Está en la página 1de 9

Procuraduría Pública

Especializada en Materia
Constitucional

Expediente: 017-2019-PI/TC
Cuaderno: Principal
Sumilla: Contestación de demanda

SEÑORA PRESIDENTA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL:

LUIS ALBERTO HUERTA GUERRERO, Procurador


Público Especializado en Materia Constitucional,
designado por medio de la Resolución Suprema N.° 024-
2017-JUS/CDJE e identificado con D.N.I. Nº 09338035,
en el proceso de inconstitucionalidad seguido por el
Colegio de Notarios de Lima contra el Decreto
Legislativo N° 1400, que aprueba el régimen de
garantía mobiliaria y el Decreto Legislativo N° 1409,
que promociona la formalización y dinamización de
micro, pequeña y mediana empresa mediante el
régimen societario alternativo denominado Sociedad
por Acciones Cerrada Simplificada, ante usted me
presento y digo:

I. APERSONAMIENTO Y PETITORIO 1

1. De conformidad con el artículo 47º de la Constitución Política del Perú; el Decreto


Legislativo N.° 1326, que reestructura el Sistema Administrativo de Defensa Jurídica del
Estado y crea la Procuraduría General del Estado; y el artículo 48º de su Reglamento,
aprobado por Decreto Supremo N.° 018-2019-JUS, me apersono al presente proceso a fin
de ejercer la representación procesal del Poder Ejecutivo.

2. En ese sentido, dentro del plazo establecido en el artículo 107º del Código
Procesal Constitucional procedo a contestar la demanda de inconstitucionalidad
interpuesta por el Colegio de Notarios de Lima contra el Decreto Legislativo N° 14001,
que aprueba el régimen de garantía mobiliaria, y el Decreto Legislativo N° 14092, que
promociona la formalización y dinamización de micro, pequeña y mediana empresa
mediante el régimen societario alternativo denominado Sociedad por Acciones Cerrada
Simplificada, notificada mediante correo electrónico a la Procuraduría Pública
Especializada en Materia Constitucional el 27 de julio de 20203. Al respecto, se solicita
al Tribunal Constitucional que declare infundada la demanda en todos sus extremos.

1
Publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el 10 de setiembre de 2018.
2
Publicado en el Diario Oficial “El Peruano” el 12 de setiembre de 2018.
3
La demanda de inconstitucionalidad fue presentada ante el Tribunal Constitucional el 26 de setiembre de
2019 y admitida a trámite mediante Auto de fecha 21 de abril de 2020.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

II. OBJETIVO DE LA PARTE DEMANDANTE: QUE EL TRIBUNAL


CONSTITUCIONAL INCLUYA A LOS NOTARIOS PÚBLICOS EN LOS
PROCEDIMIENTOS REGULADOS POR LAS NORMAS IMPUGNADAS

3. La parte demandante solicita como pretensión principal que se declare la


inconstitucionalidad por la forma de los decretos legislativos 1400 y 1409, por haber
excedido la materia delegada por la Ley N.° 308234. A su consideración, ambos decretos
contravienen el artículo 2, numeral 2, literal c), de esta ley, en el extremo que señala:
“Estas disposiciones no implicarán restringir las competencias registrales y notariales
[…]”.

4. En caso el Tribunal Constitucional considere que los decretos legislativos no han


excedido la materia delegada por la Ley N.° 30823, la parte demandante solicita que sean
declarados inconstitucionales por el fondo, por cuanto al excluir a los notarios de los
procedimientos que regulan, se restringen sus competencias y se afecta la seguridad
jurídica sin respetarse el principio de proporcionalidad. A su vez, entiende que dicha
exclusión constituye una inconstitucionalidad por omisión, la misma que puede ser
subsanada si el Tribunal Constitucional incorpora a los notarios públicos en las normas
cuestionadas (página 25 de la demanda).

5. De la lectura conjunta de los argumentos sobre la alegada inconstitucionalidad, 2


por la forma y fondo, de los decretos legislativos impugnados, se aprecia que el objetivo
de la demanda es que el Tribunal Constitucional incluya a los notarios públicos en el
procedimiento para la constitución de garantía mobiliaria (establecido mediante el
Decreto Legislativo Nº 1400) y para la creación de sociedades por acciones cerrada
simplificada (establecido mediante el Decreto Legislativo Nº 1409).

III. CONTRADICCIÓN DE LA PARTE DEMANDANTE EN TORNO A SI EL


PEDIDO DE INCONSTITUCIONALIDAD CONTRA LAS NORMAS
IMPUGNADAS ES TOTAL O PARCIAL

6. El proceso de inconstitucionalidad puede ser presentado contra la totalidad de una


norma (inconstitucionalidad total) o solo contra algunos de sus artículos
(inconstitucionalidad parcial). En la presente controversia, no queda claro este aspecto,
pues la parte demandante señala en su petitorio que la demanda es interpuesta para que
se declare la inconstitucionalidad de la totalidad de los decretos legislativos impugnados
(páginas 1 y 2). Sin embargo, al exponer su argumento principal, señala que ambos
decretos excluyen a los notarios de los procedimientos que regulan, contraviniendo por
la forma y el fondo la Constitución, y hace referencia a artículos específicos de ambas

4
La Ley Nº 30823 delegó en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar en materia de gestión económica y
competitividad, de integridad y lucha contra la corrupción, de prevención y protección de personas en
situación de violencia y vulnerabilidad y de modernización de gestión del Estado. Fue publicada en el
Diario Oficial “El Peruano” el 19 de julio de 2018.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

normas, como se aprecia en los numerales 3.19, 3.20 y 3.21 de la demanda5, lo que daría
a entender que su pedido es por una inconstitucionalidad parcial.

7. Este tema debe ser evaluado con sumo cuidado, pues si la inconstitucionalidad
solicitada es total (como expresamente se señala en el petitorio de la demanda), la parte
demandante busca que se expulse del ordenamiento jurídico el marco legal que regula
actualmente la garantía mobiliaria y la creación de sociedades por acciones cerrada
simplificada, promoviendo de esta forma un vacío normativo sobre ambas materias, dado
que las leyes que hubiesen sido derogadas por las normas impugnadas no recobran
vigencia en caso de ser declaradas inconstitucionales. Esto aplica de forma concreta para
el caso de la Ley Nº 28677, Ley de Garantía Mobiliaria, que ha quedado expresamente
derogada por la Única Disposición Complementaria Derogatoria del Decreto Legislativo
1400.

8. En caso la inconstitucionalidad solicitada sea parcial, referida únicamente a las


normas de los decretos legislativos 1400 y 1409 que excluirían a los notarios públicos de
los procedimientos que regulan, el resto de disposiciones de ambos decretos queda fuera
del objeto de control constitucional a través de este proceso.

9. Esta confusión sobre el petitorio de la demanda debe ser aclarada por la parte
demandante, a fin de que el Tribunal Constitucional pueda delimitar de forma clara el
objeto de la controversia al momento de proceder a resolverla. 3

IV. FUNDAMENTOS PARA DECLARAR INFUNDADA LA DEMANDA

1. Sobre los cuestionamientos por razones de forma: los decretos legislativos 1400
y 1409 no contravienen la Ley Nº 30823

10. La parte demandante cuestiona los decretos legislativos 1400 y 1409 por ser
contrarios al artículo 2, numeral 2, literal c), de la Ley N.° 30823, ley que autorizó la
delegación de facultades, en el extremo que señala que los decretos que se emitan al
amparo de este literal “no implicarán restringir las competencias registrales y notariales
[…]”.

11. Al respecto, se debe señalar que ninguno de los decretos legislativos impugnados
tiene por objeto restringir las competencias de los notarios públicos, sino establecer
medidas alternativas para que los ciudadanos puedan realizar procedimientos que
favorezcan el desarrollo de sus actividades empresariales, eligiendo libremente entre los
que incluyen la participación de notarios (que no se modifican) y los alternativos que son
establecidos en las normas impugnadas.

5
Respecto al Decreto Legislativo Nº 1400 hace mención a los artículos 6, 19.1, 24.1, 27.1 y 29. Respecto
al Decreto Legislativo Nº 1409 hace mención a los artículos 6 y 9.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

a) El Decreto Legislativo N.° 1400 no contraviene la Ley Nº 30823

12. El Decreto Legislativo Nº 1400 tiene por objetivo, conforme se señala en su


artículo 1º, “regular el régimen de garantía mobiliaria y el Sistema Informático de
Garantías Mobiliarias”. En atención a ello, deroga la Ley Nº 28677, Ley de la Garantía
Mobiliaria. Las razones que sustentan la aprobación de un nuevo marco legal sobre la
garantía mobiliaria se explican ampliamente en la exposición de motivos, lo cual no es
materia de cuestionamiento en el presente proceso de inconstitucionalidad. Lo que se
cuestiona en la demanda es que no se haya previsto la participación exclusiva de los
notarios en el procedimiento de constitución de las garantías mobiliarias.

13. De modo específico, la parte demandante hace referencia a extractos de los


artículos 6, 19.1, 24.1, 27.1 y 29 del Decreto Legislativo Nº 1409 (ver numerales 3.19 y
3.20 de la demanda). Respecto al artículo 6º cuestiona que se establezca que la
intervención de los notarios será facultativa; con relación al artículo 9º alega que los
notarios “ya no tendrán competencia exclusiva para enviar partes a Registros Públicos”.
Sobre las demás normas no concluye que se afecten competencias de los notarios, sino
que afirma que “se elimina la calificación previa de legalidad por la SUNARP” y que
“quienes deseen evitar el registro de sus operaciones sospechosas, no acudirán a los
servicios notariales”.
4
14. Como la misma parte lo reconoce, la participación de los notarios en la
constitución de garantías mobiliarias no ha quedado derogada, sino que podrá darse si las
partes de un contrato así lo deciden, en ejercicio de su autonomía privada, con la finalidad
de agilizar y fomentar el acceso a créditos, lo que, a su vez, permite asegurar la obligación
que en materia de promoción de la iniciativa privada tiene el Estado, conforme a los
artículos 58º y 59º de la Constitución6.

15. En este sentido, el Decreto Legislativo Nº 1400 no restringe las competencias de


los notarios. Su intervención dependerá de la voluntad de las partes, que decidirán el
medio por el cual formalizan los contratos de garantías mobiliarias. En otras palabras,
serán las partes de un contrato quienes libremente decidirán si acuden a un oficio notarial
o a otros mecanismos para garantizar la seguridad jurídica de sus transacciones en materia
de garantías mobiliarias. Así lo establece el artículo 6º de la norma del referido decreto
legislativo:

6Constitución de 1993
Artículo 58°.- La iniciativa privada es libre. Se ejerce en una economía social de mercado. Bajo este régimen, el Estado
orienta el desarrollo del país, y actúa principalmente en las áreas de promoción de empleo, salud, educación, seguridad,
servicios públicos e infraestructura.
Artículo 59°.- El Estado estimula la creación de riqueza y garantiza la libertad de trabajo y la libertad de empresa,
comercio e industria. El ejercicio de estas libertades no debe ser lesivo a la moral, ni a la salud, ni a la seguridad
públicas. El Estado brinda oportunidades de superación a los sectores que sufren cualquier desigualdad; en tal sentido,
promueve las pequeñas empresas en todas sus modalidades

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

“Artículo 6. Constitución de la garantía mobiliaria


6.1 La garantía mobiliaria puede darse con posesión o sin posesión del bien en garantía.
Asimismo, cualquiera de los casos anteriores puede o no contar con un contrato de control
por parte del acreedor garantizado sobre los bienes en garantía.
6.2 Se denomina garantía mobiliaria con posesión o posesoria cuando se entrega la
posesión del bien al acreedor garantizado o a un tercero depositario. Se constituye al
momento en que el deudor garante entrega la posesión de los bienes en garantía al
acreedor garantizado o a un tercero depositario designado por éste. Dicha constitución
debe constar por cualquier medio escrito que deje constancia de la voluntad de las partes
bajo sanción de nulidad, el cual debe formalizarse mediante escritura pública, firmas
legalizadas, firmas digitales o firmas manuscritas, según lo determinen las partes.
6.3 Se denomina garantía mobiliaria sin posesión cuando el bien en garantía permanece
en posesión del deudor garante o de un tercero. Se constituye mediante acto jurídico
constitutivo, por cualquier medio escrito que deje constancia de la voluntad de las partes
bajo sanción de nulidad, debiendo formalizarse mediante escritura pública, firmas
legalizadas, firmas digitales o firmas manuscritas, según lo determinen las partes
(subrayado fuera del texto original)”.

16. Por lo tanto, la nueva regulación sobre la garantía mobiliaria no restringe las
competencias notariales, sino que ofrece a las personas naturales o jurídicas la posibilidad
de formalizar contratos bajo otras y variadas alternativas. Los notarios mantienen plena
competencia en el supuesto que las partes decidan acudir a un oficio notarial para la 5
respectiva formalización. En ese sentido, no se contraviene la prohibición establecida en
la ley autoritativa, razón por la cual la demanda debe ser declarada infundada en este
extremo.

b) El Decreto Legislativo N.° 1409 no contraviene la Ley Nº 30823

17. Como lo señala el artículo 1º del Decreto Legislativo Nº 1409, a través de esta
norma se crea y regula un régimen societario alternativo de responsabilidad limitada para
la formalización y dinamización de la micro, pequeña y mediana empresa, denominado
Sociedad por Acciones Cerrada Simplificada (en adelante, SACS). Las razones que
sustentan la creación de esta nueva forma de sociedad se explican ampliamente en la
exposición de motivos, lo cual no es materia de cuestionamiento en el presente proceso
de inconstitucionalidad. Lo que se cuestiona en la demanda es que para el procedimiento
de constitución de una SACS no se haya previsto la participación de notarios.

18. De modo específico, la parte demandante hace referencia a los artículos 6º y 9º


del Decreto Legislativo Nº 1409. En este sentido, respecto al artículo 6º cita el extremo
que señala que la SACS “se constituye mediante acto jurídico que conste en documento
privado”. Respecto al artículo 9º, cita todo su texto, el cual establece lo siguiente:

“El documento electrónico firmado digitalmente por los accionistas fundadores que
contiene los requisitos señalados en el artículo 6 del presente Decreto Legislativo, es título
suficiente para la calificación e inscripción de la constitución de la SACS en el registro
de Personas Jurídicas de la SUNARP”.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

19. La parte demandante, a partir de la cita de ambos artículos, concluye que el


Decreto Legislativo Nº 1409 “elimina la intervención de los notarios en la constitución
de este régimen societario (SACS)” (numeral 3.19 de la demanda).

20. Sin embargo, este argumento carece de toda lógica jurídica, por cuanto no se
puede eliminar aquella competencia que no se ha tenido. En este sentido, el artículo 1º
del Decreto Legislativo Nº 1409 es claro en señalar que su objetivo es la creación de un
nuevo régimen societario. Por lo tanto, si se trata de un régimen nuevo, no es razonable
invocar que alguna competencia notarial ha sido restringida.

21. En la misma línea de omisiones en su argumentación, la parte demandante no


señala que la SACS es un régimen societario de responsabilidad limitada de carácter
alternativo al previsto en la Ley General de Sociedades, como expresamente lo indica el
artículo 1º del Decreto Legislativo Nº 1409. Este régimen alternativo no ha previsto la
intervención de los notarios, por cuanto no existe ninguna norma constitucional que
obligue a establecer que toda sociedad debe ser constituida con procedimientos que
impliquen su intervención. Los argumentos de la parte demandante reflejan, no tanto un
problema de inconstitucionalidad, sino de discrepancia con la decisión adoptada mediante
el Decreto Legislativo, sustentada en datos de la realidad, de crear un nuevo régimen
societario, con determinadas reglas y características (se trata de una norma de 15 artículos
y seis disposiciones complementarias finales), en donde no se ha previsto la intervención
de los notarios. 6

22. A lo expuesto debe agregarse que la competencia de los notarios prevista en la


Ley General de Sociedades no se ha visto reducida, derogada o recortada por mandato de
Decreto Legislativo Nº 1409. En ese sentido, no se contraviene la prohibición establecida
en la ley autoritativa, razón por la cual la demanda debe ser declarada infundada en este
extremo.

2. Sobre los cuestionamientos por razones de fondo: los decretos legislativos 1400
y 1409 no afectan la seguridad jurídica

23. Como se indicó líneas arriba, en caso el Tribunal Constitucional considere que los
decretos legislativos no han excedido la materia delegada por la Ley N.° 30823, la parte
demandante solicita que sean declarados inconstitucionales por el fondo, por cuanto al
excluir a los notarios de los procedimientos que regulan, se restringen sus competencias
y se afecta la seguridad jurídica sin respetarse el principio de proporcionalidad. A su vez,
entiende que dicha exclusión constituye una inconstitucionalidad por omisión, la misma
que puede ser subsanada si el Tribunal Constitucional “incorpora a los notarios públicos
en las normas cuestionadas”.

24. Para sustentar su posición, la parte demandante aplica el test de proporcionalidad.


En este sentido, considera que las competencias de los notarios, que buscan garantizar la
seguridad jurídica, solo pueden ser objeto de restricciones si superan dicho test. Para tal
efecto, a partir de la exposición de motivos de las normas impugnadas, entiende que las
restricciones a las competencias de los notarios estarían siendo justificadas en la

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

promoción de la libertad de empresa, pero que para alcanzar el mismo objetivo se pueden
adoptar otras medidas que no afecten la competencia de los notarios, es decir, la seguridad
jurídica.

25. Sobre el concepto de seguridad jurídica, el Tribunal Constitucional ha señalado lo


siguiente en el fundamento 17 de la sentencia recaída en el Expediente N° 10-2014-
PI/TC:

“[…] la garantía de certeza y predictibilidad del (y en el) comportamiento de los


poderes públicos y de los ciudadanos no es lo mismo que inmutabilidad o
petrificación del ordenamiento jurídico. El principio de seguridad jurídica no
constitucionaliza la estática social. La vida en comunidad esta en constante
transformación y, con ella, también las reglas que aspiran a disciplinarla. Por ello,
constituyendo el nuestro un ordenamiento jurídico esencialmente dinámico, el
principio de seguridad jurídica no impide que el legislador pueda modificar el
sistema normativo.” (énfasis agregado)

26. En este sentido, la seguridad jurídica no puede ser invocada, como lo hace la parte
demandante, para perpetuar determinadas conductas o competencias, impidiendo la
emisión de normas que permitan hacer frente a la dinámica de la sociedad, en aspectos
tan esenciales como las libertades económicas, uno de los pilares de la Constitución de
1993. Este enfoque resulta contrario a un Estado Constitucional, cuyo fin no es perpetuar
7
facultades o competencias de determinadas instituciones, como de forma conservadora lo
propone la parte demandante, sino adoptar todas aquellas medidas que permitan
garantizar los derechos de las personas, como se desprende del artículo 1º de la
Constitución, lo cual comprende garantizar la libertad de empresa y la progresiva
inclusión de los ciudadanos en la economía formal. Esta perspectiva moderna de análisis
de las normas constitucionales se encuentra completamente ausente de los argumentos de
la demanda.

27. Corresponde al Tribunal Constitucional identificar la perspectiva de análisis sobre


la seguridad jurídica en el presente caso, dejando de lado la propuesta por la parte
demandante, que la vincula a la función notarial, dando a entender que solo a través de
los notarios se garantiza dicho principio. En este sentido, el Tribunal debe optar por un
concepto de seguridad jurídica que garantice la dinámica de las relaciones sociales y
económicas, en la perspectiva de garantizar los derechos de las personas.

28. Como es de público conocimiento, los trámites excesivos u onerosos afectan la


libertad de empresa, porque dificultan la constitución de sociedades anónimas que puedan
contar con pocos recursos, así como el principio de seguridad jurídica, pues la expectativa
de satisfacción de las libertades económicas no se podría ver satisfecha o garantizada
cuando los trámites en lugar de promover su ejercicio, lo dificultan.

29. En este sentido, los decretos legislativos impugnados no desconocen el rol de los
notarios sino que establecen otras medidas que permiten garantizar la seguridad jurídica.
En cada uno se ha previsto mecanismos para garantizar la titularidad de los bienes objeto
de garantías mobiliarias, así como la identidad de quienes quieren formar una SACS.
“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

Además, en ejercicio de su autonomía privada los particulares tienen la obligación de


contribuir con sus acciones a fortalecer el principio de seguridad jurídica, por lo que en
los decretos cuestionados se ha reconocido su responsabilidad en relación con la
información que suministren al Sistema de Registros Públicos, sin recortar las
competencias de fiscalización y control de la SUNARP y de las autoridades según sus
competencias. Por lo anterior, existen alternativas para garantizar el principio de
seguridad jurídica sin la intervención de los notarios.

30. La parte demandante señala que la previsión voluntaria de la intervención de los


notarios en la constitución de garantías mobiliarias así como el no haberla previsto en la
constitución de SACS, afectaría el principio de proporcionalidad, pues existirían medidas
alternativas para alcanzar la finalidad perseguida que es el acceso al crédito para
promover el desarrollo de MYPES, así como su formalización a través de la constitución
de SACS, como sería, la reducción de costos notariales.

31. Sobre este punto, se debe señalar que la reducción de costos notariales es una
decisión que depende de cada oficio notarial, el Estado no podría imponer costos para los
trámites que se realicen ante notario. En todo caso, las normas cuestionadas generan un
mecanismo legal que, garantizando la seguridad jurídica, permita decidir a los
particulares si solicitan los servicios notariales.

32. En el caso de las garantías mobiliarias, los particulares deciden si su constitución 8


la realizan por medio de un notario público. Su participación no está prohibida, está
supeditada a los intereses de los particulares, quienes son responsables de velar por sus
intereses con los mecanismos que brinda la normativa vigente.

33. Respecto a la formalización de personas jurídicas, estas deciden, cumpliendo los


requisitos, si siguen el procedimiento para las sociedades anónimas de acuerdo con la Ley
General de Sociedades y el Código Civil (en donde debe participar un notario), o si
acceden a la forma societaria del Decreto Legislativo N.° 1409.

34. Por último, la parte demandante ha señalado que el Poder Ejecutivo ha incurrido
en una inconstitucionalidad por omisión al no haber incorporado expresamente la labor
de los notarios en los procedimientos regulados por los decretos legislativos impugnados.
Sin embargo, no ha señalado qué norma constitucional obligaría a establecer a nivel legal
que el único mecanismo para garantizar la seguridad jurídica es el de los servicios que
prestan los notarios.

35. Las normas impugnadas no desconocen la importante labor de los notarios en


relación con la seguridad jurídica, pero en las condiciones económicas actuales del país,
y en donde se cuenta con medios electrónicos que permitan garantizar este principio,
ofrecen alternativas a las personas a favor de sus libertades económicas y su inclusión en
el sistema económico.

36. En atención a lo expuesto, los decretos legislativos 1400 y 1409 no afectan el


principio de seguridad jurídica.

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”
Procuraduría Pública
Especializada en Materia
Constitucional

POR LO EXPUESTO:
Sírvase Usted, señora presidenta, tener por contestada la demanda, continuar con el
proceso y declararla INFUNDADA en todos sus extremos.

PRIMER OTROSÍ DIGO: ANEXOS


Cumplo con acompañar los siguientes anexos:
1-A Copia simple de mi documento nacional de identidad.
1-B Copia simple de la Resolución Suprema N.° 024-2017-JUS.
1-C Copia simple del documento nacional de identidad de Sofía Liliana Salinas Cruz.
1-D Copia simple de la Resolución Suprema N.° 121-2015-JUS.
1-E Copia simple del documento nacional de identidad de Jorge Luis Palacios
Palacios.
1-F Exposición de Motivos del Decreto Legislativo N.° 1400.
1-G Exposición de Motivos del Decreto Legislativo N.° 1409.

SEGUNDO OTROSÍ DIGO: DELEGACIÓN DE REPRESENTACIÓN


Delego representación en Sofía Liliana Salinas Cruz (Registro CAC N.° 7637) y Jorge
Luis Palacios Palacios (Registro CAL N.° 65928) para que en virtud del Decreto
Legislativo N.° 1326, representen a esta Procuraduría en el presente proceso.

TERCER OTROSÍ DIGO: DOMICILIO PROCESAL 9


Señalo domicilio procesal en la Calle Scipión Llona 350, del distrito de Miraflores (sede
del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos), lugar donde solicito se me notifiquen en
lo sucesivo todas las resoluciones del proceso.

CUARTO OTROSÍ DIGO: AUTORIZACIÓN


Autorizo a Javier Efraín Regalado Mejía (DNI N.° 43273789), Carmen Johana Limaylla
Cárdenas (DNI N.° 47462091) y Fiama Lucía Gamboa Huamán (DNI N°. 46661943) para
efectos de recabar y tramitar copias certificadas, oficios, exhortos, partes y otros en el
presente proceso.

Lima, 8 de setiembre de 2020.

Firmado digitalmente por


HUERTA GUERRERO Luis
Alberto FAU 20131371617
soft
Fecha: 2020.09.08 12:40:01
-05'00'
_______________________________
Luis Alberto Huerta Guerrero
Procurador Público Especializado en Materia Constitucional

“Esta es una copia auténtica imprimible de un documento electrónico archivado por el


Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, aplicando lo dispuesto por el Art. 25 del D.S. 070-
2013-PCM y la tercera Disposición Complementaria final del D.S.026-2016-PCM. Su
autenticidad e integridad pueden ser contrastadas a través de la siguiente dirección web:
https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/login.jsp e ingresando el Tipo de Documento, Número
y Rango de Fechas de ser el caso o https://sgd.minjus.gob.pe/gesdoc_web/verifica.jsp e
ingresando Tipo de Documento, Número, Remitente y Año, según corresponda.”