Está en la página 1de 26

4.

Ahora que ya encontré de nuevo,


1. A la Virgen del Carmen al Maestro que me guía
y que me enseña amar,
1. Para celebrar tu día
te invito a que intentes encontrarlo,
se abrirán todas las flores
verás que no está lejos
entonarán los cantores un
y que él te espera, ya.
concierto de alegría.
Y tú también has de escuchar
Virgen del Carmen, que linda eres,
la dulce voz
échame Madre tu bendición.
que te hablará llena de amor,
2. Al mirar tus ojos mansos es la voz de Dios mi amigo.
nos sentimos comprendidos Y es esa voz
y todo el que está perdido que con dulzura te habla de paz,
encuentra en ti su descanso. la que me dice que Dios será
3. Levanta Madre al caído, siempre nuestro amigo.
salva al enfermo y al niño
y derrama tu cariño 4. Abre tus brazos
sobre este pueblo argentino.
1. Si algún día el odio y las guerras
ya no surcan más la tierra,
2. A ti llegamos será el reino del Amor.
Después de una semana Todos unidos, con las manos estrechadas
de mucho trabajo, alzaremos la mirada
querer decirte mil cosas y no poder, para encontrar al Señor.
tan sólo ofrecerte el cansancio,
Abre tus brazos, Señor, Señor.
quizás un fracaso,
Ven a mi lado, mi Dios, mi Dios.
y siempre la misma alegría
volver a tener. 2. Si los cañones,
las granadas y las balas,
A ti, llegamos a ti.
se cambiaran por palabras
Queremos amarte, Señor,
y por rezos al Señor.
donarte todo nuestro amor,
decirte siempre que sí. Si la envidia, el miedo y la codicia,
nuestros suelos ya no pisan
3. A veces podremos vivir mejor.
3. Cuando los hombres suban los ojos
1. A veces en algunos días grises,
al cielo, encuentren allí consuelo
cuando pierdo la esperanza,
y alguien que les dé calor.
cuando no encuentro la paz,
me pregunto si es verdad que existes, Ya que es difícil el mundo en que
si realmente eres mi amigo, vivimos, por nuestra fe te pedimos:
si lo eres, dónde estás. Abre tus brazos, Señor.
2. Es ese el momento cuando dudo,
un momento de vacío 5. Al altar del Señor
y de fría oscuridad, Al altar del Señor vamos con amor
porque pienso a entregar al Señor lo que él nos dio.
que si en verdad no existes,
mi vida sería vana 1. Pan le traemos, trigo de Dios,
como un libro sin final. para la que él nos preparó.
Vino traemos, viña de Dios,
Pero una voz siento surgir dentro de mí, para la fiesta de la comunión.
que me devuelve toda mi fe,
es la voz de Dios mi amigo. 2. Luces traemos para alumbrar
Y es esa voz que con dulzura la mesa santa de nuestro altar.
me habla de paz, Flores traemos para alegrar
la que me dice que Dios será esta comida de la amistad.
siempre nuestro amigo. 3. Ropa y comida, juguetes también,
3. A veces, me contás que estás perdido, libros, remedios, son para él.
que no encuentras el camino En los que sufren, Cristo está;
que te devuelva la fe. darle queremos lo que él nos da.
Y me dices que Dios está muy lejos,
que no sabes acercarte,
quieres que se acerque él.
1
6. Al altar nos acercamos donde falte la esperanza,
donde todo sea triste
1. Al altar nos acercamos simplemente, por no saber de ti.
con el vino y con el pan,
son los frutos del trabajo 2. Te doy mi corazón sincero,
que queremos presentar. (2) para gritar sin miedo
lo hermoso que es tu amor.
2. Estos dones que ofrecemos Señor, tengo alma misionera,
el Señor convertirá, condúceme a la tierra
en su cuerpo y en Su sangre, que tenga de vos.
signo de fraternidad. (2)
3. Y así, en marcha iré cantando,
3. Ojalá que en esta ofrenda por pueblos predicando
expresemos la unidad, tu grandeza, Señor.
que si hubo alguna ofensa Tendré mis brazos sin cansancio,
la sepamos perdonar. (2) tu historia entre mis labios,
mi fuerza, en la oración.
7. Al despertar
1. Al despertar, encuentro en mí, 10.Aquí estoy, Señor
oh Señor, ganas de vivir. 1. Señor Jesús, quemanos con tu fuego,
Al abrir mis ojos ya, queremos dar tu luz a los demás;
descubro que tu amor viviendo así alegres tu evangelio
se me ha dado una vez más. sin que el dolor nos haga claudicar.
Gracias, Señor, por este nuevo día, Aquí estoy, Señor, dispuesto a todo
por esta nueva luz, para cumplir tu Voluntad.
por despertar en mí el deseo de brindarme Imprime en mí el sello de tu fuego
y cambiar mi dolor por tu amor. y mandame a dar tu paz.
2. Te ofrezco hoy, todo lo que soy, 2. Señor Jesús, bríndanos mansedumbre
mis tristezas, mis alegrías. y un corazón templado y fraternal,
Todos mis esfuerzos que pueda así servir a los que sufren
que se vuelvan a ti y caminar por siempre en la verdad.
y no importe nada de mí.
3. Señor Jesús, unidos en tu Iglesia,
confianza y paz hallemos en la Fe;
8. Alabaré a mi Señor su bendición nos dé la Virgen bella
Alabaré, alabaré, alabaré y vuelva hoy a ser Pentecostés.
alabaré, alabaré a mi Señor.
1. Juan vio el número de los redimidos 11.Aún en la tormenta
y todos alababan al Señor 1. Aún en la tormenta,
unos cantaban, otros oraban aún cuando arrecie el mar,
y todos alababan al Señor. te alabo, te alabo en verdad.
2. Todos unidos alegres cantemos Pues sólo a ti te tengo, Señor,
Gloria y alabanzas al Señor. Tú eres mi heredad,
Gloria la Padre, Gloria al hijo te alabo te alabo en verdad. (2)
y Gloria al Espíritu de amor.
2. Aún lejos de los míos,
3. Somos tus hijos Dios Padre eterno aún en mi soledad,
Tú nos has creado por amor. te alabo, te alabo de verdad.
Te adoramos, te bendecimos
y todos cantamos en tu honor. 3. Aún sin muchas palabras,
aunque no se alabar,
te alabo, te alabo en verdad.
9. Alma misionera
1. Señor, toma mi vida nueva,
antes de que la espera
desgaste años en mi.
Estoy dispuesto a lo que quieras,
no importa lo que sea,
Tú llámame a servir.
Llévame donde los hombres
necesiten tus palabras,
necesiten mis ganas de vivir,
2
15.Canción del grano de trigo
12.Aunque marche por la oscuridad
1. Se como el grano de trigo,
Aunque marche por la oscuridad que cae en tierra y desaparece,
nada he de temer y aunque te duela la muerte de hoy
porque tú conmigo vas, mira la espiga que crece.
mi pastor que me hace sosegar.
2. Un trigal será mi Iglesia,
1. Tú, que me conduces que guardará mis entregas,
a tus fuentes de paz. fecundadas por la sangre de
Tú me has bautizado, por tu senda voy. Aquel que dio su vida por ella.
2. Tú, que me preparas la mesa en el altar. 3. Ciudad nueva del amor
Tú me das la copa, rebosando está. donde vivirá el Pueblo
3. Tu bondad conmigo que en los brazos de su Dueño nació,
llega hasta el final, sostenida de un Madero...
y mi vida entera para ti será. 3. Yo mi vida he de entregar
para aumentar la cosecha
13.Bendita sea tu pureza que el sembrador al final buscará
y dejará ser eterna.
Bendita sea tu pureza
y eternamente lo sea, 4. Y un día al Padre volveré
pues todo un Dios se recrea, a descubrir el secreto
en tan graciosa belleza. de la pequeña semilla que, fiel,
A ti celestial princesa, cobró su herencia en el Cielo...
Virgen Sagrada María
yo te ofrezco en este día 16.Canción del sí
alma, vida y corazón.
1. Llamas y me ofreces con amor
Mírame con compasión
construir un mundo mejor;
no me dejes Madre mía,
necesitas de mi sí.
morir sin tu bendición
Quieres que te siga hasta el fin,
sería mi perdición.
que comprenda que sin mí,
Hoy todo un pueblo te canta muchos quedarán sin ti.
mi niña, mi niña hermosa,
Sí, no solamente porque sí,
por eso quiero cantar
sino porque yo junto a ti
este canto de amor.
encuentro paz, soy muy feliz.
Hoy todo mi ser lo pongo a tus pies,
Sí, aunque no entienda digo sí;
por ti llegaré a Jesús encontrar;
aunque no vea digo sí.
oh Virgen Gaucha te voy a pedir
Tú me elegiste, siempre sí.
que vos nunca me dejes.
Bendito seas, Señor 2. Sé que tu no puedes esperar;
tengo que dejar mi plan,
14.Callemos, hermanos tu camino vale más.
Soy la sal que tú quisiste echar,
1. Callemos, hermanos, luz que debe iluminar;
y vuelva el silencio, me elegiste para amar.
que ya hemos perdido
el don de escuchar.
Y en este tumulto de nuestras palabras
17.Como Cristo nos amó
somos incapaces de escuchar a Dios. 1. Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás.
Callemos, hermanos
Él nos guía como estrella
y que hable el Señor
por la inmensa oscuridad.
2. Los hombres llevamos Al partir con Él el pan,
mil máscaras vanas alimenta nuestro amor.
para no encontrarnos Es el pan de la amistad, el pan de Dios.
con nuestra verdad.
Es mi cuerpo, vengan a comer.
Tememos mirarnos de frente a los ojos
Es mi sangre, vengan a beber.
y al ver lo que somos
Porque soy la vida, yo soy el amor.
tener que cambiar.
A tu amor eterno, llévanos, Señor.

3
Yo he sellado contigo Alianza perpetua.
Yo soy el único Dios.
2. Como Cristo nos amó
nadie pudo amar jamás. 3. Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
En su pueblo es un obrero mostradles el camino de la libertad.
como todos los demás. Yo os daré fuertes alas;
Con sus manos gana el pan, transformaré sus pisadas
trabajando con amor. en sendas de eternidad.
Él conoce la pobreza y el dolor.
3. Como Cristo nos amó 20.Conversión
nadie pudo amar jamás. 1. Volved a mí, yo soy tu Dios,
Al morir en una cruz y no tengáis ningún temor.
nos dio su paz y libertad. Yo te hablaré de amor y paz
Pero, al fin, resucitó y te atraeré con suavidad.
por la fuerza de su amor Mucho he esperado tu regreso
y salió de su sepulcro vencedor. y hoy te prometo darte mi perdón.
4. Como Cristo nos amó 2. Convierte a Mí tu corazón,
nadie pudo amar jamás. y así hallarás la salvación.
El nos une como hermanos Yo borraré tu iniquidad
en su reino de bondad. y a mí tu voz a de alabar.
Para siempre, junto a él, Todas tus llagas curaré
viviremos sin temor; y rocío yo seré que apague tu maldad.
nada puede separarnos de su amor.
3. Confía en mi, pues santo soy,
mi gozo es ser tu salvador.
18.Con el alma en la palma Arráigate muy firme a mí,
1. Señor, dame la gracia de ser y brotarás cual dulce vid.
transparente contigo, Y con los cielos cantarás
conmigo y con todos, mis sendas de verdad,
no teniendo nada que esconder, justicia, amor y paz.
nada que disimular, nada que disfrazar
en mi conducta o en mis pensamientos. 21.Coplas de Yaraví
Que te conozcan, 1. Señor, que nuestra vida sea
que me conozcan como soy. cual una quena simple y recta
Que así me vean los demás, para que tú puedas llenarla,
transparente en mi verdad. llenarla con tu música.
Quiero ser como un libro que se lee
con el alma en la palma 2. Señor, que nuestra vida sea
de la mano, quiero ser, quiero ser. arcilla blanda en tus manos,
para que tú puedas formarla,
2. Quiero acabar con todas las sombras formarla a tu manera
que viven en mi alma, aceptándolas.
Es decir, aceptándome a mi mismo 3. Señor, que nuestra vida sea
tal como soy, con luces y sombras. semilla suelta por el aire,
Quiero ser lo que para que tú puedas sembrarla,
me has llamado a ser. sembrarla donde quieras.
4. Señor, que nuestra vida sea
19.Consolad leñita humilde y siempre seca
para que tú puedas quemarla,
1. Consolad a mi pueblo, dice el Señor, quemarla para el pobre.
hablad al corazón del hombre;
gritad que mi amor a vencido;
preparad el camino
que viene tu redentor.
Yo te he elegido para amar:
te doy mi fuerza y luz para guiar.
Yo soy consuelo en tu mirar.
¡Gloria a Dios!
2. Consolad a mi pueblo, dice el Señor,
sacad la ceguera a mi pueblo.

4
caminantes sedientos de verdad.
22.Cristo joven Hombres nuevos,
sin frenos ni cadenas,
1. Ven hermano y cántale a Cristo,
hombres libres que exigen libertad.
a ese Cristo joven
que un día nos redimió; 3. Hombres nuevos, amando sin fronteras,
haz de tu amor una plegaria, por encima de razas y lugar.
o un simple canto alegre Hombres nuevos, al lado de los pobres
que el Señor escuchará. compartiendo con ellos techo y pan.

Ven aquí, canta ya 25.Déjame nacer de nuevo


no te olvides tu de Cristo.
Piensa que, en la cruz, 1. Tú conoces la dureza en mi sentir y la
por nosotros Él se dio. terquedad que hay en mi corazón: son las
cosas que me alejaron de ti, Señor. Hazme
renacer en tu amor.
2. No te alejes del camino marcado, que
Cristo ha señalado Déjame nacer de nuevo, (3)
para acercarnos a Él. oh Señor. No importa la edad que tenga, tú no la
Devuélvele, con fe inquebrantable, tienes en cuenta, déjame nacer de nuevo, oh
ese amor incuestionable Señor.
que nos ha ofrecido él. 2. Tú conoces el pecado que hay en mí y el
dolor que éste dejó en mi corazón; por la
23.Cristo nuestro amigo muerte que he causado vuelvo a ti, Señor,
dame nueva vida con tu amor.
1. A veces, en algunos días grises, cuando
pierdo la esperanza, cuando no encuentro la
paz, me pregunto si es verdad que existes, si 26.Den gloria a Dios
en verdad eres mi amigo, si lo eres donde Den al Señor sus alabanzas,
estas. Es ese el momento cuando dudo un denle poder, honor y gloria,
momento de vacío y de fría oscuridad, a una voz canten un himno al Señor.
porque pienso, que si en verdad no existes mi
vida seria vana como un libro sin final. 1. En siete días creó Dios al mundo,
Adán pecó y perdió el Cielo,
2. Pero una voz siento surgir dentro de mí, que Jesús vino para redimirnos,
me devuelve toda mi fe, es la voz de Dios mi murió en la cruz y nos salvó.
amigo. Y es esa voz que con dulzura me
habla de paz la que me dice que Dios será, 2. A Moisés Dios dijo:Haz mi pueblo libre,
siempre nuestro amigo. Yo seré tu guía, siempre sígueme.
Salidos ya de Egipto y el mar pasado,
3. A veces me contás que estas perdido, que no cantaron y bailaron, se llenaron de júbilo.
encuentras el camino, que te devuelva la fe, y
me dices que Dios esta muy lejos, que no 3. Jesús dijo a Pedro: Ven te llamo,
quieres acercarte quieres que se acerque él. el camino es duro mas iré contigo
Ahora que yo lo encontré de nuevo, al Señor Pedro respondió soy un pecador,
que es mi guía y que me enseño a amar, yo te tiró sus redes y hacia el Señor corrió.
invito a que intentes acercarte, veras que no 4. Entrégate hermano al Señor Jesús,
esta tan lejos y que el te espera ya. El te ama aunque seas pecador,
4. Y tu también has de escuchar su dulce voz, El pagó el precio de tu salvación,
que te hablara llena de amor, es la voz de y ahora eres una nueva creación.
Dios tu amigo. Y es esa voz que con dulzura
nos habla de paz, la que nos dice que Dios será 27.Dios está aquí
siempre nuestro amigo.
1. Dios está aquí,
tan cierto como el aire que respiro,
24.Danos un corazón tan cierto como la mañana se levanta,
Danos un corazón grande para amar; tan cierto como que el me habla y yo lo
danos un corazón fuerte para luchar. puedo oír.
1. Hombres nuevos, creadores la historia 2.Cristo está aquí...
constructores de nueva humanidad. 3. María está en mi...
Hombres nuevos que viven la existencia
como riesgo de un largo caminar.
2. Hombres nuevos,
luchando en esperanza,
5
28.Dulce doncella Ser un rastreador paciente
de tus huellas amadas
1. Estamos vivos y vivimos, es la cruz que yo abrazo. (2)
amar es nuestro destino.
Aunque este viaje es distinto Señor, que esté mi corazón
sólo hay un sólo camino, llegar a vos... velando ardiente,
cuida que no me olvide de mi destino,
Dulce Doncella, te seguiré, que nunca la soberbia esté en mi frente,
tú eres mi estrella, te alcanzaré, mantenme como humilde peregrino,
yo sé que sí... cazador paciente, viajero en camino.
2. Como el cazador que anhela
2. Sólo quedó hierba seca y no alcanza su presa
por donde antes pisamos, desfallezco y me canso. (2)
hoy hay flores de pureza
pues hacia ti caminamos, espéranos... Me detengo y es en vano:
sólo vivo si pongo
mi esperanza en lo arduo. (2)
3. En la ruta de mis días 3. Si mi marcha te conmueve
el viaje fue muy pesado y alivianas mi carga
hasta que halle una doncella y agilizas mis pasos. (2)
y así juntos caminamos, para llegar...
Nos veremos una aurora
4. Me demostró que en la vida y sabré al alcanzarte
el amor es necesario; que soy yo el alcanzado. (2)
el que hasta ayer se evadía
al puente al fin ha llegado, 32.El huerto
lo cruzará...
Señor, el huerto aquél donde tú rezabas
5. A veces se siente sola con gran dolor, se transformó.
por los que aún no han llegado,
Ha dado frutos, ha dado amor,
pero no los abandona:
pues tú lo regaste con el sudor
sus huellas les va dejando.
que te provocó el peso del pecado,
Las seguirán...
hasta dejarte a ti desangrado.
6. El amor que nos ha dado Y allí tu muerte había comenzado
es la mejor comprensión; para salvar a la humanidad,
la realidad fue pasado y al mismo hombre que te ha matado
el presente es nuestro Dios. para que nazca tu gran verdad.
Hasta el final... Señor, que día a día te traicionamos,
perdónanos, perdónanos.
29.El alfarero Perdona todos nuestros pecados,
Yo quiero ser, Señor amado, y todas nuestras faltas de amor
como barro del alfarero. hacia el amigo, hacia el hermano,
Rompe mi vida y hazla de nuevo. hacia el que sufre por el dolor
Yo quiero ser, un vaso nuevo. de todo nuestro género humano,
sin distinción de edad ni color.
30.El amor de Dios es maravilloso Perdona cuando no te escuchamos,
perdón por todo, perdón, Señor.
El amor de Dios es maravilloso (3)
grande es el amor de Dios. Señor, somos cobardes y te negamos,
porque no tenemos valor.
Tan alto que no puedo estar más alto que él.
Tan bajo que no puedo estar más bajo que él. Pues no entendemos que ser cristianos
Tan ancho que no puedo estar afuera de él. quiere decir morir por Vos,
Grande es el amor de Dios. por el amigo, por el hermano,
por el que sufre por el dolor
de todo nuestro género humano,
31.El cazador
sin distinción de edad ni color.
1. Me has forjado caminante,
Perdón, pues nuestra cruz rechazamos,
buscador de horizontes
perdón por todo, perdón, Señor.
más lejanos y claros. (2)

6
33.El profeta En el nombre de Dios vamos a celebrar el misterio
de la salvación. él Señor nos dará su palabra y su
1. Antes que te formara pan, es la fiesta del pueblo de Dios.
dentro del vientre de tu madre;
antes que tú nacieras, 2. Partiremos tu pan, signo de comunión.
te conocía y te consagré. Beberemos tu vino de amor y a la vez sellarás
Para ser mi profeta con nosotros Señor, una alianza que viene de
de las naciones yo te escogí; Dios.
irás donde te envíe 3. Nos amaste Señor, como nadie jamás. Nos da
y lo que te mande proclamarás. fuerza tu fidelidad. En la mesa de Dios hoy
Tengo que gritar, tengo que arriesgar. nos transformarás en fermento de
¡Ay de mí si no lo hago! comunidad.
¿Cómo escapar de ti? ¿Cómo no hablar,
si tu voz me quema dentro? 36.En memoria tuya
Tengo que andar, tengo que luchar.
¡Ay de mí si no lo hago! 1. Llegada la hora del retorno al Padre,
¿Cómo escapar de ti? ¿Cómo no hablar, sabiendo que iba camino a su cruz,
si tu voz me quema dentro? reunió a sus amigos en última cena
y nos dio su cuerpo el Señor Jesús.
2. No temas arriesgarte
porque contigo yo estaré. En memoria tuya, Cristo redentor,
No temas anunciarme vamos a tu mesa en señal de amor.
porque en tu boca yo hablaré. 2. Profundo misterio de amor y ternura,
Te encargo hoy mi pueblo de querer quedarse antes de partir,
para arrancar y derribar, de dejar su sangre como Alianza nueva,
para edificar destruirás y plantarás. de darla en bebida antes de morir.
3. Deja a tus hermanos, 3. “Tómenlo y coman,
deja a tu padre y a tu madre, pues esto es mi cuerpo”,
abandona tu casa porque les dijo, rompiendo en su mano un pan.
la tierra gritando está. “Tómenla y beban,
Nada traigas contigo pues esta es mi sangre,
porque a tu lado yo estaré. la que por ustedes he de derramar”.
Es hora de luchar
4. Y hagan lo mismo cuando se reúnan,
porque mi pueblo sufriendo está.
sabiendo que un día he de retornar,
para convidarlos a beber unidos
34.El Señor de Galilea de aquel vino nuevo
Pon tus manos en las manos que el Padre ha de dar.
del Señor de Galilea. 5. Por eso, inclinados,
Pon tus manos en las manos su cuerpo adoramos,
del Señor que calma el mar. y aunque nada vemos, nos basta creer;
Es Jesús el que te va a guiar, el antiguo rito ha dejado paso
noche y día sin cesar. a su sacramento, misterio de fe.
Pon tus manos en las manos
6. A ti, Jesucristo, te damos la gloria,
del Señor que calma el mar.
porque tú nos diste el don del amor.
Pon tus pies en la huella A ti la victoria, honor y alabanza
del Señor de Galilea... porque estás sentado al lado de Dios.
Y en tus labios la palabra
del Señor de Galilea... 37.En mi Getsemaní
Y en tus ojos la mirada 1. Para que mi amor
del Señor de Galilea... no sea un sentimiento
Pon tu vida en la vida tan sólo de deslumbramiento pasajero;
del Señor de Galilea... para no gastar mis palabras más mías
ni vaciar de contenido mis "te quiero",
quiero hundir más hondo mi raíz en ti
35.En el nombre de Dios y cimentar en solidez este mi afecto.
1. Aquí estamos Señor, en tu casa otra vez, que Pues mi corazón, que es inquieto y frágil,
alegría volverte a encontrar. Vamos a sólo acierta si se abraza a tu proyecto.
compartir y expresar nuestra fe, como Más allá de mis miedos,
hermanos en torno al altar. más allá de mi inseguridad,
quiero darte mi respuesta:
7
aquí estoy para hacer tu Voluntad, al horizonte donde haya paz.
para que mi amor sea decirte sí Quiero servir, quiero servir
hasta el final. hasta morir, hasta morir,
a los hermanos que veo en ti.
2. No es en las palabras,
ni es en las promesas 2. Tu corazón llora el pecado del hombre,
donde la historia tiene su motor secreto. e invoco tu Nombre por mi redención.
Sólo en el amor en la cruz madurado, Y con el sol, las tinieblas se alejan
el amor que mueve a todo el universo. y arrepentido yo vuelvo a Vos.
Dame comprender, Señor,
tu amor tan puro, 41.Esperamos contra toda esperanza
amor que persevera en cruz,
amor perfecto; 1. Hoy, al fin, tenemos que seguir
dame serte fiel cuando todo es oscuro caminando en paz,
para que mi amor no sea un sentimiento. esperando contra toda esperanza.
Y es así, que todo va a cambiar,
3. Duermen en sopor resucitarás, esperamos contra toda esperanza.
y temen en el huerto;
ni sus amigos acompañan al Maestro. Vos sos la vida, sol la paz
¡Vos sos nuestra Esperanza!
Si es hora de Cruz, es de fidelidades, Sos el camino para andar,
pero el mundo nunca quiere aceptar esto. ¡Sos fuerza y sos confianza!
Pongo mi pequeña vida en tus manos,
por sobre mis seguridades 2. Al saber que vas a volver a resucitar,
y mis miedos. esperamos contra toda esperanza.
Y para elegir tu querer y no el mío,
hazme en mi Getsemaní fiel y despierto. 3. Al sentir, Jesús, que estás aquí esperándonos,
esperamos contra toda esperanza.
38.Entre tus manos 4. Hay un sol, la noche ya aclaró,
ven a caminar,
1. Entre tus manos esta mi vida, Señor. esperamos contra toda esperanza.
Entre tus manos pongo mi existir.
Hay que morir para vivir. 5. Estarás sonriendo a nuestra par,
Entre tus manos yo confío mi ser. no nos dejarás,
esperamos contra toda esperanza.
2. Si el grano de trigo no muere,
si no muere sólo quedará;
pero si muere, en abundancia dará 42.Espíritu de comunidad
un fruto eterno que no morirá. 1. Danos, Señor, de tu luz,
danos, Señor, de tu verdad,
39.Envíanos, Padre y llénanos de tu Espíritu de amor
que nos hace comunidad.
Envíanos, Padre, tu Espíritu Santo
que nos prometiera tu hijo, el Señor. 2. Danos, Señor, el compartir,
y acrecienta hoy nuestra hermandad
1. Que venga a tu Iglesia con sus siete dones y llénanos de tu Espíritu de amor
y nos dé el coraje de vivir tu amor. que nos hace comunidad.
2. Que nos dé su Ciencia, su Sabiduría,
el Entendimiento y el don de oración. 43.Estate
3. Nos traiga el Consejo, la Piedad de hijos, 1. Estate, Señor, conmigo
nos dé Fortaleza y el Temor de Dios. siempre y sin jamás partirte;
4. Sus lenguas de fuego, repártelas, Padre, y cuando decidas irte
y danos a todos la paz y el amor. llévame, Señor, contigo.
Porque el pensar que te irás
5. Tu Espíritu Santo nos llene de gozo
me causa un terrible miedo
y sea en nosotros Palabra de Dios.
de si yo sin ti me quedo,
de si tú sin mí te vas.
40.Escúchame, Dios
2. Llévame en tu compañía
1. Señor, son tus ojos dolor y ternura, donde tú vayas, Jesús,
tus manos llagadas sembrando amor. porque bien sé que eres tú
Y tu Palabra es la fuente de vida, la vida del alma del alma mía.
que alumbra las almas que van a Vos. Si tu vida no me das
Escúchame, Dios; escúchame, Dios, yo se que vivir no puedo
quiero llegar, quiero llegar
8
ni sin yo sin ti me quedo, descubran que tu amor
ni sin tú sin mí te vas. es el camino cierto
que nos lleva a la salvación.
3. Por eso, y más que a la muerte,
temo, Señor, tu partida,
y quiero perder mi vida 46.Gloria (Misa criolla)
mil veces más que perderte. Gloria a Dios en las alturas y en la tierra
Pues la inmortal que tu das paz a los hombres, (3)
yo sé que alcanzar no puedo que ama el Señor. (2)
cuando yo sin ti me quedo,
cuando tú sin mí te vas, Señor. Te alabamos, te bendecimos,
te adoramos, glorificamos (2)
44.Éste es el día del Señor te damos gracias, te damos gracias
por tu inmensa gloria,
1. Delante de tus ojos Señor, Dios, Rey Celestial.
ya no enrojeceremos
a causa del antiguo Dios, Padre Todopoderoso,
pecado de su pueblo. Señor Hijo único Jesucristo,
Arrancarás de cuajo Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre,
el corazón del soberbio Tú, que quitas los pecados del mundo,
y harás un pueblo humilde ten piedad de nosotros;
de corazón sincero. Tú, que quitas los pecados del mundo,
atiende nuestra súplica;
Este es el día del Señor, Tú, que reinas con el Padre,
este es el tiempo de la misericordia. ten piedad de nosotros, de nosotros.
2. En medio de los pueblos Gloria a Dios en las alturas y en la tierra
nos guardas como un resto paz a los hombres, (3)
para cantar tus obras
y adelantar tu reino. que ama el Señor. (2)
Seremos raza nueva Porque tú solo eres Santo,
para los cielos nuevos, sólo tú, Señor, tú sólo, (2)
sacerdotal estirpe
según tu primogénito. Tú sólo, altísimo Jesucristo, (2)

3. Caerán los opresores con el Espíritu Santo, (2)


y exultarán los siervos, en la Gloria de Dios Padre.
los hijos del oprobio Amén, amén, amén, amén.
serán sus herederos.
Señalarás entonces
47.Gloria (Catena)
el día del regreso
para los que comían Gloria a Dios en el cielo
su pan en el destierro. y en la tierra paz a los hombres
y en la tierra paz a los hombres
4. ¡Exulten mis entrañas,
que ama el Señor.
alégrese mi pueblo!
Porque el Señor que es justo: 1. Por tu inmensa gloria te alabamos.
revoca sus decretos. Te bendecimos, te adoramos,
La salvación se anuncia te glorificamos, te damos gracias,
donde acechó el infierno, Señor, Dios, rey celestial,
porque el Señor habita Dios Padre todopoderoso.
en medio de su pueblo. 2. Señor, Hijo único, Jesucristo,
Señor Dios, Cordero de Dios,
45.Fidelidad Hijo del Padre;
tú que quitas el pecado del mundo
1. Toda mi vida quiero serte fiel,
ten piedad de nosotros;
fiel en el gozo
tú que quitas el pecado del mundo
y en el dolor también,
atiende nuestras súplicas;
pregonando al mundo tu reinado, Señor
tú que estás sentado a la derecha del Padre
demostrando que en tu nombre
ten piedad de nosotros.
existe el amor.
3. Porque sólo tú eres Santo,
2. Toda mi vida quiero serte fiel,
sólo tú Señor;
descubriendo en cada día
sólo tú Altísimo Jesucristo
que eres tu el rey,
para que los hombres
9
con el Espíritu Santo, en la noche brillará tu luz,
en la gloria de Dios Padre. Amén. nos guía la verdad.

48.Háblame 51.Hay que encender una luz


Háblame, quiero saber de ti 1. Hay que encender una luz,
mucho más de lo que puedo ver: por pequeña que sea,
una mano abierta, un niño jugando, aunque tengas la noche en los ojos y el alma
unos ojos tristes, hombres luchando. deshecha.
Naufragar mi barco de papel Uno sabe que siempre
y llegar al puerto donde estés, la paz sobrevive a la guerra,
porque sé que no querrás ocultarte, y que sirve decir tu verdad aunque nadie la
porque sé que tú vas a ayudarme. crea.
Gritaré tu Nombre por todas partes, Hay una hoja esperando
viajaré hasta encontrarte, que escribas en ella,
porque sé que esperando estás, Jesús; y detrás del teléfono hay alguien que sufre tu
mi vida, mis sueños, mis pocos años, ausencia.
mi guitarra y un tambor de lata No te quedes ahí,
para juntos poder cantar. mezquinando tu grano de arena,
Volverán los hombres a creer, porque todos veremos tu luz por pequeña
a luchar y a ver salir el sol, que sea.
porque sé que existes y estás allí, Señor, La madrugada
porque sé que vives en nuestro corazón. puede más que la tormenta
y el color de la mañana
49.Haces nuevas todas las cosas en el borde de tu cama se sienta.
Hoy, que haces nuevas todas las cosas, Es la vida y la muerte
que haces nuevas todas las cosas, lo que en este juego apuestas
que haces nuevas todas las cosas. (2) cuando sales a la calle
sin miedo, pateando las piedras.
1. Es la vida que brota en la vida,
es fruto que crece en amor, 2. Hay que intentar el amor
es vida que vence a la muerte, aunque el odio no ceda,
es vida que trae el Señor. (2) porque el tiempo
perdido se paga
2. Dejaste el sepulcro vacío,
en la misma moneda;
la muerte no te derrotó;
la piedra que detenía
Y si quieres que juntos
el día tercero cayó. (2)
lleguemos a ser una hoguera,
3. Me ofreces una nueva vida, es preciso que enciendas
renuevo en ti mi amor. tu luz por pequeña que sea.
Me das una esperanza;
ya todo lo viejo pasó. (2)
52.Hay un río de vida
50.Hambre de Dios Hay un río de vida corriendo por mi ser, que
hace a los enfermos caminar y ver. Libera a
No podemos caminar los oprimidos y les da felicidad. Hay un río
con hambre bajo el sol. de vida corriendo por mi ser.
Danos siempre el mismo pan:
(Está el amor del Padre... Está el amor del
tu cuerpo y sangre, Señor.
Hijo... Está el Espíritu Santo... )
1. Comamos todos de este pan:
el pan de la unidad.
En un cuerpo nos reunió el Señor
53.Hijos míos
por medio del amor. 1. Hijos míos,
voy a estar poco tiempo entre ustedes,
2. Señor, yo tengo sed de ti,
me buscarán, mas donde voy
sediento estoy de Dios,
no podrán venir.
pero pronto llegaré a ver
Les doy un mandamiento nuevo:
el rostro del Señor.
“Ámense unos a otros,
3. Por el desierto el pueblo va así como los amé”;
cantando su dolor; en esto todos verán
que ustedes son mis amigos. (2)
10
2. Si alguien me ama, 56.Id y enseñad
cumplirá todas mis palabras
1. Sois la semilla que ha de crecer,
y mi Padre le amará y vendremos a él.
sois estrella que ha de brillar.
Les dejo la paz, les doy mi paz,
Sois levadura, sois grano de sal,
no como la da el mundo;
antorcha que debe alumbrar.
no teman ni se acobarden,
Sois la mañana que vuelve a nacer,
oyeron lo que les dije:
sois la espiga que empieza a granar.
Me voy Pero volveré. (2)
Sois aguijón y caricia a la vez,
3. Ya no son testigos que voy a enviar.
como el siervo que ignora a su dueño,
Id amigos por el mundo
conocen ya lo que mi Padre
Anunciando el amor,
me ha dicho a Mí.
Mensajeros de la vida,
Ustedes son mis amigos,
De la paz y el perdón.
si hacen lo que les mando
Sed amigos los testigos
recuerden que los amé,
De mi resurrección.
no me eligieron a mí,
Id llevando mi presencia,
soy yo quien los ha elegido. (2)
Con vosotros estoy.

54.Hombres nuevos 2. Sois una llama que ha de encender


resplandores de Fe y Caridad.
Danos un corazón, grande para amar. Danos un Sois los pastores que han de guiar
corazón, fuerte para luchar. al mundo por sendas de paz.
1. Hombres nuevos creadores de la historia, Sois los amigos que quise escoger,
constructores de nueva humanidad. sois la palabra que intento gritar.
Hombres nuevos que viven la existencia, Sois reino nuevo que empieza a engendrar
como riesgo de un largo caminar. justicia, amor y verdad.

2. Hombres nuevos luchando en esperanza,


caminantes sedientos de verdad. Hombres 57.Iglesia peregrina
nuevos sin frenos ni cadenas, hombres libres 1. Todos unidos formando un sólo cuerpo,
que exigen libertad. un pueblo que en la Pascua nació.
Miembros de Cristo en sangre redimidos:
Iglesia peregrina de Dios.
Vive en nosotros la fuerza del Espíritu
55.Hoy tu Espíritu, Señor que el Hijo desde el Padre envió.
Hoy tu espíritu, Señor, El nos impulsa, nos guía y alimenta:
nos congrega en la unidad Iglesia peregrina de Dios.
nos da fuerzas para andar, Somos en la tierra semilla de otro reino,
renovados en tu amor. somos testimonio de amor.
1. Santo Espíritu de Dios, Paz para las guerras y luz entre las sombras:
de la paz y de la luz Iglesia peregrina de Dios.
que nos das a conocer 2. Rugen tormentas y a veces nuestra barca
el misterio de Jesús. parece que ha perdido el timón.
Ven al fin a saciar Miras con miedo, no tienes confianza:
nuestra sed de paz. Iglesia peregrina de Dios.
2. Este mundo en su dolor Una esperanza nos llena de alegría:
clama ardiendo de ansiedad Presencia que el Señor prometió.
que tu Espíritu de amor Vamos cantando, él viene con nosotros:
lo conduzca a la verdad. Iglesia peregrina de Dios.
Ven al fin a reinar; 3. Todos nacidos en un solo Bautismo,
cambia al mundo ya. unidos en la misma comunión.
3. Ni la carga de la cruz Todos viviendo en una misma casa:
nuestras fuerzas rendirá Iglesia peregrina de Dios.
la alegría que tú das Todos prendidos en una misma suerte,
nadie nos la ha de quitar. ligados a la misma salvación.
Ven al fin a cantar Somos un cuerpo y Cristo es la cabeza,
en mi voz: Amén. Iglesia peregrina de Dios.

11
58.Jesucristo danos de este pan ahora veo que tu amor viene hacia mí.
Aleluya, gloria al Señor.
Jesucristo, danos de este pan,
que tu Pueblo crezca en la unidad. 3. Hoy he visto a los leprosos sanos y a los
ciegos ver
1. Siendo Dios, hombre te hiciste hasta el pan multiplicaste para darnos de
para poderte entregar comer.
en la cruz, sangriento altar, Oh, maestro mío, todo lo haces bien.
donde a los hombres te diste. Aleluya, gloria al Señor.
Al morir te diste todo,
ofreciéndote en la cruz 61.Junto a ti, María
y era el cielo, buen Jesús,
que nos dabas de ese modo. 1. Junto a ti, María, como un niño quiero estar,
tómame en tus brazos, guíame en mi
2. Cuando eres celebrado caminar.
en cada misa te das, Quiero que me eduques, que me enseñes a
pero ya no mueres más, rezar,
porque estás resucitado. hazme transparente, lléname de paz.
Una vez todo te diste, Madre, madre, madre, madre.
y es cada misa esa vez, Madre, madre, madre, madre.
hasta que vuelvas después
como tú lo prometiste. 2. Gracias madre mía, por llevarnos a Jesús,
haznos más humildes, tan sencillos como tú.
3. Tu Señor has visto el hambre Gracias madre mía, por abrir tu corazón,
que tenemos de hermandad porque nos congregas, y nos das tu amor.
y nos brindas la unidad
con tu cuerpo y con tu sangre.
62.Juntos como hermanos
Y tu cuerpo nos congrega
en eterna comunión, Juntos como hermanos,
y la sangre del perdón miembros de una Iglesia,
hasta el corazón nos llega. vamos caminando
al encuentro del Señor.
4. Que podamos, con María,
en tu Espíritu, Jesús, 1. Un largo caminar
ser los hijos de la luz por el desierto bajo el sol,
más hermanos cada día, no podemos avanzar
sin la ayuda del Señor.
Y, estrechando nuestras manos, 2. Unidos al rezar,
obedientes a tu voz, unidos en una canción,
ser así Pueblo de Dios, viviremos nuestra fe
servidor de los hermanos. con la ayuda del Señor.
3. La Iglesia en marcha está,
59.Jesús está pasando por aquí a un mundo nuevo vamos ya,
Jesús está pasando por aquí (2) donde reinará el amor,
donde reinará la paz
y cuando él pasa todo se transforma,
la alegría viene la tristeza va. (2)
63.La canción de la Alianza
60.Jesús, te seguiré 1. El que no ama, a Dios no ha conocido
porque a Dios en el amor se lo conoce,
Jesús, te seguiré; donde me lleves iré. porque a Dios en el amor se lo conoce.
Muéstrame ese lugar donde vives;
quiero quedarme contigo allí. ¡Tenemos un Dios! ¡Qué grande es mi Dios!
Tenemos un Dios, y Dios es Amor. (2)
1. Escuchando tu palabra
algo nuevo nació en mí, 2. El amor del Padre, entregado al mundo,
es que nunca nadie nos había venido se mostró en Jesús, para que creyendo,
a hablar así. para que creyendo
Ahora veo claro la verdad está en ti. por él vivamos, por él vivamos.
Aleluya, gloria al Señor. 3. Nosotros sabemos, que hemos pasado,
2. Hoy he visto como se aman los que viven de la muerte a la vida, porque nos amamos,
junto a ti, porque nos amamos
hace tiempo que sediento había querido y nos aliamos a los hermanos.
hablar así
12
4. El amor de Dios, se derramó en nosotros, al buen Dios que te convida
por el Espíritu Santo, que a nuestros a vivir la Eternidad.
corazones, Los caminos de este mundo
que a nuestros corazones, enlazados juntos van,
ha sido enviado, ha sido enviado. entre penas y alegrías
hasta el Cielo llegarán.
64.Las bienaventuranzas
Ven, sube a la montaña, a recibir la ley del reino; 67.Los frutos de la tierra
Jesús quiere grabarla sobre tu corazón. 1. Elegiste, Señor, para quedarte
1. Felices los humildes, su herencia es el Señor; frutos simples surgidos de la tierra,
felices los que lloran, tendrán consolación. pan y vino sembrados por el hombre
y que pueden estar en cualquier mesa.
2. Felices los pacientes, el cielo poseerán; los
que aman la justicia, en Dios se saciarán. ¡Que sepamos, Señor, ser tu pan bueno
nacido de la espiga verdadera!
3. Felices los sinceros, porque verán a Dios; los
misericordiosos, porque obtendrán perdón. 2. Hoy trayendo espigas y racimos
nos llegamos, Señor, hasta tu mesa
4. Felices los que luchan por construir la paz, a
para unir a la ofrenda de tu hijo
ellos pertenece, el reino Celestial.
el gozo y el dolor de la cosecha.

65.Llegamos a ti ¡Que sepamos, Señor, ser vino bueno


y apagar en el mundo la tristeza!
1. Después de una semana de mucho trabajo
querer decirte mil cosas y no poder.
Tan sólo ofrecerte el cansancio,
68.Magnificat
quizás un fracaso. Proclama mi alma la grandeza del Señor,
Y siempre la misma alegría volver a tener. se alegra mi espíritu en Dios mi Salvador;
porque ha mirado la humildad de su esclava.
Aquí llegamos a ti.
Queremos amarte, Señor, Desde ahora me felicitarán todas las
donarte todo nuestro amor, generaciones,
decirte siempre que sí. porque el Poderoso ha hecho obras grandes
en mí:
2. Qué lindo, Señor, encontrarte en cada
Su Nombre es Santo
momento;
y su misericordia llega a sus fieles
qué lindo que pueda donarte un trozo de
de generación en generación.
pan.
Tú eres la Luz del camino, la estrella en la Él hace proezas con su brazo:
noche. dispersa a los soberbios de corazón,
Por eso, Señor, te pedimos no nos dejes más. derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes.
66.Los caminos a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Los caminos de este mundo
Auxilia a Israel, su siervo,
nos conducen con amor
acordándose de su misericordia
a la tierra prometida
—como lo había prometido a nuestros Padres
donde siempre brilla el sol.

Y cantan los prados, cantan las flores en favor de Abraham y su descendencia por
con armoniosa voz. siempre.
Y mientras que cantan prados y flores
Gloria…
yo soy feliz pensando en Dios.
Los caminos de la tierra
están llenos de amistad;
69.Magnificat I
siempre habrá alguien que te quiera 1. Mi alma canta el amor de Dios
con cariño de verdad. y mi espíritu al Salvador;
porque él miró mi humildad
Los caminos recorridos
todo el mundo me aclamará.
y los que hay que recorrer
en un gran camino unido Y la Virgen Santa le cantó al Señor
a la Gloria van, también. dándole las gracias por su gran amor.
Los caminos de esta vida 2. Al humilde Dios levantará,
te conducen de verdad al soberbio lo derribará,

13
al hambriento le dará su pan Y LA VIRGEN SANTA
y a los ricos los despedirá. LE CANTÓ AL SEÑOR
DÁNDOLE LAS GRACIAS
3. Desde siempre Dios nos eligió
POR SU GRAN AMOR. (2)
para ser testigos de su amor.
Su misericordia y su bondad Al humilde, Dios levantará,
con nosotros siempre estarán. al soberbio, lo derribará,
al hambriento le dará su pan
70.Magnificat II y a los ricos los despedirá.
Desde siempre Dios nos eligió
Mi alma glorifica al Señor, mi Dios,
para ser testigos de su amor.
gozase mi espíritu en mi salvador.
Él es mi alegría, es mi plenitud, Su misericordia y su bondad
Él es todo para mí. con nosotros siempre estarán.
1. Ha mirado la bajeza de su sierva,
muy dichosa me dirán todos sus pueblos, 73.Maranatha
porque en mí ha hecho grandes maravillas 1. Ven, Espíritu de Dios,
el que todo puede cuyo nombre es santo. inúndame de amor,
2. Su clemencia se derrama por los siglos ayúdame a seguir.
sobre aquellos que le temen y le aman, Ven, y dame tu calor,
desplegó el gran poder de su derecha, quema mi corazón,
dispersó a los que piensan que son algo. enséñame a seguir.
3. Derribó a los poderosos de sus tronos, Ven, Espíritu de Dios,
ensalzó a los humildes y a los pobres, ven a mi ser, ven a mi vida.
los hambrientos se saciaron con sus bienes Ven, y dame tu calor,
y alejó de sí vacíos a los ricos. ven a morar, ¡maranatha!
4. Acogió a Israel su humilde siervo 2. Hoy la vida que me das
acordándose de su misericordia, te evoca en mi dolor,
como había prometido a nuestros padres, y clama a ti, Señor.
a Abraham y descendencia para siempre. Ven, y cambia mi existir,
transforma mi penar,
71.Magnificat III en glorias hacia ti.

Mi alma glorifica al Señor, mi Dios,


gózase mi espíritu en mi salvador.
74.Marcha de Pentecostés
El es mi alegría, es mi plenitud, Hoy tu espíritu Señor
El es todo para mí. nos congrega en la unidad
nos da fuerzas para andar
Ha mirado la bajeza de su sierva
renovados en tu amor.
muy dichosos le dirán todos sus siglos
porque en mí ha hecho grandes maravillas Santo espíritu de Dios
el que todo puede cuyo nombre es santo. de la paz y de la Luz
que nos das a conocer
Su clemencia se derrama por los siglos
el misterio de Jesús.
sobre aquellos que le temen y le aman
Ven al fin a saciar
desplegó el gran poder de su derecha
nuestra sed de paz.
dispersó a los que piensan que son algo.
Este mundo en su dolor
Derribó a los potentados de sus tronos
clama ardiendo de ansiedad,
ensalzó a los humildes y a los pobres
que tu espíritu Señor
los hambrientos se saciaron con sus bienes
lo conduzca a la verdad.
y alejó de sí vacíos a los ricos.
Ven al fin a reinar
Acogió a Israel su humilde siervo cambia al mundo ya.
acordándose de su misericordia
Ni la carga de la cruz
como había prometido a nuestros padres
nuestras fuerzas rendirá
a Abraham y descendencia para siempre.
la alegría que tú das
nadie nos ha de quitar.
72.Magnificat IV Ven al fin a gritar
Mi alma canta el amor de Dios, en mi voz: Amén.
y mi espíritu al Salvador,
porque él miró mi humildad,
todo el mundo me aclamará.
14
75.María I(Era como la mañana...) 79.Más allá de las fronteras
Era como la mañana, y con ella amanecía Más, más allá de las fronteras,
ese Sol que al mirarla en sus brazos se más allá de las fronteras,
dormía. con Jesús, más allá de las fronteras.
Ella, ella es, ella es María (2) 1. Allí donde está la Iglesia, donde alguien
espera,
Ella acunaba en su cuerpo al Niño que salvaría
donde hay un hermano que la marginación
a los hombres y mujeres que le entregaran su
segrega,
vida.
donde la muerte da vueltas y la vida se pelea,
Luego al sufrir la muerte de ese Hijo, al que donde la esperanza duerme y la justicia
amaba, espera.
llevó en su silencio al mundo la verdad de
2. Un llamado a la Iglesia, a anunciar la buena
sus Palabras.
nueva,
Dame tu fuerza, María, para que pueda dándonos todos las manos y abriendo las
encontrar puertas,
el camino que en su vida él nos quiso señalar. desafiando las guerras con la paz que nos
libera,
76.María, madre de Dios donde la tierra sedienta está aguardando la
siembra.
1. María, Madre de Dios,
hoy yo te alabo por lo que sos, 3. Cinco continentes con diversidad de lenguas,
por lo que fuiste, lo que serás siempre en mi cruzando desiertos, mares, montañas, ríos y
vida: selvas;
mi alegría y el más perfecto una nueva primavera por toda la tierra
de los ejemplos de fidelidad. más allá de las fronteras: la Iglesia misionera.

Oh María, oh María... 4. Es consuelo y fortaleza, María Virgen


misionera;
2. María, Madre de Dios, Ella nos guía en la senda a todo pueblo y
hoy yo alabo a mi Señor aldea.
por elegirte como mi Madre
y Madre de Dios.
80.Me pongo en tus manos
77.María, madre de la generosidad Me pongo en tus manos, oh Señor,
te entrego toda mi vida.
Enséñame a amar su voluntad, No me sueltes nunca, Señor,
a responder con generosidad, mi fuerza eres tú, y mi alegría.
a darle todo a Jesús, mi Señor.
Aunque es poco él lo multiplicará. 1. Tú que fuiste obediente hasta la muerte,
tú que fuiste el testigo fiel,
1. María, Madre del amor, enséñame a cumplir hoy mi promesa,
que bendices, repartes y alimentas. enséñame a decirte siempre amén.
Ayúdame a compartir la esperanza,
la paz, el perdón, la amistad. 2. Tú no has venido a ser servido,
tú te hiciste esclavo por amor,
2. María, Madre de la fe, dame un corazón grande y sencillo,
que sostienes, guías e iluminas. dame un corazón de servidor.
Ayúdame a proclamar con fervor
la palabra de Dios, la verdad. 3. Guarda entre tus manos mi pobreza,
guía mi camino con tu luz,
quiero estar de pie junto a María,
78.María, música de Dios abrazando el leño de la cruz.
Me quedé sin voz con que cantar
y mi alma vacía dormida se quedaba. 81.Mi Getsemaní
Y pensé para mí: «Me pondré en sus manos, Para que mi amor no sea un sentimiento
manos de Madre, me dejaré en su amor.» tan solo de deslumbramiento pasajero,
Y tú María, hazme música de Dios. para no gastar mis palabras más mías,
Y tú María, anima tú las fuerzas ni vaciar de contenido mi “te quiero”.
de mi alma. Aleluya. Amen.
Quiero hundir mas hondo mi raíz en ti,
María, acompaña tú mi caminar y cimentar en solidez este, mi afecto
yo solo no puedo, ayúdame a andar. pues mi corazón que es inquieto y es frágil
sólo acierta si se abraza a tu proyecto.

15
MAS ALLA DE MIS MIEDOS Porque sólo él te puede dar la paz.
MAS ALLA DE MI INSEGURIDAD Porque sólo él te puede liberar.
QUIERO DARTE MI RESPUESTA.
Porque él me ama yo lo amo a él.
AQUÍ ESTOY, PARA HACER TU
VOLUNTAD,
PARA QUE MI AMOR SEA DECIRTE SI 85.No hay espinas sin rosas
HASTA EL FINAL. Que pena pensar, que muchísimos hombres
No es en las palabras ni es en las promesas no viven la vida porque no la ven
donde la historia tiene su motor secreto, y no la ven porque miran las cosas
sólo es el amor en la Cruz madurado, miran al mundo con sus propios ojos.
el amor que mueve a todo el universo. En cambio si la gente lo hiciera
Dame comprender, Señor, tu amor tan puro a través del prisma del amor,
amor que persevera en cruz, amor perfecto. aún el dolor hablaría de Dios.
Dame serte fiel cuando todo es oscuro Así lo humano pierde su color
para que mi amor no sea un sentimiento. cuando un alma abandona a Dios
Sobre cada lágrima nace una sonrisa
Duermen su sopor y temen en el huerto, y en cada ocaso un amanecer
ni sus amigos acompañan al Maestro. La frase del mundo,
Si es hora de cruz es de fidelidades, "No hay rosas sin espinas",
pero el mundo nunca quiere aceptar esto. se transformara; más bien se dirá:
"No hay espinas sin rosas."
Pongo mi pequeña vida entre tus manos,
por sobre mis seguridades y mis miedos,
y para elegir tu querer y no el mío, 86.Padre, me pongo en tus manos
hazme en Getsemaní fiel y despierto. 1. Padre, me pongo en tus manos,
haz de mí lo que quieras.
82.Mis dos mamás Sea lo que sea, te doy gracias.
Estoy dispuesto a todo, lo acepto todo
Tengo en casa a mi mamá, pero mis mamás son
con tal de que tu voluntad se cumpla en mí.
dos, en el cielo está la Virgen, que es también
la mamá de Dios. (2) 2. No deseo nada más, te confío mi alma.
Te la doy con todo el amor del que soy capaz,
Las dos me quieren a mi, las dos me entregan
porque te amo y necesito darme,
su amor, a las dos las busco y las llamo, a la
ponerme en tus manos porque eres mi Padre.
dos las quiero yo. (2)

83.Misión de apóstol 87.Pan de vida y bebida de luz


1. Te ofrecemos, Señor, el pan,
Que misión tan bella es ser apóstol,
pan de vida te harás y así
seguir al Señor a donde él vaya,
juntos podremos ser como
anunciar con gozo su Evangelio,
hermanos al fin, es el signo
ser para los hombres forjadores de su paz.
de amor que vos nos pedís.
Tanto nos amó que al despedirse,
2. Este vino que aquí está
en la Santa Cena aquella tarde,
para que vos, Señor, vivas,
nos dio como pan su propio cuerpo
es bebida de luz para poder
y su sangre como vino de fraternidad.
guiar a los hombres que
Tanto nos amó que en el Calvario, hoy buscan tu amistad.
al ver a su Madre, a Juan le dio
3. Con sincera humildad, Señor,
a María como nuestra madre,
queremos ofrendar amor,
madre de los hombres, madre del Hijo de
alegría, dolor y en nuestra
Dios.
pequeñez, el cansancio
Tanto nos amó que un Viernes Santo también, dejar a tus pies.
clavado en la cruz Cristo murió.
En su muerte él nos dio la vida,
vida de alegría, vida de hijos de Dios.
88.Pasa por aquí
Pasa por aquí, Señor, pasa por aquí. (2)
84.No confíes en nadie más que él Oh Señor, pasa por aquí. (2)
No confíes en nadie, nadie más que en él. (2) Espíritu Santo, pasa por aquí. (2)
No confíes en nadie, nadie más. (2) Oh Señor, pasa por aquí. (4 veces)
No confíes en nadie, nadie más que en él.
16
89.Pescador de hombres 3. Por mis hermanos y compañeros
voy a decir: " la paz contigo ".
1. Tú has venido a la orilla, Por la casa del Señor, nuestro Dios,
no has buscado ni a sabios ni a ricos. te deseo todo bien.
Tan sólo quieres que yo te siga.
Señor, me has mirado a los ojos. 92.Qué quiero mi Jesús
Sonriendo has dicho mi nombre.
En la arena he dejado mi barca: Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.
junto a ti, buscaré otro mar. Quiero cuanto hay en mí, del todo darte.
Sin tener más placer que el de agradarte
2. Tú sabes bien lo que tengo sin tener más temor que el de ofenderte. (2)
en mi barca no hay oro ni espada,
tan sólo redes y mi trabajo. Quiero amable Jesús abismarme
en ese dulce hueco de tu herida
3. Tú necesitas mis manos, y en tus divinas llagas abrazarme. (2)
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando. Quiero por fin en ti transfigurarme
morir a mí, para vivir tu vida,
4. Tú, pescador de otros lagos, perderme en ti, Jesús y no encontrarme. (2)
ansia eterna de hombres que esperan.
Amigo bueno que así me llamas. Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.
Quiero olvidarlo todo y conocerte
quiero intentarlo todo por buscarte
90.Prueben qué bueno es el Señor quiero perderlo todo por hallarte
1. Bendeciré al Señor en todo tiempo quiero ignorarlo todo por saberte.
y mi boca no cesará de alabarlo. Qué quiero mi Jesús, quiero quererte.
Mi alma se enorgullece en el Señor,
que lo oigan los humildes y se alegren.
93.Qué te puedo dar
Prueben qué bueno es el Señor,
hagan la prueba y véanlo, ¿Qué te puedo dar que no me hayas dado tú?
dichoso aquel que busca en él refugio. ¿Qué te puedo decir que no me hayas dicho
tú?
2. Engrandezcan conmigo al Señor, ¿Qué puedo hacer por ti? ¿Qué puedo hacer
ensalcemos todos su Nombre. por ti,
Invoqué al Señor si yo no puedo hacer nada,
y me dio una respuesta: si yo no puedo hacer nada si no es por ti,
me libró de todos mis temores. Señor?
3. El pobre gritó y lo oyó el Señor Todo lo que sé, todo lo que soy,
y lo sacó de todas sus angustias. todo lo que tengo es tuyo. (2)
Amen al Señor todos sus fieles,
pues nada le falta a quien le ama. 94.Quédate con nosotros
4. Guarda tu lengua del mal Quédate con nosotros, Señor de la Esperanza,
y tus labios de la mentira, el mundo que tú amas hoy lucha por vivir.
evita el mal y realiza el bien; Y aunque a veces dudamos de tu presencia
a los justos Dios los mira en casa
y escucha sus clamores: no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.
el Señor es fuerza de los afligidos.
Y porque ya anochece quédate con nosotros,
no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.
91.Qué alegría
Quédate con nosotros, Señor de la Pobreza,
Qué alegría cuando me dijeron: los pobres y los niños te quieren descubrir.
vamos a la casa del Señor. Porque a veces no saben que son tus
Ya están pisando nuestros pies preferidos
tus umbrales, Jerusalén. no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.
1. Jerusalén está fundada Quédate con nosotros, Señor de la Justicia,
como ciudad bien compacta, Los hombres no aprendemos a dar sin recibir;
allí suben las tribus vivimos muchas veces una justicia falsa,
las tribus del Señor. no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.
2. Desead la paz a Jerusalén, Quédate con nosotros, Señor de la Promesa.
vivan seguros los que te aman, Tú mismo aseguraste amarnos hasta el fin.
haya paz dentro de tus muros; por eso humildemente volvemos a pedirte
en tus palacios, seguridad. no dejes que la noche nos sorprenda sin ti.
17
95.Quédate, Señor 99.Resurrección III
Quedate, Señor, ya llega la noche. Quiero caer en tierra y morir, si no quedaré
Quédate aquí, Señor, con nosotros. solo.
Soy un grano de trigo; quiero dar mucho
Danos la paz, danos tu Amor,
fruto.
la noche jamas caerá.
Soy tu testigo por el mundo.
Quédate, Señor: nos llevarás
por las rutas del mundo, Señor. Si amo mi vida, la perderé;
si doy mi vida, la ganaré.
Te llevaremos a los hermanos
Donde tú estás, Jesús, Allí estoy yo;
que van perdidos por los caminos.
te sigo, soy tu servidor.
Quiero confiarte mis pobres manos,
Padre, ha llegado la hora, glorifica tu nombre
quiero entregarte toda mi vida.
en mi ser que muere para que seas tú el Rey.

96.Queremos ser
100. Saber que vendrás
Queremos ser, Señor, servidores de verdad,
En este mundo que Cristo nos da,
testigos de tu amor, instrumentos de tu paz.
hacemos la ofrenda del pan,
Convéncenos que por tener un Padre Dios el pan de nuestro trabajo sin fin,
somos hermanos, su voluntad es que haya y el vino de nuestro cantar.
paz, justicia y paz de la mano.
Traigo ante ti nuestra justa inquietud,
Enséñanos a perdonar, para poder ser amar la justicia y la paz.
perdonados, recuérdanos por qué tu amor
SABER QUE VENDRÁS,
quiso morir crucificado.
SABER QUE ESTARÁS
Ayúdanos a comprender, que la misión del PARTIENDO A LOS HOMBRES TU PAN.
bautizado, es compartir con los demás su fe
La fe de todos los hombres sin luz,
en Jesús resucitado.
la pena y el triste llorar,
el odio de los que mueren sin fe,
97.Quiero alabarte cansados de tanto luchar.
Quiero alabarte, más y más aún (2) En la patena de nuestra oblación,
buscar tu voluntad, tu gracia conocer, quiero acepta la vida, Señor.
alabarte.
Las aves del cielo cantan para ti, las bestias del 101. Sabes
campo expresan tu poder, quiero alabar, Sabes que de ti me hablaron
quiero levantar mis brazos hacia ti. y hoy te vengo a conocer
Los ángeles del cielo alaban al Señor, los con desconfianza busqué tal vez
hombres de la tierra, unimos nuestra voz. y Algo grande llenó mi ser.

(Quiero adorarte... Quiero escucharte... etc.) Sabes yo no sé tu Nombre


se dice que eres Amor
no sé rezar con palabras grandes
98.Rendid a Yahvé sólo te digo lo que soy.
Rendid a Yahvé santos del Señor, Hoy te encontré aquí,
gloria y poder al Dios de la creación. hoy vuelvo a nacer.
Rendid honor al glorioso nombre del Señor Quiero vivir como tú,
y adorarlo en su santo esplendor. de tu Mano, hasta el fin.
Sobre los mares resuena la voz de Dios, Sabes cuando estoy contigo
glorioso es Dios su voz hace temblar. puedo hablarte sin temor
Qué poderosa es la voz del Altísimo. siento que late mi corazón
Aleluya, su voz desgaja los cedros del Líbano. con más fuerzas me siento hoy.
Aleluya, la voz del Señor lanza llamas de fuego.
Aleluya, sacude los montes la voz del Altísimo.
Aleluya, y en su santuario gritan: '¡gloria!' 102. Santa María del camino
Sentado esta Dios sobre la tempestad, 1. Mientras recorres la vida tú nunca solo estás,
sentado esta Yahvé cual rey eterno. contigo por el camino Santa María va.
Su fuerza da a aquel que pone su confianza ¡Ven con nosotros a caminar
en él. Santa María ven!. (2)
Yahvé bendice a su pueblo con paz.

18
2. Aunque te digan algunos que nada puede 2. Y cuando se escapa la luz,
cambiar, estás ahí, mi buen Jesús,
lucha por un mundo nuevo, lucha por la y puedo amarte.
verdad. Y si no te puedo alcanzar
sobre la cruz voy a trepar.
3. Si por el mundo los hombres sin conocerse
van, 3. Por ser cobarde he sido infiel
no niegues nunca tu mano al que contigo sé que no soy digno de ser tu amigo.
está. Grande es tu amor, perdóname,
de ahora en más yo quiero ser testigo.
4. Aunque parezca a tus pasos inútil caminar,
tú vas haciendo camino, otros lo seguirán. 4. Echar mis redes, lanzarme al mar,
para abrazar la inmensidad.
103. Se como el grano de trigo Ya no le temo a la tempestad,
sobre las aguas te veo llegar.
Se como el grano de trigo que cae
5. Que puede un simple pescador
en tierra y desaparece
decir cuando habla su Señor, muy dentro.
y aunque te duela la muerte de hoy,
Decir sí o decir no, dejarlo todo
mira la espiga que crece.
por amor: te sigo.
Un trigal será mi Iglesia,
que guardará mis entregas,
fecundadas por la sangre de Aquel,
106. Señor, tú me conoces
que dio su vida por ella. Señor, tú me conoces,
tú sabes lo que siento
Ciudad nueva, del amor,
si camino, si me levanto
donde vivirá el pueblo,
o simplemente si duermo.
que en los brazos de su dueño nació,
Señor, tú me conoces,
sostenida de un madero.
de la nada me creaste,
Yo mi vida he de entregar soy arcilla entre tus manos,
para aumentar la cosecha, quiero ser un vaso nuevo.
que el sembrador al final buscará, Señor, tú me conoces,
y llegará a ser eterna. y me sabes tan pequeño
Y un día al Padre volveré también sabes de mis miedos,
a descubrir el secreto mis caídas, mis tropiezos.
de la pequeña semilla, que, fiel, Señor, tú me conoces,
cobró su herencia en el Cielo. y sabes lo que siento,
lo que callo, lo que lloro,
lo que a veces no comprendo.
104. Señor, a ti clamamos
Señor, tú me conoces,
1. Señor, a ti clamamos, y sabes lo que quiero,
envíanos tu Salvador. que aunque a veces me rebelo
Confiados esperamos siempre vuelvo a tu encuentro.
tu luz, tu vida y tu amor.
¡Ven, Oh Señor! 107. Si rasgaras
Danos tu paz,
tu pueblo ansioso Si rasgaras los cielos y descendieras,
clama a ti: socórrenos, si se corriera el velo y yo te viera,
no tardes más. la luz de tu mirada me iluminaría,
y en un eterno abrazo de amor me
2. Anhelos del Mesías consumiría.
tu pueblo eleva en su cantar,
tristeza en nuestra vida,
vivida sin tu paz. 108. Si tuviera fe
Si tuviera fe, si tuviera fe
105. Señor, tú lo sabes todo como un granito de mostaza,
eso dice el Señor,
Señor, tú lo sabes todo: yo le diría a las montañas:
sabes que te quiero, muévanse, muévanse, muévanse. (2)
y no puedo decirte que no.
Y las montañas se moverán,
1. Que puede dar mi pequeñez, se moverán, se moverán. (2)
pero en tu amor yo creceré.
Soy débil, tengo miedo de amar, Si tuviera fe, si tuviera fe
serás mi roca hasta el final. como un granito de mostaza,
19
eso dice el Señor, Pues sólo a ti te tengo,
yo le diría a los enfermos: Tú eres mi heredad,
sánense, sánense, sánense. (2) te alabo, te alabo en verdad.
Y los enfermos se sanarán, Aún sin muchas palabras,
se sanarán, se sanarán. (2) aunque no sé alabar,
te alabo, te alabo en verdad.
109. Somos un pueblo que camina Aún con mi cruz a cuestas,
aunque me cueste amar,
Somos un pueblo que camina
te alabo, te alabo en verdad.
y juntos caminando podremos alcanzar,
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad. 112. Te miro a los ojos
1. Somos un pueblo que camina, Te miro a los ojos y entre tanto llanto
que marcha por el mundo buscando otra parece mentira que te hayan clavado
ciudad. que seas el pequeño al que yo acunaba
Somos un pueblo peregrino y que se dormía tan pronto en mis brazos
en busca de un destino, destino de Unidad. el que se reía al mirar al cielo
Siempre seremos caminantes y cuando rezaba se ponía serio.
pues sólo caminando podremos alcanzar, Sobre este madero veo al pequeño que
otra ciudad que no se acaba, entre los doctores hablaba en el templo
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad. cuando pregunté respondió con calma
2. Danos valor siempre constante, que de los asuntos de Dios se encargaba
valor en las tristezas, valor en nuestro afán. ese mismo niño que ahora está en la cruz
Danos la luz de tu Palabra el Dios de los hombres, se llama Jesús.
que guíe nuestros pasos en este caminar. Este mismo hombre ya no era un niño
Marcha, Señor, junto a nosotros en aquella boda le pedí mas vino
pues sólo en tu presencia podremos alcanzar, que dio de comer a un millar de gente
otra ciudad que no se acaba y a pobres y enfermos los miró de frente
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad. rió con aquellos a quienes más quiso
3. Dura se hace nuestra marcha y lloró en silencio al morir su amigo.
andando entre las sombras de tanta Ya cae la tarde se nublan los cielos
oscuridad. pronto volverás a tu a tu Padre Eterno
Todos los cuerpos desgastados duérmete pequeño, duérmete mi niño
ya sienten el cansancio de tanto caminar. que yo te he entregado todo mi cariño
Pero tenemos la esperanzas como en Nazareth aquella mañana
de que nuestras fatigas al fin alcanzarán he aquí tu sierva he aquí tu Esclava.
otra ciudad que no se acaba,
sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.
113. Te ofrecemos, Padre nuestro
110. Te agradezco, Señor, tu Palabra 1. Te ofrecemos, Padre nuestro,
este vino y este pan;
Te agradezco, Señor, tu Palabra. junto con ellos te damos
Te agradezco tu Verbo de amor, el trabajo y el dolor,
meditar en silencio tus cosas, la dicha de ser tus hijos,
aprender cómo es el amor. la alegría del amor.
Te agradezco tu vivo silencio, 2. Te lo ofrecemos por Cristo
este rato para hablar con vos, que entre nosotros está;
encarnarme en tu sabiduría este pan será su cuerpo,
y vivir tu Palabra, Señor. este vino sangre se hará,
Gracias, gracias, gracias, Señor. (bis.) perdona nuestros pecados
y haz que vivamos en paz.
111. Te alabo
Aún en las tormentas,
114. Te ofrecemos, Señor
aún cuando arrecie el mar Te ofrecemos Señor,
te alabo, te alabo en verdad. Dios del universo,
Aún lejos de los míos, con este pan, todos nuestros esfuerzos,
aún en mi soledad todo nuestro trabajo.
te alabo, te alabo en verdad. Te agradecemos tu inmensa bondad
y te pedimos que lo conviertas
20
en el cuerpo de tu hijo, pan de vida 119. Tomado de la mano
Te ofrecemos Señor,
Tomado de la mano, con él yo voy. Tomado de la
Dios del universo,
mano, con él yo voy. Tomado de la mano con él yo
con este vino, todas nuestras tristezas,
voy por donde él va. (2)
toda nuestra alegría.
Te agradecemos tu inmensa bondad Si Jesús te dice: mi amigo deja todo y ven
y te pedimos que lo conviertas conmigo, yo mis manos pongo en las suyas y
en la sangre de tu Hijo salvador. voy con él.
Yo te llevo, dice mi amigo a un lugar, a un reino
115. Te presentamos conmigo, donde todo es más alegre y más
feliz.
Te presentamos el vino y el pan.
Bendito seas, por siempre, Señor.
1. Bendito seas, Señor,
120. Transparencia
por este pan que nos diste, Dame tu transparencia,
fruto de la tierra oh, fuente del ser, fuente de la vida;
y del trabajo de los hombres. dame tu transparencia,
el deseo claro, tu estable armonía.
2. Bendito seas, Señor,
el vino, tú nos lo diste. No dejes que preocupen
Fruto de la tierra mi alma en exceso
y del trabajo de los hombres. las nubes que tienen que cruzar mi cielo.
Dame ojos limpios,
116. Tengo un ideal corazón más creyente y más bueno. (2)
Hoy ya no puedo ser Dame tu transparencia,
como fui hasta ayer, hoy debo cambiar. oh, fuente de todo, fuente de hermosura.
Ya puedo comenzar, Dame tu transparencia,
pues para vivir tengo un ideal. creativas mis manos, mansas y seguras.
Amar, amar, morir por los demás. Lava mi corazón del mal que lo enturbia,
Y así vivir y no volver atrás. mi amor sea un arroyo de aguas profundas.
Hoy, ya comprendo al fin Dame alma de niño,
que debo morir si quiero nacer. transparente a la mirada tuya. (2)
Pues, es muriendo que,
al fin encontraré en la eternidad. Dame tu transparencia,
oh fuente de amor, fuente de la gracia.
117. Todo en esta vida Dame tu transparencia,
recta la intención y fiel la palabra.
Todo en esta vida, es un decidir
si me voy contigo, o me quedo aquí. Devuelva la inocencia que robó el pecado,
Romperé los muros, de mi propia casa, la estable certeza de saberme amado.
iré mar adentro y pescaré por ti. Dame tu presencia,
Hoy mi pueblo está clamando, agua viva que limpia mi barro. (2)
pide vida, pide amor
gritan mis hermanos 121. Tres cosas tiene el amor
y llega hasta el cielo su voz.
Tres cosas tiene el amor
La misión que tu me has dado que no se pueden olvidar:
debo hacerla realidad que Dios nos amó primero,
"Luchar por la vida, que hay que darse por entero
luchar por un mundo de paz". y ponerse a caminar.
En medio de su pueblo
118. Todos unidos Jesús va caminando.
1. Todos unidos bendigamos al Señor; En todos sus hermanos
que nuestras voces se levanten hasta Dios hay señales de su paso.
por tanto bien y tanto amor. Si escuchas el silencio,
su Amor está cantando.
2. Gracias te damos, Padre nuestro, eterno Dios;
y al alejarnos del altar del redentor, Señor, tú me has llamado
danos tu santa bendición. a ser tu peregrino;
si un paso yo he entregado,
Tú cien haces conmigo,
21
para anunciar tu nueva, porque todos son llamados.
la dicha de ser tus hijos. Lo sabemos: el camino es el amor.
Tu mano me conduce Un nuevo sol se levanta
de noche y de día, sobre la nueva civilización que nace hoy;
llevando tu Evangelio. una cadena más fuerte
Me llenas de alegría, que el odio y que la muerte.
me alumbra tu Palabra, lo sabemos: el camino es el Amor.
me sanas las heridas. La justicia es la fuerza de la paz;
el amor, quien hace perdonar.
122. Tú, que buscas la felicidad La verdad es la fuerza
que nos da la liberación.
Tú, que buscas la felicidad,
Lo sabemos: el camino es el amor.
que quieres encontrar la paz,
que quieres vida en tu marchar; El que tiene comparte su riqueza
tú, que quieres hoy redescubrir, y el que sabe no impone su verdad.
una razón para vivir, El que manda entiende
acércate y escúchame. que el poder es un servicio.
Lo sabemos: el camino es el amor.
Hay algo muy simple que te saciará,
es algo tan simple El que cree contagia con su vida
que puedes empezar ya. y el dolor se cubre con amor
Ven sigue los pasos del niño Jesús, porque el hombre se siente
ama a tus hermanos y enséñales tu luz. solidario con el mundo.
Lo sabemos: el camino es el amor.
Ten siempre dispuesta tu sonrisa de amor,
bríndala a los hombres con todo tu calor. El progreso se alcanza con trabajo
Acércate al que sufre, y que el hombre se pueda realizar.
dale una nueva ilusión, Que a la casa del pobre
enséñale que siempre llegue el pan y la alegría.
a su lado estará Dios. Lo sabemos: el camino es el amor.
Y verás que todo va mejor Es mi hermano aquel que está a mi lado;
por el camino del Amor, todos hijos de Dios que nos creó;
verás a tu hermano feliz. porque él ha venido
Y verás que todo cambiará, a la tierra para unirnos.
verás que Cristo triunfará, Lo sabemos: el camino es el amor.
y que en el mundo habrá paz.
125. Un pueblo que camina
123. Tuyo soy Somos un pueblo que camina, y juntos caminando
Yo no soy nada y del polvo nací, podremos alcanzar otra ciudad que no se acaba,
pero tú me amas y moriste por mí. sin penas ni tristezas, ciudad de eternidad.
Ante la cruz sólo puedo exclamar: Somos un pueblo que camina, que marcha por el
tuyo soy, tuyo soy. mundo buscando otra ciudad. Somos errantes
Toma mis manos, te pido, peregrinos en busca de un destino, destino de
Toma mis labios, te amo, unidad.(Est.)
toma mi vida, ¡oh Padre, tuyo soy, tuyo soy! Siempre seremos caminantes, pues solo
Cuando de rodillas te miro, Jesús, caminando podremos alcanzar otra ciudad
veo tu Grandeza y mi pequeñez. que no se acaba, sin penas ni tristezas, ciudad
¿Qué puedo darte yo?, sólo mi ser, de eternidad.
tuyo soy, tuyo soy. Danos valor siempre constante, valor en las
tristezas, valor en nuestro afán. Danos la luz
124. Un nuevo sol de tu palabra, que guíe nuestros pasos en este
caminar.
Una tierra que no tiene fronteras
sino manos que juntas formarán Marcha Señor junto a nosotros, pues solo en tu
una cadena más fuerte presencia podremos alcanzar otra ciudad que
que la guerra y que la muerte. no se acaba, sin penas ni tristezas, ciudad de
Lo sabemos: el camino es el amor. eternidad.
Una patria más justa y más fraterna Dura se hace nuestra marcha, andando entre las
donde todos construyamos la unidad; sombras de tanta oscuridad. Todos los
donde nadie es desplazado cuerpos desgastados, ya sienten el cansancio
de tanto caminar.
22
Pero tenemos la esperanza de que nuestras 2. Cielo y tierra nueva;
fatigas al fin alcanzaran otra ciudad que no se esa es la meta de nuestro andar.
acaba, sin penas ni tristezas, ciudad de Somos la Iglesia en marcha,
eternidad. que hacia la Pascua cantando va.
3. Sobre cerros y pampas
126. Una espiga despunta el alba de nueva luz:
es la luz que trajiste
1. Una espiga dorada por el sol,
cuando nos diste a tu Hijo Jesús.
el racimo que corta el viñador,
se convierten ahora en pan y vino de amor, 4. Afirma nuestros pasos
en el cuerpo y la sangre del Señor. da a nuestros brazos fuerza y valor
para luchar unidos
2. Compartimos la misma comunión,
como instrumentos de salvación.
somos trigo del mismo sembrador.
Un molino, la vida, nos tritura con dolor, 5. Mientras peregrinamos
Dios nos hace Eucaristía en el amor. vamos sembrando llanto y dolor;
volveremos llevando
3. Como granos que han hecho un mismo pan,
en nuestras manos trigo de Dios.
como notas que tejen un cantar,
como gotas de agua que se funden en el mar,
los cristianos un cuerpo formarán. 130. Virgen del Carmen
4. En la mesa de Dios se sentarán, Dios te salve María, del Carmen bella flor, salve
como hijos su pan comulgarán, esperanza mía, salve raudal de amor.
una misma esperanza caminando cantarán, A ti Virgen del Carmen, que eres nuestra
en la vida, como hermanos se amarán. abogada, toda esta grey postrada, saluda con
fervor.
127. Vienen con alegría Sé nuestra protectora, pedimos con fervor, y
Vienen con alegría, Señor, danos oh, Señora, tu maternal favor.
cantando vienen con alegría, Señor, Junto a ti nos reúnes, nos llamas con tu voz,
los que caminan por la vida, Señor, quieres formar con todos, un pueblo para
sembrando tu paz y amor. Dios.
1. Vienen trayendo la esperanza Somos un pueblo en marcha, en busca de tu
a un mundo cargado de ansiedad, luz, guiános Madre nuestra, llévanos a Jesús.
a un mundo que busca y que no alcanza
caminos de amor y de amistad.
131. Virgen del pueblo
2. Vienen trayendo entre las manos
esfuerzos de hermanos por la paz, Para celebrar tu día se abrieron todas las flores
deseos de un mundo más humano y entonaron los cantores un concierto de
que nace del bien y la verdad. alegría.
Virgen del pueblo, qué linda eres,
128. Vine a alabar a Dios échame, Madre, tu bendición. (2)
Vine a alabar a Dios. (2) Levanta, Madre, al caído,
salva al enfermo y al niño,
Vine a alabar su nombre. y derrama tu cariño sobre este suelo querido.
Vine a alabar a Dios.
No olvides mi relación, bendita, Virgen
El llegó a mi vida en un día muy especial, bendita,
cambió mi corazón por un nuevo corazón. porque con fuerza infinita revivió mi
Esa es la razón por la que digo que corazón.
vine a alabar a Dios.

132. Virgen india


129. Virgen de la esperanza
Virgen morenita, Virgen milagrosa,
1. Virgen de la esperanza, Virgen morenita te elevo mi cantar.
en nuestra marcha danos tu luz; Son todos en el Valle devotos de tus ruegos,
queremos ir contigo son todos peregrinos, Señora del lugar.
por el camino que abre la cruz.
Virgen morenita, india fue tu cuna
Madre del pueblo, condúcenos porque india tú naciste por la gracia de Dios.
por el camino de salvación. Así somos esclavos de tu bondad divina;
Que en nuestra patria reine la paz, así somos esclavos de tu infinito amor.
en la justicia y la libertad.

23
Así será, Virgen mía, Madre Virgen Misionera,
mereces el respeto y la veneración. que estás presente en esta
Por eso yo te canto y te elevo mi plegaria, región, llévanos junto
y pido que escuches mis ruegos por favor. a la mesa;
reconcílianos con el Señor.
Virgen morenita, Santa Inmaculada,
oh Virgen de este Valle, Señora del lugar,
tú gozas del respeto y cariño de tus hijos, 135. Virgen nazarena
así los peregrinos te rezan en tu altar. Virgen nazarena muéstranos a Jesús;
nadie supo amarlo como tú.
133. Virgen madre del amor Madre del silencio háblanos del Señor,
déjanos entrar en tu oración.
1. Somos todo un continente
de rodillas a tus pies Conservabas todo
que te pide ardientemente dentro de tu corazón,
un nuevo Pentecostés. fiel al hombre, fiel a Dios,
Es tu manto nuestro abrigo Madre nuestra, María del Señor.
en el frío del dolor, María del huerto guíanos sin temor
el Señor está contigo, tras los pasos del Hijo de Dios.
Virgen Madre del amor. Servidora atenta enséñanos a guardar
Toda América Latina la palabra ardiendo hasta el final.
por la sangre de Jesús, Madre de los pobres, mira nuestro dolor,
se despierte y se ilumina oye el grito sordo de los que no tienen voz.
por el triunfo, Tierra prometida, engéndranos otra vez,
por el triunfo de la cruz. a la vida queremos volver.
2. Junto a ti, Virgen María,
se abre un nuevo porvenir, 136. Vive Jesús
la esperanza y la alegría
te venimos a pedir. Vive Jesús, el Señor. (4 veces)
Una tierra más humana Él vive. (3)
nacerá de tu bondad,
en donde el pueblo se hermana Vive, vive Jesús, el Señor.
con justicia y libertad.
3. Cuando tú, Madre querida, 137. Volved a mí
nos acercas al Señor, Volved a mí, Yo soy tu Dios
la raíz de nuestra vida y no tengáis ningún temor.
se renueva con tu amor. Yo te hablaré de amor y paz
Que en el suelo americano y te atraeré con suavidad.
nunca falte amor y pan; Mucho he esperado tu regreso
no nos sueltes de tu mano, y hoy yo te prometo darte mi perdón.
Virgencita de Luján.
Convierte a mí tu corazón
y así hallarás la salvación.
134. Virgen misionera Yo borraré tu iniquidad
Hace tiempo que esta tierra, y a mí tu voz alabará.
tiene alianza con el Señor, Todas tus llagas curaré
ya que un día la Señora, y rocío Yo seré que apague tu maldad.
le abrió las puertas del corazón. Confía en mí pues Santo soy,
Heridas tiene mi pueblo me gozo en ser tu Salvador.
heridas tienen para sanar Arráigate muy firme en mí
heridas en el camino, se y brotarás cual dulce vid.
van haciendo de tanto andar Y con los cielos cantarás
Junto a ella creció mis sendas de verdad, justicia, amor y paz.
América en Guadalupe,
Luján, Itatí del Valle 138. Vos sos la vida
y en otros lugares que
Hoy, al fin, tenemos que seguir caminando en
por amor a ella se quedó.
paz.
María de la esperanza, Esperamos contra toda esperanza.
mira a tus hijos y cuídalos Y es así que todo va a cambiar. Resucitarás.
no dejes que le arrebaten, Esperamos contra toda esperanza.
la fe que un día plantó el Señor.
24
Vos sos la vida, sos la paz, no le tengo miedo al surco,
vos sos nuestra esperanza. algún día ha de brotar.
Sos el camino para andar, 2. Barbecho de terrón fresco,
sos fuerza y sos confianza. tu sangre yo he de mamar,
No aflojar, seguirte hasta el final, tu cruz tierra que serás mi madre,
abrazar. un nuevo ser me has de dar.
Esperando contra toda esperanza. 3. Silencio y noche, en mi tumba
Esperar también es transformar un sueño en espigas germinarán.
realidad. Ciento por una y molienda;
Esperamos contra toda esperanza. mañana voy a ser pan.
Al saber que vos vas a volver a resucitar. 4. La muerte aguarda en el surco,
Esperando contra toda esperanza. cálido abrazo nupcial.
Al sentir, Jesús, que estás aquí, esperándonos. Muerte, sabrás un secreto:
Esperamos contra toda esperanza. cuando matas, vida das.
Hay un sol, la noche ya aclaró. Ven a caminar. 5. Me enterraré en tus entrañas
Esperando contra toda esperanza. y el mundo me olvidará.
Estarás sonriendo a nuestra par, no nos Es doloroso tu abrazo
dejarás. pero yo quiero ser pan.
Esperamos contra toda esperanza.
6. Tallo verde, dos hojitas;
mi espiga despunta, ya.
139. Vuelve a casa ciento por una y molienda;
Señor quiero contarte mañana voy a ser pan.
algo que me está pasando
en medio de este silencio 141. Zamba del perdón (re m)
una voz me esta llamando.
Es una voz que me dice 1. Perdón por aquel mendigo,
que le diga a mis hermanos Por aquella lágrima que hice brillar.
con gozo y con alegría Perdón por aquellos ojos
poniendo mi canto en alto. que al buscar los míos no quise mirar.
Vuelve a casa, hermano mío, 2. Señor, no le di la mano,
vuelve a casa, se encontraba solo y lo dejé partir.
que el Señor con Amor Perdón por no dar cariño,
se alegrará y te abrazará; por sólo buscarlo y tan lejos de ti.
ya no pienses en aquello Señor, ¿por qué soy así?
que una vez te hizo alejar. estoy como ciego, no sé comprender.
Pues saber arrepentirse Señor, tú eres mi esperanza,
es querer hallar la paz. dame tu mirada, que te sepa ver.
Si yo sé que voz hermano 3. Señor, no soy siempre alegre,
no estás cerca de Jesús. no doy luz a otros que están junto a mí.
te invito a tomar mi mano Perdón por esta tristeza,
y marchemos tras su luz. por sentirme solo cuando estás ahí.
Canta conmigo esta letra,
carga en tu espalda la cruz 4. Perdón por otros hermanos
y el dolor de tus heridas a quienes no importa de tu padecer.
es el camino a Jesús. Estás cerca del que sufre,
pasan a tu lado pero no te ven.
Y ahora que todos unidos
nos ponemos a rezar
me doy cuenta de lo mucho 142. Zamba para que te quedes
que tenemos que luchar. Para que estés siempre en medio nuestro
Pregonando al mundo entero para que nos juntes en la comunión.
convirtiendo más y más Para que a pesar de toda tristeza
regalando estas palabras esta sea una fiesta porque aquí estás Vos.
por aquí y por allá.
Compartimos la Copa y el pan que es amor,
amor bien jugado por vos en la cruz.
140. Zamba del grano de trigo Celebramos que no hay muerte
1. Zamba del grano de trigo, que pueda atar
mañana yo he de ser pan, a la vida que recibimos de Vos.

25
Padre te pedimos con todo el Pueblo
por aquel que sufre injusticia y dolor.
Cambia nuestro llanto por alegría
danos esperanza, ahuyenta el temor.
En el barrio tantos te necesitan
y quien sabe cuantos en esta ciudad.
Danos la Palabra, el gesto el cariño
que te muestre simple así como sos.

143. Zaqueo
El día es hoy. La hora, ya.
Pronto Jesús por mi vida pasará.
Sé que tu amor es fuerte;
quiero trepar y verte.
Ven a mi casa, a mi hogar,
que hace tiempo guardo un lugar
y llevo dentro tantos deseos de conversar.
Ven a mi casa, a mi hogar,
que con vos se va a iluminar;
ese rincón oscuro y cerrado
se abre de par en par.
Y hacer tuyo lo que es mío,
tuyo mi hogar.
No sé por qué estoy aquí.
Quiero grabar tus ojos dentro de mí
porque miraste hondo,
lo comprendiste todo.
El que me amó sin despreciar
y me buscó y me vino a visitar
le devolvió a mis manos
un saludo de hermanos.

26