autoriza a las Fuerzas Armadas a llevar a cabo estas acciones de forma directa en zonas declaradas en estado de emergencia, esté regulando su intervencién en el control del orden interno contraviniendo las disposiciones constitucionales sobre la materia. Competencias de la Policia Nacional del Perd y las Fuerzas Armadas respecto al control del orden interno La Constitucién Politica de 1993 establece disposiciones que delimitan el ambito de competencia de la Policfa Nacional del Pert y las Fuerzas Armadas con relacién al orden interno. Respecto a la Policia Nacional del Pert, el articulo 166° dispone lo siguiente: “La Policfa Nacional tiene por finalidad fundamental garantizar, mantener y restablecer el ‘orden interno, Presta proteccién y ayuda a las personas y a la comunidad, Garantiza el ‘cumplimiento de las leyes y la seguridad del patrimonio piblico y del privado. Previene. Pégina 6 de 18 = ite Seip atole 48 aicey ce Rees Prec Paced a 18. 19. 20. 21. investiea y combate la delinouencia. Vigila y controla las fronteras” (subrayado fuera del ‘texto original). En atencién a lo expuesto, la labor esencial de Ja Policia Nacional del Perit se telaciona con el orden interno, debiendo garantizarlo, mantenerlo y restablecerlo, En el ambito de esta finalidad previene, investiga y combate la delincuencia. Estas funciones deben ser realizadas, tanto en estado de normalidad constitucional como durante los estados de excepcidn previstos en el articulo 137° de la Constitucién. Respecto a la situacién de normalidad constitucional, el Tribunal Constitucional ha seffalado que: “10. [...] se sustenta necesariamente en el desarrollo de la relacién Estado-ciudadania con sujeciOn @ pautas juridicas previamente establecidas y de alcance general. Implica el desenvolvimiento de le actividad del Estado dentro del marco de competenoias delimitadas con precisién por la Constitucién y demas normas derivadas de aquella, y el que los ciudadanos desplieguen sus actividades ordinarias con el goce efectivo de los derechos a que dicha normatividad~en sentido lato- les reconoce [...]". En cuanto a los estados de excepci6n, el Tribunal ha indicado lo siguiente: “15. El régimen de excepcién conceptualmente hace referencia a aquellas "competencias de ‘tisis" que la Constitucién otorga al Estado con el cardoter de extraordinarias, a efectos de gue pueda aftontar hechos, sucesos 0 acontecimientos que, por su naturaleza, ponen en peligro el normal funcionamiento de los poderes piblicos o amenazan Ia continuidad de las instituciones estatales y los principios bésicos de convivencia dentro de una comunidad politica”* Las Fuerzas Armadas cumplen una labor distinta a la de la Policia Nacional del Pert. En este sentido, el artfceulo 165° de la Constitucién sefiala lo siguiente: “Las Fuerzas Armadas estén constituidas por el Ejército, la Marina de Guerra y la Fuerza Aérea, Tienen como finalidad primordial garantizar la independencia, la soberania y la integridad territorial de la Repiblica, Asumen el control del orden interno de conformidad con el articulo 137° de la Constitucién”. En este sentido, la finalidad primordial de las Fuerzas Armadas no est relacionada con el control del orden interno, como ocurre en el caso de la Policia Nacional del Peri, sino con la garantia de la independencia, soberanfa e integridad territorial del Estado. Solo de forma excepeional pueden asumir acciones de control del orden intemo, cuando asi lo autorice e] Presidente de la Republica y previa declaraci6n de un estado de excepcién conforme al articulo 137° de la Constitucién. 1.3 Inconstitucionalidad de la Ley 23. Toda norma con rango de ley que se emita con relacién a las funciones de la Policia Nacional del Peri y las Fuerzas Armadas, debe observar lo dispuesto en los articulos » Sentencia recafda en el Expediente N.° 0017-2003-ANTC, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 de agosto de 2004. * Sentencia recaida en el Expediente N.° 0017-2003-AV/TC, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 de agosto de 2004, Pagina 7 de 18 Ge fensa Rawr iaceea. 137°, 165° y 166° de la Constitucién, asf como la jurisprudencia que el Tribunal Constitucional ha emitido al respecto. 24. En el presente caso, la Ley N° 30796 otorga facultades a las Fuerzas Armadas en materia de control del orden intemo en zonas declaradas en estados de emergencia, al autorizarlas para realizar de forma directa acciones de interdiccién contra el tréfico ilfcito de drogas. En este sentido, les otorge una competencia que no les ha sido asignada de forma directa por los articulos 137° y 165° de la Constitucién, dado que depende de le decisién que al respecto emita el Presidente de la Republica, afectando -a su vez- el marco normativo constitucional sobre las funciones que corresponden a la Policia Nacional del Pera sobre el control del orden interno, establecidas en el articulo 166° de la Constitucién. 25. Como Jo ha indicado el Tribunal Constitucional, “{IJas normas que determinen las competencias de las Fuerzas Armadas devendrén inconstitucionales por el fondo si Jes asignan fimeiones que no guardan relacién o desnaturalizan los objetivos establecidos en el articulo 165 de la Constitucién”, Se trata de una afirmacién del supremo intérprete de las normas constitucionales que debe ser empleada pera la resolucién de la presente controversia 2. LA LEY N° 30796 VULNERA LAS FACULTADES Y ATRIBUCIONES DEL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, RECONOCIDAS SOBRE LA BASE DEL PRINCIPIO DE SEPARACION DE PODERES, RESPECTO A LA ACTIVIDAD DE LAS FUERZAS ARMADAS EN ESTADOS DE EMERGENCIA 26. Conforme a los argumentos que a continuacién se exponen, en la presente demanda se affrma que la Ley N° 30796 es inconstitucional, por cuanto afecta las facultades y atribuciones que, sobre la base del principio de separacién de poderes establecido en el articulo 43° de la Constitucién Politica del Pers, se le reconece al Presidente de la Repiiblica respecto a la actividad de contro] de! orden interno que pueden asumir las Fuerzas Armadas en estados de emergencia, al amparo de los articulos 118°, numerales 4 y 14, 137%, 164° y 167° del texto constitucional. 2.1 Principio de separacién de poderes 27. El articulo 43° de la Constitucién sefiala que ¢] Estado peruano “se organiza segin el principio de separacién de poderes”. Sobre este aspecto esencial de un Estado ‘Constitucional, el Tribunal Constitucional ha precisado’: “La existencia de este sistema de equilibrio y de distribucién de poderes, con todos los matices y correcciones que impone la sociedad actual, sigue constituyendo, en su idea central, una exigencia ineludible en todo Estado Demoeritico y Social de Derecho. La separacién de estas tres finciones bésicas del Estado, limitindose de modo reefproco, sin * Sentencia del Tribunal Constitucional recaida en el Expediente 001-2014-PI/TC, fundamento juridico 33, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 30 de mayo de 2017. La sentencia fue emitida en el proceso de inconstitucionalidad contra diversos articulos del Decreto Legislativo 1147, que regula el fortalecimiento de Jas Fuerzas Armades en la competencia de la Autoridad Maritima Nacional (Direccidn General de Capitanias y Guardacostas). * Sentencias del Tribunal Constnucional recafdas en los Expedientes N° 0023-2003/Al, fumndamento juridico 5, YN? 0004-2004-CC/TC, fundamento juridico 23. Pagina § de 18 eee en ercriet nieces ru aca) PERU | de Justicia Ne eenaiacied cesariamente, constituye una garantia para los derechos constitucionalmente énticamente, para limitar el poder frente al absolutismo y la dictadure”., entorpecerse reconocidos e, i 28. Como complemento de lo anterior, el Tribunal Constitucional ha resaltado que el principio de separacién de poderes’: “...] no debe ser entendido en su eoncepcién clisica, esto es, en el sentido que establece una separacién tajante y sin relaciones entre los distintos poderes del Estado; por el contrario, exige que se le conciba, por un lado, como control y balance entre los poderes del Estado — checks and balances of powers~. Y, Por otro, como coardinacién y cooperacién entre ellos”. 29. Ena misma linea, el supremo intérprete de la Constitucién ha precisado*: “56. En cualquier caso, conforme a lo establecido en el articulo 43 de la Constitucién, que es parte de ese “nicleo duro” al que hemos hecho referencia, nuestra forma de gobierno se organiza segiin el “principio de separacién de poderes”, que tiene los siguientes rasgos de identidad: Principio de separacién de poderes propiamente dicho: Hace referencia a la autonomia funcional y a las diferentes competencias que cada poder estatal (y también cada érgano constitucional auténomo) tiene, pero también a las distintas funciones (sociales y politicas) que cada uno cumple fendencialmente (tales como representar,legislar y fi scalizar en el caso del Legislative, o de gobemar y hacer cumplir las leyes en el caso del Ejecutivo), Este Principio, desde luego, conlleva a reconocer las eventuales tensiones que puedan surgir entre los poderes piiblicos. Con base al principio de separacién de poderes, es claro que nuestro modelo no aspira ~2 diferencia de lo que ocurre en un régimen parlamentario~ a la confusién 0 subordinacién entre Jos poderes, o a la asuncidn de que existe una suerte de un “primer poder” de Estado. Se Teconoce la divisin de poderes y se prevén formas razonables para resolver o superar las diferencias entre ellos” (negritas en texto original). En atencién a lo expuesto, la observancia del principio de separacién de poderes implica que el ¢jercicio de las funciones de un érgano constitucional no puede significar la afectacién de las competencias de otro. En el presente caso, si bien el Congreso tiene la potestad de dar leyes (articulo 102°, inciso 1, de la Constitucién), no puede hacerlo desconociendo las competencies constitucionales asignadas al Presidente de le Repiiblica en materia de Seguridad y Defensa Nacional®, 2.2 Seguridad y Defensa Nacional 31. El articulo 44° de la Constitucién Politica de 1993 sefiala que son deberes primordiales del Estado: ] Sentencia recaida en el Expediente N° 006-2006-CC/TC, fundamento juridico 15. * Sentencia del Tribunal Constitucional recafda en el Expediente N° 006-2018-PU/TC (caso Cuestion de Sonfianze y crisis total del gabinete), publicada en el Diario Oficial “E] Peruano” el 19 de noviembre de 2018. 4 En sentido inverso, en el caso de la Sentencia recaida en el Expediente N.? 005-2007-AU/TC, fundamentos Juridicos 21 y 22, el Tribunal Constinucional precis6 que “si bien el Poder Bjecutivo puede expedir decretos legisletivos, tal facultad de legisla se encuensra enmarcada en determinados limites (legislar sobre la materia specifica y por el plazo determinado establecidos en la ley autoritatva, entre otros), encontrandose vetado a ‘al poder invadir las competeacias asignadas al Poder Legislativo y ast legislar sobre otras materias que no fueron materia de la delegacién o hacerlo fuera del respectivo plazo”. Pégina 9 de 18 32. 33. 34, 36. “[...] defender Ta soberania nacional; garantizar le plena vigencia de los derechos humanos; proteger a la poblacién de las amenazas contra su seguridad; y promover el bienestar general que se fundamenta en la justicia y en el desarrollo integral y equilibrado de Ia Nacién’. En esta linea, el Tribunal Constitucional, ha expresado que una de las principales politicas piblicas que debe asumir el Estado es la de la seguridad para garantizar el gjereicio pleno de los detechos fundamentales, por lo que la propia Constitucién establece que una de las tareas fundamentales es garantizar la seguridad de la Nacién a través del Sistema de Defensa Nacional”? La Constitucién aborda el tema “De la Seguridad y de la Defensa Nacional” en el Capitulo XII del Titulo IV. La primera disposicién sobre la materia (articulo 163° del texto constitucional) sefiala lo siguiente: “Asticulo 163.- El Estado garantiza la seguridad de la Nacion mediante el Sistema de Defensa Nacional. La Defensa Nacional es integral y permanente. Se desarrolla en los ambitos interno y extemo. Toda persona, natural o juridica, esté obligada a participar en le Defensa Nacional, de conformidad con la ley”. El Tribunal Constitucional ha sefialado que, de acuerdo con el citado articulo 163° de Ja Constitucién, la Defensa Nacional": “[..] involuera al conjunto de acciones y previsiones que permiten la subsistencia y permanencia del Estado, incluyendo su integridad, unidad y facultad de actuar con autonomia en lo intemo, y libre de subordinacién en lo exteno, posibilitando que el Proceso de desarrollo se realice en las mejores condiciones (...]. Es “integral” porque abarca diversos campos, como el econémico, politico, social, cultural, militar, etc. y “permanente”, debido a que se trata de una actividad constante que se relaciona con sus sentidos preventivo y represivo”. A fin de coneretar los diversos aspectos que involucran el Sistema de Defensa Nacional, el articulo 164° de la Constitucién reconoce al Presidente de la Repiiblica Ja direccién del mismo: “Articulo 164°. La direccién, la preparacién y el ejercicio de la Defensa Nacional se realizan a través de un sistema cuya orgenizacién y cuyas funciones determina la ley. El Presidente de la Repiilica dirige el Sistema de Defensa Nacional. La ley determina los alcances y procedimientos de la movilizacién para los efectos de la defensa nacional”. Sobre la relacién entre la Defensa Nacional, las Fuerzas Armadas y la Policia Nacional del Peri, el Tribunal Constitucional ha sefialado que": * Sentencia recaida en el Expediente N° 0017-2003-AUTC, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 ec agosto de 2004, fundamento jurico 29 2 Sentencia recaida en el Expediente N° 0017-2003-AUTC, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 24 de agosto de 2004, flundamento juridico 30, » Sentencia recaida en el Expediente N° 0017-2003-AUTC, publicada en el Dierio Oficial “Bl Peruano” el 24 de agosto de 2004, fundamento juridico 31 Pagina 10 de 18 los profesionales de las armas no significa que dicho sistema se ircunseriba a las decisiones estatales relacionadas con précticas militares, de tipo castrense © policial. En efecto, si la defensa nacional involucra un conjunto de medidas y previsiones que adopta el Estado con el fin de garantizar la seguridad de la Nacién en todos los dmbitos, es evidente entonces que el aspecto militar 0 policial no puede entenderse sino como sélo una de esas éreas” (cursiva en texto original). 37. Lo expuesto por el Tribunal implica que la Defensa Nacional no solo incluye la determinacién de la eplicacion de disposiciones operatives en relacién con las instituciones armadas y policial, sino que comprende -a su vez la direccién y organizacién del Sistema de Defensa Nacional. 38. En consecuencia, existe un reconocimiento constitucional 2 la importancia del Sistema de Defensa Nacional pata cumplir los deberes del Estado previstos en el artfculo 44° de la Constitucién. Para tal efecto, se deben respetar y garantizar las competencias previstas constitucionalmente al Presidente de la Repiblica en tomo a las actividades de las Fuerzas Armadas y la Policfa Nacional del Pert. 2.3 Competencias del Presidente de la Repiiblica respecto a la Seguridad y Defensa Nacional 39. La Constitucién Politica de 1993 establece un conjunto de disposiciones por medio de las cuales se reconoce las facultades y atribuciones del Presidente de la Republica respecto a la actividad de las Fuerzas Armadas y la Policia Nacional del Peri: 40. En este sentido, el articulo 118° de la Constitucién establece que corresponde al Presidente de la Repiiblica “velar por el orden interno” (inciso 4°), asi como “[p}residir el Sistema de Defensa Nacional; y organizer, distribuir y disponer el empleo de las Fuerzas Armadas y de la Policia Nacional” (inciso 14). 41. En concordancia con lo anterior, el articulo 164° de la Constitucion sefiala que “el Presidente de Ia Repiiblica dirige el Sistema de Defensa Nacional”, mientras que el articulo 167° lo reconoce como el “Jefe Supremo de las Fuerzes Armadas y de la Policta Nacional del Pert”. 42. Al amparo de estas normas constitucionales, comesponde al Presidente de la Republica tomar decisiones sobre las acciones que corresponde Ilevar a cabo para garantizar el orden interno, siendo la Policia Nacional del Peri la entidad del Ejecutivo responsable de esta labor, conforme lo indica el articulo 166° del texto Constitucional, tanto en situaciones de normalidad constitucional como durante los estados de excepcién. Excepcionalmente, y por decision del Presidente de la Repiblica, dicha competencia puede ser asumida por las Fuerzas Armadas durante los estados de emergencia. 2.4 Competencia del Presidente de la Repiblica para decidir Ia intervencién de las Fuerzas Armadas en el control del orden interno durante los estados de emergencia 43. El articulo 137° de la Constitucién Politica de 1993 regula las facultades del Presidente de la Repiblica respecto a los estados de emergencia. En este sentido, sefiala lo siguiente: Pégina 11 de 18 “Articulo 137.- El Presidente de la Repiiblica, con acuerdo del Consejo de Ministros, puede decretar, por plazo determinado, en todo el terrtorio nacional, 0 en parte de él, y dando cuenta al Congreso o a la Comisién Permanente, los estados de excepcién que ‘en este artfculo se contemplan: 1, Estado de emergencia, en caso de perturbacién de la paz 0 del orden intemo, de catéstrofe o de graves circunstancias que afecten la vida de la Nacién, En esta eventualidad, puede restringirse o suspenderse el ejercicio de los derechos constitucionales relatives a la libertad y la seguridad personales, la inviolabilidad del domicilio, y la libertad de reunién y de trénsito en el territorio comprendidos en los ineisos 9, 11 y 12 del articulo 2 y en el inciso 24, apartado f del mismo artfculo, En ninguna circunstancia se puede desterrar a nadie. El plazo del estado de emergencia no excede de sesenta dias. Su prérroga requiere nuevo decreto. En estado de emergencia las Fuerzas Armades asumen el control del ‘orden interno si asi lo dispone el Presidente de la Repiblica, (..-]” (subrayado fuera del texto original). 44. Con relacién a este tema, el Tribunal Constitucional ha sefialado™: “10. [...] la fimeién de garantizar, mantener y restablecer el orden interno le corresponde, de forma exclusiva pero no excluventemente, a la Policia Nacional, de acuerdo con el articulo 166 de la Constitucién 11. Lo anterior implica que de manera temporal y extraordinaria, las Fuerzas Armadas pueden asumir el control del orden intemo, previa declaracién de un estado de excepcién y mediante orden expresa del Presidente de la Republica, en su calidad de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y de la Policia Nacional, de acuerdo con los artfoulos, 137°, 165° y 167° de le Constitucién. 12, Esto se justifica en el hecho que la formacién académica y profesional impartida al personal de las Fuerzas Armadas tiene como objetivo formar al oficial para que pueda defender la independencia, la soberanfa y la integridad territorial de la Repablica y la seguridad de sus habitantes, por lo que solamente en situaciones excepcionales y autoriz Constitucién_es_que_se_pen (os _actien en el mantenimiento del orden interno, circunscribiéndose a labores de apovo a la Policia Nacional (Ver: PALMA, Hugo y San Martin, Alejandro. Seguridad, Defensa » Fuerzas Armadas en el Perit-Una visién para el Siglo XX2, Lima: CEPEL, sf.” (subrayado fuera del texto original). 45. Del articulo 137° de la Constitucién y lo sefialado por el Tribunal Constitucional se advierte que el control del orden intemo, ain en estados de emergencia, lo asume la Policia Nacional del Peri, y solo en el caso que el Presidente de la Repitblica lo considere necesario, podré facultar a las Fuerzas Armadas para que lo asuman. En otras palabras, corresponde al Presidente de Ia Repiblica, tras decretar el estado de emergencia, determinar si intervienen las Fuerzas Armadas en el control del orden intemo, lo cual es concordante con el reconocimiento del Presidente de la Repiblica como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y la Policia Nacional del Pert. 2.5 Inconstitucionalidad de la Ley 46. En el presente caso, la Ley N° 30796 autoriza de forma directa a las Fuerzas Armadas a realizar acciones de interdiccién contra el tréfico ilicito de drogas en Sentencia del Tribunal Consttucional recaida en el Expediente N® 002-2008-AI/TC, publicada en la pégina web del Tribunal el 14 de setiembre de 2009. La sentencia fue expedida en el proceso de inconstinucionalidad contra la Ley N° 29166, que aprueba normas complementarias a la Ley N° 28222 y las reglas del empleo de Ja fuerza por parte de fas Fuetzas Armadas en el Terrtorio Nacional. Pégina 12 de 18 pes west eee & PERU nee Zonas declaradas en estados de emergencia, sin que medie la intervencién del Presidente de la Repiblice, contraviniendo las normas constitueionales citadas sobre cl Sistema de Defensa Nacional y las competencias del Poder Ejecutivo respecto al mismo, en su calidad de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas y la Policia Nacional del Peri. 47. En este sentido, e] Congreso de la Repiiblica no puede emitir leyes que dispongan la intervencién de las Fuerzas Armadas en materia de control de orden interno en zonas declaradas on estados de emergencia, al margen de la decisién que le comesponde adoptar al respecto al Presidente de la Repiiblica, como maxima autoridad del Estado responsable de dirigir la forma en que las Fuerzas Armadas ejercen sus funciones orientades a garantizer la Seguridad y Defensa Nacional. 3. LA LEY N° 30796 VULNERA LA OBLIGACION CONSTITUCIONAL DEL ESTADO DE SANCIONAR EL TRAFICO IL{CITO DE DROGAS 31. Obligacién constitucional del Estado de sancionar el tréfico ilicito de drogas 48. El articulo 8° de la Constitucién Politica de 1993 sefiala que constituye una obligacién del Estado peruano la lucha contra el tréfico ilicito de drogas. En este sentido, dispone que “[e}i Estado (...] sanciona el tréficoilicito de drogas”. 49. La decisién del Estado de sancionar a una persona o a los integrantes de una organizaci6n criminal por el delito de trafico ilfcito de drogas corresponde al Poder Judicial, pero de forma previa se requiere una acusacién e investigacién de indole fiscal por parte del Ministerio Piblico. Dentro del marco constitucional y legal respectivo, la Policia Nacional del Pert también interviene para cumplir el referido objetivo constitucional. Para que el Estado pueda sancionar a las personas que cometen el delito de trifico ifcito de drogas, como lo ordena el artfculo 8° de la Constitucién, se requiere que la detencién de las personas involucradas en estos hechos y Ia obtencién de los medios Probatorios que sustenten su sancién (como las drogas u otras especies) se haya tealizado con pleno respeto a los derechos fumdamentales y conforme al marco constitucional y legal. 51. En la presente demanda se afirma que la Ley N° 30796 contraviene el articulo 8° de Ja Constitucién por cuanto al facuitar a las Fuerzas Armadas a detener personas y Gecomisar drogas ¢ insumos al margen de las normas constitucionales que deben ser observadas para asumir el control del orden interno durante los estados de emergencia, limita la actividad probatoria de! Estado durente la investigacién y los rocesos penales por trafico ilfcito de drogas, 3.2 Inconstitucionalidad de la facultad otorgada por la Ley N° 30796 a las Fuerzas Armadas para detener personas e incautar drogas ¢ insumos para el trifico ilicito de drogas 52. La obligacién prevista en el artfculo 8° de la Constitucién para sancionar el tréfico ilicito de drogas debe ser interpretada en concordancia con otras normas constitucionales sobre los delitos en general, aplicables también al TID. Pégina 13 de 18 54, 35. 56. 57. 38. En este sentido, con relacién a la Policia Nacional del Pert, el articulo 166° de la Constitucién dispone que “[p]reviene, investiga y combate la delincuencia”, mientras gue el articulo 159%, inciso 4°, sefiala que corresponde al Ministerio Pablico “[elonducir desde su inicio la investigacién del delito. Con tal propésito, la Policia Nacional esta obligada a cumplir los mandatos del Ministerio Piiblico en el Ambito de su funcién”. Al amparo de estas disposiciones constitucionales, el Decreto Legislativo N° 1241, publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el 26 de setiembre de 2015, establece medidas para “fortalecer Ja lucha contra el tréifico ilicito de drogas - TID en sus diversas menifestaciones, mediante la prevencién, investigacién y combate de dicho delito; asi como el apoyo a la reduccién de los cultivos ilegales de hoja de coca”. En los considerandos de esta norma se establece lo siguiente: “L..] el trafico ilieito de drogas se encuentra asociado a la comisién de otros ilicitos penales que atentan contra la seguridad ciudadana, por lo que resulta necesario potencier la capacidad operativa de la Policia Nacional de! Perit para lograr el combate coordinado e integral con las entidades competentes a nivel nacional en el marco de la Estrategia ‘Navional de Lucha contra las Drogas El articulo 2° del Decreto Legislativo N° 1241 hace referencia a las entidades del Poder Ejecutivo competentes en tomo al objetivo de la norma. De modo especffico hace referencia al Ministerio del Interior y a la Policia Nacional del Peri. En este sentido, sefiala: “Articulo 2.- Autoridades competentes y entidades de apoyo ll 2.2 El Ministerio del Interior conduce y supervisa las politicas sectoriales en materia de lucha contra las drogas, insumos quimicos y productos fiscalizados decomisados por trafico ilicito de droges, erradicacién de los cultivos ilegales y destruccién de drogas ilegales decomisadas. 2.3 La Policia Nacional del Peri ejecuta las operaciones policiales de interdiccién del TID. [...]” (ubrayado fuera del texto original). A lo largo de sus diferentes disposiciones, el Decreto Legislative N° 1241 establece las acciones que corresponde llevar a cabo a la Policia Nacional del Peri en materia de prevencién, investigacién y combate contra el TID, que comprenden la privacién de libertad de personas y el decomiso de las drogas o insumos para su elaboracién, acciones que deben desarrollarse al amparo de las normas constitucionales. En este sentido, la Policia Nacional del Peri cuenta con un marco normativo, el Decreto Legislativo N° 1241, que le permite realizar las acciones contra el tréfico ilicito de drogas dentro del dmbito de su competencia, asi como llevar a cabo aquellas que le permitan al Ministerio Piiblico contar con los elementos necesarios para cumplir con su funcién constitucional de investigar este delito y formular denuncia penal contra las personas involucradas en la comisién del mismo. En el presente caso, la Ley N° 30796 le reconoce facultades a las Fuerzas Armadas para que, como consecuencia de las acciones de interdiccién directa contra el trafico iIfeito de drogas en zonas declaradas en estados de emergencia, pueda detener Pagina 14 de 18 em 59. 60. 61. 62. 63. Poser wae isi Cia tep Ine Ceara) Peseta eis Personas y decomisar drogas e insumos, con cargo de poner a disposicién de la Policia Nacional del Peri, con conocimiento de! Ministerio Piiblico, a las personas detenidas, asi como la droga ¢ insumos decomisados. En este sentido, dado que resulta inconstitucional que las Fuerzas Armadas puedan realizar de forma directa acciones de interdiccién contra el tréfico ilicito de drogas en zonas declaradas en estado de emergencia, como se ha acreditado en secciones Previes de Je presente demanda, también son inconstitucionales las facultades de detencién y decomiso que la Ley les reconoce como consecuencia de tales acciones de interdiccién. Limitacién establecida en la-Ley N° 30796 a la actividad probatoria del Estado Para sancionar el tréfico ilfcito de drogas La investigacién de un delito y el posterior proceso penal para determiner responsabilidades deben observer ciertas garantias, entre elles, asegurar que los medios probatorios hayan sido obtenidos conforme al marco constitucional y legal, que sean custodiados adecuadamente para evitar su manipulacién o pérdida, y que se excluyan del proceso aquellos obtenidos de forma irregular (prueba prohibiga) o que hhayan sido menipulados de modo que han perdido su valor probatorio. De la revision de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional se puede concluir que la adecuada obtencién y la custodia del medio probatorio integran el contenido del derecho al debido proceso en su aspecto del derecho a la prueba, y constituyen: i) una caracteristica exigible a todo medio probatorio que se actie en el proceso, y ii) un derecho del investigado 0 procesado a ser juzgado solo en base a medios Probatorios licitamente obtenidos y adecuadamente custodiados, En este sentido, la jurisprudencia constitucional sefiala que la licitud es una de las caracteristicas que debe observar el medio probatorio. Al respecto, el Tribunal ha indicado"*; *26.[...] Asi, entre ottos, el medio probatorio debe contar con: [...] * Licitud: No pueden admitirse medios probatorios obtenidos en contravencién del ordenamiento juridico, lo que permite excluir supuestos de prueba prohibida”. Por ello, toda persona investigada o procesada tiene derecho a que solo se acttten en Su contra pruebas obtenidas lfeitamente y que hayan sido custodiadas correctamente, Al establecer el contenido del derecho a probar, el Tribunal ha sefialado que comprende" ol.) ¢1 derecho a oftever medios probatorios que se consideren necesarios, a que estos sean admitidos, adecuadamente actuados; a_que se asegure la produccién o Sonservacién de la prueba a partir de la actuacién anticipada de los medios probatorios, ¥ due estos sean valorados de manera adecuada y con la motivacién debida, con el fin de Garle el mérito probatorio que tenga en la sentencia. La valoracién de la prueba debe estar Mcamtenca del Tribunal Consitucional recefda en el Expedente N° 6712-200S-HCITC (caso Magaly Medina y Ney Guerrero), de fecha 17 de octubre de 2005, findamento jurdico 26. Megntenct del Tribunal Consiucional recaids en el Expediente N° 6712-200S-HCITC (caso Magaly Medina y Ney Guerrero), de fecha 17 de octubre de 2005, fundamento juridio 15. Pagina 15 de 18 debidamente motivada por escrito, con Ia finalidad de que el justiciable pueda comprobar si dicho mérito ha sido efectiva y adecuadamente realizado”. 64. La referida licitud o legitimidad de los medios probatorios y las conseouencias de su inobservancia se prevén también en el articulo VIII del Titulo Preliminar y el articulo 159. 1 del Cédigo Procesal Penal: “Articulo VIN. Legitimidad de la prueba: 1. Todo medio de prueba seré valorado sélo si ha sido obtenido e incorporado al proceso por un procedimiento constitucionalmente legftimo. 2. Carecen de efecto legal las pruebas obtenidas, directa o indirectamente, con violacién del contenido’ esencial de los derechos fundamentales de la persona, 3. La inobservancia de cualquier regla de garantia constitucional establecida a favor del procesado no podré hacerse valer en su perjuicio”. “Articulo 159, Utilizacién de la prueba.~ 1. El Juez no podré utilizar, directa 0 indirectamente, las fuentes o medios de prueba obtenidos con vulneracién del contenido esencial de los derechos fundamentales de la persone”, 65. Si un medio probatorio es obtenido ilfcitamente 0 menipulado durante su custodia, puede ser excluido del proceso, por lo que no podré utilizarse como elemento para veneer la presuncién de inocencial®. Al respecto, el Tribunal Constitucional ha sefialado'”: “En resumen, en la dogmatica y jurisprudencia constitucional comperada resulta variable {a noturaleza juridica que se le pretende atribuir a la prueba prohibida. No obstante ello, en consideracin de este Tribunal Ia prueba prohibida es un derecho fundamental que no se encuentra expresamente contemplado en la Constitucién, que garantiza a todas las personas que el medio probatorio obtenido con vulneracién de algiin derecho fundamental sea excluida en cualquier clase de procedimiento o proceso para decidir la situacién Juridica de una persona, 0 que prohibe que este tipo de prueba sea utilizada o valorada para decidir la situacién juridica de una persona. En este sentido, debe destacarse que la admisibilidad del medio probatorio en cualquier clase de procedimiento 0 proceso no s¢ ‘encuentra tinicamente supeditaba a su wtlidad y pertinencia, sino también a su licitud”, 66. Con relacién a este tema, la Ley N.° 30077, Ley contra el crimen organizado!® (cw ambito de aplicacién comprende el TID"), precisa que corresponde a la Policia Nacional del Peri la obtencién de medios probatorios, y que la institucién policial — 16 Con relacién a la presuncién de inocencia, la Corte Interamericana de Derechos Humanos ba establecido: “120, Bl principio de la presuncién de inocencia, tal y como se desprencie del ariculo 8.2 de la Convencién (Americana sobre Derechos Humanos], exige que una persona no pueda ser condenada mientras no exista prueba plena de su responsabilidad penal. Si lla incompleta_o insuficieate, no es procedente_condsnarla, sino absolverla” (subrayado fuera del texto original). Sentencia de le Corte Interamericana de Derechos Humanos en el Caso Cantoral Benavides v. Pert, del 18 de octubre de 2000, pétrafo 120. 2% Sentencia del Tribunal Constitusional recaida en el Expediente 655-2010-HC/TC (caso Alberto Quimper Herrera), de fecha 27 de octubre de 2010, fundamento juridieo 7. "8 Publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 20 de agosto de 2013, "El articulo 3 de la Ley N° 30077 sefala: “Delitos comprendidos(...] 13. Tritico ilicito de drogas, en sus diversas modalidades previstas en la Seccién I del Capitulo III del ‘Titulo XII del Libro Segundo del Codigo Penal” Pagina 16 de 18 67. 68. 69. 0, de ser el caso, el Ministerio Piblico- son responsables por la legalidad de dicha obtencién y del resguardo de le cadena de custodia: “Articulo 17. Procedencia En todas las investigaciones y procesos penales por delitos cometidos a través de una organizacién criminal, segiin Io previsto por la presente Ley, la Policia Nacional del Pert no necesita autorizacién del fiscal ni orden judicial para la incautacién de los cbjetos, instrumentos, efectos o ganancias del delito o cualquier otro bien proveniente del delito 0 al servicio de le organizacién criminal, cuando se trate de una intervencién en flagrante delito o peligro inminente de su perpetracién, debiendo darse cuenta inmediata de su ejecucién al fiscal Lo] Articulo 19. Administracién y custodia de los bienes de cardcter delictivo 1. B1 fiscal 0 Ia Policia Nacional del Peré ejercen sus funciones de conformidad con las normas y los reglamentos que garantizan la seguridad, conservacién, seguimiento y control de la cadena de custodia de los bienes sefialados en e! articulo 17 de la presente Ley”. En consecuencia, existe un marco normativo que obliga al Estado, en el émbito de su obligacién de persecucién y sancién del delito -que incluye el tréfico ilicito de Grogas- a solo emplear pruebas que han sido obtenidas y custodiadas conforme a las normas constitucionales y legales, en pleno respeto de los derechos fundamentales. En el émbito de las acciones de interdiccién contra el tréfico ilfeito de drogas, como Parte del combate a la delincuencia y control del orden interno, corresponde a la Policfa Nacional del Pert incautar drogas e insumos para su elaboracién, asi como garantizer su custodia, de modo que sea empleada por el Ministerio Publico para las investigaciones fiscales y la denuncia penal ante las instancias jurisdiccionales. ‘Cuenta para ello con una formacién especializada. Sin embargo, la Ley N° 30796 no solo autoriza a las Fuerzas Armadas a realizar de forma directa labores de interdicoidn contra el tréfico ilfcito de drogas, sino que mediante esta autorizacién también las faculta a poner “a disposicin de la Policia Nacional del Peri, con conocimiento del Ministerio Publico, a los detenidos, la droga decomisada y especies para las investigaciones del caso; para los efectos de ley”. En este sentido, entre la accién de interdiccién y la posterior entrega a la Policia Nacional del Peni de las personas detenidas, asi como de la droga y especies incautadas, existe un espacio de tiempo ausente de regulacién, plazo de duracién y garantias. Esto afecta la licitud de los medios probatorios y, por ende, la posibilided de ser empleados para investigar y sancionar penalmente a los responsables del delito de tréfico ilfcito de drogas, a fin de dar cumplimiento a lo establecido en el articulo 8° de la Constitucién. Por ello, la Ley deviene en inconstitucional. POR LO EXPUESTO: Solicito admitir la demanda de inconstitucionalidad, continuat el proceso conforme a las disposiciones del Cédigo Procesal Constitucional y declararla fundada en todos sus extremos, Pagina 17 de 18 PRIMER OTROS{: ANEXOS Adjunto a la demanda los siguientes anexos: 1-A Copia simple de mi Documento Nacional de Identidad. 1B Copia simple de la Resolucién Suprema N° 024-2017-JUS, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 2 de febrero de 2017, mediante la cual se me designa como Procurador Piblico Especializado en Materia Constitucional. 1-C Papeleta de habilitacién expedida por el Colegio de Abogados de Lima a nombre de Luis Alberto Huerta Guerrero, 1-D Copia simple del Documento Nacional de Identidad de Sofia Liliana Salinas Cruz. 1-ECopia simple de la Resolucién Suprema N.° 121-2015-JUS, de fecha 1 de julio de 2015 y publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 2 de julio de 2015. LF Copia simple del Documento Nacional de Identidad de Jorge Luis Palacios Palacios. 1-G Copia simple de la Ley N° 30796, publicada en el Diario Oficial “El Peruano” el 21 de junio de 2018, 1-H Constancia expedida por el Secretario del Consejo de Ministros, que certifica la aprobacién -en su sesién del 6 de marzo de 2019- de le autorizacién para la interposicién de la demanda de inconstitucionalidad contra la Ley N° 30745. 1-1 Copia de la Resolucién Ministerial N.° 490-2019-IN, del 3 de abril de 2019, expedida por el Ministerio de Interior, mediante la cual se delega representacién procesal a la Procuraduria Publica Especializada en Materia Constitucional. SEGUNDO OTROSi: DELEGACION DE REPRESENTACION Delego representacién en Sofia Liliana Salinas Cruz (Registro CAC N.° 7637) y Jorge Luis Palacios Palacios (Registro CAL N.° 65928) para que en virtud del Decreto Legislative N.° 1068, represente a esta Procuradurfa en el presente proceso. TERCER OTROS{: DOMICILIO PROCESAL, CASILLA ELECTRONICA Y OTROS Con Ia finalidad de se me notifiquen todas las resoluciones expedidas en este proceso, sefialo como domicilio procesal la Calle Scipién Llona 350, del distrito de Miraflores (sede del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos). Del mismo modo, conforme a lo solicitado por este Colegiado mediante el Comunicado, del 3 de agosto de 2018, esta Procuraduria cumple con sefialar el correo electrénico: jpalecios@minjus.gob.pe, y el niimero de teléfono mévil: 942129478, para los fines pertinentes. CUARTO OTROSI: AUTORIZACION Autorizo a Javier Efrain Regalado Mejia (DNIN.° 43273789), Carmen Johana Limaylla Cardenas (DNIN.° 47462091) y Fiama Lucia Gamboa Huamén (DNI N°. 46661943) para efectos de recaber y tramitar copias certificadas, oficios, exhortos, partes y otros en el presente proceso. Lima, 10 de mayo de 2019 jzado on Netera Consitcon®” oitea oes at Reg, CAL.N A1824 Especial ‘felt Pagina 18 de 18